Saltar al contenido principal

Gobierno del Principado de Asturias

Asturias, mucho más cerca

banda de sede
 

Estás en

Asturias.es Sede Electrónica BOPA y Legislación Resultados Buscador BOPA

Consulta de una disposición

Disposición anterior | Disposición siguiente


Boletín Nº 185 del jueves 9 de agosto de 2012

OTRAS DISPOSICIONES

CONSEJERÍA DE FOMENTO, ORDENACIÓN DEL TERRITORIO Y MEDIO AMBIENTE

Resolución de 12 de julio de 2012, de la Consejería de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, por la que se formula declaración de impacto ambiental y se otorga autorización ambiental integrada a la nueva instalación industrial denominada Depósito de Jarofix, con emplazamiento en Carbainos, Gijón. Expte. AAI-099/10.

Con relación al proyecto para Depósito de Jarofix promovido por la empresa Asturiana de Zinc, S.A., a ubicar en Carbaínos, término municipal de Gijón, resultan los siguientes

Antecedentes de hecho

Primero.—La empresa Asturiana de Zinc, S.A. con CIF número A-82689753 y domicilio social en San Juan de Nieva, 33417-Castrillón, Asturias, presenta en fecha 26 de mayo de 2010, ante la entonces Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio e Infraestructuras del Principado de Asturias, solicitud para la evaluación del impacto ambiental y el otorgamiento de autorización ambiental integrada de un Depósito de Jarofix, a ubicar en Carbaínos, parroquia de Cenero, término municipal de Gijón.

La citada instalación es una instalación nueva a los efectos previstos en la Ley 16/2002, de 1 de julio, de prevención y control integrados de la contaminación.

La documentación técnica que obra en el expediente, así como las características de la instalación, se resumen en el anexo I de la presente Resolución.

Segundo.—Tras dar contestación el titular a los requerimientos de la Administración para que subsanara la documentación aportada inicialmente, el expediente se somete a información pública durante el plazo de treinta días, mediante inserción del anuncio correspondiente en el Boletín Oficial del Principado de Asturias de fecha 8 de marzo de 2011,. Esta información pública responde al mandato del artículo 16 de la Ley 16/2002, de 1 de julio, de prevención y control integrados de la contaminación.

Durante el trámite de información pública se recibieron una serie de alegaciones. En el anexo II de la presente Resolución figura un resumen del trámite de información pública practicado.

Tercero.—Concluido el período de información pública, y de conformidad con lo prevenido en el artículo 18 de la Ley 16/2002, de 1 de julio, con fecha 5 de mayo de 2011 se remitió al Ayuntamiento de Gijón copia del expediente solicitando el informe preceptivo sobre la adecuación de la instalación a todos aquellos aspectos de competencia municipal.

En fecha 15 de junio de 2011 se recibe contestación del Ayuntamiento de Gijón, señalando una serie de medidas correctoras que se han incorporado al condicionado ambiental de la presente resolución.

Cuarto.—Una vez incorporados al expediente los informes técnicos de esta Consejería de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, en materia de impacto ambiental, calidad del aire, ruido, calidad del agua y residuos, así como el informe emitido por el Organismo de Cuenca, se procedió a realizar una evaluación ambiental del proyecto en su conjunto.

Quinto.—De acuerdo con lo estipulado en el artículo 20 de la Ley 16/2002, de 1 de julio, en fecha 10 de abril de 2012, se procedió a dar trámite de audiencia a los interesados, recibiéndose dentro del plazo establecido, observaciones del titular de la instalación y de D. Ángel Salas Blanco, en nombre propio y en representación de la Asociación de vecinos L’abadía de Cenero “Los 16”.

Las observaciones planteadas han sido adecuadamente analizadas y tomadas en consideración por los servicios técnicos del órgano ambiental del Principado de Asturias, dando lugar a los condicionamientos y prescripciones que, en cumplimiento de la normativa sectorial aplicable, se incluyen en la presente Resolución.

En el anexo II de la presente Resolución figura un resumen del resultado del trámite de audiencia practicado.

Sexto.—En sesión de fecha 10 de julio de 2012, de la Comisión para Asuntos Medioambientales de Asturias, y de conformidad con lo dispuesto en los arts. 2.a y 2.d del Decreto 255/2011, de 19 de octubre, de cuarta modificación del Decreto 10/1992, de 7 de febrero, por el que se crea la Comisión para Asuntos Medioambientales, se examinó el expediente siendo informado favorablemente en los términos de la propuesta técnica.

Fundamentos de derecho

Primero.—A la instalación de referencia le es de aplicación el Real Decreto Legislativo 1/2008, de 11 de enero, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental de proyectos, modificado por la Ley 6/2010, de 24 de marzo, por desarrollar una actividad descrita en el anexo I de dicho real decreto legislativo, Grupo 8 “Proyectos de tratamiento y gestión de residuos”, punto c “Vertederos de residuos no peligrosos que reciban más de 10 toneladas por día o que tengan una capacidad total de más de 25.000 toneladas, excluidos los vertederos de residuos inertes”.

Segundo.—A la instalación de referencia le es de aplicación la Ley 16/2002, de 1 de julio, de prevención y control integrados de la contaminación, desarrollada reglamentariamente por el Real Decreto 509/2007, de 20 de abril, por desarrollar una actividad incluida en el anexo I de dicha Ley, epígrafe 5.4.: “Vertederos de todo tipo de residuos que reciban más de 10 toneladas por día o que tengan una capacidad total de más de 25.000 toneladas con exclusión de los vertederos de residuos inertes”.

Tercero.—A la instalación industrial de referencia le son de aplicación las siguientes disposiciones ambientales:

 Ley 34/2007, de 15 de noviembre, de calidad del aire y protección de la atmósfera.

 Real Decreto 100/2011, de 28 de enero, por el que se actualiza el catálogo de actividades potencialmente contaminadoras de la atmósfera y se establecen las disposiciones básicas para su aplicación.

 Real Decreto 102/2011, de 28 de enero, relativo a la mejora de la calidad del aire.

 Orden del Ministerio de Industria, de 18 de octubre de 1976, sobre prevención y corrección de la contaminación industrial de la atmósfera.

 Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados.

 Real Decreto 1481/2001, de 27 de diciembre, por el que se regula la eliminación de residuos mediante depósito en vertedero.

 Decisión del Consejos de 19 de diciembre de 2002, por la que se establecen los criterios y procedimientos de admisión de residuos en los vertederos con arreglo al artículo 16 y al anexo II de la Directiva 1999/31/CEE.

 Real Decreto 833/1988, de 20 de julio, por el que se aprueba el Reglamento para la ejecución de la Ley 20/1986, de 14 de mayo, básica de residuos tóxicos y peligrosos, modificado por Real Decreto 952/1997, de 20 de junio.

 Real Decreto 9/2005, de 14 de enero, por el que se establece la relación de actividades potencialmente contaminantes del suelo y los criterios y estándares para la declaración de suelos contaminados.

 Ley 37/2003, de 17 de noviembre, del ruido.

 Real Decreto 1367/2007, de 19 de octubre, por el que se desarrolla la Ley 37/2003, de 17 de noviembre, del ruido, en lo referente a zonificación acústica, objetivos de calidad y emisiones acústicas.

 Real Decreto 508/2007, de 20 de abril, por el que se regula el suministro de información sobre emisiones del Reglamento E-PRTR y de las autorizaciones ambientales integradas.

 Ley 26/2007, de 23 de octubre, de responsabilidad ambiental.

 Real Decreto 2090/2008, de 22 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo parcial de la Ley 26/2007, de 23 de octubre.

 Orden ARM/1783/2011, de 22 de junio, por la que se establece el orden de prioridad y el calendario para la aprobación de las órdenes ministeriales a partir de las cuales será exigible la constitución de la garantía financiera obligatoria, previstas en la disposición final cuarta de la Ley 26/2007, de 23 de octubre, de responsabilidad medioambiental.

Cuarto.—El artículo 3.h de la Ley 16/2002, de 1 de julio, de prevención y control integrados de la contaminación establece que la autorización ambiental integrada debe ser otorgada por el órgano designado por la Comunidad Autónoma en la que se ubique la instalación objeto de la autorización, entendiéndose por tal el órgano de dicha Administración que ostente competencias en materia de medio ambiente, que en el Principado de Asturias es la Consejería de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, según se establece en el Decreto 4/2012, de 26 de mayo.

En el apartado decimoprimero de la Resolución de 29 de junio de 2012, de la Consejería de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente se delega en la titular de la Dirección General de Sostenibilidad y Cambio Climático, la competencia para la formulación de las determinaciones ambientales de los planes, programas y proyectos sujetos a evaluación ambiental. El apartado decimocuarto de la misma norma contempla la posibilidad de que la titular de la Consejería pueda avocar para si el conocimiento de cualquier asunto objeto de la presente delegación cuando circunstancias de índole técnica, económica, social, jurídica o territorial lo hagan conveniente. En el presente caso, por simplificación administrativa y al objeto de evitar la realización de dos actos administrativos distintos sin necesidad, se avoca expresamente en la Consejera de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente la competencia para formular la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) objeto del presente expediente.

A la vista de los anteriores antecedentes de hecho y fundamentos de derecho y de conformidad con cuanto dispone la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, modificada por la Ley 4/1999, de 13 de enero; la Ley 16/2002, de 1 de julio, de prevención y control integrados de la contaminación, y demás legislación sectorial que resulte aplicable; y una vez finalizados los trámites reglamentarios para el expediente de referencia, por la presente,

RESUELVO

Primero.—Formular la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del proyecto del Depósito de Jarofix, promovido por la empresa Asturiana de Zinc, S.A., como favorable, con los condicionantes que figuran en esta Resolución.

El anexo III contiene el condicionado ambiental de la DIA, que no prejuzga ni exime al promotor de cualesquiera otros informes o autorizaciones que fueran necesarios con arreglo a la normativa sectorial correspondiente y cuya obtención, cuando resulte pertinente, deberá ser gestionada por el interesado. Además el promotor está obligado a cumplir todas las disposiciones que se dicten con posterioridad con relación a este tipo de actividades.

Segundo.—Otorgar la Autorización Ambiental Integrada (AAI) a la instalación nueva denominada Depósito de Jarofix a ubicar en Carbaínos, Gijón, del titular Asturiana de Zinc, S.A., con CIF A82689753, con los condicionantes que figuran en esta Resolución.

La presente AAI incorpora la autorización administrativa de la instalación como actividad potencialmente contaminadora de la atmósfera, del Grupo B, prevista en la Ley 34/2007, de 15 de noviembre, de calidad del aire y protección de la atmósfera.

La AAI incorpora asimismo la autorización de vertido al Dominio Público Hidráulico para las aguas residuales que se citan en el anexo VII y con los condicionantes que se recogen en dicho anexo.

Igualmente, esta AAI incorpora las autorizaciones administrativas en materia de gestión de residuos tanto para la actividad de eliminación de residuos como para la instalación Depósito de Residuos, de acuerdo con lo previsto en la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados y el Real Decreto 1481/2001, de 27 de diciembre, por el que se regula la eliminación de residuos mediante depósito en vertedero. A estos efectos, la instalación queda inscrita en el Registro de Producción y Gestión de Residuos del Principado de Asturias, para la actividad de gestión de residuos con el número A-82689753/AS/ENP2.

Tercero.—Tanto el diseño de la instalación como su operación se ajustarán a lo descrito en los documentos técnicos que obran en el expediente y a los requisitos técnicos de carácter ambiental que figuran en los anexos de esta Resolución.

En cuanto a las emisiones a la atmósfera, la instalación cumplirá con lo dispuesto en el anexo V de la presente Resolución; en particular, se efectuarán controles de las emisiones a la atmósfera con la periodicidad que se indica en el citado anexo.

En materia de contaminación acústica, se tomarán las medidas necesarias para respetar los límites establecidos en el anexo VI de esta Resolución.

En cuanto a los vertidos de las aguas residuales, se cumplirá con lo dispuesto en el anexo VII de la presente Resolución y los valores límite de emisión que se establecen en dicho anexo.

En cuanto a la producción y gestión de residuos, se cumplirá con lo dispuesto en el anexo VIII de la presente Resolución.

Cuarto.—La empresa Asturiana de Zinc, S.A. deberá suscribir y mantener las siguientes garantías financieras, con el fin de cubrir las responsabilidades a que puedan dar lugar sus actividades de gestión de residuos:

— Una fianza o aval concedido por alguna entidad financiera autorizada a operar en España por importe de 600.000 € (seiscientos mil euros). Esta fianza tendrá por objeto responder frente a la Administración del cumplimiento de las obligaciones que se deriven del ejercicio de la actividad y de la presente autorización.

— Una póliza de seguro de responsabilidad civil, por cuantía de 1.000.000 € (un millón de euros) suscrita con una entidad aseguradora autorizada para operar en España. Este seguro cubrirá, en todo caso: las indemnizaciones debidas por muerte, lesiones o enfermedad de las personas; y las indemnizaciones debidas por daños en las cosas.

Todo ello, sin perjuicio de lo establecido en la Ley 26/2007, de 23 de octubre, de Responsabilidad Medioambiental, y su desarrollo reglamentario, respecto a la garantía financiera obligatoria que cubra los costes de reparación y recuperación del medio ambiente alterado.

Quinto.—La empresa se someterá a los requisitos establecidos por el Real Decreto 9/2005, de 14 de enero, por el que se establece la relación de actividades potencialmente contaminantes del suelo y los criterios y estándares para la declaración de suelos contaminados, debiendo presentar, a requerimiento del Órgano Ambiental del Principado de Asturias los informes periódicos de situación y/o análisis de riesgos que se determinen.

Sexto.—La efectividad de la presente autorización queda supeditada al cumplimiento de las obligaciones derivadas de la normativa medioambiental que resulten de aplicación así como al cumplimiento de las condiciones de esta Resolución, en particular a la verificación de que el titular ha depositado la fianza prevista en esta Resolución y a la realización, por parte del órgano ambiental competente del Principado de Asturias, de una visita de comprobación favorable de que la instalación cumple el condicionado ambiental de esta Resolución.

La citada visita de inspección se corresponde con la visita de comprobación que recoge el Reglamento para el desarrollo y ejecución de la Ley 16/2002 de 1 de julio, aprobado por el Real Decreto 509/2007, de 20 de abril. De su resultado se dará traslado al Ayuntamiento de Gijón para su incorporación al expediente de licencia de apertura de la actividad.

La visita de inspección deberá ser solicitada por parte del titular, que previamente deberá aportar al órgano ambiental competente del Principado de Asturias, la documentación que figura en el anexo IV de esta Resolución.

Séptimo.—El titular de la instalación industrial mantendrá informado al Órgano ambiental del Principado de Asturias del comportamiento ambiental de la instalación, durante la fase de explotación, en los términos establecidos en el anexo IX, sobre vigilancia ambiental.

En particular, se efectuarán los controles que se recogen en los anexos de esta resolución relativos a las emisiones a la atmósfera, emisiones de ruido y vertidos de aguas residuales. Dichos controles deberán ser realizados por entidades externas debidamente acreditadas para la realización de los mismos (entidades de inspección o laboratorios de ensayo) y actuando al amparo de dicha acreditación.

Octavo.—El titular deberá registrar la instalación en el Registro Europeo de Emisiones y Transferencias de Contaminantes (E-PRTR) y comunicar sus emisiones en dicho registro, conforme se establece en el artículo 8.3 de la Ley 16/2002, de 1 de julio y en el Reglamento (CE) N.º166/2006 del Parlamento Europeo y Consejo de 18 de enero de 2006, relativo al establecimiento de un Registro Europeo de emisiones y transferencia de contaminantes; así como en el Real Decreto 508/2007, de 20 de abril, por el que se regula el suministro de información sobre emisiones del Reglamento E-PRTR y de las autorizaciones ambientales integradas.

