Saltar al contenido principal

Gobierno del Principado de Asturias

Asturias, mucho más cerca

banda de sede
 

Estás en

Asturias.es Sede Electrónica BOPA y Legislación Resultados Buscador BOPA

Consulta de una disposición

Disposición anterior | Disposición siguiente


Boletín Nº 159 del martes 11 de julio de 2006

AYUNTAMIENTOS

DE RIBADESELLA

El El Ayuntamiento Pleno, reunido en sesión extraordinaria celebrada el día 13 de junio de 2006, ha adoptado el siguiente acuerdo:

Primero.—Estimar parcialmente las alegaciones presentadas, en cuanto los puntos 5), 6), 7), 10) y 14), por D. Manuel Castellanos y otros, a la Ordenanza Reguladora de la Venta Ambulante en el Concejo de Ribadesella, quedando redactados los artículos modificados con arreglo al informe de la Policía Local, de la siguiente manera:

Artículo 8.—Concesión de las autorizaciones.

“Las autorizaciones se concederán por riguroso orden de presentación de las solicitudes en el Registro Municipal, a aquellas personas que reúnan los requisitos establecidos en la presente Ordenanza hasta el límite acordado por el Alcalde o Concejal en quien delegue en función del espacio habilitado al efecto. Los actuales titulares de puestos de venta ambulante en el mercadillo semanal tendrán preferencia para obtener las primeras autorizaciones.

En el caso de que un puesto quede vacante, se realizará un único sorteo entre los vendedores ambulantes autorizados interesados, y se ocupará el espacio que éste último deje libre por riguroso orden de solicitud.” Artículo 12.—De las obligaciones de los autorizados.

b), 4.º “Cada puesto deberá disponer de un extintor de incendios de dos kilogramos de peso”.

Artículo 13.—De las formas de pago.

2. “El autorizado deberá depositar una fianza definitiva equivalente a un mes que le será devuelta cuando cause baja definitiva. La falta de pago de un solo trimestre, determina la baja inmediata y la pérdida de la fianza constituida. También tendrá tal consideración la no presentación del justificante de pago de la tasa y de la fianza a requerimiento de las autoridades locales.” Artículo 14.1.—“El mercado periódico que se celebra en el término municipal de Ribadesella es el que se emplaza en la zona ARI que comprende las calles Gran Vía, López Muñiz, Fernández Juncos, Travesía Santa Marina y Travesía de la Iglesia, en el espacio habilitado al efecto por el Alcalde o Concejal en quién delegue, funciona con periodicidad semanal, siendo el día de celebración el miércoles, excepto cuando el Ayuntamiento por causas justificadas así lo determine. El horario previsto será: carga y descarga de 7.30 h. a 9.30 h.

y de 14.30 h. a 16.00 h., comercial de 9.00 h. a 15.00 h., estando supeditados dichos horarios a las instrucciones dadas por la Policía Local que atenderá a razones de inclemencias del tiempo, acontecimientos extraordinarios, etc”.

Artículo 15.1.—“La venta se autorizará en puestos o instalaciones desmontables, que tendrán unas dimensiones adecuadas a las características de cada autorización, sin que en ningún caso puedan tener una dimensión superior a 12 metros lineales de largo ni 3 metros de ancho, sin perjuicio de que todos los puestos de venta deberá adaptarse al espacio público y características de la calle, con arreglo a las indicaciones de la autoridad local.

Los actuales titulares de puestos de venta ambulante, con más de 10 años de antigüedad en el mercado semanal de Ribadesella, que tengan un puesto de mayor dimensión a la establecida en el párrafo anterior, quedarán limitados al ancho máximo de 3 metros y a una longitud de 15 metros.

Segundo.—Desestimar el resto de las alegaciones presentadas por D. Manuel Castellanos González y otros, por no ajustarse a los criterios sobre los cuales los Técnicos Municipales redactaron la Ordenanza, y que son apoyados por la Corporación municipal.

Tercero.—Aprobar definitivamente la Ordenanza Reguladora de la Venta Ambulante en el Concejo de Ribadesella, con las modificaciones anteriores, ordenando su publicación íntegra en el BOLETIN OFICIAL del Principado de Asturias.

La Ordenanza Reguladora de la Venta Ambulante en el Concejo de Ribadesella, trascrita literalmente, dice: (Ver anexo).

Ribadesella, a 20 de junio de 2006.—La Alcaldesa en funciones, por decreto de delegación de fecha 14-6-2006 (Primera Teniente de Alcalde).—10.621.

Anexo

ORDENANZA REGULADORA DE LA VENTA AMBULANTE EN EL CONCEJO DE RIBADESELLA

Exposición de motivos

El artículo 4 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las Bases de Régimen Local, confiere a las Entidades Locales la potestad reglamentaria y el artículo 25.1 g) dispone que el municipio ejercerá, en todo caso, competencias, en los términos de la legislación del Estado y de las Comunidades Autónomas, en materia de mercados y defensa de usuarios y consumidores.

