Saltar al contenido principal

Gobierno del Principado de Asturias

Asturias, mucho más cerca

banda de sede
 

Estás en

Asturias.es Sede Electrónica BOPA y Legislación Resultados Buscador BOPA

Consulta de una disposición

Disposición anterior | Disposición siguiente


Boletín Nº 249 del martes 27 de octubre de 2009

OTRAS DISPOSICIONES

CONSEJERÍA DE MEDIO AMBIENTE, ORDENACIÓN DEL TERRITORIO E INFRAESTRUCTURAS

Resolución de 17 de septiembre de 2009, de la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio e Infraestructuras, por la que se resuelve el trámite ambiental del proyecto de acondicionamiento de la carretera AS-264, Arenas de Cabrales al límite con Cantabria, por Poncebos y Sotres, tramo: Sotres al límite con Cantabria. Expte. IA-PI-0099-09.

Desde la Dirección General de Carreteras se recibe escrito con fecha 23 de febrero de 2009, al cual se acompaña Documento Ambiental del proyecto “Acondicionamiento de la carretera AS-264, Arenas de Cabrales al límite con Cantabria, por Poncebos y Sotres, tramo: Sotres al límite con Cantabria”.

El Real Decreto Legislativo 1/2008, de 11 de enero, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental de proyectos, establece el régimen jurídico para garantizar la integración de los aspectos ambientales de los proyectos comprendidos en sus anexos, o que puedan afectar directa o indirectamente a los espacios que forman parte de la Red Natura 2000.

El proyecto referido no figura entre aquellos que deben someterse ineludiblemente a Evaluación de Impacto Ambiental, sino que se trata de un proyecto que puede afectar a la Red Natura 2000, por lo que le es de aplicación el artículo 3.2 del RDL 1/2008, de 11 de enero.

De acuerdo con lo establecido en el Decreto 126/2008, de 27 de noviembre, de estructura orgánica básica de la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio e Infraestructuras, corresponde a esta Consejería la tramitación de los procedimientos de evaluación ambiental.

Antecedentes de hecho

La actuación prevista consiste en el acondicionamiento de la carretera AS-264, tramo de Sotres al límite con Cantabria. Este tramo de carretera tiene una longitud de 3.500 m y actualmente cuenta con una sección de ancho variable entre 3,50 y 4,0. El firme está compuesto por una base granular sobre la que existe un tratamiento superficial formado por un riego bituminoso con gravilla, encontrándose en muy mal estado tanto por su disgregación superficial como por la existencia de deformaciones estructurales de la plataforma, especialmente en las zonas de mayor pendiente longitudinal.

Asimismo, el tramo sólo cuenta con cunetas en tierra que favorecen las filtraciones hacia la plataforma y en todo el recorrido no existen apenas sistemas de contención de vehículos, a pesar de la elevada pendiente transversal del terreno, especialmente en la primera parte del recorrido.

La sección a proyectar para la carretera AS-264 en el tramo en estudio constará de una calzada de dos carriles de 2,5 m de anchura cada uno y berma de 0,50 m de anchura en las zonas en terraplén.

Según la documentación aportada se aprovechará al máximo la traza actual para el encaje del trazado y sólo se prevén pequeñas rectificaciones en algunas curvas de radio reducido, especialmente en una de ellas que cuenta con un radio interior prácticamente nulo, con una pendiente longitudinal elevada que provoca una pendiente interior muy elevada en la curva.

Se dispondrá además, una cuneta-bordillo bajo la cual se instalará un dren subterráneo. Ambos desaguarán en obras de drenaje transversal.

Se dispondrán barreras de seguridad mixtas formadas por nervios metálicos revestidos de madera. Se revestirán los taludes en terraplén con una capa de tierra vegetal, sembrando los taludes en tierras, tanto en terraplén como en desmonte.

El proyecto se ubica en el Parque Nacional de Picos de Europa, declarado por Ley 16/95, de 30 de mayo. Se encuentra además en espacios incluidos en el LIC y ZEPA Picos de Europa de la Red Natura 2000.

