Saltar al contenido principal

Gobierno del Principado de Asturias

Asturias, mucho más cerca

banda de sede
 

Estás en

Asturias.es Sede Electrónica BOPA y Legislación Resultados Buscador BOPA

Consulta de una disposición

Disposición anterior | Disposición siguiente


Boletín Nº 278 del sábado 30 de noviembre de 2013

OTRAS DISPOSICIONES

CONSEJERÍA DE FOMENTO, ORDENACIÓN DEL TERRITORIO Y MEDIO AMBIENTE

Acuerdo de 21 de marzo de 2013, adoptado por la Comisión Ejecutiva de la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio del Principado de Asturias (CUOTA), relativo a la aprobación definitiva del Plan General de Ordenación y Catalogo Urbanístico de Riosa (Expte. CUOTA: 370/2011).

Se acuerda aprobar el Texto Refundido del Plan General y el Catálogo dando por cumplimentadas las prescripciones impuestas en el Acuerdo del 15 de noviembre de 2011.

Contra este acuerdo se puede interponer recurso contencioso-administrativo en el plazo de 2 meses, a partir del día siguiente al de su notificación, ante el Tribunal Superior de Justicia de Asturias, de conformidad con lo previsto en art. 46 de la Ley 29/98, de 13 de julio, reguladora de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa, y el 26 de la Ley 2/95, de 13 de marzo, sobre el Régimen Jurídico de la Administración del Principado de Asturias.

En Oviedo, a 25 de octubre de 2013.—El Secretario de la CUOTA.—Cód. 2013-21735.

Anexo

Como Anexo al Acuerdo de aprobación definitiva se publica una relación de los demás documentos que integran el instrumento aprobado.

Integran el Texto Refundido:

— Memoria Informativa y Estudio Económico Financiero.

— Normativa.

— Fichas Urbanísticas de Unidades de Actuación.

— Informe de Sostenibilidad Ambiental.

— 2 Planos de Sostenibilidad Ambiental.

— Planos de Ordenación.

Integran el Catálogo:

— Memoria y Normativa Urbanística.

— Fichas lugares y Elementos Arqueológicos.

— Fichas de elementos Arquitectónicos inventariados.

— Fichas de hórreos y paneras.

— Planos de Ordenación.

PLAN GENERAL DE ORDENACIÓN DE RIOSA, 2012

TEXTO REFUNDIDO - TOMO 3. NORMATIVA URBANÍSTICA

Riosa 15 de enero de 2013

Plan General de Riosa, 2009 - Normativa - Índice general

Título 1. Generalidades.

N.º

Artículo/Apartado

1.1

Naturaleza del Plan General y del Catálogo Urbanístico de Riosa.

1.2

Vigencia.

1.3

Efectos.

1.4

Revisión del Plan General.

1.5

Modificaciones y Variaciones Admisibles del Plan General.

1.6

Modificaciones afectando al Catálogo Urbanístico.

1.7

Normas y Criterios de Interpretación del Plan General.

1.8

Condiciones de Edificación Fuera de Ordenación.

1.9

Condiciones de Usos Fuera de Ordenación.

1.10

Afección por la Normativa Urbanística Vigente de los Inmuebles ya Construidos.

1.11

Condiciones de Fuera de Ordenación para los Edificios Catalogados.

1.12.

Documentos Que Comprende el Texto Refundido del Plan General de Riosa.

Título 2. Condiciones de desarrollo, ejecución y concesión de liencias

N.º

Artículo/Apartado

2.0

Preámbulo.

2.1

Desarrollo del Plan General según Clases del Suelo.

2.1.2

Estructuración y Clasificación del Suelo.

2.1.3

Instrumentos de Desarrollo del Plan General en Función de su Clasificación y su Programa de Actuación.

2.1.4

Gestión de las Previsiones del Plan General en Suelo Urbano y Urbanizable.

2.1.5

Determinaciones de los Distintos Instrumentos de Desarrollo del Plan General.

2.1.6

Planes Especiales. Consideraciones generales.

2.1.7

Estudios de Detalle y Planes Parciales.

2.1.8

Planes Especiales y Parcelaciones en suelo de Núcleo Rural

2.1.9

Proyectos de Urbanización.

2.2

Características de las Licencias.

2.2

Condiciones de las Licencias: Actos Sujetos a Licencia

2.2.1

Particularización de los Actos Sujetos a Licencia.

2.2.2

Condiciones Complementarias para los Bienes Culturales o Inventariados en el Inventario del Patrimonio Cultural de Asturias

2.2.3

Licencias de Obras Menores.

2.2.4

Licencias con Eficacia Diferida

2.2.5

Caducidad de las Licencias de Obras

2.2.6

Transmisión de Licencias de Obras y modificaciones

2.2.7

Anulación y suspensión de Licencias de Obras

2.2.8

Obras realizadas sin Licencia u Orden de Ejecución o sin ajustarse a sus determinaciones

2.3

Regulaciones Generales Sobre el Mantenimiento del Patrimonio Edificatorio Preexistente.

2.3.1

Disposiciones Generales.

2.3.2

Disposiciones Generales para los Bienes Integrantes del Patrimonio Cultural de Asturias.

2.3.3

Procedimiento para Exigir el Deber de Conservar.

2.3.4

De la Inspección.

2.3.5

Consecuencias del Incumplimiento del deber de Conservar en los Elementos Catalogados.

2.3.6

Ejecución Subsidiaria.

2.3.7

Estado Ruinoso de las Edificaciones: Consideraciones Generales.

2.3.8

Estado Ruinoso de las Edificaciones: Caso de los Bienes Inmuebles Integrantes del Patrimonio Cultural de Riosa.

2.3.9

Ruina Económica: Coste de Reparación Superior al 50%

2.3.10

Ruina Técnica al Darse Daños no Reparables Técnicamente Por Medios Normales

2.3.11

Ruina Urbanística al Producirse determinadas Circunstancias Urbanísticas.

2.3.12

Del Procedimiento.

2.3.13

Demoliciones.

2.3.14

Demoliciones en el Caso de los Bienes Inmuebles Integrantes del Patrimonio Cultural de Riosa.

2.3.15

Inspección Técnica Periódica de los Edificios de Interés.

Título 3. Condiciones generales de la ediciación

N.º

Artículo/Apartado

3.0

Preámbulo.

3.1

Condiciones de los Distintos Usos.

3.1.1

Calificación de los Distintos Usos Empleada en las Normas Urbanísticas de Riosa según su Grado de Idoneidad.

3.1.2

Designación de los Distintos Usos.

3.2

Circunstancias de los Distintos Usos: Condiciones del Uso A o de Vivienda.

3.2.1

Subdivisión del Uso de Vivienda.

3.2.2

Condiciones Generales para el Uso A o de Vivienda.

3.3

Condiciones Generales para el Uso de Industria

3.3.1

Subdivisión del Uso de Industria.

3.3.2

Limitaciones Complementarias de Uso para las Diferentes Categorías de Industria.

3.3.3

Limitaciones a la Categoría I0

3.3.4

Limitaciones de Usos Específicos en la Categoría I1.

3.3.5

Limitaciones de Usos Específicos en la Categoría I2.

3.3.6

Limitaciones de Usos Específicos en la Categoría I3 o de Transformación de Productos Agrarios.

3.3.7

Limitaciones de Usos Específicos en la categoría I4.

3.3.8

Condiciones de las Actividades Mineras y Extractivas I5.

3.3.9

I6 Condiciones de las Instalaciones Eólicas: Clasificación.

3.3.9.1

Condiciones Generales.

3.3.9.2

Condiciones Particulares de las Instalaciones Eólicas Singulares.

3.3.9.3

Condiciones Particulares de los Parques Eólicos.

3.3.10

Ampliación de Instalaciones Existentes.

3.3.11

Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas

3.3.12

Correcciones de Categoría Aplicando Medidas Correctoras.

3.4

Condiciones Generales para el Uso de Garaje Aparcamiento

3.4.1

Subdivisión del Uso de Garaje

3.4.2

Computo del Número de Plazas de Aparcamiento.

3.4.3

Requisitos Específicos de los Garajes.

3.4.4

Condiciones Específicas para Estaciones de Servicio.

3.5

Condiciones Generales para el Uso Comercial.

3.5.1

Subdivisión del Uso Comercial.

3.5.2

Requisitos Específicos del Uso Comercial

3.6

Condiciones Generales para el Uso de Oficinas

3.6.1

Subdivisión del Uso de Oficinas

3.6.2

Computo del Número de Plazas de Aparcamiento Anexas al Uso de Oficinas.

3.6.3

Requisitos Específicos del Uso de Oficinas.

3.7

Condiciones Generales para el Uso Hotelero.

3.7.1

Subdivisión del Uso Hotelero

3.7.2

Condiciones Específicas del Uso Hotelero.

3.7.3

Condiciones Generales para los Campamentos de Turismo.

3.8

Condiciones Generales para el Uso Recreativo.

3.8.1

Subdivisión del Uso Recreativo.

3.9

Condiciones Generales para el Uso de Enseñanza o Educativo.

3.9.1

Subdivisión del Uso de Enseñanza.

3.9.2

Numero de Plazas de Aparcamiento Anexas al Uso de Enseñanza o Educativo.

3.9.3

Condiciones de Volumen del Uso de Enseñanza o Educativo

3.10

Condiciones Generales del Sistema Viario Fundamental

3.10.1

Viario fundamental.

3.10.2

Distancia de las Edificaciones en Relación con el Sistema Viario Fundamental.

3.10.3

Red Urbana Interna.

3.10.4

Condiciones especificas de las calles particulares.

3.10.5

Aceras y vías peatonales.

3.10.6

Estacionamientos

3.11

Condiciones Generales del Uso Cultural.

3.11.1

Numero de Plazas de Aparcamiento Anexas al Uso Cultural.

3.11.2

Condiciones de Volumen del Uso Cultural

3.11.3

Condiciones de Servicios Higiénicos.

3.12.

Condiciones Generales para el Uso Deportivo.

3.12.1

Subdivisión del Uso Deportivo.

3.12.2

Condiciones de los Edificios y Locales Deportivos.

3.12.3

Número de Plazas de Aparcamiento Anexas al Uso Deportivo.

3.13

Condiciones Generales para el Uso de Zonas Verdes o Espacios Libres.

3.13.1

Subdivisión del Uso de Zonas Verdes o Espacios Libres.

3.13.2

Condiciones Particulares para la Modificación de Uso de Zonas Verdes o Espacios Libres.

3.13.3

Condiciones Específicas de los Distintos Tipos de Zonas Verdes

3.13.4

Otros Equipamientos Dotacionales (Social, Sanitario, Asistencial, etc.)

3.14

Condiciones Generales de los Equipamientos Especiales (Y).

3.14.1

Locales con Exigencias de Seguridad: Cárceles y Cuarteles de Ámbito Local, Cuartelillos Rurales de la Guardia Civil y Similares.

3.14.2

Mataderos.

3.14.3

Cementerios.

3.14.4

Vertederos.

3.14.5

Carácter Público o Privado de los Equipamientos.

3.15

Condiciones generales para el uso de Equipamiento Indefinido. Condiciones de los Usos Agropecuarios.

3.16

Condiciones de Uso Ganadero. Definición y Clases.

3.16.1

Condiciones de la Ganadería Vinculada a la Explotación del Suelo.

3.16.2

Condiciones de la Ganadería Intensiva.

3.17

Usos de Producción Agraria. Definición y Clases.

3.17.1

Condiciones de la Agricultura Intensiva.

3.17.2

Cultivos para Consumo Familiar y Pequeña Huerta.

3.18.

Condiciones de Uso Forestal.

Título 4. Baremos medioambientales y condiciones para los proyectos de urbanización

N.º

Artículo/Apartado

4.0

Baremos de Aplicación para Controlar la Contaminación Industrial.

4.1

Niveles Máximos de Producción de Ruidos.

4.2

Condiciones del Vertido de Efluentes Líquidos.

4.3

Condiciones Específicas en la Zona de Policía de Aguas de los Cauces Fluviales.

4.4

Condiciones de Conexión al Sistema General de Saneamiento y de Vertido a Cauces Públicos.

4.5

Disposiciones Normativas Sectoriales de Obligado Cumplimiento.

4.6

Condiciones Técnicas Complementarias Para los Proyectos de Urbanización.

4.6.1

Abastecimientos de Agua.

4.6.2

Redes de Suministros Energéticos: Energía Eléctrica

4.6.3

Energía Eléctrica, Alta Tensión.

4.6.4

Energía Eléctrica, Baja Tensión y Alumbrado.

4.6.5

Alumbrado.

4.6.6

Residuos

4.7

Barreras Arquitectónicas.

Título 5. Condiciones de edificación en suelo urbano: conceptos básicos

N.º

Artículo/Apartado

5.1

Condiciones de Edificación en Suelo Urbano: Conceptos Básicos.

5.1.1

Definiciones.

5.1.2

Clasificación de las Plantas de Un Edificio.

5.1.3

Piezas Habitables.

5.1.4

Locales Exteriores.

5.1.5

Cómputo de la Superficie Edificada de las Plantas de Un Edificio.

5.1.6

Piezas Habitables en Plantas Sótano y Semisótano.

5.1.7

Ventilación de Piezas Habitables.

5.1.8

Patios de Manzana y de Parcela.

5.1.9

Condiciones Generales de Composición.

5.1.10

Tratamiento de las Medianerías.

5.1.11

Cuerpos Cerrados Volados, Balcones, Terrazas y Miradores.

5.1.12

Toldos, Marquesinas, Cornisas y Salientes.

5.1.13

Publicidad en los Edificios: Rótulos y Banderines.

5.1.14

Cubiertas.

5.1.15

Elementos de Iluminación y/o Ventilación en Cubiertas.

5.1.16

Construcciones por Encima de la Altura Permitida.

5.1.17

Tendidos Aéreos y Subterráneos.

5.1.18

Cierres Perimetrales de Fincas.

5.1.19

Aljibes.

5.2

Condiciones estéticas de las edificaciones.

5.2.1

Principios generales.

5.2.2

Tratamiento de las plantas bajas.

5.2.3

Fachadas.

5.2.4

Ampliación de edificios existentes.

5.2.5

Ventanas y huecos.

5.2.6

Medianerías.

5.2.7

Cerramiento de terrazas y cambio de carpinterías.

5.2.8

Materiales de construcción.

5.2.9

Condiciones complementarias para los bienes catalogados.

Título 6. Regulación del Suelo Urbano y Urbanizable

N.º

Artículo/Apartado

6.

Determinaciones del Plan General en el Suelo Urbano.

6.1.1

Definición y Ámbito.

6.1.2

Subdivisión del Suelo Urbano Desde el Punto de Vista de la Gestión Urbanística.

6.1.3

Suelo Urbano de Ordenación Directa.

6.1.4

Suelo Urbano Regulado Mediante Unidades de Actuación.

6.1.5

Zonificación del Suelo Urbano.

6.2.1

Tipologías en la Zona de Ordenación Definida por Alineaciones a las Calles. (SA).

6.2.2

Subdivisión del Suelo de Ordenación Definida por Alineaciones a las Calles. (SA).

6.2.3

Alturas Edificables en el Suelo de Ordenación definida Por Alineaciones A las Calles.

6.2.4

Altura Máxima y Mínima de Cada Planta Edificable.

6.2.5

Movimientos de Tierras.

6.2.6

Regulación de Usos en el Suelo Urbano Ordenado según Alineaciones SA.

6.3

Zona de Suelo Urbano Dedicado a Edificación Unifamiliar de Baja Densidad (BD).

6.3.1

Desarrollo.

6.3.2

Condiciones de Gestión-Urbanización.

6.3.3

Altura Máxima.

6.3.4

Computo de Edificabilidades.

6.3.5

Construcciones Auxiliares.

6.3.6

Movimientos de Tierras.

6.3.7

Condiciones Complementarias de Ordenación para Viviendas Adosadas.

6.3.8

Cierres Perimetrales de Fincas.

6.3.9

Regulación de Usos en el Suelo Urbano Dedicado a Edificación Unifamiliar BD.

6.4

Subzona de Suelo Urbano Inundable.

Título 7. Regulación del Suelo no Urbanizable

N.º

Artículo/Apartado

7.1.1

Suelo No Urbanizable.

7.1.2

Categorías Urbanísticas en Suelo No Urbanizable.

7.1.3

Limitaciones a la División de Fincas.

7.1.4

Clases de Usos en Suelo No Urbanizable.

7.1.5

Autorización Previa de Usos (art. 131 del TROTUA).

7.1.6

Procedimiento (art. 132 del TROTUA).

7.2

Núcleos Rurales. Definición.

7.2.1

Gestión de las Infraestructuras en los Núcleos Rurales.

7.2.2

Gestión de la Edificación en los Núcleos Rurales.

7.2.3

Condiciones de Ubicación de la Vivienda Dentro de la Parcela.

7.2.4

Condiciones de Parcelación en las Agrupaciones Rurales.

7.2.5

Altura Máxima.

7.2.6

Reglas de aplicación en el Suelo de Núcleo Rural en relación con la equitativa distribución de la Edificabilidad.

7.2.7

Construcciones Auxiliares.

7.2.8

Régimen de Usos en el Suelo de Núcleo Rural.

7.2.9

Usos Permitidos.

7.2.10

Usos Incompatibles.

7.2.11

Usos Prohibidos.

7.3

Suelo No Urbanizable de Proyección de Futuras Infraestructuras.

7.3.1

Usos Permitidos.

7.4

Suelo No Urbanizable de Interés.

7.4.0

Concepto y Subdivisión.

7.4.1

Usos Preferentes.

7.4.2

Usos Permitidos.

7.4.3

Usos Autorizables.

7.4.4

Usos Incompatibles.

7.4.5

Usos Prohibidos.

7.5

Suelo No Urbanizable de Vega-Protección Urbana y Vega Inundable.

7.5.1

Usos Permitidos.

7.5.2

Usos Autorizables.

7.5.3

Usos Incompatibles.

7.5.4

Usos Prohibidos.

7.6

Suelo No Urbanizable de Pastos y Monte Bajo.

7.6.1

Usos Permitidos.

7.6.2

Usos Autorizables.

7.6.3

Usos Incompatibles.

7.6.4

Usos Prohibidos.

7.7

Suelo No Urbanizable de Montaña y Vegetación Rupícola.

7.7.1

Usos Permitidos.

7.7.2

Usos Autorizables.

7.7.3

Usos Incompatibles.

7.7.4

Usos Prohibidos.

7.8

Suelo No Urbanizable de Protección Ecológica

7.8.1

Usos Permitidos.

7.8.2

Usos Autorizables.

7.8.3

Usos Incompatibles.

7.8.4

Usos Prohibidos.

7.9

Suelo No Urbanizable de Protección del Acebal.

7.9.1

Usos Permitidos.

7.9.2

Usos Autorizables.

7.9.3

Usos Incompatibles.

7.9.4

Usos Prohibidos.

7.10.

Suelo No Urbanizable de Protección Arqueológica.

7.10.1

Usos Permitidos.

7.10.2

Usos Autorizables.

7.10.3

Usos Incompatibles.

7.10.4

Usos Prohibidos.

7.11.

Suelo Vigente o propuesto para su ampliación del Paisaje Protegido de la Sierra del Aramo.

Título 8. Regulaciones generales sobre el mantenimiento del patrimonio edificatorio preexistente

N.º

Artículo/Apartado

8

Patrimonio Cultural de Riosa y su Protección.

8.0.1

El Tratamiento de los Bienes de Interés Cultural.

8.0.2

Elementos Incluidos en El Catálogo Urbanístico y Consecuencias de La Inclusión.

8.0.3

Organización del Catalogo Urbanístico del Concejo de Riosa.

8.0.4

Niveles, Grados o Categorías de Protección.

8.0.5

Obras Preferentes y No Preferentes en las Entidades Catalogadas.

8.0.6

Aplicación de las Normativas Sectoriales a las Entidades Catalogadas.

8.1

Protección Integral

8.1.1

Definición de las subcategorías Monumental o M e Integral A.

8.1.2

Condiciones Arquitectónicas

8.1.3

Condiciones de Uso

8.1.4

Condiciones Urbanísticas.

8.1.5

Condiciones de Tramitación

8.1.6

Expropiación.

8.2

Protección Parcial o Grado B.

8.2.1

Definición.

8.2.2

Condiciones Arquitectónicas

8.2.3

Condiciones de Uso

8.2.4

Condiciones Urbanísticas

8.2.5

Tramitación

8.2.6

Documentación para Solicitud de Licencias

8.3

Protección Ambiental o Grados C1 y C2.

8.3.1

Definición

8.3.2

Condiciones Arquitectónicas

8.3.3

Condiciones de Uso

8.3.4

Condiciones Urbanísticas

8.3.5

Documentación para Solicitud de Licencias

8.4

Condiciones Arquitectónicas de los Hórreos y Paneras protegidos.

8.5

Lugares y yacimientos de interés arqueológico.

8.6

Protección de Molinos Catalogados.

8.7

Protección de Lavaderos, Fuentes y Bebederos Tradicionales.

8.8

Protección de Reaprovechamientos de Construcciones o Grado D.

8.8.1

Definición

8.8.2

Condiciones Arquitectónicas

8.8.3

Condiciones Complementarias en el Exterior de los Núcleos Rurales.

8.8.4

Condiciones Complementarias de las Cuadras Sitas al Exterior de los Núcleos Rurales.

8.8.5

Condiciones de Cambio de Uso.

8.8.6.

Condiciones complementarias de Tramitación

Título 1. Generalidades

1.1.—Naturaleza del Plan General de Ordenación y del Catálogo Urbanístico de Riosa.

El Plan General de Riosa tiene la condición de Plan General Municipal de Ordenación de acuerdo con lo previsto en el artículo 57 del Texto Refundido de las Disposiciones Vigentes en el Principado de Asturias en materia de Ordenación del Territorio y Urbanismo, y por el artículo 126 del Reglamento de Ordenación del Territorio y Urbanismo del Principado de Asturias.

El Catálogo Urbanístico de Riosa tiene tal consideración de acuerdo con lo previsto en el artículo 72 del TROTUA y por el artículo 205 del ROTU.

En ambos casos su ámbito territorial está constituido por el conjunto del término municipal de Riosa, incluida cualquier zona del mismo que pudiera estar sometida a legislaciones específicas.

De acuerdo con lo previsto en la normativa ambos documentos constituyen conjuntamente la norma urbanística básica de la que se dota al municipio. En su razón, todos los planes que lo desarrollen y cualquier tipo de actuaciones que se verifican sobre su territorio observarán y se ajustarán a sus prescripciones.

Por su propia naturaleza tanto el PGO como el CAU estarán sometidos a la CE y a la legislación estatal y autonómica que desarrolle a ésta en lo que concurra o se superponga con las determinaciones contenidas en aquéllos, de entre la que conviene citar aquí las siguientes:

— Ley 1/2001 de 6 de marzo, de Patrimonio Cultural de Asturias.

— Ley sobre evaluación de los efectos de determinados planes y programas en el medio ambiente.

— Disposiciones relativas a Evaluación de Impacto Ambiental de proyectos.

— Texto Refundido de la Ley del Suelo RDL 1/2008 de 20 de junio.

— Ley 9/2006 de 28 de abril

— Ley sobre regulación de las atribuciones profesionales de arquitectos e ingenieros técnicos, y de Ordenación de la Edificación.

— Normativa reguladora de la protección del paisaje.

El concejo forma parte del área de distribución potencial del oso pardo (Ursus arctos), por lo que será asimismo de aplicación el Decreto 13/91, de 24 de enero, por el que se aprueba el Plan de Recuperación del Oso Pardo y el Decreto 9/2002, de 24 de enero, por el que se revisa el Plan de Recuperación del Oso Pardo en el Principado de Asturias.

1.2.—Vigencia.

El Plan General de Ordenación y el Catálogo Urbanístico entrarán en vigor al día siguiente de la publicación de sus respectivas aprobaciones definitivas en el Boletín Oficial del Principado de Asturias.

La vigencia de ambos documentos será indefinida, según lo previsto por el artículo 98 del TROTUA y artículo 275 del ROTU, sin perjuicio de las posibles modificaciones o revisión que, de acuerdo con las prescripciones de estas Normas y con la legislación general del Estado y Comunidad Autónoma pudieran aprobarse.

El Plan General deroga y sustituye la totalidad del planeamiento urbanístico del concejo de Riosa, que estuviera vigente a su entrada en vigor, fundamentalmente las Normas Subsidiarias y Complementarias de Ordenación Municipal que estaban vigentes desde su publicación en el Boletín de la CUA el 9 de marzo de 1984, en los términos previstos por esta Normativa, muy en particular por los artículos 1.8 a 1.9 de este Título 1.

1.3.—Efectos.

Conforme a lo previsto en los artículos 103 a 107 del TROTUA y demás legislación vigente el PGO y el CAU son públicos, ejecutivos y obligatorios.

La publicidad entraña el derecho de cualquier ciudadano a consultar la totalidad de los documentos que los constituyen en ejemplar debidamente diligenciado, que estará a su disposición en una dependencia municipal habilitada al efecto durante las horas de oficina y abierta como mínimo 4 horas al día, durante los días hábiles.

La ejecutividad, posibilita la ejecución del planeamiento en los términos expresados en la normativa vigente. También conlleva directamente o a través de la aprobación de los planes o la delimitación de las unidades de actuación por el sistema de expropiación, la declaración de utilidad pública de las obras y la necesidad de ocupación de los terrenos y edificaciones existentes, a los fines de expropiación o imposición de servidumbre según lo previsto por el artículo 104 del TROTUA y el 287 del ROTU.

La obligatoriedad entraña los efectos que señala el artículo 105 del TROTUA y el 288 del ROTU, sin perjuicio de la aplicación, en su caso, de lo dispuesto en los artículos 106 y 107 del TROTUA y 290 y 291 del ROTU sobre usos provisionales y edificios fuera de ordenación.

1.4.—Revisión del Plan General.

De acuerdo con lo previsto en el artículo 99 TROTUA y el 276 del ROTU se entiende por revisión del Plan General la adopción de nuevos criterios respecto de la estructura general y orgánica del territorio o de la clasificación del suelo, motivada por la elección de un modelo territorial distinto o por la aparición de circunstancias sobrevenidas, de carácter demográfico o económico, que incidan sustancialmente sobre la ordenación o por el agotamiento de su capacidad. El Plan General será revisado, en todo caso, una vez transcurridos 8 años contados desde la fecha de su aprobación definitiva. No obstante en esta fecha lo que se preceptúa es un análisis de globalidad del Plan General, que podrá determinar la innecesariedad de la revisión y llevar a proceder a una simple actualización del mismo, conforme al modelo procedimental que mejor se adecue a tales circunstancias.

El Plan General podrá ser revisado antes de transcurrido dicho plazo cuando se produzca uno cualquiera de los supuestos siguientes:

a) La afección del Plan General, por la determinaciones establecidas por una Directriz Territorial o Plan Director Territorial sin que sea suficiente para mantener la congruencia urbanística la simple aplicación del artículo 29 o 39 TROTUA y 68 ROTU.

b) El cambio de los textos legales básicos urbanísticos, o la aparición de otros nuevos con determinaciones que hagan conveniente o necesaria la revisión sin que baste la simple adaptación a la nueva normativa.

c) El cambio con respecto a lo previsto en el Plan General de los índices básicos (crecimiento de población o de empleo, de la capacidad económica municipal, etc.) de una entidad tal que requiera una variación del Plan para la que no sea suficiente la realización de modificaciones puntuales al mismo.

d) La aparición de factores o determinaciones nuevas que, necesariamente, deban ser incluidos en el Plan General y que tengan tal incidencia sobre la estructura del mismo como para requerir adicionalmente su revisión.

e) La evolución en los valores sociales cuando haga insuficientes las previsiones de espacios públicos u otros equipamientos contenidos en el Plan General.

1.5.—Modificaciones y variaciones admisibles del Plan General.

Sin perjuicio de todo lo anterior, en cualquier momento se podrán realizar modificaciones aisladas de los elementos y determinaciones del Plan General teniendo en cuenta los siguientes condicionantes:

La modificación no podrá encubrir una revisión del Plan General, tal como nos marca el artículo 99 TROTUA, es decir, no podrá suponer la adopción de nuevos criterios respecto de la estructura general y orgánica del territorio o de la clasificación del suelo, sin perjuicio de la posibilidad de cambios aislados en la clasificación o calificación del suelo y de elementos de la estructura general.

Podrán considerarse específicamente como variaciones admisibles sin necesidad de tramitar la revisión simultánea del Plan General, las siguientes:

a) La modificación de la categorización de un determinado equipamiento pasando a otro distinto como consecuencia de la variación en sus necesidades con respecto a las previsiones del Plan General. Todo ello sin perjuicio del adecuado cumplimiento del artículo 101 TROTUA.

b) El cambio de calificación de las Unidades de Actuación cuyas circunstancias así lo permita, condicionado a la presentación de garantías de ejecución al Ayuntamiento.

c) El cambio en los medios de obtención de suelo destinado a sistemas generales.

d) Toda aquella posibilidad de variación de planeamiento que figure propuesta bajo ciertas circunstancias en la normativa o en las fichas, a las que no se les asigne otro procedimiento particularizado.

e) La reclasificación de los terrenos inicialmente clasificados como desarrollables en el Documento de Aprobación Provisional y desclasificados por la CUOTA en el acto de Aprobación Definitiva situados en:

— Purció-Teleno.

— Donaxuandi (Dn3).

— Colleu.

Cuando se estime por parte de la CUOTA que se cumplen las condiciones adecuadas para ello, una vez revisado el texto referente a cada caso concreto del Acta de Aprobación Definitiva.

No será necesario, por contra, el procedimiento de modificación para la integración en una determinada unidad de la ejecución del sistema viario delimitador que pueda ser realizado opcionalmente, por dos unidades colindantes, con la correspondiente incidencia en el aprovechamiento atribuible a cada una de ellas.

En el proyecto de modificación deberá justificarse debidamente la conveniencia de su realización, y calcularse todos los parámetros que experimenten variación, muy particularmente el aprovechamiento tipo.

La tramitación de las modificaciones de planeamiento estará sujeta a lo dispuesto en los artículos 86 a 88 del TROTUA.

En todo caso, la documentación del proyecto de modificación deberá tener el grado de definición necesario y, en particular, deberá contener un estudio de su incidencia sobre las previsiones contenidas en el resto del Plan General y una justificación sobre la posibilidad de efectuarse sin necesidad de recurrir a la revisión del Plan, siempre y cuando respecto a esta necesidad de estudio la modificación, por su amplitud territorial, haga precisa tal exigencia.

1.6.—Modificaciones afectando al Catálogo Urbanístico.

De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 72.3 del TROTUA y artículo 207.1 del ROTU el Catálogo Urbanístico será vinculante para el Plan General, no pudiendo éste alterar la condición urbanística de los bienes, espacios o elementos incluidos en aquél. En caso de contradicción entre las determinaciones de ambos documentos con respecto al tratamiento urbanístico de los bienes catalogados, prevalecerán las del Catálogo Urbanístico.

Todo el articulado que compone la Normativa del Catálogo Urbanístico se encuentra recogido, con idéntica numeración y titulación, en la Normativa del Plan General de Ordenación, figurando señalada tal circunstancia mediante subrayado del número del artículo.

Aquellos artículos cuya numeración no figura subrayada o aquellas partes de artículos subrayados representadas en letras itálicas en la Normativa del Catálogo Urbanístico forman parte del PGO pero no del CAU en el que figuran, en su caso, reproducidas por conveniencia.

1.7.—Normas y criterios de interpretación del Plan General.

La interpretación del Plan compete al Ayuntamiento de Riosa, sin perjuicio de las facultades del Principado de Asturias y de las funciones del Poder Judicial.

Los distintos documentos de este Plan General se interpretarán conforme a su espíritu, criterios y finalidades tal como aparecen escritos en la Memoria y demás documentos expositivos, interpretados en cada caso por la Corporación previos los asesoramientos que considere pertinentes y los informes técnicos municipales.

1. En los casos de discrepancia aparente entre los distintos documentos del Plan General se seguirá, salvo casos evidentes de errata o error en los que no se tendrá en cuenta el documento en que éste se produzca, la siguiente escala de prioridades:

a) Prioridad del Informe de Alegaciones con respecto a los restantes documentos del PGO o del CAU en los casos en que el texto sea estimatorio y la determinación propuesta en el mismo no haya sido introducida en el documento correspondiente o lo haya sido de manera incorrecta.

b) Prioridad de los documentos normativos escritos con respecto a los planos en general, excepto lo dispuesto en c y d.

c) Prioridad de las representaciones grafiadas con respecto a las descripciones escritas en el caso de las delimitaciones de áreas de planeamiento y de los elementos inventariados.

d) En los elementos catalogados se seguirán los siguientes criterios:

d1. Prioridad de la representación fotográfica con respecto a los planos o referencias parcelarias en cuanto a la fijación de su emplazamiento.

d2. En los casos de edificación agrupada, en que no exista información catastral de la parcela individual en que se ubique el bien catalogado, se entenderá, salvo indicación en contra contenida en la ficha correspondiente, que es de aplicación el apartado1 del artículo 205 del ROTU por lo que la protección se entenderá extendida a la parcela completa. Este criterio primará sobre la delimitación representada en los planos.

d3 En los casos en que el propio elemento catalogado no figura representado en la base cartográfica (Principalmente molinos en áreas arboladas) se entenderá que la protección se limita al bien catalogado, incluidas las estructuras de toma y salida del agua cuando existan.

e) Prioridad de las cotas sobre las líneas en el caso de los planos.

f) Caso de existir aparentes contradicciones entre planos en papel a distintas escalas se tendrá en cuenta lo siguiente:

Al ser tanto los planos del CAU como los del PGO de Riosa transcripciones en papel emanantes de un original único informático abarcando el conjunto del concejo, se presumirán debidas a la presencia en alguna de las impresiones de una modificación que no figuraba aun integrada al realizarse las otras.

Consecuentemente se dará preferencia, independientemente de las escalas, a los ejemplares mas actualizados en el tiempo siempre que la actualización haya sido refrendada por el Órgano jurídicamente competente.

De manera análoga se procederá cuando la contradicción se derive de la activación o desactivación errónea de capas o layers en alguno de los planos.

g) A efectos interpretativos se preferirá el uso de los planos de menor escala con respecto a los de mayor escala (el 2.000 sobre el 3.000 y éste sobre el 6.000).

2. Las representaciones parcelarias recogidas en los planos del PGO y CAU tienen carácter aproximado, al proceder de la reproducción de la cartografía del Catastro, solo aproximadamente coincidente con la base cartográfica utilizada en ambos documentos que es, en la mayoría de los casos, la cartografía 1/5.000 del Principado de Asturias o la cartografía a escalas 1/1.000 y 1/2.000, realizada específicamente para Riosa, en los casos de la capital del concejo (1/1.000) o de los pueblos de Doñaxuandi, Felguera, Llames, Muriellos, Purció-el Teleno, la Rebollá-les Gateres y la Xuncar (1/2.000).

En consecuencia, cuando la línea de delimitación del tratamiento urbanístico se superpone aproximadamente con los límites parcelarios representados en los planos, debe entenderse que se pretende intencionadamente hacer coincidir la línea con la separación entre parcelas e interpretarse el PGO en consecuencia.

3. Las líneas de delimitación de las diferentes Zonas de Protección del Sistema Viario Fundamental están trazadas a partir de la estimación, sobre cartografía a escalas de entre 1/2.000 y 1/5.000, de las aristas de las explanaciones, que constituyen la base para su correcta medición. Estas líneas no son siempre aparentes en la base cartográfica por lo que se entiende que las delimitaciones, realizadas a partir de ellas, tienen solo carácter orientativo.

4. Cuando las alineaciones representadas en los planos para las futuras edificaciones estén trazadas buscando, de manera evidente, superponerse a las evolventes de las construcciones preexistentes, no se tendrán en cuenta las deformaciones introducidas por los aleros o volados en la cartografía debidas a su restitución a partir de un ortovuelo ni cualquier otra circunstancia de efectos equivalentes.

Consecuentemente, en tales casos, las dimensiones de calles, patios u otros espacios libres entre alineaciones, se computarán como residuos, una vez efectuada la medición de aquéllas de la forma anteriormente descrita.

El mismo criterio se aplicará cuando la delimitación de una alineación interior o exterior esté representada en los planos buscando actuar en prolongación o tomar como punto de partida la de una edificación preexistente, en cuyo caso primará el mantenimiento de tal característica sobre la medición en el plano.

5. En los restantes casos de duda o imprecisión prevalecerá:

a) La solución más favorable a la menor edificabilidad y a la mayor dotación de equipamiento comunitario.

b) La solución que produzca para su realización menor participación en el coste total por parte del Ayuntamiento de Riosa y menor necesidad del recurso a las Contribuciones Especiales.

6. En los casos en que la normativa del PGO o del CAU se remitan a documentos normativos vigentes a la fecha de su aprobación definitiva y posteriormente derogados, se trasladará la referencia a los que los hayan substituido, caso de existir éstos. El mismo criterio se empleará con respecto a los organismos públicos que hayan visto modificado su nombre o trasladada su competencia.

7. En las Unidades de planeamiento de cualquier tipo, en los casos en que al ejecutarse aparezcan desviaciones en los valores de sus parámetros con respecto a los indicados en su ficha, se utilizará cuando exista como punto de partida para el ajuste de los mismos a la situación real un parámetro denominado parámetro base que es, en su caso, señalado mediante subrayado en la ficha correspondiente.

Los demás parámetros de la Unidad derivarán, bien de la medición real sobre el terreno, bien de operación numérica escalonada a partir de dicho parámetro base y (o) de la medición real.

8. En los casos en que no se encuentre señalado en la ficha correspondiente el parámetro base se utilizarán para su fijación los siguientes criterios:

a) La superficie de la unidad no será nunca el parámetro base, utilizándose en todos los cómputos urbanísticos la dimensión real del conjunto de las parcelas o fragmentos incluidos en la misma obtenida mediante medición de los terrenos.

b) En las Unidades de actuación ordenadas según alineaciones (SA) para las que el Plan General represente un esquema de ordenación, no existirá parámetro base, sino que la edificabilidad de la unidad será la que resulte de aplicar conjuntamente dicho esquema y el resto de la normativa del Plan General a la situación real según la interpretación de los servicios técnicos municipales.

1.8.—Condiciones de edificación fuera de ordenación.

Las edificaciones erigidas con anterioridad a la aprobación definitiva del Plan General y cuyas características urbanísticas no coincidan con las especificadas por éste no por ello quedarán categorizadas como fuera de ordenación a los efectos de la aplicación del artículo 107 y concordantes del TROTUA salvo que se diera uno de los siguientes supuestos:

a) Estar ubicadas en lugares a desarrollar mediante el Sistema de Expropiación.

b) Estar ubicadas en áreas afectadas por la ejecución de nueva red viaria fundamental o en espacios libres de uso público aunque no se propusiera para su ejecución el Sistema de Expropiación.

c) Estar situadas en forma que impidan la realización de edificaciones nuevas acordes con el Plan General, bien sea porque el planeamiento imponga la edificación conjunta de varias parcelas, o bien por exigencias del proceso de reparcelación.

d) Estar explícitamente señaladas como fuera de ordenación en el Plan General.

e) Estar situadas en Suelo No Urbanizable de Especial Protección a excepción de las viviendas a las que no sea aplicable el apartado e de este artículo.

f) Haber sido construidas con posterioridad al 1 de enero de 1966, sin licencia o incumpliendo gravemente las condiciones de concesión de la misma.

Estarán no obstante sujetas a las limitaciones de volumen previstas por el Plan General y marcadas en los planos correspondientes caso de demolición y nueva edificación.

1.9.—Condiciones de usos fuera de ordenación.

Los usos correspondientes a actuaciones erigidas con anterioridad a la aprobación de este Plan General y que resultaran disconformes con los en él propuestos no estarán considerados como fuera de ordenación, rigiéndose por las mismas determinaciones señaladas anteriormente para las edificaciones.

La situación de fuera de ordenación se producirá en particular para los usos de Industria y Recreativo que no cumplieran las condiciones de su especificación respectiva y los baremos de contaminación especificados en el Título 3.

Asimismo se considerarán usos fuera de ordenación sometidos a las limitaciones expuestas en el artículo 107 del TROTUA y el 276 del ROTU todos los usos que infringieran los niveles ambientales señalados en 4.1 y 4.2 reiterándose expresamente su carácter de fuera de ordenación.

1.10.—Afección por la Normativa Urbanística vigente de los inmuebles ya construidos.

1. En los edificios e instalaciones construidos según la normativa anteriormente vigente y que no deban ser considerados fuera de ordenación con arreglo a lo dispuesto en 1.8 a 1.10 serán autorizables todas las obras y usos permitidos en la zona en que se ubiquen según esta normativa.

2. No obstante, si estuviera prevista la expropiación, demolición del inmueble o erradicación del uso antes del plazo de 15 años, el otorgamiento de la licencia quedará condicionado a la renuncia del mayor valor que a efectos expropiatorios pueda derivarse de las obras cuya autorización se solicite.

1.11.—Condiciones de fuera de ordenación para los edificios catalogados.

Quedan expresamente excluidos en todo caso de la situación de Fuera de Ordenación los bienes inmuebles incluidos en el Patrimonio Cultural de Asturias o en el Catálogo Urbanístico de Riosa.

1.12.—Documentos que comprende el Texto Refundido del Plan General y del Catálogo Urbanístico de Riosa.

El Texto Refundido del Plan General de Riosa está organizado en los siguientes volúmenes encuadernados en formato A4.

Tomo 1. Memoria y EEF.

Tomo 2. Normativa.

Tomo 3. Fichas urbanísticas de Unidades de actuación.

Anexo al Texto Refundido y en tomos separado figuran otros dos documentos complementarios preparados para ser tramitados paralelamente.

2. El Catálogo Urbanístico de Riosa subdividido en:

Tomo 4. Memoria y Normativa del Catálogo Urbanístico.

Tomo 5. Fichas de Lugares y Elementos Arqueológicos.

Tomo 6. Fichas de Elementos Arquitectónicos Inventariados.

Tomo 7. Fichas de Elementos Etnográficos Inventariados.

3. El Estudio de Evaluación de los Efectos sobre el Medio Ambiente del PGO del concejo de Riosa constituido por:

Tomo 8. Informe de Sostenibilidad Ambiental.

A su vez los planos en papel están realizados a diferentes escalas y cortados en formato A1, ordenados de la siguiente manera:

Nomenclatura

Nombre

Escala

Formato

PGO

CAU

ISA

A1

L’Ará, Doñaxuande, Villamer

1/2.000

A3

X

X

A2

La Vega, Nixeres, Muriellos

1/2.000

A3

X

X

B1

Grandiella, El Teleno, el Caburnín

1/3.000

A1

X

X

B2

L’Ará, La Vega

1/3.000

A1

X

X

B3

Felguera, La Xuncar, La Vara

1/3.000

A1

X

X

B4

La Cuba, La Vara

1/3.000

A1

X

X

B5

La Cantera, San Adriano, El Güespe

1/3.000

A1

X

X

B6

Llamo, el Texéu

1/3.000

A1

X

X

C-NW

Viapará

1/6.000

A1

X

X

C-NE

L’Ará-Vega

1/6.000

A1

X

X

C-W

L’Angliru, Barriscal

1/6.000

A1

X

X

C-E

Felguera, El Güespe, El Fresneal

1/6.000

A1

X

X

C-S

Llamo

1/6.000

A1

X

X

D-N

Infraestructuras Norte

1/6.000

A1

X

D-S

Infraestructuras Sur

1/6.000

A1

X

N

Riosa Norte

1/10.000

A1

X

S

Riosa Sur

1/10.000

A2

X

Título 2. Condiciones de desarrollo, ejecución y concesión de licencias

2.0.—Preámbulo.

En la primera parte de este título (2.1) se expresan las líneas directrices que regirán el desarrollo del Plan General de Riosa según las diferentes clases de suelo y los distintos instrumentos legales de desarrollo y ejecución.

En la parte intermedia) se exponen las condiciones generales que regirán en la concesión de licencias. (2.2)

Por último, en el capítulo 2.3 se expresan las líneas directrices generales que regirán el mantenimiento del patrimonio edificatorio preexistente.

Capítulo 2.1. Desarrollo del Plan General según clases del suelo

El desarrollo y ejecución del Plan General corresponde al Ayuntamiento, sin perjuicio de la participación de los particulares, y de la cooperación de los organismos competentes de la Administración Autonómica y Central.

El territorio del municipio de Riosa se estructura mediante la clasificación del suelo, los sistemas de comunicaciones, los espacios libres, los equipamientos comunitarios y la asignación a las diferentes zonas de los usos globales y la intensidad de los mismos.

Por su distinta disposición y funcionalidad en la estructura general y orgánica del territorio, este Plan General divide el suelo de la totalidad del municipio con arreglo a los siguientes criterios:

1. Suelo Urbano, que comprende la parte del área históricamente ocupada por el desenvolvimiento de los principales poblamientos del concejo para cuyo tratamiento urbanístico resultaba insuficiente la categorización de Núcleo Rural.

2. Suelo Urbanizable que comprende ciertas áreas del concejo seleccionadas en función de la adecuación de esta figura urbanística para su tratamiento edificatorio.

3. Suelo No Urbanizable que comprende los terrenos no incluidos en las otras clases de suelo.

El Suelo No Urbanizable puede ser subdividido en las dos siguientes categorías:

a) Aquél formando parte de los poblamientos del concejo a los que el Plan General categoriza como núcleos rurales.

b) Aquel que deba incluirse en esta clase por estar sometido en aplicación del Plan General a algún régimen de protección incompatible con su transformación o desarrollo urbanístico, en razón de alguna de las razones siguientes:

b1. De sus valores paisajísticos, históricos, arqueológicos, científicos, ambientales o culturales.

b2. De otros condicionamientos fisiográficos tales como los topográficos.

b3. De su afección por riesgos naturales.

b4. De su afección por limitaciones o servidumbre para la protección del dominio público.

b5. Asimismo constituye Suelo No Urbanizable aquél que el planeamiento considere necesario preservar por su valor agrícola, ganadero o por sus riquezas naturales.

Instrumentos de desarrollo del Plan General en función de su clasificación y su programa de actuación.

1. El suelo urbano se subdivide en cuanto a su gestión urbanística, en suelo de ejecución directa o suelo de ejecución mediante Unidades de Actuación.

a) En el suelo urbano de ordenación directa, el Plan General precisa la ordenación del suelo en forma pormenorizada, definiendo en su caso las alineaciones u otros condicionantes que sean del caso.

b) En el suelo urbano de ordenación mediante Unidades de Actuación el Plan General estructura los terrenos en diferentes Unidades de Actuación a cada una de las cuales asigna una ficha en la que se marcan particularizadamente las condiciones de su desarrollo, normalmente condicionado a la tramitación de un Estudio de Detalle al que se adaptarán los posteriores proyectos de urbanización y arquitectura. Fija asimismo en su caso la sectorialización y el aprovechamiento medio.

2. En el suelo urbanizable, el Plan General determina los sectores de desarrollo de planes parciales y los elementos fundamentales de la estructura de cada sector, fija el aprovechamiento medio, define en su caso los sistemas generales asignándolos, si procede, a cada sector o Unidad de Actuación, regula genéricamente los diferentes usos globales y sus niveles sectoriales y da las indicaciones complementarias necesarias, para su ordenación y diseño, en cada caso concreto

3. El Suelo No Urbanizable se diferenciará, a los efectos de su desarrollo, en suelo de Núcleo Rural y resto del Suelo No Urbanizable.

a) El suelo de Núcleo Rural se subdividirá a su vez en Suelo de Núcleo Rural consolidado desarrollable solo mediante operaciones de reforma interior y rehabilitación y resto del Suelo de Núcleo Rural.

b) Este último puede ser considerado subdividido en suelo desarrollable mediante Agrupaciones Rurales y suelo de ejecución directa.

En el suelo de Núcleo Rural desarrollable mediante Agrupaciones Rurales será preceptiva para su desarrollo y ejecución la realización de una Ordenación de Volúmenes adaptada en su caso a los condicionantes y esquema de ordenación representados en el plano correspondiente del Plan General.

c) El resto del Suelo No Urbanizable se desarrollará de acuerdo con lo previsto en su normativa específica, sin perjuicio de la realización cuando fuera procedente de planes especiales de sistemas generales, protección del medio ambiente o cualquier otro tipo dentro de lo previsto por estas normas urbanísticas y por el TROTUA y el ROTU.

Gestión.

1. Las áreas de suelo urbano no comprendidas en Unidades de Actuación se configurarán como actuaciones directas en suelo urbano.

En ellas se considera consolidada su situación catastral y únicamente se llevarán a cabo operaciones aisladas de nueva construcción sobre solares vacantes o de renovación o sustitución de la edificación existente.

2. Los terrenos incluidos en este tipo de suelo tienen la condición de solares y por lo tanto no es necesario para la edificación más requisito que la obtención de la correspondiente licencia. Si la urbanización de estas zonas no alcanzara los niveles definidos en este Plan General de Ordenación será necesaria la redacción de Proyectos de Urbanización que, en función de la importancia de las obras en ellos contenidas, podrán constituir un anexo del proyecto de edificación y tramitarse simultáneamente o por el contrario tramitarse como documento independiente con arreglo a las condiciones señaladas en el artículo 89 del TROTUA y el artículo 250 del ROTU.

3. En las áreas de Suelo Urbano comprendidas en Unidades de Actuación y en el Suelo Urbanizable habrá de estarse a lo preceptuado en el TROTUA, ROTU y disposiciones concordantes y a lo previsto en la correspondiente ficha de actuación, que vincularía las condiciones de la actuación particularizada en cuestión.

En general y salvo observación expresa en contrario contenida en la ficha urbanística correspondiente:

a) Será preceptiva la realización de un Estudio de Detalle cuando se trate de Suelo Urbano o de un Plan Parcial si se trata de Suelo Urbanizable, que comprenda el total de cada Unidad de Actuación que siga en su caso, las prescripciones correspondientes al sector en que esté incluido.

El Estudio o Plan Parcial habrá de adaptarse al esquema contenido en el plano de Suelo Urbano y Urbanizable en que figure representada la Unidad con el grado de relación que especifique su ficha.

b) Para el justo reparto de cargas y beneficios y la elección del sistema de actuación, se tendrá en cuenta lo dispuesto en el TROTUA y en el ROTU. Para su desarrollo, si el Sistema de Actuación no está definido en la ficha, se seguirán, por este orden, los Sistemas de Compensación y Cooperación, éste último mediante reparcelación si procede.

c) En cuanto a plazos para edificación, salvo los específicos de las unidades se establecen los derivados de la vigencia del Plan pudiendo ser alterados a la revisión.

d) Para los aspectos no definidos explícitamente en las fichas de cada Unidad de Actuación se estará, con carácter complementario, a lo dispuesto por las Normas Urbanísticas para la zona o tipo de suelo en que estén enclavados.

4. Las áreas de expropiación ya configuradas como Unidades de Actuación, a los efectos expropiatorios contemplados en la legislación urbanística vigente se ejecutarán mediante la utilización de la institución expropiatoria, con todo el alcance que la misma figura en la legislación urbanística y expropiatoria, sin perjuicio de que -si de las actuaciones realizadas resultaran fincas singularmente beneficiadas- se repercutan los costes entre los beneficiarios según lo previsto por la Ley.

5. Independientemente de lo anterior podrán realizarse planes especiales, incluso sin límite prefijado por el Plan General, para la ejecución de sistemas generales en suelo urbano o urbanizable, para el cumplimiento específico de alguna de las funciones que en él se indican o de cualquiera de las admitidas en el artículo 67 y siguientes del TROTUA y artículos 192 y siguientes del ROTU así como de las demás disposiciones concordantes y complementarias para este tipo de planeamiento. En estos supuestos estos planes, así como aquéllos que desarrollen sistemas en otras clases de suelo, se conceptuarían como de desarrollo de determinaciones del planeamiento general.

6. La ejecución de los Sistemas Generales se llevará a cabo, bien directamente, bien mediante la aprobación de Planes Especiales, en los términos que resultan del presente Plan General y de conformidad con la correspondiente ficha u ordenación específica.

5. Los planes especiales, estudios de detalle, planes parciales, ordenaciones y proyectos de urbanización, se ajustarán además de a lo previsto por las Leyes a las siguientes condiciones:

6. Consideraciones generales.

1. Se redactarán planes especiales en los siguientes supuestos:

a) En todos aquellos casos en que sea considerado oportuno se redactarán planes especiales de protección para la conservación y valoración del patrimonio histórico y artístico o bellezas naturales, que podrán referirse a todos los aspectos a que hacen referencia los artículos 67 y siguientes del TROTUA y artículos 192 y siguientes del ROTU.

b) Cuando sea pertinente, y según lo previsto en el artículo 72 TROTUA y artículos 205 y siguientes del ROTU y para complementar este Plan General o cualquier plan especial podrán aprobarse catálogos con relaciones de monumentos y otros edificios, elementos singulares, jardines, parques naturales o elementos paisajísticos que deban ser objeto de especial protección así como relaciones de bienes concretos que, situados en cualquier tipo de suelo, deban ser objeto de conservación o mejora.

c) Para el desarrollo de los Sistemas Generales, cualquiera que sea la clasificación del suelo donde estén situados y adscritos, podrá procederse a la redacción del correspondiente plan especial y proyecto de urbanización, o solo este último, siempre que por sus características sea posible su ejecución sin necesidad de Plan Especial.

d) En cualquier otro de los supuestos previstos en la normativa vigente y la normativa del Plan General podrán asimismo realizarse planes especiales.

e) En ningún caso podrán los planes especiales modificar las directrices fundamentales ni la Estructura General del territorio previstas en el Plan General.

2. Se redactarán planes especiales, según lo previsto en el artículo 2.1.8, para ordenar la edificación en aquellas unidades parcelarias situadas en suelo de Núcleo Rural en que pueda edificarse mas de una vivienda que requieran para su ejecución de la creación de caminos públicos o la realización de otras cesiones de terrenos y no estén incluidas en unidades de actuación.

3. Los planes especiales de cualquier índole que sean deberán incluir entre sus determinaciones, además de las que le son propias en virtud de su objeto, aquellas otras que se consideren precisas por el Ayuntamiento de Riosa para un mejor cumplimiento de los artículos 67 y siguientes del TROTUA y artículos 192 y siguientes del ROTU.

4. Los Planes Especiales contendrán la documentación necesaria para justificar, desarrollar y precisar todos los extremos a que se refieran.

7.

1. Tanto los Estudios de Detalle como los Planes Parciales estarán a lo dispuesto en los artículos 70, 80 y 92 del TROTUA y en los artículos 197 a 199 y 252 del ROTU.

Los Planes Parciales contendrán las determinaciones exigidas por los artículos 66 del TROTUA y 188 del ROTU.

Los Planes Parciales contendrán la documentación exigida por el artículo 189 del ROTU.

Los Estudios de Detalle que desarrollen Unidades de Actuación contendrán con carácter complementario los documentos indicados en su ficha entre los que deberán estar los precisos para justificar el coste de las obras de urbanización y de implantación de los servicios de:

Explanación, pavimentación, señalización y jardinería.

Redes de abastecimiento de agua, riego e hidratantes contra incendios.

Red de alcantarillado.

Redes de distribución de energía eléctrica y alumbrado público.

Otras redes o canalizaciones de servicios que prevea el plan.

Establecimiento de servicios públicos de transporte y recogida de basuras, si procede.

Obras especiales como pasos a distinto nivel, desviación de redes de servicio existentes y otras.

Indemnizaciones procedentes por el derribo de construcciones, destrucción de plantaciones y otras obras e instalaciones que exija la ejecución del Plan.

2. Los Estudios de Detalle y Planes Parciales tendrán por objeto desarrollar, en suelo urbano y urbanizable respectivamente, las directrices del Plan General mediante la ordenación detallada y completa del área afectada por cada uno de ellos.

3. En ningún caso podrán utilizarse los Estudios de Detalle o Planes Parciales para producir los siguientes resultados:

a) Aumentar la volumetría asignada por el Plan General o planes parciales a la zona concreta cuyo volumen edificable se reordene.

b) Disminuir las superficies de suelo libre o equipamiento en planta baja o aumentar la ocupación del suelo en planta baja.

c) Aumentar la altura máxima asignada por el Plan o cambiar la tipología por otra diferente a la asignada por el Plan.

4. Deberán ser objeto de justificación explícita que tienda a demostrar su carácter beneficioso para el interés público cuando produzcan los siguientes resultados:

a) Aumentar la altura media de la zona a ordenar con respecto a la asignada por el Plan.

b) Aumentar las superficies destinadas a aparcamientos.

c) Aumentar la utilización de subsuelo.

d) Disminuir las distancias de la edificación a linderos.

5. Con respecto a la ordenación urbanística que proponen, los Planes Parciales y Estudios de Detalle comprenderán como mínimo los siguientes documentos:

a) Memoria justificativa de la conveniencia y procedencia de las soluciones adoptadas.

Cuando se modifique la volumetría y sin perjuicio de lo previsto en el apartado 4 deberá compararse la asignación de volúmenes con la obtenida aplicando las prescripciones del Plan, demostrando que no se incrementa dicha volumetría. Deberá asimismo demostrarse que no aumenta la densidad de vivienda de la zona en cuestión

b) Planos en que queden perfectamente reflejados en su caso las alineaciones y rasantes y (o) la asignación de volúmenes además de adaptarse a las condiciones de la ficha correspondiente de este Plan general.

2.1.8.—Planes Especiales y Parcelaciones en Suelo de Núcleo Rural.

Las unidades parcelarias situadas en suelo de Núcleo Rural en las que, según las previsiones del PGO, pueda edificarse mas de una vivienda y no estén incluidas en unidades de actuación, requerirán para su desarrollo la realización y tramitación de un documento previo constando de:

1. Documentación descriptiva de la ordenación de la edificación en que figuren representados los elementos urbanísticamente relevantes:

a) Subdivisión de la Agrupación Rural en parcelas.

b) Transcripción en su caso del área de movimiento de las edificaciones a desarrollar.

c) Organización de los accesos y de los Servicios Urbanísticos.

d) Ubicación en su caso de los terrenos de cesión para acceso a las fincas limítrofes

Contendrá asimismo los siguientes documentos:

— Memoria justificativa de la solución adoptada.

— Plano de emplazamiento a E 1/3.000 que tome como base los planos de este Plan General.

— Planos de la Ordenación a escala de cómo mínimo 1/250 con clinometría de equidistancia 0,5 m.

2. Solicitud de parcelación urbanística congruente con la Ordenación, constando de:

a) Estado de dominio y cargas, con certificado expedido por el Registro de la Propiedad.

b) Referencia al tratamiento que urbanístico que el Plan General asigna a la finca y justificación de la congruencia con el mismo.

c) Descripción de la finca existente, y de cada una de las nuevas parcelas con expresión de sus respectivas superficies.

d) Plano acotado a escala mínima de 1/500 en que se sitúen los linderos de la finca matriz y se representen los elementos naturales y constructivos existentes.

e) Plano de parcelación a la misma escala.

f) Certificación catastral en la que conste la superficie de la parcela y su valoración a efectos fiscales.

En el caso de que la ordenación necesariamente requiera para su ejecución de la creación de caminos públicos o la realización de otras cesiones de terrenos tendrá consideración de Plan Especial y será tramitada siguiendo el procedimiento previsto en el artículo 89 del TROTUA. De otra forma tendrá consideración de Proyecto de Parcelación Urbanística.

2.1.9.—Proyectos de urbanización.

Los Proyectos de Urbanización son proyectos de obras que tienen por finalidad llevar a la práctica el planeamiento general o de desarrollo y estarán a lo dispuesto en los artículos 70, 80 y 92 TROTUA y artículos 265, 267 y 268 del ROTU.

Complementariamente y para los aspectos no previstos en estos textos regirá lo siguiente:

1. Los proyectos de urbanización se ajustaran a las prescripciones de este Plan General y en ningún caso, podrán contener determinaciones sobre ordenación, régimen del suelo o de la edificación ni modificar las previsiones del planeamiento al que desarrollen, sin perjuicio de que puedan efectuar las adaptaciones de detalle exigidas por las características del suelo y subsuelo en la ejecución material de las obras.

2. Cuando las adaptaciones de detalle anteriormente aludidas supongan alteración de las determinaciones sobre ordenación o régimen del suelo o de la edificación de los predios afectados por el proyecto o variación del aprovechamiento tipo, deberá aprobarse previa o simultáneamente la correspondiente modificación del Planeamiento.

3. Las obras de urbanización a incluir en los correspondientes proyectos de urbanización, que como tales no necesitaran licencia municipal cuando tengan por objeto desarrollar integralmente el conjunto de determinaciones de un Plan de Ordenación, serán como mínimo las siguientes:

a) Pavimentación de calzadas, incluidas todas las operaciones previas a la misma, incluidas calles peatonales, construcción y encintado de aceras o solución alternativa aceptada por el Ayuntamiento, equivalente a estos efectos, aceras y aparcamientos que sean considerados como dotacionales por el planeamiento específico, redes peatonales, proyectos de jardinería, de espacios libres y zonas ajardinadas, canalizaciones que debe construirse en el subsuelo de la vía pública para servicios, así como de las demás obras de viabilidad necesarias para la plena puesta en servicio del viario: señalización, semaforización.

b) Redes de distribución de agua potable, de riego y de hidrantes contra incendios.

c) Red de alcantarillado para evacuación de aguas pluviales y residuales, que incluirá si procediera, la proporción que le afecte de la correspondiente estación depuradora.

d) Red de alumbrado público.

e) Suministro de energía eléctrica, incluidas las redes de conducción y distribución, alumbrado público y demás servicios exigidos por el planeamiento correspondiente.

Los Proyectos se acompañarán de una certificación de la empresa distribuidora que avale la solución técnica elegida para atender con garantías las nuevas demandas de suministro o la ampliación de las existentes.

f) Jardinería en el Sistema de espacios libres, el correspondiente a cada figura urbanística de desarrollo.

4. Los proyectos de urbanización comprenderán como mínimo los documentos siguientes:

a) Copia oficial de los documentos del Plan General en lo que afecta al proyecto que se pretende ejecutar.

b) Plano debidamente acotado en el que se fijen los límites del área afectada por el Plan. En este plano se reflejarán también la situación de las obras, los espacios, viales, parques y jardines motivo de cesión al Ayuntamiento y los que queden propiedad del Ayuntamiento.

c) Memoria descriptiva de las características de las obras.

d) Plano de situación, proyectos y detalle.

e) Pliegos de condiciones técnicas y económico administrativas de las obras y servicios.

f) Presupuesto con sus correspondientes mediciones de obra y cuadros de precios descompuestos.

En los Pliegos de Condiciones deberán figurar los plazos y etapas de realización y recepción de las obras y recoger las condiciones y garantías que por el Ayuntamiento de Riosa se juzguen necesarias para la perfecta ejecución de las mismas.

Los proyectos de urbanización de iniciativas privadas deberán contener la documentación a que hace referencia el artículo 83 del TROTUA y el artículo 190 del ROTU.

5. Los proyectos de Urbanización cuyas características así lo requieran incorporarán la documentación a la que hace referencia el Real Decreto Legislativo 1/2008, de 11 de enero, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental y la Ley 6/2010, de 24 de marzo, de modificación del texto refundido de la Ley de Evaluación de impacto ambiental de proyectos, aprobado por el RDL 1/2008, de 11 de enero.

Capítulo 2.2. Características de las Licencias

2.2.—Condiciones de las Licencias. Actos sujetos a licencia.

Estarán sujetos a previa licencia a los efectos de la aplicación de este Plan todos los actos de edificación y uso del suelo y subsuelo a los que se refiere el artículo 228 del TROTUA y los artículos 563 y 564 del ROTU.

Las licencias se otorgarán de acuerdo con las previsiones de la legislación y planeamiento urbanístico.

Las licencias estarán a lo dispuesto en los artículos 2.2.1 a 2.2.2 de esta Normativa Urbanística.

2.2.1.—Particularización de los actos sujetos a Licencia.

En cumplimiento de lo dispuesto en el apartado 2 del artículo 228 del TROTUA y párrafo 2 del artículo 564 del ROTU se definen por este Plan General como actos sujetos a licencia los siguientes:

a) Las obras de construcción de edificaciones e instalaciones de nueva planta de todas clases, incluido el montaje de construcciones prefabricadas, hórreos, silos y demás.

b) Las obras de ampliación de edificios e instalaciones de todas clases existentes.

c) Las obras de modificación o reforma, sin ampliación, que afecten a la estructura o al aspecto exterior de los edificios e instalaciones de todas clases existentes.

d) Las obras que modifiquen la disposición interior de los edificios, cualquiera que sea su uso y las de primera adecuación de locales para su uso.

e) La demolición de las edificaciones, salvo en los casos declarados de ruina inminente, incluido el desmontaje de construcciones prefabricadas, hórreos y demás

f) Las obras que hayan de realizarse con carácter provisional a que se refiere el artículo 58 LS.

g) La construcción de cierres de fincas exceptuados los vegetales.

h) Las obras de instalación de servicios públicos, incluidos transformadores y líneas generales de energía eléctrica y los parques eólicos.

i) La instalación de cementerios de vehículos y de almacenaje de desechos.

j) Los movimientos de tierra tales como desmontes, explanación, excavación, terraplenado, depósitos de materiales y extracción de áridos salvo que tales actos estén detallados y programados como obras a ejecutar en un proyecto de urbanización o de edificación aprobado o autorizado en cuyo caso los movimientos de tierra citados deberán adecuarse exactamente a lo previsto en el proyecto en cuestión.

k) Las parcelaciones urbanísticas en los términos expresados por el artículo 189 y concordantes del TROTUA, artículos 464 y 465 del ROTU y por este Plan General.

l) La primera utilización u ocupación de los edificios e instalaciones en general.

m) Los usos de carácter provisional a que se refieren los arts. 106 del TROTUA y 290 del ROTU.

n) El uso de suelo sobre las edificaciones e instalaciones de todas clases existentes.

ñ) La modificación del uso de los edificios e instalaciones en general, sin realizarse simultáneamente obras de reforma o ampliación.

o) Las instalaciones subterráneas dedicadas a aparcamiento, actividades industriales, mercantiles o profesionales, servicios públicos o cualquier otro uso al que se destine el subsuelo, dentro de las limitaciones de usos del subsuelo que se señalen en los apartados específicos de estas ordenanzas.

p) Las talas de árboles que constituyan masa arbórea, espacio boscoso, arboleda o parque, así como el abatimiento de ejemplares que posean un especial interés botánico o ambiental y estén singularmente incluidos en el planeamiento.

q) La instalación de rótulos o carteles de publicidad o de otro tipo y siempre que los mismos sean autorizables de conformidad con su propia normativa.

r) La instalación de rótulos o carteles vinculados a edificaciones y visibles desde la vía pública y siempre que los mismos sean autorizables de conformidad con su propia normativa.

2.2.2.—Condiciones complementarias para los Bienes Culturales o Inventariados en el Inventario del Patrimonio Cultural de Asturias.

Los Bienes de Interés Cultural sitos en el concejo de Riosa deberán ser conservados con sujeción al régimen de protección general y específico previsto en la presente Ley y legislación estatal aplicable. Todas las obras e intervenciones que se realicen sobre los mismos, o, en el caso de inmuebles, sobre su entorno de protección, requerirán autorización expresa de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes y sólo serán autorizables cuando recojan adecuadamente el respeto de sus valores culturales.

1. En toda actuación que afecte a un Bien de Interés Cultural o a su Entorno de Protección.

2. En las siguientes obras afectando a Bienes incluidos en el Inventario del Patrimonio Cultural de Asturias:

— Las obras mayores sobre inmuebles, infraestructuras o espacios protegidos.

— Los tratamientos de fachadas en inmuebles que vayan mas allá de la mera conservación.

— Las obras menores en inmuebles cuando expresamente y con carácter excepcional así se haya señalado en la resolución por la que se incluyen esos bienes en el inventario

— Las obras de restauración en hórreos, paneras o herraderos.

— Las obras en el entorno de inmuebles infraestructuras o espacios protegidos cuando expresamente se haya señalado en la resolución por la que se incluyen esos bienes en el Inventario, que deberá incluir la delimitación correspondiente.

— Las obras en zonas en que se presuma la existencia de restos arqueológicos.

2.2.3.—Licencias de obras menores.

Tendrán consideración de obras menores las que, en virtud de su naturaleza o su escasa trascendencia urbanística, apreciada por el Ayuntamiento de Riosa asesorado por sus servicios técnicos, puedan ser aprobadas mediante trámite abreviado de concesión de licencias, independientemente de que en algunas de ellas sea preceptivo oficio de dirección de técnico de grado medio, proyecto de técnico superior, o cualquier otro documento semejante.

De conformidad con el artículo 228 del TROTUA y el artículo 464 del ROTU solamente se conceptuarán como obras menores aquellas de sencilla técnica y escasa entidad constructiva y económica que no supongan alteración del volumen, del uso objetivo, de las instalaciones y servicios de uso común o del número de viviendas y locales, ni afecten al diseño exterior, a la cimentación a la estructura o a las condiciones de habitabilidad o seguridad de los edificios e instalaciones de todas clases. En ningún caso se entenderán como tales las parcelaciones urbanísticas, los cierres de muro de fábrica de cualquier clase, las intervenciones en edificios declarados bienes de interés cultural y catalogados, los grandes movimientos de terrenos y la tala masiva de arbolado.

Podrán tramitarse como obras menores las siguientes:

1. En locales con apertura anterior y sin cambiar el uso (o viviendas con cédula de ocupación):

1.1. Proyectos de decoración (dentro de las limitaciones que la propia Ley les impone).

1.2. Modificaciones de distribución de aseos (con planos).

1.3. Derribos de tabiquería interior (que no supongan ampliación de superficie del local o vivienda) con planos.

1.4. Colocación de mamparas (con planos).

1.5. Instalación de rótulos, banderolas, toldos, etc. vinculados al propio establecimiento.

1.6. Construcción de marquesinas (con proyecto de técnico competente).

1.7. Sustituciones de cubierta, sin modificar estado anterior (con proyecto de técnico competente).

1.8. Modificaciones de fachada; huecos, escaparates, balcones, repisas y otros elementos (con proyecto del técnico competente en cada caso) en edificios no incluidos en catálogo.

1.9. Rejas de seguridad, persianas, etc.

2. Reparaciones y restituciones en general:

2.1. De instalaciones de: saneamiento, fontanería, electricidad, calefacción, etc.

2.2. De solados, alicatados, pintura y revestimientos en general (con aparejador si necesita andamio en vía pública).

2.3. De falso techo de escayola.

2.4. De carpintería interior o exterior.

2.5. De retejado de cubiertas siempre que pueda afectar a la vía pública (con aparejador)

2.6. De elementos deteriorados o alterados.

2.7. De obras de fábrica, (no modificación de los elementos existentes).

2.8. De vidriería, etc.

3. Obras que afectan a zonas públicas o abiertas:

3.1. Construcción de rebajes de acera, previo permiso de vado.

3.2. Ocupación provisional de vía pública por contenedores, puestos ambulantes, etc.

3.3. Construcciones provisionales en vía pública (estands, quioscos, etc.).

3.4. Pozos y fosas sépticas que no afecten a lugares públicos (con dirección de obras competentes en cada caso).

3.5. Vallas de cierre de fincas, etc. (Con dirección de técnico competente). Salvo los cierres que, conforme a la legislación regional y a las normas del suelo no urbanizable de este Plan General, necesiten licencias de obras mayores.

3.6. Cierres de finca tipo vegetal o mallazo, (que no precisen cesión de viales o que ya la tengan establecida).

3.7. Grúas de obra (con los requisitos correspondientes)

3.8. Instalación de vallas publicitarias u otro tipo de publicidad (con los requisitos correspondientes).

3.9. Formación de jardines en parcelas abiertas, aceras, etc. (con dirección técnica, si hubiera lugar).

4. Obras tipo provisional en zona rural o no urbanizable (con plano de emplazamiento y parcela) y siempre y cuando la normativa del suelo no urbanizable de este Plan General no determine otra normativa diferenciada, pues en este caso habría que acudir a esta última.

4.1 Instalación de silos, etc. (que no requieran instalaciones de saneamiento u otras), se exceptúan los hórreos que por sus circunstancias y a pesar de su naturaleza necesitan licencia de obras mayores.

4.2 Tendejones abiertos, de elementos ligeros o desmontables (con limitación de tamaño 4x5).

En caso de duda, corresponderá al Ayuntamiento de Riosa la facultad de determinar si se trata o no de obras menores, exigiendo en cada caso los requisitos que estime convenientes. (Documentación técnica, planos, dirección de obra por técnico competente, certificación de seguridad y cumplimiento de medidas correctoras, etc.)

En particular no serán consideradas como obras menores las casetas de aperos que se pretendan realizar en fincas sitas en Suelo No Urbanizable salvo que exista ya en ellas una vivienda legalmente edificada.

2.2.4.—Licencias con eficacia diferida.

1. La licencia de obras podrá concederse sobre la base de un proyecto básico pero en tales casos, su eficacia quedará suspendida y condicionada a la posterior obtención del correspondiente permiso de inicio de obras, una vez presentado y aprobado el proyecto de ejecución completo.

