Saltar al contenido principal

Gobierno del Principado de Asturias

Asturias, mucho más cerca

banda de sede
 

Estás en

Asturias.es Sede Electrónica BOPA y Legislación Resultados Buscador BOPA

Consulta de una disposición

Disposición anterior | Disposición siguiente


Boletín Nº 108 del jueves 12 de mayo de 2011

OTRAS DISPOSICIONES

CONSEJERÍA DE MEDIO AMBIENTE, ORDENACIÓN DEL TERRITORIO E INFRAESTRUCTURAS

Acuerdo de 8 de mayo de 2003, adoptado por la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio del Principado de Asturias (CUOTA), relativo a la aprobación definitiva de la revisión de las Normas Subsidiarias de Planeamiento del Concejo de Coaña. Expte. CUOTA 65/2003.

Coaña es un concejo situado en la costa occidental de Asturias de 65,8 km² de superficie, colindante por su oriente con Navia, del que existe una importante dependencia funcional, relativamente superada en los últimos años al desplazarse a Coaña gran parte de sus elementos industriales de carácter suburbano y alguno de sus equipamientos más significativos (Hospital de Jarrio y Matadero de la Mancomunidad). El concejo de Coaña se ha beneficiado de sus buenas comunicaciones con el resto del litoral occidental, convirtiéndolo en un lugar estratégico para la instalación de servicios y equipamientos de ámbito supramunicipal.

Los principales ejes de ordenación del territorio del concejo son la CN-632 que lo atraviesa de este a oeste, concentrándose en torno a ella la mayor parte de sus poblaciones más dinámicas; y hacia el interior la AS-12 (Navia-Grandas), aglutina en su entorno la mayoría de la población del interior y de la propia capital.

Como criterios orientadores básicos seguidos para abordar la revisión, se destacan en el documento los cinco siguientes:

1.—Mantenimiento de las determinaciones de las Normas a revisar consideradas válidas y susceptibles de seguir aplicándose en el futuro.

2.—Adaptación del documento a la nueva legislación urbanística, estatal y autonómica.

3.—Establecimiento de unas previsiones reales de crecimiento, para un horizonte máximo de 8 a 10 años.

4.—Para el medio urbano:

— En Ortigueira, preservar su característica morfología histórica y simultáneamente promover varias actuaciones que consigan una mayor estructuración y conexión de los barrios, a fin de resolver las discontinuidades que ahora presenta el suelo urbano.

— En El Espín plantear una serie de actuaciones interiores, buscando la renovación del caserío y la mejora de la calidad de vida a través de mecanismos de gestión sencillos y viables.

— En Jarrio, reordenar las existencias a fin de facilitar el asentamiento tanto residencial como de nuevas dotaciones.

5.—Para el medio rural:

— Regular y preservar las actividades a desarrollar en los espacios naturales.

— Ordenar los usos y actividades compatibles en el medio rural.

— Integrar en el documento urbanístico la planificación del uso agroforestal.

— Mantener el carácter tradicional de los núcleos rurales y su compatibilidad con el futuro crecimiento edificatorio.

— Establecer mecanismos que posibiliten la obtención de suelo de reserva para dotaciones.

En cuanto a la estructura urbanística del territorio del concejo se divide en suelo urbano, no urbanizable y urbanizable.

* En el suelo no urbanizable, se diferencian las siguientes categorías:

— SNU de Especial Protección, SNU-P1

— SNU de Especial Protección de Vegas, SNU-P2

— SNU de Costas, SNU-C

— SNU de Interés, SNU-I, con las subcategorías de:

. Agrario Tipo 1

. Agrario Tipo 2

. Forestal

— SNU de Infraestructuras, SNU-IF

— SNU Núcleo Rural, SNU-NR, en el que se delimitan un total de 28 núcleos con apoyo en la estructura parcelaría, y englobados en dos subcategorías:

. Tipo A: los Núcleos Rurales situados al Norte del trazado de la CN-634, junto con el de Coaña capital.

. Tipo B: el resto de los Núcleos Rurales del concejo.

— Se contemplan asimismo los asentamientos rurales, definidos como asentamientos de población no delimitados como núcleos rurales, identificándose un total de 30.

* El suelo urbano del concejo está formado por los nucleos de El Espín, Ortigueira, Jarrio y Porto.

A efectos de gestión y desarrollo, dentro del suelo calificado como urbano se diferencian tres tipos de ordenación:

a) Consolidado o de Aplicación Directa.

b) No Consolidado.

c) Regulado según Planeamiento en Ejecución.

— El Espín

La delimitación propuesta en la Revisión coincide en líneas generales con la delimitación de la anterior NSM, debido sobre todo a la importante afección que tiene por la legislación de costas. Se plantean no obstante sendas ampliaciones al Norte y al Sur.

Se definen dentro de su delimitación un total de 4 Unidades de Actuación.

— Ortigueira

Se trata de un suelo urbano sin importantes crecimientos respecto de la normativa anterior, salvo la zona “Fundiyón” (al oeste del núcleo), donde sí se detecta una significativa ampliación.

Se contempla una sola Unidad de Actuación, a desarrollar por Plan Especial.

— Jarrio

Se trataba de un ámbito urbanizable conforme a la normativa anterior que en esta revisión se plantea como urbano no consolidado, delimitándose una única unidad de actuación.

— Porto

Donde se aplicarán las condiciones de edificación propias del Núcleo Rural tipo A, y no se contempla delimitación de unidades de actuación.

* El suelo urbanizable se subdivide en:

— Regulado según planeamiento en ejecución (polígono industrial Río Pinto).

— Sectorizado, donde se contempla:

. Jarrio industrial (27 has. aprox.)

. Jarrio residencial (8,3.has. aprox.)

. El Espín residencial (21 has. aprox.)

— No sectorizado, en el que se contempla:

. Jarrio industrial (10 has. aprox.)

. Jarrio residencial (22,7 has. aprox)

. El Espín residencial (6,1 has. aprox.)

De conformidad con lo dispuesto en los artículos 35 y 41 del texto refundido de la Ley del Suelo de 1976 y 132 del Reglamento de Planeamiento y en concordancia con lo establecido por la Disposición Transitoria Segunda de la Ley del Principado de Asturias 3/2002, de 19 de abril, de Régimen del Suelo y Ordenación Urbanística, se aprueba definitivamente la revisión de las Normas Subsidiarias de Planeamiento del concejo de Coaña, con el contenido y alcance del acuerdo municipal de aprobación provisional de 2 de agosto de 2002.

Se establecen, no obstante, las siguientes prescripciones u observaciones a incorporar o subsanar en un texto refundido que el Ayuntamiento ha de elaborar y presentar en el término de 3 meses ante esta Comisión.

* En cuanto a las Ordenanzas:

Disposiciones comunes:

— Art. 59 Transmisión de licencias.

La posibilidad de transmisión de la licencia, cuando ésta fuere otorgada considerando una determinada cualidad subjetiva del titular, quedaría supeditada a la concurrencia de esa misma cualidad en el adquirente.

— Art. 67 bis Condiciones de edificación y de usos fuera de ordenación.

Deberá aclararse la aparente contradicción existente entre el apartado 1 c) y el apartado 3, particularmente si la superación de las ocupaciones máximas, la edificabilidad o la superficie de parcela establecidas en las NSM, determina la condición de fuera de ordenación.

Suelo Urbano:

— Art. 242 Definición y régimen jurídico.

Deberá incluir en la definición del suelo urbano el consolidado por la edificación.

— Art. 244 Suelo urbano consolidado o de aplicación directa.

Debe aclararse que cuando para dotar a un terreno de la urbanización necesaria se precise un proyecto de urbanización se está ante un suelo urbano no consolidado, reservándose la condición del consolidado para aquellos casos en que lo que se precisare fuera exclusivamente completar la urbanización mediante obras accesorias y de escasa entidad. En este sentido, habrán de revisarse las calificaciones de suelo urbano consolidado y no consolidado incluidas en la documentación gráfica de estas Normas, por si pudiesen estar calificándose de consolidados suelos urbanos que no cumplan lo especificado.

— Art. 247 Regulación según especificaciones de la unidad de actuación.

Debe tenerse en cuenta que, de conformidad con el art. 31.1 de la Ley 3/2002, la adquisición por los propietarios mediante convenio del aprovechamiento urbanístico correspondiente a la Administración sólo será posible cuando aquél no sea susceptible de ejecución individualizada (apartado 8).

— Art. 248 Suelo Urbano regulado según planeamiento en ejecución.

Deberá especificarse si este tipo de suelo urbano es consolidado o no consolidado, aclarando asimismo esta circunstancia en el art. 243.

— Art. 381 Condiciones generales (depósitos al aire libre).

La limitación de la exigencia de licencia a las de superficie ocupada de más de 2.000 m². deberá eliminarse.

— Art. 434 Transitoriedad de los usos existentes.

La posibilidad de ampliación de actividades industriales transformadoras se sujetará al cumplimiento de la normativa sectorial aplicable.

— Art. 462 Usos autorizables (en SNUEP 1).

La implantación de infraestructuras de comunicación radioeléctrica deberá supeditarse a la justificación de la imposibilidad de utilizar un suelo de inferior categoría.

— Art. 468 Usos autorizables (en SNU de costas).

Deberá modificarse el régimen de usos previsto, adaptándose a lo establecido en el art. 17 de la Ley 6/90, de Edificación y Usos en el Medio Rural.

— Art. 475 Usos autorizables (en SNU de interés agrario tipo 1).

Deberán eliminarse los depósitos al aire libre, las industrias transformadoras y los vertederos.

Respecto de la vivienda familiar deberá especificarse la parcela mínima exigida para su autorización.

Con carácter general, se detecta la ausencia de referencias a parcelas mínimas para los distintos usos permitidos o autorizables en SNU de especial protección e interés, lo que deberá subsanarse.

— Art. 479 Usos autorizables (en SNU de interés agrario tipo 2).

Deberán eliminarse los vertederos.

— Art. 491 Definición (Núcleo Rural).

La delimitación de nuevos núcleos rurales, caso de ser necesaria, se realizará a través de la modificación del planeamiento originario.

Esta observación se hace extensible a lo establecido en el art. 492.2.

— Art. 494 Parcelaciones.

No parece justificado el trato de favor en cuanto a la inferior superficie de parcela mínima que se les otorga a las fincas que ya cuentan con una vivienda en su interior (en las parcelas no edificadas de los núcleos rurales tipo A se establece una superficie mínima de 2.000 m² y en las edificadas de 1.000 m²).

Deberá eliminarse esta diferencia de trato.

— Art. 495 Número máximo de viviendas.

En cuanto a la previsión para los Núcleos Rurales tipo A deberá aclararse si estos límites se aplican a agrupaciones de viviendas, a segregaciones de fincas o en ambos casos.

— Art. 500 Condiciones particulares de las ordenaciones de conjunto.

El número de viviendas resultante de las ordenaciones de conjunto deberá rebajarse a 6.

— Art. 505 Condiciones de edificación (de los Asentamientos Rurales).

Las posibilidades reconocidas de entender edificable cualquier parcela a una distancia no superior a 75 m, respecto de otra existente, conducirá en la práctica a la aparición de nuevos núcleos allí donde existan asentamientos aislados que no tiene entidad de tal.

Se propone por ello modificar el espíritu de estas figuras, garantizando precisamente lo contrario: que a través de las posibilidades edificatorias reconocidas a los mismos no se generen nuevos núcleos de población, a cuyo efecto podría exigirse una distancia mínima de 75 m, respecto de las viviendas existentes, siempre y cuando el emplazamiento coincida con SNU calificado de interés.

* En cuanto a los informes sectoriales:

Se deberá dar cumplimiento a los que a continuación se transcriben:

— Dirección General de Carreteras del Principado de Asturias:

“Si bien en el texto de las Normas, en el capítulo de “Sistema General Viario” cita exhaustivamente todas las carreteras de titularidad del Principado de Asturias que discurren total o parcialmente por el concejo de Coaña, indicando en su artículo 19 relativo a las limitaciones de carácter general respecto del Sistema General Viario que “...fuera del perímetro del Suelo Urbano, se ajustarán a lo dispuesto en la LODC y el resto de la normativa de carreteras”, “se observa que en los planos de las Normas, y en concreto en el plano n.º 2: Clasificación del suelo. Zonificación del SNU”, no las recoge como “suelo no urbanizable de infraestructuras”, con la representación de la franja del ancho acorde con lo establecido en la legislación vigente en función de la categoría de la vía. Si esto no es desdeñable para ninguna de las carreteras, cobra especial relevancia en el caso de la carretera AS-12, Navia-Grandas de Salime que se enmarca dentro de la máxima categoría dentro de la Red Autonómica.

Por otra parte, exceptuándose la aplicación de la citada LODC (Ley 13/1986 de Ordenación y Defensa de las Carreteras del Principado) en los tramos de carretera autonómica que discurren por “suelo urbano” y “travesías de núcleos rurales”, indicándose que “...regirán las determinaciones de las presentes Normas Subsidiarias...”, se aprecia que si bien se encuentran perfectamente definidas las distancias y líneas de edificación en los núcleos rurales, no ocurre lo mismo en el caso de “suelo urbano”, resultando afectadas las carreteras AS-12, Navia-Grandas de Salime por el Suelo Urbano de El Espín y la CÑ-4, Cª de Ortigueira por el de su mismo nombre.

Por tanto, se considera que deben introducirse las siguientes modificaciones:

— Representar en los Planos como “suelo no urbanizable de infraestructuras” las franjas correspondientes a las carreteras de titularidad del Principado.

— Definir en “suelo urbano” las distancias y líneas de edificación respecto de las carreteras de titularidad autonómica afectadas. Y, en todo caso, exceptuar éstas de la aplicación del artículo 106 de Dimensiones de las Calzadas en las Condiciones Generales de Urbanización”.

— Dirección General de Cultura:

Deberá darse cumplimiento en el documento del texto refundido, excepto en lo relativo a la realización del Catálogo Urbanístico de Protección, a efectos de cuya formulación –a la que el Ayuntamiento resulta obligado por las Leyes del Principado de Asturias de Patrimonio Cultural y de Régimen del Suelo y Ordenación Urbanística- se otorga al Ayuntamiento un plazo máximo de 18 meses a contar desde la adopción de este acuerdo.

“Revisada la documentación aportada se informa favorablemente con las siguientes prescripciones:

— Indicar expresamente que cualquier intervención que afecte a bienes protegibles por la legislación vigente de Protección del Patrimonio, o a su entorno, precisa del informe previo favorable de la Consejería de Cultura.

— Se elaborará un Catálogo Urbanístico de Protección, en cumplimiento de la Ley 3/2002, de 19 de abril, de Régimen del Suelo y Ordenación Urbanística, y de acuerdo con el art. 27 de la Ley del Principado de Asturias 1/2001 de Patrimonio Cultural, que deberá al menos cumplir las siguientes prescripciones:

1. Incluir en el Catálogo Urbanístico de Protección, además de los bienes afectados por cualquiera de las modalidades de protección, los inmuebles de interés histórico o artístico, aquellos de interés etnográfico, arqueológico, industrial, y los de cualquier otra naturaleza que merezcan conservación y defensa.

2. Recordar la obligatoriedad que los Ayuntamientos tienen de realizar dicha catalogación.

3. Realizar fichas individualizadas, o cualquier otro mecanismo de planeamiento, para cada bien incluido, integrando los datos literales y gráficos necesarios para su correcta identificación, y estableciendo claramente su grado de interés, su nivel de y el tipo de intervención posible.

4. Definir los diferentes grados de interés, niveles de protección, y tipos de intervenciones posibles.

5. Se incluirá catálogo de núcleos de especial interés que se considerarán protegidos.

— En tanto no se elabore el Catálogo de elementos y núcleos se considerarán de Protección Integral todos los elementos del IPHA y los núcleos de San Esteban de Los Buitres y otros de especial interés y los elementos relacionados en su Catálogo anterior.

— Se debe hacer mención a la Disposición Transitoria de la Ley 1/2001 del Patrimonio Cultural de Asturias y desarrollar su aplicación en las ordenanzas. La normativa se aportará en sus condiciones a las características arquitectónicas y materiales del lugar.

Documentación planimétrica

— En los diferentes planos y escalas se diferenciarán los elementos declarados Bien de Interés Cultural y sus respectivos entornos, de todos los demás elementos y conjuntos incluidos en el Catálogo Urbanístico de Protección. En este caso solamente existe un bien declarado BIC: la Zona Arqueológica del Castro de Coaña y otro incoado: Castro de Mohías, ambos considerados en el ámbito de la Arqueología, por tanto en este punto debe tenerse en cuenta lo que establezca y considere el informe del Arqueólogo del Servicio.

— Grafiar en los diferentes planos y escalas el Entorno de Protección del Camino de Santiago.

Patrimonio arqueológico

El documento contiene un listado, en su momento provisional, del inventario arqueológico del concejo. Respecto al tratamiento de estos bienes deben realizarse las siguientes observaciones:

1. No se contempla el establecimiento de áreas de protección en los siguientes elementos inventariados:

a. Castro de Punta da Figueira, Medal.

b. Castro de El Castelón, Villacodide.

c. Material lítico de Silvarronda, Silvarronda.

2. Debe actualizarse el inventario con la inclusión de elementos incorporados recientemente al listado de yacimientos o zonas de riesgo estimadas:

a. Zona de Riesgo Arqueológico de Porto, Porto.

b. Zona de Riesgo Arqueológico de Coaña, Coaña.

En la revisión del documento se advierte la exclusión de las estaciones de apoyo del antiguo teleférico utilizado para el transporte de materiales empleados en la construcción de la central hidroeléctrica de Grandas de Salime. Por su naturaleza y significación histórica estos elementos pueden ser considerados, de acuerdo al art. 76 de la Ley 1/2001 de 6 de marzo de Patrimonio Cultural, parte del patrimonio histórico-industrial de Asturias.

— Dirección General de Costas:

La CUOTA insta al cumplimiento del informe de 28 de abril de 2003 que a continuación se transcribe, debiendo el Ayuntamiento recabar el informe favorable de la Dirección General de Costas en lo referente a tales cuestiones antes de remitir el texto refundido a la CUOTA.

I. En el plano 2 (hojas 1, 2, 4 y 6) figuran representadas, con la precisión que permite su escala 1:5000, las líneas de deslinde y servidumbre de protección (100 m) en el borde costero del municipio correspondiente al litoral Cantábrico y a la ría de Navia, habiéndose incorporado (sin identificar) la línea de ribera del mar en los tramos costeros en los que no es coincidente con el deslinde. Se deberá completar su señalamiento en la hoja 8 de este plano.

Las líneas representadas se ajustan sensiblemente a las definidas en los proyectos de deslinde aprobados por OO.MM. de 28-07-99 y 26-04-00. Sin embargo, en los tramos de El Espín y El Cubo que no cuentan con deslinde aprobado de acuerdo con la vigente Ley de Costas, la línea de deslinde representada responde, con algunos errores, al deslinde de Z.M.T., pero no refleja la delimitación provisional del dominio público marítimo-terrestre y su correspondiente servidumbre que, de conformidad con lo dispuesto en el art. 210-4.ª) y D.T. Decimonovena, 3 del Reglamento de la Ley de Costas, deberá incorporarse a los planos previa solicitud a la Demarcación de Costas.

II. En relación con los planos 3 y 4 que contienen la ordenación de los núcleos costeros de Ortigueira, El Espín y Porto (a escalas 1:1000 y 1:2000) en los que se han introducido modificaciones respecto al documento anterior, se observa:

. En la zona central de Ortigueira (plano 4.1) existen dos líneas diferentes en el borde costero que delimitan el perímetro urbano y no se representa correctamente la servidumbre de protección que, de conformidad con el proyecto de deslinde aprobado por O.M. 28-07-99, figura en el plano 2.2 con anchura de 100 m La servidumbre recae sobre zonas calificadas con ordenanza residencial ET.1 y sobre la Unidad UA-1, cuya ficha urbanística deberá hacer constar su afección por la servidumbre de protección de 100 m entre las condiciones de desarrollo del Plan Especial previsto.

En relación con esta zona a la que se hace referencia en el acuerdo de aprobación provisional (condicionante 10), se advierte que el cambio de clasificación de SNU-P1 a SU que se propone, no afecta a la servidumbre de protección aplicable, definida en el proyecto de deslinde aprobado en función de la clasificación de los terrenos a la entrada en vigor de la Ley de Costas.

. En El Espín (planos 3.2, 4.3 y 4.4) la ordenación deberá reconsiderarse una vez sea representado correctamente el deslinde del dominio público marítimo-terrestre (provisional) y su servidumbre de protección. El núcleo urbano se delimita incluyendo terrenos de D.P.M.T. objeto de dos concesiones actualmente caducadas.

La UA-5 delimitada en el borde costero de este núcleo a desarrollar mediante un Plan Especial, denominada “Puerto Deportivo”, incluye una amplia zona, de dominio público marítimo-terrestre sin que en la ficha urbanística se haga referencia alguna a la condición demanial de estos suelos, en los que cualquier actuación se deberá entender con carácter indicativo al requerir el otorgamiento previo del correspondiente título habilitante. Al no aportarse en este momento datos concretos, ni definirse las propuestas en esta zona, no es posible valorar su viabilidad por lo que este Departamento no puede pronunciarse al respecto.

Se debería contemplar el proyecto de “Recuperación del borde marítimo de El Espín” redactado por la Demarcación de Costas, para facilitar su ejecución.

III. Las Normas Urbanísticas incorporan un nuevo artículo (466 bis) relativo al Suelo no Urbanizable de Costas que recoge las determinaciones señaladas en el punto 5c) del informe anterior. Esta normativa, aplicable a las áreas identificadas en los planos con la letra “C”, se hará extensiva a todos los suelos afectados por la legislación de costas no incluidos en estas áreas, con independencia de su clasificación y calificación urbanística.

En respuesta a las consideraciones efectuadas en el informe anterior en relación con el núcleo de Porto, se delimita un suelo urbano cuyas condiciones particulares regula el nuevo artículo 245 bis de las normas urbanísticas.

La “separata” 2 no contiene documentación relativa al anexo 4 de las Normas Urbanísticas, relativo al suelo No Urbanizable a desarrollar mediante Planes Especiales. Por tanto, se supone que la previsión de redactar el PE de la margen izquierda de la Ría de Navia, de acuerdo con lo indicado en el art. 3 de dicho anexo, se mantiene. Sin embargo, esta previsión no se contempla en los planos actualmente aportados, en los que ha sido suprimida la delimitación del ámbito de este Plan Especial”.

* Otras observaciones:

— Suelos urbanizables prioritarios.

Se deberá reflejar en el documento de texto refundido el suelo urbanizable prioritario destinado a uso residencial, que habrá de sujetarse en cuanto a su gestión a lo establecido en los artículos 107 y siguientes de la Ley del Principado de Asturias 3/2002, de 19 de abril, de Régimen del Suelo y Ordenación Urbanística; estableciendo en su caso el porcentaje del mismo que quedará reservado a la construcción de viviendas sujetas a algún régimen de protección pública (nunca inferior al treinta por ciento del total de suelo así calificado). Dicho calificación, según propuesta municipal, podría recaer sobre el suelo urbanizable previsto en Jarrio, aunque ello no obsta a que se aplique a otros suelos urbanizables residenciales contemplados en las Normas Subsidiarias.

— Trazado de la autovía del Cantábrico a su paso por el Concejo de Coaña.

En congruencia con las posiciones ya expresadas al respecto tanto por la Junta General del Principado de Asturias como por la propia Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio, y en uso de las competencias exclusivas en materia de ordenación del territorio que el Principado de Asturias ostenta (art. 10.1.3 del Estatuto de Autonomía para Asturias); se acuerda instar a la eliminación de la reserva de suelo no urbanizable de infraestructuras para la autovía del Cantábrico que figura en el documento aprobado provisionalmente por la Entidad Local, delimitada a partir del Estudio Informativo tramitado por la Administración General del Estado.

— Suelo urbano no consolidado de Ortigueira.

Se deberá rebajar la edificabilidad a 0,30 m²/m², más acorde con el número máximo de viviendas previsto y con el tamaño medio de las mismas en la tipología asignada, al resultar de difícil materialización la contemplada por la Entidad Local (0,40 m²/m²).

Contra este acuerdo los particulares interesados podrán interponer recurso contencioso-administrativo en el plazo de 2 meses, a partir del día siguiente al de su notificación, ante el Tribunal Superior de Justicia de Asturias, de conformidad con lo previsto en art. 46 de la Ley 29/98, de 13 de julio, reguladora de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa, y el 26 de la Ley 2/95, de 13 de marzo, sobre el Régimen Jurídico de la Administración del Principado de Asturias. No obstante, en el plazo de un mes podrá interponerse el recurso potestativo de reposición ante este mismo órgano, de conformidad con lo establecido en el art. 107 y siguientes de la Ley 30/92 de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, modificada por el Ley 4/99, de 13 de enero.

Las Administraciones Públicas legitimadas podrán interponer recurso contencioso-administrativo frente a esta resolución en el plazo de dos meses contados a partir del día siguiente al de su notificación, ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Asturias. Dentro de dicho plazo, podrá requerir previamente a esta Consejería para que anule o revoque esta resolución, requerimiento que se entenderá rechazado si, dentro del mes siguiente a su recepción, no es contestado.

Cuando hubiera precedido el requerimiento, el plazo de dos meses para la formulación del recurso contencioso-administrativo se contará desde el día siguiente a aquel en que se reciba la comunicación del acuerdo expreso o se entienda presuntamente rechazado.

Todo ello, de conformidad con lo que disponen los artículos 44 y 46.6 de la Ley 29/1998, de 13 de julio, de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa.

En Oviedo, a 4 de junio de 2003.—La Jefa del Servicio de la Secretaria de la CUOTA.—Cód. 2011-08908.

ACUERDO ADOPTADO POR LA PERMANENTE DE LA COMISIÓN DE URBANISMO Y ORDENACIÓN DEL TERRITORIO DEL Principado de Asturias (CUOTA), EN SU SESIÓN DE FECHA 20 DE DICIEMBRE DE 2007, RELATIVO A UNA MODIFICACIÓN DEFINITIVA DE LAS NORMAS SUBSIDIARIAS DE PLANEAMIENTO EN ALTO DE ABARA, COAÑA (EXPEDIENTE CUOTA 702/2007)

Aprobar definitivamente por unanimidad, la Modificación Puntual de las Normas Subsidiarias de Planeamiento del concejo de Coaña, en cuanto al régimen de distancias a viviendas que deben de cumplir los aerogeneradores de un parque eólico, con el contenido y alcance establecidos en los acuerdos de aprobación municipal.

La modificación se plantea a iniciativa de Teranova Energy y propone variar el apartado e) del art. 392 relativo a distancia mínima de los elementos del parque eólico a cualquier vivienda habitada.

Existe un acuerdo de CUOTA referido al exp. C584/2005 en el que se recoge la necesidad de revisar las condiciones actualmente fijadas por las NNSS en cuanto a las distancias a cualquier núcleo habitado de los aerogeneradores.

El citado acuerdo se refería a un documento presentado ante la CUOTA en 2005, con la denominación: justificación de las excepciones puntuales que presenta el proyecto P.E. de Alto de Abra a las NNSS del ayuntamiento de Coaña.

Se justificaba que era excesiva la distancia en función del diámetro del rotor y suficiente la distancia mínima absoluta y en ese sentido se formulaba en el acuerdo del expediente C-584/2005. Ahora se presenta la modificación del apartado e) el art. 392 eliminando la distancia mínima de 7 diámetros de rotor y redactando el apartado de la siguiente manera:

Tanto los aerogeneradores como demás componentes sobre rasante del parque eólico deberán situarse a una distancia mínima de 300 m de cualquier vivienda habitada.

Todo ello de conformidad con lo dispuesto en los arts. 88 y concordantes del texto refundido de las disposiciones legales vigentes en materia de ordenación del territorio y urbanismo, aprobado por el Decreto Legislativo 1/2004, de 22 de abril (BOPA 27 de abril del 2004), en relación con el Decreto 169/1999, de 9 de diciembre, por el que se regula composición, competencias y funcionamiento de la CUOTA, primera modificación por Decreto 118/2002, de 19 de septiembre y segunda por Decreto 202/2003, de 18 de septiembre (BOPAS 14 de diciembre de 1999; 1 de octubre de 2002 y 16 de octubre de 2003, respectivamente).

Contra este acuerdo los particulares interesados podrán interponer recurso contencioso-administrativo en el plazo de 2 meses, a partir del día siguiente al de su notificación, ante el Tribunal Superior de Justicia de Asturias, de conformidad con lo previsto en el art. 46 de la Ley 29/98, de 13 de julio, reguladora de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa, y el 26 de la Ley 2/95, de 13 de marzo, sobre el Régimen Jurídico de la Administración del Principado de Asturias. No obstante, en el plazo de un mes podrá interponerse el recurso potestativo de reposición ante este mismo órgano, de conformidad con lo establecido en el art. 107 y siguientes de la Ley 30/92 de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, modificada por la Ley 4/99, de 13 de enero.

Las Administraciones Públicas legitimadas podrán interponer recurso contencioso-administrativo frente a esta resolución en el plazo de dos meses contados a partir del día siguiente al de su notificación, ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Asturias. Dentro de dicho plazo, podrá requerir previamente a esta Consejería para que anule o revoque esta resolución, requerimiento que se entenderá rechazado si, dentro del mes siguiente a su recepción, no es contestado.

Cuando hubiera precedido el requerimiento, el plazo de dos meses para la formulación del recurso contencioso-administrativo se contará desde el día siguiente a aquel en que se reciba la comunicación del acuerdo expreso o se entienda presuntamente rechazado.

Todo ello, de conformidad con lo que disponen los artículos 44 y 46.6 de la Ley 29/1998, de 13 de julio, de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa.

Oviedo, a 11 de enero de 2008.—El Secretario de la CUOTA.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

NOMBRE: UA-2

OBJETIVOS

Promover una actuación conjunta que permita la ordenación y concentración del volumen edificable liberando el suelo necesario para la creación de una plaza ajardinada, así como contribuir a la reserva del suelo necesario para completar una reserva de infraestructuras ferroviarias.

CONDICIONES ESPECIFICAS DE LA ORDENACION

Altura máxima de la edificación: 5 plantas.

Serán autorizables los usos compatibles, en las categorías y situaciones señaladas en las ordenanzas de la zona SA.

La ordenación de volumen propuesta es vinculante.

Se cederán los terrenos correspondientes a viales y espacios libres.

A los efectos de la cesión del aprovechamiento, se considera ésta una actuación de reforma interior, correspondiendo a los propietarios el 100% de aprovechamiento medio.

Se urbanizará con cargo a la promoción, el frente de la edificación hasta bordillo de acera incluido ésta y la banda de aparcamiento. En el frente sur se pavimentará una acera de 3 m de ancho en la separación entre edificación y espacios libres.

El Estudio de Detalle podrá contemplar la construcción del volumen edificable, por fases o en distintos edificios siempre que se cumplan las demás determinaciones de estas Normas.

Podrá mancomunarse el acceso a la/s planta/s bajo-rasante destinadas a garaje-aparcamiento con el de la UA-1 previo acuerdo entre propietarios. El acceso se realizará a través del pasaje situado entre las edificaciones de ambas UA.

No será necesaria la redacción y aprobación previa del Estudio de Detalle cuando para la ejecución de la UA se presente un único proyecto de edificación y el correspondiente proyecto de urbanización del viario vinculado a ella.

El volumen o superficie máxima edificable será el resultado de aplicar el índice del aprovechamiento medio sobre la superficie bruta del ámbito, que podrá variar como resultado de una medición contradictoria realizada sobre levantamiento taquimétrico o base cartográfica de mayor detalle.

APROVECHAMIENTO URBANISTICO

USO CARACTERÍSTICO: RESIDENCIAL

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

NOMBRE: UA-3

OBJETIVOS

Ordenar adecuadamente un suelo vacante dentro del ámbito del suelo urbano de El Espín, compatibilizando la construcción de dos tipologías edificatorias de uso global residencial, con arreglo a las características de las fincas y de sus edificaciones más próximas.

Completar la red viaria en el interior de una macromanzana, resolviendo el acceso a las nuevas edificaciones.

Captar para el uso público como espacios libres de zona verde, terrenos que por sus características resultan inadecuados para la edificación.

CONDICIONES ESPECIFICAS DE LA ORDENACION

El esquema de ordenación reflejado en esta ficha es vinculante, si bien el Estudio de Detalle podrá reajustar la zonificación propuesta siempre que la reserva de espacios libres (EL) no sufra variaciones de ± 5%.

El Esquema de Ordenación refleja las áreas de máximo movimiento de la edificación en bloque exento (RX), si bien el ED deberá establecer las condiciones de composición fijadas para dicha zona de Ordenanza en el sentido de introducir cambios o rupturas en la composición del volumen y de las fachadas evitando alineaciones superiores a los 25 m. (Art. 275).

Se aplicarán las condiciones particulares de cada zona de ordenanza RU y RX, siendo autorizables los usos compatibles señalados para cada una de ellas.

De la zona RU, el E.D. podrá establecer la proporción de cada tipología (aislada, pareada o en hilera).

El Estudio de Detalle podrá contemplar la construcción del volumen edificable, por fases siempre que se cumplan las demás determinaciones de estas Normas.

Se conservarán los muros de piedra existentes tanto en el interior de la UA como en el perímetro, excepto en aquellos tramos afectados por la apertura del nuevo viario.

Se cederán y urbanizarán los espacios libres respetando el trazado de viales peatonales reflejados en el esquema de ordenación. Se recomienda que el viario rodado sea del tipo de tráfico compartido, es decir, sin que se produzca forzosamente un desnivel entre acera y calzada, reflejando el distinto carácter de ambos simplemente con un cambio de materiales. Esta solución se aplicará al menos en el viario que da servicio a la vivienda unifamiliar.

Las redes de servicios tendrán las características descritas para las mismas en las Normas Urbanísticas.

El volumen o superficie máxima edificable será el resultado de aplicar el índice del aprovechamiento medio sobre la superficie bruta del ámbito, que podrá variar como resultado de una medición contradictoria realizada sobre levantamiento taquimétrico o base cartográfica de mayor detalle.

APROVECHAMIENTO URBANISTICO

USO CARACTERÍSTICO: RESIDENCIAL

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

NOMBRE: PUERTO DEPORTIVO

OBJETIVOS

Esta UA se encuadra en el marco de una operación urbanística que tiene entre sus objetivos la recualificación de un espacio que incorpora parte del suelo urbano de El Espín, para su acondicionamiento como puerto deportivo.

Mejorar y completar el viario existente ordenando los accesos rodados y peatonales así como su inserción en el intinerario general de una senda peatonal a lo largo de la margen izquierda de la ría de Navia.

La ordenación del volumen edificable de forma que contribuya a mejorar la fachada urbana de El Espín hacia dicha ría.

La ordenación de edificaciones y espacios libres al servicio de la actividad portuaria de ocio y deporte...etc.

Detallar los sistemas de gestión.

CONDICIONES ESPECIFICAS DE LA ORDENACION

El P.E. establecerá las condiciones generales de uso, intensidad y tipologías de la edificación, respetando los usos característicos señalados.

La superficie edificable resultante de aplicar el coeficiente de aprovechamiento medio señalado en esta ficha, corresponde al aprovechamiento lucrativo de las parcelas de suelo urbano incluidas en el ámbito del PE. El PE establecerá la superficie edificable máxima incrementando dicho aprovechamiento con el correspondiente a los servicios e instalaciones de carácter público que resulten necesarios para el correcto funcionamiento de la actividad portuaria.

Del total de la superficie edificable lucrativa, la cesión al Ayuntamiento se ajustará a la legislación vigente y se localizará con frente a la ría.

El Plan Especial deberá quedar redactado y aprobado en el periodo de vigencia de estas Normas.

APROVECHAMIENTO URBANISTICO

USO CARACTERÍSTICO: RESIDENCIAL Y ESPECIAL

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

NOMBRE: UA-6

OBJETIVOS

Promover una actuación conjunta que permita la ordenación y concentración del volumen edificable liberando el suelo necesario para la apertura de una nueva calle, así como contribuir a la reserva del suelo necesario para completar una reserva de suelo libre de edificación que en un futuro pudiera incorporarse a las instalaciones del puerto deportivo.

CONDICIONES ESPECIFICAS DE LA ORDENACION

Altura máxima de la edificación: 3 plantas. Se autoriza el uso de vivienda en planta bajo-cubierta.

Serán autorizables los usos compatibles, en las categorías y situaciones señaladas en las ordenanzas de la zona SA.

La ordenación de volumen se ajustará a los límites marcados por la línea de máximo movimiento de la edificación, reflejada en el esquema de ordenación propuesto.

Se cederán los terrenos correspondientes a viales y espacios libres.

La cesión de superficie edificable lucrativa se ajustará a la legislación vigente y se localizará con frente a la ría.

El Estudio de Detalle podrá contemplar la construcción del volumen edificable, por fases o en distintos edificios siempre que se cumplan las demás determinaciones de estas Normas.

Se cederán y urbanizarán los espacios libres respetando el trazado del viario reflejado en el esquema de ordenación. Se recomienda que el nuevo viario rodado sea del tipo de tráfico compartido, es decir, sin que se produzca forzosamente un desnivel entre acera y calzada, reflejando el distinto carácter de ambos simplemente con un cambio de materiales.

Las redes de servicios tendrán las características descritas para las mismas en la Normas Urbanísticas.

No será necesaria la redacción y aprobación previa del Estudio de Detalle cuando para la ejecución de la UA se presente un único proyecto de edificación y el correspondiente proyecto de urbanización del viario vinculado a ella.

El volumen o superficie máxima edificable será el resultado de aplicar el índice del aprovechamiento medio sobre la superficie bruta del ámbito, que podrá variar como resultado de una medición contradictoria realizada sobre levantamiento taquimétrico o base cartográfica de mayor detalle.

APROVECHAMIENTO URBANISTICO

USO CARACTERÍSTICO: RESIDENCIAL

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

NOMBRE: UA-1

OBJETIVOS

Permutar suelo de titularidad municipal por suelo propiedad del Obispado, situado éste último en el Polígono Industrial del río del Pinto.

Permutar suelo de titularidad municipal por suelo de propiedad privada ambos situados al oeste del complejo hospitalario, facilitando así la concentración del suelo de equipamientos públicos.

Ordenar adecuadamente un suelo vacante dentro del ámbito del suelo urbano de Jarrio, compatibilizando la construcción de dos tipologías edificatorias de uso global residencial, con arreglo a las características de las fincas y de sus edificaciones más próximas.

Completar la red viaria de enlace con el polígono industrial y resolver el acceso a las nuevas edificaciones.

CONDICIONES ESPECIFICAS DE LA ORDENACION

El esquema de ordenación reflejado en esta ficha es vinculante, si bien el Estudio de Detalle podrá reajustar la zonificación propuesta siempre que la reserva de espacios libres (EL) no sufra variaciones de ± 5 %.

El volumen o superficie máxima edificable será el resultado de aplicar el índice del aprovechamiento medio sobre la superficie bruta del ámbito, que podrá variar como resultado de una medición contradictoria realizada sobre levantamiento taquimétrico o base cartográfica de mayor detalle.

Se aplicarán las condiciones particulares de cada zona de ordenanza RU y RX, siendo autorizables los usos compatibles señalados para cada una de ellas.

El Estudio de Detalle podrá establecer la proporción de cada tipología edificable, vivienda unifamiliar RU y residencial colectivo RX en bloque aislado, no superando éste último la altura máxima de 3 plantas.

El Estudio de Detalle podrá contemplar la construcción del volumen edificable, por fases siempre que se cumplan las demás determinaciones de estas Normas.

Se cederán y urbanizarán los espacios libres respetando el trazado de viales peatonales reflejados en el esquema de ordenación.

Las redes de servicios tendrán las características descritas para las mismas en las Normas Urbanísticas.

APROVECHAMIENTO URBANISTICO

USO CARACTERÍSTICO: RESIDENCIAL

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

NOMBRE: FUNDIÓN

OBJETIVOS

- Delimitación de un ámbito amplio que recoja todo el suelo vacante desde la línea de DPMT en el puerto hasta el contacto con la edificación de borde, incorporando aquellos viales rodados o peatonales que servirán de enlace con el resto del Suelo Urbano.

- El Plan Especial tendrá por objeto la zonificación del ámbito: señalando las parcelas o zonas edificables; la reserva de espacios libres y de dotaciones públicas; el suelo para la materialización del aprovechamiento objeto de cesión al Ayuntamiento; así como la definición de las intervenciones en materia de urbanización o de restauración paisajística, en aras de la adecuada integración de la edificación de nueva planta y la existente; estableciendo incluso si fuera necesario los criterios de rehabilitación y/o ampliación de ésta última.

CONDICIONES ESPECIFICAS DE LA ORDENACION

El P.E. establecerá las condiciones generales de uso, intensidad y tipologías de la edificación, respetando los usos característicos señalados.

La superficie edificable resultante de aplicar el coeficiente de aprovechamiento medio señalado en esta ficha, corresponde al aprovechamiento lucrativo de las parcelas de uso residencial incluidas las que sean objeto de cesión al Ayuntamiento. El PE establecerá la superficie edificable máxima incrementando dicho aprovechamiento con el correspondiente a los equipamientos, servicios e instalaciones de carácter público que resulten necesarios.

Del total de la superficie edificable lucrativa, la cesión al Ayuntamiento se ajustará a la legislación vigente y se localizará con frente a los espacios libres.

El Plan Especial deberá quedar redactado y aprobado en el periodo de vigencia de estas Normas.

Con el objeto de garantizar la necesaria coordinación entre la administración y la iniciativa privada, así como la participación económica de ésta última en el proceso, desde la propia redacción del Plan Especial deberá suscribirse el correspondiente convenio urbanístico, en los términos establecidos en el Capítulo Sexto, Título V de la Ley del Principado de Asturias de Régimen del Suelo y Ordenación Urbanística.

APROVECHAMIENTO URBANISTICO

USO CARACTERÍSTICO: RESIDENCIAL Y ESPECIAL

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

NOMBRE: SECTOR 2 . HOSPITAL

APROVECHAMIENTO URBANISTICO

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

OBJETIVOS

Delimitar un área para el desarrollo residencial en el entorno del hospital de Jarrio destinado a vivienda unifamiliar y/o colectiva en bloque exento de baja densidad.

Obtener el suelo necesario para la ampliación de las instalaciones deportivas existentes.

Ceder y urbanizar el suelo correspondiente a dotaciones y zonas verdes públicas.

CONDICIONES PARTICULARES PARA LA ORDENACION

De las tipologías fijadas RU y RX, el Plan Parcial podrá establecer la proporción de cada grado pero siempre dentro del uso global residencial y manteniendo la intensidad del sector y el número total de viviendas resultante de aplicar la densidad máxima.

Las reservas de suelo para equipamientos públicos y espacios libres se agruparán en la zona señalada como EQ en el esquema de ordenación y se destinarán en su conjunto a la ampliación del complejo deportivo existente.

El PP establecerá la proporción entre los grados EQ.1 y EQ.2 en función de la necesidad de espacios cubiertos para la práctica deportiva, respetando en cualquier caso la superficie de EQ/EL señalada en esta ficha.

El PP respetará el trazado del viario señalado como vinculante en el esquema de ordenación. El viario público de sistemas interiores que diseñe el PP respetará las secciones indicadas en las Normas Urbanísticas (NN.UU.) en función del tipo de vía. La superficie destinada a viario es orientativa.

Las redes de servicios deberán tener las características descritas para las mismas en las NN.UU. El P.P. contendrá un estudio específico justificativo de la solución adoptada, tanto para el abastecimiento de agua como para la evacuación cuya red de saneamiento interior deberá prolongarse hacia el exterior del sector hasta conectar con la red existente en un punto donde ésta tenga las características y capacidad suficiente para acoger los nuevos vertidos.

Será de cesión obligatoria al municipio el 10% del aprovechamiento del sector, que se materializará en la tipología edificatoria ( RU y/o RX ) que el Ayuntamiento establezca.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

NOMBRE: SECTOR 1. LA CURISCADA

APROVECHAMIENTO URBANISTICO

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

OBJETIVOS

Delimitar un área para el desarrollo residencial de El Espín, que por sus cualidades paisajísticas será de baja densidad y todo él destinado a vivienda unifamiliar.

Establecer el trazado de un viario estructurante que dando servicio a las nuevas edificaciones, resuelva su encuentro con las vías periféricas.

Ceder y urbanizar el suelo correspondiente a dotaciones y zonas verdes públicas.

CONDICIONES PARTICULARES PARA LA ORDENACION

De la tipología fijada RU, el Plan Parcial podrá establecer la proporción de cada grado pero siempre dentro del uso global residencial y manteniendo la intensidad del sector y el número total de viviendas resultante de aplicar la densidad máxima.

Las reservas de suelo para equipamientos públicos cumplirán los mínimos establecidos en el anexo al R.P. y se ubicarán de forma agrupada en la situación de máxima accesibilidad reflejada en el esquema de ordenación.

El PP respetará el trazado del viario señalado como vinculante en el esquema de ordenación. El viario público de sistemas interiores que diseñe el PP respetará las secciones indicadas en las Normas Urbanísticas (NN.UU.) en función del tipo de vía. La superficie destinada tanto a viario como a equipamientos públicos es orientativa.

Las redes de servicios deberán tener las características descritas para las mismas en las NN.UU. El P.P. contendrá un estudio específico justificativo de la solución adoptada, tanto para el abastecimiento de agua como para la evacuación cuya red de saneamiento interior deberá prolongarse hacia el exterior del sector hasta conectar con la red existente en un punto donde ésta tenga las características y capacidad suficiente para acoger los nuevos vertidos.

Será de cesión obligatoria al municipio el 10% del aprovechamiento del sector.

Se realizará con cargo a este sector el enlace del viario interior con el del Sistema General (N-632) con arreglo a las condiciones que establezca la Demarcación Regional de Carreteras del Principado de Asturias.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

NOMBRE: SUR-1-I . POLÍGONO INDUSTRIAL DEL RÍO PINTO

APROVECHAMIENTO URBANISTICO

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

CONDICIONES PARTICULARES PARA LA ORDENACION

Regirán las condiciones señaladas en el Plan Parcial actualmente en tramitación, de las que en esta ficha únicamente figuran los parámetros generales referidos al aprovechamiento urbanístico.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

SUPERFICIE BRUTA DEL ÁMBITO: 212.550 m2.

CONDICIONES PARTICULARES PARA EL DESARROLLO Y ORDENACIÓN

La cesión obligatoria a la Administración urbanística actuante se ajustará a la legislación urbanística vigente en el momento de establecer la delimitación de sectores.

Las cesiones obligatorias de suelo para equipamientos públicos se ubicarán de forma agrupada y en situación de máxima accesibilidad, cumpliendo los mínimos señalados en el anexo al RP.

La delimitación de los espacios libres-zona verde se hará preservando áreas boscosas existentes y agrupando éstas con las del SUR-NS-I

El PP podrá elegir entre cualquiera de las zonas de ordenanza siempre dentro de los usos globales señalados.

El Sistema de Actuación será fijado en el momento de delimitar el o los sectores.

El trazado de nuevos viarios estructurantes se considera orientativo si bien deberá justificarse adecuadamente cualquier modificación del mismo. Ningún PP podrá modificar dicho trazado si previamente no se ha aprobado un nuevo esquema viario para todo el conjunto del SUR-NS-R

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

SUPERFICIE BRUTA DEL ÁMBITO: 212.550 m2.

CONDICIONES PARTICULARES PARA EL DESARROLLO Y ORDENACIÓN

La cesión obligatoria a la Administración urbanística actuante se ajustará a la legislación urbanística vigente en el momento de establecer la delimitación de sectores.

Las cesiones obligatorias de suelo para equipamientos públicos se ubicarán de forma agrupada y en situación de máxima accesibilidad, cumpliendo los mínimos señalados en el anexo al RP.

La delimitación de los espacios libres-zona verde se hará preservando áreas boscosas existentes y agrupando éstas con las del SUR-NS-I.

El PP podrá elegir entre cualquiera de las zonas de ordenanza siempre dentro de los usos globales señalados.

El Sistema de Actuación será fijado en el momento de delimitar el o los sectores.

El trazado de nuevos viarios estructurantes se considera orientativo si bien deberá justificarse adecuadamente cualquier modificación del mismo. Ningún PP podrá modificar dicho trazado si previamente no se ha aprobado un nuevo esquema viario para todo el conjunto del SUR-NS-R.

Anexo 1

Normas urbanísticas del Suelo Urbano de Ortigueira

Índice

1. Memoria explicativa 1

2. Condiciones de gestión 2

2.1 Sistema de actuación 2

3. Coeficiente de edificabilidad 2

4. Asignación y ubicación y del aprovechamiento 2

5. Alternativas de ordenación de volúmenes 2

6. Cuadro n.º 1. Parcelario delimitado, edificabilidad y derechos edificatorios 3

7. Cuadro n.º 2. Ordenación en manzanas de los derechos edificatorios 3

8. Condiciones de uso y edificación 4

8.1 Ámbito de aplicación de las presentes condiciones 4

8.2 Calificación y condiciones de uso 4

8.3 Tipología de la edificación unifamiliar 5

8.4 Parcelas mínimas 5

8.5 Posición de la edificación 5

8.6 Ocupación de la parcela 5

8.7 Altura de la edificación 5

8.8 Cómputo de la edificabilidad 6

8.9 Condiciones estéticas del diseño y de los materiales empleados en las obras de edificación 6

9. Condiciones particulares del Acuerdo de la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de

Asturias de 3 de febrero de 1988 6

1.—Memoria explicativa

La presente delimitación de Suelo Urbano Residencial de Baja Densidad, cuyas características son básicamente similares a las que corresponderían a un medio rural denso, tiene su origen en la Resolución de la Comisión de Urbanismo de Asturias de fecha 24 de marzo de 1986, por la cual se aprobó definitivamente el planeamiento (Normas Subsidiarias) de Coaña.

En el apartado E de la citada Resolución referida al Suelo Urbano y Núcleo Rural de Ortigueira se suspendía la aplicación del planeamiento hasta la correcta delimitación del Suelo Urbano. Se instaba al Ayuntamiento, por consiguiente, a proceder a la delimitación de un polígono de Suelo Urbano en la zona de referencia que cumpliera los requisitos del artículo 78 de la Ley del Suelo que ya la resolución de la Comisión entendía que se producían en la zona.

En el cumplimiento de la resolución de la Comisión se ha delimitado este polígono, cuyos condicionantes técnicos y jurídicos así como la problemática de su pronta gestión, dadas las urgentes necesidades del concejo, han sido redactadas bajo el control y asesoramiento de los Servicios Técnicos de la Consejería.

Se ha procedido a delimitar una superficie poligonal que por sus características reúna los requisitos del artículo 78 y que por su extensión, densidad y tipología edificatoria se adecua a las características que deben reunir los núcleos de población urbanos en áreas básicamente rurales, y que se estima en principio suficiente para acoger las necesidades y previsiones de desarrollo de la zona. Se ha procurado simplificar los problemas de gestión y ejecución urbanística ordenando el polígono, desde el planeamiento con un grado de definición y detalle que supone un previo reparto de cargas y beneficios. Este proceder, en aras de la simplicidad administrativa, propicia el evitar la reparcelación, al asignarse los aprovechamientos de manera igualitaria y ubicarse los mismos en función de la estructura de la propiedad existente de manera que las discordancias entre las parcelas brutas y las netas edificables sean mínimas. Cuando esta discordancia se produce, fundamentalmente en terrenos municipales, el diseño previsto en el planeamiento y las tipologías utilizadas provocan que cada propietario haga efectivo en su parcela neta el aprovechamiento urbanístico concedido por el Plan.

2.—Condiciones de gestión

2.1 Sistema de actuación: Cooperación

El planeamiento propicia la declaración de innecesariedad de la reparcelación con pequeños acuerdos previos que afectarían a una mínima parte de los propietarios incluidos en el polígono urbano. La asignación desde las Normas Subsidiarias de un idéntico coeficiente de edificabilidad sobre parcelas brutas aportadas, así como la definición detallada de la ordenación urbanística sobre parcelas netas, cumplimentando lo dispuesto en el artículo 29.1.C del Reglamento de Planeamiento determina, implícitamente la no necesariedad de trámite reparcelario. Se evita además la causa principal de las operaciones reparcelatorias al evitar cesiones para suelo público destinado a viales al discurrir estos por suelo municipal, con este destino actual en su inmensa mayoría.

Se precisará la redacción y aprobación de un Proyecto de Urbanización unitario, ejecutándose la obra urbanizadora en una sola fase dadas las características de uso y destino urbanístico previstos en las Normas Subsidiarias.

3.—Coeficiente de edificabilidad

El coeficiente de edificabilidad se cifra en 0.3 m²/m² sobre parcelas brutas incluidas en la delimitación poligonal.

4.—Asignación y ubicación del aprovechamiento

Las Normas Subsidiarias establecen la tipología y ubicación vinculante del coeficiente de edificabilidad sobre las parcelas netas edificables. Señalándose en cuadro adjunto la superficie construida asignada a cada zona y estableciéndose gráficamente la disposición de los volúmenes edificables, mediante polígonos de movimiento de la edificación, a que habrán de ajustarse las construcciones sin necesidad de Estudio de Detalle.

5.—Alternativas de ordenación de volúmenes

La ordenación prevé para cada manzana edificable la disposición de un polígono de movimiento y una distribución de parcelas dentro de la cual se ubicarán las viviendas en el número máximo y superficie construida máxima que se establece para cada parcela.

No obstante lo dispuesto en el apartado anterior los propietarios podrán unir voluntariamente sus parcelas, incluso aunque estas sean discontinuas y provocar, mediante el oportuno Estudio de Detalle, otra ordenación urbanística. Esta ordenación respetará el coeficiente de edificabilidad, aplicando a las parcelas netas previstas en el Planeamiento las condiciones y determinaciones básicas que sobre retranqueos a linderos, vías públicas y distancia entre edificaciones, que en tipología exenta se establecen más adelante. En estos supuestos el Estudio de Detalle podrá variar la tipología prevista en las Normas sin que la adopción de cualquiera de las señaladas como posibles exenta, adosada, agrupada suponga modificación de planeamiento.

Asimismo y en las zonas previstas como posibles Áreas de Ubicación Volumétrica se podrá, manteniendo la edificabilidad sobre parcela bruta considerada en la delimitación, proceder a Estudio de Detalle que además de ordenar el volumen establezcan y resuelvan satisfactoriamente las vías interiores que de conformidad con lo dispuesto en el artículo 65.1.C “resulten necesarias para proporcionar acceso a los edificios cuya ordenación concreta, se establezcan en el propio Estudio de Detalle”. Se conciben, por consiguiente, estas áreas de ubicación posible como áreas aptas para la ocupación superficial en construcción pero no como superficie a generar edificabilidad.

6.—Cuadro número 1. Parcelario delimitado, edificabilidad y derechos edificatorios

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

7.—Cuadro número 2. Ordenación en manzanas de los derechos edificatorios

Los derechos edificatorios contenidos en el Cuadro n.º1 se distribuyen en las manzanas edificables dibujadas en el plano de ordenación correspondiente, según lo expresado en las condiciones de gestión de aplicación a este suelo.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

8.—Condiciones de uso y de edificación

8.1 Ámbito de aplicación de las presentes condiciones

Las presentes condiciones de uso y edificación, así como el resto de las determinaciones de la presente normativa, serán de aplicación sobre terrenos incluidos en la delimitación del Suelo Urbano de la rasa de Ortigueira, que figura en los planos adjuntos, cuya superficie delimitada es de 52 202 m².

8.2 Calificación y condiciones de uso

El Suelo Urbano de la rasa de Ortigueira se califica como de Uso Residencial, permitiéndose únicamente la categoría de vivienda unifamiliar, excluyendo cualquier otro tipo de edificación de carácter colectivo.

Las condiciones de uso, de aplicación sobre este Suelo, serán las establecidas, con carácter general para la edificación Residencial Unifamiliar en las Normas Subsidiarias de Coaña.

8.3 Tipología de la edificación unifamiliar

Se consideran tres tipologías diferentes de vivienda unifamiliar, las cuales son independientes del aprovechamiento urbanístico y del coeficiente de edificabilidad que se establece con carácter general para este Suelo.

El plano de ordenación de las tipologías edificatorias señala por manzanas la que resulte de aplicación, pudiendo elegir diferente tipología según se establece en la Condiciones de Gestión de esta Normativa.

Las características de las tres tipologías de vivienda unifamiliar son las siguientes:

a) Tipología de vivienda unifamiliar aislada

b) Tipología de vivienda unifamiliar pareada

c) Tipología de vivienda unifamiliar agrupada

8.4 Parcelas mínimas

No se establece parcela mínima para ninguna de las tipologías edificatorias, regulándose las posibles parcelaciones mediante el establecimiento del número máximo de viviendas, por finca incluida en la delimitación, y por la edificabilidad máxima permitida. Ambas determinaciones se expresan para cada finca en el Cuadro n.º 1.

Será, por tanto, decisión particular el mantener la tipología y parcelaciones previstas en el plano de ordenación de este planeamiento o bien redistribuir la edificabilidad máxima en un número menor de viviendas al máximo establecido, realizando para ello el correspondiente Estudio de Detalle.

8.5 Posición de la edificación

La edificación, ya sea exenta, pareada, o en hilera, se considerará como edificio único, respecto de los retranqueos a linderos de fincas no incluidas en la ordenación, o las alineaciones de calles.

El retranqueo mínimo será igual a la mitad de la altura de cualquier cuerpo edificatorio, medida desde el terreno hasta la cornisa del cuerpo edificatorio.

Dicho retranqueo mínimo no será inferior en ningún caso a tres metros.

Cuando se trate de ordenaciones unitarias que afecten a varias parcelas, en tipología de pareada o en hilera, no será necesario retranquear entre parcelas, así como cuando exista acuerdo entre los propietarios colindantes, debidamente inscrito en el Registro de la Propiedad.

8.6 Ocupación parcela

La ocupación de la parcela viene determinada por el área de movimiento definida por la separación de linderos

8.7 Altura de la edificación

La edificación será obligatoriamente de dos plantas, pudiendo utilizarse el espacio bajo cubierta en las condiciones que se establecen con carácter general en las Normas Subsidiarias.

8.8 Cómputo de la edificabildad

La edificabilidad señalada en el Cuadro n.º1 se considera como máxima construible sobre rasante, incluyendo en la misma el espacio bajo cubierta y los garajes, así como cualquier otro espacio edificado con independencia de su destino.

8.9 Condiciones esteticas del diseño y de los materiales empleados en las obras de edificación

Serán de aplicación, en general, las determinaciones contenidas en las Normas Urbanísticas Regionales en el medio rural de Asturias, con las siguientes particularidades:

a) Condiciones del diseño:

— La composición de las fachadas mantendrá las formas y distribución de huecos tradicionales en los núcleos rurales de esta zona, con especial prohibición de los huecos cuya dimensión mayor sea la horizontal.

— Las cubiertas mantendrán las formas de la edificación tradicional, en relación con las pendientes, continuidad de faldones, aleros, permitiéndose la edificación de cuerpos bajo cubierta según lo establecen las mencionadas Normas Urbanísticas Regionales en el Medio Rural de Asturias, en su artículo 139.

b) Condiciones de los materiales:

— Se prohibe expresamente el uso de fachadas del ladrillo visto, sea cual sea su tipo.

— Se prohibe, asimismo, el empleo de carpinterías de materiales con apariencia metálica o brillante.

— Las cubiertas mantendrán el color tradicional de la zona, que es, en este caso, el gris o negro característico de la pizarra, prohibiéndose el empleo aparente de materiales de fibrocemento.

9.—Condiciones particulares del acuerdo de la comisión de urbanismo y ordenación del territorio de asturias de fecha 3 de febrero de 1988.

— 1.ª condición en cuanto al frente máximo edificable: El máximo desarrollo de la fachada, incluyendo retranqueos será de 30 m en la tipología agrupada o en hilera y de 20 m en la tipología adosada o pareada.

— 2.ª condición respecto al n.º máximo de viviendas por ordenación unitaria: El n.º máximo de viviendas por ordenación unitaria, así como cuando exista acuerdo de adosamiento entre los propietarios colindantes, será de 4 unidades.

Como resulta evidente, esta 2.ª limitación afecta solamente a los desarrollos con tipología agrupada o en hilera.

— Por último, y dado que las manzanas M7 y M8 se disponen sobre el margen Este del camino al Faro, con vistas panorámicas sobre el mar, y para acentuar la deseable permeabilidad visual, se debe establecer otra limitación:

3.º condición: Por último en lo que se refiere a la disposición de tipologías edificatorias: En las manzanas M7 y M8 solo se permitirá la edificación con tipología de vivienda unifamiliar aislada o exenta y pareada o adosada, no admitiéndose la edificación con tipología de vivienda unifamiliar agrupada o en hilera.

Las 3 condiciones anteriores deberán incorporarse a las condiciones de uso y edificación propuestas y reflejarse gráficamente en el plano de ordenación propuesto, modificando los polígonos de movimiento de la edificación y el parcelario, con objeto de posibilitar dichas reformas.

Anexo 2

Suelo Urbano a desarrollar mediante Unidades de Actuación

Anexo 3

Suelo Urbanizable a desarrollar mediante Planes Parciales

Anexo 4

Suelo no Urbanizable a desarrollar mediante Planes Especiales

Artículo 1.—Introducción

1. Tal como señala el artículo 17 del texto refundido de la Ley del Suelo de 19761 (TRLS76) y 76 del Reglamento de Planeamiento2 (RP), en desarrollo de las previsiones de estas Normas Subsidiarias se podrán formular Planes Especiales con las finalidades y contenidos que esas disposiciones se establecen.

2. Al amparo de lo anterior, este planeamiento prevé la formulación y desarrollo de dos Planes Especiales de diferentes características:

a) Plan Especial del Castro del Castelón (Villacondide) y el Monte del Castro (Mohías).

b) Plan Especial de la margen izquierda de la Ría de Navia.

Artículo 2.—Plan especial del Castro del Castelón (Villacondide) y el Monte del Castro (Mohías).

1. De acuerdo a lo dispuesto en el artículo 17 del 20 de la Ley 16/1985 del Patrimonio Histórico Español3 (LPH), la declaración de un conjunto histórico, sitio histórico o zona arqueológica como Bien de Interés Cultural determina la obligación de redactar un Plan Especial de protección del área afectada por la declaración u otro instrumento de planeamiento de los previstos en la legislación urbanística que cumpla en todo caso las exigencias establecidas en la Ley 16/1985. Idéntica obligación emana del artículo 50 de la Ley 1/2001 de Patrimonio Cultural del Principado de Asturias4 (LPC).

2. Por todo ello, el Ayuntamiento de Coaña está legalmente obligado a la redacción de Planes Especiales de Protección que establezcan el régimen de usos y normas de protección de las zonas arqueológicas con declaración como Bien de Interés Cultural: el Castro del Castelón, en la localidad de Villacondide, y el del Monte del Castro, en la localidad de Mohías, que aunque no sido aún declarado como BIC tiene expediente incoado.

3. Estas Normas Subsidiarias prevén la formulación de un Plan Especial conjunto para ambas zonas arqueológicas, de tal modo que los equipamientos culturales o educativos que se desarrollen en el área más valiosa del Castro del Castelón sirvan también para la interpretación del castro de Mohías.

Se entiende que ambos yacimientos pueden ser incluidos en una única unidad de gestión y formar parte de un itinerario didáctico y expositivo común, de forma que el poder de atracción que ejerce el Castro del Castelón sirva para potenciar el conocimiento y trabajos de prospección en el castro de Mohías.

4. El ámbito de protección a considerar deberá ser establecido en el propio Plan Especial, de acuerdo a la delimitación de los yacimientos que se derive de la Carta Arqueológica municipal.

En cualquier caso, el Plan Especial deberá redactarse de acuerdo con las disposiciones de aplicación contenidas en los Artículos 76 a 82 del RP, 50 a 58 de la LPC y 20 y 21 de la LPH.

5. En tanto no se proceda a la formulación de ese Plan Especial, ambas zonas arqueológicas quedan sujetas al régimen de protección prventiva que se establce en la legislación vigente al respecto y en el artículo 81 de estas Normas.

6. De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 55.6 de la LPC, el Principado de Asturias tendrá la facultad de proceder a la redacción y aprobación de este Plan Especial cuando el Ayuntamiento de Coaña, requerido para ello y transcurrido el plazo que reglamentariamente se establezca, no haya cumplido esa obligación legal.

Artículo 3.—Plan especial de la margen izquierda de la Ría de Navia

1. La margen izquierda de la Ría de Navia y el brazo secundario de la confluencia del río Meiro conservan hábitats de marisma de indudable valor ambiental. Además, el área de El Espín conserva restos de un antiguo embarcadero que se considera reúne las condiciones naturales adecuadas para la construcción de un pequeño puerto deportivo. Dicha instalación permitirá la explotación del enorme potencial que la ría tiene en cuanto al desarrollo de actividades relacionadas con el ocio y disfrute de la población, sin olvidar la importancia que este tipo de instalaciones tiene en el desarrollo turístico del territorio en el que se asienta.

2. Por ello, se prevé su desarrollo mediante un Plan Especial de Protección cuya formulación y desarrollo deberá realizarse de acuerdo a lo dispuesto en los Artículos 76 a 82 del RP.

3. La redacción del Plan debe abordarse con los objetivos siguientes:

a) Acondicionamiento de las antiguas instalaciones portuarias de El Espín: dársena, espacios libres, edificaciones auxiliares, etc, para su transformación en puerto deportivo.

b) Ordenación de la edificación de uso mixto, residencial, comercial, etc, del entorno de esas instalaciones, de modo que sirva de remate a la manzana edificada en sus frentes hacia la ría, mejorando la imagen que la fachada de El Espín presenta hacia ésta.

c) Restauración ambiental y ordenación de usos de la Playa de Foxos y su entorno inmediato, recuperando los ecosistemas y formaciones vegetales características de ese ámbito de actuación, mejorando su capacidad de uso público y paliando o eliminando los impactos negativos generados por las infraestructuras existentes.

d) Ordenación y restauración de la margen izquierda de la ría y en especial de las marismas y marjales formadas en la confluencia del Navia y el Meiro, procurando la restauración y protección de los ecosistemas característicos.

e) Creación de una senda peatonal sobre la margen izquierda de la ría, desde la Playa de Foxos a El Espín.

_________________________________________________

1 Real Decreto 1346/1976, de 9 de abril, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley sobre Régimen del Suelo y Ordenación Urbana (BOE núm. 144 y 145, de 16 y 17 de junio de 1976).

2 Real Decreto 2159/1978, de 23 de junio, por el que se aprueba el Reglamento de Planeamiento para el desarrollo y aplicación de la Ley sobre Régimen del Suelo y Ordenación Urbana (BOE núm. 221 y 222, de 15 y 16 de septiembre de 1978).

3 Ley 16/1985, de 25 de junio, del Patrimonio Histórico Español (BOE núm. 155, de 29 de junio de 1985).

4 Ley 1/2001, de 6 de marzo, de Patrimonio Cultural del Principado de Asturias (BOPA núm. 75, de 30 de marzo de 2001).

De acuerdo con esos objetivos, en el Plano 2 de estas Normas, hojas 2 de 11 y 4 de 11, se presenta una delimitación orientativa del ámbito del Plan Especial, que se extiende por la margen izquierda de la ría, desde la Playa de Foxos hasta la altura de la factoría de CEASA en la margen opuesta de la ría, incluyéndose las marismas existentes en la confluencia del Meiro y el Navia. El ámbito así definido incluye terrenos clasificados como Suelo Urbano en El Espín, entre las edificaciones con frente a la N-634 en su margen Norte y la Ría de Navia.

4. Complementariamente, el Plan Especial podría llegar a plantear la recuperación de los embarcaderos que tradicionalemente sirvieron para el vadeo del Navia, en Barqueiros y Porto. No obstante, una actuación de ese tipo requeriría la formulación de un Plan Especial de ámbito supramunicipal que vinculara la orilla opuesta de la ría, en el vecino concejo de Navia.

Por ello, el Plan Especial queda facultado para redefinir su ámbito de aplicación, de acuerdo a los objetivos y soluciones que se propongan en el mismo.

Anexo 5

Catálogo de Núcleos y Asentamientos Rurales

Artículo 1.—Relación de núcleos rurales

1. A continuación, se presenta el listado de Núcleos Rurales. La delimitación de de éstos se grafía en el Plano 2 de estas Normas, hojas 1 a 11. Se señala: la parroquia, la clasificación del Núcleo como de tipo A o B a efectos de lo dispuesto en el artículo 491 y siguientes de estas Normas, la hoja del Plano 2 en que aparece de forma más clara la delimitación de cada Núcleo y el código de la entidad de población de acuerdo al Nomenclator de Asturias1.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

Artículo 2.—Relación de asentamientos rurales

1. A continuación se presenta el listado de Asentamientos Rurales. La delimitación de todos ellos se grafía en el Plano 2, hojas 1 a 11. Se señala en todos los casos: la parroquia, la hoja del Plano 2 en que aparece de forma más clara el Asentamiento y el código de la entidad de población de acuerdo al Nomenclator de Asturias.

Parroquia

Núcleo

Hoja (Plano 2)

Código Nomenclator de Asturias

Cartavio

L’ Esteller

3

018.01.02

Jonte

1

018.01.03

Os Pedrois

1

018.01.05

Coaña

Carbón

5

018.02.01

Cereixedo

5

018.02.02

A Cigoña

5

018.02.024

Llosoiro

7

018.02.05

As Mestas (todos sus barrios: A Seya,

9

018.02.06

Os Cadabales, A Travesa y Casa Colás)

Meixide

5

018.02.024

Nadóu

9

018.02.07

Sarriou

6

018.02.09

As Talladas

5

018.02.024

El Villar de Coaña

7

018.02.11

Folgueiras

Abredo

5

018.03.01

L’ Outeiro

4

018.03.095

Mohías

As Farolas

2

Trelles

Arnunde

8

018.05.056

Bustabermego

11

018.05.01

Orbaelle

10

018.05.02

Sequeiro (todos sus barrios)

11

018.05.04

A Cernada

8

018.05.056

A Retella

8

018.05.056

A Vallía

8

018.05.056

El Villar de Trelles

8

018.05.06

Villacondide

L’Aspra

8

018.05.056

Busnovo

6

018.05.01

L’ Estelleiro (todos sus barrios)

8

018.06.02

Teixéo

10

018.06.07

Villacondide (barrio al sur del Núcleo Rural)

6

018.06.087

_________________________________________________

1 Instituto Nacional de Estadística (1993): Nomenclátor de las Ciudades, Villas, Lugares, Aldeas y demás Entidades de Población con especificación de sus Núcleos (Asturias). Instituto Nacional de Estadística, Madrid. 725 pp.

2 La mayor parte de El Castiello se sitúa en la parroquia de Miudes (concejo de El Franco).

3 El Nomenclator de Asturias incluye El Rabeirón como un barrio de Ortigueira, el código es por tanto el mismo que el de esta entidad de población.

4 En el Nomenclator de Asturias es considerado parte de la entidad de Cereixedo.

5 En el Nomenclator de Asturias es considerado parte de la entidad de Torce.

6 En el Nomenclator de Asturias es considerado parte del núcleo de Trelles.

7 En el Nomenclator de Asturias es considerado parte del núcleo de Villacondide.

Anexo 6

Relación de elementos protegidos

Artículo 1.—Relación de yacimientos arqueológicos

1. A continuación, se presenta el listado de yacimientos arqueológicos, con carácter provisional en tanto no se finalice la elaboración de la Carta Arqueológica del concejo. El código que se incluye es el mismo que los identifica en el Plano 2, hojas 1 de 11 a 11 de 11.

2. Todos ellos se sujetarán al régimen de protección que se establece en el artículo 81 de estas Normas y a la legislación vigente en materia de protección del Patrimonio Cultural.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

Artículo 2.—Relación de inmuebles protegidos

1. A continuación, se presenta el listado de inmuebles protegidos, con carácter provisional en tanto no se proceda a la elaboración del Catálogo Urbanístico del concejo de Coaña.

2. Todos ellos se sujetarán al régimen que se desarrolla en el Capítulo 6 del Título I de estas Normas, de acuerdo al nivel de protección que en cada caso se asigna, y a la legislación vigente en materia de protección del Patrimonio Cultural.

_________________________________________________

1 Incoado expediente de declaración como Bien de Interés Cultural por Resolución de 24 de noviembre de 1980 (BOE núm. 281, de 24 de noviembre de 1981). Categoría 55 (Zona Arqueológica). La declaración no se ha hecho aún efectiva.

2 Declarado Bien de Interés Cultural por Decreto de 3 de junio de 1931 (Gaceta de Madrid de 4 de junio de 1931). Categoría 55 (Zona Arqueológica). Código en el Registro de Bienes de Interés Cultural: R-I-55-0000027-00000.

3. Para señalar el nivel de protección y referenciar los elementos en la cartografía se utilizan las claves siguientes:

— Elementos en Suelo Urbano:

Ver imagen de la disposición

— Elementos en Suelo no Urbanizable:

Ver imagen de la disposición

Anexo 7

Especies forestales autóctonas

Artículo 1.—Especies autóctonas del concejo de Coaña

1. A los efectos de lo dispuesto en la regulación de las actividades forestales recogida en las presentes Normas, se presenta a continuación el catálogo de especies de árboles y arbustos que pueden ser consideradas autóctonas en el concejo de Coaña:

— Ilex aquifolium (acebo).

— Acer pseudoplatanus (arce, plágamo o falso plátano).

— Alnus glutinosa (aliso).

— Arbutus unedo (madroño).

— Betula pubescens ssp. celtiberica (abedul).

— Castanea sativa (castaño).

— Cornus sanguinea (cornejo).

— Corylus avellana (avellano).

— Crataegus monogyna (espino albar o majuelo).

— Euonymus europaeus (bonetero).

— Fagus sylvatica (haya).

— Frangula alnus (arraclán).

— Fraxinus excelsior (fresno).

— Ilex aquifolium (acebo).

— Juglans regia (nogal).

— Laurus nobilis (laurel).

— Malus sylvestris (manzano silvestre).

— Prunus avium (cerezo).

— Prunus spinosa (endrino).

— Pyrus cordata (peral silvestre).

— Quercus pyrenaica (rebollo).

— Quercus robur (carbayo).

— Quercus suber (alcornoque).

— Salix alba (sauce blanco).

— Salix atrocinerea (salguera negra).

— Salix caprea (salguera cabruna).

— Salix eleagnos ssp. angustifolia (sarga de hoja estrecha).

— Salix fragilis (mimbrera).

— Sambucus nigra (sauco).

— Sorbus aucuparia (serbal silvestre).

— Taxus baccata (tejo).

— Tilia platyphyllos (tilo).

— Ulmus glabra (olmo de montaña).

2. Castanea sativa (castaño) y Juglans regia (nogal) no pueden ser consideradas estrictamente especies autóctonas. No obstante, por su frecuente naturalización, a los efectos de lo dispuesto en estas Normas tendrán esa consideración.