En el ejercicio de esa facultad y conforme a lo dispuesto en el artículo 62 de la Ley del Principado de Asturias 10/2002, de 19 de noviembre, de Comercio Interior, se considera necesario establecer una regulación municipal unitaria en materia de venta ambulante que venga a recoger lo contenido en varios acuerdos y resoluciones municipales, a la vez que se reglamenta aquello que carece en la actualidad de regulación, en base a todo ello se elabora esta Ordenanza.

Las disposiciones contenidas en la presente Ordenanza serán aplicables sin perjuicio de la normativa dictada por el Estado y la Comunidad Autónoma del Principado de Asturias en el ejercicio de sus respectivas competencias, y específicamente en la Ley del Principado de Asturias 11/2002, de 2 de diciembre, de los Consumidores y Usuarios y la Ley 10/2002, de 19 de noviembre, de Comercio Interior.

CAPITULO I.—DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1.—Objeto.

La presente Ordenanza tiene por objeto regular los requisitos, condiciones y limitaciones temporales para el ejercicio de la venta ambulante en el Concejo de Ribadesella y el régimen sancionador aplicable a la misma.

Se entiende por venta ambulante la realizada por comerciantes, fuera de establecimiento comercial permanente, de forma habitual, ocasional, periódica o continuada, en solares, espacios libres y zonas verdes o en la vía pública, en lugares y fechas variables, en la que se oferta toda clase de artículos o productos, destinados al tráfico comercial, con empleo de instalaciones desmontables, transportables o móviles de acuerdo con los requisitos, condiciones y términos generales establecidos en la presente Ordenanza y en la normativa reguladora de cada producto.

Artículo 2.—Modalidades de venta ambulante.

Modalidades:

A) Comercio en mercadillos fijos, ocasionales o periódicos, situados en perímetros delimitados del casco urbano.

B) Comercio callejero, en lugares de la vía pública, sólo para productos estacionales o artesanales.

Quedan excluidas de la presente regulación:

A) El comercio esporádico en recintos o espacios reservados a las ferias populares y con ocasión de las mismas, y en espacios reservados con ocasión de acontecimientos deportivos, musicales o análogos y referida a productos relacionados con el espectáculo en cuestión.

B) El comercio itinerante en cualquier clase de vehículos, que podrá comprender artículos varios, en zonas o pueblos con escasos equipamientos comerciales o con tradición en esta modalidad.

Artículo 3.—Sujetos de la venta.

La venta ambulante podrá ejercerse por toda persona física que se dedique a la actividad de comercio al por menor y reúna los requisitos establecidos en la presente Ordenanza y demás normativa que le fuese de aplicación.

Artículo 4.—Requisitos para el ejercicio de la actividad.

Para el ejercicio de la venta en régimen ambulante el comerciante deberá reunir los siguientes requisitos:

a) Ser persona física, y ejercer por sí mismas sin delegación, la actividad de venta ambulante. No obstante se permitirá que la persona física titular de la autorización esté asociada en régimen de cooperativa únicamente a efectos de dar cumplimiento al alta de la Seguridad Social.

b) Estar dado de alta, en su caso, en el epígrafe correspondiente de la cuota fija del impuesto sobre actividades económicas y encontrarse al corriente de su pago si legalmente es exigible.

c) Satisfacer la tasa correspondiente y demás tributos de carácter municipal previstos para este tipo de venta en las Ordenanzas Fiscales en vigor.

d) Garantizar que los productos objeto de la venta cumplen las condiciones y requisitos exigidos por la normativa que los regula, y lleven consigo o permitan una información objetiva, veraz, eficaz y suficiente sobre sus características esenciales, origen, identidad, materiales o materias primas de los mismos.

e) Estar al corriente en el pago de sus obligaciones con la Hacienda Pública y con la Seguridad Social.

f) En caso de que el titular proceda de países no comunitarios, deberá estar en posesión de los correspondientes permisos de residencia y trabajo, o, procediendo de países comunitarios, de la tarjeta de residencia.

g) Disponer de póliza contratada sobre seguros de responsabilidad civil que cubra los riesgos que pudieran derivarse del ejercicio de la actividad, la suscripción de la expresada póliza será optativa, no obstante su posesión se estimará preferente al tiempo de decidir la concesión de la autorización entre otras solicitudes idénticas y que carezcan de la misma.

h) Estar en posesión de la autorización municipal correspondiente para el ejercicio de la actividad, en el lugar y tiempo que señale la misma.

i) Estar inscrito en el Registro de empresas y actividades comerciales del Principado de Asturias, de conformidad con el art. 63.1 de la Ley del Principado de Asturias 10/2002, de 19 de noviembre, de Comercio Interior.

CAPITULO II. DEL REGIMEN DE LAS AUTORIZACIONES

Artículo 6.—Competencias municipales.

1. Corresponde al Ayuntamiento de Ribadesella, dentro de su término municipal, conceder la autorización para el ejercicio de la venta ambulante.

En el ejercicio de esta competencia fijará discrecionalmente el día y la hora de celebración de la venta y los espacios delimitados para su emplazamiento, fuera de los cuales no estará autorizada tal venta, el número de puestos que agrupará el mercadillo, su distribución sectorial y las dotaciones e instalaciones mínimas exigibles, velando por su conservación y mantenimiento. Asimismo, le corresponderá la fijación de las tasas que hayan de satisfacerse por el ejercicio de la actividad.