2. El plazo de validez de las licencias con eficacia diferida será de seis meses caducando a todos los efectos si en dicho tiempo no se solicita en debida forma el correspondiente permiso de inicio de obras. La modificación del planeamiento o la suspensión de licencias durante dicho plazo de validez, dará derecho a la indemnización del coste del proyecto básico, siempre que el mismo cumpla todas las determinaciones del planeamiento en vigor y éste resultare inútil, o de su adaptación necesaria para obtener el permiso de inicio. El Ayuntamiento de Riosa podrá acordar la reducción del plazo acordado o suspender provisionalmente la concesión de licencias de eficacia diferida, ya sea con alcance general o circunscrito a sectores determinados, cuando lo aconsejen las previsiones de modificación o desarrollo de planeamiento.

2.2.5.—Caducidad de las licencias de obras.

1. Las licencias se declararán caducadas a todos los efectos, previo expediente contradictorio de caducidad, por el mero transcurso de los plazos que a continuación se señalan salvo las posibles prórrogas que asimismo se indican:

a) Si no comenzaran las obras autorizadas en el plazo de seis meses a contar desde la fecha de notificación del otorgamiento o de la del correspondiente permiso de inicio cuando fuesen de eficacia diferida. Por causa justificada y por una sola vez podrá solicitarse la prórroga de una licencia en vigor por un nuevo período de seis meses.

b) Si una vez comenzadas, quedasen interrumpidas las obras por un período superior a tres meses, pudiéndose solicitar prórroga de tres meses por una sola vez y por causa justificada.

c) Las licencias presuntas por el transcurso del plazo de tres meses sin que el peticionario formule requerimiento expreso.

2. Las prórrogas a que se refiere el número anterior deberán solicitarse antes de que finalicen los plazos preceptivos.

2.2.6.—Transmisión de licencias de obras y modificaciones.

1. Las licencias de obras podrán trasmitirse dando cuenta de ello por escrito al Ayuntamiento de Riosa. Si las obras se encuentran en curso de ejecución, deberá acompañarse acta en que se especifique el estado en que se encuentran, suscrita de conformidad por ambas partes. Sin el cumplimiento de estos requisitos, las responsabilidades que se deriven del cumplimiento de licencia serán exigibles indistintamente al antiguo y al nuevo titular de la misma.

2. Requerirán expresa modificación de la licencia de obras las alteraciones que pretendan introducirse durante la ejecución material de las mismas, o los cambios sustanciales entre el proyecto básico y el de ejecución.

2.2.7.—Anulación y suspensión de licencias de obras.

1. Podrán ser revocadas las licencias cuando se adopten nuevos criterios de apreciación que lo justifiquen. También podrán ser anuladas las licencias otorgadas erróneamente, debiendo ser restituidas las cosas a sus ser y estado primitivo. La revocación y la anulación de licencias a que se refiere el presente párrafo comportará el resarcimiento de los daños y perjuicios que se causaren.

2. Se dispondrá la suspensión de la eficacia de una licencia de obra en curso, cuando se compruebe el incumplimiento de las condiciones a las que estuvieran subordinadas y hasta tanto los servicios municipales no comprueben la efectiva subsanación de los defectos observados. La licencia caducará si la subsanación no se lleva a cabo en los plazos que a los efectos se fijen.

3. Serán revocadas las licencias cuando desaparezcan las circunstancias que motivaron su otorgamiento o sobrevinieran otras, que, de haber existido a la sazón, habrían justificado la denegación.

4. Las obras que se ejecuten hallándose la licencia caducada o suspendida, salvo los trabajos de seguridad y mantenimiento, se considerarán como no autorizadas, dando lugar a las responsabilidades pertinentes por obras realizadas sin licencia y las medidas ejecutoras que procedan.

5. Las licencias cuyo contenido constituya manifiestamente alguna de las infracciones graves definidas en la legislación vigente en materia de disciplina urbanística deberán ser revisadas por la corporación municipal a través de alguno de los procedimientos del artículo 103 de la ley 30/92, de 26 de noviembre.

6. El alcalde dispondrá la suspensión de los efectos de una licencia u orden de ejecución, y consiguientemente la paralización inmediata de las obras iniciadas a su amparo, cuando el contenido de dichos actos administrativos constituya manifiestamente una infracción urbanística grave. El alcalde procederá, en plazo de tres días, a dar traslado directo de dicho acuerdo a la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, a los efectos del artículo 118 de la ley de jurisdicción contencioso administrativa.

2.2.8.—Obras realizadas sin licencia u orden de ejecución o sin ajustarse a sus determinaciones.

1. Si el incumplimiento de las condiciones de una licencia de obras en curso, revistiere características de infracción urbanística grave presuntamente no legalizable, la suspensión se mantendrá en tanto se sustancie el correspondiente expediente sancionador que, de resultar positivo, dará lugar a la declaración de ineficacia de la licencia, sin perjuicio de la sanción que proceda. De no existir infracción urbanística grave, podrá declararse sin efecto la suspensión decretada, sin perjuicio que continúe el oportuno expediente sancionador.

2. En el supuesto de obras abusivas contempladas en el párrafo 4 del artículo anterior, así como en los restantes casos de actuaciones realizadas sin contar con la preceptiva licencia de obras u orden de ejecución, Ya se hallen en curso o totalmente terminadas, y en este último caso, siempre que no hubiesen transcurrido más de cuatro años desde su total terminación, además de las sanciones que procedan por infracción urbanística, se impondrán las medidas de restauración del ordenamiento jurídico y de la realidad física alterada que se regulan en la legislación actual. No rige el plazo de 4 años cuando las obras se hubiesen ejecutado en contradicción con la zonificación o uso urbanístico de las zonas verdes o espacios libres previstos en el planeamiento o se hubiesen realizado en suelo no urbanizable de especial protección.

3. Se presume que unas obras están totalmente terminadas cuando quedan dispuestas para servir al fin previsto sin necesidad de ninguna actividad material posterior referida a la propia obra o así lo reconozca de oficio la autoridad que incoe el expediente, previo informe de los servicios técnicos correspondientes.

4. El interesado tendrá un plazo de dos meses contados desde la notificación de la suspensión para solicitar la oportuna licencia o, en su caso, ajustar las obras a la licencia u orden de ejecución. Caso de que dicha licencia fuera concedida abonará los gastos o indemnizaciones por los perjuicios que haya ocasionado y las sanciones a que hubiera lugar. Transcurrido el plazo de dos meses sin que hubiera tomado medidas correctoras adecuadas se ordenará la inmediata demolición de todo lo hecho en un plazo que no excederá de dos meses.

Capítulo 2.3. Regulaciones generales sobre el mantenimiento del Patrimonio edificatorio preexistente

2.3.1.—Disposiciones generales.

1. Los propietarios de terrenos, instalaciones, urbanizaciones de iniciativa particular y edificaciones deberán conservarlas en estado de seguridad, salubridad y ornato público en los términos exigidos este Plan General y en general por la legislación aplicable a cada caso sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 110.2 de la Ley de Arrendamientos urbanos. (“El inquilino podrá realizar las reparaciones encaminadas a evitar daño inminente o incomodidad grave”).

2. La vigencia y el control del deber de conservar las edificaciones corresponde al Ayuntamiento de Riosa, asistido directamente de la Policía Municipal y de los Servicios Municipales en el área de sus respectivas competencias.

El Ayuntamiento, asistido por sus servicios técnicos, tramitará y resolverá los expedientes incoados como consecuencia de las denuncias o informes sobre deficiencias de las construcciones.

2.3.2.—Disposiciones generales para los bienes integrantes del Patrimonio Cultural de Asturias.

1. Los propietarios, poseedores y demás titulares de derechos reales sobre bienes integrantes del Patrimonio Cultural de Asturias están obligados a conservarlos, cuidarlos y protegerlos debidamente para asegurar su integridad y evitar la pérdida o deterioro de su valor cultural. Los poderes públicos velarán por el adecuado cumplimiento de esta obligación. Se prohíbe la destrucción total o parcial de los bienes integrantes del Patrimonio Cultural de Asturias.

2. Asimismo facilitarán información sobre el estado de los bienes y sobre su utilización, comunicando al Ayuntamiento de Riosa cualquier daño que por la razón que fuere hayan sufrido esos bienes y que afecte de manera significativa a su valor cultural y están obligados a permitir su examen material si así se lo requieren las Administraciones competentes.

3. También están obligados a sufragar o soportar el coste de las obras de conservación y rehabilitación que dichas construcciones precisen para cumplir lo dispuesto en el párrafo anterior.

4. El Ayuntamiento de Riosa podrá imponer a los propietarios de cualquier bien integrante del Catálogo Urbanístico, o en cualquier caso, de antigüedad superior a treinta y cinco años la obligación de presentar cada cinco años un informe sobre el estado de los mismos, suscrito por técnico competente.

4. Todos los proyectos de obras, instalaciones y actividades que hayan de someterse a procedimientos de evaluación de sus impactos ambientales habrán de contener en la documentación que corresponda, un apartado específico sobre la afección que puedan producir en los bienes integrantes del patrimonio cultural y requerirá Autorización de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes.

2.3.3.—Procedimiento para exigir el deber de conservar.

1. El procedimiento para exigir el deber de conservar podrá iniciarse de oficio o a instancia de cualquiera persona que tuviere conocimiento de su incumplimiento.

2. Incoado el expediente, los servicios técnicos correspondientes evaluaran su contenido y, en su caso, practicarán la inspección del edificio y emitirán un informe que constará de las siguientes partes:

a) Descripción de los daños denunciados y de cuantos pudieran apreciarse en la inspección, indicando las causas de los mismos.

b) Relación de las obras necesarias para reparar los daños antes mencionados.

c) Determinación del plazo de comienzo de las obras, que estará en relación con el carácter de las mismas, el de ejecución a ritmo normal y estimación de su carácter urgente.

Si la emisión del informe requiriese la entrada en edificación privada y ella no fuese permitida por el particular, el técnico lo pondrá de manera inmediata en conocimiento de la alcaldía, la cual recabará de la autoridad judicial la correspondiente autorización.

3. Emitido el informe técnico a que hace referencia el párrafo anterior, el Ayuntamiento, si lo considera, ordenará al propietario del inmueble el cumplimiento de lo indicado, concediéndole un plazo máximo de 15 días hábiles para presentar las alegaciones que estime oportunas, salvo en los casos de urgencia y peligro.

Si la obra a ordenar por el Ayuntamiento requiriese informe favorable de la Comisión del Patrimonio Cultural, el Órgano Municipal competente, previamente a la adopción de sus acuerdos, recabará el dictamen de dicha Comisión.

4. A la vista de las alegaciones presentadas y previo informe, si fuera preciso, se elevará propuesta de resolución al alcalde, para que si lo considera oportuno ordene al propietario del inmueble el cumplimiento de lo indicado en el informe técnico.

La notificación de la resolución contendrá advertencia de que, trascurridos los plazos correspondientes, sin que se ejecuten las obras, se incoará expediente sancionador con imposición de multa, en cumplimiento del artículo 609 y concordantes del ROTU, en cuya resolución se señalará nuevo plazo de ejecución y advertirá que, de no cumplirse, se actuará subsidiariamente por el Ayuntamiento según lo previsto por la legislación administrativa vigente y el artículo 233 del TROTUA.

También se advertirá en la notificación si la obra ordenada requiere licencia municipal, en cuyo caso, el interesado deberá solicitarla en el plazo que se le señale: entendiéndose que la no petición de licencia en dicho plazo equivale a la no realización de las obras a los efectos prevenidos en el párrafo anterior.

5. La resolución anterior se pondrá en conocimiento de los inquilinos o arrendatarios, haciéndoles saber el derecho que les asiste de realizar las obras ordenadas, según lo dispuesto en el citado artículo 110.1 de la Ley de Arrendamientos Urbanos.

6. Notificado a los interesados el derecho a que hace referencia el apartado anterior, con expresión de los recursos pertinentes, y comprobado su incumplimiento, los servicios técnicos emitirán nuevo informe y redactarán el proyecto con indicación del presupuesto de las obras ordenadas, basado en la Tabla de Precios Unitarios Vigente.

Para el caso de urgencia y peligro, en el informe se indicará el coste estimado de las obras, redactándose posteriormente el proyecto de ejecución.

7. A la vista de este informe, la Alcaldía decretará la puesta en práctica de la ejecución subsidiaria. En el caso de urgencia las obras se llevarán a cabo conforme a lo establecido en el Pliego de Condiciones que figure en el oportuno concurso.

8. Simultáneamente, y como medida de cautela, decretará el cobro del importe conforme autoriza el artículo 98.4 de la Ley sobre Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y Procedimiento Administrativo Común, que se considera efectuado con carácter provisional y en calidad de depósito.

9. Este decreto se notificará al interesado con expresión de los recursos que procedan e indicación del lugar y plazo de ingreso en período voluntario con la advertencia de que trascurrido dicho plazo sin haberlo efectuado, se actuará por vía de apremio.

10. Si existiera peligro inminente, se procederá conforme a la necesidad que el caso exige, a cuyo efecto la Alcaldía ordenará a la propiedad la adopción de las medidas daños y perjuicios a las personas o cosas necesarias para evitar

Si el propietario no cumpliese lo ordenado en el plazo que se señale, el Ayuntamiento procederá a la ejecución subsidiaria.

11. En los casos de urgencia debidamente razonada en el informe técnico, las obras se comenzarán en el plazo señalado, sin perjuicio de solicitar posteriormente la correspondiente licencia en el plazo que se indica. Deberán asimismo especificarse las condiciones en que hayan de ejecutarse las obras, cuyo control se llevará en la forma que se especifica en el punto 3 de este artículo.

12. La concesión de licencias de obras de nueva planta, reforma, ampliación, derribo y vaciado, quedará supeditada al informe emitido, con base en los documentos técnicos aportados por el solicitante, justificativos de la adopción de las medidas adecuadas en relación con la seguridad del edificio o sus colindantes. El comienzo de las obras se pondrá en conocimiento del Ayuntamiento de Riosa.

2.3.4.—De la inspección.

El control de su ejecución, en los aspectos mencionados, se realizará mediante inspecciones periódicas determinadas en la propia licencia, que se reflejarán en el Libro de Control de Inspección.

En cada visita de inspección se hará constar si las obras se ajustan o no a las condiciones establecidas en la licencia. Para el supuesto de disconformidad entre lo autorizado y lo ejecutado, se señalarán las obras a realizar, y, en caso de incumplimiento, se cursará de oficio la oportuna denuncia.

Si durante el trascurso de las obras se advirtiera la necesidad de realizar otras distintas a las ordenadas, el propietario deberá dar cuenta inmediata de ello al Ayuntamiento, para que por el Órgano Municipal competente, previo informe técnico, se adopte la resolución que proceda.

Igual resolución se adoptará previa audiencia del propietario, cuando la necesidad de realización de obras complementarias sea advertida por los Servicios de Inspección Municipal.

Las hojas del Libro de Control e Inspección deberán ir suscritas por el Técnico Inspector con el “enterado” del Técnico Director de las obras, constructor o persona en que delegue. Las copias del mencionado libro se adjuntarán al expediente.

2.3.5.—Consecuencias del incumplimiento del deber de conservar en los elementos catalogados.

1. En caso de incumplimiento del deber de conservación de los bienes integrantes del Patrimonio Cultural de Asturias, la Consejería de Educación, Cultura y Deportes, cuando tenga constancia de dicho extremo, ordenará a los propietarios, poseedores y titulares de derechos reales sobre dichos bienes la ejecución de las obras o la realización de las actuaciones que sean necesarias para conservarlos, cuidarlos y protegerlos. Lo mismo harán los ayuntamientos, cuando tengan facultades para ello con arreglo a la legislación urbanística y de régimen local y en el caso de bienes incluidos en los Catálogos urbanísticos de protección a que hace referencia el artículo 27 de la Ley 1/2001 de 6 de marzo de Patrimonio Cultural.

2. De los requerimientos que formulen los Ayuntamientos se dará traslado a la Consejería de Educación, Cultura y Deportes. Esta dará traslado a los ayuntamientos de los que formule relativos a bienes situados en su término municipal.

3. En caso de que los bienes integrantes de los Catálogos Urbanísticos de Protección, sean utilizados de forma que suponga un menoscabo de sus valores, el ayuntamiento requerirá y ordenará a sus titulares que cesen o rectifiquen en dicho uso u opten por un aprovechamiento alternativo.

4. El incumplimiento injustificado de dichos requerimientos llevará consigo la imposición de las correspondientes multas coercitivas previstas en el citado artículo 104 de la Ley 1/2001, de Patrimonio Cultural del Principado de Asturias.

2.3.6.—Ejecucion subsidiaria.

En el caso de que el requerimiento para el cumplimiento del deber de conservación no sea atendido, las administraciones competentes procederán o bien a su reiteración o bien, cuando la urgencia en la adopción de las correspondientes medidas lo aconseje, a ejecutar subsidiariamente las medidas que procedan, con cargo, en todo caso, a los responsables de la conservación del bien de que se trate.

2.3.7.—Estado ruinoso de las edificaciones: consideraciones generales.

La declaración del estado ruinoso de los edificios procederá, con la excepción contemplada en el apartado 2 del artículo 2.3.8, en los siguientes supuestos:

a) Coste de reparación superior al 50% del edificio o plantas afectadas del valor de una construcción de nueva planta con similares características e igual superficie útil que la preexistente, realizada con las condiciones imprescindibles para autorizar su ocupación según lo previsto en el art. 143 del TROTUA o Ruina Económica.

b) Agotamiento generalizado de los elementos estructurales o fundamentales del edificio, con peligro cierto y constatado de derrumbe o Ruina Técnica.

c) Necesidad de realización de obras de conservación que no puedan autorizarse en ningún caso por estar declarado el inmueble fuera de ordenación o cualquier otra circunstancia urbanística que aconseje la demolición o Ruina Urbanística.

2.3.8.—Estado ruinoso de las edicaciones: caso de los bienes inmuebles integrantes del Patrimonio Cultural de Riosa.

1. En los bienes inmuebles integrantes del Patrimonio Cultural de Riosa, protegidos singularmente o formando conjunto, únicamente procederá la declaración legal de ruina en alguno de los siguientes supuestos:

a) Situación de ruina física irrecuperable.

b) Coste de la reparación de los daños existentes superior al cincuenta por ciento del valor actual de reposición del inmueble, excluido el valor del terreno. La valoración de reposición descrita no se verá afectada por coeficiente alguno de depreciación por edad. En su caso, se aplicarán los coeficientes de valoración que se consideren justificados en razón de la existencia del interés que dio lugar a su declaración como Bien de Interés Cultural o a su inclusión en el Inventario del Patrimonio Cultural de Asturias.

2. La incoación por los Ayuntamientos de expediente de declaración de ruina se notificará a la Consejería de Educación, Cultura y Deportes, que emitirá informe al respecto. En los edificios catalogados no podrá procederse a su descatalogación sin autorización expresa de ésta.

3. La declaración legal de ruina no será incompatible con el deber de conservación cultural, salvo que el bien se encuentre en situación irrecuperable a estos efectos. Si la declaración de ruina es consecuencia del incumplimiento del deber de conservación, la ruina declarada no pondrá término en ningún caso a la exigencia del deber de conservación a cargo de su propietario.

4. La incoación de un expediente de declaración de ruina o la denuncia de su situación de ruina inminente podrán dar lugar a la iniciación del procedimiento de expropiación forzosa del mismo.

5. La declaración legal de ruina no resultará incompatible con la rehabilitación urbanística.

6. En calidad de medida excepcional, la solicitud de demolición de cualquier bien integrante del Patrimonio Cultural de Asturias, previa su declaración de ruina, deberá resolverse en expediente específico y diferenciado del expediente de declaración de ruina. Al mismo tiempo deberá incoarse expediente para la descatalogación del bien. Estos expedientes precisarán de la Autorización de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes, de modo previo a su resolución. Cuando existan razones de urgencia, de las que en cualquier caso debe tener conocimiento la citada Consejería, deberán someterse igualmente al preceptivo informe vinculante.

7. Cualquier solar resultante de la demolición de un bien catalogado, quedará afectado en cuanto a edificabilidad y volumetría por los de la edificación preexistente, debiendo procederse a la anotación de esta particularidad, con carácter previo a la concesión de la licencia municipal de demolición, en el Registro de la Propiedad, Catastro y Registro Municipal de Solares.

2.3.9.—Ruina económica: coste de reparación superior al 50%.

Para apreciar la situación de ruina económica se precisará una valoración de las obras de reparación que sería preciso realizar para reponer el edificio a las condiciones adecuadas de seguridad, salubridad y uso normal, y del estado general de la totalidad del inmueble o, en su caso, de la parte afectada, en relación con su destino. En ningún caso se tendrá en cuenta el valor del terreno.

1. El costo de reparación se determinará por una medición pormenorizada por unidades de obra de aquellas que deban ser reparadas, tomando como alcance de la reparación, las condiciones preexistentes al presunto estado de ruina.

2. El valor actual del edificio (Va) se obtendrá por aplicación de la siguiente fórmula:

Va = Vr x Ce x Cu

Siendo:

(Vr): El Valor de Reposición, que se calculará según los módulos de construcción obtenidos en base a la mencionada Tabla de Precios Unitarios.

(Ce): El coeficiente de depreciación por edad, que se calculará con arreglo a la siguiente fórmula:

Ce = 1 - 0,25 (log X 1)²

(X): El número de años, que no podrá ser inferior a 10.

(Se exceptúan los elementos inventariados como protegibles en el CAU para los cuales el valor será siempre igual a la unidad.)

(Cu): El coeficiente de depreciación por uso, que se determinará teniendo en cuenta el estado de conservación del edificio en relación con su calidad constructiva, calculándose según la siguiente fórmula:

Cu = 1 - 0, 75 Pc/Vr

Siendo,

Pc: El coste total de las obras de conservación del edificio que lo restituye a su estado inicial, obtenido añadiendo al presupuesto del coste total de las obras de reparación que señala el artículo 21.1 del resto de las obras de conservación incluidas las de ornato.

2.3.10.—Ruina técnica al darse daños no reparables técnicamnete por medior normales.

1. Se entenderá que los daños no son reparables técnicamente por los medios normales, cuando su reparación implique la necesidad de demoler y reconstruir los elementos estructurales del inmueble, entendiendo como tales los que tienen una misión portante y resistente.

2. Para que la necesidad de obras de las señaladas en el párrafo anterior implique la existencia legal de ruina, han de ser de importancia cualitativa suficiente en relación con la totalidad del inmueble.

3. Los informes técnicos que se emitan serán suficientemente detallados como para que se conozca con precisión dicha importancia, y el porcentaje cuantitativo de elementos estructurales que han de ser reconstruidos en relación con la totalidad de los existentes en el inmueble.

4. Normalmente, se entenderá que existe ruina cuando tal porcentaje se sitúe por encima de un coeficiente que represente el 40 % de la totalidad de los mismos.

5. Para la obtención del límite antes establecido se seguirá el siguiente procedimiento:

a) Se establecerá una relación pormenorizada de los elementos estructurales, que se cuantificará en las unidades métricas habituales, calculándose su proporcionalidad en relación al conjunto de los elementos estructurales en forma de tantos por ciento.

b) Asimismo, en forma porcentual se fijará para cada uno de los elementos, la proporción que deba ser reconstruida.

c) Estos porcentajes, multiplicados por los obtenidos en el apartado a) y sumados, darán la extensión de los daños respecto de la totalidad.

2.3.11.—Ruina urbanística al producirse determinadas circunstancias urbanísticas.

1. De acuerdo con lo previsto en el artículo 1.8 de esta Normativa las circunstancias urbanísticas que pudieran aconsejar la demolición del inmueble no serán apreciadas por el simple hecho de existir disconformidad con el Plan de Ordenación. En todo caso actuarán como coadyuvante de las causas recogidas en los apartados a) y b) del número 1 del artículo 234 del TROTUA y artículo 589 del ROTU.

2. Las deficiencias referentes a las dimensiones de los patios, ventilación de habitaciones y, en general, a la carencia de instalaciones exigidas por la Legislación específica, no serán tenidas en cuenta por hacer referencia a las condiciones de habitabilidad del inmueble y no a su estado ruinoso.

3. El desalojo provisional y las medidas a adoptar respecto a la habitabilidad del inmueble no llevarán implícitas por sí solas la declaración de ruina.

2.3.12.—Del procedimiento.

1. La declaración del estado ruinoso de las edificaciones corresponde a la Alcaldía Presidencia de conformidad con lo establecido en el artículo 234 del TROTUA.

2. La iniciación del procedimiento de declaración de ruina podrá efectuarse de oficio o a instancia de parte interesada.

3. El Alcalde Presidente podrá disponer la incoación de oficio o si se presentase denuncia de los particulares o de los Servicios Municipales, sobre la existencia de un edificio que pudiera ofrecer peligro en su seguridad, previo informe de los Servicios correspondientes en que se justifique la conveniencia de su iniciación.

4. Cuando el procedimiento se inicie a instancia de los interesados, se harán constar en la petición los datos de identificación relativos al inmueble, titularidad del mismo, y el motivo o motivos en que se basa el estado de ruina y la relación de los moradores cualquiera que fuese el título de posesión, así como titulares de derechos reales sobre el inmueble, si los hubiera.

5. A la petición se acompañará certificado expedido por facultativo competente, que deberá constar de una memoria expositiva, en la que se justifique la causa de instar la declaración de ruina, el estado físico del edificio, descripción de los daños, obras de reparación necesarias y valoración de las mismas de acuerdo con lo establecido en los artículos 2.3.7 a 2.3.10 de la presente normativa, y una parte gráfica que incluirá las plantas, secciones y alzados completos del edificio a escala mínima 1:100 con localización en ellos de los efectos encontrados e indicando el desglose de las zonas constructivamente independientes, así como fotografías generales de las partes fundamentales del edificio. En este certificado se deberá acreditar si la edificación en el momento de la solicitud reúne condiciones de seguridad y habitabilidad suficientes que permitan a sus ocupantes la permanencia en ella hasta que se adopte el acuerdo que proceda.

6. Desde la iniciación del expediente hasta su resolución y hasta que conste la total reparación o demolición del edificio, según procediere, deberán adoptarse por la propiedad, bajo la dirección facultativa pertinente, las medidas precautorias que procedan para evitar cualquier daño o perjuicio a personas o cosas. Asimismo, durante todo este período de tiempo deberá figurar visible en la fachada del edificio una placa según modelo que fijará el órgano municipal competente donde se indicará la fecha de iniciación del expediente de ruina, propiedad del inmueble, facultativo responsable y departamento municipal donde los posibles afectados puedan hacer las sugerencias oportunas.

7. Incoado el expediente, los servicios técnicos correspondientes emitirán un informe previa visita de inspección, en el que se determinará si el estado del edificio permite tramitar el expediente en forma contradictoria con citación de los afectados, o bien procede ordenar la adopción de medidas precautorias urgentes respecto a la habitabilidad y seguridad del edificio y sus ocupantes. Cuando el expediente afecte a bienes que se encuentran incluidos en el catálogo, la inspección podrá repetirse cuantas veces se estime oportuno durante la tramitación del expediente o hasta que conste la total reparación o demolición del edificio.

8. Emitido el informe anterior y ordenadas en su caso las medidas urgentes, se remitirán las actuaciones a los servicios municipales correspondientes, para comprobación de la certeza de la relación de ocupantes, dando audiencia a los propietarios, si no fueren los promotores del expediente, y a los moradores, para que, en un plazo no inferior a diez días ni superior a quince, prorrogable por la mitad del concedido, hagan las alegaciones y presenten los documentos y justificaciones que estimen pertinentes.

Asimismo, se pondrá en conocimiento de los moradores, su derecho de presentar certificación del facultativo que designen acerca del estado de la finca, con advertencia de que trascurridos los plazos concedidos continuará la tramitación del expediente hasta su definitiva resolución.

9. Trascurrido el plazo concedido, los servicios técnicos emitirán dictamen pericial, previa inspección del inmueble en el plazo de diez días, que constará de las siguientes partes:

a) Descripción del edificio.

b) Descripción del sistema constructivo y estructural con relación cuantitativa de sus elementos estructurales como se establece en estas ordenanzas.

c) Descripción y localización de los daños que presenta el edificio y las posibles causas de los mismos, y justificación de la situación de ruina parcial o general.

d) Valoración del edificio de acuerdo a lo señalado en estas ordenanzas.

e) Relación y valoración de las obras de reparación que precise el edificio.

f) Conclusión y propuesta.

10. Emitido el dictamen, el Ayuntamiento evacuará el trámite de audiencia a que se hace referencia el artículo 91 de la Ley de Procedimiento Administrativo. Las actuaciones serán sometidas a los servicios técnicos las cuales elevarán dictamen propuesta de resolución a la Alcaldía.

11. El órgano municipal competente, resolverá el expediente con arreglo a algunos de entre los siguientes pronunciamientos:

a) Declarar el inmueble en estado de ruina, ordenando la demolición. Si existiera peligro de demora, la Administración acordará lo precedente respecto al desalojo de los ocupantes.

b) Declarar en estado de ruina parte del inmueble cuando esa parte tenga independencia constructiva del resto, ordenando asimismo su demolición.

c) Declarar que no hay situación de ruina, ordenando medidas pertinentes destinadas a mantener la seguridad, salubridad y ornato público del inmueble de que se trata, determinando las obras necesarias que debe realizar el propietario.

12. El órgano municipal competente podrá acordar el apuntalamiento y ordenar el desalojo o adoptar las medidas urgentes y necesarias para prevenir o evitar daños a las personas o en los bienes públicos. Excepcionalmente cabrá ordenar la demolición cuando ésta fuera imprescindible para impedir mayores perjuicios, y no se trate de bienes catalogados ni protegidos con arreglo a la legislación específica de patrimonio cultural

13. La resolución del expediente se notificará a todos los que hubieran sido parte en el mismo y a los moradores aunque no se hubieran personado.

14. Cuando se hubiese acordado la ejecución de obras, se fijará el término dentro del cual deban iniciarse, con la advertencia de que, de no hacerlo y de no llevarse a cabo a ritmo normal, la Administración las ejecutará pasando al obligado el cargo correspondiente.

2.3.13.—Demoliciones.

1. La demolición de un edificio no motivada por una declaración previa de ruina, se considerará como una fase del proceso de sustitución. Por tanto su tramitación no podrá iniciarse de forma independiente del proyecto de nueva planta que se propone para el solar resultante.

2. No podrán ser objeto de demolición los bienes catalogados conforme a lo dispuesto en el artículo 25 de la Ley del Suelo, y los declarados culturales, y sea cual fuere su estado de conservación y el tipo de obra que precise, deberán ser reconstruidos y puestos en condiciones normales de conservación para el uso que se determine, salvo informe en contrario del órgano municipal competente.

3. Previo a la presentación de una solicitud de demolición podrá ser solicitado por el particular un Informe Urbanístico donde se le aclarará sobre las circunstancias que recaen sobre el edificio en cuestión y las condiciones de edificación sobre la parcela donde se encuentra ubicado.

4. El proyecto de demolición irá incluido en el de nueva planta como 1.ª fase de los trabajos a realizar. La documentación a presentar, será, además de la necesaria para describir completamente la propuesta, la correspondiente al estado actual del edificio y a las razones que aconsejan su demolición y planos de estado actual de todas las plantas, alzados exteriores o interiores y de sección del edificio, y fotografías generales de las partes más significativas del mismo.

5. No procederá la concesión de licencia de demolición si no es autorizable el proyecto de sustitución presentado.

6. El expediente deberá en su tramitación ser objeto de exposición al público siguiendo la normativa establecida en nuestro ordenamiento jurídico administrativo, durante un período de quince días.

7. Cuando se hubiere producido una demolición ilegal, sobre el solar resultante no se autorizará licencia de obra que no sea de reconstrucción de lo demolido, hasta que no se haya resuelto y ejecutado el expediente sancionador de que ha de ser objeto.

8. Si se acordase la demolición del inmueble, se fijará asimismo el plazo en que haya de iniciarse. Si hubiese peligro o riesgo inminente en la demora, la notificación dirigida a los ocupantes expresará el plazo para el desalojo del inmueble, con apercibimiento de desahucio por vía administrativa.

9. Las resoluciones serán susceptibles de recurso contencioso administrativo, previo el de reposición, ante el órgano que dictó el acuerdo en el plazo de un mes.

10. En los supuestos de urgencia y peligro contemplados en el artículo 183 de la Ley de Suelo, el Alcalde acordará el desalojo de los ocupantes y ordenará la adopción de las medidas referidas a la seguridad del inmueble, sin perjuicio de la tramitación del expediente en el que será necesario el informe de dos técnicos de los servicios municipales correspondientes.

11. La declaración administrativa de ruinas o la adopción de medidas de urgencia por la Administración, no eximirá a los propietarios de las responsabilidades de todo orden que pudieran serles exigidas por negligencias en los deberes de conservación que les corresponde.

2.3.14.—Demoliciones en el caso de los Bienes Inmuebles integrantes del Patrimonio Cultural de Riosa.

No podrán ser objeto de demolición los bienes catalogados conforme a lo dispuesto en el artículo 25 de la Ley del Suelo, y los declarados Monumentos culturales, y sea cual fuere su estado de conservación y el tipo de obra que precise, deberán ser reconstruidos y puestos en condiciones normales de conservación para el uso que se determine, salvo informe en contrario del órgano municipal competente.

2.3.15.—Inspección técnica periódica de los edificios de interés.

1. A lo largo de cada año natural los Servicios Técnicos municipales inspeccionarán al menos una vez el estado de conservación de todos y cada uno de los elementos categorizados en las categorías de Protección Integral y Parcial, anotando las modificaciones significativas que se hayan producido en su estado de conservación con respecto al que figura reflejado en la ficha correspondiente de este Catálogo así como las medidas de corrección que juzguen en su caso conveniente proponer.

2. Asimismo se anotarán todos los casos de elementos catalogados a los que se haya concedido una licencia de reforma interior y se cumplirá lo previsto en los artículos 8.1.5, 8.2.5 y 8.3.5

3. Una vez al año se realizará un informe en que figuren adecuadamente reflejadas el total de las modificaciones referidas en los puntos 1 y 2 de este artículo. Este informe se conservará en el Ayuntamiento de Riosa y estará a disposición del órgano competente del Principado de Asturias para su conocimiento.

Título 3. Condiciones generales de la edicación

3.0.—Preámbulo.

En la primera parte de este Título (3.1) se definen una serie de usos que son luego regulados en el resto del capítulo. La segunda parte comprende el enunciado de una serie de condicionantes generales para cada uno de los usos anteriormente definidos. En la tercera parte se especifican unas limitaciones para cada tipo de contaminación ambiental y finalmente se marcan unas condiciones adicionales a tener en cuenta en la realización de planes parciales y proyectos de urbanización.

3.1.—Condiciones de los distintos usos.

3.1.1.—Calificación de los distintos usos empleada en las Normas Urbanísticas de Riosa según su grado de idoneidad.

1. En función de su idoneidad o no para un determinado emplazamiento, de su grado de compatibilidad con otros usos y de la clasificación que el suelo de dicho emplazamiento posee, los usos pueden ser: obligatorios, dominantes o principales, complementarios, compatibles y prohibidos, sin perjuicio de la determinación especial para el suelo no urbanizable, resultado de lo dispuesto en la Ley 6/90 de 20 de diciembre, o normativa que la sustituya.

a) Usos obligatorios: Son aquellos a los que está forzosamente destinada una determinada área del terreno sin que se admita su sustitución en la misma por otro. El Plan General hace utilización masiva de este concepto en las áreas de equipamientos sitas en suelo urbano.

b) Usos principales, dominantes o predominantes: Son aquellos propuestos como de implantación dominante en una zona o sector de suelo

c) Usos complementarios: Son aquellos que por términos de pura conveniencia o por exigencias de la legislación urbanística tienen que existir en una determinada proporción función del uso dominante.

d) Usos compatibles: Son aquellos que, sin que exista una explícita necesidad para su implantación, pueden no obstante convivir con el uso principal.

e) Usos prohibidos: Son aquellos que por su incompatibilidad con el uso dominante o cualquier otra causa deben quedar excluidos de un área determinada.

2. En los espacios libres y dotacionales se integran los denominados usos indefinidos, incluidos aquellos con preferencia específica y los de doble preferencia.

3.1.2.—Clasificación de los distintos usos.

A los efectos de la aplicación de estas normas serán considerados los tipos de usos enumerados a continuación.

A: Vivienda. (Epígrafe 3.2).

Residencia familiar, subdividida en A1 unifamiliar y A2 plurifamiliar.

I: Industria. (Epígrafe 3.3).

Transformación o elaboración de materiales y distribución de los mismos. Subdividido en I0 a I5.

G: Garaje aparcamiento. (Epígrafe 3.4).

Guarda y reparación o entretenimiento de vehículos. El aparcamiento propiamente dicho es reconocido como P. Subdividido en G1 a G8.

C: Comercio. (Epígrafe 3.5).

Compraventa al por menor de mercancías predominando sobre el almacenamiento inmediato de las mismas. Subdividido en C1 a C4.

O: Oficinas. (Epígrafe 3.6).

Servicios burocráticos o actividades administrativas, públicos o privados, los destinados a despachos profesionales, así como gestorías inmobiliarias, notarías, agencias de viajes, bancos, servicios de la Administración o clínicas privadas de médicos, y similares. Los servicios públicos como tales serán definidos como SP. Subdividido en O1 a O5.

H: Hotelero. (Epígrafe 3.7).

Comprende la residencia temporal retribuida incluidas las actividades complementarias de la misma.

J: Recreativo. (Epígrafe 3.8).

Locales o instalaciones destinados al desarrollo de la vida de relación, recreo y ocio de los ciudadanos.

E: Enseñanza o educativo. (Epígrafe 3.9)

Edificios, espacios o locales destinados a actividades de formación en sus diferentes niveles desde preescolar a universitario.

T: Viario fundamental. (Epígrafes 3.10 y 3.11).

Comunicación y transporte de personas y mercancías utilizando infraestructuras diseñadas teniendo en cuenta la circulación por ellas de vehículos mecánicos.

SC: Cultural. (Epígrafe 3.11).

Conservación, transmisión y génesis de los conocimientos en espacios, edificios o locales específicamente destinados a tal fin tales como bibliotecas, teatros o centros de asociaciones.

D: Deportivo. (Epígrafe 3.12).

Práctica, enseñanza o exhibición del deporte y cultura física en espacios específicamente tratados y diseñados a tal fin.

V: Verde o libre. (Epígrafe 3.13).

Espacio predominantemente no edificado y dedicado predominantemente a plantaciones de árboles o jardinería con destino al esparcimiento de la población, protección o aislamiento de zonas o equipamientos u ordenación general de la estructura urbana.

Otros equipamientos dotacionales. (Social, sanitario, asistencial, etc.). (Epígrafe 3.13).

Y: Equipamientos especiales. (Epígrafe 3.14).

Se consideran equipamientos especiales aquellos que por razones sanitarias o de seguridad deban situarse fuera de las áreas urbanas, aún cuando no sean estrictamente de uso rural.

X: Equipamientos indefinidos. (Epígrafe 3.15).

Se consideran equipamientos indefinidos aquellos cuyo uso concreto será definido por el Ayuntamiento en el momento de su obtención.

Usos agropecuarios subdivididos en:

Usos ganaderos. (Epígrafe 3.16).

Usos de producción agraria. (Epígrafe 3.17).

Usos forestales. (Epígrafe 3.18).

3.2.—Circunstancias de los distintos usos: condiciones del uso a o de vivienda.

3.2.1.—Subdivisión del uso de vivienda.

El uso de vivienda o residencia permanente se subdivide en:

A1 Vivienda unifamiliar incluyendo en la misma, la vivienda situada en parcela independiente, en edificio aislado o agrupado, que tiene acceso independiente y exclusivo desde el exterior.

A2 Vivienda colectiva o plurifamiliar, considerada a la que forma parte de un conjunto edificado con accesos comunes.

Las edificaciones destinadas a residencia comunitaria de ancianos tienen la consideración urbanística de uso hostelero.

3.2.2.—Condiciones generales para el uso a o de vivienda.

1. En todo el concejo de Riosa el número máximo de plantas edificables sobre rasante de los edificios destinados a vivienda será de dos salvo que indiquen otra cosa la normativa de zona o los planos que sean de aplicación. Podrá edificarse asimismo una planta adicional o bajo cubierta cuando así se explicite en la normativa de zona o, en su caso, en la correspondiente ficha urbanística. Los edificios de mayor número de alturas construidos de acuerdo con planeamientos anteriores no serán considerados como fuera de ordenación.

2. Las edificaciones destinadas al uso de viviendas se adecuarán en todo a lo dispuesto en las “Normas de Diseño unificadas para edificios de viviendas del Principado de Asturias”, o normativa regional que las sustituya así como al resto de la normativa de este Plan General con excepción de las incluidas en el Patrimonio Cultural de Asturias o en el Catálogo Urbanístico de Riosa en que será de aplicación lo previsto en el art. 8.0.6.

3. En Suelo Urbano o Urbanizable y para tener la condición de vivienda exterior, deberán dar al exterior (calle, plaza o patio abierto) como mínimo el estar y un dormitorio o cocina, excepto en los apartamentos de un dormitorio en que bastará que sea exterior el estar.

A tal respecto solo se admitirán viviendas no exteriores en las Unidades de Actuación en que así lo disponga su ficha; en las manzanas entre cuyas alineaciones interiores reales pueda inscribirse un círculo de 30 m de media, o en los edificios inventariados cuando pueda demostrarse la dificultad grave de resolver su programa sin recurrir a viviendas interiores.

4. En suelo Urbano y Urbanizable la superficie construida máxima por vivienda será de 250 m² y en suelo No Urbanizable de 300 m² con las salvedades incluidas en el apartado siguiente.

5. En dicha categoría de Suelo se consideran incluidos, dentro del programa normal de la vivienda familiar, los usos equivalentes de almacenaje de enseres domésticos y el cierre de vehículos, así como taller artesanal I1 anexo en su caso en las condiciones marcadas por las normas de zona que computarán al 50% a los efectos del cálculo de la superficie edificable.

Estos usos pueden alojarse dentro de la edificación principal o en edificaciones anejas o auxiliares, pero deberán situarse todas dentro de la misma parcela; si por razones de cabida o acceso estos usos auxiliares debieran alojarse en parcela separada, ésta deberá ser vinculada de modo indivisible, anotándose esa condición en el Registro de la Propiedad. Las parcelas vinculadas deberán ser colindantes con la principal.

6. Los usos que puedan convivir con la vivienda en la misma parcela deberán cumplir con sus propias especificaciones, y el conjunto de ellos no rebasará de la proporción de ocupación del terreno que en su caso establezcan la Normativa o las Ordenanzas de Zona.

7. Para la construcción de una nueva vivienda es obligatorio que el terreno o solar donde se asiente disponga de abastecimiento de agua y energía eléctrica, resolviendo satisfactoriamente la eliminación de vertidos. Los términos planteados para la solución a estos extremos deberán mostrarse antes de la concesión de la licencia.

8. Las viviendas podrán ampliarse en los términos especificados para cada situación por estas Normas.

3.3.—Condiciones generales para el uso de industria.

Se incluyen en esta categoría las entidades destinadas al conjunto de operaciones que se ejecutan para la obtención y transformación de primeras materias así como su preparación para posteriores transformaciones, incluido el envasado, transporte y distribución. Se incluyen también los almacenes, entendiendo como tales los espacios destinados a la guarda, conservación y distribución de productos naturales, materias primas o artículos manufacturados sin servicio de venta al público.

3.3.1.—Subdivisión del uso de industria.

El uso de industria se subdivide en función de su grado de compatibilidad con otros usos en las siguientes categorías:

I0 Servicios propios de una comunidad de viviendas tales como: Maquinaria de aparatos elevadores, instalaciones de climatización, etc., cumpliendo sus reglamentaciones específicas.

I1A Instalación anexa a una vivienda unifamiliar, dotada de acceso independiente, ocupando menos de 100 m² de superficie, con una potencia instalada en motores, inferior a 8 KVA, con un consumo de agua inferior a 8 m³/día, con una emisión de ruidos inferior a 80 dBA y una transmisión de sonido al exterior inferior a 28 dBA medido en el exterior del forjado de techo y de 36 dBA medido en el exterior de los cierres de la finca, no desprendiendo gases inflamables, explosivos, nocivos ni molestos.

I1B Instalación sita en planta baja de un edificio de varias plantas destinado a otros usos, dotada de acceso independiente, ocupando menos de 300 m² de superficie, con una potencia instalada en motores, inferior a 8 KVA, con un consumo de agua inferior a 8 m³/día, con una emisión de ruidos inferior a 80 dBA y una transmisión de sonido al exterior inferior a 28 dBA medido en el exterior del forjado de techo y de 36 dBA medido en el exterior de los paramentos perimetrales, no desprendiendo gases inflamables, explosivos, nocivos ni molestos.

I2 Instalación ocupando total o parcialmente uno o varios edificios exentos sitos en áreas específicamente industriales ordenadas a tal fin, transmitiendo un ruido al exterior inferior a 55 dBA medido en el borde exterior de la parcela.

I3 Industrias de Transformación de productos agrarios, con una transmisión de sonido al exterior inferior 36 dBA medido en el exterior de los cierres de la finca, excepto que se encuentre ubicada en un polígono industrial en cuyo caso serán 55 dBA.

I4 Instalación no comprendida en los apartados anteriores requiriendo una ordenación específica y una localización singular.

I5 Industrias extractivas: Comprende este uso las actividades constructivas vinculadas a ligadas con la extracción de materiales del subsuelo, así como la primera transformación de los mismos. A efectos de su distinta regulación incluye como clases las canteras y graveras, la minería y la extracción de materiales con transformación.

I6. Instalaciones eólicas realizadas para generar energía eléctrica mediante el aprovechamiento del viento, constituidas por uno o más aerogeneradores.

Las referencias a potencia instalada debe entenderse hecha a alimentación de motores de cualquier tipo, excluyéndose, por tanto, los destinados específicamente a alumbrado, calefacción, hornos eléctricos, etc.

3.3.2.—Limitaciones complementarias de uso para las diferentes categorías de industria.

Las industrias de las distintas categorías estarán sometidas a las siguientes limitaciones complementarias de uso.

3.3.3.—Limitaciones a la categoría I0.

Bastará con el cumplimiento exacto de todas las reglamentaciones específicas existentes y del resto de las contenidas en estas Normas Urbanísticas.

3.3.4.—Limitaciones de usos específicos en la categoría I1.

En la categoría I1 se admitirán los siguientes tipos de uso industrial, sin perjuicio del exacto cumplimiento tanto de las limitaciones específicas inherentes a la especificación de la categoría como del resto de la Normativa Urbanística y muy en particular de los baremos de contaminación industrial especificados en el capítulo 4 adicionalmente a sus reglamentaciones específicas cuando existan.

En ningún caso se permitirá el acceso de vehículos a los locales destinados a este uso, por lo que la anchura máxima de sus accesos estará limitada a 1,40 m.

a) Almacenes y depósitos al por menor. Si se almacenan substancias combustibles será con las siguientes limitaciones:

Sustancias líquidas: Se prohíben por su peligrosidad el Sulfuro de Carbono, Éter, Colodón y disoluciones de celuloide. Las substancias inflamables contenidas en envases corrientes deberán limitar la capacidad total a 300 litros.

Las contenidas en depósitos subterráneos podrán alcanzar la capacidad total de 2.500 litros con arreglo a las normas de su reglamento especial. En la vía pública y en depósitos subterráneos podrán alcanzarse la capacidad de 10.000 litros a una distancia de 6 m de la línea de fachada y de 5.000 litros a 3 m. Los aceites lubricantes pesados, mazcuts, etc. y en general los líquidos inflamables de punto de inflamación superior a 35º se permitirán hasta 1.000 litros en envases corrientes, y hasta 3.000 litros en tanques metálicos o depósitos subterráneos convenientemente dispuestos.

Sustancias sólidas: Los sólidos inflamables contenidos en envases corrientes no podrán almacenarse en cantidades superiores a 500 kg.

Los combustibles sólidos solo podrán almacenarse en cantidades inferiores a las diez toneladas y 8 m³ en volumen. Se prohibir el almacenamiento de trapos, ropas, etc., en montones que no hayan sufrido lavado y desinfección previa.

b) Talleres de vidrios, hojalateros, fontaneros y elaboración, cortado y decorado de vidrio.

c) Talleres de pintura, decoración y pequeños almacenes a su servicio.

d) Talleres de carpintería, ferretería, construcción y reparación electrónica y demás electrometalúrgicos.

e) Talleres de carpintería, ebanistería y demás de trabajo de madera y materiales análogos.

f) Laboratorios de productos químicos, farmacéuticos y de perfumería que no produzcan gases nocivos o perjudiciales, cumpliendo las condiciones del apartado a.

g) Industrias de la confección, vestido y adorno comprendidas las de reparación, limpieza y acabado a su servicio y pequeños almacenes a su servicio cumpliendo las condiciones del apartado a.

h) Industrias de preparación de productos alimenticios excluidas vaquerías y demás, con las condiciones adicionales siguientes:

— Que la superficie de los hornos no exceda de 20 m² y el número de hornos de dos.

— Que las chimeneas rebasen en 2 m las edificaciones colindantes.

i) Talleres de artes gráficas, incluso encuadernaciones y elaboración de papel y cartón.

j) Instalaciones de los servicios de distribución de energía, agua y gas, con arreglo al plan de ordenación de los mismos y sus reglamentos especiales.

k) Instalaciones frigoríficas anejas a las instalaciones referidas en los apartados anteriores.

3.3.5.—Limitaciones de usos específicos en la categoría I2.

Cuando el área específicamente industrial en que se encuentre ubicada carezca de una ordenanza legalmente aprobada que dijere algo diferente, se admitirán los siguientes tipos de uso industrial, sin perjuicio del exacto cumplimiento tanto de las limitaciones específicas inherentes a la especificación de la categoría como del resto de la Normativa Urbanística y, muy en particular, de los baremos de contaminación industrial especificados en el capítulo 4.

Además de todos los usos admitidos en I1 se admitirán los siguientes:

a) Fábricas de productos hidráulicos, piedra artificial, mosaicos y similares.

b) Fábricas de aserrío y labra de piedras, mármoles, etc.

c) Talleres de decorado, pintura, etc.

d) Almacenes de materiales de construcción.

e) Almacenes de productos metalúrgicos clasificados.

f) Talleres electromecánicos.

g) Carpinterías mecánicas y talleres dedicados a los trabajos de madera.

h) Laboratorios de productos químicos, pequeñas fábricas de jabón, lejías y perfumes que no viertan aguas residuales nocivas para la depuración biológica de las mismas o para la conservación del alcantarillado.

i) Fábricas de colores de pinturas con las limitaciones anteriores y las establecidas para substancias inflamables y combustibles.

j) Laboratorios biológicos, con las mismas limitaciones.

k) Manufacturas de caucho, cuero, etc. y materiales similares siempre que cumplan en cuanto a almacenaje de productos inflamables las condiciones de I1 y I2.

l) Talleres de tintorería lavado y limpieza.

m) Manufacturas textiles.

n) Lavaderos públicos.

o) Preparación de los productos alimenticios para el hombre y el ganado sin matanza ni utilización de productos residuales del matadero.

p) Almacenes y preparación de bebidas, licores, etc. fábricas de gaseosas y hielo.

q) Talleres de artes gráficas.

r) Manufacturas de papel y carbón.

s) Parques de limpieza.

t) Instalaciones de distribución de los servicios de gas, agua, y electricidad, cuya ubicación en manzanas industriales sea compatible con el servicio que prestan.

u) Almacenes con las restricciones sobre substancias inflamables establecidas para I1 y I2.

3.3.6.—Limitaciones de usos específicos en la categoría I3 o de transformación de productos agrarios.

1. Cuando la instalación tenga una superficie construida no superior a 100 m², podrá integrarse en una misma implantación con la vivienda rural, sin que esta superficie compute a efectos de reducir la capacidad edificatoria de la posible vivienda.

2. En el resto de los casos y en las categorías de suelo en que sea considerado como uso admitido o autorizable por estas Normas estará a lo previsto en ellas.

3. Excepto las incluidas en el punto 1, deberán guardar una separación superior a 100 m a las edificaciones próximas, distancia que podrá reducirse con autorización expresa de los colindantes, salvo que sea actividad calificada por el Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas.

4. Los talleres existentes podrán ampliarse en las condiciones marcadas en 3.3.3.

3.3.7.—Limitaciones de usos específicos en la categoría I4.

Las Instalación no comprendida en los apartados anteriores requiriendo una ordenación específica y una localización singular tienen, con carácter general, la consideración de uso incompatible.

Dentro de ellas tendrán la consideración de uso prohibido los Cementerios de Automóviles.

3.3.8.—Condiciones de las actividades mineras y extractivas. I5.

1. De acuerdo con el artículo 3 de la Ley 22/1973 de 21 de julio de Minas los yacimientos minerales se clasifican en las siguientes secciones:

a) Pertenecen a la misma los de escaso valor económico y comercialización geográficamente restringida, así como aquellos cuyo aprovechamiento único sea el de obtener fragmentos de tamaño y forma apropiados para su utilización directa en obras de infraestructura, construcción y otros usos que no exigen más operaciones que las de arranque, quebrantando y calibrado.

b) Incluye, con arreglo a las definiciones que establece el capítulo I del Título IV de la Ley citada las aguas minerales, las termales, las estructuras subterráneas y los yacimientos formados como consecuencia de operaciones reguladas por esta Ley.

c) Comprende esta sección cuantos yacimientos minerales y recursos geológicos no están incluidos en las anteriores y sean objeto de aprovechamiento conforme a esta Ley, excepto los incluidos en la sección siguiente.

d) Los carbones, los minerales radiactivos, los recursos geotérmicos, las rocas bituminosas y cualquier otro yacimiento mineral o recursos geológicos de interés energético.

2. Queda fuera del ámbito de la Ley 22/1973 la extracción ocasional y de escasa importancia de recursos minerales, cualquiera que sea su clasificación, siempre que se lleve a cabo por el propietario de un terreno para su uso exclusivo y no exija la aplicación de técnica minera alguna.

3. La realización de sondeos y otras actividades de investigación minera que puedan contar con Autorización de la Autoridad Minera competente tendrán consideración de uso permitido excepto en los suelos de Especial Protección en los que tendrán la consideración de Incompatibles.

4. En lo demás las actividades correspondientes a las cuatro secciones tendrán la consideración de uso incompatible en todo el término municipal de Riosa.

3.3.9.—I6 condiciones de las instalaciones eólicas: clasificación.

Se subdividen en dos clases::

a) Instalaciones Eólicas Singulares destinadas a autoconsumo o a la investigación constando de no mas de tres generadores y con una potencia instalada igual o inferior a 50 MW.

b) Parques Eólicos: Todos los demás conjuntos de instalaciones generadoras de energía eléctrica mediante el aprovechamiento del viento.

En los Parques Eólicos será de aplicación los Decretos 42/2008 sobre Directrices Sectoriales de Ordenación del Territorio para el Aprovechamiento de la Energía Eólica en Asturias y 43/2008 de 15 de mayo sobre procedimiento para la Autorización de Parques Eólicos por el Principado de Asturias, En las Instalaciones Eólicas Singulares se requerirá la realización de un EIA siendo de aplicación al mismo el Anexo al Decreto Regulador citado.

3.3.9.1.—Condiciones generales.

Con independencia de las medidas que establezcan los órganos competentes y las condiciones derivadas de la aplicación de la normativa sectorial vigente, la implantación de una instalación eólica en el ámbito del concejo de Riosa deberá ajustarse a las siguientes determinaciones:

a) Las Instalaciones estarán en todo caso a lo dispuesto en las Directrices Sectoriales de Ordenación del Territorio para el Aprovechamiento de la Energía Eólica del Principado de Asturias.

b) Tendrán en todo caso consideración de uso prohibido en:

— El ámbito del Paisaje Protegido del Aramu.

— La parte de los cordales de la Cuba y la Segá, en que se acumulan numerosos yacimientos arqueológicos incluidos en la Carta Arqueológica de Riosa, desde el Llosoriu al Norte hasta su encuentro con la sierra del Aramu al Sur.

c) La implantación de una instalación eólica de cualquier tipo no podrá alterar, afectar o modificar la red hidrológica de la zona de actuación.

d) Las instalaciones eólicas o cualquiera de sus componentes se emplazarán a una distancia mínima de 250 m de las zonas de protección de los yacimientos arqueológicos categorizados en la Carta Arqueológica de Riosa.

e) Se prohíben los tendidos aéreos entre los elementos que componen la instalación eólica, incluidos aquéllos que conecten los aerogeneradores con la subestación.

f) Las torres de los aerogeneradores, torres manométricas y otras deberán ser tubulares, quedando prohibidas las torres de celosía.

g) Los aerogeneradores irán pintados en color neutro, dentro de una gama comprendida entre el gris muy claro y el gris.

h) El alumbrado de la instalación eólica deberá ser el de menor impacto visual que cumpla lo establecido por el Decreto 584/1972 sobre servidumbres aeronáuticas.

3.3.9.2.—Condiciones particulares de las instalaciones eólicas singulares.

Con carácter complementario se establecen las siguientes condiciones para la implantación de una instalación eólica singular:

a) No se permite la apertura de pistas, la modificación de los accesos existentes ni la generación de movimientos de tierra que alteren significativamente la topografía.

b) Se prohíben los tendidos aéreos.

e) Se deberán ubicar sobre elementos exentos de la edificación principal.

3.3.9.3.—Condiciones particulares de los parques eólicos.

Además de lo establecido en la regulación autonómica sectorial y de las determinaciones establecidas en esta norma la implantación de un parque eólico deberá ajustarse a las siguientes consideraciones:

a) En la medida de lo posible se deberán utilizar los accesos, edificaciones e infraestructuras existentes en el área de implantación para la construcción y funcionamiento del parque. Estos elementos deberán ser recogidos y señalados adecuadamente en las determinaciones del proyecto y en su cartografía.

b) Caso de requerirse alguna nueva pista de uso permanente al servicio de la instalación eólica ésta no podrá tener una pendiente media superior al 9% y en ningún punto superior al 14% ni un ancho superior a los 4 m. Ninguna de las pistas estará asfaltada. El proyecto deberá contemplar las medidas necesarias para evitar la erosión en aquellos tramos cuya pendiente sea superior al 9%.

c) No se permitirá la aplicación de herbicidas ni pesticidas en el área de ocupación del parque eólico.

d) Tanto los aerogeneradores como los demás componentes del parque eólico deberán situarse a una distancia mínima de 7 diámetros del rotor de los mayores aerogeneradores empleados en la instalación, de cualquier vivienda habitada y en ningún caso dicha distancia podrá ser inferior a los 300 m.

e) Se estará a lo dispuesto en los Decretos D 42/2008, de 15 de mayo; D. 43/2008, de 15 de mayo; RDL 1/2008, de 11 de enero.

f) Cuando la longitud del trazado de la línea de evacuación supere los 3 km de longitud, tanto el Plan Especial como el proyecto de ejecución deberá analizar varias alternativas para el trazado del mismo y justificar adecuadamente cual de ellas se ha elegido.

g) El Plan Especial deberá calificar como SNU de Infraestructuras Eólicas aquellos terrenos vinculados al parque para su correcto funcionamiento, ya sea por albergar máquinas, generadores, equipos o instalaciones o bien por ser necesario en ellos establecer alguna limitaciones al desarrollo de otros usos. Para el área afectada por la línea de evacuación se atenderá a lo dispuesto para las Líneas de Alta Tensión en los artículos 4.6.3 y 4.6.4 de estas Normas.

i) En la regulación de usos que el Plan Especial realizará del SNU de Infraestructuras Eólicas se procurará alterar lo menos posible el régimen de usos vigente antes de la implantación de la instalación eólica.

3.3.10.—Ampliación de instalaciones existentes.

Las instalaciones industriales de categoría I1 existentes en el momento de la aprobación de este Plan General podrán ampliarse hasta alcanzar una superficie total igual al 150% del límite máximo previsto en su especificación, siempre que la parte ampliada no suponga un incremento del mas del 50% sobre la superficie total inicial, que la industria en cuestión cumpla el resto de las condiciones marcadas por esta normativa y que esté enclavada en un área para la que el Plan General admita su uso.

3.3.11.—Actividades molestas, insalubres, nocivas y peligrosas.

Las actividades clasificadas bajo los conceptos de “molestas”, “insalubres”, “nocivas” y “peligrosas” de acuerdo con el Nomenclátor anexo al Reglamento aprobado por Decreto 2414/1961 o normativa vigente al efecto se tramitarán según lo previsto en el apartado correspondiente del capítulo 2.2, o en su caso normativa estatal o autonómica que lo sustituya o complemente, así como todos los derivados de la legislación industrial y medioambiental.

3.3.12.—Correcciones de categoría aplicando medidas correctoras.

En las instalaciones de categoría I1 se podrá aumentar la potencia instalada hasta alcanzar el 150% del límite, siempre que se demuestre adecuadamente que este incremento de potencia no se traduce en molestias sobre los vecinos, que se cuente con su conformidad y que se respeten el resto de los límites establecidos por las Normas Urbanísticas.

3.4.—Condiciones generales para el uso de garaje aparcamiento (G).

Para el uso de garaje regirán las siguientes condiciones:

3.4.1.—Subdivisión del uso de garaje.

El uso de Garaje se subdivide en las siguientes categorías:

G1. Garaje unifamiliar vinculado a vivienda A1.

G2. Garaje en planta baja y (o) sótanos, vinculado a viviendas A1 o A2, o con una superficie útil no superior a 600 m² o 20 módulos de aparcamiento.

G3. Taller de reparación de automóvil sito en planta baja y (o) sótano y, con una superficie útil no superior a 300 m². Se excluyen de esta categoría los talleres de chapa y pintura, que junto con los demás talleres de reparación de superficie superior a 600 m², se consideran incluidos en la categoría I3.

G4. Garaje en edificio específicamente dedicado a dicho uso en altura y(o) en subterráneo.

G5. Taller de reparación, venta o entretenimiento de automóviles sito en edificio exento, que se considera incluido en la categoría industrial I2.

G6. Aparcamiento de vehículos en tránsito en espacio libre público.

G7. Estación de servicio.

Aquellas áreas que puedan ser reconocidas como aparcamientos figuran en los planos con la denominación de P.

3.4.2.—Cómputo del número de plazas de aparcamiento.

1. A los efectos del cálculo del número de plazas de aparcamiento a ubicar en suelo urbano y urbanizable se estará a lo siguiente:

En las Unidades de actuación urbanística se cumplirá lo dispuesto en las correspondientes fichas urbanísticas y subsidiariamente lo previsto en el resto de la normativa de suelo urbano.

En el resto de las edificaciones deberá existir en principio al menos una plaza de garaje por vivienda equivalente, (100 m²) sin perjuicio de lo estipulado en los arts 3.6.2, 3.9.2, 3,12.3 y 3.13.3.

Adicionalmente, en las nuevas edificaciones destinadas a uso hostelero y hospitalario, se estará a lo previsto en sus regulaciones específicas.

No se permitirá el cambio de uso de los locales existentes destinados a garajes en los casos en que ello se traduzca en el incumplimiento del número mínimo de plantas de garaje según esta Normativa.

2. Se exceptúan de tal obligación los edificios catalogados, los que den frente a vías cuyas características impidan el acceso de tráfico rodado al aparcamiento y los que tengan una dimensión de parcela inferior a 300 m² o un frente de fachada inferior a 6 m.

3. En los casos de parcela de mas de 300 m² y menos de 500 m² pero en la que pueda demostrarse la imposibilidad geométrica de ubicar en una planta de sótano al menos el 50% de las plazas requeridas, quedarán también exentas de la anteriormente citada exigencia, siempre que el uso predominantemente del proyecto sea el de vivienda.

En los supuestos regulados en este apartado 3 el número de plazas se determinará por el Ayuntamiento, sin perjuicio de que, previo informe de los Servicios Municipales, la reserva se entienda absolutamente inviable.

3.4.3.—Requisitos específicos de los garajes.

Los garajes del tipo G1 al G5 cumplirán el Decreto 39/1998 por el que se aprueban las Normas de Diseño del Principado o Normativa que la substituya.

Los G1, reunirán unas condiciones de distribución y superficie tales que permitan la maniobra de vehículos en su interior, de tal modo que tanto la entrada como la salida de éstos se realicen hacia adelante, y que la maniobrabilidad pueda realizarse en el interior de la finca.

3.4.4.—Condiciones específicas para estaciones de servicio. (G7)

Las Estaciones de Servicio (G7) cumplirán las siguientes condiciones: La altura máxima de la edificación no podrá exceder de 5,50 m medidos sobre la rasante de la carretera. No se computarán, a efectos de la aplicación de este artículo, chimeneas, antenas o similares, pero sí rótulos publicitarios y demás.

Deberán disponer del suficiente nº de plazas de aparcamiento para no entorpecer el tránsito con un mínimo de 2 plazas por surtidor.

Los talleres de automóviles anexos a estaciones de servicio y no autorizados explícitamente por el planeamiento, no tendrán una superficie superior a 100 m².

Las instalaciones de servicios complementarios tales como tiendas, cafeterías, etc. no autorizadas explícitamente por el planeamiento cumplirán las siguientes condiciones: Su edificabilidad, sumada a la de los talleres y otras instalaciones auxiliares no rebasará de 0,2 m²/m² con un máximo de 150 m².

Cuando las instalaciones G7 se sitúen en áreas residenciales su tipología será la conocida como “Unidades de suministro”, con tres surtidores como máximos y exentos de cualquier instalación complementaria (talleres, túneles de lavado, etc.)

3.5.—Condiciones generales para el uso comercial. (C ).

Se incluye el comercio definido como la actividad realizada profesionalmente con ánimo de lucro por personas físicas o jurídicas, consistente en poner u ofrecer en el mercado interior, por cuenta propia o ajena, bienes naturales o elaborados, así como aquellos servicios que de ella se deriven, independientemente de la modalidad o soporte empleado en su realización y ya se realice en régimen de comercio mayorista o minorista.

Para el uso comercial regirán las siguientes condiciones:

3.5.1.—Subdivisión del uso comercial.

El uso comercial se subdivide en las siguientes categorías:

C1. Instalación de menos de 400 m² de superficie útil de exposición y venta al público (En adelante SUEVP) sita en planta baja y (o) sótano o planta primera de un edificio destinado mayoritariamente a otros usos.

C2. Instalación sita en un edificio destinado predominantemente a usos comerciales con SUEVP inferior a 400 m² siempre respetando los criterios de ordenación espacial del equipamiento comercial del Principado de Asturias recogidos en el Decreto 1372005 de 15 de diciembre.

C3. Instalaciones comerciales que si bien pueden responder a alguna situación anterior, alcancen o superen los 400 m² de SUEVP sin alcanzar los 2.500 m² de SUEVP y siempre respetando las previsiones contenidas en las DSEC.

C4. Instalaciones comerciales que si bien pueden responder a alguna situación anterior, superen los 2.500 m² de SUEVP , siempre respetando los criterios de ordenación espacial del equipamiento comercial del Principado de Asturias.

En las instalaciones C1 a C3 la SUEVP no será inferior al 50% de la superficie útil total.

En todos los casos la instalación deberá ajustarse a las previsiones contenidas en el Decreto 119/2010 de 13 de septiembre por el que se aprueba la Revisión de las DSEC. A ellas deben añadirse las siguientes:

C0. Quioscos o Instalaciones desmontables para venta de revistas, flores, chuches o similares, de una dimensión máxima de 3,50 m², sin conexiones de saneamiento u otro tipo con el terreno.

3.5.2.—Requisitos específicos del uso comercial.

Los locales comerciales cumplirán los siguientes requisitos en cuanto a comunicaciones, dimensiones, superficies, instalaciones, servicios sanitarios y demás.

1. Si en el edificio en que está enclavado existen usos de viviendas:

a) Deberá haber accesos, escaleras y ascensores independientes para estas últimas.

b) No podrá haber comunicación directa del comercio con las viviendas, caja de escalera o portal si no es a través de una habitación o paso intermedio con puerta de salida inalterable al fuego.

2. Solo se admitirán locales comerciales bajo el nivel del suelo cuando estén vinculados al local inmediato superior y unidos funcionalmente por una escalera con ancho mínimo de 1 m. En todo caso la proporción de local a nivel del suelo será superior a 25 m² o 1/3 del total. Solamente podrá ser utilizado para instalaciones técnicas o depósitos y nunca como centro de ventas y exposición.

3. Regirán las siguientes dimensiones mínimas:

Altura libre mínima Planta baja: 3,00 m.

Podrá tener hasta 2,50 m de altura una fracción de la superficie total en planta baja no superior al 50% del total o a 100 m².

Sin perjuicio de la posible existencia de altillos, en su caso. Se exceptúan los edificios dotados de instalaciones tapadas por falsos techos en los que pueda demostrarse la imposibilidad del cumplimiento. En este supuesto podrá bajarse la altura libre a una dimensión

AL = H - 0,20 m.

Donde H es la altura disponible, con un tope de 2,50 m.

Otras plantas, incluidas semisótanos y sótanos: 2,50 m.

Ancho de escaleras de servicio al público (mínimo):

C1, C2: 1,10 m.

C3, C4: 1,50 m.

En las escaleras de servicio al público estarán prohibidas las mesetas partidas y escaleras compensadas. En cualquier caso serán de diseño amplio y cómodo, apto para utilización, densas o rápidas.

Zonas mínimas de despacho al público: 6,00 m² en cualquier caso.

Longitud mínima de fachada: 2,00 m.

4. La superficie de huecos a primeras luces será, como mínimo, 1/8 de la superficie útil total. Cuando esto no se cumpla deberá justificarse debidamente en el proyecto la existencia de instalaciones de acondicionamiento de luz y ambiente que lo hagan innecesario.

Estas instalaciones deberán ser aprobadas por el Ayuntamiento de Riosa previamente a la entrada en funcionamiento del local.

En caso de que las medidas no produjeran un funcionamiento satisfactorio, el Ayuntamiento podrá, en cualquier momento, optar entre cerrar total o parcialmente el local o arbitrar las medidas correctas oportunas. En todo caso se exigirán las instalaciones necesarias para evitar el desprendimiento de gases, olores molestos etc.

5. Habrán como mínimo los siguientes servicios sanitarios:

Hasta 100 m² de superficie, una unidad de lavabo y retrete. A partir de allí una unidad de lavabo retrete por cada 200 m² o fracción, con un mínimo de una por sexo.

Estos servicios deberán estar separados del resto del local por un vestíbulo o zona de aislamiento.

En los locales comerciales, formando conjuntos, tales como Mercados, Galerías, Centros comerciales etc., podrán agruparse, total o parcialmente, los servicios correspondientes a cada local, no computando entonces las fracciones mas que una vez pero sí haciéndolo los espacios de uso común.

Cuando estos conjuntos formen varias plantas deberán distribuirse los servicios en forma que haya al menos uno por sexo en cada planta.

6. Desde el punto de vista de las instalaciones contra incendios, se estará a lo previsto en la normativa supramunicipal vigente en la materia.

7. Los establecimientos comerciales en las categorías C3 y C4 deben disponer de una plaza de aparcamiento por cada 50 m² de SUEVP.

3.6.—Condiciones generales para el uso de oficinas (O).

Para el uso de oficinas regirán las siguientes condiciones:

3.6.1.—Subdivisión del uso de oficinas.

El uso de oficinas se subdivide en las siguientes categorías:

O1 Oficinas de profesión liberal anexas a la vivienda del titular, ocupando menos del 25 por 100 de la superficie útil de ésta.

O2 Las demás oficinas de profesión liberal sitas en suelo con uso residencial predominante.

O3 Locales sitos en planta baja y (o) semisótano y (o) planta primera de edificio destinado a otros usos.

O4 Edificios dedicados única o predominantemente a oficinas.

O5 Locales sitos en suelo residencial predominante ocupando plantas diferentes de la baja y primera e incumpliendo las condiciones de las categorías O1 y O2.

En las categorías O3, O4 y O5 se considerarán incluidos los usos de academias y similares.

Las oficinas y servicios de la Administración o asimilados a la misma, de uso y servicio público, podrán ser configurados como SP (Servicios Públicos) que, salvo determinación específica se regirán por la normativa del uso privado equivalente, especialmente el de oficinas, de ahí la referencia en este apartado. Según su titularidad y régimen de adscripción al servicio y uso público serán o no conceptuados como aprovechamiento lucrativo. Las de titularidad privada, sin adscripción exclusiva al uso o servicio público, serán siempre conceptuadas como uso lucrativo a los efectos que procedan.

3.6.2.—Cómputo del número de plazas de aparcamiento anexas al uso de oficinas.

Se cumplirán en los proyectos de nueva planta los mínimos dispuestos en el art. 3.4.2, considerando, a efectos de cómputo, en las categorías O3 a O5 un coeficiente de ponderación de 100 m² por vivienda equivalente.

3.6.3.—Requisitos específicos del uso de oficinas.

Solo se admitirán locales de oficinas en semisótano cuando además de cumplir las condiciones de ventilación e iluminación correspondientes los locales están vinculados al local inmediato superior y unidos funcionalmente por una escalera con ancho mínimo de 1 m.

Regirán asimismo las condiciones establecidas en los puntos 3, 4, 5 y 6 del art. 3.5.2., relativo al uso comercial:

Ancho mínimo de escaleras de servicio al público: O3 y O4: 1,20 m.