Índice abreviado

TÍTULO I. DISPOSICIONES GENERALES

Capítulo 1. Naturaleza, vigencia y efectos 3

Sección 1. Naturaleza y ámbito de aplicación 3

Sección 2. Vigencia, revisión y modificación 4

Sección 3. Efectos de la aprobación 6

Sección 4. Documentación e interpretación 6

Capítulo 2. Elementos de la estructura urbanística del territorio 11

Sección 1. Estructura urbanística general 11

Sección 2. Sistemas Generales 12

Sección 3. Sistemas Locales 14

Capítulo 3. Desarrollo del planeamiento 17

Sección 1. Órganos actuantes 17

Sección 2. Instrumentos de desarrollo y ejecución 17

Sección 3. Ámbito, contenido y tramitación de Planes y Proyectos 19

Sección 4. Evaluación de Impacto 20

Capítulo 4. Intervención municipal en la edificación y el uso del suelo 23

Sección 1. Disposiciones generales 23

Sección 2. Licencias urbanísticas 24

Sección 3. Concesión de licencias 29

Sección 4. Transmisión, modificación, caducidad y anulación de licencias 32

Sección 5. Ordenes de ejecución y suspensión 34

Sección 6. Información urbanística 34

Capítulo 5. Derechos y deberes de los propietarios 37

Sección 1. Principios y deberes generales de conservación 37

Sección 2. Control del deber de conservación 40

Sección 3. Estado ruinoso de las edificaciones 44

Capítulo 6. Normas para la protección del Patrimonio Cultural 47

Sección 1. Normas generales 47

Sección 2. Normas para la protección urbanística de bienes inmuebles 49

Sección 3. Declaración de ruina y derribo de inmuebles catalogados 57

TÍTULO II. NORMAS COMUNES EN SUELO URBANO Y URBANIZABLE

Capítulo 1. Condiciones generales de la urbanización 61

Sección 1. Sistema viario 61

Sección 2. Abastecimiento de aguas 63

Sección 3. Vertidos y saneamiento 64

Sección 4. Suministro de energía eléctrica y alumbrado 68

Sección 5. Plantaciones 69

Sección 6. Basuras 69

Capítulo 2. Condiciones generales de la edificación 71

Sección 1. Definiciones y condiciones generales de aprovechamiento 71

Sección 2. Condiciones higiénicas, de seguridad y calidad ambiental 76

Sección 3. Condiciones generales de composición y estéticas 78

Sección 4. Tratamiento de solares y parcelas 83

Capítulo 3. Condiciones generales de uso 85

Sección 1. Usos del suelo 85

Sección 2. Uso de vivienda 86

Sección 3. Uso comercial 87

Sección 4. Uso de oficinas 90

Sección 5. Uso de garaje-aparcamiento 92

Sección 6. Uso de industria 95

Sección 7. Uso de servicios hoteleros 97

Sección 8. Uso socio-cultural y de espectáculos 99

Sección 9. Uso de reunión y recreo 100

Sección 10. Uso educativo 101

Sección 11. Uso deportivo 101

Sección 12. Uso sanitario-asistencial 102

Sección 13. Uso religioso 103

TÍTULO III. SUELO URBANO

Capítulo 1. Régimen, gestión y desarrollo del planeamiento en Suelo Urbano 107

Sección 1. Definición y régimen jurídico 107

Sección 2. Gestión del Suelo Urbano 108

Sección 3. Desarrollo del planeamiento 112

Sección 4. Ejecución del planeamiento 113

Capítulo 2. Condiciones particulares de cada Zona de Ordenanza 117

Sección 1. Interés Ambiental (IA) 118

Sección 2. Edificación tradicional (ET) 121

Sección 3. Edificación según alineaciones (SA) 125

Sección 4. Conservación de la ordenación actual (CO) 129

Sección 5. Residencial exento (RX) 130

Sección 6. Residencial unifamiliar (RU) 134

Sección 7. Industria (I) 139

Sección 8. Terciario (TER) 142

Sección 9. Equipamientos y servicios (EQ) 143

Sección 10. Espacios libres (EL) 147

TÍTULO IV. SUELO URBANIZABLE

Capítulo 1. Régimen, gestión y desarrollo del planeamiento en Suelo Urbanizable 153

Sección 1. Ámbito de aplicación y régimen jurídico 153

Sección 2. Desarrollo de las Normas en el Suelo Urbanizable 154

Sección 3. Desarrollo de las Normas en el Suelo Urbanizable no Sectorizado 159

Sección 4. Condiciones para el desarrollo de las urbanizaciones de iniciativa privada 160

TÍTULO V. SUELO NO URBANIZABLE

Capítulo 1. Régimen, gestión y desarrollo del planeamiento en Suelo no Urbanizable 165

Sección 1. Régimen jurídico 165

Sección 2. Régimen de usos 166

Sección 3. Desarrollo y gestión 168

Capítulo 2. Condiciones generales de uso 171

Sección 1. Disposiciones de carácter general 171

Sección 2. Actividades agrarias 172

Sección 3. Actividades forestales 181

Sección 4. Actividades extractivas 187

Sección 5. Actividades industriales 191

Sección 6. Equipamientos 200

Sección 7. Servicios 205

Sección 8. Infraestructuras 213

Sección 9. Vivienda familiar 217

Sección 10. Usos existentes 219

Capítulo 3. Condiciones generales de la edificación 221

Sección 1. Infraestructuras 221

Sección 2. Tratamiento de las parcelas 223

Sección 3. Condiciones generales, de composición y estéticas de las edificaciones 226

Capítulo 4. Condiciones particulares de cada Categoría de Suelo no Urbanizable 233

Sección 1. Suelo no Urbanizable de Especial Protección 233

Sección 2. Suelo no Urbanizable de Costas 237

Sección 3. Suelo no Urbanizable de Interés 240

Sección 4. Suelo no Urbanizable de Infraestructuras 250

Sección 5. Suelo no Urbanizable de Núcleo Rural 253

Índice desarrollado

TÍTULO I. DISPOSICIONES GENERALES

CAPÍTULO 1. NATURALEZA, VIGENCIA Y EFECTOS 3

Sección 1. Naturaleza y ámbito de aplicación 3

* Artículo 1. Naturaleza jurídica 3

* Artículo 2. Ámbito de aplicación 4

Sección 2. Vigencia, revisión y modificación 4

* Artículo 3. Vigencia 4

* Artículo 4. Revisión 4

* Artículo 5. Modificación 5

* Artículo 6. Suspensión del planeamiento 6

Sección 3. Efectos de la aprobación 6

* Artículo 7. Ejecutividad 6

* Artículo 8. Declaración de utilidad pública 6

* Artículo 9. Obligatoriedad 6

Sección 4. Documentación e interpretación 6

* Artículo 10. Documentación 6

* Artículo 11. Criterios de interpretación 7

* Artículo 12. Normas concurrentes 7

* Artículo 13. Terminología abreviada 8

CAPÍTULO 2. ELEMENTOS DE LA ESTRUCTURA URBANÍSTICA DEL TERRITORIO 11

Sección 1. Estructura urbanística general 11

* Artículo 14. Definición 11

* Artículo 15. Clasificación del Suelo 11

* Artículo 16. Sistemas 12

Sección 2. Sistemas Generales 12

* Artículo 17. Definición 12

Subsección 2A. Sistema General Viario 12

* Artículo 18. Definición 12

* Artículo 19. Limitaciones de carácter general 13

Subsección 2B. Sistema General Ferroviario 13

* Artículo 20. Definición 13

* Artículo 21. Limitaciones de carácter general 13

Subsección 2C. Sistema General de Espacios Libres 14

* Artículo 22. Definición 14

* Artículo 23. Normativa aplicable 14

Subsección 2D. Sistema General de Equipamiento Urbano 14

* Artículo 24. Definición 14

* Artículo 25. Normativa aplicable 14

Sección 3. Sistemas Locales 14

* Artículo 26. Definición 14

Subsección 3A. Sistema Local Viario 15

* Artículo 27. Definición 15

* Artículo 28. Normativa aplicable 15

Subsección 3B. Sistema Local de Espacios Libres 15

* Artículo 29. Definición 15

* Artículo 30. Normativa aplicable 15

Subsección 3C. Sistema Local de Equipamiento Colectivo 16

* Artículo 31. Definición 16

* Artículo 32. Normativa aplicable 16

CAPÍTULO 3. DESARROLLO DEL PLANEAMIENTO 17

Sección 1. Órganos actuantes 17

* Artículo 33. Desarrollo y ejecución de las Normas 17

Sección 2. Instrumentos de desarrollo y ejecución 17

* Artículo 34. Desarrollo de Planes y Proyectos 17

* Artículo 35. Desarrollo de los Sistemas Generales 19

* Artículo 36. Otros instrumentos: Ordenanzas especiales 19

Sección 3. Ámbito, contenido y tramitación de Planes y Proyectos 19

* Artículo 37. Ámbito 19

* Artículo 38. Reajuste y modificación de ámbitos 19

* Artículo 39. Contenido 20

* Artículo 40. Tramitación 20

* Artículo 41. Plazos 20

Sección 4. Evaluación de Impacto 20

* Artículo 42. Evacuación de Impacto Ambiental 20

* Artículo 43. Evacuación Preliminar de Impacto Ambiental 21

* Artículo 44. Evacuación de Impacto Estructural 22

CAPÍTULO 4. INTERVENCIÓN MUNICIPAL EN LA EDIFICACIÓN Y EL USO DEL SUELO 23

Sección 1. Disposiciones generales 23

* Artículo 45. Competencia municipal 23

* Artículo 46. Intervención en el uso del suelo 23

* Artículo 47. Actividades sujetas a licencia 24

Sección 2. Licencias urbanísticas 24

* Artículo 48. Clases de licencia 24

* Artículo 49. Licencias de parcelación 24

* Artículo 50. Licencias de obras de urbanización 25

* Artículo 51. Licencias de obras de edificación 26

* Artículo 52. Obras menores 26

* Artículo 53. Licencias de actividades e instalaciones 27

* Artículo 54. Licencias de ocupación y apertura 27

Sección 3. Concesión de licencias 29

* Artículo 55. Limitaciones a la concesión de licencias según la Clase de Suelo 29

* Artículo 56. Obtención de licencias 29

* Artículo 57. Autorización previa de construcción o implantación en Suelo no Urbanizable 30

* Artículo 58. Concesión de licencias por silencio administrativo 31

Sección 4. Transmisión, modificación, caducidad y anulación de licencias 32

* Artículo 59. Transmisión de licencias 32

* Artículo 60. Modificación de licencias 32

* Artículo 61. Caducidad de licencias 32

* Artículo 62. Anulación y suspensión de licencias 33

* Artículo 63. Obras realizadas sin licencia u orden de ejecución o sin ajustarse a las condiciones de

éstas 33

Sección 5. Ordenes de ejecución y suspensión 34

* Artículo 64. Ordenes de ejecución y suspensión de obras y otros usos 34

Sección 6. Información urbanística 34

* Artículo 65. Publicidad 34

* Artículo 66. Certificado urbanístico 35

* Artículo 67. Cédula urbanística 36

* Artículo 67bis. Condiciones de edificación y usos fuera de oredenación 36

CAPÍTULO 5. DERECHOS Y DEBERES DE LOS PROPIETARIOS 37

Sección 1. Principios y deberes generales de conservación 37

* Artículo 68. Principios generales 37

* Artículo 69. Contenido del deber de conservación 38

* Artículo 70. Condiciones mínimas de seguridad, salubridad y ornato 38

* Artículo 71. Ayudas públicas para la conservación y rehabilitación del Patrimonio Arquitectónico 39

* Artículo 72. Conservación de solares y uso provisional de los mismos 40

Sección 2. Control del deber de conservación 40

* Artículo 73. Control del deber de conservación 40

* Artículo 74. Ordenes de ejecución 41

* Artículo 75. Acción sustitutoria por el Ayuntamiento 43

Sección 3. Estado ruinoso de las edificaciones 44

* Artículo 76. Declaración de ruina 44

* Artículo 77. Relación con la ordenación y la habitabilidad 44

* Artículo 78. Ruina de inmuebles catalogados y otros elementos del Patrimonio Cultural 45

CAPÍTULO 6. NORMAS PARA LA PROTECCIÓN DEL PATRIMONIO CULTURAL 47

Sección 1. Normas generales 47

* Artículo 79. Definición 47

* Artículo 80. Protección preventiva de bienes 48

* Artículo 81. Yacimientos arqueológicos 49

Sección 2. Normas para la protección urbanística de bienes inmuebles 49

Subsección 2A. Tipos posibles de obras 49

* Artículo 82. Tipos de obra 49

* Artículo 83. Obras de mantenimiento 50

* Artículo 84. Obras de consolidación 50

* Artículo 85. Obras de restauración 50

* Artículo 86. Obras de rehabilitación 51

* Artículo 87. Obras de reestructuración 51

* Artículo 88. Obras de ampliación 51

* Artículo 89. Obras de demolición 51

* Artículo 90. Obras preferentes y no preferentes 52

Subsección 2B. Ámbitos de protección 52

* Artículo 91. Definición 52

* Artículo 92. Protección de zonas o núcleos 52

* Artículo 93. Protección de parcelas 52

* Artículo 94. Protección de elementos 53

Subsección 2C. Grado 1. Protección Integral 53

* Artículo 95. Definición 53

* Artículo 96. Obras realizables 54

* Artículo 97. Usos 54

Subsección 2D. Grado 2. Protección Estructural 55

* Artículo 98. Definición 55

* Artículo 99. Obras realizables 55

* Artículo 100. Usos 56

Subsección 2E. Grado 3. Protección Ambiental 56

* Artículo 101. Definición 56

* Artículo 102. Obras realizables 56

* Artículo 103. Usos 57

Sección 3. Declaración de ruina y derribo de inmuebles catalogados 57

* Artículo 104. Declaración de ruina de inmuebles catalogados 57

* Artículo 105. Derribo de edificios catalogados 57

TÍTULO II. NORMAS COMUNES EN SUELO URBANO Y URBANIZABLE

CAPÍTULO 1. CONDICIONES GENERALES DE LA URBANIZACIÓN 61

Sección 1. Sistema viario 61

* Artículo 106. Dimensiones de las calzadas 61

* Artículo 107. Condiciones específicas de las calles particulares 62

* Artículo 108. Pavimentaciones 62

* Artículo 109. Aparcamientos públicos 63

* Artículo 110. Accesibilidad y supresión de barreras 63

Sección 2. Abastecimiento de aguas 63

* Artículo 111. Características del suministro 63

* Artículo 112. Caudales mínimos 64

* Artículo 113. Redes de distribución 64

Sección 3. Vertidos y saneamiento 64

* Artículo 114. Redes de evacuación 64

* Artículo 115. Condiciones de vertido 65

* Artículo 116. Condiciones particulares de los vertidos industriales 66

* Artículo 117. Fosas sépticas 67

Sección 4. Suministro de energía eléctrica y alumbrado 68

* Artículo 118. Suministro de energía eléctrica 68

* Artículo 119. Alumbrado 69

Sección 5. Plantaciones 69

* Artículo 120. Plantaciones 69

Sección 6. Basuras 69

* Artículo 121. Basuras 69

CAPÍTULO 2. CONDICIONES GENERALES DE LA EDIFICACIÓN 71

Sección 1. Definiciones y condiciones generales de aprovechamiento 71

* Artículo 122. Interpretación 71

* Artículo 123. Alineaciones 71

* Artículo 124. Rasantes 72

* Artículo 125. Retranqueos 72

* Artículo 126. Chaflán 72

* Artículo 127. Frente de solar 72

* Artículo 128. Fondo de solar 73

* Artículo 129. Fondo edificable 73

* Artículo 130. Parcela 73

* Artículo 131. Superficie ocupada 73

* Artículo 132. Superficie libre 74

* Artículo 133. Superficie total edificada 74

* Artículo 134. Coeficiente de edificabilidad 74

* Artículo 135. Altura máxima de la edificación 75

* Artículo 136. Altura libre de plantas 75

* Artículo 137. Edificación de parcela 75

* Artículo 138. Edificación abierta 75

* Artículo 139. Edificación agrupada o pareada 75

* Artículo 140. Edificación exenta 76

* Artículo 141. Edificación de uso exclusivo 76

* Artículo 142. Balcones, terrazas, miradores y cuerpos cerrados volados 76

* Artículo 143. Toldos, marquesinas, cornisas y salientes 76

Sección 2. Condiciones higiénicas, de seguridad y calidad ambiental 76

* Artículo 144. Condiciones generales 76

* Artículo 145. Contaminación atmosférica 77

* Artículo 146. Protección contra incendios 77

* Artículo 147. Aislamientos 77

* Artículo 148. Niveles sonoros 77

* Artículo 149. Vibraciones 78

* Artículo 150. Vertidos 78

Sección 3. Condiciones generales de composición y estéticas 78

* Artículo 151. Competencia 78

* Artículo 152. Condiciones generales de composición 79

* Artículo 153. Paramentos exteriores 79

* Artículo 154. Balcones, terrazas, miradores y cuerpos cerrados volados 80

* Artículo 155. Toldos, marquesinas, cornisas y salientes 81

* Artículo 156. Cubiertas 81

* Artículo 157. Elementos de iluminación y/o ventilación en cubiertas 82

* Artículo 158. Publicidad en los edificios 82

* Artículo 159. Tendidos aéreos 83

* Artículo 160. Accesibilidad y supresión de barreras 83

* Artículo 160bis. Servidumbres de luces y vistas 83

Sección 4. Tratamiento de solares y parcelas 83

* Artículo 161. Movimiento de tierras 83

* Artículo 162. Cerramiento de parcelas 83

* Artículo 163. Plantaciones 84

* Artículo 163bis. Regularización de límites 84

CAPÍTULO 3. CONDICIONES GENERALES DE USO 85

Sección 1. Usos del suelo 85

* Artículo 164. Usos característicos, posibles o compatibles y prohibidos 85

* Artículo 165. Niveles de desagregación de usos 85

* Artículo 166. Usos globales 86

* Artículo 167. Usos pormenorizados 86

Sección 2. Uso de vivienda 86

* Artículo 168. Definición 86

* Artículo 169. Categorías 87

* Artículo 170. Condiciones de los edificios de vivienda 87

* Artículo 171. Dotación de aparcamiento 87

Sección 3. Uso comercial 87

* Artículo 172. Definición 87

* Artículo 173. Categorías 88

* Artículo 174. Situaciones 88

* Artículo 175. Condiciones de los edificios y locales comerciales 88

* Artículo 176. Dotación de aparcamiento 90

Sección 4. Uso de oficinas 90

* Artículo 177. Definición 90

* Artículo 178. Categorías 90

* Artículo 179. Situaciones 90

* Artículo 180. Condiciones de los edificios y locales de oficina 90

* Artículo 181. Dotación de aparcamiento 91

Sección 5. Uso de garaje-aparcamiento 92

Subsección 5A. Definición y clasificación 92

* Artículo 182. Definición 92

* Artículo 183. Categorías 92

* Artículo 184. Situaciones 92

Subsección 5B. Condiciones de los edificios y locales 92

* Artículo 185. Acceso de vehículos, vías interiores y plazas de aparcamiento 92

* Artículo 186. Acceso de peatones 93

* Artículo 187. Iluminación y ventilación 93

* Artículo 188. Aseos 94

* Artículo 189. Evacuación de aguas residuales 94

* Artículo 190. Protección contra incendios 94

* Artículo 191. Aparcamiento de vehículos industriales 94

* Artículo 192. Actividades complementarias 94

Sección 6. Uso de industria 95

Subsección 6A. Definición y clasificación 95

* Artículo 193. Definición 95

* Artículo 194. Categorías 95

* Artículo 195. Situaciones 95

Subsección 6B. Condiciones de los edificios y locales 95

* Artículo 196. Calificación de la actividad 95

* Artículo 197. Longitud máxima de los cuerpos de edificación 96

* Artículo 198. Accesos y aparcamiento 96

* Artículo 199. Tratamiento de la parcela 96

* Artículo 200. Iluminación y ventilación 96

* Artículo 201. Protección contra incendios 97

* Artículo 202. Residuos 97

* Artículo 203. Actividades en edificios con otros usos 97

Sección 7. Uso de servicios hoteleros 97

* Artículo 204. Definición 97

* Artículo 205. Modalidades 98

* Artículo 206. Niveles 98

* Artículo 207. Situaciones 98

* Artículo 208. Condiciones de los edificios y locales hoteleros 98

* Artículo 209. Dotación de aparcamiento 98

Sección 8. Uso socio-cultural y de espectáculos 99

* Artículo 210. Definición 99

* Artículo 211. Categorías 99

* Artículo 212. Situaciones 99

* Artículo 213. Condiciones de los edificios y locales de espectáculos 99

* Artículo 214. Dotación de aparcamiento 100

Sección 9. Uso de reunión y recreo 100

* Artículo 215. Definición 100

* Artículo 216. Categorías 100

* Artículo 217. Situaciones 100

* Artículo 218. Condiciones de los edificios y locales 100

* Artículo 219. Dotación de aparcamiento 100

Sección 10. Uso educativo 101

* Artículo 220. Definición 101

* Artículo 221. Categorías 101

* Artículo 222. Situaciones 101

* Artículo 223. Condiciones de los edificios y locales 101

* Artículo 224. Dotación de aparcamiento 101

Sección 11. Uso deportivo 101

* Artículo 225. Definición 101

* Artículo 226. Categorías 101

* Artículo 227. Situaciones 102

* Artículo 228. Condiciones de los edificios y locales 102

* Artículo 229. Condiciones de acceso 102

* Artículo 230. Dotación de aparcamiento 102

Sección 12. Uso sanitario-asistencial 102

* Artículo 231. Definición 102

* Artículo 232. Categorías 102

* Artículo 233. Situaciones 103

* Artículo 234. Condiciones de los edificios y locales 103

* Artículo 235. Dotación de aparcamiento 103

Sección 13. Uso religioso 103

* Artículo 236. Definición 103

* Artículo 237. Categorías 103

* Artículo 238. Situaciones 103

* Artículo 239. Condiciones de los edificios y locales 103

* Artículo 240. Condiciones de acceso 104

* Artículo 241. Dotación de aparcamiento 104

TÍTULO III. SUELO URBANO

CAPÍTULO 1. RÉGIMEN, GESTIÓN Y DESARROLLO DEL PLANEAMIENTO EN SUELO URBANO 107

Sección 1. Definición y régimen jurídico 107

* Artículo 242. Definición y régimen jurídico 107

Sección 2. Gestión del Suelo Urbano 108

* Artículo 243. División del Suelo Urbano 108

* Artículo 244. Suelo Urbano Consolidado o de Aplicación Directa 108

* Artículo 245. Suelo Urbano no Consolidado 109

* Artículo 245bis. Condiciones Particulares del Suelo Urbano de Porto 109

* Artículo 246. Condiciones particulares para el Suelo Urbano no Consolidado de Ortigueira 109

* Artículo 247. Regulación según especificaciones de la Unidad de Actuación 110

* Artículo 248. Suelo Urbano regulado según planeamiento en ejecución 112

Sección 3. Desarrollo del planeamiento 112

* Artículo 249. Planes Especiales 112

* Artículo 250. Estudios de detalle 113

Sección 4. Ejecución del planeamiento 113

* Artículo 251. Proyecto de urbanización 113

* Artículo 252. Especificaciones técnicas 114

* Artículo 253. Ámbito 114

* Artículo 254. Atribuciones 114

* Artículo 255. Contenido del proyecto de urbanización 114

CAPÍTULO 2. CONDICIONES PARTICULARES DE CADA ZONA DE ORDENANZA 117

* Artículo 256. Instrumentos de la ordenación 117

* Artículo 257. División en Zonas 117

Sección 1. Interés Ambiental (IA) 118

* Artículo 258. Definición 118

* Artículo 259. Intensidad máxima de uso 118

* Artículo 260. Condiciones de uso 119

* Artículo 261. Otras condiciones específicas 119

Sección 2. Edificación tradicional (ET) 121

* Artículo 262. Definición 121

* Artículo 263. Intensidad máxima de uso 121

* Artículo 264. Condiciones de uso 122

* Artículo 265. Otras condiciones específicas 123

Sección 3. Edificación según alineaciones (SA) 125

* Artículo 266. Definición 125

* Artículo 267. Intensidad máxima de uso 125

* Artículo 268. Condiciones de uso 126

* Artículo 269. Otras condiciones específicas 127

Sección 4. Conservación de la ordenación actual (CO) 129

* Artículo 270. Definición 129

* Artículo 271. Intensidad máxima de uso 129

* Artículo 272. Condiciones de uso 129

* Artículo 273. Condiciones específicas de desarrollo 130

Sección 5. Residencial exento (RX) 130

* Artículo 274. Definición 130

* Artículo 275. Intensidad máxima de uso 130

* Artículo 276. Condiciones de uso 131

* Artículo 277. Otras condiciones específicas 132

Sección 6. Residencial unifamiliar (RU) 134

* Artículo 278. Definición 134

* Artículo 279. Intensidad máxima de uso 134

* Artículo 280. Condiciones de uso 135

* Artículo 281. Otras condiciones específicas 136

Sección 7. Industria (I) 139

* Artículo 282. Definición 139

* Artículo 283. Intensidad máxima de uso 139

* Artículo 284. Condiciones de uso 140

* Artículo 285. Otras condiciones específicas 141

Sección 8. Terciario (TER) 142

* Artículo 286. Definición 142

* Artículo 287. Intensidad máxima de uso 142

* Artículo 288. Condiciones de uso 142

* Artículo 289. Otras condiciones específicas 143

Sección 9. Equipamientos y servicios (EQ) 143

* Artículo 290. Definición 143

* Artículo 291. Intensidad máxima de uso 144

* Artículo 292. Condiciones de uso 145

* Artículo 293. Otras condiciones específicas 146

Sección 10. Espacios libres (EL) 147

* Artículo 294. Definición 147

* Artículo 295. Intensidad máxima de uso 147

* Artículo 296. Condiciones de uso 148

* Artículo 297. Otras condiciones específicas 148

TÍTULO IV. SUELO URBANIZABLE

CAPÍTULO 1. RÉGIMEN, GESTIÓN Y DESARROLLO DEL PLANEAMIENTO EN SUELO URBANIZABLE 153

Sección 1. Ámbito de aplicación y régimen jurídico 153

* Artículo 298. Clasificación del Suelo Urbanizable 153

* Artículo 299. Tipos de Suelo Urbanizable 154

* Artículo 300. Régimen jurídico 154

Sección 2. Desarrollo de las Normas en el Suelo Urbanizable 154

* Artículo 301. Suelo Urbanizable Sectorizado 154

* Artículo 302. Subdivisión de los sectores 155

* Artículo 303. Sistemas de actuación 155

* Artículo 304. Planes Parciales 155

* Artículo 305. División en Unidades de Actuación 156

* Artículo 306. Ejecución de infraestructuras 156

* Artículo 307. Obras y proyectos de urbanización 156

* Artículo 308. Derecho a edificar 156

* Artículo 309. Edificación y urbanización simultáneas 156

* Artículo 310. Dotaciones del Sistema Local 157

* Artículo 311. Parcelación 157

* Artículo 312. Obligaciones de los propietarios 158

* Artículo 313. Suelo urbanizable regulado según planeamiento en ejecución 158

* Artículo 314. Órdenes, prioridades y plazos de ejecución 159

Sección 3. Desarrollo de las Normas en el Suelo Urbanizable no Sectorizado 159

* Artículo 315. Ámbitos 159

* Artículo 316. División en sectores 159

* Artículo 317. Desarrollo y ejecución 160

* Artículo 318. Condiciones de uso y edificación hasta su sectorización 160

Sección 4. Condiciones para el desarrollo de las urbanizaciones de iniciativa privada 160

* Artículo 319. Promotor 160

* Artículo 320. Garantía 160

* Artículo 321. Plazos para desarrollar los Planes Parciales 160

* Artículo 322. Licencia de parcelación 161

* Artículo 323. Paralización de expedientes 161

* Artículo 324. Incumplimiento de obligaciones 161

* Artículo 325. Entidades Urbanísticas Colaboradoras 161

* Artículo 326. Disolución de Juntas de Compensación 161

TÍTULO V. SUELO NO URBANIZABLE

CAPITULO 1. RÉGIMEN, GESTIÓN Y DESARROLLO DEL PLANEAMIENTO EN SUELO NO URBANIZABLE 165

Sección 1. Régimen jurídico 165

* Artículo 327. Definición 165

* Artículo 328. División 166

* Artículo 329. Destino 166

Sección 2. Régimen de usos 166

* Artículo 330. Clases de usos 166

* Artículo 331. Usos Permitidos 167

* Artículo 332. Usos Autorizables 167

* Artículo 333. Usos Incompatibles 167

* Artículo 334. Usos Prohibidos 168

Sección 3. Desarrollo y gestión 168

* Artículo 335. Desarrollo del planeamiento 168

* Artículo 336. Sistemas de actuación 168

* Artículo 337. Parcelaciones urbanísticas 169

* Artículo 338. Segregaciones 169

CAPITULO 2. CONDICIONES GENERALES DE USO 171

Sección 1. Disposiciones de carácter general 171

* Artículo 339. Definición y clasificación 171

Sección 2. Actividades agrarias 172

* Artículo 340. Definición y clasificación 172

Subsección 2A. Actividades agrícolas 172

* Artículo 341. Definición y clasificación 172

* Artículo 342. Divisiones de fincas 172

* Artículo 343. Transformaciones de uso del suelo 173

* Artículo 344. Concentraciones parcelarias 173

* Artículo 345. Fertilización 174

* Artículo 346. Aplicación de productos peligrosos 174

* Artículo 347. Condiciones de edificación 174

Subsección 2B. Actividades ganaderas 175

* Artículo 348. Definición 175

* Artículo 349. Condiciones de localización 176

* Artículo 350. Condiciones de edificación 176

* Artículo 351. Condiciones de vertido y tratamiento de residuos 177

* Artículo 352. Condiciones particulares de las explotaciones intensivas 178

* Artículo 353. Condiciones particulares de las explotaciones ganaderas con especies no tradicionales 179

Subsección 2C. Actividades de acuicultura 179

* Artículo 354. Definición y clasificación 179

* Artículo 355. Acuicultura en aguas marinas 179

* Artículo 356. Acuicultura en aguas continentales 180

Sección 3. Actividades forestales 181

* Artículo 357. Definición 181

* Artículo 358. Condiciones generales 181

* Artículo 359. Planificación forestal 181

* Artículo 360. Nuevas repoblaciones 182

* Artículo 361. Técnicas de plantación 183

* Artículo 362. Cambio de cultivo 183

* Artículo 363. Aprovechamientos madereros 184

* Artículo 364. Saca de madera 185

* Artículo 365. Cambio de uso de forestal a agrícola 186

* Artículo 366. Régimen parcelario y cerramientos 186

* Artículo 367. Condiciones de edificación 187

Sección 4. Actividades extractivas 187

* Artículo 368. Definición y clasificación 187

* Artículo 369. Condiciones generales 188

* Artículo 370. Documentación a aportar 189

* Artículo 371. Condiciones de localización 189

* Artículo 372. Condiciones de la explotación 190

* Artículo 373. Condiciones de edificación 190

* Artículo 374. Impacto ambiental 190

Sección 5. Actividades industriales 191

* Artículo 375. Definición y clasificación 191

* Artículo 376. Condiciones generales 191

Subsección 5A. Industrias vinculadas al medio rural 192

* Artículo 377. Definición y clasificación 192

* Artículo 378. Condiciones particulares de los Talleres artesanales 192

* Artículo 379. Condiciones particulares del resto de las industrias vinculadas al medio rural 193

Subsección 5B. Depósitos al aire libre 193

* Artículo 380. Definición 193

* Artículo 381. Condiciones generales 194

Subsección 5C. Industrias transformadoras 194

* Artículo 382. Definición y clasificación 194

* Artículo 383. Condiciones generales 194

* Artículo 384. Condiciones particulares de las Instalaciones para el tratamiento de VFU 195

* Artículo 385. Instalaciones para el tratamiento de residuos no peligrosos 195

* Artículo 386. Instalaciones para tratamiento de residuos peligrosos 196

Subsección 5D. Industrias energéticas 196

* Artículo 387. Definición y clasificación 196

* Artículo 388. Minicentrales hidroeléctricas 196

* Artículo 389. Instalaciones eólicas. Definición y clasificación 197

* Artículo 390. Instalaciones eólicas. Condiciones generales 197

* Artículo 391. Instalaciones eólicas. Condiciones particulares de las instalaciones eólicas singulares 198

* Artículo 392. Instalaciones eólicas. Condiciones particulares de los parques eólicos 199

* Artículo 393. Otras industrias energéticas 200

Sección 6. Equipamientos 200

* Artículo 394. Definición y clasificación 200

* Artículo 395. Condiciones generales 201

Subsección 6A. Equipamientos de ámbito local 201

* Artículo 396. Definición 201

* Artículo 397. Condiciones generales 201

Subsección 6B. Equipamientos de ámbito municipal y supramunicipal 202

* Artículo 398. Definición 202

* Artículo 399. Condiciones generales 202

Subsección 6C. Equipamientos de ocio al aire libre 203

* Artículo 400. Definición y clasificación 203

* Artículo 401. Condiciones generales 203

Subsección 6D. Equipamientos especiales 204

* Artículo 402. Definición y clasificación 204

* Artículo 403. Mataderos 204

* Artículo 404. Cementerios 204

* Artículo 405. Vertederos 205

Sección 7. Servicios 205

* Artículo 406. Definición y clasificación 205

* Artículo 407. Condiciones generales 205

Subsección 7A. Servicios comerciales 206

* Artículo 408. Definición 206

* Artículo 409. Condiciones generales 206

Subsección 7B. Servicios de reunión y recreo 207

* Artículo 410. Definición y clasificación 207

* Artículo 411. Condiciones generales 207

Subsección 7C. Servicios hoteleros 208

* Artículo 412. Definición y clasificación 208

* Artículo 413. Condiciones generales 208

* Artículo 414. Condiciones particulares de los apartamentos turísticos 209

Subsección 7D. Campamentos de turismo 210

* Artículo 415. Definición 210

* Artículo 416. Condiciones generales 210

* Artículo 417. Condiciones de localización 211

* Artículo 418. Condiciones de viales y aparcamientos 212

* Artículo 419. Condiciones de zonificación y diseño 212

* Artículo 420. Caravanas 212

* Artículo 421. Otras modalidades de acampada 213

Sección 8. Infraestructuras 213

* Artículo 422. Definición y clasificación 213

* Artículo 423. Autopistas, autovías y carreteras 213

* Artículo 424. Pistas y caminos carreteros 214

* Artículo 425. Tendidos aéreos 214

* Artículo 426. Infraestructuras de comunicaciones radioeléctricas 215

* Artículo 427. Infraestructuras de abastecimiento de aguas y saneamiento 215

* Artículo 428. Infraestructuras hidráulicas 216

* Artículo 429. Actividades al servicio de las obras públicas 216

Sección 9. Vivienda familiar 217

* Artículo 430. Definición y clasificación 217

* Artículo 431. Condiciones generales 218

* Artículo 432. Edificaciones auxiliares 218

* Artículo 432bis. Reforma de viviendas existentes 218

* Artículo 433. Ampliación de viviendas existentes 219

Sección 10. Usos existentes 219

* Artículo 434. Transitoriedad de los usos existentes 219

CAPITULO 3. CONDICIONES GENERALES DE LA EDIFICACIÓN 221

* Artículo 435. Definiciones 221

Sección 1. Infraestructuras 221

* Artículo 436. Aguas 221

* Artículo 437. Saneamiento 222

* Artículo 438. Energía eléctrica 222

* Artículo 439. Vías de acceso 222

Sección 2. Tratamiento de las parcelas 223

* Artículo 440. Movimiento de tierras 223

* Artículo 441. Cerramientos de fincas edificadas 224

* Artículo 442. Cerramientos de fincas no edificadas 225

Sección 3. Condiciones generales, de composición y estéticas de las edificaciones 226

Subsección 3A. Generalidades 226

* Artículo 443. Condiciones generales 226

* Artículo 444. Edificación tradicional 226

* Artículo 445. Tipologías de la edificación 226

* Artículo 446. Condiciones de localización 227

* Artículo 447. Altura máxima de la edificación 227

* Artículo 448. Construcciones prefabricadas 228

* Artículo 449. Hórreos y paneras 228

Subsección 3B. Condiciones estéticas 228

* Artículo 450. Criterios generales 228

* Artículo 451. Composición 229

* Artículo 452. Paramentos exteriores 229

* Artículo 453. Cubiertas 230

* Artículo 454. Publicidad 230

* Artículo 455. Rehabilitaciones y reformas 231

* Artículo 456. Edificaciones agrarias, ganaderas o industriales 231

CAPITULO 4. CONDICIONES PARTICULARES DE CADA CATEGORÍA DE SUELO NO URBANIZABLE 233

Sección 1. Suelo no Urbanizable de Especial Protección 233

* Artículo 457. Definición 233

* Artículo 458. Normas de protección de carácter general 233

* Artículo 459. Clasificación 234

Subsección 1A. Suelo no Urbanizable de Especial Protección 234

* Artículo 460. Definición 234

* Artículo 461. Usos Permitidos 234

* Artículo 462. Usos Autorizables 236

* Artículo 463. Usos Prohibidos 236

Subsección 1B. Suelo no Urbanizable de Especial Protección de Vegas 237

* Artículo 464. Definición 237

* Artículo 465. Régimen de uso 237

Sección 2. Suelo no Urbanizable de Costas 237

* Artículo 466. Definición 237

* Artículo 466bis. Condiciones Generales 237

* Artículo 467. Usos Permitidos 238

* Artículo 468. Usos Autorizables 239

* Artículo 469. Usos Prohibidos 239

Sección 3. Suelo no Urbanizable de Interés 240

* Artículo 470. Definición 240

* Artículo 471. Normas de protección de carácter general 240

* Artículo 472. Clasificación 240

Subsección 3A. Suelo no Urbanizable de Interés Agrario. Tipo 1 240

* Artículo 473. Definición 240

* Artículo 474. Usos Permitidos 240

* Artículo 475. Usos Autorizables 242

* Artículo 476. Usos Prohibidos 244

Subsección 3B. Suelo no Urbanizable de Interés Agrario. Tipo 2 245

* Artículo 477. Definición 245

* Artículo 478. Usos Permitidos 245

* Artículo 479. Usos Autorizables 246

* Artículo 480. Usos Prohibidos 247

Subsección 3C. Suelo no Urbanizable de Interés Forestal 248

* Artículo 481. Definición 248

* Artículo 482. Usos Permitidos 248

* Artículo 483. Usos Autorizables 249

* Artículo 484. Usos Prohibidos 250

Sección 4. Suelo no Urbanizable de Infraestructuras 250

* Artículo 485. Definición 250

* Artículo 486. Autovía del Cantábrico 251

* Artículo 487. Vías públicas 251

* Artículo 488. Ferrocarriles 252

* Artículo 489. Líneas eléctricas de alta tensión 252

* Artículo 490. Abastecimiento de aguas y saneamiento 253

Sección 5. Suelo no Urbanizable de Núcleo Rural 253

* Artículo 491. Definición 253

* Artículo 492. Otras entidades de población. Asentamientos rurales 254

Subsección 5A. Condiciones particulares de edificación 254

* Artículo 493. Parcela mínima edificable 254

* Artículo 494. Parcelaciones 254

* Artículo 495. Número máximo de viviendas 255

* Artículo 496. Agrupaciones 255

* Artículo 497. Ubicación de la edificación 255

* Artículo 498. Superficie edificable máxima 255

* Artículo 499. Ordenaciones de Conjunto 256

* Artículo 500. Condiciones particulares de las Ordenaciones de Conjunto 256

* Artículo 501. Condiciones de composición, estéticas, de urbanización, etc. 256

Subsección 5B. Condiciones particulares de uso 257

* Artículo 502. Usos Permitidos 257

* Artículo 503. Usos Autorizables 257

* Artículo 504. Usos Prohibidos 258

Subsección 5C. Condiciones particulares de los Asentamientos Rurales 258

* Artículo 505. Condiciones de edificación 258

* Artículo 506. Condiciones de uso 259

Título I

Título I. Disposiciones Generales

Capítulo 1. Naturaleza, vigencia y efectos

Capítulo 2. Elementos de la estructura urbanística del territorio

Capítulo 3. Desarrollo del planeamiento

Capítulo 4. Intervención municipal en la edificación y el uso del suelo

Capítulo 5. Derechos y deberes de los propietarios

Capítulo 6. Normas para la protección del Patrimonio Cultural

Capítulo 1. Naturaleza, vigencia y efectos

SECCIÓN 1. NATURALEZA Y ÁMBITO DE APLICACIÓN

Artículo 1.—Naturaleza jurídica

1. El presente planeamiento tiene la condición jurídica de Normas Subsidiarias Municipales, con los objetivos que para éstas se señalan en el artículo 91.b del Reglamento de Planeamiento1 (RP).

En virtud de ello, constituye un instrumento de ordenación que define los elementos fundamentales de la estructura general adoptada para la ordenación urbanística del territorio y clasifica el suelo en Urbano, Urbanizable y no Urbanizable, estableciendo los regímenes jurídicos correspondientes a cada Clase de Suelo y Categoría del mismo.

Además, ya sea directamente o por medio de los instrumentos de planeamiento previstos para su desarrollo, estas Normas delimitan las facultades urbanísticas propias del derecho de propiedad del suelo y especifican los deberes que condicionan la efectividad y ejercicio legítimo de dichas facultades, con arreglo a lo dispuesto en la legislación estatal y autonómica vigente.

2. De acuerdo a lo dispuesto en el artículo 88 del RP, estas Normas Subsidiarias Municipales tienen por objeto suplir la ausencia del Plan General Municipal de Ordenación y tienen el mismo rango jerárquico que el Plan al que suplen.

Artículo 2.—Ámbito de aplicación

1. Las presentes Normas Subsidiarias son de aplicación a todo el territorio del concejo de Coaña.

SECCIÓN 2. VIGENCIA, REVISIÓN Y MODIFICACIÓN

Artículo 3.—Vigencia

1. Sin perjuicio de su posible modificación y revisión de acuerdo a lo dispuesto en la legislación vigente, estas Normas Subsidiarias tienen vigencia indefinida.

Artículo 4.—Revisión

1. Se entiende por revisión de estas Normas Subsidiarias la adopción de nuevos criterios respecto de la estructura general y orgánica del territorio o de la clasificación del suelo, motivada por la elección de un modelo territorial distinto o por la aparición de circunstancias sobrevenidas, de carácter demográfico o económico, que incidan sustancialmente sobre la ordenación, o por el agotamiento de su capacidad.

2. A pesar de su carácter indefinido, estas Normas podrán ser revisadas cuando se produzca cualquiera de los supuestos siguientes:

a) Los previstos en el artículo 154 del RP.

b) La aprobación de un Plan Director de Coordinación o figura de planeamiento similar que afecte al concejo de Coaña en términos tales que hagan recomendable la revisión según lo previsto en el artículo 9 del texto refundido de la Ley del Suelo de 19762 (TRLS76).

c) La modificación de la legislación urbanística vigente que haga necesaria o conveniente la revisión.

d) La aparición de factores o determinaciones nuevas que, necesariamente deban ser incluidos en las Normas y que tengan tal incidencia sobre la estructura del mismo como para requerir adicionalmente su revisión.

e) La evolución social cuando haga insuficientes las previsiones de espacios públicos u otros equipamientos contenidos en el mismo.

f) Las variaciones en la clasificación del suelo que tengan por objeto el aumento de la densidad o de la edificabilidad en una zona, o una disminución de la superficie destinada a espacios libres, zonas verdes o equipamientos de uso público y que no respondan al interés general municipal o regional.

g) Cuando la suma o acumulación de modificaciones puntuales a que se sometan las Normas amenacen con desvirtuar el modelo territorial adoptado o cualquiera de sus elementos estructurantes.

3. De acuerdo a lo dispuesto en el artículo 157 del RP, la revisión de estas Normas se sujetará al procedimiento aplicable a su tramitación y aprobación.

Artículo 5.—Modificación

1. En cualquier momento se podrán realizar modificaciones aisladas de los elementos y determinaciones de las presentes Normas Subsidiarias, teniendo en cuenta los siguientes condicionantes:

_________________________________________________

1 Real Decreto 2159/1978, de 23 de junio, por el que se aprueba el Reglamento de Planeamiento para el desarrollo y aplicación de la Ley sobre Régimen del Suelo y Ordenación Urbana (BOE núm. 221 y 222, de 15 y 16 de septiembre de 1978).

2 Real Decreto 1346/1976, de 9 de abril, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley sobre Régimen del Suelo y Ordenación Urbana (BOE núm. 144 y 145, de 16 y 17 de junio de 1976).

a) Tal y como señala el artículo 154 del RP, la modificación no podrá encubrir una revisión de las Normas, es decir, no podrá suponer la adopción de nuevos criterios respecto de la estructura general y orgánica del territorio o de la clasificación del suelo.

b) Podrán considerarse específicamente como variaciones admisibles, sin necesidad de tramitar la revisión simultánea de las Normas las siguientes:

— La modificación de la calificación de un determinado equipamiento, pasando a otra calificación de equipamiento distinta como consecuencia de la variación en la evolución de necesidades del municipio con respecto a las previsiones iniciales de las Normas. Todo ello sin perjuicio del adecuado cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 50 del TRLS76.

— La modificación en los límites de las Unidades de Actuación o la subdivisión de las mismas en los casos no previstos en sus fichas, realizada con vistas a facilitar su desarrollo, sin modificación de la cuantía y distribución de la volumetría edificable.

— El incremento del volumen edificable de una zona, requiriéndose para aprobarla la previsión de los mayores espacios libres que requiera el aumento de la densidad de población.

2. La tramitación de las modificaciones de planeamiento estará sujeta a lo dispuesto en los Artículos 161 y 162 del RP.

3. En todo caso la documentación del proyecto de modificación deberá de tener el grado de definición necesario, debiendo contener un estudio de su incidencia sobre las previsiones contenidas en el resto de las Normas y una justificación sobre lo innecesario de acometer la revisión.

Artículo 6.—Suspensión del planeamiento

1. El presente planeamiento general podrá ser suspendido temporalmente por la autoridad competente en las condiciones que se determinan en el artículo 51 del TRLS76 y 163 del RP.

SECCIÓN 3. EFECTOS DE LA APROBACIÓN

Artículo 7.—EJecutividad

1. De acuerdo a lo dispuesto en el artículo 56 del TRLS76, estas Normas será inmediatamente ejecutivas tras su publicación en el Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA).

Artículo 8.—Declaración de utilidad pública

1. De acuerdo a lo dispuesto en el artículo 33 de la Ley sobre Régimen del Suelo y Valoraciones3 (LRSV), la aprobación de estas Normas Subsidiarias implica la declaración de utilidad pública de las obras en ellas comprendidas y la necesidad de ocupación de los terrenos y edificios correspondientes, a los fines de la expropiación o imposición de servidumbres.

Artículo 9.—Obligatoriedad

1. De acuerdo a lo dispuesto en el artículo 134 del texto refundido de la Ley del Suelo de 19924 (TRLS92), los particulares y las Administraciones Públicas quedarán obligados al cumplimiento de las disposiciones sobre ordenación urbana contenidas en la legislación urbanística aplicable, en estas Normas Subsidiarias y en cualquiera de los instrumentos de desarrollo aprobados con arreglo a la legislación vigente, considerándose nula de pleno derecho cualquier posible reserva de dispensación.

SECCIÓN 4. DOCUMENTACIÓN E INTERPRETACIÓN

Artículo 10.—Documentación

1. De acuerdo a lo dispuesto en los Artículos 71.5 del TRLS76 y 97 del RP, estas Normas Subsidiarias se componen de los siguientes documentos:

a) Memoria informativa, que incluye planos de información de la totalidad de su ámbito de aplicación a escala adecuada y el correspondiente análisis y valoración del territorio.

b) Memoria justificativa de sus fines y objetivos, así como de su conveniencia y oportunidad.

c) Normas urbanísticas, que establecen la regulación de las condiciones de planeamiento, urbanización y edificación, incluyendo las determinaciones que con carácter mínimo señala el artículo 93 del RP.

d) Planos de Ordenación que expresan las determinaciones a que se refiere el citado artículo 93 del RP.

Artículo 11.—Criterios de interpretación

1. Sin perjuicio de lo establecido en el Código Civil, para la interpretación de estas Normas se seguirán los criterios que se señalan a continuación.

2. En los casos de discrepancia entre los distintos documentos de las Normas, se seguirá, salvo casos evidentes de errata, la siguiente escala de prioridades:

_________________________________________________

3 Ley 6/1998, de 13 de abril, sobre Régimen del Suelo y Valoraciones (BOE núm. 89, de 14 de abril de 1998).

4 Real Decreto 1/1992, de 26 de junio, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley sobre el Régimen del Suelo y Ordenación Urbana (BOE núm. 156, de 30 de junio de 1992).

A) Prioridad de los documentos normativos escritos con respecto a los planos en general.

b) Prioridad de las representaciones grafiadas con respecto a las descripciones escritas en el caso de las delimitaciones de zonas de planeamiento y de los edificios catalogados.

c) Prioridad de las cotas sobre las líneas, en el caso de los planos.

d) En el caso particular de las alineaciones y fondos edificables, se interpretarán según lo previsto en estas Normas.

e) Prioridad de los planos de mayor detalle con respecto a los de menor detalle.

f) Dentro de la misma escala, prioridad para cada tema al plano especifico de aquél, cuando exista.

g) En la delimitación del Suelo Urbano, Urbanizable y no Urbanizable, prioridad de los planos zonas urbanas sobre los de la zona rural.

3. En los casos de duda o imprecisión prevalecerá:

a) La solución más favorable a la menor edificabilidad y a la mayor dotación de equipamiento comunitario.

b) La solución que produzca para su realización menor participación en el coste total por parte del Ayuntamiento y menor necesidad del recurso a contribuciones especiales.

Artículo 12.—Normas concurrentes

1. En el caso de que sobre un mismo aspecto existan Normas concurrentes, serán de aplicación todos y cada uno de los límites que éstas impongan, no pudiéndose amparar en la existencia de alguna Norma actuaciones que no respeten cualquiera de las restantes.

Artículo 13.—Terminología abreviada

1. Las abreviaturas que figuren en el articulado de estas Normas tienen el significado que se expresa a continuación:

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

Capítulo 2. Elementos de la estructura urbanística del territorio

SECCIÓN 1. ESTRUCTURA URBANÍSTICA GENERAL

Artículo 14.—Definición

1. El territorio del concejo de Coaña se estructura mediante la clasificación del suelo, los sistemas de comunicaciones, de espacios libres, de equipamiento comunitario y la asignación a las diferentes zonas de los Usos Globales y la intensidad de los mismos.

Artículo 15.—Clasificación del suelo

1. De acuerdo a lo dispuesto en el artículo 7 de la Ley sobre Régimen del Suelo y Valoraciones1 (LRSV), estas Normas Subsidiarias clasifican el territorio del concejo de Coaña en las siguientes Clases de suelo:

a) Suelo Urbano (SU)

b) Suelo Urbanizable (SUR)

c) Suelo no Urbanizable (SNU)

2. El régimen aplicable a cada una de esas clases de Suelos será el que estas Normas Subsidiarias determinan en sus diferentes epígrafes: Título III para el Suelo Urbano, Título IV para el Suelo Urbanizable y Título V para el Suelo no Urbanizable.

Artículo 16.—Sistemas

1. Las presentes Normas fijan concretas porciones de suelo para dar lugar a los Sistemas Orgánicos del territorio. Tales suelos presentan un alto grado de interés colectivo y son determinantes para asegurar el desarrollo, funcionamiento y capacidad del cambio urbano.

2. Los Sistemas se subdividen en Generales y Locales.

SECCIÓN 2. SISTEMAS GENERALES

Artículo 17.—Definición

1. Son Sistemas Generales (SSGG) aquellos que aseguran el funcionamiento urbanístico del ámbito de las Normas de forma integrada, permitiendo las necesarias interrelaciones entre las áreas y sus funciones; presentando, en definitiva, servicios de interés general para todo el conjunto ordenado.

2. Los SSGG definidos por las Normas se delimitan, sin perjuicio de la clasificación del suelo, en los Planos de Estructura Territorial y Clasificación del Suelo de estas Normas.

_________________________________________________

1 Ley 6/1998, de 13 de abril, sobre Régimen del Suelo y Valoraciones (BOE núm. 89, de 14 de abril de 1998).

3. Los SSGG se clasifican como sigue:

a) Sistema General Viario

b) Sistema General Ferroviario

c) Sistema General de Espacios Libres destinados a Parques Públicos y Zonas Verdes

d) Sistema General de Equipamiento Urbano

SUBSECCIÓN 2A. SISTEMA GENERAL VIARIO

Artículo 18.—Definición

1. El Sistema General Viario comprende los terrenos e infraestructuras destinados a la comunicación y transporte de las personas y mercancías que permiten las relaciones en el interior del municipio y de éste con el exterior.

2. Está formado por los elementos siguientes, a su paso por el conejo:

a) La carretera de la Red de Interés General del Estado N-634.

b) La carretera de la Red Regional AS-12 (Navia-Grandas de Salime)

c) Las carreteras de la Red Local de Segundo Orden del Principado de Asturias: CÑ-1 (Xarrio-Coaña), CÑ-2 (Coaña-Llosoiro), CÑ-3 (El Espín-Folgueras), CÑ-4 (Carretera de Ortigueira), CÑ-5 (Carretera de Torce) y CÑ-6 (Cartavio-Xarrio)

d) Cualquier otra carretera existente o de nueva construcción, cuya tutela corresponda al Estado o al Principado de Asturias.

3. Su funcionamiento, régimen y control estará regido por las presentes Normas, por la Ley de Carreteras2 y su Reglamento3 y por la Ley de Ordenación y Defensa de las Carreteras del Principado4 (LODC).

Artículo 19.—Limitaciones de carácter general

1. Las obras, instalaciones, edificaciones, cierres y cualquier otra ocupación o actividad en terrenos colindantes o sitos en el área de influencia de las carreteras del Sistema General, fuera del perímetro del Suelo Urbano, se ajustarán a lo dispuesto en la LODC y el resto de la normativa de carreteras.

2. En el ámbito del Suelo Urbano, y en las travesías de los Núcleos Rurales, regirán las determinaciones de las presentes Normas Subsidiarias.

SUBSECCIÓN 2B. SISTEMA GENERAL FERROVIARIO

Artículo 20.—Definición

1. Comprende los terrenos e infraestructuras para el transporte ferroviario; incluye líneas ferroviarias, estaciones, apeaderos e instalaciones auxiliares.

2. Está formado por la línea de ferrocarril de FEVE Gijón-El Ferrol a su paso por el concejo de Coaña.

Artículo 21.—Limitaciones de carácter general

1. Las limitaciones en relación con los terrenos inmediatos al ferrocarril, vienen impuestas por la Ley de Ordenación de Transportes Terrestres5 y su Reglamento6 de desarrollo.

2. Las obras e instalaciones a realizar en estos terrenos se ajustarán a las determinaciones del referido Reglamento, que las diferencia según se trate de tramos en “Suelo Urbano” o “Suelo no Urbano”. A esos efectos, se considerarán tramos en Suelo Urbano, todos aquellos del Sistema General Ferroviario en contacto con los ámbitos clasificados como Suelo Urbano en estas Normas, en una de sus márgenes o en las dos.

SUBSECCIÓN 2C. SISTEMA GENERAL DE ESPACIOS LIBRES

Artículo 22.—Definición

1. El Sistema General de Espacios Libres tiene por objeto garantizar la reserva de espacios destinados al esparcimiento y ocio de la población, proteger las zonas y establecimientos que lo requieran y conseguir una mejor composición estética del paisaje urbano.

_________________________________________________

2 Ley 25/1988, de 29 de julio, de Carreteras (BOE núm. 182, de 30 de julio de 1988).

3 Real Decreto 1812/1994, de 2 de septiembre, por el que se aprueba el Reglamento General de Carreteras (BOE núm. 228, de 23 de septiembre de 1994).

4 Ley 13/1986, de 28 de noviembre, de Ordenación y Defensa de las Carreteras del Principado de Asturias (BOPA núm. 288, de 13 de diciembre de 1986; corrección en BOPA núm. 13, de 17 de enero de 1987).

5 Ley 16/1987, de 30 de julio, de Ordenación de Transportes Terrestres (BOE núm. 182, de 31 de julio de 1987).

6 Real Decreto 1211/1990, de 28 de septiembre, por el que se aprueba el Reglamento de la Ley 16/1987, de 30 de julio, de Ordenación de Transportes Terrestres (BOE núm. 241, de 8 de octubre de 1990).

2. Esta formado por los elementos siguientes:

a) Zonas verdes y recreativas.

b) Espacios libres no edificables, de separación de funciones urbanas incompatibles, protección de vías e intersecciones y protección de márgenes de cauces.

Artículo 23.—Normativa aplicable

1. Las condiciones particulares de uso del suelo y la edificación de estos sistemas se desarrollan en la Ordenanza correspondiente a Espacios Libres (Artículos 294 a 297 de estas Normas).

SUBSECCIÓN 2D. SISTEMA GENERAL DE EQUIPAMIENTO URBANO

Artículo 24.—Definición

1. Comprende los suelos destinados a usos públicos al servicio del interés comunitario o social para fines educativos, culturales, de seguridad, etc., de ámbito municipal o supramunicipal.

2. Se delimita en los Planos de Clasificación del suelo con la denominación de Equipamientos Urbanos.

Artículo 25.—Normativa aplicable

1. Las condiciones particulares de uso del suelo y la edificación de estos sistemas se desarrolla en la Ordenanza de Equipamientos y Servicios (Artículos 290 a 293 de estas Normas) y en la ficha correspondiente, cuando estén incluidos en el ámbito de una Unidad de Actuación (Anexo 2).

SECCIÓN 3. SISTEMAS LOCALES

Artículo 26.—Definición

1. Son Sistemas Locales (SSLL) los que, prolongando las prestaciones y dotaciones de los elementos que componen los Sistemas Generales, proporcionan los servicios a cada una de las áreas del suelo municipal, respondiendo a las necesidades concretas de cada una de ellas.

2. A los efectos de estas Normas y en su ámbito de aplicación, los SSLL se clasifican como sigue:

a) Sistema Local Viario

b) Sistema Local de Espacios Libres

c) Sistema Local de Equipamiento Colectivo

SUBSECCIÓN 3A. SISTEMA LOCAL VIARIO

Artículo 27.—Definición

1. Es aquel que garantiza el funcionamiento y accesibilidad del área en que se encuentra y su adecuada conexión con el Sistema General Viario. Está formado por todas las vías existentes o de nueva construcción que no formen parte del Sistema General Viario tal como se define éste en el artículo 18 estas Normas.

Artículo 28.—Normativa aplicable

1. Su funcionamiento, régimen y control estará regido por estas Normas Subsidiarias y todas las disposiciones específicas que determine el Ayuntamiento de Coaña.

2. En el Suelo Urbano y Urbanizable, la construcción, reparación o mejora de la red de viario local se ajustará a lo dispuesto en las Condiciones Generales de la Urbanización recogidas en el Capítulo 1 del Título II de estas Normas Subsidiarias. En el Suelo no Urbanizable, en cambio, serán de aplicación las condiciones establecidas en los Artículos 423 y siguientes del Título V de estas Normas.

SUBSECCIÓN 3B. SISTEMA LOCAL DE ESPACIOS LIBRES

Artículo 29.—Definición

1. Los elementos del Sistema Local de Espacios Libres cumplen idéntica función que los del Sistema General, diferenciándose en su menor ámbito de influencia.

2. Comprenden las zonas verdes y áreas de juegos infantiles situadas en los espacios libres de la edificación.

Artículo 30.—Normativa aplicable

1. En Suelo Urbano serán de aplicación las condiciones particulares de uso del suelo y la edificación de la Ordenanza correspondiente a Espacios Libres (Artículos 294 a 295 de estas Normas). En Suelo Urbanizable regirán las condiciones establecidas en los Planes Parciales que lo desarrollen.

SUBSECCIÓN 3C. SISTEMA LOCAL DE EQUIPAMIENTO COLECTIVO

Artículo 31.—Definición

1. Los elementos del Sistema Local de Equipamiento Colectivo cumplen la misma función urbana que los del Sistema General, de los que se diferencian por su menor ámbito de influencia.

2. Se delimitan en los Planos de Clasificación del Suelo con la denominación de Equipamientos.

Artículo 32.—Normativa aplicable

1. Las condiciones particulares de uso del suelo y la edificación de estos sistemas se desarrollan en la Ordenanza correspondiente a Equipamientos y Servicios (Artículos 29.—a 29.—de estas Normas) y en la ficha correspondiente cuando esté incluido en el ámbito de una Unidad de Actuación (Anexo 2).

Capítulo 3. Desarrollo del planeamiento

SECCIÓN 1. ORGANOS ACTUANTES

Artículo 33.—Desarrollo y ejecución de las normas

1. El desarrollo y la ejecución de las presentes Normas Subsidiarias corresponde al Ayuntamiento de Coaña, sin perjuicio de la participación de los particulares con arreglo a lo establecido en la legislación vigente y en las presentes Normas.

2. Dentro de sus respectivas atribuciones y obligaciones, a los órganos de la Administración del Estado y del Principado de Asturias, les corresponderá el desarrollo de las infraestructuras, los servicios y los equipamientos de su competencia, así como la cooperación con el Ayuntamiento para el cumplimiento de los fines que en estas Normas se señalen.

SECCIÓN 2. INSTRUMENTOS DE DESARROLLO Y EJECUCIÓN

Artículo 34.—Desarrollo de planes y proyectos

1. Para el desarrollo de las actuaciones urbanísticas, previstas en estas Normas Subsidiarias o las que se definan posteriormente por los procedimientos establecidos en la legislación urbanística vigente, se redactarán los planes y proyectos previstos en el Reglamento de Planeamiento1 (RP), el Reglamento de Gestión Urbanítica2 (RGU) o cualesquier otra normativa sectorial complementaria:

a) En Suelo Urbano:

— Se redactarán Planes Especiales de Reforma Interior y Estudios de Detalle. Asimismo, cuando sea necesario para el justo reparto de beneficios y cargas, y según el sistema de actuación que en cada caso se haya fijado, se redactarán y aprobarán los correspondientes Proyectos de Compensación o Proyectos de Reparcelación.

— En las zonas cuya urbanización no alcance los niveles definidos en estas Normas, será obligatoria la redacción y aprobación de Proyectos de Urbanización con el contenido que en cada caso resulte necesario.

— En cada caso los planes y proyectos se ajustarán a lo establecido en estas Normas y en la legislación urbanística vigente.

b) En Suelo Urbanizable:

— Los respectivos sectores en que se divide el Suelo Urbanizable se desarrollarán mediante la redacción y aprobación de su correspondiente Plan Parcial.

— Asimismo, la materialización de las determinaciones de los Planes Parciales requerirá la redacción de los correspondientes Proyectos de Compensación o de Reparcelación, según el sistema de actuación fijado y del Proyecto de Urbanización para su ejecución.

— En cada caso los planes y proyectos se ajustarán a lo establecido en el Título IV de estas Normas.

c) En Suelo no Urbanizable:

— Para el desarrollo del Suelo no Urbanizable, cuando las determinaciones de estas Normas así lo especifiquen, podrán redactarse Planes Especiales cuya finalidad sea cualquiera de las señaladas en el artículo 76.2 del RP.

— Los objetivos principales de los Planes Especiales podrán ser: la protección del paisaje, los valores naturales y culturales, la conservación y mejora del medio rural, la protección de las vías de comunicación e infraestructuras básicas y la ejecución directa de estas últimas y de los Sistemas Generales.

Artículo 35.—Desarrollo de los sistemas generales

1. Para el desarrollo de los Sistemas Generales de comunicación y sus zonas de influencia, de espacios libres y zonas verdes y del sistema de equipamiento comunitario para centros y servicios públicos y sociales, podrán redactarse Planes Especiales y los correspondientes Proyectos de Urbanización, con el contenido que en cada caso resulte necesario de acuerdo a lo dispuesto en estas Normas y el resto de legislación vigente.

_________________________________________________

1 Real Decreto 2159/1978, de 23 de junio, por el que se aprueba el Reglamento de Planeamiento para el desarrollo y aplicación de la Ley sobre Régimen del Suelo y Ordenación Urbana (BOE núm. 221 y 222, de 15 y 16 de septiembre de 1978).

2 Real Decreto 3288/1978, de 25 de agosto, por el que se aprueba el Reglamento de Gestión Urbanística para el desarrollo y aplicación de la Ley sobre Régimen del Suelo y Ordenación Urbana (BOE núm. 27 y 28, de 31 de enero y 1 de febrero de 1979).

Artículo 36.—Otros instrumentos: ordenanzas especiales

1. En el ejercicio de sus atribuciones y competencias, el Ayuntamiento de Coaña podrá redactar Ordenanzas Especiales que regulen aspectos relacionados con la aplicación del planeamiento, los usos del suelo, el desarrollo de las actividades, de las obras y edificios. Las Ordenanzas se ajustarán a lo dispuesto en la Ley de Régimen Local3.

SECCIÓN 3. ÁMBITO, CONTENIDO Y TRAMITACIÓN DE PLANES Y PROYECTOS

Artículo 37.—Ámbito

1. El Sector constituye la unidad espacial de ordenación, desarrollo y gestión unitaria en el Suelo Urbanizable, mediante la redacción del Plan Parcial.

2. En el Suelo Urbano la Unidad de Actuación constituye el ámbito para el desarrollo de operaciones de reforma interior, mejora de servicios urbanísticos, y demás objetivos de los Planes Especiales. La Unidad de Actuación constituye, asimismo, el ámbito para el desarrollo de los objetivos previstos en los Estudios de Detalle.

3. Los ámbitos de cada sector de Suelo Urbanizable, están predefinidos en los Planos de Clasificación del Suelo y Gestión de las presentes Normas. Las Unidades de Actuación ya delimitadas en el Suelo Urbano figuran en los Planos citados.

Artículo 38.—Reajuste y modificación de ámbitos

1. Los Planes Parciales, Planes Especiales y Estudios de Detalle podrán modificar los límites de los Sectores y Unidades de Actuación delimitados, con el objeto de ajustarlos en su caso a circunstancias no contempladas en estas Normas (líneas de edificación existentes, características topográficas, límites reales de la propiedad, etc), siempre que no altere su superficie en más de un 5%, debiendo en caso contrario proceder a su modificación con arreglo al procedimiento regulado en el artículo 38 del RGU.

Artículo 39.—Contenido

1. Los Planes Parciales, Planes Especiales y los Estudios de Detalle contendrán las determinaciones establecidas en el Título Primero del RP. Tanto estas figuras de planeamiento como los Proyectos de Urbanización contendrán en cada caso la documentación establecida en el citado Título.

Artículo 40.—Tramitación

1. Los planes y proyectos referidos en el artículo anterior, seguirán para su tramitación, las especificaciones del Título IV del RP. Los Proyectos de Compensación, Reparcelación y Expropiación se ajustarán a las determinaciones del RGU.

Artículo 41.—Plazos

1. En lo relativo a plazos serán de aplicación los Artículos 154 y siguientes del texto refundido de la Ley del Suelo de 19764 (TRLS76).

SECCIÓN 4. EVALUACIÓN DE IMPACTO

Artículo 42.—Evaluación de impacto ambiental

1. De acuerdo a lo dispuesto en el artículo 17 de la Ley 1/1987 de Coordinación y Ordenación Territorial5 (LCOT), se considera Evaluación de Impacto Ambiental (EIA) al conjunto de estudios y análisis encaminados a predecir, valorar y adecuar la posible incidencia que una actuación o grupo de actuaciones haya de tener sobre un ámbito espacial determinado y referida a la determinación del posible impacto sobre el medio ambiente natural o edificado.

2. Deberán sujetarse al procedimiento de EIA todos los proyectos, públicos o privados, consistentes en la realización de las obras, instalaciones o de cualquier otra actividad comprendida en el anexo I de la Ley 6/2001 de Impacto Ambiental 6 (LIA) o posteriores que lo sustituyan. Además de las listadas en dicho anexo, deberán someterse al trámite de EIA todas las actividades para las que ello sea exigible por su normativa sectorial, caso de repoblaciones piscícolas y centros ictiogénicos (Ley 3/1998, de Pesca Fluvial7) o parques eólicos (Decreto 13/19998).

En el caso de proyectos o actividades susceptibles de encuadrarse en alguno de los epígrafes recogidos en el anexo II de la LIA, el órgano competente para la autorización recabará en cada caso concreto pronunciamiento del órgano competente en materia de impacto ambiental acerca de la necesidad de tramitación de EIA, decisión que de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 2 de la LIA debe ser motivada, pública y ajustada a los criterios establecidos en el anexo III de la misma. Todo ello, sin perjuicio de las facultades que el artículo 27 de la LCOT otorga a la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Asturias (CUOTA) y a la Comisión de Asuntos Medioambientales (CAMA) para requerir, mediante acuerdo motivado, tramitación de EIA para cualquier tipo de actividad.

_________________________________________________

3 Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las Bases del Régimen Local (BOE núm. 80, de 3 de abril de 1985; correcciones en BOE núm. 139, de 11 de junio de 1985).

4 Real Decreto 1346/1976, de 9 de abril, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley sobre Régimen del Suelo y Ordenación Urbana (BOE núm. 144 y 145, de 16 y 17 de junio de 1976).

5 Ley 1/1987, de 30 de marzo, de Coordinación y Ordenación Territorial. (BOPA núm. 86, de 14 de abril de 1987).

6 Ley 6/2001, de 8 de mayo, de modificación del Real Decreto Legislativo 1302/1986, de 28 de junio, de Evaluación de Impacto Ambiental (BOE núm. 111, de 9 de mayo de 2001).

7 Ley 3/1998, de 11 de diciembre, de la Pesca Fluvial del Principado de Asturias (BOPA núm. 291, de 18 de diciembre de 1998).

8 Decreto 13/1999, de 11 de marzo, por el que se regula el procedimiento para la instalación de Parques Eólicos en el Principado de Asturias (BOPA núm. 81, de 9 de abril de 1999).

3. En cuanto a los contenidos de los Estudios de Impacto Ambiental y los procedimientos para su tramitación se estará a lo dispuesto en la normativa estatal vigente: LIA, RDL 1302/19869 y R.D. 1131/198810.

Artículo 43.—Evaluación preliminar de impacto ambiental

1. De acuerdo a lo dispuesto en el artículo 10 de la Ley 5/1991, de Protección de los Espacios Naturales11, se considera Evaluación Preliminar de Impacto Ambiental (EPIA) el conjunto de estudios y análisis encaminados a la determinación del posible impacto sobre el medio ambiente natural o edificado de actividades que de acuerdo a la legislación vigente no requieran de tramitación de EIA.

2. En cuanto a los contenidos de los Estudios Preliminares de Impacto Ambiental y los procedimientos para su tramitación, se estará a lo dispuesto en la normativa autonómica vigente al respecto: Artículos 10 a 12 de la Ley 5/1999 y epígrafes 7.2 y 7.3 del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de Asturias12 (PORNA).

3. Deberán sujetarse al procedimiento de EPIA todos los proyectos, públicos o privados, comprendidos en el listado que recoge el epígrafe 7.2 del PORNA y todos aquellos para los que así se disponga en estas Normas. No obstante, se exceptúan aquellas actividades que requieran tramitación de EIA, por haber pasado a formar parte del anexo I de la LIA, por figurar en el anexo II de la misma y requerirlo expresamente el órgano ambiental competente o por requerirlo la normativa sectorial que les sea de aplicación.

Artículo 44.—Evacuación de impacto estructural

1. De acuerdo a lo dispuesto en el artículo 17 de la LCOT, las Evaluaciones de Impacto Estructural (EIE) tendrán por objeto el análisis de los costes y beneficios económicos y sociales derivados directa e indirectamente de la actuación prevista, así como su incidencia en el sistema de núcleos de población, infraestructuras, equipamientos y servicios.

2. Los EIE deberán ser realizados por técnicos competentes y costeados por el promotor, adecuándose su contenido mínimo a lo dispuesto en el artículo 18 de la LCOT o posteriores normas que la desarrollen y su tramitación a lo dispuesto en el artículo 28 de la misma.

3. La EIE será obligada en los supuestos que se señalan en la directriz 3.4 de las Directrices Regionales de Ordenación del Territorio13 y en todos aquellos casos en que así se determine en estas Normas Subsidiarias. Todo ello, sin perjuicio de las facultades que el artículo 27 de la LCOT otorga a la CUOTA para requerir, mediante acuerdo motivado, tramitación de EIE para cualquier tipo de actividad.

Capítulo 4. Intervención municipal en la edificación y el uso del suelo

SECCIÓN 1. DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 45.—Competencia municipal

1. Dentro de límites marcados por la legislación del Suelo y por la de Régimen Local, corresponde al Ayuntamiento de Coaña el otorgamiento de licencias, que se ejercitará en los términos y con las condiciones establecidas en la Ley Reguladora de la Disciplina Urbanística en el Principado de Asturias1 (LRDU) o posteriores que la sustituyan.

Artículo 46.—Intervención en el uso del suelo

1. La competencia municipal en materia de intervención del uso del suelo tiene por objeto comprobar la conformidad de las distintas actuaciones con la legislación y el planeamiento aplicables, así como restablecer, en su caso, la ordenación infringida.

2. La intervención municipal en el uso del suelo se ejerce mediante los procedimientos siguientes:

a) Licencias urbanísticas

b) Ordenes de ejecución o suspensión de obras u otros usos

c) Información urbanística

Artículo 47.—Actividades sujetas a licencia

1. Están sujetos a la obtención de licencia urbanística los actos que se señalan en el artículo 178 del texto refundido de la Ley del Suelo de 19762 (TRLS76) y el artículo 1 de la LRDU.

_________________________________________________

9 Real Decreto Legislativo 1302/1986, de 28 de junio, de Evaluación de Impacto Ambiental (BOE núm. 155, de 30 de junio de 1986).

10 Real Decreto 1131/1988, de 30 de septiembre, por el que se aprueba el Reglamento para la ejecución del Real Decreto Legislativo 1302/1986, de 28 de junio, de Evaluación de Impacto Ambiental (BOE núm. 239, de 5 de octubre de 1988).

11 Ley 5/1991, de 5 de abril, de Protección de los Espacios Naturales del Principado de Asturias (BOPA núm. 87, de 17 de abril de 1988).

12 Decreto 38/1994, de 19 de mayo, por el que se aprueba el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de Asturias (BOPA núm. 152, de 2 de julio de 1994).

13 Decreto 11/1991, de 24 de enero, por el que se aprueban las Directrices Regionales de Ordenación del Territorio de Asturias (BOPA núm. 45, de 23 de febrero de 1991).

1 Ley 3/1987, de 8 de abril, reguladora de la Disciplina Urbanística en el Principado de Asturias (BOPA núm. 95, de 27 de abril de 1987).

2 Real Decreto 1346/1976, de 9 de abril, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley sobre Régimen del Suelo y Ordenación Urbana (BOE núm. 144 y 145, de 16 y 17 de junio de 1976).

2. La sujeción a licencia urbanística rige sin excepción para las personas y entidades privadas y para las Administraciones Públicas o Entidades de derecho público que administren bienes de éstas, distintas del Ayuntamiento de Coaña, aún cuando las actuaciones sujetas afecten a terrenos pertenecientes al dominio o patrimonio público. Todo ello, sin perjuicio de la aplicación de los procedimientos especiales previstos en el artículo 31 de la Ley de Coordinación y Ordenación Territorial del Principado de Asturias3 (LCOT), cuando se trate de actuaciones administrativas urgentes o de excepcional interés público, o que afecten directamente al interés nacional.

SECCIÓN 2. LICENCIAS URBANÍSTICAS

Artículo 48.—Clases de licencia

1. Las licencias urbanísticas podrán ser:

a) De parcelación.

b) De obras de edificación.

c) De obras de urbanización.

d) De actividades e instalaciones.

e) De ocupación y apertura.

Artículo 49.—Licencias de parcelación

1. Está sujeto a previa licencia municipal todo acto de parcelación urbanística, considerándose como tal la división simultánea o sucesiva de terrenos en dos o más lotes efectuada con fines edificatorios.

2. Las Licencias de Parcelación Urbanística se concederán sobre la base de un proyecto con el siguiente contenido:

a) Memoria justificativa de las razones de la parcelación y de sus características, en función de las determinaciones de las presentes Normas sobre las que se fundamenta. En ella se describirá cada finca original existente y cada una de las nuevas parcelas, debiéndose de hacer patente que éstas últimas son aptas para el uso que la Norma les asigna y que, en su caso, son aptas para la edificación.

b) Planos de estado actual, a escala 1:1000 como mínimo, donde se señalen las fincas originarias registrales representadas en el parcelario oficial, las edificaciones y arbolado existentes y los usos de los terrenos.

c) Planos de parcelación, a escala 1:1000 como mínimo, en los que aparezcan claramente reflejadas cada una de las parcelas resultantes.

d) Propuesta de cédula urbanística de cada parcela resultante.

3. La Licencia de Parcelación Urbanística se entenderá concedida con los acuerdos de aprobación de los proyectos de reparcelación, compensación o normalización de fincas, y podrá concederse simultáneamente con los de aprobación definitiva de los Planes Parciales y Especiales que incluyan planos parcelarios con las características requeridas más arriba, así como los Estudios de Detalle que afecten a la configuración de las parcelas.

4. A fin de facilitar el cumplimiento de lo previsto en el artículo 259 del texto refundido de la Ley del Suelo de 19924 (TRLS92), el Ayuntamiento comunicará de oficio a los Registradores de la Propiedad competentes todos los acuerdos de aprobación definitiva, o de desaprobación de los instrumentos de planeamiento y gestión que contengan parcelaciones o reparcelaciones, así como las resoluciones que concedan o denieguen licencias de parcelación y las que declaren la ilegalidad de las parcelaciones existentes. Con los acuerdos se remitirán copias autorizadas de los correspondientes planos parcelarios y de las respectivas cédulas urbanísticas.

Artículo 50.—Licencias de obras de urbanización

1. Las obras de urbanización se entienden autorizadas con los acuerdos de aprobación definitiva de los proyectos de urbanización correspondientes, sin perjuicio de que en los mismos pueda condicionarse la ejecución de los trabajos a la obtención de un ulterior permiso de inicio de obras, previo cumplimiento de los requisitos complementarios que quedaren pendientes.

2. Las obras de urbanización, y las de mera conservación y mantenimiento se tramitarán análogamente a lo previsto para las licencias de edificación, que son tratadas en los Artículos siguientes.

3. Autorizado el comienzo de las obras de urbanización por el Ayuntamiento y notificado por el promotor con antelación mínima de quince días, su intención de iniciarlas, se fijará día para la firma del Acta de Comprobación del Replanteo. El plazo de ejecución de las obras de urbanización comenzará a contar a partir del día siguiente al de la firma de dicho Acta. Durante la ejecución de las obras, el Ayuntamiento ejercerá las funciones de inspección técnica y urbanística, vigilancia y control de las mismas, de acuerdo con la normativa municipal vigente.

Artículo 51.—Licencias de obras de edificación

1. El acto de otorgamiento de licencia fijará los plazos de iniciación, interrupción máxima, y finalización de las obras, de conformidad, con la normativa aplicable. El derecho a edificar se extingue por incumplimiento de los plazos fijados, mediante su declaración formal en expediente contradictorio con audiencia del interesado.

_________________________________________________

3 Ley 1/1987, de 30 de marzo, de coordinación y ordenación territorial (BOPA núm. 86, de 14 de abril de 1987).

4 Real Decreto 1/1992, de 26 de junio, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley sobre el Régimen del Suelo y Ordenación Urbana (BOE núm. 156, de 30 de junio de 1992).

2. La concesión de las licencias de obras de edificación, además de la constatación de que la obra proyectada cumple las condiciones técnicas, urbanísticas, dimensionales y de uso fijadas por el planeamiento y demás normativa aplicable, exige la constancia o acreditación de los extremos siguientes:

a) Estado parcelario real.

b) En el caso de Unidades de Actuación, estado de la parcela respecto de los compromisos urbanísticos fijados para su desarrollo.

c) Características en cuanto a uso o actividad. Las actividades que requieran licencias por separado suponen el condicionamiento absoluto de las obras respecto de la actividad, desde la propia licencia de obras; y no podrá obtener la primera ocupación hasta tener resuelto este aspecto.

d) Asunción de la Dirección Facultativa por los técnicos competentes requeridos en razón de la naturaleza de las obras.

e) Liquidación y abono de las tasas municipales por licencia.

f) Cuantos otros de índole específica fueran exigibles a tenor de las presentes Normas y del planeamiento de desarrollo aplicable, o de la intervención de Organismos Administrativos competentes en aspectos sectoriales de preceptiva aplicación.

3. En los proyectos de edificación se incluirán las obras de urbanización precisas para su adecuación urbanística y funcional. En ellas se incluye desde la terminación de todas las pavimentaciones y servicios que se precisen en su entorno, hasta la reparación de los propios daños o modificaciones, provisionales o definitivas, que deban acompañar a las obras.

Artículo 52.—Obras menores

1. Tendrán consideración de obras menores las que establece el artículo 1 de la LRDU que por su escasa trascendencia arquitectónica o urbanística, pueden ser autorizadas por trámite abreviado, con independencia de que precisen o no de alguna intervención técnica.

2. El trámite seguido para las obras menores comprenderá: solicitud en el Registro General acompañando documentación por duplicado; informe de la Oficina Técnica; liquidación de Derechos Municipales; conformidad del Presidente de la Comisión y Visto Bueno del Secretario y Alcalde en la licencia.

3. El Ayuntamiento hará pública una relación de actuaciones que tengan la consideración de obras menores, con el fin de orientar a los interesados.

Artículo 53.—Licencias de actividades e instalaciones

1. Requieren licencia de actividades e instalaciones la realización de los siguientes actos:

a) Proyectos de instalaciones de actividades: definen los complementos mecánicos o las instalaciones que se pretenden instalar en un local o edificio.

b) Proyectos de mejora de las instalaciones, bien se trate de nueva implantación, ampliación o modificación de actividades o instalaciones.

