Saltar al contenido principal

Gobierno del Principado de Asturias

Asturias, mucho más cerca

banda de sede
 

Estás en

Asturias.es Sede Electrónica BOPA y Legislación Resultados Buscador BOPA

Consulta de una disposición

Disposición anterior | Disposición siguiente


Boletín Nº 189 del martes 14 de agosto de 2012

OTRAS DISPOSICIONES

CONSEJERÍA DE FOMENTO, ORDENACIÓN DEL TERRITORIO Y MEDIO AMBIENTE

Acuerdo de 8 de agosto de 2012, del Consejo de Gobierno, por el que se aprueba el reconocimiento de los mojones números 1 a 21 de la línea de término jurisdiccional entre los concejos de Quirós y Teverga.

Examinado por el Consejo de Gobierno del Principado de Asturias el expediente de referencia MU/07/01, tramitado ante el Centro de Cartografía del Principado de Asturias, órgano instructor del mismo, y vistos los informes técnico y jurídico, de acuerdo con el Consejo Consultivo del Principado de Asturias y teniendo en cuenta los siguientes antecedentes de hecho y fundamentos jurídicos.

Antecedentes de hecho

Primero.—El procedimiento objeto de este informe consiste en el reconocimiento de la línea de término entre los concejos de Quirós y Teverga, dadas las divergencias que parecen haber surgido en cuanto a la manera de apreciar el sitio por donde debe discurrir la línea límite, brotando la necesidad de precisar la ubicación de los mojones.

Segundo.—Siendo impulsor el Ayuntamiento de Teverga, el procedimiento se inicia a instancias de los Ayuntamientos de Quirós y Teverga que, mediante escritos de fechas 5 de noviembre y 14 de julio de 2008, respectivamente, remiten al Principado de Asturias sendas actas de disconformidad correspondientes a la reunión celebrada el día 12 de mayo de 2008, por las Comisiones de Deslinde, junto con los datos, antecedentes y detalles que ambos Ayuntamientos estimaron necesarios para justificar sus apreciaciones.

Tercero.—Recibidas las actas de disconformidad de las Comisiones de Deslinde, el Principado de Asturias, mediante oficio de fecha 10 de diciembre de 2008, procede a su envío al Instituto Geográfico Nacional junto con copia de todo el expediente, para que ese órgano designase personal para la realización del reconocimiento de los mojones sobre el terreno.

Cuarto.—Designado el personal del IGN que asistiría al acto de deslinde, el Centro de Cartografía del Principado de Asturias convoca a las Comisiones de Deslinde de Proaza, Quirós y Teverga a una reunión que se celebró el día 6 de mayo de 2009. Los trabajos de deslinde continuaron en otra reunión que se produjo el día 1 de julio de 2009.

Quinto.—Tras la reunión se reciben las propuestas de los Ayuntamientos junto con los datos, antecedentes y detalles que éstos estimaron necesarios para justificar sus apreciaciones. Esta documentación se envió al Instituto Geográfico Nacional, mediante oficio de remisión de 2 de octubre de 2009. Por último, recibido el 16 de marzo de 2010 el informe-propuesta del Instituto Geográfico Nacional, se remite una copia del mismo a los Ayuntamientos afectados.

Sexto.—A continuación se redactan los informes jurídico y técnico del Centro de Cartografía, de fechas 2 de septiembre y 18 de octubre de 2010, respectivamente. Hecho esto, se da por instruido el procedimiento y se abre el trámite de audiencia por un período de quince días, lo que se comunica a los Ayuntamientos interesados el 12 de noviembre de 2010. Representantes de los Ayuntamientos de Teverga y Quirós comparecen y dan vista del expediente los días 24 y 26 de noviembre de 2010. Asimismo, se reciben alegaciones aducidas por el Ayuntamiento de Teverga.

Séptimo.—A continuación, el órgano instructor elabora la correspondiente propuesta de resolución, elevándose copia del expediente a la Secretaría General Técnica de esta Consejería, para su remisión, a través de Presidencia del Principado de Asturias, al Consejo Consultivo del Principado de Asturias, que mediante Dictamen Núm. 283/2011 (Expte. Núm. 160/2011) dictamina que no es posible emitir un pronunciamiento sobre el fondo de la consulta planteada, en tanto que no consta que se hayan tomado en consideración las alegaciones aducidas por el Ayuntamiento de Teverga a lo largo de la instrucción del procedimiento.