El Ayuntamiento podrá, en su caso, acordar la reserva de un porcentaje máximo de superficie a ocupar por un mismo titular, garantizando así la diversidad y el ejercicio de la venta ambulante por mayor número de comerciantes autorizados.

2. Compete al Ayuntamiento la determinación de los artículos cuya venta se autoriza en los mercadillos que se celebren en el término municipal de Ribadesella. Está expresamente prohibida la comercialización de productos perecederos de alimentación, cuando se incumpla la normativa específica que regule la comercialización de cada grupo de producto, incluidas las prohibiciones establecidas en el Real Decreto 1010/1985, la Ley del Principado Asturias 11/2002, de 2 de diciembre, de los Consumidores y Usuarios, así como las establecidas en la normativa general en esta materia.

Artículo 7.—Del régimen de las autorizaciones.

1. La autorización para el ejercicio de la actividad deberá ser solicitada por el interesado, o representante debidamente autorizado, en el Registro General del Ayuntamiento, en impreso municipal normalizado que se entregará a éste y donde necesariamente hará constar:

a) Nombre y apellidos, domicilio a efectos de notificación cuando no coincida con el habitual, número identificación fiscal (N.I.F.), o del pasaporte en vigor, en su caso. Iguales datos se harán constar cuando la solicitud se formule por representante autorizado.

b) Emplazamiento en el que se pretenda ejercer la actividad de venta.

c) Modalidad de comercio ambulante de las reguladas en esta Ordenanza, para la que se solicita autorización.

d) Mercancías o artículos que pretenda sean objeto de la venta.

e) Tiempo por el que se solicita la autorización.

f) Dimensiones, expresadas en metros cuadrados, del espacio de ocupación que pretende, indicando, a estos efectos, si la venta se pretende realizar en puesto desmontable o desde un vehículo o furgón.

2.Ala solicitud de autorización se acompañará la siguiente documentación:

a) Fotocopia del D.N.I. o N.I.F. En caso de que el solicitante sea extranjero deberá acompañar fotocopia del pasaporte y del permiso de residencia y trabajo o de la tarjeta de residencia, en vigor, según se trate de extranjeros de países no comunitarios o comunitarios respectivamente.

b) Documento justificativo del alta correspondiente en el epígrafe fiscal del impuesto de actividades económicas, o de la correspondiente cooperativa y del último recibo pagado de este impuesto, caso de disponer del mismo en la fecha de la solicitud, o certificación justificativa de la exención en dicho impuesto.

c) Certificado de hallarse al corriente de las obligaciones tributarias y de la Seguridad Social o justificante que acredite el aplazamiento de dicho pago.

d) Copia de la póliza del seguro de responsabilidad civil contratado para responder de posibles daños derivados del ejercicio de la actividad, en su caso.

e) Certificado acreditativo del correcto funcionamiento de la maquinaria e instalaciones que pretenda utilizar, así como del seguro de responsabilidad civil que garantice la cobertura de cualquier clase de riesgo cuando la autorización se refiera a recintos feriales e instalaciones en verbenas o similares.

f) Compromiso expreso, que hará constar así en la solicitud, de que la persona que va a ejercer directamente la venta ambulante, será el titular de la autorización, actuando exclusivamente por cuenta y en nombre propio; así como la declaración, igualmente expresa, de conocer y cumplir las normas a que debe ajustarse su actividad en caso de ser autorizada, y de no haber sido sancionado por comisión de falta muy grave en el ejercicio de su actividad en los dos años anteriores.

g) Dos fotografías actuales del solicitante tamaño carnet.

h) justificante de pago de la fianza definitiva.

Artículo 8.—Concesión de las autorizaciones.

Las autorizaciones se concederán por riguroso orden de presentación de las solicitudes en el Registro Municipal, a aquellas personas que reúnan los requisitos establecidos en la presente Ordenanza, hasta el límite acordado por el Alcalde o Concejal en quien delegue en función del espacio habilitado al efecto. Los actuales titulares de puestos de venta ambulante en el mercadillo semanal tendrán preferencia para obtener las primeras autorizaciones.

En el caso de que un puesto quede vacante, se realizará un único sorteo entre los vendedores ambulantes autorizados interesados, y se ocupará el espacio que éste último deje libre por riguroso orden de solicitud.

Artículo 9.—De la naturaleza de las autorizaciones.

1. Las autorizaciones tendrán la consideración de autorizaciones demaniales, se entienden concedidas sin perjuicio de tercero, originan una situación de posesión precaria y tienen carácter revocable y discrecional.

El Ayuntamiento se reserva la competencia para revocar o anular la autorización concedida cuando desaparezcan o se incumplan las circunstancias que motivaron su concesión, o se acredite el incumplimiento de cualquiera de las condiciones de la autorización, pudiendo igualmente decidir entre la retirada temporal, la revocación o anulación definitiva de la autorización; en todo caso, y antes de adoptar la resolución definitiva al efecto, se concederá al interesado el plazo improrrogable de quince días hábiles para que formule las alegaciones que tenga por conveniente al respecto. En ninguno de estos supuestos el titular afectado tendrá derecho a indemnización o compensación alguna por esta causa.