Para la elección del trazado se ha tenido en cuenta lo indicado en la Instrucción de Carreteras 3.1-IC Trazado, en especial en su punto 1.2 en el que se establece que en carreteras de montaña o que discurran por espacios naturales de elevado interés ambiental o acusada fragilidad, podrán disminuirse las características exigidas en la Instrucción. Teniendo en cuanta esto, se han descartado aquellas alternativas de trazado y sección que se ajusten rigurosamente a los valores mínimos marcados, pero que supondrían un notable incremento en las afección a los hábitats y taxones de interés comunitario que motivaron la designación del LIC Picos de Europa y ZEPA homónima.

Al proyecto referido le es de aplicación el artículo 16 del RDL 1/2008, de 11 de enero, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental de proyectos: “La persona física o jurídica, pública o privada, que se proponga realizar un proyecto de los comprendidos en el anexo II, o un proyecto no incluido en el anexo I y que pueda afectar directa o indirectamente a los espacios de la Red Natura 2000, solicitará al órgano que determine cada comunidad autónoma que se pronuncie sobre la necesidad o no de que dicho proyecto se someta a evaluación de impacto ambiental, de acuerdo con los criterios establecidos en el anexo III […]”.

De conformidad con el artículo 17 del RDL 1/2008, de 11 de enero, el órgano ambiental realiza las consultas previas a administraciones e interesados al objeto de la toma de decisión sobre el sometimiento o no a evaluación de impacto ambiental, cuyo resultado se muestra a continuación:

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

• Dirección General de Biodiversidad y Paisaje: Señala que la actuación se encuentra en territorio del Parque Nacional, ZEPA y LIC Picos de Europa. La vegetación del área de actuación se caracteriza por la preponderancia de pastos y brezales, entre los que se conservan manchas forestales, dominada por roble albar, y arbustivas, principalmente de espineras.

El primer tramo discurre paralelamente al río de El Toral, cuya vegetación de ribera está compuesta por sauces.

Varias de estas formaciones son hábitats de interés comunitario:

— 4030 brezales secos europeos.

— 4090 matorrales mediterráneos y oromediterráneos primarios y secundarios con dominio de genistas.

— 9230 robledales galaico-portugueses con Quercus robur y Quercus pyrenaica.

— 8210 pendientes rocosas calcícolas con vegetación casmofítica.

Los taxones de interés comunitario de presencia probable en el área de actuación son: la salamandra rabilarga (Chioglossa lusitanica), el lagarto verdinegro (Lacerta schreiberi), lagartija serrana (Lacerta serrana), desmán ibérico (Galemys pyrenaicus).

En el documento ambiental se afirma que:

— Existen recursos naturales en la zona que se verán afectados, como las comunidades vegetales y animales presentes en la zona de actuación. Los procesos de contaminación que puede conllevar el proyecto en la fase de construcción se puede resumir en la emisión de gases de la maquinaria, emisión de polvos, vertidos, ruidos y generación de residuos (tierras, aceites usados, envases), así como la generación de turbiedades temporales en el cauce de la riega del Toral.

— La actuación generará afecciones poco significativas a algunos hábitats y taxones de interés comunitario.

— Se considera que el potencial impacto que ejercerá sobre el medio se prevé como moderado.

La DG de Biodiversidad y Paisaje considera que el proyecto no presenta repercusiones negativas apreciables sobre el medio.

Se sugiere la toma de las siguientes medidas de protección ambiental, complementarias a las expuestas en la Memoria, durante la fase de obras:

— Hay que destacar que hay ciertos tramos de la carretera y sus alrededores que presentan un notable proceso de erosión superficial. Por otro lado, aunque la vegetación dominante en el área de actuación son brezales-tojales y prados, existe una fina franja arbolada en torno la actual caja de la carretera que, con el ensanchamiento, se eliminará. Por ello sería necesaria una adecuada restauración de los taludes que compense de la tala de ejemplares arbóreos y arbustivos en una superficie y número adecuado. Las especies a utilizar serán especies autóctonas, representativas de la vegetación circundante y adaptadas a las condiciones ambientales.