Octavo.—A resultas del citado Dictamen, se emiten nuevos informes del órgano instructor dando respuesta explícita a las alegaciones aducidas por el Ayuntamiento de Teverga, que se desestiman por los motivos que se explican en el tercero de los Fundamentos de Derecho de este Informe.

Noveno.—Elaborada una nueva propuesta de resolución por el órgano instructor; ésta se remite nuevamente, junto con la copia del expediente, al Consejo Consultivo del Principado de Asturias que, mediante el Dictamen Núm. 147/2012, concluye que “procede aprobar el reconocimiento de los mojones números 1 a 21 de la línea límite entre los concejos de Quirós y Teverga, de conformidad con el texto de la propuesta”. Finalmente y de acuerdo con este último Dictamen del superior órgano de consulta de la Comunidad Autónoma, se elabora la correspondiente Resolución para su remisión al Consejo de Gobierno del Principado de Asturias.

Fundamentos de derecho

Primero.—El artículo 13.1 de la Ley 7/1985, de Bases de Régimen Local, establece que la alteración de los términos municipales se regulará por la legislación de las Comunidades Autónomas sobre régimen local. La materia de alteración de términos municipales viene recogida en la Ley del Principado de Asturias 10/1986, de 7 de noviembre, reguladora de la demarcación territorial de los Concejos del Principado de Asturias. No obstante, esta ley no regula el concreto procedimiento de deslinde jurisdiccional. Por lo que, al no existir en el Principado de Asturias normativa propia relativa a la materia de deslindes jurisdiccionales, habrá que atenerse a la regulación recogida en el Reglamento de Población y Demarcación Territorial de las Entidades Locales, aprobado mediante el Real Decreto 1690/1986, de 11 de julio, que será la normativa aplicable a los procedimientos de deslindes jurisdiccionales entre concejos asturianos, en tanto el Principado de Asturias no regule dicha materia. Dicho Reglamento regula el procedimiento para la realización de los deslindes municipales en sus artículos 17 a 25.

Segundo.—El artículo 4.1.d) de la Ley 7/1985, de 2 de abril, de Bases de Régimen Local atribuye a los Municipios la potestad de deslinde, que es la operación por la cual se fijan los términos jurisdiccionales de un municipio.

La intervención de la Comunidad Autónoma sólo se producirá en el caso de que existan divergencias entre los municipios a la hora de apreciar el sitio por donde debe pasar la línea divisoria o en el que deban colocarse los hitos o mojones, según viene establecido por el artículo 24 del Reglamento de Población y Demarcación Territorial, que recoge la redacción del artículo décimo del Real Decreto Legislativo 781/1986, de 18 de abril, por el que se aprueba el texto refundido de las disposiciones legales vigentes en materia de Régimen Local, que dice “las cuestiones que se susciten entre Municipios sobre deslinde de sus términos municipales serán resueltas por la correspondiente Comunidad Autónoma, previo informe del Instituto Geográfico Nacional y dictamen del órgano consultivo superior del Consejo de Gobierno de aquélla, si existiere o, en su defecto, del Consejo de Estado”.

Puesto que, como se ha dicho, el Principado de Asturias, hasta el momento, no ha regulado un procedimiento para deslindar los términos municipales de los concejos que integran su territorio que venga a aclarar cuál es el órgano competente para resolver las cuestiones que se susciten en dicha materia, procede, por ello, aplicar las reglas generales sobre competencia de los distintos órganos de la Comunidad Autónoma.

Así, las decisiones atribuidas legalmente a la Comunidad Autónoma para resolver las controversias entre Concejos que susciten los deslindes no están expresamente reservadas a la competencia del Presidente ni del Consejo de Gobierno (artículo 7.1 de la Ley del Principado de Asturias 8/1991, de 30 de julio, de Organización de la Administración del Principado de Asturias, en relación con lo dispuesto en la Ley del Principado de Asturias 6/1984, de 5 de julio, del Presidente y del Consejo de Gobierno del Principado de Asturias, y en el artículo 21.4 de la Ley del Principado de Asturias 2/1995, de 13 de marzo, sobre Régimen Jurídico de la Administración del Principado de Asturias, respectivamente).