2. No puede una misma persona disponer de más de una autorización en el mercado de Ribadesella, ni de otras autorizaciones municipales que coincidan en días y horas con este mercado.

3. La autorización municipal para el ejercicio de la venta ambulante estará sometida a la comprobación previa por el Ayuntamiento del cumplimiento por el peticionario de los requisitos legales en vigor para el ejercicio del comercio a que se refiere esta Ordenanza. Los vendedores ambulantes deberán cumplir en el ejercicio de su actividad mercantil con la normativa vigente en materia de ejercicio del comercio y de disciplina del mercado, así como responder de los productos que vendan, de acuerdo todo ello con lo establecido por las leyes y demás disposiciones vigentes.

4. La autorización será concedida mediante decreto de la Alcaldía.

Artículo 10.—Contenido de la autorización.

1. El Ayuntamiento expedirá las autorizaciones en documento normalizado en el que se hará constar:

a) Identificación del titular y, en su caso, de la persona autorizada que vaya a desarrollar la actividad en sustitución del titular, en los supuestos contemplados en el artículo 16 de la presente Ordenanza.

b) Modalidad del comercio ambulante para la que se habilita la autorización.

c) Ubicación precisa del puesto con su correspondiente identificación numérica, especificación de superficie ocupada y tipo de puesto que haya de instalarse.

d) Productos autorizados para la venta.

e) Días y horas en los que podrá ejercerse la venta.

2. Este documento deberá ser expuesta al público por el comerciante durante el ejercicio de la actividad, colocada en el puesto en lugar perfectamente visible, así como una dirección para la recepción de posibles reclamaciones.

Artículo 11.—De la extinción de las autorizaciones.

Las autorizaciones se extinguirán por las siguientes causas:

a) Por causas sobrevenidas de interés público, aún antes de la terminación del plazo acordado.

b) Por renuncia expresa y escrita del titular.

c) Por falta de pago de la tasa o de los tributos locales correspondientes.

d) Por encontrarse en alguno de los supuestos contemplados en el artículo 16 de la presente Ordenanza.

e) Por pérdida de alguno de los requisitos a los que se refiere la presente Ordenanza para el ejercicio de la venta ambulante.

f) Por resolución judicial de declaración de quiebra del titular.

g) Por causar daños en la vía pública o en el mobiliario urbano.

h) Por incumplimiento de las obligaciones establecidas en esta Ordenanza, en disposiciones municipales o legales reguladoras de la venta ambulante y de cada modalidad de objeto de venta. Llevando consigo la imposibilidad de participar en los mercados durante un período de diez años, así como la pérdida de las preferencias, que en atención a su antigüedad, pudiera ostentar.

i) Por la comisión de infracciones administrativas en materia de protección de la salud y seguridad de los consumidores y aquellas que supongan la alteración, adulteración o fraude.

CAPITULO III. DE LAS OBLIGACIONES DE LOS AUTORIZADOS

Artículo 12.—De las obligaciones de los autorizados.

En el ejercicio de la venta ambulante regulada por la presente Ordenanza, se establecen las siguientes obligaciones:

a) Con relación a la venta:

1.º—Cumplir la normativa de protección al consumidor.

2.º—Realizar la venta de aquellos productos para los que ha sido autorizado.

Para modificar el objeto de venta deberá solicitarse por escrito. La autorización de este cambio será discrecional, atendiendo en todo caso a la necesidad típica de los mercados.

3.º—Cumplir la normativa reguladora de cada tipo de venta.

4.º—Observar modales adecuados en sus relaciones entre sí y con el público.

5.º—Conservar las facturas o albaranes de entrega de la mercancía puesta a la venta.

6.º—Nadie podrá ser titular de más de una autorización para un mismo mercado.

7.º—Si hubiere comprobante de venta, deberá figurar la identificación del comerciante.

b) Con relación a los puestos:

1.º—No podrán instalarse otros puestos distintos de los especificados en esta Ordenanza, ni alterar sus condiciones estéticas o de calidad de materiales.

2.º—No podrá ocuparse un espacio superior a la superficie autorizada.

3.º—Deberán conservarse los puestos, así como la superficie ocupada en perfecto estado de limpieza.

4.º—Cada puesto deberá disponer de un extintor de incendios de dos kilogramos de peso.

5.º—El espacio ocupado deberá quedar, tras la retirada del puesto, libre de papeles, cajas y desperdicios en general.

6.º—Se prohibe la colocación de publicidad estática de terceros en los puestos.

7.º—Se prohibe la utilización de anclajes o elementos que dañen el pavimento o superficie sobre la que se coloquen los puestos.

c) Otras obligaciones:

1.º—Cada titular deberá exponer en su puesto, en lugar visible para el público, la autorización concedida, así como la dirección para la recepción de las solicitudes de información o de las posibles reclamaciones.

2.º—Están facultados para ocupar el puesto los titulares de la autorización.

Previa comunicación por escrito al Ayuntamiento podrá ser ocupado por su cónyuge, ascendientes, descendientes o hermanos.