Noveno.—Cualquier incidencia que se produzca durante la explotación del vertedero y que pueda llevar a contravenir lo dispuesto en la presente Resolución, en particular en lo referente a los valores límite de emisión, o que pueda afectar al medio ambiente en general, deberá ser puesta en conocimiento del Órgano ambiental del Principado de Asturias, con la mayor brevedad y, en cualquier caso, en un plazo no superior a 24 horas. Asimismo se adoptarán inmediatamente las medidas necesarias para subsanar las causas que hayan motivado el incidente.

En caso de un incidente ambiental grave que pueda implicar riesgo para la salud de las personas o pueda perjudicar gravemente el equilibrio de los sistemas naturales, el titular suspenderá inmediatamente la actividad tomando las medidas oportunas para evitar emisiones o vertidos de sustancias contaminantes al medio ambiente y dará aviso, además de al Órgano ambiental del Principado de Asturias, al Organismo de Cuenca, al Departamento de Protección Civil del Principado de Asturias y al Ayuntamiento de Gijón.

Décimo.—El operador de la instalación queda sujeto al cumplimiento de la Ley 26/2007, de 23 de octubre, de responsabilidad medioambiental, y sus desarrollos reglamentarios, al objeto de prevenir, evitar y reparar los daños medioambientales que pueda provocar su actividad. En particular se tendrá en cuenta lo previsto en el Real Decreto 2090/2008, de 22 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo parcial de la Ley 26/2007, de 23 de octubre.

Decimoprimero.—La Autorización Ambiental Integrada objeto de la presente Resolución tiene una vigencia de ocho años, a contar desde la fecha de la presente. El titular deberá solicitar su renovación con una antelación mínima de diez meses.

En cualquier caso, la Administración autonómica se reserva la potestad de modificar de oficio el contenido de esta Autorización Ambiental Integrada, cuando se dé alguna de las circunstancias previstas en el artículo 26 de la Ley 16/2002, de 1 de julio. Esta modificación no dará derecho a indemnización.

Decimosegundo.—Cualquier modificación que se pretenda realizar en la instalación deberá ser comunicada por el titular al Órgano ambiental del Principado de Asturias, adjuntando una memoria en la que valore razonadamente el carácter sustancial o no sustancial de la modificación pretendida, de acuerdo a lo establecido en el artículo 10 de la Ley 16/2002. Dicha memoria deberá ir acompañada, en su caso, del correspondiente proyecto técnico comprensivo de la modificación que se pretende llevar a cabo, el cual deberá estar firmado por técnico competente.

En caso que el titular de la instalación considere que la modificación proyectada no es sustancial, podrá llevarla a cabo siempre que el Órgano ambiental del Principado de Asturias no manifieste lo contrario en el plazo de un mes. Ello sin perjuicio de otras autorizaciones o licencias que sean exigibles en su caso.

En caso que la modificación proyectada sea considerada por el propio titular o por el Órgano ambiental del Principado de Asturias como sustancial, ésta no podrá llevarse a cabo en tanto no sea otorgada una nueva Autorización Ambiental Integrada que incluya dicha modificación, junto con la tramitación, en su caso, de una nueva evaluación de impacto ambiental.

Decimotercero.—La transmisión de la titularidad de la instalación o de la actividad deberá ser comunicada tal circunstancia al Órgano ambiental del Principado de Asturias y al Ayuntamiento de Gijón.

Decimocuarto.—En caso de cese de la actividad, deberá ser comunicada tal circunstancia al Órgano ambiental del Principado de Asturias, con una antelación mínima de un mes. El Órgano Ambiental podrá exigir, en caso de cese definitivo en el ejercicio de la actividad, el desmantelamiento de todas las instalaciones que no puedan reutilizarse y la descontaminación de las soleras e instalaciones.

Decimoquinto.—La presente Resolución se dicta sin perjuicio de cualesquiera otras autorizaciones, licencias o trámites administrativos que fueran necesarios conforme a la normativa sectorial correspondiente.

En particular, el Ayuntamiento de Gijón deberá otorgar licencia de apertura a la instalación, con carácter previo al inicio de la actividad, conforme a lo previsto en el Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas. A estos efectos, el procedimiento administrativo de actividades clasificadas queda cumplimentado por el presente trámite; asimismo, esta Autorización Ambiental Integrada sustituye al informe de calificación, conforme a lo dispuesto en el artículo 29 de la Ley 16/2002.

La presente Resolución agota la vía administrativa y contra la misma cabe interponer, con carácter potestativo, recurso de reposición ante la Ilma. Sra. Consejera de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, en el plazo de un mes, contado a partir del día siguiente a la publicación o notificación de la misma, o bien ser impugnada directamente ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Asturias en el plazo de dos meses; sin perjuicio de cualquier otro recurso que a juicio del interesado resulte más conveniente para la defensa de sus derechos.

No se podrá interponer recurso contencioso-administrativo hasta que sea resuelto expresamente o se haya producido la desestimación presunta del recurso de reposición en el caso de que se interponga éste con carácter potestativo.

Oviedo, 12 de julio de 2012.—La Consejera de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Belén Fernández González.—Cód. 2012-14458.

Anexo I

CARACTERÍSTICAS DE LA INSTALACIÓN

Expediente: AAI-099/10.

Titular: Asturiana de Zinc, S.A.

Instalación: Depósito de jarofix.

Emplazamiento: Barrio de Carbaínos-Parroquia de Cenero.

Concejo: Gijón.

I.1.—Documentación técnica aportada.

En fecha 26 de mayo de 2010, el titular presenta solicitud de evaluación de impacto ambiental y autorización ambiental integrada, a la cual acompaña la siguiente documentación técnica:

• “Proyecto básico de solicitud de autorización ambiental integrada del depósito de jarofix, promovido por Asturiana de Zinc (AZSA), en Carbaínos, municipio de Gijón (Asturias)” y “Resumen no técnico del proyecto básico”, ambos de fecha mayo de 2010 y visados por el Colegio Oficial de Químicos de Cantabria con fecha 6 mayo de 2010 y firmados por D. Jerónimo Casas de Gonzalo.

• “Proyecto de depósito de jarofix en el vertedero de la Enmesnada”, de mayo de 2010 y visado por el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Castilla León con fecha 20 de mayo de 2010 y firmado por D. Clemente Castanedo García.

Consta de: Volumen I: Memoria (Tomo I, Tomo II y Tomo IV) y Volumen II: Planos (Tomo III).

• “Estudio de impacto ambiental del depósito de jarofix promovido por Asturiana de Zinc (AZSA) en Carbaínos, municipio de Gijón (Asturias)” y su “Documento de síntesis”, de fecha mayo de 2010 y visados por el Colegio Oficial de Químicos de Cantabria con fecha 6 de mayo de 2010 y firmados por D. Jerónimo Casas de Gonzalo.

• “Informe de afecciones al patrimonio cultural. Estudio de impacto ambiental del vertedero de jarofix promovido por Asturiana de Xinc (AZSA) en Carbaínos, municipio de Gijón, de noviembre de 2009, firmado por D.ª Alicia García Fernández.

• Solicitud de autorización de vertido según modelo oficial del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino.

Con fecha 29 de julio de 2010 se incorpora:

• “Anexo al proyecto ambiental promovido por Asturiana de Zinc, S.A. para el depósito de jarofix de Carbaínos (Asturias)”, de febrero de 2011.

Con fecha 22 de febrero de 2011 se incorpora:

• “Estudio de impacto ambiental del depósito de jarofix promovido por Asturiana de Zinc (AZSA) en Carbaínos, municipio de Gijón (Asturias)”, de febrero de 2011. (Sustituye al anterior).

En separata:

— “Estudio de alternativas correspondiente al estudio de impacto ambiental del depósito de jarofix promovido por Asturiana de Zinc (AZSA) en Carbaínos, municipio de Gijón (Asturias)”, de enero de 2011.

— “Informe–Ensayo de ruido ambiental”, de febrero de 2011, elaborado por Acusmed y firmado por D.ª Natalia Vega Fernández y D. Pedro L. Menéndez Calles.

— “Estudio geotécnico para nuevo vertedero de jarofix en Carbaínos (Asturias)”, de febrero de 2010, sin visar.

I.2.—Características de la instalación.

La empresa Asturiana de Zinc, S.A. cuenta con una fábrica de zinc electrolítico ubicada en San Juan de Nieva, concejo de Castrillón. El principal residuo que se produce en dicho proceso de fabricación del zinc es un producto denominado jarosita, el cual se caracteriza como residuo peligroso.

Este residuo jarosita se somete a un proceso de estabilización en la propia fábrica, adicionando cemento y cal, y dando lugar a una mezcla íntima de los tres componentes, que se denomina jarofix. La experiencia adquirida y los resultados de distintos análisis realizados en cuanto a las características físico-químicas, permiten considerar el residuo como no peligroso a los efectos de su gestión en vertedero.

Actualmente el jarofix se elimina mediante depósito en vertedero en la cantera del Estrellín. Sin embargo, dada la cantidad de jarofix producido en la citada instalación industrial y dado que la vida útil del vaso de vertido actual está llegando a su fin, Asturiana de Zinc, S.A. pretende promover un nuevo depósito de jarofix que coexistiría de forma diferenciada con el depósito controlado de tierras y piedras “La Enmesnada” situado en la parte suroeste del concejo de Gijón, en el barrio de Carbaínos, perteneciente a la parroquia de Cenero, explotado actualmente por Ecología y Tierra, S.L.

Los datos identificativos de la parcela catastral se corresponden con el polígono 38, parcela 53 del municipio de Gijón, con coordenadas del centro de la parcela (X: 2777584,31; Y: 4816782,21; HUSO 30), ocupando una superficie de 197.251 m².

El vertedero se apoya en la base en la cota 130, ascendiendo mediante un talud de 1V:2,5H, junto con bermas de 4 metros cada 10 metros de incremento de cota, lo cual hace un talud falseado 1V:3H en el frente. A partir de la cota 175, el talud es 1V:4H. Las cotas en coronación están comprendidas entre la cota 175 y la cota 197,8.

A partir de la cota 150, interacciona el jarofix con el vertedero de inertes, siendo tratado éste como una de las laderas. El volumen de jarofix a verter es de 2.526.144 m³.

El transporte del jarofix se realizará en camiones especiales estancos (bañeras de 21 m³ de capacidad). Se prevé que circularán 76 camiones diarios.

I.3.—Descripción del proyecto y evaluación ambiental.

Desde el punto de vista ambiental y económico, el Proyecto tiene los siguientes objetivos:

 Dar respuesta a las necesidades de eliminación del jarofix generado en la factoría de San Juan de Nieva de la empresa Asturiana de Zinc, S.A. y destinado a eliminación (375.000 m³/año) ante el agotamiento de la vida útil del actual vaso de vertido en El Estrellín (Avilés).

 Acondicionar el actual depósito de tierras de La Enmesnada para el vertido de jarofix, así como definir los trabajos de clausura e integración ambiental de la actuación de manera que ambos depósitos puedan coexistir en el tiempo.

El vaso de vertido ocupa la parcela 53 del polígono 38 de Gijón con una superficie de 19,6363 ha, entre las cotas +125,00 y +176,83 estimándose un volumen de 5.000.000 m³ que en parte han sido ocupados por el depósito de tierras explotado por Ecología y Tierra, S.L. En las fases iniciales el depósito de jarofix no interacciona con el vertedero de tierras. El depósito de jarofix partiría de la cota+130 con depósitos ascendentes en celdas hasta la cota +185,00. A partir de la cota +150,00 se produce la interacción con el vertedero de tierras, tratándose éste como una de las laderas.

La capacidad total es del orden de 3.355.073 m³; estando previsto el depósito de unos 2.508.000 m³ de jarofix. No se prevén aportes de otros materiales si la potencia de los suelos entre las cotas +160,00 y +190,00 es suficiente para realizar la impermeabilización.

La superficie de ocupación será mayor a medida que aumenta la cota. La siguiente tabla muestra las diferentes áreas en función del nivel de llenado:

Fase

Cota

Superficie (m²)

Volumen (m³)

0

130

1

130-140

14.969,68

76.017

2

140-150

30.615,98

291.454

3

150-160

62.418,49

435.583

4

160-170

80.170,54

1.704.520

Los trabajos se desarrollarán en fases cuyo alcance es el siguiente:

— Fase 0.—Incluye los trabajos previos a realizar en el vertedero, con el fin de acondicionar una superficie apta para realizar la impermeabilización, retirando la tierra vegetal (4.800 m³) y acopiándola para un uso posterior en la restauración del vertedero. En esta fase se desmontan 10.049 m³, que son insuficientes para terraplenar, complementándose con material situado dentro del vertedero al Norte y Este del mismo. La impermeabilización se completa con una lámina de PED de 2 mm., protegido de los punzonamientos por un geotextil y complementado con unas mantas de drenaje tanto en vaso como en taludes. En esta fase se ejecutarán los elementos de drenaje exterior, como son la cuneta de guarda y las bajantes escalonadas, el camino de servicio 1 y los elementos de drenaje interior; queda a disposición la posibilidad de ejecutar el camino de servicio 2.

— Fase 1.—Una vez acondicionado el vaso y los taludes se procederá al relleno en un desarrollo que incluye tres subfases con cotas finales en el frente de del talud de +134,00 +138,00 y +140,00. Cada subfase comenzará por el Norte, avanzando hacia el fondo (Sur) mediante celdas de trabajo de 4.000 m³ (6.000 t), que no superarán los 3.000 m² de extensión. El extendido del material se realizará mediante tongadas de 0,60 metros de espesor máximo, limitando la exposición a la escorrentía a la superficie de trabajo; finalizada la celda se sellará la misma mediante una galga de polietileno o mediante sellado con emulsión asfáltica. La zona de trabajo mantendrá el drenaje favorable a las cunetas laterales situadas en el camino de servicio 1 y a la cuneta partida del tramo inferior, con unas dimensiones medias de 35 metros de anchura y una cota máxima atendiendo al fondo del área de trabajo (70 metros mínimo) de 2 metros. Durante la primera fase de llenado se espera un aporte de 750 t/día. Según vaya avanzando el relleno, quedarán enterradas las cunetas partidas, para lo que se incluirán en el hueco de la cuneta dos tuberías de PVC corrugado de D400, que permitan el drenaje de la superficie trasdosada, separando las aguas procedentes de la fase de trabajo de la que provenga de zonas anexas,

— Fase 2.—Esta fase comprende las secciones comprendidas entre la cota +140 y la cota +150, contando con 3 subfases en las cotas +144,00 +148,00 y +150,00, con una explotación similar a la propuesta para la fase 1 Las celdas de trabajo tienen una superficie máxima de 3.000 m², con una anchura media de 30 m, ocupando todo el fondo desde el camino de servicio n.º 1. El drenaje se sigue apoyando en el camino de servicio 1, procediéndose al empleo de tuberías de PVC D400 en el interior de la cuneta partida, una vez se procede a la cubrición. Para dar continuidad al vertedero las fases 1c y 2a se solapan de ahí las dimensiones en altura de la fase 1c (2 metros).