2. La modernización o sustitución de instalaciones que no supongan modificación de las características técnicas de la misma o de sus factores de potencia, emisión de humos y olores, ruidos, vibraciones o agentes contaminantes, no requiere modificación de la licencia de actividades e instalaciones.

3. La concesión de licencias de actividades e instalaciones está sujeta al cumplimiento de las condiciones urbanísticas establecidas en esta Norma, y de la reglamentación técnica que sea de aplicación, en especial el Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas5 (RAMINP).

4. Para la concesión de licencias sobre actividades comprendidas en el referido RAMINP se precisará el informe previo favorable del organismo de la Administración del Principado competente en esta materia.

5. Cabrá la concesión de licencias de actividades e instalaciones que contemplen la imposición de medidas correctoras de los niveles de molestia generados por la actividad o instalación. En este supuesto la comprobación de la inexistencia o deficiencia de dichas medidas correctoras implicará la pérdida de la eficacia de la licencia.

Artículo 54.—Licencias de ocupación y apertura

1. La licencia de ocupación tiene por objeto autorizar la puesta en uso de los edificios o instalaciones, previa comprobación de que han sido ejecutados de conformidad a las condiciones de las licencias autorizatorias, y que se encuentren debidamente terminados y aptos según las condiciones urbanísticas de su destino específico.

2. Están sujetas a licencia de ocupación:

a) La primera utilización de las edificaciones fruto de obras de nueva edificación y reestructuración total, y la de aquellos locales resultantes de obras, en los edificios en que sea necesario, por haberse producido cambios en la configuración de los locales, alteración de los usos a que se destinan, o modificaciones en la intensidad de dichos usos.

_________________________________________________

5 Decreto 2414/1961, de 30 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas (BOE núm. 292, de 7 de diciembre de 1961; correcciones en BOE núm. 57, de 7 de marzo de 1962).

b) La puesta en uso de las instalaciones y la apertura de establecimientos industriales y mercantiles.

c) La nueva utilización de aquellos edificios o locales que hayan sido objeto de sustitución o reforma de los usos preexistentes.

3. En los supuestos contemplados en el primer apartado del párrafo anterior, la concesión de las licencias de ocupación requerirá la acreditación o cumplimentación de los siguientes requisitos, según las características de las obras, instalaciones o actividades de que se trate:

a) Certificación final de obras cuando la naturaleza de la actuación hubiese requerido dirección técnico-facultativa.

b) Cédula de habitabilidad u otro instrumento calificador que proceda en razón del uso residencial.

c) Licencias o permisos de apertura o supervisión de las instalaciones a cargo de otras Administraciones Públicas competentes por razón del uso o actividad de que se trate.

d) Otras autorizaciones administrativas sectoriales que procedan a causa de las servidumbres legales, concesiones administrativas o regímenes de protección, aplicables a edificios o actividades cuando no constasen previamente.

e) Documentación de las compañías suministradoras de agua, gas, electricidad y telefonía, acreditativa de la conformidad de las acometidas y redes respectivas.

f) Terminación y recepción provisional de las obras de urbanización que se hubiesen acometido simultáneamente con la edificación.

g) Liquidación y abono de las tasas municipales por licencia

4. La licencia de ocupación se solicitará al Ayuntamiento por los promotores o propietarios y el plazo para la concesión o denegación será de un mes, salvo reparos subsanables, pudiendo reducirse a la mitad para aquellos supuestos de urgencia o especiales características que se determinen. La obtención de licencia de ocupación por transcurso de los plazos del silencio positivo, previsto en la legislación de régimen local, no alcanza a legitimar las obras o usos que sean contrarios al planeamiento y se entenderá sin perjuicio del deber de formalizar posteriormente la licencia, en la forma que se establece en estas Normas al hablar del silencio.

5. La puesta en uso de un edificio o la apertura de una instalación carente de licencia de ocupación cuando fuese preceptiva, constituye infracción urbanística que será grave si el uso resultare ilegal o concurriesen otras circunstancias que impidieren la ulterior legalización; ello sin perjuicio, en su caso, de las órdenes de ejecución o suspensión precisas para el restablecimiento de la ordenación urbanística, incluida la cláusula de la instalación o edificios afectados.

SECCIÓN 3. CONCESIÓN DE LICENCIAS

Artículo 55.—Limitaciones a la concesión de licencias según la clase de suelo

1. Como regla general, sólo podrán concederse licencias de edificación en parcelas sitas en Suelo Urbano (SU) cuando los terrenos adquieran la condición de solar o cuando se asegure la ejecución simultánea de la urbanización y la edificación con los requisitos previstos en los Artículos 40 y 41 del Reglamento de Gestión Urbanítica6 (RGU).

Sin embargo, podrán autorizarse en casos excepcionales construcciones destinadas a fines industriales en las zonas permitidas, cuando la seguridad, salubridad y no contaminación quedaran suficientemente atendidas y el propietario asumiera las obligaciones establecidas en el artículo 46.2 del RGU y 14 de la Ley sobre Régimen del Suelo y Valoraciones7 (LRSV).

2. En el Suelo Urbanizable (SUR), mientras no se aprueben los correspondientes Planes Parciales y se ejecuten o se garanticen las correspondientes obras de urbanización, sólo se concederán licencias relativas a infraestructuras del territorio o Sistemas Generales o aquellas de carácter provisional a que se refieren el artículo 17 de la LRSV y 42 del RGU.

3. En el Suelo no Urbanizable (SNU) la concesión de licencias se sujetará al otorgamiento previo de la autorización de la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Asturias (CUOTA), en los supuestos establecidos en el Capítulo III de la Ley sobre Edificación y Usos en el Medio Rural de Asturias8 (LEUMR) y conforme al procedimiento definido en el artículo 57 de estas Normas.

Artículo 56.—Obtención de licencias

1. Las solicitudes de licencia se resolverán con arreglo al procedimiento definido por el artículo 9. del Reglamento de Obras y Servicios de las Corporaciones Locales9 (RCL) y Artículos 1 a 4 de la LRDU. Consecuentemente, habrá de otorgarse o denegarse en el plazo de dos meses a contar desde la fecha en que la solicitud hubiera ingresado en el Registro General del Ayuntamiento, con la única excepción de las licencias para el ejercicio de actividades personales, parcelaciones, obras e instalaciones industriales menores y apertura de pequeños establecimientos para las que el plazo será de sólo un mes computado de idéntica forma.

_________________________________________________

6 Real Decreto 3288/1978, de 25 de agosto, por el que se aprueba el Reglamento de Gestión Urbanística para el desarrollo y aplicación de la Ley sobre Régimen del Suelo y Ordenación Urbana (BOE núm. 27 y 28, de 31 de enero y 1 de febrero de 1979).

7 Ley 6/1998, de 13 de abril, sobre Régimen del Suelo y Valoraciones (BOE núm. 89, de 14 de abril de 1998).

8 Ley 6/1990, de 20 de diciembre, sobre Edificación y Usos en el Medio Rural, del Principado de Asturias (BOPA núm. 6, de 9 de enero de 1991).

9 Decreto de 17 de junio de 1955, por el que se aprueba el Reglamento de Obras y Servicios de las Corporaciones Locales (BOE núm. 196, de 15 de julio de 1955; correcciones en BOE núm. 203, de 22 de julio de 1955).

2. El cómputo de estos plazos quedará suspendido en los supuestos siguientes:

a) Durante el período de días que tarde el interesado en atender cualquier requerimiento que por el Ayuntamiento se le haga para que complete datos o aporte documentos.

b) Cuando la solicitud presente deficiencias subsanables, durante el período que transcurre desde la notificación del requerimiento para la subsanación hasta que el interesado la haga efectiva. Este período no será superior a quince días.

c) Durante el período de días que medie entre la notificación del importe del depósito, para garantizar el cumplimiento de las obligaciones que procedan con arreglo a estas Normas y su efectiva constitución por el interesado.

d) Durante el período de días que transcurran desde la notificación de liquidación de las tasas municipales por concesión de licencias con carácter de depósito previo y el pago de los mismos por el interesado.

3. Las solicitudes de licencia irán acompañadas de la documentación exigible de acuerdo al artículo 2 de la LRDU y, en su caso, de Proyecto Técnico en las condiciones que allí se señalan.

4. Presentada una solicitud de licencia de obras o del permiso de inicio de obra subsiguiente, los posibles reparos técnicos o de otra clase que susciten los proyectos y la restante documentación y que se entiendan subsanables, deberán ser comunicados al interesado de forma conjunta y en un sólo acto. Cumplimentada la subsanación, los nuevos reparos que en su caso se susciten no se referirán a cuestiones que hubieran debido apreciarse anteriormente.

5. En el Suelo no Urbanizable la tramitación tendrá en cuenta, además, lo dispuesto en el artículo 11 y siguientes de la LEUMR.

Artículo 57.—Autorización previa de construcción o implantación en suelo no urbanizable

1. En el Suelo no Urbanizable, para solicitar la autorización previa al otorgamiento de la licencia municipal a que alude el punto 3 del artículo 55 de estas Normas, se deberá presentar a través del Ayuntamiento, al menos, la siguiente documentación:

a) Instancia suscrita por la persona natural o jurídica solicitante de la autorización, con expresión del nombre y domicilio.

b) Memoria justificativa de la necesidad y conveniencia de utilización de esta clase de Suelo, de la idoneidad de la ubicación elegida, de los problemas de infraestructuras básicas, así como de los compromisos de resolver y costear las posibles conexiones con los sistemas generales, abastecimiento, saneamiento, carreteras, etc.

c) Estudios complementarios de la incidencia ambiental que pueda derivarse, en su caso, de las construcciones o de la actividad que en ellas se pretenda realizar, con expresión de movimientos de tierras, deforestaciones, variación o afección a cursos o masas de aguas, emisiones contaminantes, previsión de residuos sólidos, impactos visuales próximos y lejanos, con estudios de perspectivas y fotografías que reflejen el área de influencia y cualquier otro impacto que sea susceptible de producirse.

d) Evaluación de Impacto Ambiental o Evaluación Preliminar de Impacto Ambiental, si procediera de acuerdo a la legislación vigente o lo dispuesto en estas Normas.

e) Anteproyecto con el grado de definición suficiente, acompañando al mismo, obligatoriamente, una fotocopia del Catastro de Rústica, expresándose en ella la finca para la que se solicita autorización y las propiedades o edificaciones cercanas que representen algún tipo de vinculación o determinación con respecto al lugar que se solicite.

2. El contenido de la documentación citada se adecuará, en todo caso, a las características de edificación o uso que se pretenda realizar, pudiendo simplificarse en los supuestos a que se refieren los apartados siguientes.

a) Si se tratara de edificaciones o instalaciones de utilidad pública o interés social, justificación de la declaración de estos extremos y de la necesidad de su emplazamiento en el medio rural.

b) Si se tratara de vivienda familiar, se aportarán los datos relativos a los terrenos, procedencia de los mismos y circunstancias que justifican la no existencia de riesgos de formación de núcleos de población, con arreglo a lo establecido en estas Normas.

c) Cuando se trate de construcciones agrarias no destinadas a vivienda, bastará la justificación somera de su necesidad y de su adecuación al medio, realizada en el seno del propio anteproyecto técnico requerido.

3. El Ayuntamiento, a la vista de la documentación presentada, informará la petición en relación con las determinaciones de las presentes Normas y, en caso de informe favorable, elevará el expediente a la CUOTA. En caso de informe desfavorable, el Ayuntamiento devolverá la solicitud declarando las razones que hubiera para ello, advirtiendo de la posibilidad del solicitante de elevar la solicitud a la CUOTA a través del propio Ayuntamiento.

Artículo 58.—Concesión de licencias por silencio administrativo

1. Si transcurrieron los plazos fijados para el pronunciamiento sobre la solicitud de licencia, con la prórroga en el caso a que hubiera lugar, sin que se hubiera notificado resolución expresa, el peticionario podrá denunciar la mora a la CUOTA y si en el plazo de un mes no se le notifica acuerdo expreso quedará otorgada la licencia por silencio administrativo, estableciéndose a ese régimen general las excepciones que se detallan a continuación:

a) En el caso de licencias referentes a actividades en la vía pública, en bienes de dominio público o en bienes patrimoniales, si no se hubiera notificado resolución expresa se entenderá denegada la licencia.

b) En ningún caso se entenderá adquirida por silencio administrativo facultad alguna en contra de las prescripciones de la legislación vigente, de esta Normas o de las Ordenanzas, Planes y Proyectos que las desarrollen.

SECCIÓN 4. TRANSMISIÓN, MODIFICACIÓN, CADUCIDAD Y ANULACIÓN DE LICENCIAS

Artículo 59.—Transmisión de licencias

1. Las licencias de obras podrán transmitirse dando cuenta de ello por escrito al Ayuntamiento. Si las obras se hallan en curso de ejecución, deberá acompañarse acta en que se especifique el estado en que se encuentran, suscrita de conformidad por ambas partes. Sin el cumplimiento de estos requisitos, las responsabilidades que se derivan del cumplimiento de licencia serán exigibles indistintamente al antiguo y al nuevo titular de la misma.

Artículo 60.—Modificación de licencias

1. Requerirán expresa modificación de la licencia de obras las alteraciones que pretendan introducirse durante la ejecución material de las mismas, o los cambios substanciales entre el proyecto básico y el de ejecución.

Artículo 61.—Caducidad de licencias

1. Las licencias se declararán caducas a todos los efectos por el transcurso de los plazos que a continuación se señalan:

a) Si no comenzaran las obras autorizadas en el plazo de seis meses a contar desde la fecha de notificación del otorgamiento. Por causa justificada y por una sola vez, podrá solicitarse la prórroga de una licencia en vigor por un nuevo período de seis meses.

b) Si una vez comenzadas, quedasen interrumpidas las obras por un período superior a tres meses, pudiéndose solicitar prórroga de tres meses por una sola vez y por causa justificada.

c) Las licencias presuntas por el transcurso del plazo de tres meses sin que el peticionario formule el requerimiento expreso al que se alude al tratar del silencio administrativo en el artículo 58 de estas Normas.

Artículo 62.—Anulación y suspensión de licencias

1. Sin perjuicio de lo establecido en el Título VII de la Ley de Régimen Jurídico y del Procedimiento Administrativo Común10 (LRJ.PAC), referido a revisión de los actos en vía administrativa, las licencias de obras podrán ser revocadas cuando se adopten nuevos criterios de apreciación que lo justifique. Asimismo, podrá llegarse a la revocación cuando desaparezcan las causas que determinaron su otorgamiento, o si sobreviniesen otras razones que de haber existido en su momento hubieran justificado la no concesión de la licencia.

2. Las licencias otorgadas erróneamente podrán ser anuladas y restituidas las cosas a su ser y estado primitivo de conformidad con lo previsto en el artículo 16.2 del RCL.

3. Se dispondrá la suspensión de la eficacia de una licencia de obra en curso, cuando se compruebe el incumplimiento de sus condiciones materiales y hasta tanto los servicios municipales no comprueben la efectiva subsanación de los defectos observados. La licencia caducará si la subsanación no se lleva a cabo en los plazos que a los efectos se fijen.

4. Las obras que se ejecuten hallándose la licencia caducada o suspendida, salvo los trabajos de seguridad y mantenimiento, se consideran como no autorizadas, dando lugar a las responsabilidades pertinentes por obras realizadas sin licencia y las medidas ejecutoras que procedan.

Artículo 63.—Obras realizadas sin licencia u orden de ejecución o sin ajustarse a las condiciones de éstas

1. Si el incumplimiento de las condiciones de una licencia de obras en curso, revistiere características de infracción urbanística grave presuntamente no legalizable, la suspensión se mantendrá en tanto se sustancie el correspondiente expediente sancionador que, de resultar positivo, dará lugar a la declaración de ineficacia de la licencia, sin perjuicio de la sanción que proceda. De no existir infracción urbanística grave, podrá declararse sin efecto la suspensión decretada, sin perjuicio que continúe el oportuno expediente sancionador.

2. En el supuesto de las obras abusivas contempladas en el último párrafo del artículo 62 de estas Normas, así como en los restantes casos de actuaciones realizadas sin contar con la preceptiva licencia de obras u orden de ejecución, además de las sanciones que procedan por infracción urbanística, se impondrán las medidas de restauración del ordenamiento jurídico y de la realidad física alterada, que se regulan en la legislación actual.

3. El interesado tendrá un plazo de dos meses contados desde la notificación de la suspensión para solicitar la oportuna licencia o, en su caso, ajustar las obras a la licencia u orden de ejecución. Caso de que dicha licencia fuera concedida abonará los gastos o indemnizaciones por los perjuicios que haya ocasionado y las sanciones a que hubiera lugar.

4. Transcurrido el plazo de dos meses sin que hubiera tomado las medidas correctoras adecuadas, se ordenará la inmediata demolición de todo lo hecho en un plazo que no excederá de un mes.

_________________________________________________

10 Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común (BOE núm. 285, de 27 de noviembre) y Ley 4/1999, de 13 de enero, de modificación parcial de la Ley 30/1992 (BOE núm. 12, de 14 de enero de 1999; correcciones en BOE núm. 16, de 19 de enero de 1999).

SECCIÓN 5. ORDENES DE EJECUCIÓN Y SUSPENSIÓN

Artículo 64.—Ordenes de ejecución y suspensión de obras y otros usos

1. Mediante las Ordenes de Ejecución y Suspensión el Ayuntamiento ejerce su competencia en orden a imponer o restablecer la ordenación urbanística infringida, a exigir el cumplimiento de los deberes de conservación en materias de seguridad, salubridad y ornato de los edificios e instalaciones, y a asegurar, en su caso, la eficacia de las decisiones que adopte en atención al interés público urbanístico y al cumplimiento de las disposiciones generales vigentes.

2. El incumplimiento de las Ordenes de Ejecución y Suspensión, además de la responsabilidad disciplinaria que proceda por infracción urbanística, dará lugar a la ejecución administrativa subsidiaria, que será con cargo a los obligados en cuanto no exceda del límite de sus deberes. Además, se denunciarán los hechos a la jurisdicción penal cuando el incumplimiento pudiera ser constitutivo de delito o falta.

3. El incumplimiento de las Ordenes de Suspensión de obras implicará por parte del Ayuntamiento la adopción de las medidas necesarias que garanticen la total interrupción de la actividad, a cuyos efectos podrá ordenar la retirada de los materiales preparados para ser utilizados en la obra y la maquinaria afecta a la misma; proceder subsidiariamente a su retirada caso de no hacerlo el interesado, o precintarla y prohibir definitivamente los usos a que diera lugar.

SECCIÓN 6. INFORMACIÓN URBANÍSTICA

Artículo 65.—Publicidad

1. De acuerdo a lo dispuesto en el artículo 133 del TRLS92 y 164 del RP, la aprobación de estas Normas supone su carácter público. Por ello, cualquier persona, física o jurídica, tiene derecho a consultar por sí misma y gratuitamente la documentación integrante de estas Normas Subsidiarias y de sus instrumentos de desarrollo, en los lugares y con las condiciones de funcionamiento del servicio fijadas al efecto. El personal encargado prestará auxilio a los consultantes para la localización de la documentación requerida. Asimismo, se facilitará al público la obtención de copia de los documentos del planeamiento vigente, en los plazos y con el coste que se establezca al efecto.

2. A los fines de este Artículo, los locales de consulta dispondrán de copias íntegras y autentificadas de toda la documentación de las Normas debidamente actualizadas y con constancia de los actos de aprobación definitiva, así como de la aprobación inicial y provisional de eventuales modificaciones en curso. Estarán asimismo disponibles relaciones detalladas de los Estudios de Detalle aprobados; de las delimitaciones de Unidades de Actuación; de los Proyectos y Licencias de Parcelación, aprobados o concedidos, y de los expedientes de Reparcelación y Compensación aprobados o en trámite.

3. El Ayuntamiento de Coaña formalizará el Libro Registro previsto en el artículo 166 del RP, en el que se inscribirán los acuerdos de aprobación definitiva de los instrumentos de planeamiento y gestión, así como las resoluciones administrativas y sentencias que afecten a los mismos.

Artículo 66.—Certificado urbanístico

1. En desarrollo de lo dispuesto en el artículo 165 del RP, toda persona tendrá derecho a que el Ayuntamiento le informe por escrito del régimen urbanístico aplicable a un terreno o edificio. A estos efectos, los particulares podrán solicitar informes de aprovechamientos urbanísticos referidos a una finca concreta, presentando una solicitud en el Registro General del Ayuntamiento de Coaña. El Ayuntamiento evacuarán la solicitud de información mediante la remisión al interesado de la cédula urbanística a que se refiere el artículo 67 de estas Normas, si existiera. En caso contrario, expedirá certificados que será emitido por el Secretario General de la Corporación, previo informe de los Servicios Técnicos, y por Orden y con el Visto Bueno de la Alcaldía.

2. Los certificados han de incluir la información siguiente:

a) La clasificación del Suelo.

b) El uso del suelo, la altura, el volumen y la situación de la edifi¬cación, la ocupación máxima de la parcela y el aprovechamiento del subsuelo.

c) Si es solar o no y, si procede, los servicios que faltan para serlo.

d) El planeamiento a cuyas determinaciones está sujeta la finca, con expresión de la Unidad de Actuación o Polígono en el que se encuentre, en su caso, incluida, así como del estado en que se halla su proceso de urbanización.

e) Si está afectada por trámites de suspensión del otorgamiento de licencias.

f) Si es posible obtener licencia ajustada a los parámetros de la letra b) anterior, condicionada, en su caso, a la ejecución simultánea de obras de urbanización.

g) Si se está tramitando alguna revisión o modificación del planeamiento que la pueda afectar.

2. En caso de que se solicite licencia urbanística de acuerdo con la información contenida en el certificado o, en su caso, la cédula remitida, dentro del plazo de los cuatro meses siguientes a su notificación al interesado, la Administración urbanística deberá atenerse a la información que contenga, a no ser que sea constitutiva de una infracción de la ordenación urbanística aplicable, o se hayan producido circunstancias posteriores que alteren dicha ordenación. La denegación de la licencia en las condiciones expuestas en primer lugar dará lugar a responsabilidad patrimonial de la Administración actuante siempre que concurran los requisitos establecidos en las normas que regulan con carácter general dicha responsabilidad.

3. En ningún caso el certificado o la cédula podrán condicionar las autorizaciones administrativas que sean exigibles con carácter previo al otorgamiento de licencias urbanísticas.

Artículo 67.—Cédula urbanística

1. En desarrollo de lo dispuesto en el artículo 168 del RP, el Ayuntamiento de Coaña procurará, mediante Ordenanza, la creación de un documento acreditativo de las circunstancias urbanísticas que concurran en las fincas comprendidas en su término municipal.

2. Dicho documento, cédula urbanística, señalará para cada predio, al menos los siguientes datos:

a) Situación de la finca, con expresión de sus linderos y si está o no edificada.

b) Instrumentos de planeamiento y gestión aplicables, indicando si alguno de ellos está en revisión o modificación y en tal caso, si se ha acordado la suspensión de licencias.

c) La clasificación del suelo y demás determinaciones urbanísticas significativas, en especial las referidas a sus condiciones de urbanización y edificación.

d) Si el terreno tiene condición de solar y, en caso negativo, que actuaciones urbanísticas son necesarias para alcanzarla, en particular en cuanto a los deberes urbanísticos exigibles.

Artículo 67bis.—Condiciones de edificación y de usos fuera de ordenación

Artículo nuevo:

1. De acuerdo con el artículo 60.1 del TRLS76, los edificios e instalaciones erigidos con anterioridad a estas Normas serán calificados como “fuera de ordenación” por encontrarse en alguna de las situaciones siguientes:

a) Los que ocupen suelo calificado como viario o espacios libres públicos, tanto de Sistema General como Local, salvo que las NNSS o sus instrumentos de desarrollo determinen expresamente la compatibilidad de lo existente, en todo o en parte, con la nueva ordenación.

b) Los que, en más de un 50% de su volumen o superficie, estén destinados a usos que resulten incompatibles, según estas Normas Urbanísticas, con los de equipamiento asignados al lugar de su emplazamiento por estas NNSS o sus instrumentos de desarrollo.

c) Los que, independientemente de las limitaciones anteriores, rebasen otras condiciones de edificación tales como altura, edificabilidad u ocupaciones máximas asignadas por las NNSS.

2. La condición de fuera de ordenación no es aplicable a los edificios catalogados, protegidos o incluidos en áreas remitidas al planeamiento especial, en tanto que estos instrumentos de desarrollo de las NNSS establezcan las determinaciones aplicables a dichos edificios.

3. No se considerarán fuera de ordenación los edificios que tengan menos altura que la señalada como máxima, en condiciones normales, o cuya parcela no alcance la superficie o frente mínimo exigido.

4. De acuerdo con el artículo 60.2 del TRLS76, en los edificios e instalaciones calificados como fuera de ordenación no podrán realizarse obras de consolidación, aumento de volumen, modernización o incremento de su valor de expropiación, pero sí las pequeñas reparaciones que exigiera la higiene, ornato y conservación del inmueble.

A los efectos de los anterior, se considerarán obras de consolidación aquellas que afecten a elementos estructurales en proporción superior al 20% de la totalidad. Constituyen elementos estructurales los cimientos, muros resistentes, pilares, jácenas, forjados y armaduras de cubierta y cualquier otro de análogas funciones.

Se considerarán obras de modernización aquellas cuyo importe, de acuerdo con los precios mínimos admitidos por el Principado de Asturias superen el 100% del valor actual del inmueble.

5. No producirá, por si sola, el incremento del valor de expropiación, la realización de obras en edificios o instalaciones fuera de ordenación, a no ser que esté prevista su expropiación en un plazo superior a 15 años contados desde la fecha en que se prevea realizar las obras, o que la calificación como fuera de ordenación del edificio esté motivada en razón de que su alineación exterior sobrepase la oficial establecida en estas Normas.

6. Toda obra de reforma en edificios considerados fuera de ordenación deberá servir para armonizar con estas Normas las partes, servicios e instalaciones afectadas, y por consiguiente no se autorizarán aquellas que conserven las antiguas características disconformes, sin adaptarlas en proporción a la magnitud de las obras.

Capítulo 5. Derechos y deberes de los propietarios

SECCIÓN 1. PRINCIPIOS Y DEBERES GENERALES DE CONSERVACIÓN

Artículo 68.—Principios generales

1. De acuerdo a lo dispuesto en el artículo 2 de la Ley sobre Régimen del Suelo y Valoraciones1(LRSV), las facultades de la utilización urbanística del suelo se ejercerán dentro de los límites y con el cumplimiento de los deberes establecidos en las presentes Normas Subsidiarias, sin que sobre cada clase de Suelo se reconozca contenido edificatorio distinto del que pueda ser autorizado de acuerdo a la Categoría o Zona de Ordenanza de que se trate.

_________________________________________________

1 Ley 6/1998, de 13 de abril, sobre Régimen del Suelo y Valoraciones (BOE núm. 89, de 14 de abril de 1998).

Los propietarios de terrenos y construcciones deberán destinarlos a usos que resulten compatibles con el planeamiento urbanístico y las exigencias medioambientales y mantenerlos en condiciones de seguridad, salubridad y ornato públicos. La obligación anterior se hace extensiva en lo que sea de aplicación a los propietarios de carteles o instalaciones.

2. La ordenación de los usos de los terrenos y construcciones que se hace en estas Normas Subsidiarias no confiere derechos indemnizatorios, salvo en los supuestos que defina expresamente la legislación vigente.

3. Los afectados tendrán derecho a la distribución equitativa de los beneficios y cargas que se deriven del planeamiento en los términos previstos en la normativa urbanística.

Artículo 69.—Contenido del deber de conservación

1. Se consideran contenidos en el deber de conservación regulado en el artículo 19 de la LRSV:

a) Las obras que tengan por objeto el mantenimiento de los terrenos, urbanizaciones particulares, edificios, carteles e instalaciones de toda clase, en las condiciones particulares que les sean propias en orden a su seguridad, salubridad, y ornato público. En tales trabajos y obras se incluirán las necesarias para asegurar el correcto uso y funcionamiento de los servicios y elementos propios de las construcciones y la reposición habitual de los componentes de tales elementos e instalaciones.

b) Las obras que devuelvan las construcciones e instalaciones a sus condiciones preexistentes de seguridad y salubridad, reparando o consolidando los elementos dañados que afecten a su estabilidad o sirvan al mantenimiento de sus condiciones básicas de uso, e igualmente aquéllas que tengan por objeto dotar al inmueble de las condiciones mínimas de seguridad, salubridad y ornato definidas en las presentes Normas.

Artículo 70.—Condiciones mínimas de seguridad, salubridad y ornato

1. A los efectos previstos en el artículo anterior, se entenderán como condiciones mínimas las que se señalan a continuación:

a) En urbanizaciones:

— El propietario de cada parcela es responsable del mantenimiento de las acometidas de las redes de servicio en correcto estado de funcionamiento.

— En urbanizaciones particulares, correrá a cuenta de los propietarios la conservación de calzadas, aceras, redes de distribución y servicio, del alumbrado y del resto de elementos que configuran la urbanización.

— En urbanizaciones de carácter público, en tanto la urbanización no sea recibida definitivamente por el Ayuntamiento, su conservación, mantenimiento y puesta en perfecto funcionamiento de las instalaciones y servicios urbanísticos será de cuenta y con cargo a la entidad promotora de aquella.

b) En edificaciones:

— Condiciones de seguridad: Las edificaciones deberán mantenerse en sus cerramientos y cubiertas estancas al paso del agua, contar con protección de su estructura frente a la acción del fuego y mantener en buen estado los elementos de protección contra caídas.

Los elementos estructurales deberán conservarse de modo que garanticen el cumplimiento de su misión resistente, defendiéndolos de los efectos de la corrosión y agentes agresores y de las filtraciones que puedan lesionar las cimentaciones.

Deberán conservarse los materiales de revestimiento de fachadas, cobertura y cerramientos de modo que no supongan riesgo a las personas ni a los bienes.

Las condiciones de seguridad aquí señaladas son de aplicación a los carteles e instalaciones de acuerdo con su naturaleza.

— Condiciones de salubridad: Deberá de mantenerse el buen estado de las redes de servicio, instalaciones sanitarias, condiciones de ventilación e iluminación, de modo que se garantice su aptitud para el uso a que estén destinados y el régimen de su utilización.

Se mantendrá tanto el edificio como sus espacios libres con un grado de limpieza que impida la presencia de insectos, parásitos, roedores u otros animales que puedan ser causa de infección o supongan peligro para las personas.

Se conservarán en buen funcionamiento los elementos de reducción y control de emisiones de humos y partículas.

— Condiciones de ornato: La fachada de las construcciones deberá mantenerse adecentada mediante la limpieza, pintura, reparación o reposición de sus materiales de revestimiento.

Artículo 71.—Ayudas públicas para la conservación y rehabilitación del patrimonio arquitectónico

1. Cuando las obras a realizar para la conservación de los edificios se encuadren en los supuestos de rehabilitación establecidos en la normativa vigente sobre actuaciones protegibles en materia de rehabilitación de inmuebles, podrán acogerse a los beneficios de financiación y fiscales previstos en éstas.

2. Si el coste de ejecución de las obras rebasara los límites establecidos en el mismo y existieran razones de utilidad pública que aconsejaran la conservación del inmueble, el Ayuntamiento podrá optar por subvencionar el exceso de coste, excluyendo al inmueble del régimen previsto en el artículo 183 del texto refundido de la Ley del Suelo de 19762 (TRLS76) y requiriendo al propietario la ejecución del conjunto de obras necesarias.

_________________________________________________

2 Real Decreto 1346/1976, de 9 de abril, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley sobre Régimen del Suelo y Ordenación Urbana (BOE núm. 144 y 145, de 16 y 17 de junio de 1976).

Artículo 72.—Conservación de solares y uso provisional de los mismos

1. Todo propietario de un solar deberá mantenerlo en las condiciones de seguridad y salubridad que se establecen en los siguientes apartados:

a) Vallado: Todo solar en zona de edificaciones consolidadas deberá contar con un cerramiento adecuado de fábrica de ladrillo o muro de bloque de hormigón, revestido por su cara exterior.

Si se trata de terrenos donde predomina la situación rural o abierta de los predios, bastará con mantener los elementos tradicionales de partición o referencia.

b) Limpieza y salubridad: Los solares deberán mantenerse limpios de vegetación excesiva y de vertidos o basuras.

2. En los terrenos que tengan la consideración de solar, hasta el momento que se otorgue licencia de edificación, podrá autorizarse con carácter provisional los usos de carácter público que se indican a continuación:

a) De descanso y estancia de personas.

b) De recreo para la infancia.

c) De esparcimiento con instalaciones provisionales de carácter desmontable.

El propietario podrá concertar con otras personas el destino del solar, con carácter provisional, para los fines arriba expresados. Al efecto de los usos de recreo y expansión, se podrán situar quioscos de bebida, aparatos de feria y cualquier otra instalación provisional de tipo similar.

3. Igualmente y con carácter excepcional, el Ayuntamiento podrá autorizar al propietario a destinar el solar a aparcamiento de vehículos, previa su preparación para tal uso.

4. Tales usos e instalaciones habrán de demolerse cuando lo acordare el Ayuntamiento sin derecho a indemnización, y la autorización provisional aceptada por el propietario deberá inscribirse en el Registro de la Propiedad.

5. La dedicación del solar a estos usos provisionales no impide la aplicación al mismo del régimen legal de edificación forzosa.

SECCIÓN 2. CONTROL DEL DEBER DE CONSERVACIÓN

Artículo 73.—Control del deber de conservación

1. La vigilancia y el control del deber de conservar corresponden al Ayuntamiento de Coaña, que tramitará y resolverá los expedientes incoados a consecuencia de denuncias o informes sobre deficiencias de las construcciones.

2. La infracción por los propietarios de los deberes generales de conservación o de las obligaciones establecidas en al artículo 19 de la LRSV y artículo 10 de la Ley Reguladora de la Disciplina Urbanística en el Principado de Asturias3 (LRDU) dará lugar a la incoación de expediente sancionador por infracción urbanística, en virtud de lo establecido en el artículo 10, apartado 3, del Reglamento de Disciplina Urbanística4 (RDU) y Artículos 15 y siguientes de la LRDU.

3. Sin perjuicio de lo anterior, el Ayuntamiento podrá adoptar las medidas de acción sustitutoria previstas en la legislación vigente o la expropiación con carácter sancionador del inmueble afectado.

Artículo 74.—Ordenes de ejecución

1. De conformidad con el artículo 19 de la LRSV, cuando los propietarios de los inmuebles desatiendan sus deberes de conservación, el Ayuntamiento ordenará la ejecución de las obras necesarias al objeto de promover el estado exigido.

2. El procedimiento para exigir el deber de conservar podrá iniciarse de oficio por el Ayuntamiento o a instancia de cualquier persona que tuviera conocimiento del incumplimiento y con el trámite que a continuación se señala.

a) Formulada la denuncia, los servicios técnicos correspondientes practicarán la inspección del edificio y emitirán un informe que constará de las siguientes partes:

— Descripción de los daños denunciados y cuantos pudieran apreciarse en la inspección, indicando las causas de los mismos.

— Relación de las obras necesarias para reparar los daños antes mencionados.

— Determinación del plazo necesario para el comienzo de las obras, que estará en relación con el carácter de las mismas, el de ejecución a ritmo normal y estimación de su carácter urgente en su caso.

b) A la vista de dicho informe técnico, el Ayuntamiento, si así lo considera, ordenará al propietario del inmueble el cumplimiento de lo indicado, concediéndole un plazo máximo de 10 días para presentar las alegaciones que estime oportunas, salvo en los casos de urgencia y peligro.

_________________________________________________

3 Ley 3/1987, de 8 de abril, reguladora de la Disciplina Urbanística en el Principado de Asturias (BOPA núm. 95, de 27 de abril de 1987).

4 Decreto 2187/1978, de 23 de junio, por el que se aprueba el Reglamento de Disciplina Urbanística para el desarrollo y aplicación de la Ley sobre Régimen del Suelo y Ordenación Urbana (BOE núm. 223, de 18 de septiembre de 1978).

c) A la vista de las alegaciones presentadas y previo informe, si fuera preciso, se elevará propuesta de resolución al Alcalde, para que si fuera procedente ordene al propietario del inmueble el cumplimiento de lo indicado en el informe técnico, con apercibimiento de que, transcurridos los plazos señalados sin haberse llevado a cabo lo ordenado, se ejecutará a su costa por los Servicios Municipales o empresa a la que se adjudique en ejercicio de la acción sustitutoria, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 75 de estas Normas.

d) La resolución anterior se pondrá en conocimiento de los inquilinos o arrendatarios, haciéndoles saber el derecho que les asiste de realizar las obras ordenadas, según lo dispuesto en la Ley 29/1994 de Arrendamientos Urbanos5.

e) Si existiera peligro inminente se procederá conforme a la urgencia que el caso exige, a cuyos efectos la Alcaldía ordenará a la propiedad la adopción de las medidas necesarias para evitar daños y perjuicios a las personas o cosas. Si el propietario no cumpliere lo ordenado en el plazo que se señala, el Ayuntamiento procederá a la acción sustitutoria en las condiciones que se describen en el artículo 75 de estas Normas.

En los casos de urgencia debidamente razonada en el informe técnico, las obras se comenzarán por la propiedad en el plazo señalado, designando, en todo caso, al técnico responsable de su control, sin perjuicio de solicitar posteriormente la correspondiente licencia en el plazo que se indica. Deberán asimismo especificarse las condiciones en que hayan de ejecutarse las obras, cuyo control se llevará por el técnico designado por la propiedad o por el Ayuntamiento si la ejecución es sustitutoria.

3. Aún cuando no se derive de las presentes Normas ni de ninguno de sus instrumentos de desarrollo, por motivos de interés estético o turístico y al amparo del artículo 182 del TRLS76, el Ayuntamiento podrá ordenar la ejecución de obras de conservación y reforma en los casos siguientes:

a) Fachadas visibles desde vía pública, ya sea por su mal estado de conservación, por haberse transformado en espacio libre el uso de un predio colindante o por quedar la edificación por encima de la altura máxima y con medianerías al descubierto.

b) Jardines o espacios libres visibles desde vía pública.

En el caso del apartado a) podrá imponerse la apertura de huecos, balcones, miradores u otros elementos propios de la fachada o, en su caso, la decoración de la misma. Podrán imponerse asimismo medidas necesarias para el adecentamiento u ornato e higiene.

Las obras se ejecutarán a costa de los propietarios si estuvieran contenidas en el límite del deber de conservación que les corresponde o supusieran un incremento del valor del inmueble, hasta donde éste alcance, y se complementarán o se sustituirán económicamente por el Ayuntamiento cuando lo rebasen y redunden en la obtención de mejoras de interés general.

Artículo 75.—Acción sustitutoria por el ayuntamiento

1. De acuerdo al artículo 301 del texto refundido de la Ley del Suelo de 19926 (TRLS92) y la Ley de Régimen Jurídico y del Procedimiento Administrativo Común7 (LRJ.PAC), la infracción por los propietarios, las compañías suministradoras de teléfono, electricidad, gas, etc o las empresas anunciadoras de las obligaciones contenidas el deber de conservación podrá dar lugar a la ejecución de las obras por el Ayuntamiento con carácter sustitutorio.

El importe de dichas obras será exigido por vía de apremio a la propiedad del inmueble o requerida a las compañías concesionarias, en el supuesto de que se trate de cable, postes o aparejos, y en cuanto sean responsables de su supresión, canalización, etc.

2. Para la acción sustitutoria se seguirá el trámite siguiente:

a) Notificada a los interesados, de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 74 de estas Normas, la preceptiva Orden de Ejecución y comprobado su incumplimiento, los Servicios Técnicos emitirán nuevo informe y redactarán el proyecto con indicación del presupuesto de las obras ordenadas.

Para el caso de urgencia y peligro, en el informe se indicará el coste estimado de las obras, redactándose posteriormente el proyecto de ejecución.

b) A la vista de este informe, el Alcalde decretará la puesta en práctica de la ejecución sustitutoria. En el caso de urgencia se procederá, en todo caso, a la adopción de medidas inmediatas, apeos y protecciones, que garanticen la estabilidad provisional del inmueble, o de sus partes en mal estado.

Simultáneamente, y como medida de cautela, decretará el cobro del importe total estimado de las obras a realizar, conforme autoriza la LRJ.PAC, que se considerará efectuado con carácter provisional y en calidad de depósito.

Este Decreto se notificará al interesado con expresión de los recursos que procedan e indicación del lugar y plazo de ingreso en período voluntario, con la advertencia de que transcurrido dicho plazo se actuará por vía de apremio.

_________________________________________________

5 Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de Arrendamientos Urbanos (BOE núm. 282, de 25 de noviembre de 1994).

6 Real Decreto 1/1992, de 26 de junio, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley sobre el Régimen del Suelo y Ordenación Urbana (BOE núm. 156, de 30 de junio de 1992).

7 Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común (BOE núm. 285, de 27 de noviembre) y Ley 4/1999, de 13 de enero, de modificación parcial de la Ley 30/1992 (BOE núm. 12, de 14 de enero de 1999; correcciones en BOE núm. 16, de 19 de enero de 1999).

Asimismo, se procederá a la incoación de expediente sancionador por infracción urbanística, en virtud de lo establecido en el artículo 10, apartado 3, del RDU.

SECCIÓN 3. Estado RUINOSO DE LAS EDIFICACIONES

Artículo 76.—Declaración de ruina

1. Procederá la declaración del estado ruinoso de las edificaciones en los supuestos previstos en el artículo 183.2 del TRLS76 y normativa concordante del Principado de Asturias.

2. La declaración de una edificación en estado de ruina se adoptará tras expediente contradictorio que será instruido de oficio o a instancia de parte interesada en el que se dará audiencia a la totalidad de los interesados en el mismo y al que pondrá fin una resolución del Alcalde-Presidente en la que se adoptará alguno de los siguientes pronunciamientos:

a) Declaración del inmueble en estado de ruina, ordenando su demolición. Si existiera peligro en la demora, se acordará lo procedente respecto al desalojo de ocupantes.

b) Declaración en estado de ruina de parte del inmueble, cuando tenga independencia constructiva respecto del resto, ordenando la demolición de esa parte.

c) Declaración de no haberse producido situación de ruina, ordenando la adopción de las medidas pertinentes al mantenimiento de la seguridad, salubridad, y ornato público, y ordenando al propietario la ejecución de las obras que a tal fin procedan y que la resolución determinará.

3. La necesidad de instrucción de expediente contradictorio para que proceda la declaración de un inmueble en estado de ruina no impedirá que el Ayuntamiento o el Alcalde, bajo su responsabilidad, dispongan lo necesario respecto de la habitabilidad del inmueble y desalojo de sus ocupantes tal y como establece el artículo 183 del TRLS76.

4. El desalojo provisional y las medidas a adoptar respecto a la habitabilidad y seguridad del inmueble no llevarán implícita la declaración de ruina.

5. Por Ordenanza se regulará el procedimiento de tramitación de los expedientes de ruina.

Artículo 77.—Relación con la ordenación y la habitabilidad

1. La simple disconformidad con estas Normas Subsidiarias o sus instrumentos de desarrollo no constituirá circunstancia urbanística que haga aconsejable la demolición de un inmueble, salvo que la demolición haya sido establecida como determinación por las propias Normas o instrumentos que las desarrollen.

2. Las deficiencias referentes a instalaciones o servicios en materia de habitabilidad o funcionalidad de las viviendas, no serán tenidas en cuenta a efectos de la declaración en estado ruinoso de la edificación, por carecer de relación con dicho estado.

Artículo 78.—Ruína de inmuebles catalogados y otros elementos del patrimonio cultural

1. Cuando se trate inmuebles catalogados o de otros elementos integrantes del Patrimonio Cultural del Principado de Asturias se estará a lo dispuesto en el artículo 104 de estas Normas.

Capítulo 6. Normas para la protección del Patrimonio Cultural

SECCIÓN 1. NORMAS GENERALES

Artículo 79.—Definición

1. El presente Capítulo de las Normas Subsidiarias tiene por objeto la protección, y defensa de los bienes inmuebles que por su interés arquitectónico, histórico, artístico, arqueológico, etnográfico, o de cualquier otra naturaleza, cultural, ambiental u otro, sean susceptibles de ser considerados como bienes catalogables para su conservación, aún cuando no tengan relevancia suficiente para ser declarados Bienes de Interés Cultural o incluidos en el Inventario del Patrimonio Cultural de Asturias. Explícitamente se consideran así todos los elementos relacionados en el anexo 6 de estas Normas, que tiene el carácter de listado y no de Catálogo Urbanístico de protección en los términos definidos en el artículo 27 de la Ley 1/2001 de Patrimonio Cultural del Principado de Asturias1 (LPC).

2. El objetivo de protección y conservación que se persigue se instrumenta mediante la definición de un conjunto de condiciones de actuación, uso y tramitación de aplicación a las intervenciones sobre los bienes identificados en estas Normas, en tanto no sea aprobado el Catálogo Urbanístico.

3. La valoración y catalogación de edificios no ha podido tener en cuenta elementos de interés artístico, histórico o ambiental que puedan existir ocultos, por lo que sí estos elementos aparecieran en una demolición o reforma, el propietario del edificio está obligado a la inmediata paralización de las obras y a cursar comunicación a los Servicios Técnicos municipales.

Artículo 80.—Protección preventiva de bienes

1. Conforme a la Disposición Transitoria Tercera de la LPC y con el objeto de establecer un régimen preventivo de protección, en tanto no se haya producido su inclusión individualizada en el Inventario del Patrimonio Cultural de Asturias, quedan sometidos al mismo régimen de los bienes incluidos en éste, los siguientes:

_________________________________________________

1 Ley 1/2001, de 6 de marzo, de Patrimonio Cultural del Principado de Asturias (BOPA núm. 75, de 30 de marzo de 2001).

a) Las edificaciones y en general los inmuebles construidos con anterioridad al año 1800, incluyendo puentes y obras singulares de infraestructura, aun cuando se encuentren en estado de ruina.

b) Las muestras más destacadas de la arquitectura y de la ingeniería moderna y contemporánea.

c) Las iglesias parroquiales, casas rectorales, ermitas, capillas, capillas de ánimas, cruceros, cruces y señales religiosas, erigidas con anterioridad al año 1900.

d) Los edificios de mercados y las salas de espectáculos construidos con anterioridad al año 1960.

e) Los espacios en que se presuma la existencia de restos arqueológicos significativos.

f) Los testimonios más reseñables de la historia industrial de la región.

g) Los hórreos, paneras y cabazos que constituyan muestras notables por su talla y decoración o características constructivas, por formar conjuntos o, en todo caso, ser de construcción anterior al año 1850. Asimismo, las construcciones tradicionales con cubierta vegetal, los conjuntos de abrigos de pastores y ganado con cubierta de piedra y los molinos e ingenios hidráulicos de carácter tradicional.

h) Los escudos, emblemas, piedras heráldicas y cruces de término de factura anterior al año 1950.

i) Los instrumentos musicales, las inscripciones y los sellos grabados de factura anterior al año 1900.

j) Las bocaminas y castilletes anteriores a 1950.

2. Asimismo, conforme a lo dispuesto en la citada Disposición Transitoria Tercera de la LPC y mientras no se proceda a su estudio individualizado o a la aprobación del Catálogo Urbanístico de protección, se someten a protección preventiva, quedando acogidos al régimen de Protección Integral, tal y como se regula en los Artículos 95 a 97 de estas Normas, los elementos de interés etnográfico siguientes:

a) Hórreos, paneras y cabazos de construcción anterior a 1940 que conserven su fisonomía tradicional y su vinculación al entorno propio.

b) Edificaciones de cubierta vegetal.

c) Ferrerías antiguas, molinos, mazos y batanes.

d) Ermitas, capillas, capillas de ánimas, cruceros, cruces y señales piadosas de factura tradicional colocadas en lugares públicos.

e) Conjuntos de refugios de ganado y pastores de alta montaña.

f) Lagares antiguos de sidra y vino.

g) Lavaderos y fuentes de factura tradicional.

h) Puentes de piedra de factura tradicional.

i) Espacios dedicados a juegos tradicionales que conserven su propia fisonomía y estén contextualizados con su entorno.

3. Se aplicará el mismo régimen preventivo de protección a los elementos incluidos en el anexo 6 de estas Normas bajo la denominación de Relación previa de elementos catalogados.

4. Deberá entenderse que dicha protección preventiva afecta tanto al bien o elemento como a toda la parcela en la que se ubique.

5. Las intervenciones sobre cualquier bien de los anteriormente citados requerirán autorización del órgano competente en materia de Cultura del Principado de Asturias.

Artículo 81.—Yacimientos arqueológicos

1. La presunta existencia de yacimientos arqueológicos determinará la aplicación del régimen de protección preventiva aplicable a los bienes incluidos en el Inventario del Patrimonio Cultural de Asturias, tal y como éste se desarrolla en Capítulo III del Título II de la LPC.

En particular, se prohibe cualquier actividad que suponga movimientos de tierra sin la previa autorización del órgano competente en materia de Cultura del Principado de Asturias.

2. Se consideran yacimientos protegidos al amparo de este Artículo, además de cualquier otro que pudiera localizarse, los relacionados en la Carta Arqueológica del concejo, señalados en los planos de estas Normas y que se detallan en el anexo 6 de las mismas.

SECCIÓN 2. NORMAS PARA LA PROTECCIÓN URBANÍSTICA DE BIENES INMUEBLES

SUBSECCIÓN 2A. TIPOS POSIBLES DE OBRAS

Artículo 82.—Tipos de obra

1. A los efectos de la regulación de las distintas actuaciones que se podrán autorizar según la Categoría en la que se haya incluido el elemento objeto de conservación, se establecen los siguientes tipos de obras:

a) De mantenimiento

b) De consolidación

c) De restauración

d) De rehabilitación

e) De reestructuración

f) De ampliación

g) De demolición

Artículo 83.—Obras de mantenimiento

1. Son obras de mantenimiento las habituales derivadas del deber de conservación de los propietarios. Su finalidad es la de mantener el edificio o elemento correspondiente en las debidas condiciones de ornato e higiene, sin afectar a su estructura portante ni a su distribución interior, ni alterar el resto de sus características formales y funcionales, tales como composición de huecos, materiales, colores, texturas, usos existentes, etc.

2. Se agrupan bajo esta denominación, entre otras análogas, las intervenciones necesarias para el cuidado y afianzamiento de cornisas y voladizos, la limpieza o reparación de canalones y bajantes, la pintura y revocos de fachadas, la pintura interior, la reparación de cubiertas y el saneamiento de conducciones.

Artículo 84.—Obras de consolidación

1. Son obras de consolidación las que dentro del deber de conservación de los propietarios, tienen por objeto mantener las condiciones de seguridad, a la vez que las de salubridad y ornato, afectando también a los elementos estructurales con eventual sustitución parcial de éstos, manteniendo la distribución interior y sin alterar, como en el caso anterior, el resto de sus características formales y funcionales.

2. Se agrupan bajo esta denominación, entre otras análogas, las actuaciones citadas en el artículo anterior que, además, incluyan operaciones puntuales de afianzamiento, refuerzo o sustitución de elementos estructurales dañados, tales como elementos de forjados, vigas, soportes, muros portantes, elementos estructurales de cubierta, recalces de cimentación, etc.

Artículo 85.—Obras de restauración

1. Son obras de restauración aquéllas que pretenden la puesta en valor de un elemento catalogado restituyendo sus condiciones originales, no admitiéndose en el proceso aportaciones de nuevo diseño. La reposición o reproducción de las condiciones originales habrá de incluir la reparación o incluso reposición de los elementos estructurales e instalaciones para asegurar la estabilidad y adecuado funcionamiento del edificio en relación con las necesidades y usos a que sea destinado. Podrán incluir, asimismo, derribos parciales eliminando las partes que supongan una evidente degradación del elemento catalogado y un obstáculo para su comprensión histórica.

Artículo 86.—Obras de rehabilitación

1. Son obras de rehabilitación las necesarias para la mejora de las condiciones de habitabilidad o redistribución del espacio interior, adecuando el elemento catalogado o una parte de él a los usos a que se destine, manteniendo en todo caso las características estructurales, envolvente exterior y demás elementos significativos que lo singularicen o lo caractericen como de una determinada época o tipología edificatoria.

2. Dentro de esta denominación se incluyen, entre otras, actuaciones como cambios de distribución interior en las partes no estructurantes, refuerzos o sustituciones de estructura para soportar mayores cargas, cambios en la decoración de las partes no significativas, incorporación de nuevas instalaciones o modernización de las existentes, adecuación de usos bajo cubierta actuales, modificación de patios interiores o huecos que no sean de fachadas, apertura de patios interiores y huecos de escalera que no afecten a la estructura portante, con excepción de forjados, y la ocupación de patios interiores, siempre que no altere las características que motivaron la protección del edificio.

Artículo 87.—Obras de reestructuración

1. Son obras de reestructuración las que al objeto de adecuar el elemento catalogado o una parte del mismo a los usos a que se destina, afectan a sus elementos estructurantes alterando su morfología en lo que no afecte a las características originales de su envolvente exterior visibles desde los espacios públicos, próximos o lejanos, es decir, sin afectar en ningún caso a la fachada o fachadas exteriores y a sus remates.

2. Se agrupan en este concepto, entre otras actuaciones, las de cambios de distribución interior, de localización de los elementos de comunicación vertical u horizontal, modificación de la cota de los distintos forjados, construcción de entreplantas y sustitución de estructuras de cubierta para el aprovechamiento de sus volúmenes. El caso extremo de obra de reestructuración sería el de vaciado del edificio, entendiendo por tal la demolición interior generalizada, con mantenimiento de la fachada o fachadas exteriores y sus remates.

Artículo 88.—Obras de ampliación

1. Son las que se realizan para aumentar el volumen construido de edificaciones existentes, sea mediante aumento de la ocupación en planta, incremento del número de plantas, aumento de altura de las existentes o aprovechamiento de espacios bajo-cubierta, hasta agotar, en su caso, la edificabilidad permitida por las Ordenanzas de la Zona de que se trate.

Artículo 89.—Obras de demolición

1. Las obras de demolición sobre elementos catalogados responderán exclusivamente a uno de los dos supuestos siguientes:

a) La demolición se engloba en una obra de Restauración, Rehabilitación o Reestructuración, y afecta solamente a aquellas partes del elemento catalogado no consideradas significativas y de obligada conservación por el grado de protección y tipo de obra correspondientes.

b) Las partes a demoler, o la totalidad del edificio en su caso, cuentan con declaración de estado de ruina irrecuperable.

2. En el primer supuesto, las obras se regirán por lo establecido para las obras de Restauración, Rehabilitación o Reestructuración e irán precedidas de la obtención de la correspondiente licencia.

3. En el segundo supuesto, salvo que la situación sea de ruina inminente, y por ello causa de peligro inmediato para bienes y personas, situación regulada en estas Normas, la demolición parcial o total vendrá precedida de la correspondiente licencia.

Artículo 90.—Obras preferentes y no preferentes

1. Se consideran Obras Preferentes las definidas como tales en cada Categoría de Protección.

2. Esta consideración conllevará la exención de derechos de licencia municipal y de todos aquellos aspectos impositivos que el Ayuntamiento considere procedente. Asimismo, este tipo de obras serán las posibles de proponer prioritariamente para cualquier tipo de ayuda financiera que pueda existir.

SUBSECCIÓN 2B. ÁMBITOS DE PROTECCIÓN

Artículo 91.—Definición

1. A los efectos de estas Normas, se diferencian tres ámbitos de protección:

a) Protección de zonas o Núcleos.

b) Protección de parcelas.

c) Protección de elementos.

Artículo 92.—Protección de zonas o núcleos

1. La protección de zonas se aplica a las actuaciones que afecten a los ámbitos delimitados y toma la forma de Ordenanzas específicas que se redactan para cada uno de ellos con objeto de proteger los valores existentes.

Artículo 93.—Protección de parcelas

1. Se aplica sobre parcelas que pueden considerarse bienes catalogables por valores intrínsecos relativos a la calidad de los cerramientos, del arbolado, de la jardinería o por constituir unidad inseparable del elemento o edificio que albergan.

2. A los efectos de estas Normas, se establecen dos grados o Categorías de protección:

a) Protección Global (Grado A). Sobre las parcelas así clasificadas, se autorizan exclusivamente las labores de mantenimiento consolidación, recuperación y restauración de los valores que contienen, de forma análoga a lo especificado para la Protección Integral de elementos.

Por ello, se prohiben expresamente las segregaciones y cualquier actuación que suponga aumento de la ocupación o del volumen edificado, o sobre los cerramientos, etc.

b) Protección Parcial (Grado B). Sobre las parcelas así clasificadas se deberán compatibilizar las labores de conservación de la vegetación, muros existentes, etc, con la posibilidad de construir nuevas edificaciones que estas Normas Urbanísticas le confieren.

Artículo 94.—Protección de elementos

1. A los efectos de estas Normas, se establecen tres grados o Categorías de protección:

a) Protección integral (Grado 1).

b) Protección estructural (Grado 2).

c) Protección ambiental (Grado 3).

2. Los Grados de Protección a que se sujeta cada uno de los elementos protegidos existentes en el concejo de Coaña, se señalan en los Planos de Calificación del Suelo Urbano o Zonificación del Suelo no Urbanizable que acompañan a estas Normas.

SUBSECCIÓN 2C. GRADO 1. PROTECCIÓN INTEGRAL

Artículo 95.—Definición

1. Este grado se aplica sobre los siguientes bienes:

a) Los monumentos y agrupaciones declarados Bienes de Interés Cultural o con expediente de declaración incoado.

b) Edificios, construcciones y elementos de excepcional valor arquitectónico y significación cultural o ciudadana, declarados Bienes de Interés Cultural o con expediente incoado.

c) Espacios públicos que constituyan ámbitos de excepcional valor significativo por su configuración, calidad del conjunto de la edificación y tradición.

d) Hórreos y paneras de más de 100 años de antigüedad.

e) Molinos hidráulicos, incluyendo el ingenio.

Artículo 96.—Obras realizables

1. Sin perjuicio de lo establecido en la LPC y la Ley 16/1985 del Patrimonio Histórico Español2, en lo relativo a los Bienes de Interés Cultural, se permitirán solamente las actuaciones encaminadas a la conservación y puesta en valor del edificio, elemento, espacio o agrupación catalogado, dotándosele excepcionalmente del uso o usos que, siendo compatibles con sus características y condiciones originales, garanticen mejor su permanencia.

En consecuencia, se permiten solamente con carácter general y preferente, sobre los bienes así catalogados, las obras cuyo fin sea la restauración y por lo tanto las de Consolidación y Mantenimiento, en los términos anteriormente definidos en estas Normas, con prohibición expresa de todas las demás. Las aportaciones sucesivas de cada restauración deberán diferenciarse o documentarse, a efectos de investigación, de la obra original.

2. Excepcionalmente se permitirán pequeñas actuaciones de rehabilitación, si la permanencia del edificio implicara necesariamente un cambio de uso y el nuevo a implantar así lo exigiera, en cuyo caso la concesión de licencia de obras irá precedida del informe favorable del Principado de Asturias. Se consideran excepcionales, asimismo, en los bienes catalogados con este Grado de Protección, aquellas intervenciones que dentro de las permitidas para este grado, impliquen la utilización de materiales o técnicas distintas de las originales que den lugar a cambios de formas, colores o texturas.

3. Se prohiben asimismo expresamente las actuaciones de los particulares y empresas concesionarias de servicios relativas a fijación de elementos extraños a la naturaleza del propio elemento catalogado: tendidos aéreos de redes eléctricas o de comunicaciones, señalización de tráfico, báculos de alumbrado, rótulos publicitarios, toldos, etc.

4. Los elementos de señalización de las actividades que el elemento albergue, y los de alumbrado de sus inmediaciones, en caso de que se consideren necesarios, se diseñarán expresamente dentro del espíritu de respeto al elemento catalogado, a su carácter y a su entorno.

5. Todas las obras que afecten a hórreos, paneras y cabazos de más de 100 años de antigüedad, así como a molinos hidráulicos, requerirán informe favorable previo del órgano competente del Principado de Asturias. Las obras admisibles serán las de Conservación y Restauración. Los traslados de hórreos y paneras de más de 100 años, aunque se pretenda ubicarlos dentro de la misma parcela, requerirán informe favorable del mencionado órgano.

Artículo 97.—Usos

1. La inclusión de un edificio en la Categoría de Protección Integral supone el mantenimiento de los usos actuales, excepto en los siguientes supuestos:

a) Actividades molestas, cuando resulten claramente inconvenientes para el mantenimiento de las características que motivaron la catalogación del edificio o cuando demostrasen ser inconvenientes para las actividades en su entorno inmediato y no sea posible la eliminación de las molestias.

b) Actividades insalubres, nocivas o peligrosas de acuerdo a lo dispuesto en el Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas3 (RAMINP).

c) Actividades privadas no residenciales, cuando se trate de transformarlas a usos residenciales o públicos.

d) Actividades privadas residenciales, cuando se trate de transformarlas a usos dotacionales.

e) Actividades públicas, cuando se trate de permutarlas entre sí o cuando se trate de transformar usos no dotacionales en dotacionales.

SUBSECCIÓN 2D. GRADO 2. PROTECCIÓN ESTRUCTURAL

Artículo 98.—Definición

1. Este Grado se aplica sobre aquéllos elementos, edificios y agrupaciones que por su valor histórico o artístico, o su calidad arquitectónica, constructiva o tipológica, se singularizan en los ámbitos urbano o rural.

Artículo 99.—Obras realizables

1. Las obras a efectuar en los elementos sometidos a este Grado de Protección, serán las tendentes a su conservación mejorando sus condiciones de habitabilidad o uso, manteniendo su configuración estructural, su envolvente exterior y sus elementos significativos.

_________________________________________________

2 Ley 16/1985, de 25 de junio, del Patrimonio Histórico Español (BOE núm. 155, de 29 de junio de 1985).

3 Decreto 2414/1961, de 30 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas (BOE núm. 292, de 7 de diciembre de 1961; correcciones en BOE núm. 57, de 7 de marzo de 1962).

2. Se permiten con carácter general y preferente, las obras autorizadas para el Grado 1, así como las obras de Rehabilitación, con prohibición expresa de todas las demás.

3. Se consideran excepcionales en los bienes catalogados con este Grado de Protección, aquellas intervenciones que dentro de una obra de las permitidas para este grado, impliquen la utilización de materiales o técnicas distintas de las originales que den lugar a cambios de formas, colores o texturas y que afecten a la envolvente exterior o a los elementos estructurales y significativos, excepcionalidad que dará lugar al ya citado trámite de informe favorable del órgano competente del Principado de Asturias, con anterioridad a la concesión de la licencia.

4. Al igual que para los elementos catalogados en el Grado 1, para éstos se prohibe expresamente la fijación de elementos superpuestos, señalización y tendidos aéreos de redes de servicios urbanos.

5. El diseño de las muestras publicitarias y de los elementos de alumbrado público guardará el mismo respeto al carácter del elemento catalogado y a su entorno, que los exigidos para el Grado 1.

Artículo 100.—Usos

1. La inclusión de un edificio en el Nivel de Protección Estructural supone el mantenimiento de los usos actuales salvo en los siguientes supuestos:

a) Actividades molestas, insalubres, nocivas y peligrosas, en que se estará a lo dispuesto en el RAMINP.

b) Actividades contrarias a las Ordenanzas que sean de aplicación al edificio en cuestión, cuando se trate de obras de reestructuración.

c) Sólo podrá autorizarse el uso de garaje cuando el acondicionamiento del acceso no afecte a ninguno de los elementos de la fachada.

SUBSECCIÓN 2E. GRADO 3. PROTECCIÓN AMBIENTAL

Artículo 101.—Definición

1. Este Grado se aplica sobre los siguientes Bienes:

a) Edificios que, aislados o en conjunto, conforman tramos o áreas de calidad, en buen o regular estado de conservación, aún cuando individualmente no presenten notables valores.

b) Edificios que situados en áreas de calidad media o escasa, incluso presentando mal estado de conservación, reúnen constantes tipológicas interesantes.

c) Espacios urbanos o rurales de calidad destacada.

Artículo 102.—Obras realizables

1. Las obras que se realicen en los edificios, elementos o conjuntos afectados por este Grado de Protección tendrán por objeto adecuarlos a los usos y actuales sin pérdida de los valores ambientales y tipológicos que poseen.

2. Sobre estos bienes inmuebles catalogados se permitirán las obras autorizadas en los grados anteriores y también las de Reestructuración, así como las de Ampliación que reúnan todas y cada una de las siguientes condiciones:

a) No implicar aumento de altura del bien catalogado.

b) No implicar aumento de ocupación en planta cuyos efectos sean visibles desde la vía pública.

c) Las condiciones particulares de edificación de la Zona en que se encuentre la edificación, asignan al solar la edificabilidad necesaria para permitir la ampliación solicitada, una vez descontada la consumida por la edificación existente.

3. En relación con la fijación de elementos superpuestos, se repite para este Grado de Protección Ambiental, la prohibición relativa a tendidos aéreos que se aplica a los grados anteriores y en cuanto a la señalización, publicidad y alumbrado, el diseño deberá asimismo orientarse al mantenimiento de los valores ambientales propios de este Grado.

Artículo 103.—Usos

1. La asignación del Nivel de Protección Ambiental a un edificio permite el mantenimiento o cambio de los usos actuales, ajustándose a las condiciones particulares de la Zona de Ordenanza o Categoría de Suelo no Urbanizable sobre la que se sitúe el elemento catalogado.

SECCIÓN 3. DECLARACIÓN DE RUINA Y DERRIBO DE INMUEBLES CATALOGADOS

Artículo 104.—Declaración de ruina de inmuebles catalogados

1. Conforme a lo establecido en el artículo 34 de la LPC, a los bienes inmuebles integrantes del Patrimonio Cultural de Asturias, protegidos singularmente o formando conjunto, únicamente se les podrán aplicar la declaración legal de ruina en los siguientes supuestos:

a) Situación de ruina física irrecuperable.

b) Coste de la reparación de los citados daños superior al cincuenta por ciento del valor actual de reposición del inmueble, excluido el valor del terreno. La valoración de reposición descrita no se verá afectada por coeficiente alguno de depreciación por edad. En su caso, se aplicarán los coeficientes de valoración que se consideren justificados en razón de la existencia del interés que dio lugar a su declaración como Bien de Interés Cultural o a su inclusión en el Inventario del Patrimonio Cultural de Asturias.

Artículo 105.—Derribo de edificios catalogados

1. Quienes sin licencia u orden de ejecución o sin ajustarse a las condiciones en ellas señaladas, derribasen o desmontasen un edificio o elemento catalogado o parte de él, así como los que, como propietarios, autoricen su derribo o desmontaje, serán obligados solidariamente a su reconstrucción, sin perjuicio de las sanciones económicas que procedan.

2. El incumplimiento por los propietarios del inmueble afectado de la orden de ejecución a que se refiere el apartado anterior, constituirá infracción urbanística y dará lugar a la adopción de las medidas previstas según la legalidad vigente.

Título II

Título II. Normas comunes en Suelo Urbano y Urbanizable

Capítulo 1. Condiciones generales de la urbanización

Capítulo 2. Condiciones generales de la edificación

Capítulo 3. Normas generales de uso

Capítulo 1. Condiciones generales de la urbanización

SECCIÓN 1. SISTEMA VIARIO

Artículo 106.—Dimensiones de las calzadas

1. Las dimensiones de las calzadas serán las establecidas por los Servicios Técnicos Municipales, o de los organismos competentes de la Administración sobre la base de las intensidades de tránsito y del entorno por el que transcurre, utilizándose como referencia para el Suelo Urbano la siguiente clasificación del viario:

a) En las Zonas de Uso Característico Residencial.

— Cuando se trate de actuaciones sobre suelo ya consolidado con viario existente y siempre que se disponga del espacio necesario, la calzada tendrá una sección transversal mínima de 5.50 m y 8 m entre alineaciones.

— En las zonas sobre suelo aún no consolidado, en las que la red viaria es de nueva creación, la calzada tendrá un ancho mínimo de 6 m y 10 m entre alineaciones.

— El radio mínimo del bordillo de separación entre acera y calzada, en el encuentro de vías, será de 6 m

b) En las Zonas de Uso Característico Industrial.

— La calzada tendrá un ancho mínimo de 6 m y la separación entre alineaciones será de 12 m

— El radio mínimo del bordillo de separación entre acera y calzada, en el encuentro de vías, será de 10 m

Artículo 107.—Condiciones específicas de las calles particulares

1. Se definen como tales las de propiedad privada que figuren con este carácter en los Planes y Estudios de Detalle. Mientras conserven esta calificación, el Ayuntamiento ejercerá la oportuna inspección y vigilancia.

2. Su urbanización se ejecutará por los particulares o entidades promotoras de los respectivos proyectos, y su ejecución se ajustará a las prescripciones y características establecidas por el Ayuntamiento para las vías públicas, debiendo disponer de los servicios urbanos que señale la normativa vigente.

3. Las autoridades municipales estarán facultadas para exigir la utilización pública de la calle o calles particulares, regulando el uso de las mismas conforme a las necesidades de la villa, pudiendo los particulares proponer su entrega y conservación al Ayuntamiento, previa la cesión gratuita de éste, libre de cargas y gravámenes de dichas calles, las cuales deberán estar dotadas de la totalidad de los servicios señalados en la normativa vigente y en perfectas condiciones de urbanización.

4. Si con posterioridad a la apertura de una calle particular se modificase el planeamiento de la Zona en la que se encuentre incluida, se mantendrá su calificación urbanística de terreno vial a todos los efectos, incorporándose ésta al patrimonio municipal, de acuerdo con el sistema de actuación previsto en dicha ordenación.

5. Podrán disponerse calles en fondo de saco que tendrán una longitud máxima de setenta y cinco metros; en su final se proyectarán raquetas que permitan el giro de los vehículos. Se unirán por senderos de peatones que permitan enlaces cómodos y se preverá la instalación de los servicios complementarios o de infraestructura. No podrán servir a más de cincuenta viviendas.

Artículo 108.—Pavimentaciones

1. La pavimentación de aceras y calzadas se hará teniendo en cuenta las condiciones del soporte y las del tránsito que discurrirá sobre él así como las que se deriven de los condicionantes de ordenación urbana y estéticos.

2. La separación entre las áreas dominadas por el peatón y el automóvil se manifestará de forma que queden claramente definidos sus perímetros, sin que sea imprescindible que se produzca mediante diferencia de nivel. A tales efectos se diversificarán los materiales de pavimentación de acuerdo con su diferente función y categoría, circulación de personas o vehículos, lugares de estancia de personas, estacionamiento de vehículos, calles compartidas, cruces de peatones, pasos de carruajes, etc.

3. El pavimento de las sendas de circulación de los peatones y las plazas no presentará obstáculos a la circulación de personas y vehículos de mano; se distinguirán las porciones de aquellas que ocasionalmente, pudieran ser atravesadas por vehículos a motor, que no deformarán su perfil longitudinal sino que tendrán acceso achaflanado del bordillo.

4. Las pavimentaciones se realizarán preferentemente en dos fases:

a) Primera Fase. Servirá para el período de construcción de los edificios de la urbanización, debiendo estar constituido el pavimento por una sub-base y la base definitiva.

b) Segunda Fase. Se construirá la capa de rodadura definitiva, que se instalará sobre el pavimento de la fase primera, siempre que no se aprecien deterioros importantes que obliguen a su reconstrucción.

Artículo 109.—Aparcamientos públicos

1. Los estacionamientos que se establezcan en las vías públicas no interferirán el tránsito de éstas, cumpliendo las siguientes medidas mínimas:

a) Aparcamiento en línea: 2.20 m

b) Aparcamiento en batería: 5.00 m

c) Aparcamiento en espina: longitud equivalente en función del ángulo de inclinación.

2. Los aparcamientos de superficie se acondicionarán con vegetación o arbolado de modo que quede dificultada la visión de los vehículos y se integre de la mejor manera en el ambiente en que se encuentre.

3. Como caso excepcional podrán disponerse aparcamientos bajo los espacios públicos, atendiéndose a las condiciones que fije el Ayuntamiento.

Artículo 110.—Accesibilidad y supresión de barreras

1. Todas las obras de nueva edificación que se desarrollen, así como las que supongan modificación sustancial de lo existente, deberán atender a lo dispuesto en la Ley 5/1995 de Promoción de la Accesibilidad y Supresión de Barreras del Principado de Asturias1.

SECCIÓN 2. ABASTECIMIENTO DE AGUAS

Artículo 111.—Características del suministro

1. Para cualquier edificación será preciso demostrar, por medio de la documentación legal requerida en cada caso, la disponibilidad del caudal suficiente para el uso al que se destine, bien sea procedente de una red municipal o particular existente o de manantial propio. En caso de presión insuficiente para la alimentación de los puntos de consumo situados más altos, se emplearán los elementos técnicos necesarios.

2. Deberán acompañarse igualmente del análisis químico y bacteriológico de las aguas, así como el certificado de aforo realizado por un organismo oficial, en el caso de captación no municipal.

3. A los efectos de estas Normas, son estándares mínimos, además de los anteriores, los establecidos en la Orden de 24 de noviembre de 19762, en el Decreto 39/1998 del Principado de Asturias3 y en el resto de legislación vigente complementaria.

Artículo 112.—Caudales mínimos

1. Sin perjuicio de lo que pudieran determinar los servicios técnicos municipales, en las previsiones de los planes y proyectos de urbanización el cálculo del consumo diario medio se realizará a base de dos sumandos:

a) Agua potable para usos domésticos, con un mínimo de 200 l por habitante y día.

b) Agua para riegos, piscinas y otros usos, a tenor de las características de la ordenación.

2. En cualquier caso la dotación por habitante y día no será inferior a 300 l. El consumo máximo para el cálculo de la red se obtendrá multiplicando el consumo diario por un factor de 1.7.

Artículo 113.—Redes de distribución

1. En función de su utilización en la red se exigirán los siguientes diámetros interiores mínimos:

a) Tuberías de distribución: 150 mm.

b) Red de riego: 80 mm.

c) Tuberías para hidrantes o bocas de incendio: 100 mm.

_________________________________________________

1 Ley 5/1995, de 6 de abril, de Promoción de la Accesibilidad y Supresión de Barreras (BOPA núm. 89, de 19 de abril de 1995).

2 Orden de 24 de noviembre de 1976 del Ministerio de Vivienda por la que se dictan Normas Técnicas de Diseño y Calidad de las Viviendas Sociales (BOE núm. 296, 297 y 298 a 302, de 10, 11 y 13 a 17 de diciembre de 1976, respectivamente).

3 Decreto 39/1998, de 25 de junio, por el que se aprueban las normas de diseño en edificios destinados a viviendas (BOPA núm. 164, de 16 de julio de 1998).

SECCIÓN 3. VERTIDOS Y SANEAMIENTO

Artículo 114.—Redes de evacuación

1. Según sean las características de la red municipal de saneamiento y según convenga a las características del terreno y de la ordenación, se exigirá una red de alcantarillado unitario o separativo. En desarrollos de densidad bruta igual o inferior a 15 viviendas por hectárea podrán evacuarse las aguas pluviales por cuneta lateral a la calzada, con posterior vertido a las vaguadas naturales.

2. Las aguas residuales verterán a colectores de uso público para su posterior tratamiento en depuradora. En los sectores donde la topografía del terreno no permita esta solución y el vertido de aguas residuales se realice a una vaguada, arroyo, etc, deberá proveerse la correspondiente estación depuradora y quedar claramente especificado el régimen económico de mantenimiento de la misma, cumpliéndose en cualquier caso las condiciones de vertido más adelante establecidas.

3. Los proyectos de la red estarán sujetos a las siguientes condiciones mínimas:

a) Velocidad del agua a sección llena: 0.50-3.00 m/s.

b) Pozos de registro visitables en cambios de alineación y de rasante, así como en entronques de ramales y cada 50 m en alineaciones rectas.

c) Tuberías de hormigón centrifugado para secciones menores de 600 mm de diámetro y de hormigón armado para ovoides y secciones mayores o de PVC para cualquier diámetro.

d) La sección mínima admisible de tubo será de 200 mm.

e) Todas las conducciones serán subterráneas y seguirán el trazado de la red viaria y de los espacios libres de uso público.

Artículo 115.—Condiciones de vertido

1. Las edificaciones o actividades que precisen realizar vertidos a un cauce público estarán dotadas de estación depuradora previa, salvo que puedan justificar el cumplimiento de los mínimos que señala el artículo 17 del Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas4 (RAMINP).

2. Cuando se trate, de urbanizaciones, polígonos o industrias se acompañará proyecto de depuración en que conste:

a) Caudal del efluente

b) Sustancias químicas vertidas

c) Grado de depuración conseguido

d) Sistema de depuración empleado

e) Punto de vertido

f) Caudal mínimo de estiaje del cauce público en dicho punto

g) En caso de industria, su código conforme a la CNAE.

3. Salvo que técnicamente se demuestre una mejor solución, en los cálculos necesarios a efectos de lo anterior se seguirán los criterios siguientes:

a) El caudal mínimo de estiaje del cauce en un punto será el resultado de aplicar la siguiente fórmula:

C = 1.5 x S Donde C es el caudal, en l/s, y S es la cuenca de vertido en ese punto, expresada en km²

b) En el cálculo del caudal del efluente de viviendas, se utilizarán los siguientes parámetros-base de vertido diario:

DBO5

60 g/habitante

Sólidos en suspensión

90 g/habitante

A los efectos, se considerará como número de habitantes el resultado de multiplicar por cuatro el número de viviendas.

4. En cualquier caso, el efluente cumplirá las siguientes condiciones:

a) Acomodo a los límites de toxicidad que señala el artículo 17 del RAMINP.

b) Concentraciones máximas inferiores a las que se señalan a continuación:

_________________________________________________

4 Decreto 2414/1961, de 30 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas (BOE núm. 292, de 7 de diciembre de 1961; correcciones en BOE núm. 57, de 7 de marzo de 1962).

Sólidos en suspensión

30 mg/l

DBO5

10 mg/l

pH

6 a 9

c) No se podrá verter cuando se superen los parámetros siguientes, referidos al caudal mínimo en estiaje:

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

5. La concentración máxima de vertido de cualquier contaminante será el resultado de aplicar la siguiente fórmula:

Caudal mínimo de estiaje

Cmx = K x—————————————————

Caudal de vertido

Donde Cmx es la concentración máxima de vertido en ppm y K es la concentración máxima en ppm de cada contaminante señalada en el artículo 17 del RAMINP

6. La tubería de vertido, en los casos en que provenga de una estación depuradora, tendrá un pozo de registro en terreno de dominio público, situado antes del punto de vertido al cauce público.