— Para aminorar el efecto barrera que supone la carretera, se acondicionarán los drenajes transversales para el paso de pequeños animales, con una plataforma en seco en los mismos.

— En lo que respecta a la emisión del certificado de afecciones a Red Natura, el mismo se emitirá una vez los condicionantes expuestos sean incorporados adecuadamente al proyecto.

• La Dirección General de Política Forestal comunica que la actuación no afectará a la gestión del monte más que de manera intermitente y puntual, en los momentos que las labores puedan interrumpir la circulación de vehículos.

• La Confederación Hidrográfica del Cantábrico señala lo siguiente:

El Documento Ambiental remitido se atiene en líneas generales a lo exigido en el RDL 1/2008, de 11 de enero, si bien presenta algunas deficiencias significativas, como es la ausencia de alternativas a la solución propuesta, descartadas a priori por el promotor “con el objetivo de mantener el conjunto de valores que motivó la declaración de Picos de Europa como Parque Nacional”, lo que no solamente vacío de sentido el procedimiento mismo de evaluación de impacto sino que infringe lo establecido en el artículo 9.1 del texto refundido al indicar que el trámite de información pública (muy posterior a éste de consultas previas que ahora se acomete) “se evacuará en aquellas fases del procedimiento en las que estén aún abiertas todas las opciones relativas a la determinación del contenido, la extensión y la definición del proyecto”.

Las referencias a la red hidrográfica contenidas en este documento son muy escasas y siempre indirectas: los cursos de agua sólo se mencionan o se tienen en consideración en tanto que el hábitat de determinadas especies o entorno donde aparecen determinadas formaciones vegetales. Ello conduce a que, a pesar de discurrir el primer tramo de la carretera paralelo a la riega del Toral y a cruzar ésta y otros cauces menores en su segundo tramo, entre los impactos identificados no figure ninguno sobre el medio hídrico, y entre las medidas preventivas o correctoras para minimizarlos sólo aparecen algunas de carácter inespecífico y muy general.

A pesar de estas consideraciones, este Organismo de cuenca entiende que no resulta imprescindible someter el proyecto de referencia al procedimiento reglado de evaluación de impacto ambiental si se tienen en cuenta los siguientes condicionantes:

1. A efectos de garantizar la observancia de la normativa establecida en el Plan Hidrológico de Cuenca, así como el cumplimiento de los objetivos de la Directiva 2000/60/CE (Directiva Marco), el proyecto que se redacte evitará en cualquier caso la utilización de cualquiera de las siguientes soluciones constructivas:

a) La rectificación y canalización de los cauces de cualquier orden.

b) La utilización de terraplenes con drenaje trasversal para resolver los cruzamientos con cursos de agua, permanentes o no.

c) La concentración del drenaje de varios cursos de agua, permanentes o no, a través de una sola estructura.

d) La construcción de viaductos y otras obras de paso sobre los cursos de agua cuyo ángulo de aproximación con respecto a éstos sea inferior a 45º.

e) La instalación de los estribos y demás apoyos de viaductos y otras obras de paso a menos de 5 metros de las orillas.

f) La ocupación adicional de las llanuras aluviales, dando preferencia a los desmontes del talud con respecto a los terraplenes sobre aquéllas.

g) La construcción o adecuación de vados en los caminos auxiliares que supongan un aumento de la turbidez de las aguas por el paso frecuente de maquinaria pesada.

h) El establecimiento de vertederos de materiales sobrantes de la excavación sobre el dominio público hidráulico.