La práctica seguida en el Principado de Asturias es la de aprobar los deslindes de términos municipales por Acuerdo del Consejo de Gobierno, decisión que tiene amparo legal, en el artículo 25.z) de la Ley del Principado de Asturias 6/1984, de 5 de julio, en relación con el artículo 21.2 de la Ley del Principado de Asturias 2/1995, de 13 de marzo, ya citadas.

Tercero.—En cuanto al fondo del asunto, se trata de resolver la desavenencia planteada entre los Ayuntamientos de Quirós y Teverga, en lo que respecta al reconocimiento de la línea de término entre ambos concejos, lo que afectaría al mojón triple de término entre ambos concejos y el de Proaza.

Según se infiere de reiterada jurisprudencia del Tribunal Supremo (STS de 27 de noviembre de 1953, Arz. 3349; STS de 16 de marzo de 1959, Arz. 1917), en materia de deslindes de términos municipales hay que estar, en primer término, a lo que resulte de deslindes anteriores practicados de conformidad con los Municipios interesados. Sólo a falta de ellos, se atenderá a los documentos que, aun no siendo de deslinde, expresen de un modo preciso la situación de los terrenos cuestionados, ateniéndose finalmente a la situación de las fincas o heredades que se encuentren enclavadas en el terreno litigioso y a las demás pruebas que contribuyan a formar juicio sobre el asunto y de las que pueda deducirse con certeza a cuál de las partes favorece la posesión de hecho.

En consecuencia, el estudio de toda la documentación aportada por ambos Ayuntamientos permite concluir que el acta de Deslinde de 2 de noviembre de 1927 es el documento jurisdiccional más antiguo de entre los existentes conocidos, habiendo sido practicado de conformidad con los Municipios interesados. En efecto, existe otra documentación más antigua –en concreto, las copias realizadas por los Secretarios de los Ayuntamientos de Quirós y Teverga del acta de Deslinde de 28 de octubre de 1890–, sin embargo, no puede tomarse en consideración puesto que en esta ocasión no hubo conformidad entre los asistentes en la fijación de la línea.

Posteriormente, el Instituto Geográfico Catastral levantó un acta de deslinde el 25 de agosto de 1949, en la que los Ayuntamientos manifiestan estar sólo de acuerdo respecto de los dos mojones extremos de la línea de término.

Finalmente, en la década de 1960 se inicia un procedimiento para dilucidar la posición del último de los mojones de la línea de término –mojón número 22, común a los términos de Quirós y Teverga (Asturias) y San Emiliano (León)– así como “la línea límite jurisdiccional de separación de los términos de Quirós y Teverga en las proximidades del mojón común”. Como fruto de este procedimiento, nos encontramos con la Resolución del Ministerio de la Gobernación de 24 de octubre de 1967, por la que se aprueba como línea límite la que había sido propuesta por el Instituto Geográfico y Catastral mediante el Informe de 20 de enero de 1966.

Dicha Resolución del Ministerio de la Gobernación considera que, conforme al criterio jurisprudencial ya apuntado, existe un deslinde de términos municipales practicado de conformidad con los municipios interesados, que debe ser respetado, y que no es otro que el practicado el 2 de noviembre de 1927. Acaba, la Resolución, concluyendo aprobar la línea límite jurisdiccional entre los términos de Quirós y Teverga, conforme a la propuesta del Instituto Geográfico y Catastral en su informe de 20 de enero de 1966, que figura dibujada en color verde en el plano que se une a dicho informe.

Pues bien, acudiendo a dicho Informe de 1966, puede observarse que en él se sostiene que “el mojón común a los términos municipales de San Emiliano, de la provincia de León, y Quirós y Teverga, de la provincia de Oviedo, así como la línea límite entre estos dos últimos contigua al mencionado mojón común, debe coincidir con los descritos en los documentos 1, 2, 3, 4, 5, 6 y 7 y que coinciden con la dibujada en verde en el plano que se adjunta”. Siendo los documentos mencionados los siguientes:

— Documentos 1 y 2: copia certificada del acta de las operaciones realizadas para la reposición del mojón común a los términos municipales de Quirós, Teverga y San Emiliano, levantada el día 27 de junio de 1961, con la conformidad de los Ayuntamientos de Quirós y San Emiliano y la disconformidad del de Teverga y acta notarial de la reposición del citado mojón de la misma fecha.