3.7.—Condiciones generales para el uso hotelero.

Para el uso hotelero o de residencia temporal retribuida incluidas actividades complementarias de la misma, regirán las condiciones que se señalan a continuación a los efectos que procedan.

Se incluirán en esta categoría también las residencias para la tercera edad cuando no hayan sido expresamente consideradas como equipamiento asistencial, o de uso y servicio público que como tal será uso no lucrativo.

3.7.1.—Subdivisión del uso hotelero (H).

El uso hotelero se subdivide en las siguientes categorías:

H1 Instalación de, como máximo, 7 habitaciones o 15 plazas con un máximo de 300 m² de superficie edificada sobre rasante, ocupando una edificación exenta. (Casas rurales).

H2 Instalación de, como máximo, 18 habitaciones o 36 plazas con un máximo de 540 m² de superficie edificada sobre rasante, ocupando una edificación exenta. (Hoteles rurales).

H3 Instalación de, como máximo, 50 habitaciones o 100 plazas con un máximo de 3.000 m² de superficie edificada sobre rasante, ocupando una edificación exenta. (Hoteles).

H4 Instalación ocupando parte de un edificio destinado a otros usos sin que, en ningún caso, sea autorizable la instalación cuando sea posible el destino a viviendas de las plantas por debajo de la misma. No se consideran fuera de ordenación las actuales instalaciones que incumplieran tal condición.

HA1 Instalación de Apartotel, con una dimensión de no más de 36 plazas.

HA2 Instalación de Apartotel, con una dimensión de no más de 40 apartamentos.

CP Campamentos de Turismo.

Las residencias de la tercera edad son tratadas en el presente Plan General asimiladas al uso hostelero de las mismas características.

3.7.2.—Condiciones específicas del uso hotelero.

Deberán cumplir:

— El Decreto 142/2002 de 14 de noviembre, sobre turismo rural en el Principado de Asturias.

— El Decreto 78/2004 de 8 de octubre sobre Establecimientos Hoteleros.

Así como la Normativa que la sustituya o complemente además de las especificaciones generales de aplicación en la zona de emplazamiento, o en la correspondiente ficha urbanística si se trata de zonas de desarrollo posterior.

3.7.3.—Condiciones generales para los campamentos de turismo.

Se consideran campamentos de turismo las instalaciones controladas de acampada para la instalación temporal de tiendas y caravanas de uso estacional. estarán sometidas a las siguientes limitaciones complementarias de uso.

1. Los campamentos de turismo están categorizados por este Plan General, en aquellas categorías de suelo en que no está tratado de otra forma por las Normas de Zona, como uso autorizable.

2. Para obtener en su caso la autorización pertinente, su implantación deberá someterse a una evaluación de impacto ambiental según lo previsto en el artículo 3 apartado 2 del RDL 1/2008, de 11 de enero, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental de Proyectos.

3. No se permitirán en los Campamentos de Turismo más instalaciones fijas que las exigidas para cumplir la normativa sectorial de aplicación. La utilización preferente será de tiendas de campaña, limitándose el uso de caravanas a un máximo del 10% de la capacidad total del campamento y de modo específico se prohíbe su transformación en “bungalows” mediante la implantación de servicios. La autorización de un campamento de turismo llevará implícita la de las edificaciones y servicios que estuvieran incluidos en el proyecto siempre que éstas reúnan las condiciones técnicas, higiénico-sanitarias y tipológicas exigidas por este planeamiento y por la normativa sectorial de aplicación.

4. El número máximo de campamentos de turismo susceptibles de ser aprobados en el concejo de Riosa es de 3, separados entre sí por 500 m como mínimo, medidos en línea recta desde sus bordes más próximos.

5. La dimensión mínima de la parcela adscrita a un campamento de turismo será de 6.000 m², y la máxima de 10.000 m².

6. La capacidad específica mínima será de 30 m² brutos por plaza y la capacidad total máxima de alojamiento será de 250 plazas, fijada con independencia del tipo de alojamiento utilizado por los usuarios.

7. Se prohíbe la privatización de accesos a lugares de interés turístico y natural o la interrupción de los caminos de servicio de cauces de agua permanentes.

8. Los campamentos de turismo contarán con vías de acceso que permitan el cruce razonable de los vehículos, con un mínimo de 4 m. Las instalaciones deberán contar con una superficie dedicada a aparcamiento de vehículos de usuarios equivalente a una plaza de aparcamiento por cada cuatro plazas de capacidad de la instalación y se resolverá dentro del propio ámbito de la actuación.

9. En la ejecución de los campamentos de turismo no se permitirá la tala de ningún árbol ni se permitirá ningún movimiento de tierras distinto al propio de la realización de la cimentación de los edificios.

10. La distribución de las plazas de acampada, vías interiores y demás condiciones, se ajustarán a las establecidas en la legislación sectorial vigente, debiendo mantener un retranqueo mínimo a los linderos de la finca de 3 m y para las edificaciones de 5 m. El perímetro de protección, definido por los retranqueos indicados en el párrafo anterior, deberá plantarse con árboles o arbustos o tratamiento adecuado conforme a las exigencias ambientales, en orden a minimizar los posibles impactos visuales que produzca la instalación.

11. La altura máxima construida de las edificaciones interiores será de una planta, equivalente a 3,50 m respecto a la rasante del terreno. La superficie máxima a ocupar por el conjunto de edificaciones será del 10% de la superficie total de la parcela. Dentro de esta superficie, no se computará la correspondiente a edificación destinada a acoger servicios y otras instalaciones higiénicas,

12. Deberán ajustarse a las condiciones generales estéticas de la edificación definida por este Plan General.

13. El vertido de aguas residuales se realizará, cuando exista, a la red de alcantarillado municipal. En su defecto, será preciso contar con un sistema propio de depuración por oxidación total o análogo que garantice su funcionamiento y conservación de forma adecuada.

14. La acampada en casas rurales atenderá en todo a la regulación desarrollada en el Decreto de 14 de noviembre de 2002, sobre turismo rural en el Principado de Asturias.

3.8.—Condiciones generales para el uso recreativo.

3.8.1.—Subdivisión del uso recreativo.

El uso recreativo se subdivide en las siguientes categorías.

J1. Instalación sita en plantas baja y (o) sótano o planta primera de un edificio destinado mayoritariamente a otros usos y dedicada a bar, cafetería o restaurante, no autorizada para las actuaciones musicales, cumpliendo las condiciones de aislamiento del sonido característicos de la especificación I1B.

J2. Instalación sita en planta baja y (o) sótano o planta primera de un edificio destinado mayoritariamente a otros usos y dedicada a bar, cafetería, restaurante y autorizada para actuaciones musicales, cumpliendo las condiciones de aislamiento del sonido características de la especificación I1B.

J3. Instalación cumpliendo la especificación J1 pero dedicada a sala de máquinas recreativas, bingo, club o similares, así como los gimnasios y otros locales de este tipo (squash, billar, etc.).

J4. Boites, salas de fiestas sitas en planta baja y (o) sótano o planta primera de un edificio destinado mayoritariamente a otros usos, cumpliendo las condiciones de aislamiento del sonido características de la especificación I1B.

J5. Instalaciones sitas en edificios exentos, destinados a tal fin, con superficie no superior a 390 m² y cumpliendo las condiciones de aislamiento del sonido características de la especificación I2.

Los locales destinados a uso recreativo cumplirán la normativa específica que les resulte de aplicación, (Reglamento de Espectáculos, CPI, etc.) y subsidiariamente los requisitos del apartado 3.5.2, para uso comercial.

3.9.—Condiciones generales para el uso de enseñanza o educativo. (E)

Para el uso de enseñanza regirán las siguientes condiciones, partiendo del hecho de que salvo referencia expresa, se entiende como uso no lucrativo, excepción hecha de aquellos centros privados no concertados o concepto equivalente que en el futuro pudiera sustituir a este.

3.9.1.—Subdivisión del uso de enseñanza.

El uso de enseñanza se subdividirá en las siguientes categorías:

Educación Infantil:

EGI Guarderías infantiles, ocupando una superficie de parcela de como mínimo 1.000 m² cuando no estén ubicadas en suelo urbano.

EPR Enseñanza preescolar, ocupando una superficie de parcela de como mínimo 1.000 m².

Otras enseñanzas:

EGB Enseñanza Primaria cumpliendo sus normas específicas.

EBP Enseñanza Secundaria cumpliendo sus normas específicas.

EU. Enseñanza Universitaria cumpliendo sus normas específicas.

EP. Enseñanza Profesional cumpliendo sus normas específicas.

EE. Enseñanza Especial cumpliendo sus normas específicas.

Todas las denominaciones anteriores se adaptarán a las equivalentes que configuren las autoridades escolares, a través de las correspondientes Leyes y Reglamentos.

Las academias y similares no incluibles en las especificaciones ante citadas se considerarán incluidas en el uso de Oficinas (O).

3.9.2.—Número de plazas de aparcamiento anexas al uso de enseñanza o educativo.

En unidades de nueva realización deberá preverse una plaza de aparcamiento por cada 100 m² edificados. No obstante, en suelo urbano, el anterior mínimo no será de aplicación en los casos en que se justifique la imposibilidad o inconveniencia de su cumplimiento.

3.9.3.—Condiciones de volumen del uso de enseñanza o educativo.

Las parcelas destinadas a equipamiento de enseñanza en suelo distinto del urbano estarán a lo dispuesto en sus reglamentaciones específicas sin que puedan en ningún caso rebasar la edificabilidad de 0,40 m²/m² computado sobre parcela neta.

En suelo urbano podrá rebasarse dicho límite cuando esté debidamente justificado hasta alcanzarse una volumetría que no rebasará la representada en el plano correspondiente cuando lo haya o la especificada para las Unidades de Actuación enclavadas en el área correspondiente en otro caso. Si dicha volumetría estuviera ya agotada, las ampliaciones que resultaran inexcusables para el correcto desarrollo de la actividad docente, deberán contar con informe favorable previo del organismo competente en la materia y en ningún caso superarán el 20 por 100 de la edificabilidad actual.

3.10.—Condiciones generales del sistema viario fundamental.

3.10.1.—Viario fundamental.

1. Lo constituyen los suelos ocupados por los viales y zonas de servidumbre de titularidad pública a lo largo de la carretera comarcal As-231 y las carreteras locales Ri-1 a Ri-7 (Ver tabla n.º 1) así como cualquier otra que durante la vigencia de este Plan General de Ordenación pudiera entrar en funcionamiento.

2. Todo proyecto, construcción, conservación, financiación y explotación de las carreteras, así como las condiciones de edificabilidad al borde de las mismas, observará lo dispuesto en la legislación vigente en materia de carreteras. Reglamento General de Carreteras 1812/1994 y Ley Regional de Carreteras 8/2006 de 13 de abril o normativa que las substituya.

Tabla N.º 1. Carreteras comarcales y locales del concejo de Riosa.

AS-231

Peñamiel-Pola de Lena por Riosa

RI-l

L’ Ará-La Azorera y Villamer

RI-2

La Vega-Grandiella

RI-3

C.ª de Doñaxuande

RI-4

C.ª de Cerecéo

RI-5

C.ª de Purció

RI-6

La Vega-Llamo

RI-7

C.ª de Muriellos

3. En el exterior del Suelo Urbano, Urbanizable o de los Núcleos Rurales las Zonas de Dominio Público, Servidumbre y Afección definidas en los artículos 25, 27, 28 y 29 de la Ley 8/2006, serán las representadas en la Tabla N.º 2 Adjunta.

Tabla N.º 2. Distancias en m que definen las Zonas de Dominio Público, Servidumbre y Afección.

ZONA DE DOMINIO PÚBLICO

ZONA DE SERVIDUMBRE

ZONA DE AFECCIÓN

LÍMITE DE LA EDIFICACIÓN

AS-231

3

8

30

10

RI-1 a RI-7

3

6

20

8

4. El trazado de nuevas vías de comunicación atenderá a lo establecido para esta categoría de suelo.

3.10.2.—Distancia de las edificaciones en relación con el sistema viario fundamental.

A los efectos de la aplicación del artículo 29 de la Ley 9/2006 que establece la línea límite de edificación, desde la cual hasta la correspondiente carretera queda prohibido cualquier tipo de obra de construcción, reconstrucción o ampliación, a excepción de las que resulten imprescindibles para la conservación y mantenimiento de las construcciones existentes, regirán las siguientes condiciones:

2. En el caso de la carretera Comarcal AS-231.

a) En el suelo urbano o urbanizable y para el caso de las carreteras incluidas dentro de la Ley de Carreteras del Principado de Asturias, se estará a lo que prescribe la Ley 8/2006 en cuanto a la necesidad de autorización expresa de la Consejería competente, para la realización de obras, instalaciones, edificaciones, cierres y cualquier otra ocupación o actividad en terrenos colindantes o sitos en el área de influencia de las carreteras de la Red del Principado de Asturias.

b) En el suelo urbano o urbanizable la línea límite de edificación será la que se deduzca de la lectura de los planos de zonificación del Plan General o, subsidiariamente, se situará a la distancia de 10 m medida desde la arista exterior de la calzada.

c) En los núcleos rurales la línea límite de edificación será la representada en los planos mediante una línea evolvente cuando exista o 10 m medidos desde la arista exterior de la calzada en otro caso.

d) En el exterior del suelo urbano y de los núcleos rurales la línea límite de edificación se establece a una distancia de 10 m medida desde la arista exterior de la calzada.

3. En el caso de las carreteras locales RI-1 a RI-7 las distancias límite serán las siguientes:

a) En el suelo urbano o urbanizable la línea límite de edificación será la que se deduzca de la lectura de los planos de zonificación del Plan General o, subsidiariamente, se situará a la distancia de 8 m medida desde la arista exterior de la calzada.

b) En los núcleos rurales la línea límite de edificación será la representada en los planos mediante una línea evolvente cuando exista u 8 m medidos desde la arista exterior de la calzada en otro caso.

c) En el exterior del suelo urbano y de los núcleos rurales la línea límite de edificación se establece a una distancia de 8 m medida desde la arista exterior de la calzada.

3.10.3.—Red urbana interna.

1. En las intersecciones de las redes de carreteras urbanas con carreteras pertenecientes a la Red de Carreteras del Principado de Asturias se estará a lo establecido en el artículo 53 “Autorizaciones” de la Ley del Principado de Asturias 8/2006 de 13 de noviembre de Carreteras.

2. En el suelo ordenado por alineaciones a viales la red viaria secundaria aparece representada y dimensionada en los planos correspondientes del Plan General. En todo caso, el Ayuntamiento, oídos los servicios técnicos municipales, efectuará durante todo el período de vigencia del Plan General, las modificaciones de detalle a que, en función de las necesidades prácticas de cada momento, hubiera lugar, todo ello sin perjuicio del adecuado cumplimiento del resto de estas Normas Urbanísticas y, muy particularmente, de lo referente a zonas verdes.

3. La red viaria pública que se transforme en peatonal conservará la definición de vial, sin que, en ningún caso, pueda conceptuarse como espacio libre en cuanto a estándares requeridos al efecto, salvo clara configuración en esta última categoría por el tratamiento y características que no permita la determinación de solar para el espacio colindante.

4. En el suelo urbano y el urbanizable dedicados a vivienda unifamiliar se cumplirá la siguiente normativa mínima:

a) Cuando se trate de actuaciones sobre suelo ya consolidado con viario existente y en todos los casos en que sea posible, las calzadas tendrán una sección mínima de calzada de 4,50 m admitiéndose un mínimo de 4 m de calzada en tramos rectos cortos con edificación preexistente a ambos lados.

b) En las zonas sobre suelo aun no consolidado y en las que la red viaria es prácticamente nueva, ésta se subdivide en: distribuidores, vías de acceso principal y vías de acceso secundario con las siguientes condiciones:

— Los distribuidores son vías conectoras principales con el resto de la red, en ellas estará prohibido dar acceso directo a excepción de las parcelas que o ya estén edificadas o (y) puedan justificar la imposibilidad de efectuar reordenaciones con accesos alternativos.

— Las vías de acceso principal tendrán una sección mínima de calzada de 5 m, o de 8 m entre alineaciones, admitiéndose un mínimo de 4,50 de calzada en tramos rectos cortos con edificación preexistente a ambos lados.

— Los encuentros entre vías de este tipo o con distribuidores que no sean carreteras de la red interurbana se harán mediante tes con acuerdos de 6 m a cada lado sin necesidad de precauciones adicionales.

Estos encuentros distarán deseablemente un mínimo de 45 m si están en lados opuestos de cada vía o de 90 m en otro caso.

— Las vías de acceso secundario son vías de acceso complementario de uno principal y podrán tener características de trazado mas modestas previa aprobación por los servicios técnicos municipales.

— Los elementos de retorno en vías de fondo de saco podrán ser rotondas, martillos o llaves que se adaptarán a las condiciones representadas en el esquema adjunto. En todo caso los acuerdos interiores mínimos serán de 5,50 m.

c) En el suelo destinado a uso industrial y comercial la sección mínima de las vías será de 6 m, a las que deberán añadirse las zonas de aparcamiento con ancho mínimo de 2,50 m y acera con ancho mínimo de 1,50 m. El radio de giro mínimo de los viales será, por su borde interno, de 4 m.

5. La urbanización de calles de titularidad privada se ajustará a las prescripciones establecidas para las vías públicas.

3.10.4.—Condiciones específicas de las calles particulares.

1. Se definen como tales las de propiedad privada que figuren con este carácter en los estudios de detalle y planes parciales. Mientras conserven esta calificación el Ayuntamiento de Riosa ejercerá la oportuna inspección y vigilancia.

2. Su urbanización se ejecutará por los particulares o entidades promotoras de los respectivos proyectos y su ejecución se ajustará a las prescripciones y características establecidas por el Ayuntamiento para las vías públicas, debiendo disponer de los servicios urbanos que señala la legislación urbanística.

3. Las autoridades municipales estarán facultadas para exigir la utilización pública de la calle o calles particulares, regulando el uso de las mismas conforme a las necesidades de la villa, pudiendo los particulares proponer su entrega y conservación al Ayuntamiento, libre de cargas y gravámenes, estando dotadas de la totalidad de los servicios señalados por la legislación urbanística y en perfectas condiciones de utilización.

4. Si con posterioridad a la apertura de una calle particular se modificara el planeamiento de la zona en la que se encuentre incluida, se mantendrá su calificación urbanística de terreno vial a todos los efectos, incorporándose ésta al patrimonio municipal, de acuerdo con el sistema de actuación previsto en dicha ordenación.

3.10.5.—Aceras y vías peatonales.

Salvo las Unidades de Actuación cuyas especificaciones digan otra cosa estarán a lo siguiente:

1. La anchura mínima en áreas de nuevo trazado será de 1,50 m. En las calles en las que sean previsibles concentraciones de peatones, la anchura mínima será de 2,50 m.

2. La pendiente longitudinal mínima será del 1 por 100 para evacuación de aguas pluviales y la máxima del 10 por 100.

3. Cuando exista un itinerario alternativo que suprima las barreras arquitectónicas podrán disponerse escaleras con peldaños de huella mínima de 32 centímetros y contrahuella máxima de 16 centímetros, en un número máximo de 8 peldaños entre rellanos.

4. Las aceras se acompañarán de alineaciones de árboles plantados conservando la guía principal y con su tronco recto, con tutores y protecciones que aseguren su enraizamiento y crecimiento en los primeros años.

3.10.6.—Estacionamientos.

Los estacionamientos que se establezcan en proximidad de las vías públicas urbanas no interferirán el tránsito de éstas, debiendo cumplir con las condiciones dimensionales mínimas establecidas por el Decreto 39/1998 por el que se aprueban las Normas de Diseño del Principado o Normativa que la substituya y cumpliendo las prescripciones de la Ley 5/1995 del Principado de Asturias sobre supresión de barreras arquitectónicas o norma que la substituya.

3.11.—Condiciones generales del uso cultural.

Para el uso cultural o de transmisión y génesis de los conocimientos utilizando espacios, edificios o locales específicamente destinados a tal fin, regirán las siguientes condiciones, por lo que en principio serían uso no lucrativo, salvo titularidad privada y no cumplir ningún uso o servicio público.

3.11.1—Número de plazas de aparcamiento anexas al uso cultural.

En edificios de nueva realización deberá preverse una plaza de aparcamiento por cada 100 m² edificados y, en todo caso, por cada 25 personas de capacidad.

No obstante en suelo urbano el anterior mínimo no será de aplicación en los casos en que se justifique debidamente la imposibilidad o inconveniencia de su cumplimiento y exista un interés social evidente en su realización.

3.11.2.—Condiciones de volumen del uso cultural.

Las parcelas destinadas a equipamiento cultural en suelo urbanizable y no urbanizable estarán a lo dispuesto en sus reglamentaciones específicas sin que puedan en ningún caso rebasar la edificabilidad de 0,40 m²/m² computado sobre la parcela neta, salvo excepción justificada en la ficha específica.

Se exceptuarán las Unidades de Actuación cuya especificación dijera otra cosa. Asimismo en suelo urbano podrá rebasarse dicho límite cuando esté debidamente justificado, hasta alcanzarse una volumetría que no rebasará, en su caso, la representada en el plano correspondiente. Todo ello sin perjuicio del cumplimiento de las circunstancias que pudieran derivarse del cálculo del aprovechamiento medio.

3.11.3.—Condiciones de servicios higiénicos.

Existirán como mínimo, con absoluta independencia, aseos para ambos sexos que no podrán comunicarse directamente con el resto de los locales, debiendo por tanto disponer de un vestíbulo o zona de aislamiento.

3.12.—Condiciones generales para el uso deportivo.

Comprende este uso los edificios e instalaciones acondicionados para la práctica y enseñanza de los ejercicios corporales organizados.

3.12.1.—Subdivisión del uso deportivo. (D)

El uso recreativo se subdivide en las siguientes categorías

D1 Instalaciones ubicadas en edificios de vivienda, tales como gimnasios y demás.

D2 Instalaciones ubicadas en edificios específicamente destinados a tal fin, tales como polideportivos.

D3 Instalaciones consistentes en conjuntos de pistas para la realización del deporte sin espectadores con una superficie de hasta 5.000 m² y una superficie construida no superior al 3% de la superficie de la instalación u 80 m².

D4 Instalaciones consistentes en conjuntos de pistas para la realización del deporte con instalaciones anexas con capacidad para hasta 500 espectadores con una superficie de hasta 14.000 m² y una superficie construida adicional a la tribuna no superior al 2% de la superficie de la instalación o 160 m².

Para el uso deportivo regirán las siguientes condiciones:

3.12.2.—Condiciones de los edificios y locales deportivos.

1. Cumplirán las condiciones fijadas por las disposiciones vigentes en materia de reglamentación deportiva, y los de tipo D3, además, las condiciones fijadas en el Reglamento General de Policía de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas y sus criterios interpretativos recogidos en circular del Ministerio del Interior para los edificios y locales de aforo equivalentes.

2. Queda expresamente prohibido el acceso a espacios deportivos cubiertos que se sitúen en edificios con otro uso, desde el espacio comunitario de los mismos. El acceso se producirá directamente desde vía pública.

3. Tendrán la categorización de uso prohibido en todo el término municipal de Riosa los circuitos para carreras de automóviles de cualquier tipo, incluidas las pistas de karts.

3.12.3.—Número de plazas de aparcamiento anexas al uso deportivo.

En edificaciones deportivas de nueva creación o en Planes Parciales destinados al uso deportivo deberá reservarse con destino a aparcamientos la mayor de estas dos cifras:

— Una plaza de aparcamiento por cada 50 m² de superficie construida.

— Respecto a las superficies no edificadas o que la misma lo sea en forma de estadio, cancha o similar, la que el Ayuntamiento determine en relación con sus características, aforo o espectadores previsibles.

3.13.—Condiciones generales para el uso de zonas verdes o espacios libres. (V)

3.13.1.—Subdivisión del uso de zonas verdes o espacios libres.

Las zonas verdes se subdividen en las siguientes categorías.

V1. Zonas de juego: Con una superficie máxima de 1.000 m². y en las que se pueda inscribir un círculo de 20 ml de radio.

V2. Jardines: Con una superficie comprendida entre 1.000 y 10.000 m² en las que se pueda inscribir un círculo de 30 ml. de radio.

VU. Parques Urbanos: Zonas verdes sitas en suelo urbano o urbanizable con una dimensión superior a 10.000 m²

VF. Parques Forestales: Zonas Verdes de gran extensión sitas en suelo no urbanizable.

VB. Bulevares o parques lineales en los que una dimensión predomine claramente sobre la otra, estando ésta última comprendida entre 10 y 30 m.

VP. Zonas verdes de protección de viales.

Las dos últimas categorías, a pesar de su definición como zonas verdes, forman parte técnicamente del sistema viario, de ahí la excepción que se señala en el artículo siguiente.

La zona verde según sus circunstancias definidoras, tratamiento y régimen de titularidad podrá subdividirse en zona verde (V), zona bulevar (Vb), y zona verde privada (Vp).

3.13.2.—Condiciones particulares para la modificación de uso de zonas verdes o espacios libres.

1. Las modificaciones de planeamiento que cambiaran la calificación, los límites o condiciones de uso de cualquiera de las categorías de zona verde previstas en este Plan General deberán, de acuerdo con lo previsto por el artículo 101 del TROTUA y artículo 279 del ROTU, ser aprobadas por el Consejo de Gobierno del Principado de Asturias, previo informe favorable del Consejero de Medio Ambiente y Urbanismo que, a su vez, lo solicitará de la CUOTA y el informe favorable del Consejo de Estado u órgano autonómico que lo sustituya, si se constituye expresamente a estos efectos dentro del marco de competencias del Principado de Asturias, todo ello precedido del correspondiente trámite municipal que deberá ser adoptado con el quórum que exige al efecto la legislación de Régimen Local.

Se exceptúan los pequeños ajustes que deban realizarse en bulevares o zonas de protección de viales como resultado de necesidades técnicas en el trazado de los mismos, y mínimas precisiones en otros ámbitos.

Igualmente se exceptúan las variaciones no esenciales de espacios incluidos o surgidos de Estudios de Detalle o Planes Parciales, que desarrollen Unidades de Actuación, que conservando o mejorando la proporcionalidad superficial y su contorno inicial se determinen por el Ayuntamiento como más favorables para el espacio específico.

2. Las zonas verdes o espacios libres así calificados que resulten pavimentados como plazas, senderos o paseos, deben mantener, en superficie, su uso exclusivo de recreo y expansión, ya que en caso contrario debería hacerse uso del procedimiento especial antes mencionado, sin que independientemente de las redes viarias, incluidas las peatonales, sirvan por si mismos para conformar la cualidad de solar a los espacios.

3. Como norma de buen diseño deberá evitarse, en la medida de lo posible el exceso de tratamientos mediante solados duros que llegan a desnaturalizar las zonas verdes.

3.13.3.—Condiciones específicas de los distintos tipos de zonas verdes.

1. En las zonas de juegos (V1) estará rigurosamente prohibida la realización de ningún tipo de edificación, pudiendo realizarse solamente -aparte de la jardinería correspondiente- instalaciones para juegos de niños.

Está igualmente prohibida la disminución de la superficie de las mismas mediante su substitución parcial por áreas de aparcamiento en superficie.

2. En los jardines (V2) serán autorizables edificaciones con usos comerciales (C0), socio culturales(C), sanitarios (S) o recreativos (J) que ocupen una superficie de, como máximo, el 2% de la superficie del jardín con una altura máxima de una planta que, en todo caso, deberán estar realizadas con la necesaria dignidad e integradas en el conjunto.

Está igualmente prohibida la disminución de la superficie de los jardines mediante su substitución parcial por áreas de aparcamiento en superficie.

3. En los parques urbanos (VU) será autorizable la inclusión de espacios destinados a usos comerciales (C0) socio culturales (SC), deportivos (D2 a D4), educacionales (E), sanitarios (S) o recreativos (J) que ocupen una superficie de, como máximo, el 4% de la superficie del parque.

Las edificaciones destinadas a dichos usos no podrán superar los 3,5 m² de superficie en C0, 250 m², con una altura máxima de dos plantas en los usos SC y E y el 2% con un máximo de 125 m² en los S y J con una altura máxima de una planta. En caso de existencia de varios de estos usos se utilizará la media ponderada. Las edificaciones, en todo caso, deberán estar realizadas con la necesaria dignidad e integradas en el conjunto.

Está limitada la disminución de la superficie de los parques urbanos mediante su substitución parcial por áreas de aparcamiento en superficie a, como máximo, el 4% de su superficie con una ocupación límite de 250 m².

Podrán asimismo realizarse aparcamientos subterráneos no ocupando más del 20% de su superficie con un máximo de 1.250 m².

En cualquier caso deben ser objeto del correspondiente planeamiento previo.

4. En los parques forestales (VF) será de aplicación lo previsto para los parques urbanos con las siguientes diferencias:

— Las edificaciones no podrán rebasar en ningún caso del 0,5% de la superficie total ni su altura sobre rasante de una planta, con un límite máximo de 500 m².

— No se admitirán aparcamientos subterráneos.

3.13.4.—Otros equipamientos dotaciones (social, sanitario, asistencial, etc.)

Cumplirán las mismas condiciones generales señaladas para el uso cultural pudiendo determinarse un ámbito común sociocultural (SC), además de aquéllas que pudieran derivarse de la aplicación de lo dispuesto sobre el aprovechamiento lucrativo y de la diferencia entre volumen admisible y cómputo del aprovechamiento lucrativo, pues en general se consideran como uso no lucrativo, salvo las excepciones consideradas en estas ordenanzas según su titularidad o destino al uso y servicio público.

Cuando estos equipamientos estuvieran integrados en una manzana de la zona según alineaciones, se procurará que su altura resulte concordante con la prevista en la documentación gráfica del Plan.

3.14.—Condiciones generales de los equipamientos especiales. (Y)

Se incluyen en este apartado los equipamientos que por motivos de seguridad (cárceles y cuarteles) o sanitarios (mataderos, vertederos y cementerios) y semejantes a estos efectos, se separan de los núcleos habitados de población: Cada uno ofrece unas peculiaridades específicas, por lo que se analizan separadamente y, a su vez, se presenta con distintos requerimientos en las distintas escalas de servicio: locales y municipales. Se adecuaría igualmente a las determinaciones que, al efecto, señala la normativa urbanística general y la jurisprudencia sobre su ubicación en suelo no urbanizable.

3.14.1.—Locales con exigencias de seguridad: cárceles y cuarteles de ámbito local. Cuartelillos ruales de la Guardia Civil y similares.

Se les aplica la normativa propia de los equipamientos dotacionales locales, incluida la localización como uso autorizable.

De ámbito municipal o supramunicipal.

Se conceptuarán como tales a las cárceles y cuarteles de escala general o supramunicipal que por sus propias circunstancias deben ubicarse en el medio rural por necesidades de separación de los núcleos habitados de población.

Tienen la categorización de Uso Prohibido de acuerdo con el Plan General de Ordenación de Riosa.

3.14.2.—Mataderos.

Los mataderos de tipo industrial se localizarán preferentemente en polígonos industriales o de equipamientos especiales. Su instalación en suelo rural, que no se recomienda, deberá, en todo caso, atenerse al procedimiento señalado para los equipamientos dotacionales de igual ámbito. En todo caso se cumplirán los requisitos exigidos por la legislación específica tanto de Sanidad como de Agricultura.

3.14.3.—Cementerios.

1. Este tipo de instalaciones puede tener carácter local, parroquial o municipal. Los cementerios supramunicipales tienen carácter de uso prohibido de acuerdo con las prescripciones del Plan General de Riosa.

2. Podrán mantenerse las instalaciones de los actuales cementerios parroquiales, admitiéndose asimismo su ampliación, de acuerdo con las previsiones de la parroquia y conforme a lo dispuesto en el presente articulo y por la Disposición Transitoria Segunda del Decreto 72/1998, de 26 de noviembre.

Adicionalmente al cumplimiento de las prescripciones del PGO deberá mantenerse una distancia de al menos 30 m entre cualquier nueva edificación en los alrededores del cementerio y el punto mas próximo de sus instalaciones. En el caso de edificaciones preexistentes situadas a menor distancia se estará a lo dispuesto en el art. 1.8 de esta Normativa.

3. Las hipótesis de cementerio de nueva implantación o de ampliación de uno parroquial a mayor ámbito de utilización, deberán sujetarse a su legislación especifica, Reglamento de Policía Sanitaria Mortuoria del Principado de Asturias aprobado por Decreto 72/1998, de 26 de noviembre y Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas. En ambos casos, las distancias de nuevas edificaciones a la nueva instalación serán las señaladas en tales textos.

4. Autorizada la instalación de un cementerio, según las determinaciones del articulo 50 del Reglamento de Policía Sanitaria y Mortuoria, las nuevas edificaciones deberán cumplimentar lo preceptuado en dicho articulo; la regulación que suponga incidencia sobre núcleos rurales que se encuentren a menos de 500 m y que fueran exceptuados conforme a la legislación sectorial para impedir la instalación de cementerio, determinará la imposibilidad de edificar en la zona definida para el núcleo rural que diese frente al cementerio y dentro del radio de tangencia del mismo con el imite exterior de la agrupación de población y la citada instalación mortuoria. En el resto del núcleo rural se podrá edificar, previo informe favorable de los órganos de la Administración del Principado de Asturias competentes en esta materia.

3.14.4.—Vertederos.

Se consideran así los depósitos de los residuos sólidos producidos en las actividades cotidianas y domésticas por la población residente. Su emplazamiento y características deben cumplir los requisitos de la Ley 42/1975 de 19 de noviembre sobre Recogida de los Desechos y Residuos Sólidos Urbanos y el Reglamento de Actividades del MINP y en todo caso toda la normativa vigente relativa a esta cuestión.

Tienen la categorización de Uso Prohibido de acuerdo con el Plan General de Ordenación de Riosa.

3.14.5.—Carácter público oprivado de los equipamientos.

En cada caso específico será necesario diferenciar expresamente el carácter público o privado de los equipamientos, circunstancia que no irá necesariamente unida a la mera titularidad y sí al uso y servicio público, como dotación del planeamiento.

Ello es así por cuanto la legislación urbanística y a efectos del cálculo del aprovechamiento medio en suelo urbano determina que los usos dotacionales privados computan dentro del aprovechamiento lucrativo y los públicos no, debiendo incluirse a estos efectos en el segundo grado los que están destinados a uso y servicio público dotacional, cualquiera que sea su titularidad.

En todo caso, en las disposiciones anteriores se ha hecho la diferenciación entre el volumen o superficie edificable que resulte admisible ciertos usos, independientemente del cómputo del mismo a efectos del aprovechamiento lucrativo.

En suelo urbanizable, es igualmente dato esencial para fijar el carácter público o privado, el destino al uso o servicio público y el carácter dotacional respecto al sector y no la mera titularidad, dato que no debe desconocerse, pero que no excluye la gestión y titularidad privada de servicios públicos dotacionales.

3.15.—Condiciones generales para el uso de equipamiento indefinido. (X)

Los espacios destinados a equipamiento indefinido y representados con la letra (X) en los planos, podrán, previa decisión municipal, destinarse a cualquier tipo de equipamientos público, en cualquier momento posterior a la aprobación definitiva de este Plan General.

La decisión de designar el tipo exacto de equipamiento deberá ser razonada y estar basada en razones de interés público y será tomada por el pleno municipal, no teniendo la consideración de modificación de planeamiento.

En los casos en que el terreno destinado a equipamiento indefinido, en todas sus modalidades, este ubicado en una Unidad de Actuación o sector de suelo urbanizable, no podrá en la asignación definitiva, irse contra la letra ni el espíritu de la ficha correspondiente a su área de emplazamiento.

Condiciones de los usos agropecuarios.

3.16.—Condiciones de uso ganadero. Definición y clases.

1. Comprende todas aquellas instalaciones vinculadas a la cría y explotación de animales.

Se consideran dos clases:

a) Ganadería vinculada a la explotación del suelo. Se entiende como tal aquélla que está ligada al pastoreo o a la estabulación no intensiva, cuando el tamaño de la explotación no supera unos valores equivalentes 20 UGM de ganado vacuno ovino o caprino y 4 UGM en el de porcino o de aves.

b) Ganadería industrial intensiva. Comprendiendo los restantes casos.

3.16.1.—Condiciones de la ganadería vinculada a la explotación del suelo.

1. La implantación de nuevos establos se atendrá a lo dispuesto en la legislación vigente en materia de instalación de actividades molestas, insalubres, nocivas o peligrosas.

2. El vertido de aguas residuales y residuos deberá resolverse en la propia parcela mediante estercoleros y pozos, prohibiéndose la expulsión del efluente a cauces y caminos públicos.

3.16.2.—Condiciones de la ganadería intensiva.

1. La separación a linderos del establo o edificación relacionada con el uso será igualo superior a 10 m.

2. Se cumplirán el resto de las condiciones generales de la edificación.

3. Los gallineros se separarán 250 m cuando la instalación esté prevista para menos de 7.000 gallinas, y 500 m para un número superior de aves, de cualquier edificio en que se produzca permanencia de personas, salvo autorización expresa de los propietarios de los mismos.

4. La instalación se supedita a la demostración de que se dispone de una superficie de finca capaz de garantizar el aislamiento de la explotación y la absorción del estiércol producido con arreglo a normativa vigente en la materia.

5. Los terrenos vinculados a la construcción deberán estar en continuidad física con la finca que se pretende construir, o distantes de la misma no más de 500 m medidos hasta la edificación principal.

6. La absorción de estiércoles y purines, o su traslado a otros terrenos no causará molestias a las viviendas y actividades vecinas.

7. Los establos destinados a este tipo de ganadería deberán cumplir las condiciones establecidas por la normativa aplicable a la instalación de actividades molestas o insalubres.

Las instalaciones para ganado porcino de mas de 4 UGM están categorizadas como uso prohibido en el concejo de Riosa.

3.17.—Usos de producción agraria. Definición y clases.

Comprende los usos relacionados con actividades agrícolas. Abarca tres clases:

— Agricultura extensiva.

— Agricultura intensiva.

— Agricultura para consumo familiar y pequeña venta.

3.17.1.—Condiciones de la agricultura intensiva.

1. Se incluyen las actividades de agricultura que tengan por objeto los cultivos siguientes:

— Frutales a media y gran escala: Aquellos que se realicen con densidades superiores a 1000 plantas/Ha y en una extensión superior a 5.000 m².

— Invernaderos: Cultivos bajo cubierta.

— Viveros.

2. Los cerramientos de parcelas destinadas a huertas podrán realizarse de alambrada o seto vivo, sin que en ningún caso puedan separarse las parcelas de huerto con obras de fábrica de ladrillo, mampostería, celosía o cualquier sistema constructivo análogo.

3.17.2.—Cultivos para consumo familiar y pequeña huerta.

1. Se incluyen en este grupo los cultivos de huerta para consumo familiar y de pequeña venta a mercados y ferias locales cuando la extensión de terreno dedicada a cada una de las especies sea inferior a 3.000 m², se incluyen también la plantación de frutales con extensión inferior a 5.000 m y las pomaradas de manzana de sidra, sin consideración de superficie.

2. Los huertos y pomaradas se consideran espacios a proteger, manteniendo, en su caso, el carácter de parcelas dispersas con alguna edificación precaria sin que pueda transformar su carácter netamente agrícola, salvo en los casos en que formen parte de un núcleo rural.

3. La única edificación permitida son las casetas de aperos en las condiciones establecidas por esta normativa. En lo demás deberá integrarse en las construcciones permitidas por la ordenanza de zona.

3.18.—Condiciones de uso forestal.

1. Comprende el aprovechamiento maderero de las masas arbóreas susceptibles de tal uso y las áreas de monte bajo, en las que se incluyen, fundamentalmente:

a) Bosque autóctono.

b) Repoblaciones de monte alóctono.

c) Monte bajo.

2. A efectos de este Plan General, se diferencian los siguientes tipos de aprovechamientos madereros:

— Aprovechamientos de leñas muertas

— Tala para uso doméstico, referidos a aprovechamientos esporádicos, sin carácter industrial

— Tala mediante entresaca: Cuando no implica variación del perímetro de la masa arbórea y que mantiene una densidad uniforme a lo largo de todo el rodal, en explotación superior a los 150 pies/Ha.

— Tala “a hecho”: Se considera que la tala afecta a la totalidad de los ejemplares del rodal de explotación

3. Se prohíbe expresamente la utilización de técnicas de repoblación que impliquen modificación de los horizontes del suelo o puedan suponer un peligro para la fertilidad o estabilidad del mismo, tales como actividades de decapado, acaballonado y aterrazamiento.

4. Las actividades forestales que se desarrollen en el concejo de Riosa deberán ajustarse, además de a lo establecido en este Plan General a lo dispuesto en la legislación sectorial vigente así como a los planes forestales que el órgano autonómico competente en materia forestal desarrolle.

5. El Ayuntamiento, dentro de sus propias competencias, podrá solicitar a la administración forestal competente, la declaración de utilidad pública en todos aquellos terrenos forestales incluidos en estas Normas, como de Protección Ecológica.

6. En todas las categorías de suelo se permite la realización de edificaciones estrictamente relacionadas con la explotación, que habrán de cumplir las condiciones generales de la edificación y con una superficie máxima de 25 m² por cada Ha de explotación con un máximo de 250 m².

7. La tala y explotación de áreas de repoblación se ajustará a su legislación sectorial, cabiendo la denegación de la licencia para ejecutarlas cuando exista peligro de clara degradación ecológica.

8. La unidad mínima de cultivo en el concejo de Riosa es de 70 áreas.

Título 4. Baremos medioambientales y condiciones para los proyectos de urbanización

4.0.—Baremos de aplicación para controlar la contaminación industrial.

Independientemente del cumplimiento de la normativa descrita en el capítulo 3, no podrá utilizarse ni ocuparse ningún suelo para ninguno de los usos descritos en dicho capítulo, que produzca los siguientes efectos o no sean corregidos en las circunstancias de cada ubicación: ruidos, vibraciones, desprendimientos de gases tóxicos, malos olores, humos, perturbaciones de carácter eléctrico o de otro tipo, peligros especiales de fuego, efluentes insalubres, etc.

En esta cuestión el planeamiento se remite a la normativa regional y nacional concurrente que sea de aplicación e introduce con carácter complementario las siguientes normas.

4.1.—Niveles máximos de producción de ruidos.

A los efectos de control de niveles máximo de ruido regirán adicionalmente a lo previsto en la legislación sobre el ruido y, en concreto, el Código Técnico de la Edificación, las siguientes disposiciones:

1. Todas aquellas actividades ocupando partes de edificaciones residenciales y muy particularmente las instalaciones industriales tipo I1 y I2, las comerciales del tipo M1 y M², las de hostelería y recreativas no podrán instalar ni permitir el funcionamiento o uso de ninguna máquina o aparato que transmita a través del forjado o paramento de las estancias habitables colindantes un nivel de ruido superior a 28 dB medidos en la escala A.

2. Las instalaciones hosteleras o recreativas autorizadas para el funcionamiento con música ambiental y en contacto con usos residenciales tendrán adicionalmente que demostrar que la insonorización de que están dotadas es suficiente para aminorar un ruido rosa que, producido en el lugar de funcionamiento de la música, alcance un nivel de 90 dBA medido a 2 m de distancia del punto emisor y a un metro del paramento externo mas desfavorable, hasta un nivel de 28 dBA medido en el otro lado de dicho paramento.

4.2.—Condiciones del vertido de efluentes líquidos.

De una manera general será de aplicación lo dispuesto en la Ley 5/2002 de 3 de junio sobre vertidos de aguas residuales industriales a los sistemas públicos de saneamiento.

Será necesaria la realización de redes de alcantarillado en los casos en que no se cumplan las condiciones establecidas para fosas sépticas y en especial en las zonas rurales urbanas y en los nuevos núcleos producidos por planes parciales y especiales.

Para las agrupaciones rurales, tanto núcleos como asentamientos preexistentes de vivienda unifamiliar, agrarias o de otras actividades, el Ayuntamiento podrá exigir la instalación de una red centralizada, cuando así lo exijan las condiciones de tamaño, densidad o tipo del núcleo, o las condiciones de vulnerabilidad de los acuíferos subterráneos.

Para instalaciones industriales se estará a lo señalado en los baremos de aplicación para controlar la contaminación industrial de estas normas.

1. Las aguas residuales verterán a colectores de uso público para su posterior tratamiento en las depuradoras municipales. En las cuencas en las que aún no se hubiesen instalado colectores públicos y en los sectores donde la topografía del terreno no permita esta solución, y el vertido de aguas residuales se realice a alguna vaguada, arroyo, etc., deberá proveerse la correspondiente estación depuradora y quedar claramente especificado el régimen económico de mantenimiento de la misma.

2. En general todas las urbanizaciones, polígonos e industrias que viertan a cauces públicos vendrán acompañadas de proyectos de depuración en que conste:

a) Caudal del efluente.

b) Sustancias químicas vertidas.

c) Grado de depuración conseguido.

d) Sistema de depuración empleado.

e) Punto de vertido.

f) Caudal mínimo en estiaje del cauce público en dicho punto.

g) En caso de industria, su número conforme a la Clasificación Nacional de Actividades Económicas.

3. A los efectos de aplicar lo previsto en el apartado anterior, en las viviendas se considerarán los siguientes parámetros base en vertido diario:

— DBO5: 64 grs/Hab/día

— Sólidos en suspensión: 96 grs/Hab/día

4. El número de habitantes considerado a los efectos del cálculo será el resultado de multiplicar por 3,5 el número de viviendas.

5. Salvo que se justifique debidamente una cifra distinta, se considerará como “caudal mínimo en estiaje del cauce público a que se vierta” el resultado de aplicar la siguiente fórmula:

Caudal mínimo de estiaje = 1,5 x S

En la que C es el caudal en litros / segundo y S es la cuenca de vertido en Km².

6. La concentración máxima de vertido deberá cumplir los parámetros de la fórmula adjunta que pretende garantizar que las aguas del cauce al que se vierte cumplan tras el punto de vertido los límites mínimos especificados por el artículo 17 del Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas, o normativa que las sustituya.

Caudal mínimo de estiaje

Cmx = K —————————————————————

Caudal máximo de vertido

Donde Cmx es la concentración máxima del oligoelemento en cuestión medida en p.p.m.; K es la concentración máxima de oligoelementos en razón a su toxicidad en p.p.m. obtenida del análisis de la normativa municipal y demás legislación vigente.

La tubería de vertido, en los casos en que provenga de una estación depuradora, tendrá un pozo de registro en terreno de dominio público, situado antes del punto de vertido al cauce público.

4.3.—Condiciones específicas en la zona de Policía de Aguas de los cauces fluviales.

1. La Zona de Policía de Aguas comprenderá, en todos los cauces fluviales del concejo de Riosa, una banda de 100 m de anchura medidos horizontalmente hacia ambos lados a partir de su orilla mas cercana.

2. En dicha zona quedan sometidos a lo dispuesto en Reglamento del Dominio Público Hidráulico (RD 849/1986, de 11 de abril, modificado por RD 9/2008, de 11 de enero), las siguientes actividades y usos del suelo:

a. Las alteraciones sustanciales del relieve natural del terreno.

b. Las extracciones de áridos.

c. Las construcciones de todo tipo, tengan carácter definitivo o provisional.

d. Cualquier otro uso o actividad que suponga un obstáculo para la corriente en régimen de avenidas o que pueda ser causa de degradación o deterioro del estado de la masa de agua, del ecosistema acuático, y en general, del dominio público hidráulico.

3. La ejecución de cualquier obra o trabajo en la zona de policía de cauces precisará autorización administrativa previa del organismo de cuenca, sin perjuicio de los supuestos especiales regulados en el Reglamento antecitado. Dicha autorización será independiente de cualquier otra que haya de ser otorgada por los distintos órganos de las Administraciones públicas.

4.4.—Condiciones de conexión al Sistema General de Saneamiento y de vertido a cauces públicos.

1. Previamente a la ejecución de cualquier obra o trabajo en la zona de policía de cauces se precisará autorización administrativa del Organismo de cuenca. Esta autorización será independiente de cualquier otra que haya de ser otorgada por los distintos órganos de las Administraciones Públicas (art. 9.4 del Reglamento del Dominio Público Hidráulico, aprobado por Real Decreto 849/1986, de 11 de abril, modificado por RD 9/2008, de 11 de enero).

2. Queda prohibido el vertido directo o indirecto de aguas y de productos residuales susceptibles de contaminar las aguas continentales o cualquier otro elemento del dominio público hidráulico, salvo que se cuente con la previa autorización administrativa. Los vertidos de aguas residuales requerirán la previa autorización del Organismo de Cuenca, a cuyo efecto el titular de las instalaciones deberá formular la correspondiente solicitud de autorización acompañada de documentación técnica en la que se definan las características de las instalaciones de depuración y los parámetros límite de los efluentes de acuerdo con lo previsto en el art. 100 y ss del RDL 1/2001, de 20 de julio, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley de Aguas y el art. 245 y ss del Reglamento de Dominio Público Hidráulico, aprobado por RD 849/1986, de 11 de abril.

3. Todo vertido deberá reunir las condiciones precisas para que considerado en particular y en conjunto con los restantes vertidos al mismo cauce, se cumplan en todos los puntos los objetivos de calidad señalados para sus aguas, según lo preceptuado por el art. 11 de la Orden de 13 de agosto de 1999, por la que se publican las determinaciones de contenido normativo del Plan Hidrológico de Cuenca del Norte II.

4.5.—Disposiciones normativas sectoriales de obligado cumplimiento.

Deberán cumplirse las condiciones impuestas por las disposiciones normativas en vigor de aplicación, entre otras:

— Directiva 2007/60/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de octubre de 2007, relativa a la evaluación y gestión de los riesgos de inundación.

— Directiva 2000/60/CE del Parlamentó y el Consejo, de 23 de octubre de 2000, por la que se establece un marco comunitario de actuación en el ámbito de la política de aguas.

— Real Decreto Legislativo 1/2001, de 20 de julio, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley de Aguas> modificado por Ley 11/2005, de 22 de junio y Real Decreto-ley 4/2007, de 13 de abril.

— Ley 10/2001, de 5 de Julio, del Plan Hidrológico Nacional, parcialmente modificada por Ley 11/2005, de 22 de junio.

— Reales Decretos 849/1986, de 11 de abril, modificado por RD 912008, de 11 de enero, y 927/1988, de 29 de julio, modificado por el RO 907/2007, de 6 de julio, que aprueban: el Reglamento de Dominio Público Hidráulico, y el Reglamento de Administración Pública del Agua y Planificación Hidrológica, respectivamente.

— Real Decreto 1664/1998, de 24 de julio, de aprobación de los Planes Hidrológicos Norte I, Norte II y Norte III.

— Orden de 13 de agosto de 1999, de publicación de las determinaciones de contenido normativo de los Planes Hidrológicos Norte I, Norte II y Norte III.

4.6.—Condiciones técnicas complementarias para los proyectos de urbanización.

Las redes de abastecimiento de aguas, vertido de aguas, suministro de energía eléctrica y de alumbrado cumplirán a efectos de dimensionado y ejecución las condiciones mínimas siguientes, sin perjuicio de las que puedan adicionalmente exigir los servicios técnicos municipales.

4.6.1.—Abastecimientos de agua.

1. El desarrollo de los nuevos suelos residenciales e industriales estará condicionado a la disponibilidad de suministro de agua potable en condiciones adecuadas, redes de energía, así como saneamiento conectado a un sistema general de depuración. En su defecto, serán los sectores a desarrollar quienes, mediante la disposición de sistemas propios, garanticen los servicios básicos.

2. Tanto en el trazado como en el cálculo y construcción se estará a lo dispuesto en la normativa sectorial de aplicación, Real Decreto 1138/1990 por el que se aprueba la Reglamentación Técnico-Sanitaria para el abastecimiento y control de calidad de las aguas potables de consumo público.

3. Asimismo el suministro de agua de consumo humano del concejo cumplirá los criterios de calidad y cantidad, y en general, los criterios higiénico-sanitarios, establecidos en el Real Decreto 140/2003 de 7 de febrero.

4. En todo proyecto de construcción de una nueva captación, conducción, ETAP, red de abastecimiento o red de distribución con una longitud mayor a 500 m, depósito de la red de distribución, o remodelación de lo existente, la autoridad sanitaria elaborará un informe sanitario vinculante, a tal efecto deberá realizarse la comunicación previa del proyecto a ese organismo.

5. En las previsiones de los planes y proyectos de urbanización el cálculo del consumo diario se realizará a base de los siguientes sumandos:

a) Agua potable para usos domésticos residenciales con un mínimo de 700 l vivienda día.

b) Agua potable para usos industriales con los mínimos siguientes:

En Industrias I1, un mínimo de 2.000 l/100 m².

En Industrias I2, un mínimo de 2.000 l/100 m² de parcela.

En Industrias I4, un mínimo de 100 m³/Ha.

c) Agua para riegos, piscinas y otros usos a tenor de las características de la ordenación.

Cuando un local pueda ser destinado a usos alternativos se tomará a efectos de cálculo el de consumo mas alto.

6. El consumo máximo para el cálculo de la red se obtendrá multiplicando por 2,5 el consumo diario medio para usos residenciales y tomando los valores medios en los demás casos.

4.6.2.—Redes de suministros energéticos: energía eléctrica.

a) Prestación de servicios. La prestación del servicio permanente a las viviendas y otras edificaciones que la requieran sólo podrá realizarse tras contar con el preceptivo certificado de habitabilidad o licencia de apertura.

b) Característicasde las redes de baja tensión. Todas las instalaciones eléctricas satisfarán lo establecido en los Reglamentos Electrotécnicos y Normas Tecnológicas vigentes, así como la Normativa de la Compañía Suministradora en lo que no se oponga a lo establecido en estas normas.

Se cumplirá asimismo lo establecido en el apartado de suministro de energía eléctrica correspondiente a las condiciones técnicas complementarias para Proyectos de Urbanización de este Plan General.

4.6.3.—Energía eléctrica, alta tensión.

1. Será de cumplimiento lo dispuesto en el Real Decreto 1955/2000 que regula el Sector Eléctrico o normativa sectorial que la substituya.

2. Las construcciones, instalaciones y plantaciones de arbolado, etc., que se sitúen en las proximidades de las líneas eléctricas de alta tensión estarán sujetas a las servidumbres a que se refiere la legislación sectorial específica.

3. La servidumbre de paso de energía eléctrica no impide la utilización de los predios afectados pudiéndose cercar, cultivar o, en su caso, edificar en éstos con las limitaciones correspondientes.

4. Quedan prohibidas las plantaciones de árboles y construcción de edificios e instalaciones en la proyección y proximidades de las líneas eléctricas a las distancias establecidas en el Reglamento, en las siguientes circunstancias:

— Bosques, árboles y masas de arbolado:

U

1,5 + __________, con un mínimo de 2 m.

100 m.

— Edificios o construcciones:

Sobre puntos accesibles a las personas:

U

3,3 + __________, con un mínimo de 5 m.

100 m.

Sobre puntos no accesibles a las personas:

U

3,3 + __________, con un mínimo de 4 m.

150 m.

Donde U: es la Tensión compuesta en KV.

5. En todo caso, y para las líneas eléctricas aéreas, queda limitada la plantación de árboles y prohibida la construcción de edificios e instalaciones industriales en la franja definida por la proyección sobre el terreno de los conductores extremos en las condiciones más desfavorables, incrementada con las distancias reglamentarias a ambos lados de dicha proyección.

4.6.4.—Energía eléctrica, baja tensión y alumbrado.

1. Con carácter general los tendidos eléctricos de alta y media tensión que tengan por objeto la distribución de la energía y hayan de discurrir por suelo no urbanizable para dar servicio a los núcleos rurales o las instalaciones que en él se ubiquen, tendrán la consideración de uso autorizable, sometidos al trámite de evaluación ambiental procedente.

2. Las líneas eléctricas de transporte deberán considerarse como uso incompatible, sometidos a Evaluación de Impacto Ambiental, que conforme al artículo 25 del TROTU constituye un instrumento complementario de ordenación del territorio. La obtención de una declaración ambiental favorable implicará que el uso propuesto tendrá la consideración de autorizable en su ámbito específico, sometiéndose al trámite de autorización previa conforme a lo establecido en el artículo 132 del TROTU. A los efectos de lo dispuesto en el apartado b) de este artículo, se entenderá que el trámite de información pública se ha cumplido con la tramitación de la Evaluación de Impacto Ambiental.

3. El cálculo de las redes de baja tensión se realizará de acuerdo con lo dispuesto en los Reglamentos Electrotécnicos vigentes, previéndose en los edificios las cargas mínimas fijadas en la Instrucción MI BT O I O Y en las Normas de Diseño en edificios destinados a vivienda recogidas en el Decreto del Principado de Asturias 39/98, de 25 de junio.

4. Las servidumbres eléctricas que el Ayuntamiento autorice sobre inmuebles de su propiedad, tanto de dominio público como privado, se entenderán concedidas con la limitación de poder ser variado el total de las líneas si las actuaciones urbanísticas al amparo de de este Plan General de Ordenación implicasen la necesidad de dicha variación. Dicha variación se efectuará inicialmente a cargo de la empresa suministradora o persona que las solicite, si bien la Administración competente sobre el proyecto o plan del que se derive la necesidad de variación de la línea, una vez que éste haya sido aprobado, abonará al titular de la línea el coste de la variante y los perjuicios ocasionados.

5. El tendido de nuevos cables en suelo urbano deberá ser subterráneo. En ciertos casos podrá autorizarse el tendido aéreo, pero con carácter provisional, hasta que el Ayuntamiento estime que debe pasar a ser subterráneo.

6. Las casetas de transformación podrán ser subterráneas o de superficie, prohibiéndose ubicar estas últimas en las vías públicas y reunirán las condiciones óptimas en cuanto a molestias y peligrosidad al vecindario. El suministro de energía eléctrica deberá garantizarse por la empresa promotora quien acompañará el oportuno proyecto de distribución.

4.6.5.—Alumbrado.

1. El alumbrado público debe contribuir a crear un ambiente visual nocturno adecuado sin deterioro de la estética urbana. Sus componentes visibles armonizarán con las características urbanas de la zona y el nivel técnico de iluminación satisfará los objetivos visuales deseados.

2. Se indican como parámetros mínimos de iluminación los indicados en el cuadro que se acompaña a continuación.

3. La situación de los centros de mando será tal que ocupen un lugar secundario en la escena visual urbana y no ocasionen inconvenientes ni para transitar ni por la producción de ruidos molestos.

Tráfico rodado

Peatonales

Iluminancia recomendable

30 lux

12 lux

8 lux

Iluminancia admisible

20 lux

5 lux

Uniformidad

1:3

1:3

1:4

Deslumbramiento

SCO

SCO

NCO

Temp. de color relación

4000 K

4000 K

4000 K

4. La altura de las luminarias sobre el plano de la calzada estará comprendida entre 6 y 9 m, pudiendo recurrir a alturas superiores cuando se trate de vías muy importantes, plazas o cruces superiores. Para el cálculo de la altura citada se tendrá en cuenta el ancho de la calzada, la potencia luminosa de las lámparas y la separación entre unidades luminosas.

5. El Ayuntamiento de Riosa podrá exigir que las luminarias, apoyos, soportes, candelabros y cuantos accesorios se utilicen para este servicio público sean análogos a los utilizados por el Ayuntamiento en calles de características semejantes. Las redes de distribución del alumbrado público serán independientes de la red general y se alimentarán directamente de la caseta de transformación mediante circuito propio. Podrán ser: aéreas sobre postes, aéreas por fachada y por canalizaciones subterráneas.

6. Las instalaciones de iluminación se ajustarán a las prescripciones del R.D. 1890/2008, de 14 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de eficiencia energética en instalaciones de alumbrado exterior y sus instrucciones técnicas complementarias EA-01 a EA-07 y R.D. 314/2006, por el que se aprueba el Código Técnico de la Edificación.

4.6.6.—Residuos.

La gestión de los residuos se ajustará a las determinaciones del Plan de Residuos del Principado de Asturias.

En el desarrollo de los distintos sectores se preverá la disposición de espacios para la ubicación de zonas de recogida selectiva de RSU. Asimismo, en las zonas industriales se preverán espacios dotacionales para la implantación de puntos limpios que permitan la recogida selectiva y la gestión de todo tipo de residuos.

4.7.—Barreras arquitectónicas.

Serán de aplicación la normativa estatal y regional sobre eliminación de barreras urbanísticas y arquitectónicas, muy en particular la Ley 5/1995 del Principado de Asturias sobre supresión de barreras arquitectónicas o norma que la substituya.

Los planeamientos de desarrollo (Planes Parciales, Planes Especiales y Estudios de Detalle) y los instrumentos de ejecución (Proyectos de Urbanización) deberán especificar dichas al nivel adecuado dichas determinaciones.

En particular los Proyectos de Urbanización deberán reflejar en su Memoria, Planos y Presupuesto todas las medidas necesarias para eliminar las barreras.

Tanto en los elementos incluidos en el Patrimonio Cultural de Asturias o en el Catálogo Urbanístico será de aplicación lo previsto en el art. 8.0.6.

Título 5. Condiciones de edificación: conceptos básicos

Capítulo 5.1. Condiciones de edificación: conceptos básicos

5.1.1.—Definiciones.

Obras de demolición: Son aquellas que contemplan la desaparición total o parcial de la edificación existente.

Obras de ampliación: Son aquellas que amplían la superficie edificada existente, bien por incremento de plantas o por nueva ocupación de parcela.

Obras de nueva planta: Son aquellas que contemplan construcción exnovo de edificios, bien sobre suelo vacante, o mediante sustitución de edificación existente.

Obras de reforma de un edificio existente entre las que podemos diferenciar las siguientes:

Obras de restauración cuyo objeto es la restitución de un edificio, o de parte del mismo, a sus condiciones o estado original, eliminando elementos extraños añadidos, recuperando elementos como puedan ser cornisas y aleros suprimidos en intervenciones anteriores, o recuperando disposiciones y ritmos originales de la apariencia del edificio.

Obras de conservación, cuyo objeto es mantener al edificio en correctas condiciones de salubridad, habitabilidad y ornato, sin alterar sus condiciones morfológicas.

Obras de consolidación cuyo objeto es el afianzamiento, refuerzo o sustitución de elementos dañados, para asegurar la estabilidad del edificio, con posibles alteraciones menores de su estructura y distribución.

Obras de rehabilitación, cuyo objeto es mejorar las condiciones del edificio en materia de salubridad, habitabilidad, confort, seguridad y ornato, modificando su distribución, alterando sus características morfológicas y distribución interna. Dentro de éstas, se pueden distinguir las siguientes:

Obras de acondicionamiento. Son aquellas que mejoran las condiciones de habitabilidad del edificio, o de parte del mismo, mediante la introducción de nuevas instalaciones, la modernización de las ya existentes o la redistribución de sus espacios interiores, pudiendo variar el número de viviendas o locales existentes sin intervenir sobre las características morfológicas o su estructura portante, ni alterar la envolvente del edificio

Obras de reestructuración. Son las que afectan a las condiciones morfológicas del edificio, pudiendo variar el número de viviendas o locales existentes.

Linderos. Son las líneas perimetrales que delimitan la parcela.

— Lindero frontal. Es el que delimita la parcela respecto a la vía o espacio libre a que dé frente, siendo los restantes linderos laterales.

— Testero. Es el lindero opuesto al frontal.

— Frente de parcela Es aquel lindero en que sirve de acceso a la misma.

Solares. Son las parcelas definidas como tales en el Plan General, o resultantes del planeamiento que lo desarrolle, aptas para la edificación por reunir las siguientes condiciones:

a) Haber cumplido con los requisitos de parcelación, cuando fueran necesarios.

b) Tener señaladas alineaciones y rasantes.

c) Contar, en las condiciones que el planeamiento dicte, con acceso rodado, abastecimiento de agua potable, evacuación de residuales y suministro de energía eléctrica.

d) Contar con posibilidad de conexión a la red de servicios telefónicos.

e) Que la vía a la que dé frente tenga calzada pavimentada, aceras encintadas y pavimentación de aceras en el tramo que dé frente la parcela, o que se constituya compromiso de edificación y urbanización conjunta.

f) Las demás que se señales en el Plan General, planeamiento que lo desarrolle y contenido de las fichas de gestión del suelo urbano.

Alineación exterior. Es la línea señalada por el planeamiento para establecer el límite que separa los suelos destinados a viales o espacios libres públicos de las parcelas edificables.

Alineación interior o privada. Es la línea que señala el planeamiento para establecer la separación entre la parcela edificable y la no edificable.

Área de movimiento. Es la parte del solar, definida por el planeamiento, sobre la que puede emplazarse la edificación.

Rasante. Es la línea marcada por el planeamiento como perfil longitudinal de una vía o terreno. En ausencia de otra definición se tomará como rasante el perfil existente.

Plano de fachada. Es el plano o planos verticales que delimitan el edificio sobre rasante, conteniendo en su interior todos los elementos constructivos del alzado del mismo, excepción hecha de los salientes o vuelos autorizados.

Línea de edificación. Es la intersección del plano de fachada de la planta baja con el terreno.

Línea de fachada. Es la línea de edificación correspondiente al vial que sirve de acceso a la parcela.

Medianería. Es el paño de edificación común o en contacto con una edificación colindante.

Separación a linderos. Es la distancia entre la línea de edificación y el lindero más próximo, medida perpendicularmente a éste.

Retranqueo. Es la separación entre la línea de fachada y la alineación exterior.

Ocupación de las plantas bajo rasante. Las construcciones enteramente subterráneas podrán ocupar los espacios libres correspondientes a los retranqueos y separación a linderos, salvo que existiese prohibición expresa en las normas del presente Plan o de los planes que lo desarrollan.

Separación entre edificios. Es la dimensión de la distancia que separa sus fachadas.

Fondo edificable. Establece, cuantitativamente, la posición en la que debe situarse la fachada interior de un edificio, mediante la expresión de la distancia entre cada uno de sus puntos y la alineación exterior, medida perpendicularmente a ésta.

Ocupación máxima. Porcentaje de superficie de parcela edificable que puede ser ocupada por la edificación. Superficie ocupada. Es la superficie comprendida dentro del perímetro formado por la proyección de los planos de fachada sobre un plano horizontal, descontados en su caso los patios de parcela. No podrá ser superior a la ocupación máxima.

Superficie edificada. Es la superficie construida del edificio computada según las normas de este Plan General.

Superficie edificable. Es la superficie edificable máxima del edificio admisible según las normas de este Plan General.

Superficie libre de parcela. Es el área resultante de aplicar la condición de ocupación de la parcela, en la que no se puede edificar.

5.1.2.—Clasificación de las plantas de un edificio.

El Plan General considera los siguientes tipos de plantas, en función de su posición en el edificio:

a) Sótano: Se entiende por planta de sótano aquélla que tiene su suelo por debajo de una cota inferior a 1,30 m de la rasante de la acera o de la cota de planta baja. La altura libre no será inferior a 2,30 m, salvo mayores limitaciones que señale su uso, ni la altura de piso inferior a 2,50 m, salvo lo dispuesto para garajes.

b) Semisótano: Se entiende por semisótano la planta que tiene su suelo a cota comprendida entre la rasante de la acera o la línea de encuentro entre fachada y terreno y 1,30 m por debajo de aquellas.

La altura libre exigible será función de las condiciones propias del uso, con mínimos absolutos de 2,30 m para cada altura libre y 2,50 m para la altura de piso, salvo el caso de garajes.

El número total de plantas bajo rasantes, incluidos semisótanos, no podrá exceder de 2, ni la cara superior del pavimento del sótano más profundo distará más de 4,20 m, medidos desde la rasante de la acera o del terreno.

Los semisótanos cuya cara superior del forjado de techo se encuentre a distancia mayor o igual de 1,40 m respecto de la rasante de la acera o del terreno, computarán, a todos los efectos, como plantas sobre rasante.

c) Baja: La planta mas baja de un edificio exceptuados sótanos y semisótanos. Con la excepción del suelo industrial y en el exterior del suelo ordenado según alineaciones en que se estará a lo dispuesto en 6.2.4 no podrá superar una altura libre de piso de:

— 4,00 m para edificaciones dotacionales.

— 3,60 m para edificios residenciales en suelo ordenado SA

— 3,20 m en el resto de las edificaciones destinadas a vivienda.

En suelo urbano ordenado SA si la planta baja hubiera de albergar viviendas, se mantendrá la cota mínima del forjado de su techo, como se deduce del apartado anterior, pero su altura libre podrá ser de 2,50 m. La cara superior del forjado de techo de la planta baja no podrá superar 4,10 m sobre la rasante de la acera o del terreno, en su caso.

d) Entreplanta: Planta que, en su totalidad, tiene el forjado de suelo en una posición intermedia entre los planos de pavimento y techo de la planta baja. Se admite la construcción de entreplantas en edificaciones industriales, siempre que su superficie útil no exceda del 50% de la superficie útil del local a que esté adscrita. En tal caso la altura mínima de piso será de 2,80 m.

e) Piso: Planta situada por encima del forjado del techo de planta baja. La altura mínima de pisos será de 2,50 m.

f) Planta bajo cubierta Planta, eventualmente abuhardillada, situada entre la cara superior del último forjado de planta y la cara inferior de la cubierta inclinada.

g) Ático: Última planta de un edificio, cuando su superficie edificada es inferior a la normal de las restantes plantas y sus fachadas se encuentran separadas del resto de los planos de la fachada del edificio. No se admite esta solución en el concejo de Riosa.

Con respecto a las alturas permitidas se exceptuará el caso de los inmuebles catalogados que estarán a lo dispuesto en el artículo 8.0.6 del Título 8 de esta Normativa.

5.1.3.—Piezas habitables.

Son aquéllas en la que se desarrollen actividades de estancia, reposo o trabajo, que requieran la permanencia obligada de personas.

Las piezas habitables deberán satisfacer alguna de las condiciones que se señalan en el art. 5.1.6. Se exceptúan las pertenecientes a locales incluidos en el artículo siguiente o que deban o puedan carecer de huecos, en razón de la actividad que en ellos se desarrolle, y siempre que cuenten con instalación mecánica de ventilación o acondicionamiento de aire.

5.1.4.—Locales exteriores.

Se considera que un local distinto de vivienda es exterior si todas sus piezas habitables poseen huecos o aperturas que, cumpliendo las condiciones previstas en las Normas de Diseño 39/1998 del Principado de Asturias o normativa que las substituya, van a dar a los siguientes ámbitos:

a) Vías públicas, calles o plazas.

b) Espacios libres de edificación de carácter público.

c) Espacios libres de edificación de carácter privado, que se ajusten a las previsiones de zona de este Plan General.

En el caso de las viviendas serán exteriores las que cumplan el apartado 2 del art. 3.2.2..

5.1.5.—Cómputo de la superficie edificada de las plantas de un edificio.

1. Superficie edificada por planta es la comprendida entre los límites exteriores de cada una de las plantas de la edificación.

2. Superficie edificada total es la suma de las superficies edificadas de cada una de las plantas que componen el edificio.

3. La superficie edificada no podrá ser superior a la máxima edificable admitida en las ordenanzas de zona. A efectos de comparación entre ambas se tendrán en cuenta los siguientes conceptos:

a) En el cómputo de la superficie edificada quedan excluidos los soportales, los pasajes de acceso a espacios libres públicos, los patios interiores de parcela, aunque estén cerrados en todo su perímetro, las superficie de porches o similares hasta una superficie de 12 m computándose a partir de 12 m al 50%, los elementos ornamentales en cubierta, y la superficie bajo la cubierta, si carece de posibilidades de uso, o está destinada a depósitos u otras instalaciones generales del edificio.

b) Se exceptúan del cómputo de la superficie edificada los trasteros de vivienda colectiva que deberán tener un ancho libre interior superior a 1,20 m y una puerta abriendo al interior del trastero de mas de 0,80 m de ancho de hoja, dotada de rejilla.

c) Se exceptúan del cómputo de superficie edificada los balcones, balconadas y miradores autorizados. Las terrazas, tendederos, con la salvedad prevista en el epígrafe siguiente, y cuerpos volados contarán en la totalidad de su superficie independientemente de su posición respecto a la fachada, y de que estén o no cerrados. Las galerías computarán en el 50 por 100 de su superficie.

e) Se exceptúan del cómputo de las superficies edificadas, las superficies de las plantas situadas bajo rasante de acuerdo con lo previsto en el art. 5.1.2.

f) Se exceptúan del cómputo de las superficies edificadas, las destinadas a usos vivideros en plantas bajo cubierta siempre que cumplan las siguientes condiciones:

— Que estén integradas en las viviendas situadas inmediatamente debajo en la planta inmediatamente inferior.

— Que no existan buhardas u otros elementos análogos que sobresalgan del plano de cubierta.

En los casos de existencia de buhardillas edificadas al amparo del art. 5.1.14, se computarán las superficies en que la altura desde el forjado de piso hasta el techo o cierre de cubierta sea igual o superior a 2,00 m.

g) Los espacios bajo-cubierta en edificios destinados a vivienda de una sola planta sobre rasante serán computables a efectos de edificabilidad (se utilicen o no) si la parte de dichos espacios que resultara con una altura superior a 2,00 m (y que por tanto podría ser utilizable con independencia de la posición de la tabiquería) excediera del 15% de la superficie construida en la planta baja.