3.º—Los puestos de venta podrán también ser atendidos por dependientes del titular, previa alta de los mismos en los seguros sociales obligatorios, lo que deberá acreditar, junto con el contrato laboral ante el Ayuntamiento.

4.º—Comunicar al Ayuntamiento y formalizar las transmisiones en los casos previstos en esta Ordenanza.

Artículo 13.—De las formas de pago.

1. Se establecerán recibos, liquidables trimestralmente en el Ayuntamiento o mediante domiciliación bancaria. El importe será el que corresponda de acuerdo con la correspondiente Ordenanza Fiscal.

2. El autorizado deberá depositar una fianza definitiva equivalente a un mes, que le será devuelta cuando cause baja definitiva. La falta de pago de un solo trimestre, determina la baja inmediata y la pérdida de la fianza constituida.

También tendrá tal consideración la no presentación del justificante de pago de la tasa y de la fianza a requerimiento de las autoridades locales.

CAPITULO IV. DE LA VENTA EN MERCADILLO SITO EN LA ZONA ARI

Artículo 14.—Régimen de funcionamiento.

1. El mercado periódico que se celebra en el término municipal de Ribadesella es el que se emplaza en la zona ARI que comprende las calles Gran Vía, López Muñiz, Fernández Juncos, Travesía Santa Marina y Travesía de la Iglesia, en el espacio habilitado al efecto por el Alcalde o Concejal en quién delegue, funciona con periodicidad semanal, siendo el día de celebración el miércoles, excepto cuando el Ayuntamiento por causas justificadas así lo determine. El horario previsto será: carga y descarga de 7.30 h. a 9.30 h. y de 14.30 h. a 16.00 h.; comercial de 9.00 h. a 15.00 h., estando supeditados dichos horarios a las instrucciones dadas por la Policía Local que atenderá a razones de inclemencias del tiempo, acontecimientos extraordinarios, etc.

2. Queda expresamente prohibida la venta de productos de alimentación previstos en la legislación del Principado de Asturias, no obstante se permitirá la venta de dichos productos cuando a juicio de las autoridades sanitarias competentes se disponga de las adecuadas instalaciones frigoríficas y estos estén debidamente envasados.

3. La Administración se reserva la potestad de modificar, si surgieran circunstancias de orden público o de interés general que así lo determinasen, el emplazamiento, así como el día y la hora de celebración y de acordar la suspensión de la celebración de estos mercadillos por el tiempo que resulte necesario para atender a la prioridad surgida, sin derecho a indemnización alguna.

4. En ningún caso podrán establecerse nuevos mercadillos sin previa autorización del Ayuntamiento.

5. La no instalación del puesto correspondiente durante cinco miércoles consecutivos u ocho alternos dentro del trimestre, dará lugar a la anulación de la autorización.

6. El mercadillo de los miércoles tendrán un horario de funcionamiento desde las 9.00 a 15.00 h.

7. Los titulares autorizados, al final de cada jornada comercial, deberán dejar limpios de residuos y desperdicios sus respectivos espacios.

A estos fines deberán depositar las basuras en los contenedores colocados al efecto, deshaciendo las cajas grandes para aprovechar adecuadamente la capacidad de los contenedores.

El incumplimiento de esta obligación será sancionado con la retirada de la autorización.

8. Queda expresamente prohibido:

a) Proceder a instalar o montar los puestos antes de las 7.30 h.

b) Pernoctar en los respectivos vehículos cerca de la zona destinada a mercadillo.

c) Estacionar dentro del espacio reservado al mercado semanal fuera del horario de carga y descarga, tratándose de vehículos no habilitados para la venta ambulante y autorizados al efecto.

9. Los puestos de venta ambulante no podrán situarse en accesos a edificios de uso público, establecimientos comerciales e industriales, ni delante de sus escaparates y exposiciones, ni en lugares que dificulten tales accesos y la circulación peatonal.

Artículo 15.—De las instalaciones.

1. La venta se autorizará en puestos o instalaciones desmontables, que tendrán unas dimensiones adecuadas a las características de cada autorización, sin que en ningún caso puedan tener una dimensión superior a 12 metros lineales de largo ni 3 metros de ancho, sin perjuicio de que todos los puestos de venta deberá adaptarse al espacio público y características de la calle, con arreglo a las indicaciones de la autoridad local.

Los actuales titulares de puestos de venta ambulante, con más de 10 años de antigüedad en el mercado semanal de Ribadesella, que tengan un puesto de mayor dimensión a la establecida en el párrafo anterior, quedarán limitados al ancho máximo de 3 metros y a una longitud de 15 metros.

2. Todo mercadillo deberá contar con una dotación de infraestructura y equipamiento que garantice instalaciones ajustadas a las normas sobre sanidad, higiene y respeto al medio urbano y vecinal donde se instala.

Artículo 16.—De la validez de la autorización y su transmisión.

1. La autorización será personal e intransferible y tendrá un período de vigencia no superior al año natural, renovable automáticamente, previa presentación actualizada de la documentación requerida en el artículo 7 de esta Ordenanza, salvo renuncia expresa del titular, retirada municipal de la autorización o aparición de circunstancias que modifiquen las que motivaron la autorización.

