Saltar al contenido principal

Gobierno del Principado de Asturias

Asturias, mucho más cerca

banda de sede
 

Estás en

Asturias.es Sede Electrónica BOPA y Legislación Resultados Buscador BOPA

Consulta de una disposición

Disposición anterior | Disposición siguiente


Boletín Nº 105 del sábado 7 de mayo de 2016

ANUNCIOS

CONSEJERÍA DE DESARROLLO RURAL Y RECURSOS NATURALES

Resolución de 28 de abril de 2016, de la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, por la que se aprueba el Pliego de Condiciones del arándano para el uso de la Marca “Alimentos del Paraíso Natural”.

La Resolución de 20 de abril de 2007, de la Consejería de Medio Rural y Pesca, por la que se establece el Reglamento de uso de la Marca “Alimentos del Paraíso Natural”, regula las condiciones de uso y autorización de esta Marca. La marca es el símbolo creado al amparo de la Ley 17/2001, de 7 de diciembre, de Marcas, y tiene como finalidades garantizar un nivel de calidad para los productos agroalimentarios producidos, elaborados y distribuidos por usuarios debidamente autorizados, así como facilitar su identificación en el mercado.

El Reglamento de uso de la Marca, en su artículo 2.c), determina que la Marca podrá ser utilizada para diferenciar cualquiera de los productos agroalimentarios y pesqueros certificados conforme a los requisitos establecidos en los pliegos de condiciones técnicas del correspondiente producto, aprobados por Resolución de la Consejería competente en materia de agroalimentación.

En su virtud y de conformidad con el artículo 38.i) de la Ley del Principado de Asturias 6/1984 de 5 de julio del Presidente y del Consejo de Gobierno.

RESUELVO

Artículo primero.—Aprobar el Pliego de Condiciones técnicas para el uso de la Marca “Alimentos del Paraíso Natural” del arándano, que se publica como anexo de la presente Resolución.

Artículo segundo.—Ordenar su publicación en el Boletín Oficial del Principado de Asturias.

En Oviedo, a 28 de abril de 2016.—La Consejera de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, María Jesús Álvarez González.—Cód. 2016-04613.

Anexo

PLIEGO DE CONDICIONES TÉCNICAS DEL ARÁNDANO PARA EL USO DE LA MARCA “ALIMENTOS DEL PARAÍSO NATURAL”

CAPÍTULO I

DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1.—Objeto.

El presente pliego de condiciones tiene por objeto establecer las características y los requisitos que deben cumplir la producción de arándano y el propio producto para que éste pueda ser amparado por la marca de garantía “Alimentos del Paraíso Natural”, en adelante Marca, así como definir los métodos de control que garanticen su cumplimiento.

El titular de la Marca es el Principado de Asturias. Corresponde la gestión de la misma a la Consejería competente en materia de agroalimentación.

Artículo 2.—Condiciones previas a la concesión de la autorización para el uso de la Marca.

Para obtener la autorización del uso de la Marca es condición imprescindible la certificación del producto, vinculado a un productor o industria solicitante, de acuerdo al cumplimiento del contenido de este pliego de Condiciones y del Reglamento de uso de la Marca.

La certificación será realizada por una entidad de certificación autorizada por la Consejería competente en materia de Agroalimentación. El solicitante estará inscrito en todos los Registros obligatorios en función de su condición.

El solicitante deberá comunicar si va a comercializar arándano no certificado bajo la Marca. Esta comunicación se realizará en solicitud o en el momento en que se produzca el caso.

CAPÍTULO II

DESCRIPCIÓN DEL PRODUCTO

Artículo 3.—Definición.

Es el fruto de las especies Vaccinum corymbosum y V. ashey, destinada a la venta en fresco al consumidor, producida en el Principado de Asturias, que cumple las características y requisitos que define y exige el presente pliego y el Reglamento de uso de la Marca “Alimentos del Paraíso Natural”, sin perjuicio del cumplimiento de lo establecido en toda la legislación vigente que le sea de aplicación.

Artículo 4.—Características del fruto.

La piel será de color azul a negro azulado, cubierta por un polvillo ceroso denominado pruina, que le da apariencia mate.

El diámetro ecuatorial mínimo de fruto ha de ser de 14 mm. Se tolera un 10% del número de frutos de cada envase por debajo del calibre mínimo establecido, siempre que éste sea superior a 12 mm. La diferencia de tamaño entre el fruto más grande y más pequeño de cada envase no deberá exceder los 4 mm.

Se prohíben las mezclas de variedades en un mismo envase.

La vida útil, entendida como el tiempo en el que la fruta conserva sus propiedades físicas y organolépticas a un régimen de temperatura definido, será de 21 días siempre y cuando el producto se mantenga a una temperatura de entre 0ºC y 4ºC.