5.1.6.—Piezas habitables en plantas sótano y semisótano.

1. No podrán instalarse en sótano piezas habitables destinadas a usos residenciales. Para otros usos, sólo se admitirán en sótanos piezas habitables cuando aquéllos sean complementarios de los desarrollados en planta baja, entendiéndose a estos efectos que:

a) Todos los usos de equipamiento público son complementarios entre si.

b) En los usos privados la complementariedad exige la conexión física entre las plantas y que la superficie del sótano no exceda del doble de la del local principal en planta baja.

c) En el uso de oficinas, y aún cumpliendo la condición establecida en los párrafos anteriores, se prohíbe la instalación en planta sótano de oficinas abiertas al público y de aquellas que impongan la presencia de más de una persona por cada 50 m de superficie o fracción.

2. En plantas de semisótano sólo se autorizará la instalación de piezas habitables si no están adscritas a usos residenciales, salvo que se trate de piezas pertenecientes a una vivienda unifamiliar y cumplen las restantes condiciones de calidad e higiene.

3. En cualquier caso podrán admitirse en planta semisótano y sótano únicamente aquellos usos e instalaciones que cumplan los requisitos establecidos por la normativa de protección de incendios, seguridad e higiene en el trabajo y demás normativa aplicable en materia de seguridad, salubridad o protección ambiental.

5.1.7.—Ventilación de piezas habitables.

Complementariamente a lo dispuesto en las Normas de Diseño 39/1998 o normativa que las sustituya y en edificios no residenciales:

a) Los huecos de ventilación e iluminación deberán tener una superficie no inferior a 1/8 de la superficie útil del local, con la excepción de las entidades protegibles según el CAU en que será de aplicación lo previsto en el art. 8.0.6

c) Las piezas donde se produzcan combustión o gases, dispondrán de conductos independientes para su eliminación.

d) Se admiten medios mecánicos o acondicionamiento de aire para la ventilación de las piezas habitables en plantas sótano o semisótano que se puedan disponer según el art. 5.1.6.

5.1.8—Patios de manzana y de parcela.

El Plan General de Riosa no admite patinillos de ventilación o patios ingleses.

Admite la creación de patios cerrados de parcela cumpliendo lo dispuesto en las Normas de Diseño 39/1998.

Las soluciones de proyecto buscarán que los patios cuenten con una puerta de acceso desde un espacio público, espacio libre privado, portal, caja de escalera u otro espacio comunitario, a fin de posibilitar la obligada limpieza y policía de los mismos.

5.1.9.—Condiciones genreales de composición.

1. Con carácter general, las edificaciones de nueva planta y las resultantes de transformaciones de uso, reformas, y demás, deberán responder en su diseño y composición a las características dominantes de la zona de emplazamiento, armonizando con éstas sin que ello suponga una repetición exhaustiva. Estas características se refieren a la topología, longitud de fachadas, altura de las plantas, modulación de huecos, relación entre las dimensiones de los huecos y las de los macizos que los separan, materiales y color de los revestimientos de fachadas, cuerpos salientes y demás elementos compositivos.

2. Los materiales se utilizarán en su auténtica expresividad, sin falseamientos.

5.1.10.—Tratamiento de las medianerías.

1. Las medianerías entre distintas edificaciones deberán tratarse de igual forma que las fachadas exteriores cuando se prevea que quedarán al descubierto durante un periodo superior a los tres años.

2. Las medianerías resultantes de la distinta altura entre edificios colindantes, se tratarán de la misma forma que la expuesta en el párrafo anterior.

5.1.11.—Cuerpos cerrados volados, balcones, terrazas y miradores.

1. En suelo urbano queda prohibida su construcción en planta baja o en fachadas cuya distancia a las fachadas opuestas sea inferior a 8 m.

2. Su construcción deberá cumplir las siguientes condiciones:

a) Todos ellos tendrán una separación mínima a los linderos laterales de la finca de 0,65 m sin que puedan rebasar la mitad del ancho de la acera sobre la que se proyectan.

b) El vuelo máximo de los balcones será de 0,70 m y su altura mínima sobre la rasante del terreno deberá ser superior a 3,40 m.

c) El vuelo máximo de las terrazas será de 1 m.

d) El vuelo máximo de los miradores será de 0,70 m.

e) La proporción de los diferentes elementos volados será de un máximo de 2/3 sobre el total de la fachada de actuación.

f) Los cuerpos cerrados volados, cuando rebasen la alineación de fachada, cumplirán las mismas condiciones que las terrazas.

g) El canto máximo de forjado no deberá rebasar los 150 mm para los vuelos de balcones y terrazas sin peto de fábrica.

Todo ello con la excepción de los edificios inventariados en que será de aplicación lo previsto en el Título 8.

5.1.12.—Toldos, marquesinas, cornisas y salientes.

Se regirán por las siguientes condiciones especificas:

1. Marquesinas.

No se autoriza su construcción sobre edificios incluidos en el Catálogo Urbanístico de Riosa o emplazados en el suelo ordenado según TP. En los demás casos solo se admiten formando parte de un proyecto unitario abarcando el total de la fachada de un edificio. En tal caso su altura libre mínima sobre la rasante de la acera será de 2,75 m; su saliente máximo será inferior a 1/6 del ancho de la calle y, en su caso, al ancho de la acera minorado en 0,50 m, sin sobrepasar en ningún caso los 2 m y respetando totalmente el arbolado, farolas y señalización urbana. Su canto no excederá del 15% de su menor altura libre sobre la rasante del terreno o acera, y no rebasará en más de diez centímetros la cota de forjado de suelo del primer piso.

Las marquesinas que vuelen más de 1 m deberán verter las aguas pluviales hacia el interior del edificio al que sirven.

2. Toldos.

Estarán a lo dispuesto en el apartado 1 excepto que cuando sean de estructura móvil la distancia mínima a la rasante de la acera podrá ser de solo 2,25 m y el saliente máximo podrá llegar a los 3 m cumpliendo el resto de las prescripciones.

3. Cornisas.

En los edificios no incluidos en el Catálogo Urbanístico el saliente máximo de una comisa respecto de la alineación oficial no podrá superar en ningún punto 1/10 de la distancia entre alineaciones o 90 cm. Las comisas y aleros se construirán en prolongación del último forjado y/o apoyados sobre él, sin recrecidos verticales de las fachadas exteriores por encima del nivel del citado forjado.

4. Otros salientes. Se autorizan elementos salientes en planta baja tales como zócalos, rejas y otros elementos de seguridad, siempre que no sobresalgan más de 12 cm de la línea de fachada.

5.1.13.—Publicidad en los edificios: rótulos y banderines.

Todo elemento publicitario, luminoso o no, vinculado a un edifico y situado fuera del espacio comercial definido por los huecos, escaparates o vitrinas de su planta baja, estará sujeto a la concesión previa de licencia municipal. La solicitud estará en todo caso. acompañada de una representación gráfica de, al menos, la parte de la fachada afectada por la muestra, comprendiendo al menos toda la porción del edificio situada en nivel inferior al suyo.

Salvo lo edificios incluidos en el Catálogo Urbanístico, que estarán a lo dispuesto en el Título 8 de esta Normativa, deberán cumplirse las siguientes condiciones:

1. Los anuncios paralelos al plano de fachada tendrán un saliente máximo, de 10 cm, debiendo además, cumplir las siguientes condiciones:

a) Están prohibidos los anuncios estables en tela u otros materiales que no reúnan las mínimas condiciones de dignidad estética.

b) En planta baja y entreplanta podrán ocupar únicamente, una faja de altura inferior a 0,90 m, situada sobre el dintel de los huecos sin cubrirlos. Deberán quedar a una distancia superior a 50 cm del hueco del portal, dejando libre su dintel. Se exceptúan las placas que, ocupando como dimensión máxima un rectángulo con 50 cm de lado mayor y 3 cm de saliente, podrán situarse en las jambas. Podrán adosarse en su totalidad al frente de las marquesinas, cumpliendo las limitaciones señaladas para éstas, y pudiendo sobrepasar, por encima de ellas, una altura máxima igual al espesor de estas.

c) Las muestras colgadas en el resto de las plantas de los edificios podrán ocupar únicamente una faja de 50 cm de altura como máximo, adosada a los antepechos de los huecos sin cubrir a éstos.

d) En zonas de uso no residencial, podrán colocarse anuncios como coronación de los edificios, cubriendo parte o toda la longitud de la fachada, con una altura no superior a 1/10 de la del edificio que coronan, sin exceder de 2 m, y ejecutados con letra suelta.

e) En los edificios exclusivos, con uso de espectáculos, comercial o industrial, en la parte correspondiente de la fachada, podrán instalarse con mayores dimensiones, siempre que no cubran elementos decorativos o huecos, o descompongan la ordenación de la fachada, para cuya comprobación será precisa una representación gráfica del frente de la fachada completa.

f) En los muros linderos que queden al descubierto pueden instalarse muestras sujetándose a las prescripciones establecidas para éstas en las fachadas.

3. Los anuncios normales al plano de fachada, banderolas o banderines, cumplirán los siguientes requisitos:

a) Respetarán una distancia mínima sobre la rasante de la acera o terreno de 2,75 m, con un saliente máximo igual al fijado para los cuerpos volados cerrados. Su dimensión vertical máxima será de 0,90 m. Se podrán adosar en su totalidad a los laterales de las marquesinas, cumpliendo las limitaciones señaladas para éstas y pudiendo sobrepasar por encima de ellas, una altura máxima igual a su espesor. En las plantas de pisos, solo podrán situarse a la altura de los antepechos.

b) En zonas de edificación no residencial y en los edificios exclusivos con uso de espectáculos, comercial o industrial, se permitirán los banderines verticales con dimensión vertical superior a 0,90 m y saliente máximo igual al el señalado para las marquesinas.

5.1.14.—Cubiertas.

1. No se autoriza el empleo de cubiertas planas salvo en las edificaciones industriales situadas en el interior de polígonos o áreas de uso exclusivamente industrial y en las edificaciones auxiliares, no visibles desde viales o espacios públicos, que autorice el Plan General de Ordenación.

2. La cubrición de los edificios se realizará mediante el trazado de dos o más faldones inclinados cuyo encuentro se resolverá mediante caballetes horizontales o limas, pero en ningún caso mediante paramentos verticales.

3. La pendiente de cubierta estará comprendida entre el 30% (16,7º sexagesimales) y el 50% (26,57.º sexagesimales), en el suelo urbano y urbanizable ordenado SA con excepción del Suelo de Tratamiento Particularizado (TP) y los inmuebles inventariados que estarán a lo dispuesto en el Título 8. En el resto de los casos estará comprendida entre el 30% (16,7º sexagesimales) y el 40%, (21,8º sexagesimales)

4. En todos los casos deberá integrar sin excesivas rupturas elementos como casetas de ascensor, escaleras y otros elementos técnicos de las instalaciones del edificio, que en cualquier caso deberán, cuando no estén enrasados con el plano de fachada, quedar inscritos dentro de un plano inclinado de 45.° trazado a partir de la arista superior del forjado de cubierta de la última planta. Se exceptúan los casos en que, justificadamente se siga la pendiente de una edificación colindante. En los edificios inventariados podrá imponerse la conservación de la forma y otras características de la cubierta sin modificación volumétrica alguna.

5. Ningún faldón de cubierta superará en su cumbrera la altura de 3,50 m medidos respecto al nivel superior del forjado de última planta.

6. La altura máxima de la cumbrera no rebasará en ningún punto los 12,50 m medido sobre la rasante del terreno en Suelo Industrial ni 10 m en edificios ordenados según BD.

7. En edificaciones tradicionales o sometidas a obras de restauración, reforma o ampliación se empleará como material de cubrición la teja cerámica curva. En edificaciones de nueva planta se autorizará, además, el empleo de tejas curvas o mixtas u otro material con entonación similar.

5.1.15.—Elementos de iluminación y/o ventilación en cubiertas.

1. Por encima de la envolvente de la cubierta no se permitirán otras construcciones que las destinadas a acoger instalaciones propias del edificio o trasteros. Cuando así lo establezcan las Ordenanzas particulares de cada zona, podrá autorizarse el uso de vivienda en el espacio resultante bajo cubierta, que deberá vincularse a la vivienda inmediata inferior.

2. La iluminación y ventilación de los cuartos trasteros deberá realizarse a través de lucernarios practicados sobre el mismo plano inclinado de la cubierta.

3. En el caso de utilización de la planta bajo cubierta como vivienda, se autoriza, además de lucernarios, la construcción de una burrada por fachada, esto es, de un elemento sobresaliente de los planos inclinados de cubierta que dispone de huecos verticales de iluminación y ventilación. Las buhardas cumplirán las siguientes condiciones:

a) Su frente vertical cuando no esté en el plano de fachada se retranqueará un mínimo de 2 m respecto del vuelo exterior de la comisa o alero y su altura no será superior a 1,50 m medida desde la intersección con el faldón de cubierta.

b) La longitud máxima del frente será de 2,50 m y solo existirá una buharda por fachada.

5.1.16.—Construcciones por encima de la altura permitida.

Por encima de la envolvente de cubierta sólo se podrán elevar torreones de ascensores o de escaleras, petos de terraza y elementos técnicos de las instalaciones del edificio, con la condición de que todos sus puntos queden por debajo de un plano inclinado de 45.° que se apoye en la arista superior del forjado de techo de la última planta. Las chimeneas de ventilación podrán exceder de este plano ateniéndose a los límites estrictos especificados por la NTE-ISV.

En el uso industrial se admitirán:

a) Rótulos vinculados a la industria hasta una altura de 13,50 m sobre la rasante del terreno.

b) Chimeneas de ventilación y similares hasta dicha altura.

c) Antenas y demás elementos similares.

d) Cualquier instalación específica derivada de la actividad y características particulares de la industria de que se trate y que sea adecuadamente justificada en el proyecto correspondiente.

5.1.17.—Tendidos aéreos y subterráneos.

1. La colocación de postes de soporte de tendidos de cualquier tipo habrá de hacerse fuera de la zona de dominio público. No obstante, con carácter excepcional, podrán autorizarse:

a) El emplazamiento dentro de la zona de dominio público de los apoyos de redes de baja tensión en zonas rurales, susceptibles de utilización compartida con redes de alumbrado público.

b) La instalación de postes de tendido aéreo de baja tensión o telefónicos en la zona de dominio público en tramos interurbanos de carreteras, cuando por las condiciones orográficas del terreno resulte técnicamente inviable retirarlos a mayor distancia.

2. En los supuestos definidos en el número anterior deberá quedar garantizada la seguridad vial y la autorización que en su caso se conceda lo será en precario, quedando obligado el solicitante a retirar a su costa los elementos instalados cuando sea necesario por motivo de las obras de ensanche y mejora de la carretera o cualesquiera otras promovidas por la Administración del Principado de Asturias.

3. En el caso de tendidos eléctricos de alta tensión, los apoyos se autorizarán a partir de la línea límite de edificación.B

4. En los cruces aéreos y en los vuelos de los cables sobre la calzada, el gálibo mínimo sobre la rasante de la carretera será el que se fija en la normativa específica, según se trate de líneas de baja o de alta tensión. Los tendidos telefónicos o telegráficos se asimilarán a las primeras.

5. Las canalizaciones subterráneas en dominio público estarán a lo dispuesto tanto en la Ley 8/2006 de 13 de noviembre del Principado de Asturias, como en el RD 1955/2000 y en los Reglamentos de líneas aéreas de alta y baja tensión (Real Decreto 223/2008, de 15 de febrero, y Real Decreto 842/2002, de 2 de agosto, por el que se aprueba el Reglamento electrotécnico para baja tensión y sus instrucciones técnicas complementarias

5.1.18.—Cierres perimetrales de fincas.

1. Los cierres dentro de la zona de dominio público en terrenos de propiedad privada en las carreteras de la red local estarán a lo dispuesto en el artículo 45 Cierres de la Ley 8/2006 de 13 de noviembre del Principado de Asturias.

2. En Suelo No Urbanizable los cierres de fincas no edificadas, deberán realizarse mediante estacas y alambrada, y(o) seto vivo, con una altura que no rebase los 2 m con respecto al nivel del terreno en el lado mas bajo del cierre. Altura que será reducida hasta un total de 80 cm como máximo, cuando el cierre separe de un camino o vía pública y, por razones paisajísticas, no deba encajonarse la vista desde ésta.

La reducción se hará siempre en las carreteras nacionales que cruzan a media ladera, en el cierre situado en el lado de la vía en que el terreno está a menor cota y en los caminos de recorrido pintoresco.

3. En fincas edificadas, se permitirá ejecutar muros de fábrica en tomo a las edificaciones, encerrando un espacio (análogo a la corrada tradicional), cuyos cierres no se separen más de 15 m de algún punto de la construcción principal

Los muros tendrán una altura máxima de 1,5 m sobre el terreno en sus dos lados, estarán ejecutados en mampostería de piedra cuajada u hormigón fundido sin revestir, si han de quedar vistos por su cara exterior o con cualquier otro material de fábrica si se recubren exteriormente (del lado contrario a la edificación), con seto vivo plantado en el interior de la finca.

Por encima de esa altura y hasta 2,5 m sobre el terreno se autorizarán verja metálica o alambrada, y seto vivo en todo caso. No se autorizará el uso de celosía de hormigón o cerámica.

4. Cuando la edificación forma parte de un núcleo rural, se admitirá que el cierre de la casa se ejecute en los mismos materiales que componen la edificación principal, no precisándose, en este caso, la plantación de seto vivo exterior que lo recubra.

5. En los casos en que el PGO no marque expresamente algo diferente los nuevos cierres a realizar frente a vías públicas deberán guardar las siguientes distancias (retiros) a las mismas:

— En carreteras comarcales, la mayor de las dimensiones siguientes: 10 m al eje de la vía o 5 m a su arista exterior.

— En carreteras locales, la mayor entre 4,5 m al eje de la vía o 3,0 m a su arista exterior.

— En caminos, la mayor entre 3,5 m al eje de la vía o 1,8 m a su borde exterior.

— Los quiebros de mas de 90.º a vía pública se substituirán por figuras inscribibles en un círculo tangente a aquella de 6 m de radio.

Se cumplirán adicionalmente el Reglamento General de Carreteras 1812/1994 y la Ley Regional de Carreteras 13-8/2006 de 13 de abril o normativa que las substituya.

6. La ejecución de cierres a vía pública implicará la cesión obligatoria y gratuita al Ayuntamiento de la franja de terrenos que constituye el retiro de los mismos.

Se exceptúan los casos en que ésta haya sido expropiada por otros órganos de la Administración.

7. Junto a ríos de caudal permanente los cierres deberán retirarse al menos 5 m del borde del cauce. En vaguadas o arroyos estacionales, aún cuando discurran por el interior de la finca, se evitará cualquier obra de cierre o movimiento de tierras que interrumpa la normal circulación de las aguas.

8. La utilización de muros de fábrica, de piedra cuajada u hormigón fundido sin revestir o revestido de piedra, podrá autorizarse igualmente en tramos del cierre general de una finca que realicen funciones de contención de tierras o de protección en zonas inundables. En ambos casos, deberá quedar razonada y demostrada tal eventualidad, limitando la utilización de muro de fábrica a la zona que presente esa circunstancia, sin rebasar su altura, en el caso de contención de tierras, el nivel del terreno en su lado más alto.

9. La contención de tierras se producirá solamente en los casos en que el desnivel a ambos lados del cierre ya exista con anterioridad al 1 de noviembre de 2009, no autorizándose esta solución si lo que se pretende es rellenar, variando los niveles actuales.

10. En todas las vías públicas la Administración conserva el derecho a crear o mantener sangraderas o puntos de salida de las aguas pluviales desde la caja del camino o carretera a las fincas colindantes. Se podrán establecer de tal modo que las distancias entre ellas oscilen entre 25 y 50 m, debiendo respetarse al ejecutar cierres o movimientos de tierras.

11. En edificación cerrada, en los casos de no utilizarse la capacidad total de edificación, podrán ejecutarse cierres de parcela en fábrica maciza y de altura hasta de 1,80 m como máximo sobre el nivel de rasante en cada punto. Autorizándose igualmente cierres calados de celosía, metálicos, de malla, etc., sin rebasar de la altura ya indicada. En todo caso, y cualquiera que sean los materiales utilizados, deberán cubrir las condiciones de ornato e higiene exigibles de acuerdo con su situación urbana, y armonizar con las calidades de la edificación situada en la parcela (o colindantes, en su ausencia); debiendo ser corregidos a indicación del Ayuntamiento si no alcanzarán un nivel aceptable. Se prohíbe el empleo de materiales que puedan ser causa de daños a las personas (alambre de espino y similares).

5.1.19.—Aljibes.

Las viviendas unifamiliares que se edifiquen en cualquier clase de suelo deberán disponer de un aljibe con una capacidad mínima de 4.000 l. conectado a la red de recogida de aguas de la cubierta por medio de las bajantes o mediante una solución arquitectónica de efecto equivalente.

El aljibe estará incluido tanto en el proyecto básico como en el de ejecución de la vivienda y su instalación deberá estar organizada en forma que en él se recojan al menos las aguas provenientes de la menor de las siguientes superficies de cubierta: El 50% de la superficie de la misma o 60 m² de desarrollo en planta.

En los casos en que exista una fosa séptica en la propia parcela, o en otra situada a menos de 10 m de distancia de sus límites, el aljibe deberá estar dispuesto en el punto mas aislado de aquella ponderando adecuadamente desniveles y distancias.

Capítulo 5.2. Condiciones estéticas de las edificaciones

5.2.1.—Principios generales.

Las nuevas construcciones –incluidas las prefabricadas- y las modificaciones de las existentes, deberán responder en su diseño y composición, a las características dominantes del ambiente en que hayan de emplazarse, de acuerdo con lo dispuesto en la legislación urbanística. A tal fin se pondrá especial cuidado en armonizar, no en imitar, sistemas de cubiertas, cornisa, posición de forjados, ritmos, dimensiones de huecos y macizos, composición, materiales, color y detalles constructivos.

Se prohíbe la instalación de elementos, cualquiera que sea su uso, asimilables a caravanas, casetas de obra, embarcaciones, aeronaves, toneles y similares, en todos los tipos de suelo, las primeras podrán instalarse sin infraestructuras que las vinculen al terreno en los lugares habilitados para acampada con las condiciones que en ellos se establezcan.

Se prohíbe asimismo el emplazamiento de hórreos no vinculados a viviendas.

Las construcciones aisladas de nueva realización no podrán producir medianerías al descubierto.

5.2.2.—Tratamiento de las plantas bajas.

1. Los proyectos tanto si son de nueva planta, rehabilitación o reestructuración de edificios deberá contener, necesariamente, el diseño de la planta baja de los mismos, al menos en sus huecos y elementos ciegos.

2. En los casos de rehabilitación o reestructuración el diseño de la planta baja tenderá a recuperar el que fuera original del edificio, si éste hubiera sido alterado, o a conservarlo, en caso contrario.

3, En los inmuebles categorizados como protegibles será de aplicación lo previsto, según los casos, en los artículos 8.1.2, 8.2.2 u 8.3.2 del Título 8.

5.2.3.—Fachadas.

1. En los edificios destinados a viviendas o usos asimilables tales como el hostelero, en cualquier caso, y los agrarios, auxiliares de vivienda, cocheras, industriales, casetas de aperos, etc., que se sitúen dentro de los núcleos rurales y aquellas zonas en las que exista un predominio de arquitectura popular, regirán las siguientes condiciones:

a) Las construcciones respetarán las características de las construcciones tradicionales circundantes, en cuanto a volumen, cerramientos, proporción entre vanos y macizos, materiales.

b) Las carpinterías se instalarán preferentemente enrasadas con el paramento de fachada. Se prohíben expresamente los materiales para carpintería ajenos al medio rural tradicional, o que no se asimilen a los mismos.

2. En el resto de los emplazamientos y para los edificios que no sean destinados a viviendas o usos asimilables serán de aplicación, como mínimo, las siguientes condiciones:

a) Los muros quedarán enfoscados, salvo que sean de piedra, y pintados de color no disonante.

b) Los elementos de cierres, puertas, verjas, etc., se pintarán, asimismo, en tonos propios de la zona.

En todos los casos la cubierta se adaptarán al cumplimiento de 5.1.14.

5.2.4.—Ampliación de edificios existentes.

1. Las ampliaciones de edificios existentes, cualquiera que sea su uso, además de respetar las condiciones generales de estética recogidas en los artículos anteriores, deberán armonizar con el edificio principal que se amplía.

2. Si el edificio principal es tradicional o mantiene tal carácter, la ampliación deberá:

a) Mantener las líneas de referencia de la composición, aleros, impostas, recercados, ritmos, proporción de huecos, etc.

b) Utilizar análogos materiales de fachada, que guarden textura y color armónicos con el edificio principal.

c) La cubierta, si no pudiera ser continuación de la existente, mantendrá, en trazado y pendientes, los criterios del edificio principal, así como el material que deberá ser igual en tipología y color al existente.

d) Los materiales de cierre y seguridad (ventanas, puertas, etc.) deberán guardar especial armonía con los anteriores.

e) En reforma, rehabilitación y/o ampliación de edificios tradicionales se utilizará exclusivamente la carpintería de madera, salvo que la existente en el edificio sea de otro tipo.

f) Se permiten, cuando exista un bajo cubierta con la suficiente altura de murete en fachada, la apertura de huecos bajo el alero.

g) Pese a todo lo indicado, deberá dejarse claramente patente qué parte de la edificación es la anterior y cual es la ampliada.

3. Se prohíbe el picado de revocos preexistentes cuya finalidad sea dejar rejunteada una fábrica de mampostería inicialmente cargada.

4. En las carpinterías y demás no son admisibles las particiones ficticias en los vidrios.

5. No se permite el uso de PVC para canalones y bajantes vistas.

5.2.5.—Ventanas y huecos.

1. En el tratamiento y diseño de huecos se tendrán en cuenta las formas de composición y distribución de huecos dominantes en la zona.

2. Se prohíbe el aluminio anodizado o en su color natural metálico, el hormigón y la chapa galvanizada en su color natural.

3. Se prohíben las carpinterías de PVC o similares que imiten madera vista.

4. En las carpinterías y demás elementos vistos de madera no son admisibles los barnices brillantes. Se utilizará barniz de impregnación o pintura.

5. En las construcciones adosadas o pareadas, los huecos en fachada distarán como mínimo 0,70 m del límite de la medianería colindante.

5.2.6.—Medianerías.

Las paredes ciegas o medianerías que puedan quedar al descubierto, aunque sea provisionalmente, se tratarán con materiales que armonicen con las fachadas, quedando prohibidos de manera expresa los tendidos de cemento bruñido, los productos asfálticos o metálicos y los materiales de aislamiento, impermeabilización o cubrición (proyecciones de poliuretano o fibrocemento, por ejemplo).

Se permite la utilización de la teja en vertical a la manera tradicional.

5.2.7.—Cerramiento de terrazas y cambio de carpinterías.

Se podrá autorizar el cerramiento de terrazas y balcones existentes, así como el cambio de carpinterías con las siguientes condiciones:

1. Que se redacte y apruebe un proyecto conjunto de fachada. En edificios de varios propietarios se les dará audiencia durante su tramitación. Si se manifestase oposición no se concederá licencia en tanto no se aporte acuerdo de los mismos prestando conformidad al proyecto.

2. Que, en el supuesto de que no se acometa la actuación de una sola vez, cada una de las obras que se realicen obtengan su licencia correspondiente y se ajuste al proyecto aprobado para todo el edificio.

5.2.8.—Materiales de construcción.

1. Materiales de fachadas, medianerías y cubiertas.

a) Los materiales se adecuarán al carácter constructivo de la zona, evitándose los de textura o color que desentonen de modo manifiesto o dejando a la vista materiales que no tienen misión de revestimiento.

b) Como material de acabado se prefiere la sillería y mampostería de piedra del lugar, los revocos, morteros monocapa raspados, estucos y enfoscados pintados en blanco o colores ocres y tierras.

c) El mortero de agarre y el rejunteado de los muros de mampostería tendrá el mismo tono de la piedra, en ningún caso se pintará en colores disonantes, incluido el blanco,

d) Se prohíbe el rejunteado de la piedra con cemento gris, se preferirá el mortero de cal tradicional o los morteros coloreados.

e) La sillería y mampostería tendrán, para ser considerados como tales, un espesor mínimo de 10 cm y un despiece tradicional y lógica constructiva. Por piedra del lugar se entiende aquella caliza de coloración similar a la tradicional de la zona, aunque no proceda de estos lugares. No podrán ser utilizadas en chapeado de recercados de huecos, para los que se usarán piezas macizas de piedra o revocos de mortero.

2. Quedan prohibidos de manera expresa los materiales y acabados extraños a la construcción tradicional de la zona quedan prohibidos y, de manera expresa, los siguientes:

a) Ladrillo o plaqueta de ladrillo vistos.

b) Cerámica vitrificada.

c) Fibrocemento.

d) Bloque de hormigón

e) Materiales metalizados, plásticos o brillantes.

f) Aplacados de piedra con despiece irregular o con relieve, en todos sus grosores, colores, formas o texturas.

g) Tendidos de cemento bruñido.

h) Productos asfálticos o bituminosos.

i) Materiales de aislamiento, impermeabilización o cubrición (proyecciones de poliuretano o fibrocemento, por ejemplo).

Se permite la utilización de bloque de hormigón, tipo “Split”, ranurado o similar, exclusivamente en suelo categorizado como industrial.

Se prohíbe expresamente la utilización de balaustradas y celosías realizadas con prefabricados de hormigón, o piedra, muy particularmente los balaustres imitando torneados, salvo en actuaciones sobre edificios tradicionales que ya cuenten con ellas.

Se prohíben igualmente las esculturas en piedra artificial que reproduzcan enanos, animales, capiteles o motivos similares, bien flanqueando puertas u otros elementos arquitectónicos o actuando como elementos ornamentales singulares.

Los revestimientos de placas de fibrocemento quedan prohibidos asimismo. Los existentes en fachadas y medianerías se retirarán cuando lo señale la Corporación y, como máximo, en el momento en que se proceda a efectuar reparaciones en los edificios.

3. Materiales de cubiertas.

a) El material de cubierta preferible es la teja roja (mixta o curva), permitiéndose asimismo aquellos otros materiales de color similar a aquella, excepción hecha de los edificios inventariados cuyas características específicas así lo requieran.

b) En los edificios inventariados en que se imponga el reaprovechamiento de la teja del edificio ésta se utilizará preferentemente como cobija.

c) Se prohíben en especial las cubiertas de fibrocemento en su color. Se procurará ir sustituyendo las existentes con motivo de obras de reforma o reparación.

d) Con la excepción de las destinado a instalaciones industriales o deportivas se prohíben los materiales plásticos traslúcidos de cubrición, con excepción de los invernaderos, salvo que sean utilizados como lucernarios de una superficie máxima de 1 m y separados al menos 3 m.

e) En las obras de reforma de edificios tradicionales los aleros tendrán un canto inferior a 15 cm. En caso de resultar visibles las viguetas de la estructura metálica deberán ser revestidas para formar un alero continuo, se permite el hormigón visto como material de acabado.

f) Se prohíben los canalones y bajantes de PVC, especialmente en su color gris. Se permite la utilización de chapa metálica y fibrocemento en naves industriales o agropecuarias siempre en el color rojo, dominante en la zona.

g) Se prohíben los remates de chimeneas y demás elementos técnicos con elementos pintorescos o inadecuados (castilletes, “pegoyos”, etc.)

5.2.9.—Condiciones complementarias para los bienes catalogados.

Adicionalmente al cumplimiento de los artículos 5.2.* de la Normativa del PGO y subsidiariamente al cumplimiento de prescrito en los artículos correspondientes a cada caso del Capítulo 8 del Catálogo Urbanístico, en los elementos incluidos en éste deberán cumplirse las siguientes prescripciones.

1. El material de acabado de la cubierta será la teja cerámica curva de tono rojo. En el caso de aprovechamiento de la teja preexistente esta se utilizará como cobija.

2. La inclinación de los faldones de la cubierta no será superior al 40%.

3. El canto de los aleros será en todos los casos, inferior o igual a 15 cm.

4. Los canalones y bajantes vistos no son admisibles de PVC.

5. El acabado de los paramentos exteriores será enfoscado y pintado.

6. En el caso de reformas:

a) Se evitará el picado de las cargas de fachada con el fin de dejar la mampostería de piedra vista, en grandes paños, zócalos, recercos, impostas, o cualquier otro elemento compositivo. En todo caso el rejunteo de la misma se realizará con mortero de cal o bastardo.

b) En el pintado de los paramentos exteriores se preferirá el mantenimiento de los colores existentes en el año 2004 tal como aparecen en las fichas urbanísticas salvo que haya razones justificadas para obviarlos. En tal caso se utilizará una paleta de colores obtenida tras el estudio de las gamas cromáticas históricas en el lugar o/y edificación.

7. No se admiten chapados de piedra, con aparejo irregular o desconcertado, en grandes paños de fachada, ni en la ejecución de zócalos, recercos, impostas, o elementos compositivos. En algún caso se admitirán los chapados de piedra a base de elementos geométricos y aparejos regulares.

8. Los huecos deberán ajustar sus dimensiones para lograr la composición vertical de los mismos, con la excepción de los vanos de acceso de vehículos a garajes, que se situarán en puntos de menor incidencia en la imagen externa del inmueble.

9. La carpintería será de madera o de aluminio lacado en colores oscuros y tonos mates. No son admisibles las particiones ficticias en los vidrios. La opacidad de los vanos acristalados deberá resolverse con persianas del mismo material y color que el resto de la carpintería o contraventanas al interior, evitándose en todo caso el empleo de persianas de PVC y de las contraventanas al exterior. Los vidrios responderán a soluciones incoloras y transparentes, prohibiéndose expresamente los vidrios reflectantes, serigrafiados, etc.

10. En los elementos de madera situados en fachada no son admisibles los barnices brillantes.

11. Los elementos metálicos que afecten a la fachada, deberán pintarse con colores oscuros y tonos mates.

12. En los cerramientos de fincas, se deberán cumplimentar los siguientes aspectos:

13. El acabado de cierres murarios permitidos será enfoscado y pintado. También podrá optarse, teniendo en cuenta las características del entorno inmediato y del lugar, por un trasdosado de al menos 15cm de espesor, con piedra del lugar, con aparejo irregular, recibida a hueso al menos en su aspecto externo.

17. Los muros de contención de tierras de hormigón deberán trasdosarse con piedra del lugar, con aparejo irregular, de al menos 15 cm de espesor, recibida a hueso.

Título 6. Regulación del Suelo Urbano y Urbanizable

6.—Determinaciones del Plan General en el Suelo Urbano.

6.1.1.—Definición y ámbito.

El Plan General de Riosa denomina suelo urbano además de al formado por los terrenos que cumplen los requisitos específicos especificados en el artículo 113 TROTUA y el artículo 299 del ROTU, a los que resultan adecuados para tal clasificación por adaptarse, por sus características, a la estructura general y orgánica del territorio según el Modelo Territorial elegido en este Plan General, y estar integrados en las mallas urbana o en el perímetro definidor de este concepto o, en lo que, con el criterio de los artículos citados, pueda ser denominada envolvente urbana.

a) Los terrenos que están integrados en áreas dotados de acceso rodado, abastecimiento de agua, evacuación de aguas residuales y suministro de energía eléctrica, teniendo estos servicios características urbanas, adecuadas para servir a la edificación que sobre ellos exista o se haya de construir y que son perceptibles como mallas congruentes.

b) Los terrenos, que aún careciendo de alguno de los servicios citados en el párrafo anterior, tengan su ordenación consolidada, por integrarse en áreas de ordenación congruente y carácter urbano, ocupadas por la edificación, en al menos, dos terceras partes de los espacios aptos para la misma según la ordenación que el Plan general proponen.

Los límites y subdivisión del suelo urbano aparecen grafiados en los planos de clasificación y calificación del Plan General.

6.1.2.—Subdivisión del Suelo Urbano desde el punto de vista de la gestión urbanística.

Tal como se indica en el art. 2.1.3 de esta normativa en el Suelo Urbano se diferencian dos tipos de ordenación atendiendo a su posterior forma de gestión:

1. Suelo Urbano de ordenación directa.

2. Suelo Urbano regulado mediante especificaciones de su Unidad de Actuación.

6.1.3.—Suelo Urbano de ordenación directa.

1. Lo constituyen aquellas zonas ya consolidadas, inicialmente no sujetas a ningún tipo de planeamiento previo para su desarrollo ni incluidas en Unidades de Gestión. En ellas se considera consolidada su situación catastral y únicamente se llevarán a cabo operaciones aisladas de nueva construcción sobre solares vacantes o de renovación o sustitución de la edificación existente.

2. Los terrenos incluidos en este tipo de suelo tienen la condición de solares y por lo tanto no es necesario para la edificación más requisito que la obtención de la correspondiente licencia. Si la urbanización de estas zonas no alcanzara los niveles definidos en el Plan General de Ordenación será necesaria la redacción de Proyectos de Urbanización que, en función de la importancia de las obras en ellos contenidas, podrán constituir un anexo del proyecto de edificación y tramitarse simultáneamente o por el contrario tramitarse como documento independiente con arreglo a las condiciones señaladas en el artículo 89 del TROTUA y el artículo 250 del ROTU.

6.1.4.—Suelo Urbano regulado mediante unidades de actuación.

1. La ordenación de Unidades de Actuación tiene por objeto la consecución de distintos objetivos que pueden resumirse en:

a) Ordenación de las zonas de Suelo Urbano donde aún no está consolidada totalmente la edificación y carece de los servicios que definen a un solar, siendo preciso efectuar reparcelaciones, fijar alineaciones, ordenación de volúmenes y similares.

b) Recalificación de áreas urbanas que cambian de uso o destino.

c) Obtención de suelos públicos para equipamientos.

2. Las Unidades de Actuación establecidas en el Suelo Urbano de Riosa, son detalladas en las correspondientes Fichas Urbanísticas de Unidades de Actuación que conforman el Tomo 3 de este Plan General donde se definen los parámetros de actuación y las condiciones particulares de desarrollo y gestión previas a la concesión de la licencia de edificación.

6.1.5.—Zonificación del Suelo Urbano.

Sin perjuicio del adecuado cumplimiento de todas las normas definidas en los capítulos anteriores, el suelo urbano se subdivide a los efectos de aplicarle normativas específicas, distintas en cada caso, en las siguientes zonas:

a) Zona de ordenación definida por alineaciones a las calles. Representado en los planos por el acrónimo SA o, en su caso, según las situaciones, CO, CA, CEd y TP, (Ver 6.2.2) se caracteriza por la utilización de las alineaciones como elementos definidores de la ordenación volumétrica de las edificaciones. Su normativa de aplicación es expuesta particularizadamente en 6.2.

b) Zona de suelo urbano dedicado a edificación unifamiliar de baja densidad. Representada, según las situaciones, por el acrónimo BD o BDC. –Este segundo termino, acrónimo de Baja Densidad consolidado, en los planos de ordenación y cuya normativa de aplicación es expuesta en 6.3.

d) Subzona de suelo urbano inundable. Representada por el acrónimo Inu y delimitada con línea discontinua azul clara en los planos de ordenación y cuya normativa de aplicación es expuesta particularizadamente en 6.4 puede afectar, complementando su tratamiento normativo, a cualquiera de las categorías de Suelo Urbano anteriormente descritas.

6.2.1.—Tipologías en la zona de ordenación definida por alineaciones a las calles. (SA).

Comprende a aquellas áreas de suelo urbano ya consolidado en que la ordenación de las edificaciones se caracteriza por la disposición de las fachadas en línea continua siguiendo las alineaciones de las calles correspondientes.

La unidad básica de este sistema de ordenación es la manzana, sin perjuicio de que en su diseño sea condicionante fundamental la búsqueda de la debida articulación entre las distintas manzanas buscando la consecución de una imagen urbana actualmente con frecuencia perdida y de las necesarias determinaciones derivadas de la aplicación de las áreas de gestión, con las circunstancias específicas del presente documento y con la diversificación que, al efecto, introduce la Ley 7/1997 de 14 de abril.

Existen tres tipologías principales en la ordenación de la edificación.

a) Entidades dotadas de dos fachadas señalando respectivamente las alineaciones exterior e interior en general sin solución de continuidad entre las dos fachadas. Se denomina patio de manzana en estas entidades al lugar geométrico de los puntos internos a la alineación interior.

b) Entidades equivalentes a las de la tipología anterior pero en las que no existe alineación interior ni, consecuentemente, patio de manzana. Denominaremos a estas entidades manzanas cuajadas.

c) Entidades en las que, por existir sistemáticamente continuidad entre las alineaciones exteriores no existe patio de manzana como tal, sino una serie de fachadas diferenciadas por quiebro entre sí.

En general en el caso de Riosa se utiliza predominantemente la tipología C. El suelo ordenado SA es utilizado fundamentalmente en la capital del concejo.

6.2.2.—Subdivisión del suelo de ordenación definida por alineaciones a las calles. (SA).

El suelo de definido por alineación a viales se subdivide en las siguientes subcategorías:

Suelo urbano de conservación de la ordenación, designado en los planos de ordenación mediante el acrónimo CO, abarca aquellas ordenaciones urbanísticas ya consolidadas que el Plan General respeta y que, consecuentemente deben ser conservadas al menos en cuanto a las características volumétricas de las edificaciones.

En las áreas así categorizadas los planos de ordenación del PG no proponen nuevas alineaciones siendo de aplicación las existentes de facto.

Se aplica fundamentalmente en el barrio de L’Ará.

Suelo urbano de conservación de la edificación, designado en los planos de ordenación mediante el acrónimo CEd, es una variante del caso anterior en la que lo que se conserva es un conjunto de edificaciones que no pueden ser consideradas como formando una ordenación suficientemente formalizada realizada de una manera conjunta.

Suelo urbano de conservación del planeamiento, designado en los planos de ordenación mediante el acrónimo CP, abarca áreas afectadas por planeamientos previos, que se hallaban en avanzado estado de tramitación al hincarse los trabajos de elaboración del nuevo planeamiento y que son respetados por el PGO aunque condicionándolo en algún caso a algunas modificaciones menores que se encuentran ya incluidas en los diseños en el momento de aprobarse el Texto Refundido.

En ellos rigen las determinaciones de los correspondientes instrumentos de planeamiento en lo que no se opone al presente PGO.

Suelo urbano de ordenación según alineaciones a calle propiamente dicho. Designado en los planos de ordenación mediante el acrónimo AV.

Suelo urbano de tratamiento particularizado, designado en los planos de ordenación mediante el acrónimo TP.

Comprende áreas de suelo urbano, generalmente de casco antiguo y(o) de edificación popular en puntos de relieve difícil lo que se traduce en una cierta heterogeneidad con edificación desordenada u ordenación confusa o compleja.

En estas áreas se aplica la sistemática de diseño típica del Suelo de Ordenación a Calles pero con un tratamiento fraccionado y particularizado que busca dar respuesta a la problemática urbanística planteada manteniendo y potenciando el carácter particular de cada área.

En determinados casos, representados en los planos de zonificación, se representa solo el número de viviendas a edificar en cada unidad parcelaria, de idéntica forma a como se hace en el suelo de Baja Densidad BD. En esos casos se estará a lo previsto en el Capítulo 6.3 de esta Normativa.

6.2.3.—Alturas edificables en el suelo de ordenación definida por alineaciones a las calles.

En el Suelo ordenado SA las alineaciones exteriores e interiores de las edificaciones están representadas en los planos de zonificación mediante línea continua regruesada en negro.

El número máximo de plantas edificable sobre la rasante del terreno, incluida la Planta Baja o Principal, está señalada mediante una cifra en numeración romana. (por ejemplo III)

Cuando la cifra va seguida de un asterisco (por ejemplo: IV*) ello indica que esta cifra indica el número de alturas autorizado en la fachada situada a nivel inferior sobre el terreno, siendo el edificable en la alineación opuesta el que resulte de mantener la misma altura de cornisa en toda la edificación y respetar el resto de las determinaciones del PGO.

El concepto de número de plantas máximo significa que se podrá edificar menos altura, salvo que, a juicio del Ayuntamiento, el edificio resultante desmerezca por sus características del entorno, por lo que se podrá, en este caso, determinar una altura mínima.

6.2.4.—Altura máxima y mínima de cada planta edificable.

Salvo en caso de edificaciones singulares destinadas a equipamientos o edificios catalogados en que será de aplicación lo prescrito en el artículo 8.0.6 regirán las siguientes limitaciones:

a. En las zonas categorizadas como TP la altura de cada planta estará sujeta a las siguientes limitaciones adicionalmente a las contenidas en 3.2.*

— Planta baja: 3,60 <= h <= 4,20 m.

(Medido desde rasante de acera a cara inferior de forjado de techo).

h<= 4,20 m.

(Medido desde suelo de piso a cara inferior de forjado de techo).

— Otras plantas: h<= 2,80 m.

(Medido desde suelo de piso a cara inferior de forjado de techo, salvo que por el Ayuntamiento de Riosa se marcaran otras con vistas a mejorar la integración de la nueva edificación con los edificios preexistentes).

El Ayuntamiento podrá adicionalmente determinar la altura más adecuada a cada caso, fijando en cada supuesto las condicionantes de altura dentro de los márgenes antecitados o modificando en la planta baja la altura total al nivel mas conveniente mediante la introducción de entreplantas o semisótanos, todo ello con independencia de la solución adoptada en los edificios contiguos.

b. En el resto del suelo definido según alineaciones a calles (SA), la altura de suelo a techo estará limitada por las siguientes cifras:

— Planta baja: h<= 4,20 m.

(Medido desde la rasante de acera o de referencia a la cara inferior del forjado de techo).

— Planta baja destinada a vivienda:

h>= 2,50 m.

En este segundo caso la cara superior del forjado de suelo habrá de estar a una altura mínima de 1,25 m sobre la rasante de referencia.

En los casos en que el inmueble a edificar esté sito entre otros preexistentes dotados de altura libre de suelo a techo en planta baja superior a 4,20 m, el Ayuntamiento podrá unificar la altura de forjado de techo de planta baja con las preexistentes, pero sin que la altura libre de suelo a techo rebase de los límites antecitados ni se creen altillos. En todos los casos será preceptiva la solicitud de las correspondientes condiciones de edificación en las cuales podrá marcarse por el Ayuntamiento en forma implícita o explícita cualquier altura intermedia dentro de los límites anteriormente expuestos con el fin de buscar una mayor integración con los edificios preexistentes.

Asimismo el Ayuntamiento podrá exigir la realización de elementos de coronación que igualen la altura de la trama de fachada en función de las alturas de las edificaciones colindantes preexistentes.

Al efecto de la aplicación de este artículo y en los casos de solares sitos entre medianerías, las solicitudes de condiciones de edificación irán acompañadas de documentación fotográfica, en que, a juicio de los servicios técnicos, pueda percibirse con claridad la relación del solar con los edificios colindantes existentes.

— Otras plantas: h <= 2,80

(Medidos desde el suelo de piso a cara inferior de forjado de techo.

6.2.5.—Movimientos de tierras.

1. No podrá alterarse el relieve primitivo del terreno a distancias inferiores a 3 m de los linderos con fincas colindantes en el caso de proyectos aislados y de los límites de la Unidad de Actuación en otro caso, salvo que se actúe de común acuerdo entre los afectados.

2. Fuera de ello se admite por causas justificadas la realización de movimientos de tierras mediante taludes de pendiente máxima del 50% o muros de contención con la condicional de no tener altura superior a 1,80 m en ningún punto, medido sobre el relieve primitivo.

3. Se resolverá en terreno propio la circulación de aguas superficiales procedentes de la lluvia si el movimiento de tierras altera el régimen existente de circulación de esas aguas.

4. La solución de banqueos se admite siempre que la distancia entre banqueos no sea inferior a 5 m, manteniéndose en 1,20 m de altura la máxima del muro, o talud.

5. No se admitirá que ningún punto del terreno resultante esté a cota superior o inferior a 1,50 m respecto al terreno existente.

6. Todo edificio se separará de la base o coronación de un desmonte o terraplén al menos 3 m.

7. Los movimientos de tierra antecitados se incluirán en el proyecto de construcción se detallarán en planos a escala mínima 1:200, con curvas de nivel de equidistancia 0,5 m, referidos, tanto al estado inicial de los terrenos, como al resultado final proyectado.

8. Al efecto de comprobar debidamente las características de los movimientos realmente realizados, los proyectos de arquitectura comprenderán dos planos a la misma escala, Topográfico de los terrenos y como mínimo Planta Principal, dotados de representación congruente y de la acotación suficiente como para poder comprobar de forma indubitable cualquier posible incumplimiento de la normativa mediante verificaciones antes y después de las obras.

6.2.6.—Regulación de usos en el suelo urbano ordenado según alineaciones SA.

En el suelo urbano SA, no incluido en unidades de actuación las condiciones de uso son las siguientes:

1 Tendrán la consideración de usos admisibles los siguientes:

1A. Uso predominante o principal:

Uso V. Vivienda: A2 (Vvda. plurifamiliar). Admitida en todas las plantas sobre rasante, incluida la planta bajo cubierta, siempre que forme menos del 50% de la superficie de una vivienda dúplex.

1B. Otros usos permitidos:

Uso I. Industria:

Categoría I0 (Instalaciones de servicios propios de comunidades de viviendas anexos a las mismas) en todos los casos.

Categoría I1B (Industrias de menos de 300 m²).

Uso G. Garaje aparcamiento: Categorías G2, G3 o G4, cumpliendo las condiciones del art. 3.4.2 (Cómputo del número de plazas de aparcamiento en suelo urbano y urbanizable) incluidas las excepciones contenidas en dicho artículo.

Uso C. Comercio: C1 y C2.

Uso O. Oficinas: O1 (Oficinas de profesión liberal anexas a la vivienda titular) O2 y O3 y las dedicadas a uso institucional en todas las categorías.

Uso H. Hotelería: Todas las categorías.

Uso J. Recreativo: Se admiten las categorías J1, J2 y J4.

Se admiten asimismo los usos de Equipamiento.

Uso D. Deportivo. D1 a D3. Usos E Enseñanza y SC Sociocultural: Todos los usos cumpliendo el resto de la Normativa de Suelo Urbano.

2. Tendrán la consideración de usos autorizables los siguientes:

— Uso G. Garaje aparcamiento: Categorías G2, G3 o G4, en planta baja cuando se demuestre la imposibilidad de cumplir el mínimo del art. 3.4.2 de otra manera.

Serán asimismo considerados usos autorizables siguiendo analógicamente el procedimiento previsto en el art. 7.1.6 de esta Normativa los siguientes usos:

— Uso C. Comercio: Categoría C3.

— Uso O. Oficinas: Categoría O4.

La decisión de autorizarlos o no se basará fundamentalmente en la congruencia de la iniciativa concreta propuesta con la ordenación del suelo urbano.

3. Tendrán la consideración de usos incompatibles los usos no descritos como permitidos, autorizables o prohibidos en los apartados 1, 2 y 4 de este artículo.

4. Tendrán la consideración de usos prohibidos los así categorizados con carácter general en el Título 3 de estas Normas.

6.3.—Zona de suelo urbano dedicado a edificación unifamiliar de baja densidad (BD).

La ordenación de las edificaciones se caracteriza por la morfología en vivienda unifamiliar, en unidades independientes, generalmente exenta, aunque con pequeñas zonas inmersas de vivienda adosada.

El suelo de edificación unifamiliar comprende dos subcategorías:

— Suelo de Baja Densidad Consolidada, representado en los planos mediante el acrónimo BDC. Se integran en esta subcategoría los terrenos ya casi colmatados por la edificación y en los que la operación constructiva fundamental es la reforma interior con o sin ampliación o cambio de uso.

— Resto del Suelo de Baja Densidad, representado en los planos mediante el acrónimo BD.

6.3.1.—Desarrollo.

Puede tener lugar de tres formas distintas:

a) Cuando se trata de una sola parcela que, no estando incluida en una Unidad de Actuación, cumpla las Normas Urbanísticas y sobre la que se pueda edificar una sola vivienda unifamiliar, el desarrollo será directo y podrá concederse la correspondiente licencia de edificación según lo previsto por estas Normas Urbanísticas.

b) Cuando se trate de una Unidad de Actuación Particularizada señalada en el correspondiente plano de clasificación y calificación y dotada de la ficha correspondiente, estará a lo previsto en dicha ficha y en el resto de las Normas Urbanísticas.

c) Cuando se trate de dos o mas parcelas de desarrollo conjunto afectadas por la existencia de un signo en forma de lazo ┌───┘ y sobre las que se pueda edificar una sola vivienda, deben de ser desarrollada la correspondiente agregación de parcelas tras de lo que el desarrollo será directo y podrá concederse la correspondiente licencia de edificación según lo previsto por estas Normas Urbanísticas.

Salvo en el caso de las Unidades de Actuación las parcelas edificables tienen asignada una cifra correspondiente al número de viviendas que sobre ellas se pueden edificar, utilizando la siguiente simbología:

1. Se representa en los planos una cifra, por ejemplo 1, que indica el número de viviendas asignado a la unidad parcelaria.

La cifra puede ir acompañada de un signo que precisa su significado, a saber:

— 2ad. Acrónimo ad con el fin de indicar que las viviendas deben estar adosadas

— 1+. Signo + para indicar que la o las viviendas edificables lo son adicionalmente a las construcciones existentes en la unidad parcelaria.

— (1). Signo () para indicar que la ejecución de la edificación requiere la previa o simultánea demolición de construcciones existentes en la unidad parcelaria.

— 1-64. Cifra que indica que la superficie máxima de la vivienda no debe de rebasar esa ocupación en cada planta.

— 1-p. Acrónimo 1p para indicar el número de plantas máximo sobre rasante.

2. Toda parcela en que la cifra asignada es igual a 1 y que no figura afectada por la representación de un signo en forma de lazo ┌───┘ que ligue la unidad parcelaria a otra u otras colindantes admite el desarrollo singularizado directo.

3. Las parcelas en las que la cifra es superior a 1 y que no figuran afectadas por la existencia de un signo en forma de lazo ┌───┘ pueden ser desarrolladas una vez tramitada la correspondiente subdivisión en un número de parcelas idéntico al de viviendas asignadas que cumpla el resto del articulado de estas normas.

4. Las parcelas de desarrollo conjunto afectadas por la existencia de un signo en forma de lazo ┌───┘ deben de ser desarrolladas conjuntamente.

5. Cuando la parcela sobre la que se pretenda edificar esté afectada según los planos de zonificación del Plan General por una línea de evolvente discontinua ---------- que limita el área de movimiento de las edificaciones a realizar todas las alineaciones de las mismas se situarán al interior de las evolventes.

6.3.2.—Condiciones de gestión-urbanización.

Dadas las peculiaridades del desarrollo urbanístico de estas zonas (BD), toda parcela por el mero hecho de estar dotada de acceso, en forma de vía de dominio y uso público y transitable por vehículos automóviles, siempre que tenga atribuida una edificabilidad de l menos una vivienda y no esté incluida en una Unidad de Actuación expresamente delimitada, será considerada como un solar edificable a los efectos previstos en 6.3.1 a), aunque al momento de solicitar la correspondiente licencia de obras, en su caso, deberá justificar y/o garantizar la posibilidad de evacuación de sus aguas residuales a la red general de alcantarillado cuando ello sea factible.

6.3.3.—Altura máxima.

La altura máxima de cualquier punto de los parámetros verticales de fachada con respecto a la rasante (más desfavorable) del terreno será de 7 m. No obstante podrían permitirse cuerpos de edificación de mayor altura en forma de torreones o similares cumpliendo las siguientes condiciones:

Altura máxima: 9 m.

Superficie máxima en planta: 20 m².

Longitud máxima de fachadas: 4 m.

La cubierta estará en cuanto a disposición, altura, y demás a lo dispuesto en los artículos 5.1.14 a 5.1.16.

Fuera de la cubierta, los únicos elementos que se permitirán serán antenas, chimeneas y similares que podrán superar en 0,40 m la altura real de la cubierta -en 0,80 cuando estén ubicados exactamente en la cumbrera- pero sin rebasar la altura teórica máxima admisible de la misma. No se permite, por tanto, la formación de buhardillas, salvo en los casos de plantas computables a efectos de edificabilidad.

6.3.4.—Cómputo de edificabilidades.

Se tendrán en cuenta los siguientes criterios:

La edificabilidad del Suelo Urbano de Baja Densidad es por lo general representada en los planos según el número de viviendas. Consecuentemente la edificabilidad específica de una parcela sería el resultado de dividir el producto del número de viviendas por la superficie máxima edificable de cada vivienda por la superficie de parcela.

El número de viviendas por parcela y la parcela mínima van modificándose suavemente según se recorre el suelo urbano, de forma semejante a como se modifican las alturas y los fondos edificables en el suelo de edificación en altura, pero se tiene muy en cuenta en el diseño que esta fluctuación no produzca diferencias de parcela edificable entre fincas colindantes superiores a lo admisible.

La medición se realizará utilizando el nivel inicial o el final del terreno según lo previsto en lo previsto en el artículo 1.7 de estas normas. (Normas y criterios de interpretación del Plan General).

A estos efectos no se tomarán en consideración los portones de acceso a garajes (limitados a una longitud de fachada de 4 m).

Estos datos, relativos a la superficie edificable, serán trasladables al cómputo del aprovechamiento lucrativo y por ende al cálculo del aprovechamiento medio, con las particularidades generales de este último concepto, derivadas de la ponderación del mismo.

La regla aplicada para garantizar la equidistribución es la siguiente:

a) En los suelos categorizado como BDC las unidades parcelarias en él incluidas se considerarán ya desarrolladas, admitiéndose las reformas interiores y cambios de uso que cumplan los preceptos de este PGO pero no las nuevas edificaciones.

b) En el resto del Suelo de Baja Densidad –BD-, cada unidad parcelaria no edificada que, por su dimensión y demás características, sea categorizada por el PGO como edificable, tendrá asignada una cifra indicando el número de viviendas edificables en la misma de acuerdo con las reglas expuestas en 6.3.1 apartados 1 y siguientes de esta normativa.

1. Ninguna unidad parcelaria aun no desarrollada tendrá asignado un número de viviendas edificables superior al correspondiente a las unidades parcelarias que, teniendo una mayor dimensión, estén totalmente comprendidas en la misma área de equidistribución.

2. Ninguna unidad parcelaria aun no desarrollada tendrá asignado un número de viviendas edificables inferior al correspondiente a las unidades parcelarias que, teniendo una menor dimensión, estén totalmente comprendidas en la misma área de equidistribución.

c). En el caso de las unidades parcelarias en que solo una parte de su superficie esté incluida en Suelo Urbano estando el resto calificado como Suelo No Urbanizable, será de aplicación lo dicho en el apartado b1 a la parte de la parcela comprendida en Suelo Urbano y lo dicho en el apartado b2 a la superficie total de la unidad parcelaria.

d) En el caso de las unidades parcelarias ya parcialmente edificadas el número máximo de viviendas edificables adicionalmente a las ya realizadas será el resultado de aplicar los apartados b1 y b2 al fragmento de unidad parcelaria resultante de deducir de la superficie total una cifra que tomará como base la superficie media de las unidades parcelarias no desarrolladas en que el número de viviendas a edificar sea igual al de viviendas ya edificadas en nuestro caso.

e) Por debajo de una determinada dimensión de parcela se limitará la dimensión en planta de la única vivienda en ellas edificable.

6.3.5.—Construcciones auxiliares.

Se admite la construcción de una edificación complementaria e independiente del edificio principal, destinada a garaje y que en ningún caso podrá destinarse a uso residencial, que no excederá de las dimensiones siguientes:

a) Altura: 1 planta, sin que en ningún punto supere la altura de 3 m sobre la rasante inicial del terreno.

b) Superficie construida máxima: 36 m² de los que 20 m², no serán computables a efectos de edificabilidad.

Podrán adosarse al colindante cuando se realice, mediante proyecto conjunto, la construcción simultánea en las dos parcelas; o cuando exista un edificio colindante medianero o exista pacto de adosamiento mutuo. En otro caso mantendrán un retranqueo mínimo a linderos de 3 m.

6.3.6.—Movimientos de tierras.

1. No podrá alterarse el relieve primitivo del terreno a distancias inferiores a 3 m de los linderos con fincas colindantes en el caso de proyectos aislados y de los límites de la Unidad de Actuación en otro caso, salvo que se actúe de común acuerdo entre los afectados.

2. Fuera de ello se admite por causas justificadas la realización de movimientos de tierras mediante taludes de pendiente máxima del 33% ó muros de contención con la condicional de no tener altura superior a 1,50 m en ningún punto, medido sobre el relieve primitivo.

3. Se resolverá en terreno propio la circulación de aguas superficiales procedentes de la lluvia si el movimiento de tierras altera el régimen existente de circulación de esas aguas.

4. La solución de banqueos se admite siempre que la distancia entre banqueos no sea inferior a 3 m, manteniéndose en 0,80 m de altura la máxima del muro, o talud.

5. No se admitirá que ningún punto del terreno resultante esté a cota superior o inferior a 1,50 m respecto al terreno existente.

6. Todo edificio se separará de la base o coronación de un desmonte o terraplén al menos 3 m

7. Se incluyen en las anteriores condiciones las rampas de accesos a los garajes, que por tanto deberán realizarse con una de las modalidades siguientes:

a) Situando el garaje a cota del terreno

b) Situando el garaje en sótano o semisótano, pero resolviendo la necesaria rampa dentro de la propia construcción, a partir de una altura de I m de desnivel respecto a cota de terreno.

8. Los accesos a sótanos no destinados a garaje se efectuarán desde el interior del edificio, o desde el exterior con las condiciones anteriores respecto a alturas máximas de muros de contención.

9. Los movimientos de tierra antecitados se incluirán en el proyecto de construcción se detallarán en planos a escala mínima 1:200, con curvas de nivel de equidistancia 0,5 m, referidos, tanto al estado inicial de los terrenos, como al resultado final proyectado.

10. Al efecto de comprobar debidamente las características de los movimientos realmente realizados, los proyectos de arquitectura comprenderán dos planos a la misma escala, Topográfico de los terrenos y como mínimo Planta Principal, dotados de representación congruente y de la acotación suficiente como para poder comprobar de forma indubitable cualquier posible incumplimiento de la normativa mediante verificaciones antes y después de las obras.

6.3.7.—Condiciones complementarias de ordenación para viviendas adosadas.

La posición de la edificación en planta y volumen se ajustará a los criterios siguientes:

a) Las alineaciones de fachadas se efectuarán con retranqueos, cuando la agregación tuviera una longitud de fachada superior a 10 m. Los retranqueos tendrán una profundidad mínima de 1,50 m. Sólo se admitirá como máximo la alineación en línea recta de las fachadas de dos viviendas consecutivas. La alineación de fachada más cercana a lindero se situará como mínimo a las distancias antes señaladas en la normativa, según el tipo de vial. El muro de cerramiento se situará como mínimo a 1 metro al borde de la banda pavimentada del vial.

b) Las alturas de aleros de los edificios adosados no podrán nunca situarse en una misma línea horizontal, con independencia de la topografía del terreno. Como mínimo la diferencia de altura de alero de un edificio con su colindante será de 50 cm (superior o inferior).

c) No se autorizará en nuevos desarrollos el adosamiento de mas de tres viviendas unifamiliares.

6.3.8.—Cierres perimetrales de fincas.

Los cerramientos perimetrales de fábrica no podrán rebasar 1,20 m de altura media ni superarán en ningún punto 1,50 m de altura, medidos sobre la rasante más desfavorable: la exterior (vía pública) o la interior de la propia parcela.

Por encima de esta altura y hasta 2,20 m como máximo solo se admitirán mallas o verjas metálicas con proporción de vacío superior al 90%, complementadas en su caso con setos vegetales.

Queda expresamente prohibida la utilización, sin el correspondiente revoco, de elementos prefabricados de hormigón en el cerramiento, salvo que éstos hubieran sido especialmente diseñados para quedar vistos.

Los proyectos individuales incluirán una entrada salida para automóviles abocinada a partir de la puerta según dos ángulos de 45º con la excepción de los casos en que la entrada-salida constituya el remate del vial. Los Estudios de Detalle podrán proponer, justificándolas debidamente, soluciones alternativas.

6.3.9.—Regulación de usos en el suelo urbano dedicado a edificación familiar BD.

En el suelo urbano BD, no incluido en unidades de actuación las condiciones de uso son las siguientes:

1. Tendrán la consideración de usos permitidos los siguientes:

1A. Uso predominante o principal:

Uso V. Vivienda: A1 (Vvda. unifamiliar). Admitida en todas las plantas sobre rasante, incluida la planta bajo cubierta.

1B. Usos permitidos:

—Uso I: Industria: I0 (Instalaciones de servicios propios de comunidades de viviendas anexas a las mismas).

I1A (Industria vinculada a la vivienda titular con límite de 100 m².).

—Uso G: Garaje: G1 (Garaje unifamiliar vinculado a vivienda A1) en todos los casos; con un límite de 2 plazas o módulos (de 20 m² máximo cada una) por vivienda.

—Uso C: Comercio: C1 Vinculada a la vivienda del titular, incluida en ella y limitada a un máximo de 150 m². construidos.

—Uso: Oficinas: O1, O2 y O4.

—Uso H: Hostelería: H1. (Casas rurales).

H2. Hoteles rurales) en viviendas preexistentes en que no sea necesaria una ampliación de mas de un 20% de su superficie construida previa.

En nuevos desarrollos substituyendo cada edificación destinada a H2 a 2 viviendas unifamiliares.

—Uso J: Recreativo: J1 y J5.

—Uso D: Deportivo: D1 a D3 cumpliendo el resto de la Normativa BD.

—Usos: E Enseñanza y SC Sociocultural. Todos los usos cumpliendo el resto de la Normativa BD.

2. Tendrán la consideración de usos incompatibles los usos no descritos como permitidos o prohibidos en los apartados 1 y 3 de este artículo.

3. Tendrán la consideración de usos prohibidos los así categorizados con carácter general en el Título 3.

6.4.—Subzona de suelo urbano inundable.

Comprende áreas de suelo urbano, que presentan algún riesgo de inundación según los datos del Sistema de Información de Zonas Inundables del Ministerio de Medio Ambiente.

En esta categoría de suelo urbano solo podrán realizarse las nuevas edificaciones representadas en los planos del PGO y en que se garantice que las plantas habitables se encuentran situadas por encima de la cota de inundabilidad.

Adicionalmente no podrán realizarse en ellas plantas bajo rasante -bien sean sótanos o semisótanos- cuyo acceso deba realizarse desde la zona potencialmente inundable.

Las unidades de actuación estarán adicionalmente a lo dispuesto en sus fichas urbanísticas.

Capítulo 7. Regulación del Suelo No Urbanizable

7.1.1.—Suelo No Urbanizable.

Constituyen el Suelo No Urbanizable del concejo de Riosa aquellos terrenos a los que, en aplicación del artículo 115 del TROTUA, el presente Plan General de Ordenación clasifica como tales.

7.1.2.—Categorías urbanísticas en Suelo No Urbanizable.

A los efectos de la aplicación de su normativa el presente Plan General de Riosa subdivide el territorio del concejo en las siguientes categorías urbanísticas.

a) Suelo No Urbanizable de Núcleo Rural, representado en los planos de ordenación mediante el acrónimo NR. (7.2.*)

b) Suelo No Urbanizable de Proyección de Futuras Infraestructuras, representado en los planos de ordenación mediante el acrónimo IF. (7.3.*)

c) Suelo No Urbanizable de Interés Agrario representado en los planos de ordenación mediante el acrónimo Iag. (7.4.*)

d) Suelo No Urbanizable de Vega o Protección Urbana, (7.5 *) subdivididos en dos subcategorías:

— Suelos de Protección Urbana de Vega, eventualmente Inundable, designados con el acrónimo Vg (PU).

— Suelos de Vega Inundable designados con el acrónimo Vg-Inu.

e) Suelo No Urbanizable Paisajístico de Pastos y Monte Bajo, representado en los planos de ordenación mediante el acrónimo Ptz. (7.6.*)

f) Suelo No Urbanizable de Montaña y Vegetación Rupícola, representado en los planos de ordenación mediante el acrónimo PE-K. (7.7.*)

g) Suelo No Urbanizable de Protección Ecológica, representado en los planos de ordenación mediante los acrónimos PE, PE-BA y PE-Cst (7.8.*)

h) Suelo No Urbanizable de Protección del Acebal, representado en los planos de ordenación mediante el acrónimo PE-Ile*. (7.9.*)

i) Suelo No Urbanizable de Protección Arqueológica, representado en los planos de ordenación mediante el acrónimo PArk. (7.10.*)

Adicionalmente a las categorías citadas se propone la ampliación del Paisaje Protegido de la Sierra del Aramo. (7.11.*)

2. A los suelos designados en el apartado a) de este artículo les es de aplicación el artículo 115.2 del TROTUA y a los restantes suelos el artículo 115.1b del mismo texto.

Los suelos designados en los apartados d, f, g, h e i de este artículo se integran en la categoría a del artículo 122.1 TROTUA; los designados en el apartados e en la categoría b; los designados en el apartado b se integran simultáneamente en las categorías b y d. Finalmente los suelos designados en el apartado a se integran en la categoría e, siempre del citado artículo 122.1 TROTUA.

3. Las zonas categorizadas como suelos de Pastizal (Ptz), Montaña y Vegetación Rupícola (PE-K), Protección Ecológica (PEc) y Protección del Acebal (PE-Ilex) tienen una distribución particularizada que permite que se superpongan a las restantes calificaciones. Cuando esto sucede, se prima la Normativa Urbanística de aquéllas sobre la de éstas.

7.1.3.—Limitaciones a la división de fincas.

1. En el suelo no urbanizable quedan prohibidas las parcelaciones urbanísticas, sin que en ningún caso, puedan efectuarse divisiones, segregaciones o fraccionamientos de cualquier tipo en contra de lo dispuesto en la legislación agraria, forestal o de similar naturaleza.

Se exceptúan las Agrupaciones Rurales definidas en el Plan General que estarán a lo previsto en el artículo 2.1.8 Planes Especiales y Parcelaciones en el suelo de Núcleo Rural y 7.2.4 Condiciones de Parcelación en las Agrupaciones Rurales de esta Normativa.

2. No podrán, excepto en el caso antes indicado, realizarse divisiones de fincas que impliquen la apertura de nuevos caminos, distintos a los ya existentes en el momento de la aprobación definitiva de este Plan General, como única excepción se autoriza la apertura de nuevos caminos para la expansión de los núcleos rurales.

3. Las divisiones de las fincas sólo podrán realizarse siempre que se cumplan alguna de estas condiciones:

a) Si el objeto de la división es obtener fincas cuyo destino sea un uso forestal, agrícola o ganadero, y cumplan las dimensiones mínimas establecidas por el Plan General, de acuerdo con lo dispuesto en la legislación agraria, forestal o de similar naturaleza.

b) Si se trata de cualquier clase de disposición a favor de propietarios de fincas colindantes, siempre que, como consecuencia de la división o segregación, tanto de la finca que se divide o segrega como de la colindante, no resulte una extensión inferior a la unidad mínima de cultivo.

c) Si es consecuencia del ejercicio del derecho de acceso a la propiedad establecido en la legislación especial de arrendamientos rústicos.

d) Si se produce a consecuencia de expropiación forzosa, de conformidad con la Ley de Expropiación Forzosa.

e) Que la división se lleve a cabo dentro de los núcleos rurales y se cumplan las condiciones establecidas por el Plan General para esta categoría de suelo.

f) La división de herencia tendrá en cuenta lo establecido en la legislación para las unidades mínimas de cultivo, aún en contra de lo dispuesto por el testador aplicando las normas del Código Civil sobre las cosas indivisibles por naturaleza o por ley y sobre la adjudicación de las mismas a falta de voluntad expresa del testador o de convenio entre los herederos.

4. Las divisiones de fincas realizados según los apartados a), b) y e) d) y f) no precisarán licencia municipal, debiendo solicitarse al Ayuntamiento de Riosa la certificación de innecesariedad a efectos de la inscripción en el Registro de la Propiedad, de acuerdo con la legislación hipotecaria en materia urbanística.

5. En los demás casos se deberá solicitar licencia municipal, mediante la presentación del oportuno Proyecto de División, con el fin de determinar que la división se ajusta a las condiciones establecidas en el presente Plan General y en la legislación urbanística de aplicación.

6 Cuando la finca matriz linde con una carretera, deberán resolverse los accesos a la misma de las fincas resultantes de la partición. La Consejería competente en materia de carreteras será quien autorice los citados accesos de acuerdo con lo previsto en el artículo 34 de la Ley 8/2006 de Carreteras del Principado de Asturias.

7. El hecho de haberse realizado una división de finca no implica por si la posibilidad e imposibilidad de edificación, para lo que se necesitará la concurrencia de los requisitos propios de esta circunstancia.

7.1.4.—Clases de usos en Suelo No Urbanizable.