— Documento 3: Testimonio notarial del acta de deslinde intermunicipal entre Quirós y Teverga, levantada de conformidad por los representantes de ambos Ayuntamientos, el día dos de noviembre de 1927.

— Documento 4: Acta de deslinde y amojonamiento de la línea límite entre los términos municipales de Quirós (Oviedo) y San Emiliano (León), levantada por las comisiones representativas de estos Ayuntamientos el día 27 de agosto de 1927.

— Documentos 5, 6 y 7: Copia certificada de las actas de deslinde levantadas por el Instituto Geográfico y Catastral, entre los términos municipales de Quirós y Teverga, Quirós y San Emiliano, y Teverga y San Emiliano, en 25 de agosto de 1949, 5 de noviembre de 1949 y 4 de noviembre de 1949, respectivamente, en las partes correspondientes al mojón común a estos términos.

Menciona, asimismo, el informe que en todos los documentos aportados aparece el mojón común como situado en el Boquerón de Ventana, tal y como se señala en el plano adjunto en color verde. Mojón que, por otro lado, no es objeto del presente procedimiento de deslinde puesto que concierne a términos municipales pertenecientes a distintas Comunidades Autónomas (Asturias y Castilla y León), y su fijación requería la tramitación de un procedimiento ajustado a lo dispuesto en el Real Decreto 3426/2000, de 15 de diciembre, por el que se regula el procedimiento de deslinde de términos municipales pertenecientes a distintas Comunidades Autónomas.

Sin embargo, en cuanto a la representación de la zona límite contigua a este mojón común (mojón 22) –que sería el tramo comprendido entre los mojones 19 y 22– en el plano adjunto al informe propuesta del Instituto Geográfico y Catastral de 20 de enero de 1966, al que se remite la Resolución de 1967 al aprobar este tramo de deslinde; dicha representación no coincide con la descripción de la línea límite contenida en el acta de 1927. Así, en este tramo de la línea de término, el acta de 1927 sitúa el mojón 19 en la Sierra de la Ganguina, el mojón 20 en Sierra Negros, el mojón 21 en el Canto de los Tuérganos y el mojón 22 en Boquerón de Ventana, haciendo mención expresa a que la línea de término entre mojones consecutivos es la línea recta que los une. Por su parte, el Instituto Geográfico Nacional en su informe-propuesta de 19 de febrero de 2010 –que viene a replantear el anterior plano adjunto al informe del Instituto Geográfico y Catastral de 1966– concreta un total de veinte puntos a partir del mojón 19, y que se corresponden con el eje del río Val de San Pedro, en contraposición evidente con lo dispuesto para este tramo por el acta de 1927. En conclusión, a pesar de que la propia Resolución de 1967 reconoce como deslinde válido el practicado en 1927, el plano en el que se refleja el deslinde aprobado, no respetaría el trazado que se desprende del contenido literal del acta de 1927 para este tramo.

Por otro lado, consta el acta de 15 de octubre de 1968, que se practicó como acta adicional a la de 25 de agosto de 1949 –en vez de Adicional a la de 2 de noviembre de 1927, como correspondería– y que se levantó como consecuencia de la Resolución del Ministerio de Gobernación de 24 de octubre de 1967. Dicha acta de 1968, tal y como apunta el propio Instituto Geográfico Nacional en su informe propuesta, contiene diversos errores y contradicciones, al no ceñirse al tramo de línea límite objeto de aquel expediente, ni respetar la geometría establecida en la Resolución de 1967.

Por todo lo anterior, y teniendo en consideración la validez, según se ha mencionado, del acta de 2 de noviembre de 1927, deslinde anterior de entre los practicados de conformidad entre los afectados, se ha considerado que lo más adecuado para dilucidar la ubicación de los mojones de la totalidad de la línea límite entre Quirós y Teverga sería acudir a la propia descripción literal del acta de 1927 y no a la interpretación que de esta acta se haya llevado a cabo, con errores y contradicciones, en el procedimiento que culminó con el levantamiento del acta de 15 de octubre de 1968.