Artículo 116.—Condiciones particulares de los vertidos industriales

1. En los vertidos industriales, el efluente que llegue a la estación depuradora municipal no podrá superar los siguientes parámetros:

Contaminante

Concentración máxima

Cobre

1 mg/l

Cianuro

1-2 mg/l

Cromo

3 mg/l

Níquel

3 mg/l

Zinc

5 mg/l

Metales no férricos

10 mg/l

2. Quedan igualmente prohibidos los vertidos de aceites y grasas, productos tóxicos e inhibidores biológicos. La temperatura de los vertidos no sobrepasará los 25.ºC y su pH estará comprendido entre 6 y 9.

3. Las condiciones anteriores van sin perjuicio de las que puedan imponer los órganos competentes del Principado de Asturias.

Artículo 117.—Fosas sépticas

1. En el Suelo no Urbanizable y en general en toda edificación residencial aislada, cuando el vertido sea de un volumen inferior a 10 m³/día, podrá sustituirse la estación depuradora por una fosa séptica que vierta a zanjas o pozos filtrantes y cumpla las condiciones que se establecen en estas Normas.

2. En el Suelo Urbano y Urbanizable, se prohibe el uso de fosas sépticas, excepto casos excepcionales en suelo de baja densidad o industrial en que se justifiquen inconvenientes técnicos de difícil resolución o costes desproporcionados. En ese caso se permitirá provisionalmente la instalación de una fosa séptica en tanto se disponga de una adecuada red municipal de alcantarillado, pudiendo exigir el Ayuntamiento al particular los avales necesarios para garantizar la posterior acometida a dicho alcantarillado.

3. En aquellos casos en que sea autorizable la instalación de fosas sépticas, éstas estarán a lo dispuesto en la Resolución de 23 de abril de 19695, la Orden Ministerial de 23 de diciembre de 19866 y en particular:

a) La capacidad mínima de las cámaras destinadas a los procesos anaerobios será de 250 l/usuario cuando sólo viertan a ella aguas fecales y 500 l/usuario en otros usos.

b) Sobre la dimensión en altura que se precise, según lo anterior deberán añadirse:

— 10 cm en el fondo para depósito de cienos.

— 20 cm en la parte superior sobre el nivel máximo del contenido para cámara de gases.

_________________________________________________

5 Resolución de 23 de abril de 1969, por la que se aprueban Normas provisionales para el Proyecto y Ejecución de Estaciones Depuradoras (BOE núm. 147, de 20 de junio, correcciones en BOE núm. 185, de 4 de agosto de 1969).

6 Orden de 23 de diciembre de 1986, por la que se dictan Normas Complementarias en relación con las Autorizaciones de Vertidos de Aguas Residuales (BOE núm. 312, de 30 de diciembre de 1986).

c) La cámara aerobia tendrá una superficie mínima de capa filtrante de 1 m², en todo caso con un espesor mínimo de 1 m

d) No se admitirán fosas sépticas para capacidades superiores a 10 personas en el caso de las de obra de fábrica y 20 personas en las prefabricadas.

e) Si se emplea fábrica de ladrillo tendrá un espesor mínimo de pié y medio, cubierto el interior con un enlucido impermeable de mortero hidráulico de cemento de 3 cm de espesor.

f) Si se emplea hormigón en masa el espesor mínimo será de 25 cm, de 15 cm para hormigón armado in situ, y de 10 cm cuando se utilicen piezas prefabricadas.

g) Se admitirán soluciones comerciales prefabricadas o industriales debidamente homologadas.

h) La fosa distará como mínimo 5 m de los límites de la parcela, situándose en la parte más baja de la misma.

i) La distancia mínima entre una fosa y un pozo de captación será de 40 m si la fosa se encuentra a una cota superior al pozo y de 25 m en caso contrario. En cualquier caso, la distancia deberá justificarse de acuerdo con la permeabilidad del terreno.

SECCIÓN 4. SUMINISTRO DE ENERGÍA ELÉCTRICA Y ALUMBRADO

Artículo 118.—Suministro de energía eléctrica

1. El cálculo de las redes de baja tensión se realizará de acuerdo a lo dispuesto en los Reglamentos Electrotécnicos vigentes y el grado de electrificación que se desee para las viviendas, previéndose en los edificios las cargas mínimas fijadas en la Instrucción MI BT 010 y en las Normas Técnicas de Diseño y Calidad de las Viviendas Sociales7. La carga total correspondiente a los edificios se preverá de acuerdo a lo establecido en dichas Normas y, en el cálculo de las redes, se aplicarán para la fijación de las potencias de paso los coeficientes en ellas señalados.

2. Los centros de transformación deberán localizarse sobre terreno de propiedad privada y su exterior armonizará con el carácter de las edificaciones de la zona. La ubicación en zonas públicas de los centros de transformación sólo se admitirá en Zonas de Suelo Urbano consolidado en aquellos casos en que por inexistencia de suelo o locales, las necesidades de la prestación del servicio lo exijan. En este caso, la utilización se realizará en precario, siendo por cuenta del propietario del centro de transformación todas las obras, modificaciones, traslados, etc, que la dinámica urbana exija.

3. Las instalaciones eléctricas cumplirán lo establecido en los Reglamentos citados y las especificaciones de las compañías suministradoras.

4. Las redes de distribución en Alta Tensión se adaptarán al criterio del Ayuntamiento en cuanto a su carácter aéreo o subterráneo y su trazado.

Artículo 119.—Alumbrado

1. El alumbrado público debe contribuir a crear un ambiente visual nocturno adecuado a la vida ciudadana, sin deteriorar la estética urbana y potenciándola cuando sea posible. Sus componentes visibles armonizarán con las características urbanas de la zona y el nivel de la iluminación se ajustará a los parámetros mínimos que se indican a continuación:

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

2. La situación de los centros de mando será tal que ocupen un lugar secundario en la escena visual urbana y no ocasionen inconvenientes ni para transitar ni por la producción de ruidos molestos.

3. Las redes de distribución serán preferentemente subterráneas y en general la instalación se ajustará a los Reglamentos Electrotécnicos vigentes.

4. Las instalaciones de alumbrado público cuyo mantenimiento pase a ser municipal deberán de justificar una vida del material y equipos a instalar no inferior a 15 años, basándose en la calidad de los mismos.

SECCIÓN 5. PLANTACIONES

Artículo 120.—Plantaciones

1. El tratamiento de los espacios libres dependerá de su carácter público o privado y de su función, siendo en todo caso obligatoria la plantación de arbolado, de las especies y el porte adecuado, a lo largo de las vías de tránsito, en los estacionamientos de vehículos y en las calles y plazas peatonales, comprendidos dentro de los terrenos objeto de urbanización.

_________________________________________________

7 Orden de 24 de noviembre de 1976 del Ministerio de Vivienda por la que se dictan Normas Técnicas de Diseño y Calidad de las Viviendas Sociales (BOE núm. 296, 297 y 298 a 302, de 10, 11 y 13 a 17 de diciembre de 1976, respectivamente).

SECCIÓN 6. BASURAS

Artículo 121.—Basuras

1. Las zonas de nueva urbanización deberán prever un sistema de recogida de basuras, que sirva de apoyo a la organización del servicio municipal.

Capítulo 2. Condiciones generales de la edificación

SECCIÓN 1. DEFINICIONES Y CONDICIONES GENERALES DE APROVECHAMIENTO

Artículo 122.—Interpretación

1. A los efectos de una correcta interpretación de estas Normas, cuantas veces se empleen los términos o conceptos definidos en los epígrafes siguientes, se estará al significado taxativo en ellos expresados.

Artículo 123.—Alineaciones

1. Las Alineaciones contenidas en la documentación gráfica de las presentes normas o de aquellos documentos que las desarrollen, tendrán el carácter de alineación oficial, y diferenciarán los límites entre la propiedad pública y la privada, y entre las superficies edificables y las que no lo son. Para el suelo no edificado, o en caso de sustitución de la edificación existente, las alineaciones serán las reflejadas en el plano correspondiente, entendidas como a continuación se detalla:

a) Alineaciones exteriores, también denominadas alineaciones oficiales de fachada, son las que fijan el límite de la parcela edificable con los espacios libres exteriores a la manzana, como vías, calles y plazas.

Unicamente se permitirá rebasar esta alineación oficial con balcones y miradores cuando su construcción esté autorizada por las correspondientes Ordenanzas.

b) Ancho de calle. Se entiende por ancho de calle la separación entre las alineaciones exteriores que definen la misma. Cuando una de dichas alineaciones no exista por coincidir con zonas verdes o márgenes de río, a efectos de la determinación de altura de la edificación se entenderá aplicable la máxima señalada en estas Normas para cada Zona de Ordenanza.

c) En algunos casos la documentación gráfica podrá fijar alineaciones de fachada obligatorias, no existiendo tolerancia para separarse de ellas, o máximas, en cuyo caso el edificio podrá situar su fachada sobre la alineación o retranqueada de la misma, en parte o en toda su longitud.

d) Alineaciones interiores son las que fijan el límite entre la parcela susceptible de edificación y el espacio no edificable interior a la parcela o manzana, resultado de la aplicación del fondo máximo edificable.

Artículo 124.—Rasantes

1. Rasantes son los perfiles longitudinales de las vías plazas o calles definidas en el planeamiento, que sirven como nivel a los efectos de medición de altura.

Artículo 125.—Retranqueos

1. Retranqueo a fachada, es el ancho de la faja de terreno comprendida entre la alineación exterior y la línea de edificación, que debe quedar libre de todo tipo de edificación, sobre y bajo rasante, salvo que de forma expresa se establezcan otras condiciones.

2. Retranqueo a linderos, es el ancho de la faja de terreno comprendido entre los linderos de parcela, excepto el referido a la alineación exterior, y el resto de las líneas de edificación bien sean medianerías o fachadas.

Artículo 126.—Chaflán

1. Chaflán es el truncado de la intersección de dos alineaciones oficiales de fachada. Tendrán el carácter de alineación oficial de fachada y se medirá perpendicularmente a la bisectriz del ángulo de las alineaciones oficiales de fachada, debiendo tener una dimensión comprendida entre 3 y 5 m.

2. Sin perjuicio de las alineaciones que se señalen en los planos, será obligatoria la construcción de chaflanes cuando se trate de la sustitución de edificios en los que ya existen. Asimismo, por razones de composición, los Servicios Técnicos Municipales podrán establecer la obligación de su construcción aún cuando no se fijen en los planos.

Artículo 127.—Frente de solar

1. Frente de Solar es el lindero que coincidiendo con la alineación exterior de calle de cada parcela, proporciona a la misma el acceso principal.

2. Frente Mínimo, es la longitud mínima del frente de solar que determina el carácter de edificable o no de cada parcela.

3. En las zonas que se determine podrá fijarse un frente máximo de parcela, a efectos de que las edificaciones fraccionen su altura, volumen, apariencia y ritmos edificatorios.

Artículo 128.—Fondo de solar

1. Fondo de Solar es la dimensión medida perpendicularmente en cada punto desde la alineación exterior o de calle hasta el lindero opuesto.

Artículo 129.—Fondo edificable

1. Fondo Edificable es la distancia medida desde la alineación exterior, dentro de la cual se puede edificar con arreglo a las Normas u Ordenanzas.

2. El Fondo Máximo Edificable es la dimensión máxima antes referida, establecida bien en las normas particulares de cada Zona, bien en la documentación gráfica que desarrollen estas Normas. Las cotas indicadas en los planos o las consignadas en la normativa de cada Zona se entenderán iguales para toda la manzana, salvo cuando, excepcionalmente se indicase lo contrario.

Artículo 130.—Parcela

1. Se considera Parcela a la superficie de terreno unitario desde el punto de vista de la propiedad que resulta del proceso de desarrollo urbano en la forma prevista por el planeamiento urbanístico.

2. Parcela Edificable, es la parte de parcela comprendida dentro de las alineaciones exteriores o de calle, alineaciones interiores y el resto de los linderos de la parcela no sujetos a alguna alineación o retranqueo, y en cuyo interior se materializan los derechos edificatorios siempre que se cumplan las otras condiciones fijadas en estas Normas. En ciertos casos, la documentación gráfica puede fijar el área dentro de la cual puede situarse la edificación, como limitación suplementaria a la aplicación de las demás condiciones particulares de cada Zona, lo que constituye un Área de Máximo Movimiento de la Edificación.

Artículo 131.—Superficie ocupada

1. Superficie Ocupada es la definida por la proyección vertical, sobre un plano horizontal, de las líneas exteriores de la edificación sin incluir los vuelos autorizables o existentes.

2. Superficie máxima de ocupación u Ocupación Máxima es la superficie resultante de aplicar el máximo porcentaje fijado por la relación entre la superficie ocupada por la edificación y la de la manzana o parcela edificable. A efectos de su cómputo no contabilizarán aquellas construcciones bajo-rasante destinadas a garaje-aparcamiento.

3. Línea de Edificación es la que delimita la superficie ocupada por la edificación en su proyección vertical.

Artículo 132.—Superficie libre

1. Se entiende por Superficie Libre la parte de la parcela excluida de la superficie ocupada.

2. Patio de Parcela o de Luces es el espacio libre situado dentro de la parcela edificable y rodeado por la edificación principal.

3. Patio de Manzana es el espacio libre interior de las manzanas, definido y limitado por las alineaciones interiores. Los patios de manzana podrán destinarse a plazas y jardines interiores de propiedad y uso público o privado en comunidad de propietarios.

Artículo 133.—Superficie total edificada

1. Superficie Total Edificada es la suma de las superficies edificadas en todas las plantas, por encima de la rasante de la acera o, en su defecto, del terreno en contacto con la edificación, contabilizándose estas como la superficie cerrada por la línea exterior de los muros de cerramiento.

Artículo 134.—Coeficiente de edificabilidad

1. Coeficiente de Edificabilidad es el cociente entre la superficie máxima construible sobre rasante y la superficie de la parcela.

2. El coeficiente de edificabilidad podrá ser neto o bruto según se tome la superficie neta de la parcela, es decir, la definida por linderos laterales y la alineación exterior, o la superficie total de la actuación, incluyendo las áreas de cesión.

3. La Superficie Máxima Construible o Superficie Máxima Edificable, se determinará bien en función del coeficiente de edificabilidad fijado expresamente para cada Zona o, cuando éste no se fije, por la aplicación directa del resto de las condiciones máximas de la normativa, es decir, fondo edificable, superficie ocupada, altura, etc. En su determinación se incluirá la superficie de los cuerpos volados, cuando se permiten, computada al 100% si están cerrados por tres de sus lados y al 50% en el resto de los casos. No se incluye la superficie edificada bajo rasante, es decir, la construida en aquellas plantas, sótanos y semi-sótanos, cuya cota de techo se sitúa a una altura máxima de 1.20 m respecto de la rasante de acera o del terreno en contacto con la edificación, medido en cualquier punto de su perímetro.

4. En las zonas de vivienda colectiva no se computarán a efectos de edificabilidad los soportales, pasajes y plantas bajas diáfanas libres al acceso público.

Artículo 135.—Altura máxima de la edificación

1. Altura Máxima de la Edificación es la distancia vertical medida desde la rasante de la acera o del terreno en contacto con la edificación, a la cara inferior del forjado que forma el techo de la última planta, medida en el punto medio de la fachada. Si la rasante tuviese pendiente se fraccionará la construcción en las partes que se estime conveniente o se establezca en la correspondiente Ordenanza, midiéndose la altura en la mitad de cada fracción. También se mide por el número de plantas que tiene la edificación por encima de la rasante, es decir, todas las construibles incluida la planta baja.

2. Por encima de la altura máxima solo se podrán elevar torreones de ascensor o de escaleras, petos de terraza y elementos técnicos de las instalaciones del edificio, con la condición de que todos sus puntos queden por debajo de un plano inclinado 45 grados, que se apoya en la arista superior del forjado de techo de la última planta.

Artículo 136.—Altura libre de plantas

1. Altura Libre de Plantas es la distancia entre la cara superior del pavimento y la inferior del techo de la planta correspondiente.

Artículo 137.—Edificación de parcela

1. Edificación de Parcela es toda construcción fija o desmontable, provisional o definitiva, sujeta a licencia municipal, que se ejecute en la parcela. Se divide en dos tipos: edificación principal y secundaria o auxiliar, pudiéndose éstas a su vez subdividirse en edificación sobre rasante o bajo rasante.

2. La Edificación Principal, es la comprendida entre las alineaciones exteriores o de calle, las alineaciones interiores y el resto de los linderos de la parcela no sujetos a alguna alineación o retranqueo.

3. La Edificación Secundaria o Auxiliar, es la que ocupa parcialmente la superficie libre de la parcela, cuando esta ocupación viene autorizada por la Ordenanza de Zona correspondiente. Su altura no superará en ningún punto los 3 metros, respecto a la rasante del terreno tomada como referencia para la medición de la altura de la edificación principal.

Artículo 138.—Edificación abierta

1. Edificación Abierta es la edificación en bloques aislados o pareados, con o sin patios cerrados, que quedarán separados por espacios libres ajardinados.

Artículo 139.—Edificación agrupada o pareada

1. Se denomina Edificación Agrupada a la situada en la parcela independiente, en contigüidad con otra edificación, y Pareada cuando la agrupación está formada únicamente por dos edificios.

Artículo 140.—Edificación exenta

1. Edificación Exenta es una edificación aislada con tratamiento o carácter singular.

Artículo 141.—Edificación de uso exclusivo

1. Edificación de Uso Exclusivo es aquella en la que todos sus locales están destinados a actividades comprendidas en el mismo uso.

Artículo 142.—Balcones, terrazas, miradores y cuerpos cerrados volados

1. Constituyen vuelos sobre la línea de edificación, a partir de la planta primera.

a) Los Balcones están formados por los vuelos, no cerrados por ninguno de sus lados, de los forjados a partir de la planta primera.

b) Las Terrazas son los vuelos o retranqueos respecto a la alineación exterior, no cerrados por más de tres de sus lados.

c) Los Miradores son los vuelos acristalados en toda su altura y perímetro.

d) Los Cuerpos Cerrados Volados son aquellos cuerpos de la edificación proyectados, total o parcialmente, fuera de la implantación del edificio.

Artículo 143.—Toldos, marquesinas, cornisas y salientes

1. Son los elementos constructivos que, sobresaliendo de la alineación exterior, sirven tanto para proteger de los elementos naturales como para realzar y significar accesos, huecos o impostas de fachadas, atraer la atención o proporcionar seguridad.

SECCIÓN 2. CONDICIONES HIGIÉNICAS, DE SEGURIDAD Y CALIDAD AMBIENTAL

Artículo 144.—Condiciones generales

1. Con objeto de regular la convivencia ciudadana y evitar molestias recíprocas entre el vecindario, y con independencia de lo ya expuesto anteriormente, quedan sometidos al acto de solicitud de licencia todas aquellas actividades sobre las que se presuma una eventual repercusión sobre terceros. Se incluye en esta obligación la instalación de climatizadores de aire, chimeneas de ventilación, actividades que produzcan ruidos, olores y vibraciones. A este respecto será de aplicación el Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas1 (RAMINP) y sus instrucciones complementarias2.

2. El Ayuntamiento mediante la aprobación de Ordenanzas específicas podrá desarrollar o modificar las condiciones señaladas en esta Sección de las Normas, debiéndose, no obstante, atender a cualquier norma o disposición de rango superior.

_________________________________________________

1 Decreto 2414/1961, de 30 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas (BOE núm. 292, de 7 de diciembre de 1961; correcciones en BOE núm. 57, de 7 de marzo de 1962).

2 Orden de 15 de marzo de 1963 del Ministerio de Gobernación, por la que se aprueba una Instrucción que dicta Normas Complementarias para la Aplicación del Reglamento de Actividades Moletas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas (BOE núm. 79, de 2 de abril de 1963).

Artículo 145.—Contaminación atmosférica

1. Los titulares de focos emisores de contaminantes a la atmósfera, especialmente de instalaciones industriales, generadores de calor y vehículos de motor están obligados, de acuerdo con la Ley 38/19723, a no sobrepasar los niveles de emisión que se establecen en el Decreto 833/19754.

Artículo 146.—Protección contra incendios

1. Será de aplicación la Norma Básica de la Edificación NBE-CPI-96: Condiciones de Protección de Incendios.

Artículo 147.—Aislamientos

1. Serán de aplicación las Normas Básicas de la Edificación NBE.CT-79: Condiciones térmicas y NBE.CA-88: Condiciones acústicas.

Artículo 148.—Niveles sonoros

1. En el Ambiente Exterior. Con excepción de los procedentes del tráfico, los ruidos producidos no rebasarán el nivel sonoro máximo de 55 dBA, de 7 a 22 horas, y de 45 dBA, entre las 22 y las 7 horas.

2. En el Ambiente Interior. El nivel sonoro máximo en el interior de las viviendas colindantes al local o actividad donde se genere el ruido no será superior a 30 dBA, de 7 a 22 horas, y de 28 dBA, entre las 22 y las 7 horas. Las actividades musicales privadas a desarrollar por profesionales o estudiantes de música en sus domicilios no podrá realizarse entre las 22 y las 8 horas y su duración no podrá exceder de dos horas diarias en el caso de que el nivel sonoro transmitido a colindantes sea superior a 30 dBA, no pudiendo superar en ningún caso los 45 dBA.

3. En cuanto a los ruidos procedentes del tráfico de vehículos, se cumplirán las condiciones y limitaciones establecidas en el Decreto 1439/19725.

Artículo 149.—Vibraciones

1. Los proyectos de aislamiento acústico y de vibraciones cumplirán las normas señaladas en el Decreto 99/1985 del Principado de Asturias6.

2. Sin perjuicio de lo establecido en las Normas señaladas en el apartado anterior, los valores máximos tolerables de vibraciones serán:

a) En la zona de máxima proximidad al elemento generador de vibraciones: 30 Pals.

b) En el límite del recinto en el que se encuentre ubicado el generador de vibraciones: 17 Pals.

c) Fuera de aquellos locales y en la vía pública: 5 Pals.

Artículo 150.—Vertidos

1. A los efectos del control de vertido de aguas residuales a cauces públicos e instalaciones de evacuación y depuración regirá lo dispuesto en el Capítulo 1 de este Título referido a las Condiciones Generales de la Urbanización.

SECCIÓN 3. CONDICIONES GENERALES DE COMPOSICIÓN Y ESTÉTICAS

Artículo 151.—Competencia

1. El artículo 3 del texto refundido de la Ley del Suelo de 19767 (TRLS76), en su apartado 1k, reconoce como una de las facultades de la competencia urbanística concerniente al planeamiento, la de orientar la composición arquitectónica de las edificaciones y regular, en los casos que fuera necesario, sus características estéticas.

2.Por lo tanto, el fomento y defensa del conjunto estético corresponde al Ayuntamiento que, a través de las Ordenanzas de las presentes Normas, y en virtud de lo dispuesto en los Artículos 73 del TRLS76 y 98 del Reglamento de Planeamiento8 (RP), regula las características estéticas de las edificaciones, y ello en base a que la conservación de un medio ambiente urbano de calidad no ha de ser privilegio de determinadas áreas con valores histórico-artísticos preexistentes, sino que puede constituir una aspiración legítima de cualquier espacio en el que se desarrolle una actividad humana. Consiguientemente, el Ayuntamiento podrá denegar o condicionar las licencias de obras, instalaciones o actividades que resulten inconvenientes o antiestéticas, pudiéndose referir las condiciones que se impongan tanto al uso y dimensión del edificio, como a la composición y materiales a emplear y a los detalles de todos los elementos, en forma, calidad y color.

_________________________________________________

3 Ley 38/1972, de 22 de diciembre, de Protección del Ambiente Atmosférico (BOE núm. 309, de 26 de diciembre de 1972).

4 Decreto 833/1975, de 6 de febrero, por el que se desarrolla la Ley 38/1972, de 22 de diciembre, de Protección del Ambiente Atmosférico (BOE núm. 96, de 22 de abril, de 1975; correcciones en BOE núm. 137, de 9 de junio).

5 Decreto 1439/1972, de 25 de mayo, sobre homologación de automóviles respecto al ruido (BOE núm. 138, de 9 de junio de 1972).

6 Decreto 99/1985, de 17 de octubre, por el que se aprueban las Normas sobre condiciones técnicas de los proyectos de aislamiento acústico y de vibraciones.

7 Real Decreto 1346/1976, de 9 de abril, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley sobre Régimen del Suelo y Ordenación Urbana (BOE núm. 144 y 145, de 16 y 17 de junio de 1976).

8 Real Decreto 2159/1978, de 23 de junio, por el que se aprueba el Reglamento de Planeamiento para el desarrollo y aplicación de la Ley sobre Régimen del Suelo y Ordenación Urbana (BOE núm. 221 y 222, de 15 y 16 de septiembre de 1978).

3. Las condiciones generales estéticas se definen con la suficiente precisión como para que la concesión de una licencia no quede sometida a la discrecionalidad que es ajena al acto reglado; no obstante, y para evitar una rigidez en la aplicación de la Ordenanza que, por otro lado podría dar lugar a respuestas miméticas, impidiendo aportaciones arquitectónicas de especial calidad, las Ordenanzas estéticas se aplicarán como criterio orientador salvo cuando se refieran a prohibiciones taxativas, que tendrán, entonces, carácter vinculante.

4.Sin perjuicio de lo especificado en el Capítulo 6 del Título I de estas Normas, que se refiere a la Protección del Patrimonio Cultural, y el Capítulo 2 del Título III, dedicado a las Condiciones Particulares de cada Zona de Ordenanza, se establecen las condiciones generales de composición y estéticas que se señalan en los Artículos siguientes.

Artículo 152.—Condiciones generales de composición

1. Con carácter general las edificaciones de nueva planta y las resultantes de transformaciones de uso, reformas, etc, deberán responder en su diseño y composición a las características dominantes en la zona de su emplazamiento, armonizando con estas sin que ello suponga la repetición mimética ya citada. Estas características se refieren a la tipología, longitud de fachadas, altura de plantas, modulación de huecos, relación entre las dimensiones de los huecos y las de los macizos que los separan, materiales y color de los revestimientos de fachadas, cuerpos salientes etc.

2. Los materiales se utilizarán en su auténtica expresividad sin falseamientos.

Artículo 153.—Paramentos exteriores

1. Todos los paramentos exteriores de una edificación deberán tratarse con suficiente nivel de calidad. Las medianerías entre distintas edificaciones deberán tratarse de igual forma que las fachadas exteriores, cuando a criterio de los Servicios Técnicos Municipales se prevea que permanecerán al descubierto durante un largo período de tiempo. Las medianerías resultantes de la distinta altura entre edificios colindantes se tratarán de igual forma.

Artículo 154.—Balcones, terrazas, miradores y cuerpos cerrados volados

1. Queda prohibida su construcción en planta baja y en edificios con frente a calle de ancho inferior a 6 m

2. Su altura mínima sobre la rasante del terreno deberá ser superior a 3.40 m

3. Cuando su autorización quede expresamente señalada en las Ordenanzas particulares de cada Zona, su construcción deberá cumplir las siguientes condiciones:

a) Todos ellos tendrán una separación mínima a los linderos laterales de la finca de 0.70 m, y nunca inferior a su vuelo.

b) Vuelo máximo:

Ancho calle >6 m

Ancho calle >10 m

De los balcones

0.40 m

0.70 m

De las terrazas

0.80 m

1.20 m

De los miradores

0.80 m

1.00 m

c) En ningún caso podrán rebasar la mitad del ancho de la acera sobre la que se proyectan.

d) Los cuerpos cerrados volados, cuando rebasen la alineación de fachada cumplirán las mismas condiciones que las terrazas.

e) La profundidad máxima de las terrazas será de 2.00 m, a contar desde la línea exterior de la fachada o del vuelo del balcón o terraza, si existiera.

f) En los balcones, las protecciones no serán macizas, realizándose según el tipo tradicional de barrotes de madera o metálicos verticales, o antepechos metálicos calados.

g) En los miradores, no se autoriza la incorporación de persianas enrollables en sus cierres perimetrales. Si fuera necesario el oscurecimiento deberá resolverse mediante contraventanas o fraileros interiores, o bien situando cualquiera de los citados sobre el paramento de fachada.

h) En ningún caso se autoriza el vuelo del forjado en todo su espesor, debiendo presentar éste un canto máximo de 15 cm.

i) La longitud total de los cuerpos volados no superará el 50% de la suma de la longitud de cada planta en que el vuelo esté autorizado, es decir, excluida la planta baja. Dichos cuerpos volados podrán distribuirse sobre la superficie de la fachada según mejor convenga a efectos de su composición.

Artículo 155.—Toldos, marquesinas, cornisas y salientes

1. Son los elementos constructivos que, sobresaliendo de la alineación exterior, sirven tanto para proteger de los elementos naturales como para realzar y significar accesos, huecos o impostas de fachadas, atraer la atención o proporcionar seguridad.

Deberán en cualquier caso respetar el arbolado y otros elementos del mobiliario urbano.

2. Toldos. En cualquier punto la altura libre mínima sobre la rasante de la acera será de 2.50 m, pudiéndose admitir elementos colgantes no rígidos de los mismos, que dejen libre una altura mínima de 2.30 m. El saliente máximo será inferior en 0.50 m al ancho de la acera.

3. Marquesinas. En cualquier punto la altura libre mínima sobre la rasante de la acera será de 2.75 m y su saliente máximo será inferior en 0.50 m al ancho de la acera y no superior a 2.00 m. Cuando las marquesinas vuelen más de 1.00 m, deberán verter las aguas pluviales hacia el interior del edificio, no admitiéndose el vertido directo sobre la acera. No se autoriza su construcción sobre edificios sujetos a conservación en cualquiera de sus grados.

4. Cornisas y Aleros. El saliente máximo de una cornisa respecto de la alineación oficial no podrá superar los 40 cm en calles de menos de 6 m y 70 cm en calles de más de 6 m. En cualquier caso se permitirá sobresalir un máximo de 20 cm sobre los miradores. Las cornisas y aleros se construirán en prolongación del último forjado y/o apoyados sobre él, sin recrecidos verticales de las fachadas exteriores por encima del nivel del citado forjado.

5. Otros Salientes. Se autorizan elementos salientes en planta baja tales como zócalos, rejas y otros elementos de seguridad, siempre que no sobresalgan más de 10 cm de la línea de fachada.

Artículo 156.—Cubiertas

1. La cubrición de los edificios se realizará con faldones inclinados cuyo encuentro entre sí se resolverá mediante caballetes horizontales o limas, pero en ningún caso mediante paramentos verticales. Solamente se autorizará el empleo de cubiertas planas para la cubrición de aquellos cuerpos de edificación en planta baja no coincidentes con la ocupación de las plantas superiores o cuando así lo establezcan las Ordenanzas particulares de cada Zona.

2. La pendiente de cubierta estará comprendida entre el 30% y el 60%, integrando sin excesivas rupturas elementos como casetas de ascensor, escaleras y otros elementos técnicos de las instalaciones del edificio, que en cualquier caso deberán quedar inscritos dentro del plano de 45.º de inclinación, trazado a partir de la arista superior del forjado de cubierta de la última planta.

3. Ningún faldón de cubierta superará en su cumbrera la altura de 4.50 m, medidos respecto del nivel superior del forjado de la última planta. Esta será asimismo la altura máxima de los elementos técnicos o casetones que emerjan por encima de las cubiertas planas.

4. En edificaciones de nueva planta se autorizará el empleo de materiales que presenten texturas y entonaciones similares a las de la pizarra. En edificaciones tradicionales sometidas a obras de restauración, reforma o ampliación se empleará exclusivamente la pizarra.

Artículo 157.—Elementos de iluminación y/o ventilación en cubiertas

1. Por encima de la altura máxima no se permitirán otras construcciones que las destinadas a acoger instalaciones propias del edificio o trasteros. Cuando así lo establezcan las Ordenanzas particulares de cada Zona, podrá autorizarse el uso de vivienda en el espacio resultante bajo cubierta.

2. La iluminación y ventilación de los cuartos trasteros deberá realizarse a través de lucernarios practicados sobre el mismo plano inclinado de la cubierta.

3. En el caso de utilización como vivienda, se autoriza además de lucernarios, la construcción de buhardas, es decir, elementos sobresalientes de los planos inclinados de cubierta, que disponen de huecos verticales de iluminación y ventilación. Estos elementos deberán cumplir las siguientes condiciones:

a) Su frente vertical se retranqueará un mínimo de 2 m respecto del vuelo exterior de la cornisa o alero, y su altura no será superior a 1.50 m medida desde la intersección con el faldón de la cubierta. La longitud máxima del frente será de 2 m

b) La separación mínima entre buhardas será de 2.50 m y la suma de sus frentes hacia una misma fachada no podrá superar el 30% de la longitud de esta.

Artículo 158.—Publicidad en los edificios

1. Todo elemento publicitario situado fuera del espacio comercial definido por los huecos, escaparates o vitrinas de la planta baja de los edificios, estará sujeto a la concesión previa de licencia municipal.

2. Los anuncios o muestras luminosos sólo se autorizarán en planta baja. No podrán sobresalir del plano de fachada, más de 0.50 m. Cuando la Ordenanza de la Zona autorice la construcción de marquesinas, podrán colocarse sobre ellas los rótulos comerciales.

3. Deberán respetar el carácter del edificio en el que se instalen y el ambiente de la zona, empleando para ello formas y materiales adecuados tanto por su composición, textura o color.

4. Queda prohibida su instalación en plantas superiores o cubiertas, excepto en edificios industriales, exclusivos comerciales o de espectáculos, pudiendo en estos casos cubrir toda su coronación con una altura no superior a 0.80 m

5. Sobre los edificios catalogados para su conservación, se prohibe la instalación de rótulos luminosos, admitiéndose el empleo de rótulos opacos o de letras recortadas, iluminados exteriormente.

Artículo 159.—Tendidos aéreos

1. No se autorizan los tendidos aéreos en la red viaria, salvo casos excepcionales justificados por la complejidad de la instalación, que requerirán la autorización previa municipal. La instalación de los distintos servicios públicos, suministro de energía eléctrica a las edificaciones, alumbrado público, telefonía, etc., se hará mediante canalizaciones subterráneas.

Artículo 160.—Accesibilidad y supresión de barreras

1. Todas las obras de nueva edificación que se desarrollen, así como las que supongan modificación sustancial de lo existente, deberán atender a lo dispuesto en la Ley 5/1995 de Promoción de la Accesibilidad y Supresión de Barreras del Principado de Asturias9.

Artículo 160bis.—Servidumbres de luces y vistas

1. Para la servidumbre de luces y vistas que afecten a edificaciones colindantes será de aplicación lo establecido en los Artículos 580 y siguientes del Código Civil vigente.

SECCIÓN 4. TRATAMIENTO DE SOLARES Y PARCELAS

Artículo 161.—Movimiento de tierras

1. La adaptación de las edificaciones a la topografía del terreno puede suponer la realización de movimientos de tierras que deberán cumplir los siguientes condicionantes:

a) Se respetarán los niveles del terreno entre linderos con otras parcelas, excepto que se actúe de común acuerdo. Los taludes de transición entre el nivel del terreno en otras parcelas y el de la propia no podrán realizarse con pendientes superiores a 30.º, y, en todo caso, se resolverá en terreno propio la circulación de aguas superficiales procedentes de la lluvia, si el movimiento de tierras alterara el régimen existente de circulación de esas aguas.

b) Ningún desmonte o terraplén tendrá una altura superior a 3 m

c) Si fueran necesarias dimensiones superiores, deberán establecerse soluciones escalonadas, con desniveles no superiores a 2 m y las pendientes que la morfología del terreno requiera para su natural consolidación, que en ningún caso serán superiores al 100%.

Artículo 162.—Cerramiento de parcelas

1. Los cerramientos de parcela de nueva construcción, de fábricas vistas o para revestir, no superarán la altura de 1 m, completándose el resto de su altura con plantaciones vegetales. El empleo de elementos prefabricados de hormigón visto deberá justificarse en base a la calidad de acabado y diseño de los mismos.

Artículo 163.—Plantaciones

1. Será obligatoria la plantación de árboles, arbustos o plantas tapizantes, de especies y porte adecuado, que contribuyan a la ocultación de todo tipo de muros de contención de tierras, realizados simultáneamente con la nueva edificación o existentes previamente en la parcela.

Dichas plantaciones se realizarán tanto en la base como en la coronación del muro. Cuando se hayan de realizar por la cara exterior del cerramiento de la parcela, en su frente al viario público, dicho cerramiento se retranqueará adicionalmente 50 cm para permitir la plantación sin perjuicio del retranqueo mínimo establecido.

Artículo 163bis.—Regularización de límites

1. Cuando el solar o parcela sobre el que se pretende edificar tenga un límite con otro aún sin edificar que forme un ángulo superior de 30.º respecto a una línea perpendicular a la alineación de fachada, será obligatoria, previamente a la edificación, la regularización de linderos que resuelva dicha circunstancia.

Capítulo 3. Condiciones generales de uso

SECCIÓN 1. USOS DEL SUELO

Artículo 164.—Usos característicos, posibles o compatibles y prohibidos

1. En todos los ámbitos en los que no está prohibida la coexistencia de dos o más usos de los que más adelante se definen, estos se calificarán de característicos, posibles o prohibidos según lo que se establece en los apartados siguientes:

a) Usos Característicos son los que predominan sobre los demás cualitativa y cuantitativamente constituyendo la característica del ámbito para el que se definen.

b) Usos Posibles son los que resultan admisibles en el ámbito considerado en las proporciones señaladas y nunca en proporción superior al Uso Característico, por no plantear problemas cualitativos de incompatibilidad con respecto a aquel.

c) Usos Prohibidos son los que no son compatibles con los Usos Característicos en el ámbito considerado.

Artículo 165.—Niveles de desagregación de usos

1. A efectos de establecer la correspondiente normativa de usos del suelo, estos se desagregan en los niveles que se definen en los apartados siguientes:

_________________________________________________

3 Ley 5/1995, de 6 de abril, de Promoción de la Accesibilidad y Supresión de Barreras (BOPA núm. 89, de 19 de abril de 1995).

a) Usos Globales son los que caracterizan los sectores o unidades de planeamiento de orden general, incluyendo por lo tanto mezclas diversas de usos públicos y privados que deben pormenorizarse en el proceso de desarrollo urbano, definidos a nivel de normas urbanísticas generales.

b) Usos Pormenorizados son los que definen el uso de los terrenos o edificios concretos propios del nivel de Ordenanzas.

2. Los Usos Globales contienen varios Usos Pormenorizados. Tanto unos como otros se caracterizan a través de las especificaciones relativas a los distintos tipos de usos que los componen definidos anteriormente.

3. Las presentes Normas establecen los Usos Globales y los Pormenorizados del Suelo Urbano.

Artículo 166.—Usos globales

1. Los Usos Globales que se consideran en las presentes Normas son los siguientes:

a) Residencial, en el cual la vivienda es el Uso Característico acompañado del equipamiento correspondiente a la unidad urbanística.

b) Industrial, en el cual la industria es el Uso Característico.

c) Terciario, que incluye usos de oficina, comercial y equipamientos privados.

d) Especial, en el que el Uso Característico es el correspondiente a las instituciones, equipamientos y servicios urbanos de abastecimiento, comunicaciones, etc.

e) Libre, caracterizado por la escasez o ausencia de edificaciones y que engloba parques, jardines, instalaciones deportivas, calles, etc.

Artículo 167.—Usos pormenorizados

1. A efectos de la definición más precisa de las características de usos de las diferentes Zonas, los Usos Globales antes relacionados se subdividen en los siguientes Usos Pormenorizados.

a) Uso de vivienda

b) Uso de oficina

c) Uso de garaje-aparcamiento

d) Uso de industria

e) Uso hotelero

f) Uso sociocultural y de espectáculos

g) Uso de reunión y recreo

h) Uso educativo

i) Uso deportivo

j) Uso sanitario-asistencial

k) Uso religioso

SECCIÓN 2. USO DE VIVIENDA

Artículo 168.—Definición

1. Corresponden a este uso los edificios o parte de un edificio destinado a residencia familiar.

Artículo 169.—Categorías

a) Categoría 1.ª: Vivienda unifamiliar, cuando está situada en parcela independiente, en edificio aislado, o agrupado a otros, pero con acceso independiente y exclusivo desde la vía pública

b) Categoría 2.ª: Vivienda multifamiliar o colectiva, cuando las viviendas se agrupan sobre accesos comunes

Artículo 170.—Condiciones de los edificios de vivienda

1. A los proyectos y construcciones de edificios de nueva planta destinados a viviendas, tanto libres como de protección oficial, así como a los proyectos de rehabilitación les será de aplicación el Decreto 39/1998 del Principado de Asturias1.

2. Asimismo, será de aplicación cualquier otra normativa estatal o regional vigente en el momento de la aprobación de estas Normas, o promulgada durante la vigencia de las mismas.

_________________________________________________

1 Decreto 39/1998, de 25 de junio, por el que se aprueban las normas de diseño en edificios destinados a viviendas (BOPA núm. 164, de 16 de julio de 1998).

Artículo 171.—Dotación de aparcamiento

1. Se establecerán 1.5 plazas de aparcamiento por vivienda de nueva planta, redondeando la fracción al entero superior. Dichas plazas deberán estar en el mismo edificio o en otro situado a menos de 300 m de la vivienda, para lo que se hará constar en el Registro de la Propiedad la vinculación en proindiviso que afecta al edificio o a la vivienda respecto de las plazas que tiene asignadas, exigiendo el Ayuntamiento la acreditación de la inscripción en el Registro mencionado, como requisito imprescindible para la concesión de la licencia de primera ocupación de la edificación.

2. El Ayuntamiento podrá no exigir el cumplimiento de las condiciones señaladas en el apartado anterior, cuando se trate de edificios de menos de 500 m².

SECCIÓN 3. USO COMERCIAL

Artículo 172.—Definición

1. Es el que corresponde a locales de servicio al público destinado a la compra-venta al pormenor o permuta de mercancías, comprendidas en las siguientes agrupaciones, relacionadas de acuerdo con la Clasificación Nacional de Actividades Económicas2 (CNAE).

a) Alimentación

b) Vestido, calzado y tocado

c) Mobiliario, artículos de Viaje y guarnicionería

d) Droguería, perfumería, limpieza, productos químicos farmacéuticos y combustibles

e) Maquinaria, productos metálicos y material de saneamiento.

f) Papel y artes gráficas, material de oficinas, lotería

g) Aparatos e instrumentos sanitarios, científicos de música

h) Varios (de regalo, efectos navales, etc.)

Artículo 173.—Categorías

a) Categoría 1.ª: Locales comerciales de menos de 250 m².

b) Categoría 2.ª: Locales comerciales de 250 a 500 m².

c) Categoría 3.ª: Locales comerciales de 500 a 1500 m².

d) Categoría 4.ª: Agrupaciones de locales comerciales en pasajes, galerías o mercados con una superficie total inferior a 2000 m².

e) Categoría 5.ª: Locales industriales o de almacenamiento con venta mayorista o venta directa de la manufactura producida o almacenada en los mismos locales.

f) Categoría 6.ª: Mercados públicos.

Artículo 174.—Situaciones

a) Situación 1.ª: Planta baja de edificios de viviendas.

b) Situación 2.ª: Edificios de usos distintos al de vivienda.

c) Situación 3.ª: Edificios exclusivos.

Artículo 175.—Condiciones de los edificios y locales comerciales

1. Los locales de uso comercial, además de la legislación vigente, incluidos los índices actualizados de medidas correctoras de más frecuente uso de la Subcomisión de Colaboración del Estado con las Corporaciones Locales, en cuanto le fuera de aplicación, cumplirán las condiciones recogidas en los siguientes apartados:

a) En locales que únicamente dispongan de acceso a través de calles peatonales o rodadas de menos de 6 m de ancho, solamente se admite el Uso Comercial en Categoría 1.ª

b) Los edificios de la Categoría 6.ª, Mercados públicos, serán objeto de construcción o concesión por parte del Ayuntamiento.

c) La zona destinada al público no podrá situarse en edificación bajo rasante, tener una superficie menor de 6 m², ni comunicación directa con ninguna vivienda, salvo en las excepciones previstas en estas Ordenanzas.

d) En el caso de que en el edificio exista uso de viviendas, éstas deberán disponer de acceso y escaleras independientes de los locales comerciales de la planta baja, o de plantas superiores si se autorizase el uso comercial en ellas.

________________________________________________

2 Real Decreto 1560/1992, de 18 de diciembre, por el que se aprueba la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (BOE núm. 306, de 22 de diciembre de 1992).

e) Salvo casos excepcionales que puedan ser apreciados como tales por los Servicios Técnicos Municipales, los locales comerciales y sus almacenes no podrán comunicarse con las viviendas, cajas de escalera ni portal si no es a través de un espacio intermedio con puerta de salida inalterable al fuego.

f) En edificios de nueva construcción, los almacenes y locales de servicio que se establezcan en edificación bajo rasante no podrán ser accesibles al público, ni independientes del local inmediatamente superior, estando unidos entre sí por escaleras, no computando su volumen a efectos del cálculo de la edificabilidad. Su altura libre mínima será de 2.50 metros.

g) Los comercios que se establezcan en planta baja o planta baja y primera tendrán su acceso directo por la vía pública y su altura libre mínima será de 3m en cualesquiera de las plantas en las que se realice actividad comercial. No obstante, el Ayuntamiento podrá considerar situaciones de menos altura derivadas de la conservación de edificios y conjuntos protegidos. Se autorizan entreplantas que no podrán utilizar más del 50% de la superficie de la planta del local coincidente con la ocupación del resto de las plantas de la edificación. La altura libre por encima de la entreplanta no deberá ser inferior a 2.50 m, ni a 3 m por debajo.

h) El ancho mínimo de las escaleras interiores de los locales comerciales será de 1 m para la Categoría 1.ª, y de 1.30 m para el resto.

i) Los locales comerciales dispondrán de los siguientes cuartos de aseo mínimos:

— Por cada 200 m² o fracción, un inodoro y un lavabo, con ventilación. A partir de 200 m² y/o 10 empleados, se instalarán con independencia para hombres y mujeres, disponiendo de una zona que los separe del espacio propiamente comercial.

— Para el comercio encuadrado en la Rúbrica 648 del CNAE (supermercados, mercados, almacenes, galería de alimentación), se permitirá concentrar los servicios en una única unidad de superficie equivalente a la suma de los servicios individuales de cada uno de ellos.

— Los cuartos de aseo no tendrán comunicación directa con el local de venta ni vía pública.

j) Por cada 75 m² de local, se dispondrá una chimenea de ventilación estática cuya sección mínima será de 400 cm², lo que habrá de tenerse en cuenta en el diseño del edificio cuyos bajos se destinen a locales comerciales.

k) La luz y ventilación de los locales comerciales podrá ser natural o artificial.

l) Los locales comerciales del ramo de la alimentación, por su peculiar naturaleza, podrán ser objeto de una normativa municipal específica que, en cualquier caso, observará como mínimo las prescripciones contenidas en las presentes Normas.

m) Los usos comerciales existentes en primitivos edificios de viviendas y que fueran disconformes con las presentes Normas, por cualquier motivo (uso, calificación del suelo, etc.), se mantendrán con carácter transitorio en tanto no sufran cambio de uso.

Artículo 176.—Dotación de aparcamiento

1. Los locales de la Categoría 4.ª, dispondrán de una plaza de aparcamiento por cada 50 m² de superficie cubierta de venta accesible al público.

SECCIÓN 4. USO DE OFICINAS

Artículo 177.—Definición

1. Se incluyen en este uso los edificios o locales en los que predominan las actividades burocráticas de carácter público o privado, los de banca y los que se destinan a alojar despachos profesionales de cualquier clase.

Artículo 178.—Categorías

a) Categoría 1.ª: Oficinas profesionales de menos de 250 m².

b) Categoría 2.ª: Locales de oficina de 250 a 500 m².

c) Categoría 3.ª: Locales de oficina de más de 500 m².

Artículo 179.—Situaciones

a) Situación 1.ª: Anexo a la vivienda

b) Situación 2.ª: Cualquier planta de edificio con uso de vivienda.

c) Situación 3.ª: Planta baja y primera de edificios de vivienda.

d) Situación 4.ª: Edificios de uso distinto del de vivienda.

e) Situación 5.ª: Edificios exclusivos.

Artículo 180.—Condiciones de los edificios y locales de oficina

1. Los locales con uso de oficinas, además de la legislación vigente en cuanto le fuera de aplicación cumplirán las condiciones que se señalan a continuación:

a) Cuando se prevea un acceso de público superior a las 50 personas/día, la zona destinada al público tendrá una superficie mínima de 8 m² y no podrá tener, con las excepciones marcadas en las presentes Ordenanzas, comunicación directa con ninguna vivienda.

b) En el caso de que en el edificio exista uso de vivienda, los locales de oficina de la Categoría 3.ª, deberán disponer de acceso directo desde la vía pública o independiente del de dichas viviendas.

c) La altura libre mínima de los locales de oficina será de 2.50 m En el caso de existir sótano, la altura libre mínima será de 2.50 m, debiendo estar necesariamente ligado a la actividad de la planta baja del edificio y sólo para uso de almacén y aseos, no computando su volumen a efectos del cálculo de la edificabilidad.

d) El ancho mínimo de las escaleras interiores de los locales de oficinas será de 1 m para las Categorías 1.ª y 2.ª y de 1.20 m para el resto.

e) Los locales de oficinas dispondrán de los siguientes cuartos de aseo mínimos:

— Por cada 100 m² o fracción, un inodoro y un lavabo. A partir de 100 m², se instalarán con independencia para hombres y mujeres.

— Las cabinas de los inodoros no podrán tener comunicación directa con el espacio de trabajo.

— Para las oficinas encuadradas en la Rúbrica 648 del CNAE, se permitirá concentrar los servicios en una única unidad de superficie equivalente a la suma de los servicios individuales de cada uno de ellos.

f) Los usos de oficinas existentes en primitivos edificios de viviendas, disconformes con las presentes Normas por cualquier motivo (uso, calificación del suelo, etc), se mantendrán con carácter transitorio en tanto no sufran cambio de titularidad. No se permitirán ampliaciones de los usos actuales que excedan la superficie máxima establecida.

g) Para el resto de las condiciones no reguladas específicamente, se cumplirá lo establecido en la normativa de aplicación para las viviendas.

Artículo 181.—Dotación de aparcamiento

1. Los locales de oficina dispondrán de una plaza de aparcamiento por cada 50 m² construidos. No obstante, se consideran excluidos de esta obligación aquellos locales de superficie igual o inferior a los 250 m². Dichas plazas podrán estar en el mismo edificio o en espacios libres de edificación situados a menos de 100 m de los locales

SECCIÓN 5. USO DE GARAJE-APARCAMIENTO

SUBSECCIÓN 5A. DEFINICIÓN Y CLASIFICACIÓN

Artículo 182.—Definición

1. Se denomina garaje-aparcamiento a todo espacio destinado a la estancia de vehículos a motor, incluyéndose en este uso los locales de paso, espera, así como los depósitos de venta de vehículos.

Artículo 183.—Categorías

a) Categoría 1.ª: Anexo a vivienda unifamiliar (sótano o planta baja), para uso exclusivo de la misma.

b) Categoría 2.ª: De superficie inferior a 600 m² y hasta 30 plazas.

c) Categoría 3.ª: De 600 a 2000 m² de superficie y hasta 100 plazas.

Artículo 184.—Situaciones

a) Situación 1.ª: anexo a la vivienda.

b) Situación 2.ª: Planta semisótano o sótano de agrupaciones de viviendas unifamiliares.

c) Situación 3.ª: Planta baja, semisótano o sótano de edificios de vivienda colectiva o destinados a otros usos.

d) Situación 4.ª: Espacios libre de edificación.

e) Situación 5.ª: Edificios exclusivos.

SUBSECCIÓN 5B. CONDICIONES DE LOS EDIFICIOS Y LOCALES

Artículo 185.—Acceso de vehículos, vias interiores y plazas de aparcamiento

1. El área de acceso al aparcamiento, vías interiores de circulación y áreas de aparcamiento estarán a lo dispuesto en el artículo 2.3 del Decreto 39/1998.

2. En cualquier caso, el número de plazas no podrá exceder del correspondiente a 20 m² por vehículo, a cuyo fin se señalarán en el pavimento los emplazamientos y pasillos de acceso de vehículos, señalización que figurará en los planos de los proyectos que se presenten al solicitar la concesión de la licencia.

3. Se prohibe el establecimiento de garajes-aparcamiento individuales con vados permanentes para reservar el acceso directo desde la vía pública, inutilizando ésta a efectos de aparcamiento público. Salvo en el caso de viviendas unifamiliares, los accesos con vado permanente sólo serán posibles para el servicio de garajes de al menos 5 plazas.

4. En relación con lo anterior, se autoriza la mancomunidad de garajes-aparcamiento entre distintos propietarios, con el fin de reducir al mínimo el número de accesos. Les serán de aplicación las condiciones que resulten de la capacidad total equivalente.

Artículo 186.—Acceso de peatones

1. Los garajes-apacamiento hasta la Categoría 2.ª (30 plazas) podrán utilizar el portal del inmueble cuando su uso sea exclusivamente para los usuarios del edificio, en cuyo caso el portal tendrá una anchura mínima de 5 m.

2. Para la Categoría 3.ª, será obligatoria la existencia de accesos para peatones separados del acceso de vehículos y con un ancho mínimo de 1 m El número y construcción de estos accesos cumplirá las especificaciones de la Norma CPI-96: Condiciones de protección contra incendios en los edificios.

Artículo 187.—Iluminación y ventilación

1. En lo relativo a condiciones de iluminación, se estará a lo dispuesto en la legislación vigente. El modelo de aparatos y mecanismos eléctricos será tal que quede garantizada su idoneidad frente a la humedad y el fuego. Los locales cerrados dispondrán de bloques autónomos para el alumbrado de emergencia en número suficiente como para señalizar perfectamente los recorridos de evacuación de los locales.

2. Sin perjuicio de lo establecido en el artículo 3.2.5 del Decreto 39/1998, la ventilación, natural o forzada, estará proyectada con suficiente amplitud para impedir la acumulación de vapores o gases nocivos en proporción superior a las cifras que señala el Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas3 (RAMINP), siendo obligatorio, cuando exista ventilación forzada, disponer de un aparato detector de CO por cada 500 m² que, situado en los puntos más desfavorablemente ventilados, accione automáticamente dichas instalaciones.

La ventilación se hará por patios o chimeneas, construidas con elementos resistentes al fuego, que sobrepasarán 1 m la altura máxima permitida por las Ordenanzas Municipales. Dichas instalaciones se alejarán 15 m de cualquier hueco o abertura de las construcciones colindantes y, si desembocan en lugares de uso o acceso al público, tendrán una altura mínima desde la superficie pisable de 2.50 m, debiendo estar protegidas horizontalmente en un radio de 2.50 m.

3. Se entiende por ventilación natural aquella en que existe 1 m² de sección en los huecos o conductos de aireación por cada 200 m² de superficie del local. Se entiende por ventilación forzada, aquel conjunto de elementos que garanticen un barrido completo de los locales, con una capacidad mínima de 6 renovaciones/hora y cuyas bocas de aspiración estén dispuestas de forma que existan cuando menos dos bocas de proyección vertical sobre el suelo por cada uno de los cuadrados de 15 m de lado en que idealmente pueda ser dividido el local. El mando de los extractores se situará en local de fácil acceso.

Artículo 188.—Aseos

1. Los garajes-aparcamientos de la Categoría 3.ª dispondrán de un inodoro con lavabo por cada planta de las que consten.

Artículo 189.—Evacuación de aguas residuales

1. En los locales destinados a garaje será obligatoria la instalación de sumideros sifónicos, así como cámara separadora de grasas. En caso de instalación de bombas, éstas comunicarán con una arqueta de rotura de carga.

Artículo 190.—Protección contra incendios

1. El proyecto estará a lo dispuesto en la NBE-CPI 96: Condiciones de protección contra incendios en los edificios y en las Ordenanzas Municipales.

2. Todos los elementos constructivos serán resistentes al fuego, no pudiendo dejarse elementos metálicos estructurales sin la correspondiente protección ignífuga. Cuando el garaje forme parte de una edificación con otros usos, deberá estar aislado del resto de la edificación o fincas colindantes por paredes y forjados altamente resistentes al fuego y con aislamiento acústico de 50 dB, y estará desprovisto de huecos de comunicación con patios o locales destinados a otros usos. Sólo podrá comunicarse con la escalera o ascensor del inmueble cuando disponga de un vestíbulo de aislamiento con puertas metálicas de cierre automático.

Artículo 191.—Aparcamiento de vehículos industriales

1. En las Categorías 1.ª, 2.ª, 3.ª y 4.ª sólo se permitirá el acceso y estancia de vehículos ligeros hasta 1500 kg.

2. Las condiciones particulares de los aparcamientos de vehículos industriales de mayor capacidad, destinados al transporte de mercancías o de viajeros, estarán reguladas por las Ordenanzas municipales que al respecto se dicten.

Artículo 192.—Actividades complementarias

1. Como anejos a los garajes-aparcamientos se autorizan talleres de reparación de automóviles, siempre que su potencia instalada no sea superior a 3 CV. No obstante, se prohiben las reparaciones ruidosas, especialmente el trabajo de chapista y la prueba de motores, en todas las Situaciones. Para la instalación de dispositivos de carga de baterías se requerirá que el local esté aislado del resto del garaje y disponga de ventilación suficiente.

2. En el interior de los locales de garaje-aparcamiento, se prohibe la instalación de estaciones de lavado y engrase y surtidores de gasolina.

________________________________________________

3 Decreto 2414/1961, de 30 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas (BOE núm. 292, de 7 de diciembre de 1961; correcciones en BOE núm. 57, de 7 de marzo de 1962).

SECCIÓN 6. USO DE INDUSTRIA

SUBSECCIÓN 6A. DEFINICIÓN Y CLASIFICACIÓN

Artículo 193.—Definición

1. Se incluyen en este uso los establecimientos dedicados al conjunto de operaciones que se ejecutan para la obtención y transformación de primeras materias, así como su preparación para posteriores transformaciones, incluido el envasado, transporte y distribución. Se incluyen también los “almacenes” comprendiendo como tales los espacios destinados a la guarda, conservación y distribución de productos naturales, materias primas o artículos manufacturados, sin servicio de venta directa al público.

Artículo 194.—Categorías

a) Categoría 1.ª: Artesanías y pequeñas industrias y talleres no molestos para las viviendas, de menos de 150 m² de superficie y 5 CV de potencia máxima.

b) Categoría 2.ª: Pequeñas industrias y talleres de servicio de entre 150 y 300 m² de superficie y 10 CV de potencia máxima.

c) Categoría 3.ª: Industria incompatible con la vivienda.

d) Categoría 4.ª: Almacén industrial.

Artículo 195.—Situaciones

a) Situación 1.ª: Planta baja de edificios de viviendas o anejos a vivienda unifamiliar.

b) Situación 2.ª: Planta baja de edificios de vivienda colectiva o destinados a otros usos distintos del de vivienda.

c) Situación 3.ª: Naves o edificios independientes.

d) Situación 4.ª: Zonas o polígonos de Uso Característico industrial.

SUBSECCIÓN 6B. CONDICIONES DE LOS EDIFICIOS Y LOCALES

Artículo 196.—Calificación de la actividad

1. Para la clasificación de las actividades como molestas, insalubres, nocivas o peligrosas, se estará a lo dispuesto en el RAMINP con respeto, en todo caso, a las presentes Normas.

Artículo 197.—Longitud máxima de los cuerpos de edificación

1. El frente máximo edificado en naves o edificios independientes será de 80 m, que sólo podrán superarse excepcionalmente por necesidades del proceso de producción.

Artículo 198.—Accesos y aparcamiento

1. Los usos industriales que compartan edificio con otros usos deberán disponer de accesos independientes del de aquellos, cuya escalera común no podrán utilizar para el acceso a la planta primera si estuviera ocupada por uso industrial.

2. Los usos industriales situados en naves o edificios independientes deberán cumplir las siguientes condiciones:

a) Los aparcamientos y operaciones de carga y descarga de mercancías deberán resolverse en el interior del edificio o parcela, para lo cual deberán disponer de una zona de carga y descarga, a la cual tengan acceso todos los locales destinados a almacén o industria y con capacidad suficiente para una plaza de turismo por cada 100 m² de nave, así como una plaza para vehículo industrial por cada 2000 m² de nave (o fracción) y un acceso que permita la entrada o salida de los vehículos sin maniobras sobre la vía pública.

b) Los accesos deberán ubicarse en calles de anchura entre alineaciones no menor de 10 m.

c) El acceso de vehículos industriales será exclusivo e independiente del de personal hasta la línea de fachada.

Artículo 199.—Tratamiento de la parcela

1. Las parcelas en que se sitúen naves o edificios independientes de uso industrial deberán cumplir las siguientes condiciones:

a) Los cerramientos a los linderos se realizarán, preferentemente, con elementos vegetales de baja altura. Cuando sea necesario por motivos de seguridad, se permitirán cerramientos de otro tipo, siempre que no superen los 2 m de altura total, con una base maciza de 0.50 m, siendo el resto visualmente permeable.

b) Se ajardinará la parte de la parcela no ocupada por la edificación u otros elementos propios de la actividad.

Artículo 200.—Iluminación y ventilación

1. Los locales industriales en los que se sitúen puestos de trabajo fijos no podrán ubicarse en plantas sótano o carentes de iluminación natural, debiendo cumplir en cuanto a iluminación y ventilación, las condiciones señaladas para el uso de garaje-aparcamiento en el artículo de estas 187 Normas.

Artículo 201.—Protección contra incendios

1. Cuando por necesidades del proceso de producción se supere el frente máximo edificado que se establece en el artículo 197 de estas Normas, se crearán sectores de incendio estancos cada 80 m, de manera que ante una emergencia se garantice la accesibilidad y no propagación del fuego.

2. Serán de aplicación las medidas de protección contra incendio señaladas para el uso de garaje-aparcamiento en el artículo 190 de estas Normas.

Artículo 202.—Residuos

1. Aquellos residuos líquidos que, por su naturaleza, una vez tratados no sean susceptibles de vertido en la red general de saneamiento, se almacenarán en contenedores cerrados, controlando regularmente el buen estado de los mismos de manera que se garantice su estanqueidad, distinguiéndose entre contenedores de residuos industriales especiales sólido-líquido, y líquidos.

2. No se admitirá la acumulación ni el vertido de residuos, escombros o desechos industriales en los espacios públicos no señalizados para ese fin, ni en los espacios libres de las parcelas. Deberán disponerse contenedores de recogida de residuos sólidos en todas y cada una de las parcelas, con capacidad suficiente para admitir los desechos producidos por cada empresa. Estos contenedores garantizarán la estanqueidad, estando correctamente etiquetados: tipo de residuo, composición, origen, cantidad y fecha, riesgos específicos, incompatibilidad con otros residuos.

Artículo 203.—Actividades en edificios con otros usos

1. En las instalaciones industriales compatibles en mayor o menor grado con otros usos, residenciales o no, que comparten su mismo edificio, se cumplirán las condiciones siguientes:

a) No se realizarán operaciones que precisen la fusión de metales o procesos electrolíticos que puedan desprender gases, vapores, humos, polvo, o vahos, salvo que estos sean recogidos y expulsados al exterior por chimenea de características reglamentarias tras la eliminación de su posible toxicidad.

b) La instalación de maquinaria será tal que no se originen vibraciones ni radiaciones ionizantes que se transmitan al exterior superando los parámetros máximos señalados en los Artículos 148 y 149 de estas Normas.

SECCIÓN 7. USO DE SERVICIOS HOTELEROS

Artículo 204.—Definición

1. Corresponde este uso a edificios, locales o instalaciones abiertos al público, temporalmente o de modo continuado, destinados a proporcionar hospedaje o residencia, mediante precio, a las personas que lo demanden con o sin prestación de otros servicios complementarios.

Artículo 205.—Modalidades

1. Atendiendo a lo dispuesto en la Ley 7/2001 de Turismo del Principado de Asturias4, se establecen las siguiente modalidades:

a) Modalidad 1: Establecimientos hoteleros: hoteles, hoteles-apartamento y pensiones.

b) Modalidad 2: Apartamentos turísticos

c) Modalidad 3: Alojamientos de turismo rural: hoteles rurales, casas de aldea, apartamentos rurales, etc.

d) Modalidad 4: Albergues turísticos.

e) Modalidad 5: Campamentos de turismo.

Artículo 206.—Niveles

1. A efectos de estas Normas, con independencia de otras clasificaciones que establezca la legislación sectorial, se establece la siguiente clasificación:

a) Nivel 1: De hasta 10 dormitorios

b) Nivel 2: De 11 a 30 dormitorios

c) Nivel 3: De más de 30 dormitorios

Artículo 207.—Situaciones

a) Situación 1.ª: Edificios de vivienda.

b) Situación 2.ª: Edificios de otro uso distinto al de vivienda.

c) Situación 3.ª: Edificios independientes.

________________________________________________

4 Ley 7/2001, de 22 de junio, de Turismo, del Principado de Asturias (BOPA núm. 156, de 6 de julio de 2001).

Artículo 208.—Condiciones de los edificios y locales hoteleros

1. Los edificios y locales deberán cumplir las condiciones especificadas para el uso de vivienda y cuantas determine la reglamentación sectorial vigente.

2. Las actividades complementarias se sujetarán a las condiciones que se establezcan para cada uso específico.

Artículo 209.—Dotación de aparcamiento

1. Se establecerá una plaza de aparcamiento por dormitorio o por cada 50 m² construidos o fracción. Dichas plazas podrán estar en el mismo edificio o en espacio libre de edificación de la parcela que se haya vinculado al uso hotelero.

2. Las condiciones señaladas en el apartado anterior no serán exigibles para el Nivel 1.

SECCIÓN 8. USO SOCIO-CULTURAL Y DE ESPECTÁCULOS

Artículo 210.—Definición

1. Corresponde este uso a los locales destinados al desarrollo de actividades socio-culturales de recreo y de prestación de servicios públicos de interés social, tales como representaciones, interpretaciones o exhibición al público de tipo teatral, musical, cinematográfica, etc.

Artículo 211.—Categorías

a) Categoría 1.ª: Hasta 250 espectadores

b) Categoría 2.ª: Entre 250 y 1000 espectadores

c) Categoría 3.ª: Más de 1000 espectadores

d) Categoría 4.ª: Establecimientos para espectáculos al aire libre

Artículo 212.—Situaciones

a) Situación 1.ª: Planta baja de edificios de vivienda

b) Situación 2.ª: Edificios de otro uso distinto al de vivienda

c) Situación 3.ª: Edificios independientes

d) Situación 4.ª: Al aire libre

Artículo 213.—Condiciones de los edificios y locales de espectáculos

1. Los edificios y locales destinados a este uso deberán cumplir las condiciones especificadas en el Reglamento General de Policía de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas5 (RGPEP) y sus criterios interpretativos recogidos en Circular del Ministerio del Interior de 11 de mayo de 1984, para los edificios y locales de aforo equivalente, y cuantas otras condiciones determine la reglamentación sectorial vigente.

2. Las actividades complementarias se sujetarán a las condiciones que se establezcan para cada uso específico.

Artículo 214.—Dotación de aparcamiento

1. Se establecerá una plaza de aparcamiento por cada 50 m² construidos o fracción. Dichas plazas podrán estar en el mismo edificio o en espacio libre de edificación de la parcela vinculada al uso principal.

SECCIÓN 9. USO DE REUNIÓN Y RECREO

Artículo 215.—Definición

1. Comprende este uso los locales y espacios destinados al público para el desarrollo de la vida de relación y el recreo, como casinos, bingo, salas de fiestas, cafés, bares, tabernas y restaurantes, kioscos, terrazas.

Artículo 216.—Categorías

a) Categoría 1.ª: Hasta 250 m².

b) Categoría 2.ª: De 250 a 500 m².

c) Categoría 3.ª: De 500 a 2000 m².

d) Categoría 4.ª: Al aire libre.

Artículo 217.—Situaciones

a) Situación 1.ª: Planta baja de edificios de vivienda.

b) Situación 2.ª: Edificios de otro uso distinto al de vivienda.

________________________________________________

5 Real Decreto 2816/1982, de 27 de agosto, por el que se aprueba el Reglamento General de Policía de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas (BOE núm. 267, de 6 de noviembre de 1982).

c) Situación 3.ª: Edificios independientes.

d) Situación 4.ª: Espacios libres de edificación.

Artículo 218.—Condiciones de los edificios y locales

1. Los edificios y locales destinados a este uso deberán cumplir las condiciones especificadas en el RGPEP y sus criterios interpretativos recogidos en Circular del Ministerio del Interior de 11 de mayo de 1984, para los edificios y locales de aforo equivalente, y cuantas otras condiciones determine la reglamentación sectorial vigente.

2. Las actividades complementarias se sujetarán a las condiciones que se establezcan para cada uso específico.

3. Se prohibe el establecimiento de este uso en plantas sótano y semisótano.

Artículo 219.—Dotación de aparcamiento

1. Para los edificios o locales de la Categoría 3.ª, se establecerá una plaza de aparcamiento por cada 50 m² construidos o fracción. Dichas plazas podrán estar en el mismo edificio o en espacio libre de edificación dentro de la parcela vinculada al uso principal.

SECCIÓN 10. USO EDUCATIVO

Artículo 220.—Definición

1. Corresponde a los edificios o locales que se destinen a la enseñanza o investigación en todos sus grados y especialidades, oficiales o privados.

Artículo 221.—Categorías

a) Categoría 1.ª: Centros académicos de menos de 50 alumnos.

b) Categoría 2.ª: Centros académicos de más de 50 alumnos.

c) Categoría 3.ª: Centros de educación infantil, Primaria, Secundaria, Formación Profesional, educación especial, o de investigación, oficiales o privados, museos, bibliotecas, etc.

Artículo 222.—Situaciones

a) Situación 1.ª: Planta baja y primera de edificios de vivienda.

b) Situación 2.ª: Edificios de otro uso distinto al de vivienda.

c) Situación 3.ª: Edificios independientes.

d) Situación 4.ª: Al aire libre.

Artículo 223.—Condiciones de los edificios y locales

1. Cumplirán las condiciones que fijen las disposiciones vigentes y en su caso, las de oficinas que les fueran de aplicación.

Artículo 224.—Dotación de aparcamiento

1. En los edificios de nueva construcción se establecerá una plaza de aparcamiento por cada 100 m² edificados, en espacio libre de edificación dentro de la parcela vinculada al uso principal.

SECCIÓN 11. USO DEPORTIVO

Artículo 225.—Definición

1. Comprende los edificios e instalaciones acondicionados para la práctica y enseñanza de los ejercicios corporales organizados.

Artículo 226.—Categorías

a) Categoría 1.ª: Deporte sin espectadores.

b) Categoría 2.ª: Hasta 100 espectadores.

c) Categoría 3.ª: Entre 100 y 500 espectadores.

d) Categoría 4.ª: De más de 500 espectadores.

Artículo 227.—Situaciones

a) Situación 1.ª: Planta baja de edificios de vivienda.

b) Situación 2.ª: Edificios de otro uso distinto al de vivienda.

c) Situación 3.ª: Edificios independientes.

d) Situación 4.ª: Al aire libre.

Artículo 228.—Condiciones de los edificios y locales

1. Cumplirán las condiciones fijadas por las disposiciones vigentes en materia de reglamentación deportiva, y para los de la Categoría 2.ª, las condiciones fijadas en el RGPEP y sus criterios interpretativos recogidos en Circular del Ministerio del Interior de 11 de mayo de 1984 para los edificios y locales de aforo equivalente.

Artículo 229.—Condiciones de acceso

1. Queda expresamente prohibido el acceso a espacios deportivos cubiertos, que se sitúen en edificios con otro uso, desde el espacio comunitario de los mismos. El acceso se producirá directamente desde la vía pública.

Artículo 230.—Dotación de aparcamiento

1. En Categoría 3.ª, en los edificios de nueva construcción se establecerá una plaza de aparcamiento por cada 50 m² edificados, en planta sótano o en espacio libre de edificación dentro de la parcela vinculada al uso principal.

SECCIÓN 12. USO SANITARIO-ASISTENCIAL

Artículo 231.—Definición

1. Corresponde a las instalaciones como hospitales, dispensarios, clínicas de urgencia, consultorios particulares, etc, destinados al reconocimiento médico y tratamiento accidental o periódico de enfermos y otras modalidades de asistencia asimiladas.

Artículo 232.—Categorías

a) Categoría 1.ª: Clínicas veterinarias de menos de 250 m² y sin internamiento de animales.

b) Categoría 2.ª: Clínicas veterinarias de más de 250 m² o con internamiento de animales.

c) Categoría 3.ª: Clínicas de medicina humana, de urgencia o de consulta externa, centros asistenciales sin internamiento.

d) Categoría 4.ª: Hospitales, clínicas y otros establecimientos sanitario-asistenciales con internamiento.

Artículo 233.—Situaciones

a) Situación 1.ª: Planta baja y primera de edificios de vivienda.

b) Situación 2.ª: Edificios de otro uso distinto al de vivienda.

c) Situación 3.ª: Edificios independientes.

Artículo 234.—Condiciones de los edificios y locales

1. Cumplirán las condiciones que fija la legislación vigente y, en su caso, las aplicables al Uso de Oficinas.

Artículo 235.—Dotación de aparcamiento

1. Para los edificios o locales de la Categoría 2.ª, se establecerá una plaza de aparcamiento por cada 50 m² construidos o fracción. Dichas plazas podrán estar en el mismo edificio o en espacio libre de edificación dentro de la parcela vinculada al uso principal.

SECCIÓN 13. USO RELIGIOSO

Artículo 236.—Definición

1. Corresponde a los edificios destinados al culto religioso público o privado.

Artículo 237.—Categorías

a) Categoría 1.ª: Locales destinados exclusivamente al culto y reunión, sin residencia aneja.

b) Categoría 2.ª: Centros destinados al culto y reunión, con residencia aneja.

Artículo 238.—Situaciones

a) Situación 1.ª: Planta baja de edificios de vivienda o de otro uso diferente al de vivienda.

b) Situación 2.ª: Edificios independientes

Artículo 239.—Condiciones de los edificios y locales

1. Cumplirán las condiciones que emanen de la legislación vigente y en el caso de los locales de Categoría 2.ª, las aplicables al Uso Hotelero. En todo caso se aplicará lo dispuesto para edificios de Uso Socio-Cultural y de espectáculos de aforo equivalente.

Artículo 240.—Condiciones de acceso

1. Quedan expresamente prohibidos aquellos locales de congregación cuyo acceso no se produzca directamente desde la vía pública o, en su defecto, desde espacios de idéntico uso directamente conectados con dicha vía pública.

Artículo 241.—Dotación de aparcamiento

1. Para los edificios o locales de la Categoría 2.ª se establecerá una plaza de aparcamiento por cada 50 m² construidos o fracción. Dichas plazas podrán estar en el mismo edificio o en espacio libre de edificación dentro de la parcela vinculada al uso principal.

Título III

Título III. Suelo Urbano

Capítulo 1. Régimen, desarrollo y gestión del planeamiento en el Suelo Urbano

Capítulo 2. Condiciones particulares de cada Zona de Ordenanza

Capítulo 1. Régimen, gestión y desarrollo del planeamiento en Suelo Urbano

SECCIÓN 1. DEFINICION Y RÉGIMEN JURÍDICO

Artículo 242.—Definición y régimen jurídico

1. Constituyen Suelo Urbano los terrenos que las Normas Subsidiarias, de acuerdo con el artículo 8 de la Ley sobre Régimen del Suelo y Valoraciones1 (LRSV), incluyen en esta clase por encontrarse en alguno de estos supuestos:

a) Contar con acceso rodado, abastecimiento de agua, evacuación de aguas y suministro de energía eléctrica, debiendo tener estos servicios características adecuadas para servir a la edificación que sobre ellos existe o se haya de construir con arreglo a las previsiones de las presentes Normas.

b) Los terrenos urbanizados en ejecución del planeamiento.

En cumplimiento a la determinación exigida en el artículo 92 del Reglamento de Planeamiento2 (RP), se define como Suelo Urbano el delimitado expresamente en la documentación gráfica de estas Normas.

2. El régimen jurídico del Suelo Urbano es el regulado en el Capítulo II de la LRSV y concordantes del texto refundido de la Ley del Suelo3 (TRLS76).

SECCIÓN 2. GESTIÓN DEL SUELO URBANO

Artículo 243.—División del suelo urbano

1. Atendiendo a su posterior forma de gestión, en el Suelo Urbano se diferencian tres tipos de ordenación:

a) Suelo Urbano Consolidado ó de Aplicación Directa.

b) Suelo Urbano no Consolidado.

c) Suelo Urbano regulado según Planeamiento en Ejecución.

Esta división queda reflejada en los Planos de Clasificación del Suelo y Gestión de estas Normas.

Artículo 244.—Suelo urbano consolidado o de aplicación directa

1. Lo constituyen aquellas zonas ya consolidadas, a priori no sujetas a ningún tipo de planeamiento previo para su desarrollo, ni incluidas en Polígonos o Unidades de Actuación (UA). En estas zonas se da por consolidada su situación catastral y únicamente se llevarán a cabo operaciones aisladas de nueva construcción sobre solares vacantes, o de renovación o sustitución de la edificación existente.

2. Los terrenos incluidos en este tipo tienen la condición de solares y por lo tanto no es necesario otro requisito para la edificación que la obtención de la licencia correspondiente. Si la urbanización de estas zonas no alcanzara los niveles definidos en estas Normas, será necesaria la redacción de un Proyecto de Urbanización que, en función de la importancia de las obras en él contenidas, podrá constituir un anexo del Proyecto de Edificación y tramitarse simultáneamente o, por el contrario tramitarse, como documento independiente con arreglo a lo señalado en el artículo 141 del RP.

3. La definición normativa que se debe cumplir en cada una de ellas, se establece en las Condiciones Particulares de cada Zona de Ordenanza recogidas en el Capítulo 2 de este Título.

4. En el Suelo Urbano de Aplicación Directa el aprovechamiento urbanístico del En el Suelo Urbano de Aplicación Directa el aprovechamiento urbanístico del titular del terreno será el que resulte de la aplicación de las Normas Urbanísticas correspondientes a la Zona de Ordenanza en que se encuentre enclavado, de conformidad con el artículo 14 de la LRSV.