2. A efectos de reducir al mínimo los impactos más significativos sobre la red hidrográfica y sus valores asociados, el proyecto constructivo preverá:

i) La colocación de barreras de retención de sedimentos u otros dispositivos análogos con objeto de evitar el arrastre de tierras en los puntos donde exista riesgo de afección al dominio público hidráulico.

j) La utilización exclusiva de técnicas de ingeniería biológica cuando resulten necesarias obras de defensa de la infraestructura viaria en las márgenes fluviales.

k La demolición inmediata de cuantas infraestructuras temporales haya sido preciso instalar o construir para la ejecución de las obras, y la reposición a su estado anterior de los cauces que hubieran podido resultar afectados por tales instalaciones provisionales.

l) La instalación de dispositivos de desbaste y decantación de sólidos para el tratamiento de las aguas residuales generadas en las zonas de instalaciones y parques de maquinaria.

m) La puesta en servicio de un sistema para la gestión de los productos residuales (aceites, combustibles, restos de hormigonado, escombros, etc.) de acuerdo con la normativa aplicable, evitando su vertido directo al terreno o a los cursos de agua.

n) La adecuada revegetación de los taludes y terraplenes cuya creación haya sido precisa para resolver los problemas de trazado o de almacenamiento de los excedentes de excavación.

• La Dirección General de Patrimonio Cultural informa que la documentación aportada ha sido informada por la Permanente del Consejo de Patrimonio Cultural de Asturias en sesión de 25 de junio de 2009 con el siguiente acuerdo:

“Se acuerda que no es necesario someter al trámite de evaluación de impacto ambiental este proyecto por ninguno de los motivos relacionados con el patrimonio cultural que se citan en el RDL 1/2008 por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental de proyectos.

Por otra parte, se acuerda informar favorablemente el proyecto con la condición de que se cumplan las medidas propuestas en el Documento Ambiental del mismo y con las siguientes prescripciones:

— El seguimiento ambiental de las obras llevará a cabo el balizamiento de los elementos culturales recogidos en el Documento Ambiental del proyecto que puedan ser afectados por las obras.

— Se revisará la ubicación del elemento denominado 93. Mojón del Situ de Escarandi, cuya localización en los planos de proyecto no se corresponde con la información que obra en los archivos de esta Consejería. Este elemento será localizado por el seguimiento ambiental de las obras, antes del inicio de las mismas y se balizará garantizando su integridad física.

— Se acuerda asimismo, en cumplimiento de los dispuesto por el artículo 68 de la Ley 1/2001, que “si durante la ejecución de las obras, cualquiera que sea su naturaleza, se hallan restos de presunto interés arqueológico, el promotor, el constructor, la dirección facultativa de la obra o los responsables de la misma paralizarán los trabajos, adoptarán las medidas adecuadas para la protección de los restos y comunicarán inmediatamente su descubrimiento a la Consejería de Educación y Cultura y al Ayuntamiento correspondiente.”

• La Asociación Asturiana de Amigos de la Naturaleza (ANA) realiza una serie de consideraciones, la cuales desde el punto de vista medioambiental se describen transcriben a continuación: ANA considera que el proyecto referenciado sí debe someterse al procedimiento de Evaluación Ambiental, al menos Evaluación Preliminar de Impacto Ambiental, por ubicarse en un Parque Nacional. Manifiestan igualmente lo innecesario de la obra, puesto que resultaría suficiente, dado el tráfico que tiene, ciertas mejoras puntuales, singularmente en el arranque en Sotres y la primera curva de la salida. El resto del recorrido, la anchura planteada no se justifica […]. En todo caso, deberá exigirse una cuidadosa ejecución y control de las obras que en la evaluación ambiental se consideren justificadas, tanto en lo ambiental como en lo socioeconómico (objetivos de dicha evaluación).

Fundamentos de derecho

Consultada la documentación aportada por el promotor, así como la disponible en esta Consejería y considerando los criterios del anexo III del RDL 1/2008, de 11 de enero, en los siguientes términos:

a) Las características del proyecto

La longitud de carretera a acondicionar es de 3.500, lo que puede considerarse como un tamaño de proyecto reducido en función de los criterios que se siguen en el RDL 1/2008. En la zona no existen además, otros proyectos de los que pudiera derivarse efectos acumulativos o sinérgicos. El proyecto utiliza suelo sin que se produzca una eliminación significativa de hábitats. Además, no es previsible que la ejecución del proyecto pueda dar lugar a una producción significativa de residuos, ni tampoco durante la fase de explotación.