Artículo 5.—Defectos mayores y menores.

Se consideran defectos mayores aquellos defectos graves que afectan de forma severa a la apariencia de la fruta envasada y por tanto a su comercialización.

• Presencia de tierra y agentes extraños, insectos, plásticos o residuos fitosanitarios.

• Indicios de pudrición fúngica: piel suelta, tejidos descompuestos o esporulaciones.

• Heridas abiertas y rajado del fruto, que dejen la pulpa expuesta a agentes externos. Incluye el pedúnculo desgarrado en la recogida.

• Exudación de zumo, presencia de exudados en los laterales o en el fondo del envase.

Se consideran defectos menores aquellos defectos que con una tolerancia máxima de defecto de fruta en el envase no afectan a su apariencia una vez embalado y permiten su comercialización.

• Presencia de larva de Drosophila suzukii: Fruto con presencia de larva de este insecto, siempre y cuando no provoque exudaciones u otros defectos mayores.

• Fruto inmaduro verde: Fruto que tiene más del 10% de su superficie de color verde.

• Fruto deshidratado: Fruto que presenta pérdida de volumen que se manifiesta por presencia de arrugas en la epidermis.

• Fruto blando: Fruto deformable a la presión débil, evaluado al tacto.

• Fruto golpeado: Fruto con depresiones provocadas por golpes o presión, y que al abrir la baya presenta coloración pardusca como signo de oxidación de la pulpa.

• Fruto inmaduro rojo: Fruto que tiene más del 20% de la superficie de tonos rojizos.

• Fruto de calibre insuficiente: Fruto cuyo diámetro ecuatorial sea inferior a 14 mm.

• Fruto con falta de pruina: Fruto que presenta menos de un tercio de su superficie cubierto por pruina.

• Fruto con pedúnculo.

• Frutos con restos florales pegados.

• Fruto con Russeting y cicatrices: Fruto que presenta lesiones superficiales ya cicatrizadas ocasionadas por motivos diversos, afectando a más del 10% de su superficie.

Artículo 6.—Tabla de tolerancias.

Se establece una tabla de tolerancias individuales para los defectos descritos en el artículo 5, y una tolerancia máxima para el total de frutos con defectos, por encima de las cuales la partida no podrá ser comercializada bajo la Marca. La tolerancia se expresa sobre el número de frutos de la tarrina.

Ver imagen de la disposición

CAPÍTULO III

PRODUCCIÓN

Artículo 7.—Condiciones del proceso productivo.

—Plantación: Siempre que el origen del material vegetal sea exterior a la explotación, procederá de productores oficialmente autorizados.

—Fertilización: Se establecerá un plan de fertilización, con el objeto de cubrir las necesidades del cultivo, sin excederse en las dosis de aplicación necesarias para mantener el equilibrio. En plantaciones nuevas se realizará previamente un análisis físico-químico de suelo en el perfil de desarrollo de las raíces, y al iniciar la producción para la Marca, en plantaciones ya establecidas. Con el mismo fin, se realizará un análisis químico de suelo cada cuatro años y análisis foliares en cada periodo vegetativo.

Para el desarrollo del plan de fertilización, se debe programar una fertilización de base, detallando los procedimientos de abonado, la periodicidad de éste y los tipos y dosis de fertilizante a aportar. Durante el cultivo se podrá ir modificando las pautas de fertilización en función de los análisis foliares. Todo ello quedará reflejado en el Cuaderno de Explotación.

—Manejo del riego: En caso de ser necesario, el riego se hará por goteo. Debe existir un contador de caudales a la entrada del depósito, y en ausencia de éste, al principio del cabezal de riego. Los caudales de agua suministrados semanalmente deben quedar reflejados en el cuaderno de explotación.

—Control de agentes nocivos: Se realizarán bajo los principios de la gestión integrada de plagas, priorizando los métodos físicos, mecánicos, biotécnicos o biológicos frente a los químicos. En el caso de utilizar productos fitosanitarios estos deben de estar registrados en el Registro Oficial de Productos y Material Fitosanitario, y su aplicación debe de realizarse bajo las condiciones de uso que dicho Registro establece.

—Uso de los productos fitosanitarios: La utilización de productos fitosanitarios de uso profesional debe realizarse por un aplicador que disponga del carné de manipulador de productos fitosanitarios o por empresas que estén registradas en el Registro Oficial de Productores y Operadores de medios de defensa fitosanitaria. Todas las aplicaciones realizadas con productos fitosanitarios deben de ser registradas en el cuaderno de explotación.

No se podrán utilizar fitorreguladores ni en el cuajado ni para el aclareo de fruta.