A efectos del cumplimiento de la superficie de parcela mínima establecida en cada caso y del cómputo del aprovechamiento urbanístico, computará la superficie de los terrenos que se cedan para la apertura o ensanchamiento del viario.

________________________________________________

1 Ley 6/1998, de 13 de abril, sobre Régimen del Suelo y Valoraciones (BOE núm. 89, de 14 de abril de 1998).

2 Real Decreto 2159/1978, de 23 de junio, por el que se aprueba el Reglamento de Planeamiento para el desarrollo y aplicación de la Ley sobre Régimen del Suelo y Ordenación Urbana (BOE núm. 221 y 222, de 15 y 16 de septiembre de 1978).

3 Real Decreto 1346/1976, de 9 de abril, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley sobre Régimen del Suelo y Ordenación Urbana (BOE núm. 144 y 145, de 16 y 17 de junio de 1976).

5. Al objeto de facilitar la ejecución de la ordenación propuesta en estas Normas, podrán llevarse a cabo actuaciones conjuntas mediante la agrupación de diversas parcelas o solares que, requiriendo o no la delimitación de una UA, se desarrollen a través de un Estudio de Detalle o un Proyecto de Obras unitario. La superficie total edificable en este caso será la resultante de sumar la que correspondería a cada parcela por separado.

Artículo 245.—Suelo urbano no consolidado

1. La ejecución de las NNSS en el Suelo Urbano no Consolidado requiere la previa delimitación de Unidades de Actuación, de modo que se garanticen los preceptos legales del justo reparto de beneficios y cargas, de cesión de los aprovechamientos que procedan a favor del Ayuntamiento y de la previa o simultánea realización de las obras de urbanización, etc.

2. En las presentes NNSS se dan dos situaciones o tipos de Suelo Urbano no Consolidado:

a) Áreas con delimitación de UA que se rigen por las especificaciones de su ficha.

Son ámbitos para los que se prevé un desarrollo a corto plazo que estimula el estudio pormenorizado que reflejan las fichas individuales recogidas en el anexo 2 de estas Normas.

b) Áreas ordenadas en su conjunto, pero aún no divididas en UA de cara a su ejecución. Se incluyen aquí aquellos terrenos de Ortigueira en los que para llevar a cabo la ordenación propuesta en estas NNSS serán precisas operaciones previas de reparcelación, de ordenación del volumen edificable, etc.

Artículo 245bis.—Condiciones particulares para el suelo urbano de porto

1. En el ámbito del Suelo Urbano de Porto serán de aplicación tanto las condiciones particulares de edificación como las de uso establecidas para el Suelo no Urbanizable de Núcleo Rural tipo A.

Artículo 246.—Condiciones particulares para el suelo urbano no consolidado de ortigueira

1. Condiciones de Aprovechamiento Urbanístico:

a) Uso Característico: Residencial.

b) Usos compatibles: los señalados para las Zonas de Ordenanza de Residencial Exento (RX) y Residencial Unifamiliar (RU).

c) Densidad Máxima: 15 viv/ha.

d) Aprovechamiento medio: 0.40 m²/m².

e) Altura máxima de la edificación: 2 plantas.

2. Otras Condiciones:

a) El Suelo Urbano no Consolidado de Ortigueira constituye en su conjunto un área de gestión, a efectos de la obtención de los terrenos de cesión obligatoria y gratuita destinado a espacios libres y equipamientos públicos.

b) Delimitación de las Unidades de Actuación:

La determinación y delimitación de las Unidades de Actuación se ajustará al procedimiento señalado en el artículo 38 del Reglamento de Gestión Urbanítica4 (RGU).

Se podrán delimitar UA de ámbito discontinuo al objeto de facilitar la obtención de los terrenos de cesión obligatoria al Ayuntamiento y la equidistribución del resto de las cargas y de los beneficios de la actuación.

El Ayuntamiento podrá establecer un orden de prioridad de unas UA respecto de otras, siempre que se garantice la ejecución de los sistemas viarios y redes de servicios públicos necesarios aún cuando excedan de los necesarios para el servicio del ámbito de la UA en la que actúa.

c) Gestión de las Unidades de Actuación:

Se ajustará a lo señalado en el siguiente artículo de estas Normas, así como a las especificaciones del RGU.

Las UA serán objeto de gestión y desarrollo único, para lo que será preceptiva la redacción y aprobación previa de un Estudio de Detalle que ordenará el volumen edificable respetando los trazados viarios señalados en los Planos de Calificación de estas Normas.

Los trazados viarios que figuran en los Planos de Calificación del Suelo se consideran estructurantes y por lo tanto vinculantes a los efectos de las determinaciones de los Estudios de Detalle, que podrán completar, en su caso, con aquellas vías interiores que resulten necesarias para proporcionar acceso a las nuevas edificaciones.

d) De las tipologías fijadas RU y RX, el Estudio de Detalle que ordene el volumen edificable de cada una de las Unidades de Actuación, podrá establecer la proporción de cada grado, siempre dentro del uso característico Residencial y respetando las condiciones de Aprovechamiento Urbanístico señaladas en el apartado anterior.

________________________________________________

4 Real Decreto 3288/1978, de 25 de agosto, por el que se aprueba el Reglamento de Gestión Urbanística para el desarrollo y aplicación de la Ley sobre Régimen del Suelo y Ordenación Urbana (BOE núm. 27 y 28, de 31 de enero y 1 de febrero de 1979).

Artículo 247.—Regulación según especificaciones de la unidad de actuación

1. La delimitación de Unidades de Actuación se basa en la consecución de distintos objetivos, que no obstante pueden resumirse en:

a) Ordenación de Zonas del Suelo Urbano aún no totalmente consolidado y en algunos casos carente de los servicios que definen a un solar, en las que es preciso la ordenación de volúmenes, efectuar reparcelaciones, fijar alineaciones, etc.

b) Recualificación de áreas urbanas que cambian de uso o destino.

c) Obtención de suelos públicos para viales y/o equipamientos.

2. A efectos de la gestión, cada Unidad de Actuación constituye un área de gestión individualizada o independiente, que salvo en los casos especificados en su ficha, requerirá la aprobación previa de un Estudio de Detalle.

No obstante una vez aprobado éste Estudio de Detalle y resuelto el reparto de beneficios y cargas, se podrá ejecutar la UA mediante distintos Proyectos de Obra siempre que se cumplan las demás determinaciones de estas Normas.

3. En el anexo 2 de estas Normas se incluyen las fichas individuales de cada Unidad de Actuación, en las que además de delimitar su ámbito se establecen las condiciones particulares para su desarrollo y gestión previa a la concesión de la licencia de edificación. Para aspectos no definidos en las fichas se aplicarán las condiciones de la Zona de Ordenanza a cuyo ámbito pertenezca el de la UA.

4. Cuando la ejecución de la UA implica deberes de cesión, equidistribución de derechos y cargas, urbanización, etc, se entenderán suspendidas las licencias de parcelación y edificación dentro de su ámbito.

5. Las Unidades de Actuación se desarrollarán por el sistema de actuación señalado en su ficha correspondiente, que podrá ser por compensación, cooperación o expropiación.

Cuando se hubiese fijado un sistema de gestión privada y hubieran transcurrido los plazos legalmente establecidos para el cumplimiento de los deberes de cesión, equidistribución y urbanización, sin que dicho cumplimiento se hubiera producido, el Ayuntamiento podrá ordenar el cambio en el mismo, de forma que se asegure el cumplimiento de las previsiones de las Normas, con arreglo a lo dispuesto en la legislación urbanística aplicable.

6. Podrán modificarse las UA delimitadas siempre que se garantice la distribución justa entre los propietarios de los beneficios y cargas derivados de las condiciones específicas de su ficha. La modificación no podrá alterar el aprovechamiento medio establecido.

El procedimiento para la modificación será el establecido en el artículo 38 del RGU.

7. El aprovechamiento medio de la UA se aplicará al ámbito bruto de la misma. Cuando en dicho ámbito se hubieran incluido espacios libres, caminos, etc, la superficie edificable correspondiente a los mismos, como consecuencia de aplicar el aprovechamiento medio citado, se materializará sobre parcelas que serán de cesión obligatoria y gratuita al Ayuntamiento, que no tendrá que contribuir a los costes de urbanización de los terrenos en que se localice ese aprovechamiento.

8. Corresponderá a los propietarios el 90% del aprovechamiento medio. El aprovechamiento restante corresponde a la Administración urbanística actuante, que no tendrá que contribuir a los costes de urbanización de los terrenos en que se localice ese aprovechamiento. No obstante, los propietarios y la Administración podrán llegar a un acuerdo para que aquéllos adquieran mediante convenio el aprovechamiento urbanístico restante, sustituyéndolo por su equivalente en metálico, tal como señala el artículo 49 del RGU. Asimismo, el propietario tendrá derecho de adquisición preferente si la Administración urbanística decidiera enajenar el aprovechamiento urbanístico que le corresponde.

9. En determinados casos señalados en las fichas, la ordenación propuesta en UA puede tener la consideración de operación o actuación de reforma interior, correspondiendo a los propietarios de los terrenos afectados el 100% del aprovechamiento medio.

10.— Los propietarios de los terrenos incluidos en cada UA deberán efectuar las cesiones gratuitas de los terrenos que corresponda en cada caso y costear la urbanización de los mismos, tal como establecen los Artículos 14.2 de la LRSV y 12.—del TRLS76.—Salvo en los casos excepcionales en que así se haga constar en la ficha correspondiente, la urbanización a cargo de los propietarios afectará a la totalidad del suelo cedido.

Artículo 248.—Suelo urbano regulado según planeamiento en ejecución

1. Se refiere a aquellas áreas del Suelo Urbano para las cuales durante el período de vigencia de las Normas se han redactado y aprobado definitivamente, o están en curso de tramitación que culminará antes de la aprobación definitiva de esta revisión, los instrumentos de planeamiento (Planes Especiales y Estudios de Detalle) necesarios para su desarrollo. En sus respectivos ámbitos regirán las especificaciones de dichos planeamientos.

2. En el anexo 1 se transcriben las Normas Urbanísticas del Suelo Urbano de Ortigueira redactadas por prescripción de la CUOTA, que tienen la consideración de planeamiento en ejecución. Esas Normas regulan las condiciones de edificación en un ámbito del Suelo Urbano de Ortigueira de aproximadamente 5.2 ha de superficie.

Las Normas se acompañan de unos planos conformando un documento que en su conjunto se considera como un planeamiento en ejecución, y como tal se recoge literalmente en el documento de revisión de las NNSS de Coaña, con el propósito de facilitar su consulta tanto por los afectados como por los Servicios Técnicos Municipales.

Cabe señalar, no obstante, que existe una discrepancia entre la Superficie Construida Máxima sobre rasante del Cuadro n.º1 que corresponde a los denominados Derechos Edificatorios y el sumatorio de la superficie Construida Máxima por Parcela que figura en el Cuadro n.º 2.

Mientras en el primer cuadro la superficie total asciende a 13 942 m², en el segundo se indica, se supone que erróneamente, 18 842 m², cuando la suma de los parciales da en realidad un total de 13 887 m².

3. Para todo aquello no específicamente regulado en las Normas Urbanísticas del Suelo Urbano de Ortigueira será de aplicación lo establecido en las presentes NNSS para la Zona de Ordenanza de Residencial Unifamiliar.

SECCIÓN 3. DESARROLLO DEL PLANEAMIENTO

Artículo 249.—Planes especiales

1. Se redactarán Planes Especiales de Reforma Interior (PERI) para aquéllos ámbitos cuya reordenación esté prevista por estas Normas; así como cuando la reordenación se juzgue conveniente, aún cuando no esté prevista, mientras no contradiga las determinaciones de las Normas. En el primer caso, respetando o reajustando si fuera necesario, los ámbitos señalados en las Normas. En el segundo caso, delimitando el ámbito que su finalidad exija. Los PERI se ajustarán a lo dispuesto en el artículo 83 y siguientes del RP.

2. Cuando en función del estado de desarrollo del área afectada o de la entidad de la actuación, sea necesaria o conveniente la previsión de zonas verdes, espacios libres y/o equipamientos, será obligatoria la redacción y aprobación de un Plan Especial comprensivo de los extremos aludidos.

3. Asimismo podrán redactarse Planes Especiales con las finalidades, determinaciones y documentos señalados en el artículo 17 del TRLS76 y 76 a 87 del RP.

Artículo 250.—Estudios de detalle

1. Cuando, en función del estado de desarrollo del área afectada, sea necesario, para toda o para parte de la misma, completar la previsión general sobre alineaciones, rasantes y distribución de volúmenes, o completar el sistema viario definido en estas Normas con vías interiores para proporcionar acceso a los edificios, será obligatoria la redacción y aprobación de un Estudio de Detalle comprensivo de los extremos aludidos. Esta obligación se entenderá aplicable en todo caso, cuando de la entidad de la intervención o de las características de la Ordenanza de aplicación se pudiera deducir más de una alternativa volumétrica que afectase significativamente a la ordenación del entorno. En este caso el Estudio de Detalle tomará como ámbito la superficie completa del entorno afectado por la intervención.

2. Esta figura de planeamiento es la que más frecuentemente se establece para el desarrollo de las Unidades de Actuación. Sin embargo podrá obviarse su tramitación siempre que los proyectos de edificación respeten estrictamente la ordenación de volumen propuesta por estas Normas, en sus correspondientes fichas.

3. Los estudios de detalle se redactarán con las finalidades y documentos señalados en el artículo 14 del TRLS76 y 65 y 66 del RP.

SECCIÓN 4. EJECUCIÓN DEL PLANEAMIENTO

Artículo 251.—Proyecto de urbanización

1. Las figuras de planeamiento anteriormente descritas se ejecutarán a través del correspondiente Proyecto de Urbanización (PU) del ámbito de la actuación. La finalidad del PU será la de materializar las determinaciones de las NNSS o Plan que se ejecutan, mediante la construcción de los elementos en él previstos.

2. Los PU podrán ser también promovidos para la adecuación o mejora del espacio público sin otro requisito que la decisión municipal, siempre que no se modifiquen las disposiciones de las NNSS para el Suelo Urbano: alineaciones, rasantes, usos, etc.

3. En ningún caso un Proyecto de Urbanización podrá contener determinaciones que afecten al régimen del suelo o de la edificación. Los PU serán obligatorios en casos que contemplen desarrollos de áreas completas de carácter público que hayan de ser cedidas al Ayuntamiento, normalmente vinculadas a los Planes Especiales de Reforma Interior, sin perjuicio de que puedan ser también exigidos en determinados Estudios de Detalle.

Artículo 252.—Especificaciones técnicas

1. Los Proyectos de Urbanización, tanto si son redactados por los particulares, como por la Corporación u otros Organismos Públicos, deberán atenerse a las especificaciones técnicas que dicten los Servicios Técnicos Municipales. El incumplimiento de estas especificaciones será motivo suficiente para determinar la suspensión de la recepción de las obras por parte del Ayuntamiento.

Artículo 253.—Ámbito

1. Los Proyectos de Urbanización desarrollarán los ámbitos completos previstos en los Planes.

2. El Proyecto de Urbanización no es un instrumento de planeamiento sino un documento apto para la ejecución de obras; en consecuencia se estará en todo a lo dispuesto para este tipo de proyectos en el RP, teniendo muy en cuenta que el Proyecto de Urbanización deberá detallar y programar las obras con la precisión necesaria para que pueda ser ejecutado por técnico distinto del autor del proyecto.

Artículo 254.—Atribuciones

1. El Proyecto de Urbanización podrá, en cualquier caso, efectuar las adaptaciones de detalle exigidas por las características del suelo y subsuelo si, de los estudios geotécnicos que eventualmente pudieran hacerse, se desprendiera la necesidad de proceder a las mencionadas adaptaciones. En el caso de que las modificaciones afectaran en alguna medida a las previsiones del planeamiento (alineaciones, ordenación, régimen de suelo, imposibilidad de construir las previsiones del planeamiento por medios normales, etc.), se tramitará simultáneamente con el Proyecto de Urbanización la correspondiente modificación de la figura de planeamiento afectada.

Artículo 255.—Contenido del proyecto de urbanización

1. El Proyecto de Urbanización contendrá las determinaciones precisas para las redes y servicios que se enumeran a continuación, en la medida en que para cada tipo de proyecto se exija la totalidad de las redes y servicios o sólo parte de ellas:

a) Movimiento de tierras.

b) Pavimentación de calzadas, itinerarios peatonales y ciclables, y cualesquiera de los espacios que estas Normas fijen en su documentación gráfica que hayan de ser utilizados por el público.

c) Red de distribución de agua potable, de riego y de hidrantes contra incendios.

d) Red de alcantarillado para evacuación de aguas pluviales y residuales.

e) Red de distribución de energía eléctrica.

f) Red de alumbrado público.

g) Jardinería de los espacios públicos.

h) Elementos de mobiliario urbano que se consideran necesarios (bancos, fuentes, papeleras).

i) Señalización vial.

j) Cualesquiera otros elementos o redes que se juzguen imprescindibles.

Capítulo 2. Condiciones particulares de cada Zona de Ordenanza

Artículo 256.—Instrumentos de la ordenación

1. Cada una de las zonas edificables, o susceptibles de llegar a serlo mediante la ejecución del planeamiento, está ordenada por los siguientes instrumentos:

a) Definición Gráfica: Los planos de escala 1/1000 y 1/2000, contienen la información necesaria para identificar la delimitación de cada una de las Zonas en que se divide el Suelo Urbano, que estarán sujetas a la correspondiente normativa particular. Su identificación se hace a través de los códigos que más adelante se detallan.

b) Definición Normativa: En este Capítulo se detallan las condiciones particulares que debe cumplir cada Zona de Ordenanza. Contiene las magnitudes urbanísticas relativas a la intensidad de aprovechamiento y de los Usos Pormenorizados que regirán por aplicación directa en cada Zona. En las Unidades de Actuación delimitadas en planos, el aprovechamiento urbanístico será el especificado en su ficha, mientras que la regulación de los usos corresponderá a la de la Zona de Ordenanza que se le haya asignado.

2. Estas normas u Ordenanzas particulares se complementan con las contenidas en el Capítulo 6 del Título I, relativas a la Protección del Patrimonio Cultural.

Artículo 257.—División en zonas

1. Los distintos núcleos del Suelo Urbano del Concejo de Coaña, se dividen en las siguientes Zonas de Ordenanza:

a) Interés Ambiental (IA.1 e IA.2).

b) Edificación Tradicional (ET.1 y ET.2).

c) Según Alineaciones (SA).

d) Conservación de la Ordenación Actual (CO.1 y CO.2).

e) Residencial Exento (RX.1 y RX.2).

f) Residencial Unifamiliar (RU.1 y RU.2)

g) Industria (I.1, I.2 e I.3).

h) Terciario (TER).

i) Equipamientos y Servicios (EQ.1 y EQ.2).

j) Espacios Libres (EL.1 y EL.2).

SECCIÓN 1. INTERÉS AMBIENTAL (IA)

Artículo 258.—Definición

1. Regula los usos y la construcción sobre parcelas o solares del Suelo Urbano, de acuerdo con la delimitación que para el mismo se refleja en los Planos de Calificación del Suelo Urbano.

2. Se trata de una Zona de Uso Global Residencial. Corresponde a ámbitos que pueden considerarse bienes catalogables por contener valores intrínsecos relativos a la calidad de los cerramientos, del arbolado, de la jardinería o por constituir una unidad inseparable con el elemento o edificio que alberguen.

3. Algunas de las parcelas incluidas en este ámbito, soportan edificaciones catalogadas para su conservación, a las que se le aplicarán las Ordenanzas del Capítulo 6 del Título I, relativas a la Protección del Patrimonio Cultural.

4. Cuando parcelas de esta Zona figuren en ámbitos de Unidades de Actuación prevalecerán las condiciones expresamente señaladas para éstas últimas en su ficha correspondiente (Anexo 2 de estas Normas).

5. Se establecen dos grados: IA.1 e IA.2.

Artículo 259.—Intensidad máxima de uso

1. Para IA.1 se considera agotada la edificabilidad con la edificación existente sujeta a conservación.

2. Para IA.2 la intensidad de uso vendrá dada por la aplicación de las limitaciones que se señalan a continuación.

3. Parcela mínima y número máximo de viviendas: La parcela mínima es la existente. No se permiten parcelaciones, únicamente se podrá dividir la finca existente para cumplir las obligaciones de cesión de espacios libres o zonas verdes cuando así figure en los Planos de las Normas.

A efectos del cálculo del número máximo de viviendas se computará una vivienda por cada 2000 m² de parcela neta.

4. Superficie edificable máxima: 250 m²/vivienda. Se deducirá de la superficie total edificable la correspondiente a las edificaciones que se conserven.

5. Altura máxima de la edificación: 2 plantas y 7 m. Se permitirá la superación de la altura máxima establecida para elementos singulares, tales como torreones, de altura máxima 10 m, que por su carácter queden debidamente justificados e integrados en la composición general del edificio. Estos elementos tendrán una ocupación en planta no superior a 15 m².

Artículo 260.—Condiciones de uso

1. Se admiten los Usos Pormenorizados en las Categorías y Situaciones que se definen a continuación:

a) Uso de vivienda. Constituye el Uso Característico para esta Zona de Ordenanza.

— Categoría 1.ª En Categoría 2.ª solamente se admitirán un máximo de 2 viviendas, como consecuencia de la reforma de edificaciones existentes.

b) Uso comercial.

— Categoría 1.ª, solamente cuando esté vinculado al Uso de Servicios Hoteleros como actividad complementaria de éste.

c) Uso de oficina.

— Categoría 1.ª en Situación 1.ª

d) Uso de garaje-aparcamiento.

— Categorías 1.ª y 2.ª en Situaciones 1.ª, 2.ª y 3.ª

e) Uso servicios hoteleros.

— Modalidad 1:

— Nivel 1 en Situación 1.ª

— Niveles 2 y 3 en Situaciones 2.ª y 3.ª

f) Uso de reunión y recreo.

— Categorías 1.ª y 2.ª en Situación 2.ª Solamente cuando esté vinculado al Uso de Servicios hoteleros.

h) Uso deportivo.

— Categoría 1.ª en Situaciones 3.ª y 4.ª

i) Uso sanitario-asistencial.

— Categorías 1.ª y 3.ª en Situaciones 2.ª y 3.ª Cuando el uso sanitario-asistencial sea una actividad complementaria de una residencia de ancianos, no se considerará a ésta como establecimiento sanitario con internamiento.

2. Quedan prohibidos el resto de los Usos Pormenorizados en todas sus Categorías y Situaciones.

Artículo 261.—Otras condiciones específicas

1. Con carácter general serán de aplicación las condiciones establecidas en el Capítulo 2 del Título II de estas Normas, referido a las Condiciones Generales de la Edificación, a las que completan y/o sustituyen las siguientes condiciones específicas.

2. Ordenación y composición: Solamente se admite la vivienda unifamiliar aislada o pareada. Cuando se trate de viviendas pareadas se introducirán cambios o rupturas de la composición y escala del edificio de forma que sin perder la unidad de la actuación, ésta refleje un fraccionamiento compositivo de sus fachadas en tramos de longitudes no superiores a 10-12 m.

3. Condiciones para las cubiertas:

a) No se autoriza el empleo de cubiertas planas.

b) No se prohibe ningún material. Sin embargo, el empleo de materiales distintos de la pizarra deberá justificarse demostrando su adecuación al proyecto e integración en el entorno.

c) Se admite el uso de vivienda en la planta bajo-cubierta vinculado a la planta inferior. Los elementos de iluminación y ventilación de estas plantas, deberán cumplir las siguientes condiciones:

— La longitud máxima del frente de buharda no superará 1.5 m y su altura no será superior a 1.2 m medida desde la intersección con el faldón de la cubierta.

— Se autorizarán cuerpos enrasados con la fachada exterior sean o no prolongación de balcones o miradores situados en la planta inmediata inferior, y su tratamiento exterior será de iguales características que la de aquellos. Tendrán un frente mínimo de 2 m y máximo de 3.50 m. La suma de este tipo de frentes hacia una fachada no podrá superar el 20% de la longitud de la misma, pudiendo completar hasta el 30% de dicha longitud con buhardas del tipo definido en el apartado anterior.

4. Condiciones para las fachadas:

a) No se autoriza la realización de terrazas en las fachadas principales, prohibiéndose los retranqueos que se sitúen en un plano más profundo que el definido por la cara interior del cerramiento de fachada.

b) Se autoriza la realización de balcones y miradores, pero no de cuerpos volados cerrados.

c) Se prohibe el vuelo del forjado horizontal para constituir el alero, debiendo realizarse éste con veracidad constructiva apoyado sobre el plano superior del forjado y mediante elementos sustentantes de madera o metálicos para pintar.

d) Las cornisas podrán obtenerse mediante la molduración del canto de forjado o mediante la superposición de molduras corridas de piedra, ladrillo o material tratado como la fachada.

e) En el tratamiento de las fachadas exteriores, no se prescribe ningún tipo de material siempre que su empleo esté suficientemente justificado por color y textura dentro del ambiente de la zona, dependiendo en gran medida su adecuación del correcto diseño del edificio. Sin embargo se recomienda el empleo de revocos o tratamientos superficiales análogos en tonos naturales térreos, preferentemente claros, en acabado mate y sin texturas excesivamente lisas, combinados con elementos pétreos de calidad y ejecución tradicional. No se permite el aplacado completo de fachadas con elementos vitrocerámicos, ni la utilización exclusiva del color blanco.

f) Las carpinterías serán de madera o perfil metálico lacado. No se autoriza el empleo de aluminio en su color. La madera, si se emplea en su aspecto natural sin pintar, deberá ser de gran calidad y amplia sección, en caso contrario, deberá pintarse en tonos oscuros o claros según predominen en la zona, en acabado mate.

g) La pintura de elementos metálicos tales como barandillas, etc., se realizará en tonos oscuros próximos al color del hierro forjado.

SECCIÓN 2. EDIFICACIÓN TRADICIONAL (ET)

Artículo 262.—Definición

1. Regula los usos y la construcción sobre parcelas o solares situados principalmente en las dos vertientes del Fundión en Ortigueira en su mayor parte ya ocupados con edificaciones tradicionales agrupadas por tramos o aisladas a lo largo de los viales disponibles. Se trata de edificios generalmente de vivienda unifamiliar que ocupan parcialmente la parcela. Su delimitación se refleja en los Planos de Calificación del Suelo Urbano.

2. Se trata de una Zona de Uso Global Residencial.

3. Se establecen dos grados: ET.1 y ET.2.

4. Tanto las condiciones de uso como las de intensidad del mismo, que a continuación se establecen, serán comunes a todos los grados, salvo cuando se diferencien expresamente para cada uno de ellos.

Artículo 263.—Intensidad máxima de uso

1. La intensidad máxima de uso vendrá dada por la aplicación de las limitaciones que se señalan a continuación.

2. Altura máxima de la edificación:

a) ET.1: 2 plantas y 7.00 m

b) ET.2: 3 plantas y 9.50 m

El cómputo del número de plantas y altura máxima de la edificación, se medirá en cada una de las fachadas respecto a la rasante del vial o del terreno en contacto con la edificación.

3. Fondo edificable máximo: 12 m ó igual a la colindante existente en el caso de pacto de adosamiento.

4. Ocupación máxima: no se establece. Únicamente se exigirá el cumplimiento de las condiciones higiénicas referidas a ventilación, iluminación, etc., establecidas en las Decreto 39/1998 del Principado de Asturias1.

________________________________________________

1 Decreto 39/1998, de 25 de junio, por el que se aprueban las Normas de Diseño en Edificios destinados a Viviendas (BOPA núm. 164, de 16 de julio de 1998).

5. Edificabilidad máxima: 0.5 m²/m². La superficie edificable resultante podrá distribuirse en el solar según las necesidades del proyecto, las características de la propia parcela y de las colindantes, aunque ello implique superar en algún punto los 12 m de fondo.

6. Parcela mínima:

a) Para ET.1: Se establece como parcela mínima la existente en el catastral vigente en el momento de la entrada en vigor de estas Normas, siempre que permita edificar cumpliendo el resto de las condiciones señaladas en estas Normas. No se permite la división de las parcelas existentes.

b) Para ET.2: Se establece como parcela mínima la existente en el catastral vigente en el momento de la entrada en vigor de estas Normas, siempre que permita edificar cumpliendo el resto de las condiciones señaladas en estas Normas. A efectos de parcelación o división, se establece una superficie mínima de 500 m² por parcela.

7. Frente mínimo: 8 m Se exceptúan las parcelas consolidadas en el catastral vigente en el momento de la entrada en vigor de estas Normas.

8. Alineaciones: Se respetarán las alineaciones señaladas en planos, que tendrán el carácter de línea de máximo movimiento de la edificación pudiendo ésta situar su fachada exterior sobre ella o retranqueando la misma. Si no se hubieran fijado dichas alineaciones, la nueva edificación situará su línea de fachada a una distancia mínima de 6 m respecto al eje de calle o carretera. La nueva edificación podrá adosarse a edificaciones existentes cuando éstas supongan la consolidación de alineaciones en tramos superiores a 20 m

9. Rasantes: Se respetarán las definidas por las vías existentes.

10. Retranqueos: A los linderos con otras propiedades el retranqueo será de una profundidad igual o superior a la mitad de la altura de la edificación, salvo que medie acuerdo expreso entre propiedades, que habrá de protocolarizarse ante notario y se adjuntará con la solicitud de la licencia cuando el proyecto lo haga preciso.

Artículo 264.—Condiciones de uso

1. Se admiten los Usos Pormenorizados en las Categorías y Situaciones que se definen a continuación:

a) Uso de vivienda.

— ET.1: Categoría 1.ª Constituye el Uso Característico para esta Zona de Ordenanza.

— ET.2: Categorías 1.ª y 2.ª, con un máximo de 4 viviendas por edificio.

b) Uso comercial.

— Categoría 1.ª en Situación 1.ª

c) Uso de oficina.

— Categoría 1.ª en Situación 1.ª

— Categoría 2.ª en Situaciones 2.ª, 3.ª, 4.ª y 5.ª

d) Uso de garaje-aparcamiento.

— Categoría 1.ª en Situación 1.ª

— Categoría 2.ª en Situaciones 2.ª y 3.ª

e) Uso de industria.

— Categoría 1.ª en Situaciones 1.ª y 2.ª

f) Uso de servicios hoteleros.

— Modalidad 1:

— Nivel 1 en Situación 1.ª

— Nivel 2 en Situaciones 2.ª y 3.ª

— Modalidad 2:

— Situaciones 1.ª y 3.ª

— Modalidad 3:

— Nivel 1 en Situación 1.ª

— Nivel 2 en Situación 3.ª

— Modalidad 4:

— Situación 3.ª

g) Uso de reunión y recreo.

— Categoría 1.ª en Situaciones 1.ª, 2.ª y 3.ª

h) Uso educativo.

— Categoría 1.ª en Situaciones 1.ª, 2.ª, 3.ª

i) Uso deportivo.

— Categoría 1.ª en cualquier Situación.

j) Uso sanitario-asistencial.

— Categorías 1.ª y 3.ª en cualquier Situación.

2. El Uso de Vivienda, en su Categoría 1.ª (Vivienda Unifamiliar) será el único autorizable en las construcciones que no dispongan de un vial rodado que permita el acceso directo de vehículos hasta el solar o parcela.

3. Quedan prohibidos el resto de los Usos Pormenorizados en todas sus Categorías y Situaciones.

Artículo 265.—Otras condiciones específicas

1. Con carácter general serán de aplicación las condiciones establecidas en el Capítulo 2 del Título II, referido a las Condiciones Generales de la Edificación, a las que completan y/o sustituyen las condiciones que se señalan a continuación.

2. Ordenación y composición: Para optimizar la adaptación de la edificación a las condiciones topográficas del solar o parcela, se podrá ordenar el volumen edificable retranqueando éste a partir de la segunda planta. En ese caso, el fondo edificable máximo se medirá en cada planta.

3. Condiciones para las cubiertas:

a) No se autoriza el empleo de cubiertas planas.

b) No se prohibe ningún material. Sin embargo, el empleo de materiales distintos de la pizarra deberá justificarse, demostrando su adecuación al proyecto e integración en el entorno.

c) Se admite el uso de vivienda en la planta bajo-cubierta. Los elementos de iluminación y ventilación de estas plantas deberán cumplir las siguientes condiciones:

— Para ET.1: En edificaciones de 1 planta, se autorizarán en la planta bajo-cubierta cuerpos enrasados con la fachada exterior, que tengan un frente mínimo de 2 m y máximo de 3.5 m, no superando éste 1/3 de la longitud de la fachada.

En el resto de casos, la iluminación y ventilación del bajo-cubierta se resolverá mediante lucernarios o ventanas practicadas sobre el mismo plano inclinado del faldón de cubierta.

— Para ET.2: Se autorizan terrazas en las plantas de bajo-cubierta. Su antepecho o barandilla se retranqueará un mínimo de 2 m respecto del vuelo exterior de la cornisa o alero, y su profundidad será tal que el cerramiento vertical del espacio habitable no presente hacia el exterior fachada de altura superior a 2.5 m.

Se autorizarán cuerpos enrasados con la fachada exterior cuando sean prolongación de balcones o miradores situados en la planta inmediata inferior, y su tratamiento exterior sea de iguales características que la de aquellos. Tendrán un frente mínimo de 2 m y máximo de 3.5 m La suma de este tipo de frentes hacia una fachada no podrá superar el 20% de la longitud de la misma, pudiendo completar hasta el 30% de dicha longitud con buhardas de 1.5 m de frente máximo, y 1.2 m de altura máxima, medida desde la intersección con el faldón de la cubierta.

4. Condiciones para las fachadas:

a) El tratamiento de las plantas bajas se realizará como el resto de la fachada. En el caso de locales comerciales, su composición guardará relación con el resto de la fachada, modulándose de esta forma la superficie vidriada que sea necesaria.

b) Se autoriza la realización de balcones, terrazas, miradores y cuerpos volados cerrados, que deberán cumplir las condiciones señaladas en el Capítulo 2 del Título II (condiciones generales de la edificación).

c) Se prohibe el vuelo del forjado horizontal en todo su espesor para constituir el alero, debiendo presentar éste un canto exterior no superior a 20 cm y proporcional a su vuelo.

d) Las cornisas podrán obtenerse mediante la molduración del canto de forjado o mediante la superposición de molduras corridas de piedra, ladrillo o material tratado como la fachada.

e) En el tratamiento de las fachadas exteriores, no se prescribe ningún tipo de material siempre que su empleo esté suficientemente justificado por color y textura, dentro del ambiente de la zona, dependiendo en gran medida su adecuación del correcto diseño del edificio.

f) Se recomienda el empleo de carpinterías de madera pintada o perfil metálico lacado.

5. Condiciones de urbanización: Dadas las características de la ordenación y la forma tradicional de ocupación del territorio en las áreas delimitadas como ET.1, puede darse la circunstancia de que los solares o parcelas dispongan de un vial que por sus características y dimensiones no permita más que el tránsito peatonal. En estos supuestos se permite la rehabilitación y/o sustitución de nuevas edificaciones, quedando prohibidas las de nueva planta, siempre que se cumplan la siguiente condición:

a) Que la edificación se encuentre a una distancia no superior a 50 m respecto de un vial público y se resuelva adecuadamente el aparcamiento de vehículos en dicho vial, o bien se construyan edificaciones auxiliares destinadas al uso de garaje-aparcamiento, cumpliendo las condiciones en ese caso establecidas.

SECCIÓN 3. EDIFICACIÓN SEGÚN ALINEACIONES (SA)

Artículo 266.—Definición

1. Regula los usos y la construcción sobre parcelas o solares de los núcleos urbanos consolidados, de acuerdo con la delimitación que para el mismo se refleja en los Planos de Calificación del Suelo Urbano.

2. Se trata de una Zona de uso Global Residencial.

3. Se establecen dos grados SA.1 y SA.2

4. Tanto las condiciones de uso como las de intensidad del mismo, que a continuación se establecen, serán comunes a todos los grados, salvo cuando se diferencien expresamente para cada uno de ellos

Artículo 267.—Intensidad máxima de uso

1. La intensidad máxima de uso vendrá dada por la aplicación de las limitaciones que se señalan a continuación.

2. 2. Altura máxima de la edificación:

a) SA.1: 4 plantas y 13.00 m.

b) SA.2: 5 plantas y 15.50 m.

3. Fondo edificable máximo: 14 m. Cuando el solar dé frente a más de una calle, a efectos de determinar la intensidad de uso, el fondo se medirá respecto a cualquiera y/o cada una de las calles. Determinada así la superficie edificable, se hará uso de ella sobre todos los frentes a calle del solar.

4. Ocupación máxima: No se establece. Únicamente se exigirá el cumplimiento de las condiciones higiénicas referidas a ventilación, iluminación, etc, establecidas en el Decreto 39/1998 del Principado de Asturias.

5. Edificabilidad máxima: Será, en cada parcela, el resultado de aplicar las condiciones de altura máxima, fondo edificable máximo y ocupación máxima, anteriormente señalados. La edificabilidad resultante podrá redistribuirse en el solar según las necesidades del proyecto, las características de la propia parcela y de las colindantes, aunque ello implique superar en algún punto los 14 m de fondo.

6. Parcela mínima: 200 m². Se exceptúan las parcelas consolidadas en el catastral vigente en el momento de la entrada en vigor de estas Normas, para las que se admite como parcela mínima la existente, siempre que permita edificar cumpliendo el resto de las condiciones señaladas en estas Normas.

7. Frente mínimo: 10 m. Se exceptúan las parcelas consolidadas en el catastral vigente en el momento de la entrada en vigor de estas Normas.

8. Alineaciones: Se respetarán las alineaciones señaladas en planos. No se permiten retranqueos respecto a dichas alineaciones.

9. Rasantes: Se respetarán las definidas por las vías públicas existentes.

1. Retranqueos: A los linderos con otras propiedades el retranqueo será de una profundidad igual o superior a la mitad de la altura de la edificación, salvo que medie acuerdo expreso entre propiedades, que habrá de protocolarizarse ante notario y se adjuntará con la solicitud de la licencia cuando el proyecto lo haga preciso. Lógicamente, dicho retranqueo no será de aplicación en las medianerías entre edificaciones

Artículo 268.—Condiciones de uso

1. Se admiten los Usos Pormenorizados en las Categorías y Situaciones que se definen a continuación.

a) Uso de vivienda. Constituye el Uso Característico de la Zona.

— Categorías 1.ª y 2.ª

b) Uso comercial.

— Hasta Categoría 3.ª en Situaciones 1.ª, 2.ª y 3.ª

— Categoría 4.ª en Situaciones 2.ª y 3.ª

c) Uso de oficina.

— Categoría 1.ª en Situación 1.ª

— Categoría 2.ª en Situación 2.ª y 3.ª

— Categoría 3.ª en Situaciones 4.ª y 5.ª

d) Uso de garaje-aparcamiento.

— Categoría 1.ª en Situación 1.ª

— Categoría 2.ª en Situaciones 3.ª y 4.ª

— Categoría 3.ª en Situaciones 3.ª, 4.ª y 5.ª

e) Uso de industria.

— Categoría 1.ª en Situaciones 1.ª y 2.ª

— Categoría 2.ª en Situación 2.ª

f) Uso de servicios hoteleros.

— Modalidad 1:

— Nivel 1 en Situación 1.ª

— Niveles 2 y 3 en Situaciones 2.ª y 3.ª

— Modalidad 2:

— Situaciones 1.ª y 3.ª

g) Uso socio-cultural y de espectáculos.

— Categoría 1.ª en Situación 1.ª

— Categoría 2.ª en Situaciones 2.ª y 3.ª

h) Uso de reunión y recreo.

— Categorías 1.ª y 2.ª en Situación 1.ª

— Categoría 3.ª en Situaciones 2.ª y 3.ª

i) Uso educativo.

— Categoría 1.ª en Situación 1.ª

— Categoría 2.ª en Situación 2.ª

j) Uso deportivo.

— Categoría 1.ª en Situaciones 1.ª, 2.ª y 3.ª

k) Uso sanitario-asistencial.

— Categorías 1.ª y 3.ª en Situaciones 1.ª y 2.ª

— Categoría 2.ª en Situaciones 2.ª y 3.ª

l) Uso religioso.

— Categoría 1.ª en Situación 1.ª

2. Quedan prohibidos el resto de los Usos Pormenorizados en todas sus Categorías y Situaciones.

Artículo 269.—Otras condiciones específicas

1. Con carácter general serán de aplicación las condiciones establecidas en el Capítulo 2 del Título II, referido a las Condiciones Generales de la Edificación, a las que completan y/o sustituyen las siguientes condiciones específicas.

2. Ordenación y composición: Cuando se requiera el fraccionamiento del volumen edificable, en actuaciones por aplicación directa de estas Normas, éste vendrá reflejado por el señalamiento de alineación.

3. Edificación en los patios de manzana:

a) Sin perjuicio de las limitaciones que la aplicación de la CPI.96, a efectos del establecimiento de vías de evacuación, pudiera suponer en cuanto al fondo máximo de los locales de pública concurrencia, es autorizable la edificación en el interior de los patios de manzana, salvo en los que expresamente se señalen alneaciones.

b) La edificación realizada en el interior de los patios de manzana tendrá igual altura que la del local al que se vincula, y en ningún caso superará los 3.50 m de altura libre. Su cubrición se realizará mediante cubierta plana, que en ningún punto superará en más de 80 cm el nivel de las cubiertas colindantes.

c) Sobre dicha cubierta podrán practicarse elementos de iluminación y/o ventilación, que deberán separarse una distancia mínima de 3 m respecto de las fachadas de las viviendas situadas en las plantas superiores del mismo edificio o de los colindantes. Estos elementos: claraboyas, lucernarios, etc., tendrán una altura no superior a 1 m, respecto al nivel de acabado exterior de la cubierta plana.

4. Condiciones para las cubiertas:

a) Se permite la construcción de cubiertas planas. En ese caso no es autorizable el uso de vivienda por encima de la altura máxima señalada, permitiéndose sólo la construcción de casetones o torreones de escalera o ascensor y elementos técnicos de las instalaciones del edificio, excepto en el supuesto señalado en el número 2 del artículo 267 de estas Normas.

b) Para SA.1:

Se admite el uso de vivienda en la planta bajo-cubierta. Los elementos de iluminación y ventilación de estas plantas, deberán cumplir las siguientes condiciones:

— La longitud máxima del frente de buharda no superará 1.5 m. y su altura no será superior a 1.2 m medida desde la intersección con el faldón de la cubierta.

Se autorizarán cuerpos enrasados con la fachada exterior, sean o no prolongación de balcones o miradores situados en la planta inmediata inferior, y su tratamiento exterior será de iguales características que la de aquellos. Tendrán un frente mínimo de 2 m y máximo de 3.5 m. La suma de este tipo de frentes hacia una fachada no podrá superar el 20% de la longitud de la misma, pudiendo completar hasta el 30% de dicha longitud con buhardas del tipo definido en el apartado anterior.

5. Condiciones para las fachadas:

a) El tratamiento de las plantas bajas se realizará como el resto de la fachada. En el caso de locales comerciales, su composición guardará relación con el resto de la fachada, modulándose de esta forma la superficie vidriada que sea necesaria.

b) Se autoriza la realización de balcones, terrazas, miradores y cuerpos volados cerrados, que deberán cumplir las condiciones señaladas en el Capítulo 2 del Título II de estas Normas.

c) Se prohibe el vuelo del forjado horizontal en todo su espesor, para constituir el alero, debiendo presentar éste un canto exterior no superior a 20 cm y proporcional a su longitud de vuelo.

d) Las cornisas podrán obtenerse mediante la molduración del canto de forjado o mediante la superposición de molduras corridas de piedra, ladrillo o material tratado como la fachada.

e) En el tratamiento de las fachadas exteriores, no se prescribe ningún tipo de material siempre que su empleo esté suficientemente justificado por color y textura, dentro del ambiente de la zona, dependiendo en gran medida su adecuación del correcto diseño del edificio.

f) Se recomienda el empleo de carpinterías de madera pintada o perfil metálico lacado.

SECCIÓN 4. CONSERVACIÓN DE LA ORDENACIÓN ACTUAL (CO)

Artículo 270.—Definición

1. Comprende los Desarrollos Residenciales Consolidados que responden a una concepción unitaria de diseño.

2. Se establecen dos grados:

a) En CO.1 se incluyen los desarrollos que constituyeron barriadas completas, ejecutadas según un Plan o Proyecto independiente del resto de la estructura urbana.

b) En CO.2 se delimitan ámbitos con actuaciones unitarias de menor entidad o sobre los que más recientemente la Administración ha desarrollado sus promociones de vivienda.

Artículo 271.—Intensidad máxima de uso

1. En ambos grados, el volumen edificable se considera agotado por coincidir con el ya edificado.

Artículo 272.—Condiciones de uso

1. La vivienda constituye el Uso Característico.

2. Se considerarán Compatibles los existentes a la entrada en vigor de las Normas que no hayan sido objeto de expediente por infracción urbanística.

3. A los locales existentes en planta baja se les aplicará el mismo régimen de Usos Compatibles señalado para la Zona de Ordenanza de Edificación Tradicional (ET) en el artículo 264 de estas Normas.

Artículo 273.—Condiciones específicas de desarrollo

1. En los ámbitos de CO.1, al objeto de mejorar las condiciones de la urbanización o paliar posibles déficits de equipamientos y zonas libres, podrán redactarse, en desarrollo de estas Normas, Planes Especiales que tomarán como ámbito mínimo el delimitado para cada una de las ordenaciones incluidas en esta Ordenanza.

2. Cuando se redactaran esos Planes Especiales, se tomará como aprovechamiento medio referido al ámbito de su UA el de 1.2 m²/m².

SECCIÓN 5. RESIDENCIAL EXENTO (RX)

Artículo 274.—Definición

1. Regula los usos y la construcción de pequeños edificios destinados a vivienda colectiva, exentos en el interior de una parcela.

2. Se trata de una Zona de Uso Global Residencial.

3. Se establecen dos grados: RX.1 y RX.2.

4. Tanto las condiciones de uso como las de intensidad del mismo que a continuación se establecen, serán comunes a ambos grados, salvo cuando se diferencien expresamente para cada uno de ellos.

Artículo 275.—Intensidad máxima de uso

1. La intensidad máxima de uso vendrá dada por la aplicación de las limitaciones que se señalan a continuación, excepto cuando se trate de parcelas integradas en el ámbito de una Unidad de Actuación, en cuyo caso deberá cumplir las condiciones específicas de ésta.

2. Parcela mínima: 1000 m².

3. Frente mínimo: 20 m.

4. Altura máxima de la edificación:

a) Para RX.1: 9.5 m y 3 plantas. Cuando se dispongan viviendas en planta baja, el nivel de ésta podrá elevarse hasta 1.5 m respecto a la rasante del terreno, siendo en este caso la altura máxima permitida de 10 m.

b) Para RX.2: 7.5 m y 2 plantas. Se autoriza el uso de vivienda en planta bajo-cubierta. Se permitirá la superación de la altura máxima establecida para elementos singulares, tales como torreones, de altura máxima 10 m, que por su carácter queden debidamente justificados e integrados en la composición general del edificio. Estos elementos tendrán una ocupación en planta no superior a 15 m².

En ambos casos, el cómputo del número de plantas y altura máxima de la edificación se medirá en cada una de las fachadas respecto a la rasante del vial o del terreno en contacto con la edificación.

5. Ocupación máxima: El 40% medido sobre parcela neta.

6. Edificabilidad máxima:

a) Para RX.1: 0.8 m²/m² medidos sobre parcela neta.

b) Para RX.2: 0.6 m²/m² medidos sobre parcela neta. De la superficie edificada en planta bajo-cubierta computará aquella que disponga de una altura libre igual o superior a 1.5 m.

Si otras condiciones establecidas en estas NNSS impidieran agotar la superficie edificable máxima resultante de aplicar el índice de edificabilidad, se respetará éste.

7. Retranqueos: 4 m.

Las edificaciones a construir sobre las parcelas en Xarrio, situarán su fachada sobre los tramos señalados en Planos como alineación exterior. En el resto de los casos el retranqueo se aplicará tanto asobre las alineaciones exteriores como sobre el resto de los linderos.

Cuando en alguno de sus bordes la parcela esté delimitada por un camino de uso exclusivamente peatonal, la edificación podrá adosarse al lindero retranqueándose un mínimo de 2 m al eje del camino.

Asimismo, el retranqueo lateral podrá suprimirse para adosar la nueva edificación a una existente sobre la parcela colindante o para adosar edificaciones entre sí en solución de proyecto unitario o, si media acuerdo expreso entre propiedades, que habrá de protocolarizarse ante notario, y que se adjuntará con la solicitud de la licencia cuando el proyecto lo haga preciso. No obstante, se prohibe el mantenimiento de la misma alineación de fachada sin interrupciones en agrupaciones cuya edificación resultante supere los 25 m de frente.

8. Alineaciones: Cuando no se fijen en los Planos de estas Normas, los cerramientos de parcela se situarán a una distancia mínima de 6 m, medidos respecto al eje del vial.

Para la edificación, serán libres dentro de los retranqueos o áreas de máximo movimiento de la edificación fijadas por estas Normas.

9. Separación entre edificios: Cuando sobre una parcela se construyan varias edificaciones, la separación entre ellas será igual o superior a la altura de la más alta, medida en cualquier dirección.

Artículo 276.—Condiciones de uso

1. Se admiten los Usos Pormenorizados en las Categorías y Situaciones que se definen.

a) Uso de vivienda. Constituye el Uso Característico para esta Zona de Ordenanza.

— Categoría 2.ª

b) Uso comercial.

— Categoría 1.ª en Situaciones 1.ª y 3.ª

b) Uso de oficina.

— Categoría 1.ª en Situación 1.ª

— Categoría 2.ª en Situaciones 2.ª y 5.ª

c) Uso de garaje-aparcamiento.

— Categorías 1.ª y 2.ª en Situaciones 3.ª y 4.ª

d) Uso de servicios hoteleros.

— Modalidad 1:

— Nivel 1 en Situación 1.ª

— Nivel 2 en Situaciones 2.ª y 3.ª

— Modalidad 2:

— Situaciones 1.ª y 3.ª

— Modalidad 3:

— Nivel 1 en Situación 1.ª

— Nivel 2 en Situación 3.ª

— Modalidad 4:

— Situación 3.ª

e) Uso de reunión y recreo.

— Categoría 1.ª en Situación 3.ª

f) Uso educativo.

— Categoría 1.ª en Situación 3.ª

g) Uso deportivo.

— Categoría 1.ª en Situaciones 1.ª y 4.ª

2. Quedan prohibidos el resto de los Usos Pormenorizados en todas sus Categorías y Situaciones.

Artículo 277.—Otras condiciones específicas

1. Con carácter general serán de aplicación las condiciones establecidas en el Capítulo 2 del Título II, referido a las Condiciones Generales de la Edificación, a las que completan y/o sustituyen las condiciones que se señalan a continuación.

2. Ordenación y composición:

a) Cuando la actuación suponga la agrupación de más de dos parcelas será obligatoria la redacción y aprobación previa de un Estudio de Detalle.

b) En su ordenación del volumen edificable, el Estudio de Detalle evitará las alineaciones rectas de sus fachadas, debiendo quebrar las mismas o adaptarlas a trazados con directriz curva, estudiando cambios o rupturas de la composición y escala del conjunto de forma que sin perder la unidad de actuación, ésta refleje el proceso de edificación tradicional mediante el fraccionamiento compositivo de sus fachadas coincidiendo con cada bloque.

c) Cuando se actúe sobre restos o edificaciones tradicionales del medio rural y con independencia del uso al que se destinen, se valorará la conservación de los muros de mampostería o sillares de piedra como elementos estructurales o de cerramiento, los elementos de carpintería de armar, cubiertas, etc.; integrándolos adecuadamente en el diseño de la nueva edificación sin que ello suponga la renuncia al aprovechamiento urbanístico reconocido en estas Normas.

d) Las edificaciones se adaptarán a la pendiente del terreno, fraccionando su volumen de forma que en cada fachada, ningún punto de la misma superará la altura máxima, medidos en su vertical respecto a la rasante del terreno en contacto con la edificación.

3. Condiciones para las cubiertas:

a) No se autoriza el empleo de cubiertas planas.

b) No se prohibe ningún material. Sin embargo, el empleo de materiales distintos de la pizarra deberá justificarse demostrando su adecuación al proyecto e integración en el entorno.

c) Cuando se admite el uso de Vivienda en la planta bajo-cubierta vinculada a la de la planta inferior, los elementos de iluminación y ventilación de estas plantas, además de las condiciones generales de composición y estéticas señaladas en el Capítulo 2 del Título II ya citado, deberán cumplir las siguientes condiciones:

— La longitud máxima del frente de buharda no superará 1.5 m y su altura no será superior a 1.2 m medida desde la intersección con el faldón de la cubierta.

— No se autoriza la construcción de terrazas en planta bajo-cubierta.

4. Condiciones para las fachadas:

a) En el tratamiento de las fachadas exteriores, no se prescribe ningún tipo de material siempre que su empleo esté suficientemente justificado por color y textura, dentro del ambiente de la zona, y adecuado para tal fin.

b) No se permite el empleo del ladrillo hueco cerámico sin revestir, ni el bloque prefabricado de hormigón sin tratamiento de cara vista. No se autoriza el aplacado completo de fachadas con elementos vitrocerámicos, ni la utilización exclusiva del color blanco.

c) Las medianerías entre distintas edificaciones que permanezcan al descubierto deberán tratarse de igual forma o con materiales que armonicen con las fachadas, prohibiéndose expresamente en este caso el empleo de materiales bituminosos, de fibrocemento o de acabado metálico.

5. Construcciones auxiliares: Las construcciones auxiliares recibirán el mismo tratamiento en fachadas y cubierta que la edificación principal.

6. Urbanización: Serán de aplicación con carácter general las condiciones establecidas en el Capítulo 1 del Título II.

SECCIÓN 6. RESIDENCIAL UNIFAMILIAR (RU)

Artículo 278.—Definición

1. Regula los usos y la construcción de viviendas unifamiliares.

2. Se trata de una Zona de Uso Global Residencial.

3. Se establecen dos grados: RU.1 y RU.2.

4. Tanto las condiciones de uso como las de intensidad del mismo que a continuación se establecen, serán comunes a ambos grados, salvo cuando se diferencien expresamente para cada uno de ellos.

Artículo 279.—Intensidad máxima de uso

1. La intensidad máxima de uso vendrá dada por la aplicación de las limitaciones que se señalan a continuación.

2. Parcela mínima:

a) Para RU.1: La existente, que permita la edificación cumpliendo el resto de las condiciones señaladas en estas Normas. A efectos de parcelación, reparcelación o segregación, la parcela tendrá una superficie mínima de 500 m².

b) Para RU.2: La existente, que permita la edificación cumpliendo el resto de las condiciones señaladas en estas Normas. A efectos de parcelación, reparcelación o segregación, la parcela tendrá una superficie mínima de 1000 m².

Excepcionalmente, las fincas incluidas parcialmente en esta Zona de Ordenanza podrán edificarse con independencia de su superficie, debiendo cumplir el resto de las condiciones específicas señaladas en estas Normas. La materialización del volumen edificable se realizará sobre la porción de la parcela calificada (RU.2), vinculando la superficie necesaria hasta cumplir la superficie mínima edificable, es decir 1000 m², computándose sobre ésta última los derechos edificatorios.

3. Frente mínimo: 10 m. Se exceptúan las parcelas consolidadas en el catastral vigente en el momento de la entrada en vigor de estas Normas.

4. Altura máxima de la edificación: 7 m y 2 plantas. El cómputo del número de plantas y altura de la edificación se medirá en cada una de las fachadas respecto a la rasante del vial o del terreno en contacto con la edificación.

5. Ocupación máxima:

a) Para RU.1: No se establece.

b) Para RU.2: 20% medido sobre parcela neta. Cuando se trate de sustitución de edificios existentes, la ocupación máxima de la nueva edificación podrá ser la del edificio sustituido aún superando el 20% establecido.

6. Edificabilidad máxima:

a) Para RU.1: 0.50 m²/m² sobre parcela neta.

b) Para RU.2: 0.25 m²/m² sobre parcela neta.

De la superficie edificada en planta bajo cubierta, computará aquella que disponga de una altura libre igual o superior a 1.50 m

En ambos Grados, la superficie edificada de las construcciones auxiliares, se computará al 50%, no pudiendo superar éstas el 25% de la superficie construida de la edificación principal.

7. Retranqueos: 4 m a la alineación exterior si estuviera fijada ó 6 m al eje del vial público y 3 m al resto de los linderos. Cuando en alguno de sus bordes la parcela esté delimitada por un camino de uso exclusivamente peatonal, la edificación podrá adosarse al lindero retranqueándose un mínimo de 2 m al eje del camino.

Las edificaciones existentes a la entrada en vigor de estas Normas, que no cumplen los retranqueos señalados, no se considerarán fuera de ordenación, pudiendo realizar ampliaciones que supongan la consolidación de la alineación actual, cumpliendo las demás condiciones urbanísticas aquí señaladas.

Dichas ampliaciones podrán enrasarse con la fachada existente y en cualquier caso cumplirán los retranqueos mínimos a linderos con otras propiedades.

Asimismo, el retranqueo lateral podrá suprimirse para adosar la nueva edificación a una existente sobre la parcela colindante o para adosar edificaciones entre sí en solución de proyecto unitario o, si media acuerdo expreso entre propiedades, que habrá de protocolarizarse ante notario, y que se adjuntará con la solicitud de la licencia cuando el proyecto lo haga preciso. No obstante, se prohíbe el mantenimiento de la misma alineación en agrupaciones cuya edificación resultante supere los 40 m de frente.

8. Alineaciones: Cuando no se fijen alineaciones en los Planos de estas Normas, los cerramientos de parcela se situarán a una distancia mínima de 3.50 m, medidos respecto al eje del vial.

La edificación auxiliar destinada al uso de garaje-aparcamiento, podrá situarse en línea con el cerramiento de la parcela.

Para la edificación, serán libres dentro de los retranqueos fijados por estas Normas.

Artículo 280.—Condiciones de uso

1. Se admiten los Usos Pormenorizados en las Categorías y Situaciones que se definen a continuación:

a) Uso de vivienda. Constituye el Uso Característico para esta Zona de Ordenanza.

— Categoría 1.ª

b) Uso de oficina.

— Categoría 1.ª en Situación 1.ª

— Categoría 2.ª en Situaciones 2.ª y 5.ª

c) Uso de garaje-aparcamiento.

— Categoría 1.ª en Situación 1.ª

d) Uso de industria.

— Categoría 1.ª en Situación 1.ª

— Categoría 2.ª en Situación 3.ª

e) Uso de servicios hoteleros:

— Modalidad 1:

— Nivel 1 en Situación 1.ª

— Nivel 2 en Situaciones 2.ª y 3.ª

— Modalidad 2:

— Situaciones 1.ª y 3.ª

— Modalidad 3:

— Nivel 1 en Situación 1.ª

— Nivel 2 en Situación 3.ª

— Modalidad 4:

— Situación 3.ª

f) Uso de reunión y recreo.

— Categoría 1.ª en Situaciones 1.ª y 3.ª

g) Uso educativo.

— Categoría 1.ª en Situaciones 1.ª y 3.ª

h) Uso deportivo.

— Categoría 1.ª en Situaciones 1.ª, 3.ª y 4.ª

2. Quedan prohibidos el resto de los Usos Pormenorizados en todas sus Categorías y Situaciones.

Artículo 281.—Otras condiciones específicas

1. Con carácter general serán de aplicación las condiciones establecidas en el Capítulo 2 del Título II, referido a las Condiciones Generales de la Edificación, a las que completan y/o sustituyen las condiciones que se señalan a continuación.

2. Ordenación y Composición:

a) En RU.1, se admite el empleo de cualquiera de las tipologías edificatorias, es decir, aislada, pareada y en hilera.

Cuando la actuación suponga la agrupación de más de dos viviendas será obligatoria la redacción y aprobación previa de un Estudio de Detalle. En su ordenación del volumen edificable, el Estudio de Detalle evitará las alineaciones rectas de sus fachadas, debiendo quebrar las mismas o adaptarlas a trazados con directriz curva, estudiando cambios o rupturas de la composición y escala del conjunto de forma que sin perder la unidad de actuación, ésta refleje el proceso de edificación tradicional mediante el fraccionamiento compositivo de sus fachadas coincidiendo con cada vivienda.

Cada agrupación no superará un desarrollo máximo de 40 m en fachadas exteriores.

En proyectos de agrupación que exigen la redacción previa de un Estudio de Detalle no se fija tamaño de parcela mínima, debiendo la ordenación cumplir la relación de una vivienda por cada quinientos metros cuadrados de parcela.

b) En RU.2 solamente se podrán construir edificaciones aisladas.

Cuando se actúe sobre restos o edificaciones tradicionales del medio rural y con independencia del uso al que se destinen, se valorará la conservación de los muros de mampostería o sillares de piedra como elementos estructurales o de cerramiento, los elementos de carpintería de armar, cubiertas, etc.; integrándolos adecuadamente en el diseño de la nueva edificación sin que ello suponga la renuncia al aprovechamiento urbanístico reconocido en estas Normas.

Quedan expresamente prohibidas las edificaciones para Vivienda Unifamiliar que imiten la tradicional construcción de hórreos o paneras.

Las edificaciones se adaptarán a la pendiente del terreno, fraccionando su volumen de forma que en cada fachada, ningún punto de la misma superará la altura máxima de 7 metros, medidos en su vertical respecto a la rasante del terreno en contacto con la edificación.

3. Condiciones para las cubiertas:

a) No se autoriza el empleo de cubiertas planas.

b) No se prohibe ningún material. Sin embargo, el empleo de materiales distintos de la pizarra deberá justificarse demostrando su adecuación al proyecto e integración en el entorno.

c) Cuando se admite el uso de Vivienda en la planta bajo-cubierta vinculada a la de la planta inferior, los elementos de iluminación y ventilación de estas plantas, además de las condiciones generales de composición y estéticas señaladas en el Capítulo 2 del Título II ya citado, deberán cumplir las siguientes condiciones:

— La longitud máxima del frente de buharda no superará 1.5 m y su altura no será superior a 1.20 m medida desde la intersección con el faldón de la cubierta.

— No se autoriza la construcción de terrazas en planta bajo-cubierta.

4. Condiciones para las fachadas:

a) En el tratamiento de las fachadas exteriores, no se prescribe ningún tipo de material siempre que su empleo esté suficientemente justificado por color y textura, dentro del ambiente de la zona, y adecuado para tal fin.

b) No se permite el empleo del ladrillo hueco cerámico sin revestir, ni el bloque prefabricado de hormigón sin tratamiento de cara vista. No se autoriza el aplacado completo de fachadas con elementos vitrocerámicos, ni la utilización exclusiva del color blanco.

c) Las medianerías entre distintas edificaciones que permanezcan al descubierto deberán tratarse de igual forma o con materiales que armonicen con las fachadas, prohibiéndose expresamente en este caso el empleo de materiales bituminosos, de fibrocemento o de acabado metálico.

d) La disposición de los faldones de la cubierta será tal que las fachadas rematadas en hastial nunca sean las más largas del perímetro, excepto en el caso de que esa fachada coincida con la línea de máxima pendiente del terreno y entre sus dos extremos exista un desnivel igual o superior a una planta completa.

5. Construcciones auxiliares: Las construcciones auxiliares recibirán el mismo tratamiento en fachadas y cubierta que la edificación principal.

Cuando excepcionalmente, en aquellas áreas de RU.1, que por su topografía o insuficiencia de vías aptas para el acceso rodado, se autorice la construcción de garajes fuera de las parcelas donde se encuentre la edificación residencial, los edificios exclusivos destinados a garaje-aparcamiento, tendrán una capacidad máxima para 6 vehículos y una superficie construida máxima de 120 m².

6. Urbanización: Serán de aplicación con carácter general las condiciones establecidas en el Capítulo 1 del Título II. No obstante, dadas las especiales características topográficas de las áreas de Residencial Unifamiliar, se aplicarán además las siguientes condiciones:

a) La parcela dispondrá de un acceso directo desde un viario público, cuya calzada pavimentada tendrá un ancho mínimo de 4 m A lo largo de la misma, y en todo el frente de la parcela se ejecutará una canaleta de recogida de aguas pluviales, de piezas prefabricadas de hormigón, o realizada in situ, de 30 cm de ancho mínimo y 15 cm de profundidad. El espacio comprendido entre el cerramiento de la parcela y dicha canaleta, se pavimentará a criterio de los Servicios Técnicos Municipales, bien como acera peatonal o bien mediante la compactación del terreno natural y vertido de una capa de gravilla de 10 cm de espesor, compactada.

b) El acceso a la parcela podrá, asimismo, realizarse a través de ramales en fondo de saco, de 50 m de longitud máxima y un ancho mínimo de calzada pavimentada de 3.00 m. Estos viales tendrán el carácter de calles particulares. La urbanización de los mismos cumplirán las condiciones señaladas en el apartado anterior, y no podrán dar servicio a más de cuatro viviendas, siendo necesaria la redacción y tramitación previa de un Estudio de Detalle.

c) En RU.1 podrá autorizarse la construcción de viviendas con acceso exclusivamente peatonal, cuando la edificación de las mismas se encuentre a una distancia no superior a 50 m, respecto de un vial público de las características señaladas en el apartado primero, y siempre que se resuelva adecuadamente el aparcamiento de vehículos en dicho vial, o se construyan las edificaciones auxiliares destinadas al uso de garaje-aparcamiento cumpliendo las condiciones en estos casos establecidas.

SECCIÓN 7. INDUSTRIA (I)

Artículo 282.—Definición

1. Regula los usos y la construcción de edificaciones industriales.

2. Se trata de una Zona de Uso Global Industrial.

3. Se establecen tres grados:

a) I.1: Cuando las edificaciones son de tamaño medio y grande, con ocupación parcial del solar y retranqueada en todos sus linderos.

b) I.2: Cuando la actividad industrial se desarrolla en locales de pequeño tamaño, agrupados en manzanas y que pueden incluso compartir instalaciones y servicios en común.

c) I.3: Se trata de parcelas de gran tamaño con actividad industrial en funcionamiento tales como serrerías, etc.

Artículo 283.—Intensidad máxima de uso

1. La intensidad máxima de uso vendrá dada por la aplicación de las limitaciones que se señalan a continuación.

2. Parcela mínima:

a) Para I.1: 1500 m². Queda expresamente prohibida la fragmentación en locales cuando la superficie de la parcela adscrita a los mismos no pueda superar la correspondiente a una parcela mínima en tantas veces como se pretenda realizar la fragmentación.

b) Para I.2: No se fija superficie mínima de parcela, siendo edificables aquellas parcelas que permitan la construcción cumpliendo las demás condiciones señaladas en estas Normas. A efectos de parcelación y al objeto de su desarrollo mediante proyectos unitarios, se establece una parcela mínima de 2500 m².

c) Para I.3: La existente, quedando expresamente prohibida la parcelación.

3. Altura máxima de la edificación:

a) Para I.1 e I.3: 9 m.

b) Para I.2: 7 m. Por encima de esa altura, sólo se permitirá, previa autorización municipal, la instalación de elementos técnicos inherentes al proceso productivo, no habitables.

4. Ocupación máxima:

a) Para I.1: 60% medido sobre parcela neta.

b) Para I.2: 80% medido sobre la parcela neta.

c) Para I.3: 20% medido sobre la parcela neta.

5. Edificabilidad máxima:

a) Para I.1 e I.2: 5 m³/m² sobre parcela neta (1.25 m²/m²).

b) Para I.3: 1.5 m³/m² sobre parcela neta (0.375 m²/m²).

En ambos casos, para su conversión en m²/m² se tomará como altura de planta 4 m.

6. Retranqueos:

a) Para I.1: 5 m en los frentes a viario y 3 m en los linderos laterales de la parcela. No obstante, cuando la edificación colindante sea ya medianera, o siempre que medie acuerdo entre propietarios colindantes, los retranqueos podrán anularse adosando las edificaciones, sin perjuicio del cumplimiento del resto de las condiciones establecidas en estas normas.

b) Para I.2: Se respetará el área de máximo movimiento de la edificación o alineaciones señaladas en los Planos de estas Normas o en el Planeamiento que las desarrolle.

c) Para I.3: 5 m en todos los linderos.

7. Alineaciones: Se respetarán las alineaciones obligatorias señaladas en los Planos de estas Normas, y en su defecto serán libres dentro de las limitaciones impuestas por los retranqueos.

Artículo 284.—Condiciones de uso

1. Se admiten los Usos Pormenorizados en las Categorías y Situaciones que se definen a continuación.

a) Uso de vivienda. Se permite la construcción de una vivienda por industria, para guardería. Prohibido en todas las demás Categorías y Situaciones.

b) Uso comercial.

— Categoría 5.ª en Situaciones 2.ª y 3.ª Siempre que se destine a la venta mayorista o venta directa de la manufactura producida o almacenada en los mismos locales.

c) Uso de oficina.

— Categorías 2.ª y 3.ª en Situaciones 4.ª y 5.ª

d) Uso de garaje-aparcamiento.

— Categoría 1.ª en Situación 1.ª

— Categoría 2.ª en Situaciones 3.ª y 4.ª

e) Uso de industria. Constituye el Uso Característico. Deberá representar al menos el 80% de la superficie total edificada en el ámbito de la manzana o del polígono, cuando se trate de promociones unitarias.

— Categoría 2.ª en Situación 2.ª

— Categorías 3.ª y 4.ª en Situaciones 3.ª y 4.ª

f) Uso de reunión y recreo.

— Categorías 1.ª y 2.ª en Situación 3.ª

g) Uso deportivo.

— Categoría 1.ª en Situación 3.ª

h) Uso sanitario-asistencial.

— Categorías 1.ª, 2.ª y 3.ª en Situación 3.ª

2. Quedan prohibidos el resto de los Usos Pormenorizados en todas sus Categorías y Situaciones.

Artículo 285.—Otras condiciones específicas

1. Con carácter general serán de aplicación las condiciones establecidas en el Capítulo 2 del Título II, referido a Condiciones Generales de la Edificación, a las que completan y/o sustituyen las que se señalan a continuación.

2. La ampliación de las edificaciones existentes en el área industrial de la recta de Torce requerirá la tramitación previa de un Estudio de Detalle que contemple la ordenación de la totalidad del suelo industrial, señalando las zonas edificables, las de reserva para aparcamiento y maniobras de carga y descarga, la mejora del acceso, etc.

3. Tanto las edificaciones de nueva planta como cualquier reforma o ampliación que se pretenda realizar sobre las edificaciones existentes, requerirá el cumplimiento de las condiciones señaladas en el Capítulo 3 del Título II, para las edificaciones de uso industrial.

4. Sin ocultar la diferente concepción volumétrica, se deberán estudiar las necesarias rupturas compositivas para aproximar la escala a la de los edificios del entorno. En este sentido, el volumen edificado no sobrepasará los 80 m de longitud, debiendo cumplir, en los casos excepcionales en que se supere esta dimensión, las condiciones señaladas en el artículo 201 de estas Normas.

5. Cuando las naves incorporen una zona administrativa y comercial, ésta se situará al frente de la edificación, presentando hacia el exterior una imagen adecuada urbana con calidades propias de los edificios destinados a usos terciarios.

SECCIÓN 8. TERCIARIO (TER)

Artículo 286.—Definición

1. Regula los usos y la construcción de edificios destinados a la prestación de servicios al público, las empresas u organismos, tales como el comercio en sus distintas formas, servicios administrativos, técnicos, financieros, de información, alojamiento temporal, etc, sean de carácter público o privado.

2. Se trata de una Zona de Uso Global Terciario.

Artículo 287.—Intensidad máxima de uso

1. La intensidad máxima de uso vendrá dada por la aplicación de las limitaciones que se señalan a continuación, excepto cuando se trate de parcelas integradas en el ámbito de una Unidad de Actuación, en cuyo caso deberá cumplir las condiciones específicas de ésta.

2. Parcela mínima: No se fija.

3. Altura máxima de la edificación: 7 m y 2 plantas. Por encima de dicha altura, sólo se permitirá la construcción de cuerpos singulares de la edificación en una superficie que no excederá el 20% de la de ocupación máxima, computando dicha superficie a efectos de la edificabilidad máxima. Se autoriza la utilización de la planta bajo cubierta, exclusivamente para los usos de vivienda y servicios hoteleros.

4. Ocupación máxima: 50% medido sobre parcela neta.

5. Edificabilidad máxima: 1.00 m²/m² sobre parcela neta.

6. Retranqueos: 4 m a la alineación oficial de fachada y 3 m al resto de linderos, que podrán reducirse o anularse cuando la tipología de los edificios circundantes lo aconseje según criterio de los Técnicos Municipales.

7. Alineaciones: Libres dentro de los retranqueos fijados por estas Normas, salvo que el Plano correspondiente disponga alineaciones obligatorias en alguno de los frentes o linderos del solar o parcela.

Artículo 288.—Condiciones de uso

1. Se admiten los Usos Pormenorizados en las Categorías y Situaciones que se definen a continuación:

a) Uso de vivienda. Exclusivamente como complementaria del uso principal del edificio, para su servicio y destinada a las personas que tengan que residir en él para el correcto funcionamiento del mismo.

b) Uso comercial.

— Categorías 1.ª, 3.ª y 4.ª en Situaciones 2.ª y 3.ª

c) Uso de oficina.

— Todas las Categorías en Situaciones 4.ª y 5.ª

d) Uso de garaje-aparcamiento.

— Categorías 2.ª y 3.ª en Situaciones 3.ª y 4.ª

e) Uso de industria.

— Categorías 1.ª y 2.ª en Situaciones 2.ª y 3.ª

f) Uso de servicios hoteleros.

— Todos los Niveles en Situaciones 2.ª y 3.ª

g) Uso socio-cultural y de espectáculos.

— Todas la Categorías en Situaciones 2.ª, 3.ª y 4.ª

h) Uso de reunión y recreo.

— Todas la Categorías en Situaciones 2.ª, 3.ª y 4.ª

i) Uso educativo.

— Categorías 1.ª y 2.ª en Situaciones 2.ª y 3.ª

j) Uso deportivo.

— Categorías 1.ª y 2.ª en Situaciones 2.ª y 3.ª

k) Uso sanitario-asistencial.

— Categorías 1.ª, 2.ª y 3.ª en Situaciones 2.ª y 3.ª

2. Quedan prohibidos el resto de los Usos Pormenorizados en todas sus Categorías y Situaciones.

Artículo 289.—Otras condiciones específicas

1. Con carácter general, serán de aplicación las condiciones establecidas en el Capítulo 2 del Título II, referido a las Condiciones Generales de la Edificación, a las que completan y/o sustituyen las condiciones que se señalan a continuación.

2. Se evitarán las ordenaciones de este tipo de edificaciones, en su parcela como unidades aisladas sin referencia con la tipología urbana del entorno, tratando de asociarlas al mismo, en una ordenación de conjunto coherente que también evitará el fraccionamiento de los espacios libres intermedios.

3. Se recomienda la aplicación con carácter orientativo, de las condiciones señaladas para la Zona de Ordenanza de Residencial Exento (RX).

SECCIÓN 9. EQUIPAMIENTOS Y SERVICIOS (EQ)

Artículo 290.—Definición

1. Esta Zona de Ordenanza regula los usos y la construcción de edificios destinados a servicios públicos e instituciones varias, en instalaciones de uso exclusivo, con ocupación parcial del solar y retranqueados por todos sus linderos.

2. Se trata de una Zona de Uso Global Especial.

3. Se establecen dos grados:

a) En EQ.1 se incluyen aquellos equipamientos públicos o privados, tales como centros escolares, centros de salud, cívico-culturales etc., así como las instalaciones deportivas que requieren espacios cubiertos.

b) En EQ.2 se incluyen las instalaciones deportivas al aire libre, sobre espacios de gran superficie, con o sin espectadores, que requieren una mínima proporción de locales cerrados.

4. Tanto las condiciones de uso como las de intensidad del mismo que a continuación se establecen, serán comunes a ambos grados, salvo cuando se diferencien expresamente para cada uno de ellos.

Artículo 291.—Intensidad máxima de uso

1. La intensidad máxima de uso vendrá dada por la aplicación de las limitaciones que se señalan a continuación.

2. Parcela mínima: No se fija.

3. Altura máxima de la edificación:

a) EQ.1: 10 m y 3 plantas. No se autoriza el aprovechamiento bajo cubierta. Por encima de esa altura, sólo se permitirá la construcción de cuerpos singulares de la edificación en una superficie que no exceda el 20% de la de ocupación máxima, computando dicha superficie a efectos de la edificabilidad máxima.

b) EQ.2: No se fija, debiendo justificarse según el carácter de la edificación y/o de la especialidad deportiva de que se trate.

4. Ocupación máxima:

a) EQ.1: 50% medido sobre parcela neta.

b) EQ.2: 5% de la parcela bruta.

5. Edificabilidad máxima:

a) EQ.1: 1.00 m²/m² medidos sobre parcela neta.

b) EQ.2: 0.05 m²/m² medidos sobre parcela bruta.

6. Retranqueos: 4 m a la alineación oficial de fachada y 3 m al resto de los linderos. Para EQ.1, estos retranqueos podrán reducirse o anularse cuando la tipología de los edificios circundantes así lo aconseje, según el criterio de los Servicios Técnicos Municipales.

7. Alineaciones: Serán libres dentro de los retranqueos fijados por estas Normas, salvo que el Plano correspondiente disponga alineaciones obligatorias en alguno de los frentes o linderos del solar o parcela.

Artículo 292.—Condiciones de uso

1. Se admiten los Usos Pormenorizados en las Categorías y Situaciones que se definen a continuación.

a) Uso de vivienda. Exclusivamente como complementaria al uso principal del edificio, a su servicio y destinada al personal que tenga que residir en él para su correcto funcionamiento.

b) Uso comercial.

— Categoría 1.ª en Situaciones 2.ª y 3.ª Cuando se trate de comercio especializado, relacionado con la actividad.

— Categoría 6.ª en Situación 3.ª

c) Uso de oficina.

— Categorías 2.ª y 3.ª en Situaciones 4.ª y 5.ª Exclusivamente para servicios públicos y administración de la actividad.

d) Uso de garaje-aparcamiento.

— Categorías 2.ª y 3.ª en Situaciones 3.ª y 4.ª

— Categoría 4.ª en Situación 4.ª

e) Uso de industria.

— Categorías 1.ª y 2.ª en Situaciones 2.ª y 3.ª, cuando se trate de usos relacionados con la actividad principal.

f) Uso de servicios hoteleros.