b) Ubicación del proyecto

La actuación se desarrolla en Zona de Uso Especial según lo dispuesto en el PRUG del Parque Nacional de Picos de Europa, aprobado por Real Decreto 384/2002, de 26 de abril. Se encuentra, además, en el LIC y ZEPA Picos de Europa de la Red Natura 2000. El proyecto se desarrolla en área de montaña con alto valor ambiental. No se descarta la presencia de algún taxón de interés comunitario, si bien atendiendo a la naturaleza y envergadura de las obras proyectadas, tampoco se prevén afecciones sobre ellos o los ecosistemas en los que habitan.

c) Características del potencial impacto

Atendiendo a las características de las obras, teniendo en cuenta que se afectará mayoritariamente a infraestructuras viarias existentes, excepto pequeños tramos que discurren por zonas de brezales en su mayoría, afectando en menor grado a pastos, roquedos calizos y helechales. No se esperan por tanto, repercusiones o incidencias directas sobre hábitats y taxones presentes en el área de actuación. Además se contempla la adopción de una serie de medidas correctoras y preventivas, directamente relacionadas con la conservación del medio en que se desarrollan las obras.

Finalmente en cuanto a la valoración de alternativas, se ha tenido en cuenta la alternativa 0 dado que la actuación consiste en el acondicionamiento de una infraestructura ya existe, lo que conlleva una dificultad a la hora de plantear alternativas. No obstante, dado el valor natural del entorno de la actuación, según la documentación aportada, las labores de acondicionamiento se han reducido a lo mínimo imprescindible.

Considerando por tanto, que el potencial impacto del proyecto será compatible con la conservación del espacio protegido, según los criterios contenidos en el anexo III del RDL 1/2008, de 11 de enero.

De conformidad con lo establecido en el RDL 1/2008, de 11 de enero, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental de proyectos y en el Decreto 38/94, de 19 de mayo, por el que se aprueba el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de Asturias que, en su apartado 7.2 incluye “toda inversión superior a 50 millones de pesetas financiada total o parcialmente con fondos públicos en los espacios protegidos o a proteger bajo figuras contempladas en la Ley 4/1989 del Estado y en la Ley 5/91, de 5 de abril, de Protección de los Espacios Naturales en el Principado de Asturias […]”, como actividad sujeta a Evaluación Preliminar de Impacto Ambiental.

RESUELVO

Primero.—Teniendo en cuenta las características del proyecto, ubicación, relevancia y repercusiones del potencial impacto, así como las observaciones recibidas durante la fase de consultas previas, el proyecto “Acondicionamiento de la carretera AS-264, Arenas de Cabrales al límite con Cantabria, por Poncebos y Sotres, tramo: Sotres al límite con Cantabria”, no requiere trámite de Evaluación de Impacto Ambiental.

Segundo.—En aplicación del punto 7.2 del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de Asturias (PORNA), aprobado por Decreto 38/94, de 19 de mayo, la actuación deberá ser sometida al trámite de Evaluación Preliminar de Impacto Ambiental (EPIA). Su contenido deberá atender a lo dispuesto en el PORNA, así como considerar todas las observaciones realizadas por los organismos y administraciones consultadas durante la fase de consultas previas.

Complementariamente, el EPIA deberá justificar la necesidad de la actuación, contener una estima de los movimientos de tierra previstos, así como en su caso, una localización de las zonas de acopio necesarias para los materiales sobrantes. Además, será necesario realizar la recuperación topográfica y posterior restauración de todos los tramos de carreteras de la traza actual, que vayan a quedar en desuso tras las obras, por lo que estos tramos estarán localizados cartográficamente y serán objeto de restauración e integración paisajística, junto con los taludes y terraplenes.

Oviedo, a 17 de septiembre de 2009.—El Consejero de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio e Infraestructuras, Francisco González Buendía.—23.797.

Disposición anterior | Disposición siguiente

Información sobre el documento

© Copyright 2006. Gobierno del Principado de Asturias