— Fase 3.—Comprende las secciones comprendidas entre la cota +150 y la cota +160, contando con 3 subfases en las cotas +154,00 +158,00 y +160,00, la explotación se realiza por celdas que avanzan desde el Norte hacia el Sur. El drenaje transversal se apoya en el camino de servicio 1 y en la cuneta situada a la cota 150. Motivado en el aumento de la superficie proyectada en planta de la zona a la que pertenece esta fase (38.800 m²), el área de trabajo aumenta hasta los 5.500 m², manteniéndose la anchura de las áreas de trabajo que forman las celdas en los 35 metros y los 150 metros de media. La disposición supone una capacidad de 10.000 m³ (15.000 t) para una altura de 2,00 m. El procedimiento de sellado de cada celda es igual al de las fases anteriores, lo mismo que la actuación en las cunetas partidas y en la cuneta de la cota 150. Al igual que en las fases anteriores existe un solape entre 2c y 3a.

— Fase 4.—Comprende las secciones comprendidas entre la cota +160 y la coronación del vertedero. Se desarrolla en tres fases en las cotas +170,00, condicionadas por el drenaje superficial que se apoyan en celdas de trabajo con las mismas características que en las fases anteriores, ocupando 6.000 m², de dimensión máxima lo que supone una capacidad unitaria de 18.000 t. El drenaje se apoya en los caminos de servicio 1 y 2, buscando al Oeste la bajante escalonada, para mantener dos vertientes. Las actuaciones en cada fase son:

a) Fase 4a, consiste en levantar celdas de trabajo desde el frente del talud de 2 metros, garantizándose el drenaje mediante las cunetas del camino 1 y del camino 2. Durante esta fase se levantarán celdas hasta la cota frontal +170,00. Al existir en desagüe 4 tubos de D400 situados en las cunetas, con una pendiente media del 6%, se consigue desaguar 1,6 m³/sg (superior a la aportación de la zona en un período de retorno de 500 años).

b) Fase 4b, desde la cota +170 se alcanza la coronación en la zona Oeste del vertedero próxima a la cuneta de guarda y escalonada, garantizándose el drenaje y la escorrentía definitiva, asimismo se rellena la zona Este próxima al de inertes desde el punto de inflexión de la cuneta de guarda, garantizándose el drenaje una vez accedida a la coronación mediante la cuneta existente en el camino de guarda drenaje (definitivo). En la zona central sigue garantizándose el drenaje mediante los 4 tubos D400.

c) Fase 4c, es el cierre del vertedero hasta llegar a la explanada de acceso al desagüe, se sigue garantizando por dos tubos de D400 y los 4 aguas abajo. La zona de trabajo de esta zona es inferior a las anteriores, pero coincide con la clausura del vertedero.

El volumen de la fase 4a es de 539.834 m³, lo que equivale a 539 días de trabajo (1.500 t/día) Las fases 4b y 4c suponen 1.164.656 m³, lo que equivale a 1.164 días de trabajo (1.500 t/día).

En lo que respecta a la afección al actual vertedero de tierras el documento plantea la compatibilidad del espacio para continuar su actividad, aunque reduciendo su capacidad de 5.000.000 m³ a 828.929 m³.

1. Análisis de las alternativas.

El análisis de alternativas parte de la existencia de un vertedero en la zona y de la viabilidad de adaptarlo, analizándose la alternativa “cero” consistente en no abordar la construcción de un nuevo vertedero y seguir explotando el de la actualidad, el de El Estrellín con la consecuente parada de la planta de producción de zinc en San Juan de Nieva, al no disponer de espacios para eliminar los residuos de jarofix que genera. Las otras alternativas analizadas son:

— La ampliación del actual vertedero.

— La construcción de un nuevo vertedero, para lo que se han analizado varias alternativas de ubicación.

Asimismo, en consonancia con lo establecido en el apartado 10 de la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto de ampliación de la Fábrica de Zinc Electrolítico de San Juan de Nieva, Castrillón, para una capacidad de producción de 440.000 t/a de zinc metal y proyecto de almacenamiento de jarofix en la Cantera del Estrellín, Avilés, se analizaron otras alternativas, distintas a la eliminación por vertido, justificando las razones por las que dichas soluciones no resultan factibles para disminuir la producción de residuos y ahorrar materias primas (cal y cemento) y energía (transporte), o conseguir un residuo aprovechable para otros usos, a corto y medio plazo.

Para cada una de las alternativas se han evaluado los impactos ambientales en materia de contaminación acústica, atmosférica, efectos sobre la hidrología, el suelo, la flora y la fauna, la morfología y el paisaje, el medio sociocultural.

2. Elementos ambientales significativos del entorno del proyecto.

Los elementos ambientales más relevantes de la zona, según se recoge en el Estudio de Impacto Ambiental, son los siguientes:

a) Medio atmosférico. El vertedero se encuentra ubicado al SO de Gijón, próximo a los municipios de Llanera y de Siero; zona en la que el clima está aún determinado por la presencia del mar y la baja altitud del concejo, resultando un clima oceánico fresco, con abundantes precipitaciones desde el otoño hasta los primeros días de la primavera y un tiempo más estable y cálido en verano. La precipitación media anual es una de las más bajas de la región: unos 1.000 l/m². Ello se debe al denominado efecto de ladera, según el cual las lluvias más intensas se localizan en las zonas más altas y las mínimas en zonas costeras del centro y el occidente. Coincidiendo con la época de menos lluvias se dan situaciones de aridez y sequía (el 22% de los meses hay aridez y el 11% el déficit hídrico es grave). El régimen de vientos sigue la estacionalidad marcada generalizada para toda Asturias, son esporádicos y estacionales. En invierno soplan preferentemente del sureste, templados y cálidos, y en verano la situación se invierte, predominando vientos del nordeste, fríos y secos.

La valoración de la situación actual de la calidad del aire en la zona de estudio se ha realizado en base los registros de la Estación 33024021 situada en Serín y perteneciente a la Red de la C.T. de Aboño, correspondientes a los años 2006, 2007 y 2008.

b) Medio físico. El futuro vertedero se asentará desde el punto de vista geológico, en la unidad geomorfológica llamada “Cuenca de Gijón‐Villaviciosa”. El sustrato esta formado por materiales de edades pertenecientes al Cretácico, Jurásico y Triásico, siendo las litologías predominantes conglomerados, calizas, margas, arcillas y arenas. También se apunta la presencia en superficie de rellenos antrópicos de diversa naturaleza (como arenas y gravas) y espesor variable. La zona prevista para emplazamiento del vertedero se localiza a una altitud máxima de 180 m sobre el nivel del mar y a una altitud mínima de 120 ms.n.m. Al Sur del emplazamiento se encontraría la unidad Franja Móvil intermedia y la unidad Surco de Oviedo. Al Norte el embalse San Andrés de los Tacones, al Oeste el río Aboño y al este el Pinzales.

c) Vegetación. La zona prevista para el emplazamiento del vertedero se encuentra en terreno incluidos en la unidad de Carballedas y Alisedas (espinares, laureadle y prados mesofílicos). Dentro del ámbito estudiado, no hay presencia de ninguna de las 63 especies recogidas en el Decreto 65/1995 de 27 de abril, por el que se crea el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de la Flora del Principado de Asturias y se dictan normas para su protección; BOPA n.º 128, de 5 de junio de 1995. Ninguna de las especies de flora citadas en el presente estudio, se encuentran incluidas en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas. Dentro del ámbito estudiado, hay potencial presencia de Acebo (Ilex aquifolium), el cuál está presente en toda la región y se considera de interés especial.

d) Fauna. Los hábitats faunísticos representados en el ámbito estudiado son: riberas fluviales, cauces de ríos y embalses; repoblaciones forestales; matorrales; pastizales; y urbano. Dentro del ámbito de estudio no se ha localizado la presencia de ninguna ZEPA, IBA o área de Importancia para Anfibios y Reptiles catalogadas de interés para este tipo de especies.

e) Espacios naturales. En el ámbito de estudio queda excluido (considerando un radio de unos 10 km desde la parcela de ubicación del vertedero), cualquier espacio de la Red Regional de Espacios Naturales Protegidos (RRENP),ningún Lugar de Interés comunitario(LIC),ningún Área de Importancia para las Aves (IBA), y ningún Humedal incluido en la Red Ramsar. Sin embargo, dentro de la zona de estudio, se incluye la Zona de Especial Protección para las aves (ZEPA): Embalses del Centro: San Andrés, La Granda, Trasona y La Furta (ES 0000320). Esta ZEPA está constituida por cuatro zonas bien diferenciadas, quedando dentro del radio de estudio el embalse de San Andrés de los Tacones, a unos 3,4 km al Norte del emplazamiento proyectado.

f) hábitats comunitarios. La parcela en la que se proyecta el vertedero no se encuentra dentro de ninguna de las áreas catalogadas como hábitats Naturales de Interés Comunitario. El hábitat de este tipo más próximo, localizado al este, se corresponde con el Alto de las Cabañas.

g) Paisaje. La zona de estudio se integra en la cuenca de Gijón, al Sur de la misma. Pueden distinguirse en ella dos sectores de relieve diferenciados, separados por la divisoria Alto de Veriña‐Cabo Torres, que se prolonga hacia el suroeste hasta el Monte Areo. El sector oriental comprende los terrenos de la Cuenca de Gijón, de gran amplitud y suave pendiente, abiertos hacia el mar (al norte) y delimitados al oeste, Sur y este por las elevaciones que configuran la cuenca. Se han diferenciado en el entorno de la zona de emplazamiento del proyecto 23 unidades de paisaje, que se han agrupado en 9 tipos generales (núcleo urbano de Gijón, cuenca perimetral de Gijón, zonas industriales, terrenos ondulados, valles, rasas y divisorias, cauces encajados y barrancos). Estos tipos de paisaje se agrupan a su vez en dos sectores básicos de paisaje, Norte y sur, diferenciados por el relieve y separados, e independizados visualmente, por el cambio en la orografía del terreno. Tras el análisis de las cuencas visuales obtenidas mediante el Software ArcGis se puede concluir que el depósito de jarofix de AZSA sólo es visible desde sus inmediaciones, quedando el campo de visión muy reducido gracias al fondo de valle en el que se encuentra.

h) Medio socioeconómico. El emplazamiento propuesto para el vertedero, donde de desarrollan los diferentes elementos del proyecto, son los términos municipales (concejos) de Gijón y Carreño, y los concejos colindantes con éstos: Gozón, Corvera de Asturias, Llanera, Siero, Villaviciosa y Oviedo. Considerando los datos de población obtenidos en el censo de poblaciones y vivienda del año 2003, existen grandes diferencias en cuanto al número de habitantes y a la densidad de población entre el concejo de Gijón y el resto de los concejos analizados. El concejo de Gijón presenta unos valores comparativamente muy altos tanto de población como de densidad de población. Puede observarse que entre 1981 y 2008 se está produciendo un aumento de la población en los concejos como Gijón, Llanera y Siero, mientras que en los de Carreño, Corvera, Gozón y Villaviciosa la población disminuye. Existe un claro envejecimiento de la población.

Cabe señalar que en todos los concejos el sector de la agricultura y pesca tiene muy poca influencia, destacando entre todos el concejo de Gijón. Los cultivos que ocupan una mayor superficie en todos los concejos analizados son los forrajeros, a excepción de Gijón, donde quedan por detrás de los frutales.

Respecto a sector Industria, éste es especialmente destacable en Carreño. Destaca por la cantidad de empleos generados el de la metalurgia y productos metálicos. El sector de la Construcción es muy bajo en todos los concejos y el sector Servicios destaca en Gijón.

i) Patrimonio arqueológico. En relación a los diversos Bienes de Interés Cultural, elementos integrantes del patrimonio histórico-artístico o etnográfico y yacimientos arqueológicos de cuyo conocimiento existe constancia, bien por hallarse catalogados como tales o incluidos en el correspondiente inventario de yacimientos del concejo de Gijón elaborado por la Consejería de Patrimonio y Cultura del Principado de Asturias, se comprueba que ninguno de los bienes documentados se localiza en el entorno de afección del proyecto.

3. Resumen del proceso de evaluación.

3.1. Fase de consultas previas.

a) Entrada documentación inicial: 16 de diciembre de 2009.

b) Comienzo de consultas previas: 14 de enero de 2010.

c) Consultas previas: Se han realizado un total de 16 consultas. Finalizado el plazo de consultas, se recibieron respuestas de: Dirección General de Minería y Energía, Servicio de Medio Natural de la Dirección General de Biodiversidad y Paisaje, Servicio de Protección y Régimen Jurídico de la Dirección General de Turismo y Patrimonio Cultural, Coordinadora Ecologista de Asturias y Ayuntamiento de Gijón.

Por Resolución de 16 de marzo de 2010, de la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio e Infraestructuras se establece el contenido y alcance del Estudio de Impacto Ambiental, siendo publicada en el BOPA n.º 101 de 4 de mayo de 2010.

Posteriormente se recibieron respuestas de la Dirección General de Ordenación del Territorio y Urbanismo, de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico y del Servicio de Protección y Régimen Jurídico de la Dirección General de Turismo y Patrimonio Cultural.

3.2. Información pública del estudio de impacto ambiental

El BOPA n.º 213 de 14 de septiembre de 2010 publicó la información pública de la solicitud de autorización ambiental integrada y del estudio de impacto ambiental del proyecto, simultáneamente se realizaron consultas a las Administraciones afectadas y al público interesado.

En este trámite se recibieron observaciones y alegaciones, que fueron contestadas de adverso por el promotor, emitiéndose informe al respecto el 2 de diciembre de 2010, que tiene en cuenta el emitido por la Sección de Residuos del Servicio de Gestión Ambiental y concluye señalando que el EIA carece del análisis ambiental sobre las alternativas del proyecto, procediendo completar la documentación con información que permita evaluar ambientalmente distintas alternativas de emplazamiento del vertedero y de su configuración.

El oficio al interesado precisaba que la documentación debería ser objeto de un nuevo trámite de información pública, que se hace efectiva mediante la publicación de un nuevo anuncio en el BOPA de 8 de marzo de 2011 y el inicio de nuevas consultas sobre el documento modificado.

Finalizados los plazos reglamentarios se reciben escritos de alegaciones y observaciones presentados por D.ª M.ª Amor Martínez Rodríguez, D. Bernardo Martínez del Busto, D. Patricio González Tous, D.ª Carmen Salazar Labra en representación de la comisión Ambiental “El Texu”, al que se acompañan 1.270 firmas de apoyo, la Coordinadora Ecoloxista d¨Asturies y la Asociación Asturiana de Amigos de la Naturaleza.

4. Integración de la evaluación.

Impactos significativos de las alternativas: según se deduce del Estudio de Impacto Ambiental las distintas alternativas resultan ambientalmente viables, ya que los impactos sobre los factores ambientales resultan severos, moderados, compatibles o no significativos.

Anexo II

INFORMACIÓN PÚBLICA Y TRÁMITE DE AUDIENCIA

Información pública.

Durante el trámite de información pública se recibieron escritos de alegaciones, por parte de:

D.ª Consuelo García González, D. Antonio Labayos López, D.ª Pilar González Martínez, D. Víctor m Díaz González, D. Ángel Bueno B., D. Sergio Cuetos García., D.ª M.ª Carmen González Martínez, D. Delfín Hernández Cruz, D.ª Carmen Martínez González, D. Juan José Blanco Granda, D.ª Florentina García Robledo, D.ª Enedina González, D. Javier Antonio Díaz González, D.ª Elisa Carmen Lozano Mesa, D. Pablo César Martínez Suárez, D. Bernardo Martínez del Busto, D.ª María Belén Martínez Suarez, D.ª María Lourdes Suárez González, D.ª Carmen Salazar Labra, D. Albino González Ordiz en nombre propio y en representación de la Asociación de vecinos La Abadía de Cenero “los 16” (alegación con 895 firmas de apoyo adjuntas), D. Fructuoso Pontigo Concha en representación de la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies, D. Manuel Riesgo Fernández, D. Javier Rodríguez, D.ª M.ª Jesús Rodríguez Fernández, D. Elías Fernández Martínez, D.ª M.ª Pilar Álvarez Díaz y D. Patricio González Tous.