— Para EQ.1:

— Niveles 1, 2 y 3 en Situaciones 2.ª y 3.ª Sólo cuando se ligue directamente al uso principal: residencia de estudiantes, ancianos, o similares.

g) Uso socio-cultural y de espectáculos.

— Categorías 1.ª, 2.ª y 3.ª en Situaciones 2.ª y 3.ª

h) Uso de reunión y recreo.

— Para EQ.1.

— Categorías 1.ª, 2.ª y 3.ª en Situaciones 2.ª y 3.ª

— Categoría 4.ª en Situación 4.ª

— Para EQ.2:

— Categorías 1.ª y 2.ª en Situación 3.ª

— Categoría 4.ª en Situación 4.ª

i) Uso educativo.

— Para EQ.1:

— Categorías 1.ª, 2.ª y 3.ª en Situaciones 2.ª y 3.ª

j) Uso deportivo.

— Para EQ.1:

— Categoría 1.ª en Situaciones 2.ª y 3.ª

— Categoría 2.ª en Situaciones 2.ª y 3.ª

— Categoría 3.ª en Situación 3.ª

— Categoría 4.ª en Situación 3.ª

— Para EQ.2:

— Categoría 1.ª en Situaciones 2.ª y 3.ª

— Categoría 2.ª en Situaciones 2.ª y 3.ª

— Categoría 3.ª en Situación 3.ª

— Categoría 4.ª en Situación 4.ª

k) Uso sanitario-asistencial.

— Para EQ.1.

— Categorías 1.ª y 2.ª en Situación 3.ª

— Categoría 3.ª en Situaciones 2.ª y 3.ª

— Categoría 4.ª en Situación 3.ª

— Para EQ.2:

— Categoría 3.ª en Situaciones 2.ª y 3.ª

l) Uso religioso.

— Para EQ.1.

— Categoría 1.ª en Situaciones 1.ª y 2.ª

— Categoría 2.ª en Situación 2.ª

2. Quedan prohibidos el resto de los Usos Pormenorizados en todas sus Categorías y Situaciones.

Artículo 293.—Otras condiciones específicas

1. Con carácter general serán de aplicación las condiciones establecidas en el Capítulo 2 del Título II, referido a las Condiciones Generales de la Edificación, a las que completan y/o sustituyen las que se señalan a continuación.

2. Se permitirá la superación de la altura máxima establecida, en el caso de elementos singulares no habitables que por su carácter técnico, funcional o simbólico queden debidamente justificados, o en instalaciones deportivas que pudieran destinarse a especialidades que requieran mayor altura libre en el interior de la edificación.

3. En las instalaciones al aire libre, encuadradas en EQ.2, los graderíos no computarán a efectos de la edificabilidad ni de la ocupación máxima.

4. Se evitarán las ordenaciones de este tipo de edificaciones en su parcela como unidades aisladas sin referencia con la tipología urbana del entorno, tratando de asociarlas al mismo en una ordenación de conjunto coherente que también evitará el fraccionamiento de los espacios libres intermedios.

5. Las edificaciones existentes que superen las condiciones de intensidad de uso aquí establecidas, iglesias, centros parroquiales, etc, que se incluyen en esta Zona de Ordenanza, no tendrán la consideración de edificios fuera de ordenación. No obstante, no podrán ser objeto de ampliaciones que superen el 10% de la superficie construida, ni que superen la altura máxima establecida.

6. Se recomienda la aplicación con carácter orientativo, de las condiciones señaladas para la Zona de Ordenanza de Residencial Exento (RX).

SECCIÓN 10. ESPACIOS LIBRES (EL)

Artículo 294.—Definición

1. Esta Zona de Ordenanza regula los usos y la construcción sobre los espacios públicos libres, tales como parques, jardines, áreas de juego infantiles o autóctonos, etc.

2. Se establecen dos grados:

a) EL.1: Regula los usos y la construcción en superficies de uso público destinadas al ocio y entretenimiento ciudadano, en las que se autoriza la construcción, en pequeña proporción, de instalaciones, de titularidad mayoritariamente pública que tengan por objeto satisfacer las actividades vinculadas al disfrute del espacio libre y otros usos colectivos asimilados compatibles con el principal.

b) EL.2: Regula los usos y la construcción en superficies libres de uso público, en las que predomina el espacio libre sobre el construido, que se restringe a la provisión de los servicios mínimos imprescindibles para el mantenimiento del espacio ajardinado.

3. Tanto las condiciones de uso como las de intensidad del mismo que a continuación se establecen, serán comunes a ambos grados, salvo cuando se diferencien expresamente para cada uno de ellos.

Artículo 295.—Intensidad máxima de uso

1. La intensidad máxima de uso vendrá dada por la aplicación de las limitaciones que se señalan a continuación.

2. Parcela mínima: No se fija.

3. Altura máxima de la edificación: 1 planta y 3 m.

4. Ocupación máxima:

a) EL.1: 10%.

b) EL.2: 3%.

5. Edificabilidad máxima:

a) EL.1: 0.05 m²/m².

b) EL.2: 0.01 m²/m².

6. Retranqueos: Libres a cualquier lindero. No obstante, las diferentes edificaciones que pudieran tener cabida en el espacio libre, tendrán una separación mínima entre sí de 50 m.

7. Alineaciones: Serán libres dentro de los retranqueos fijados por estas Normas, salvo que el Plano correspondiente disponga alineaciones obligatorias para ciertas zonas.

Artículo 296.—Condiciones de uso

1. Se admiten los Usos Pormenorizados en las Categorías y Situaciones que se definen a continuación:

a) Uso comercial.

— Para EL.1: kioscos

b) Uso de reunión y recreo.

— Para EL.1:

— Categoría 1.ª en Situación 3.ª

— Categoría 4.ª en Situación 4.ª

c) Uso deportivo.

— Para EL.1:

— Categoría 1.ª en Situación 4.ª

2. Quedan prohibidos el resto de los Usos Pormenorizados en todas sus Categorías y Situaciones.

Artículo 297.—Otras condiciones específicas

1. Para el grado EL.1, las construcciones en parques o zonas libres verdes, deberán responder al concepto de pabellón siendo admisibles las formas constructivas tradicionales, así como soluciones ligeras de vidrio y metal pintado o similares.

2. Desde los espacios libres se podrán establecer accesos a los edificios que los delimitan, siempre que para ello exista una banda pavimentada a lo largo de su fachada, de 3 m de ancho mínimo, que facilite el acceso peatonal y de vehículos de servicio o emergencia y, el acceso a la vivienda más lejana no se encuentre a más de 50 m del vial público.

3. Estacionamiento bajo espacios libres y viales:

a) En los espacios libres EL.1 y viales públicos podrán disponerse aparcamientos públicos por iniciativa municipal o previa autorización o concesión del Ayuntamiento.

b) La autorización municipal estará condicionada por la existencia real del déficit a paliar, por el hecho de que la actuación no desnaturalice el uso de la superficie bajo la que se construya, si es bajo rasante, estableciendo el compromiso de reconstruir la zona verde, o reparar las posibles pérdidas si se tratara de una zona consolidada, o de acondicionarla simultáneamente como tal, si así lo establecen estas Normas y no se hubiera aún realizado.

c) Si el aparcamiento o estacionamiento se efectuara en superficie, su superficie no superará el 20% de la superficie neta de la parcela.

d) Si el aparcamiento se construyera bajo rasante, no ocupará más del 75% de la superficie de la parcela, reservando el resto de su superficie para plantaciones de árboles, etc. Su construcción se ajustará a las condiciones señaladas en los Artículos 185 a 192 de estas Normas.

e) En los casos en que existan zonas, sobre estacionamientos subterráneos, que pudieran ser eventualmente utilizadas por vehículos rodados, el forjado de dichas zonas tendrá las condiciones establecidas en las NBE-CPI 96 y admitirá una sobrecarga de uso de 2000 kg/cm².

Título IV

Título IV. Suelo Urbanizable

Capítulo 1. Régimen del Suelo Urbanizable

Capítulo 1. Régimen, gestión y desarrollo del planeamiento en Suelo Urbanizable

SECCIÓN 1. ÁMBITO DE APLICACIÓN Y RÉGIMEN JURÍDICO

Artículo 298.—Clasificación del suelo urbanizable

1. Estas Normas Subsidiarias (NNSS) clasifican como Suelo Urbanizable (SUR), aquel cuyas condiciones de tamaño y proximidad a los núcleos urbanos consolidados y a otras situaciones preexistentes aconsejan sean objeto de urbanización. A su vez, pretenden a través de la urbanización de estos suelos y la reurbanización de otros suelos urbanos colindantes, contribuir a mejorar las condiciones medioambientales y paisajísticas del conjunto de los núcleos urbanos y dar satisfacción a las necesidades residenciales y de esparcimiento de la población.

2. A efectos de la valoración del suelo, supuestos expropiatorios y obtención de terrenos dotacionales, el SUR se equipara al Suelo Urbanizable de los Planes Generales.

3. En cumplimiento de la determinación exigida en el artículo 93 del Reglamento de Planeamiento1 (RP), la delimitación del Suelo Urbanizable viene representada en los Planos de Clasificación del Suelo de estas Normas.

Artículo 299.—Tipos de suelo urbanizable

1. Atendiendo a su situación respecto al Suelo Urbano y/o a otro Suelo Urbanizable en ejecución, el SUR clasificado en estas Normas, se divide en dos tipos:

a) Suelo Urbanizable Sectorizado (SUR). Constituye este tipo de suelo aquel para el que se prevé su desarrollo y urbanización dentro del período de vigencia de estas Normas.

b) Suelo Urbanizable no Sectorizado (SUR-NS). Se incluyen en este tipo de Suelo Urbanizable los terrenos para los que no se prevé un plazo específico de ejecución, pero que constituyen una reserva de suelo para en el futuro lograr una ordenación coherente, ya que reúnen las cualidades óptimas para el desarrollo urbanístico, preservando los demás.

Artículo 300.—Régimen jurídico

1. El régimen jurídico viene regulado en los Artículos 15 a 18 de la Ley sobre Régimen del Suelo y Valoraciones2 (LRSV) y en el artículo 44.1 del Reglamento de Gestión Urbanística3 (RGU), en aplicación del principio de sucesiva adquisición de facultades urbanísticas de la propiedad.

________________________________________________

1 Real Decreto 2159/1978, de 23 de junio, por el que se aprueba el Reglamento de Planeamiento para el desarrollo y aplicación de la Ley sobre Régimen del Suelo y Ordenación Urbana (BOE núm. 221 y 222, de 15 y 16 de septiembre de 1978).

2 Ley 6/1998, de 13 de abril, sobre Régimen del Suelo y Valoraciones (BOE núm. 89, de 14 de abril de 1998).

3 Real Decreto 3288/1978, de 25 de agosto, por el que se aprueba el Reglamento de Gestión Urbanística para el desarrollo y aplicación de la Ley sobre el Régimen del Suelo y Ordenación Urbana (BOE núm. 27 y 28, de 31 de enero y 1 de febrero de 1979).

SECCIÓN 2. DESARROLLO DE LAS NORMAS EN EL SUELO URBANIZABLE

Artículo 301.—Suelo urbanizable sectorizado

1. El SUR, para su desarrollo, se divide en sectores, cuyos ámbitos se definen en los Planos y en las fichas de condiciones particulares recopiladas en el anexo 3 de estas Normas, en donde se establecen las Normas que incluyen las condiciones específicas que además de las de carácter general afectan al desarrollo de cada sector.

2. El Suelo Urbanizable Sectorizado queda dividido en los siguientes sectores:

Localidad

Denominación

Uso Global

Ámbito

Jarrio

SUR-1-I

Industrial

271 449 m²

El Espín

SUR-1-R

Residencial

71 000 m²

Jarrio

SUR-2-R

Residencial

83 400 m²

3. El desarrollo de las Normas Subsidiarias en esta clase de Suelo se realizará mediante Planes Parciales. Conforme a lo dispuesto en el artículo 13.1 del texto refundido de 19764 (TRLS76), dichos Planes están subordinados jerárquicamente a las presentes Normas.

4. La parcelación urbanística, urbanización y edificación en el SUR requieren la previa aprobación del Plan Parcial (PP), que ordenará la totalidad del ámbito de cada sector definido por las Normas o la división de los mismos previamente autorizada por el Ayuntamiento.

Artículo 302.—Subdivisión de los sectores

1. Podrá contemplarse la subdivisión de los Sectores delimitados, siempre que los espacios resultantes tengan una entidad geográfica y urbanística suficiente para permitir su desarrollo y adecuada inserción en la estructura general de las NNSS. A estos efectos se establecen las siguientes condiciones:

a) Superficie mínima del ámbito bruto: 5 ha

b) Justificación de la distribución equitativa de beneficios y cargas, tal y como establece la legislación urbanística vigente, ratificando el aprovechamiento medio señalado para el ámbito original o fijando un nuevo aprovechamiento que no podrá variar más de un 15% respecto al aprovechamiento medio.

c) Justificación de la parte proporcional adscrita al Subsector de los Sistemas Locales y reservas para dotaciones y equipamientos públicos previstos para el Sector. En este sentido y al objeto de evitar un excesivo fraccionamiento de dichas reservas que anularía su funcionalidad, se podrán establecer reservas genéricas o de uso indefinido que cumplan en su conjunto las condiciones señaladas en el anexo del RP.

d) Se respetará el Uso Global señalado para el Sector de origen.

Artículo 303.—Sistemas de actuación

1. El Sistema de Actuación será el fijado por las NNSS para cada Sector, que no obstante el Plan Parcial podrá variar justificando el cumplimiento de los criterios señalados en el artículo 56.2 del RP.

Artículo 304.—Planes parciales

1. Los Planes Parciales cumplirán las determinaciones establecidas en el artículo 13.2 del TLRS76 y en los Artículos 43 a 46 del RP.

2. Los Planes Parciales contendrán la documentación establecida en los Artículos 57 a 64 del RP.

3. La competencia para la aprobación inicial, provisional y definitiva será la establecida en el artículo 4 del Real Decreto Ley 3/19805 y Artículos 136 a 139 del RP.

Artículo 305.—División en unidades de actuación

1. Para su ejecución, los Planes Parciales podrán establecer la división de su ámbito en Unidades de Actuación que delimitarán expresamente, señalando asimismo el sistema de actuación que corresponda a cada una de ellas.

Artículo 306.—Ejecución de infraestructuras

1. Antes de la aprobación del Plan Parcial, y siempre mediante la formulación y aprobación de un Plan Especial, sólo podrán realizarse en esta clase de Suelo obras correspondientes a las infraestructuras territoriales.

Artículo 307.—Obras y proyectos de urbanización

1. La ejecución de las obras de urbanización requieren en todo caso que previamente, además del Plan Parcial, se haya aprobado el correspondiente Proyecto de Urbanización.

________________________________________________

4 Real Decreto 1346/1976, de 9 de abril, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley sobre Régimen del Suelo y Ordenación Urbana (BOE núm. 144 y 145, de 16 y 17 de junio de 1976).

5 Real Decreto Ley 3/1980, de 14 de marzo, sobre promoción de suelo y agilización de la gestión urbanística (BOE núm. 65, de 15 de marzo de 1980).

2. Los Proyectos de Urbanización deberán ajustarse a las previsiones del Plan Parcial que desarrollen. Para su contenido y tramitación se seguirán las especificaciones del Título I del RP.

Artículo 308.—Derecho a edificar

1. El derecho a edificar en el SUR no podrá ejercerse mientras no se hayan ejecutado las obras de urbanización de la correspondiente etapa, de las programadas en el Plan de Etapas del PP, y se den los siguientes requisitos:

a) Que haya ganado firmeza, en vía administrativa, el acto de aprobación definitiva del Proyecto de Reparcelación o del Proyecto de Compensación.

b) Que se haya formalizado ante notario la cesión, a favor del Ayuntamiento de los terrenos reservados en el Plan Parcial para Dotaciones y Espacios Libres de Uso y Dominio Público.

Artículo 309.—Edificación y urbanización simultáneas

1. Podrá ejercerse el derecho a edificar antes de que concluya la ejecución de las obras de urbanización de la correspondiente etapa del PP cuando concurran, además de lo establecido en artículo anterior, los siguientes requisitos:

a) Que se haya aprobado definitivamente el Proyecto de Urbanización.

b) Que por el estado de realización de las obras de urbanización la Administración considere previsible que, a la terminación de la edificación, la totalidad de las parcelas de la correspondiente etapa del Plan Parcial contarán con todos los servicios necesarios para tener la condición de solar.

c) Que se preste fianza, en cualquiera de las formas admitidas por la legislación local, en cuantía suficiente para garantizar hasta el ciento por ciento la ejecución de las obras necesarias para completar la totalidad de la urbanización de la correspondiente etapa del Plan Parcial, así como para conectar todos sus servicios con las redes viarias y de servicios locales o generales.

d) Para valorar esta garantía podrá descontarse la parte proporcional de la obra ya ejecutada de esa etapa y de las conexiones, así como la parte proporcional de la fianza depositada con motivo de la aprobación del Proyecto de Urbanización; no se podrá descontar sin embargo la fianza depositada en la tramitación del Plan Parcial.

e) Que el escrito de solicitud de licencia del promotor se comprometa a no utilizar la construcción hasta tanto no esté concluida la obra de urbanización y a establecer tal condición en las cesiones de derecho de propiedad o de uso que se lleven a efecto para todo tipo o parte del edificio.

2. El incumplimiento del deber de urbanización simultánea a la edificación comportará la declaración de caducidad de la licencia, sin derecho a indemnización, impidiéndose el uso de lo edificado, sin perjuicio de derecho de los terceros adquirientes al resarcimiento de los daños y perjuicios que se les hubiesen irrogado. Asimismo comportará la pérdida de la fianza a que se refiere el apartado c) anterior.

Artículo 310.—Dotaciones del sistema local

1. Con independencia de las edificaciones que pudieran incluirse en los Planes Parciales, citadas en el artículo anterior, podrán ejecutarse antes de que los terrenos adquieran la condición de solar las edificaciones correspondientes a las dotaciones de titularidad pública sobre las reservas de suelo definidas en los Planes Parciales, siempre que se haya producido la cesión al Ayuntamiento de la parcela de terreno en que se ubiquen y se cumplan además los requisitos b) y c) del artículo anterior.

Artículo 311.—Parcelación

1. No se podrá proceder a la parcelación urbanística en el Suelo Urbanizable hasta que no se haya obtenido la correspondiente licencia de parcelación, o se haya aprobado definitivamente el Proyecto de Compensación o de Reparcelación.

Artículo 312.—Obligaciones de los propietarios

1. Como consecuencia del desarrollo del SUR, los propietarios de los terrenos están obligados a:

a) Costear la totalidad de las obras de urbanización y los gastos complementarios correspondientes, en los términos señalados en los Artículos 59 al 61 del RGU.

b) Costear la ejecución o suplemento de las obras exteriores sobre las que se apoye el Sector o Unidad de Actuación, en la forma y cuantía establecida al aprobar cada Plan Parcial.

c) Costear los gastos de mantenimiento y conservación de las obras de urbanización constituyendo al efecto una Entidad de Conservación de las Obras de Urbanización en aquellos Sectores en que así lo determine la ficha correspondiente, o en su defecto el Plan Parcial del Sector, y en la forma y plazos allí fijados.

d) Efectuar gratuitamente, libres de cargas y gravámenes y formalizadas ante notario las cesiones siguientes:

— Terrenos destinados a viales interiores del Sector.

— Terrenos destinados a sistemas interiores, delimitados en la documentación gráfica del Plan Parcial, y que en ningún caso serán inferiores en cuantía a lo establecido en el artículo 13.2 del TRLS76 y Artículos 46 a 57 del RP.

— El suelo que corresponda al 10% del aprovechamiento tipo del Sector.

— Cumplir los plazos previstos en el Plan Parcial para su desarrollo y ejecución.

— Edificar los solares resultantes en los plazos que se establezcan en el Plan Parcial.

Artículo 313.—Suelo urbanizable regulado según planeamiento en ejecución

1. En los Planos de las Normas figura delimitado el SUR-1-I, que corresponde al Polígono Industrial del Río del Pinto, para el que se encuentra en tramitación la modificación de su Plan Parcial, por lo que a efectos de su desarrollo se considera como un Sector con Planeamiento en Ejecución, cuyas determinaciones serán las vigentes.

2. En la ficha correspondiente, que figura en el anexo 3 de estas Normas, se recogen los parámetros esenciales de dicho Sector:

a) Coeficiente de edificabilidad bruta: 0.6 m²/m².

b) Superficie total ámbito: 271 449 m².

c) Superficie construida total: 162 869 m².

d) Uso dominante: Industrial.

e) Sistema de actuación: Expropiación.

Artículo 314.—Órdenes, prioridades y plazos de ejecución

1. No se establece un orden de prioridad para el desarrollo de los distintos Sectores del Suelo Urbanizable ya sectorizado en estas Normas, siendo asimismo su período de vigencia el plazo de ejecución de dichos sectores.

SECCIÓN 3. DESARROLLO DE LAS NORMAS EN EL SUELO URBANIZABLE NO SECTORIZADO

Artículo 315.—Ámbitos

1. Tal como se refleja en los Planos de estas NNSS, a efectos de su gestión y posterior desarrollo, el SUR-NS se divide en distintas áreas diferenciadas entre sí básicamente por el Uso Global que se les asigna a cada una de ellas:

Localidad

Denominación

Uso Global

Ámbito

Jarrio

SUR-NS-I

Industrial

100 800 m²

Jarrio

SUR-NS-R

Residencial

227 500 m²

Artículo 316.—División en sectores

1. La delimitación de Sectores se realizará de oficio por el Ayuntamiento, a petición de los interesados que deberán representar al menos la titularidad del 60% de la superficie propuesta como ámbito del Sector.

2. La delimitación de un sector dentro del SUR-NS tendrá la entidad geográfica y urbanística suficiente para permitir su desarrollo y adecuada inserción en la estructura general de las NNSS. A estos efectos, se establecen las siguientes condiciones:

a) La delimitación se realizará para el desarrollo de terrenos situados en borde del Suelo Urbano o de otro Sector del SUR cuyo Plan Parcial haya sido aprobado definitivamente, y tendrá una superficie mínima de 5 ha.

b) Justificación de la distribución equitativa de beneficios y cargas tal como establece la legislación urbanística vigente, ratificando el aprovechamiento medio señalado para el ámbito original o fijando en su caso el nuevo aprovechamiento que no podrá variar en más de un ±15% respecto a dicho aprovechamiento medio.

c) Justificación de la parte proporcional adscrita al sector, de los sistemas locales y reservas para dotaciones y equipamientos públicos con arreglo a los estándares establecidos en el RP. En este sentido y al objeto de evitar un excesivo fraccionamiento de dichas reservas que anularía su funcionalidad, se podrán establecer reservas genéricas o de uso indefinido que cumplan en su conjunto los estándares señalados en el anexo del RP.

d) Se respetará el Uso Global establecido para el ámbito del SUR NS al que pertenezca el Sector.

Artículo 317.—Desarrollo y ejecución

1. Una vez delimitado el Sector, el desarrollo del mismo se realizará mediante Plan Parcial con arreglo a las condiciones señaladas para el SUR en la Sección 2 de este Capítulo (Artículos 301 a 313).

Artículo 318.—Condiciones de uso y edificación hasta su sectorización

1. En el Suelo Urbanizable no Sectorizado podrán autorizarse, antes de su sectorización y aprobación del correspondiente Plan Parcial, los usos previstos para el SNU de Interés Agrario tipo 2 (SNU.I2), que se establecen en los Artículos 477 a 480 de estas Normas, quedando expresamente prohibida la construcción de vivienda en cualquiera de sus categorías.

2. Será autorizable la construcción de vivienda familiar vinculada a la explotación agraria previo informe favorable de la CUOTA y renuncia expresa del propietario, al incremento de valor a efectos de expropiación que la construcción de dicha vivienda represente.

SECCIÓN 4. CONDICIONES PARA EL DESARROLLO DE LAS URBANIZACIONES DE INICIATIVA PRIVADA

Artículo 319.—Promotor

1. Se entiende por promotor de un PP de iniciativa privada a la persona física o jurídica que lo formula y lo eleva a la Administración Urbanística actuante.

Artículo 320.—Garantía

1. Con el fin de asegurar el cumplimiento de los compromisos, se constituirán por éste las garantías previstas en el artículo 46 del RP.

Artículo 321.—Plazos para desarrollar los planes parciales

1. Aprobado definitivamente el PP, existirá un plazo máximo de un año, a contar desde la fecha de la aprobación definitiva para la presentación del Proyecto de Urbanización y el plazo máximo dieciocho meses, a partir de la misma fecha, para presentar el Proyecto de Compensación, por lo que el Plan de Etapas del desarrollo del PP deberá ajustarse a los esos plazos máximos.

Artículo 322.—Licencia de parcelación

1. Si la parcelación urbanística resultante de la ejecución del sector no estuviera contenida en el Proyecto de Compensación o de Reparcelación, se formulará un Proyecto de Parcelación, que deberá presentarse a trámite a efectos de obtención de la preceptiva licencia, en un plazo máximo de tres meses, a contar desde la recepción definitiva de las obras de urbanización.

Artículo 323.—Paralización de expedientes

1. Paralizado cualquier expediente relativo a una actuación de iniciativa privada en SUR por causas imputables al promotor, el órgano competente advertirá a éste de que, transcurridos tres meses sin que se atienda el requerimiento, se producirá la caducidad del expediente con el archivo de las actuaciones.

Artículo 324.—Incumplimiento de obligaciones

1. Sin prejuicio de la imposición de sanciones y de la ejecución de las garantías y su pérdida, el incumplimiento por el promotor o propietario de las obligaciones, deberes y compromisos contraidos facultará a la Administración, según la identidad y trascendencia de este incumplimiento, para la adopción de alguna de las siguientes medidas:

a) Suspensión de los efectos del Plan.

b) Cambio de sistema de actuación.

c) Expropiación, sanción total o parcial de los terrenos.

Artículo 325.—Entidades urbanísticas colaboradoras

1. Si el promotor fuese sustituido por una entidad urbanística colaboradora de compensación o de conservación, no quedará libre de sus obligaciones hasta que la identidad haya sido inscrita en el Registro de Entidades Urbanísticas Colaboradoras, y hasta que por dicha Entidad se hayan constituido las garantías legalmente exigibles.

Artículo 326.—Disolución de juntas de compensación

1. La disolución de la Junta de Compensación se efectuará una vez que se hayan suscrito con la Administración las actas de recepción definitiva de las obras, instalaciones, dotaciones y cesiones obligatorias y se hayan cumplido las demás obligaciones de ésta.

Título V

Título V. Suelo no Urbanizable

Capítulo 1. Régimen desarrollo y gestión del Suelo no Urbanizable

Capítulo 2. Condiciones generales de uso del suelo y de edificación

Capítulo 3. Condiciones generales de la edificación

Capítulo 4. Condiciones particulares de cada categoría de Suelo no Urbanizable

Capítulo 1. Régimen, gestión y desarrollo del planeamiento en Suelo no Urbanizable

SECCIÓN 1. RÉGIMEN JURÍDICO

Artículo 327.—Definición

1. De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 9 de la Ley sobre Régimen del Suelo y Valoraciones1 (LRSV), modificado por el RDL 4/002, tienen la condición de Suelo no Urbanizable los terrenos siguientes:

________________________________________________

1 Ley 6/1998, de 13 de abril, sobre Régimen del Suelo y Valoraciones (BOE núm. 89, de 14 de abril).

2 Real Decreto Legislativo 4/2000, de 23 de junio, de medidas urgentes de Liberalización en el Sector Inmobiliario y de Transportes (BOE núm. 151, de 24 de junio de 2000; correcciones en BOE núm. 154, de 28 de junio de 2000).

a) Los que están sometidos a algún régimen especial de protección incompatible con su transformación de acuerdo con los planes de ordenación territorial o la legislación sectorial, en razón de sus valores paisajísticos, históricos, arqueológicos, científicos, ambientales o culturales, de riesgos naturales acreditados en el planeamiento sectorial, o en función de su sujeción a limitaciones o servidumbres para la protección del dominio público.

b) Los que se considera necesario preservar por los valores a que se ha hecho referencia en el punto anterior, por su valor agrícola, forestal, ganadero o por sus riquezas naturales, así como aquéllos que se consideran inadecuados para un desarrollo urbano.

2. A los efectos de estas NNSS y en su ámbito de aplicación, por considerarse que en el mismo concurren uno o varios de los valores expresados en el número anterior, se clasifica como Suelo no Urbanizable el territorio para el que se señala esa condición en los Planos de Clasificación del Suelo.

Artículo 328.—División

1. De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 2 de la Ley sobre Edificación y Usos en el Medio Rural del Principado de Asturias3 (LEUMR), el Suelo no Urbanizable del concejo de Coaña se divide en las siguientes Categorías:

a) Suelo no Urbanizable de Especial Protección (SNU.P1 y SNU.P2)

b) Suelo no Urbanizable de Interés (SNU.I1 y SNU.I2)

c) Suelo no Urbanizable de Costas (SNU.C)

d) Suelo no Urbanizable de Infraestructuras (SNU.IF)

e) Suelo no Urbanizable de Núcleo Rural (SNU.NR)

Artículo 329.—Destino

1. El Suelo no Urbanizable deberá utilizarse en la forma que mejor corresponda a su naturaleza, con sujeción a lo dispuesto en la Ley de Ordenación Agraria y Desarrollo Rural del Principado de Asturias4 (LOADR) y en la Ley de Reforma y Desarrollo Agrario5.

2. De acuerdo a lo dispuesto en el artículo 20 de la LRSV, los terrenos clasificados como Suelo no Urbanizable no podrán ser destinados a fines distintos del agrícola, forestal, ganadero, cinegético y, en general, de los vinculados a la explotación racional de los recursos naturales, dentro de los límites que establecen estas NNSS y la LEUMR.

SECCIÓN 2. RÉGIMEN DE USOS

Artículo 330.—Clases de usos

1. Los usos previstos en estas Normas son los que corresponden a las necesidades de la población y al desarrollo de su actividad en todos los órdenes, así como a la debida gestión y utilización de los recursos naturales.

2. De acuerdo a lo dispuesto en el artículo 3 de la LEUMR, atendiendo a su situación jurídica y a la modalidad de gestión que le corresponda, los usos en Suelo no Urbanizable pueden ser de las siguientes clases:

a) Usos Permitidos

b) Usos Autorizables

c) Usos Incompatibles

d) Usos Prohibidos

Artículo 331.—Usos permitidos

1. Se consideran así los sujetos a concesión de licencia municipal sin trámites previos.

Artículo 332.—Usos autorizables

1. Se considerarán así aquellos que con anterioridad a la licencia municipal requieren autorización previa, conforme al trámite previsto en el artículo 13 de la LEUMR.

Artículo 333.—Usos incompatibles

1. Se considerarán así aquellos que no cumplen alguno de los requisitos exigidos para los Usos Permitidos o Autorizables y cuya eventual admisibilidad requiere, con anterioridad a cualquier otra autorización o licencia, la nueva aprobación o modificación de un planeamiento en virtud del cual se habilite el suelo afectado para la finalidad pretendida.

________________________________________________

3 Ley 6/1990, de 20 de diciembre, sobre Edificación y Usos en el Medio Rural del Principado de Asturias (BOPA núm. 6, de 9 de enero de 1991).

4 Ley 4/1989, de 21 de julio, de Ordenación Agraria y Desarrollo Rural del Principado de Asturias (BOPA núm. 193, de 21 de agosto de 1989; correcciones en BOPA núm. 228 y 242, de 30 de septiembre y 18 de octubre de 1989, respectivamente).

5 Decreto 118/1973, de 12 de enero, por el que se aprueba el Texto de la Ley de Reforma y Desarrollo Agrario (BOE núm. 30, de 3 de febrero de 1973).

2. Al tratarse de usos o actividades incompatibles con los restantes establecidos en este Título, su implantación exige con carácter previo a cualquier otra actuación la aplicación de alguno de los siguientes procedimientos:

a) En el caso de que la actividad que se plantea no exija la transformación del suelo y se contemple esta posibilidad en el presente Título, podrán formularse Planes Especiales para la implantación de aquellas actividades señaladas en el artículo 76 del Reglamento de Planeamiento6 (RP).

b) En el caso de que no sean admisibles en el Suelo no Urbanizable, se modificarán las presentes Normas, siguiendo el procedimiento regulado en el artículo 161 del RP, para transformar en Suelo Urbanizable o Urbano los terrenos objeto de modificación, si la naturaleza o características de los mismos lo permiten.

c) Si el alcance de la modificación se encuadrara en alguno de los supuestos previstos en el artículo 154.3 del RP, se procederá a la revisión del planeamiento vigente en los términos del artículo 157 del citado Reglamento.

d) En el supuesto de cambio de clasificación, si la que se trata de implantar es la de Suelo Urbano, se exigirán los compromisos y cesiones propios del Suelo Urbanizable.

e) En todo caso y dado que la implantación del Uso Incompatible puede suponer una ampliación del ámbito de la actividad urbanística, el Ayuntamiento podrá determinar la necesidad de trasvasar las cesiones que puedan derivarse del incremento del contenido urbanístico hacia las proximidades del núcleo de población sobre el que presumiblemente recaería la demanda potencial de servicios y equipamientos.

Artículo 334.—Usos prohibidos

1. Son aquellos usos que las presentes Normas imposibilitan en el Suelo no Urbanizable y que en ningún caso podrán llevarse a cabo, salvo que se produzca la aparición de nuevos criterios urbanísticos y éstos se materialicen a través de la oportuna revisión del planeamiento.

SECCIÓN 3. DESARROLLO Y GESTIÓN

Artículo 335.—Desarrollo del planeamiento

1. El desarrollo del Suelo no Urbanizable clasificado en estas Normas podrá realizarse mediante Planes Especiales cuya finalidad sea cualquiera de las señaladas en el artículo 76.2 del RP.

Los objetivos principales de estos Planes Especiales podrán ser: la protección del paisaje, los valores naturales y culturales, la conservación y mejora del medio rural, la protección de las vías de comunicación e infraestructuras básicas y la ejecución directa de estas últimas y de los Sistemas Generales.

2. A tal fin, estas Normas prevén el desarrollo de los Planes Especiales que se relacionan en el anexo 4 de las mismas.

Artículo 336.—Sistemas de actuación

1. Con arreglo a lo dispuesto en el artículo 10 de la LEUMR, las dotaciones, servicios y sistemas de espacios libres de ámbito local que se sitúen en los Núcleos Rurales se obtendrán por el sistema de expropiación como actuación aislada en Núcleo Rural.

2. Excepcionalmente, en la regulación de las condiciones de edificación en Núcleo Rural se establecen formas de gestión tales que por aplicación voluntaria de las mismas se puedan obtener mediante cesión gratuita, los terrenos necesarios para dotaciones, servicios o sistemas de espacios libres.

Artículo 337.—Parcelaciones urbanísticas

1. Se considerará parcelación urbanística, según el artículo 6 de la LEUMR, la división simultánea o sucesiva de terrenos en dos o más lotes efectuada con fines edificatorios. En el SNU se entenderá que existe propósito edificatorio cuando la fragmentación de la finca no responda a requerimientos objetivos de la explotación agraria del terreno o de la actividad económica que debidamente autorizada venga realizándose sobre el mismo, circunstancias éstas que deberán ser constatadas por el Ayuntamiento o los órganos competentes de la Administración del Principado de Asturias.

2. De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 6 de la LEUMR, fuera de los Núcleos Rurales gráficamente delimitados en las presentes NNSS se prohiben las parcelaciones urbanísticas en el Suelo no Urbanizable.

Artículo 338.—Segregaciones

1. La prohibición de parcelación no comportará por su propia naturaleza la imposibilidad de transferencias de propiedad, divisiones y segregaciones de terrenos rústicos, siempre que se dé alguna de las circunstancias siguientes:

a) Cumplir las unidades mínimas de cultivo y demás determinaciones de la legislación agraria. Tal hecho no comportará por sí la posibilidad o imposibilidad de edificación, para lo que se necesitará la concurrencia de los requisitos propios de esa circunstancia.

________________________________________________

6 Real Decreto 2159/1978, de 23 de junio, por el que se aprueba el Reglamento de Planeamiento para el desarrollo y aplicación de la Ley sobre Régimen del Suelo y Ordenación Urbana (BOE núm. 221 y 222, de 15 y 16 de septiembre de 1978).

b) Haberse llevado a cabo en virtud de partición de herencias o disolución de comunidades, formadas estas últimas con anterioridad a la Resolución del Consejero de Ordenación del Territorio, Vivienda y Medio Ambiente de 29 de diciembre de 19837 y constituidas por título lucrativo, excepción hecha de que las mismas integrasen una sociedad mercantil, siempre que, en ambos casos, el número de lotes resultantes no fuera superior al de interesados concurrentes y se cumplimente la normativa específica de cada zonificación y tipología en cuanto al tamaño mínimo de parcela.

c) Realizarse para agrupar o agregar a predios colindantes, aplicando la causa de excepción contemplada en el artículo 99 de la LOADR, siempre que ello no aumente el número total de fincas inferiores a la mínima fijada.

2. A los efectos de lo anterior se considerarán como unidades mínimas de cultivo aquellas establecidas en el Decreto 84/19928 del Principado de Asturias o posteriores que lo sustituyan. Para el caso del concejo de Coaña, las siguientes:

a) Unidad mínima de cultivo agrícola: 5.000 m².

b) Unidad mínima de cultivo forestal: 100.000 m².

3. Cualquier división o segregación que no responda a lo establecido en este artículo sólo tendrá efectos privados, considerándose a efectos públicos y en concreto para las actuaciones urbanísticas como propiedad compartida de una sola finca, la original, indivisa.

4. Las divisiones, segregaciones y agregaciones anteriormente señaladas en este artículo no necesitarán licencia municipal, debiendo no obstante notificarse al Ayuntamiento para su constancia, pudiendo el Alcalde o el Consejero competente en materia de Urbanismo adoptar, en caso fundado de discrepancia, las medidas de disciplina que prevén los Artículos 184 y siguientes del texto refundido de la Ley del Suelo de 19769.—(TRLS76).

5. Las restantes divisiones de terreno que tengan por finalidad o consecuencia el obtener terreno de extensión igual o superior a lo que en cada zonificación o tipología permita el hecho edificatorio, necesitarán licencia municipal e informe previo de la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Asturias (CUOTA), a fin de determinar que tal división no suponga o incida en la posibilidad de parcelación urbanística por cumplimentar los requisitos que determinan los Artículos 85 a 95 del TRLS76.

6. La división de fincas rústicas, tal como queda descrita, carece de efecto alguno respecto a la posibilidad o imposibilidad de edificar sobre ellas.

Capítulo 2. Condiciones generales de uso

SECCIÓN 1. DISPOSICIONES DE CARÁCTER GENERAL

Artículo 339.—Definición y clasificación

1. La presente reglamentación regula los diferentes usos de los terrenos y de las edificaciones según las actividades que puedan desarrollarse en ellos.

2. A los efectos de las presentes Normas, se establecen las clases de usos y actividades que deben ser objeto de tratamiento específico agrupados según la siguiente clasificación:

a) Actividades agrarias

b) Actividades forestales

c) Actividades extractivas

d) Actividades industriales

e) Equipamientos

f) Servicios

g) Infraestructuras

h) Vivienda familiar

i) Usos existentes

3. La clasificación de usos que aquí se presenta no prejuzga el carácter de los mismos en relación con la situación jurídica de Permitidos, Autorizables, Incompatibles o Prohibidos que a cada uno le corresponda de acuerdo a las Condiciones Particulares de cada Categoría del Suelo no Urbanizable que se presentan en el Capítulo 4 del Título V de estas Normas.

________________________________________________

7 Resolución del Consejero de Ordenación del Territorio, Vivienda y Medio Ambiente, de 29 de diciembre de 1983 (BOPA de 31 de enero de 1984).

8 Decreto 84/1992, de 30 de diciembre, por el que se determina la Unidad Mínima de Cultivo Agrícola y Forestal (BOPA núm. 23, de 29 de enero de 1993; correcciones en BOPA núm. 58, de 11 de marzo de 1993).

9 Real Decreto 1346/1976, de 9 de abril, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley sobre Régimen del Suelo y Ordenación Urbana (BOE núm. 144 y 145, de 16 y 17 de junio de 1976).

4. Las actividades aquí definidas deberán ajustarse en su desarrollo a la normativa legal que les fuera aplicable en función de la naturaleza de la actividad. En ese sentido, las clasificaciones, modalidades y niveles establecidos para cada uno de los usos y actividades considerados en estas Normas son complementarios a los procedentes de la normativa sectorial aplicable.

SECCIÓN 2. ACTIVIDADES AGRARIAS

Artículo 340.—Definición y clasificación

1. Se consideran actividades agrarias las relacionadas directamente con la explotación de los recursos vegetales y animales del territorio. Por su singularidad se han segregado de este epígrafe las actividades forestales.

2. A los efectos de estas Normas, las actividades agrarias se clasifican en los tres grupos siguientes:

a) Actividades agrícolas.

b) Actividades ganaderas.

c) Actividades de acuicultura.

SUBSECCIÓN 2A. ACTIVIDADES AGRÍCOLAS

Artículo 341.—Definición y clasificación

1. Se consideran actividades agrícolas todas aquellas relacionadas con el cultivo y aprovechamiento de especies vegetales no maderables.

2. Por su diferente carácter y necesidades edificatorias, las actividades agrícolas se segregan en los dos grupos siguientes:

a) Cultivos bajo cubierta y viveros. Se consideran así los cultivos intensivos que requieren instalaciones específicas ajenas a la explotación tradicional.

b) Actividades agrícolas tradicionales. Se consideran así todas las demás.

Artículo 342.—Divisiones de fincas

1. Se considera prohibida cualquier división de fincas que de lugar a parcelas de dimensiones inferiores a la unidad mínima de cultivo de 5.000 m² que, para el caso del concejo de Coaña, se establece en el Decreto 84/921 del Principado de Asturias o a la que en su caso se establezca en los Proyectos de Concentración Parcelaria que se desarrollen.

2. La coexistencia de usos agrícolas distintos o la creación de nuevos huertos y pomaradas dentro de la misma unidad registral no supone variación del régimen parcelario, que se mantendrá inalterado o admitirá la segregación cumpliendo el tamaño mínimo establecido.

3. La separación de los diferentes usos agrícolas sin división de la finca matriz, tal y como se establece en el número anterior, no podrá ir acompañada de cerramientos de fábrica de ladrillo, mampostería, celosía o cualquier sistema constructivo análogo, debiendo limitarse éstos a seto vivo, empalizada o alambre.

Artículo 343.—Transformaciones de uso del suelo

1. La modificación de la estructura parcelaria tradicional de setos o matorral que suponga tala de arbolado queda sometida a licencia municipal y podrá ser denegada en aquellos casos en que se prevea notable impacto ecológico o paisajístico.

2. De acuerdo a lo dispuesto en el epígrafe 7.2 del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de Asturias2 (PORNA) deberá tramitarse Evaluación Preliminar de Impacto Ambiental (EPIA) para las actividades de mejora de pastos, entendiéndose como tales las encaminadas a la potenciación de pastizales mediante el arado y nueva siembra de terrenos con superficie superior a 3 ha y que supongan una alteración del medio físico existente.

3. Se someterán al trámite de Evaluación de Impacto Ambiental (EIA) los proyectos o actividades susceptibles de encuadrarse en los supuestos previstos en el anexo I de la Ley 6/01 de Impacto Ambiental3 (LIA): grupo 1, puntos c y d, y grupo 9, punto a. Cuando no sea así, pero sean encuadrables en el anexo II, el órgano competente se pronunciará sobre la necesidad o no de la EIA: grupo 1, puntos c y d.

Artículo 344.—Concentraciones parcelarias

1. Las concentraciones parcelarias constituyen actos sujetos a licencia municipal.

2. El epígrafe 7.2 del PORNA determina la obligatoriedad de tramitar EPIA para las concentraciones parcelarias y dicha actividad figura en el anexo II de la LIA. Por ello, el órgano que promueva el proyecto de concentración deberá solicitar informe del órgano competente en materia de impacto ambiental antes de la redacción del proyecto, debiendo éste pronunciarse sobre la necesidad de tramitar EIA o, en su defecto, EPIA.

________________________________________________

1 Decreto 84/1992, de 30 de diciembre, por el que se determina la Unidad Mínima de Cultivo Agrícola y Forestal (BOPA núm. 23, de 29 de enero de 1993; correcciones en BOPA núm. 58, de 11 de marzo de 1993).

2 Decreto 38/1994, de 19 de mayo, por el que se aprueba el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Principado de Asturias. (BOE núm. 256, de 2 de julio de 1994).

3 Ley 6/2001, de 8 de mayo, de modificación del Real Decreto Legislativo 1302/1986, de 28 de junio, de Evaluación de Impacto Ambiental (BOE núm. 111, de 9 de mayo de 2001).

3. Con carácter general, las nuevas concentraciones parcelarias deberán respetar los sistemas tradicionales de división parcelaria, procurando mantener en el interior de las parcelas agregadas parte del seto vivo o arbolado existente.

Artículo 345.—Fertilización

1. En consonancia con las propuestas del Código de Buenas Prácticas Agrarias del Principado de Asturias4 se prohibe la fertilización con abonos líquidos de origen animal, purines o lisieres, en los supuestos siguientes:

a) A menos de 50 m de fuentes, pozos o captaciones de agua.

b) En una franja de 10 m a ambos lados del alveo, tal y como se define éste en el artículo 5 del texto refundido de la Ley de Aguas5 (TRLA).

c) En terrenos de pendientes superiores al 20%.

d) En el ámbito de los Núcleos Rurales delimitados en estas Normas y en una faja de 200 m de entorno a su perímetro.

e) Durante los meses de julio y agosto, a menos de 200 m de playas y otros puntos de la costa con afluencia turística.

f) En terrenos helados, nevados, inundados o con un grado de encharcamiento apreciable.

g) Cuando se prevean fuertes lluvias, especialmente en el caso de terrenos pendientes.

Artículo 346.—Aplicación de productos peligrosos

1. La utilización de forma masiva de productos potencialmente peligrosos para la fauna silvestre, especialmente venenos para el control de roedores y fitocidas, se considera actividad sujeta a licencia municipal y a la superación del trámite de EPIA acorde a lo dispuesto en el epígrafe 7.2 del PORNA.

A tal fin, sin perjuicio de lo que pueda considerar el órgano competente en materia de impacto ambiental del Principado de Asturias, se entenderá que existe utilización masiva cuando el área de aplicación sea superior a 1 ha.

Artículo 347.—Condiciones de edificación

1. Las edificaciones al servicio de las actividades agrícolas tradicionales podrán destinarse sólo al almacenamiento de aperos, maquinaria, insumos y productos de la explotación, debiendo ajustarse a las condiciones siguientes:

a) Superficie máxima edificada de 150 m². Superficies mayores requerirán adecuada justificación de acuerdo con la naturaleza de la explotación, que en su caso podrá ser calificada como industria agraria.

b) Distancia inferior a 25 m de la vivienda agraria o explotación ganadera a la que pretende dar servicio.

c) Ocupación máxima de la edificación del 30% de la superficie de la parcela, computándose la totalidad de las edificaciones preexistentes si las hubiera.

d) Retranqueos de al menos 4 m a las líneas de cierre, a caminos o carreteras locales o según establezca la Ley de Ordenación y Defensa de las Carreteras del Principado de Asturias6 (LODC).

e) Cumplimiento de las condiciones de la edificación establecidas en el artículo 456 de estas Normas.

2. Las condiciones de las edificaciones al servicio de los cultivos bajo cubierta y viveros se establecerán en el momento de la autorización, debiendo no obstante ajustarse a las siguientes determinaciones:

a) Superficie máxima edificada de 150 m², excluidas las instalaciones desmontables de producción vegetal: invernaderos y similares. En casos justificados podrán autorizarse edificaciones cuya superficie rebase los 150 m².

b) Ocupación máxima de la edificación del 30% de la superficie de la parcela, computándose la totalidad de las edificaciones preexistentes si las hubiera, pero no las instalaciones desmontables de producción vegetal: invernaderos y similares.

c) Además del almacenamiento de aperos, maquinaria, insumos y productos de la explotación, serán admisibles locales destinados a la administración y guarda de la instalación.

d) Retranqueos de al menos 4 m a las líneas de cierre, a caminos o carreteras locales o según establezca la LODC.

e) Cumplimiento de las condiciones de la edificación establecidas en el artículo 456 de estas Normas.

________________________________________________

4 Resolución de 26 de mayo de 1997 de la Consejería de Agricultura del Principado de Asturias por la que se aprueba el Código de Buenas Prácticas Agrarias (BOPA núm. 177, de 31 de julio de 1997).

5 Real Decreto Legislativo 1/2001, de 20 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Aguas (BOE núm. 176, de 24 de julio de 2001).

6 Ley 13/1986, de 28 de noviembre, de Ordenación y Defensa de las Carreteras del Principado de Asturias (BOPA núm. 288, de 13 de diciembre de 1986; corrección en BOPA núm. 13, de 17 de enero de 1987).

SUBSECCIÓN 2B. ACTIVIDADES GANADERAS

Artículo 348.—Definición

1. Se consideran actividades ganaderas todas aquellas relacionadas con la cría, engorde o aprovechamiento de animales domésticos.

2. A los efectos de estas Normas las actividades ganaderas se clasifican en los grupos siguientes:

a) Actividades ganaderas intensivas. Se considerarán así todas aquellas explotaciones que dispongan de instalaciones específicas de estabulación de carácter industrial.

b) Actividades ganaderas tradicionales. Se consideran así todas las restantes.

Artículo 349.—Condiciones de localización

1. En el ámbito de los Núcleos Rurales podrán autorizarse instalaciones para la cría tradicional de conejos, aves y cerdos con destino al autoconsumo o la pequeña venta, sin que en ningún caso puedan rebasarse los umbrales que se establecen para la consideración de la actividad como intensiva en el artículo 348 de estas Normas.

2. Con carácter general, el resto de explotaciones ganaderas podrán autorizarse exclusivamente fuera del ámbito delimitado para los Núcleos Rurales y a distancia superior a 200 m de cualquier equipamiento o vivienda familiar, excluida únicamente la del titular de la actividad. El Ayuntamiento podrá ampliar dicha distancia en función de la naturaleza e intensidad de la actividad.

En cualquier caso, deberán respetarse para cualquier tipo de explotación las distancias mínimas que se deriven de la correcta aplicación del Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas7 (RAMINP).

3. La localización de instalaciones de cría o engorde de ganado de cerda deberán cumplir las distancias mínimas que se establecen en el Real Decreto 324/008.

Artículo 350.—Condiciones de edificación

1. La nueva edificación vinculada a explotaciones ganaderas (establos) y la ampliación o reforma de las existentes se realizará de acuerdo con la normativa particular de cada Categoría de Suelo no Urbanizable.

2. Las edificaciones destinadas a albergar explotaciones ganaderas deberán ajustarse a los parámetros siguientes:

a) Cuando superen los 150 m² de superficie edificada, superficie mínima de la parcela de 10.000 m² y ocupación máxima del 20%, computadas las edificaciones preexistentes si las hubiera.

b) Retranqueos de al menos 10 m a las líneas de cierre, a caminos o carreteras locales o según establezca la LODC.

c) Cumplimiento de las condiciones de vertido y tratamiento de residuos establecidas en el artículo 351 de estas Normas.

d) Cumplimiento de las condiciones de la edificación establecidas en el artículo 456 de estas Normas.

3. La vinculación de las instalaciones al uso ganadero deberá demostrarse mediante filiación en la Seguridad Social Agraria del titular.

4. En instalaciones de nueva planta se considera prohibido el uso residencial superpuesto con las instalaciones de estabulación. No así, la presencia en la misma parcela de la vivienda agraria del titular de la explotación.

Artículo 351.—Condiciones de vertido y tratamiento de residuos

1. Las determinaciones relativas al almacenamiento de residuos ganaderos que aquí se desarrollan serán de obligado cumplimiento para todas aquellas instalaciones de nueva creación, así como para las que soliciten licencias de ampliación, mejora o reforma que superen los meros trabajos de mantenimiento o conservación de las actuales instalaciones. Dichas determinaciones no se considerarán de aplicación para el caso de las explotaciones ganaderas de equino, ovino, caprino, cerda, aves y conejos que se destinen principalmente al autoconsumo.

2. A los efectos de estas Normas se consideran dos sistemas de gestión de los residuos ganaderos:

a) Con manejo separativo de sólidos y líquidos. Las instalaciones cuentan con un depósito de almacenamiento para el estiércol seco y la cama vegetal del ganado. A éste, se conecta una fosa de almacenamiento de purines a donde drenan los lixiviados del estiércol.

b) Con manejo unitario de sólidos y líquidos. Es el habitual en explotaciones que utilizan sistemas sin cama, slats. Las instalaciones disponen de una canaleta en el interior del establo que recoge las deyecciones, orines y agua de limpieza para conducirlos de forma conjunta a una fosa. Este sistema da lugar a un único tipo de residuo, el estiércol líquido, purín o lisier, que se utiliza como fertilizante en forma líquida.

________________________________________________

7 Decreto 2414/1961, de 30 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas (BOE núm. 292, de 7 de diciembre de 1961; correcciones en BOE núm. 57, de 7 de marzo de 1962).

8 Real Decreto 324/2000, de 3 de marzo, por el que se establecen Normas Básicas de Ordenación de las Explotaciones Porcinas (BOE núm. 58, de 8 de marzo de 2000).

3. Las explotaciones de ganadería que gestionen sus residuos de forma separativa deberán disponer de un depósito de almacenamiento de estiércol seco de obra, no permitiéndose su construcción mediante simple excavación. Dicho depósito estará dotado de una solera impermeabilizada y muros de altura adecuada a la capacidad de almacenamiento. La impermeabilización de la solera podrá lograrse mediante hormigones hidráulicos o láminas plásticas o asfálticas intercaladas en el hormigón. El depósito deberá dotarse de pendiente hacia unos canales que recogerán los lixiviados, reuniéndolos en un foso estanco.

Las dimensiones de ambos depósitos deberán ser tales que permitan el almacenamiento de los residuos durante 90 días, debiendo tener, al menos, una capacidad de 3 m³ por cabeza de ganado mayor, en el estercolero, y de 0.3 m³ por cabeza de ganado mayor en el foso. Tanto el estercolero como el pozo deberán estar cubiertos.

4. Las explotaciones de ganadería que gestionen sus residuos de forma unitaria deberán disponer de una fosa o depósito de almacenamiento de purines completamente estanca y cubierta de forjado que evite la salida de malos olores. Su capacidad deberá ser tal que garantice el almacenamiento durante 90 días, debiendo tener, al menos, una capacidad de 4.5 m³ por cabeza de ganado mayor.

5. A los efectos del dimensionamiento de los depósitos se considera que una cabeza de vacuno adulto equivale a 0.7 cabezas de vacuno de 12 a 24 meses, 0.4 cabezas de vacuno de menos de 12 meses, 0.6 cabezas de caballar, 0.1 cabezas de ovino o caprino y 0.014 aves o conejos.

6. Las explotaciones ganaderas que dispongan de depósitos de ensilaje deberán dotar a éstos de un punto bajo de recogida de líquidos rezumantes que se dirigirá al foso de almacenamiento de lisieres.

7. En cualquier caso, todos los depósitos de almacenamiento de estiércol seco o fosas de lisieres deberán situarse fuera de las márgenes de los ríos u otros lugares donde el rebosamiento o filtración accidental pudiera verterse directamente a los cursos de agua. Igualmente, se prohibe la práctica aún frecuente de limpieza y lavado de cisternas y otros aperos en los cursos de agua o lugares próximos a los mismos.

Artículo 352.—Condiciones particulares de las explotaciones intensivas

1. La autorización de implantación y construcción de una instalación de ganadería intensiva está supeditada a la vinculación de un terreno suficiente que garantice la absorción como fertilizante del estiércol producido sin peligro de contaminación del suelo y de las aguas, al menos 0.5 ha/cabeza.

2. A los efectos de lo anterior, la vinculación del terreno podrá hacerse efectiva mediante justificación de la propiedad o mediante escrito en que otros propietarios o llevadores se comprometan a la utilización del estiércol como fertilizante de sus terrenos. En cualquier caso los terrenos vinculados deberán localizarse en el término municipal de Coaña o en los concejos limítrofes.

3. La vinculación de terrenos puede sustituirse por instalaciones que técnicamente garanticen los mismos resultados, si bien, para calcular la que de todos modos se precise, se tendrán presentes los efectos posibles de averías o fallos y no sólo la hipótesis de funcionamiento correcto. Dichas instalaciones podrán ser depuradoras o plantas de compostaje.

4. La actividad de ganadería intensiva se sujetará a tramitación de EPIA, acorde a lo dispuesto en el epígrafe 7.2 del PORNA, cuando se superen las capacidades siguientes:

a) Ganado vacuno: 100 plazas

b) Ganado ovino y caprino: 500 plazas

c) Aves y conejos: 1.000 plazas

d) Ganado de cerda: 25 plazas

El trámite de EPIA se sustituirá por el de EIA cuando se superen las capacidades que se establecen en el anexo I de la LIA: grupo 1, punto e.

Artículo 353.—Condiciones particulares de las explotaciones ganaderas con especies no tradicionales

1. Las actividades de cría de especies no tradicionales en la zona se consideran sujetas a licencia municipal, aún cuando no se requiera de edificación. A los efectos, se consideran tradicional en la zona la cría de ganado bovino, equino, ovino, caprino, porcino, aviar y conejos.

2. La autorización de cría de cualquier especie diferente de las tradicionales, deberá ser informada por el órgano competente en conservación de la naturaleza del Principado de Asturias, exigiéndose, de acuerdo con el epígrafe 7.2 del PORNA, la superación del trámite de EPIA.

SUBSECCIÓN 2C. ACTIVIDADES DE ACUICULTURA

Artículo 354.—Definición y clasificación

1. Se considerarán actividades de acuicultura las relacionadas con la reproducción, cría y engorde de animales acuáticos. Se entiende que quedan excluidas las actividades de pesca marítima o fluvial.

2. A los efectos de estas Normas, las actividades de acuicultura se clasifican en los dos grupos siguientes:

a) Acuicultura en aguas marinas. Se consideran así todas las que se localicen en el Dominio Público Marítimo-Terrestre, tal y como éste se define en la Ley 22/88 de Costas9 y su Reglamento10 de desarrollo.

b) Acuicultura en aguas continentales. Se consideran así todas las demás.

Artículo 355.—Acuicultura en aguas marinas

1. No se establece más regulación que la que se derive de la aplicación de la normativa sectorial vigente, requiriéndose autorización previa de la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Asturias (CUOTA), tramitada conforme a lo establecido en el artículo 13 de la Ley sobre Edificación y Usos en el Medio Rural del Principado de Asturias11 (LEUMR) y EPIA acorde a lo dispuesto en el epígrafe 7.2 del PORNA.

Artículo 356.—Acuicultura en aguas continentales

1. Las piscifactorías u otras actividades de acuicultura intensiva deberán desarrollarse de acuerdo a lo que determine la legislación sectorial vigente, debiendo tomarse en especial consideración las disposiciones referidas a las ocupaciones del Dominio Público Hidráulico contenidas en el TRLA, los Artículos 29 a 33 de la Ley 3/98 de Pesca Fluvial del Principado de Asturias12, la Orden de 24 de enero de 197413 y la Resolución de 24 de octubre de 197414 que desarrolla la anterior.

2. La instalación de centros piscícolas se considera actividad sujeta a licencia urbanística municipal. Además de la licencia municipal, se requiere autorización previa de CUOTA tramitada conforme a lo establecido en el artículo 13 de la LEUMR y, de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 33 de la Ley 3/98 de Pesca Fluvial del Principado de Asturias, superación del trámite de EIA.

El Estudio de Impacto Ambiental deberá de analizar especialmente los efectos de las presas o azudes que se construyan, la posible reducción en el caudal de agua circulante aguas abajo de la instalación, los vertidos al cauce y la afección a los valores naturales de la ribera. Dicho estudio deberá incluir planos de escala suficiente que señalen expresamente las obras de defensa de márgenes previstas, los sistemas de decantación, los puntos de vertido, etc.

3. La autorización de la actividad llevará aparejada la de las edificaciones que figuren en el proyecto de la instalación.

4. Sin perjuicio del resto de las disposiciones legislativas o reglamentarias que les fueran de aplicación, los centros de piscicultura que se pretendan construir en el ámbito del concejo de Coaña deberán cumplir las condiciones siguientes:

a) Todas las explotaciones deberán contar con una balsa de decantación para la eliminación de la fracción sedimentable de la materia orgánica en suspensión. Dichas balsas deberán dimensionarse en función del volumen de agua objeto de la concesión y tener una superficie de al menos el 10% de la superficie de las balsas de crianza. Para facilitar el vaciado, las balsas deberán estar construidas en material de fábrica. El diseño deberá procurar el mayor tiempo de retención posible de acuerdo a la superficie de la balsa. Para ello, la entrada y la salida del agua deberán situarse en los extremos opuestos de la balsa, debiendo disponerse tabiques intermedios y filtros que permitan aumentar la retención de la materia orgánica particulada y la sedimentación de la disuelta.

b) Los lodos, residuos sólidos y semisólidos procedentes de la depuración y de la limpieza de las balsas de crianza y decantación, así como los eviscerados, cuando se aplicara esta técnica, deberán ser retirados, debiendo autorizarse el punto de vertido o su utilización como fertilizante por parte del Ayuntamiento.

SECCIÓN 3. ACTIVIDADES FORESTALES

Artículo 357.—Definición

1. Se consideran actividades forestales todas aquellas relacionadas con el uso, aprovechamiento y gestión de los terrenos forestales tal y como se definen en el artículo 1 de la Ley de Montes15 y 4 de su Reglamento16 de desarrollo.

2. Asimismo, a los efectos de estas Normas, y en su ámbito de aplicación, se consideran actividades forestales todas aquellas relacionadas con la conservación, mejora y regeneración de los ecosistemas forestales naturales.

Artículo 358.—Condiciones generales

1. Las actividades forestales que se desarrollen en el concejo de Coaña deberán ajustarse a lo especificado en la legislación sectorial vigente, en estas Normas Subsidiarias y en la planificación forestal que desarrollen el Ayuntamiento de Coaña o el órgano competente en materia forestal del Principado de Asturias, tanto en lo relativo a las técnicas silvícolas empleadas como en lo referente a las especies objeto de plantación o aprovechamiento forestal.

________________________________________________

9 Ley 22/1988, de 28 de julio, de Costas (BOE núm. 181, de 29 de julio de 1998).

10 Real Decreto 1471/1989, de 1 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento para el desarrollo de la Ley 22/1988 de Costas (BOE núm. 297, de 12 de diciembre de 1989).

11 Ley 6/1990, de 20 de diciembre, sobre Edificación y Usos en el Medio Rural del Principado de Asturias (BOPA núm. 6, de 9 de enero de 1991).

12 Ley 3/1998, de 11 de diciembre, de la Pesca Fluvial del Principado de Asturias (BOPA núm. 291, de 18 de diciembre de 1998).

13 Orden de 24 de enero de 1974 por la que se dictan normas sobre ordenación zootécnico-sanitaria de Centros de Piscicultura instalados en aguas continentales (BOE núm. 27, de 31 de enero de 1974).

14 Resolución de 24 de octubre de 1974 por la que se dan normas complementarias a la Orden de 24 de enero de 1974 sobre ordenación zootécnico-sanitaria de Centros de Piscicultura privados, instalados en aguas continentales (BOE núm. 261, de 31 de octubre de 1974, correcciones en BOE núm. 292, de 6 de diciembre de 1974).

15 Ley de Montes de 8 de junio de 1957 (BOE núm. 151, de 10 de junio).

16 Decreto 485/1962, de 22 de febrero, por el que se aprueba el Reglamento de Montes (BOE núm. 61 y 62, de 12 y 13 de marzo de 1962; correcciones en BOE núm. 67 y 121 de 19 de marzo y 21 de mayo de 1962).

Artículo 359.—Planificación forestal

1. Los planes forestales que la Administración competente desarrolle dentro del ámbito de aplicación de estas Normas deberán ir encaminados al mantenimiento de los valores propios de cada una de las Categorías de suelo que se señalan en el Capítulo 4 de este Título.

Cualquier decisión planificatoria, planes forestales comarcales, planes de aprovechamiento de Montes de Utilidad Pública, planes de repoblación, proyectos de ordenación, etc, que adopte la Administración competente deberá ser informada previamente por el Ayuntamiento de Coaña.

2. De acuerdo a lo dispuesto en el epígrafe 7.2 del PORNA deberá someterse a EPIA cualquier plan forestal que se desarrolle en el ámbito del concejo.

Artículo 360.—Nuevas repoblaciones

1. Se consideran nuevas repoblaciones forestales las plantaciones en terrenos sujetos a uso agrícola o en terrenos forestales desarbolados, entendiendo que tienen ese carácter aquellos con fracción de cabida cubierta inferior al 20%.

2. A los efectos de estas Normas, se consideran dos tipos de repoblaciones forestales:

a) Repoblaciones con especies autóctonas, las que se realicen con alguna o varias de las especies que se señalan en el anexo 7 de estas Normas.

b) Repoblaciones con especies alóctonas, las que se realicen con especies no recogidas en el citado anexo.

3. De todas las posibles, se consideran acto sujeto a licencia urbanística exclusivamente las siguientes, que a grandes rasgos coinciden con las que de acuerdo al Decreto 90/9217 del Principado de Asturias requieren autorización previa del órgano competente en materia forestal:

a) Repoblaciones con especies autóctonas, que afecten a superficies superiores a la unidad mínima de cultivo forestal establecida: 10 ha.

b) Repoblaciones con especies alóctonas, con independencia de su superficie.

4. Los proyectos de repoblación deberán ejecutarse de acuerdo a lo dispuesto en estas Normas y en función de lo que para cada Categoría de suelo se disponga en el Capítulo 4 de este Título, pudiendo el Ayuntamiento denegar la licencia por razones ambientales debidamente justificadas aún en aquellos casos en que el uso sea calificado como Permitido.

5. De acuerdo a lo dispuesto en la LIA, los proyectos de primera repoblación que entrañen riesgos de graves transformaciones ecológicas negativas se someterán a EIA cuando afecten a superficies de más de 50 ha. Cuando no se alcance dicho umbral el órgano competente en materia de impacto ambiental analizará cada uno de los casos, pronunciándose sobre la necesidad de tramitar EIA o en su caso EPIA.

A efectos de lo anterior, se considerará primera repoblación forestal con riesgo grave de transformaciones ecológicas negativas cualquier proyecto que responda a las condiciones definidas en el párrafo 9 del anexo II del Real Decreto 1131/98 18, incluyéndose en ese caso, al menos, todos los que empleen especies no autóctonas y afecten a terrenos desarbolados en los últimos diez años.

Artículo 361.—Técnicas de plantación

1. En los terrenos forestales del concejo de Coaña quedan prohibidas las labores preparatorias del terreno o de desbroce que impliquen modificación de los horizontes del suelo o puedan suponer un peligro para la fertilidad o estabilidad del mismo. Explícitamente se prohiben: la quema a manta, el acaballonado, el aterrazamiento y el decapado, siendo obligatorio el ahoyado manual en todos aquellos terrenos con pendiente superior al 30%.

Salvo que se trate de terrenos notoriamente llanos, las labores de subsolado se permitirán exclusivamente cuando se garantice suficiente discontinuidad en la arada.

2. La utilización de fitocidas como método para la eliminación de la vegetación en terrenos forestales constituye un acto sujeto a licencia que, aún en aquellas Categorías de suelo donde el uso sea calificado como Permitido, podrá ser denegado por el Ayuntamiento por razones ambientales debidamente justificadas. En cualquier caso, los proyectos que incluyan trabajos de ese tipo deberán superar trámite de EPIA acorde a lo dispuesto en el epígrafe 7.2 del PORNA.

Artículo 362.—Cambio de cultivo

1. Se entenderá que existe cambio de cultivo cuando se proyecte la sustitución de la masa arbolada existente por otra de diferente carácter, considerando cuatro grupos diferentes: especies autóctonas (las señaladas en el anexo 7 de estas Normas), coníferas (Pinus, Pseudotsuga, Abies, etc) eucaliptos (Eucaliptus) y otras frondosas no autóctonas (Quercus rubra, Populus, etc).

A los efectos de lo anterior y, en general de estas Normas, tendrán la consideración de terrenos arbolados todos aquellos con fracción de cabida cubierta superior al 20%, considerando para caracterizar la masa aquellas especies que representen más del 50% de la cubierta.

________________________________________________

17 Decreto 90/1992, de 30 de diciembre, por el que se determinan las Plantaciones Forestales sujetas a Autorización Previa (BOPA núm. 23, de 29 de enero de 1992).

18 Real Decreto 1131/1988, de 30 de septiembre, por el que se aprueba el Reglamento para la ejecución del Real Decreto Legislativo 1302/1986, de 28 de junio, de Evaluación de Impacto Ambiental (BOE núm. 239, de 5 de octubre de 1988).

2. Los cambios de uso de los terrenos forestales arbolados, se sujetarán a las condiciones siguientes:

a) Se consideran prohibidos los cambios de uso que supongan la transformación total o parcial de masas de especies autóctonas por otras con otro carácter.

b) Se considera acto sujeto a licencia municipal y cuya autorización puede ser denegada por razones ambientales debidamente motivadas, el cambio de uso que suponga la instalación de masas de coníferas, eucaliptos u otras frondosas no autóctonas en terrenos forestales previamente ocupados por masas de cualquiera de esos mismo grupos.

c) Se considera acto sujeto licencia municipal el cambio de uso que suponga la instalación de masas de especies autóctonas en terrenos previamente ocupados por masas de otro carácter, exclusivamente cuando la superficie sea superior a la unidad mínima de cultivo forestal establecida: 10 ha.

Artículo 363.—Aprovechamientos madereros

1. A los efectos de las presentes Normas se diferencian los siguientes tipos de aprovechamiento maderero:

a) Tala para uso doméstico. Tendrán tal consideración los aprovechamientos efectuados por el propietario de la finca para uso propio que no excedan del volumen de 10 m³.

b) Tala en entresaca. Tendrán tal consideración los aprovechamientos que mantengan en el rodal en explotación una densidad superior a los 100 pies/ha de ejemplares adultos o en buen estado de crecimiento, capaces de asegurar la supervivencia de la masa por regeneración natural.

c) Tala a hecho. Se considera así la tala cuando afecte a la totalidad de los ejemplares del rodal en explotación.

2. Se considerarán actos sujetos a licencia municipal los aprovechamientos madereros que se realicen mediante tala en entresaca o a hecho, excluyéndose únicamente la tala para uso doméstico en volumen inferior a 10 m³.

3. La solicitud de licencia deberá detallar suficientemente los aspectos siguientes:

a) La localización del rodal a explotar representado sobre la cartografía de estas Normas.

b) La superficie del mismo.

c) Las características de la masa, en cuanto a especies que la componen, estado de la misma, diámetros, alturas, etc.

d) El volumen a aprovechar y la técnica de tala a emplear.

e) La forma de saca de la madera, detallando los viales a utilizar y el tipo de vehículos.

f) En su caso, la construcción de vías para la saca: justificación de su necesidad, longitud y anchura de las mismas, pendiente, forma de ejecución, técnicas de restauración propuestas y plazos, etc.

4. La tala a hecho podrá ser autorizada exclusivamente cuando se trate de especies no autóctonas o de castaño (Castanea sativa). En el caso de especies autóctonas diferentes del castaño el aprovechamiento deberá realizarse mediante tala en entresaca y previo señalamiento por parte del órgano competente en materia forestal del Principado de Asturias.

5. De acuerdo a lo dispuesto en el epígrafe 7.2 del PORNA, deberá someterse a EPIA el aprovechamiento de masas forestales autóctonas que exceda de 50 m³ y no se realice al amparo de Planes de Ordenación de Montes. Igualmente, los aprovechamientos de cualquier entidad que afecten a ecosistemas amenazados, considerando como tales los listados en el epígrafe 8.3 del PORNA.

6. Aún en aquellos casos en que el uso sea considerado Permitido, el Ayuntamiento podrá denegar la tala cuando la concurrencia de solicitudes en áreas próximas haga previsibles impactos ambientales o paisajísticos notorios o concurran otras circunstancias ambientales que deberán ser justificadas debidamente.

7. La autorización para tala no supone la autorización para roturación y cambio de uso de forestal a agrícola, que debe ser objeto de licencia independiente de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 365 de estas Normas.

Artículo 364.—Saca de madera

1. Las empresas y particulares que realicen trabajos forestales en el ámbito del concejo de Coaña deberán mantener en todo momento las pistas y fajas auxiliares de éstas libres de cualquier obstáculo que impida el tránsito, así como de restos combustibles o desperdicios de cualquier tipo.

2. Las pistas forestales y caminos públicos empleados para la saca de la madera deberán ser restaurados por el contratista en el plazo de dos meses desde el final de la saca, debiendo quedar en el mismo estado en que se encontraban al inicio de los trabajos.

A tal fin el Ayuntamiento de Coaña podrá imponer los avales económicos que considere necesarios. Dichos avales podrán determinarse mediante Ordenanza o calcularse motivadamente en el momento del otorgamiento de la licencia.

3. Cuando para la extracción de la madera, ya sea en montes públicos o privados, fuera necesaria la construcción de vías de saca, éstas deberán ejecutarse de acuerdo a las condiciones aquí recogidas:

a) Pendiente inferior al 12% en todo su trazado.

b) Anchura inferior a 3 m.

c) Restauración en el plazo máximo de un año desde el final de la saca, mediante plantación y restitución de la tierra de cabeza previamente acopiada en las márgenes de la vía.

4. Cuando se pretenda que dichas vías de saca tengan carácter permanente, con vistas a su posterior reutilización, deberán ser consideradas pistas forestales y someterse a los trámites y regulación que para este tipo de viales se establecen en el artículo 424 de estas Normas o en el resto de disposiciones legales vigentes.

Artículo 365.—Cambio de uso de forestal a agrícola

1. La roturación de terrenos forestales y el cambio de uso de forestal a agrícola se considera acto sujeto a licencia con independencia de la superficie afectada, debiendo estarse a lo dispuesto en el Decreto 1687/7219 y a lo que se determine para cada Categoría de SNU en el Capítulo 4 de este Título.

2. En el ámbito del concejo de Coaña se considera un Uso Prohibido la transformación total o parcial de masas forestales autóctonas en cultivo agrícola, considerando que se da ese caso siempre que el terreno presente una fracción de cabida cubierta superior al 20% y que las especies autóctonas representen más del 50% de la cubierta de la masa.

3. Las solicitudes de roturación que se tramiten podrán ser denegadas siempre que se estime que no se trata de tierras técnica y económicamente aptas para el cultivo agrícola, por razones edáficas, de excesiva pendiente o de mala accesibilidad. Igualmente cuando el cambio de cultivo contribuya a la fragmentación de las masas forestales existentes.

4. En virtud de lo previsto en el PORNA deberá tramitarse EPIA siempre que la roturación afecte a ecosistemas amenazados o cuando, no siendo así, afecte a superficies mayores de 3 ha. A efectos de lo anterior, se considerarán ecosistemas amenazados los listados en el epígrafe 8.3 del PORNA.

De acuerdo a lo previsto en la LIA, el trámite de EPIA se sustituirá por el de EIA en los casos siguientes:

a) Cuando la transformación afecte a superficies mayores de 100 ha y suponga la eliminación de la cubierta vegetal arbustiva (Anexo I: grupo 9, punto a).

b) Cuando la transformación afecte a superficies mayores de 20 ha y requiera la corta de arbolado, excluyéndose los casos en que ello venga derivado de la aplicación de planes de ordenación debidamente autorizados y aquellos otros en que se trate de cultivos arbóreos con turno de corta inferior a 50 años (Anexo I: grupo 1, punto b). A efectos de lo anterior, se consideran especies con turno de corta inferior a 50 años el eucalipto (Eucaliptus sp.pl.), chopo (Populus sp.pl.), castaño (Castanea sativa), pino insigne (Pinus radiata) y pino del país (Pinus pinaster) y con turno de corta superior a 50 años el pino silvestre (Pinus sylvestris), haya (Fagus sylvatica), robles (Quercus sp.pl.) y resto de especies arbóreas.

Artículo 366.—Régimen parcelario y cerramientos

1. De acuerdo con lo establecido en el Decreto 84/1992 del Principado de Asturias, la unidad mínima de cultivo forestal en Coaña queda establecida en 100.000 m² (10 ha).

2. Queda prohibida cualquier segregación o división de fincas forestales que de lugar a parcelas de extensión inferior a la unidad mínima de cultivo establecida. No obstante, de acuerdo con el artículo 44.1 del texto refundido de la Ley de Reforma y Desarrollo Agrario20, se admite la segregación en beneficio de colindante cuando ello no aumente el número total de fincas de extensión inferior a la unidad mínima de cultivo establecida.

3. Quedan prohibidos los cerramientos de fincas en terrenos forestales. Se excluyen de esta prohibición los cerramientos para la protección de áreas de repoblación, los enclavados y los pastizales debidamente autorizados.

Artículo 367.—Condiciones de edificación

1. Como edificaciones vinculadas al uso forestal, se consideran únicamente las relacionadas con la vigilancia y extinción de incendios, para las cuales se establecerán las condiciones en la propia autorización.

SECCIÓN 4. ACTIVIDADES EXTRACTIVAS

Artículo 368.—Definición y clasificación

1. A los efectos de estas Normas y en su ámbito de aplicación, se consideran actividades extractivas todas aquellas relacionadas con la explotación de los yacimientos minerales y demás recursos geológicos, cualesquiera que fueren su origen y estado físico. Explícitamente se incluyen en este grupo todas las actividades reguladas por la Ley 22/73 de Minas y demás legislación complementaria a ésta. Asimismo, se incluyen las actividades relacionadas con la extracción de minerales sin aplicación de técnica minera no reguladas por la Ley de Minas21, tal y como se definen en el párrafo 4, artículo 1, del Reglamento de Minas22.

________________________________________________

19 Decreto 1687/1972, de 15 de junio, sobre Roturación de Montes o Terrenos Forestales para su Cultivo Agrícola (BOE núm. 160, de 5 de julio de 1972).

20 Decreto 118/1973, de 12 de enero, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley de Reforma y Desarrollo Agrario (BOE núm. 30, de 3 de febrero de 1973).