2. No obstante el carácter intransferible de la autorización, podrá autorizarse el cambio de titularidad de la misma, siempre que se cumplan los requisitos establecidos en la presente Ordenanza para ser titular de una autorización, en caso de percepción de pensión pública por jubilación o invalidez, en cuyo caso, al igual que en el de fallecimiento, podrán optar por el cambio de titularidad del puesto en el orden siguiente:

a) De no haber disposición testamentaria, el cambio de titularidad se producirá a favor del cónyuge, hijos o padres del titular. Dándose preferencia, de entre ellos, al que justifique la colaboración con el titular durante los tres años anteriores al cese de su actividad.

En su defecto dentro del mismo grado, al de mayor edad.

La colaboración se justificará con la comunicación a la que se refiere el artículo 12.c) 2.

b) De haberse transmitido el puesto “mortis causa”, proindiviso a dos o más personas, éstas en el plazo de un mes deberán determinar y comunicar al Ayuntamiento, quien de entre ellas ha de suceder en la titularidad del puesto, quedando en otro caso vacante el mismo.

c) En el caso de no existir ninguno de los parientes indicados y, en todo caso, pasado un mes desde la baja del causante, se entenderá vacante el puesto.

3. En los supuestos de enfermedad del titular suficientemente acreditada, a petición de éste, la Administración, valorada la circunstancia, podrá autorizar el ejercicio de la venta que conlleva el permiso, al cónyuge, hermanos, ascendientes o descendientes directos del titular, en tanto dure la situación que origina la suplencia, y siempre que reúnan los requisitos exigidos y cumplan las condiciones establecidas en esta Ordenanza. Durante el tiempo de suplencia, se reservará el puesto al titular de la autorización, que al instar la suplencia deberá indicar expresamente el tiempo de reserva, debiendo entregar el permiso, y sin perjuicio de abonar el pago de la tasa durante el tiempo de la reserva.

4. Asimismo, se valorará por la Administración municipal la conveniencia de otorgar, en determinados supuestos debidamente comprobados, una autorización provisional para ejercer la venta ambulante por un tiempo inferior al año natural, hasta un tiempo máximo de tres meses, prorrogable por una sola vez, por otro período máximo igual que se señalará en la autorización, cuando concurran circunstancias económicas y cargas familiares especialmente gravosas en el solicitante.

5. Igualmente, se podrá utilizar, para facilitar el disfrute de vacaciones del titular, que en ningún caso podrá exceder de un mes al año natural, la suplencia por el cónyuge, hermanos, ascendientes o descendientes directos del titular, o bien la entrega del permiso a la Administración durante dicho período de vacaciones para que ésta pueda hacer uso del espacio para conceder permisos provisionales. En ambos supuestos deberá el titular abonar el precio público correspondiente.

CAPITULO V. PRODUCTOS DEL CAMPO

Artículo 17.—De las autorizaciones.

1. Los agricultores de la comarca que vendan directamente los productos de sus cosechas, precisarán autorización específica.

En cualquier caso, si son requeridos, estarán obligados a demostrar la procedencia de sus productos.

2. Se autorizará la venta de productos autóctonos, incluidas las denominaciones de origen, legumbres, verduras, hortalizas, frutas, flores, salvo cuando su volumen o reiteración presupongan la presencia de industriales o revendedores.

3. Queda expresamente prohibida la venta de animales, aves de corral, pescados, mariscos, crustáceos, huevos, leche, carne, confitería, productos elaborados en general y todos aquellos artículos que precisen para su comercialización etiquetado y/o registro sanitario.

Artículo 18.—De la ubicación.

1. El lugar de ubicación para la venta de estos productos será el delimitado para cada puesto en el espacio habilitado al efecto por el Alcalde o Concejal en quién delegue en la zona ARI en el mercado semanal. Se permitirá la utilización máxima por persona de una superficie de 3 metros lineales de largo y 3 metros lineales de ancho.

2. La Administración se reserva la potestad de modificar, si surgieran circunstancias de orden público o de interés general que así lo determinasen, el emplazamiento, así como el día y la hora de celebración y de acordar la suspensión de la celebración de esta venta por el tiempo que resulte necesario para atender a la prioridad surgida, sin derecho a indemnización alguna.

Artículo 20.—De las condiciones de venta.

1. La mercancía deberá colocarse para su exposición y venta en lugar elevado, aislada del suelo.

2. Estarán obligados a mantener las mínimas condiciones de salubridad e higiene y deberán dejar diariamente perfectamente limpio de residuos, aperos y útiles el lugar de venta.

3. El Ayuntamiento se reserva la suspensión del mercado ambulante y productos del campo durante los períodos que con previo aviso, se determinen, sin que haya lugar a indemnización.

CAPITULO VI. DE LA VENTA EN MERCADILLOS Y MERCADOS OCASIONALES O PERIODICOS

Artículo 21.—Régimen de funcionamiento.

1. El Ayuntamiento podrá acordar, oída la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Navegación, las Asociaciones de Consumidores y Usuarios y las Asociaciones Empresariales correspondientes, la instalación de mercadillos sectoriales para lograr la revitalización comercial de un sector artesanal o de interés para la comarca. En dicho acuerdo se fijarán:

— La ubicación de dichos mercadillos.