A requerimiento del órgano ambiental competente del Principado de Asturias el titular aporta nueva documentación al expediente y se somete la totalidad del expediente a un nuevo anuncio de información pública para consulta y alegaciones durante el cual se reciben nuevas alegaciones por parte de:

D.ª Amor Martínez Rodríguez, D. Bernardo Martínez del Busto, D. Patricio González Tous, D.ª Carmen Salazar Labra y D. Ángel Salas Blanco, ambos en nombre propio y en representación de la Asociación de vecinos L’Abadía de Cenero “Los 16” alegación con 1.270 firmas de apoyo adjuntas, D. Fructuoso Pontigo Concha en representación de la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies y la Asociación Asturiana de Amigos de la Naturaleza.

Las alegaciones versan fundamentalmente de los siguientes aspectos: ubicación del vertedero, calidad de las aguas, calidad del aire, ruido, naturaleza del jarofix, estabilidad, posibles daños civiles, efectos sobre la salud de las personas, flora y fauna, daños al patrimonio, tramitación del expediente, recusación de un funcionario, defectos en la solicitud y compatibilidad urbanística.

Las alegaciones recibidas, tanto en el primer como en el segundo período de información pública fueron trasladadas para su valoración al titular, dando éste contestación a las mismas en fechas 16 de noviembre de 2010 y 20 de mayo de 2011, respectivamente.

Consta en el expediente informe del Servicio de Restauración y Evaluación Ambiental de fecha 10 de junio de 2011, en el que se realiza valoración de las alegaciones recibidas en materias de su competencia.

Asimismo, consta informe del Servicio de Gestión Ambiental de fecha 13 de febrero de 2012.

El conjunto de cuestiones planteadas por los interesados durante el trámite de Información Pública, así como el escrito que, en respuesta a las mismas fue evacuado por Asturiana de Zinc, S.A., han sido adecuadamente analizados y tomados en consideración por los servicios técnicos de la Dirección General de Medio Ambiente de la Consejería de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente del Principado de Asturias, dando lugar a los condicionamientos y prescripciones que, en cumplimiento de la Ley 16/2002, de 1 de julio, de prevención y control integrados de la contaminación y de la normativa sectorial aplicable, se incluyen en la presente Resolución.

Trámite de audiencia.

Durante el trámite de audiencia se recibieron escritos de alegaciones, por parte de: el titular de la instalación y D. Ángel Salas Blanco, en nombre propio y en representación de la Asociación de vecinos L’Abadía de Cenero “Los 16”.

Las alegaciones versan fundamentalmente de los siguientes aspectos: contradicciones en el condicionado de la autorización, condiciones de la puesta en servicio de la instalación, emisiones a la atmósfera, respuesta a las alegaciones, descripción del trámite de información pública, accesos del vertedero, descripción de documentos aportados durante la tramitación, valoración, caracterización y análisis del jarofix, datos catastrales, impermeabilización, análisis de alternativas, clasificación del vertedero, estabilidad, existencia de manantiales, e interacción de vertederos.

Constan en el expediente informes de: El Servicio de Restauración y Evaluación Ambiental de fecha 4 de mayo de 2012, la Sección de Calidad del Aire y Cambio Climático de fecha 10 de mayo de 2012 y de la Sección de Autorizaciones Ambientales de fecha 2 de julio de 2012, valorando las cuestiones planteadas por los interesados durante el trámite de audiencia, las cuales han sido tenidas en consideración dando lugar a los condicionamientos y prescripciones que, en cumplimiento de la Ley 16/2002, de 1 de julio, de prevención y control integrados de la contaminación y de la normativa sectorial aplicable, se incluyen en la presente Resolución.

Anexo III

DECLARACIÓN DE IMPACTO AMBIENTAL

Examinada la documentación relativa al Estudio de Impacto Ambiental del Proyecto del Depósito de Jarofix promovido por Asturiana de Zinc (AZSA) en Carbainos, municipio de Gijón (Asturias), procede considerarlo ambientalmente viable, siempre que se cumpla el siguiente condicionado ambiental, que no exime del cumplimiento de las medidas contempladas en el Proyecto Técnico y en el Estudio de Impacto Ambiental.

Condicionado ambiental

1.—Condiciones ambientales.

1.1. El depósito deberá adecuarse durante su ejecución, explotación, mantenimiento y posterior a la clausura, a los requerimientos establecidos en el Real Decreto 1481/2001, de 27 de diciembre, por el que se regula la eliminación de residuos mediante su depósito en vertedero y la Decisión del Consejo 2003/33/CE, de 19 de diciembre de 2002, por la que se establecen los criterios y procedimientos de admisión de residuos en los vertederos.

1.2. Solamente será admitido en el depósito el jarofix generado en las instalaciones de Asturiana de Zinc, S.A. en San Juan de Nieva, con las características físico químicas a que hace referencia el proyecto y su estudio de impacto ambiental. Cualquier modificación significativa de éstas; en especial de la humedad, granulometría y contenido en metales deberá ser comunicado al órgano competente en materia de residuos.

1.3. Dado que el depósito se realiza en espacios alterados por un vertedero de residuos inertes y en colindancia con los terrenos de éste que permanecerán en explotación, deberán coordinarse los proyectos de explotación de ambas actividades.

1.4. Para garantizar la seguridad, se cercará el perímetro del vertedero. Asimismo, se llevará a cabo la señalización y delimitación de las distintas zonas en explotación. Se establecerá un control de accesos a la zona en explotación, independizándolo del correspondiente al área de vertido de tierras que explota la empresa Ecología y Tierra, S.L.

1.5. El avance del depósito de jarofix estará condicionado a la adopción de medidas de seguridad que impidan el contacto de distintos tipos de materiales. En el perímetro de contacto entre el vertedero de tierras y el depósito de jarofix, además de la barrera geosintética, se dispondrá un recubrimiento de arcilla de 50 cm de espesor con un coeficiente de permeabilidad k=1x10-9 m/s y una capa de drenaje de 50 cm de espesor como mínimo. También se dispondrá un sistema de drenaje en la base del terraplén del vertedero de tierras que impida la circulación de aguas de escorrentía de esa zona hacia en drenaje de fondo del depósito de jarofix.

1.6. La zona situada al suroeste del vaso del depósito que se corresponde con un área delimitada en el PGOU de Gijón como SNU Riesgos Naturales, deberá ser objeto de trabajos de consolidación con carácter previo a las labores de preparación de la superficie del vaso.

2.—Superficie, cubicación y ámbito de aplicación.

2.1. El ámbito de la actuación se corresponde con el polígono 38, parcela 53 del Municipio de Gijón, y coordenadas UTM del centro de la parcela: X: 2777584,31 Y: 4816782,21 HUSO 30.

2.2. La superficie de ocupación del depósito de jarofíx será como máximo de 10,774 ha, correspondientes al perímetro definido en la cartografía incorporada al proyecto y su estudio de impacto ambiental, pudiendo variarse exclusivamente, de forma no significativa, para adaptarla a la configuración de los terraplenes que se conformarán por los materiales vertidos en el depósito de tierras.

2.3. La capacidad del vaso se establece sobre la base teórica de 3.355.073 m³, de la que habrá que descontar los materiales externos que fuese preciso utilizar para garantizar la separación con el depósito de tierras y en labores de impermeabilización y aislamiento si la potencia de los materiales comprendidos entre la cota +160 y +190 resultase insuficiente.

3.—Huecos finales.

3.1. La altura máxima del depósito se situará entorno a la cota +197,80. En todo caso la altura deberá adaptarse a la topografía de las parcelas colindantes. La cota máxima de vertido, en cada una de las zonas, no podrá situarse más de 3 m por encima de la cota de dichas parcelas.

3.2. En todo caso, el relleno y el pie de los terraplenes de borde quedará situado, como mínimo, a una distancia de 3 m respecto a las fincas o propiedades colindantes y a una distancia de 6 m de los sistemas naturales de drenaje, sin obstaculizar el libre flujo de las aguas o interferir en el sistema hídrico.

3.3. La cota inferior del depósito estará, en todo caso, por encima de la cota de nivel freático y deberá garantizar la salida natural tanto de las aguas del arroyo que aflora en el fondo de la vaguada donde se configurará el vaso de vertido, como de las aguas colgadas que afloran en las laderas.

3.4. En la zona Oeste del depósito, en tanto se alcanza la cota de vertido que permita la salida de las aguas de lluvia y escorrentía hacia los sistemas de drenaje de aguas de lluvia, deberán disponerse de sistemas de drenaje alternativos.

3.5. Los terraplenes finales de las celdas de vertido que no se utilicen durante más de un año se restaurarán y revegetarán; su pendiente no superará los 24º.

3.6. Los materiales retirados de las balsas de decantación que no se utilicen en labores de restauración se destinarán, preferentemente, a vertedero autorizado. En el caso de que se plantee su almacenamiento temporal o definitivo dentro del ámbito (vertedero de tierras) se presentará un proyecto específico.

4.—Protección del sistema hidrogeológico.

4.1. Sin perjuicio de las medidas complementarias que pudieran establecerse por la Confederación Hidrográfica del Cantábrico y por el Servicio de Calidad del Agua, se deberá actualizar la autorización del vertido, incluyendo las nuevas áreas afectadas por el depósito de jarofix.

4.2. Se justificará la capacidad de las balsas de recogida de lixiviados, teniendo en consideración las nuevas superficies afectadas. En el cálculo se tendrá en cuenta tanto el caudal medio correspondiente al día de máxima precipitación para un período de retorno de 50 años, como el caudal punta que llega a cada balsa para el mismo período de retorno de todas las aguas generadas en el depósito de jarofix.

4.3. El fondo del vaso del depósito estará, en todo caso, por encima de la cota de nivel freático. Toda la superficie ocupada, así como las zonas laterales de contacto con suelos naturales o rellenos antrópicos dispondrán de una barrera geológica artificial con un espesor de cincuenta centímetros, como mínimo, que minimice el riesgo de percolación de lixiviados, así como de un sistema de drenaje conectado a las balsas de tratamiento de aguas. El sistema de drenaje se complementará con un sistema de recogida de aguas superficiales que puedan entrar en contacto con el jarofix, debiendo garantizarse la recogida y tratamiento de todas las aguas en contacto con éste.

4.4. El depósito, en aquellas zonas donde la pendiente del terreno es desfavorable, dispondrá de cunetas perimetrales que impidan la circulación de aguas exteriores de escorrentía hacia el interior del vaso.

5.—Protección de la atmósfera, prevención de ruidos y vibraciones.

Sin perjuicio de las condiciones que se señalen en el anexo V de esta resolución, a fin de evitar alteraciones en la calidad del aire en el entorno inmediato, se adoptarán las siguientes:

5.1. A fin de cumplir con la normativa vigente respecto a los niveles de emisión de partículas a la atmósfera y con el objetivo de minimizar la producción y dispersión del polvo que pudiera generarse en las operaciones de transporte y movimiento de materiales, además de las medidas establecidas en el Estudio de Impacto Ambiental, se adoptarán las siguientes:

Se presentará un proyecto específico de medidas correctoras de contaminación atmosférica, de acuerdo con lo dispuesto en la Ley 34/2007, de 15 de noviembre, de calidad del aire y protección de la atmósfera.

En todo caso, en el entorno de la explotación, se garantizará el cumplimiento de los niveles de inmisión de contaminantes atmosféricos.

5.2. Para minimizar las emisiones de polvo en las operaciones de movimiento de tierras, si fuese necesario, se realizarán riegos de la superficie sobre la que se actúa. Asimismo, se realizarán riegos periódicos sobre la superficie de los acopios de material de recubrimiento y de tierra vegetal.

5.3. En las operaciones de manipulación, almacenamiento, carga y descarga de vehículos se adoptarán prácticas tendentes a minimizar las emisiones de polvo. En todo caso, en el entorno de la explotación, se garantizará el cumplimiento de los niveles de inmisión señalados el Real Decreto 1073/2002, de 18 de octubre, sobre evaluación y gestión de la calidad del aire ambiente.

5.4. En las áreas de acopios de tierras de recubrimiento, se realizará siembra de vegetación arbustiva y herbácea para evitar las emisiones difusas de polvo debido a la acción del viento sobre los mismos.

5.5. Se mantendrán en correcto estado los motores de combustión de camiones y maquinaria con el fin de minimizar las emisiones de gases; se evitará la concentración de maquinaria en un mismo área, procurándose la no coincidencia de las operaciones.

5.6. El transporte de jarofix se realizará con vehículos de caja estanca (bañeras) que dispongan de sistema de cubrición. Los vehículos circularán cubiertos desde el punto de generación hasta el frente de vertido, incluso dentro de la explotación.

5.7. Las zonas de tránsito de vehículos se acondicionarán a fin de evitar las emisiones difusas de polvo; se dotarán de firmes adecuados y se dispondrán sistemas de riego. El sistema de limpieza de vehículos impedirá su salida a las carreteras de uso público con restos de tierras o jarofix.

5.8. Se realizará, como mínimo, una campaña anual de control de la emisión de partículas sedimentables; en ella se recogerán datos de inmisión, tanto en las zonas de trabajo del personal o medio laboral, como en el entorno de la explotación.

5.9. Los niveles de emisión de ruido derivados de las labores que se realizan en el depósito se limitarán de manera tal que los niveles de inmisión en el límite del vertedero se ajusten a los criterios de calidad acústica establecidos en el Real Decreto 1367/2007, de 19 de octubre, por el que se desarrolla la Ley 37/2003, de 17 de noviembre, del Ruido, en lo referente a zonificación acústica, objetivos de calidad y emisiones acústicas y en el Decreto 99/1985, de 17 de octubre, normas sobre condiciones técnicas de los proyectos de aislamiento acústico y de vibraciones. Las mismas previsiones se adoptarán para la emisión de vibraciones.

5.10. Se planificarán los horarios y las rutas de los camiones de transporte hasta el vertedero desde el centro productor, de manera que se minimice el impacto en horario nocturno en zonas habitadas.

5.11. Si los niveles de ruido superan los valores legalmente establecidos para cada zonificación, se adoptarán las medidas correctoras pertinentes para garantizar que la emisión sonora se ajustan a lo previsto en el Decreto 99/85, de 18 de octubre, normas sobre condiciones técnicas de los proyectos de asilamiento acústico y de vibraciones, debiendo recurrir a sistemas de apantallamiento o minoración de ruido, o bien adaptar el sistema de explotación de manera tal que no se superen esos límites.

5.12. Se realizará, como mínimo, una campaña anual de control de ruidos, que cuantificará los niveles de ruido a los que está sometido el personal y el entorno. Se recogerán datos de emisión de la maquinaria fija y ruido de fondo. Asimismo se evaluarán los niveles de presión acústica en las inmediaciones de las viviendas más próximas. La periodicidad de estas campañas podrá modificarse en función de los resultados obtenidos en los tres primeros años.

6.—Protección de la morfología y el suelo.

Sin perjuicio de las condiciones que se establezcan en el anexo VII de esta resolución, en orden a la adecuada gestión del jarofix en fase de funcionamiento del depósito, se adoptarán las siguientes:

6.1. Se realizarán controles periódicos sobre los diques y caballones de cierre de las celdas de vertido, mediante instrumentación geotécnica adecuada (inclinómetros, extensiómetros) y/o control topográfico, que permita analizar cualquier desplazamiento.