21 Ley 22/1973, de 21 de julio, de Minas (BOE núm. 176, de 24 de julio de 1973).

22 Real Decreto 2857/1978, de 25 de agosto, por el que se aprueba el Reglamento General para el Régimen de la Minería (BOE núm. 295 y 296, de 11 y 12 de diciembre de 1978).

2. Las actividades extractivas se clasifican como sigue:

a) Canteras.

b) Aprovechamientos de aguas minerales y termales.

c) Minas.

d) Actividades extractivas sin clasificar.

3. Con independencia de que la explotación vaya acompañada de instalaciones para la transformación, se consideran canteras las explotaciones de los recursos geológicos clasificados por la Ley de Minas en la Sección A.

4. Se consideran aguas minerales y termales, aquellos recursos de la Sección B así definidos en los Artículos 23 de la Ley de Minas y 38 de su Reglamento.

5. Con independencia de que las labores mineras se realicen en galería o a cielo abierto, se consideran minas las explotaciones de los recursos geológicos clasificados por la Ley de Minas en la Sección C, es decir, todos los demás, incluidos aquellos de interés energético clasificados por la Ley 54/80, de modificación de la Ley de Minas23 en la Sección D. Igualmente se consideran incluidos aquellos recursos de la Sección B definidos como estructuras subterráneas y yacimientos resultantes de operaciones mineras, tal y como se definen en los Artículos 23 de la Ley de Minas y 38 de u Reglamento.

6. A los efectos de estas Normas y en su ámbito de aplicación se consideran actividades extractivas sin clasificar las no reguladas por la Ley de Minas, es decir, la extracción ocasional y de escasa importancia realizada por el propietario del terreno para su exclusivo uso y sin necesidad de aplicación de técnica minera. Se entenderá que existe técnica minera en todos aquellos supuestos de aprovechamientos minerales que recoge el párrafo 4 del artículo 1 del Reglamento de Minas.

Artículo 369.—Condiciones generales

1. Las actividades extractivas deberán ajustarse a la regulación que desarrolla la Ley de Minas y el resto de normativa aplicable en el sector.

2. La clasificación que se realice de las industrias extractivas para la correcta aplicación de estas Normas se realizará a partir de la clasificación en las Secciones A, B, C y D que previamente haga del recurso el órgano competente en materia de minas.

3. Se considera prohibida cualquier actividad de las definidas en el artículo 368 de estas Normas como minas cuando se pretenda llevar a cabo mediante técnicas de laboreo a cielo abierto. La actividad extractiva, por tanto, se limita a las canteras, los aprovechamientos de aguas minerales y termales, las minas de laboreo subterráneo y las actividades extractivas sin clasificar.

4. Todas las actividades extractivas definidas en estas Normas están sujetas a licencia urbanística municipal. Además de la licencia municipal, se requiere autorización previa de la CUOTA tramitada conforme a lo establecido en el artículo 13 de la LEUMR.

De dicha autorización se exceptuarán exclusivamente las actividades extractivas definidas como sin clasificar, que no requerirán más que de la preceptiva licencia municipal.

Aún cuando las actividades extractivas sin clasificar se califiquen como Uso Permitido en alguna de las Categorías de suelo, el Ayuntamiento podrá denegar la licencia municipal cuando se estime que la actividad no es procedente por razones ambientales que se justificarán debidamente.

5. Las actividades en desarrollo y que no dispongan de la preceptiva licencia municipal deberán tramitarla de acuerdo a lo dispuesto en estas Normas.

Artículo 370.—Documentación a aportar

1. La solicitud de la licencia urbanística municipal para las actividades extractivas definidas en estas Normas deberá acompañarse de los documentos siguientes:

a) Proyecto redactado por facultativo competente y visado de acuerdo con lo que determine la normativa vigente en materia de minas.

b) Evaluación de Impacto Ambiental o Evaluación Preliminar de Impacto Ambiental según proceda de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 374 de estas Normas o en la normativa vigente sobre la materia.

El Estudio de Impacto deberá valorar especialmente la incidencia sobre la vegetación existente, sobre la estabilidad de los terrenos, sobre el régimen de las aguas y el impacto visual o paisajístico, incluyendo medidas correctoras de los posibles impactos.

c) Cálculo de existencias y estudio de mercado que demuestre la viabilidad de la explotación para un período mínimo de 10 años, pudiendo denegarse la licencia en caso contrario.

________________________________________________

23 Ley 54/1980, de 5 de noviembre, de modificación de la Ley de Minas, con especial atención a los Recursos Minerales Energéticos (BOE núm. 280, de 21 de noviembre de 1980).

d) Estudio de accesibilidad suficientemente detallado, que refleje los viales por los que se realizará el acceso a la explotación y la extracción de los materiales.

En este sentido, el Ayuntamiento podrá denegar la licencia municipal cuando la actividad vaya a suponer un notable incremento del tráfico de vehículos pesados por cualquiera de los Núcleos Rurales delimitados en estas Normas, pudiendo incorporarse a las condiciones de la licencia la obligatoriedad de construir viales de acceso a las carreteras de mayor orden, que eviten el tráfico pesado por el interior de poblaciones que no dispongan de un callejero de suficiente amplitud.

Artículo 371.—Condiciones de localización

1. Se prohibe el desarrollo de cualquier tipo de actividad extractiva en aquellos casos en que la distancia entre el perímetro de la explotación y el punto más cercano del perímetro de cualquiera de los Núcleos Rurales delimitados en estas Normas sea inferior a 1.000 m. Dicho umbral se reducirá a 500 m cuando se trate de entidades de población habitadas pero no delimitadas como Núcleo Rural.

2. Igualmente, se prohibe la actividad cuando las instalaciones o el frente de explotación, en los casos de laboreo a cielo abierto, supongan la ocupación de una parte sustancial del campo visual de cualquiera de los Núcleos Rurales delimitados en estas Normas.

3. No serán autorizables nuevas actividades extractivas de las definidas en el artículo 368 de estas Normas como canteras a distancia inferior a 10 km de otras explotaciones del mismo tipo existentes.

Artículo 372.—Condiciones de la explotación

1. Cuando sea técnicamente posible, en las explotaciones de canteras a cielo abierto el laboreo deberá realizarse de forma que no se rebasen los planos trazados a 45º desde una línea paralela a los linderos de la parcela y distante 10 m de los mismos.

2. Cuando sea técnicamente posible, las canteras se explotarán de forma cerrada hacia adentro, con boca de entrada y respetando en su contorno la disposición natural del terreno, a fin de permitir la reconstrucción de la topografía original mediante posterior relleno.

3. Las instalaciones destinadas al tratamiento o transformación de los productos de la actividad extractiva deberán vincularse ésta, prohibiéndose el tratamiento de materias primas procedentes de otras explotaciones o el mantenimiento de la actividad agotadas las existencias del recurso. En este sentido, el Ayuntamiento podrá ordenar la demolición de las edificaciones e instalaciones cuando la actividad extractiva hubiera concluido.

Artículo 373.—Condiciones de edificación

1. Las competencias del artículo 116 de la Ley de Minas se entienden sin perjuicio de las competencias municipales y autonómicas en la Ordenación del Territorio respecto a las edificaciones precisas para la instalación, que deberán ajustarse a la normativa urbanística vigente.

Por ello, cuando para el desarrollo de la actividad extractiva se requiera la construcción de edificaciones destinadas a administración, transformación, almacenamiento, guarda o cualesquiera otra similar, se requerirá la tramitación de la licencia urbanística de dichas construcciones, de acuerdo a lo dispuesto en la normativa urbanística vigente y, en su caso, por el procedimiento establecido en el artículo 44 del Reglamento de Gestión Urbanística24 (RGU).

2. En ningún caso se establece superficie máxima edificable pero, para el caso de las canteras, se considera una ocupación máxima del 20% de la parcela sometida a explotación.

Artículo 374.—Impacto ambiental

1. En los expedientes para la autorización de las actividades extractivas deberá velarse especialmente por el correcto cumplimiento de las determinaciones del Real Decreto 2994/8225 sobre restauración de espacios afectados por actividades mineras y cualesquier otra normativa complementaria al mismo26. En cualquier caso, finalizada la explotación, el propietario de los terrenos queda obligado a permitir el vertido de escombros de obra y tierras que se realizará bajo control de la autoridad municipal.

2. Deberán someterse al trámite de EIA, acorde a lo dispuesto en el artículo 42 de estas Normas, las explotaciones de los recursos geológicos de las Secciones A, B, C y D, a cielo abierto o en galería. En el resto de los casos, actividades mineras sin clasificar, se exigirá la tramitación de EPIA acorde a lo dispuesto en el epígrafe 7.2 del PORNA y el artículo 43 de estas Normas.

SECCIÓN 5. ACTIVIDADES INDUSTRIALES

Artículo 375.—Definición y clasificación

1. Se consideran industriales las actividades y establecimientos relacionados con la transformación de materias primas, así como su preparación para posteriores transformaciones, incluso el envasado, el almacenamiento mayorista, el transporte y la distribución.

________________________________________________

24 Real Decreto 3288/1978, de 25 de agosto, por el que se aprueba el Reglamento de Gestión Urbanística (BOE núm. 27 y 28, de 31 de enero y 1 de febrero 1979).

25 Real Decreto 2994/1982, de 15 de octubre, sobre restauración de Espacios Naturales afectados por Actividades Extractivas (BOE núm. 274, de 15 de noviembre de 1982).

26 Orden del Ministerio de Industria y Energía de 20 de noviembre de 1984 que desarrolla el RD de 15 de octubre de 1982 sobre Restauración de Espacios Naturales afectados por Actividades Extractivas (BOE núm. 285, de 28 de noviembre de 1984).

2. En el ámbito de aplicación de estas Normas, y a los efectos de las mismas, se establecen los siguientes grupos de actividades industriales:

a) Industrias vinculadas al medio rural.

b) Depósitos al aire libre.

c) Industrias transformadoras.

d) Industrias energéticas.

Artículo 376.—Condiciones generales

1. Las actividades industriales aquí definidas deberán ajustarse en su desarrollo a la normativa legal vigente que les fuera de aplicación en función de la naturaleza de su actividad y especialmente a las determinaciones que se derivaran de la aplicación del RAMINP si la actividad estuviera calificada, tramitándose EIA o EPIA siempre que lo exija la normativa vigente o se determine por el Ayuntamiento mediante acuerdo motivado.

2. El acondicionamiento de locales y establecimientos existentes para el desarrollo de actividades definidas como industriales se considera acto sujeto a licencia urbanística, igualmente la nueva construcción de edificaciones destinadas a tal uso.

3. Habida cuenta de la posible incidencia ambiental, el Ayuntamiento podrá denegar la licencia municipal para cualquier tipo de actividad industrial por razones ambientales debidamente justificadas aún en aquellas Categorías de suelo en que hubieran recibido la consideración de Uso Permitido.

4. Las actividades que no requieran de instalaciones de más de 50 m² se consideran compatibles con cualquier uso principal de la edificación.

5. Las actividades que estuvieran actualmente en funcionamiento no se considerarán fuera de ordenación, pero deberán acomodarse a las condiciones que les fueran aplicables de estas Normas.

SUBSECCIÓN 5A. INDUSTRIAS VINCULADAS AL MEDIO RURAL

Artículo 377.—Definición y clasificación

1. Se consideran industrias vinculadas al medio rural todas aquellas que, a pesar de su carácter netamente industrial, deban situarse en el Suelo no Urbanizable por la naturaleza de su actividad, bien por dar servicio directo a la población rural y requerir localizaciones próximas a ésta, bien por utilizar materias primas procedentes del mundo rural y requerir localizaciones próximas a la fuente de dichas materias.

2. En el ámbito de aplicación de estas Normas, y a los efectos de las mismas, tendrán la consideración de Industrias Vinculadas al Medio Rural las siguientes instalaciones y actividades:

a) Los talleres artesanales: pequeños establecimientos destinados a la realización de actividades de producción, o transformación de bienes realizada mediante un proceso en el que la intervención personal constituye un factor predominante, obteniéndose un resultado final individualizado que no se acomoda a la producción industrial, totalmente mecanizada o en grandes series y no entrañan molestias a la población local más cercana.

b) Los talleres de reparación de vehículos o maquinaria agraria.

c) Depósitos y almacenes de mercancías e insumos agrarios: Establecimientos de distribución, con ámbitos iguales o inferiores al municipal, de productos.

d) Industrias vinculadas a la producción local: pequeñas industrias de transformación que utilicen fundamentalmente materias primas agrarias de origen local.

Artículo 378.—Condiciones particulares de los talleres artesanales

1. Tendrán la consideración de talleres artesanales las instalaciones que, además de ajustarse a la definición establecida en el artículo anterior, cumplan los siguientes requisitos:

a) Que la actividad desarrollada en ellas sea de carácter preferentemente manual o cuando menos individualizada, sin perjuicio de la utilización de utillaje o maquinaria auxiliar.

b) Que la superficie edificada vinculada al uso no supere los 150 m².

2. El incumplimiento de cualquiera de estos requisitos llevarán aparejada la consideración de la actividad en el epígrafe que se regula en el artículo 379 o 383 de estas Normas, según el tipo de actividad.

3. Será autorizable la implantación en edificaciones auxiliares vinculadas a la vivienda, en la planta baja de ésta o en edificaciones independientes. Cuando se trate de edificaciones independientes, las condiciones de la edificación serán las determinadas en el artículo 456 de estas Normas.

Artículo 379.—Condiciones particulares del resto de las industrias vinculadas al medio rural

1. La superficie edificada al servicio de las instalaciones deberá ser inferior a 600 m², superficies superiores llevarán aparejada la consideración de la actividad en el epígrafe que se regula en el artículo 383 de estas Normas.

En el caso de los talleres de reparación de vehículos o maquinaria, la superficie edificada se limita a 150 m². Las instalaciones de mayor superficie deberán dirigirse a los ámbitos clasificados como Urbano o Urbanizable.

2. Con carácter general las instalaciones deberán de situarse a una distancia superior a 100 m de cualquier edificación ajena a la instalación, distancia que podrá reducirse exclusivamente cuando exista autorización expresa de los colindantes y no se incumplan con ello las prescripciones aplicables de acuerdo al RAMINP.

3. Los retranqueos a linderos deberán ser de al menos 6 m, debiendo instalarse pantallas vegetales cuando de acuerdo al criterio del Ayuntamiento y a la naturaleza de la actividad fueran esperables impactos visuales significativos.

4. Se deberá resolver dentro de la propia parcela el estacionamiento de los vehículos vinculados a la actividad y los trabajos de carga y descarga.

5. Cuando el desarrollo de la actividad no requiera superficies edificadas superiores a los 150 m², el Ayuntamiento, valorando la naturaleza de la actividad, podrá autorizar la implantación en Núcleos Rurales en las condiciones que se determinen para esa Categoría de Suelo no Urbanizable.

SUBSECCIÓN 5B. DEPÓSITOS AL AIRE LIBRE

Artículo 380.—Definición

1. A efectos de estas Normas, se consideran depósitos al aire libre las ocupaciones temporales o definitivas de terrenos para el almacenamiento o depósito de materiales de diversos tipos, sin edificación ni actividad comercial o industrial.

Artículo 381.—Condiciones generales

1. Los depósitos al aire libre se consideran actividades sujetas a licencia urbanística cuando la superficie ocupada supere los 200 m².

2. En cualquier caso deberán respetarse las condiciones siguientes:

a) Los retranqueos mínimos necesarios para la instalación de pantallas vegetales que permitan el ocultamiento del depósito.

b) Altura del depósito inferior a 3 m, que podrán ampliarse a 5 m cuando se demuestre el nulo impacto sobre el paisaje o la ausencia de perjuicios a terceros.

c) Espacio para el estacionamiento de los vehículos vinculados a la actividad y para las operaciones de carga y descarga en el interior de la parcela.

d) Distancias mínimas que establezca el RAMINP en razón de la naturaleza de los materiales depositados.

SUBSECCIÓN 5C. INDUSTRIAS TRANSFORMADORAS

Artículo 382.—Definición y clasificación

1. Se consideran industrias transformadoras todas las que se señalan a continuación:

a) Las actividades industriales sin relación directa o de servicio con el medio rural.

b) Todas aquellas de cualquier tipo que superen los 600 m² de superficie construida.

c) Las plantas de tratamiento de residuos, que se clasifican como sigue:

c1) Instalaciones para el tratamiento de vehículos fuera de uso (VFU).

c2) Instalaciones para el tratamiento de residuos no peligrosos.

c3) Instalaciones para el tratamiento de residuos peligrosos.

Artículo 383.—Condiciones generales

1. Su desarrollo no se considera adecuado a las características del Suelo no Urbanizable, por lo que su eventual instalación en esta clase de Suelo sólo será posible cuando, de acuerdo al RAMINP, requieran una distancia mínima a núcleos de población que haga incompatible su instalación en el Suelo Urbano o Urbanizable.

2. Para su instalación se estará a lo dispuesto en las Condiciones Particulares de cada Categoría de Suelo no Urbanizable, debiendo tramitarse Plan Especial con las determinaciones que señalen el Ayuntamiento o el órgano competente del Principado de Asturias y, al menos, las siguientes:

a) Justificación de la necesidad de emplazamiento y de la imposibilidad de su localización en Suelo Urbano o Urbanizable.

b) Información pormenorizada de los usos actuales del área de implantación.

c) Estudio de accesos y aparcamientos.

d) Análisis de la incidencia sobre las infraestructuras de servicios básicos: abastecimiento de aguas, electricidad y saneamiento.

e) Vertidos generados por la actividad y tratamiento de los mismos.

f) Evaluación de Impacto Ambiental o Evaluación Preliminar de Impacto Ambiental si lo requiere la legislación vigente.

g) Estudio financiero.

h) Programación y fases.

Artículo 384.—Condiciones particulares de las instalaciones para el tratamiento de VFU

1. Sin perjuicio de las determinaciones sectoriales que le sean de aplicación, en el ámbito de aplicación de estas Normas, las instalaciones para el tratamiento de VFU deberán cumplir, además de las condiciones establecidas en el artículo anterior, las siguientes:

a) La instalación deberá solucionar dentro de la misma parcela las tareas de recepción, descontaminación, desmontaje y almacenamiento de los VFU.

b) La zona de recepción de VFU deberá contar con un pavimento impermeabilizado y resistente a la contaminación del suelo.

c) La zona de descontaminación y desmontaje deberá estar convenientemente impermeabilizada y preparada para evitar derrames de sustancias, contando además con recipientes adecuados para almacenar los diferentes fluidos y materiales resultantes.

d) En la zona de almacenamiento no se permitirán acumulaciones de vehículos superiores a las tres unidades o a los 3 m de altura.

e) Se guardarán los retranqueos mínimos necesarios para la instalación de pantallas vegetales que permitan el ocultamiento de las áreas de depósito al aire libre.

Artículo 385.—Instalaciones para el tratamiento de residuos no peligrosos

1. Tendrán esta consideración las instalaciones cuya finalidad sea la gestión, tal y como ésta se define en el artículo 3 de la Ley 10/199827, de residuos no incluidos en el anexo II del Real Decreto 952/199728: residuos de construcción y demolición, biodegradables, envases y embalajes, etc.

2. Para la implantación de este tipo de instalaciones, se estará a lo dispuesto en las condiciones particulares de cada Categoría de Suelo no Urbanizable y en el artículo 383 de estas Normas. No obstante, el Ayuntamiento podrá denegar la licencia por razones ambientales, paisajísticas o sociales debidamente justificadas.

Artículo 386.—Instalaciones para tratamiento de residuos peligrosos

1. Tendrán esta consideración aquellas instalaciones cuya finalidad sea la gestión de residuos incluidos en el Real Decreto 952/1997 así como los recipientes y envases que los hayan contenido.

2. Las instalaciones para el tratamiento de residuos peligrosos tendrán la consideración de Uso Prohibido en la totalidad del concejo de Coaña.

SUBSECCIÓN 5D. INDUSTRIAS ENERGÉTICAS

Artículo 387.—Definición y clasificación

1. Se consideran industrias energéticas todas aquellas instalaciones destinadas a la producción de energía eléctrica.

2. En el ámbito de aplicación de estas Normas, y a los efectos de las mismas, las Industrias Energéticas se clasifican en:

a) Minicentrales hidroeléctricas.

b) Instalaciones eólicas.

c) Otras industrias energéticas.

Artículo 388.—Minicentrales hidroeléctricas

1. Se consideran minicentrales hidroeléctricas aquellas instalaciones de potencia no superior a 5.000 kVA, reguladas por el Real Decreto 916/198529.

2. Las minicentrales hidroeléctricas se regularán de acuerdo a la normativa sectorial vigente, debiendo superar el tramite de EPIA, acorde a lo dispuesto en el epígrafe 7.2 del PORNA y el artículo 43 de estas Normas, y requiriéndose la aprobación de la CUOTA.

________________________________________________

27 Ley 10/1998, de 21 de abril, de Residuos (BOE núm. 96, de 22 de abril de 1998).

28 Real Decreto 952/1997, de 20 de junio, por el que se modifica el Reglamento para la ejecución de la Ley 20/1986, de 14 de mayo, Básica de Residuos Tóxicos y Peligrosos, aprobado mediante Real Decreto 833/1988, de 20 de julio de 1988 (BOE núm. 160, de 5 de julio de 1997).

29 Real Decreto 916/1985, de 22 de mayo, sobre Tramitación de Concesiones y Autorizaciones Administrativas para la Instalación, Ampliación o Adaptación de Aprovechamientos Hidroeléctricos con Potencia no Superior a 5.000 kVA (BOE núm. 149, de 22 de junio).

Artículo 389.—Instalaciones eólicas. Definición y clasificación

1. A los efectos de las presentes Normas y sin perjuicio de otras disposiciones reguladoras de la actividad, se considerará Instalación Eólica al conjunto de elementos que tienen por objeto generar energía eléctrica a partir de la fuerza del viento o a aquellos otros que tienen por finalidad la investigación y el desarrollo de la tecnología necesaria para este fin. Igualmente, los dispositivos necesarios para la evacuación de la energía producida a la red pública denominados habitualmente línea de evacuación.

2. Se entiende como potencia instalada la suma de las potencias nominales del conjunto de aerogeneradores que constituyen la instalación eólica.

3. En el ámbito de aplicación de estas Normas, las instalaciones eólicas se clasifican como sigue:

a) Instalaciones eólicas singulares. A los efectos de estas Normas, se entenderá por instalación eólica singular la constituida por un número de aerogeneradores igual o inferior a tres, cuya potencia no supere en conjunto los 100 kW de potencia y cuyo objetivo sea la investigación y el desarrollo de la tecnología de los mismos o el abastecimiento de energía eléctrica a edificaciones y actividades aisladas. También se incluye en este grupo la instalación de instrumentos que proporcionen datos para futuras implantaciones de generadores eólicos.

b) Parque eólico: A los efectos de estas Normas, se considera parque eólico al conjunto de instalaciones utilizadas para generar energía eléctrica mediante el viento, constituidas por un aerogenerador o una agrupación de éstos cuya potencia supere los 100 kW y sea inferior a los 50 MW.

Artículo 390.—Instalaciones eólicas. Condiciones generales

1. Las instalaciones eólicas singulares tendrán la consideración de Uso Autorizable cuando su finalidad sea la investigación o desarrollo de las tecnologías relacionadas con el aprovechamiento eólico o el abastecimiento de energía eléctrica a edificaciones y actividades aisladas para las que el suministro convencional, por tendidos, presente significativas dificultades. En el resto de los supuestos se considerará un Uso Incompatible.

2. Los parques eólicos tendrán la consideración de Uso Autorizable y para su implantación se atenderá al procedimiento y requisitos establecidos en el Decreto 13/199930 del Principado de Asturias, además de lo dispuesto en la presente normativa.

3. Con independencia de las medidas que establezcan los órganos competentes y las condiciones derivadas de la aplicación de la normativa sectorial vigente, la implantación de una instalación eólica en el ámbito territorial que regula la presente normativa urbanística deberá ajustarse a las siguientes determinaciones:

a) La aparición y delimitación de áreas que alberguen valores naturales, etnográficos o arqueológicos de especial relevancia y significación podrá materializarse en el establecimiento de zonas de exclusión, tal y como se definen en el Decreto 13/1999 del Principado de Asturias. Asimismo, la aplicación de una figura de protección natural o del patrimonio llevará aparejada la consideración de zona de exclusión para la implantación de parques eólicos e instalaciones eólicas.

b) La implantación de una instalación eólica de cualquier tipo no podrá alterar, afectar o modificar la red hidrológica de la zona de actuación.

c) Las instalaciones eólicas o cualquiera de sus componentes se emplazarán a una distancia mínima de 150 m de yacimientos arqueológicos, bienes de interés cultural o edificios de interés que participen de valores históricos, culturales o ambientales.

d) Se prohiben los tendidos aéreos entre los elementos que componen la instalación eólica, incluidos aquellos que conecten los aerogeneradores con la subestación.

e) Las torres de los aerogeneradores, torres manométricas y otras deberán ser tubulares, quedando prohibidas las torres de celosía.

f) Los aerogeneradores irán pintados en color neutro, dentro de una gama comprendida entre el blanco y el gris.

g) El alumbrado de la instalación eólica deberá limitarse a lo establecido por el Decreto 584/197231 sobre servidumbres aeronáuticas.

Artículo 391.—Instalaciones eólicas. Condiciones particulares de las instalaciones eólicas singulares

1. Con carácter complementario se establecen las siguientes condiciones para la implantación de una instalación eólica singular:

a) No se permite la apertura de pistas, la modificación de los accesos existentes ni la generación de movimientos de tierra que alteren significativamente la topografía.

b) Se prohiben los tendidos aéreos.

c) Se deberán ubicar sobre elementos exentos de la edificación principal.

________________________________________________

30 Decreto 13/1999, de 11 de marzo, por el que se regula el procedimiento para la instalación de Parques Eólicos en el Principado de Asturias (BOPA núm. 81, de 9 de abril de 1999).

31 Decreto 584/1972, de 24 de febrero, por el que regulan las Servidumbres Aeronáuticas, desarrollando la Ley de Aeropuertos de 1940 y el Decreto 584/1972 de Navegación Aérea (BOE núm. 69, de 21 de marzo de 1972).

Artículo 392.—Instalaciones eólicas. Condiciones particulares de los parques eólicos

1. Además de lo establecido en la regulación autonómica sectorial y de las determinaciones establecidas en esta norma la implantación de un parque eólico deberá ajustarse a las siguientes consideraciones:

a) En la medida de lo posible se deberán utilizar los accesos, edificaciones e infraestructuras existentes en el área de implantación para la construcción y funcionamiento del parque. Estos elementos deberán ser recogidos y señalados adecuadamente en las determinaciones del proyecto y en su cartografía.

b) Las pistas de uso permanente al servicio de la instalación eólica no podrán tener una pendiente media superior al 9% y en ningún caso superior al 14%. El proyecto deberá contemplar las medidas necesarias para evitar la erosión en aquellos tramos cuya pendiente sea superior al 9%. Además los caminos y pistas de acceso y servicio tanto a la instalación eólica como a los aerogeneradores tendrán una anchura máxima de 4 m y no podrán ser asfaltados.

c) Durante las fases de construcción y explotación de la instalación eólica deberá realizarse un seguimiento de las especies de fauna silvestre que transiten por el entorno del área de actuación, con especial atención a las incluidas en el Catálogo de Especies Amenazadas de la Fauna del Principado de Asturias32.

d) No se permitirá la aplicación de herbicidas ni pesticidas en el área de ocupación del parque eólico debiendo recurrirse a tratamientos mecánicos.

e) Tanto los aerogeneradores como los demás componentes del parque eólico deberán situarse a una distancia mínima de 7 diámetros del rotor de los mayores aerogeneradores empleados en la instalación, de cualquier vivienda habitada y en ningún caso dicha distancia podrá ser inferior a los 300 m

f) Conforme a las determinaciones contenidas en el artículo 16 del Decreto 13/1999 del Principado de Asturias, para la autorización de un parque eólico se requerirá EIA y la redacción de un Plan Especial. El ámbito delimitado por dicho Plan Especial deberá abarcar al menos todas aquellos terrenos vinculados al parque, ya sea para su instalación como para su correcto funcionamiento, incluyendo:

f1) Una franja de 100 m a cada lado de la línea de evacuación.

f2) Aquellas zonas en las que sea preciso establecer algunas limitaciones al desarrollo de otros usos.

f3) Todas aquellas áreas en las que se produzca algún tipo de impacto según las conclusiones de la Declaración de Impacto Ambiental.

g) Cuando la longitud del trazado de la línea de evacuación supere los 3 km de longitud, tanto el Plan Especial como el proyecto de ejecución deberá analizar varias alternativas para el trazado del mismo y justificar adecuadamente cual de ellas se ha elegido.

h) El Plan Especial deberá calificar como SNU de Infraestructuras Eólicas aquellos terrenos vinculados al parque para su correcto funcionamiento, ya sea por albergar máquinas, generadores, equipos o instalaciones o bien por ser necesario en ellos establecer alguna limitaciones al desarrollo de otros usos. Para el área afectada por la línea de evacuación se atenderá a lo dispuesto para las Líneas de Alta Tensión en estas Normas.

i) En la regulación de usos que el Plan Especial realizará del SNU de Infraestructuras Eólicas se procurará alterar lo menos posible el régimen de usos vigente antes de la implantación de la instalación eólica.

Artículo 393.—Otras industrias energéticas

1. El resto de las posibles industrias de producción de energía tendrá la consideración de Uso Prohibido en la totalidad del ámbito de aplicación de estas Normas.

SECCIÓN 6. EQUIPAMIENTOS

Artículo 394.—Definición y clasificación

1. Se consideran equipamientos el conjunto de instalaciones sin carácter de actividad económica al servicio de las necesidades colectivas de la población, tanto en sus aspectos culturales, como deportivos, religiosos, de ocio, de relación, etc.

2. A los efectos de estas Normas se consideran los siguientes tipos de equipamiento:

a) Equipamientos de ámbito local.

b) Equipamientos municipales y supramunicipales.

c) Equipamientos de ocio al aire libre.

d) Equipamientos especiales.

Artículo 395.—Condiciones generales

1. El acondicionamiento de locales y establecimientos existentes para el desarrollo de actividades definidas como equipamientos se considera acto sujeto a licencia urbanística, igualmente la nueva construcción de edificaciones destinadas a tal uso.

________________________________________________

32 Decreto 32/1990, de 8 de marzo, por el que se crea el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de la Fauna Vertebrada del Principado de Asturias y se dictan normas para su protección (BOPA núm. 75, de 30 de marzo de 1990).

2. Cada actividad vendrá regulada, además de por las presentes Normas, por la legislación que le corresponda en razón de la materia, debiéndose de tener en especial consideración las determinaciones que se deriven de la correcta aplicación del RAMINP.

3. Salvo indicación expresa en sentido contrario, sólo podrán autorizarse aquellos equipamientos vinculados al servicio directo de los habitantes de la zona en la que se pretendan implantar y que no supongan inconvenientes o interferencias para ellos.

4. Los equipamientos públicos existentes conservarán su carácter público aún cuando puedan cambiar de uso con arreglo a las condiciones establecidas en el Capítulo 4 de este Título para cada Categoría de Suelo no Urbanizable.

5. Los suelos de propiedad pública existente en el ámbito de los Núcleos Rurales deberán permanecer preferentemente como áreas libres de edificación al servicio de la colectividad, siendo autorizable la edificación exclusivamente cuando se trate del desarrollo de equipamientos públicos.

SUBSECCIÓN 6A. EQUIPAMIENTOS DE ÁMBITO LOCAL

Artículo 396.—Definición

1. Se consideran así las instalaciones deportivas, sanitarias, asistenciales, religiosas y otras análogas, al servicio directo de la población asentada en el entorno rural inmediato y por tanto con un ámbito espacial de influencia limitado y concreto.

Artículo 397.—Condiciones generales

1. Los nuevos equipamientos deberán situarse preferentemente en el ámbito de los Núcleos Rurales delimitados en estas Normas, debiendo procurarse la utilización de edificaciones preexistentes de valor arquitectónico cuando las hubiera.

2. La nueva implantación fuera del ámbito delimitado para el SNU.NR se dirigirá preferentemente hacia las edificaciones preexistentes cuya singularidad arquitectónica y estado de uso aconsejen la restauración y reutilización, siempre y cuando se justifique adecuadamente la necesidad de un emplazamiento específico, conforme a las condiciones particulares que se establecen para cada una de las Categorías de Suelo no Urbanizable en el Capítulo 4 del Título V de estas Normas.

3. Los equipamientos dirigidos a agrupaciones de parroquias deberán concentrarse en un núcleo de cabecera o procurando una buena accesibilidad para el conjunto de parroquias.

4. Los equipamientos que se sitúen en el Suelo no Urbanizable deberán atenerse a las condiciones de la edificación que se definan en el Capítulo 3 de este Título.

5. Para los equipamientos de ámbito de servicio superior al local se estará a lo dispuesto en los Artículos 398, y 399, de estas Normas.

SUBSECCIÓN 6B. EQUIPAMIENTOS DE ÁMBITO MUNICIPAL Y SUPRAMUNICIPAL

Artículo 398.—Definición

1. Se consideran así instalaciones y actividades idénticas a las tratadas en los Artículos anteriores, pero cuyo ámbito de servicio trasciende más allá del ámbito local, abarcando parte sustancial del municipio o superando los límites administrativos del mismo.

Artículo 399.—Condiciones generales

1. Por desbordar las necesidades de la población local no se consideran usos compatibles con el Suelo no Urbanizable, por lo que su desarrollo deberá dirigirse a las clases de Suelo Urbano o Urbanizable delimitados en estas Normas.

2. Cuando se tratara de instalaciones de utilidad pública o interés social que necesariamente debieran emplazarse en el Suelo no Urbanizable por la naturaleza de su actividad, deberá seguirse el procedimiento reglado en el artículo 5 de LEUMR, debiendo tramitarse además Plan Especial acorde con lo dispuesto en el Reglamento de Planeamiento33 (RP).

3. Los equipamientos de ámbito municipal, que no gocen de la condición prevista en el punto anterior, y para los que, por razones de centralidad o cualquier otra, no se considere oportuna la localización en las áreas delimitadas como Suelo Urbano o Urbanizable en estas Normas, deberán dirigirse necesariamente hacia los Núcleos Rurales delimitados. Para su implantación será necesaria la tramitación de Plan Especial que además de a lo dispuesto en el RP deberá dar respuesta a los siguientes aspectos:

a) Justificación de la necesidad de emplazamiento.

b) Información pormenorizada de los usos actuales.

c) Estudio de accesos y aparcamientos.

d) Instalaciones auxiliares.

e) Régimen de uso y mantenimiento.

________________________________________________

33 Real Decreto 2159/1978, de 23 de junio, por el que se aprueba el Reglamento de Planeamiento para el desarrollo y aplicación de la Ley sobre Régimen del Suelo y Ordenación Urbana (BOE núm. 221 y 222, de 15 y 16 de septiembre de 1978).

f) Área de influencia prevista.

g) Estudio financiero.

h) Programación y fases.

SUBSECCIÓN 6C. EQUIPAMIENTOS DE OCIO AL AIRE LIBRE

Artículo 400.—Definición y clasificación

1. Se consideran así las instalaciones recreativas o deportivas que se desarrollen sobre grandes espacios abiertos.

2. A los efectos de estas Normas tendrán tal consideración:

a) Las áreas recreativas: instalaciones al aire libre destinadas al ocio que no requieran la ejecución de obras significativas de ningún tipo, sino únicamente los elementos de mobiliario que les son habituales: mesas, bancos, papeleras y contenedores de basuras, carteles informativos, juegos de niños, etc.

b) Las instalaciones para la práctica deportiva al aire libre: para las que únicamente se requiera de movimientos de tierras, obras de urbanización y las pequeñas edificaciones necesarias al servicio de las mismas.

c) Grandes equipamientos de ocio: tales como reservas de animales en libertad o parques de atracciones o temáticos.

Artículo 401.—Condiciones generales

1. Aún cuando la instalación de nuevas áreas recreativas sea considerada un Uso Permitido, el Ayuntamiento podrá denegar la licencia por razones ambientales que se justificarán debidamente.

El diseño y soluciones constructivas que se adopten deberán adaptarse a las características de su entorno. Así, en ambientes naturales se deben limitar los movimientos de tierras y las obras de urbanización, debiendo predominar soluciones sencillas y materiales rústicos. En el ámbito de los Núcleos Rurales, en cambio, serán admisibles soluciones de corte más urbano, con la posibilidad de acometer pequeñas obras de urbanización en las que predomine el empleo de materiales pétreos u otros acordes con la tipología predominante de la edificación.

2. Cuando por su capacidad y características den servicio exclusivo a la población local, las instalaciones para la práctica deportiva al aire libre tendrán la consideración de Uso Autorizable, sin más tramitación que la que de ello se derive.

3. Para los grandes equipamientos de ocio, se deberá tramitar Plan Especial con las determinaciones que señale el Ayuntamiento o el órgano autonómico competente en materia de urbanismo y, al menos, las siguientes:

a) Justificación de la idoneidad de emplazamiento.

b) EPIA o EIA, según determine el órgano competente del Principado de Asturias.

c) Evaluación de Impacto Estructural.

d) Estudio de accesos y aparcamientos.

e) Análisis de las instalaciones y servicios auxiliares.

f) Régimen de uso y mantenimiento.

g) Estudio financiero.

h) Programación y fases.

SUBSECCIÓN 6D. EQUIPAMIENTOS ESPECIALES

Artículo 402.—Definición y clasificación

1. Se consideran equipamientos especiales aquellos que por razones sanitarias o de seguridad deban situarse fuera de las áreas urbanas aún cuando no sean estrictamente de uso rural.

2. En el ámbito de aplicación de estas Normas, y a los efectos de las mismas, tendrán la consideración de Equipamientos Especiales las siguientes instalaciones y actividades:

a) Mataderos.

b) Cementerios.

c) Vertederos.

Artículo 403.—Mataderos

1. Su instalación será posible exclusivamente mediante Plan Especial acorde con las determinaciones del Reglamento de Planeamiento, debiendo ser su ámbito de servicio, al menos, municipal.

Artículo 404.—Cementerios

1. Podrán mantenerse las instalaciones existentes, posibilitando su ampliación acorde con las previsiones de la parroquia o municipio y conforme a lo dispuesto en este Artículo.

2. No se permitirán nuevas edificaciones a distancias menores que las que ahora presente la edificación más próxima. Esta distancia no podrá ser menor de 40 m, salvo informe favorable del órgano competente en la materia.

3. Los cementerios de nueva implantación o la ampliación de uno parroquial a mayor ámbito de uso, deberán sujetarse a su legislación específica, Reglamento de Policía Sanitaria Mortuoria34 y normas complementarias a éste, y a las determinaciones del RAMINP. En cualquier caso, la nueva implantación deberá realizarse a través de Plan Especial.

Artículo 405.—Vertederos

1. Se consideran así los depósitos de residuos urbanos o municipales de acuerdo con la definición que de éstos realiza el artículo 3 de la Ley 10/1998 de Residuos. Explícitamente se excluyen las instalaciones para almacenamiento o tratamiento de residuos peligrosos, considerando así los relacionados en el Real Decreto 952/1997 o posteriores que lo sustituyan.

2. Podrán autorizarse exclusivamente vertederos de tierras, áridos y escombros de obra inertes, actividad que se considera sujeta a licencia urbanística y que podrá denegarse por razones ambientales o paisajísticas.

3. La creación de los citados vertederos se realizará de acuerdo a las condiciones que se detallen en la licencia, que procurarán:

a) Dirigir los vertidos hacia canteras abandonadas o áreas degradadas en las que el relleno suponga beneficio paisajístico.

b) Determinar las condiciones para la restauración del vertedero tras el cese de la actividad, mediante perfilado de los taludes, construcción de bermas, si se considerara necesario, restitución de tierras fértiles y posterior revegetación.

c) Determinar el plazo máximo para la actividad de vertido, transcurrido el cual, será obligada la restauración en las condiciones que se hubieran determinado y la clausura.

SECCIÓN 7. SERVICIOS

Artículo 406.—Definición y clasificación

1. Se consideran servicios los establecimientos e instalaciones comerciales de uso público destinados a ofrecer prestaciones a la población local o visitante.

2. A los efectos de estas Normas se consideran los siguientes tipos:

a) Servicios comerciales.

b) Servicios de reunión y recreo.

c) Servicios hoteleros.

d) Campamentos de turismo.

Artículo 407.—Condiciones generales

1. El acondicionamiento de locales y establecimientos existentes para el desarrollo de actividades definidas como servicios se considera acto sujeto a licencia urbanística, igualmente la nueva construcción de edificaciones destinadas a tal uso.

2. Cada actividad vendrá regulada, además de por las presentes Normas, por la legislación que le corresponda en razón de la materia, debiéndose de tener en especial consideración las determinaciones que se deriven de la correcta aplicación del RAMINP.

3. El desarrollo de actuaciones que superen los parámetros máximos establecidos en estas Normas, por superficie o por ámbito a que se destina el servicio, se considera un uso incompatible con las peculiaridades del Suelo no Urbanizable y deberá dirigirse a los suelos Urbano y Urbanizable. Su implantación en el Suelo no Urbanizable se limitará a los supuestos que se señalan el artículo 5 de la LEUMR y mediante tramitación de Plan Especial acorde a lo dispuesto en el RP.

SUBSECCIÓN 7A. SERVICIOS COMERCIALES

Artículo 408.—Definición

1. Se consideran comerciales los establecimientos permanentes destinados a la venta al por menor o a la prestación de determinados servicios. Siguiendo la Clasificación para la Tarifación del IAE35, se consideran incluidas las actividades siguientes:

________________________________________________

34 Decreto 2263/1974, de 20 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de Policía Sanitaria Mortuoria (BOE núm. 197, de 17 de agosto de 1974).

35 Real Decreto Legislativo 1175/1990, de 28 de septiembre, por el que se aprueban las Tarifas del Impuesto sobre Actividades Económicas (BOE núm. 234, de 29 de septiembre de 1990).

a) Agrupación 64: Comercio al por menor de productos alimenticios, bebidas y tabacos en establecimientos permanentes.

b) Agrupación 65: Comercio al por menor de productos industriales no alimenticios en establecimientos permanentes.

c) Agrupación 97: Servicios personales.

d) División 8: Instituciones financieras, seguros, servicios prestados a las empresas y alquileres.

Artículo 409.—Condiciones generales

1. En el Suelo no Urbanizable, los servicios comerciales de nueva implantación deberán situarse exclusivamente en el ámbito de los Núcleos Rurales y no podrán superar la superficie edificada de 250 m².

2. Los usos actuales no se declaran fuera de ordenación, permitiéndose su ampliación sin rebasar los umbrales que se establecen en estas Normas para cada Categoría de Suelo.

3. Con carácter general las instalaciones deberán atenerse a las condiciones que para el uso asimilable se definan en el Capítulo 3 de este Título.

4. En lo no previsto en este artículo serán de aplicación las disposiciones aplicables al Uso Comercial contenidas en el Título II de estas Normas (Artículos 172 a 176). No obstante, el Ayuntamiento podrá flexibilizar las condiciones si como consecuencia de la reutilización o rehabilitación de edificaciones existentes resultara de difícil cumplimiento alguna de ellas.

SUBSECCIÓN 7B. SERVICIOS DE REUNIÓN Y RECREO

Artículo 410.—Definición y clasificación

1. A los efectos de esta normativa urbanística, se agrupan bajo la denominación de servicios de reunión y recreo aquellas actividades desarrolladas de forma habitual y profesional, mediante precio, y destinadas al público para el desarrollo de la vida social. Se incluyen aquí:

a) Los locales y establecimientos dedicados de forma habitual y profesional, mediante precio, a servir al público comidas o bebidas para consumir, de forma preferente (restaurantes, cafeterías, bares, cafés, sidrerías o similares) tal y como se recogen en el Capítulo Tercero (Empresas de restauración) de la Ley 7/2001 de Turismo del Principado de Asturias36.

b) Otros locales y establecimientos, no incluidos en el párrafo anterior, en los que se desarrollen de forma preferente otras actividades también encaminadas al desarrollo de la vida social tales como salas de baile, discotecas, etc.

2. En el ámbito de aplicación de estas Normas los servicios de reunión y recreo se clasifican en los siguientes niveles:

a) Nivel 1. Los de menos de 250 m² de superficie edificada.

b) Nivel 2. Los que utilicen una o varias edificaciones preexistentes y singulares por su arquitectura tradicional, sin más limitación de superficie que la que se derive de las características de éstas.

Artículo 411.—Condiciones generales

1. En el Suelo no Urbanizable, la nueva implantación fuera del ámbito delimitado para los Núcleos Rurales se restringirá a edificaciones preexistentes.

2. Los usos actuales no se declaran fuera de ordenación, permitiéndose en su ampliación sin rebasar los umbrales que se establecen en estas Normas para cada Categoría de suelo.

3. Los servicios de nivel 1 podrán desarrollarse en planta baja de edificios de vivienda, anejos a ésta o en edificios independientes. Los de nivel 2 deberán desarrollarse en edificaciones independientes.

4. Se establecerá una plaza de aparcamiento por cada 50 m² construidos o fracción. Dichas plazas podrán estar en el mismo edificio, en espacio libre de edificación de la parcela vinculada al uso principal.

5. En lo no previsto en este artículo serán de aplicación las disposiciones aplicables al uso de reunión y recreo contenidas en el Título II de estas Normas. No obstante, el Ayuntamiento podrá flexibilizar las condiciones si como consecuencia de la reutilización o rehabilitación de edificaciones existentes resultara de difícil cumplimiento alguna de ellas.

SUBSECCIÓN 7C. SERVICIOS HOTELEROS

Artículo 412.—Definición y clasificación

1. A los efectos de estas Normas, se agrupan bajo la denominación de servicios hoteleros aquellas actividades desarrolladas de forma habitual y profesional, mediante precio, y destinadas a proporcionar hospedaje o residencia, mediante precio, a las personas que lo demanden, con o sin prestación de otros servicios complementarios.

________________________________________________

36 Ley 7/2001, de 22 de junio, de Turismo, del Principado de Asturias (BOPA núm. 156, de 6 de julio de 2001).

2. Los servicios hoteleros se clasifican como sigue:

a) Nivel 1: de hasta 10 dormitorios.

b) Nivel 2: de 11 a 30 dormitorios.

c) Núcleos de turismo rural: Se entiende por núcleo de turismo rural al complejo de oferta turística que, además de prestar el servicio de alojamiento en una o varias de sus modalidades de Alojamiento de Turismo Rural, contempladas en la Sección 4.ª de la Ley 7/2001 del Principado de Asturias, responde a un proyecto unitario de planificación, gestión y explotación empresarial, se ubica en áreas geográficas homogéneas y se ajusta a las condiciones que para el mismo se establecen en la presente normativa. Responden a la modalidad definida en el artículo 45 de la Ley 7/2001.

Artículo 413.—Condiciones generales

1. En el Suelo no Urbanizable, los nuevos servicios hoteleros deberán situarse en el ámbito de los Núcleos Rurales. La nueva implantación fuera del ámbito delimitado para los Núcleos Rurales se restringirá a edificaciones preexistentes, cuya singularidad arquitectónica y estado de uso aconsejen la restauración y reutilización.

2. Los usos actuales no se declaran fuera de ordenación, permitiéndose su ampliación hasta alcanzar los umbrales máximos fijados en estas Normas.

3. Los servicios hoteleros de Nivel 2 deberán ser autorizados por la CUOTA y en ningún caso podrán alojarse en un único edificio.

4. En todos los casos, la actividad se alojará en edificios de uso exclusivo.

5. Los edificios y locales destinados a este uso deberán cumplir las condiciones especificadas para el uso de vivienda y cuantas determinen la reglamentación sectorial vigente.

6. Las actividades complementarias se sujetarán a las condiciones que se establezcan para cada uso específico.

7. Se establecerá una plaza de aparcamiento por dormitorio o por cada 50 m² construidos o fracción. Dichas plazas podrán estar en el mismo edificio o en espacio libre de edificación de la parcela vinculada al uso hotelero. En su diseño deberá procurarse la integración en el entorno inmediato, pudiendo determinarse la obligatoriedad de firmes asfálticos o firmes blandos, de tipo adoquín jardinería, en función de las características más o menos rurales del área en que se desarrolle la actuación.

8. El Ayuntamiento podrá flexibilizar dichas condiciones si como consecuencia de la reutilización o rehabilitación de edificaciones existentes resultara de difícil cumplimiento alguna de ellas, incluidas las relativas al aparcamiento.

9. El desarrollo e implantación de la figura de Núcleo de turismo rural se considera Uso Autorizable siempre y cuando la actuación se realice sobre alguno de los Núcleos Rurales catalogados de estas Normas, o en alguna de las entidades de población definidas como Asentamientos Rurales en el anexo 5 de las mismas.

10. En tanto no se desarrollen reglamentariamente los contenidos de la Ley 7/2001 serán de aplicación, en lo que no contradigan a la Norma superior, las Ordenanzas contenidas en el Decreto 11/198737, para el caso de establecimientos hoteleros; Decreto 60/198638, para el caso de apartamentos turísticos, y Decreto 26/199139, para el caso de Casas de Aldea.

11. Sin perjuicio de la normativa sectorial que les sea de aplicación, a los efectos de estas Normas la modalidad de alojamiento de Casas de Aldea se asimila al uso residencial, debiendo aplicarse a las edificaciones que acojan o pretendan acoger dicho uso el régimen establecido para la vivienda familiar.

Artículo 414.—Condiciones particulares de los apartamentos turísticos

1. Se considerarán apartamentos turísticos los así definidos en el artículo 2 del Decreto 60/198640, es decir, bloques o conjuntos de unidades de alojamientos que, compuestas cada una de espacios para salón-comedor, dormitorio o dormitorios, cocina y cuarto de baño o aseo y dotadas para su uso en cuanto a instalaciones, mobiliario y equipo, se ofrezcan empresarialmente, mediante precio, como alojamiento turístico.

2. En el Suelo no Urbanizable, cuando se trate de la modalidad de Bloque de Apartamentos, definida en el artículo 5 del Decreto 60/1986, el número de éstos en la misma edificación no sobrepasará las cuatro unidades.

3. Cuando se trate de Conjuntos de Apartamentos deberá procurarse cierto fraccionamiento de la ordenación del volumen edificable, no basándose en la repetición de un módulo constructivo.

________________________________________________

37 Decreto 11/1987, de 6 de febrero, por el que se aprueba la Ordenación y Clasificación de Establecimientos Hoteleros radicados en el Principado de Asturias (BOPA núm. 57, de l0 de marzo de 1987).

38 Decreto 60/1986, de 30 de abril, sobre Ordenación de los Apartamentos Turísticos (BOPA núm. 149, de 27 de junio de 1986).

39 Decreto 26/l991, de 20 de febrero, por el que se crea y regula la Modalidad de Alojamiento Turístico denominado Casa de Aldea en el Principado de Asturias (BOPA núm. 86, de 16 de abril de 1991).

40 Decreto 60/1986, de 30 de abril, sobre Ordenación de los Apartamentos Turísticos (BOPA núm. 149, de 27 de junio de 1986).

SUBSECCIÓN 7D. CAMPAMENTOS DE TURISMO

Artículo 415.—Definición

1. Se consideran campamentos de turismo las instalaciones que se definen en el artículo 43 de la Ley 7/2001 del Principado de Asturias como el espacio de terreno debidamente delimitado, acondicionado y dotado de las instalaciones y servicios precisos, ofertado al público de forma habitual y profesional, mediante precio, para su ocupación temporal utilizando a tal fin tiendas de campaña, caravanas u otros elementos fácilmente transportables.

Artículo 416.—Condiciones generales

1. Además de las determinaciones aquí establecidas, para la instalación de los campamentos de turismo se deberá atender a lo establecido en la Ley 7/2001, en su desarrollo reglamentario y en el Decreto 39/1991 por el que se aprueba la Ordenanza de Campamentos de Turismo41.

2. Los terrenos destinados a campamento de turismo deberán tener una superficie mínima de 2 000 m² y máxima de 20 000 m², en finca única o en varias colindantes.

3. Las fincas que obtengan la autorización para destinarse a este uso adquirirán la condición de indivisibles, condición que deberá de inscribirse como anotación marginal en el Registro de la Propiedad.

4. El cambio de uso de los terrenos dedicados a campamento de turismo deberá suponer su reversión a la condición agraria original, sin que la presencia de viario, infraestructuras de abastecimiento de aguas y electricidad y saneamiento puedan generar derechos para la reclasificación, salvo en aquellos casos que lo prevean estas Normas. La reversión posibilitará el cese de la indivisibilidad de la propiedad.

5. La autorización de un campamento de turismo llevará implícita la de las edificaciones y servicios que estuvieran incluidos en el Proyecto.

6. No se permitirán más instalaciones fijas que las exigidas con carácter de requisito mínimo por el Decreto 39/1999 en función de la categoría del campamento. Los servicios de restaurante, cafetería y comercio minorista a que se refieren los Artículos 28 y 29 del Decreto 39/1991 deberán dimensionarse para el servicio exclusivo de los campistas, considerándose prohibido el desarrollo de instalaciones que den servicio a la población local o a visitantes ajenos al campamento.

7. Entre la documentación exigible para la autorización se incluirá un Plan Especial que, además de las que se deriven de la normativa sectorial vigente, deberá recoger los contenidos siguientes:

a) Evaluación Preliminar de Impacto Ambiental, tal y como establece el artículo 14 de la Ley 7/2001. En dicha EPIA deberá incluirse información detallada referida la vegetación y cultivos existentes en el área de implantación, sobre plano de la misma escala que la del proyecto. De acuerdo a lo dispuesto en la LIA, el órgano ambiental competente deberá analizar cada concreta solicitud para determinar en su caso la sustitución del trámite de EPIA por el de EIA.

b) Análisis de riesgos naturales.

c) Análisis de la visibilidad de la explotación y medidas correctoras para la reducción del posible impacto visual.

d) Análisis de accesibilidad que demuestre la inexistencia de impacto sobre la red de caminos vecinales existentes o sobre los núcleos que hayan de atravesarse para el acceso al campamento.

Artículo 417.—Condiciones de localización

1. La nueva implantación de campamentos de turismo se ajustará a lo dispuesto en las Condiciones Particulares de cada Categoría de Suelo no Urbanizable en el Capítulo 4 de este Título. No obstante, de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 7 del Decreto 39/1991, no podrán establecerse campamentos de turismo:

a) En terrenos situados sobre lechos o cauces secos, vegas de ríos susceptibles de ser inundados, así como aquellos que por cualquier causa resulten insalubres o peligrosos.

b) En un radio inferior a 150 m de los lugares de captación de agua para las poblaciones.

c) En terrenos situados a menos de 500 m de monumentos a conjuntos histórico artísticos declaradas legalmente o que se les haya incoado el expediente de declaración en la fecha de solicitud, y de los yacimientos arqueológicos.

d) En las proximidades de industrias molestas, insalubres, nocivas o peligrosas, de acuerdo con lo preceptuado en el RAMINP.

e) En general en aquellos lugares que, por exigencias del interés público, estén afectados por prohibiciones o limitaciones o por servidumbres públicas establecidas mediante disposiciones legales o reglamentarias.

f) En los terrenos sobre los que discurren líneas eléctricas de alta tensión.

2. Complementariamente a lo anterior se establece una distancia mínima de 200 m a cualquiera de los Núcleos Rurales delimitados en estas Normas y una distancia mínima de 3.000 m a cualquier campamento de turismo existente.

________________________________________________

41 Decreto 39/1991, de 4 de abril, por el que se aprueba la Ordenanza de los Campamentos de Turismo radicados en el Principado de Asturias (BOPA núm. 107, de 11 de mayo de 1991).

Artículo 418.—Condiciones de viales y aparcamientos

1. Se prohibe la privatización de accesos a lugares de interés turístico y naturalístico y la interrupción de los caminos de servicio de cauces de agua permanentes.

2. Las instalaciones deberán contar con viales de acceso que permitan el doble sentido de la circulación y de al menos 4.5 m de anchura.

3. Dentro del ámbito de la parcela, se establecerá una plaza de aparcamiento por cada cuatro plazas de campista, considerando la capacidad máxima de la instalación. Dichos aparcamientos deberán resolverse mediante sistemas que reduzcan el impacto visual, tanto en el período de máxima afluencia de público como en los períodos de cese de la actividad. Para ello, el proyecto deberá contemplar la creación de pantallas vegetales, la modulación del estacionamiento mediante arbolado y setos vegetales y la creación de firmes encespedables, de tipo adoquín-jardinería y similares.

Artículo 419.—Condiciones de zonificación y diseño

1. Además de las determinaciones establecidas en la legislación sectorial aplicable y de la necesaria preservación de los valores naturales o urbanos, artísticos, paisajísticos, agrícolas y forestales del territorio en el que se implanten, se establecen las siguientes condiciones de zonificación y diseño:

a) En la ejecución de los campamentos de turismo no se permitirá la tala de arbolado salvo con carácter excepcional y cuando afecte a escasas unidades.

b) Todas las instalaciones que se desarrollen deberán dotarse de una zona de protección de 5 m de anchura a lo largo de todo su perímetro que deberá servir para la instalación de arbolado o setos vegetales que reduzcan el impacto visual de la instalación, sin que pueda utilizarse la misma para la acampada, el desarrollo de instalaciones o la construcción de edificaciones vinculadas a la explotación.

c) En el área de acampada se exigirá la creación de un dosel arbóreo en una parte sustancial de la instalación que no computará como área verde, por ser utilizable para la acampada sin que ello suponga reducción de la capacidad. Igualmente se exigirá la modulación del área de acampada mediante plantación de setos vegetales.

Artículo 420.—Caravanas

1. No se autorizarán campamentos de turismo en los que la superficie destinada a la instalación de caravanas supere el 50% de la del área de acampada. En las plazas destinadas a dicho uso deberán reforzarse las medidas tendentes al ocultamiento de la instalación mediante arbolado.

2. Se considera prohibido el estacionamiento continuo de caravanas que se considerará actividad sujeta a las condiciones señaladas en estas Normas para los depósitos al aire libre o las relativas a las industrias, si se hace en local cerrado.

Artículo 421.—Otras modalidades de acampada

1. Cualquier otra modalidad de acampada como la libre, no legalizada o en casas de aldea, se considera Uso Prohibido.

SECCIÓN 8. INFRAESTRUCTURAS

Artículo 422.—Definición y clasificación

1. Se consideran infraestructuras las instalaciones necesarias para el servicio colectivo de los asentamientos de población en sus aspectos físicos, y no sociales como es el caso de las dotaciones.

2. A los efectos de estas Normas y en su ámbito de aplicación, las infraestructuras se clasifican como sigue:

a) Autopistas, autovías y carreteras.

b) Pistas y caminos carreteros.

c) Tendidos aéreos.

d) Infraestructuras de comunicaciones radioeléctricas.

e) Infraestructuras de abastecimiento de aguas y saneamiento.

f) Infraestructuras hidráulicas.

g) Actividades al servicio de las obras públicas.

Artículo 423.—Autopistas, autovías y carreteras

1. La apertura de nuevas carreteras o el cambio de trazado de las existentes se someterá a EIA en los supuestos que se señala en el anexo I, grupo 6a, de la LIA. La creación de enlaces o la modificación de los trazados en longitudes inferiores a la señalada en dicho anexo se someterá en cambio a EPIA, acorde a lo dispuesto en el PORNA.

2. El trazado o mejora de las vías públicas deberá procurar reducir en lo posible el movimiento de tierras, la posible afección a la escorrentía natural de los terrenos y las afecciones a masas arboladas, especialmente las autóctonas.

Cuando la naturaleza de los sustratos lo permita, los taludes deberán organizarse en bermas de altura inferior a los 2 m y con pendientes inferiores a 45º. En cualquier caso, los taludes deberán ser adecuadamente revegetados preferentemente con especies de matorral en detrimento de las de césped.

3. Los proyectos que incluyan cambios de trazado o ampliación de los radios de las curvas deberán incluir igualmente las actuaciones para la mejor integración paisajística de los tramos que vayan a quedar en desuso, debiendo procederse a la demolición de los firmes y a la restauración y revegetación del área.

Artículo 424.—Pistas y caminos carreteros

1. Todas las obras de apertura de nuevas pistas, con independencia de su posterior utilización, deberán superar el trámite de Evaluación Preliminar de Impacto Ambiental acorde con lo dispuesto en el epígrafe 7.2 del PORNA.

2. Todos los proyectos que se ejecuten en el ámbito de aplicación de estas Normas, ya se trate de apertura de nuevas vías o de mejora de las existentes, deberán incorporar las medidas de restauración y reducción de impactos que se consideren más adecuadas, debiendo incluirse cuando menos: revegetación de taludes mediante hidrosiembra de especies herbáceas o siembra de especies de matorral y plantación de arbustos o árboles autóctonos al pie de los desmontes de mayor importancia o más visibles. En la medida de lo posible, cuando sea necesaria la sujeción del talud, se evitará el uso de escolleras de pedraplén promoviéndose la aplicación de técnicas de bioingeniería.

3. Igualmente, cuando se tratara de modificaciones del trazado, deberán incluirse trabajos de restauración y revegetación de las cajas de aquellos tramos que hayan perdido su función.

4. Todas las obras deberán ejecutarse a través de proyectos elaborados por técnicos competentes y de acuerdo al Pliego de Condiciones Técnicas para la apertura de pistas forestales habitualmente utilizado por el Principado de Asturias.

5. Las obras de mejora de pistas existentes se tramitarán como nueva apertura cuando existan cambios de trazado en longitudes superiores a 250 m o incluyan ampliaciones sustanciales del radio de las curvas, nuevos desmontes o cualesquiera otra actuación susceptible de producir impacto ambiental.

Artículo 425.—Tendidos aéreos

1. De acuerdo a lo dispuesto en la LIA, el órgano competente en materia de impacto Ambiental del Principado de Asturias deberá de analizar todos los proyectos de líneas eléctricas de longitud superior a 3 km, determinando en cada caso la obligatoriedad de tramitar EIA. En cualquier caso, de acuerdo a lo dispuesto en el PORNA y en la LIA:

a) Se someterá a EPIA la nueva construcción de líneas de tensión nominal superior a 1 kV o el cambio sustancial en el trazado de las existentes.

b) Se someterá a EIA la construcción o cambio de trazado de líneas de tensión nominal igual o superior a 220 kV y longitud superior a 15 km.

2. Los tendidos de líneas aéreas deberán de evitar en lo posible las Categorías de suelo de mayor protección ambiental o los lugares donde sean esperables impactos sobre el paisaje.

3. En los Núcleos Rurales y sus zonas de crecimiento el Ayuntamiento podrá determinar la obligatoriedad del soterramieno de la instalación.

4. Cuando para la instalación sea necesaria la apertura de nuevos viales, éstos deberán ser adecuadamente restaurados y revegetados tras la finalización de las obras. De ser necesario el vial para el mantenimiento de la instalación, deberá tramitarse la apertura de éste de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 424 de estas Normas.

Artículo 426.—Infraestructuras de comunicaciones radioeléctricas

1. Se consideran infraestructuras de comunicaciones radioeléctricas los dispositivos remisores de señales de TV, telefonía, telefonía móvil, etc.

2. Todas las instalaciones citadas deberán de superar el trámite de EPIA que se regula en el epígrafe 7.2 del PORNA. Cuando para la instalación sea necesaria la apertura de nuevos viales, éstos deberán ser adecuadamente restaurados y revegetados a la finalización de las obras. De ser necesario el vial para el mantenimiento de la instalación, deberá tramitarse la apertura de éste de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 424 de estas Normas.

4. El Ayuntamiento podrá determinar, para la instalación de remisores de telefonía móvil, un Plan de Ordenación, elaborado por los interesados, que tenga por ámbito el conjunto del municipio y establezca los puntos más adecuados para lograr la máxima cobertura, debiendo los diferentes operadores establecer entre sí convenios para la localización de las instalaciones en los mismos emplazamientos.

5. En lo no previsto en estas Normas será de aplicación la Ordenanza Municipal Reguladora de las Instalaciones de Radiocomunicación42.

Artículo 427.—Infraestructuras de abastecimiento de aguas y saneamiento

1. Los proyectos de abastecimiento de aguas y saneamiento deberán atender además de a lo expresado en estas Normas, a lo que se derive de la correcta aplicación de la Ley 1/1994 sobre abastecimiento y saneamiento de aguas en el Principado de Asturias43 y su Reglamento44 de desarrollo.

________________________________________________

42 Acuerdo del Pleno del Ayuntamiento de Coaña, de 27 de abril de 2001, por el que se aprueba la Ordenanza Municipal Reguladora de las Instalaciones de Radiocomunicación (BOPA núm. 198, de 25 de agosto de 2001).

43 Ley 1/1994, de 21 de febrero, sobre abastecimiento de aguas y saneamiento en el Principado de Asturias (BOPA núm. 46, de 25 de febrero de 1994).

44 Decreto 19/1998, de 23 de abril, por el que se aprueba el Reglamento para el desarrollo de la Ley 1/1994, de 21 de febrero, de Abastecimiento y Saneamiento de Aguas en el Principado de Asturias (BOPA núm. 102, de 5 mayo de 1998).

2. Las conducciones de agua y saneamiento, existentes o de nueva creación, se consideran dotaciones conformes a estas Normas, con servidumbre permanente aunque no figure expresada documentalmente mientras se encuentren en servicio.

3. Las redes de abastecimiento y de saneamiento se dotan de una zona de servidumbre de 4 m de anchura, repartida simétricamente a ambos lados del eje de la tubería. En esta zona no se permite la edificación, las plantaciones de arbolado, ni cualquier otra actividad que suponga movimiento de tierras.

4. Las servidumbres propias de las aguas subterráneas se regirán según lo dispuesto en el TRLA, en Reglamento del Dominio Público Hidráulico45 y en el Real Decreto 995/200046. La ejecución de nuevos alumbramientos, así como la ampliación de los ya existentes requerirán para su autorización el informe previo del Órgano de Cuenca competente.

5. Deberán someterse a EIA todos los proyectos susceptibles de encuadrarse en el grupo 7 del anexo I de la LIA. Cuando los proyectos sean susceptibles de encuadrarse los supuestos contemplados en el anexo II de la misma deberá solicitarse pronunciamiento del órgano ambiental acerca de la necesidad de la tramitación del EIA. Por último, deberán someterse a EPIA aquellos otros que se encuadren en los supuestos recogidos en el epígrafe 7.2 del PORNA.

Artículo 428.—Infraestructuras hidráulicas

1. Se consideran Uso Prohibido las grandes presas, tal y como se definen en el anexo 2 del Decreto 1131/1988, es decir, las que superen la altura de 15 m, entre la cota de la coronación y la de la superficie general de cimientos, o aquellas otras que superando los 10 m tengan capacidad de embalsamiento superior a 100 m³ o características excepcionales de los cimientos o cualquier otra circunstancia que permita calificar la obra como importante para la seguridad o economía pública. El resto de pequeñas presas o azudes deberán superar trámite de EPIA acorde a lo dispuesto en el epígrafe 7.2 del PORNA.

2. Las obras de defensa de márgenes se consideran prohibidas cuando tengan como único objeto la defensa de predios rústicos de uso agrario. En cualquier caso, deberá seguirse trámite de EPIA acorde a lo dispuesto en el epígrafe 7.2 del PORNA e incluirse en el proyecto trabajos de revegetación de las escolleras o su sustitución por técnicas de bioingeniería.

Artículo 429.—Actividades al servicio de las obras públicas

1. Se considera como tales el conjunto de construcciones e instalaciones vinculadas a la ejecución, entretenimiento y servicio de las obras públicas.

2. Solamente podrán ser objeto de licencia cuando no exista posibilidad de encontrar Suelo Urbano o Urbanizable capaz de acoger ese uso. En consecuencia, no podrán incluirse dentro de estos usos los de vivienda, con excepción de una vivienda para guarda de la actividad.

3. No se autorizarán aquellas instalaciones cuya regulación no esté admitida y autorizada por la normativa específica aplicable a estos casos, ni por el organismo administrativo responsable de su autorización.

4. En todo caso, las actividades que aquí se regulan deberán cumplir, además de la legislación específica, las Condiciones Generales de la Edificación recogidas en el Capítulo 3 de este Título.

SECCIÓN 9. VIVIENDA FAMILIAR

Artículo 430.—Definición y clasificación

1. Se considerará vivienda familiar enclavada dentro del Suelo no Urbanizable al conjunto de espacios, locales o dependencias destinados al alojamiento o residencia familiar, así como las edificaciones anejas que se vinculen a la misma.

2. A los efectos de estas Normas, en Suelo no Urbanizable se distinguen las siguientes clases de viviendas:

a) Vivienda unifamiliar. Se considera así a la situada en parcela independiente, en edificio aislado o agrupado a otros, cuando tenga acceso independiente y exclusivo desde la vía pública. Dentro de esta se diferencian:

a1) Vivienda agraria. Se considera así al conjunto formado por una vivienda y las edificaciones complementarias y auxiliares al servicio de la explotación agrícola-ganadera.

a2) Vivienda no agraria. Se considera así aquella que, sin estar vinculada a una explotación agraria o ganadera, se adapta a la tipología propia del modelo constructivo del área donde se ubique, o el que sea autorizado por estas Normas, no incidiendo en las circunstancias a que hace referencia el artículo 73 del texto refundido de la Ley del Suelo de 197647 (TRLS76).

b) Vivienda multifamiliar o colectiva. Se considera así a la que forma parte de un grupo con accesos comunes.

Artículo 431.—Condiciones generales

1. En el Suelo no Urbanizable sólo se permite la construcción de viviendas familiares de nueva planta dentro de los Asentamientos y Núcleos Rurales catalogados en el anexo 5 de estas Normas.

________________________________________________

45 Real Decreto 849/1986, de 11 de abril, por el que se aprueba e1 Reglamento del Dominio Público Hidráulico, que desarrolla los Títulos Preliminar, I, IV, V, VI y VII de la Ley 29/l985, de 2 de agosto, de Aguas (BOE núm. 103, de 30 de abril de 1986).

46 Real Decreto 995/2000, de 2 de junio, por el que se fijan objetivos de calidad para determinadas sustancias contaminantes y se modifica el Reglamento de Dominio Público Hidráulico, aprobado por RD 849/86, de 11 de abril. (BOE núm. 147, de 20 de junio de 2000).

47 Real Decreto 1346/1976, de 9 de abril, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley sobre Régimen del Suelo y Ordenación Urbana (BOE núm. 144 y 145, de 16 y 17 de junio de 1976).

2. En el ámbito de estas Normas, sólo se autorizará la vivienda colectiva cuando ésta sea el resultado de la división de edificaciones singulares existentes que cumplan el resto de las condiciones aquí especificadas y en un número máximo de 2 viviendas por edificación.

3. En las viviendas peexistentes a la entrada en vigor de estas Normas y que no contasen con licencia, sólo actuará la prescripción en los supuestos deducibles de la aplicación del artículo 188 del TRLS76 y concordantes, quedando en situación permanente de fuera de ordenación en tanto no se legalicen. Si fuera necesario, para la legalización se exigirá la reforma del inmueble de modo que llegue a encajar en las condiciones de la edificación que se deriven estas Normas.

4. El resto de las viviendas preexistentes que no se encuentren sometidas a expediente disciplinario o no puedan serlo por haber transcurrido los plazos de prescripción, no se consideran fuera de ordenación a los efectos previstos en el artículo 60 del TRLS76, pudiendo autorizarse obras de consolidación, ampliación o modernización dentro de los límites fijados en estas Normas.

5. Toda vivienda deberá cumplir las condiciones de dimensión, aislamientos, higiénico sanitarias, etc, exigidas por el Decreto 39/1998, además de las especificaciones concretas recogidas en las presentes Normas.

6. Las condiciones específicas de separación reguladas para otros usos en relación con las viviendas más próximas, industrias, cementerios, etc., serán asimismo exigibles para las nuevas viviendas cuando éstas pretendan implantarse en la proximidad de un uso existente que así lo determine.

7. El cambio de uso de las edificaciones tradicionales que actualmente no están destinadas al de vivienda podrá ser autorizado cuando el volumen de la edificación sea tal que permita alcanzar el programa mínimo de vivienda sin necesidad de ampliaciones de volumen superiores al 10% del existente y ésta se sitúe en una Categoría de suelo en que la vivienda no sea Uso Prohibido.

Artículo 432.—Edificaciones auxiliares

1. Se consideran auxiliares de la vivienda las construcciones complementarias destinadas al almacenaje de enseres domésticos y aparcamiento de vehículos.

2. Para que una edificación se considere auxiliar de la vivienda, no podrá superar los 50 m² de superficie construida, estar separada de la edificación principal de vivienda más de 25 m ni ubicarse en una Categoría diferente de Suelo no Urbanizable.

3. En los Núcleos Rurales, excepcionalmente se podrán autorizar construcciones auxiliares destinadas a albergar vehículos que sin estar ubicadas en la misma parcela que la edificación principal, ni ajustarse a las condiciones antes señaladas, cumplan las determinaciones establecidas para dichos Núcleos.

Artículo 432bis.—Reforma de viviendas existentes

1. Se entenderá por reforma de vivienda el conjunto de obras dirigidas a mejorar las condiciones de habitabilidad de las viviendas ocupadas o a la reocupación de las deshabitadas, siempre y cuando ello no suponga ampliación volumétrica ni transformación de las características tipológicas de la edificación contraria a lo dispuesto en el artículo 452 de estas Normas.

2. La reforma de la vivienda existente tendrá carácter de Uso Permitido con independencia de la categoría de suelo en que se encuentre.

Artículo 433.—Ampliación de viviendas existentes

1. Sin perjuicio de lo que se especifique para cada una de las Categorías de suelo, todas las viviendas actualmente existentes que no se encuentren fuera de ordenación o incumplan las distancias y retranqueos que determina la LODC podrán ser ampliadas limitándose la superficie total construida a 250 m² y teniendo en cuenta el resto de condiciones de ocupación, altura, retranqueos y luces rectas, aún cuando la vinculación de suelo, si se exigiera, o la parcela edificable sean inferiores a las señaladas en estas Normas para las nuevas construcciones.

2. En cualquier caso la ampliación de viviendas deberá cumplir las siguientes condiciones:

a) Los nuevos cierres a realizar frente a vías públicas, o nuevos cuerpos de la edificación, deberán de guardar las distancias y retranqueos señalados en la LODC. Siendo la distancia mínima a eje de caminos de 3.5 m para los cierres de parcela y de 5 m para la edificación, salvo que ésta se dispusiera adosada a edificaciones existentes.

b) Resolverán el acceso rodado con arreglo a las condiciones señaladas en el artículo 439 de estas Normas.

c) En ningún caso la parcela ocupada procederá de una segregación, o se encontrará sobre Categorías de suelo para las que se fijen condiciones más restrictivas.

SECCIÓN 10. USOS EXISTENTES

Artículo 434.—Transitoriedad de los usos existentes

1. Para los usos ya existentes, no se establece la consideración de fuera de ordenación por el mero hecho de no ajustarse a las especificaciones fijadas para las nuevas instalaciones. No por ello, se establece ningún tipo de legalización para los que no cumplan las condiciones fijadas referentes a las secuelas negativas de las actividades y sus posibles medidas correctoras. Todas las determinaciones para nuevos usos que conducen a reducir los impactos negativos de unas actividades sobre otras son aplicables a los usos existentes, con la excepción de las exigencias de distancias, que no pueden modificarse sin trasladar la actividad y que sólo serían aplicables para el caso de carencia de licencia y no prescripción de su situación.

2. Las condiciones de intensidad de uso, es decir, parcela edificable mínima, ocupación máxima, vinculación de superficie si la hubiera, retranqueos, etc, sólo serán exigibles a los usos ahora existentes en el caso de que se pretendan realizar ampliaciones, debiendo cumplir el conjunto de la instalación las condiciones exigibles a las edificaciones de nueva planta.

3. En el caso de las actividades industriales transformadoras existentes se podrán autorizarse ampliaciones que no vayan más allá de un 15% de la superficie edificada existente.

Capítulo 3. Condiciones generales de la edificación

Artículo 435.—Definiciones

1. En cuanto a las definiciones y conceptos referidos en este Capítulo, se aplicarán los significados expresados en el Título II de estas Normas.

SECCIÓN 1. INFRAESTRUCTURAS

Artículo 436.—Aguas

1. La autorización de viviendas o actividades de cualquier tipo requerirá con carácter previo la demostración, por medio de la documentación legal que en cada caso se requiera, de la disponibilidad de un caudal de aguas suficiente, sea procedente de red pública o privada existente o de manantial propio.

2. Se considera que el agua es sanitariamente potable y por lo tanto apta para el consumo humano cuando, en todo momento y a lo largo de toda la red de suministro, reúna las condiciones mínimas o cuente con los sistemas de corrección, depuración o tratamiento que determinen las autoridades sanitarias.

3. La ejecución de nuevos alumbramientos, así como la ampliación de los ya existentes requerirán para su autorización el informe previo del Órgano de Cuenca competente, debiendo acompañarse análisis químico y bacteriológico de las aguas, así como certificado del aforo realizado por un organismo oficial en el caso de captación no municipal.

4. Las instalaciones con gran demanda de caudal de agua que pueda ser reciclada, como es el caso de las piscinas, deberán contar con sistemas de depuración y reciclado siempre que se abastezcan a través de redes o manantiales de utilización colectiva. Tales sistemas no serán exigibles si la instalación se abastece por traída propia de uso exclusivo.

Artículo 437.—Saneamiento

1. Todas las edificaciones que cuenten con suministro de agua, sea privado o público, deberán contar asimismo con sistema de evacuación de aguas residuales, que deberá ejecutarse cumpliendo las condiciones que sean de aplicación de las señaladas en los Artículos 114 a 117 de estas Normas.

2. Cuando el vertido sea de volumen inferior a 10 m³/día y no sea posible la conexión a redes públicas o privadas de saneamiento, podrá realizarse a través de fosa séptica que cumpla las condiciones señaladas en el artículo 117 de estas Normas.

3. Todo vertido industrial, ganadero o similar que contenga elementos de contaminación química no biodegradable deberá contar con sistemas propios de depuración.

4. En cumplimiento de estas Normas, los vertidos de aguas residuales preexistentes deberán adaptarse a lo establecido en los párrafos anteriores por medio de programas municipales o control sobre los particulares, según se trate de instalaciones públicas y colectivas o privadas y aisladas. En ambos casos, los programas y órdenes de ejecución se acomodarán a previsiones razonables de los medios económicos necesarios para cumplirlos.

Artículo 438.—Energía eléctrica

1. Todas las edificaciones deberán disponer de suministro de energía eléctrica, excluyéndose únicamente las construcciones agrarias sin cerramiento en la totalidad de su perímetro: galpones y similares.