Los usos en suelo no urbanizable, atendiendo a su situación jurídica y a la modalidad de gestión que les corresponda, pueden ser de las siguientes clases, según lo previsto en el artículo 123 del TROTUA.

a) Usos permitidos, sujetos a concesión de licencia municipal sin trámites previos.

b) Usos autorizables, que de acuerdo con las prescripciones del presente Plan General de Riosa necesitan, con anterioridad a una hipotética licencia municipal, autorización previa, conforme el trámite previsto en el artículo 132 del TROTUA.

c) Usos incompatibles, que son aquellos que no cumplen alguno de los requisitos exigidos por el presente Plan General de Riosa para los usos permitidos o autorizables y cuya eventual admisibilidad requiere, con anterioridad a cualquier otra autorización o licencia, la nueva aprobación o modificación de un planeamiento en virtud del cual se habilite el suelo afectado por la finalidad pretendida.

d) Usos prohibidos, que son aquellos que imposibilita el presente Plan General de Riosa en suelo no urbanizable y que en ningún caso podrán llevarse a cabo, salvo que se produzca la aparición de nuevos criterios urbanísticos y éstos se materialicen a través de la oportuna revisión del planeamiento.

7.1.5.—Autorización previa de usos. (Art. 131 del TROTUA).

1. Corresponde a la CUOTA el otorgamiento de las autorizaciones que, con carácter previo a la concesión de licencia, vienen exigidas por la legislación urbanística para actuaciones en terrenos clasificados como no urbanizables.

2. La citada autorización previa no será exigible respecto de las obras y usos en suelos que tengan la condición de núcleo rural, y respecto de los usos agrícola, forestal o ganadero en los suelos no urbanizables de interés y de infraestructuras.

3. La autorización a que se refiere el apartado 1 de este artículo solo será necesaria en aquellos supuestos en que tal competencia no haya sido delegada a favor de los Ayuntamientos o entidades locales competentes por razón del territorio, o cuando, al determinar su alcance, se haya efectuado una delegación parcial, en los términos establecidos en el artículo 10, apartado 5, del TROTUA.

7.1.6.—Procedimineto. (Art. 132 del TROTUA).

El procedimiento de otorgamiento de las autorizaciones a las que se refiere el artículo precedente es anterior e independiente del propio de la concesión de licencia urbanística, y se desarrollara del modo siguiente:

a) La petición del interesado, formulada en los términos que se establezcan reglamentariamente, será presentada en el registro del Ayuntamiento de Riosa, quien la tramitará íntegramente y resolverá si tal competencia le corresponde o le hubiera sido delegada, elevando, en caso contrario, el expediente a la decisión de la CUOTA.

b) Será preceptivo someter a información pública, durante un periodo de quince días, y mediante su publicación en el BOPA, aquellas solicitudes que versen sobre actuaciones que, sin tener la consideración de usos prohibidos o incompatibles, no figuren sin embargo expresamente contempladas por el presente Plan General como permitidas o autorizables. Dicha información será practicada por el órgano al que competa la concesión de la autorización.

c) Cuando la facultad de autorizar competa al Ayuntamiento de Riosa, podrá producirse en el mismo acto la autorización y la concesión de licencia, siempre que en el acuerdo se analicen todas las cuestiones implícitas en ambos procedimientos.

7.2.—Suelo de núcleos rurales. Definición.

1. A los efectos de este Plan General y en su ámbito de aplicación, se considera núcleo rural aquel área de Suelo No Urbanizable en la que existe un asentamiento de población que no siendo en función de sus características, funcionalidad, morfología y forma de implantación sobre el territorio, susceptible de ser considerada como urbana, sí requiere según el presente Plan General, una regulación urbanística particularizada compatible con un cierto grado de desarrollo y (o) crecimiento.

2. Los núcleos rurales están formado por las áreas grafiadas, en los planos de Suelo Urbano, Urbanizable y Núcleos Rurales a escala 1/3.000 incluidos en la documentación gráfica que acompaña a esta normativa, con la expresión NR.

Dichos núcleos se representan separadamente en planos específicos a escala 1/3.000.

3. Sus características específicas se detallan en los artículos siguientes 7.2.1 a 7.2.11 de la presente normativa.

7.2.1.—Gestión de las infraestructuras en los núcleos rurales.

1. En los Núcleos Rurales, las edificaciones y sus correspondientes usos deberán disponer de las condiciones infraestructurales exigibles con carácter general, en el capítulo 3.º de estas Normas y, en el caso de viviendas, las señaladas con carácter general para toda clase de Suelos en estas Normas.

2. Deberán establecerse, mantenerse y completarse, en su caso, servicios de suministro, evacuación y depuración colectivos, que serán realizados por el Ayuntamiento, con la forma de financiación que en cada caso se determine.

3. La construcción de nuevas edificaciones dentro del núcleo llevará aparejada la contribución a las infraestructuras del mismo, tanto para resolver sus propios servicios y conexiones, como para absorber el impacto que sobre el conjunto produzca el incremento de uso.

7.2.2.—Gestión de la edificación en los núcleos rurales.

Los núcleos rurales constan de al menos una de las dos subcategorías de suelo siguientes:

1. Área de Núcleo Consolidada o de regeneración. Formada por las partes del núcleo rural ya consolidadas por la edificación y en las que la operación edificatoria predominante es la remodelación de viviendas preexistentes con o sin ampliación de las mismas. Designada en los planos con el acrónimo NC.

2. Área de crecimiento del Núcleo Rural. Formada por los terrenos aun no colmatados por las edificaciones y en las que la operación edificatoria predominante es, adicionalmente a la de remodelación de viviendas, la construcción de edificaciones de nueva planta.

La célula básica a efectos edificatorios en esta segunda categoría de suelo es la parcela catastral. A efectos de su tratamiento edificatorio el Plan General considera la existencia de tres tipos de situaciones:

a) Parcelas catastrales para las que admite el desarrollo singularizado para una sola entidad edificatoria por cada parcela.

b) Parcelas catastrales para las que admite el desarrollo de una Agrupación Rural que ordene la edificación de un número de entidades edificatorias por parcela matriz superior a 1.

c) Parcelas catastrales que deben de ser unidas y desarrolladas conjuntamente para la construcción en la parcela resultante de 1 o más edificaciones.

Los tres tipos de parcelas aparecen representadas en los planos correspondientes al núcleo rural en que están enclavadas mediante la siguiente simbología.

3. Se representa en los planos una cifra, por ejemplo 1, que indica el número de viviendas asignado a la unidad parcelaria.

La cifra puede ir acompañada de un signo que precisa su significado, a saber:

— 2ad. Acrónimo ad con el fin de indicar que las viviendas deben estar adosadas

— 1+. Signo + para indicar que la o las viviendas edificables lo son adicionalmente a las construcciones existentes en la unidad parcelaria.

— (1). Signo () para indicar que la ejecución de la edificación requiere la previa o simultánea demolición de construcciones existentes en la unidad parcelaria.

— 1-64. Cifra que indica que laB superficie máxima de la vivienda no debe de rebasar esa ocupación en cada planta.

— 1-p. Acrónimo 1p para indicar el número de plantas máximo sobre rasante.

4. Toda parcela en que la cifra asignada es igual a 1 y que no figura afectada por la representación de un signo en forma de lazo ┌───┘ que ligue la unidad parcelaria a otra u otras colindantes admite el desarrollo singularizado directo.

5. Las parcelas en las que la cifra es superior a 1 y que no figuran afectadas por la existencia de un signo en forma de lazo ┌───┘ tienen la consideración de Agrupaciones Rurales y requieren para su desarrollo de la tramitación de un Plan Especial o Parcelación según lo previsto en 2.1.8.

6. Las parcelas de desarrollo conjunto afectadas por la existencia de un signo en forma de lazo ┌───┘ deben de ser desarrolladas conjuntamente. Previamente a su ejecución deberá realizarse la agrupación registral de las fincas en cuestión.

7. Las parcelas que no contengan edificaciones, no tengan asignadas viviendas según los planos de ordenación, no les sea de aplicación el apartado 2 y no figuren como incluidas en unidades de actuación, tendrán en todo caso derecho a la edificación de una vivienda unifamiliar cuando, simultáneamente, su superficie sea superior a 600 m², tengan al menos un frente de 6 m a acceso público y pueda inscribirse en su interior un círculo de 11 m de radio.

En todos los casos se cumplirá lo previsto en el TROTUA y en el ROTU.

7.2.3.—Condiciones de ubicación de la vivienda dentro de la parcela.

1. Cuando dentro de una vivienda se sitúen usos distintos de ésta, resultando compatibles con la misma, no se establece otra limitación más que la del tamaño máximo establecido para dichos usos.

2. Cuando la parcela sobre la que se pretenda edificar esté afectada según los planos a escala 1/3.000 del Plan General por una línea de evolvente discontinua ---------- que limita el área de movimiento de las edificaciones a realizar todas las alineaciones de las mismas se situarán al interior de las evolventes.

3. Cuando la parcela sobre la que se pretenda edificar limite con una carretera regional o local la línea de edificación estará a una distancia de 10 m y 8 m respectivamente medida desde la arista exterior de la calzada.

4. En todos los casos las edificaciones estarán a una distancia mínima de 3 m con respecto a los linderos. En el interior de esta distancia no podrán realizarse movimientos de tierra distintos del ataludamiento del terreno con respecto al lindero que no modifique en ningún punto de la misma en más del 30% la pendiente preexistente.

7.2.4.—Condiciones de parcelación en las agrupaciones rurales.

Las parcelas catastrales sitas en Suelo No Urbanizable en las que, según las prescripciones del Plan General pueda edificarse mas de una vivienda se gestionarán mediante la tramitación de Agrupaciones Rurales.

En las parcelas a desarrollar mediante Agrupación Rural en las cuales la parcela mínima no esté asignada particularizadamente, se estará a lo dispuesto en los apartados siguientes:

1. Cuando una parte de la o las parcelas que inicialmente constituyen la Agrupación no esté categorizada como Núcleo Rural podrá, en el contexto de la correspondiente Ordenación de Volúmenes, ser segregada de las restantes parcelas como parcela aparte, siempre que su dimensión sea igual o superior a la unidad mínima de cultivo. (7.000 m²).

2. Cuando en virtud de la existencia de líneas evolventes del tipo de las señaladas en el apartado 2 del art. 7.2.2 que marcan el área de movimiento de las edificaciones, una proporción superior al 33% de la o las parcelas iniciales resultara inedificable en la práctica, podrá ser segregada total o parcialmente de las restantes parcelas como parcela aparte sin derechos edificatorios.

3. La parcela mínima afecta a una vivienda será igual al 60% del resultado de dividir la superficie de la parcela matriz, una vez aplicadas en su caso las reducciones expuestas en 1 y 2, por el número de entidades edificables.

7.2.5.—Altura máxima.

Serán de aplicación los apartados 1 y 2 del art. 6.3.3 referente al Suelo Urbano de BD.

7.2.6.—Reglas de aplicación en el Suelo de Núcleo Rural en relación con la equitativa distribución de la capacidad edificatoria.

La regla aplicada para garantizar la equitativa distribución de la capacidad edificatoria es la siguiente:

a) Todos los Núcleos Rurales están totalmente contenidos en una o más áreas de equidistribución. Salvo que los planos de zonificación señalen otra cosa se entenderá que existe una sola área de equidistribución para cada uno de los núcleos.

b) En los casos en que, en el interior del ámbito de un Núcleo Rural se encuentre definida un área de Núcleo Rural Consolidado (Acrónimo NC) las unidades parcelarias en él incluidas se considerarán ya desarrolladas, admitiéndose la realización de reformas interiores y cambios de uso que cumplan los preceptos del PGO pero no la de nuevas edificaciones.

c) En el resto del Suelo de Núcleo Rural, cada unidad parcelaria totalmente incluida en el NR, aun no edificada y que, por su dimensión y demás características, sea categorizada por el PGO como edificable, tendrá asignada en los correspondientes planos de ordenación, un símbolo indicando el número de viviendas edificables en la misma de acuerdo con las reglas expuestas en el art. 7.2.3 apartados 3 y siguientes de esta normativa.

c1. Ninguna unidad parcelaria aun no desarrollada tendrá asignado un número de viviendas edificables superior al correspondiente a las unidades parcelarias que, teniendo una mayor dimensión, estén totalmente comprendidas en la misma área de equidistribución.

c2. Ninguna unidad parcelaria aun no desarrollada tendrá asignado un número de viviendas edificables inferior al correspondiente a las unidades parcelarias que, teniendo una menor dimensión, estén totalmente comprendidas en la misma área de equidistribución.

d) En el caso de las unidades parcelarias en que solo una parte de su superficie esté incluida en Núcleo Rural, estando el resto incluido en otras categorías de Suelo No Urbanizable, será de aplicación lo dispuesto en el apartado c1 a la parte de la unidad parcelaria comprendida en Suelo de Núcleo Rural y lo dispuesto en el apartado c2 a la superficie total de la unidad parcelaria.

e) En el caso de las unidades parcelarias ya parcialmente edificadas, el número máximo de viviendas edificables adicionalmente a las ya realizadas será el resultado de aplicar los apartados c1 y c2 al fragmento de unidad parcelaria resultante de deducir de la superficie total una cifra que tomará como base la superficie media de las unidades parcelarias no desarrolladas en que el número de viviendas a edificar sea igual al de viviendas ya edificadas en nuestro caso.

f) Por debajo de una determinada dimensión de parcela se limitará la dimensión en planta de la única vivienda en ellas edificable.

g) Finalmente por debajo de una dimensión inferior a la anterior la finca será considerada inedificable.

7.2.7.—Construcciones auxiliares.

En ocasiones excepcionales en que así lo aconsejaran las circunstancias topográficas del terreno, la catalogación del edificio, o la existencia de edificios colindantes medianeros, se admitiría la construcción de una edificación complementaria e independiente del edificio principal, destinada a garaje y que en ningún caso podrá destinarse a uso residencial, que no excederá de las dimensiones siguientes:

— Altura: 1 planta, sin que en ningún punto supere la altura de 3,00 sobre la rasante inicial del terreno.

— Superficie construida máxima: 40 m² de los que 25 m², no serán computables a efectos de edificabilidad.

Podrán adosarse al colindante cuando se realice, mediante proyecto conjunto, la construcción simultánea en las dos parcelas; o cuando exista un edificio colindante medianero o exista pacto de adosamiento mutuo. En otro caso mantendrán un retranqueo mínimo a linderos de 3 m.

7.2.8.—Régimen de usos en el Suelo de núcleo rural.

En el Suelo de Núcleo Rural los usos permitidos, autorizados, incompatibles y prohibidos se ajustarán a las prescripciones contenidas en los artículos 7.2.9 a 7.2.12.

En los elementos incluidos en el Catálogo Urbanístico dicho régimen de usos será modificado en su caso por la especificación que al respecto prescriba la ficha correspondiente a cada elemento catalogado.

7.2.9.—Usos permitidos.

Tendrán la consideración de usos permitidos los siguientes:

Uso V. Vivienda:

A1

(Vvda. unifamiliar). Construcción de nueva planta y reforma interior con o sin ampliación.

A1

Es autorizable el cambio de uso de edificaciones tradicionales de mampostería de cualquier uso al de vivienda cumpliendo la especificación descrita en 8.5 con el aumento máximo establecido en lo referente a volumetría, manteniendo la tipología constructiva de la zona y cumpliendo el resto de las condiciones establecidas para uso de vivienda.

Uso G: Garaje:

G1

(Garaje unifamiliar vinculado a vivienda A1) en todos los casos; con un límite de 2 plazas o módulos (de 20 m² máximo cada una) por vivienda.

G6

Aparcamiento de vehículos en tránsito en espacio libre público.

Uso I: Industria:

I0

(Instalaciones de servicios propios de comunidades de viviendas anexas a las mismas).

I1A

(Industria vinculada a la vivienda titular con límite de 100 m²).

I3

Industrias vinculadas al medio rural en sus modalidades de: almacenes o industrias de transformación de productos agrarios de menos de 200 m² y talleres artesanales de menos de 150 m².

Uso C: Comercio:

C1

Vinculada a la vivienda del titular, incluida en ella y limitada a un máximo de 150 m² de SUEVP.

Uso O: Oficinas:

O1

Oficinas de profesión liberal anexas a la vivienda del titular, ocupando parte o el total de la superficie útil o de ésta.

Uso H: Hostelería:

H1

(Casas rurales).

H2

Hoteles rurales) en viviendas preexistentes en que no sea necesaria una ampliación de mas de un 20% de su superficie construida previa.

En nuevos desarrollos substituyendo cada edificación destinada a H2 a 2 viviendas unifamiliares.

Uso J Recreativo:

J1

Uso E. Educativo:

EGI y EPR

Uso D. Deportivo:

D1 y D3.

Equipamientos y servicios. Servicios culturales según quedan especificados en la presente normativa. (Sección 3.11).

Los servicios de reunión y recreo, con superficie menor de 200 m² cuando se sitúen en edificios exclusivos e independientes a la vivienda.

Usos AG. Agropecuarios:

a) Las actividades agropecuarias calificadas como de consumo familiar y pequeña venta y el resto de usos vinculados a las mismas. (Ver 3.17.2).

b) La construcción de nueva planta de edificaciones auxiliares de explotaciones agrícolas o de vivienda con superficie inferior a 100 m²

7.2.10.—Usos incompatibles.

Tendrán la consideración de usos incompatibles los usos no descritos como permitidos o prohibidos en los artículos 7.2.9, y 7.2.11 y no prohibidos con carácter general en el Título 3 de estas Normas.

7.2.11.—Usos prohibidos.

Quedan expresamente prohibidos todos los usos así categorizados con carácter general en el título 3 de estas Normas y, adicionalmente, los siguientes:

a) Uso Industrial I4, I5.

b) Uso Recreativo. J5.

c) Las extracciones de tierras, piedras, gravas o minerales.

d) Los rellenos u otros movimientos de tierra del tipo que sean.

e) La realización, implantación o colocación de casetas de aperos, roulottes o similares.

f) El emplazamiento de infraestructuras no conformes con lo dicho en 7.2.1.

7.3.—Suelo No Urbanizable de proyección de futuras infraestructuras.

Constituyen esta categoría de suelo no urbanizable los suelos que quedan señalados en función de una eventual construcción futura de infraestructuras, mas en concreto de la carretera que unirá próximamente el poblamiento de la Cuba con el puerto de la Segá y con Villar de Gallegos en el vecino concejo de Mieres.

El límite de la zona estará constituido por la línea de afección de la misma según el proyecto ya existente, así representada en los planos de zonificación B4 y CE.

7.3.1.—Usos permitidos.

No podrán realizarse edificaciones ni otras obras sobre posibles edificios existentes, salvo las de mera conservación para mantener su destino y utilización actual exceptuándose en su caso los casos previstos en los artículos 28, 29 y 46 de la Ley de Carreteras 8/2006, ni se permitirán más usos que aquellos que sean compatibles con la seguridad vial o el destino de la futura carretera. En todo caso las condiciones de uso se sujetarán a las limitaciones establecidas por las leyes y reglamentos vigentes en materia de carreteras.

7.4.—Suelo No Urbanizable de interés agrario.

7.4.0.—Concepto y subdivisión.

Se incluyen en esta categoría los terrenos que el Plan General considera necesario preservar por su valor agrícola, forestal o ganadero, y(o) por sus características conformadoras del paisaje y entidad del concejo, no presentando características específicas que aconsejen la inclusión en otras categorías mas estrictas del Suelo No Urbanizable.

Los terrenos así categorizados aparecen representados en los planos de clasificación y calificación designados, respectivamente con el acrónimos Iag.

7.4.1.—Usos preferentes.

1. Los usos preferentes serán los del mantenimiento y mejora de la capacidad productiva.

2. Se prohíbe el cambio de uso agrícola a forestal, o viceversa, salvo informe favorable del organismo autonómico competente en materia de Agricultura y respetando lo dispuesto en este Plan General.

7.4.2.—Usos permitidos.

Uso A. Vivienda.

A1 Vivienda Unifamiliar:

a) Se admite la reforma interior de viviendas con ampliación hasta el límite admitido por el Plan General para las viviendas unifamiliares, con cumplimiento de los artículos 148, 149, 321 y 322 del ROTU.

Infraestructuras:

a) Construcción de caminos carreteros y pistas forestales con un ancho máximo de 4 m entre aristas y una longitud máxima de 500 m así como su ampliación en las mismas condiciones de los existentes y su asfaltado u hormigonado.

b) La realización de infraestructuras de conducción eléctrica de media o alta tensión o telefónica que, dieran servicio a edificaciones existentes o poblamientos.

c) La instalación de estructuras e Infraestructuras de autoabastecimiento energético.

Uso D. Deportivo:

D3 Cuando no tengan carácter de explotación comercial.

Uso AG. Ganadería y agricultura extensiva:

La reforma de las construcciones agropecuarias existentes y su ampliación cumpliendo las condiciones prescritas en los apartados b y c.

La realización de nuevas construcciones agropecuarias, excluida la vivienda, de los siguientes tipos y cumpliendo, adicionalmente a las normativas sectoriales que sean del caso, las siguientes condiciones:

a) Las instalaciones deberán emplazarse a mas de 100 m de distancia del Núcleo Rural mas próximo y en el exterior de la Zona de Policía del Dominio Público Hidráulico (Ver artículo 4.3 de esta Normativa)

b) La realización de los edificios de estabulación y de sus construcciones auxiliares: silos, tenadas, tendejones de aperos y máquinas, queda sometida a licencia municipal de acuerdo con la presente normativa, debiendo tramitarse las nuevas instalaciones ó ampliaciones de las existentes, de acuerdo con el Reglamento de Actividades Molestas e Insalubres. Queda específicamente prohibido el uso residencial en estas instalaciones. Queda asimismo entendido que las construcciones auxiliares están condicionadas a las principales a las que sirven.

c) La creación de nuevos establos de ganado, con la excepción de cochiqueras que es considerado como uso prohibido, ligados a la explotación agraria requiriendo la previa autorización por parte del organismo regional competente por tener, entre otros factores, los terrenos vinculados adecuados al caso. De estos no menos de 5.000 m² deberán estar situados en continuidad con la finca que se pretende construir.

La superficie construida de la cuadra será, como máximo, de 1 m² por cada 80 m² de terreno vinculado, con un máximo de 1.500 m².

c) La realización de construcciones auxiliares de la cuadra, entre las que estarán incluidas las casetas de aperos, que podrán alcanzar el 20% de la superficie obtenida realizando el cálculo del apartado anterior sin rebasar el 50% la superficie construida real de la cuadra.

Uso de agricultura intensiva:

a) La construcción de viveros e invernaderos con una superficie construida que será como máximo de 400 m² ocupando no mas del 20% de la parcela.

b) La construcción de casetas para aperos de labranza en los casos en que en la misma finca exista una edificación o explotación ganadera o agrícola.

Tendrán una superficie construida no superior a 6 m², carecerán de cimentación, sus parámetros verticales, carpintería y cubierta serán de materiales propios de la zona y de coloración o textura similares. la altura libre sobre el suelo no rebasará en ningún punto de 2,75 m. Se separarán una distancia igual o superior a 4 m de los bordes de caminos y 3 m de otras propiedades, salvo pacto de adosamiento o permiso del colindante, en cuyo caso podrán adosarse recogiendo cada propietario, en su predio las aguas de lluvia y en ningún caso podrán ser utilizadas como habitación humana o animal. Si son prefabricadas, los prototipos los aprobará el Ayuntamiento, previo informe vinculante de la CUOTA.

c) En los casos en que no exista en la misma finca o no se vaya a crear dentro del mismo proyecto una edificación residencial o explotación agrícola con licencia municipal podrán realizarse casetas de aperos de una dimensión máxima de 1,50 x 1,50 m medidos entre paramentos exteriores.

Uso forestal:

Todos los usos forestales admitidos según 3.18.

Los Parques de Madera se admiten solo con carácter temporal y exclusivamente sobre terrenos forestales.

Otros usos sin necesidades de edificación:

a) El levantamiento de cierres ganaderos, formados por estacas verticales de madera de 1,40 m de altura máxima sobre el terreno, separadas entre sí mas de 1 metro, unidas mediante alambre metálico y, eventualmente, vestidas mediante seto de especie arbustiva autóctona, así como de cierres vegetales con la misma limitación de altura máxima.

b) El Recreo Extensivo y ocio pasivo, Investigación, Educación Ambiental, Actividades Cinegéticas y Pesca cumpliendo sus legislaciones específicas.

En los elementos incluidos en el Catálogo Urbanístico el régimen de usos será modificado en su caso por la especificación que al respecto prescriba la ficha correspondiente a cada elemento catalogado.

7.4.3.—Usos autorizables.

Uso A. Vivienda:

1. En los casos de quintanas o caserías tradicionales, construidos previamente al 1 de enero de 1996, que dispongan de una parcela o parcelas en continuidad o separadas por camino público de mas de 3.000 m², se considera una capacidad de edificación de 1 vivienda adicional vinculada a la explotación y no segregable, siempre que la nueva vivienda mantenga una distancia de no mas de 15 m entre sus puntos mas próximos.

La nueva vivienda podrá ser el resultado de la rehabilitación de alguna de las edificaciones auxiliares. La vivienda existente podrá ampliarse los términos de esta Normativa independientemente de la construcción de la nueva vivienda.

Se entiende por “quintana” o “casería tradicional” aquel tipo de residencia vinculada a una explotación agrícola o ganadera y caracterizada por la existencia de un conjunto formado por una edificación principal destinada a vivienda, y otras auxiliares, tales como hórreos, paneras, cuadras, tenadas, etc., relacionadas con los usos de la explotación y dispuestas de forma agrupada.

2. Las posibilidades edificatorias de las quintanas tradicionales asturianas están supeditadas a la vinculación a la actividad agraria o ganadera de su promotor.

La solicitud de autorización deberá ir acompañada de:

a) Plano de situación de las fincas sobre copia de los planos oficiales del Plan General,

b) Levantamiento topográfico del conjunto de las fincas con todas las edificaciones existentes a escala de, como mínimo, 1/250 con clinometría de equidistancia 1 m.

c) Reproducción fotográfica por SigPac de las fincas en cuestión.

d) La que el Órgano competente pudiera exigir.

La concesión de la autorización podrá ir condicionada a la imposición por el Órgano competente de un emplazamiento determinado.

3 Asimismo en las quintanas es autorizable la división en dos de las viviendas existentes el 1 de noviembre de 2009 con ampliación del conjunto hasta el límite admitido por el Plan General para las viviendas unifamiliares.

4. Reforma interior de viviendas con ampliación hasta el límite admitido por el Plan General para las viviendas unifamiliares.

Uso G. Garaje.

G1. Se admite su ampliación hasta la superficie de 30 m², o la construcción de uno nuevo en las edificaciones de vivienda existentes el 1 de noviembre de 2009 que carecieran de él.

Uso I. Industria.

I1A Taller artesanal vinculado a la vivienda del titular de la actividad hasta una superficie construida de 100 m².

I3 Industria de transformación de productos agrarios, vinculada a la vivienda del titular de la actividad hasta una superficie construida de 100 m².

Almacenes e Industrias de Transformación de productos agrarios y vinculadas o no a vivienda preexistente de dimensión no superior a 320 m². siguiendo el procedimiento prescrito en el artículo 132 del TROTUA.

La Autorización Previa podrá exigir la ubicación en un punto concreto y con una forma y condiciones arquitectónicas determinadas y la adopción de medidas de ocultación mediante plantaciones vegetales.

En todo caso la distancia a linderos no será en ninguno de los dos casos inferior a 5 m.

Uso H. Hostelero.

H1 y H2, exclusivamente en edificaciones tradicionales preexistentes con ampliación no superior al 30% de su superficie o 120 m².

CP Campamentos de turismo.

Uso J. Recreativo.

J1 y J2 exclusivamente en edificaciones tradicionales preexistentes.

Infraestructuras:

a) Construcción de vías de comunicación o pistas que incumplan las condiciones indicadas en 7.4.1 sin rebasar los 6 m entre aristas y una longitud máxima de 500 m.

b) Realización de infraestructuras de conducción eléctrica de media o alta tensión, telefónicas o gasísticas que incumplan la especificación en 7.4.1 y cuya ejecución sin atravesar el área supusiera un encarecimiento o una desvirtuación excesiva.

En todo caso deberán ejecutarse en forma que:

1) Atraviesen la zona por la trayectoria mas favorable una vez ponderadas la longitud de la misma y las características específicas de los terrenos,

2) Tengan una sección y características constructivas que produzcan el menor impacto ecológico permanente técnicamente razonable.

3) Sean ejecutadas con arreglo a las normas de la buena construcción, con todo esmero y en forma que se produzca durante su ejecución el menor impacto ecológico técnicamente posible.

4) Se proceda, una vez terminada la obra, a la restauración de la superficie del terreno no utilizado a su estado previo.

c) Realización de Nuevas captaciones y traídas de aguas.

d) Actividades al servicio de las obras públicas.

La construcción de infraestructuras y el desarrollo de actividades industriales, agroganaderas, forestales o de otra índole que quieran desarrollarse en el concejo de Riosa, se ajustarán a lo establecido en la Normativa Sectorial de Evaluación Ambiental: Real Decreto Legislativo 1/2008, de 11 de enero, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental de Proyectos y Decreto 38/94, de 19 de mayo, por el que se aprueba el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Principado de Asturias.

Uso D. Deportivo.

D4.

Uso Y. Equipamientos especiales:

Cementerios de carácter local, o municipal así como ampliación de los existentes.

7.4.4.—Usos incompatibles.

La construcción de vías de comunicación que no cumplan lo dispuesto en 7.4.2.

El levantamiento de cierres distintos de los ganaderos descritos en 7.4.1.

Los usos no descritos como permitidos, autorizables o prohibidos en los artículos 7.4.1, 7.4.2 y 7.4.4 o, prohibidos con carácter general en el Título 3 de estas Normas.

7.4.5.—Usos prohibidos.

Quedan expresamente prohibidos todos los usos así categorizados con carácter general en el título 3 de estas Normas y, adicionalmente, los siguientes:

a) La implantación de vivienda familiar de todo tipo e incluida por tanto la prefabricada, excepción hecha de los casos tratados en 7.4.1 y 7.4.2.

b) Uso Industrial I4, I5 con la única excepción descrita en 3.3.8.

c) Uso Comercial. En todos sus tipos.

d) Uso Recreativo. J5.

e) La realización, implantación o colocación de casetas de aperos, roulottes o similares excepto lo tratado en 7.4.1.

f) El emplazamiento de infraestructuras no conformes con lo dicho en 7.4.1 y 7.4.2 incluido el emplazamiento de generadores eólicos de electricidad.

7.5.—Suelo No Urbanizable de vega-protección urbana y vega inundable.

Se incluyen en esta categoría tanto los terrenos potencialmente inundables de las márgenes del río Riosa como la vega del mismo río entre el borde Norte del Suelo Urbano de L´Ará y el límite con el concejo de Morcín. Estas últimas constituyen las únicas tierras relativamente llanas del concejo lo que les da un extraordinario interés. Añádase a ello que una parte de los terrenos es potencialmente inundable

Los terrenos así categorizados se diferencian en dos subcategorías que aparecen representados en los planos de clasificación y calificación de la siguiente manera:

— Suelos de Protección Urbana Inundables designados con el acrónimo Vg (PU).

— Suelos de Vega Inundable designados con el acrónimo Vg-Inu.

7.5.1.—Usos permitidos.

Se consideran como tales, además de los específicos de protección, conservación y mejora, y el mantenimiento de los usos tradicionales agrarios (que conserven sus características de superficie e intensidad de explotación), evitando el deterioro de las condiciones ecológicas protegidas.

a) El mantenimiento de los caminos existentes, incluida su limpieza y mejoría, aunque con prohibición de realizar ampliaciones así como proceder a su asfaltado u hormigonado en caminos que no tuvieran tal acabado a la fecha del 1 de noviembre de 2009.

b) La compleción del arbolado autóctono mediante plantación de especies integradas con las ya existentes en los predios vecinos de igual categorización.

c) El levantamiento de cierres ganaderos, formados por estacas verticales de madera de 1,40 m de altura máxima sobre el terreno, separadas entre sí mas de 1 metro, unidas mediante alambre metálico y, eventualmente, vestidas mediante seto de especie arbustiva autóctona, así como de cierres vegetales con la misma limitación de altura máxima.

d) La demolición de casetas de aperos.

e) Las actividades agroganaderas distintas de las edificatorias.

f) La tala de especies alóctonas de manera conforme con las prescripciones de 3.18.

g) El uso de recreo extensivo y ocio pasivo, siempre que no impliquen ninguna clase de infraestructura o urbanización, ni utilización de vehículos motorizados desvinculados de las explotaciones agrícolas ni tala de arbolado.

7.5.2.—Usos autorizables.

a) La ampliación de los caminos existentes, hasta un límite máximo de cuatro m sin asfaltado u hormigonado en caminos existentes a la fecha del 1 de noviembre de 2009.

b) La reforma de edificaciones auxiliares, agrícolas y ganaderas, distintas de las casetas de aperos y realizadas con proyecto técnico visado por Colegio Profesional, cuando no suponga incremento en el volumen de la edificación y se mantenga o se adapte a la tipología de las condiciones establecidas.

c) La realización de infraestructuras de interés regional o municipal, cuya ejecución sin atravesar el área supusiera un encarecimiento o una desvirtuación excesiva y que a juicio del Ayuntamiento de Riosa pudieran ejecutarse sin apreciable menoscabo del valor ecológico del área.

d) La realización de conducciones eléctricas de media o alta tensión, telefónicas o gasísticas que, dieran servicio a edificaciones existentes, o cuya ejecución sin atravesar el área supusiera un encarecimiento o una desvirtuación excesiva y que a juicio del Organismo competente pudieran ejecutarse sin apreciable menoscabo del valor ecológico del área.

En todo caso deberán ejecutarse en forma que:

1) Atraviesen la zona por la trayectoria mas favorable una vez ponderadas la longitud de la misma y las características específicas de los terrenos,

2) Tengan una sección y características constructivas que produzcan el menor impacto ecológico permanente técnicamente razonable.

3) Sean ejecutadas con arreglo a las normas de la buena construcción, con todo esmero y en forma que se produzca durante su ejecución el menor impacto ecológico técnicamente posible.

4) Se proceda, una vez terminada la obra, a la restauración de la superficie del terreno no utilizado a su estado previo.

7.5.3.—Usos incompatibles.

— El levantamiento de cierres distintos de los ganaderos descritos en 7.5.1.

Los usos no descritos como permitidos, autorizables o prohibidos en los artículos 7.5.1, 7.5.2 y 7.5.4 y no prohibidos con carácter general en el Título 3 de estas Normas.

7.5.4.—Usos prohibidos.

Quedan expresamente prohibidos todos los usos así categorizados con carácter general en el título 3 de estas Normas y, adicionalmente, los siguientes:

a) Todos los usos edificatorios excepto las reformas amparadas por 7.5.1.

b) La realización de obras de nuevas infraestructuras, salvo lo previsto en 7.5.2.

c) Los rellenos u otros movimientos de tierra del tipo que sean.

d) La realización, implantación o colocación de casetas de aperos, roulottes o similares ni aun con carácter precario.

e) El asfaltado, u hormigonado en caminos existentes, fuera de lo previsto en 7.5.1 y 7.5.2 así como su ampliación fuera de lo previsto en 7.5.2.

f) Las repoblaciones forestales alóctonas de producción.

7.6.—Suelo No Urbanizable paisajístico de pastos y monte bajo.

Comprende las zonas desarboladas de altura, con ocupación vegetal oscilante entre pastizales, brezales, aulagares, helechales, zarzales y otras especies análogas que tienen en común el poseer una serie de condiciones climáticas, topográficas y de calidad de suelo que, conjuntamente, los hacen inadecuados para todo lo que no sea una utilización ganadera muy extensiva o, ocasionalmente, la repoblación forestal con especies idóneas.

Por otro lado estos terrenos sin arbolar, presentan frecuentemente una visibilidad muy elevada y contribuyen a formar el principal fondo paisajístico que, por así decir, envuelve visualmente al concejo lo que constituye una razón adicional para su adecuada conservación.

El Suelo No Urbanizable de Pastos y Monte Bajo es grafiado en los planos de zonificación del PGO y designado con el acrónimo Ptz.

7.6.1.—Usos permitidos.

Infraestructuras.

a) El mantenimiento de los caminos existentes, incluida su limpieza y mejoría, pero no su asfaltado u hormigonado.

a) La creación o ampliación hasta un máximo de 2,50 m de ancho de caminos o pistas de servicio a fincas.

Actividades agroganaderas.

Uso forestal:

Todos los usos forestales admitidos según 3.18 con la con la excepción de las Repoblaciones con monte alóctono.

En el caso de las plantaciones forestales con especies autóctonas o alóctonas, cuando afecten a superficies superiores a 5 Ha. se ajustarán a lo establecido en la Normativa Sectorial de Evaluación Ambiental: Real Decreto Legislativo 1/2008, de 11 de enero, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental de Proyectos y Decreto 38/94, de 19 de mayo, por el que se aprueba el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Principado de Asturias”

Otros usos sin necesidad de edificación:

a) El levantamiento de cierres ganaderos, formados por estacas verticales de madera de 1,40 m de altura máxima sobre el terreno, separadas entre sí mas de 1 metro, unidas mediante alambre metálico y, eventualmente, vestidas mediante seto de especie arbustiva autóctona, así como de cierres vegetales con la misma limitación de altura máxima.

b) El Recreo Extensivo y ocio pasivo, Investigación, Educación Ambiental, Actividades Cinegéticas y Pesca cumpliendo sus legislaciones específicas.

7.6.2.—Usos autorizables.

En el exterior del el exterior del Paisaje Protegido del monte Aramo, se considerarán como uso autorizable los siguientes:

a) La reforma de edificaciones auxiliares, agrícolas y ganaderas cuando no suponga incremento en el volumen de la edificación y se mantenga o se adapte a la tipología de las condiciones establecidas.

b) La implantación de Equipamientos Verdes VF o Deportivos D que, siendo plenamente compatibles con la conservación del medio ambiente, sean consideradas de interés municipal por el Ayuntamiento de Riosa y requieran una única construcción auxiliar con una superficie no superior a 120 m² en una sola planta y con una edificabilidad específica inferior a 0,0012 m²/m².

En todo caso en la autorización del uso el Ayuntamiento dará preferencia a los proyectos que reutilicen, preservándolas, construcciones tradicionales ya existentes.

La superficie total de este tipo de instalaciones no rebasará de 240 m² para el total del Suelo de Pastos y Monte Bajo.

c) La creación o ampliación hasta un máximo de 3,60 m entre aristas, así como su hormigonado de aquellos caminos que cumplan las siguientes funciones:

— Conexión entre diversas edificaciones, no existiendo una alternativa adecuada que los haga redundantes.

— Conexión entre pueblos o de pueblos con carreteras generales o locales, dándose las mismas condiciones.

d) La realización de infraestructuras de conducción eléctrica de media o alta tensión o telefónica que, dieran servicio a edificaciones existentes, o cuya ejecución sin atravesar el área supusiera un encarecimiento o una desvirtuación excesiva y que a juicio del Organismo competente pudieran ejecutarse sin apreciable menoscabo del valor ecológico del área.

En todo caso deberán ejecutarse en forma que:

1) Atraviesen la zona por la trayectoria mas favorable una vez ponderadas la longitud de la misma y las características específicas de los terrenos,

2) Tengan una sección y características constructivas que produzcan el menor impacto ecológico permanente técnicamente razonable.

3) Sean ejecutadas con arreglo a las normas de la buena construcción, con todo esmero y en forma que se produzca durante su ejecución el menor impacto ecológico técnicamente posible.

4) Se proceda, una vez terminada la obra, a la restauración de la superficie del terreno no utilizado a su estado previo.

e) La realización de Instalaciones Eólicas que estén a lo dispuesto en el art. 3.3.9 y siguientes de estas Normas.

7.6.3.—Usos incompatibles.

Los usos no descritos como permitidos, autorizables o prohibidos en los artículos 7.6.1, 7.6.2 y 7.6.4 o, prohibidos con carácter general en el Título 3 de estas Normas.

7.6.4.—Usos prohibidos.

Quedan expresamente prohibidos todos los usos así categorizados con carácter general en el título 3 de estas Normas y, adicionalmente, los siguientes:

a) La implantación de vivienda familiar de todo tipo e incluida por tanto la prefabricada.

b) La realización de obras de infraestructuras, salvo lo previsto en 7.6.1 y 7.6.2 incluido el emplazamiento de generadores eólicos de electricidad.

c) Los rellenos u otros movimientos de tierra del tipo que sean.

d) Los vertederos del tipo que sean.

e) El levantamiento de cierres distintos de los ganaderos descritos en 7.6.1.

f) La realización, implantación o colocación de casetas de aperos, roulottes o similares ni aún con carácter precario.

g) El asfaltado u hormigonado en caminos existentes, fuera de lo previsto en 7.6.2 así como su ampliación fuera de lo previsto en 7.6.1 y 7.6.2.

7.7.—Suelo No Urbanizable de montaña y vegetación rupícola.

Comprende las zonas desarboladas de altura, en que dominan los afloramientos pétreos, principalmente cársticos o con elevadas pendientes y ocupación generalizada por vegetación rupícola con algún enclave de vegetación casmofítica o de lastonares calcícolas.

Estos terrenos conjugan una total inutilidad para el uso humano con un gran valor ecológico y paisajístico lo que exige la adopción de medidas que garanticen su adecuada protección.

El Suelo No Urbanizable de Montaña es grafiado en los planos de zonificación del PGO y designado con el acrónimo PE-K.

7.7.1.—Usos permitidos.

a) El mantenimiento de las murias tradicionales existentes.

b) El mantenimiento sin ampliación de los caminos existentes, incluida su limpieza.

c) El levantamiento de cierres ganaderos, formados por estacas verticales de madera de 1,40 m de altura máxima sobre el terreno, separadas entre sí mas de 1 m, y unidas mediante alambre metálico sin vestir mediante seto de ninguna especie vegetal autóctona o alóctona.

d) El Recreo Extensivo y ocio pasivo, Investigación, Educación Ambiental, Actividades Cinegéticas y Pesca cumpliendo sus legislaciones específicas.

e) La demolición, con el control adecuado a cada caso, de construcciones humanas de todo tipo.

7.7.2.—Usos autorizables.

a) El soterramiento de líneas de alta tensión.

b) La realización de infraestructuras de conducción eléctrica de media o alta tensión o telefónica que, dieran servicio a edificaciones existentes, o cuya ejecución sin atravesar el área supusiera un encarecimiento o una desvirtuación excesiva y que a juicio del Organismo competente pudieran ejecutarse sin apreciable menoscabo del valor ecológico del área.

En todo caso deberán ejecutarse en forma que:

1) Atraviesen la zona por la trayectoria mas favorable una vez ponderadas la longitud de la misma y las características específicas de los terrenos,

2) Tengan una sección y características constructivas que produzcan el menor impacto ecológico permanente técnicamente razonable.

3) Sean ejecutadas con arreglo a las normas de la buena construcción, con todo esmero y en forma que se produzca durante su ejecución el menor impacto ecológico técnicamente posible.

4) Se proceda, una vez terminada la obra, a la restauración de la superficie del terreno no utilizado a su estado previo.

7.7.3.—Usos incompatibles.

Los usos no descritos como permitidos, autorizables o prohibidos en los artículos 7.7.1, 7.7.2 y 7.7.4 o, prohibidos con carácter general en el Título 3 de estas Normas.

7.7.4.—Usos prohibidos.

Quedan expresamente prohibidos todos los usos así categorizados con carácter general en el título 3 de estas Normas y, adicionalmente, los siguientes:

a) La implantación de cualquier tipo de edificación ni aun con carácter precario.

b) La realización de obras de infraestructuras, salvo lo previsto en 7.7.1 y 7.7.2 incluido el emplazamiento de generadores eólicos de electricidad.

c) Los rellenos u otros movimientos de tierra del tipo que sean.

d) Los vertederos del tipo que sean.

e) El levantamiento de cierres distintos de los ganaderos descritos en 7.7.2.

f) El asfaltado u hormigonado en caminos existentes.

7.8.—Suelo No Urbanizable de protección ecológica.

Se incluyen en la categoría de Suelo No Urbanizable de Protección Ecológica los bosques autóctonos y las áreas denominadas de recuperación forestal, formaciones arbustivas, matorrales y herbáceas limítrofes, cuya potencialidad y uso óptimo sea claramente de conservación de masas forestales autóctonas.

Como principio general de conservación de estas áreas, la destrucción accidental o provocada de los elementos naturales, flora, fauna o aguas que originaron su protección, no modificará su condición de Especial Protección, adquirirán además la calificación de áreas a regenerar, con las mismas limitaciones que les hubieran correspondido anteriormente.

El Suelo No Urbanizable de Protección Ecológica es grafiado en los planos de zonificación del PGO y designado con los acrónimos PE y PE-BA. (Iniciales de Bosque autóctono) Cuando es considerado conveniente se designa separadamente el Suelo ocupado por Castañeos como PE-Cst.

7.8.1.—Usos permitidos.

Se consideran como tales, además de los específicos de protección, conservación y mejora, y el mantenimiento de los usos tradicionales agrarios (que conserven sus características de superficie e intensidad de explotación), evitando el deterioro de las condiciones ecológicas protegidas.

a) El mantenimiento de los caminos existentes, incluida su limpieza y mejoría, aunque con prohibición de realizar ampliaciones así como proceder a su asfaltado u hormigonado en caminos que no tuvieran tal acabado a la fecha del 1 de noviembre de 2009.

b) La compleción del arbolado autóctono mediante plantación, en los puntos no arbolados, de especies integradas con las ya existentes en los predios vecinos de igual categorización.

c) La entresaca destinada a la conservación de la salud del bosque, con respeto a la legislación sectorial de montes y a las características específicas del bosque a entresacar.

d) El levantamiento de cierres ganaderos, formados por estacas verticales de madera de 1,40 m de altura máxima sobre el terreno, separadas entre sí mas de 1 metro, unidas mediante alambre metálico y, eventualmente, vestidas mediante seto de especie arbustiva autóctona, así como de cierres vegetales con la misma limitación de altura máxima.

e) El uso de recreo extensivo y ocio pasivo, siempre que no impliquen ninguna clase de infraestructura o urbanización, ni utilización de vehículos motorizados desvinculados de las explotaciones agrícolas ni tala de arbolado.

f) Las adecuadas labores de mantenimiento de las líneas de Alta y Media Tensión que estuvieran en funcionamiento a la fecha de la Aprobación Provisional del presente Plan General de Ordenación

En los elementos incluidos en el Catálogo Urbanístico el régimen de usos será modificado en su caso por la especificación que al respecto prescriba la ficha correspondiente a cada elemento catalogado.

7.8.2.—Usos autorizables.

1. La reforma de edificaciones preexistentes cuando no suponga incremento en el volumen de la edificación y se mantenga o se adapte a la tipología de las condiciones establecidas.

2. La creación o ampliación hasta un ancho máximo de 3.60 m entre aristas, así como su asfaltado u hormigonado de aquellos caminos que cumplan las siguientes funciones:

a) Conexión entre diversos pueblos, no existiendo una alternativa adecuada que los haga redundantes.

b) Conexión de pueblos con carreteras generales o locales, dándose las mismas condiciones.

3. La realización de infraestructuras subterráneas de interés social cuya ejecución sin atravesar el área supusiera un encarecimiento o una desvirtuación técnicamente inaceptables y que a juicio del Organismo competente pudieran ejecutarse sin apreciable menoscabo del valor ecológico del área.

En todo caso deberán ejecutarse en forma que:

a) Atraviesen la zona por la trayectoria más favorable una vez ponderadas la longitud de la misma y las características específicas de los terrenos,

b) Tengan una sección y características constructivas que produzcan el menor impacto ecológico permanente técnicamente razonable.

c) Sean ejecutadas con arreglo a las normas de la buena construcción, con todo esmero y en forma que se produzca durante su ejecución el menor impacto ecológico técnicamente posible.

d) Se proceda, una vez terminada la obra, a la restauración de la superficie del terreno no utilizado a su estado previo.

4. La construcción de líneas aéreas de Alta y Media Tensión cuya construcción fuera necesaria, a criterio del Ayuntamiento de Riosa, y cuyo soterramiento resultara técnicamente desaconsejable.

En su ejecución se estará a lo dispuesto en los puntos a) a d) del apartado 2 de este artículo.

7.8.3.—Usos incompatibles.

1. El establecimiento con carácter excepcional de edificaciones e instalaciones de utilidad pública o interés social, siempre que sus características no permitan su emplazamiento fuera del lugar donde se propone ubicarlas o que la utilidad pública o el interés social derivan precisamente de su ubicación en dicha zona.

2. Los usos no descritos como permitidos, autorizables o prohibidos en los artículos 7.8.1, 7.8.2 y 7.8.4 y no prohibidos con carácter general en el Título 3 de estas Normas.

7.8.4.—Usos prohibidos.

Quedan expresamente prohibidos todos los usos así categorizados con carácter general en el título 3 de estas Normas y, adicionalmente, los siguientes:

a) Todas las actividades edificatorias excepto las reformas amparadas por 7.8.1.

b) La realización de obras de infraestructuras, salvo lo previsto en 7.8.2.

c) Los rellenos u otros movimientos de tierra del tipo que sean.

d) El levantamiento de cierres distintos de los ganaderos descritos en 7.8.1.

e) La realización, implantación o colocación de casetas de aperos, roulottes o similares ni aun con carácter precario.

f) El asfaltado, hormigonado o vertido de zahorra en caminos existentes así como su ampliación.

g) El emplazamiento de generadores eólicos de electricidad.

h) Las repoblaciones forestales de producción

7.9.—Suelo No Urbanizable de protección del acebal.

Se incluyen en la categoría de Suelo No Urbanizable de Protección del Acebal los terrenos ocupados por bosquetes, o rodales uno de cuyos componentes principales sea el acebo o ilex aquifolium.

El monte Aramo contiene lo que quizás sean los acebales más importantes de España y una parte substancial de ellos se encuentran en el concejo de Riosa por lo que debe de prestarse la mayor atención a su preservación.

Como en las áreas de protección ecológica (7.8), también aquí la destrucción accidental o provocada de los elementos naturales, flora, fauna o aguas que originaron su protección, no modificará su condición de Especial Protección, adquirirán además la calificación de áreas a regenerar, con las mismas limitaciones que les hubieran correspondido anteriormente.

El Suelo No Urbanizable de Protección de Acebal es delimitado y coloreado en los planos de zonificación del PGO y designado con el acrónimo PE-Ilex.

7.9.1.—Usos permitidos.

Se consideran como tales, además de los específicos de protección, conservación y mejora, y el mantenimiento de los usos tradicionales agrarios (que conserven sus características de superficie e intensidad de explotación), evitando el deterioro de las condiciones ecológicas protegidas.

a) El mantenimiento de los usos tradicionales agrarios (que conserven sus características de superficie e intensidad de explotación), evitando el deterioro de las condiciones ecológicas protegidas,

b) El mantenimiento de los caminos existentes, incluida su limpieza y mejoría, aunque con prohibición de realizar ampliaciones así como proceder a su asfaltado u hormigonado en caminos que no tuvieran tal acabado a la fecha del 1 de mayo de 2005.

c) La tala de especies alóctonas de manera conforme con las prescripciones de 3.18.

d) La entresaca destinada a la conservación de la salud del bosque autóctono, con respeto a la legislación sectorial de montes y a las características específicas del bosque a entresacar.

e) El uso de recreo extensivo y ocio pasivo, siempre que no impliquen ninguna clase de infraestructura o urbanización, ni utilización de vehículos motorizados desvinculados de las explotaciones agrícolas ni tala de arbolado.

f) El levantamiento de cierres ganaderos, formados por estacas verticales de madera de 1,40 m de altura máxima sobre el terreno, separadas entre sí mas de 1 m, y unidas mediante alambre metálico sin vestir mediante seto de ninguna especie vegetal autóctona o alóctona.

7.9.2.—Usos autorizables.

a) La reforma de edificaciones auxiliares, agrícolas y ganaderas cuando no suponga incremento en el volumen de la edificación y se mantenga o se adapte a la tipología tradicional.

7.9.3.—Usos incompatibles.

1. El establecimiento con carácter excepcional de edificaciones e instalaciones de utilidad pública o interés social, siempre que el interés social derivan precisamente de su ubicación en dicha zona.

2. Los usos no descritos como permitidos, autorizables o prohibidos en los artículos 7.9.1, 7.9.2 y 7.9.4 y no prohibidos con carácter general en el Título 3 de estas Normas.

7.9.4.—Usos prohibidos.

Quedan expresamente prohibidos todos los usos así categorizados con carácter general en el título 3 de estas Normas y, adicionalmente, los siguientes:

a) Todas las actividades edificatorias excepto las reformas amparadas por 7.9.1.

b) La realización de obras de infraestructuras, salvo lo previsto en 7.9.2.

c) Las extracciones de tierras, piedras, gravas o minerales así como Los rellenos u otros movimientos de tierra del tipo que sean a excepción de lo previsto en 3.3.8.

d) Los rellenos u otros movimientos de tierra del tipo que sean.

e) El levantamiento de cierres distintos de los ganaderos descritos en 7.9.1.

f) La realización, implantación o colocación de casetas de aperos, roulottes o similares ni aun con carácter precario.

g) El asfaltado, hormigonado o vertido de zahorra en caminos existentes así como su ampliación.

h) El emplazamiento de generadores eólicos de electricidad.

i) Las repoblaciones forestales de producción

7.10.—Suelo No Urbanizable de protección arqueológica.

incluye en la categoría de Suelo No Urbanizable de Protección Arqueológica un área de reducida dimensión situada en las proximidades de Purció en que estuvo ubicada una instalación industrial con hornos de coque y viviendas obreras. Si bien no se aprecian en superficie restos de entidad parece obligado dar una adecuada protección a los restos que pudieran existir.

El Suelo de Protección Arqueológica está designado en los planos a escala de Clasificación del Suelo No Urbanizable incluidos en la documentación gráfica que acompaña a esta normativa, con el acrónimo PArq.

El suelo así categorizado tendrá consideración de Espacio Arqueológico a los efectos de la aplicación de lo previsto en el art. 65 y concordantes de la Ley 1/2001 de 6 de marzo.

7.10.1.—Usos permitidos.

Se consideran como tales, además de los específicos de protección, conservación y mejora del medio,

a) El mantenimiento de los usos tradicionales agrarios (que conserven sus características de superficie e intensidad de explotación), evitando el deterioro de las condiciones ecológicas protegidas,

b) El mantenimiento de los caminos existentes, incluida su limpieza y mejoría, aunque con prohibición de realizar ampliaciones así como proceder a su asfaltado u hormigonado en caminos que no tuvieran tal acabado a la fecha del 1 de mayo de 2005.

c) La tala de especies alóctonas de manera conforme con las prescripciones de 3.18.

d) La entresaca destinada a la conservación de la salud del bosque autóctono, con respeto a la legislación sectorial de montes y a las características específicas del bosque a entresacar.

e) El levantamiento de cierres ganaderos, formados por estacas verticales de madera de 1,40 m de altura máxima sobre el terreno, separadas entre sí mas de 1 m, y unidas mediante alambre metálico sin vestir mediante seto de ninguna especie vegetal autóctona o alóctona.

7.10.2.—Usos incompatibles.

Los usos no descritos como permitidos, autorizables o prohibidos en los artículos 7.10.1, 7.10.2 y 7.10.4 y no prohibidos con carácter general en el Título 3 de estas Normas.

7.10.3.—Usos prohibidos.

Quedan expresamente prohibidos todos los usos así categorizados con carácter general en el título 3 de estas Normas y, adicionalmente, los siguientes:

a) Todos los usos edificatorios.

b) La realización de obras de infraestructura de cualquier tipo.

c) Los rellenos u otros movimientos de tierra del tipo que sean.

d) Los vertederos del tipo que sean.

e) El levantamiento de cierres distintos de los ganaderos descritos en 7.10.2.

f) La realización, implantación o colocación de casetas de aperos, roulottes o similares a ambas ni aun con carácter precario.

g) El asfaltado, hormigonado o vertido de zahorra en caminos existentes, así como su ampliación.

h) Las repoblaciones forestales de producción

7.11.—Suelo vigente o propuesto para su ampliación del pasaije protegido de la Sierra del Aramo.

Comprende tanto los terrenos incluidos por el PORNA en el Paisaje Protegido de la Sierra del Aramo como los propuestos por el PGO para la ampliación del mismo.

Tanto en unos como en otros regirán las siguientes condiciones:

1. Con carácter prioritario: Las determinaciones procedentes del planeamiento Territorial del Principado de Asturias.

2. Con carácter complementario y subsidiario: Las disposiciones contenidas en esta Normativa Urbanística, muy particularmente los capítulos 7.6 a 7.9.

En el caso concreto del tramo de carretera de Viapará a L’Angliru a su paso por el Paisaje Protegido y su zona de ampliación regirán las siguientes condiciones:

Uso Prohibido. La modificación de la traza, incluida la ampliación de la carretera.

Uso autorizable: Las obras de señalización y protección del tráfico.

Usos recomendables. El drenaje, tratamiento o revegetación de los taludes en forma que disminuyan el actual impacto visual de la carretera.

Título 8. Regulaciones generales sobre el mantenimiento del patrimonio edificatorio preexistente

8.—Patrimonio cultural de Riosa y su protección.

1. A los efectos del Catálogo Urbanístico, se entiende por Patrimonio Cultural de Riosa, al conjunto de los bienes inmuebles relacionados con la historia y cultura emplazados en su ámbito territorial que, por su interés histórico, artístico, arqueológico, etnográfico, geológico o biológico, o de cualquier otra naturaleza análoga, merecen conservación y defensa según lo previsto en la Ley del Principado de Asturias 1/2001, de 6 de marzo a través de su inclusión de las distintas categorías de protección en ella definidas

2. Su protección, de conformidad con la legislación sectorial, se realizará mediante la integración en alguna de las siguientes categorías de protección: Bienes de Interés Cultural, Bienes incluidos en el Inventario del Patrimonio Cultural de Asturias y Bienes incluidos en el Catálogo Urbanístico de protección.

3. A tales efectos, tal y como establece en el presente documento se ha formalizado una relación individualizada de las edificaciones y elementos que integran este catálogo, clasificándolos en sus distintas categorías para establecer su régimen jurídico correspondiente además de sentar las bases que deben informar los criterios de protección de los numerosos elementos que integran el patrimonio etnográfico del concejo.

8.0.1.—El tratamiento de los Bienes de Interés Cultural.

Los Bienes de Interés Cultural que deberán ser conservados con sujeción al régimen de protección general y especifico previsto en la Ley 1/2001, de Patrimonio Cultural del Principado de Asturias, y la legislación estatal aplicable. Estarán sujetos en particular a lo dispuesto en los artículos 50 al 58 de la Ley citada.

8.0.2.—Elementos incluidos en el catálogo urbanístico y consecuencias de la inclusión.

1. Se incluyen en el Catálogo Urbanístico de Riosa los Monumentos, edificios, construcciones y elementos que, por sus características tipológicas, históricas, arquitectónicas merecen ser preservados y protegidos, impidiendo su sustitución indiscriminada, comprendiendo los bienes inmuebles declarados de Interés Cultural, los incluidos en el Inventario del Patrimonio Cultural de Asturias y los demás que se protegen a través de su inclusión en el propio Catálogo Urbanístico; todos ellos aparecen identificados en los planos correspondientes, singularizados con claves y figuran enumerados e identificados en el listado del presente documento.

2. La inclusión de elementos en el Catálogo Urbanístico, implica la exclusión del régimen general de edificación forzosa, la exclusión total en el caso de los elementos de protección integral y parcial en los de protección parcial o ambiental del régimen general de edificaciones ruinosas y de la imposición de condiciones generales de este Plan. A efectos de eventuales declaraciones se estará, adicionalmente a lo prescrito en el artículo 2.3.4, a lo dispuesto en la legislación de patrimonio histórico.

8.0.3.—Organización del catálogo urbanístico del concejo de Riosa.

1. Memoria.

2. Normativa de Protección.

3 Inventariado de los elementos arquitectónicos cuya protección total o parcial se estima conveniente organizado mediante fichas individualizadas por elemento, en las que se adjunta su identificación parcelaria y una o mas imágenes fotográficas así como la información complementaria que permite su localización sobre cartografía parcelaria.

4. Listado realizado en los mismos términos de los lugares y yacimientos de interés arqueológico obtenido de la interpretación de la Carta Arqueológica de Riosa, elaborada bajo los auspicios de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes.

5. Los correspondientes planos en que figuran representados los elementos catalogados.

8.0.4.—Niveles, grados o categorías de protección.

El Catálogo Urbanístico de Riosa diferencia, en desarrollo de lo previsto en el artículo 72 TROTUA y los artículos 205 a 207 del ROTU, los siguientes niveles de protección de acuerdo con las peculiaridades de cada edificio inventariado y el contexto en que se encuentra:

1. Protección Integral, subdividida en el Catálogo Urbanístico de Riosa en dos niveles: M o Protección Monumental y A o Protección Integral.

2. Protección Parcial, denominada en el Catálogo Urbanístico de Riosa como B o Protección Arquitectónica.

3. Protección Ambiental designada con los símbolos C1 y C2 seguidos del mismo nombre en el Catálogo Urbanístico de Riosa.

A los anteriores hay que añadir el nivel de Protección Arqueológica característico de la Carta Arqueológica de Riosa.

Adicional y suplementariamente el Plan General de Ordenación de Riosa plantea un nivel de protección al que denomina D o de Regeneración de Construcciones.

La subdivisión de las categorías de Protección Integral y Protección Ambiental en dos subcategorías se realiza simplemente a efectos evaluativos de su interés arquitectónico y no se traduce en un tratamiento normativo diferenciado.

En la tabla adjunta es representada la correspondencia entre la nomenclatura del TROTUA y las del Catálogo Urbanístico y PGO de Riosa.

Instrumento de Protección

Denominación según TROTUA (artículo 72)

Denominación complementaria según el Catálogo y el PGO de Riosa

Catálogo Urbanístico de Riosa

Protección Integral

Protección Integral M o Monumental

Protección Integral A

Protección Parcial

Protección Parcial B o Arquitectónica

Protección Ambiental

Protección Ambiental C1

Protección Ambiental C2

Plan General de Riosa

Protección de Regeneración D

Para cada una de las tres categorías se fijan las condiciones de actuación sobre el elemento en cuestión diferenciándolas en su caso en los siguientes apartados:

1. Arquitectónicas.

2. Urbanísticas.

3. De uso.

4. De tramitación.

8.0.5.—Obras preferentes y no preferentes en las entidades catalogadas.

1. Se consideran obras preferentes aquellas necesarias para devolver un edificio a su estado original o a estados previos de mayor valor arquitectónico, artístico o histórico, eliminando añadidos, reformas, actuaciones o deterioros que hayan contribuido a la pérdida de parte de su valor.

2. Esta consideración conllevará en el caso de las entidades categorizadas como M, y A, la exención de derechos de licencia municipal y de todos aquellos aspectos impositivos que el Ayuntamiento considere procedente. Asimismo, este tipo de obras serán las posibles de proponer prioritariamente para cualquier forma de ayuda financiera que pueda existir.

8.0.6.—Aplicación de las normativas sectoriales a las entidades catalogadas.

La aplicación a las obras de reforma, restauración, conservación, consolidación, rehabilitación, acondicionamiento o reestructuración que se realicen en entidades protegidas por el Catálogo Urbanístico, de los textos legales que se indican a continuación, solo tendrá lugar en cuanto sea compatible con la naturaleza de la intervención y, en su caso, con el grado de protección y las características específicas al respecto de las entidades afectadas.

— Código Técnico de la Edificación (CTE),

— Normas de Diseño 39/1998 del Principado de Asturias.

— Normas de promoción de la accesibilidad y supresión de barreras, en los ámbitos urbanístico y arquitectónico.

8.1.—Protección integral.

En el nivel de protección integral se incluirán los bienes que deban ser conservados íntegros, por ser portadores de interés en grado singular, preservando sus características originarias.

El Catálogo Urbanístico de Riosa subdivide los bienes de Protección Integral en las dos siguientes subcategorías: Integral Monumental M e Integral A que representan un diferente valor histórico artístico que aconseja su señalamiento diferenciado aunque con tratamiento normativo común.

8.1.1.—Definición de las subcategorías monumental o M e integral A.

1. La Subcategoría de protección Monumental o M corresponde a edificaciones singulares de carácter monumental, generalmente edificios religiosos o palaciales, realizados con anterioridad a la industrialización del concejo y que por su valor cultural han sido declarados como Bienes de Interés Cultural o pudieran serlo en el futuro.

Solo tres elementos son categorizados como de Protección Monumental en el Catálogo Urbanístico de Riosa:

— Capilla del Espíritu Santo en Doñaxuande.

— Capilla del Santo Ángel en Muriellos.

— Casona de los Muñiz en Doñaxuande.

Adicionalmente se incluyen en esta categoría todos los hórreos y paneras protegibles en función de la aplicación de lo previsto en la Ley 172002 de 6 de marzo.

2. La Subcategoría de Protección Integral A corresponde a bienes que deban ser conservados íntegramente, por ser portadores de interés en grado singular, preservando sus características originarias, pero que presentan un valor artístico o arquitectónico sensiblemente inferior al de la subcategoría M.

Están incluidas en esta categoría entre los edificios religiosos los siguientes:

— Capilla de N.ª Señora de los Remedios y San Juan en Felguera.

— Capilla de San Pedro en Grandiella.

— Capilla de la Virgen de las Nieves en Llamo.

— Capilla de San Adriano en San Adriano.

— Ermita de San José en la Xuncar.

— Capilla de San Antonio en la Cuba.

Entre la arquitectura civil se categorizan así los dos siguientes inmuebles:

— Casona de Miranda en Felguera.

— Edificación tradicional N.º Ma1 de catálogo emplazada en La Marina.

8.1.2.—Condiciones arquitectónicas de tratamiento de la categoría de protección integral.

Todas las actuaciones estarán dirigidas básicamente al mantenimiento de los valores existentes a través de una política de conservación predominante que asegure el respeto a los valores de autenticidad artística o histórica.

Las condiciones generales por las que se regirán las actuaciones en esta categoría son las siguientes:

1. Las actividades de restauración se permitirán solamente en casos debidamente justificados, y se realizarán de acuerdo con la vigente legislación relativa al patrimonio cultural.

2. Se prohíbe expresamente la eliminación de los acabados originales de fachada revocos, enfoscados, etc.

3. Se fomentarán especialmente las actuaciones de consolidación y refuerzo cuando las condiciones de estabilidad de las construcciones o de cualesquiera de sus partes lo requieran, así como las dirigidas a la supresión de elementos extraños que alteren claramente el valor de la obra principal y las necesarias para la sustitución de los usos actuales inadecuados al carácter y valor cultural de los edificios o introducción de actividades adecuadas a los que están en la actualidad vacíos.

4. Se procurará el mantenimiento en cada edificio o espacio de los bienes o elementos muebles que les son propios por razones culturales de carácter general o porque su calidad material o diseño son adecuados a los espacios que los contienen, debiendo suprimirse los que no respondan a las anteriores condiciones y supongan degradación apreciable de la calidad general.

5. A los efectos anteriores se considerarán como partes constituyentes del valor artístico de cada monumento, no sólo sus fachadas, elementos ornamentales y fábricas calificadas habitualmente como “nobles”, sino la conformación espacial particular y general interna, la organización estructural y aquellas soluciones constructivas o espaciales que aunque no correspondan a las partes consideradas generalmente como representativas, constituyen soluciones del mismo contexto cultural que éstas, entre las que se cuentan y cabe destacar por el especial mal trato que han sufrido, las estructuras de las cubiertas, los muros de acompañamiento, y los espacios públicos o privados que las circundan, con los elementos vegetales o de otro tipo que contengan.

6. Se prohíben las alteraciones de la estructura original de la planta baja por apertura de huecos o colocación de marquesinas, quedando fuera de ordenación las estructuras existentes de dichos tipos.

7. Los rótulos publicitarios son autorizables exclusivamente dentro de los huecos de planta baja, cuando sean integrables en el edificio, a cuyas características deberán adecuarse y supeditarse. Los rótulos existentes que incumplan estas condiciones quedarán categorizados como fuera de ordenación.

8.1.3.—Condiciones de uso.

Se fomentarán los usos para los que se proyectaron y construyeron los edificios, procurándose el mantenimiento de aquellos que, sin cumplir este requisito, no hayan supuesto rupturas especiales en la coherencia del texto arquitectónico general y no supongan degradaciones materiales por su utilización.

Para la introducción de nuevos usos que lleven consigo obras de adaptación interior, se considerarán como preferentes los que exijan el mínimo de alteraciones, nulas en cuanto se refiere a la composición espacial y estructural principal, a la integridad de fachadas (en casos excepcionales podrán admitirse aperturas en huecos con condiciones muy estrictas y justificadas) y a las partes de valor artístico o histórico reconocido y con mayor flexibilidad las que tiendan a mejorar las condiciones actuales de habitabilidad que permitan una mayor receptividad de usos con las menores alteraciones.

En el caso concreto de los hórreos y paneras solo se autorizarán los usos que no menoscaben su valor cultural.

8.1.4.—Condiciones urbanísticas.

Las condiciones de edificabilidad, alineaciones exteriores o interiores y alturas, prescritas en el Plan General de Ordenación no son de aplicación a esta categoría de edificios ni aun en el caso de los cuerpos de edificación permisible, o en el de una hipotética ruina.

8.1.5.—Condiciones de tratamitación.

1. Obras Generales.

Las solicitudes de licencia de obras de conservación, restauración y consolidación, cuando afecten al conjunto del edificio, incluirán, además de los documentos exigidos por la Normativa municipal, documentación detallada sobre los siguientes extremos:

a) Descripción documental de todos aquellos elementos que ayudan a ofrecer un mejor marco de referencia para el conocimiento de las circunstancias en que el edificio se construyó, tales como organismo o tipo de propiedad que promovió su construcción, arquitectos o arquitecto autores del proyecto, uso inicial al que fue destinado, edificaciones colindantes, Ordenanzas, Plan o directrices a las que respondió su edificación, etc.

b) Reproducción de planos originales del momento de construcción del edificio, si los hubiera.

c) Historia de la evolución del edificio en cuanto a sucesivas propiedades y usos sucesivos, caso de haberse dado éstos, hasta el momento actual, así como la evolución del entorno inmediato en el que se encuentra enclavado, considerado como marco de referencia que sirva de base para la justificación de algunas soluciones del proyecto de intervención.

d) Levantamiento a escala no inferior a 1/100 del edificio en su situación actual, y a escalas adecuadas para ampliación de detalles.

e) Descripción fotográfica del edificio en su conjunto y de los elementos característicos cuanto menos en imágenes fotográficas impresas a 12 x 18 cm.

f) Detalle pormenorizado de los usos actuales y efectos, en su caso, sobre los usuarios actuales.

g) Descripción pormenorizada del estado de la edificación, con planos en los que se señalen los elementos, zonas o instalaciones del edificio que requieren reparación.

En el caso de los hórreos ello supondrá la representación esquemática de las piezas del mismo que se mantienen y de las que se substituyen.

h) Reproducción de la ficha del edificio según el CAU de Riosa.

i) Autorización de otras Administraciones Públicas que pudieran resultar competentes.

2. Obras parciales.

Las solicitudes de licencia de obra de tramitación abreviada aunque no afecten al conjunto del edificio, con objeto de mantener las debidas cautelas respecto a la preservación de los valores no manifiestos, se completarán los documentos exigidos en las Ordenanzas Municipales en los siguientes extremos:

a) La memoria deberá justificar la adecuación de la obra a realizar con las características arquitectónicas significativas, así como sus efectos sobre los actuales y futuros usos y usuarios del edificio.

b) Las colecciones de los planos se presentarán a escala adecuada incluyendo la relación existente entre las obras a realizar y el conjunto del edificio.

c) Se acompañará documentación fotográfica de las partes del edificio sobre las que se pretende incidir así como una reproducción de la ficha del edificio según el CAU de Riosa.

8.1.6.—Expropiación.

En caso de inutilización o abandono del edificio catalogado en este nivel, o por las restantes causas justificativas indicadas en el artículo 39 de la Ley 1/2001 de 6 de marzo queda legitimada su expropiación, siempre cumpliendo en todo los términos prescritos en dicho artículo.

8.2.—Protección parcial o grado o categoría B.

8.2.1.—Definición.

Se incluyen en esta categoría los bienes que deban ser conservados en parte, preservando lo que sea definitorio de su estructura arquitectónica o espacial y que además tengan valor intrínseco.

A tales efectos, se considerarán elementos definitorios de la estructura arquitectónica o espacial los espacios libres, alturas y forjados, jerarquización de volúmenes interiores, escaleras principales, zaguán, fachada y demás elementos propios.

8.2.2.—Condiciones arquitectónicas.

Todas las actuaciones se dirigirán fundamentalmente hacia la conservación de las partes que trascienden a los espacios públicos, de las soluciones estructurales que conforman los espacios arquitectónicos internos principales y de aquellos otros que por su congruencia de soluciones con los anteriores, deben ser preservados por constituir partes principales de la solución arquitectónica general.

Las condiciones generales por las que se regirán las actuaciones en esta categoría son las siguientes:

1. Se fomentarán aquellas actuaciones que, mejorando las condiciones de utilización, habitabilidad y “confort”, se dirijan también al logro de la mejor conservación de los edificios.