6.2. Se instalarán canalizaciones laterales o cunetas de guarda en la zona de coronación de los taludes en explotación que recojan las aguas de escorrentía y eviten el embalsamiento de agua sobre la superficie de las balsas en operación, en particular, y del depósito, en general. Estas cunetas se mantendrán durante el proceso de restauración y una vez finalizado éste.

6.3. En las zonas de desagüe de las cunetas perimetrales se colocarán sistemas escalonados o bloques de escollera que eviten la erosión en el punto donde incide con más fuerza.

6.4. Se realizará la revegetación en la superficie de los acopios de tierras, mediante hidrosiembra de herbáceas, en las zonas donde el material vaya a permanecer más tiempo. De igual manera el frente de los diques de cierre se revegetará con herbáceas, hasta que se produzca la restauración final.

6.5. En el mantenimiento de las superficies restauradas sólo se podrán usar productos fitosanitarios del tipo AAA o correspondientes a la categoría de baja peligrosidad en el grado de toxicidad para el hombre, según las clasificaciones establecidas por el Real Decreto 3349/1983, y categoría AA de toxicidad para la fauna terrestre.

6.6. Se dispondrán zonas específicas para el almacenamiento de materiales, combustibles y aditivos. Asimismo, se habilitarán zonas de almacenamiento temporal de materiales de recubrimiento y tierra vegetal. Todas las zonas de manejo y almacenamiento de aditivos, combustibles, aceites y productos químicos líquidos dispondrán de soleras impermeables con drenaje a lugar seguro.

6.7. Las tierras de excavación que puedan ser reutilizarse en la formación del vaso de vertido se destinarán a este fin, evitando, en lo posible su eliminación fuera de la zona de actuación. La tierra vegetal se almacenará de forma independiente con el fin de reutilizarla en la restauración posterior del terreno y en zonas verdes.

6.8. Con la periodicidad necesaria y en todo caso una vez al año, se procederá a la limpieza de las cunetas y de las balsas de tratamiento de lixiviados y aguas de escorrentía. Los lodos procedentes de estas extracciones-limpiezas serán secados antes de su vertido.

7.—Protección de las aguas superficiales y subterráneas.

7.1. Se evitará la entrada de aguas de escorrentía en el vaso, mediante la realización de cunetas perimetrales de desvío. En todo caso, se respetarán los sistemas de drenaje natural y se estará a lo dispuesto por la Confederación Hidrográfica del Cantábrico en cuanto al tratamiento del arroyo existente en el fondo de la vaguada que conformará el vaso del depósito.

7.2. Con el fin de recoger las aguas de fondo en la vaguada y canalizar el arroyo y zonas de surgencia, se establecerá un sistema de captación y canalización de las aguas de fondo de la zona de vertido independiente del resto de los sistemas de drenaje del depósito. Este sistema acometerá a una balsa de control independiente de las balsas de tratamiento de aguas de cunetas perimetrales y aguas de zonas potencialmente contaminadas. En todo caso se tendrán en cuenta las condiciones establecidas en su momento en la autorización del depósito de tierras que explota la empresa Ecología y Tierra, S.L.

7.3. El vaso de vertido, el viario general de acceso y los caminos auxiliares serán dotado de cunetas de drenaje de aguas pluviales. Las cunetas del vaso estarán diseñadas para poder evacuar, como mínimo, la escorrentía de un aguacero de un litro por minuto y metro cuadrado durante veinte minutos.

7.4. En lo posible, en el interior del vaso de vertido y en las celdas de depósito, se dispondrán cunetas de recogida de pluviales que recojan las aguas de aquellas zonas que no están siendo explotadas en ese momento, haciendo una gestión separada de aguas pluviales y de lixiviados.

7.5. Se realizaran controles periódicos de los lixiviados que puedan generarse. Asimismo deberán efectuarse los controles relativos a la calidad de las aguas superficiales y subterráneas. Todo ello de acuerdo con lo indicado en el anexo III del Real Decreto 1481/2001, de 27 de diciembre, por el que se regula la eliminación de residuos mediante depósito en vertedero. Estos controles se realizarán tanto en las fases de construcción y de explotación, como en la fase de mantenimiento posterior a la clausura.

7.6. Las aguas interiores de las celdas de vertido serán tratadas con carácter previo a su incorporación al emisario de evacuación de aguas. El sistema deberá dimensionarse de manera que pueda tratar un aguacero de un litro por minuto y metro cuadrado durante veinte minutos.

7.7. La salida de las aguas de las balsas se realizará por desbordamiento. Los parámetros de calidad serán los establecidos por la Confederación Hidrográfica del Norte. Atendiendo a lo anteriormente expresado, caso de ser necesario su redimensionamiento, el proyecto de estas instalaciones se presentará ante el órgano ambiental con anterioridad al inicio de la actividad, requiriendo su puesta en funcionamiento informe previo favorable.

7.8. La impermeabilización del fondo del vaso descrita en el proyecto se ajustará, en todo caso, a lo establecido en el Real Decreto 1481/2001 para evitar la contaminación de las aguas.

7.9. Se instalarán piezómetros para control de la calidad de las aguas subterráneas, en los términos que se indican en el Real Decreto 1481/2001. Se instalarán un mínimo de tres, uno aguas arriba del vertedero y dos aguas abajo, con una profundidad que garantice la interceptación de las potenciales unidades más permeables de la zona.

7.10. Sin perjuicio de lo que, en el ejercicio de sus competencias, el órgano de cuenca decida en su momento, se establecerá un programa de control y seguimiento del sistema hidrológico, tendente a la protección de los acuíferos y fuentes existentes en el entorno del depósito.

8.—Residuos y vertederos.

8.1. En el recubrimiento del depósito de jarofix se utilizarán preferentemente materiales procedentes de las zonas de préstamo que se determinan en el proyecto. La utilización de materiales externos estará condicionada a la previa caracterización de éstos y a su compatibilidad con el jarofix, prohibiéndose expresamente el uso de tierras que puedan producir lixiviados que afecten a las características físico-químicas del jarofix.

8.2. Los aceites y lubricantes correspondientes al proceso de mantenimiento de la maquinaria serán retirados y tratados por un gestor autorizado, no siendo acumulados ni vertidos en el emplazamiento. Se llevara un adecuado registro de los comprobantes del gestor autorizado que retire los aceites y líquidos contaminantes, de acuerdo con lo especificado en la actual legislación vigente. Para su almacenamiento temporal hasta su retirada definitiva, se habilitará una zona con solera de hormigón u otro material constructivo impermeable, adoptándose en todo caso las medidas de seguridad establecidas en la normativa sectorial de aplicación.

9.—Protección de la flora y la fauna.

9.1. En caso de ser necesario actuar sobre alguna especie catalogada, con suficiente antelación se pondrá tal circunstancia en conocimiento del órgano competente en materia de especies para que adopte cuantas medidas o disposiciones estime oportunas.

9.2. Si durante las operaciones de desbroce y eliminación de la cubierta vegetal, o en la fase de explotación del depósito, se detectase la presencia de alguna especie catalogada o incluida en alguna de las Directivas europeas de obligado cumplimiento, o en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de la Flora y la Fauna del Principado de Asturias, se procederá, previa autorización del órgano competente, al traslado de los ejemplares a ambientes adecuados en zonas próximas que se encuentren libres de posibles afecciones.

9.3. El proyecto de restauración contemplará la recuperación de los terrenos afectados, restaurando la vegetación existente en las zonas de actual desarrollo. Se definirán zonas de plantación de especies arbóreas y arbustivas, zonas de plantación de matorral y arbustos, y zonas de siembra mediante especies de gramíneas y leguminosas, Se contemplará un uso forestal y de monte bajo, acorde con la clasificación urbanística del suelo, mediante plantaciones y siembras de especies de la serie fitosociológica de la zona autóctonas de la zona.

10.—Protección paisajística–Condiciones de restauración del depósito.

10.1. A los efectos de reducir el impacto visual y paisajístico de la actuación en las distintas fases de formación del depósito, los taludes de vertido deberán configurarse como definitivos, ejecutando las labores de restauración, integración paisajística y revegetación paralelamente a las labores de formación del depósito. Sin perjuicio de lo anterior, el órgano ambiental podrá exigir la revegetación de los taludes no definitivos cuando se considere necesario reducir la carga contaminante en las aguas de escorrentía superficial.

10.2. La topografía final del depósito deberá integrase con la topografía de restauración del vertedero de tierras de manera tal que, a su finalización, formen un conjunto homogéneo sin soluciones discontinuas. En todo caso, los perfiles finales se naturalizarán en lo posible adaptando la morfología de los taludes y bermas de forma que, tanto sus laterales como sus cabezas se integren con los perfiles naturales del terreno.

10.3. Los taludes definitivos del vertedero tendrán una pendiente máxima de 2H: 1V. Para evitar taludes continuos de gran longitud que favorezcan el desarrollo de procesos erosivos superficiales se establecerán bermas intermedias, de al menos 2 m de ancho, cada 10 m de incremento de cota.

10.4. Finalizada la explotación, la superficie de la plataforma, taludes, terraplenes y bermas del depósito, así como las superficies ocupadas por instalaciones auxiliares e infraestructuras. se cubrirán con una capa de tierra vegetal, de al menos 0,5 m de espesor.

10.5. A fin de favorecer la estabilidad de los taludes a lo largo de la fase de explotación y atenuar los riesgos derivados de procesos erosivos, se procederá a su plantación mediante las especies herbáceas, arbóreas y arbustivas definidas en el estudio de impacto ambiental. La densidad de plantación mínima será de 600 und./ha, disponiéndose los plantones de vegetación arbustiva, en las plataformas y bermas, a una distancia de un metro.

10.6. Con carácter previo al inicio del relleno y con el fin de asegurar la integración paisajística de la actuación, la empresa presentará un proyecto de restauración que deberá ser aprobado por el órgano ambiental. Las labores objeto de este proyecto tendrán como objetivo la restitución y restauración de todo el espacio alterado, y deben comprender, como mínimo, la reconstrucción de una morfología la más naturalizada posible y su revegetación mediante especies herbáceas, arbóreas y arbustivas propias de la serie fitosociológica de la zona; las especies herbáceas y arbustivas se implantarán a razón de 40 kg de semilla por hectárea, siendo este porcentaje en el caso de las de porte arbóreo de 20 ejemplares por cada 100 m². Además, se procederá a la integración paisajística de los espacios de borde entre la zona de actuación y el resto de los terrenos y espacios afectados por vertidos de materiales vinculados a la actividad.

10.7. En el perímetro del depósito, en concreto en las zonas visibles desde la carretera, se realizará una pantalla vegetal de arbustos y árboles que minimice el campo visual. Se emplearán especies de crecimiento rápido y acordes con la vegetación de la zona. En las zonas que carecen de vegetación, se podrán utilizar dos filas de Pinus Radiata o Cupresus de 2 m de altura con un marco de 4 x 4 ó 5 x 5 dependiendo de la altura de éstos. La plantación será lineal y al tresbolillo. Igualmente en el resto del vallado perimetral se dispondrán formaciones arbustivas de cerramiento comunes en jardinería. La plantación de los pinos y cipreses se realizará con plantas en cepellón. La altura mínima de los pies será de 2 m

10.8. El promotor, deberá asumir las garantías impuestas a la empresa Ecología y Tierra, S.L. para la recuperación del medio natural alterado en la parte que le corresponda, sin perjuicio de las que resulten procedentes en materia de gestión de residuos. Una vez finalizadas las labores de restauración, la empresa enviará un informe a esta Consejería, para que tras su análisis, se determine la necesidad o no de complementar las tareas de recuperación, o en su defecto proceder a la liberación de la fianza correspondiente a este apartado.

11.—Protección del patrimonio histórico artístico y arqueológico.

11.1. En razón a la incidencia sobre el patrimonio histórico y arqueológico, se adoptarán las condiciones que se impongan por la Comisión de Patrimonio del Principado de Asturias.

12.—Seguimiento y vigilancia.

12.1. Los informes sobre el plan de seguimiento y vigilancia ambiental se presentarán con periodicidad anual y en el se incluirán, además de la información derivada de la autorización ambiental integrada, datos respecto al alcance de las labores realizadas en relación con la restauración y revegetación del espacio alterado.

12.2. Cualquier incidente será notificado al órgano ambiental competente y al Ayuntamiento de Gijón, sin perjuicio de las obligaciones derivadas de la normativa en materia de protección civil.

12.3. Durante la fase posclausura, que tendrá una duración de 30 años, de conformidad con lo previsto en el Real Decreto 1481/2001, de 27 de diciembre, la entidad titular explotadora será responsable del vertedero y estará sujeta a las obligaciones de seguimiento que especifica dicha norma.

13.—Condiciones complementarias.

13.1. Cualquier modificación que se pretenda introducir en el proyecto, respecto a la ocupación de suelo o configuración del depósito será comunicada al órgano ambiental el cual informará al respecto. Podrá exigirse una nueva Evaluación de Impacto Ambiental, si se considera que los efectos de la modificación sobre las variables ambientales afectadas lo justifica.

13.2. Si una vez emitida esta Declaración, se manifestase algún otro impacto severo o crítico sobre el medio ambiente, se podrá suspender cautelarmente la actividad, hasta determinar cuales son las causas de dicho impacto y se definan las medidas correctoras precisas para corregirlo o minimizar sus efectos.

Anexo IV

REQUISITOS AMBIENTALES DE LA PUESTA EN SERVICIO DE LA INSTALACIÓN

Con anterioridad a la puesta en servicio definitiva de la instalación, el titular comunicará al órgano ambiental del Principado de Asturias la fecha prevista, adjuntando la siguiente documentación:

IV.1–Con anterioridad al inicio de las obras de construcción el titular comunicará al órgano ambiental competente del Principado de Asturias la fecha prevista para el inicio de dichas obras adjuntando la siguiente documentación:

 Certificado emitido por entidad externa debidamente acreditada, realizado al amparo de dicha acreditación, que acredite que el emplazamiento se encuentra adecuadamente acondicionado para iniciar la construcción del vertedero.

 Proyecto constructivo que contemple todas y cada una de las medidas correctoras incluidas en la presente resolución. Dicho proyecto requerirá informe favorable previo del órgano ambiental antes del inicio de las obras de construcción del vertedero.

IV.2–Con 10 días de antelación al inicio del vertido de residuos en el vertedero, el titular comunicará al órgano ambiental competente del Principado de Asturias la fecha prevista para el inicio del vertido, adjuntando la siguiente documentación:

 Certificado de Dirección de Obra, suscrito por técnico competente, sobre la adecuación de la instalación ejecutada a los proyectos técnicos que obran en el expediente y a las condiciones adicionales de diseño que se señalan en esta Resolución, en particular se presentarán las relativas a las características del material empleado en la construcción del vertedero (barrera geológica natural, artificial, capa de drenaje y geosintético), su correcta disposición en el terreno, las pruebas de estanqueidad de los solapes, etc.

 Certificado emitido por entidad externa debidamente acreditada, realizado al amparo de dicha acreditación, donde se informa del cumplimiento de la correcta ejecución de los elementos de control de las aguas subterráneas y resultado de los análisis de esas aguas citado en el punto 17 del anexo VIII de esta resolución.

 Documentación que dé cumplimiento a lo establecido en el anexo III Declaración de Impacto Ambiental de esta Resolución.

 Justificante de haber depositado ante la Administración del Principado de Asturias las garantías financieras previstas en el punto 4 del resuelvo de esta Resolución en materia de gestión de residuos.