— Productos autorizados para la venta.

— Las bases para acceder a los mismos.

— Las normas de funcionamiento y condiciones de autorización.

2. El Ayuntamiento, organizaciones ciudadanas y entidades y asociaciones legalmente constituidas podrán promover actos y festejos.

3. La ubicación de los recintos y su normativa de funcionamiento se atendrá a la normativa general de esta Ordenanza y en la legislación vigente.

4. El pago de la tasa será el que se determine en Ordenanza Fiscal, y su duración se fijará en el correspondiente permiso.

CAPITULO VII. REGIMEN SANCIONADOR

Artículo 22.—Competencias.

1. Corresponde a este Ayuntamiento, dentro de su término municipal, y en el ejercicio de las competencias que le atribuye la Ley del Principado de Asturias 10/2002, de 9 de noviembre, de Comercio Interior; la Ley del Principado de Asturias 11/2002, de 2 de diciembre, de los Consumidores y Usuarios, y en la Ley 14/1986, General de Sanidad, la potestad sancionadora.

2. Cuando se detecten infracciones de índole sanitaria, sin perjuicio de las competencias municipales que procedan, se dará cuenta inmediata a las autoridades sanitarias que correspondan para su corrección y sanción que procediese.

Artículo 23.—Infracciones.

Alos efectos de la presente Ordenanza, constituyen infracciones los hechos y las conductas siguientes:

1. El impago o falta de vigencia de la póliza del seguro de responsabilidad civil, en los supuestos de que el titular lo haya presentado con la solicitud de autorización de venta.

2. Cuando la autorización lo sea de productos alimenticios, la venta en indebidas condiciones de conservación, de productos en mal estado, no aptos para el consumo, o incumpliendo la normativa general sanitaria.

3. Incumplir los horarios autorizados, instalar los puestos o no retirarlos en las horas establecidas en la presente ordenanza.

4. El impago de la tasa y demás tributos locales correspondientes para el ejercicio de la actividad, en cualquiera de los períodos fraccionados de pago.

5. El impago de la correspondiente tarifa del impuesto sobre actividades económicas (IAE), o el no mantenimiento de la situación de alta en el citado impuesto, ejercitando la actividad a que se refiere la autorización municipal, en el supuesto de que sea preceptivo el pago de ese impuesto.

6. El impago de la cuota de alta en el Régimen de la Seguridad Social correspondiente, o Cooperativa.

7. El desarrollo de la actividad de venta ambulante por persona distinta de su titular en una jornada, salvo en los expresos supuestos de sustitución de éste, previamente autorizados, que se contemplan en el artículo 16 de esta Ordenanza.

8. No exhibir, durante el ejercicio de la actividad y en lugar perfectamente visible, la autorización municipal correspondiente.

9. La venta de artículos distintos de los expresamente autorizados y que, como tales, se indiquen en la autorización municipal.

10. Ocupar más espacio del estrictamente autorizado o colocar mercancías en los espacios destinados a pasillos y espacios entre puestos.

11. Pernoctar en el vehículo respectivo en las cercanías de la zona destinada a mercadillo.

12. No proceder a la limpieza del espacio destinado al puesto y dejarlo libre de residuos, a las horas establecidas en la presente Ordenanza y no disponer del extintor de incendios de conformidad con lo dispuesto en el artículo 12.b).4 de esta Ordenanza.

13. Instalar puestos en mercadillos o ejercer, en cualquier parte de las vías o espacios públicos, sin la autorización municipal correspondiente.

14. El desacato, resistencia, coacción o amenaza a la autoridad municipal, funcionarios y agentes de la misma, en cumplimiento de sus funciones de control, averiguación o gestión.

15. La negativa o resistencia a suministrar datos, a facilitar la información requerida por las autoridades competentes o sus agentes, en orden al cumplimiento de las funciones de información, vigilancia, investigación, inspección, tramitación y ejecución, así como el suministro de información inexacta o documentación falsa.

16. Cualquier otra acción u omisión que constituya incumplimiento de los preceptos de esta Ordenanza, así como cualquier vulneración de las condiciones impuestas en la autorización concedida al infractor, no contempladas en los supuestos anteriores.

17. Aquellas infracciones en materia de defensa de consumidores y usuarios, previstas en la Ley del Principado de Asturias 11/2002, de 2 de diciembre, de los Consumidores y Usuarios, cuya competencia sancionadora corresponda a la Corporación Local.

Artículo 24.—Sanciones.

Las sanciones que, por la comisión de alguna de las infracciones señaladas en el artículo anterior, puedan imponerse, serán, o la imposición de una multa, o la retirada de la autorización de la actividad, o ambas simultáneamente, según la gravedad de la infracción y la reincidencia apreciada del infractor en los mismos hechos, conforme al siguiente baremo:

1. Apartado 1: Retirada definitiva del permiso de venta y multa de hasta 450 euros, en los casos en que la póliza del seguro de responsabilidad civil sea obligatoria, con las consecuencias que se regulan en el artículo 11.h).