2. Se autorizarán obras de instalación de aparatos elevadores, siempre que las obras de adaptación no supongan destrozos de partes fundamentales de los edificios y que los locales de maquinaria queden englobados en el interior. Puede ser aconsejable en algunos casos la utilización de patios interiores de parcela o de manzana cuando la incidencia visual de la instalación no trascienda a espacios públicos o no suponga inadecuación de otro tipo.

3. Se autorizarán obras de instalaciones de saneamiento y de calefacción que se adapten al máximo al edificio, pudiendo instalarse las chimeneas de humos y de ventilación que sean necesarias, con remates sobre la cubierta de diseño y material adecuados a la solución arquitectónica existente.

4. Se podrá autorizar, salvo la presencia de pinturas o decoración de solución coherente con la del edificio, el cambio de la tabiquería de distribución, con aprovechamiento de la carpintería original y restauración adecuada de los pavimentos, si tuvieran interés.

5. Podrán autorizarse obras de renovación de pavimentos y revestimientos, salvo en los casos en que por corresponder a soluciones y materiales de calidad y diseño de valor en el conjunto arquitectónico, sea recomendable su conservación.

6. En las fachadas y cubiertas y en los portales y cajas de escalera, cuando estas últimas no admitan transformación por introducción de aparatos elevadores, las obras se limitarán a operaciones de conservación ordinaria y si por su estado fuera necesario realizar reparaciones o reposiciones de revestimiento y de pintura, se realizarán éstas con materiales análogos y tonos de color de la misma gama, acordes siempre con los que existan en el tramo de espacio público correspondiente.

7. Las operaciones de conservación se extenderán más cuidadosamente a los elementos de fachada más perecederos, como las carpinterías de los miradores y galerías, para los que se permitirán reparaciones o sustituciones con el mismo material de que están constituidas.

8. Se declaran fuera de ordenación las modificaciones de fábrica de los miradores originales que en caso de actuaciones intensivas de fachada, deben ser repuestos a sus condiciones primitivas. Igualmente debe reponerse la solución original de miradores cuando estos hubieran sido demolidos.

9. Los retejos y reparaciones de cubiertas se realizarán con el mismo material que tienen actualmente, lo mismo que los elementos antiguos sobrepuestos a ellas.

10. Se permitirán obras de reposición de elementos estructurales resistentes cuando lo justifique su mal estado de conservación o cuando sean elementos ajenos a la construcción primitiva. En ambos casos se sustituirán de forma coherente con las soluciones de esta última.

11. Se podrá permitir la apertura de huecos de paso, de luz o de ventilación en las estructuras verticales resistentes interiores siempre que se mejoren apreciablemente las condiciones de habitabilidad y que contiene claro el sentido funcional estructural.

12. Se considerarán fuera de ordenación todas las edificaciones existentes en la parcela que no sean la principal, así como todos los cuerpo o plantas añadidas a ella, que, no teniendo especial interés arquitectónico, sean ajenas a la obra primitiva y no hayan conseguido una adecuada integración con ella, suponiendo, por tanto, un menoscabo de la misma.

13. No se admitirán modificaciones de los huecos de las plantas bajas que supongan destrucción de la solución constructiva característica del edificio o que rompan la composición general de las fachadas.

14. Las aperturas en planta baja, así como todo tipo de marquesinas, rótulos u otros añadidos que hayan enmascarado, o destruido, la organización primitiva, se consideran fuera de ordenación, debiendo restituirse en las nuevas actuaciones la composición primitiva. Cuando ésta se desconociese se estará a lo establecido en los siguientes parágrafos 15 al 17.

15. Los huecos de planta baja, si existieran en ella locales comerciales, se tendrán que situar en los ejes de simetría de los correspondientes huecos de las plantas altas, debiendo coincidir las alturas de todos los dinteles. La anchura máxima de los huecos no deberá ser superior a 2,50 m debiendo respetar una distancia mínima entre ellos, y a las esquinas, de 0,65 m prohibiéndose todo tipo de marquesinas o salientes. Las condiciones de ejecución en todo caso, deberán respetar la continuidad y homogeneidad de tratamiento con las plantas superiores.

16. Dichas actuaciones en planta baja, deberán ser realizadas en base a un proyecto redactado por técnico competente, en donde se justifique el cumplimiento de lo especificado en el párrafo anterior.

17. Los rótulos comerciales o similares, deberán diseñarse de forma integrada dentro del límite material de la propia fachada del comercio o local al que corresponden, y nunca fuera de los límites de la planta baja, no debiendo sobresalir más de 50 cm de la línea de fachada, aconsejándose el uso de materiales que se integren en el propio entorno ambiental de la zona, debiendo tenerse en cuenta en su diseño la discreción y el respeto al carácter arquitectónico del edificio.

Se prohíbe todo tipo de rótulos en plantas altas y sobre las cubiertas de los edificios.

18. En algunas circunstancias muy especiales y debidamente justificadas se permitirá, con carácter excepcional, llegar hasta el vaciado interior del edificio, pero siempre dentro de y subsidiariamente a un riguroso cumplimiento de todos y cada uno de los apartados anteriores.

8.2.3.—Condiciones de uso.

Es atribuible lo especificado para los edificios de protección integral.

8.2.4.—Condiciones urbanísticas.

Como en el caso del nivel de Protección Integral las especificaciones respecto a edificabilidad, alturas y alineaciones interiores y exteriores no son de aplicación para las edificaciones existentes que se conservan. En caso de reestructuración interior, adiciones de planta o realzado en altura, se estará a lo señalado por el planeamiento, a excepción de los elementos definitorios de su estructura arquitectónica o espacial que por poseer valor intrínseco han requerido su categorización y, en todo caso la alineación exterior ,que deberán mantenerse. Lo mismo sucederá de producirse la desaparición del edificio original.

8.2.5.—Condiciones de tramitación: documentación para solicitud de licencias.

1. Obras preferentes.

Las solicitudes de licencia de obra de conservación, restauración, consolidación y rehabilitación que afecten al conjunto del edificio incluirán además de los documentos exigidos por la Normativa municipal, documentación detallada sobre los siguientes extremos:

a) En los casos en que sea procedente, Alzado del tramo o tramos de calle a los que dé la fachada del edificio, así como documentación fotográfica que sirva de base para la justificación de las soluciones propuestas en el proyecto.

b) Levantamiento a escala no inferior a 1/100 del edificio en su situación actual.

c) Descripción fotográfica del edificio y de sus elementos más característicos, cuanto menos en imágenes fotográficas impresas a 12 x 18 cm, con montaje indicativo del resultado final de la operación.

d) Descripción de los usos actuales y efectos, en su caso, sobre los usuarios, así como justificación de los compromisos establecidos en la Ley de Arrendamientos Urbanos.

e) Descripción pormenorizada del estado de la edificación con planos en los que se señalen los elementos, zonas o instalaciones del edificio que requieren reparación.

f) Reproducción de la ficha del edificio según el CAU de Riosa.

g) Autorización de otras Administraciones Públicas que pudieran resultar competentes.

2. Tramitación de las obras de carácter no preferente

Para las obras permitidas de carácter no preferente deberá realizarse previamente a la solicitud de licencia una consulta al Ayuntamiento en la que se incluirá la siguiente documentación complementaria:

a) Memoria justificativa de la oportunidad y conveniencia de la obra a realizar, evaluándola frente a los otros tipos de obra permitidos y considerando los efectos que se seguirán sobre los usos y usuarios del edificio.

b) Anteproyecto de las obras a realizar justificando en él la integración en el entorno de las nuevas edificaciones por sus características volumétricas tipológicas y compositivas.

c) Todas aquellas otras que guarden relación con la obra efectuada, incluida una reproducción de la ficha del edificio según el CAU de Riosa.

8.2.6.—Expropiación.

Se estará a lo ya señalado en el artículo 8.1.6 de estas ordenanzas para la categoría de protección monumental.

8.3.—Protección ambiental o grados C1 y C2.

8.3.1.—Definición.

En el nivel de protección ambiental se integran los bienes que, aun sin presentar en sí mismos un valor intrínseco, contribuyen a definir un ambiente de interés por su belleza, tipismo o carácter tradicional.

Los elementos categorizados como de Protección Ambiental en el Catálogo Urbanístico de Riosa son subdivididos por éste en dos subcategorías que pretenden diferenciar sus méritos manteniendo no obstante el mismo tratamiento normativo.

— La Subcategoría C1 Corresponde a edificaciones, por lo general de arquitectura tradicional, cuya conservación tiene un cierto interés para el mantenimiento de una imagen satisfactoria del concejo aunque no presenten, aisladamente consideradas, un valor singular. Frecuentemente consisten en construcciones tradicionales de mampostería, cargadas o no, con corredores ocupando toda o parte de la fachada principal, que simplemente no alcanzan la entidad suficiente para quedar categorizadas en nivel B. También se categorizan en este nivel construcciones del siglo pasado cuya forma simple o graciosa recomienda su preservación. En los edificios de esta subcategoría no es infrecuente que hayan sufrido restauraciones discutibles pero que presentan posibilidades de fácil reversión o corrección.

— La Subcategoría C2 corresponde a edificaciones cuya conservación tiene algún interés considerada en un contexto mas amplio aunque sin presentar en sí mismas ningún valor singular. Frecuentemente son construcciones de forma simple, tales como cuadras o cabañas, con poca importancia o interés de las infraestructuras de madera u otros elementos singularizables, o construcciones del siglo pasado cuya forma simple o graciosa recomienda su preservación. También se categorizan así edificaciones que han sufrido restauraciones poco afortunadas. Todas estas características permiten diferenciarlas de las edificaciones categorizadas en C1.

Una buena imagen de la diferencia existente entre estas dos subcategorías podría alcanzarse diciendo que, durante el proceso de catalogación, la última cuestión a dilucidar tras la preselección inicial del elemento es, en el caso de los finalmente incluidos en el grupo C1, discernir si deberían quedar categorizados como C o como B, mientras que, en el caso de los elementos categorizables como C2, el punto a decidir es si deberían quedar categorizados como C2 o bien descatalogados.

8.3.2.—Condiciones arquitectónicas.

Las actuaciones arquitectónicas admisibles sobre esta categoría de elementos se subdividen en obligatorias, preferentes y permitidas no preferentes.

1. Son obras obligatorias:

a) Las de mantenimiento del carácter general de las fachadas a espacios públicos y los elementos arquitectónicos o estilísticos que la configuran, incluidos miradores, planta baja y remates de cornisa.

b). Las de conservación de los espacios semipúblicos: portales, escaleras y patios y fachadas interiores de valor arquitectónico destacado.

2. Son obras preferentes Las de conservación y consolidación y rehabilitación que tengan por objeto la compatibilización del mantenimiento del edificio en un estado lo mas próximo que sea razonablemente posible al actual con la consolidación de sus condiciones estructurales, de habitabilidad e instalaciones.

3. Son obras permitidas no preferentes las siguientes:

a) El vaciado y sustitución del espacio interno, sin afectar a las fachadas u otros elementos de necesaria conservación, y el recrecido hasta alcanzar las alturas permitidas por las ordenanzas, conservando los remates originales de fachada, excepto que la ficha correspondiente imponga condicionales adicionales al respecto.

b) Respecto a plantas bajas, en los casos en que estas se encuentren formalmente diferenciadas, se estará a lo señalado para los edificios de Protección Parcial. (Condiciones 13 a 16 del Artículo 8.2.2).

c) Los rótulos comerciales o similares estarán a lo dispuesto en la condición 17 del Artículo 8.2.2.

d) En los casos de vaciado del espacio interno, podrá permitirse la demolición de la fachada seguida de su fiel reconstrucción, remodelación o construcción alternativa de superior interés arquitectónico y que contribuya a preservar los rasgos definitorios del ambiente protegido.

Deberá asimismo justificarse adecuadamente ante la oficina técnica municipal la dificultad de mantenimiento de la fachada por su mal estado o porque las condiciones de la parcela impidan la realización de trabajos en su interior. Adicionalmente deberá estimarse por dicha oficina técnica que existe suficiente garantía de la adecuada reconstrucción de las fachadas por tratarse de materiales y formas externas reproducibles con técnicas actuales o de elementos singulares reponibles sobre la fachada construida.

En este caso, y en todas aquellas ocasiones en las que se estime que el proceso de vaciado puede poner en peligro el bien a proteger, podrá exigirse como medida precautoria la presentación ante el Ayuntamiento de Riosa de un aval suficiente para permitir, en su caso, proceder substitoriamente por el Ayuntamiento a su reproducción.

8.3.3.—Condiciones de uso.

En el caso de vaciado interior con reestructuración, o de obra nueva, los usos permitidos serán los señalados por la ordenanza de la zona salvo indicación en contrario contenida en al ficha urbanística correspondiente.

En los casos de conservación o rehabilitación se permitirán también el mantenimiento de los usos actuales con las salvedades establecidas para los otros niveles de protección.

8.3.4.—Condiciones urbanísticas.

En los casos de rehabilitación o de reestructuración se estará a lo señalado para estos supuestos en la categoría de protección parcial, cuando no existe declaración expresa de fuera de ordenación.

En los casos de substitución por obra nueva se respetarán en todos las condiciones urbanísticas, señaladas para las ordenanzas para la zona en cuestión: alineaciones exteriores e interiores, alturas, edificabilidad y usos, con la única salvedad de la adecuación de alturas a la que se hace referencia en el párrafo anterior.

8.3.5.—Documentación para solicitud de licencias.

Se exigirá el mismo tipo de documentación que para los edificios de protección parcial.

Las obras de carácter no preferente requerirán también el trámite de consulta previa señalada para los edificios de protección parcial de igual carácter.

8.4.—Condiciones arquitectónicas de los hórreos y paneras protegidos.

A. Traslado, montaje y desmontaje de hórreos.

1. Los hórreos existentes a la fecha de 1 de junio de 2009 en el concejo de Riosa, son categorizados por el Catálogo Urbanístico y listados en el Anexo Nº 2 Listado de Hórreos existentes en el concejo de Riosa a la fecha de 1 de agosto de 2009 de esta Normativa Urbanística.

Son considerados como protegibles y categorizados en tal sentido por el Catálogo Urbanístico todos los valorados en las correspondientes fichas con una cifra igual o superior a 2. Aquellos con cifra igual o superior a 4 tienen consideración de Protección Integral.

Estos hórreos protegibles son listados en el Anexo n.º 2A Listado de Hórreos catalogados como protegibles existentes en el concejo de Riosa a la fecha de 1 de agosto de 2009 de esta Normativa Urbanística.

2. Los hórreos catalogados deberán ser conservados íntegros, por ser portadores de interés en grado singular, preservando sus características originarias. En ellos sólo se admitirán las intervenciones y usos que no supongan menoscabo de sus valores y que persigan su mantenimiento o refuerzo

3. Los hórreos de Protección Integral solo podrán ser trasladados de su emplazamiento por causa de fuerza mayor que lo exija.

4. Los restantes hórreos protegibles podrán ser trasladados en el interior del concejo de cuando cuenten Riosa siguiendo las siguientes condiciones, que serán asimismo de aplicación para todas las obras de restauración, conservación o consolidación de los hórreos protegidos:

a) Solo podrá autorizarse el emplazamiento de hórreos en entidades parcelarias donde ya existan edificaciones destinadas a vivienda edificados previamente al 1 de junio de 2009.y no afectadas por situación de fuera de ordenación.

b) El montaje de hórreos procedentes de otros concejos estará sometidos a los siguientes condicionales:

b1) Será necesaria previamente a su toma en consideración, la presentación de autorización de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes.

b2) Si el hórreo proviniera de otro concejo se exigirá un informe, firmado por el secretario del Ayuntamiento de donde provenga, que certifique la adecuación de su traslado a la legalidad urbanística vigente en el concejo de procedencia.

b3) Solo podrá autorizarse el emplazamiento de hórreos en entidades parcelarias donde ya existan edificaciones destinadas a vivienda no afectadas por situación de fuera de ordenación.

5. No se admitirá en ningún caso el montaje en el concejo de Riosa de hórreos de nueva construcción.

6. Las obras de restauración o rehabilitación de los hórreos se realizarán siguiendo un proyecto firmado por arquitecto superior que estará a lo dispuesto en el artículo 8.1.5 de esta normativa.

7. Las obras de restauración o rehabilitación de hórreos estarán sometidas a las siguientes condicionales:

a) Toda la madera empleada en la restauración deberá ser de roble o castaño. Para asegurar las uniones de elementos solo podrán utilizarse tornos de madera.

a) Cuando no se trate de traslados los pegollos deberán quedar emplazados en el mismo punto en que se encontraren inicialmente y sobre el mismo tipo de apoyos (pilpayos, muretes etc.) salvo que éstos últimos estén categorizados como fuera de ordenación en la correspondiente ficha del Catálogo Urbanístico.

Si fuera necesario realizar nuevos pilpayos, éstos serán de piedra. Las obras a realizar en los cerramientos de fábrica se rejuntarán o revocarán de acuerdo con las técnicas tradicionales, utilizando mortero de cal, o mortero bastardo de cal y cemento.

b) Se conservarán, en la medida de lo posible, los pegoyos y muelas originales, principalmente en el caso de los pegoyos de madera. Caso de ser precisa su substitución deberá en lo posible utilizarse el mismo material e idéntico tipo que los originales.

c) En los casos de traslado de hórreos que por estar originalmente emplazados en terreno pendiente tengan pegoyos de distinta dimensión y (o) tipo deberán seleccionarse para su emplazamiento terrenos de topografía similar o alterarla de forma adecuada en forma que puedan utilizarse los pegoyos originales con las mínimas modificaciones.

d) No podrán adicionarse corredores en los hórreos que no los tuvieran a la entrada en vigor del Catálogo Urbanístico ni completarse los de los que lo tuvieran solo en parte de su perímetro.

e) Caso de que los corredores estén categorizados como fuera de ordenación en las fichas del Catálogo Urbanístico la autorización de las obras de restauración requerirá que entre ellas esté comprendida su eliminación o substitución por un corredor de tipo simple o normal.

f) En la obra de restauración deberán conservarse o substituirse por otras de las mismas características geométricas, las piezas de esquina enterizas o engüelgos cuando existieran en el hórreo original.

g) Cuando las puertas existentes sean originales o anteriores a 1940 deberán de mantenerse en número y posición reproduciendo fielmente sus características formales.

h) Deberán en su caso conservarse todos los elementos ornamentales referidos en las correspondientes fichas del Catálogo Urbanístico.

i) La cubrición estará idealmente formada por tejas árabes colocadas en seco. Podrán en todo caso fijarse con pasta las cuatro limas de la cubierta.

j) Deberá reutilizarse el máximo posible de las tejas originales. La teja será siempre árabe, es decir cerámica curva individualizada. Las tejas reutilizadas serán colocadas en primer lugar como cubrientes o cobijas de las nuevas.

k) Las subidoiras o subideras deberán emplazarse en el mismo lugar en que inicialmente estuvieran y con condiciones constructivas lo mas similares posibles a las de ellas. Están explícitamente prohibidos los chapados de las mismas en piedra o en cualquier otro material disonante, así como la adición de elementos decorativos.

l) No deben usarse pinturas, aceites o barnices brillantes o de poro cerrado en el tratamiento final de la madera. Si se necesitara protección, se utilizarán barnices de poro abierto, incoloro y mates, o bien antiparasitarios incoloros, si la madera estuviera atacada por insectos xilófagos.

8. Deberán adicionalmente seguirse en las obras las directrices y criterios que emanen de la Dirección General de Educación, Cultura y Deportes.

B. Otras condiciones arquitectónicas.

No se podrá autorizar la construcción de nuevos cierres perimetrales totales o parciales a partir de sus soportes, ni la construcción de edificaciones adosadas a los mismos.

No podrán abrirse ventanas ni lucernarios, instalarse bajantes o realizarse cualquier tipo de obra que permita presumir la pretensión de cambio de uso al de vivienda, el cual es uso categorizado como prohibido en los hórreos y paneras.

8.5.—Lugares y yacimientos de interés arqueológico.

A los efectos de la catalogación de bienes arqueológicos el Catálogo Urbanístico se ha basado en la Carta Arqueológica de Riosa, elaborada bajo los auspicios de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes.

Todos los bienes categorizados en la misma se encuentran, en cumplimiento de lo especificado en el artículo 27 de la Ley 1/2002 de 6 de marzo, representados en los planos de clasificación y calificación a escala 1/3.000 ó 1/6.000 y planos de suelo urbano a escala 1/2.000. Asimismo les es asignada una ficha en que se reflejan los datos de la Carta Arqueológica que el PGO considera urbanísticamente relevantes, incluida la delimitación de un área de protección que tendrá carácter de Espacio Arqueológico a los efectos de la aplicación de lo previsto en el art. 65 y concordantes de la Ley 1/2001 de 6 de marzo.

Estas fichas figuran agrupadas en el tomo 4 Fichas de Lugares y Elementos Arqueológicos de este documento.

Los bienes contenidos en dicha carta han sido cotejados con la afección que pudieran recibir del planeamiento propuesto y en tres casos en que se ha considerado adecuado se ha modificado el ámbito de protección que figura en la Carta Arqueológica.

8.6.—Protección de molinos catalogados.

En los molinos catalogados debe de diferenciarse entre los edificios en sí, los sistemas de captación y las instalaciones de molienda.

1. Los edificios figuran catalogados utilizando las mismas tres categorías que en el resto de los inmuebles catalogados y será de aplicación la normativa correspondiente, según las situaciones en los artículos 8.2.* y 8.3.* complementados en su caso con las indicaciones contenidas en sus fichas.

2. En los casos en que resulta posible y adecuada la restauración o consolidación de los sistemas de captación y salida del agua el tratamiento será distinto según exista posibilidad de rehabilitar los mecanismos.

3. En los casos en que sea posible la rehabilitación de los mecanismos, deberán restaurarse con total fidelidad a sus características originales empleando los mismos materiales de su construcción, cuidando particularmente el sistema de dosificación y regulación, picando las muelas en forma que puedan producir una adecuada molturación y recuperando las dimensiones iniciales del árbol y el rodezno, tras lo que el sistema deberá de probarse hasta conseguir un funcionamiento razonable.

8.7.—Protección de lavaderos, fuentes y bebederos tradicionales.

1. Los lavaderos, fuentes y bebederos existentes en el concejo de Riosa se subdividen, a los efectos de su tratamiento urbanístico en los dos siguientes grupos:

a) Aquellos que figuran catalogados en el Catálogo Urbanístico mediante fichas individuales y señalados en los planos de ordenación.

b) Aquellos otros que no están catalogados ni representados particularizadamente en los planos de ordenación.

2. Los elementos catalogados son categorizados según los casos en las subcategorías C1 y C2 cuya aplicación a cada caso debe ser interpretada en el siguiente sentido:

— Tendrán prioridad las obras de mantenimiento, reparación y consolidación de las instalaciones existentes, manteniendo y potenciando sus características originales.

— Estarán prohibidas las obras de pretendido embellecimiento que puedan desnaturalizar lo que era la apariencia original de las entidades, tales como chapados extemporáneos o adiciones de elementos innecesarios.

— Las placas conmemorativas o de otro tipo podrán implantarse pero deberán realizarse con la máxima sobriedad y ser lo mas discretas posibles, manteniendo la adecuada subordinación a las instalaciones en que se implantan.

— Podrá mejorarse la funcionalidad de las instalaciones hidráulicas, tanto de suministro como de evacuación, pero evitando la producción de efectos plásticamente disruptivos.

3. En el caso de los referidos en el apartado 1b, no representados individualizadamente y por tanto no catalogados stricto senso, estará prohibida su destrucción debiendo ser mantenidos adecuadamente en cualquier proyecto de obra o urbanización que pudiera afectarlos.

8.8.—Protección de reaprovechamiento de construcciones o grado D.

8.8.1.—Definición.

Esta categoría corresponde en lo fundamental a edificaciones tradicionales, generalmente construidas en mampostería y presentando en ocasiones un estado de abandono, destinadas por lo general originalmente a cuadras u otras funciones agrarias pero que plantean posibilidades para su rehabilitación con cambio de uso bajo ciertas condiciones que garantizaran el mantenimiento al máximo razonable de su carácter primigenio.

Un modelo particularmente frecuente es el de las edificaciones aisladas destinadas a cuadras tradicionales, de planta rectangular y cubierta a dos aguas de teja, con planta baja destinada al ganado y planta superior a henar.

8.8.2.—Condiciones arquitectónicas.

Las actuaciones arquitectónicas admisibles sobre esta categoría de elementos se subdividen en obligatorias y permitidas.

1. Son obras obligatorias las de mantenimiento, según el caso, del carácter general y de configuración exterior y de los materiales de construcción de las edificaciones.

2. Son obras permitidas no preferentes las siguientes:

a) El vaciado y sustitución del espacio interno, sin afectar al carácter general que ha llevado a su categorización.

b) En suelo de Núcleo Rural la ampliación hasta alcanzar las alturas y la volumetría admitidas por las normas urbanísticas, incluso mediante el derribo o la substitución de las partes de fachada que no sean de interés para la conservación del carácter del edificio.

2. Son obras autorizables la plantación de arbolado autóctono, así como la utilización de hedera elix y la jardinería tradicional en los casos en que no suponga un impacto visual inaceptable.

3. Son obras prohibidas cualquier otro trabajo de jardinería que modifique el carácter inicial de los terrenos.

8.8.3.—Condiciones complementarias en el exterior de los núcleos rurales.

La rehabilitación de edificaciones de grado D situadas en el exterior de los núcleos rurales estará sujeta a las siguientes limitaciones complementarias:

a) No podrá modificarse el carácter general de su lugar de emplazamiento mediante la plantación de vegetación alógena alguna.

b) Los viales de acceso automóvil no tendrán un ancho entre aristas superior a 3,00 m y su acabado superficial será de tierra endurecida o macadam.

c) No se admite la realización de instalaciones deportivas salvo piscinas de no más de 12 m² de lámina de agua.

1) La apertura de nuevos huecos en la construcción no desnaturalizará el carácter inicial de la misma.

2) En edificaciones de una sola planta con superficie construida de 60 a 150 m² de superficie construida podrá admitirse una ampliación, razonablemente integrada en la edificación inicial, de hasta 20 m² adicionales aunque sin superar los 150 m².

8.8.4.—Condiciones complementarias de las cuadras sitas al exterior de los núcleos rurales.

d) En el caso de las cuadras tradicionales no catalogadas, de planta rectangular exenta, con muros de mampostería cubiertos por tejado a dos aguas, sitas en el exterior de los núcleos rurales será autorizable:

1. El realzado de los muros, levantando el conjunto de la cubierta en un máximo de 1,50 m sin rebasar los 5,50 m desde el terreno al borde del alero en el punto mas desfavorable y manteniendo sus características geométricas y su acabado en teja tradicional.

2. El desplazamiento hacia el exterior de la fachada menor trasera en hasta 2 m con vistas a incrementar la superficie útil.

3. La apertura de nuevos huecos en dos de las fachadas que serán indicadas por el Ayuntamiento.

8.8.5.—Condiciones de cambio de uso.

Son admisibles o autorizables todos los usos que lo sean según estas normas en el lugar en que se encuentren emplazados.

8.8.6.—Condiciones complementarias de tramitación.

Documentación para solicitud de licencias.

Las solicitudes de licencia de obra de conservación, restauración, consolidación y rehabilitación que afecten al conjunto del edificio incluirán además de los documentos exigidos por la Normativa municipal, documentación detallada sobre los siguientes extremos:

a) Levantamiento a escala no inferior a 1/100 del edificio en su situación actual.

b) Descripción fotográfica del edificio y de sus elementos más característicos, cuanto menos en imágenes fotográficas impresas a 12 x 18 cm, con montaje indicativo del resultado final de la operación.

c) Descripción pormenorizada del estado de la edificación con planos en los que se señalen los elementos, zonas o instalaciones del edificio que requieren reparación.

2. Tramitación de las obras de carácter no preferente.

Para las obras permitidas de carácter no preferente deberá realizarse previamente a la solicitud de licencia una consulta al Ayuntamiento en la que se incluirá un anteproyecto de las obras a realizar justificando en él la integración en el entorno de las nuevas edificaciones por sus características volumétricas tipológicas y compositivas.

c) Todas aquellas otras que guarden relación con la obra efectuada.

PLAN GENERAL DE ORDENACIÓN DE RIOSA, 2012

TEXTO REFUNDIDO - TOMO 3. FICHAS URBANÍSTICAS UNIDADES DE ACTUACIÓN

Índice general

Nomncl

Nombre

Unidades de Actuación de L’Ará y Vega.

UA-1

Unidad de Actuación del colegio Próspero Martínez

UA-2A

Unidad de actuación de la Avenida del Aramo A

UA-2B

Unidad de actuación de la Avenida del Aramo B

UA-3A

Unidad de Actuación de Prunadiella 3A

UA-3B

Unidad de Actuación de Prunadiella 3B

UA-4A

Unidad de Actuación de Nixeres 4A

UA-4B

Unidad de Actuación de Nixeres 4B

UA-5

Unidad de Actuación de Rozape

UA-6

Unidad de actuación del Ayuntamiento

UA-7

Unidad de actuación de La Marina

UA-8

Unidad de actuación de la Bolera

Unidad de Actuación de Rebollada

Rb-1

Unidad de Actuación de la Rebollá

Unidades de Actuación de Doñaxuande

Dx-1

Unidad de Actuación de Doñaxuande 1

Dx-2A

Unidad de Actuación de Doñaxuande 2A

Dx-2B

Unidad de Actuación de Doñaxuande 2B

Dx-2C

Unidad de Actuación de Doñaxuande 2C

Unidades de Actuación de Villameri

Vm-1A

Unidad de Actuación de Villameri 1A

Vm-1B

Unidad de Actuación de Villameri 1B

Vm-2

Unidad de Actuación de Villameri 2

Unidades de Actuación de Felguera

Flg-1

Unidad de Actuación de Felguera 1

Flg-2

Unidad de Actuación de Felguera 2

Flg-3

Unidad de Actuación de Felguera 3

Unidad de Actuación del Texéu

Tx

Unidad de actuación de las Minas del Texéu

ANEXO. UAs desclasificadas s Suelo Iag.por el Acuerdo de CUOTA

Unidad de Actuación de Purció-El Teleno.

Unidad de Actuación de Doñaxuande 1

Unidad de Actuación de el Colleu-la Cuesta

Unidades de actuación de L’Ará y La Vega

Características paramétricas

Nomenclatura

UA-1

Iniciativa

Pública

Nombre:

Unidad de Actuación del colegio Próspero Martínez

Hoja de plano:

A1 L´Ará, Doñaxuande, Villameri

Escala: 1/2.000

Clasificación del suelo:

Urbano

Calificación

SA

Sector o Polígono:

Único

Aprovechamiento Medio

0,760

% Aprov. Lucrativo a ceder

10,00%

Superficie edificable bruta sobre rasante (m²)

1.611

N.º estimado de viviendas:

13

Edificabilidad Bruta (m²/m²):

0,760

Sup. Equipamientos

Sup. Zonas verdes

1.—Cesiones con destino a Equipamientos:

Toda la parcela será destinada a Equipamiento Indefinido.

2.—Características específicas de la UA 01:

Comprende una finca situada en L’ Ará, inmediatamente al Norte del colegio Próspero Martínez con cuya parcela limita. El Texto Refundido del PGO la destina en principio a Equipamiento Indefinido, con una edificabilidad específica admisible de 0,50 m²/m², pero admitiendo la modificación de su categorización a la de Residencial según Alineaciones (SA) con destino a la edificación de viviendas protegidas con una edificabilidad de 1.800 m²/m² sobre rasante y una altura de tres plantas.

Caso de producirse la modificación sería de aplicación el artículo 1.5 apartado d de la Normativa Urbanística del PGO.

3.—Condiciones de uso:

Equipamiento Indefinido.

Caso de realizarse la modificación descrita en 2 serían de aplicación los artículos 6.2.5 y 6.2.6 del Tomo 2 Normativa Urbanística de este Plan General.

4.—Sistema de actuación:

Expropiación.

5.—Documento de desarrollo:

Proyecto de Arquitectura.

De efectuarse la modificación sería preciso realizar un Estudio de Detalle a escala de, como mínimo 1/200 sobre base cartográfica homologable con la del Excmo. Ayuntamiento de Riosa, a la cual estará referenciada en coordenadas UTM, curvas de nivel con equidistancia 1 m o menos y el grado de detalle adecuado a su escala, acompañado de la documentación complementaria que sea impuesta por el Ayuntamiento de Riosa. Entre esta documentación figurará en todo caso los correspondientes planos de servicios urbanísticos y la valoración de los mismos.

En el Estudio de Detalle se representaría la ordenación del Colegio con el fin de permitir la comprobación de la existencia de la necesaria congruencia entre diseños. En particular la ordenación de la nueva edificación seguiría los mismos ejes principales que aquél.

6.—Condicionantes al desarrollo:

a) No podrá procederse a alterar el relieve natural del terreno en la Zona de Inundación Frecuente según el Sistema de Información de Zonas Inundables.

b) En el diseño de la Unidad deberán adoptarse las medidas necesarias, preferentemente no estructurales, para que las edificaciones proyectadas en la zona de inundabilidad excepcional no resulten vulnerables para la avenida de periodo de retorno de 500 años.

7.—Subdivisión en subunidades:

No.

10.—Otras características específicas:

Caso de destinarse a uso residencial el 100% de las viviendas a edificar estarán sujetas a régimen de protección pública .

Cumplimiento de las Normas Urbanísticas para todo lo no previsto en esta ficha.

Ver imagen de la disposición

Figura n.º 1. Fragmento de la hoja A1 L’Ará, Doñaxuande, Villameri del PGO de Riosa, reproducido a escala 1/1.500, comprendiendo en su interior la ordenación de la Unidad de Actuación UA-1.

Características paramétricas

Nomenclatura

UA-2A

Iniciativa

Privada

Nombre:

Unidad de actuación de la Avenida del Aramo A

Hoja de plano:

A1 L´Ará, Doñaxuande, Villameri

Escala: 1/2.000

Clasificación del suelo:

Urbano

Calificación

SA

Sector o Polígono:

Único

Aprovechamiento Medio

1,768

% Aprov. Lucrativo a ceder

Superficie edificable bruta sobre rasante (m²)

794

N.º estimado de viviendas:

7

Edificabilidad Bruta (m²/m²):

1,768

Sup. Equipamientos

Sup. Zonas verdes

1.—Cesiones con destino a Equipamientos:

Los terrenos exteriores a las alineaciones.

2.—Características de diseño:

Mediante la proposición de esta pequeña Unidad de Actuación, el Plan General de Ordenación intenta facilitar la ordenación en un fragmento del suelo consolidado de L’Ará y compatibilizar la continuación del desarrollo de una manzana de gran longitud, sita en la margen de la Avda del Aramo, con la obtención de los terrenos y la desaparición de obstáculos que permitan mejorar los estándares de una calleja estrecha -La calle la Magdalena- que recorre la parte trasera de la manzana.

Existen algunas dudas sobre que la edificabilidad obtenida en la promoción de la UA compense suficientemente los gastos de eliminación de la vivienda unifamiliar existente en la parte trasera, por ello la Unidad queda eximida de cesiones de Aprovechamiento.

3.—Condiciones de uso:

Los usos admisibles y autorizables serán los establecidos para el Suelo ordenado SA en los artículos 6.2.5 y 6.2.6 del Tomo 2 Normativa Urbanística de este Plan General.

4.—Sistema de actuación:

Compensación.

5.—Documento de desarrollo:

Estudio de Detalle cumpliendo lo previsto en los artículos 70, 80 y 92 del TROTUA y los 197 a 199 y 252 del ROTU, a escala de, como mínimo 1/200 sobre base cartográfica homologable con la del Excmo. Ayuntamiento de Riosa, a la cual estará referenciada en coordenadas UTM, curvas de nivel con equidistancia 1 m o menos y el grado de detalle adecuado a su escala, acompañado de la documentación complementaria que sea exigida por el Excmo. Ayuntamiento.

6.—Condicionantes al desarrollo:

7.—Subdivisión en subunidades:

No.

8.—Desarrollo parcial de la unidad:

No.

9.—Cesiones de espacios libres:

Serán de cesión y urbanización obligatoria y gratuita, según lo previsto en el artículo 171 y concordantes TROTUA y siguiendo las directrices que sean impuestas por el Ayuntamiento de Riosa, los terrenos exteriores a la alineación en la calle la Magdalena.

10.—Otras características específicas:

Cumplimiento de las Normas Urbanísticas para todo lo no previsto en esta ficha.

Ver imagen de la disposición

Figura n.º 2. Fragmento de la hoja A1 L´Ará, Doñaxuande, Villameri del PGO de Riosa, reproducido a escala 1/1.500, comprendiendo en su interior la ordenación de la Unidad de Actuación UA-2A.

Características paramétricas

Nomenclatura

UA-2B

Iniciativa

Privada

Nombre:

Unidad de actuación de la Avenida del Aramo B

Hoja de plano:

A1 L´Ará, Doñaxuande, Villameri

Escala: 1/2.000

Clasificación del suelo:

Urbano

Calificación

SA

Sector o Polígono:

Único

Aprovechamiento Medio

2,677

% Aprov. Lucrativo a ceder

Superficie edificable bruta sobre rasante (m²)

1.202

N.º estimado de viviendas:

11

Edificabilidad Bruta (m²/m²):

2,677

Sup. Equipamientos

1

Sup. Zonas verdes

1.—Cesiones con destino a Equipamientos:

Los terrenos exteriores a las alineaciones.

2.—Características de diseño:

Mediante la proposición de esta pequeña Unidad de Actuación, el Plan General de Ordenación intenta facilitar la exposición de las condiciones de edificación en un fragmento del suelo consolidado de L’Ará y compatibilizar la continuación del desarrollo de una manzana de gran longitud, sita en la margen de la Avda del Aramo, con la obtención de los terrenos y la desaparición de obstáculos que permitan mejorar los estándares de una calleja estrecha -La calle la Magdalena- que recorre la parte trasera de la manzana.

3.—Condiciones de uso:

Los usos admisibles y autorizables serán los establecidos para el Suelo ordenado SA en los artículos 6.2.5 y 6.2.6 del Tomo 2 Normativa Urbanística de este Plan General.

5.—Sistema de actuación:

Compensación.

2.—Documento de desarrollo:

Estudio de Detalle cumpliendo lo previsto en los artículos 70, 80 y 92 del TROTUA y los 197 a 199 y 252 del ROTU, a escala de, como mínimo 1/200 sobre base cartográfica homologable con la del Excmo. Ayuntamiento de Riosa, a la cual estará referenciada en coordenadas UTM, curvas de nivel con equidistancia 1 m o menos y el grado de detalle adecuado a su escala, acompañado de la documentación complementaria que sea exigida por el Excmo. Ayuntamiento.

6.—Condicionantes al desarrollo:

7.—Subdivisión en subunidades:

No.

8.—Desarrollo parcial de la unidad:

No.

9.—Cesiones de espacios libres:

Serán de cesión y urbanización obligatoria y gratuita, según lo previsto en el artículo 171 y concordantes TROTUA y siguiendo las directrices que sean impuestas por el Ayuntamiento de Riosa, los terrenos exteriores a la alineación en la calle la Magdalena.

10.—Otras características específicas:

Cumplimiento de las Normas Urbanísticas para todo lo no previsto en esta ficha.

Ver imagen de la disposición

Figura n.º 3. Fragmento de la hoja A1 L’Ará, Doñaxuande, Villameri del PGO de Riosa, reproducido a escala 1/1.500, comprendiendo en su interior la ordenación de la Unidad de Actuación UA-2B.

Características paramétricas

Nomenclatura

UA-3A

Iniciativa

Privada

Nombre:

Unidad de Actuación de Prunadiella 3A

Hoja de plano:

A1 L´Ará, Doñaxuande, Villameri

Escala: 1/2.000

Clasificación del suelo:

Urbano

Calificación

SA

Sector o Polígono:

Único

Aprovechamiento Medio

0,718

% Aprov. Lucrativo a ceder

10,00%

Superficie edificable bruta sobre rasante (m²)

4.304

N.º estimado de viviendas:

39

Edificabilidad Bruta (m²/m²):

0,718

Sup. Equipamientos

Sup. Zonas verdes

1.—Cesiones con destino a Equipamientos:

Solamente los viales de acceso y distribución.

2.—Características generales buscadas en el diseño de Las Unidades de Actuación UA-3A y UA-3B.

Estas dos unidades proceden de la modificación de una unidad de actuación ya reconocida por las aun vigentes Normas Subsidiarias de Riosa.

Las principales variaciones introducidas por el PGO con respecto a la citada Unidad son las siguientes:

1. Se ha subdividido la unidad inicial en dos subunidades, y se ha modificado su límite exterior, dejando además fuera de las subunidades la edificación de tres plantas ya existente, todo ello con vistas a intentar facilitar la gestión urbanística.

2. Se ha preestudiado la distribución de la edificación, con el fin de comprobar la posibilidad de incrementar moderadamente la edificabilidad sin merma de la adecuada disposición de las zonas verdes privadas.

En su ordenación y diseño generales se pretenden simultanear varios factores como son: La inscripción en o compleción de los motivos básicos del diseño urbano del pueblo, en forma que contribuyan a dotarle de una mayor congruencia física o al menos no disminuyan la ahora existente, unido a una moderada obtención de zonas verdes, en este caso privadas, y un cierto esponjamiento del tejido urbano.

El tipo de edificación propuesto es el que denomino ordenado por alineación a viales, con propiedad horizontal con 4 plantas de altura sobre rasante.

3.—Características particulares de diseño:

La representación grafiada en los planos es forzosamente esquemática y puede ser ligeramente modificada, pero siempre buscando el cumplimiento de las finalidades generales del diseño y de los motivos concretos que afectan a esta unidad.

Caso de utilizarse sótanos, las puertas de entrada a los mismos no estarán situadas en la zona delimitada como potencialmente inundable en el plano A1. La cota del solado de planta baja no estará en ningún punto por debajo del nivel +303,00 medido con respecto a la clinometría del plano A1 tomando como base el punto señalado como +303,92 en el puente vecino a la UA. Las zonas señaladas con X en el plano A1 tendrán la planta baja transparente.

4.—Sistema de actuación:

Compensación.

5. Condiciones de uso:

Los usos admisibles y autorizables serán los establecidos para el Suelo ordenado SA en los artículos 6.2.5 y 6.2.6 del Tomo 2 Normativa Urbanística de este Plan General.

6.—Documento de desarrollo:

Estudio de Detalle cumpliendo lo previsto en los artículos 70, 80 y 92 del TROTUA y los 197 a 199 y 252 del ROTU, a escala de, como mínimo 1/200 sobre base cartográfica homologable con la del Excmo. Ayuntamiento de Riosa, a la cual estará referenciada en coordenadas UTM, curvas de nivel con equidistancia 1 m o menos y el grado de detalle adecuado a su escala, acompañado de la documentación complementaria que sea exigida por el Excmo. Ayuntamiento. Entre esta documentación figurará en todo caso los correspondientes planos de servicios urbanísticos y la valoración de los mismos. Ver artículo 4.5.1 del Tomo 2. Normativa Urbanística.

En el Estudio de Detalle se representará esquemáticamente la disposición de las edificaciones vecinas así como la ordenación de la colindante unidad de actuación UA-3B en el caso de que se encuentre ya desarrollada o el esquema representado en este Plan General en otro caso con el fin de mostrar la adecuada integración de la ordenación.

7.—Condicionantes al desarrollo:

a ) La adecuada resolución de la conexión con el pueblo.

b) En el diseño de la Unidad deberán adoptarse las medidas necesarias, preferentemente no estructurales, para que las edificaciones proyectadas en la zona de inundabilidad excepcional no resulten vulnerables para la avenida de periodo de retorno de 500 años.”

Se hace notar que en la especificación de la UA-3A figuraba ya la obligatoriedad de que las edificaciones afectadas por las zonas en cuestión tuvieran la planta baja transparente.

8.—Subdivisión en subunidades:

No.

9.—Desarrollo parcial de la unidad:

Esta unidad podrá ser ejecutada mediante como máximo 2 proyectos de arquitectura que desarrollen el Estudio de Detalle y cumplan la normativa de este Plan General. Para ello será preceptivo que la subdivisión figure en el Estudio y que, previa o simultáneamente con la primera edificación se realice asimismo la parte de la urbanización total que el Ayuntamiento de Riosa imponga.

10.—Cesiones de espacios libres:

Serán de cesión y urbanización obligatoria y gratuita, según lo previsto en el artículo 171 y concordantes TROTUA y siguiendo las directrices que sean impuestas por el Ayuntamiento de Riosa, los terrenos señalados a tal fin en los planos correspondientes.

11.—Otras características específicas:

El 100% de las viviendas a edificar estarán sujetas a régimen de protección pública .

Cumplimiento de las Normas Urbanísticas para todo lo no previsto en esta ficha.

Ver imagen de la disposición

Figura n.º 4. Fragmento de la hoja A1 L´Ará, Doñaxuande, Villameri del PGO de Riosa, reproducido a escala 1/1.500, comprendiendo en su interior la ordenación de las Unidades de Actuación UA-3A y UA-3B.

Características paramétricas

Nomenclatura

UA-3B

Iniciativa

Privada

Nombre:

Unidad de Actuación de Prunadiella 3B

Hoja de plano:

A1 L´Ará, Doñaxuande, Villameri

Escala: 1/2.000

Clasificación del suelo:

Urbano

Calificación

SA

Sector o Polígono:

Único

Aprovechamiento Medio

0,719

% Aprov. Lucrativo a ceder

10,00%

Superficie edificable bruta sobre rasante (m²)

2.897

N.º estimado de viviendas:

26

Edificabilidad Bruta (m²/m²):

0,719

Sup. Equipamientos

1.230

Sup. Zonas verdes

1.—Cesiones con destino a Equipamientos:

Solamente los viales de acceso y distribución.

2.—Características generales buscadas en el diseño de Las Unidades de Actuación UA-3A y UA-3B.

Estas dos unidades proceden de la modificación de una unidad de actuación ya reconocida por las aun vigentes Normas Subsidiarias de Riosa.

Las principales variaciones introducidas por el PGO con respecto a la citada Unidad son las siguientes:

1. Se ha subdividido la unidad inicial en dos subunidades, y se ha modificado su límite exterior, dejando además fuera de las subunidades la edificación de tres plantas ya existente, todo ello con vistas a facilitar la gestión urbanística.

2. Se ha preestudiado la distribución de la edificación, con el fin de comprobar la posibilidad de incrementar moderadamente la edificabilidad sin merma de la adecuada disposición de las zonas verdes privadas.

En su ordenación y diseño generales se pretenden simultanear varios factores como son: La inscripción en o compleción de los motivos básicos del diseño urbano del pueblo, en forma que contribuyan a dotarle de una mayor congruencia física o al menos no disminuyan la ahora existente, unido a una moderada obtención de zonas verdes, en este caso privadas, y un cierto esponjamiento del tejido urbano.

El tipo de edificación propuesto es el que denomino ordenado por alineación a viales, con propiedad horizontal con 4 plantas de altura sobre rasante.

3.—Características particulares de diseño:

La representación grafiada en los planos es forzosamente esquemática y puede ser ligeramente modificada, pero siempre buscando el cumplimiento de las finalidades generales del diseño y de los motivos concretos que afectan a esta unidad

Caso de utilizarse sótanos, las puertas de entrada a los mismos no estarán situadas en la zona delimitada como potencialmente inundable en el plano A1. La cota del solado de planta baja no estará en ningún punto por debajo del nivel +303,00 medido con respecto a la clinometría del plano A1 tomando como base el punto señalado como +303,92 en el puente vecino a la UA. Las zonas señaladas con X en el plano A1 tendrán la planta baja transparente.

4.—Sistema de actuación:

Compensación.

5.—Condiciones de uso:

Los usos admisibles y autorizables serán los establecidos para el Suelo ordenado SA en los artículos 6.2.5 y 6.2.6 del Tomo 2 Normativa Urbanística de este Plan General.

6.—Documento de desarrollo:

Estudio de Detalle cumpliendo lo previsto en los artículos 70, 80 y 92 del TROTUA y los 197 a 199 y 252 del ROTU, a escala de, como mínimo 1/200 sobre base cartográfica homologable con la del Excmo. Ayuntamiento de Riosa, a la cual estará referenciada en coordenadas UTM, curvas de nivel con equidistancia 1 m o menos y el grado de detalle adecuado a su escala, acompañado de la documentación complementaria que sea exigida por el Excmo. Ayuntamiento. Entre esta documentación figurará en todo caso los correspondientes planos de servicios urbanísticos y la valoración de los mismos. Ver artículo 4.5.1 del Tomo 2. Normativa Urbanística.

En el Estudio de Detalle se representará esquemáticamente la disposición de las edificaciones vecinas así como la ordenación de la colindante unidad de actuación UA-3A en el caso de que se encuentre ya desarrollada o el esquema representado en este Plan General en otro caso con el fin de mostrar la adecuada integración de la ordenación.

7.—Condicionantes al desarrollo:

a) La adecuada resolución de la conexión con el pueblo.

b) No podrá procederse a alterar del relieve natural del terreno en la Zona de Inundación Frecuente según el Sistema de Información de Zonas Inundables.

c) En el diseño de la Unidad deberán adoptarse las medidas necesarias, preferentemente no estructurales, para que las edificaciones proyectadas en la zona de inundabilidad excepcional no resulten vulnerables para la avenida de periodo de retorno de 500 años.

8.—Subdivisión en subunidades:

No.

9.—Desarrollo parcial de la unidad:

Esta unidad podrá ser ejecutada mediante como máximo 2 proyectos de arquitectura que desarrollen el Estudio de Detalle y cumplan la normativa de este Plan General. Para ello será preceptivo que la subdivisión figure en el Estudio y que, previa o simultáneamente con la primera edificación se realice asimismo la parte de la urbanización total que el Ayuntamiento de Riosa imponga.

10.—Cesiones de espacios libres:

Serán de cesión y urbanización obligatoria y gratuita, según lo previsto en el artículo 171 y concordantes TROTUA y siguiendo las directrices que sean impuestas por el Ayuntamiento de Riosa, los terrenos señalados a tal fin en los planos correspondientes.

11.—Otras características específicas:

El 100% de las viviendas a edificar estarán sujetas a régimen de protección pública .

Cumplimiento de las Normas Urbanísticas para todo lo no previsto en esta ficha.

Ver imagen de la disposición

Figura n.º 5. Fragmento de la hoja A1 L´ARÁ, Doñaxuande, Villameri del PGO de Riosa, reproducido a escala 1/1.500, comprendiendo en su interior la ordenación de las Unidades de Actuación UA-3A y UA-3B.

Características paramétricas

Nomenclatura

UA-4A

Iniciativa

Privada

Nombre:

Unidad de Actuación de Nixeres 4A

Hoja de plano:

A2 LA VEGA, Nixeres, Muriellos

Escala: 1/2.000

Clasificación del suelo:

Urbano

Calificación

SA

Sector o Polígono:

Único

Aprovechamiento Medio

0,691

% Aprov. Lucrativo a ceder

10,00%

Superficie edificable bruta sobre rasante (m²)

3.098

N.º estimado de viviendas:

28

Edificabilidad Bruta (m²/m²):

0,691

Sup. Equipamientos

Sup. Zonas verdes

1.—Cesiones con destino a Equipamientos:

Solamente los viales representados en los planos de ordenación.

2.—Características generales buscadas en el diseño de Las Unidades de Actuación UA-4 A y UA-4B.

Estas dos unidades tienen un carácter en cierto modo análogo al de las UAs 3A y 3B. Como en aquel caso también aquí proceden de la modificación de una unidad de actuación ya reconocida por las aun vigentes Normas Subsidiarias de Riosa.

Las principales variaciones introducidas por el PGO con respecto a la citada Unidad son las siguientes:

1. Se ha subdividido la unidad inicial en dos subunidades, modificando ligeramente los límites exteriores con vistas a intentar facilitar la gestión urbanística.

2. Se ha preestudiado la distribución de la edificación, intentando incrementar en la medida de lo posible la edificabilidad sin merma de la adecuada disposición de equipamientos privados.

En su ordenación y diseño generales se pretenden simultanear varios factores como son: La inscripción en o compleción de los motivos básicos del diseño urbano del pueblo, en forma que contribuyan a dotarle de una mayor congruencia física o al menos no disminuyan la ahora existente, unido a la creación de una extensión de espacio verde, en este caso privado, y a la consecución de un cierto esponjamiento del tejido urbano.

El tipo de edificación propuesto es el que denomino ordenado por alineación a viales, con propiedad horizontal con 4 plantas de altura sobre rasante.

3.—Características particulares de diseño:

La representación grafiada en los planos es forzosamente esquemática y puede ser ligeramente modificada, pero siempre buscando el cumplimiento de las finalidades generales del diseño y de los motivos concretos que afectan a esta unidad

4.—Sistema de actuación:

Compensación.

5.—Condiciones de uso:

Los usos admisibles y autorizables serán los establecidos para el Suelo ordenado SA en los artículos 6.2.5 y 6.2.6 del Tomo 2 Normativa Urbanística de este Plan General.

6. Documento de desarrollo:

Estudio de Detalle cumpliendo lo previsto en los artículos 70, 80 y 92 del TROTUA y los 197 a 199 y 252 del ROTU, a escala de, como mínimo 1/200 sobre base cartográfica homologable con la del Excmo. Ayuntamiento de Riosa, a la cual estará referenciada en coordenadas UTM, curvas de nivel con equidistancia 1 m o menos y el grado de detalle adecuado a su escala, acompañado de la documentación complementaria que sea exigida por el Excmo. Ayuntamiento. Entre esta documentación figurará en todo caso los correspondientes planos de servicios urbanísticos y la valoración de los mismos.

En el Estudio de Detalle se representará la ordenación de la colindante unidad de actuación UA-4B en el caso de que se encuentre ya desarrollada o el esquema representado en este Plan General en otro caso con el fin de demostrar la existencia de la necesaria congruencia entre diseños.

7.—Condicionantes al desarrollo:

La adecuada resolución de la vía de conexión con el exterior a través de Nixeres.

8.—Subdivisión en subunidades:

No.

9.—Desarrollo parcial de la unidad:

Esta unidad podrá ser ejecutada mediante como máximo 3 proyectos de arquitectura que desarrollen el Estudio de Detalle y cumplan la normativa de este Plan General. Para ello será preceptivo que la subdivisión figure en el Estudio y que, previa o simultáneamente con la primera edificación se realice asimismo la parte de la urbanización total que el Ayuntamiento de Riosa imponga.

10.—Cesiones de espacios libres:

Serán de cesión y urbanización obligatoria y gratuita, según lo previsto en el artículo 171 y concordantes TROTUA y siguiendo las directrices que sean impuestas por el Ayuntamiento de Riosa, los terrenos señalados a tal fin en los planos correspondientes.

11.—Otras características específicas:

El 100% de las viviendas a edificar estarán sujetas a régimen de protección pública .

Cumplimiento de las Normas Urbanísticas para todo lo no previsto en esta ficha.

Ver imagen de la disposición

Figura n.º 6. Fragmento de la hoja A2 La , Nixeres, Muriellos del PGO de Riosa, reproducido a escala 1/1.500, comprendiendo en su interior la ordenación de las Unidades de Actuación UA-4A y UA-4B.

Características paramétricas

Nomenclatura

UA-4B

Iniciativa

Privada

Nombre:

Unidad de Actuación de Nixeres 4B

Hoja de plano:

A2 LA VEGA, Nixeres, Muriellos

Escala: 1/2.000

Clasificación del suelo:

Urbano

Calificación

SA

Sector o Polígono:

Único

Aprovechamiento Medio

0,672

% Aprov. Lucrativo a ceder

10,00%

Superficie edificable bruta sobre rasante (m²)

3.168

N.º estimado de viviendas:

29

Edificabilidad Bruta (m²/m²):

0,672

Sup. Equipamientos

1

Sup. Zonas verdes

1.—Cesiones con destino a Equipamientos:

Solamente los viales representados en los planos de ordenación.

2.—Características generales buscadas en el diseño de Las Unidades de Actuación UA-4 A y UA-4B.

Estas dos unidades tienen un carácter en cierto modo análogo al de las UAs 3 A y 3B. Como en aquel caso también aquí proceden de la modificación de una unidad de actuación ya reconocida por las aun vigentes Normas Subsidiarias de Riosa.

Las principales variaciones introducidas por el PGO con respecto a la citada Unidad son las siguientes:

1. Se ha subdividido la unidad inicial en dos subunidades, modificando ligeramente los límites exteriores con vistas a facilitar la gestión urbanística.

2. Se ha preestudiado la distribución de la edificación, intentando incrementar en la medida de lo posible la edificabilidad sin merma de la adecuada disposición de equipamiento privado.

En su ordenación y diseño generales se pretenden simultanear varios factores como son: La inscripción en o compleción de los motivos básicos del diseño urbano del pueblo, en forma que contribuyan a dotarle de una mayor congruencia física o al menos no disminuyan la ahora existente, unido a una moderada obtención de zonas verdes, en este caso privadas, y un cierto esponjamiento del tejido urbano.

El tipo de edificación propuesto es el que denomino ordenado por alineación a viales, con propiedad horizontal con 4 plantas de altura sobre rasante.

3.—Características particulares de diseño:

La representación grafiada en los planos es forzosamente esquemática y puede ser ligeramente modificada, pero siempre buscando el cumplimiento de las finalidades generales del diseño y de los motivos concretos que afectan a esta unidad.

El Molino Mo-09 será conservado,

4.—Sistema de actuación:

Compensación.

5.—Condiciones de uso:

Los usos admisibles y autorizables serán los establecidos para el Suelo ordenado SA en los artículos 6.2.5 y 6.2.6 del Tomo 2 Normativa Urbanística de este Plan General.

6.—Documento de desarrollo:

Estudio de Detalle cumpliendo lo previsto en los artículos 70, 80 y 92 del TROTUA y los 197 a 199 y 252 del ROTU, a escala de, como mínimo 1/200 sobre base cartográfica homologable con la del Excmo. Ayuntamiento de Riosa, a la cual estará referenciada en coordenadas UTM, curvas de nivel con equidistancia 1 m o menos y el grado de detalle adecuado a su escala, acompañado de la documentación complementaria que sea exigida por el Excmo. Ayuntamiento. Entre esta documentación figurará en todo caso los correspondientes planos de servicios urbanísticos y la valoración de los mismos.

En el Estudio de Detalle se representará la ordenación de la colindante unidad de actuación UA-4A en el caso de que se encuentre ya desarrollada o el esquema representado en este Plan General en otro caso con el fin de demostrar la existencia de la necesaria congruencia entre diseños.

7.—Condicionantes al desarrollo:

La adecuada resolución de la vía de conexión con el exterior a través de Nixeres.

8.—Subdivisión en subunidades:

No.

9.—Desarrollo parcial de la unidad:

Esta unidad podrá ser ejecutada mediante como máximo 3 proyectos de arquitectura que desarrollen el Estudio de Detalle y cumplan la normativa de este Plan General. Para ello será preceptivo que la subdivisión figure en el Estudio y que, previa o simultáneamente con la primera edificación se realice asimismo la parte de la urbanización total que el Ayuntamiento de Riosa imponga.

10.—Cesiones de espacios libres:

Serán de cesión y urbanización obligatoria y gratuita, según lo previsto en el artículo 171 y concordantes TROTUA y siguiendo las directrices que sean impuestas por el Ayuntamiento de Riosa, los terrenos señalados a tal fin en los planos correspondientes.

11.—Otras características específicas:

El 100% de las viviendas a edificar estarán sujetas a régimen de protección pública .

Cumplimiento de las Normas Urbanísticas para todo lo no previsto en esta ficha.

Ver imagen de la disposición

Figura n.º 7. Fragmento de la hoja A2 La Vega, Nixeres, Muriellos del PGO de Riosa, reproducido a escala 1/1.500, comprendiendo en su interior la ordenación de las Unidades de Actuación UA-4A y UA-4B.

Características paramétricas

Nomenclatura

UA-5

Iniciativa

Privada

Nombre:

Unidad de Actuación de Rozape

Hoja de plano:

A1 L´Ará, Doñaxuande, Villameri

Escala: 1/2.000

Clasificación del suelo:

Urbano

Calificación

BD

Sector o Polígono:

Único

Aprovechamiento Medio

0,213

% Aprov. Lucrativo a ceder

10,00%

Superficie edificable bruta sobre rasante (m²)

2.000

Nº de viviendas:

8

Edificabilidad Bruta (m²/m²):

0,213

Sup. Equipamientos

Sup. Zonas verdes

1.—Cesiones con destino a Equipamientos:

Solamente el vial de acceso a la urbanización.

2—Características generales buscadas en la UA-5:

La UA 02 comprende dos parcelas de cierta extensión, con una dimensión conjunta próxima a la hectárea, situadas en el borde del suelo urbano de L’ Ará, gozando de una buena orientación y de un relieve relativamente tendido, con una pendiente media próxima al 20% que, para módulos de Riosa, debe ser considerada como bastante favorable para la edificación.

Presenta problemas de acceso que requerirían para su solución de lun diseño muy cuidadoso con objeto de cumplir los mínimos establecido en la Ley del Principado de Asturias 5/1995, de 6 de abril, de Promoción de la accesibilidad y supresión de barreras en los ámbitos urbanístico y arquitectónico cosa que parece factible.

En conjunto sus características son consideradas en el Plan General de Ordenación como adecuadas para un desarrollo de Vivienda Unifamiliar con una edificabilidad ligeramente superior a 0,2 m²/m² típica de la ordenación BD.

3.—Características de diseño:

El PGO deja el diseño abierto dando máxima libertad para su desarrollo posterior, siempre cumpliendo la Normativa Urbanística.

4.—Condiciones de uso:

Los usos admitidos en BD según el artículo 6.3.9 del Tomo 2 Normativa Urbanística que regula los usos admitidos en esa categoría de suelo.

5.—Sistema de actuación:

Compensación.

6.—Documento de desarrollo:

Estudio de Detalle cumpliendo lo previsto en los artículos 70, 80 y 92 del TROTUA y los 197 a 199 y 252 del ROTU, a escala de, como mínimo 1/200 sobre base cartográfica homologable con la del Excmo. Ayuntamiento de Riosa, a la cual estará referenciada en coordenadas UTM, curvas de nivel con equidistancia 1 m o menos y el grado de detalle adecuado a su escala, acompañado de la documentación complementaria que sea exigida por el Excmo. Ayuntamiento. Entre esta documentación figurará en todo caso los correspondientes planos de servicios urbanísticos y la valoración de los mismos. Ver artículo 4.5.1 del Tomo 2. Normativa Urbanística.

7.—Condicionantes al desarrollo: -.

8.—Subdivisión en subunidades:

La Unidad podrá ser dividida en, como máximo, dos subunidades previo acuerdo entre los propietarios afectados y cumpliendo lo previsto en esta normativa. Para ello será preceptivo que la subdivisión figure en el Estudio de Detalle y que previa o simultáneamente con cada edificación se realice asimismo la parte de la urbanización total que el Ayuntamiento de Riosa imponga.

9.—Desarrollo parcial de la unidad:

Esta unidad podrá ser ejecutada mediante proyectos de arquitectura que desarrollen el Estudio de Detalle y cumplan la normativa de este Plan General.

10.—Cesiones de espacios libres: -.

11.—Otras características específicas:

Cumplimiento de las Normas Urbanísticas para todo lo no previsto en esta ficha.

Ver imagen de la disposición

Figura n.º 8. Fragmento de la hoja A1 L´Ará, Doñaxuande, Villameri del PGO de Riosa, reproducido a escala 1/2.000, comprendiendo en su interior la ordenación de la Unidad de Actuación UA-5.

Características paramétricas

Nomenclatura

UA-6

Iniciativa

Pública

Nombre:

Unidad de actuación del Ayuntamiento

Hoja de plano:

A1 L´Ará, Doñaxuande, Villameri

Escala: 1/2.000

Clasificación del suelo:

Urbano

Calificación

SA

Sector o Polígono:

Único

Aprovechamiento Medio

0,600

% Aprov. Lucrativo a ceder

Superficie edificable bruta sobre rasante (m²)

1.234

N.º estimado de viviendas:

Edificabilidad Bruta (m²/m²):

0,600

Sup. Equipamientos

Sup. Zonas verdes

1.—Cesiones con destino a Equipamientos:

Serán de uso público todos los terrenos exteriores a las alineaciones.

2.—Características de diseño:

Esta Unidad de Actuación afecta a unos terrenos de propiedad municipal en cuyo interior se encuentra emplazado el edificio del Ayuntamiento de Riosa cuya dimensión resulta ya notoriamente insuficiente. El PGO plantea la edificación de un nuevo edificio de dimensión notablemente superior, con una volumetría edificable máxima de 1.500 m² sobre rasante y volumetría libre.

El edificio deberá ser ordenado con gran cuidado, siendo el motivo fundamental del diseño la compleción de la plaza, dotando tanto a ésta como al conjunto de edificios que forman den a ella fachada de una forma y un sentido armónicos.

3.—Condiciones de uso:

Equipamiento Indefinido.

4.—Sistema de actuación:

Expropiación.

5.—Documento de desarrollo:

Estudio de Detalle cumpliendo lo previsto en los artículos 70, 80 y 92 del TROTUA y los 197 a 199 y 252 del ROTU, a escala de, como mínimo 1/200 sobre base cartográfica homologable con la del Excmo. Ayuntamiento de Riosa, a la cual estará referenciada en coordenadas UTM, curvas de nivel con equidistancia 1 m o menos y el grado de detalle adecuado a su escala, acompañado de la documentación complementaria que sea exigida por el Excmo. Ayuntamiento. Entre esta documentación figurará en todo caso los correspondientes planos de servicios urbanísticos y la valoración de los mismos. Ver artículo 4.5.1 del Tomo 2. Normativa Urbanística.

En el Estudio de Detalle se representará esquemáticamente la disposición de las edificaciones vecinas con el fin de mostrar la adecuada integración de la ordenación.

6.—Condicionantes al desarrollo: -.

7.—Subdivisión en subunidades:

No.

8.—Desarrollo parcial de la unidad:

Esta unidad podrá ser ejecutada mediante como máximo 2 proyectos de arquitectura que desarrollen el Estudio de Detalle y cumplan la normativa de este Plan General. Para ello será preceptivo que la subdivisión figure representada en aquél.

9.—Otras características específicas:

Cumplimiento de las Normas Urbanísticas para todo lo no previsto en esta ficha.

Ver imagen de la disposición

Figura n.º 12. Fragmento de la hoja A1 L’Ará, Doñaxuande, Villameri del PGO de Riosa, reproducido a escala 1/1.500, comprendiendo en su interior la ordenación de la Unidad de Actuación UA-6.

Características paramétricas

Nomenclatura

UA-7

Iniciativa

Privada

Nombre:

Unidad de actuación de La Marina

Hoja de plano:

A1 L´Ará, Doñaxuande, Villameri

Escala: 1/2.000

Clasificación del suelo:

Urbano

Calificación

BD

Sector o Polígono:

Único

Aprovechamiento Medio

0,209

% Aprov. Lucrativo a ceder

Superficie edificable bruta sobre rasante (m²)

1.050

N.º estimado de viviendas:

5

Edificabilidad Bruta (m²/m²):

0,209

Sup. Equipamientos

Sup. Zonas verdes

1.—Cesiones con destino a Equipamientos:

Solamente los viales de acceso y un pequeño número de plazas de aparcamiento.

2.—Características de diseño:

La finalidad de esta pequeña unidad de actuación consiste en favorecer la ordenación de unas fincas de relieve razonable para la edificación de viviendas unifamiliares. facilitando la resolución del acceso automóvil de una organización formada por dos agrupaciones constituidas por 3 viviendas adosadas y 2 viviendas pareadas respectivamente.

Se ha considerado conveniente dejar en el Plan General el diseño relativamente abierto dando máxima libertad para su desarrollo posterior. En todo caso debe procurarse como factor esencial que las dos agrupaciones de viviendas se integren formalmente con el poblamiento de La Marina.

3.—Condiciones de uso:

Los admisibles en BD según el artículo 6.3.9 del Tomo 2 Normativa Urbanística que regula los usos admitidos en esa categoría de suelo.

4.—Sistema de actuación:

Compensación.

5.—Documento de desarrollo:

Estudio de Detalle cumpliendo lo previsto en los artículos 70, 80 y 92 del TROTUA y los 197 a 199 y 252 del ROTU, a escala de, como mínimo 1/200 sobre base cartográfica homologable con la del Excmo. Ayuntamiento de Riosa, a la cual estará referenciada en coordenadas UTM, curvas de nivel con equidistancia 1 m o menos y el grado de detalle adecuado a su escala, acompañado de la documentación complementaria que sea exigida por el Excmo. Ayuntamiento. Entre esta documentación figurará en todo caso los correspondientes planos de servicios urbanísticos y la valoración de los mismos. Ver artículo 4.5.1 del Tomo 2. Normativa Urbanística.

En el Estudio de Detalle se representará esquemáticamente la disposición de las edificaciones vecinas con el fin de mostrar la adecuada integración de la ordenación.

6.—Condicionantes al desarrollo: -.

7.—Subdivisión en subunidades:

La unidad podrá ser dividida en, como máximo, dos subunidades previo acuerdo entre los propietarios afectados y cumpliendo lo previsto en esta normativa. Para ello será preceptivo que la subdivisión figure en el Estudio de Detalle y que previa o simultáneamente con cada edificación se realice asimismo la parte de la urbanización total que el Ayuntamiento de Riosa imponga.

8.—Desarrollo parcial de la unidad:

Esta unidad podrá ser ejecutada mediante proyectos de arquitectura que desarrollen el Estudio de Detalle y cumplan la normativa de este Plan General.

9.—Cesiones de espacios libres:

Solamente los viales e acceso y un pequeño número de plazas de aparcamiento.

10.—Otras características específicas:

Cumplimiento de las Normas Urbanísticas para todo lo no previsto en esta ficha.

Ver imagen de la disposición

Figura n.º 10. Fragmento de la hoja A1 L’Ará, Doñaxuande, Villameri del PGO de Riosa, reproducido a escala 1/1.500, comprendiendo en su interior la ordenación de las Unidades de Actuación UA-7.

Características paramétricas

Nomenclatura

UA-8

Iniciativa

Privada

Nombre:

Unidad de actuación de la Bolera

Hoja de plano:

A1 L´Ará, Doñaxuande, Villameri

Escala: 1/2.000

Clasificación del suelo:

Urbano

Calificación

SA

Sector o Polígono:

Único

Aprovechamiento Medio

0,848

% Aprov. Lucrativo a ceder

10,00%

Superficie edificable bruta sobre rasante (m²)

1.947

N.º estimado de viviendas:

18

Edificabilidad Bruta (m²/m²):

0,848

Sup. Equipamientos

Sup. Zonas verdes

1.—Cesiones con destino a Equipamientos:

Solamente los viales externos a las alineaciones exteriores de las edificaciones.

2.—Características de diseño:

Esta Unidad de Actuación afecta a unos terrenos aun libres de edificación y de topografía difícil, muy constreñidos por las edificaciones vecinas. La necesidad de mantener una distancia razonable a éstas exige una ordenación de las edificaciones que no puede llevarse a efecto sin algún tipo de acuerdo conjunto entre los propietarios afectados.

3.—Condiciones de uso:

Los usos admisibles y autorizables serán los establecidos para el Suelo ordenado SA en los artículos 6.2.5 y 6.2.6 del Tomo 2 Normativa Urbanística de este Plan General.

4.—Sistema de actuación:

Compensación.

5.—Documento de desarrollo:

Estudio de Detalle cumpliendo lo previsto en los artículos 70, 80 y 92 del TROTUA y los 197 a 199 y 252 del ROTU, a escala de, como mínimo 1/200 sobre base cartográfica homologable con la del Excmo. Ayuntamiento de Riosa, a la cual estará referenciada en coordenadas UTM, curvas de nivel con equidistancia 1 m o menos y el grado de detalle adecuado a su escala, acompañado de la documentación complementaria que sea exigida por el Excmo. Ayuntamiento. Entre esta documentación figurará en todo caso los correspondientes planos de servicios urbanísticos y la valoración de los mismos. Ver artículo 4.5.1 del Tomo 2. Normativa Urbanística.

En el Estudio de Detalle se representará esquemáticamente la disposición de las edificaciones vecinas con el fin de mostrar la adecuada integración de la ordenación.

6.—Condicionantes al desarrollo: -.

7.—Subdivisión en subunidades:

La unidad podrá ser dividida en, como máximo, dos subunidades previo acuerdo entre los propietarios afectados y cumpliendo lo previsto en esta normativa. Para ello será preceptivo que la subdivisión figure en el Estudio de Detalle y que previa o simultáneamente con cada edificación se realice asimismo la parte de la urbanización total que el Ayuntamiento de Riosa imponga.

8.—Desarrollo parcial de la unidad:

Esta unidad podrá ser ejecutada mediante como máximo 3 proyectos de arquitectura que desarrollen el Estudio de Detalle y cumplan la normativa de este Plan General. Para ello será preceptivo que la subdivisión figure en el Estudio y que, previa o simultáneamente con la primera edificación se realice asimismo la parte de la urbanización total que el Ayuntamiento de Riosa imponga.

9.—Cesiones de espacios libres:

Solamente los viales externos a las alineaciones exteriores de las edificaciones.

10.—Otras características específicas:

Cumplimiento de las Normas Urbanísticas para todo lo no previsto en esta ficha.