IV.3–En el plazo de 3 meses a contar desde el inicio del vertido de residuos en el vertedero, el titular presentará ante el órgano ambiental competente del Principado de Asturias la siguiente documentación:

 Certificado emitido por entidad externa debidamente acreditada, realizado al amparo de dicha acreditación, donde se informa del cumplimento de los valores límite de emisión recogidos en los anexos V, VI, VII y VIII de esta Resolución.

Anexo V

EMISIONES A LA ATMÓSFERA

1.—Requisitos ambientales de la instalación y de su operación en materia de calidad del aire.

1.1. Se deberá disponer del “Libro registro de emisión de contaminantes a la atmósfera”, previsto en el artículo 33 de la Orden de 18 de octubre de 1976 sobre prevención y corrección de la contaminación industrial de la atmósfera, diligenciado en el Servicio de Gestión Ambiental de la Consejería de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, el cual se obtiene a través de la página web del Principado de Asturias.

1.2. El material a depositar, que debe ser física y químicamente estable, no será susceptible de producir olores, gases, vapores, nieblas o aerosoles, distintos al vapor o niebla de agua.

1.3. Se realizará un apantallamiento arbóreo en todo el perímetro del vertedero a fin de evitar el arrastre de material por el viento y reducir el impacto visual.

1.4. A fin de evitar emisiones difusas de partículas se adoptarán las siguientes medidas correctoras:

 El material a depositar se deberá compactar homogéneamente.

 El transporte de materiales pulverulentos se realizará mediante equipos cerrados.

 Se dispondrá de sistemas de riego en las zonas de trasiego de vehículos, de descarga y de depósito de residuos.

 La descarga de camiones se realizará de modo que la caída de material se realice a la menor altura posible.

 Las vías de acceso se mantendrán limpias y bien compactadas, además se dispondrán de algún sistema de riego.

1.5. Se deberá disponer de un sistema de lavado de ruedas de camiones (balsa, aspersores), situado a la salida del vertedero, de manera que se impida la salida de camiones con restos de material en las ruedas o con pérdidas de carga. Se llevarán a cabo las operaciones de mantenimiento con la periodicidad necesaria para asegurar el correcto funcionamiento del sistema de lavado.

1.6. La empresa realizará con una periodicidad semestral, una medida de inmisión de la concentración de PM10, en un punto de las inmediaciones del vertedero. La ubicación de dicho punto, que será propuesto por la empresa, contará con el visto bueno previo por parte del Servicio de Gestión Ambiental. Las medidas se realizarán durante un período de 24 horas en condiciones de funcionamiento normal de la instalación. Dichas mediciones de autocontrol y su correspondiente informe de conformidad se realizarán por un organismo de control autorizado acreditado por ENAC, actuando al amparo de dicha acreditación. Dicho informe se remitirá al órgano ambiental del Principado de Asturias, en el plazo de dos meses desde la realización de cada control.

1.7. En el caso de circunstancias meteorológicas adversas que puedan provocar molestias a la población cercana al vertedero, se deberán tomar todas las medidas necesarias para minimizar las emisiones de partículas, considerando la posibilidad de la paralización de la actividad causante hasta que finalicen dichas circunstancias, y se pondrá este hecho, así como cualquier incidencia que pueda dar lugar a emisiones significativas, en conocimiento del órgano competente medioambiental en un plazo inferior a 24 horas.

Anexo VI

EMISIONES DE RUIDO Y VIBRACIONES

1. Los equipos fijos que se instalen a la intemperie dispondrán de aislamientos o pantallas acústicas que garanticen el cumplimiento de los niveles de ruido establecidos como valores límite para la actividad.

2. Se deberán adoptar las medidas necesarias para que no se transmita al medio ambiente exterior de las correspondientes áreas acústicas niveles de ruido superiores a los establecidos como valores límite en la tabla B1, del anexo III, del Real Decreto 1367/2007.

3. Con periodicidad anual se realizarán por parte de una entidad externa debidamente acreditada y actuando al amparo de dicha acreditación, medidas de inmisión acústica del ruido que, procedente de la actividad, se recibe en la fachada exterior de las viviendas próximas no colindantes y resto de edificios de uso residencial público o privado, educativo o sanitario, además de en aquellos puntos del límite de la parcela más próximos a los principales focos de emisión sonora.

Los controles de ruido deberán realizarse de manera que se tengan en cuenta las distintas fases de ruido de la actividad y de acuerdo con la metodología descrita en el anexo IV Métodos y procedimientos de evaluación para los índices acústicos, del Real Decreto 1367/2007.

4. De igual manera, cuando por efectos aditivos derivados, directa o indirectamente, del funcionamiento o ejercicio de la actividad se superen los objetivos de calidad acústica para ruido establecidos en las Tablas A, B y C del anexo II del Real Decreto 1367/2007, se deberán adoptar las medidas necesarias para que tal superación no se produzca.

Anexo VII

VERTIDOS DE AGUAS RESIDUALES

En lo relativo a las aguas residuales, a su recogida, conducción, tratamiento y vertido, se deberán cumplir las condiciones que a continuación se establecen:

Condiciones generales:

1. Después del tratamiento, se medirán en continuo el caudal vertido, el ph y la conductividad, quedando registrados los valores obtenidos y calculándose los volúmenes acumulados diarios, mensuales y anuales vertidos. La medición en continuo se realizará con instrumentación debidamente calibrada. La frecuencia mínima de calibración externa de cada uno de los equipos de medición en continuo será anual. Los resultados de las mediciones en continuo se remitirán trimestralmente a la Dirección General de Medio Ambiente y se señalarán las incidencias que, en su caso, se hayan producido. También se remitirán los certificados de calibración de la instrumentación de medida en continuo, que se remitirán en un plazo de un mes desde la realización de las calibraciones.

2. Las muestras correspondientes a los controles trimestrales serán muestras compuestas diarias, representativas del vertido durante un período de veinticuatro horas. El caudal vertido durante ese período deberá ser registrado. Al menos dos de las muestras trimestrales se tomarán en períodos afectados por la lluvia y todos los muestreos trimestrales se realizarán en momentos en los que se esté realizando un vertido.

3. En los controles trimestrales se incluirán, además de los parámetros especificados en la autorización, los siguientes: temperatura, conductividad, fósforo total, cromo y ecotoxicidad (método fotobacterium). En el informe analítico se señalará el caudal total vertido durante el período de las veinticuatro horas de la toma de muestra. Los resultados de los controles trimestrales de los parámetros antes especificados serán remitidos 45 días naturales después, al menos, de su toma de muestras a la Dirección General de Medio Ambiente, y se señalarán las incidencias que en su caso se hayan producido.

4. Los canales de guarda para la recogida de las aguas de escorrentía pluviales limpias del exterior de la actividad deberán estar construidos dentro de la propiedad del solicitante e impedirán la entrada de aguas caídas en cotas superiores a sus alrededores, evitando que las citadas aguas penetren en ellas y se contaminen. Los canales de guarda tendrán pendiente y sección suficientes, de forma que quede garantizado su desagüe en épocas de lluvia.

5. A la red de saneamiento separativa de aguas de escorrentía pluviales limpias no podrá conectarse ningún otro tipo de agua.

6. La propiedad está obligada a realizar el continuo mantenimiento de los canales de guarda para las aguas de escorrentía pluviales limpias, y a su revisión y limpieza periódicas.

7. Con la periodicidad necesaria para el buen funcionamiento hidráulico de la balsa de decantación y una vez al año como mínimo, se procederá a extraer los sólidos decantados, que tendrán un destino adecuado al tipo de material decantado y en ningún caso podrán ser vertidos en zonas que contaminen las aguas.

8. Antes de cada punto en el que se viertan aguas residuales del vertedero, se instalará una arqueta, que permita la toma de muestras con acceso directo para su inspección por parte de las administraciones competentes, que permita realizar adecuadamente la toma de muestras representativas del vertido, el control de los efluentes y el aforo de los caudales vertidos.

Vertidos de aguas residuales al dominio público hidráulico:

Se autoriza el vertido al dominio público hidráulico de las aguas residuales correspondientes al efluente procedente de la instalación, con los condicionantes siguientes:

Conforme a lo indicado en el apartado 249.3 del Reglamento del Dominio Público Hidráulico, se establece un “Período Preliminar”, que es anterior al comienzo de los vertidos, y un “Período de Vertidos”, durante el cual las instalaciones de depuración deberán estar en correcto funcionamiento:

A) Período preliminar (anterior al comienzo de los vertidos):

A.1. Descripción:

Durante este período deberán ejecutarse las instalaciones de depuración o medidas correctoras de los vertidos de aguas residuales, ajustándose al proyecto presentado por el peticionario con fecha 11/06/2010.

A.2. Condiciones:

Durante el “Período Preliminar” no está autorizado el vertido de aguas residuales al dominio público hidráulico

En cuanto estén ejecutadas las instalaciones de depuración, el peticionario debe comunicar la fecha de inicio del vertido en correcto funcionamiento de las instalaciones de depuración, adjuntando informe de “Entidad colaboradora de la administración hidráulica” (art. 13. de la Orden MAM/985/2006) que verifique las instalaciones de depuración y demás elementos de control de los vertidos (organismo de inspección), así como el cumplimiento de los valores límite de emisión (laboratorio de ensayo). Dicha comunicación debe efectuarse, en todo caso, antes del 31/12/2013.

Una vez recibida la comunicación del titular, este Organismo de cuenca, previas las comprobaciones que se estimen pertinentes, dictará si procede el informe de aprobación del reconocimiento final favorable de las instalaciones de depuración.

El presente condicionado carecerá de vigencia a partir de la fecha señalada para que el peticionario comunique el inicio del vertido en correcto funcionamiento de las instalaciones de depuración.

Se advierte expresamente que, si se comprobara la existencia de un vertido no autorizado al dominio público hidráulico durante el “Período Preliminar”, en aplicación del artículo 105 de la Ley de Aguas se incoará el correspondiente procedimiento sancionador conforme al artículo 116.3.f de la mencionada Ley y se liquidará el canon de control de vertidos por vertido no autorizado, sin perjuicio del resto de actuaciones que legalmente procedan.

B) Período de vertidos (instalaciones de depuración en funcionamiento):

B.1. Descripción:

Este período no dará comienzo hasta que este Organismo de cuenca emita el informe de reconocimiento final favorable de las instalaciones de depuración.

Se autoriza el vertido al dominio al dominio público hidráulico de las aguas residuales que se citan y con los condicionantes que se señalan a continuación.

B.2. Condiciones técnicas:

B.2.1.—Origen de los flujos de aguas residuales:

Vertido 1: NO3303116- Escorrentías–Vertedero de jarofix en La Enmesnada.

Procedencia

Escorrentías del vertedero

Lugar

Carbaínos (T.M.: Gijón)

Tipos de aguas residuales

Proceso industrial

Actividad

Depósito de jarofix

Grupo de actividad

Depósito de desechos de minería

Clase-Grupo

2-10

B.2.2.—Localización del punto de vertido:

Vertido 1: NO3303116- Escorrentías–Vertedero de jarofix en La Enmesnada.

Forma de evacuación

Directo a cauce

Medio receptor

Arroyo Veranes

Cuenca

Arroyo Veranes/Río Pinzales/Río Aboño

Código de cauce

1.1858.020.010

Hoja 1/50.000

13-04

Coordenadas u.t.m.

X= 277.571

Y=4.817.899

Huso=30

B.2.3.—Caudales y volumenes máximos de vertido.

Vertido 1: NO3303116- Escorrentías–Vertedero de jarofix en La Enmesnada

Caudal punta horario

598 m³/h (166 l/s)

Volumen máximo diario

4.780 m³

Volumen máximo anual

62.579 m³

En tiempo seco no está permitido el vertido de aguas de ningún tipo (vaciado de balsas, aseos de personal, lavado de ruedas de camiones o de superficies, etc).

En caso de que el titular prevea un aumento de los caudales y cargas contaminantes del vertido, como consecuencia de su actividad, deberá solicitar con suficiente antelación la modificación de su autorización declarando las nuevas condiciones en los modelos oficiales de solicitud y declaración de vertido aprobados por la Orden MAM/1873/2004.

B.2.4.—Valores límite de emisión:

Los parámetros característicos de la actividad causante de los vertidos, serán los que se relacionan a continuación, con los valores límite de emisión que se especifican para cada uno de ellos:

Vertido 1: NO3303116- Escorrentías–Vertedero de jarofix en La Enmesnada

Valores límite de emisión

Normas de calidad ambiental

pH comprendido entre

6 y 9

Sólidos en suspensión

Menor de

40

mg/L

25

mg/L

DBO5

Menor de

50

mg O2/L

3

mg O2/L

DQO

Menor de

50

mg O2/L

30

mg O2/L

Nitrógeno Kjendahl

Menor de

2

mg N/L

2

mg N/L

Sulfatos

Menor de

1500

mg SO4/L

250

mg SO4/L

Aluminio

Menor de

0,2

mg Al/L

-

mg Al/L

Hierro

Menor de

2

mg Fe/L

2

mg Fe/L

Manganeso

Menor de

0,3

mg Mn/L

0,1

mg Mn/L

Mercurio

Menor de

0,002

mg Hg/L

0,000070

mg Hg/L

Cadmio

Menor de

0,005

mg Cd/L

0,000900

mg Cd/L

Arsénico

Menor de

0,05

mg As/L

0,050

mg As/L

Cobre

Menor de

0,1

mg Cu/L

0,040

mg Cu/L

Níquel

Menor de

0,05

mg Ni /L

0,020

mg Ni /L

Plomo

Menor de

0,1

mg Pb /L

0,0072

mg Pb /L

Zinc

Menor de

1

mg Zn /L

0,300

mg Zn /L

Cromo Total

Menor de

0,02

mg Cr/L

0,050

mg Cr/L

Cromo Hexavalente

Menor de

0,005

mg Cr VI/L

0,005

mg Cr VI/L

Fósforo

Menor de

0,05

mg PO4/L

0,7

mg P2O5/L

No podrán utilizarse técnicas de dilución para alcanzar los valores límite de emisión.

Los valores límite de emisión, que son los solicitados por el titular, se refieren al vertido de escorrentías generadas durante episodios lluviosos y al vaciado final de las balsas. En principio, estos valores son adecuados para que, teniendo en cuenta el caudal circulante por el medio receptor durante dichos episodios, los vertidos no provoquen el incumplimiento de las normas de calidad ambientales del medio receptor, indicados en la columna de la derecha.

No obstante, si se detectara que tras el vertido no se cumplen las citadas normas, el titular estará obligado a complementar las instalaciones de depuración para que el vertido no sea causa del incumplimiento de las mismas.

B.2.5.—Instalaciones de depuración y evacuación:

B.2.5.1.—Descripción:

Las instalaciones de depuración de las aguas residuales y las medidas correctoras, que aplican las Mejores Técnicas Disponibles, se ajustan al proyecto presentado por el peticionario con fecha 11/06/2010, que consta básicamente de los siguientes elementos:

Vertido 1: NO3303116- Escorrentías–Vertedero de jarofix en La Enmesnada.

Impermeabilización del vaso de vertido y los taludes mediante lámina de PED protegido de los punzonamientos con un geotextil y complementado con unas mantas de drenaje.

Se trabajará por celdas, con superficies de trabajo que no superarán los 3000 m² de extensión en las fases iniciales y los 6000 m² en las finales; la superficie de trabajo será la única superficie en contacto con escorrentías sellando cada celda mediante una galga de polietileno o con emulsión asfáltica.