2. Apartado 2: Retirada del permiso de venta dos días de ejercicio del permiso, como mínimo, o definitiva, en atención a la gravedad de la infracción, según las circunstancias apreciadas y/o multa de hasta 600 euros. La retirada definitiva tendrá las consecuencias que se regulan en el artículo 11 h).

3. Apartado 3: Retirada del permiso de venta dos días de ejercicio del permiso.

4. Apartados 4, 5 y 6: Retirada del permiso de venta tres días de ejercicio del permiso y multa de hasta 300 euros.

5. Apartados 7: Retirada del permiso de venta dos días de ejercicio del permiso.

6. Apartados 8 y 9: Retirada del permiso de venta dos días de ejercicio del permiso. En el supuesto del apartado 9, sin perjuicio de lo señalado anteriormente y cuando los artículos objeto de la venta fueran de los expresamente prohibidos, por su peligrosidad y riesgo para la población, tales como armas de fuego, navajas u otras de igual peligrosidad, la sanción aplicable será de multa de hasta 600 euros y retirada o revocación del permiso de venta, con las consecuencias que se regulan en el artículo 11.h).

7. Apartados 10, 11 y 12: Retirada del permiso de venta dos días de ejercicio del permiso.

8. Apartado 13: Retención cautelar de la mercancía para asegurar el cumplimiento de la prohibición de venta y, en su caso, de la procedencia de la citada mercancía, por un tiempo máximo de 24 horas. La retirada de la misma se autorizará, si procede, previo abono de la tasa correspondiente por los gastos de los servicios especiales ocasionados por la retirada y traslado de las mercancías afectadas.

9. Apartados 14 y 15: Retirada del permiso de venta dos días de ejercicio del permiso.

10. Apartado 16: Multa de hasta 300 euros y/o retirada del permiso según la gravedad de la infracción, con las consecuencias que se regulan en el artículo 11.h).

11. Apartado 17: Las sanciones que, en su caso, disponga la Ley del Principado de Asturias 11/2002, de 2 de diciembre, de los Consumidores y Usuarios, para cada tipo de infracción.

Artículo 25.—Medidas cautelares.

En todos los casos de supuesta infracción contemplados en el artículo 23, se podrá proceder, al tiempo de apreciarse su comisión, a la retención cautelar de la autorización de venta, en tanto se substancie el expediente correspondiente y se resuelva definitivamente la sanción a aplicar. El tiempo de duración de la retención cautelar será deducido del que, en su caso, se fije en la sanción y durante su vigencia implicará la prohibición de ejercer la actividad.

Artículo 26.—Reincidencia.

Se apreciará la existencia de reincidencia cuando en el término de un año se cometa por un mismo infractor, más de una infracción de idéntica naturaleza y hechos, sancionados en resolución administrativa firme. La reincidencia así apreciada podrá dar lugar a la retirada definitiva de la autorización de venta ambulante.

Artículo 27.—Procedimiento.

Para la determinación de las infracciones y la imposición de las sanciones contempladas en esta Ordenanza será de aplicación el procedimiento administrativo sancionador regulado en el Real Decreto 1398/1993, de 4 de agosto, por el que se aprueba el Reglamento del procedimiento para el ejercicio de la potestad sancionadora y, con carácter general, la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y de Procedimiento Administrativo Común, y demás concordantes.

Disposición transitoria

Los actuales titulares de autorizaciones de venta para los puestos del mercadillo situado en la zona ARI, deberán adaptarse a la presente Ordenanza que entrará en vigor con arreglo a lo previsto en artículo 65.2 y 70.2 de la Ley de Bases de Régimen Local y será de aplicación el primer año con lo que las licencias de venta se liquidarán en el trimestre correspondiente sólo respecto a los meses autorizados y tendrán preferencia en la obtención de las primeras autorizaciones de venta para el citado mercadillo, manteniendo la distribución de parcelas preexistente, siempre y cuando reúnan las condiciones señaladas en la presente Ordenanza y en la legislación vigente.

Disposición adicional

En todo lo no regulado en esta Ordenanza será de aplicación supletoriamente el Real Decreto 1945/83, de 22 de junio, regulador de las infracciones y sanciones en materia de defensa del consumidor y de la producción agroalimentaria; la Ley del Principado de Asturias 11/2002, de 2 de diciembre, de los Consumidores y Usuarios; la Ley del Principado de Asturias 10/2002, de 19 de noviembre, de Comercio Interior, y la Ordenanza Municipal Reguladora de las Infracciones y Sanciones en Materia de Consumo, aprobada por el Ayuntamiento Pleno el 12 de mayo de 1995.

Disposición derogatoria

Queda derogado el desarrollo normativo aplicable a la venta ambulante en el término municipal de Ribadesella que se oponga a la presente Ordenanza.

Disposición final

La presente Ordenanza entrará en vigor al día siguiente de su publicación definitiva en el BOLETIN OFICIAL del Principado de Asturias y una vez haya transcurrido el plazo al que se refiere el art. 65.2 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las Bases del Régimen Local.

Disposición anterior | Disposición siguiente

Información sobre el documento

© Copyright 2006. Gobierno del Principado de Asturias