Ver imagen de la disposición

Figura n.º 11. Fragmento de la hoja A1 L´Ará, Doñaxuande, Villameri del PGO de Riosa, reproducido a escala 1/1.500, comprendiendo en su interior la ordenación de la Unidad de Actuación UA-8.

Unidad de actuación de Rebollada

Características paramétricas

Nomenclatura

Rb-1

Iniciativa

Privada

Nombre:

Unidad de Actuación de la Rebollá

Hoja de plano:

A1 L´Ará, Doñaxuande, Villameri

Escala: 1/2.000

Clasificación del suelo:

No Urbanizable

Calificación

SA

Superficie Bruta de la unidad:

Bruta: (m²)

9.843

Superficie edificable sobre rasante (m²)

2.500

N.º de viviendas:

10

Edificabilidad Bruta estimada (m²/m²):

0,254

Sup. Equipamientos

650

Sup. Zonas verdes

1.—Cesiones con destino a Equipamientos:

400 m² con destino a Equipamiento Indefinido y 250 m² para un pequeño aparcamiento.

2.—Características de la Unidad de Actuación Rb-1.

Esta unidad de actuación comprende unos terrenos sitos en los aledaños de la Rebollada con una superficie total de aproximadamente una hectárea y que compaginan una distribución de la propiedad aceptable cara a una gestión urbanística razonable con un relieve de pendientes moderadas y un soleamiento suficiente, lo que permite proponer la creación de una Unidad de Actuación y clasificar los terrenos como Suelo Urbanizable.

Se ha considerado conveniente dejar en el Plan General el diseño abierto dando máxima libertad para su desarrollo posterior. No obstante el PGO impone que la edificabilidad se distribuya en dos módulos de dos viviendas y otros dos de tres.

3.—Condiciones de uso:

Los admisibles en BD según el artículo 6.3.9 del Tomo 2 Normativa Urbanística que regula los usos admitidos en esa categoría de suelo.

4.—Sistema de actuación:

Convenio Urbanístico según lo previsto en el artículo 147 apartado 3 del ROTU seguido del correspondiente Plan Especial

5.—Documento de desarrollo:

Plan Especial siguiendo analógicamente los artículos 186 a 190 y tramitándose de acuerdo con el artículo 250 del ROTU, a escala de, como mínimo 1/200 sobre base cartográfica homologable con la del Excmo. Ayuntamiento de Riosa, a la cual estará referenciada en coordenadas UTM, curvas de nivel con equidistancia 0,5 m o menos y el grado de detalle adecuado a su escala, acompañado de la documentación complementaria que sea impuesta por el Ayuntamiento de Riosa. Entre esta documentación figurará en todo caso los correspondientes planos de servicios urbanísticos y la valoración de los mismos. Ver artículo 4.5.1 del Tomo 2. Normativa Urbanística.

6.—Condicionantes al desarrollo:

La previa o simultanea resolución de las disponibilidades de energía eléctrica, agua y saneamiento adecuadamente manifestada en la documentación indicada en el apartado 6 de esta ficha urbanística.

7.—Subdivisión en subunidades:

La unidad podrá ser dividida en, como máximo, dos subunidades previo acuerdo entre los propietarios afectados y cumpliendo lo previsto en esta normativa. Para ello será preceptivo que la subdivisión figure en el Plan Parcial y que previa o simultáneamente con cada edificación se realice asimismo la parte de la urbanización total que el Ayuntamiento de Riosa imponga.

8.—Desarrollo parcial de la unidad:

Esta unidad podrá ser ejecutada mediante proyectos de arquitectura que desarrollen el Plan Especial y cumplan la normativa de este Plan General.

9.—Cesiones de espacios libres:

Serán de cesión y urbanización obligatoria y gratuita, según lo previsto en el artículo 147 y concordantes del ROTU y siguiendo las directrices que sean impuestas por el Ayuntamiento de Riosa, los terrenos designados en el epígrafe 1.

10.—Otras características específicas:

Cumplimiento de las Normas Urbanísticas para todo lo no previsto en esta ficha.

Ver imagen de la disposición

Figura n.º 13. Fragmento de la hoja B1 Grandiella, Teleno, Caburnín del PGO de Riosa, reproducido a escala 1:2.000, comprendiendo en su interior la ordenación de la Unidad de Actuación Rb-1.

Unidades de actuación de Doñaxuande

Características paramétricas

Nomenclatura

Dx-1

Iniciativa

Privada

Nombre:

Unidad de Actuación de Doñaxuande 1

Hoja de plano:

B1 Grandiella, Teleno, Caburnín

Escala: 1/2.000

Clasificación del suelo:

No Urbanizable

Calificación

NR

Superficie Bruta de la unidad:

Bruta: (m²)

5.377

Superficie edificable sobre rasante (m²)

1.200

N.º de viviendas:

7

Edificabilidad Bruta estimada (m²/m²):

0,223

Sup. Equipamientos

Sup. Zonas verdes

5.000

1—Cesiones con destino a Equipamientos:

Solamente los viales representados en los planos de ordenación.

2—Características generales del tratamiento urbanístico de Doñaxuande.

Doñaxuande es uno de los típicos poblamientos de Riosa, denso, abigarrado, con una silueta interesante vista desde el exterior y dotado de panorámicas de gran calidad aunque sin llegar a la espectacularidad de, por ejemplo, las de Villameri.

Formalmente tiene una cierta apariencia de cometa, con una cabeza densa concentrada en su parte Este y una larga cola extendiéndose a lo largo de dos caminos que tiende a disolverse en dirección al Oeste. Posee la estructura típica de otros barrios del concejo de Riosa constituida por células formadas por entre dos y cuatro viviendas adosadas entre sí, aunque el esquema se manifiesta con menor claridad que en otros poblamientos del concejo.

Estos grumos de viviendas tienden a estar orientados con su dimensión mayor mas o menos opuesta a la dirección de la pendiente y ubicadas de forma aleatoria dejando entre sí intersticios que conforman callejas irregulares y amagos de plazuela entre los que se emplazan sus 9 hórreos creando una traza de tipo orgánico.

Doñaxuande presenta la particularidad de estar dominada hacia el Nordeste por unos terrenos de topografía aceptable para módulos de Riosa, con pendientes de entre el 15 y el 33% y distribución favorable de la propiedad, aptos para configurar sobre ellos un nuevo barrio, visualmente análogo al poblamiento existente y que podría ser percibido como una especie de imagen especular del actual pueblo.

En tales condiciones el PGO de Riosa propone las siguientes características para esta Unidad de Actuación:

1. Su superficie total sería de 23.920 m² subdividida en dos Unidades de Actuación con superficies de 18.572 y 5.377 m². respectivamente.

2. La edificabilidad específica de las unidades disminuiría con la distancia al poblamiento, aproximadamente desde 0,223 m²/m² hasta 0,121 m²/m².

3.—Características de la Unidad de Actuación de Doñaxuande 1.

Las unidades de actuación de Doñaxuande 1 y 3 figuraban concebidas según el Documento de Aprobación Provisional como formadas por un conjunto de células, cada una de las cuales estaría ocupada por 2 viviendas pareadas o tres viviendas adosadas. A su vez estas células estarían engarzadas entre sí, adaptándose a la topografía del terreno en forma tal que, observadas a cierta distancia fueran percibidas como un barrio alto de Doñaxuande, indistinguibles desde el punto de vista formal de lo que constituye el presente barrio de Doñaxuande que pasaría a ser el barrio bajo.

En el acto de Aprobación Definitiva del PGO de Riosa, la CUOTA acordó la desclasificación del ámbito UA-Dx-3, sin perjuicio de que, si en un futuro se dieran las condiciones adecuadas y previa justificación de la necesidad, se propusiera un desarrollo urbanístico mediante la oportuna modificación de planeamiento siguiendo el procedimiento marcado en el artículo 1.5 de la Normativa del PGO.

4.—Características particulares de diseño de la U.A Doñaxuande 1:

El esquema base estaría formado por un conjunto lineal formado por dos células del tipo de las descritas en el apartado 2 de esta ficha.

La representación grafiada en los planos es esquemática y puede ser ligeramente modificada, pero siempre buscando el cumplimiento de las finalidades generales del diseño y de los motivos concretos que afectan a esta unidad. En particular se evitarán tramos rectos de fachada de mas de 10 m (art. 6.3.7 de la Normativa del PGO) y se utilizarán recursos de diseño que tiendan a fraccionar visualmente las fachadas, como puedan ser los cambios en las características de las carpinterías o en el color de los estucos de las fachadas que tiendan a producir un efecto visual asimilable al que actualmente produce Villamere vista desde cierta distancia.

5.—Condiciones de uso:

Los admisibles en NR según los artículos 7.2.8 a 7.2.11, Tomo 2 Normativa Urbanística, que regula los usos admitidos en esa categoría de suelo.

6.—Sistema de actuación:

Convenio Urbanístico según lo previsto en el artículo 147 apartado 3 del ROTU seguido del correspondiente Plan Especial

7.—Documento de desarrollo:

Plan Especial siguiendo analógicamente los artículos 186 a 190 y tramitándose de acuerdo con el artículo 250 del ROTU, a escala de, como mínimo 1/200 sobre base cartográfica homologable con la del Excmo. Ayuntamiento de Riosa, a la cual estará referenciada en coordenadas UTM, curvas de nivel con equidistancia 0,5 m o menos y el grado de detalle adecuado a su escala, acompañado de la documentación complementaria que sea impuesta por el Ayuntamiento de Riosa. Entre esta documentación figurará en todo caso los correspondientes planos de servicios urbanísticos y la valoración de los mismos. Ver artículo 4.5.1 del Tomo 2. Normativa Urbanística.

En el Plan Especial se representará asimismo el esquema representado en este Plan General para la hipotética unidad Dx-1 tramitable eventualmente en el futuro de acuerdo con el artículo 1.5 de estas Normas con el fin de permitir la comprobación de la existencia de la necesaria congruencia entre diseños.

8.—Condicionantes al desarrollo: -.

La previa o simultanea resolución de las disponibilidades de energía eléctrica, agua y saneamiento adecuadamente manifestada en la documentación indicada en el apartado 6 de esta ficha urbanística.

9.—Subdivisión en subunidades:

La unidad podrá ser dividida en como máximo dos subunidades, previo acuerdo de todos los propietarios a partir de una ordenación común, ratificado ante el Ayuntamiento de Riosa en los términos que por el mismo se establezcan y cumpliendo en lo demás lo previsto en esta normativa.

10.—Desarrollo parcial de la unidad:

Puede desarrollarse mediante proyectos de arquitectura comprendiendo cada uno de ellos una célula, que desarrollen el Plan Especial y cumplan la normativa de este Plan General.

11.—Cesiones de espacios libres:

Serán de cesión y urbanización obligatoria y gratuita, según lo previsto en el artículo 147 y concordantes del ROTU y siguiendo las directrices que sean impuestas por el Ayuntamiento de Riosa, los terrenos aludidos en el punto 1.

12.—Otras características específicas:

Cumplimiento de las Normas Urbanísticas para todo lo no previsto en esta ficha.

Ver imagen de la disposición

Figura n.º 16. Fragmento de la hoja A1 L´Ará, Doñaxuande, Villameri del PGO de Riosa, reproducido a escala 1/2.000, comprendiendo en su interior la ordenación de las Unidades de Actuación Dx-1.

Características paramétricas

Nomenclatura

Dx-2A

Iniciativa

Privada

Nombre:

Unidad de Actuación de Doñaxuande 2A

Hoja de plano:

A1 L´Ará, Doñaxuande, Villameri

Escala: 1/2.000

Clasificación del suelo:

No Urbanizable

Calificación

NR

Superficie Bruta de la unidad:

Bruta: (m²)

3.530

Superficie edificable sobre rasante (m²)

650

Nº de viviendas:

3

Edificabilidad Bruta estimada (m²/m²):

0,184

Sup. Equipamientos

Sup. Zonas verdes

1.—Cesiones con destino a Equipamientos:

Solamente el vial que da servicio a las tres unidades Dx-2A, B y C.

2.—Características de diseño:

La finalidad fundamental del conjunto de unidades de actuación Dx-2A, B y C consiste en compatibilizar la organización de una cierta cantidad de edificación unifamiliar en el borde Sur de Doñaxuande con la resolución del acceso al área desde el suelo consolidado por la edificación de Doñaxuande, mediante la creación de un vial que, partiendo del borde E en el límite de la Unidad Dx-2C, se prolongue hacia el W a través de la Unidad 3B hasta conectar con la carretera de acceso al pueblo a en el borde occidental de la unidad 3A, sirviendo a la vez de acceso automóvil a los grupos de viviendas pareadas y exentas contenidos en las tres unidades.

Se ha considerado conveniente dejar en el Plan General el diseño abierto dando máxima libertad para su desarrollo posterior. En todo caso las distintas agrupaciones de viviendas deberán integrarse formalmente con el poblamiento de La Marina.

3.—Condiciones de uso:

El régimen de usos estará a lo establecido para el Suelo de Núcleo Rural en los artículos 7.2.8 a 7.2.11 del Tomo 2 Normativa Urbanística de este Plan General.

4.—Sistema de actuación:

Convenio Urbanístico según lo previsto en el artículo 147 apartado 3 del ROTU seguido del correspondiente Plan Especial

5.—Documento de desarrollo:

Plan Especial siguiendo analógicamente los artículos 186 a 190 y tramitándose de acuerdo con el artículo 250 del ROTU, con planos principales a escala de, como mínimo, 1/200 sobre base cartográfica homologable con la del Excmo. Ayuntamiento de Riosa, a la cual estará referenciada en coordenadas UTM, curvas de nivel con equidistancia 1 m o menos y el grado de detalle adecuado a su escala, acompañado de la documentación legalmente exigible mas la complementaria que sea exigida por el Excmo. Ayuntamiento. Entre esta documentación figurará en todo caso los corres-pondientes planos de servicios urbanísticos y la valoración de los mismos.

El Plan Especial comprenderá un esquema general del vial de servicio, con un ancho de rodadura de 4,00 m y tratamiento detallado del fragmento correspondiente a la Unidad Dx-2A.

En el Plan Especial se representará esquemáticamente la disposición de las edificaciones vecinas con el fin de mostrar la adecuada integración de la ordenación.

6.—Condicionantes al desarrollo:

La previa o simultanea resolución de las disponibilidades de energía eléctrica, agua y saneamiento adecuadamente manifestada en la documentación indicada en el apartado 6 de esta ficha urbanística.

7.—Subdivisión en subunidades:

No.

8.—Desarrollo parcial de la unidad:

Esta unidad podrá ser ejecutada mediante proyectos de arquitectura que desarrollen el Plan Especial y cumplan la normativa de este Plan General. Para ello será preciso que previamente haya sido ejecutado y encontrado conforme por el Ayuntamiento la totalidad del fragmento de vial de servicio que cruza la Unidad.

9.—Cesiones de espacios libres:

Será de cesión y urbanización obligatoria y gratuita, según lo previsto en el artículo 147 y concordantes del ROTU y siguiendo las directrices que sean impuestas por el Ayuntamiento de Riosa, los terrenos exteriores por los que el vial que da servicio a las tres unidades Dx-2A, B y C.

10.—Otras características específicas:

Cumplimiento de las Normas Urbanísticas para todo lo no previsto en esta ficha.

Ver imagen de la disposición

Figura n.º 17. Fragmento de la hoja A1 L´Ará, Doñaxuande, Villameri del PGO de Riosa, reproducido a escala 1/2.000, comprendiendo en su interior la ordenación de las Unidades de Actuación Dx-2A, Dx-2B y Dx-2C.

Caracteríticas paramétricas

Nomenclatura

Dx-2B

Iniciativa

Privada

Nombre:

Unidad de Actuación de Doñaxuande 2B

Hoja de plano:

A1 L´Ará, Doñaxuande, Villameri

Escala: 1/2.000

Clasificación del suelo:

No Urbanizable

Calificación

NR

Superficie Bruta de la unidad:

Bruta: (m²)

3.445

Superficie edificable sobre rasante (m²)

500

N.º de viviendas:

2

Edificabilidad Bruta estimada (m²/m²):

0,145

Sup. Equipamientos

Sup. Zonas verdes

1.—Cesiones con destino a Equipamientos:

Solamente el vial que da servicio a las tres unidades Dx-2A, B y C.

2.—Características de diseño:

La finalidad fundamental del conjunto de unidades de actuación Dx-2A, B y C consiste en compatibilizar la organización de una cierta cantidad de edificación unifamiliar en el borde Sur de Doñaxuande con la resolución del acceso al área desde el suelo consolidado por la edificación de Doñaxuande, mediante la creación de un vial que, partiendo del borde E en el límite de la Unidad Dx-2C, se prolongue hacia el W a través de la Unidad 3B hasta conectar con la carretera de acceso al pueblo a en el borde occidental de la unidad 3A, sirviendo a la vez de acceso automóvil a los grupos de viviendas pareadas y exentas contenidos en las tres unidades.

Se ha considerado conveniente dejar en el Plan General el diseño abierto dando máxima libertad para su desarrollo posterior. En todo caso las distintas agrupaciones de viviendas deberán integrarse formalmente con el poblamiento de La Marina.

3.—Condiciones de uso:

El régimen de usos estará a lo establecido para el Suelo de Núcleo Rural en los artículos 7.2.8 a 7.2.11 del Tomo 2 Normativa Urbanística de este Plan General.

4.—Sistema de actuación:

Convenio Urbanístico según lo previsto en el artículo 147 apartado 3 del ROTU seguido del correspondiente Plan Especial

5.—Documento de desarrollo:

Plan Especial siguiendo analógicamente los artículos 186 a 190 y tramitándose de acuerdo con el artículo 250 del ROTU, con planos principales a escala de, como mínimo, 1/200 sobre base cartográfica homologable con la del Excmo. Ayuntamiento de Riosa, a la cual estará referenciada en coordenadas UTM, curvas de nivel con equidistancia 1 m o menos y el grado de detalle adecuado a su escala, acompañado de la documentación legalmente exigible mas la complementaria que sea exigida por el Excmo. Ayuntamiento. Entre esta documentación figurará en todo caso los corres-pondientes planos de servicios urbanísticos y la valoración de los mismos.

El Plan Especial comprenderá un esquema general del vial de servicio, con un ancho de rodadura de 4,00 m y tratamiento detallado del fragmento correspondiente a la Unidad Dx-2B.

En el Plan Especial se representará esquemáticamente la disposición de las edificaciones vecinas con el fin de mostrar la adecuada integración de la ordenación.

6.—Condicionantes al desarrollo:

1. La previa o simultánea resolución del acceso automóvil a través de las unidades Dx-2A o Dx-2C.

2. La previa o simultanea resolución de las disponibilidades de energía eléctrica, agua y saneamiento adecuadamente manifestada en la documentación indicada en el apartado 6 de esta ficha urbanística.

7.—Subdivisión en subunidades:

No.

8.—Desarrollo parcial de la unidad:

Esta unidad podrá ser ejecutada mediante proyectos de arquitectura que desarrollen el Plan Especial y cumplan la normativa de este Plan General. Para ello será preciso que previamente haya sido ejecutado y encontrado conforme por el Ayuntamiento la totalidad del fragmento de vial de servicio que cruza la Unidad.

9.—Cesiones de espacios libres:

Será de cesión y urbanización obligatoria y gratuita, según lo previsto en el artículo 147 y concordantes del ROTU y siguiendo las directrices que sean impuestas por el Ayuntamiento de Riosa, los terrenos exteriores por los que el vial que da servicio a las tres unidades Dx-2A, B y C.

10.—Otras características específicas:

Cumplimiento de las Normas Urbanísticas para todo lo no previsto en esta ficha.

Ver imagen de la disposición

Figura n.º 18. Fragmento de la hoja A1 L´Ará, Doñaxuande, Villameri del PGO de Riosa, reproducido a escala 1/2.000, comprendiendo en su interior la ordenación de las Unidades de Actuación Dx-2A, Dx-2B y Dx-2C.

Caracteríticas paramétricas

Nomenclatura

Dx-2C

Iniciativa

Privada

Nombre:

Unidad de Actuación de Doñaxuande 2C

Hoja de plano:

A1 L’Ará, Doñaxuande, Villameri

Escala: 1/2.000

Clasificación del suelo:

No Urbanizable

Calificación

NR

Superficie Bruta de la unidad:

Bruta: (m²)

3.882

Superficie edificable sobre rasante (m²)

650

Nº de viviendas:

3

Edificabilidad Bruta estimada (m²/m²):

0,167

Sup. Equipamientos

Sup. Zonas verdes

1.—Cesiones con destino a Equipamientos:

Solamente el vial que da servicio a las tres unidades Dx-2A, B y C.

2.—Características de diseño:

La finalidad fundamental del conjunto de unidades de actuación Dx-2A, B y C consiste en compatibilizar la organización de una cierta cantidad de edificación unifamiliar en el borde Sur de Doñaxuande con la resolución del acceso al área desde el suelo consolidado por la edificación de Doñaxuande, mediante la creación de un vial que, partiendo del borde E en el límite de la Unidad Dx-2C, se prolongue hacia el W a través de la Unidad 3B hasta conectar con la carretera de acceso al pueblo a en el borde occidental de la unidad 3A, sirviendo a la vez de acceso automóvil a los grupos de viviendas pareadas y exentas contenidos en las tres unidades.

Se ha considerado conveniente dejar en el Plan General el diseño abierto dando máxima libertad para su desarrollo posterior. En todo caso las distintas agrupaciones de viviendas deberán integrarse formalmente con el poblamiento de La Marina.

3.—Condiciones de uso:

El régimen de usos estará a lo establecido para el Suelo de Núcleo Rural en los artículos 7.2.8 a 7.2.11 del Tomo 2 Normativa Urbanística de este Plan General.

4.—Sistema de actuación:

Convenio Urbanístico según lo previsto en el artículo 147 apartado 3 del ROTU seguido del correspondiente Plan Especial

5.—Documento de desarrollo:

Plan Especial siguiendo analógicamente los artículos 186 a 190 y tramitándose de acuerdo con el artículo 250 del ROTU, con planos principales a escala de, como mínimo, 1/200 sobre base cartográfica homologable con la del Excmo. Ayuntamiento de Riosa, a la cual estará referenciada en coordenadas UTM, curvas de nivel con equidistancia 1 m o menos y el grado de detalle adecuado a su escala, acompañado de la documentación legalmente exigible mas la complementaria que sea exigida por el Excmo. Ayuntamiento. Entre esta documentación figurará en todo caso los corres-pondientes planos de servicios urbanísticos y la valoración de los mismos.

El Plan Especial comprenderá un esquema general del vial de servicio, con un ancho de rodadura de 4,00 m y tratamiento detallado del fragmento correspondiente a la Unidad Dx-2C.

En el Plan Especial se representará esquemáticamente la disposición de las edificaciones vecinas con el fin de mostrar la adecuada integración de la ordenación.

6.—Condicionantes al desarrollo:

La previa o simultanea resolución de las disponibilidades de energía eléctrica, agua y saneamiento adecuadamente manifestada en la documentación indicada en el apartado 6 de esta ficha urbanística.

7.—Subdivisión en subunidades:

No.

8.—Desarrollo parcial de la unidad:

Esta unidad podrá ser ejecutada mediante proyectos de arquitectura que desarrollen el Plan Especial y cumplan la normativa de este Plan General. Para ello será preciso que previamente haya sido ejecutado y encontrado conforme por el Ayuntamiento la totalidad del fragmento de vial de servicio que cruza la Unidad.

9.—Cesiones de espacios libres:

Será de cesión y urbanización obligatoria y gratuita, según lo previsto en el artículo 147 y concordantes del ROTU y siguiendo las directrices que sean impuestas por el Ayuntamiento de Riosa, los terrenos exteriores por los que el vial que da servicio a las tres unidades Dx-2A, B y C.

10.—Otras características específicas:

Cumplimiento de las Normas Urbanísticas para todo lo no previsto en esta ficha.

Ver imagen de la disposición

Figura n.º 19. Fragmento de la hoja A1 L´Ará, Doñaxuande, Villameri del PGO de Riosa, reproducido a escala 1/2.000, comprendiendo en su interior la ordenación de las Unidades de Actuación Dx-2A, Dx-2B y Dx-2C.

Unidades de actuación de Villamei

Características generales del tratamiento urbanístico de Villameri

El poblamiento no solo de Villameri sino de muchos otros barrios del concejo de Riosa está constituida por células cada una de ellas formada por entre dos y cuatro viviendas adosadas entre sí. Las longitudes de estas células están comprendidas generalmente entre los 18 y los 36 m y los fondos entre 8 y 20 m Tienden a estar orientadas con su dimensión mayor mas o menos opuesta a la dirección de la pendiente y ubicadas de forma aleatoria dejando entre sí intersticios que conforman callejas irregulares y amagos de plazuela en los que se emplazan los hórreos creando una traza de tipo orgánico que, cuando como en Villameri se combina con una topografía violenta y unas vistas panorámicas espectaculares forma un conjunto de gran belleza pero muy difícil ordenación.

En estas condiciones el PGO de Riosa propone la subdivisión del pueblo en tres tipos de zonas:

1. Zonas duras ya edificadas y sobre las que solo caben operaciones de reforma interior con o sin ampliación.

2. Zonas susceptibles de edificación con viviendas unifamiliares parcela a parcela sin mas condicionantes.

3. Zonas que puedan ser utilizadas para la creación de cuatro pequeñas unidades de actuación designadas como Vm 1a, 1b, 2 y 3, previstas con el fin de resolver pequeños problemas, obtener equipamientos o mejorar la imagen del continuo edificado.

En las páginas siguientes se exponen las fichas urbanísticas de las diferentes unidades de actuación citadas.

Características paramétricas

Nomenclatura

Vm-1A

Iniciativa

Privada

Nombre:

Unidad de Actuación de Villameri 1A

Hoja de plano:

A1 L’Ará, Doñaxuande, Villameri

Escala: 1/2.000

Clasificación del suelo:

No Urbanizable

Calificación

NR

Superficie Bruta de la unidad:

Bruta: (m²)

4.532

Superficie edificable sobre rasante (m²)

1.300

Nº de viviendas:

6

Edificabilidad Bruta estimada (m²/m²):

0,287

Sup. Equipamientos

Sup. Zonas verdes

5.000

1.—Cesiones con destino a Equipamientos:

Adicionalmente al vial de servicio que atraviesa la unidad los terrenos representados en los planos correspondientes como destinados a Zona Verde y Equipamiento Indefinido.

2.—Características de las Unidades de Actuación de Villameri 1A y 1B.

La finalidad buscada por el PGO con la proposición de las unidades 2a y 2b es la constitución de una a manera de fachada en el borde occidental del pueblo, dirigida hacia el valle principal de Riosa, mediante la construcción de una serie de viviendas unifamiliares exentas y adosadas, emplazadas a lo largo de un nuevo vial paralelo a la carretera de acceso al pueblo y conectado con ella y compatibilizado con la creación de una pequeña área de equipamientos de servicio al pueblo.

La subdivisión entre las dos Unidades trata solo de adaptarse a la distribución parcelaria y favorecer la gestión.

3.—Características particulares de diseño de las U.A. Vm-1A y 1B:

La representación grafiada en los planos es esquemática y puede ser ligeramente modificada, pero siempre buscando el cumplimiento de las finalidades generales del diseño y de los motivos concretos que afectan a esta unidad. En particular en la edificaciones pareadas se evitarán tramos rectos de fachada de mas de 10 m (art. 6.3.7 de la Normativa del PGO) y se utilizarán recursos de diseño que tiendan a fraccionar visualmente las fachadas, como puedan ser los cambios en las características de las carpinterías o en el color de los estucos de las fachadas que tiendan a producir un efecto visual asimilable al que actualmente produce Villameri vista desde cierta distancia.

4.—Condiciones de uso:

Los admisibles en NR según los artículos 7.2.8 a 7.2.11 del Tomo 2 Normativa Urbanística que regula los usos admitidos en esa categoría de suelo.

5.—Sistema de actuación:

Convenio Urbanístico según lo previsto en el artículo 147 apartado 3 del ROTU seguido del correspondiente Plan Especial

6.—Documento de desarrollo:

Plan Especial siguiendo analógicamente los artículos 186 a 190 y tramitándose de acuerdo con el artículo 250 del ROTU,, a escala de, como mínimo 1/200 sobre base cartográfica homologable con la del Excmo. Ayuntamiento de Riosa, a la cual estará referenciada en coordenadas UTM, curvas de nivel con equidistancia 0,5 m o menos y el grado de detalle adecuado a su escala, acompañado de la documentación complementaria que sea impuesta por el Ayuntamiento de Riosa. Entre esta documentación figurará en todo caso los correspondientes planos de servicios urbanísticos y la valoración de los mismos. Ver artículo 4.5.1 del Tomo 2. Normativa Urbanística.

El Plan Especial comprenderá un esquema general del vial de servicio, con un ancho de rodadura de 4,00 m y tratamiento detallado del fragmento correspondiente a la Unidad Vm-1A.

En el Plan Parcial se representará asimismo la ordenación de la otra unidad en el caso de que se encontrara ya desarrollada o el esquema representado en este Plan General en otro caso con el fin de permitir la comprobación de la existencia de la necesaria congruencia entre diseños.

7.—Condicionantes al desarrollo: -.

La previa o simultanea resolución de las disponibilidades de energía eléctrica, agua y saneamiento adecuadamente manifestada en la documentación indicada en el apartado 6 de esta ficha urbanística.

8.—Subdivisión en subunidades:

No.

9.—Desarrollo parcial de la unidad:

Puede desarrollarse mediante proyectos de arquitectura que desarrollen el Plan Especial y cumplan la normativa de este Plan General.

10.—Cesiones de espacios libres:

Serán de cesión y urbanización obligatoria y gratuita, según lo previsto en el artículo 147 y concordantes del ROTU y siguiendo las directrices que sean impuestas por el Ayuntamiento de Riosa, los terrenos señalados a tal fin en los planos correspondientes.

11.—Otras características específicas:

Cumplimiento de las Normas Urbanísticas para todo lo no previsto en esta ficha.

Ver imagen de la disposición

Figura n.º 20. Fragmento de la hoja A1 L´Ará, Doñaxuande, Villameri del PGO de Riosa, reproducido a escala 1/1.500, comprendiendo en su interior la ordenación de las Unidades de Actuación Vm-1A y Vm-1B.

Características paramétricas

Nomenclatura

Vm-1B

Iniciativa

Privada

Nombre:

Unidad de Actuación de Villameri 1B

Hoja de plano:

A1 L´Ará, Doñaxuande, Villameri

Escala: 1/2.000

Clasificación del suelo:

No Urbanizable

Calificación

NR

Superficie Bruta de la unidad:

Bruta: (m²)

3.178

Superficie edificable sobre rasante (m²)

900

N.º de viviendas:

3

Edificabilidad Bruta estimada (m²/m²):

0,283

Sup. Equipamientos

Sup. Zonas verdes

5.000

1.—Cesiones con destino a Equipamientos:

Los terrenos representados en los planos correspondientes como destinados a Zona Verde y Equipamiento Indefinido.

2.—Características de las Unidades de Actuación de Villameri 1A y 1B.

La finalidad buscada por el PGO con la proposición de las unidades 2a y 2b es la constitución de una a manera de fachada en el borde occidental del pueblo, dirigida hacia el valle principal de Riosa, mediante la construcción de una serie de viviendas unifamiliares exentas y adosadas, emplazadas a lo largo de un nuevo vial paralelo a la carretera de acceso al pueblo y conectado con ella y compatibilizado con la creación de una pequeña área de equipamientos de servicio al pueblo.

La subdivisión entre las dos Unidades trata solo de adaptarse a la distribución parcelaria y favorecer la gestión.

3.—Características particulares de diseño de las U.A. Vm-1A y 1B.

La representación grafiada en los planos es esquemática y puede ser ligeramente modificada, pero siempre buscando el cumplimiento de las finalidades generales del diseño y de los motivos concretos que afectan a esta unidad. En particular en la edificaciones pareadas se evitarán tramos rectos de fachada de mas de 10 m (art. 6.3.7 de la Normativa del PGO) y se utilizarán recursos de diseño que tiendan a fraccionar visualmente las fachadas, como puedan ser los cambios en las características de las carpinterías o en el color de los estucos de las fachadas que tiendan a producir un efecto visual asimilable al que actualmente produce Villameri vista desde cierta distancia.

4.—Condiciones de uso:

Los admisibles en NR según los artículos 7.2.8 a 7.2.11, Tomo 2 Normativa Urbanística, que regula los usos admitidos en esa categoría de suelo.

6.—Sistema de actuación:

Convenio Urbanístico según lo previsto en el artículo 147 apartado 3 del ROTU seguido del correspondiente Plan Especial

6.—Documento de desarrollo:

Plan Especial siguiendo analógicamente los artículos 186 a 190 y tramitándose de acuerdo con el artículo 250 del ROTU, a escala de, como mínimo 1/200 sobre base cartográfica homologable con la del Excmo. Ayuntamiento de Riosa, a la cual estará referenciada en coordenadas UTM, curvas de nivel con equidistancia 0,5 m o menos y el grado de detalle adecuado a su escala, acompañado de la documentación complementaria que sea impuesta por el Ayuntamiento de Riosa. Entre esta documentación figurará en todo caso los correspondientes planos de servicios urbanísticos y la valoración de los mismos. Ver artículo 4.5.1 del Tomo 2. Normativa Urbanística.

El Plan Especial comprenderá un esquema general del vial de servicio, con un ancho de rodadura de 4,00 m y tratamiento detallado del fragmento correspondiente a la Unidad Vm-1B.

En el Plan Especial se representará asimismo la ordenación de la otra unidad en el caso de que se encontrara ya desarrollada o el esquema representado en este Plan General en otro caso con el fin de permitir la comprobación de la existencia de la necesaria congruencia entre diseños.

7.—Condicionantes al desarrollo:

1. La previa o simultánea resolución del acceso automóvil a través de la unidad Vm-1A o mediante cualquier otro recurso de resultado equivalente.

2. La previa o simultanea resolución de las disponibilidades de energía eléctrica, agua y saneamiento adecuadamente manifestada en la documentación indicada en el apartado 6 de esta ficha urbanística.

8.—Subdivisión en subunidades:

No.

9.—Desarrollo parcial de la unidad:

Puede desarrollarse mediante proyectos de arquitectura que desarrollen el Plan Especial y cumplan la normativa de este Plan General.

10.—Cesiones de espacios libres:

Serán de cesión y urbanización obligatoria y gratuita, según lo previsto en el artículo artículo 147 y concordantes del ROTU y siguiendo las directrices que sean impuestas por el Ayuntamiento de Riosa, los terrenos señalados a tal fin en los planos correspondientes.

11.—Otras características específicas:

Cumplimiento de las Normas Urbanísticas para todo lo no previsto en esta ficha.

Ver imagen de la disposición

Figura n.º 21. Fragmento de la hoja A1 L´Ará, Doñaxuande, Villameri del PGO de Riosa, reproducido a escala 1/1.500, comprendiendo en su interior la ordenación de las Unidades de Actuación Vm-1A y Vm-1B.

Características paramétricas

Nomenclatura

Vm-2

Iniciativa

Privada

Nombre:

Unidad de Actuación de Villameri 2

Hoja de plano:

A1 L´Ará, Doñaxuande, Villameri

Escala: 1/2.000

Clasificación del suelo:

No Urbanizable

Calificación

NR

Superficie Bruta de la unidad:

Bruta: (m²)

11.746

Superficie edificable sobre rasante (m²)

2.200

Nº de viviendas:

11

Edificabilidad Bruta estimada (m²/m²):

0,187

Sup. Equipamientos

Sup. Zonas verdes

1.—Cesiones con destino a Equipamientos:

Los viales de servicio, incluido el peatonal, representados en el plano de zonificación.

2.—Características de la Unidad de Actuación de Villameri 2.

La Unidad de Actuación de Villamil 3 comprende cuatro unidades parcelarias de propiedades diferentes, emplazadas en continuidad del suelo edificado del pueblo y cuyas características generales parecen adecuadas para su dedicación al uso de vivienda unifamiliar pareada o adosada.

La finalidad de la delimitación de la Unidad radica en facilitar la gestión de la red de infraestructuras, pudiendo, una vez acordada ésta, desarrollarse cada propiedad separadamente.

Consecuentemente será necesario la presentación ante el Ayuntamiento de un Convenio firmado por los propietarios afectados tras de lo continuará por separado el desarrollo de cada entidad parcelaria.

3.—Características particulares de la Unidad de Actuación de Villameri 2

La representación grafiada en los planos es esquemática y puede ser ligeramente modificada, pero siempre buscando el cumplimiento de las finalidades generales del diseño y de los motivos concretos que afectan a esta unidad.

En particular la red viaria principal podrá modificarse ligeramente, para adaptarse a la topografía real una vez realizado el adecuado levantamiento topográfico.

En cuanto a la disposición de las edificaciones se evitarán tramos rectos de fachada de mas de 10 m (art. 6.3.7 de la Normativa del PGO) y se utilizarán recursos de diseño que tiendan a fraccionar visualmente las fachadas, como puedan ser los cambios en las características de las carpinterías o en el color de los estucos de las fachadas que tiendan a producir un efecto visual asimilable al que actualmente produce Villameri vista desde cierta distancia.

4.—Condiciones de uso:

El régimen de usos estará a lo establecido para el Suelo de Núcleo Rural en los artículos 7.2.8 a 7.2.11 del Tomo 2 Normativa Urbanística de este Plan General.

5.—Sistema de actuación:

Convenio Urbanístico según lo previsto en el artículo 147 apartado 3 del ROTU seguido del correspondiente Plan Especial

6.—Documento de desarrollo:

Plan Especial siguiendo analógicamente los artículos 186 a 190 y tramitándose de acuerdo con el artículo 250 del ROTU, con planos principales a escala de, como mínimo, 1/250 sobre base cartográfica homologable con la del Excmo. Ayuntamiento de Riosa, a la cual estará referenciada en coordenadas UTM, curvas de nivel con equidistancia 1 m o menos y el grado de detalle adecuado a su escala.

El Plan Especial podrá limitarse a representar los correspondientes planos de servicios urbanís-ticos así como la distribución de su realización entre los distintos propietarios así como el compromiso por parte de éstos de cesión de los terrenos necesarios para su realización.

7.—Condicionantes al desarrollo:

8.—Subdivisión en subunidades:

La Unidad de Actuación será subdividible en las unidades parcelarias que la integran una vez cumplido el trámite descrito en el punto 5 de esta ficha urbanística.

9.—Desarrollo parcial de la unidad:

Tras el cumplimiento de lo previsto en el punto 5 de esta ficha la Unidad podrá desarrollarse mediante proyectos de arquitectura, comprendiendo cada uno un módulo de viviendas, que desarrollen la Ordenación y cumplan la normativa de este Plan General. Para ello será preceptivo que se hayan cedido los terrenos de cesión gratuita y que, previa o simultáneamente con cada edificación se realice asimismo la parte de la urbanización total que el Ayuntamiento de Riosa imponga

10.—Cesiones de espacios libres:

Serán de cesión y urbanización obligatoria y gratuita, según lo previsto en el artículo 171 y concordantes del ROTU y siguiendo las directrices que sean impuestas por el Ayuntamiento de Riosa, los terrenos señalados en el plano correspondiente.

11.—Otras características específicas:

Cumplimiento de las Normas Urbanísticas para todo lo no previsto en esta ficha.

Ver imagen de la disposición

Figura n.º 22. Fragmento de la hoja A1 L´Ará, Doñaxuande, Villameri del PGO de Riosa, reproducido a escala 1/1.500, comprendiendo en su interior la ordenación de la Unidad de Actuación Vm-2.

Unidades de actuación de Felguera

Características paramétricas

Nomenclatura

Flg-1

Iniciativa

Privada

Nombre:

Unidad de Actuación de Felguera 1

Hoja de plano:

A1 L´Ará, Doñaxuande, Villameri

Escala: 1/2.000

Clasificación del suelo:

No Urbanizable

Calificación

NR

Superficie Bruta de la unidad:

Bruta: (m²)

3.293

Superficie edificable sobre rasante (m²)

1.000

Nº de viviendas:

5

Edificabilidad Bruta estimada (m²/m²):

0,304

Sup. Equipamientos

720

Sup. Zonas verdes

1.—Cesiones con destino a Equipamientos:

Además de los viales de acceso y distribución serán de cesión los terrenos suficientes para crear un pequeño aparcamiento público de 30 plazas.

2.—Características específicas de la UA Flg-1.

Uno de los principales problemas ambientales de Felguera radica en la práctica inexistencia de aparcamiento adecuado en su casco.

Si bien esta deficiencia no es una particularidad de Felguera, ya que se encuentra habitualmente en otros poblamientos de Riosa, sí es específica de Felguera la existencia de algún terreno no desarrollado de relieve relativamente adecuado para permitir intentar paliar el problema mediante la creación de las Unidades de Actuación Flg-1 y Flg-2.

Estas unidades comprenden terrenos no desarrollados próximos al centro de Felguera. Si bien la distribución de propietarios no es óptima para una fácil gestión urbanística, puede intentar compatibilizarse la edificación de viviendas pareadas y(o) adosadas, con edificabilidades brutas de aproximadamente 0,3 m²/m² con la creación en ellas de algunos aparcamientos públicos.

3.—Características particulares de diseño de la U.A Flg-1.

La representación grafiada en los planos puede ser substancialmente modificada, pero siempre buscando el cumplimiento de las finalidades generales del diseño y de los motivos concretos que afectan a esta unidad. En particular se cumplirán los siguientes condicionantes:

— El aparcamiento público se situará en la parte mas próxima al poblamiento consolidado de Felguera y será accesible desde el pueblo y desde la carretera Ri-6 así como conectable con la colindante UA Flg-2.

— La organización de las edificaciones podría estar constituida por un arco de células alineadas formadas respectivamente por dos viviendas pareadas y tres viviendas adosadas, pero serían admisibles soluciones ligeramente diferentes.

— En su diseño se evitarán tramos rectos de fachada de mas de 10 m (art. 6.3.7 de la Normativa Urbanística) y se utilizarán recursos de diseño que tiendan a fraccionar visualmente las fachadas, como puedan ser los cambios en las características de las carpinterías o en el color de los estucos de las fachadas que tiendan a producir un efecto visual asimilable al de los poblamientos tradicionales de Riosa colgados de las pendientes de los montes.

4.—Condiciones de uso:

Los admisibles en NR según los artículos 7.2.8 a 7.2.11, Tomo 2 Normativa Urbanística, que regula los usos admitidos en esa categoría de suelo.

5.—Sistema de actuación:

Convenio Urbanístico según lo previsto en el artículo 147 apartado 3 del ROTU seguido del correspondiente Plan Especial

6.—Documento de desarrollo:

Plan Especial siguiendo analógicamente los artículos 186 a 190 y tramitándose de acuerdo con el artículo 250 del ROTU, a escala de, como mínimo 1/200 sobre base cartográfica homologable con la del Excmo. Ayuntamiento de Riosa, a la cual estará referenciada en coordenadas UTM, curvas de nivel con equidistancia 1 m o menos y el grado de detalle adecuado a su escala, acompañado de la documentación complementaria que sea exigida por el Excmo. Ayuntamiento. Entre esta documentación figurará en todo caso los correspondientes planos de servicios urbanísticos y la valoración de los mismos. Ver artículo 4.5.1 del Tomo 2. Normativa Urbanística.

7.—Condicionantes al desarrollo:

8.—Subdivisión en subunidades:

No.

9.—Desarrollo parcial de la unidad:

Puede desarrollarse mediante proyectos de arquitectura comprendiendo cada uno de ellos un edificio, que desarrollen el Plan Especial y cumplan la normativa de este Plan General.

10.—Cesiones de espacios libres:

Serán de cesión y urbanización obligatoria y gratuita, según lo previsto en el artículo 171 y concordantes TROTUA y siguiendo las directrices que sean impuestas por el Ayuntamiento de Riosa, el aparcamiento público y los viales.

11.—Otras características específicas:

Cumplimiento de las Normas Urbanísticas para todo lo no previsto en esta ficha.

Ver imagen de la disposición

Figura n.º 24. Fragmento de la hoja B3 Felguera, la Xuncar, la Vara del PGO de Riosa, reproducido a escala 1/2.000, comprendiendo en su interior la ordenación de las Unidades de Actuación Flg-1, Flg-2 y Flg-3.

Caracteríticas paramétricas

Nomenclatura

Flg-2

Iniciativa

Privada

Nombre:

Unidad de Actuación de Felguera 2

Hoja de plano:

B3 Felguera, la Xuncar, la Vara

Escala: 1/2.000

Clasificación del suelo:

No Urbanizable

Calificación

NR

Superficie Bruta de la unidad:

Bruta: (m²)

2.420

Superficie edificable sobre rasante (m²)

750

N.º de viviendas:

3

Edificabilidad Bruta estimada (m²/m²):

0,310

Sup. Equipamientos

Sup. Zonas verdes

1.—Cesiones con destino a Equipamientos:

Además de los viales de acceso y distribución serán de cesión los terrenos suficientes para crear un pequeño aparcamiento público de 15 plazas.

2.—Características específicas de la UA Flg-2.

Uno de los principales problemas ambientales de Felguera radica en la práctica inexistencia de aparcamiento adecuado en su casco.

Si bien esta deficiencia no es una particularidad de Felguera, ya que es habitual en muchos otros poblamientos de Riosa, lo que sí es específico de Felguera es la posibilidad de paliar el problema mediante la creación de las Unidades de Actuación Flg-1 y 2.

Estas unidades comprenden terrenos no desarrollados próximos al centro de Felguera. Si bien la distribución de propietarios no es óptima para una fácil gestión urbanística, puede intentarse compatibilizar la edificación de viviendas pareadas y(o) adosadas, con edificabilidades brutas ligeramente superiores a 0,3 m²/m² con la creación en ellas de algunos aparcamientos públicos.

3.—Características particulares de diseño de la U.A Flg-2.

La organización de la unidad podría estar constituida por un arco de dos células alineadas formadas cada una de ellas por dos viviendas pareadas, pero serían admisibles soluciones ligeramente diferentes.

La representación grafiada en los planos es esquemática y puede ser modificada, pero siempre buscando el cumplimiento de las finalidades generales del diseño y de los motivos concretos que afectan a esta unidad. En particular se evitarán tramos rectos de fachada de mas de 10 m (art. 6.3.7 de la Normativa Urbanística) y se utilizarán recursos de diseño que tiendan a fraccionar visualmente las fachadas, como puedan ser los cambios en las características de las carpinterías o en el color de los estucos de las fachadas que tiendan a producir un efecto visual asimilable al de los poblamientos de Riosa colgados de las pendientes.

4.—Condiciones de uso:

Los admisibles en NR según los artículos 7.2.8 a 7.2.11, Tomo 2 Normativa Urbanística, que regula los usos admitidos en esa categoría de suelo.

5.—Sistema de actuación:

Convenio Urbanístico según lo previsto en el artículo 147 apartado 3 del ROTU seguido del correspondiente Plan Especial

6.—Documento de desarrollo:

Plan Especial siguiendo analógicamente los artículos 186 a 190 y tramitándose de acuerdo con el artículo 250 del ROTU, a escala de, como mínimo 1/200 sobre base cartográfica homologable con la del Excmo. Ayuntamiento de Riosa, a la cual estará referenciada en coordenadas UTM, curvas de nivel con equidistancia 1 m o menos y el grado de detalle adecuado a su escala, acompañado de la documentación complementaria que sea exigida por el Excmo. Ayuntamiento. Entre esta documentación figurará en todo caso los correspondientes planos de servicios urbanísticos y la valoración de los mismos. Ver artículo 4.5.1 del Tomo 2. Normativa Urbanística.

7.—Condicionantes al desarrollo:

8.—Subdivisión en subunidades:

No.

9.—Desarrollo parcial de la unidad:

Puede desarrollarse mediante proyectos de arquitectura comprendiendo cada uno de ellos un edificio, que desarrollen el Plan Especial y cumplan la normativa de este Plan General.

10.—Cesiones de espacios libres:

Serán de cesión y urbanización obligatoria y gratuita, según lo previsto en el artículo 147 y concordantes ROTU y siguiendo las directrices que sean impuestas por el Ayuntamiento de Riosa, el aparcamiento público y los viales.

11.—Otras características específicas:

Cumplimiento de las Normas Urbanísticas para todo lo no previsto en esta ficha.

Ver imagen de la disposición

Figura n.º 25. Fragmento de la hoja B3 Felguera, la Xuncar, la Vara del PGO de Riosa, reproducido a escala 1/2.000, comprendiendo en su interior la ordenación de las Unidades de Actuación Flg-1, Flg-2 y Flg-3.

Caracteríticas paramétricas

Nomenclatura

Flg-3

Iniciativa

Privada

Nombre:

Unidad de Actuación de Felguera 3

Hoja de plano:

B3 Felguera, la Xuncar, la Vara

Escala: 1/2.000

Clasificación del suelo:

No Urbanizable

Calificación

NR

Superficie Bruta de la unidad:

Bruta: (m²)

2.461

Superficie edificable sobre rasante (m²)

800

N.º de viviendas:

4

Edificabilidad Bruta estimada (m²/m²):

0,325

Sup. Equipamientos

Sup. Zonas verdes

1.—Cesiones con destino a Equipamientos:

Además de los viales de acceso y distribución serán de cesión los terrenos suficientes para crear 8 plazas de aparcamiento público.

2.—Características particulares de diseño de la U.A Flg-3.

Esta unidad de actuación comprende unos terrenos sitos en los aledaños de Felguera con una superficie total de aproximadamente un cuarto de hectárea y que compaginan una distribución de la propiedad aceptable cara a una gestión urbanística razonable con un relieve de pendientes moderadas aunque con una orientación no muy buena. Puede sin embargo crearse una Unidad de Actuación de densidad media y clasificar los terrenos como Suelo Urbanizable.

La organización de la unidad podría estar constituida por un arco de dos células alineadas formadas cada una de ellas por dos viviendas pareadas, pero serían admisibles soluciones ligeramente diferentes.

La representación grafiada en los planos es esquemática y puede ser modificada, pero siempre buscando el cumplimiento de las finalidades generales del diseño y de los motivos concretos que afectan a esta unidad. En particular se evitarán tramos rectos de fachada de mas de 10 m (art. 6.3.7 de la Normativa Urbanística) y se utilizarán recursos de diseño que tiendan a fraccionar visualmente las fachadas, como puedan ser los cambios en las características de las carpinterías o en el color de los estucos de las fachadas que tiendan a producir un efecto visual asimilable al de los poblamientos de Riosa colgados de las pendientes.

3.—Condiciones de uso:

Los admisibles en NR según los artículos 7.2.8 a 7.2.11, Tomo 2 Normativa Urbanística, que regula los usos admitidos en esa categoría de suelo.

5.—Sistema de actuación:

Convenio Urbanístico según lo previsto en el artículo 147 apartado 3 del ROTU seguido del correspondiente Plan Especial

6.—Sistema de actuación:

Compensación.

7.—Documento de desarrollo:

Plan Especial siguiendo analógicamente los artículos 186 a 190 y tramitándose de acuerdo con el artículo 250 del ROTU, a escala de, como mínimo 1/200 sobre base cartográfica homologable con la del Excmo. Ayuntamiento de Riosa, a la cual estará referenciada en coordenadas UTM, curvas de nivel con equidistancia 1 m o menos y el grado de detalle adecuado a su escala, acompañado de la documentación complementaria que sea exigida por el Excmo. Ayuntamiento. Entre esta documentación figurará en todo caso los correspondientes planos de servicios urbanísticos y la valoración de los mismos. Ver artículo 4.5.1 del Tomo 2. Normativa Urbanística.

8.—Condicionantes al desarrollo:

La previa o simultanea resolución de las disponibilidades de energía eléctrica, agua y saneamiento adecuadamente manifestada en la documentación indicada en el apartado 6 de esta ficha urbanística.

9.—Subdivisión en subunidades:

No.

10.—Desarrollo parcial de la unidad:

Puede desarrollarse mediante proyectos de arquitectura comprendiendo cada uno de ellos un edificio, que desarrollen el Plan Especial y cumplan la normativa de este Plan General.

11.—Cesiones de espacios libres:

Serán de cesión y urbanización obligatoria y gratuita, según lo previsto en el artículo 171 y concordantes TROTUA y siguiendo las directrices que sean impuestas por el Ayuntamiento de Riosa, el aparcamiento público y los viales.

12.—Otras características específicas:

Cumplimiento de las Normas Urbanísticas para todo lo no previsto en esta ficha.

Ver imagen de la disposición

Figura n.º 26. Fragmento de la hoja B3 Felguera, la Xuncar, la Vara del PGO de Riosa, reproducido a escala 1/2.000, comprendiendo en su interior la ordenación de las Unidades de Actuación Flg-1, Flg-2 y Flg-3.

Unidad de actuación de Texéu

Características paramétricas

Nomenclatura

Tx

Iniciativa

Pública

Nombre:

Unidad de actuación de las Minas del Texéu

Hoja de plano:

B3 Felguera, la Xuncar, la Vara

Escala: 1/2.000

Clasificación del suelo:

No Urbanizable

Calificación

NR

Superficie Bruta de la unidad:

Bruta: (m²)

187.528

Superficie edificable sobre rasante (m²)

N.º de viviendas:

Edificabilidad Bruta estimada (m²/m²):

Sup. Equipamientos

1.100

Sup. Zonas verdes

1.—Cesiones con destino a Equipamientos:

A definir en el Plan Especial.

2.—Características generales del Campo Minero del Texéu.

La explotación de las minas de Cobre y cobalto de Rioseco o el Texéu, situada en las proximidades de la explotación protohistórica de las minas de l’ Aramu, aunque a una cota inferior, comenzó a finales del s. XIX con el descubrimiento de la explotación protohistórica citada. Van Straalen, descubridor de aquélla, junto con Alphonse Dory y Numa Guillou tuvieron incidencia en el comienzo de la explotación, constituyendo el primero de los citados junto con otros la primera sociedad explotadora denominada Minas del Aramo, en 1892, con un capital social estimado en 5.000 pesetas.

A partir de ese momento se alternaron las modificaciones societarias con una explotación llena de altibajos cuya última y principal fase de explotación fue llevada a cabo por la empresa Minero Metalúrgica Asturiana o Metastur entre los años 1947 y 61, fecha en que se interrumpió definitivamente la explotación.

El resultado final, en lo que aquí nos afecta, se plasmó bajo la forma de un complejo industrial dotado de congruencia interna, construido a lo largo del tiempo desde el año1892 en que se construyeron las instalaciones iniciales hasta 1947 en que se inicia la construcción de una planta de lixiviación en una plataforma en suave pendiente en sentido ESE de la que sobreviven diversos edificios en estado ruinoso. Principalmente un edificio de servicios comunes, varios edificios exentos de viviendas de obreros y técnicos, las ruinas de la planta de lixiviación y una interesante chimenea de sección rectangular construida en ladrillo macizo, constituyendo un conjunto urbanístico que estuvo, como decimos, en explotación hasta el año 1961 y del que resisten en la actualidad una serie de edificios en ruinas de cierto interés aisladamente considerados y un mayor interés como conjunto. Todos estos restos se encuentran inventariados en el Catálogo Urbanístico de Riosa.

3.—Tratamiento urbanístico de la Unidad de Actuación de de las Minas del Texeu.

El Plan Especial tiene como finalidad principal la rehabilitación del antiguo Campo Minero con destino al uso cultural, museístico y recreativo. En ese contexto parece admisible la inserción de nueva edificabilidad, adicionalmente a la de las edificaciones rehabilitadas, en una cuantía de hasta 600 m² construidos, integrados en el esquema de ordenación del campo o, mejor aun, ocultos de vistas desde él.

4.—Características particulares de diseño de la Unidad de Actuación de las Minas del Texeu.

El PGO da la máxima libertad de diseño sujeto a los condicionantes indicados en el apartado anterior

5.—Condiciones de uso:

A definir en el Plan Especial.

6.—Sistema de actuación:

A definir en el Plan Especial.

7.—Documento de desarrollo:

Plan Especial de Protección cumpliendo lo previsto en los artículos 69, 80 y 91 del TROTUA y los 191 a 194 y 250 del ROTU, con planos principales a escala de, como mínimo, 1/200 sobre base cartográfica homologable con la del Excmo. Ayuntamiento de Riosa, a la cual estará referenciada en coordenadas UTM, curvas de nivel con equidistancia 1 m o menos y el grado de detalle adecuado a su escala, acompañado de la documentación legalmente exigible mas la complementaria que sea exigida por el Excmo. Ayuntamiento. Entre esta documentación figurará en todo caso los corres-pondientes planos de servicios urbanísticos y la valoración de los mismos.

8.—Condicionantes al desarrollo:

La previa o simultanea resolución de las disponibilidades de energía eléctrica, agua y saneamiento adecuadamente manifestada en la documentación indicada en el apartado 6 de esta ficha urbanística.

La elaboración del Plan Especial conlleva tramitación ambiental de acuerdo a la Ley 9/2006, de 28 de abril, sobre evaluación de los efectos de determinados planes y programas en el medio ambiente.

9.—Subdivisión en subunidades:

A definir en el Plan Especial.

10.—Desarrollo parcial de la unidad:

A definir en el Plan Especial.

11.—Cesiones de espacios libres:

A definir en el Plan Especial.

12.—Otras características específicas:

Cumplimiento de las Normas Urbanísticas para todo lo no previsto en esta ficha.

Ver imagen de la disposición

Figura n.º 28. Fragmento de la hoja B6 Llamo, el Texéu del PGO de Riosa, reproducido a escala 1/5.000, comprendiendo en su interior la delimitación de la Unidad de Actuación Tx-1.

Unidades de actuación desclasificadas a suelo agrario de interés por el acuerdo de la CUOTA

Unidad de actuación de Purció-El Teleno

(unidad declasificada en el acto de aprobación definitiva)

Nomenclatura

UA-P-T.

Nombre:

Unidad de actuación de Purció-Teleno.

Hoja de plano:

B1 Grandiella, Teleno, Caburnín

Escala: 1/3.000

Clasificación del suelo:

Urbanizable

Calificación

BD

Sector o Polígono:

Único

Iniciativa:

Privada

% de Aprovechamiento a ceder:

10,00%

Superficie de la unidad:

Bruta: (m²)

10.894

Superficie edificable sobre rasante (m².)

2.850

N.º estimado de viviendas:

14

Edificabilidad:

Bruta: (m²/m²)

0,262

1.—Cesiones con destino a Equipamientos:

Solamente los viales de acceso y distribución mas los legalmente exigibles.

2.—Características de la Unidad de Actuación PT-1.

Entre los barrios de Purció y el Teleno existen unos terrenos que presentan las condiciones adecuadas para proponer la realización sobre ellos la realización de un nuevo poblamiento que aparezca visualmente como una entidad diferenciada de los dos persistentes pero formando un conjunto con ellos. En ese contexto la Unidad de Actuación de Purció-Teleno comprende una parte mayoritaria del poblamiento, seleccionada por compatibilizar una superficie total de dimensión razonable con una distribución de la propiedad aceptable cara a su gestión urbanística. El PGO pretende que pueda actuar como elemento ordenador del resto del nuevo poblamiento.

Se ha considerado conveniente dejar en el Plan General el diseño abierto dando máxima libertad para su desarrollo posterior.

3.—Condiciones de uso:

Los admisibles en BD según el artículo 6.3.9 del Tomo 2 Normativa Urbanística que regula los usos admitidos en esa categoría de suelo.

4.—Sistema de actuación:

Compensación.

5.—Documento de desarrollo:

Plan Parcial a escala de, como mínimo 1/200 sobre base cartográfica homologable con la del Excmo. Ayuntamiento de Riosa, a la cual estará referenciada en coordenadas UTM, curvas de nivel con equidistancia 1 m o menos y el grado de detalle adecuado a su escala, acompañado de la documentación legalmente exigible y la complementaria que sea impuesta por el Ayuntamiento de Riosa.

6.—Condicionantes al desarrollo:

7.—Subdivisión en subunidades:

La unidad podrá ser dividida en como máximo dos subunidades, previo acuerdo de todos los propietarios a partir de una ordenación común, ratificado ante el Ayuntamiento de Riosa en los términos que por el mismo se establezcan y cumpliendo en lo demás lo previsto en esta normativa.

8.—Desarrollo parcial de la unidad:

Esta unidad podrá ser ejecutada mediante proyectos de arquitectura que desarrollen el Plan Parcial y cumplan la normativa de este Plan General.

9.—Cesiones de espacios libres:

Serán de cesión y urbanización obligatoria y gratuita, según lo previsto en el artículo 171 y concordantes TROTUA y siguiendo las directrices que sean impuestas por el Ayuntamiento de Riosa, los terrenos aludidos en el punto 1.

10.—Otras características específicas:

Cumplimiento de las Normas Urbanísticas para todo lo no previsto en esta ficha.

Ver imagen de la disposición

Figura n.º 14. Fragmento de la hoja B1 Grandiella, Teleno, Caburnín del PGO de Riosa, reproducido a escala 1/2.000, comprendiendo en su interior la ordenación de la Unidad de Actuación P-T.

CATÁLOGO URBANÍSTICO DE RIOSA 2010

TEXTO REFUNDIDO - NORMATIVA URBANÍSTICA

Título 1. Generalidades

1.1.—Naturaleza del Plan General de Ordenación y del Catálogo Urbanístico de Riosa.

El Plan General de Riosa tiene la condición de Plan General Municipal de Ordenación de acuerdo con lo previsto en el artículo 57 del Texto Refundido de las Disposiciones Vigentes en el Principado de Asturias en materia de Ordenación del Territorio y Urbanismo. y por el artículo 126 del Reglamento de Ordenación del Territorio y Urbanismo del Principado de Asturias,

El Catálogo Urbanístico de Riosa tiene tal consideración de acuerdo con lo previsto en el artículo 72 del TROTUA y por el artículo 205 del ROTU.

En ambos casos su ámbito territorial está constituido por el conjunto del término municipal de Riosa, incluida cualquier zona del mismo que pudiera estar sometida a legislaciones específicas.

De acuerdo con lo previsto en la normativa ambos documentos constituyen conjuntamente la norma urbanística básica de la que se dota al municipio. En su razón, todos los planes que lo desarrollen y cualquier tipo de actuaciones que se verifican sobre su territorio observarán y se ajustarán a sus prescripciones.

Por su propia naturaleza tanto el PGO como el Catálogo Urbanístico estarán sometidos a la CE y a la legislación estatal y autonómica que desarrolle a ésta en lo que concurra o se superponga con las determinaciones contenidas en aquéllos, de entre la que conviene citar aquí las siguientes:

— Ley 1/2001 de 6 de marzo, de Patrimonio Cultural de Asturias,

— Ley sobre evaluación de los efectos de determinados planes y programas en el medio ambiente.

— Disposiciones relativas a Evaluación de Impacto Ambiental de proyectos.

— Texto Refundido de la Ley del Suelo RDL 1/2008 de 20 de junio.

— Ley 9/2006 de 28 de abril

— Ley sobre regulación de las atribuciones profesionales de arquitectos e ingenieros técnicos, y de Ordenación de la Edificación

— Normativa reguladora de la protección del paisaje.

1.2.—Vigencia.

El Plan General de Ordenación y el Catálogo Urbanístico entrarán en vigor al día siguiente de la publicación de sus respectivas aprobaciones definitivas en el Boletín Oficial del Principado de Asturias.

La vigencia de ambos documentos será indefinida, según lo previsto por el artículo 98 del TROTUA y artículo 275 del ROTU, sin perjuicio de las posibles modificaciones o revisión que, de acuerdo con las prescripciones de estas Normas y con la legislación general del Estado y Comunidad Autónoma pudieran aprobarse.

El Plan General deroga y sustituye la totalidad del planeamiento urbanístico del concejo de Riosa, que estuviera vigente a su entrada en vigor, fundamentalmente las Normas Subsidiarias y Complementarias de Ordenación Municipal que estaban vigentes desde su publicación en el Boletín de la CUA el 9 de marzo de 1984,en los términos previstos por esta Normativa, muy en particular por los artículos 1.8 a 1.9 de este Título 1.

1.3.—Efectos.

Conforme a lo previsto en los artículos 103 a 107 del TROTUA y demás legislación vigente el PGO y el CAU son públicos, ejecutivos y obligatorios.

La publicidad entraña el derecho de cualquier ciudadano a consultar la totalidad de los documentos que los constituyen en ejemplar debidamente diligenciado, que estará a su disposición en una dependencia municipal habilitada al efecto durante las horas de oficina y abierta como mínimo 4 horas al día, durante los días hábiles.

La ejecutividad, posibilita la ejecución del planeamiento en los términos expresados en la normativa vigente. También conlleva directamente o a través de la aprobación de los planes o la delimitación de las unidades de actuación por el sistema de expropiación, la declaración de utilidad pública de las obras y la necesidad de ocupación de los terrenos y edificaciones existentes, a los fines de expropiación o imposición de servidumbre según lo previsto por el artículo 104 del TROTUA y el 287 del ROTU.

La obligatoriedad entraña los efectos que señala el artículo 105 del TROTUA y el 288 del ROTU, sin perjuicio de la aplicación, en su caso, de lo dispuesto en los artículos 106 y 107 del TROTUA y 290 y 291 del ROTU sobre usos provisionales y edificios fuera de ordenación.

1.6—Modificaciones afectando al Catálogo Urbanístico.

De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 72.3 del TROTUA y artículo 207.1 del ROTU el Catálogo Urbanístico será vinculante para el Plan General, no pudiendo éste alterar la condición urbanística de los bienes, espacios o elementos incluidos en aquél. En caso de contradicción entre las determinaciones de ambos documentos con respecto al tratamiento urbanístico de los bienes catalogados, prevalecerán las del Catálogo Urbanístico.

Todo el articulado que compone la Normativa del Catálogo Urbanístico se encuentra recogido, con idéntica numeración y titulación, en la Normativa del Plan General de Ordenación, figurando señalada tal circunstancia mediante subrayado del número del artículo.

Aquellos artículos cuya numeración no figura subrayada o aquellas partes de artículos subrayados representadas en letras itálicas en la Normativa del Catálogo Urbanístico forman parte del PGO pero no del CAU en el que figuran, en su caso, reproducidas por conveniencia.

1.7.—Normas y criterios de interpretación del Plan General y del Catálogo Urbanístico.

La interpretación del PGO y del CAU compete en primer lugar al Ayuntamiento de Riosa, sin perjuicio de las facultades del Principado de Asturias y de las funciones del Poder Judicial.

Los distintos documentos del PGO y del CAU se interpretarán conforme a su espíritu, criterios y finalidades tal como aparecen escritos en la Memoria y demás documentos expositivos, interpretados en cada caso por la Corporación previos los asesoramientos que considere pertinentes y los informes técnicos municipales.

1 En los casos de discrepancia aparente entre los distintos documentos del PGO y del CAU se seguirá, salvo casos evidentes de errata o error en los que no se tendrá en cuenta el documento en que éste se produzca, la siguiente escala de prioridades:

a) Prioridad del Informe de Alegaciones con respecto a los restantes documentos del PGO o del CAU en los casos en que el texto sea estimatorio y la determinación propuesta en el mismo no haya sido introducida en el documento correspondiente o lo haya sido de manera incorrecta.

b) Prioridad de los documentos normativos escritos con respecto a los planos en general, excepto lo dispuesto en c y d1.

c) Prioridad de las representaciones grafiadas con respecto a las descripciones escritas en el caso de las delimitaciones de áreas de planeamiento.

d) En los elementos catalogados se seguirán los siguientes criterios:

d1. Prioridad de la representación fotográfica con respecto a los planos o referencias parcelarias en cuanto a la fijación de su emplazamiento.

d2. En los casos de edificación agrupada, en que no exista información catastral de la parcela individual en que se ubique el bien catalogado, se entenderá, salvo indicación en contra contenida en la ficha correspondiente, que es de aplicación el apartado1 del artículo 205 del ROTU por lo que la protección se entenderá extendida a la parcela completa. Este criterio primará sobre la delimitación representada en los planos.

d3. En los casos en que el propio elemento catalogado no figura representado en la base cartográfica (Principalmente Molinos en áreas arboladas) se entenderá que la protección se limita al bien catalogado, incluidas las estructuras de toma y salida del agua cuando existan.

e) Prioridad de las cotas sobre las líneas en el caso de los planos.

f) Caso de existir aparentes contradicciones entre planos en papel a distintas escalas se tendrá en cuenta lo siguiente:

Al ser tanto los planos del CAU como los del PGO de Riosa transcripciones en papel emanantes de un original único informático abarcando el conjunto del concejo, se presumirán debidas a la presencia en alguna de las impresiones de una modificación que no figuraba aun integrada al realizarse las otras.

Consecuentemente se dará preferencia, independientemente de las escalas, a los ejemplares mas actualizado en el tiempo siempre que la actualización haya sido refrendada por el Órgano jurídicamente competente.

De manera análoga se procederá cuando la contradicción se derive de la activación o desactivación errónea de capas o layers en alguno de los planos.

g) A efectos interpretativos se preferirá el uso de los planos de menor escala con respecto a los de mayor escala (el 2.000 sobre el 3.000 y éste sobre el 6.000).

2. Las representaciones parcelarias recogidas en los planos del PGO y CAU tienen carácter aproximado, al proceder de la reproducción de la cartografía del Catastro, solo aproximadamente coincidente con la base cartográfica utilizada en ambos documentos que es, en la mayoría de los casos, la cartografía 1/5.000 del Principado de Asturias o la cartografía a escala 1/2.000, realizada específicamente para Riosa, en los casos de la capital del concejo (1/1.000) o de los pueblos de Doñaxuande, Felguera, Llames, Muriellos, Purció-el Teleno, la Rebollá-les Gateres y la Xuncar (1/2.000).

En consecuencia, cuando la línea de delimitación del tratamiento urbanístico se superpone aproximadamente con los límites parcelarios representados en los planos, debe entenderse que se pretende intencionadamente hacer coincidir la línea con la separación entre parcelas e interpretarse el PGO en consecuencia.

6. En los casos en que la normativa del PGO o del CAU se remitan a documentos normativos vigentes a la fecha de su aprobación definitiva y posteriormente derogados, se trasladará la referencia a los que los hayan substituido, caso de existir éstos.

1.11.—Condiciones de fuera de ordenación para los edificios catalogados.

Quedan expresamente excluidos en todo caso de la situación de Fuera de Ordenación los bienes inmuebles incluidos en el Patrimonio Cultural de Asturias o en el Catálogo Urbanístico de Riosa.

Capítulo 2.2. Características de las licencias

2.2.2.—Condiciones complementarias para los bienes culturales o inventariados en el Inventario del Patrimonio Cultural de Asturias.

Los Bienes de Interés Cultural sitos en el concejo de Riosa deberán ser conservados con sujeción al régimen de protección general y específico previsto en la presente Ley y legislación estatal aplicable. Todas las obras e intervenciones que se realicen sobre los mismos, o, en el caso de inmuebles, sobre su entorno de protección, requerirán autorización expresa de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes y sólo serán autorizables cuando recojan adecuadamente el respeto de sus valores culturales.

1. En toda actuación que afecte a un Bien de Interés Cultural o a su Entorno de Protección.

2. En las siguientes obras afectando a Bienes incluidos en el Inventario del Patrimonio Cultural de Asturias:

— Las obras mayores sobre inmuebles, infraestructuras o espacios protegidos.

— Los tratamientos de fachadas en inmuebles que vayan mas allá de la mera conservación.

— Las obras menores en inmuebles cuando expresamente y con carácter excepcional así se haya señalado en la resolución por la que se incluyen esos bienes en el inventario

— Las obras de restauración en hórreos, paneras o herraderos.

— Las obras en el entorno de inmuebles infraestructuras o espacios protegidos cuando expresamente se haya señalado en la resolución por la que se incluyen esos bienes en el Inventario, que deberá incluir la delimitación correspondiente.

— Las obras en zonas en que se presuma la existencia de restos arqueológicos.

Capítulo 2.3. Regulaciones generales sobre el mantenimiento del patrimonio edificatorio existente

2.3.2.—Disposiciones generales para los bienes integrantes del Patrimonio Cultural de Asturias.

1. Los propietarios, poseedores y demás titulares de derechos reales sobre bienes integrantes del Patrimonio Cultural de Asturias están obligados a conservarlos, cuidarlos y protegerlos debidamente para asegurar su integridad y evitar la pérdida o deterioro de su valor cultural. Los poderes públicos velarán por el adecuado cumplimiento de esta obligación. Se prohíbe la destrucción total o parcial de los bienes integrantes del Patrimonio Cultural de Asturias.

2. Asimismo facilitarán información sobre el estado de los bienes y sobre su utilización, comunicando al Ayuntamiento cualquier daño que por la razón que fuere hayan sufrido esos bienes y que afecte de manera significativa a su valor cultural y están obligados a permitir su examen material si así se lo requieren las Administraciones competentes.

3. También están obligados a sufragar o soportar el coste de las obras de conservación y rehabilitación que dichas construcciones precisen para cumplir lo dispuesto en el párrafo anterior.

4. El Ayuntamiento de Riosa podrá imponer a los propietarios de cualquier bien integrante del Catálogo Urbanístico, o en cualquier caso, de antigüedad superior a treinta y cinco años la obligación de presentar cada cinco años un informe sobre el estado de los mismos, suscrito por técnico competente.