Balsa de decantación diseñada para tratar el caudal máximo de un período de retorno de 500 años y con capacidad suficiente para retener las aguas de escorrentía que, eventualmente, no tuvieran las características adecuadas para su vertido al río.

Emisario hasta el Arroyo Veranes aguas abajo de su intersección con el arroyo innominado.

Punto de control de caudal y características del vertido, con medida en continuo de pH, conductividad y turbidez.

Si mediante el citado control en continuo se detectaran concentraciones de metales superiores a las autorizadas, dichas aguas serán derivadas a un tratamiento físico-químico para su tratamiento, de tal modo que en todo caso quede garantizado el cumplimiento de los parámetros autorizados.

No está autorizado el vertido de aguas residuales a través de “by pass” de las instalaciones de depuración.

Explotación de las instalaciones de tratamiento:

En las balsas de decantación se permitirá la recogida de las aguas generadas en el interior del recinto de la actividad, impidiendo la incorporación de cualquier otro efluente generado por el titular o de aguas exteriores al recinto.

Antes de cada episodio lluvioso, las balsas deberán encontrarse vacías para disponer del mayor volumen de retención posible.

El titular queda obligado al continuo mantenimiento de todas las instalaciones procediendo a la revisión y limpieza de las mismas periódicamente o cuando a consecuencia de un aguacero se prevean posibles aterramientos, retirando los lodos acumulados.

En cualquier caso, no está permitido que estos lodos alcancen el dominio público hidráulico. El titular será responsable de que estos residuos sean gestionados adecuadamente.

En el caso de que las aguas de escorrentía de los alrededores puedan llegar al recinto de la actividad y con objeto de impedir su incorporación al mismo, se construirán cunetas perimetrales de pendiente y sección suficientes, de tal forma que quede garantizado el desagüe de la cuenca aportante en épocas de lluvia y se evite la contaminación de las mismas con motivo de la actividad debiendo el titular aumentar su capacidad si la práctica demostrase su insuficiencia.

Si se comprobase la insuficiencia de las medidas correctores adoptadas, el titular, como responsable del cumplimiento de las condiciones de la autorización, deberá ejecutar las modificaciones precisas en las instalaciones de depuración a fin de ajustar el vertido a las características autorizadas, previa la comunicación al Organismo de cuenca y, si procede, la correspondiente modificación de la autorización ambiental integrada conforme al mecanismo previsto en el artículo 26 de la Ley 16/2002, de Prevención y control Integrados de la Contaminación.

B.2.5.2.—Punto de control y evacuación del vertido:

El vertido autorizado dispondrá un punto de control, situado tras las instalaciones de depuración, que permita la inspección y toma de muestras, cuando se estime oportuno, por parte de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico o del órgano ambiental competente de la Administración del Principado. De conformidad con lo establecido en los artículos 252, 333 y 334 del Reglamento del Dominio Público Hidráulico se deberá facilitar, sin dilación alguna, el acceso del personal de la Administración al mencionado punto de control, incluido el paso a través de propiedades privadas, siempre que no constituyan domicilio de las personas.

En dicho punto de control se incluye el dispositivo de aforo de los vertidos que resulta de aplicación en función de sus características, de conformidad con el artículo 7 de la Orden ARM/1312/2009, y su funcionamiento deberá cumplir los requisitos establecidos en los artículos 7 y 8 de la citada orden.

Además, para este caso concreto deberán disponerse dispositivos de medida en continuo para el control y registro de los siguientes parámetros:

 pH

 Conductividad

 Turbidez

Entre el punto de control y el punto de vertido directo al dominio público hidráulico no debe haber más que una red de evacuación, sin ninguna alteración del efluente depurado, de modo que las características del efluente se mantengan inalteradas entre ambos puntos.

B.2.6.—Control de funcionamiento de las instalaciones de depuración:

El titular acreditará ante este Organismo de cuenca las condiciones en que vierte al medio receptor. El número de controles anuales, repartidos a intervalos regulares, será el siguiente:

Vertido 1: NO3303116- Escorrentías–Vertedero de jarofix en La Enmesnada

• Para los siguientes parámetros: pH, arsénico, mercurio, cobre, zinc, plomo, níquel, cadmio, cromo total, cromo hexavalente.

Doce (12) controles/año.

• Para el resto de parámetros autorizados, temperatura, conductividad y ecotoxicidad:

Cuatro (4) controles/año.

Aguas del arroyo Veranes.

• Aguas arriba y aguas abajo del punto de vertido, se tomarán muestras para analizar todos los parámetros autorizados para el vertido, temperatura y ecotoxicidad. Dichas muestras se tomarán durante los episodios lluviosos, a la vez que las muestras del vertido.

Doce (12) controles/año.

Aguas del Manantial Fuente La Piedra (expediente de concesión de aguas A/33/05817).

• Para todos los parámetros autorizados para el vertido, temperatura y ecotoxicidad:

Doce (12) controles/año

Cada control —que será realizado y certificado por una “Entidad colaboradora de la administración hidráulica” (art. 13 de la Orden MAM/985/2006)— se llevará a cabo sobre cada uno de los parámetros autorizados, considerándose que cumple los requisitos de la autorización cuando todos los parámetros verifican los respectivos límites impuestos.

Los resultados de los controles se remitirán a la Oficina de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico en Oviedo (Plaza de España n.º 2-CP 33071) en el plazo de UN MES desde la toma de muestras.

Además, trimestralmente deberán remitirse los resultados de las mediciones en continuo del vertido (pH, conductividad y turbidez) y de las mediciones realizadas mensualmente por el titular a través de los piezómetros de control (nivel, pH, conductividad, sulfatos, sólidos en suspensión, materia sedimentable, DQO, mercurio, aluminio, cadmio, plomo, cobre, zinc, arsénico, manganeso y hierro).

La Confederación Hidrográfica del Cantábrico, cuando lo estime oportuno, inspeccionará las instalaciones de depuración y podrá efectuar aforos y análisis del efluente para comprobar que los caudales y parámetros de los vertidos no superan los límites autorizados y, en su caso, el rendimiento de las instalaciones de depuración. Asimismo podrá exigir al titular que designe un responsable de la explotación de las instalaciones de depuración, con titulación adecuada.

B.2.7.—Prevención de vertidos accidentales.

El titular dispondrá los medios necesarios para explotar correctamente las instalaciones de depuración y mantener operativas las medidas de seguridad que se han adoptado en prevención de vertidos accidentales.

B.3.—Condiciones económico-administrativas.

B.3.1.—Canon de control de vertidos.

El importe del canon de control de vertidos (C.C.V.), en aplicación del artículo 113 del texto refundido de la Ley de Aguas y del artículo 291 del Reglamento del Dominio Público Hidráulico, será el siguiente:

C.C.V.=VxPu

Pu=PbxCm

Cm=C2xC3xC4

Siendo:

V=Volumen del vertido autorizado (m³/año).

Pu=Precio unitario de control de vertido.

Pb=Precio básico por m³ establecido en función de la naturaleza del vertido.

Cm= Coeficiente de mayoración o minoración del vertido.

C2=Coeficiente en función de las características del vertido.

C3=Coeficiente en función del grado de contaminación del vertido.

C4=Coeficiente en función de la calidad ambiental del medio receptor.

Vertido 1: NO3303116- Escorrentías–Vertedero de jarofix en La Enmesnada

V

=62.579 m³/año

Pb

=0,03005 euros/m³

Agua Residual : Industrial

C2

=1,28

Industrial clase 2 con sustancias peligrosas

C3

=0,50

Con tratamiento adecuado

C4

=1,25

Zona de Categoría I

Cm

=1,28 x 0,50 x 1,25=0,80000

Pu

=0,03005 x 0,80000=0,02404 euros/m³

Canon de Control de Vertidos= 62.578,86 x 0,02404= 1.504,40 euros/año

Este importe permanecerá invariable mientras no se modifiquen las condiciones de la autorización de vertido o alguno de los factores que intervienen en el cálculo del canon de control de vertidos.

Una vez finalizado cada año natural, se enviará al titular la liquidación correspondiente a ese año.

B.3.2.—Vertidos con grave riesgo medioambiental.

En el caso de que se produzca un vertido que implique riesgo para la salud de las personas o pueda perjudicar gravemente el equilibrio de los sistemas naturales, el titular suspenderá inmediatamente dicho vertido, quedando obligado, asimismo, a notificarlo a la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, a Protección Civil de la Provincia y a los Organismos con responsabilidades en materia medioambiental, a fin de que se tomen las medidas adecuadas.

Anexo VIII

PRODUCCIÓN Y GESTIÓN DE RESIDUOS

En lo que respecta a la gestión de residuos se cumplirá el siguiente condicionado:

1. Ubicación de las instalaciones donde se llevarán a cabo las operaciones de tratamiento de residuos, identificadas mediante coordenadas geográficas.

El vertedero se ubicará en el barrio de Carbaínos, al suroeste del concejo de Gijón. Los datos identificativos catastrales se corresponden al polígono 38, parcela 53, de Gijón.

Coordenadas UTM. X: 2777584,31, Y: 4816782,21 y HUSO: 30.

La parcela ocupa una superficie de 194.274 m².

2. Clase de vertedero.

El vertedero destinado a depósito del jarofix se clasifica como vertedero para residuos no peligrosos.

Dado que el vertedero se llevará a cabo en una zona donde existe un vertedero clasificado como vertedero para residuos inertes y en atención a lo dispuesto en el artículo 4 del Real Decreto 1481/2001, de 27 de diciembre, por el que se regula la eliminación de residuos mediante depósito en vertedero, se deberá disponer de celdas independientes que cumplan los requisitos especificados en el citado Real Decreto para cada clase de vertedero.

3. Tipos y cantidades de residuos identificados mediante los códigos LER, cuyo tratamiento se autoriza.

El residuo a gestionar es el jarofix (LER 11 02 99), residuo que se origina por la estabilización de la jarosita (LER 11 02 02) mediante la adición de cemento y cal.

Su procedencia exclusiva es la Fábrica de zinc electrolítico que la empresa Asturiana de Zinc, S.A. explota en San Juan de Nieva (Avilés).

La cantidad de jarofix que se depositará en el vertedero es de aproximadamente 4.000.000 toneladas, a un ritmo de aproximadamente 580.000 toneladas/año.

4. Operaciones de tratamiento autorizadas identificadas según los códigos recogidos en los anexos I y II.

El depósito en vertedero del residuo jarofix es una operación de eliminación identificada con el código D1 “Depósito sobre el suelo o en su interior” en el anexo I de la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados.

El vertedero que se autoriza se clasifica como vertedero de residuos no peligrosos, de acuerdo con la Decisión 2003/33/CE de 19 de diciembre de 2002, por el que se establecen los criterios y procedimientos de admisión de residuos en los vertederos.

El volumen del vertedero de jarofix será de 2.526.144 m³, con un período de vertido entre 6 y 7 años.

5. Requisitos relativos a la instalación de tratamiento de residuos.

El vertedero cumplirá todos los requisitos y obligaciones establecidas en el Real Decreto 1481/2001, de 27 de diciembre, por la por el que se regula la eliminación de residuos mediante depósito en vertedero. En particular:

1. Antes de iniciar las tareas de acondicionamiento de las distintas fases del vertedero se informara al órgano ambiental competente del Principado de Asturias.

2. El vertedero de jarofix mantendrá vasos independientes al vertedero de tierras y piedras “La Enmesnada”. En cualquier caso, se garantizará que las aguas de escorrentía del vertedero de jarofix no se mezclen con las aguas de escorrentía del vertedero de tierras y piedras.

3. El proyecto de vertedero será conforme a los planes de gestión de residuos previstos en el artículo 12 de la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados.

4. El vertedero estará diseñado de manera que se impida tanto la contaminación del suelo como la de las aguas subterráneas o de las aguas superficiales, así como garantizar la recogida eficaz de los lixiviados que se puedan generar.

Durante la fase activa o de explotación del vertedero se conseguirá la protección del suelo, de las aguas subterráneas y de las aguas superficiales, mediante la combinación de una barrera geológica y de un revestimiento artificial estanco bajo la masa de residuos.

La barrera de protección constará en la base y los lados del vertedero, siguiendo la vertical en sentido ascendente desde el terreno natural, con un nivel de barrera geológica natural o un nivel de barrera geológica artificial cuando el natural no cumple, revestimiento artificial impermeable y una capa drenante para recogida de lixiviados bajo la masa de residuos, tal y como se representa en la figura 2 del Real Decreto 1481/2001, de 27 de diciembre.

En cuanto a la barrera geológica, tanto la base como los lados del vertedero dispondrán de una capa mineral con unas condiciones de permeabilidad y espesor cuyo efecto combinado en materia de protección del suelo, de las aguas subterráneas y de las aguas superficiales sea por lo menos equivalente al derivado de los siguientes requisitos: k ≤ 1,0 * 10-9 m/s; espesor ≥ 1 m, siendo k el coeficiente de permeabilidad expresado en m/s.

En caso que la barrera geológica natural no cumpla las condiciones antes mencionadas, podrá complementarse mediante una barrera geológica artificial, que consistirá en una capa mineral de un espesor no inferior a 0,5 metros.

Una vez efectuado, en su caso, los desmontes necesarios se ejecutaran los correspondientes ensayos y se aportaran los valores de permeabilidad de cada fase efectuando, como mínimo, un ensayo por fase, debiendo cumplir al derivado del requisito siguiente: k ≤ 1,0 x 10-9 m/s; espesor ≥ 1 metro.

5. Se garantizara la continuidad de la impermeabilización de la base y lados del vertedero y del sellado de las distintas fases del vertedero. A estos efectos, se certificará cada una de las actuaciones realizadas.

6. La balsa de decantación deberá cumplir las especificaciones que figuran en el proyecto: capacidad, tiempo de residencia y régimen laminar más favorable.

Se estudiará la conveniencia de la instalación de balsa auxiliar de retención como medida de protección frente a vertidos accidentales.

La balsa será objeto de un mantenimiento anual, los residuos extraídos de las operaciones de vaciado de balsas a las que hace referencia el párrafo anterior serán gestionados por medio de gestor autorizado.

7. El depósito de los residuos en el vertedero se hará de manera tal que garantice la estabilidad de la masa de residuos y estructuras asociadas, en particular para evitar los deslizamientos. Cuando se instale una barrera artificial, deberá comprobarse que el sustrato geológico, teniendo en cuenta la morfología del vertedero, es suficientemente estable para evitar asentamientos que puedan causar daños a la barrera.

La estabilidad global del vertido está supeditada al drenaje del jarofix y para ello habrá que disponer un sistema de drenaje adecuado que rebaje el nivel freático, resulta obligatorio drenar el talud frontal del acopio hasta situarlo próximo a su base, y así alcanzar un factor de seguridad adecuado frente a la estabilidad global, situando la superficie piezométrica cercana a la superficie del terreno natural. Según estudio del anejo n.º 5 dentro del Tomo I del “Proyecto de Depósito de Jarofix en el Vertedero de la Enmesnada”.

8. La superficie destinada a parque de maquinaria de obra y la zona de mantenimiento de la misma se aislará de la red de drenaje natural. Dispondrá de solera impermeable y de un sistema de recogida de efluentes parar evitar la contaminación del suelo y de las aguas por acción de aceites y combustibles. No se permitirá la carga y descarga de combustible, cambios de aceite y las actividades propias de taller en zonas distintas a la señalada.

9. El vertedero deberá disponer de medidas de seguridad que impidan el libre acceso a las instalaciones. Las entradas estarán cerradas fuera de las horas de servicio. El sistema de control de acceso deberá incluir un programa de medidas para detectar y disuadir el vertido ilegal en la instalación.