A falta del consenso entre los Ayuntamientos para precisar la ubicación de los mojones –con excepción de los mojones números 4, 8, 9 y 17 en los que sí existe coincidencia en las propuestas de los Ayuntamientos, además del mojón primero, de tres términos entre Proaza, Quirós y Teverga, en el que también existe coincidencia –y considerando que en el acta de 1927 se hace mención a una serie de parajes, lugares e hitos que, con seguridad, eran comúnmente conocidos en la época, pero que en la actualidad, dado el tiempo transcurrido y la paulatina desaparición de las personas conocedoras de su ubicación, no resultan pacíficamente identificables, por parte del Centro de Cartografía se llevó a cabo el correspondiente estudio y trabajo de campo para averiguar la posición de los mojones con la suficiente certeza y precisión y el requerido rigor técnico.

Como consecuencia de dichas labores técnicas, el Centro de Cartografía acaba suscribiendo la solución de línea límite propuesta por el IGN, en su informe de 19 de febrero de 2010, entre los mojones números 1 a 19; propuesta que, por otro lado, respeta la ubicación de los mojones números 1, 4, 8, 9 y 17 en los que, como se decía, hubo coincidencia en las apreciaciones de los Ayuntamientos afectados.

Respecto a los mojones números 20 y 21, a la hora de realizar el trabajo de campo que permitiera localizar su ubicación, sirvió como apoyo técnico el Cuaderno de campo de 10 de diciembre de 1969 –en el que figuran representados los parajes de Sierros Negros y Cantos del Tuérgano–, del que se extrajo la información técnica necesaria para la determinación de sus posiciones. Hay que mencionar que el resultado obtenido respecto a estos dos mojones coincide sensiblemente con la propuesta de ambos Ayuntamientos afectados.

Como ya se menciona en los Antecedentes de Hecho séptimo y octavo, por parte del Ayuntamiento de Teverga se presentaron alegaciones -tanto antes como durante el período de audiencia-, cuyo análisis no fue explícitamente recogido en los ulteriores informes del órgano instructor, ni el la propuesta de resolución que se elaboró a continuación y se remitió inicialmente al Consejo Consultivo del Principado de Asturias, que dictaminó sobre la necesidad de su toma en consideración.

Por ello, por parte del órgano instructor se generaron posteriormente informes técnico y jurídico complementarios, que analizaron y desestiman las alegaciones del Ayuntamiento de Teverga, ratificándose en la propuesta inicial por considerarse que las alegaciones presentadas no aportaban ningún elemento ni criterio nuevo que motivase el cambio en la propuesta de línea límite. Efectivamente, estas alegaciones no hacían sino insistir en las consideraciones iniciales de quien las presentó, reiteradas durante todo el procedimiento y que, por tanto, habían sido implícitamente consideradas en el momento de emitir la primera propuesta de resolución que se remitió al Consejo Consultivo del Principado de Asturias.

Por lo expuesto, de acuerdo con el Consejo Consultivo del Principado de Asturias, el Consejo de Gobierno del Principado de Asturias

Acuerda

Primero.—Aprobar el reconocimiento de los mojones números uno a veintiuno de la línea límite jurisdiccional entre los concejos de Quirós y Teverga (Asturias), conforme al trazado que se refleja en el mapa anexo a este acuerdo, cuyas coordenadas se definen a continuación, ello sin perjuicio del derecho de propiedad que pueda existir sobre las parcelas a las que afecte el deslinde:

UTM HUSO 29-ETRS89

UTM HUSO 29-ED50

Punto

X

Y

X

Y

M1

739 137.7

4 783 768.3

739 260.8

4 783 981.7

M2

740 591.2

4 782 444.9

740 714.2

4 782 658.3

M3

740 550.4

4 782 319.6

740 673.4

4 782 533.0

M4

740 770.8

4 781 878.3

740 893.8

4 782 091.7

M5

741 204.0

4 780 954.8

741 327.0

4 781 168.2

M6

741 156.4

4 780 781.3

741 279.4

4 780 994.7

M7

741 112.0

4 780 678.0

741 235.0

4 780 891.4

M8

740 966.1

4 780 337.5

741 089.1

4 780 550.9

M9

741 922.8

4 779 647.7

742 045.8

4 779 861.1

M10

742 098.7

4 778 375.3

742 221.7

4 778 588.7

M11

742 090.5

4 777 876.6

742 213.5

4 778 090.0

M12

742 478.0

4 777 687.7

742 601.0

4 777 901.1

M13

742 835.3

4 777 942.3

742 958.3

4 778 155.7

M14

743 185.5

4 777 616.4

743 308.5

4 777 829.8

M15

743 680.0

4 776 852.2

743 803.0

4 777 065.6

M16

743 435.0

4 776 299.7

743 558.0

4 776 513.2

M17

743 093.2

4 775 713.5

743 216.2

4 775 927.0

M18

743 137.1

4 774 760.2

743 260.1

4 774 973.7

M19

743 614.8

4 773 893.8

743 737.8

4 774 107.3

M20

743.676,0

4.773.597,8

743.799,0

4.773.811,3

M21

744.097,3

4.772.783,4

744.220,3

4.772.996,9

El mojón número 1 es común a los términos municipales de Proaza, Quirós y Teverga. La línea límite entre cada dos mojones consecutivos es la alineación recta que los une. La línea límite entre el mojón número 21 y el mojón número 22 (que no es objeto de este expediente por ser un mojón común a los términos municipales de Quirós, Teverga y San Emiliano y, por tanto, perteneciente a diferentes Comunidades Autónomas) también es la alineación recta que los une.

Segundo.—Disponer la publicación del presente acuerdo en el Boletín Oficial del Principado de Asturias.

Tercero.—Notificar el presente acuerdo en los términos previstos en el artículo 58 y concordantes de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común. Se dará conocimiento de este Acuerdo al Registro de Entidades Locales de la Administración del Estado, a efectos de su inscripción en el Registro de Entidades Locales. Asimismo, se comunicará al Consejo Consultivo del Principado de Asturias, conforme a lo dispuesto por el artículo 6.4 del Decreto 75/2005, de 14 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de Organización y Funcionamiento del Consejo Consultivo del Principado de Asturias.

Este acto pone fin a la vía administrativa y contra él los interesados podrán interponer recurso contencioso-administrativo ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Asturias en el plazo de dos meses contados desde el día siguiente al de su notificación, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 10.1 a) en relación con el artículo 8.2 y 46.2 de la Ley 29/1998, de 13 de julio, reguladora de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa. Sin perjuicio de ello, los interesados podrán interponer con carácter previo al anterior y potestativo, recurso de reposición ante el Consejo de Gobierno, en el plazo de un mes contado desde el día siguiente al de su notificación, de conformidad con lo dispuesto en los artículos 28 de la Ley 2/1995, de 13 de marzo, de Régimen Jurídico de la Administración del Principado de Asturias y 117 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común. En caso de que se interponga recurso de reposición, no se podrá interponer recurso contencioso-administrativo hasta que sea resuelto expresamente o se haya producido la desestimación presunta del recurso de reposición interpuesto de conformidad con el artículo 116.2 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre.

Las Administraciones Públicas legitimadas para impugnar el acto podrán interponer recurso contencioso-administrativo en los términos arriba descritos, pudiendo realizar un requerimiento previo de anulación o revocación del acto en el plazo de dos meses, requerimiento que se entenderá rechazado si no es contestado en el plazo de un mes, todo ello de conformidad con lo dispuesto en el artículo 44 de la Ley 29/1998, de 13 de julio, reguladora de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa. Cuando se hubiera realizado tal requerimiento, el plazo de dos meses para interponer el recurso contencioso-administrativo se contará desde el día siguiente a aquel en el que se reciba la comunicación del acuerdo expreso o se entienda presuntamente rechazado, según dispone el artículo 46 de la Ley 29/1998, de 13 de julio, reguladora de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa.

Dado en Oviedo, a 24 de julio de 2012.—La Consejera de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente.—Cód. 2012-14886.

Ver imagen de la disposición

Disposición anterior | Disposición siguiente

Información sobre el documento

© Copyright 2006. Gobierno del Principado de Asturias