5. Todos los proyectos de obras, instalaciones y actividades que hayan de someterse a procedimientos de evaluación de sus impactos ambientales habrán de contener en la documentación que corresponda, un apartado específico sobre la afección que puedan producir en los bienes integrantes del patrimonio cultural y requerirá Autorización de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes.

2.3.5.—Consecuencias del incumplimiento del deber de conservar en los elementos catalogados.

1. En caso de incumplimiento del deber de conservación de los bienes integrantes del Patrimonio Cultural de Asturias, la Consejería de Educación, Cultura y Deportes, cuando tenga constancia de dicho extremo, ordenará a los propietarios, poseedores y titulares de derechos reales sobre dichos bienes la ejecución de las obras o la realización de las actuaciones que sean necesarias para conservarlos, cuidarlos y protegerlos. Lo mismo harán los ayuntamientos, cuando tengan facultades para ello con arreglo a la legislación urbanística y de régimen local y en el caso de bienes incluidos en los Catálogos urbanísticos de protección a que hace referencia el artículo 27 de la Ley 1/2001 de 6 de marzo de Patrimonio Cultural.

2. De los requerimientos que formulen los Ayuntamientos se dará traslado a la Consejería de Educación, Cultura y Deportes. Esta dará traslado a los ayuntamientos de los que formule relativos a bienes situados en su término municipal.

3. En caso de que los bienes integrantes de los Catálogos Urbanísticos de Protección, sean utilizados de forma que suponga un menoscabo de sus valores, el ayuntamiento requerirá y ordenará a sus titulares que cesen o rectifiquen en dicho uso u opten por un aprovechamiento alternativo.

4. El incumplimiento injustificado de dichos requerimientos llevará consigo la imposición de las correspondientes multas coercitivas previstas en el citado artículo 104 de la Ley 1/2001, de Patrimonio Cultural del Principado de Asturias.

2.3.6.—Ejecución subsidiaria.

En el caso de que el requerimiento para el cumplimiento del deber de conservación no sea atendido, las administraciones competentes procederán o bien a su reiteración o bien, cuando la urgencia en la adopción de las correspondientes medidas lo aconseje, a ejecutar subsidiariamente las medidas que procedan, con cargo, en todo caso, a los responsables de la conservación del bien de que se trate.

2.3.7.—Estado ruinoso de las edificaciones: consideraciones generales.

La declaración del estado ruinoso de los edificios procederá, con la excepción contemplada en el apartado 2 del artículo 2.3.8, en los siguientes supuestos:

a) Coste de reparación superior al 50% del edificio o plantas afectadas del valor de una construcción de nueva planta con similares características e igual superficie útil que la preexistente, realizada con las condiciones imprescindibles para autorizar su ocupación según lo previsto en el art. 143 del TROTUA o Ruina Económica.

b) Agotamiento generalizado de los elementos estructurales o fundamentales del edificio, con peligro cierto y constatado de derrumbe o Ruina Técnica.

c) Necesidad de realización de obras de conservación que no puedan autorizarse en ningún caso por estar declarado el inmueble fuera de ordenación o cualquier otra circunstancia urbanística que aconseje la demolición o Ruina Urbanística.

2.3.8.—Estado ruinoso de las edificaciones: caso de los bienes inmuebles integrantes del Patrimonio Cultural de Riosa.

1. En los bienes inmuebles integrantes del Patrimonio Cultural de Riosa, protegidos singularmente o formando conjunto, únicamente procederá la declaración legal de ruina en alguno de los siguientes supuestos:

a) Situación de ruina física irrecuperable.

b) Coste de la reparación de los daños existentes superior al cincuenta por ciento del valor actual de reposición del inmueble, excluido el valor del terreno. La valoración de reposición descrita no se verá afectada por coeficiente alguno de depreciación por edad. En su caso, se aplicarán los coeficientes de valoración que se consideren justificados en razón de la existencia del interés que dio lugar a su declaración como Bien de Interés Cultural o a su inclusión en el Inventario del Patrimonio Cultural de Asturias.

2. La incoación por los Ayuntamientos de expediente de declaración de ruina se notificará a la Consejería de Educación, Cultura y Deportes, que emitirá informe al respecto. En los edificios catalogados no podrá procederse a su descatalogación sin autorización expresa de ésta.

3. La declaración legal de ruina no será incompatible con el deber de conservación cultural, salvo que el bien se encuentre en situación irrecuperable a estos efectos. Si la declaración de ruina es consecuencia del incumplimiento del deber de conservación, la ruina declarada no pondrá término en ningún caso a la exigencia del deber de conservación a cargo de su propietario.

4. La incoación de un expediente de declaración de ruina o la denuncia de su situación de ruina inminente podrán dar lugar a la iniciación del procedimiento de expropiación forzosa del mismo.

5. La declaración legal de ruina no resultará incompatible con la rehabilitación urbanística.

6. En calidad de medida excepcional, la solicitud de demolición de cualquier bien integrante del Patrimonio Cultural de Asturias, previa su declaración de ruina, deberá resolverse en expediente específico y diferenciado del expediente de declaración de ruina. Al mismo tiempo deberá incoarse expediente para la descatalogación del bien. Estos expedientes precisarán de la Autorización de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes, de modo previo a su resolución. Cuando existan razones de urgencia, de las que en cualquier caso debe tener conocimiento la citada Consejería, deberán someterse igualmente al preceptivo informe vinculante.

7. Cualquier solar resultante de la demolición de un bien catalogado, quedará afectado en cuanto a edificabilidad y volumetría por los de la edificación preexistente, debiendo procederse a la anotación de esta particularidad, con carácter previo a la concesión de la licencia municipal de demolición, en el Registro de la Propiedad, Catastro y Registro Municipal de Solares.

2.3.14.—Demoliciones en el caso de los bienes inmuebles integrantes del Patrimonio Cultural de Riosa.

No podrán ser objeto de demolición los bienes catalogados conforme a lo dispuesto en el artículo 25 de la Ley del Suelo, y los declarados Monumentos culturales, y sea cual fuere su estado de conservación y el tipo de obra que precise, deberán ser reconstruidos y puestos en condiciones normales de conservación para el uso que se determine, salvo informe en contrario del órgano municipal competente.

2.3.15.—Inspección técnica periodica de los edificios de interés.

1. A lo largo de cada año natural los Servicios Técnicos municipales inspeccionarán al menos una vez el estado de conservación de todos y cada uno de los elementos categorizados en las categorías de Protección Integral y Parcial, anotando las modificaciones significativas que se hayan producido en su estado de conservación con respecto al que figura reflejado en la ficha correspondiente de este Catálogo así como las medidas de corrección que juzguen en su caso conveniente proponer.

2. Asimismo se anotarán todos los casos de elementos catalogados a los que se haya concedido una licencia de reforma interior y se cumplirá lo previsto en los artículos 8.1.5, 8.2.5 y 8.3.5

3. Una vez al año se realizará un informe en que figuren adecuadamente reflejadas el total de las modificaciones referidas en los puntos 1 y 2 de este artículo. Este informe se conservará en el Ayuntamiento de Riosa y estará a disposición del órgano competente del Principado de Asturias para su conocimiento.

Título 5. Condiciones de edificación

Capítulo 5.5. Condiciones de la edificación: conceptos básicos

5.1.1.—Definiciones.

Obras de demolición. Son aquellas que contemplan la desaparición total o parcial de la edificación existente.

Obras de ampliación. Son aquellas que amplían la superficie edificada existente, bien por incremento de plantas o por nueva ocupación de parcela.

Obras de nueva planta. Son aquellas que contemplan construcción ex-novo de edificios, bien sobre suelo vacante, o mediante sustitución de edificación existente.

Obras de reforma de un edificio existente entre las que podemos diferenciar las siguientes:

Obras de restauración cuyo objeto es la restitución de un edificio, o de parte del mismo, a sus condiciones o estado original, eliminando elementos extraños añadidos, recuperando elementos como puedan ser cornisas y aleros suprimidos en intervenciones anteriores, o recuperando disposiciones y ritmos originales de la apariencia del edificio.

Obras de conservación. Cuyo objeto es mantener al edificio en correctas condiciones de salubridad, habitabilidad y ornato, sin alterar sus condiciones morfológicas.

Obras de consolidación cuyo objeto es el afianzamiento, refuerzo o sustitución de elementos dañados, para asegurar la estabilidad del edificio, con posibles alteraciones menores de su estructura y distribución.

Obras de rehabilitación. Cuyo objeto es mejorar las condiciones del edificio en materia de salubridad, habitabilidad, confort, seguridad y ornato, modificando su distribución, alterando sus características morfológicas y distribución interna. Dentro de éstas, se pueden distinguir las siguientes:

Obras de acondicionamiento. Son aquellas que mejoran las condiciones de habitabilidad del edificio, o de parte del mismo, mediante la introducción de nuevas instalaciones, la modernización de las ya existentes o la redistribución de sus espacios interiores, pudiendo variar el número de viviendas o locales existentes sin intervenir sobre las características morfológicas o su estructura portante, ni alterar la envolvente del edificio

Obras de reestructuración. Son las que afectan a las condiciones morfológicas del edificio, pudiendo variar el número de viviendas o locales existentes.

Linderos. Son las líneas perimetrales que delimitan la parcela.

— Lindero frontal. Es el que delimita la parcela respecto a la vía o espacio libre a que dé frente, siendo los restantes linderos laterales.

— Testero. Es el lindero opuesto al frontal.

— Frente de parcela Es aquel lindero en que sirve de acceso a la misma.

Solares. Son las parcelas definidas como tales en el Plan General, o resultantes del planeamiento que lo desarrolle, aptas para la edificación por reunir las siguientes condiciones:

a) Haber cumplido con los requisitos de parcelación, cuando fueran necesarios.

b) Tener señaladas alineaciones y rasantes.

c) Contar, en las condiciones que el planeamiento dicte, con acceso rodado, abastecimiento de agua potable, evacuación de residuales y suministro de energía eléctrica.

d) Contar con posibilidad de conexión a la red de servicios telefónicos.

e) Que la vía a la que dé frente tenga calzada pavimentada, aceras encintadas y pavimentación de aceras en el tramo que dé frente la parcela, o que se constituya compromiso de edificación y urbanización conjunta.

f) Las demás que se señales en el Plan General, planeamiento que lo desarrolle y contenido de las fichas de gestión del suelo urbano.

Alineación exterior. Es la línea señalada por el planeamiento para establecer el límite que separa los suelos destinados a viales o espacios libres públicos de las parcelas edificables.

Alineación interior o privada. Es la línea que señala el planeamiento para establecer la separación entre la parcela edificable y la no edificable.

Área de movimiento. Es la parte del solar, definida por el planeamiento, sobre la que puede emplazarse la edificación.

Rasante. Es la línea marcada por el planeamiento como perfil longitudinal de una vía o terreno. En ausencia de otra definición se tomará como rasante el perfil existente.

Plano de fachada. Es el plano o planos verticales que delimitan el edificio sobre rasante, conteniendo en su interior todos los elementos constructivos del alzado del mismo, excepción hecha de los salientes o vuelos autorizados.

Línea de edificación. Es la intersección del plano de fachada de la planta baja con el terreno.

Línea de fachada. Es la línea de edificación correspondiente al vial que sirve de acceso a la parcela.

Medianería. Es el paño de edificación común o en contacto con una edificación colindante.

Separación a linderos. Es la distancia entre la línea de edificación y el lindero más próximo, medida perpendicularmente a éste.

Retranqueo. Es la separación entre la línea de fachada y la alineación exterior.

Ocupación de las plantas bajo rasante. Las construcciones enteramente subterráneas podrán ocupar los espacios libres correspondientes a los retranqueos y separación a linderos, salvo que existiese prohibición expresa en las normas del presente Plan o de los planes que lo desarrollan.

Separación entre edificios. Es la dimensión de la distancia que separa sus fachadas.

Fondo edificable. Establece, cuantitativamente, la posición en la que debe situarse la fachada interior de un edificio, mediante la expresión de la distancia entre cada uno de sus puntos y la alineación exterior, medida perpendicularmente a ésta.

Ocupación máxima. Porcentaje de superficie de parcela edificable que puede ser ocupada por la edificación. Superficie ocupada. Es la superficie comprendida dentro del perímetro formado por la proyección de los planos de fachada sobre un plano horizontal, descontados en su caso los patios de parcela. No podrá ser superior a la ocupación máxima.

Superficie edificada. Es la superficie construida del edificio computada según las normas de este Plan General.

Superficie edificable. Es la superficie edificable máxima del edificio admisible según las normas de este Plan General.

Superficie libre de parcela. Es el área resultante de aplicar la condición de ocupación de la parcela, en la que no se puede edificar.

Capítulo 5.2. Condiciones estéticas de las edificaciones

5.2.9.—Condiciones complementarias para los bienes catalogados.

Adicionalmente al cumplimiento de los artículos 5.2.* de la Normativa del PGO y subsidiariamente al cumplimiento de prescrito en los artículos correspondientes a cada caso del Capítulo 8 del Catálogo Urbanístico, en los elementos incluidos en éste deberán cumplirse las siguientes prescripciones.

1. El material de acabado de la cubierta será la teja cerámica curva de tono rojo. En el caso de aprovechamiento de la teja preexistente esta se utilizará como cobija.

2. La inclinación de los faldones de la cubierta no será superior al 40%.

3. El canto de los aleros será en todos los casos, inferior o igual a 15 cm.

4. Los canalones y bajantes vistos no son admisibles de PVC.

5. El acabado de los paramentos exteriores será enfoscado y pintado.

6. En el caso de reformas:

a) Se evitará el picado de las cargas de fachada con el fin de dejar la mampostería de piedra vista, en grandes paños, zócalos, recercos, impostas, o cualquier otro elemento compositivo. En todo caso el rejunteo de la misma se realizará con mortero de cal o bastardo.

b) En el pintado de los paramentos exteriores se preferirá el mantenimiento de los colores existentes en el año 2004 tal como aparecen en las fichas urbanísticas salvo que haya razones justificadas para obviarlos. En tal caso se utilizará una paleta de colores obtenida tras el estudio de las gamas cromáticas históricas en el lugar o/y edificación.

7. No se admiten chapados de piedra, con aparejo irregular o desconcertado, en grandes paños de fachada, ni en la ejecución de zócalos, recercos, impostas, o elementos compositivos. En algún caso se admitirán los chapados de piedra a base de elementos geométricos y aparejos regulares.

8. Los huecos deberán ajustar sus dimensiones para lograr la composición vertical de los mismos, con la excepción de los vanos de acceso de vehículos a garajes, que se situarán en puntos de menor incidencia en la imagen externa del inmueble.

9. La carpintería será de madera o de aluminio lacado en colores oscuros y tonos mates. No son admisibles las particiones ficticias en los vidrios. La opacidad de los vanos acristalados deberá resolverse con persianas del mismo material y color que el resto de la carpintería o contraventanas al interior, evitándose en todo caso el empleo de persianas de PVC y de las contraventanas al exterior. Los vidrios responderán a soluciones incoloras y transparentes, prohibiéndose expresamente los vidrios reflectantes, serigrafiados, etc.

10. En los elementos de madera situados en fachada no son admisibles los barnices brillantes.

11. Los elementos metálicos que afecten a la fachada, deberán pintarse con colores oscuros y tonos mates.

12. En los cerramientos de fincas, se deberán cumplimentar los siguientes aspectos:

13. El acabado de cierres murarios permitidos será enfoscado y pintado. También podrá optarse, teniendo en cuenta las características del entorno inmediato y del lugar, por un trasdosado de al menos 15cm de espesor, con piedra del lugar, con aparejo irregular, recibida a hueso al menos en su aspecto externo.

14. En todo caso no se admiten chapados de piedra, con aparejo irregular o desconcertado.

15. En los elementos de madera, no son admisibles los barnices brillantes. [5.2.5]

16. Los elementos metálicos deberán pintarse con colores oscuros y tonos mates.

17. Los muros de contención de tierras de hormigón deberán trasdosarse con piedra del lugar, con aparejo irregular, de al menos 15 cm de espesor, recibida a hueso.

Título 7. Regulación del suelo no urbanizable

7.1.1.—Suelo no urbanizable.

Constituyen el Suelo No Urbanizable del concejo de Riosa aquellos terrenos a los que, en aplicación del artículo 115 del TROTUA, el presente Plan General de Ordenación clasifica como tales.

7.1.2.—Categorías urbanísticas en suelo no urbanizable.

a) Suelo No Urbanizable de Núcleo Rural, representado en los planos de ordenación mediante el acrónimo NR. (7.2.x)

b) Suelo No Urbanizable de Proyección de futuras infraestructuras, de carácter no normativo, representado en los planos de ordenación mediante el acrónimo IF. (7.3.x)

c) Suelo No Urbanizable de Interés Agrario representado en los planos de ordenación mediante el acrónimo Iag. (7.4.x)

d) Suelo No Urbanizable de Vega o Protección Urbana, representado en los planos de ordenación mediante el acrónimo PU (Vg). (7.5.x)

e) Suelo No Urbanizable Paisajístico de Pastos y Monte Bajo, representado en los planos de ordenación mediante el acrónimo Ptz. (7.6.x)

f) Suelo No Urbanizable de Montaña y Vegetación Rupícola, representado en los planos de ordenación mediante el acrónimo PE-K. (7.7.x)

g) Suelo No Urbanizable de Protección Ecológica, representado en los planos de ordenación mediante el acrónimo PEc. (7.8.x)

h Suelo No Urbanizable de Protección del Acebal, representado en los planos de ordenación mediante el acrónimo PE-Ilex. (7.9.x)

i) Suelo No Urbanizable de Protección Arqueológica, representado en los planos de ordenación mediante el acrónimo PArq. (7.10.*)

2. A los suelos designados en el apartado a) de este artículo les es de aplicación el artículo 115.2 del TROTUA y a los restantes suelos el artículo 115.1b del mismo texto.

Los suelos designados en los apartados c, f, g y h de este artículo se integran en la categoría a del artículo 122.1 TROTUA; los designados en los apartados d y e en la categoría b; los designados en el apartado b se integran simultáneamente en las categorías b y d. Finalmente los suelos designados en el apartado a se integran en la categoría e, siempre del citado artículo 122.1 TROTUA.

3. Las zonas categorizadas como suelos de Protección Ecológica (PEc) representados en los planos mediante relleno de color, tienen una distribución particularizada que permite que se superpongan a las restantes calificaciones. Cuando esto sucede, se prima la Normativa Urbanística de aquéllas sobre la de éstas.

7.10.—Suelo no urbanizable de protección arqueológica.

Se incluye en la categoría de Suelo No Urbanizable de Protección Arqueológica un área de reducida dimensión situada en las proximidades de Purció en que estuvo ubicada una instalación industrial con hornos de coque y viviendas obreras. Si bien no se aprecian en superficie restos de entidad parece obligado dar una adecuada protección a los restos que pudieran existir.

El Suelo de Protección Arqueológica está designado en los planos a escala de Clasificación del Suelo No Urbanizable incluidos en la documentación gráfica que acompaña a esta normativa, con el acrónimo PArq.

El suelo así categorizado tendrá consideración de Espacio Arqueológico a los efectos de la aplicación de lo previsto en el art. 65 y concordantes de la Ley 1/2001 de 6 de marzo.

7.10.1.—Usos permitidos.

Se consideran como tales, además de los específicos de protección, conservación y mejora del medio, el mantenimiento de los usos tradicionales agrarios (que conserven sus características de superficie e intensidad de explotación), evitando el deterioro de las condiciones ecológicas protegidas, así como el mantenimiento de los caminos existentes, incluida su limpieza y mejoría, aunque con prohibición de realizar ampliaciones así como proceder a su asfaltado u hormigonado en caminos que no tuvieran tal acabado a la fecha del 1 de mayo de 2005.

7.10.2.—Usos autorizables.

a) La tala de especies alóctonas de manera conforme con las prescripciones de 3.19.

b) La entresaca destinada a la conservación de la salud del bosque autóctono, con respeto a la legislación sectorial de montes y a las características específicas del bosque a entresacar.

c) El levantamiento de cierres ganaderos, formados por estacas verticales de madera de 1,40 m de altura máxima sobre el terreno, separadas entre sí mas de 1 m, unidas mediante alambre metálico y, eventualmente, vestidas mediante seto de especie arbustiva autóctona, así como de cierres vegetales con la misma limitación de altura máxima.

7.10.3.—Usos incompatibles.

Los usos no descritos como permitidos, autorizables o prohibidos en los artículos 7.10.1, 7.10.2 y 7.10.4 y no prohibidos con carácter general en el Título 3 de estas Normas.

7.10.4.—Usos prohibidos.

Quedan expresamente prohibidos todos los usos así categorizados con carácter general en el título 3 de estas Normas y, adicionalmente, los siguientes:

a) Todos los usos edificatorios.

b) La realización de obras de infraestructura de cualquier tipo.

c) Las extracciones de tierras, piedras, gravas o minerales.

d) Los rellenos u otros movimientos de tierra del tipo que sean.

e) Los vertederos del tipo que sean.

f) El levantamiento de cierres distintos de los ganaderos descritos en 7.10.2.

g) La realización, implantación o colocación de casetas de aperos, roulottes o similares a ambas ni aun con carácter precario.

h) El asfaltado, hormigonado o vertido de zahorra en caminos existentes, así como su ampliación.

i) Las repoblaciones forestales de producción.

Título 8. Regulaciones generales sobre el mantenimiento del patrimonio edificatorio existente

8.—Patrimonio Cultural de Riosa y su protección.

1. A los efectos del Catálogo Urbanístico, se entiende por Patrimonio Cultural de Riosa, al conjunto de los bienes inmuebles relacionados con la historia y cultura emplazados en su ámbito territorial que, por su interés histórico, artístico, arqueológico, etnográfico, geológico o biológico, o de cualquier otra naturaleza análoga, merecen conservación y defensa según lo previsto en la Ley del Principado de Asturias 1/2001, de 6 de marzo a través de su inclusión de las distintas categorías de protección en ella definidas

2. Su protección, de conformidad con la legislación sectorial, se realizará mediante la integración en alguna de las siguientes categorías de protección: Bienes de Interés Cultural, Bienes incluidos en el Inventario del Patrimonio Cultural de Asturias y Bienes incluidos en el Catálogo Urbanístico de protección.

3. A tales efectos, tal y como establece en el presente documento se ha formalizado una relación individualizada de las edificaciones y elementos que integran este catálogo, clasificándolos en sus distintas categorías para establecer su régimen jurídico correspondiente además de sentar las bases que deben informar los criterios de protección de los numerosos elementos que integran el patrimonio etnográfico del concejo.

8.0.1.—El tratamiento de los Bienes de Interés Cultural.

Los Bienes de Interés Cultural que deberán ser conservados con sujeción al régimen de protección general y especifico previsto en la Ley 1/2001, de Patrimonio Cultural del Principado de Asturias, y la legislación estatal aplicable. Estarán sujetos en particular a lo dispuesto en los artículos 50 al 58 de la Ley citada.

8.0.2.—Elementos incluidos en el Catálogo Urbanístico y consecuencias de la inclusión.

1. Se incluyen en el Catálogo Urbanístico de Riosa los Monumentos, edificios, construcciones y elementos que, por sus características tipológicas, históricas, arquitectónicas merecen ser preservados y protegidos, impidiendo su sustitución indiscriminada., comprendiendo los bienes inmuebles declarados de Interés Cultural, los incluidos en el Inventario del Patrimonio Cultural de Asturias y los demás que se protegen a través de su inclusión en el propio Catálogo Urbanístico; todos ellos aparecen identificados en los planos correspondientes, singularizados con claves y figuran enumerados e identificados en el listado del presente documento.

2. La inclusión de elementos en el Catálogo Urbanístico, implica la exclusión del régimen general de edificación forzosa, la exclusión total en el caso de los elementos de protección integral y parcial en los de protección parcial o ambiental del régimen general de edificaciones ruinosas y de la imposición de condiciones generales de este Plan. A efectos de eventuales declaraciones se estará, adicionalmente a lo prescrito en el artículo 2.3.4, a lo dispuesto en la legislación de patrimonio histórico.

8.0.3.—Organización del Catálogo Urbanístico del concejo de Riosa.

El catálogo urbanístico del concejo de Riosa consta de:

1. Memoria.

2. Normativa de Protección.

3 Inventariado de los elementos arquitectónicos cuya protección total o parcial se estima conveniente organizado mediante fichas individualizadas por elemento, en las que se adjunta su identificación parcelaria y una o mas imágenes fotográficas así como la información complementaria que permite su localización sobre cartografía parcelaria.

4. Listado realizado en los mismos términos de los lugares y yacimientos de interés arqueológico obtenido de la interpretación de la Carta Arqueológica de Riosa, elaborada bajo los auspicios de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes.

4. Los correspondientes planos en que figuran representados los elementos catalogados.

8.0.4.—Niveles, grados o categorías de protección.

El Catálogo Urbanístico de Riosa diferencia, en desarrollo de lo previsto en el artículo 72 TROTUA y los artículos 205 a 207 del ROTU, los siguientes niveles de protección de acuerdo con las peculiaridades de cada edificio inventariado y el contexto en que se encuentra:

1. Protección Integral, subdividida en el Catálogo Urbanístico de Riosa en dos niveles: M o Protección Monumental y A o Protección Integral.

2. Protección Parcial, denominada en el Catálogo Urbanístico de Riosa como B o Protección Arquitectónica.

3. Protección Ambiental designada con los símbolos C1 y C2 seguidos del mismo nombre en el Catálogo Urbanístico de Riosa.

A los anteriores hay que añadir el nivel de Protección Arqueológica característico de la Carta Arqueológica de Riosa.

Adicional y suplementariamente el Plan General de Ordenación de Riosa plantea un nivel de protección al que denomina D o de Regeneración de Construcciones.

La subdivisión de las categorías de Protección Integral y Protección Ambiental en dos subcategorías por cada categoría se realiza a efectos evaluatorios de su interés arquitectónico y no se traduce en un tratamiento normativo diferenciado por parte de la Normativa del Catálogo Urbanístico, si bien se entiende que será tenido en cuenta como una información adicional en la gestión del Patrimonio Cultural de Riosa.

En la tabla adjunta es representada la correspondencia entre la nomenclatura del TROTUA y las del Catálogo Urbanístico y PGO de Riosa.

Instrumento de Protección

Denominación según TROTUA (artículo 72)

Denominación complementaria según el Catálogo y el PGO de Riosa.

Catálogo Urbanístico de Riosa

Protección Integral

Protección Integral M o Monumental.

Protección Integral A.

Protección Parcial.

Protección Parcial B o Arquitectónica.

Protección Ambiental.

Protección Ambiental C1.

Protección Ambiental C2.

Plan General de Riosa

Protección de Regeneración D.

Para cada una de las tres categorías se fijan las condiciones de actuación sobre cada elemento en ellas incluido, diferenciándolas en su caso en los siguientes apartados:

1. Definición de la categoría.

2. Condiciones Arquitectónicas.

3. Condiciones de Uso.

4. Condiciones Urbanísticas.

5. Condiciones de tramitación.

8.0.5.—Obras preferentes y no preferentes en las entidades catalogadas.

1. Se consideran obras preferentes aquellas necesarias para devolver un edificio a su estado original o a estados previos de mayor valor arquitectónico, artístico o histórico, eliminando añadidos, reformas, actuaciones o deterioros que hayan contribuido a la pérdida de parte de su valor.

2. Esta consideración conllevará en el caso de las entidades categorizadas como M, y A, la exención de derechos de licencia municipal y de todos aquellos aspectos impositivos que el Ayuntamiento considere procedente. Asimismo, este tipo de obras serán las posibles de proponer prioritariamente para cualquier forma de ayuda financiera que pueda existir.

8.0.6.—Aplicación de las normativas sectoriales a las entidades catalogadas.

La aplicación a las obras de reforma, restauración, conservación, consolidación, rehabilitación, acondicionamiento o reestructuración que se realicen en entidades protegidas por el Catálogo Urbanístico, de los textos legales que se indican a continuación, solo tendrá lugar en cuanto sea compatible con la naturaleza de la intervención y, en su caso, con el grado de protección y las características específicas al respecto de las entidades afectadas.

— Código Técnico de la Edificación (CTE),

— Normas de Diseño 39/1998 del Principado de Asturias.

— Normas de promoción de la accesibilidad y supresión de barreras, en los ámbitos urbanístico y arquitectónico.

8.1.—Protección integral.

En el nivel de protección integral se incluirán los bienes que deban ser conservados íntegros, por ser portadores de interés en grado singular, preservando sus características originarias.

Son categorizados en todo caso como Elementos sujetos a Protección Integral los siguientes:

1. Los Bienes que fueran declarados de Interés Cultural.

2. Los Bienes incluidos en el Inventario del Patrimonio Cultural de Asturias, tanto los así declarados, como aquellos sometidos preventivamente a su régimen de protección, por la citada Ley 1/2001 en su disposición transitoria tercera.

3. Los Bienes que la Ley 1/2001, en su Disposición Adicional Tercera, protege integralmente.

4. Los bienes así considerados en el Catálogo de este Planeamiento urbanístico municipal.

El Catálogo Urbanístico de Riosa subdivide los bienes de Protección Integral en las dos siguientes subcategorías: Integral Monumental M e Integral A que representan un diferente valor histórico artístico que aconseja su señalamiento diferenciado aunque con tratamiento normativo común.

8.1.1.—Definición de las subcategorías monumental o M e Integral A.

1. La Subcategoría de protección Monumental o M corresponde a edificaciones singulares de carácter monumental, generalmente edificios religiosos o palaciales, realizados con anterioridad a la industrialización del concejo y que por su valor cultural han sido declarados como Bienes de Interés Cultural o pudieran serlo en el futuro.

Solo tres elementos son categorizadas como de Protección Monumental en el Catálogo Urbanístico de Riosa:

— Capilla del Espíritu Santo en Doñaxuande.

— Capilla del Santo Ángel en Muriellos.

— Casona de los Muñiz en Doñaxuande.

2. La Subcategoría de Protección Integral A corresponde a bienes que deban ser conservados íntegramente, por ser portadores de interés en grado singular, preservando sus características originarias, pero que presentan un valor artístico o arquitectónico sensiblemente inferior al de la subcategoría M.

Están incluidas en esta categoría entre los edificios religiosos los siguientes:

— Capilla de Nª Señora de los Remedios y San Juan en Felguera.

— Capilla de San Pedro en Grandiella.

— Capilla de la Virgen de las Nieves en Llamo.

— Capilla de San Adriano en San Adriano.

— Ermita de San José en la Xuncar.

— Capilla de San Antonio en la Cuba.

Entre la arquitectura civil se categorizan así los dos siguientes inmuebles:

— Casona de Miranda en Felguera.

— Edificación tradicional Nº Ma1 de catálogo emplazada en La Marina.

Entre los hórreos se categoriza así el hórreo H-16 sito en Felguera.

8.1.2.—Condiciones arquitectónicas de tratamiento de la categoría de protección integral.

Todas las actuaciones estarán dirigidas básicamente al mantenimiento de los valores existentes a través de una política de conservación predominante que asegure el respeto a los valores de autenticidad artística o histórica.

Las condiciones generales por las que se regirán las actuaciones en esta categoría son las siguientes:

1. Las actividades de restauración se permitirán solamente en casos debidamente justificados, y se realizarán de acuerdo con la vigente legislación relativa al patrimonio cultural.

2. Se prohíbe expresamente la eliminación de los acabados originales de fachada revocos, enfoscados, etc.

3. Se fomentarán especialmente las actuaciones de consolidación y refuerzo cuando las condiciones de estabilidad de las construcciones o de cualesquiera de sus partes lo requieran, así como las dirigidas a la supresión de elementos extraños que alteren claramente el valor de la obra principal y las necesarias para la sustitución de los usos actuales inadecuados al carácter y valor cultural de los edificios o introducción de actividades adecuadas a los que están en la actualidad vacíos.

4. Se procurará el mantenimiento en cada edificio o espacio de los bienes o elementos muebles que les son propios por razones culturales de carácter general o porque su calidad material o diseño son adecuados a los espacios que los contienen, debiendo suprimirse los que no respondan a las anteriores condiciones y supongan degradación apreciable de la calidad general.

5. A los efectos anteriores se considerarán como partes constituyentes del valor artístico de cada monumento, no sólo sus fachadas, elementos ornamentales y fábricas calificadas habitualmente como “nobles”, sino la conformación espacial particular y general interna, la organización estructural y aquellas soluciones constructivas o espaciales que aunque no correspondan a las partes consideradas generalmente como representativas, constituyen soluciones del mismo contexto cultural que éstas, entre las que se cuentan y cabe destacar por el especial mal trato que han sufrido, las estructuras de las cubiertas, los muros de acompañamiento, y los espacios públicos o privados que las circundan, con los elementos vegetales o de otro tipo que contengan.

6. Se prohíben las alteraciones de la estructura original de la planta baja por apertura de huecos o colocación de marquesinas, quedando fuera de ordenación las estructuras existentes de dichos tipos.

7. Los rótulos publicitarios son autorizables exclusivamente dentro de los huecos de planta baja, cuando sean integrables en el edificio, a cuyas características deberán adecuarse y supeditarse. Los rótulos existentes que incumplan estas condiciones quedarán categorizados como fuera de ordenación.

8.1.3.—Condiciones de uso.

Se fomentarán los usos para los que se proyectaron y construyeron los edificios, procurándose el mantenimiento de aquellos que, sin cumplir este requisito, no hayan supuesto rupturas especiales en la coherencia del texto arquitectónico general y no supongan degradaciones materiales por su utilización.

Para la introducción de nuevos usos que lleven consigo obras de adaptación interior, se considerarán como preferentes los que exijan el mínimo de alteraciones, nulas en cuanto se refiere a la composición espacial y estructural principal, a la integridad de fachadas (en casos excepcionales podrán admitirse aperturas en huecos con condiciones muy estrictas y justificadas) y a las partes de valor artístico o histórico reconocido y con mayor flexibilidad las que tiendan a mejorar las condiciones actuales de habitabilidad que permitan una mayor receptividad de usos con las menores alteraciones.

En el caso concreto de los hórreos y paneras solo se autorizarán los usos que no menoscaben su valor cultural.

8.1.4.—Condiciones urbanísticas.

Las condiciones de edificabilidad, alineaciones exteriores o interiores y alturas, prescritas en el Plan General de Ordenación no son de aplicación a esta categoría de edificios ni aun en el caso de los cuerpos de edificación permisible, o en el de una hipotética ruina.

8.1.5.—Condiciones de tramitación.

1. Obras generales.

Las solicitudes de licencia de obras de conservación, restauración y consolidación, cuando afecten al conjunto del edificio, incluirán, además de los documentos exigidos por la Normativa municipal, documentación detallada sobre los siguientes extremos:

a) Descripción documental de todos aquellos elementos que ayudan a ofrecer un mejor marco de referencia para el conocimiento de las circunstancias en que el edificio se construyó, tales como organismo o tipo de propiedad que promovió su construcción, arquitectos o arquitecto autores del proyecto, uso inicial al que fue destinado, edificaciones colindantes, Ordenanzas, Plan o directrices a las que respondió su edificación, etc.

b) Reproducción de planos originales del momento de construcción del edificio, si los hubiera.

c) Historia de la evolución del edificio en cuanto a sucesivas propiedades y usos sucesivos, caso de haberse dado éstos, hasta el momento actual, así como la evolución del entorno inmediato en el que se encuentra enclavado, considerado como marco de referencia que sirva de base para la justificación de algunas soluciones del proyecto de intervención.

d) Levantamiento a escala no inferior a 1/100 del edificio en su situación actual, y a escalas adecuadas para ampliación de detalles.

e) Descripción fotográfica del edificio en su conjunto y de los elementos característicos cuanto menos en imágenes fotográficas impresas a 12 x 18 cm.

f) Detalle pormenorizado de los usos actuales y efectos, en su caso, sobre los usuarios actuales.

g) Descripción pormenorizada del estado de la edificación, con planos en los que se señalen los elementos, zonas o instalaciones del edificio que requieren reparación.

En el caso de los hórreos ello supondrá la representación esquemática de las piezas del mismo que se mantienen y de las que se substituyen.

h) Autorización de otras Administraciones Públicas que pudieran resultar competentes.

2. Obras parciales.

Las solicitudes de licencia de obra de tramitación abreviada aunque no afecten al conjunto del edificio, con objeto de mantener las debidas cautelas respecto a la preservación de los valores no manifiestos, se completarán los documentos exigidos en las Ordenanzas Municipales en los siguientes extremos:

a) La memoria deberá justificar la adecuación de la obra a realizar con las características arquitectónicas significativas, así como sus efectos sobre los actuales y futuros usos y usuarios del edificio.

b) Las colecciones de los planos se presentarán a escala adecuada incluyendo la relación existente entre las obras a realizar y el conjunto del edificio.

c) Se acompañará documentación fotográfica de las partes del edificio sobre las que se pretende incidir.

8.1.6.—Expropiación.

En caso de inutilización o abandono del edificio catalogado en este nivel, o por las restantes causas justificativas indicadas en el artículo 39 de la Ley 1/2001 de 6 de marzo queda legitimada su expropiación, siempre cumpliendo en todo los términos prescritos en dicho artículo.

8.2.—Protección parcial o grado o categoría B.

8.2.1.—Definición.

Se incluyen en esta categoría los bienes que deban ser conservados en parte, preservando lo que sea definitorio de su estructura arquitectónica o espacial y que además tengan valor intrínseco.

A tales efectos, se considerarán elementos definitorios de la estructura arquitectónica o espacial los espacios libres, alturas y forjados, jerarquización de volúmenes interiores, escaleras principales, zaguán, fachada y demás elementos propios.

8.2.2.—Condiciones arquitectónicas.

Todas las actuaciones se dirigirán fundamentalmente hacia la conservación de las partes que trascienden a los espacios públicos, de las soluciones estructurales que conforman los espacios arquitectónicos internos principales y de aquellos otros que por su congruencia de soluciones con los anteriores, deben ser preservados por constituir partes principales de la solución arquitectónica general.

Las condiciones generales por las que se regirán las actuaciones en esta categoría son las siguientes:

1. Se fomentarán aquellas actuaciones que, mejorando las condiciones de utilización, habitabilidad y “confort”, se dirijan también al logro de la mejor conservación de los edificios.

2. Se autorizarán obras de instalación de aparatos elevadores, siempre que las obras de adaptación no supongan destrozos de partes fundamentales de los edificios y que los locales de maquinaria queden englobados en el interior. Puede ser aconsejable en algunos casos la utilización de patios interiores de parcela o de manzana cuando la incidencia visual de la instalación no trascienda a espacios públicos o no suponga inadecuación de otro tipo.

3. Se autorizarán obras de instalaciones de saneamiento y de calefacción que se adapten al máximo al edificio, pudiendo instalarse las chimeneas de humos y de ventilación que sean necesarias, con remates sobre la cubierta de diseño y material adecuados a la solución arquitectónica existente.

4. Se podrá autorizar, salvo la presencia de pinturas o decoración de solución coherente con la del edificio, el cambio de la tabiquería de distribución, con aprovechamiento de la carpintería original y restauración adecuada de los pavimentos, si tuvieran interés.

5. Podrán autorizarse obras de renovación de pavimentos y revestimientos, salvo en los casos en que por corresponder a soluciones y materiales de calidad y diseño de valor en el conjunto arquitectónico, sea recomendable su conservación.

6. En las fachadas y cubiertas y en los portales y cajas de escalera, cuando estas últimas no admitan transformación por introducción de aparatos elevadores, las obras se limitarán a operaciones de conservación ordinaria y si por su estado fuera necesario realizar reparaciones o reposiciones de revestimiento y de pintura, se realizarán éstas con materiales análogos y tonos de color de la misma gama, acordes siempre con los que existan en el tramo de espacio público correspondiente.

7. Las operaciones de conservación se extenderán más cuidadosamente a los elementos de fachada más perecederos, como las carpinterías de los miradores y galerías, para los que se permitirán reparaciones o sustituciones con el mismo material de que están constituidas.

8. Se declaran fuera de ordenación las modificaciones de fábrica de los miradores originales que en caso de actuaciones intensivas de fachada, deben ser repuestos a sus condiciones primitivas. Igualmente debe reponerse la solución original de miradores cuando estos hubieran sido demolidos.

9. Los retejos y reparaciones de cubiertas se realizarán con el mismo material que tienen actualmente, lo mismo que los elementos antiguos sobrepuestos a ellas.

10. Se permitirán obras de reposición de elementos estructurales resistentes cuando lo justifique su mal estado de conservación o cuando sean elementos ajenos a la construcción primitiva. En ambos casos se sustituirán de forma coherente con las soluciones de esta última.

11. Se podrá permitir la apertura de huecos de paso, de luz o de ventilación en las estructuras verticales resistentes interiores siempre que se mejoren apreciablemente las condiciones de habitabilidad y que contiene claro el sentido funcional estructural.

12. Se considerarán fuera de ordenación todas las edificaciones existentes en la parcela que no sean la principal, así como todos los cuerpo o plantas añadidas a ella, que, no teniendo especial interés arquitectónico, sean ajenas a la obra primitiva y no hayan conseguido una adecuada integración con ella, suponiendo, por tanto, un menoscabo de la misma.

13. No se admitirán modificaciones de los huecos de las plantas bajas que supongan destrucción de la solución constructiva característica del edificio o que rompan la composición general de las fachadas.

14. Las aperturas en planta baja, así como todo tipo de marquesinas, rótulos u otros añadidos que hayan enmascarado, o destruido, la organización primitiva, se consideran fuera de ordenación, debiendo restituirse en las nuevas actuaciones la composición primitiva. Cuando ésta se desconociese se estará a lo establecido en los siguientes parágrafos 15 al 17.

15. Los huecos de planta baja, si existieran en ella locales comerciales, se tendrán que situar en los ejes de simetría de los correspondientes huecos de las plantas altas, debiendo coincidir las alturas de todos los dinteles. La anchura máxima de los huecos no deberá ser superior a 2,50 m debiendo respetar una distancia mínima entre ellos, y a las esquinas, de 0,65 m prohibiéndose todo tipo de marquesinas o salientes. Las condiciones de ejecución en todo caso, deberán respetar la continuidad y homogeneidad de tratamiento con las plantas superiores.

16. Dichas actuaciones en planta baja, deberán ser realizadas en base a un proyecto redactado por técnico competente, en donde se justifique el cumplimiento de lo especificado en el párrafo anterior.

17. Los rótulos comerciales o similares, deberán diseñarse de forma integrada dentro del límite material de la propia fachada del comercio o local al que corresponden, y nunca fuera de los límites de la planta baja, no debiendo sobresalir más de 50 cm de la línea de fachada, aconsejándose el uso de materiales que se integren en el propio entorno ambiental de la zona, debiendo tenerse en cuenta en su diseño la discreción y el respeto al carácter arquitectónico del edificio.

Se prohíbe todo tipo de rótulos en plantas altas y sobre las cubiertas de los edificios.

18. En algunas circunstancias muy especiales y debidamente justificadas se permitirá, con carácter excepcional, llegar hasta el vaciado interior del edificio, pero siempre dentro de y subsidiariamente a un riguroso cumplimiento de todos y cada uno de los apartados anteriores.

8.2.3.—Condiciones de uso.

Es atribuible lo especificado para los edificios de protección integral.

8.2.4.—Condiciones urbanísticas.

Como en el caso del nivel de Protección Integral las especificaciones respecto a edificabilidad, alturas y alineaciones interiores y exteriores no son de aplicación para las edificaciones existentes que se conservan. En caso de reestructuración interior, adiciones de planta o realzado en altura, se estará a lo señalado por el planeamiento, a excepción de los elementos definitorios de su estructura arquitectónica o espacial que por poseer valor intrínseco han requerido su categorización y, en todo caso la alineación exterior que deberán mantenerse. Lo mismo sucederá de producirse la desaparición del edificio original.

8.2.5.—Condiciones de tramitación: documentación para solicitud de licencias.

1. Obras preferentes.

Las solicitudes de licencia de obra de conservación, restauración, consolidación y rehabilitación que afecten al conjunto del edificio incluirán además de los documentos exigidos por la Normativa municipal, documentación detallada sobre los siguientes extremos:

a) En los casos en que sea procedente, Alzado del tramo o tramos de calle a los que dé la fachada del edificio, así como documentación fotográfica que sirva de base para la justificación de las soluciones propuestas en el proyecto.

b) Levantamiento a escala no inferior a 1/100 del edificio en su situación actual.

c) Descripción fotográfica del edificio y de sus elementos más característicos, cuanto menos en imágenes fotográficas impresas a 12 x 18 cm, con montaje indicativo del resultado final de la operación.

d) Descripción de los usos actuales y efectos, en su caso, sobre los usuarios, así como justificación de los compromisos establecidos en la Ley de Arrendamientos Urbanos.

e) Descripción pormenorizada del estado de la edificación con planos en los que se señalen los elementos, zonas o instalaciones del edificio que requieren reparación.

f) Autorización de otras Administraciones Públicas que pudieran resultar competentes.

2. Tramitación de las obras de carácter no preferente

Para las obras permitidas de carácter no preferente deberá realizarse previamente a la solicitud de licencia una consulta al Ayuntamiento en la que se incluirá la siguiente documentación complementaria:

a) Memoria justificativa de la oportunidad y conveniencia de la obra a realizar, evaluándola frente a los otros tipos de obra permitidos y considerando los efectos que se seguirán sobre los usos y usuarios del edificio.

b) Anteproyecto de las obras a realizar justificando en él la integración en el entorno de las nuevas edificaciones por sus características volumétricas tipológicas y compositivas.

c) Todas aquellas otras que guarden relación con la obra efectuada.

8.2.6.—Expropiación.

Se estará a lo ya señalado en el artículo 8.1.6 de estas ordenanzas para la categoría de protección monumental.

8.3.—Protección ambiental o grados C1 y C2.

8.3.1.—Definición.

En el nivel de protección ambiental se integran los bienes que, aun sin presentar en sí mismos un valor intrínseco, contribuyen a definir un ambiente de interés por su belleza, tipismo o carácter tradicional.

Los elementos categorizados como de Protección Ambiental en el Catálogo Urbanístico de Riosa son subdivididos por éste en dos subcategorías que pretenden diferenciar sus méritos manteniendo no obstante el mismo tratamiento normativo.

— La Subcategoría C1 Corresponde a edificaciones, por lo general de arquitectura tradicional, cuya conservación tiene un cierto interés para el mantenimiento de una imagen satisfactoria del concejo aunque no presenten, aisladamente consideradas, un valor singular. Frecuentemente consisten en construcciones tradicionales de mampostería, cargadas o no, con corredores ocupando toda o parte de la fachada principal, que simplemente no alcanzan la entidad suficiente para quedar categorizadas en nivel B. También se categorizan en este nivel construcciones del siglo pasado cuya forma simple o graciosa recomienda su preservación. En los edificios de esta subcategoría no es infrecuente que hayan sufrido restauraciones discutibles pero que presentan posibilidades de fácil reversión o corrección.

— La Subcategoría C2 corresponde a edificaciones cuya conservación tiene algún interés considerada en un contexto mas amplio aunque sin presentar en sí mismas ningún valor singular. Frecuentemente son construcciones de forma simple, tales como cuadras o cabañas, con poca importancia o interés de las infraestructuras de madera u otros elementos singularizables, o construcciones del siglo pasado cuya forma simple o graciosa recomienda su preservación. También se categorizan así edificaciones que han sufrido restauraciones poco afortunadas. Todas estas características permiten diferenciarlas de las edificaciones categorizadas en C1.

Una buena imagen de la diferencia existente entre estas dos subcategorías podría alcanzarse diciendo que, durante el proceso de catalogación, la última cuestión a dilucidar tras la preselección inicial del elemento es, en el caso de los finalmente incluidos en el grupo C1, discernir si deberían quedar categorizados como C o como B, mientras que, en el caso de los elementos categorizables como C2, el punto a decidir es si deberían quedar categorizados como C2 o bien descatalogados.

8.3.2.—Condiciones arquitectónicas.

Las actuaciones arquitectónicas admisibles sobre esta categoría de elementos se subdividen en obligatorias, preferentes y permitidas no preferentes.

1. Son obras obligatorias:

a) Las de mantenimiento del carácter general de las fachadas a espacios públicos y los elementos arquitectónicos o estilísticos que la configuran, incluidos miradores, planta baja y remates de cornisa.

b). Las de conservación de los espacios semipúblicos: portales, escaleras y patios y fachadas interiores de valor arquitectónico destacado.

2. Son obras preferentes Las de conservación y consolidación y rehabilitación que tengan por objeto la compatibilización del mantenimiento del edificio en un estado lo mas próximo que sea razonablemente posible al actual con la consolidación de sus condiciones estructurales, de habitabilidad e instalaciones.

3. Son obras permitidas no preferentes las siguientes:

a) El vaciado y sustitución del espacio interno, sin afectar a las fachadas u otros elementos de necesaria conservación, y el recrecido hasta alcanzar las alturas permitidas por las ordenanzas, conservando los remates originales de fachada, excepto que la ficha correspondiente imponga condicionales adicionales al respecto.

b) Respecto a plantas bajas, en los casos en que estas se encuentren formalmente diferenciadas, se estará a lo señalado para los edificios de Protección Parcial. (Condiciones 13 a 16 del artículo 8.2.2).

c) Los rótulos comerciales o similares estarán a lo dispuesto en la condición 17 del artículo 8.2.2.

d) En los casos de vaciado del espacio interno, podrá permitirse la demolición de la fachada seguida de su fiel reconstrucción, remodelación o construcción alternativa de superior interés arquitectónico y que contribuya a preservar los rasgos definitorios del ambiente protegido.

Deberá asimismo justificarse adecuadamente ante la oficina técnica municipal la dificultad de mantenimiento de la fachada por su mal estado o porque las condiciones de la parcela impidan la realización de trabajos en su interior. Adicionalmente deberá estimarse por dicha oficina técnica que existe suficiente garantía de la adecuada reconstrucción de las fachadas por tratarse de materiales y formas externas reproducibles con técnicas actuales o de elementos singulares reponibles sobre la fachada construida.

En este caso, y en todas aquellas ocasiones en las que se estime que el proceso de vaciado puede poner en peligro el bien a proteger, podrá exigirse como medida precautoria la presentación ante el Ayuntamiento de Riosa de un aval suficiente para permitir, en su caso, proceder sustitoriamente por el Ayuntamiento a su reproducción.

8.3.3.—Condiciones de uso.

En el caso de vaciado interior con reestructuración, o de obra nueva, los usos permitidos serán los señalados por la ordenanza de la zona salvo indicación en contrario contenida en al ficha urbanística correspondiente.

En los casos de conservación o rehabilitación se permitirán también el mantenimiento de los usos actuales con las salvedades establecidas para los otros niveles de protección.

8.3.4.—Condiciones urbanísticas.

En los casos de rehabilitación o de reestructuración se estará a lo señalado para estos supuestos en la categoría de protección parcial, cuando no existe declaración expresa de fuera de ordenación.

En los casos de substitución por obra nueva se respetarán en todos las condiciones urbanísticas, señaladas para las ordenanzas para la zona en cuestión: alineaciones exteriores e interiores, alturas, edificabilidad y usos, con la única salvedad de la adecuación de alturas a la que se hace referencia en el párrafo anterior.

8.3.5.—Condiciones de tramitación: documentación para solicitud de licencias.

Se exigirá el mismo tipo de documentación que para los edificios de protección parcial.

Las obras de carácter no preferente requerirán también el trámite de consulta previa señalada para los edificios de protección parcial de igual carácter.

8.4.—Condiciones arquitectónicas de los hórreos y paneras protegidos.

A. Traslado, montaje y desmontaje de hórreos.

1. Los hórreos existentes a la fecha de 1 de junio de 2009 en el concejo de Riosa, son categorizados por el Catálogo Urbanístico y listados en el Anexo n.º 2 Listado de Hórreos existentes en el concejo de Riosa a la fecha de 1 de agosto de 2009 de esta Normativa Urbanística.

Son considerados como protegibles y categorizados en tal sentido por el Catálogo Urbanístico todos los valorados en las correspondientes fichas con una cifra igual o superior a 2. Aquellos con cifra igual o superior a 4 tienen consideración de Protección Integral.

Estos hórreos protegibles son listados en el Anexo n.º 2A Listado de Hórreos catalogados como protegibles existentes en el concejo de Riosa a la fecha de 1 de agosto de 2009 de esta Normativa Urbanística.

2. Los hórreos catalogados deberán ser conservados íntegros, por ser portadores de interés en grado singular, preservando sus características originarias. En ellos sólo se admitirán las intervenciones y usos que no supongan menoscabo de sus valores y que persigan su mantenimiento o refuerzo

3. Los hórreos de Protección Integral solo podrán ser trasladados de su emplazamiento por causa de fuerza mayor que lo exija.

4. Los restantes hórreos protegibles podrán ser trasladados en el interior del concejo de Riosa siguiendo las siguientes condiciones, que serán asimismo de aplicación para todas las obras de restauración, conservación o consolidación de los hórreos protegidos:

a) Solo podrá autorizarse el emplazamiento de hórreos en entidades parcelarias donde ya existan edificaciones destinadas a vivienda edificados previamente al 1 de junio de 2009 y no afectadas por situación de fuera de ordenación.

b) El montaje de hórreos procedentes de otros concejos estará sometidos a los siguientes condicionales:

b1) Será necesaria previamente a su toma en consideración, la presentación de autorización de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes.

b2) Si el hórreo proviniera de otro concejo se exigirá un informe, firmado por el secretario del Ayuntamiento de donde provenga, que certifique la adecuación de su traslado a la legalidad urbanística vigente en el concejo de procedencia.

b3) Solo podrá autorizarse el emplazamiento de hórreos en entidades parcelarias donde ya existan edificaciones destinadas a vivienda no afectadas por situación de fuera de ordenación.

5. No se admitirá en ningún caso el montaje en el concejo de Riosa de hórreos de nueva construcción.

6. Las obras de restauración o rehabilitación de los hórreos se realizarán siguiendo un proyecto firmado por arquitecto superior que estará a lo dispuesto en el artículo 8.1.5 de esta normativa.

7. Las obras de restauración o rehabilitación de hórreos estarán sometidas a las siguientes condicionales:

a) Toda la madera empleada en la restauración deberá ser de roble o castaño. Para asegurar las uniones de elementos solo podrán utilizarse tornos de madera.

a) Cuando no se trate de traslados los pegollos deberán quedar emplazados en el mismo punto en que se encontraren inicialmente y sobre el mismo tipo de apoyos (pilpayos, muretes etc.) salvo que éstos últimos estén categorizados como fuera de ordenación en la correspondiente ficha del Catálogo Urbanístico.

Si fuera necesario realizar nuevos pilpayos, éstos serán de piedra. Las obras a realizar en los cerramientos de fábrica se rejuntarán o revocarán de acuerdo con las técnicas tradicionales, utilizando mortero de cal, o mortero bastardo de cal y cemento.

b) Se conservarán, en la medida de lo posible, los pegoyos y muelas originales, principalmente en el caso de los pegoyos de madera. Caso de ser precisa su substitución deberá en lo posible utilizarse el mismo material e idéntico tipo que los originales.

c) En los casos de traslado de hórreos que por estar originalmente emplazados en terreno pendiente tengan pegoyos de distinta dimensión y (o) tipo deberán seleccionarse para su emplazamiento terrenos de topografía similar o alterarla de forma adecuada en forma que puedan utilizarse los pegoyos originales con las mínimas modificaciones.

d) No podrán adicionarse corredores en los hórreos que no los tuvieran a la entrada en vigor del Catálogo Urbanístico ni completarse los de los que lo tuvieran solo en parte de su perímetro.

e) Caso de que los corredores estén categorizados como fuera de ordenación en las fichas del Catálogo Urbanístico la autorización de las obras de restauración requerirá que entre ellas esté comprendida su eliminación o substitución por un corredor de tipo simple o normal.

f) En la obra de restauración deberán conservarse o substituirse por otras, de las mismas características geométricas, las piezas de esquina enterizas o engüelgos cuando existieran en el hórreo original.

g) Cuando las puertas existentes sean originales o anteriores a 1940 deberán de mantenerse en número y posición reproduciendo fielmente sus características formales.

h) Deberán en su caso conservarse todos los elementos ornamentales referidos en las correspondientes fichas del Catálogo Urbanístico.

i) La cubrición estará idealmente formada por tejas árabes colocadas en seco. Podrán en todo caso fijarse con pasta las cuatro limas de la cubierta.

j) Deberá reutilizarse el máximo posible de las tejas originales. La teja será siempre árabe, es decir cerámica curva individualizada. Las tejas reutilizadas serán colocadas en primer lugar como cubrientes o cobijas de las nuevas.

k) Las subidoiras o subideras deberán emplazarse en el mismo lugar en que inicialmente estuvieran y con condiciones constructivas lo mas similares posibles a las de ellas. Están explícitamente prohibidos los chapados de las mismas en piedra o en cualquier otro material disonante, así como la adición de elementos decorativos.

l) No deben usarse pinturas, aceites o barnices brillantes o de poro cerrado en el tratamiento final de la madera. Si se necesitara protección, se utilizarán barnices de poro abierto, incoloro y mates, o bien antiparasitarios incoloros, si la madera estuviera atacada por insectos xilófagos.

8. Deberán adicionalmente seguirse en las obras las directrices y criterios que emanen de la Dirección General de Educación, Cultura y Deportes.

B. Otras condiciones arquitectónicas.

No se podrá autorizar la construcción de nuevos cierres perimetrales totales o parciales a partir de sus soportes, ni la construcción de edificaciones adosadas a los mismos.

No podrán abrirse ventanas ni lucernarios, instalarse bajantes o realizarse cualquier tipo de obra que permita presumir la pretensión de cambio de uso al de vivienda, el cual es uso categorizado como prohibido en los hórreos y paneras.

8.5.—Lugares y yacimientos de interés arqueológico.

A los efectos de la catalogación de bienes arqueológicos el Catálogo Urbanístico se ha basado en la Carta Arqueológica de Riosa, elaborada bajo los auspicios de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes.

Todos los bienes categorizados en la misma se encuentran, en cumplimiento de lo especificado en el artículo 27 de la Ley 1/2002 de 6 de marzo, representados en los planos de clasificación y calificación a escala 1/3.000 o 1/6.000 y planos de suelo urbano a escala 1/2.000. Asimismo les es asignada una ficha en que se reflejan los datos de la Carta Arqueológica que el PGO considera urbanísticamente relevantes, incluida la delimitación de un área de protección que tendrá carácter de Espacio Arqueológico a los efectos de la aplicación de lo previsto en el art. 65 y concordantes de la Ley 1/2001 de 6 de marzo.

Estas fichas figuran agrupadas en el tomo 4 Fichas de Lugares y Elementos Arqueológicos de este documento.

Los bienes contenidos en dicha carta han sido cotejados con la afección que pudieran recibir del planeamiento propuesto y en cuatro casos en que se ha considerado adecuado se ha modificado el ámbito de protección que figura en la Carta Arqueológica.

8.6.—Proteccion de molinos catalogados.

En los molinos catalogados debe de diferenciarse entre los edificios en sí, los sistemas de captación y las instalaciones de molienda.

1. Los edificios figuran catalogados utilizando las mismas tres categorías que en el resto de los inmuebles catalogados y será de aplicación la normativa correspondiente, según las situaciones en los artículos 8.2.* y 8.3.* complementados en su caso con las indicaciones contenidas en sus fichas.

2. En los casos en que resulta posible y adecuada la restauración o consolidación de los sistemas de captación y salida del agua el tratamiento será distinto según exista posibilidad de rehabilitar los mecanismos.

3. En los casos en que sea posible la rehabilitación de los mecanismos, deberán restaurarse con total fidelidad a sus características originales empleando los mismos materiales de su construcción, cuidando particularmente el sistema de dosificación y regulación, picando las muelas en forma que puedan producir una adecuada molturación y recuperando las dimensiones iniciales del árbol y el rodezno, tras lo que el sistema deberá de probarse hasta conseguir un funcionamiento razonable.

8.7.—Protección de lavaderos, fuentes y bebederos tradicionales.

1. Los lavaderos, fuentes y bebederos existentes en el concejo de Riosa se subdividen, a los efectos de su tratamiento urbanístico en los dos siguientes grupos:

a) Aquellos que figuran catalogados en el Catálogo Urbanístico mediante fichas individuales y señalados en los planos de ordenación.

b) Aquellos otros que no están catalogados ni representados particularizadamente en los planos de ordenación.

2. Los elementos catalogados son categorizados según los casos en las subcategorías C1 y C2 cuya aplicación a cada caso debe ser interpretada en el siguiente sentido:

a) Tendrán prioridad las obras de mantenimiento, reparación y consolidación de las instalaciones existentes, manteniendo y potenciando sus características originales.

b) Estarán prohibidas las obras de pretendido embellecimiento que puedan desnaturalizar lo que era la apariencia original de las entidades, tales como chapados extemporáneos o adiciones de elementos innecesarios.

c) Las placas conmemorativas o de otro tipo podrán implantarse pero deberán realizarse con la máxima sobriedad y ser lo mas discretas posibles, manteniendo la adecuada subordinación a las instalaciones en que se implantan.

d) Podrá mejorarse la funcionalidad de las instalaciones hidráulicas, tanto de suministro como de evacuación, pero evitando la producción de efectos plásticamente disruptivos.

Anexo n.º 1

LISTADO DE ELEMENTOS ARQUITECTÓNICOS CATALOGADOS EN EL CONCEJO DE RIOSA

Lugar

Simb.

N.º Edif.

Categoría

Políg.

Parc.

Clas.

Calif.

Ablaneo

Ab1

03

C1

07

09043

NU

NR

Ablaneo

Ab2

08

C1

08

09059

NU

NR

Ablanosa, la

Ab3

02

C1

06

09043

NU

PE-Cst

Ablanosa, la

Ab4

01

C1

06

09044

NU

PE-Cst

Acebaltorno,l’

Ac1

32

C2

08

09060

NU

NR

Acebaltorno,l’

Ac2

34

C1

08

09060

NU

NR

Acebaltorno,l’

Ac3

35

C1

08

09060

NU

NR

Aporcioriu, l’

Ap1

03

C2

04

09030

NU

Iag

Ará, l’

A4

034

C2

65106

02

U

BDC

Ará, l’

A5

038

C1

65090

12

U

BDC

Ará, l’

A6

071

C1

64117

08

U

SA

Ará, l’

A7

108

C2

65130

01

U

CO

Ará, l’

A8

123

C2

64112

10

U

CO

Ará’l-Prunadiella

A1

023

B

63090

02

U

Sa-Ced

Ará’l-Prunadiella

A2

024

C2

02

00558

NU

PE-Cst

Ará’l

A3

033

C2

65106

01

U

BDC

Azorera de les Yanes, l’

Az1

02

C2

05

09021

NU

NR-NC

Azorera de les Yanes, l’

Az3

05

C2

05

09021

NU

NR-NC

Azorera de les Yanes, l’

Az4

06

C2

05

09021

NU

NR-NC

Azorera de les Yanes, l’

Az5

07

C1

05

09021

NU

NR-NC

Azorera de Purció, l’

Az6

03

C2

07

09041

NU

NR

Bayos, los

B1

11

C1

02

09065

NU

Iag

Bayos, los

B2

09

C1

02

09040

NU

Iag

Caburnín, el

C2

03

C2

08

00636b

NU

NR-NC

Caburnín, el

C3

04

C2

08

00636b

NU

NR-NC

Caburnín, el

C4

05

C2

08

00636b

NU

NR-NC

Caburnín, el

C5

13

C2

08

09033

NU

Iag

Caburnín, el

C6

18

C2

08

09036

NU

Iag

Cantera, la

Ca1

08

C1

06

09042

NU

NR-NC

Cantera, la

Ca2

19

C2

06

09037

NU

NR

Cantera, la

Ca3

19C

C2

06

09038

NU

NR

Casillina, la

Cs1

17

C1

02

00280e

NU

Iag

Cereceo

Cr1

04 y 05

C2

08

09058

NU

NR-NC

Cereceo

Cr2

07

B

08

09058

NU

NR-NC

Cereceo

Cr3

09

C2

08

09058

NU

NR-NC

Code

Co1

04

C2

09

00222b

NU

Iag

Code

Co2

05

C2

09

00222c

NU

Iag

Code

Co3

07

C2

09

00233d

NU

Iag

Cuba, la

Cu1

06

B

02

09042

NU

NR

Cuba, la

Cu2

12

C1

02

09066

NU

NR-NC

Cuba, la

Cu3

09

C1

02

09066

NU

NR-NC

Cuba, la

Cu4

04

C1

02

09058

NU

NR-NC

Doñaxuande

D01

056

M

07

09088

NU

NR-NC

Doñaxuande

D02

091

M

07

09088

NU

NR-NC

Doñaxuande

D03

057

C1

07

09088

NU

NR-NC

Doñaxuande

D04

064

C1

07

09088

NU

NR-NC

Doñaxuande

D05

066

C1

07

09088

NU

NR-NC

Doñaxuande

D06

067

C1

07

09088

NU

NR-NC

Doñaxuande

D07

100

C2

07

09088

NU

NR-NC

Doñaxuande

D08

099

C1

07

09088

NU

NR-NC

Doñaxuande

D09

096

C1

07

09088

NU

NR-NC

Doñaxuande

D10

093

C1

07

09088

NU

NR-NC

Doñaxuande

D11

089

C1

07

09088

NU

NR-NC

Doñaxuande

D12

072

C1

07

09088

NU

PE-Cst

Doñaxuande

D13

001

C1

07

00066c

NU

NR-NC

Doñaxuande

D14

073

C1

07

09088

NU

NR-NC

Doñaxuande

D15

097

C2

07

00066c

NU

NR-NC

Felguera

F01

112

A

09

09041

NU

NR-NC

Felguera

F02

054

A

09

09041

NU

NR-NC

Felguera

F03

036

B

09

09041

NU

NR-NC

Felguera

F04

100

B

09

09041

NU

NR-NC

Felguera

F05

030

B

09

09041

NU

NR-NC

Felguera

F06

031

C1

09

09041

NU

NR-NC

Felguera

F07

029

C2

09

09041

NU

NR-NC

Felguera

F08

009

B

09

09041

NU

NR-NC

Felguera

F09

039

B

09

09041

NU

NR-NC

Felguera

F10

049

C1

09

09041

NU

NR-NC

Felguera

F11

065

C2

09

09041

NU

NR-NC

Felguera

F12

071

B

09

09041

NU

NR-NC

Felguera

F13

072

B

09

09041

NU

NR-NC

Felguera

F14

073

B

09

09041

NU

NR-NC

Felguera

F15

081

C1

09

09041

NU

NR-NC

Felguera

F16

078

C1

09

09041

NU

NR-NC

Felguera

F17

097

B

09

09041

NU

NR-NC

Felguera

F18

050-051

C1

09

09041

NU

NR-NC

Felguera

F19

084

C1

09

09041

NU

NR-NC

Felguera

F20

028

C2

09

09041

NU

NR-NC

Felguera

F21

026

C2

09

09041

NU

NR-NC

Felguera

F22

027

C2

09

09041

NU

NR-NC

Felguera

F23

069

B

09

09041

NU

NR-NC

Felguera

F24

080

B

09

09041

NU

NR-NC

Felguera

F25

081

C1

09

09041

NU

NR-NC

Felguera

F26

093

C1

09

09041

NU

NR-NC

Fresnedo de abajo

Fr1

8

C1

2

09067

NU

NR

Fresnedo de abajo

Fr2

7

C1

2

09067

NU

NR

Gateres, les

Gt1

09

C1

07

09093

NU

NR-NC

Grandiella

G01

81

A

07

09094

NU

NR-NC

Grandiella

G02

41

C1

07

09094

NU

NR-NC

Grandiella

G03

58

C1

07

09094

NU

NR-NC

Grandiella

G04

57

C2

07

09094

NU

NR-NC

Grandiella

G05

59

C1

07

09094

NU

NR-NC

Grandiella

G06

60

C1

07

09094

NU

NR-NC

Grandiella

G07

62

C2

07

09094

NU

NR-NC

Grandiella

G08

74

B

07

09094

NU

NR-NC

Grandiella

G09

75

B

07

09094

NU

NR-NC

Grandiella

G10

76

C2

07

09094

NU

NR-NC

Grandiella

G11

77

C1

07

09094

NU

NR-NC

Grandiella

G12

78

C1

07

09094

NU

NR-NC

Granxa, la

Gr1

07

C2

06

09031

NU

NR

Granxa, la

Gr2

9

C2

06

09051

NU

NR

Granxa, la

Gr3

12

C1

06

09051

NU

NR

Invernáes

I1

09

C1

02

09029

NU

Iag

Invernáes

I2

040

C2

02

11523

U

BD

Llamo

L1

16

A

10

16207b

NU

Iag

Llamo

L2

01

C1

06

00298

NU

NR-NC

Llamo

L3

20

C2

06

09028

NU

NR-NC

Llamo

L4

33

C1

10

09027

NU

NR-NC

Llamo

L5

37

C1

10

09027

NU

NR-NC

Llamo

L6

40

C2

10

09027

NU

NR-NC

Marina, la

Ma1

30

A

60096

09

U

BDC

Marina, la

Ma2

32

B

60096

07

U

BDC

Marina, la

Ma3

33

C2

60096

08

U

BDC

Muriellos

M01

49

M

08

09063

NU

NR-NC

Muriellos

M02

72a

B

08

09063

NU

NR-NC

Muriellos

M03

46

C2

08

09063

NU

NR-NC

Muriellos

M04

32

C2

08

09063

NU

NR-NC

Muriellos

M05

41

C2

08

09063

NU

NR-NC

Muriellos

M06

47

C1

08

09063

NU

NR-NC

Muriellos

M07

53

C1

08

09063

NU

NR-NC

Muriellos

M08

55

C1

08

09063

NU

NR-NC

Muriellos

M09

58

C1

08

09063

NU

NR-NC

Muriellos

M10

59

C2

08

09063

NU

NR-NC

Muriellos

M11

89

C1

08

09063

NU

NR-NC

Muriellos

M12

54

C2

08

09063

NU

NR-NC

Muriellos

M13

72b

C1

08

09063

NU

NR-NC

Nixeres al Molino de Mila

N1

01

C1

03

09023, 00036a y b

NU

Iag

Nixeres, junto al Molino de Milano (Felguera)

N2

124

C1

3

09019

NU

PE-Cst

Piedrafita

P1

17A

C1

07

09034

NU

NR

Piedrafita

P2

17B

C1

07

09034

NU

NR

Piedrafita

P3

14

C2

07

09036

NU

NR

Purció

P4

18

C2

07

09092

NU

NR-NC

Purció

P5

19

C1

07

09092

NU

NR-NC

Purció

P6

21

C1

07

09092

NU

NR-NC

Quentu La Vara

Q5

03

C1

05

09022

NU

NR-NC

Quentu, el

Q1

02

C1

03

09024

NU

NR-NC

Quentu, el

Q2

09

C1

03

09024

NU

NR-NC

Quentu, el

Q3

05

C1

03

09024

NU

NR-NC

Quentu, el

Q4

01

C1

04

00175a

NU

NR-NC

Rebollá, la

R1

05

C1

08

09061

NU

NR-NC

Rebollá, la

R2

06

C1

08

09061

NU

NR-NC

Rotellín, el

R3

01

C2

08

00771

NU

Iag

San Adriano

S1

11

A

06

09063

NU

NR-NC

San Adriano

S2

05

C1

06

09063

NU

NR-NC

San Adriano

S3

08

C1

6

09063

NU

NR-NC

Teleno

T6

17

C1

07

09081

NU

NR-NC

Teleno

T7

19

C2

07

09081

NU

NR-NC

Teleno

T8

1

C2

07

11411

NU

NR

Texeres, les

T2

09

C2

06

09064

NU

NR

Texeres, les

T3

20

C1

06

09064

NU

NR

Texeres, les

T4

21

C2

06

09064

NU

NR

Texeres, les

T5

22

C2

06

09064

NU

NR

Vara, la

Va1

20

C1

02

09064

NU

NR-NC

Vega, la

V1

012

B

61062

02

U

SA-ER

Vega, la

V2

007

C1

61060

03

U

SA

Vega, la

V3

008

C1

61060

04

U

SA

Vega, la

V4

010

C1

61060

05

U

SA

Vega, la

V5

027

C1

62060

03

U

CP

Vega, la

V6

047

C1

61068

03

U

SA

Vega, la

V7

087

C1

60076

05

U

SA-TP

Vega, la

V8

089

C1

60076

04

U

SA-TP

Villamer

Vi01

061

C1

01

09047

NU

NR-NC

Villamer

Vi02

83-84-85

C1

01

09047

NU

NR-NC

Villamer

Vi03

116

C1

01

09047

NU

NR-NC

Villamer

Vi04

122

C1

01

09047

NU

NR-NC

Villamer

Vi05

127

C1

01

09047

NU

NR-NC

Villamer

Vi06

128

C1

01

09047

NU

NR-NC

Villamer

Vi07

168-169

C1

01

09047

NU

NR-NC

Villamer

Vi08

112-113

C1

01

09047

NU

NR-NC

Villamer

Vi09

102

C1

01

09047

NU

NR-NC

Villamer

Vi10

108

C1

01

09047

NU

NR-NC

Villamer

Vi11

023

C1

01