10. La gestión del vertedero estará en manos de una persona con cualificación técnica adecuada, cuyos datos se comunicarán al órgano ambiental del Principado de Asturias, y deberá estar previsto el desarrollo y la formación profesional y técnica del personal del vertedero tanto con carácter previo al inicio de las operaciones como durante la vida útil del mismo.

Cualquier contrata o persona física que vaya a llevar a cabo trabajos en el depósito relacionado con la gestión de los residuos deberá actuar siempre bajo la supervisión de Asturiana de Zinc, S.A., y estar previamente autorizado administrativamente por el órgano ambiental competente del Principado de Asturias en aquellas materias que sean de su competencia.

11. Previo al inicio de las operaciones de vertido, el órgano ambiental competente del Principado de Asturias inspeccionará el emplazamiento y las instalaciones del vertedero para comprobar que éste cumple las condiciones pertinentes de la autorización.

12. La entidad explotadora cumplirá con el procedimiento de admisión de residuos recogido en el artículo 12 del Real Decreto 1481/2001, de 27 de diciembre, por la por el que se regula la eliminación de residuos mediante depósito en vertedero y en la Decisión 2003/33/CE de 19 de diciembre de 2002, por el que se establecen los criterios y procedimientos de admisión de residuos en los vertederos con arreglo al anexo II de la Directiva 1999/31/CEE.

13. Durante la explotación del vertedero se adoptarán las medidas necesarias para evitar accidentes y limitar las consecuencias de los mismos, en particular la aplicación de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, sobre Prevención de Riesgos Laborales, sus modificaciones y disposiciones reglamentarias que la desarrollen.

Se dispondrá de un Plan de Emergencia y Seguridad para el caso que se produzcan incidentes o que puedan variar las condiciones normales de trabajo.

14. En caso de generar residuos peligrosos como consecuencia directa o indirecta de la actividad autorizada deberá comunicarse esta circunstancia al órgano ambiental competente del Principado de Asturias para su inscripción en el Registro de Producción y Gestión de Residuos del Principado de Asturias.

15. La entidad explotadora llevará a cabo durante la fase de explotación un programa de control y vigilancia, tal como se especifica en el anexo III del Real Decreto 1481/2001, de 27 de diciembre. En especial se instalarán piezómetros nuevos en la red de observación hidrogeológica, elementos de observación de taludes definitivos: hitos topográficos, inclinómetros, extensómetros y una sistemática de reconocimiento geotécnico periódico para el control de la evolución del jarofix depositado.

16. Se tomarán las medidas oportunas con objeto de controlar el agua de las precipitaciones que penetre en el vaso del vertedero; impedir que las aguas superficiales o subterráneas penetren en los residuos vertidos; recoger y controlar las aguas contaminadas y los lixiviados; tratar las aguas contaminadas y los lixiviados recogidos del vertedero de forma que se evite su vertido o de forma que se cumplan las condiciones establecidas para su vertido, de acuerdo a lo previsto en el anexo VII.B de esta Resolución.

En atención a lo anterior, se construirá una cuneta perimetralmente con capacidad suficiente para la recogida de las aguas de escorrentía evitando su entrada en el depósito, así como otra de aguas pluviales del interior del vertedero, garantizando que en ningún momento se mezclen las aguas pluviales limpias con las pluviales procedentes del interior del vertedero.

17. Para controlar la posible afección del vertido de residuos a las aguas subterráneas se deberán construir al menos tres sondeos; uno de ellos se situará aguas arriba del vertedero en la dirección del flujo de aguas subterráneas entrante y al menos otros dos, se ubicarán aguas abajo en la dirección del flujo saliente.

En el plazo de 2 meses desde la fecha de la presente resolución, Asturiana de Zinc, S.A. deberá presentar la documentación referente a la construcción y equipamiento de los citados sondeos para poder tomar muestras del agua, señalando sobre un plano a escala adecuada la ubicación de los mismos y justificando su emplazamiento.

Se deben de realizar dos sondeos al Norte de la ubicación del vertedero con el objeto de controlar la calidad del agua y el nivel piezométrico de la Fm. Gijón. Estos sondeos tendrán una profundidad mínima de forma que llegue a penetrar el Permotrías. Además de en los puntos anteriores se realizará un control de calidad del agua en los puntos que marca el estudio del anejo n.º 4 dentro del Tomo I del “Proyecto de Depósito de Jarofix en el Vertedero de la Enmesnada”.

Antes de iniciar las operaciones de vertido, se tomarán muestras, como mínimo, en tres puntos, a fin de establecer valores de referencia para posteriores tomas de muestra.

18. El vertedero deberá estar equipado para evitar que la suciedad originada en la instalación se disperse en la vía pública y en las tierras circundantes (dispositivo adecuado de lavado de ruedas en el acceso al depósito, etc.). Las operaciones lavado, en su caso, de los camiones de transporte y de la maquinaria que operan en las instalaciones, se realizaran en un lavadero acondicionado al efecto. Este deberá estar impermeabilizado y disponer de un sistema de drenaje de las aguas residuales generadas las cuales se gestionaran por un gestor autorizado.

19. Se limitara la velocidad de circulación del tráfico rodado en el interior del recinto de tal forma que se minimice el levantamiento de polvo.

20. Se dispondrá de un Plan de Transporte que regule el tránsito de los camiones desde el centro de producción del residuo hasta el depósito de Carbaínos.

Se limita el horario de acceso de los vehículos que transporten residuos hacia el vertedero al comprendido entre las 08.00 a 20.00 horas.

El circuito de circulación de los camiones en los accesos y salidas del vertedero, será el definido por el Ayuntamiento de Gijón.

21. El transporte de los residuos deberá llevarse a cabo por transportistas inscritos en el Registro de Producción y Gestión de Residuos de la Comunidad Autónoma en la que radique su razón social, como Transportista de Residuos no Peligrosos, para el residuo jarofix.

22. Al objeto de permitir la trazabilidad del residuo, la entidad explotadora aplicara un procedimiento de recepción que, como mínimo, incluirá: la inspección visual de los residuos a la entrada y en el punto de vertido, el control de pesaje de los camiones emitiendo el correspondiente ticket de báscula y la inspección visual en el vertedero por un responsable a su entrada y en el punto de vertido. La entidad explotadora del vertedero facilitará siempre un acuse de recibo por escrito de cada entrega admitida.

Toda la documentación generada durante el proceso de admisión de los residuos, de las pruebas y pruebas de conformidad antes mencionadas, estarán debidamente custodiadas y a disposición del órgano ambiental competente del Principado de Asturias.

23. Una vez al año se llevarán a cabo pruebas de conformidad relativas a: propiedades físicas, composición química, test de lixiviación, comportamiento del lixiviado y características físico químicas del lixiviado.

24. Con una periodicidad semanal se comprobara visualmente el grado de asentamiento del vertedero (subsidencia, grietas, desniveles, ondulaciones de la capa de cubrición) así como la estabilidad de los taludes, debiendo dejar constancia documental de estas comprobaciones y las acciones tomadas.

Anualmente se realizara un estudio, con todos los datos aportados, del comportamiento de asentamiento del nivel de cada una de las fases de vertido que se presentará ante el órgano ambiental competente del Principado de Asturias. Los controles recomendados se encuentran en la memoria del Proyecto, dentro del epígrafe 6. Descripción de la actuación, punto 6.3 Control.

25. La entidad explotadora del vertedero deberá implantar unos procedimientos de control y vigilancia durante la fase de explotación del vertedero que cumplan, al menos, los requisitos siguientes:

a) Dispondrá de un programa de control y vigilancia, tal como se especifica en el anexo III del Real Decreto 1481/2001, de 27 de diciembre.

Dentro del programa de control y vigilancia se tendrá especial cuidado con la protección de las aguas subterráneas, debiendo tomar muestras, antes de iniciar las operaciones de vertido, como mínimo, en tres puntos, a fin de establecer valores de referencia para posteriores tomas de muestras. La toma de muestras se realizará según Norma ISO 5667-11 (1993), sobre «Guías para el muestreo de aguas subterráneas».

Tanto la toma de muestras como su análisis deberán ser llevadas a cabo por una entidad externa debidamente acreditada y actuando al amparo de dicha acreditación.

Los parámetros a analizar en las muestras tomadas serán función de la composición prevista del lixiviado, la calidad del agua subterránea de la zona y la movilidad en la zona de aguas subterráneas.

Entre los parámetros podrán incluirse indicadores que garanticen un pronto reconocimiento del cambio en la calidad del agua, tales como Parámetros recomendados: pH, COT, fenoles, metales pesados, fluoruro, arsénico, petróleo/hidrocarburos.

b) Notificará sin demora al órgano ambiental competente del Principado de Asturias, así como al Ayuntamiento de Gijón, todo efecto negativo significativo sobre el medio ambiente puesto de manifiesto en los procedimientos de control y vigilancia y acatará la decisión de dicha autoridad sobre la naturaleza y el calendario de las medidas correctoras que deban adoptarse; las cuales se pondrán en práctica a expensas de la entidad explotadora.

Con una frecuencia trimestral, la entidad explotadora, basándose en datos agregados, informará de los resultados de la vigilancia y control, a fin de demostrar que se cumplen las condiciones de la autorización y de mejorar el conocimiento del comportamiento de los residuos en los vertederos.

c) Las operaciones analíticas de los procedimientos de control y vigilancia y de los análisis sobre los residuos serán efectuadas por laboratorios competentes debidamente acreditados y actuando al amparo de dicha acreditación.

26. El titular de la presente autorización presentará anualmente al órgano ambiental competente del Principado de Asturias una memoria resumen de la información contenida en el Archivo cronológico, con el contenido que figura en el anexo XII de la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados. Esta memoria se presentará antes del 1 de marzo respecto al ejercicio precedente.

27. Un año antes de la fecha prevista para la clausura y sellado, el titular de la explotación deberá elaborar, presentar y someter a la aprobación del órgano ambiental competente del Principado de Asturias una actualización, conforme a las Mejores técnicas disponible (MTDs), del Proyecto de Clausura y Sellado del vertedero, y un Programa de Vigilancia Ambiental Post-Clausura.

La clausura definitiva del vertedero, o de una parte del mismo, requerirá la aprobación explícita del órgano ambiental competente del Principado de Asturias.

28. Se establece un período de 30 años, a partir de la clausura del vertedero como plazo de mantenimiento posclausura, durante el cual la entidad explotadora será responsable del mantenimiento del vertedero, su vigilancia, el análisis y control de los lixiviados del vertedero, y, en su caso, de los gases generados, así como del régimen de aguas subterráneas en las inmediaciones del mismo, todo ello conforme a lo dispuesto en el anexo III del Real Decreto 1481/2001, de 27 de diciembre. Los condicionantes específicos serán fijados en el momento de autorizar las labores de clausura del mismo.

29. La entidad explotadora notificará al órgano ambiental competente del Principado de Asturias, y, en su caso al organismo de cuenca, así como al Ayuntamiento de Gijón de todo efecto significativo negativo para el medio ambiente puesto de manifiesto en los procedimientos de control durante esta fase.

Anexo IX

VIGILANCIA AMBIENTAL

1. Durante la explotación de la instalación industrial la empresa deberá contar con un Plan de mantenimiento que incluya el mantenimiento tanto de los sistemas destinados a minimizar las emisiones a la atmósfera como el tratamiento de los vertidos de aguas residuales; el control e inspección de los elementos con riesgo potencial de contaminación del suelo y el mantenimiento de las zonas verdes y viales.

Se adjuntará un resumen de los resultados de dichos planes en el informe que se solicita en el punto 2 de este condicionado.

2. En el primer bimestre de cada año se presentará ante el Órgano ambiental del Principado de Asturias y el Ayuntamiento de Gijón, un Informe sobre vigilancia ambiental del vertedero que incluya:

• Copia del Libro Registro de Emisión de Contaminantes a la Atmósfera, en lo que respecta al año precedente, incluido los resultados de los controles de inmisión que se hubieran practicado.

• Resumen de los resultados de los informes reglamentarios de las medidas de inmisión de los contaminantes emitidos a la atmósfera relacionados en el anexo V de esta Resolución, donde se evalúe el cumplimiento de los valores límite de inmisión de conformidad con lo dispuesto en la normativa vigente.

• Informe sobre el impacto acústico de la instalación en el entorno previsto en el anexo VI de esta resolución.

• Memoria anual sobre gestión de residuos en la que se indique la cantidad anual de jarofix depositado en el vertedero y memoria del programa de vigilancia y control de la fase de explotación del vertedero.

• Resultado de las pruebas de conformidad relativas a propiedades físicas, composición química, test de lixiviación, comportamiento del lixiviado y características físico químicas del lixiviado, que se citan en el anexo VIII de esta Resolución.

• Informe sobre los resultados del estudio del comportamiento de asentamiento del nivel de cada una de las fases de vertido que se citan en el anexo VIII de esta Resolución.

• informes de situación del suelo con los datos obtenidos del procedimiento de control y vigilancia de las aguas superficiales, subterráneas y lixiviados del vertedero.

• Listado de todas las incidencias o datos de interés desde el punto de vista ambiental, así como la evaluación de las observaciones producidas.

• Aquellos datos establecidos en el programa de vigilancia ambiental del estudio de impacto ambiental presentado por el promotor que no estén incluidos en los apartados anteriores, en especial datos respecto a posibles incidencias sobre especies de la fauna y la flora, así como sobre situaciones de contaminación accidental que pudieran afectar a los suelos y la vegetación fuera del ámbito ocupado por la instalación.

3. Por lo que se refiere al programa de control de la calidad del aire recogido en esta Resolución, se deberán presentar, dentro de los dos meses siguientes a la fecha de realización de los controles, informes reglamentarios emitidos por entidad externa debidamente acreditada, y actuando al amparo de dicha acreditación, de las medidas de inmisión relacionadas tanto en el anexo III como el V, con las frecuencias indicadas.

En los informes se expresarán los requisitos requeridos en la legislación vigente y además el régimen de funcionamiento de la instalación, los equipos utilizados en las mediciones, así como la fecha de su calibración y la metodología empleada para la toma de muestras y análisis. Se informará sobre el cumplimiento de los valores límite de inmisión.

4. Los resultados de los controles del Programa de Control del ruido que figura en el anexo VI de esta Resolución, se remitirán en el plazo de un mes desde su realización al Órgano ambiental del Principado de Asturias.

5. Los resultados de los controles del Programa de Control de vertido que figura en el anexo VII.B de esta Resolución, se remitirán en el plazo de un mes desde la toma de muestras al Organismo de cuenca y al Órgano ambiental del Principado de Asturias.

Además, trimestralmente deberán remitirse los resultados de las mediciones en continuo del vertido (pH, conductividad y turbidez) y de las mediciones realizadas mensualmente por el titular a través de los piezómetros de control (nivel, pH, conductividad, sulfatos, sólidos en suspensión, materia sedimentable, DQO, mercurio, aluminio, cadmio, plomo, cobre, zinc, arsénico, manganeso y hierro).

6. Los resultados de los controles del Programa de Control del vertedero durante la fase de explotación y su posible afección al suelo, se remitirán en el plazo de un mes desde su realización al Órgano ambiental del Principado de Asturias.

7. Con periodicidad anual se notificarán las emisiones de la instalación al Registro Europeo de Emisiones y Fuentes Contaminantes (E-PRTR). En el primer bimestre del año se presentarán ante el órgano ambiental del Principado de Asturias los datos de partida que se hayan empleado para calcular las emisiones notificadas al E-PRTR.

Disposición anterior | Disposición siguiente

Información sobre el documento

© Copyright 2006. Gobierno del Principado de Asturias