Artículo 439.—Vías de acceso

1. En parcelas que no dispongan de acceso rodado desde una vía pública no se podrá otorgar licencia para la construcción de edificaciones de ningún tipo, ya sean de carácter residencial o destinadas a cualquiera de los usos y actividades autorizables por estas Normas.

2. El contacto de las fincas con vías públicas clasificadas como carreteras no presupone el derecho de acceso rodado, que está sujeto a las condiciones y tramitación de autorizaciones previas establecidas en la Ley de Ordenación y Defensa de las Carreteras del Principado1 (LODC).

3. Los caminos de enlace con las vías públicas, a realizar por la iniciativa privada, figurarán formando parte de la documentación del Proyecto de edificación y su ejecución vinculará al conjunto del edificio. El trazado de estos cumplirá las siguientes condiciones:

a) Se pavimentarán con un ancho mínimo de calzada de 3 m. Si su ancho es inferior a 5 m, deberá disponer de un ensanchamiento cada 200 m, de ancho mínimo 5 m, que permita el cruce de dos vehículos.

________________________________________________

1 Ley 13/1986, de 28 de noviembre, de Ordenación y Defensa de las Carreteras del Principado de Asturias (BOPA núm. 288, de 13 de diciembre de 1986; corrección en BOPA núm. 13, de 17 de enero de 1987).

b) Tendrán la pendiente máxima que en cada caso establezcan los servicios técnicos municipales, en función de la topografía de la zona de actuación.

SECCIÓN 2. TRATAMIENTO DE LAS PARCELAS

Artículo 440.—Movimiento de tierras

1. Los movimientos de tierras son actos sujetos a licencia municipal. En función de la causa que los motiva pueden ser de tres tipos:

a) Motivados por realización de canteras o minería. Se sujetarán a las condiciones fijadas para este tipo de uso en los Artículos 368 a 374 de estas Normas.

b) Destinados a modificar la topografía del terreno por razón de su utilización agraria. Podrán autorizarse en zonas donde esa operación no suponga alteración de los valores que en cada una de ellas se trata de proteger. No se permitirán, por lo tanto, en zonas donde supongan un impacto indeseable en el paisaje o una perturbación de las condiciones de la vegetación o de la estabilidad y fertilidad del suelo. Si bien esas situaciones pueden producirse en todas las Categorías del Suelo no Urbanizable, pues responden a condiciones variables en corta distancia, la norma general en el Suelo no Urbanizable de Especial Protección es la prohibición, siendo tan sólo aceptables cuando su finalidad sea precisamente la mejora de los valores que allí se trata de proteger con el estudio previo y la excepcionalidad que ello supone.

c) Motivados por la realización de construcciones o instalaciones. Se respetarán, en todo caso, los niveles de terreno entre linderos con otras parcelas, excepto que se actúe de común acuerdo. Los taludes de transición entre el nivel del terreno en otras parcelas y el de la propia no podrán hacerse con inclinación mayor de 30º. (57.74% de pendiente). Y en todo caso, se resolverá en terreno propio la circulación de aguas superficiales procedentes de la lluvia si el movimiento de tierras altera el régimen existente de circulación de esas aguas.

2. Cuando en una parcela se autorizan construcciones, puede ser necesaria la realización simultánea de movimientos de tierra que el proyecto deberá contemplar y que además deberán respetar las siguientes condiciones:

a) Ningún desmonte o terraplén tendrá una altura superior a 3 m.

b) Si fueran necesarias dimensiones superiores, deberán establecerse soluciones escalonadas, con desniveles no superiores a 2 m y las pendientes que la morfología del terreno requiera para su natural consolidación, que en ningún caso serán superiores al 100%.

c) Todo edificio deberá separarse de la base o coronación de un desmonte o terraplén una distancia mínima de 3 m

Artículo 441.—Cerramientos de fincas edificadas

1. Los cerramientos de fincas edificadas deberán realizarse de acuerdo con la regulación que se expone en este Artículo. Cuando se trate de fincas no edificadas serán de aplicación, además, las disposiciones que se recogen en el artículo 442 de estas Normas.

2. Se permitirá ejecutar cierres con muros de fábrica, delimitando un espacio alrededor de las edificaciones análogo al de la corrada tradicional, que no tiene porqué coincidir con el límite de la parcela completa, y que deberá cumplir las siguientes condiciones:

a) Se situará a no más de 15 m de distancia del perímetro de la construcción principal y tendrá una altura máxima de 1.5 m sobre el terreno a cualquiera de sus dos lados.

b) Se realizará con mampostería de piedra cuajada u hormigón fundido sin revestir, si ha de quedar visto por su cara exterior, o con los materiales de fábrica que se desee, si se recubre exteriormente, del lado contrario a la edificación, con seto vivo, para lo cual, deberá retranquearse respecto del límite de la finca para poder plantar el seto dentro de ella.

c) Por encima de la altura de 1.5 m puede completarse con verja metálica o alambrada, y seto vivo en todo caso, hasta una altura máxima de 2.2 m. No autorizándose en cambio el uso de celosía de hormigón o cerámica.

3. Cuando el cierre separe de un camino o vía pública, o cuando por razones paisajísticas no deba limitarse la vista desde ésta, tendrá una altura no superior a 1.2 m Esta altura máxima se establece, además, en las carreteras comarcales y locales cuando el terreno vallado se encuentra del lado más bajo de la citada vía y en cualquier margen de caminos de recorrido pintoresco.

4. Cuando la edificación se encuentre en un Núcleo Rural puede admitirse que el cierre de la casa se ejecute con los mismos materiales que componen la fachada de la edificación principal, no precisándose en este caso la plantación de seto vivo exterior que los recubra.

5. Los nuevos cierres que se realicen frente a vías públicas deberán de guardar necesariamente las distancias y retranqueos que sean de aplicación de acuerdo a lo dispuesto en la Ley2 y el Reglamento de Carreteras3 y la LODC, así como:

________________________________________________

2 Ley 25/1988, de 29 de julio, de Carreteras (BOE núm. 182, de 30 de julio de 1988).

3 Real Decreto 1812/1994, de 2 de septiembre, por el que se aprueba el Reglamento General de Carreteras (BOE núm. 228, de 23 de septiembre de 1994).

a) En caminos, la mayor entre 3.5 m al eje de la vía o 0.5 m al borde de la banda pavimentada.

b) Ningún cierre tendrá curvas, frente a vía pública, menores de 6 m de radio.

6. En las travesías de carreteras y caminos por Núcleos Rurales, los retranqueos de los cierres se ajustarán a las condiciones señaladas en el artículo 497 de estas Normas.

7. La utilización de muros de fábrica, en piedra cuajada u hormigón fundido sin revestir podrá autorizarse en tramos del cierre general de una finca, que realicen funciones de contención de tierras o de protección en zonas inundables. En ambos casos, el problema deberá quedar razonado y demostrado y la utilización de muro de fábrica se limitará a la zona que presente esa circunstancia, sin rebasar su altura, en el caso de la contención de tierras, el nivel del terreno en su lado más alto.

8. La contención de tierras se producirá tan sólo en los casos en que el desnivel a ambos lados del cierre existe ya, no autorizándose esa solución si lo que se pretende es rellenar variando los niveles actuales ya que los movimientos de tierras autorizados en estas Normas nunca dan lugar a muros de contención sino a taludes inclinados formados por las propias tierras.

9. En todas las vías públicas la Administración se reserva el derecho de crear o mantener sangraderas, o puntos de salida de las aguas pluviales desde la caja del camino o carretera a las fincas colindantes. Se podrán establecer de tal modo que las distancias entre ellas oscilen entre 25 y 50 m y deberán respetarse al ejecutar cierres o movimientos de tierras.

10. Junto a ríos de caudal permanente deberán retirarse los cierres al menos a 3 m del borde del cauce. En vaguadas o arroyos estacionales, aún cuando discurran por el interior de la finca, se evitará cualquier obra de cierre o movimiento de tierras que interrumpa la normal circulación de las aguas.

Artículo 442.—Cerramientos de fincas no edificadas

1. En las fincas no edificadas se cumplirán las condiciones de cerramiento que sean de aplicación del artículo 441 de estas Normas, con las particularidades siguientes:

a) Los nuevos cerramientos deberán respetar las divisiones tradicionales de especies vegetales ya existentes y realizarse con alambre, empalizada, especies vegetales o mampostería de piedra natural.

b) En fincas de extensión inferior a 2.000 m², sólo se podrán realizar nuevos cerramientos mediante empalizada o alambre.

c) Los nuevos cerramientos no podrán ser en ningún caso de altura superior a 1.2 m, excepto en el caso de utilización de especies vegetales arbóreas o arbustivas, setos vivos.

SECCIÓN 3. CONDICIONES GENERALES, DE COMPOSICIÓN Y ESTÉTICAS DE LAS EDIFICACIONES

SUBSECCIÓN 3A. GENERALIDADES

Artículo 443.—Condiciones generales

1. En cuanto a las facultades otorgadas al planeamiento para la regulación de condiciones estéticas o de composición de las edificaciones y los criterios para su aplicación, se estará a lo dispuesto en el Título I de estas Normas.

2. Las condiciones que a continuación se establecen serán aplicables sobre cualquier edificación que se sitúe en el medio rural, quedando las pertenecientes a los Núcleos Rurales, sujetas, además, a las condiciones específicas que para ellas se establezcan en el Capítulo 4 de este Título.

Artículo 444.—Edificación tradicional

1. Se considera edificación tradicional, a efectos de referencia de las nuevas edificaciones, las construcciones de carácter rural, tanto vivienda como edificaciones complementarias o al servicio de las explotaciones agrarias, realizadas antes de 1940, fecha a partir de la cual se alteran las pautas constructivas y los modelos culturales de referencia.

Artículo 445.—Tipologías de la edificación

1. Por su situación relativa, las edificaciones se clasifican en los dos grupos siguientes:

a) Exentas. Se consideran así las que se encuentran aisladas en el interior de su parcela sin contacto alguno con las de las propiedades colindantes.

b) Agrupadas. Que pueden ser pareadas, cuando tienen uno de sus muros en contacto con otra edificación situada en distinta parcela, siendo exentas en el resto de su perímetro; y en hilera cuando se sitúan de forma que sólo mantienen fachadas libres a viario y fondo de terreno, quedando los dos laterales adosados a las edificaciones contiguas.

2. Siempre que los usos a los que se destinen no resulten incompatibles entre sí, o estén sujetas al mantenimiento de distancias mutuas obligatorias podrán agruparse las edificaciones que se construyan sobre parcelas colindantes previo pacto entre los propietarios afectados.

3. Cuando existan edificaciones alineadas según los linderos entre fincas, las nuevas edificaciones podrán adosarse a éstas, respetando las prescripciones reguladas por el Derecho Civil.

4. Atendiendo al uso a que se destinan se diferencian dos tipologías básicas para las posibles edificaciones en el medio rural:

a) Las de uso residencial y otros usos compatibles con él. No se limita al uso de vivienda familiar, definida en el Capítulo 2 de este Título, ya que de hecho, deberá utilizarse esta tipología obligatoriamente cuando se trate de edificaciones destinadas a usos tales como dotaciones, comercio, reunión y recreo y hotelero. En talleres artesanales esta será también la tipología preferentemente aplicada.

b) Las destinadas a la instalación de usos incompatibles con el residencial, es decir, las utilizadas para las actividades agrarias e industriales en general.

5. Tanto en el interior de los Núcleos Rurales como en los Asentamientos Rurales las edificaciones permitidas por esta Normas, de uso residencial y otros usos compatibles con él se ajustarán a las siguientes tipologías:

a) Entre medianeras, si existen edificaciones tradicionales anteriores con medianerías vistas que dejan el espacio necesario para la nueva edificación.

b) Pareada. Si existe alguna medianería vista, podrá construirse en la parcela contigua una edificación adosada a dicha medianería, manteniendo el carácter de fachada los restantes planos que delimitan la edificación. Podrán construirse simultáneamente viviendas pareadas en fincas colindantes si existe acuerdo previo entre los propietarios.

c) Exenta o aislada, según ha quedado definida anteriormente.

Artículo 446.—Condiciones de localización

1. Además de cumplir el resto de las condiciones generales expresadas en estas Normas, en cualquier caso deberá justificarse la idoneidad del emplazamiento elegido para la construcción de las edificaciones en base a su relación con el paisaje circundante, evitando con ello que se produzcan efectos negativos sobre el mismo. En caso contrario, podrá denegarse la autorización para construir en lugares concretos, tales como divisorias de aguas o puntos topográficamente realzados, aunque se cumplan las restantes condiciones de uso y edificación.

Artículo 447.—Altura máxima de la edificación

1. En todas las Categorías de Suelo no Urbanizable se establecen las siguientes alturas máximas de la edificación:

a) Edificación de uso residencial: 2 plantas o 7 m.

b) Edificación de agraria, ganadera o industrial: 1 planta y 4 m.

c) Resto de las edificaciones independientes o anexas destinadas a otros usos: 1 planta y 3 m.

Dicha altura se considera, en todos los casos, medida tal y como se determina en el Título 2 de estas Normas.

Artículo 448.—Construcciones prefabricadas

1. Las construcciones prefabricadas destinadas a vivienda, edificios auxiliares, casetas de aperos u otras actividades deberán cumplir las condiciones estéticas y constructivas planteadas con carácter general para los edificios en las distintas situaciones consideradas, debiendo estarse además a lo dispuesto en el Acuerdo de la CUOTA de 13 de abril de 19944.

2. Sus condiciones de autorización corresponderán a las de uso o actividad que sobre las mismas pretenda realizarse.

Artículo 449.—Hórreos y paneras

1. Los hórreos y paneras se consideran edificaciones agrícolas auxiliares protegidas, por lo cual, con independencia de las protecciones actualmente vigentes regirán las que se expresan a continuación.

a) Cualquier obra de transformación estará sometida al trámite de licencia municipal.

b) No podrán cerrarse los espacios entre pegoyos.

c) Cuando sea imprescindible el traslado de un hórreo será preceptiva la autorización de la Comisión del Patrimonio Histórico-Artístico del Principado de Asturias que podrá decidir la nueva localización o denegar la autorización. Este trámite no es necesario en el caso de traslados dentro de la misma parcela.

d) No se autorizará la instalación de hórreos en parcelas carentes de una edificación principal a la que den servicio, salvo que ambas sean colindantes o que el mismo esté vinculado a otras edificaciones agrícolas.

e) Se prohíbe la utilización de hórreos como vivienda unifamiliar.

________________________________________________

4 Acuerdo adoptado por la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Asturias (CUOTA), en su sesión de 13 de abril de 1994, relativo a los Aspectos Urbanísticos de la Edificaciones Prefabricadas (BOPA núm. 109, de 13 de mayo de 1994).

SUBSECCIÓN 3B. CONDICIONES ESTÉTICAS

Artículo 450.—Criterios generales

1. Las construcciones habrán de adaptarse, en lo básico, al ambiente en que estuvieran situadas y a tal efecto:

a) Las construcciones en lugares inmediatos o que formen parte de un grupo de edificios de carácter artístico, histórico, arqueológico, típico o tradicional, habrán de armonizar con el mismo. De igual modo, cuando sin existir conjunto de edificios, hubiera alguno de gran importancia o calidad de los caracteres indicados.

b) En los lugares de paisaje abierto y natural, o en las perspectivas que ofrezcan los conjuntos urbanos de las características antes citadas y en las inmediaciones de las carreteras y caminos de trayecto pintoresco, no se permitirá que la situación, masa, altura de los edificios, muros y cierres, o la instalación de otros elementos limite el campo visual para su contemplación, rompa la armonía del paisaje o desfigure la perspectiva propia del mismo.

2. Estos mandatos que se desarrollan en el conjunto de las disposiciones de este Capítulo, exigen, para su cumplimiento, que toda solicitud de licencia o autorización de edificación justifique documentalmente la sujeción a los mismos con la presentación de fotografías o dibujos del entorno y de las edificaciones tradicionales más próximas.

Artículo 451.—Composición

1. En aplicación de los principios estéticos recogidos en el artículo anterior, las edificaciones en el Suelo no Urbanizable deberán adaptarse al diseño tradicional de la arquitectura popular, armonizando con ésta, sin que ello suponga una estricta repetición mimética de sus elementos morfológicos.

2. Quedan expresamente prohibidas las edificaciones para vivienda unifamiliar que imiten la tradicional construcción de hórreos o paneras.

3. Los materiales se utilizarán en su auténtica expresividad, sin falseamientos.

Artículo 452.—Paramentos exteriores

1. En cualquiera de las tipologías edificatorias anteriormente definidas, los paramentos exteriores deberán tratarse con suficiente nivel de calidad.

2. No se prescribe ningún tipo de material siempre que su empleo esté suficientemente justificado por color y textura dentro del ambiente de la zona. No obstante, no se autoriza el empleo de fábricas de ladrillo sin revestir, el aplacado completo de fachadas con elementos vitrocerámicos ni la utilización exclusiva del color blanco.

3. Se recomienda el empleo de revocos o tratamientos superficiales análogos en tonos naturales térreos, preferentemente claros, en acabado mate y sin texturas excesivamente lisas, combinados con elementos pétreos de calidad y ejecución tradicional.

4. Las medianerías entre distintas edificaciones que permanezcan al descubierto deberán tratarse de igual forma o con materiales que armonicen con las fachadas, prohibiéndose expresamente, en este caso, el empleo de materiales bituminosos, de fibrocemento o de acabado metálico.

5. Se deberá renunciar a la creación de grandes vanos y escaparates, debiéndose prescindir igualmente de elementos de reclamo, rótulos y similares que por sus dimensiones y diseño resulten extraños a la tipología del núcleo.

6. Las carpinterías serán de madera o perfil metálico lacado. No se autoriza el empleo de aluminio en su color. La madera, si se emplea en su aspecto natural sin pintar, deberá ser de gran calidad y amplia sección, en caso contrario, deberá pintarse en tonos oscuros o claros según predominen en la zona, en acabado mate.

7. La pintura de elementos metálicos tales como barandillas, etc., se realizará en tonos oscuros próximos al color del hierro forjado.

8. Fachadas y cubierta visibles desde el viario o zonas libres públicas recibirán el mismo tratamiento en que la edificación principal.

Artículo 453.—Cubiertas

1. No se autoriza el empleo de cubiertas planas cuyo encuentro entre sí se resolverá mediante caballetes horizontales o limas, pero en ningún caso mediante paramentos verticales.

2. En edificaciones tradicionales sometidas a obras de rehabilitación, reforma o ampliación se empleará como material de cubrición la teja cerámica curva o la losa de pizarra, según sea el material predominante en el entorno. En edificaciones de nueva planta se autorizará, además, el empleo de tejas curvas o mixtas cuyo material y color presente texturas y tonos similares a las anteriores.

3. En los Núcleos Rurales o quintanas tradicionales, en los que se demuestre la existencia de buhardas, se admitirá la incorporación de éstas en la construcción de nuevas edificaciones o reforma de las existentes cuando se destine la planta de bajo-cubierta al uso de vivienda. Su frente no superará una longitud máxima de 1.50 m y su altura no será superior a 1.20 m, medida desde la intersección con el faldón de la cubierta. La separación mínima entre buhardas será de 2 m y la suma de las longitudes de todas ellas no superará nunca el tercio de la longitud de la fachada a la que den frente.

4. Cuando la planta bajo-cubierta no se destine al uso de vivienda o no pueda autorizarse la construcción de buhardas, la iluminación y ventilación de la misma podrá resolverse a través de lucernarios practicados sobre el mismo plano inclinado de la cubierta, cuya superficie, medida según dicho plano, no superará 1 m², salvo que se trate de recintos de escaleras o de edificios destinados a usos distintos del de vivienda. La cubrición los lucernarios podrá realizarse con materiales traslúcidos o trasparentes no coloreados.

5. La disposición de los faldones de la cubierta será tal que las fachadas rematadas en hastial nunca sean las más largas del perímetro, excepto en el caso de que esa fachada coincida con la línea de máxima pendiente del terreno y entre sus extremos exista desnivel igual o superior a una planta completa.

Artículo 454.—Publicidad

1. La publicidad y decoración de establecimientos comerciales o industriales, deberá respetar criterios de armonía general con el conjunto del edificio o referirse tan sólo a las zonas de la construcción sobre las que se realicen, y no al edificio completo, si en él se desarrollan otros usos.

2. La colocación de carteles, soportes y vallas publicitarias de las denominadas de publicidad exterior, se ajustarán a las determinaciones de la legislación específica vigente.

3. Asimismo, queda prohibida la publicidad pintada sobre elementos naturales, bien sean bordes de carreteras, o partes visibles del territorio.

4. Las presentes condiciones para publicidad implican la condición de fuera de ordenación para las instalaciones que no se ajusten a ellas, imponiéndose la caducidad de sus autorizaciones periódicas y la obligación de retirarlas o desmontarlas.

Artículo 455.—Rehabilitaciones y reformas

1. Cuando se actúe sobre restos de edificaciones existentes de tipología tradicional, y con independencia del uso al que se destinen, se valorará la conservación de los muros de mampostería o sillares de piedra como elementos estructurales o de cerramiento, los elementos de carpintería de armar, cubiertas etc, integrándolos adecuadamente en el diseño de la nueva edificación sin que ello suponga la renuncia al aprovechamiento urbanístico reconocido en estas Normas.

2. Si la actuación supone la ampliación de un edificio principal, de carácter tradicional, ésta deberá cumplir las siguientes condiciones:

a) Mantener las líneas de referencia de la composición, aleros, impostas, recercados, ritmos y proporciones de huecos, etc.

b) Utilizar los mismos materiales de fachada, o enfoscados que guarden textura y color armónicos con el edificio principal.

c) La cubierta, si no pudiera resolverse como prolongación de la existente, mantendrá, en trazado y pendientes, los criterios del edificio principal, así como el material, que deberá ser igual en tipología y color del existente.

d) Los materiales de cierre y seguridad, ventanas, puertas, etc, deberán guardar especial armonía con los anteriores.

Artículo 456.—Edificaciones agrarias, ganaderas o industriales

1. Las edificaciones agrarias, ganaderas o industriales que hayan de ubicarse en el medio rural se adecuarán al ambiente de dicho medio y al paisaje circundante, respetando los siguientes criterios:

a) Altura máxima de 1 planta y 4 m, medida tal y como se determina en el Título II de estas Normas. Por encima de dicha altura sólo se permitirá la construcción de los elementos técnicos propios de la actividad.

b) Se situarán preferentemente en puntos no destacados del paisaje, evitándose expresamente las divisorias de las pendientes del terreno.

c) Se evitarán las alineaciones rectas que produzcan longitudes de sus fachadas superiores a 30 m, debiendo quebrar las mismas, mediante el fraccionamiento compositivo de sus fachadas, de forma que sin perder la unidad de actuación ni impedir la normal utilización o desarrollo de la actividad a la que se destine el edificio, éste refleje una escala de conjunto asimilable a la de la edificación tradicional.

d) La cubrición de los edificios se realizará mediante el trazado de dos o más faldones inclinados, pudiendo emplear además de los materiales anteriormente señalados, fibrocementos coloreados cuya entonación mantenga el color tradicional de la zona.

e) Los cierres de parcela se ajustarán a las condiciones anteriormente señaladas con carácter general.

Capítulo 4. Condiciones particulares de cada Categoría de Suelo no Urbanizable

SECCIÓN 1. SUELO NO URBANIZABLE DE ESPECIAL PROTECCIÓN

Artículo 457.—Definición

1. De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 2 de la Ley de Edificación y Usos en el Medio Rural del Principado de Asturias1 (LEUMR), se incluyen en esta Categoría aquellas zonas cuyos valores naturales (fauna, flora o equilibrio ecológico), paisajísticos, históricos o culturales las hacen merecedoras de un alto grado de protección.

________________________________________________

1 Ley 6/1990, de 20 de diciembre, sobre Edificación y Usos en el Medio Rural del Principado de Asturias (BOPA núm. 6, de 9 de enero de 1991).

Artículo 458.—Normas de protección de carácter general

1. En general, se prohiben las actividades que impliquen la transformación del destino o naturaleza de este suelo o lesione los valores específicos que han propiciado su definición, naturales, ecológicos, paisajísticos o culturales.

2. Con carácter general, se considerarán Usos Permitidos los de protección, conservación y mejora de los valores naturales. Asimismo, los usos tradicionales agrarios que mantengan sus actuales superficies e intensidades, evitando el deterioro de los valores naturales que se pretende preservar. Podrán desarrollarse actividades de recreo cuando no requieran ninguna clase de infraestructura o edificación.

3. Con carácter general se prohiben el resto de usos posibles, en particular la construcción de vivienda familiar, las edificaciones de interés social o utilidad pública, las instalaciones y edificaciones vinculadas a la ejecución y servicio de las obras públicas y cualesquier otra construcción o edificación de las previstas como posibles en estas Normas. Tampoco se permiten las obras de infraestructuras ajenas a los usos agrarios tradicionales del territorio, los movimientos de tierra, ni las actividades extractivas.

4. La destrucción accidental de los elementos naturales de la flora, fauna o aguas, no modificará su consideración de Especial Protección.

Artículo 459.—Clasificación

1. A efectos de las presentes Normas y en su ámbito de aplicación se diferencian las siguientes Categorías de Suelo no Urbanizable de Especial Protección:

a) Suelo no Urbanizable de Especial Protección (SNU.P1).

b) Suelo no Urbanizable de Especial Protección de Vegas (SNU.P2).

SUBSECCIÓN 1A. SUELO NO URBANIZABLE DE ESPECIAL PROTECCIÓN

Artículo 460.—Definición

1. El Suelo no Urbanizable de Especial Protección (SNU.P1) está formado por las áreas cartografiadas con la trama P1 en los Planos de Zonificación del Suelo no Urbanizable que forman parte de la documentación gráfica integrante de estas Normas.

2. Se incluyen en esta Categoría, la de máxima protección en el ámbito de las Normas, aquellas áreas merecedoras de protección ambiental, por sus valores naturales o paisajísticos.

Artículo 461.—Usos permitidos

1. En el SNU.P1 se consideran Usos Permitidos los que se enumeran a continuación, entendidos todos ellos tal y como se describen en el Capítulo 2 del Título V de estas Normas:

Actividades agrarias:

a) Las actividades agrícolas y ganaderas tradicionales que no requieran edificación de ningún tipo, tal y como se definen ambas en los Artículos 341 y 348 de estas Normas.

Actividades forestales:

b) Las nuevas repoblaciones de terrenos de uso agrícola o forestales desarbolados con especies autóctonas, en las condiciones que se señalan en los Artículos 360 y 361 de estas Normas.

c) Las nuevas repoblaciones de terrenos de uso agrícola o forestales desarbolados con especies alóctonas, en las condiciones que se señalan en los Artículos 360 y 361 de estas Normas.

En el SNU.P1, las repoblaciones productivas con especies alóctonas deberán incluir la repoblación con especies autóctonas de un 20% de la superficie del área de nuevas plantaciones. El Ayuntamiento podrá determinar el área en que debe realizarse la repoblación con especies autóctonas, que se dirigirá preferentemente a zonas de vaguada, de fuerte pendiente o en torno al viario existente.

En cualquier caso, se considerarán prohibidas las nuevas plantaciones de eucalipto.

d) Los cambios de cultivo, de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 362 de estas Normas y sólo cuando supongan la transformación de masas de especies alóctonas en masas de especies autóctonas.

No se permitirán los cambios de cultivo que supongan la transformación de masas autóctonas en otras sin ese carácter, los que supongan la creación de nuevas masas de eucalipto, ni la transformación de terrenos forestales en agrícolas tal y como se define ésta en el artículo 365 de estas Normas.

No obstante, se permite mantener el cultivo actualmente existente aún cuando éste no se acomode a lo dispuesto en estas Normas.

e) Los aprovechamientos madereros en entresaca para las especies autóctonas y a hecho para las especies no autóctonas y el castaño. El Ayuntamiento podrá denegar la tala cuando la concurrencia de solicitudes en áreas próximas haga previsibles impactos ambientales o paisajísticos notorios o concurran otras circunstancias ambientales que deberán ser justificadas debidamente.

Actividades extractivas:

f) Las actividades extractivas definidas como sin clasificar en el artículo 368 de estas Normas. A pesar de su consideración como Uso Permitido, el Ayuntamiento podrá denegar la licencia municipal cuando se estime que la actividad no es procedente por razones ambientales que se justificarán debidamente.

Infraestructuras:

g) Los trabajos de mejora de pistas y caminos carreteros existentes en las condiciones que se señalan en el artículo 424 de estas Normas.

Artículo 462.—Usos autorizables

1. En el SNU.P1 se consideran Usos Autorizables los que se enumeran a continuación, entendidos tal y como se describen en el Capítulo 2 del Título V de estas Normas:

Actividades forestales:

a) Las instalaciones al servicio de la vigilancia y extinción de incendios en las condiciones que se señalan en el artículo 367 de estas Normas.

Actividades extractivas:

b) Las actividades extractivas definidas como aprovechamientos de aguas minerales y termales en el artículo 368 de estas Normas. De acuerdo con lo dispuesto en el 374 de las mismas, deberá tramitarse previamente Evaluación Preliminar de Impacto Ambiental conforme al procedimiento previsto en el epígrafe 7.2 del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de Asturias2 (PORNA).

Actividades industriales:

c) Las minicentrales hidroeléctricas en las condiciones que se señalan en el artículo 388 de estas Normas.

Equipamientos:

d) Las áreas recreativas definidas en el artículo 400 de estas Normas, que no obstante y tal como se señala en el artículo 401 podrán ser denegadas por razones ambientales debidamente justificadas.

e) Los vertederos de tierras, áridos y escombros de obra definidos en el artículo 405 de estas Normas, exclusivamente cuando el vertido pueda suponer la restauración de áreas ambientalmente degradadas: canteras abandonadas y espacios similares.

Infraestructuras:

f) La apertura de nuevas pistas y caminos carreteros en las condiciones que se señalan en el artículo 424 de estas Normas.

g) Las infraestructuras de comunicación radioeléctrica en las condiciones que se señalan en el artículo 426 de estas Normas.

Artículo 463.—Usos prohibidos

1. En el SNU.P1 se consideran Usos Prohibidos todos los restantes definidos en estas Normas.

SUBSECCIÓN 1B. SUELO NO URBANIZABLE DE ESPECIAL PROTECCIÓN DE VEGAS

Artículo 464.—Definición

1. El Suelo no Urbanizable de Especial Protección de Vegas (SNU.P2) está formado por las áreas cartografiadas con la trama P2 en los Planos de Zonificación del Suelo no Urbanizable que forman parte de la documentación gráfica integrante de estas Normas.

Artículo 465.—Régimen de uso

1. En el SNU.P2 se establece el mismo régimen de usos dispuesto para el SNU.P1 con las particularidades siguientes:

Actividades agrarias:

a) Se consideran Uso Permitido las actividades definidas como cultivos bajo cubierta y viveros en el artículo 341 de estas Normas.

b) Se consideran Uso Autorizable las edificaciones vinculadas a los cultivos bajo cubierta y viveros a que se refiere el artículo 347 de estas Normas, hasta el umbral máximo de 150 m² de superficie edificada.

________________________________________________

2 Decreto 38/1994, de 19 de mayo, por el que se aprueba el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Principado de Asturias. (BOE núm. 256, de 2 de julio de 1994).

Actividades forestales:

c) Se consideran Uso Prohibido las nuevas repoblaciones con especies alóctonas de cualquier tipo. Las únicas repoblaciones permitibles serán las que se dirijan a la regeneración de los ecosistemas de ribera.

d) Se considera Uso Prohibido la roturación de terrenos forestales para su transformación en uso agrícola entendida ésta tal y como se define en el artículo 365 de estas Normas.

Actividades industriales:

e) Se consideran Uso Prohibido las minicentrales, tal y como se definen en el artículo 388 de estas Normas.

SECCIÓN 2. SUELO NO URBANIZABLE DE COSTAS

Artículo 466.—Definición

1. El Suelo no Urbanizable de Costas (SNU.C) está formado por las áreas cartografiadas con la trama C en los Planos de Zonificación del Suelo no Urbanizable que forman parte de la documentación gráfica integrante de estas Normas.

Artículo 466bis.—Condiciones generales

1. La utilización del Domino Público Marítimo-Terrestre se regulará de acuerdo a lo dispuesto en el Título III de la Ley de Costas3.

2. Los usos en la zona afectada por la servidumbre de protección se ajustarán a lo dispuesto en los Artículos 24 y 25 de la citada Ley de Costas, debiendo contar los Usos Permitidos con la autorización de la CUOTA, tal y como determinan los Artículos 48.1 y 49.2 del Real Decreto 1112/1992.

3. Se deberá garantizar el respeto de las servidumbres de tránsito y de acceso al mar, de acuerdo a lo dispuesto en los Artículos 27 y 28 de la Ley de Costas y el cumplimiento de las condiciones señaladas en el artículo 30 de la misma para la zona de influencia.

4. Las instalaciones existentes a la entrada en vigor de la Ley de Costas, situadas en zona de Domino Público Marítimo-Terrestre o de servidumbre se regularán por lo dispuesto en la Transitoria Cuarta de la Ley de Costas.

5. Las instalaciones de la red de saneamiento deberán cumplir las condiciones señaladas en el artículo 44.6 de la Ley de Costas y concordantes de su Reglamento.

Artículo 467.—Usos permitidos

1. En el SNU.C se consideran Usos Permitidos los que se enumeran a continuación, entendidos todos ellos tal y como se describen en el Capítulo 2 del Título V de estas Normas:

Actividades agrarias:

a) Las actividades agrícolas y ganaderas tradicionales que no requieran edificación de ningún tipo, tal y como se definen ambas en los Artículos 341 y 348 de estas Normas.

b) Las actividades definidas como cultivos bajo cubierta y viveros en el artículo 341 de estas Normas, sin edificación que se vincule a la actividad.

Actividades forestales:

c) Las nuevas repoblaciones de terrenos de uso agrícola o forestales desarbolados y con especies autóctonas, en las condiciones que se señalan en los Artículos 360 y 361 de estas Normas.

En los terrenos notoriamente llanos de la rasa costera y en los acantilados tendrán la consideración de Uso Prohibido las nuevas repoblaciones con especies alóctonas de cualquier tipo. Las únicas repoblaciones permitibles serán las que se dirijan a la regeneración de los ecosistemas naturales.

No obstante, podrán acometerse nuevas repoblaciones productivas con especies alóctonas, excluido el eucalipto, en los valles que seccionan dicha rasa costera.

d) Los cambios de cultivo, de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 362 de estas Normas y sólo cuando supongan la transformación de masas de especies alóctonas en masas de especies autóctonas.

No se permitirán los cambios de cultivo que supongan la transformación de masas autóctonas en otras sin ese carácter, ni los que supongan la creación de nuevas masas de eucalipto.

No obstante, se permite mantener el cultivo actualmente existente aún cuando éste no se acomode a lo dispuesto en estas Normas.

e) La roturación de terrenos forestales, arbolados o no, para su transformación en uso agrícola, de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 365 de estas Normas y sólo cuando la superficie de actuación sea inferior a 3 ha.

________________________________________________

3 Ley 22/1988, de 28 de julio, de Costas (BOE núm. 181, de 29 de julio de 1988).

f) Los aprovechamientos madereros en entresaca para las especies autóctonas y a hecho para las especies no autóctonas y el castaño. El Ayuntamiento podrá denegar la tala cuando se entienda que la masa puede cumplir funciones de cortavientos beneficiosas para tierras agrarias o áreas habitadas situadas en el área costera o concurran otras razones ambientales que se justificarán debidamente.

Infraestructuras:

g) Los trabajos de mejora de pistas y caminos carreteros existentes, en las condiciones que se señalan en el artículo 424 de estas Normas.

Artículo 468.—Usos autorizables

1. En el SNU.C se consideran Usos Autorizables los que se enumeran a continuación, entendidos tal y como se describen en el Capítulo 2 del Título V de estas Normas:

Actividades agrarias:

a) Las actividades de acuicultura en aguas marinas en las condiciones que se señalan en el artículo 355 de estas Normas.

b) Las concentraciones parcelarias.

Actividades forestales:

c) La roturación de terrenos forestales, arbolados o no, para su transformación en uso agrícola de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 365 de estas Normas y cuando la superficie de actuación sea superior a 3 ha.

Equipamientos:

d) Los equipamientos de ámbito local que se definen en el artículo 396 de estas Normas, exclusivamente cuando tengan vinculación directa con las actividades de uso de la costa.

e) Las áreas recreativas definidas en el artículo 400 de estas Normas, que no obstante y tal como se señala en el artículo 401 podrán ser denegadas por razones ambientales debidamente justificadas.

f) Las instalaciones deportivas al aire libre que se definen en el artículo 400 de estas Normas.

Servicios:

g) Los servicios de reunión y recreo de niveles 1 y 2 que se definen en el artículo 410 de estas Normas, cuando se localicen en edificaciones preexistentes.

h) En las mismas condiciones: los servicios hoteleros de nivel 1, definidos en el artículo 412 de estas Normas.

i) Los servicios e instalaciones temporales susceptibles de localizarse en el Dominio Público Marítimo Terrestre de acuerdo a lo dispuesto en la Ley de Costas.

Artículo 469.—Usos prohibidos

1. En el SNU.C se consideran Usos Prohibidos todos los restantes definidos en estas Normas.

SECCIÓN 3. SUELO NO URBANIZABLE DE INTERÉS

Artículo 470.—Definición

1. En esta Categoría se incluyen los terrenos aquellos terrenos que deben quedar preservados del desarrollo urbanístico y sometidos a un régimen específico de protección, en consideración a sus valores paisajísticos, históricos, arqueológicos, científicos, ambientales o culturales, singularidades agrícolas, forestales o ganaderas, o para la preservación del peculiar sistema de poblamiento del territorio asturiano.

2. Se clasifican también como Suelo no Urbanizable de Interés los terrenos situados alrededor de los Núcleos Rurales cuya preservación del proceso urbanizador se ha considerado conveniente para el mantenimiento del propio núcleo y de sus valores paisajísticos y tradicionales.

Artículo 471.—Normas de protección de carácter general

1. Dado el carácter básicamente productivo de las áreas que constituyen esta Categoría de suelo, los usos preferentes serán aquellos que no vayan en menoscabo de la capacidad productiva del suelo.

2. En las áreas o polígonos donde se haya efectuado una concentración parcelaria, no podrá realizarse ninguna construcción que no esté directamente ligada a la explotación agrícola.

Artículo 472.—Clasificación

1. A los efectos de las presentes Normas, y en su ámbito de aplicación se diferencian las siguientes Categorías de Suelo no Urbanizable de Interés.

________________________________________________

4 Ley 22/1988, de 28 de julio, de Costas (BOE núm. 181, de 29 de julio de 1988).

a) Suelo no Urbanizable de Interés Agrario. Tipo 1 (SNU.I1).

b) Suelo no Urbanizable de Interés Agrario. Tipo 2 (SNU.I2).

c) Suelo no Urbanizable de Interés Forestal (SNU.I3).

SUBSECCIÓN 3A. SUELO NO URBANIZABLE DE INTERÉS AGRARIO. TIPO 1

Artículo 473.—Definición

1. El Suelo no Urbanizable de Interés Agrario Tipo 1 (SNU.I1) está formado por las áreas cartografiadas con la trama I1 en los Planos de Zonificación del Suelo no Urbanizable que forman parte de la documentación gráfica integrante de estas Normas.

Artículo 474.—Usos permitidos

1. En el SNU.I1 se consideran Usos Permitidos los que se enumeran a continuación, entendidos tal y como se describen en el Capítulo 2 del Título V de estas Normas:

Actividades agrarias:

a) Las actividades agrícolas que se definen en el artículo 341 de estas Normas y la edificación vinculada a las mismas cuando no supere los 150 m² de superficie edificada. Dicha edificación deberá vincularse a la vivienda agraria y no distar de ésta más de 25 m

b) Las actividades ganaderas tradicionales que se definen en el artículo 348 de estas Normas y la edificación vinculada a las mismas cuando no supere los 150 m² de superficie edificada. Dicha edificación deberá vincularse a la vivienda agraria y no distar de ésta más de 25 m

Actividades forestales:

c) Los cambios de cultivo, de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 362 de estas Normas y sólo cuando supongan la transformación de masas de especies alóctonas en masas de especies autóctonas.

No se permitirán los cambios de cultivo que supongan la transformación de masas autóctonas en otras sin ese carácter, ni los que supongan la creación de nuevas masas de eucalipto.

Tampoco se permitirán repoblaciones de ningún tipo que supongan la transformación de suelo agrícola en suelo forestal

No obstante, se permite mantener el cultivo existente aún cuando éste no se acomode a lo dispuesto en estas Normas.

d) La roturación de terrenos forestales, arbolados o no, para su transformación en uso agrícola, de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 365 de estas Normas y cuando la superficie de actuación sea inferior a 3 ha.

e) Los aprovechamientos madereros en entresaca para las especies autóctonas y a hecho para las especies no autóctonas y el castaño. El Ayuntamiento podrá denegar la tala cuando se entienda que la masa puede cumplir funciones de cortavientos beneficiosas para tierras agrarias o áreas habitadas situadas en el área costera o concurran otras razones ambientales que se justificarán debidamente.

Actividades extractivas:

f) Las actividades extractivas definidas como sin clasificar en el artículo 368 de estas Normas. A pesar de su consideración como Uso Permitido, el Ayuntamiento podrá denegar la licencia municipal cuando se estime que la actividad no es procedente por razones ambientales que se justificarán debidamente.

Actividades industriales:

g) Las industrias definidas como vinculadas al medio rural en el artículo 377 de estas Normas cuando se desarrollen en edificaciones preexistentes a la entrada en vigor de las mismas y no requieran para su desarrollo superficies superiores a 150 m².

Equipamientos:

h) Las áreas recreativas definidas en el artículo 400 de estas Normas, que no obstante y tal como se señala en el artículo 401 podrán ser denegadas por razones ambientales debidamente justificadas.

Servicios:

i) Los servicios de reunión y recreo de niveles 1 y 2 que se definen en el artículo 410 de estas Normas, cuando se localicen en edificaciones preexistentes vinculadas a los Asentamientos Rurales que se definen en el anexo 5 de estas Normas.

j) Los servicios hoteleros de nivel 1 que se definen en el artículo 412 de estas Normas, cuando se localicen en edificaciones preexistentes vinculadas a los Asentamientos Rurales que se definen en el anexo 5 de estas Normas.

Infraestructuras:

k) Los trabajos de mejora de pistas y caminos carreteros existentes, en las condiciones que se señalan en el artículo 424 de estas Normas.

Artículo 475.—Usos autorizables

1. En el SNU.I1 se consideran Usos Autorizables los que se enumeran a continuación, entendidos tal y como se describen en el Capítulo 2 del Título III de estas Normas:

Actividades agrarias:

a) Las actividades agrícolas que se definen en el artículo 341 de estas Normas y la edificación vinculada a las mismas cuando supere los 150 m² de superficie edificada. Dicha edificación deberá vincularse a la vivienda agraria y no distar de ésta más de 25 m.

b) Las edificaciones al servicio de los cultivos bajo cubierta y viveros que se definen en el artículo 341 de estas Normas cuando no estén vinculadas a vivienda agraria o superen los 150 m² de superficie.

c) Las edificaciones al servicio de las actividades ganaderas tradicionales que se definen en el artículo 348 de estas Normas cuando no estén vinculadas a vivienda agraria o superen los 150 m² de superficie.

d) Las actividades de ganadería intensiva que se definen en el artículo 348 de estas Normas y las edificaciones vinculadas a las mismas con independencia de su superficie.

e) Las concentraciones parcelarias.

f) Las actividades de acuicultura en aguas continentales, en las condiciones que se señalan en el artículo 356 de estas Normas.

Actividades forestales:

g) La roturación de terrenos forestales, arbolados o no, para su transformación en uso agrícola de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 365 de estas Normas y cuando la superficie de actuación sea superior a 3 ha.

Actividades extractivas:

h) Las actividades extractivas definidas como canteras, aprovechamientos de aguas minerales y termales y minas en el artículo 368 de estas Normas. De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 374 de las mismas, deberá tramitarse previamente Evaluación de Impacto Ambiental.

Actividades industriales:

i) Las industrias definidas en el artículo 377 de estas Normas como vinculadas al medio rural cuando se sitúen en edificaciones preexistentes y requieran de más de 150 m² para el desarrollo de la actividad.

j) Las industrias definidas en el artículo 377 de estas Normas como vinculadas al medio rural cuando se sitúen en edificaciones de nueva planta con independencia de su superficie. En este caso se requerirá una ocupación máxima del 20% de la parcela.

De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 379 de estas Normas, se exceptúan los tallares de reparación de vehículos y maquinaria agrícola que en ningún caso podrán rebasar los 150 m² edificados cuando se sitúen en el Suelo no Urbanizable.

k) Los depósitos al aire libre en las condiciones que se señalan en el artículo 381 de estas Normas.

l) Las industrias transformadoras definidas en el artículo 382 de estas Normas, cuando por razón de su naturaleza no puedan situarse en Suelo Urbano o Urbanizable. En este caso se requerirá la redacción de Plan Especial.

Equipamientos:

m) Los equipamientos de ámbito local que se definen en el artículo 396 de estas Normas, exclusivamente cuando se sitúen en edificaciones de interés arquitectónico preexistentes a la entrada en vigor de estas Normas.

Dichos equipamientos podrán ubicarse en edificios de nueva planta cuando se demuestre el interés estratégico de su localización fuera del Suelo no Urbanizable de Núcleo Rural o de los Suelos Urbano y Urbanizable.

n) Las instalaciones deportivas al aire libre que se definen en el artículo 400 de estas Normas.

ñ) Los grandes equipamientos de ocio en las condiciones que se establecen en al artículo 401 de estas Normas.

o) Los equipamientos especiales definidos en el artículo 402 de estas Normas.

Servicios:

p) Los servicios hoteleros de nivel 2 y núcleos de turismos rural que se definen en el artículo 412 de estas Normas, cuando se localicen en edificaciones preexistentes vinculadas a los Asentamientos Rurales que se definen en el anexo 5 de estas Normas.

q) Los campamentos de turismo, en las condiciones que se señalan en los Artículos 415 a 421 de estas Normas.

Infraestructuras:

r) La apertura o cambio de trazado de Carreteras pertenecientes a la Red Regional, Comarcal o Local, en las condiciones que se determinan en el artículo 423 de estas Normas.

s) La apertura de pistas y caminos carreteros, en las condiciones que se determinan en el artículo 424 de estas Normas.

t) La nueva instalación de tendidos aéreos, en las condiciones que se determinan en el artículo 425 de estas Normas.

u) Las nuevas infraestructuras de abastecimiento de aguas y saneamiento, en las condiciones que se determinan en el artículo 427 de estas Normas.

v) Las nuevas infraestructuras hidráulicas, en las condiciones que se determinan en el artículo 428 de estas Normas.

w) Las actividades al servicio de las obras públicas en las condiciones que se señalan en el artículo 429 de estas Normas.

Vivienda familiar:

x) El cambio de uso a vivienda agraria de edificaciones preexistentes a la entrada en vigor de estas Normas.

y) La ampliación de la vivienda existente en las condiciones que se señalan en el artículo 433 de estas Normas.

z) La vivienda familiar de nueva planta, cuando se sitúe en alguna de las entidades de población definidas como Asentamientos Rurales en el anexo 5 de estas Normas.

Dicha vivienda deberá ajustarse a lo dispuesto en los Artículos 430 a 433 de estas Normas y no distar más de 75 m de las viviendas que actualmente componen el Asentamiento.

Artículo 476.—Usos prohibidos

1. En el SNU.I1 se consideran Usos Prohibidos todos los restantes definidos en estas Normas.

SUBSECCIÓN 3B. SUELO NO URBANIZABLE DE INTERÉS AGRARIO. TIPO 2

Artículo 477.—Definición

1. El Suelo no Urbanizable de Interés Agrario Tipo 2 (SNU.I2) está formado por las áreas cartografiadas con la trama I2 en los Planos de Zonificación del Suelo no Urbanizable que forman parte de la documentación gráfica integrante de estas Normas.

Artículo 478.—Usos permitidos

1. En el SNU.I2 se consideran Usos Permitidos los que se enumeran a continuación, entendidos tal y como se describen en el Capítulo 2 del Título V de estas Normas:

Actividades agrarias:

a) Las actividades agrícolas que se definen en el artículo 341 de estas Normas y la edificación vinculada a las mismas cuando no supere los 150 m² de superficie edificada. Dicha edificación deberá vincularse a la vivienda agraria y no distar de ésta más de 25 m.

b) Las actividades ganaderas tradicionales que se definen en el artículo 348 de estas Normas y la edificación vinculada a las mismas cuando no supere los 150 m² de superficie edificada. Dicha edificación deberá vincularse a la vivienda agraria y no distar de ésta más de 25 m.

Actividades forestales:

c) Las repoblaciones de cualquier tipo, en las condiciones que se señalan en los Artículos 360 y 361 de estas Normas.

d) Los cambios de cultivo en las condiciones que se señalan en el artículo 362 de estas Normas, prohibiéndose exclusivamente los que supongan la transformación de masas autóctonas en otras sin ese carácter.

e) La roturación de terrenos forestales, arbolados o no, para su transformación en uso agrícola, de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 365 de estas Normas y cuando la superficie de actuación sea inferior a 3 ha.

f) Los aprovechamientos madereros en entresaca para las especies autóctonas y a hecho para las especies no autóctonas y el castaño. El Ayuntamiento podrá denegar la tala cuando la concurrencia de solicitudes en áreas próximas haga previsibles impactos ambientales o paisajísticos notorios o concurran otras circunstancias ambientales que deberán ser justificadas debidamente.

Actividades extractivas:

g) Las actividades extractivas definidas como sin clasificar en el artículo 368 de estas Normas. A pesar de su consideración como Uso Permitido, el Ayuntamiento podrá denegar la licencia municipal cuando se estime que la actividad no es procedente por razones ambientales que se justificarán debidamente.

Actividades industriales:

h) Las industrias definidas como vinculadas al medio rural en el artículo 377 de estas Normas cuando se desarrollen en edificaciones preexistentes a la entrada en vigor de las mismas y no requieran para su desarrollo superficies superiores a 150 m².

Equipamientos:

i) Las áreas recreativas definidas en el artículo 400 de estas Normas, que no obstante y tal como se señala en el artículo 401 podrán ser denegadas por razones ambientales debidamente justificadas.

Infraestructuras:

j) Los trabajos de mejora de pistas y caminos carreteros existentes, en las condiciones que se señalan en el artículo 424 de estas Normas.

Artículo 479.—Usos autorizables

1. En el SNU.I2 se consideran Usos Autorizables los que se enumeran a continuación, entendidos tal y como se describen en el Capítulo 2 del Título III de estas Normas:

Actividades agrarias:

a) Las actividades agrícolas que se definen en el artículo 341 de estas Normas y la edificación vinculada a las mismas cuando supere los 150 m² de superficie edificada. Dicha edificación deberá vincularse a la vivienda agraria y no distar de ésta más de 25 m.

b) Las actividades ganaderas tradicionales que se definen en el artículo 348 de estas Normas y la edificación vinculada a las mismas cuando supere los 150 m² de superficie edificada. Dicha edificación deberá vincularse a la vivienda agraria y no distar de ésta más de 25 m.

c) Las actividades de acuicultura en aguas continentales, en las condiciones que se señalan en el artículo 356 de estas Normas.

Actividades forestales:

d) La roturación de terrenos forestales, arbolados o no, para su transformación en uso agrícola de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 365 de estas Normas y cuando la superficie de actuación sea superior a 3 ha.

Actividades extractivas:

e) Las actividades extractivas definidas como canteras, aprovechamientos de aguas minerales y termales y minas en el artículo 368 de estas Normas. De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 374 de las mismas, deberá tramitarse previamente Evaluación de Impacto Ambiental.

Equipamientos:

f) Los equipamientos de ámbito local que se definen en el artículo 396 de estas Normas, exclusivamente cuando se sitúen en edificaciones de interés arquitectónico preexistentes a la entrada en vigor de estas Normas.

Dichos equipamientos podrán ubicarse en edificios de nueva planta cuando se demuestre el interés estratégico de su localización fuera del Suelo no Urbanizable de Núcleo Rural o de los Suelos Urbano y Urbanizable.

g) Los grandes equipamientos de ocio en las condiciones que se establecen en al artículo 401 de estas Normas.

h) Todos los equipamientos especiales definidos en el artículo 402 de estas Normas.

Infraestructuras:

i) La apertura o cambio de trazado de Carreteras pertenecientes a la Red Regional, Comarcal o Local, en las condiciones que se determinan en el artículo 423 de estas Normas.

j) La apertura de pistas y caminos carreteros, en las condiciones que se determinan en el artículo 424 de estas Normas.

k) La nueva instalación de tendidos aéreos, en las condiciones que se determinan en el artículo 425 de estas Normas.

l) Las nuevas infraestructuras de abastecimiento de aguas y saneamiento, en las condiciones que se determinan en el artículo 427 de estas Normas.

m) Las nuevas infraestructuras hidráulicas, en las condiciones que se determinan en el artículo 428 de estas Normas.

n) Las actividades al servicio de las obras públicas en las condiciones que se señalan en el artículo 429 de estas Normas.

Vivienda familiar:

ñ) El cambio de uso a vivienda agraria de edificaciones preexistentes a la entrada en vigor de estas Normas.

o) La ampliación de la vivienda existente en las condiciones que se señalan en el artículo 433 de estas Normas.

Artículo 480.—Usos Prohibidos

1. En el SNU.I2 se consideran Usos Prohibidos todos los restantes definidos en estas Normas.

SUBSECCIÓN 3C. SUELO NO URBANIZABLE DE INTERÉS FORESTAL

Artículo 481.—Definición

1. El Suelo no Urbanizable de Interés Forestal (SNU.I3) está formado por las áreas cartografiadas con la trama I3 en los Planos de Zonificación del Suelo no Urbanizable que forman parte de la documentación gráfica integrante de estas Normas.

Artículo 482.—Usos permitidos

1. En el SNU.I3 se consideran Usos Permitidos los que se enumeran a continuación, entendidos tal y como se describen en el Capítulo 2 del Título III de estas Normas:

Actividades agrarias:

a) Las actividades agrícolas y ganaderas tradicionales que no requieran edificación de ningún tipo, tal y como se definen ambas en los Artículos 341 y 348 de estas Normas.

Actividades forestales:

b) Las repoblaciones de cualquier tipo, en las condiciones que se señalan en los Artículos 360 y 361 de estas Normas.

c) Los cambios de cultivo en las condiciones que se señalan en el artículo 362 de estas Normas, prohibiéndose exclusivamente los que supongan la transformación de masas autóctonas en otras sin ese carácter.

d) La roturación de terrenos forestales para su transformación en uso agrícola, de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 354 de estas Normas, sólo cuando se trate de terrenos desarbolados y la superficie afectada sea inferior a 3 ha. El mismo propietario no podrá solicitar nuevos permisos de roturación en áreas colindantes con la roturada en el plazo de cinco años.

e) Los aprovechamientos madereros en entresaca para las especies autóctonas y a hecho para las especies no autóctonas y el castaño. El Ayuntamiento podrá denegar la tala cuando la concurrencia de solicitudes en áreas próximas haga previsibles impactos ambientales o paisajísticos notorios o concurran otras circunstancias ambientales que deberán ser justificadas debidamente.

Actividades extractivas:

f) Las actividades extractivas definidas como sin clasificar en el artículo 368 de estas Normas. A pesar de su consideración como Uso Permitido, el Ayuntamiento podrá denegar la licencia municipal cuando se estime que la actividad no es procedente por razones ambientales que se justificarán debidamente.

Equipamientos:

g) Las áreas recreativas definidas en el artículo 400 de estas Normas, que no obstante y tal como se señala en el artículo 401 podrán ser denegadas por razones ambientales debidamente justificadas.

Infraestructuras:

h) Los trabajos de mejora de pistas y caminos carreteros existentes en las condiciones que se señalan en el artículo 424 de estas Normas.

Artículo 483.—Usos autorizables

1. En el SNU.I3 se consideran Usos Autorizables los que se enumeran a continuación, entendidos tal y como se describen en el Capítulo 2 del Título III de estas Normas:

Actividades agrarias:

a) Las actividades de acuicultura en aguas continentales en las condiciones que se determina en el artículo 356 de estas Normas.

Actividades forestales:

b) Las instalaciones al servicio de la vigilancia y extinción de incendios en las condiciones que se señalan en el artículo 367 de estas Normas.

Actividades extractivas:

c) Las actividades extractivas definidas como aprovechamientos de aguas minerales y termales en el artículo 368 de estas Normas. De acuerdo con lo dispuesto en el 374 de las mismas, deberá tramitarse previamente Evaluación Preliminar de Impacto Ambiental conforme al procedimiento previsto en el epígrafe 7.2 del PORNA.

Actividades industriales:

d) Las minicentrales y los parques eólicos con las condiciones que se señalan en los Artículos 388 y 389 a 392 de estas Normas.

Equipamientos:

e) Las instalaciones deportivas al aire libre que se definen en el artículo 400 de estas Normas.

f) Los grandes equipamientos de ocio en las condiciones que se establecen en al artículo 401 de estas Normas.

g) Los equipamientos especiales definidos 402 en el artículo de estas Normas. Para los cementerios y mataderos deberá tramitarse además Plan Especial.

Infraestructuras:

h) La apertura o cambio de trazado de Carreteras pertenecientes a la Red Regional, Comarcal o Local, en las condiciones que se determinan en el artículo 423 de estas Normas.

i) La apertura de pistas y caminos carreteros, en las condiciones que se determinan en el artículo 424 de estas Normas.

j) La nueva instalación de tendidos aéreos, en las condiciones que se determinan en el artículo 425 de estas Normas.

k) La instalación de infraestructuras de comunicaciones radioeléctricas, en las condiciones que se señalan en el artículo 426 de estas Normas.

l) Las nuevas infraestructuras de abastecimiento de aguas y saneamiento, en las condiciones que se determinan en el artículo 427 de estas Normas.

m) Las nuevas infraestructuras hidráulicas, en las condiciones que se determinan en el artículo 428 de estas Normas.

n) Las actividades al servicio de las obras públicas en las condiciones que se señalan en el artículo 429 de estas Normas.

Artículo 484.—Usos prohibidos

1. En el SNU.I3 se consideran Usos Prohibidos todos los restantes definidos en estas Normas.

SECCIÓN 4. SUELO NO URBANIZABLE DE INFRAESTRUCTURAS

Artículo 485.—Definición

1. El Suelo no Urbanizable de Infraestructuras (SNU.IF) está formado por las áreas cartografiadas con la trama IF en los Planos de Zonificación del Suelo no Urbanizable que forman parte de la documentación gráfica integrante de estas Normas. Se consideran incluidos, independientemente de la trama con que estén cartografiados:

a) La zona de dominio público de las carreteras, tal y como se define ésta en el artículo 9 de la Ley de Ordenación y Defensa de las Carreteras del Principado de Asturias5 (LODC).

b) La zona de dominio público del ferrocarril, tal y como se define ésta en el artículo 280 del Reglamento de Ordenación de Transportes Terrestres6.

c) La faja de 3.3 + U/100 m a cada lado de los conductores externos de las líneas de alta tensión existentes en el concejo, siendo U la tensión compuesta en kV y considerándose líneas de alta tensión las así definidas en el artículo 1 del Reglamento de Líneas Aéreas de Alta Tensión7.

d) La zona de servidumbre de las canalizaciones subterráneas de gas, medida como una faja de 10 m de anchura a cada lado de la mediana de la canalización.

________________________________________________

5 Ley 13/1986, de 28 de noviembre, de Ordenación y Defensa de las Carreteras del Principado de Asturias (BOPA núm. 288, de 13 de diciembre de 1986; corrección en BOPA núm. 13, de 17 de enero de 1987).

6 Real Decreto 1211/1990, de 28 de septiembre, por el que se aprueba el Reglamento de la Ley 16/1987, de 30 de julio, de Ordenación de Transportes Terrestres (BOE núm. 241, de 8 de octubre de 1990).

7 Decreto 3151/1968, de 28 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento Técnico de Líneas Eléctricas Aéreas de Alta Tensión (BOE núm. 311, de 27 de diciembre de 1968; correcciones en BOE núm. 58, de 8 de marzo de 1969).

Artículo 486.—Autovía del Cantábrico

1. Las presentes Normas califican como Suelo no Urbanizable de Infraestructuras una franja de suelo delimitada de la siguiente forma:

a) A partir del Proyecto de Variante de Navia, desde el límite oriental del concejo de Coaña hasta el Polígono Industrial del Río del Pinto.

b) A partir del Estudio Informativo de la Autovía del Cantábrico, en el resto del concejo.

2. La primera de ellas constituye una reserva de suelo que se sujetará a las condiciones del Suelo no Urbanizable de Infraestructuras, que se señalan en el artículo 487 de estas Normas.

3. La segunda es sólo orientativa y en tanto no se defina con mayor precisión el trazado de la autovía se sujetará transitoriamente al régimen de usos del Suelo no Urbanizable de Interés Agrario. Tipo 2 (SNU.I2), si se tratara de terrenos con uso agrario a la entrada en vigor de estas Normas, o al del Suelo no Urbanizable de Interés Forestal (SNU.I3), si se tratara de terrenos con aprovechamiento forestal.

4. En cualquier caso, se consideran prohibidas construcciones de cualquier tipo.

Artículo 487.—Vías públicas

1. Con independencia del organismo o colectividad al que corresponda su titularidad, explotación o mantenimiento los terrenos destinados a esta finalidad carecen de contenido edificable y las actuaciones sobre ella se reservan de forma exclusiva a la Administración, articulándose sus distintos órganos, cuando intervengan varios de ellos, en la forma fijada en la LODC.

2. Las edificaciones, instalaciones y talas o plantaciones de árboles que se pretendan ejecutar a lo largo de las carreteras y caminos, sobre terrenos lindantes a ellas o dentro de la zona de dominio público, de servidumbre o afección de las mismas, no podrán situarse a distancias menores de las determinadas por la LODC y las presentes Normas.

3. En lo que se refiere a la línea de edificación, ésta se establece a ambos lados de la carretera y será medida desde la arista exterior de la calzada, a una distancia de 18 m en las carreteras regionales, de 10 m en las carreteras comarcales y de 8 m en las locales.

4. El contacto de las fincas con vías públicas clasificadas como carreteras no presupone el derecho de acceso rodado, que está sujeto a las condiciones y tramitación de autorizaciones previas establecidas en la LODC.

5. Los cierres en la zona de dominio público sólo se podrán autorizar en los siguientes supuestos:

a) Cuando exista un talud de desmonte de más de 1 m de altura y a partir de su borde exterior.

b) No dándose tal circunstancia, cuando el cierre sea totalmente diáfano y se sitúe a una distancia mínima de 1 m respecto de la arista exterior de la explanación.

Artículo 488.—Ferrocarriles

1. Las construcciones de toda clase, obras de urbanización, movimientos de tierras, plantaciones, etc, que se proyecte realizar en las márgenes de las vías férreas, estarán sujetas a las determinaciones del Reglamento de Ordenación de Transportes Terrestres.

Artículo 489.—Líneas eléctricas de alta tensión

1. Las construcciones, instalaciones y plantaciones de arbolado, etc, que se sitúen en las proximidades de las líneas eléctricas de alta tensión estarán sujetas a las servidumbres a que se refiere el Reglamento de Líneas Aéreas de Alta Tensión.

2. Las servidumbres de paso de energía eléctrica no impiden la utilización de los predios afectados, pudiéndose cercar, cultivar o en su caso edificar con las limitaciones correspondientes.

3. Quedan prohibidas las plantaciones de árboles y la construcción de edificios e instalaciones en la proyección y proximidades de las líneas eléctricas a las distancias establecidas en el Reglamento en las siguientes circunstancias:

a) Bosque, árboles y masas de arbolado:

1.5 + U/1000 m, mínimo de 2 m.

b) Edificios o construcciones:

Puntos accesibles a personas: 3.3 + U/1000 m, mínimo 5 m.

Puntos no accesibles a personas: 3.3 + U/150 m, mínimo 4 m.

Siendo U la tensión compuesta en kV.

4. En las líneas aéreas se tendrán en cuenta, para el cómputo de estas distancias, la situación respectiva más desfavorable que puedan alcanzar las partes en tensión de la línea y los árboles, edificios o instalaciones industriales.

Artículo 490.—Abastecimiento de aguas y saneamiento

1. Las conducciones de agua y saneamiento se consideran dotaciones conformes a estas Normas, con servidumbre permanente aunque no figure expresada documentalmente, mientras se encuentren en servicio.

2. Las redes de abastecimiento de agua y las redes de saneamiento integral se dotan de una zona de servidumbre de 4 m de ancho total, repartido simétricamente a ambos lados del eje de la tubería. En esta zona no se permite la edificación, las labores agrícolas, ni otros movimientos de tierras.

SECCIÓN 5. SUELO NO URBANIZABLE DE NÚCLEO RURAL

Artículo 491.—Definición

1. A los efectos de estas Normas y en su ámbito de aplicación, se considera Suelo no Urbanizable de Núcleo Rural (SNU.NR) aquél área de Suelo no Urbanizable en la que se asienta una entidad de población, habitada que por sus características de tamaño, funcionalidad, morfología y forma de implantación sobre el territorio no es susceptible de ser considerada como urbana.

Comprende tanto la zona consolidada, es decir, la compuesta por el conjunto de las parcelas edificadas y aquellas que, sin estarlo, constituyen intersticios de suelo libre rodeado por las referidas parcelas, como el suelo destinado a atender la posible demanda y favorecer la concentración de la misma dentro o lo más próxima posible a los núcleos consolidados existentes acogiendo las nuevas construcciones.

2. El Suelo no Urbanizable de Núcleo Rural está formado por las áreas cartografiadas con la trama NR en los Planos de Zonificación del Suelo no Urbanizable (escala 1:5000) que forman parte de la documentación gráfica integrante de estas Normas.

3. A los efectos de estas Normas, se consideran dos tipos de Núcleo Rural:

a) Tipo A: los Núcleos Rurales situados al Norte del trazado de la N-634, junto con los de Coaña.

b) Tipo B: el resto de los Núcleos Rurales del concejo.

A los efectos de lo anterior, los Núcleos Rurales delimitados se califican con las Claves A o B en el anexo 5 de estas Normas.

4. La delimitación de nuevos núcleos se realizará, de acuerdo con el artículo 8 de la LEUMR, normas complementarias o procediéndose a la plasmación gráfica (escala 1:5000) y delimitación del núcleo existente, que una vez aprobada por el Ayuntamiento se someterá al trámite de información pública y posterior informe de la CUOTA antes de su incorporación a las Normas.

Artículo 492.—Otras entidades de población. Asentamientos rurales

1. Se consideran Asentamientos Rurales exclusivamente las entidades de población no delimitadas como Núcleo Rural que figuran listadas en el anexo 5 de estas Normas. En ellas serán de aplicación las condiciones señaladas en los Artículos 505 y 506 de estas Normas.

2. Si se produjera un aumento notorio de la actividad inmobiliaria, la CUOTA podrá determinar la delimitación de la entidad y su calificación como Núcleo Rural, sin que ello suponga modificación puntual o revisión de las Normas.

SUBSECCIÓN 5A. CONDICIONES PARTICULARES DE EDIFICACIÓN

Artículo 493.—Parcela mínima edificable

1. En el ámbito del Núcleo Rural se autorizará la construcción sobre cualquier finca existente que no sea resultado de una segregación practicada a partir de la entrada en vigor de estas Normas, y cuyas dimensiones permitan el cumplimiento de las demás condiciones señaladas en éstas.

Artículo 494.—Parcelaciones

1. Las parcelas no edificadas podrán dividirse cumpliendo las siguientes condiciones:

a) En los Núcleos Rurales tipo A, que se definen en el artículo 491 de estas Normas, la parcela mínima será de 2000 m².

b) En los Núcleos Rurales tipo B, la parcela mínima será de 1200 m².

2. Las parcelas con una vivienda edificada en su interior podrán dividirse o segregarse en parcelas de superficie igual o superior a 1000 m². A la edificación existente se le vinculará una parcela de superficie mínima de 1000 m².

3. Las parcelaciones no podrán superar el número máximo de viviendas establecido en cada caso.

4. Las parcelas resultantes de una división o segregación deberán disponer de un frente mínimo al viario público existente de 30 y 15 m, según se encuentren en Núcleo Rural tipo A o tipo B, respectivamente

5. Las fincas incluidas parcialmente en un Núcleo Rural podrán dividirse según la delimitación de éste. La porción o sector de la misma incluido en el ámbito del Núcleo Rural será edificable con independencia de su superficie, debiendo cumplir el resto de las condiciones específicas señaladas en estas Normas.

6. La parcelación se basará en la red viaria existente, no autorizándose parcelaciones que requieran la apertura de nuevos viarios públicos, excepto en el caso de las Ordenaciones de Conjunto.

Artículo 495.—Número máximo de viviendas

1. Sobre una única parcela, o sobre la resultante de la agregación de varias colindantes, se podrán construir las siguientes viviendas:

a) En Núcleos Rurales tipo A:

— Sobre parcelas de superficie inferior a 5000 m²: 2 viviendas.

— Sobre parcelas de superficie superior a 5000 m²: 4 viviendas.

— En ambos casos se cumplirán las superficies mínimas de parcela señaladas en el artículo anterior.

b) En Núcleos Rurales tipo B: ninguna división podrá dar lugar a la construcción de más de 3 viviendas.

2. Las Ordenaciones de Conjunto cumplirán las condiciones específicas señaladas para ellas en el artículo 500 de estas Normas.

Artículo 496.—Agrupaciones

1. Se autoriza la agrupación de fincas, tenga o no por objeto la obtención de la superficie señalada como mínima para su edificación, en cada uno de ambos tipos de Núcleo Rural.

Artículo 497.—Ubicación de la edificación

1. Las nuevas edificaciones deberán situarse dentro de la banda definida por el cerramiento exterior de la parcela y una línea paralela a éste situada a 40 m, debiendo respetar en cualquier caso las servidumbres consolidadas.

2. En los Núcleos Rurales, la línea de edificación deberá situarse a una distancia mínima de 10 m respecto de la arista exterior de la calzada en carreteras regionales, de 8 m respecto al eje en carreteras comarcales y locales y de 6 m respecto a caminos. Excepcionalmente, cuando exista una alineación consolidada por edificaciones existentes en un tramo de 40 m de longitud mínima con frente a carreteras comarcales, locales, o caminos, las nuevas edificaciones y la reforma o ampliación de las existentes podrán ajustarse a dicha alineación, siempre que quede garantizada la seguridad vial.

Artículo 498.—Superficie edificable máxima

1. En edificaciones destinadas al uso de vivienda, no se fija tamaño máximo u ocupación máxima para edificios destinados al uso exclusivo residencial y sus construcciones auxiliares, debiendo respetarse el número máximo de viviendas establecido en el artículo 495 de estas Normas.

2. Cuando usos distintos del de vivienda se ubiquen en la misma edificación que ésta, por resultar compatibles con ella, no se establece otra limitación que la del tamaño máximo establecido para dichos usos.

3. Cuando se trate de edificios independientes de uso exclusivo distinto del de vivienda, la ocupación máxima autorizable para el conjunto de todos los usos presentes será del 50% sobre la superficie de la parcela neta.

Artículo 499.—Ordenaciones de conjunto

1. Al objeto de favorecer la concentración de la edificación en los Núcleos Rurales y obtener de forma gratuita los terrenos necesarios para la creación de espacios libres públicos o dotaciones de carácter local, se autoriza la ordenación conjunta de varias parcelas cuando éstas reúnan una superficie mínima de 10 000 m². Para ello será necesaria la redacción y aprobación, previa a la edificación, de un Estudio de Ordenación General del Conjunto acorde a lo dispuesto en el artículo 500 de estas Normas.

2. La aplicación de las condiciones señaladas para las Ordenaciones de Conjunto es de carácter voluntario, por lo que en caso contrario se aplicaran las condiciones de edificación señaladas en estas Normas para los distintos tipos de Núcleo Rural.

Artículo 500.—Condiciones particulares de las ordenaciones de conjunto

1. Los Estudios de Ordenación General del Conjunto deberán cumplir las siguientes condiciones:

a) Densidad máxima de viviendas: 8 viviendas/ha sobre la superficie bruta del ámbito.

b) Superficie edificable máxima: la señalada en el artículo 498 de estas Normas.

c) Cesión de los terrenos necesarios para la apertura o ampliación del viario existente, así como para la creación de espacios libres de edificación o construcción de dotaciones de carácter local, siempre que la cesión gratuita de terrenos no sea inferior al 15% de la superficie total de la actuación.

d) Urbanización, cumplimentando las características mínimas señaladas en el Capítulo 3 del presente Título.

2. No se autorizarán Ordenaciones de Conjunto de más de 10 viviendas.

3. No se autoriza la vivienda colectiva y la tipología de la edificación será en todos los casos pareada y/o exenta.

Artículo 501.—Condiciones de composición, estéticas, de urbanización, etc.

1. Serán de aplicación las condiciones señaladas en el Capítulo 3 del presente Título V.

2. En el ámbito de los Núcleos Rurales la edificación se ajustará a las tipologías señaladas en el artículo 445 de estas Normas.

SUBSECCIÓN 5B. CONDICIONES PARTICULARES DE USO

Artículo 502.—Usos permitidos

1. En el SNU.NR se consideran Usos Permitidos los que se enumeran a continuación, entendidos tal y como se describen en el Capítulo 2 del Título III de estas Normas:

Actividades agrarias:

a) Las actividades agrícolas que se definen en el artículo 341 de estas Normas y la edificación vinculada a las mismas cuando no supere los 150 m² de superficie edificada.

b) Las actividades ganaderas tradicionales que se definen en el artículo 348 de estas Normas y la edificación vinculada a las mismas cuando no supere los 150 m² de superficie edificada.

Equipamientos:

c) Las áreas recreativas definidas en el artículo 400 de estas Normas, que no obstante y tal como se señala en el artículo 401 podrán ser denegadas por razones ambientales debidamente justificadas.

Infraestructuras:

d) Los trabajos de apertura y mejora de viario y caminos vecinales, en las condiciones que se señalan en el artículo 424 de estas Normas.

Servicios:

e) Los servicios comerciales que se definen en el artículo 408 de estas Normas.

f) Los servicios de reunión y recreo de niveles 1 y 2 que se definen en el artículo 410 de estas Normas.

g) Los servicios hoteleros de nivel 1 definidos en el artículo 412 de estas Normas.

Vivienda familiar:

h) La vivienda familiar de nueva planta en las condiciones que se determinan en los Artículos 430 y siguientes de estas Normas. Igualmente la ampliación de la vivienda existente y el cambio de uso a vivienda de cualquier edificación preexistente, en las condiciones que se determinan en el artículo 433 de estas Normas.

i) Las edificaciones auxiliares de la vivienda en las condiciones que se determinan en el artículo 432 de estas Normas.

Artículo 503.—Usos autorizables

1. En el SNU.NR se consideran Usos Autorizables los que se enumeran a continuación, entendidos tal y como se describen en el Capítulo 2 del Título III de estas Normas:

Actividades agrícolas:

a) Las actividades agrícolas que se definen en el artículo 341 de estas Normas y la edificación vinculada a las mismas cuando supere los 150 m² de superficie edificada.

b) Las edificaciones al servicio de los cultivos bajo cubierta y viveros que se definen en el artículo 341 de estas Normas cuando superen los 150 m² de superficie.

c) Las edificaciones al servicio de las actividades ganaderas tradicionales que se definen en el artículo 348 de estas Normas cuando superen los 150 m² de superficie.

Actividades industriales:

d) Las actividades industriales definidas como talleres artesanales en el artículo 377 de estas Normas.

e) Las actividades industriales definidas como depósitos y almacenes de mercancías e insumos agrarios en el artículo 377 de estas Normas, cuando el desarrollo de la actividad no requiera superficies edificadas superiores a los 150 m².

Equipamientos:

f) Los equipamientos de ámbito local que se definen en el artículo 396 de estas Normas.

g) Las instalaciones para la práctica deportiva al aire libre que se definen en el artículo 400 de estas Normas.

Servicios:

h) Los servicios hoteleros de niveles 2 y 3 definidos en el artículo 412 de estas Normas.

i) Los núcleos de turismo rural definidos en el artículo 412 de estas Normas.

Artículo 504.—Usos prohibidos

1. En el SNU.NR se consideran Usos Prohibidos todos los restantes definidos en estas Normas.

SUBSECCIÓN 5C. CONDICIONES PARTICULARES DE LOS ASENTAMIENTOS RURALES

Artículo 505.—Condiciones de edificación

1. Parcela edificable: Se considerará edificable cualquier parcela que no sea resultado de una segregación practicada a partir de la entrada en vigor de estas Normas y cuya edificación se sitúe a una distancia no superior a 75 m, respecto de otra existente.

2. Parcelaciones y agrupaciones: Solamente se permitirá la división o segregación de parcelas con una vivienda edificada en su interior, en parcelas de superficie igual o superior a 1000 m². A la edificación existente se le vinculará una parcela de superficie mínima de 1000 m².

La división no producirá más de 3 parcelas con independencia de la superficie de la finca matriz u original.

La parcelación se basará en la red viaria existente, no autorizándose parcelaciones que requieran la apertura de nuevos viarios públicos.

Se autoriza la agrupación de fincas, tenga o no por objeto la obtención de la superficie señalada como mínima para el cumplimiento de las condiciones anteriormente establecidas.

3. Superficie edificada máxima: En edificaciones destinadas al uso de vivienda no se fija tamaño máximo u ocupación máxima.

Para el resto de los usos posible se aplicarán las condiciones específicas de cada uno de ellos, establecidas en estas Normas.

4. Condiciones de composición, estéticas, de urbanización, tipologías, etc: Serán de aplicación las señaladas en el Capítulo 3 del presente Título V.

Artículo 506.—Condiciones de uso

1. Sobre la edificación existente serán Usos Permitidos, Autorizables o Prohibidos los señalados para los Núcleos Rurales en los Artículos 502 a 504 de estas Normas.

2. Para la edificación de nueva planta, serán Usos Permitidos los de las actividades agrarias y de vivienda familiar y Usos Autorizables los de las actividades agrarias tal como se definen para los Núcleos Rurales, quedando prohibidos todos los demás.

Disposición anterior | Disposición siguiente

Información sobre el documento

© Copyright 2006. Gobierno del Principado de Asturias