Se considerará una producción máxima por hectárea de 14.000 kilos a partir del séptimo año de cultivo. Para plantaciones más jóvenes, el tope de producción será de 3.000 kilos por hectárea el tercer año y de 1.500 kilos el segundo año, incrementándose progresivamente hasta alcanzar los 14.000 kilos por hectárea en el séptimo. El primer año no se aceptará cosecha.

En caso de que el productor prevea que estos límites pueden verse superados, deberá comunicarlo a la empresa de certificación con la antelación suficiente para que se puedan realizar las comprobaciones oportunas.

Artículo 8.—Recolección y transporte.

En la plantación debe existir al menos un lugar sombreado y protegido de las inclemencias meteorológicas, que servirá de centro de acopio y almacén de envases y material auxiliar para la recogida. En el mismo debe existir al menos un lavabo con agua corriente y jabón donde los recogedores puedan lavarse las manos.

Queda expresamente prohibido fumar en la zona de trabajo, y así debe estar señalizado.

Estará permitida tanto la recolección en el envase final como en un envase intermedio, siempre y cuando la altura del contenido de frutos no supere los 10 cm.

En ningún caso se cosechará con lluvia o con rocío.

No se permitirá que la fruta quede expuesta al sol. Debe trasladarse frecuentemente de la zona de recogida al centro de acopio o zona de sombreo (máximo cada cuarenta y cinco minutos).

Debe retirarse de la planta toda la fruta que haya alcanzado el nivel comercial de maduración, incluida la fruta con algún tipo de daño o exceso de maduración. Esa fruta de destrío debe sacarse de la plantación al finalizar el día.

Se mantendrán secuencias de recolección responsables para mantener la idoneidad del producto tal y como se define en este pliego de condiciones técnicas, es decir, la fruta no será recolectada inmadura ni sobre-madura, se recolectará en su estado óptimo de madurez.

Debe llevarse un registro donde se anotará la fecha, variedad y cantidad cosechada para cada día de recogida, así como la parcela de procedencia, caso de disponer el productor de varias. Si en el mismo día se recoge más de una variedad, se anotarán por separado. Cada una de estas entradas en el registro constituirá un lote que deberá mantener en todo momento una identificación inequívoca.

CAPÍTULO IV

RECEPCIÓN DEL PRODUCTO, ENVASADO, ALMACENAMIENTO Y ETIQUETADO

Artículo 9.—Recepción.

Se realizará en los centros declarados en la solicitud de autorización de uso de la Marca, en los locales destinados para ello.

Cada centro debe disponer de un registro de las partidas entrantes, en el que figure, como mínimo, la siguiente información:

• Cantidad de producto recibida, variedad y lote.

• Identificación del productor.

• Identificación de la explotación de origen, de la parcela y de la superficie de la misma destinada al cultivo del arándano.

En todos los casos, los contenedores con la fruta cosechada estarán identificados con los datos del productor, de la explotación y de la parcela de origen, variedad y lote.

Asimismo, cada centro debe disponer de un espacio anexo al local de recepción destinado a realizar los controles de calidad, en base a los artículos cinco y seis del presente pliego. Se hará un control por productor y lote. El tamaño de la muestra será del 1% de los envases, con un mínimo de dos y hasta un máximo de cinco.

En el caso de que se reciban arándanos no destinados a ser amparados por la Marca, se deberá disponer de locales independientes tanto para la recepción como para el control de calidad, previa comunicación al Titular de la Marca y a la entidad de certificación.

Si por las condiciones de los locales, no fuese posible la separación física, se podrán realizar dichos procesos en los mismos locales, siempre que el operador pueda garantizar la trazabilidad de los productos amparados y no amparados por la Marca de forma independiente, y en todo caso con una separación entre unos y otros perfectamente definida y señalizada.

Artículo 10.—Envasado y almacenamiento.

La recolección en finca puede ser para un envase definitivo o para un envase de granel de no más de 8-10 cm de altura. Todas las operaciones posteriores como el control, el almacenamiento y el etiquetado, se realizarán en los centros o lugares declarados en la solicitud de autorización de uso de la Marca, en locales destinados a tal efecto.

En el caso de que se envasen y almacenen arándanos no destinados a ser amparados por la Marca, se actuará conforme a lo referido para la recepción en el artículo 6 de este documento.

En caso de almacenamiento del producto, será necesario que se realice en cámaras con temperatura entre 1º C y 4º C. Queda prohibida la utilización de atmósfera modificada y de tratamientos fitosanitarios en post cosecha.

Los frutos deberán comercializarse en envases transparentes, en su totalidad o en un área de tamaño suficiente que permita ver el contenido sin necesidad de abrirlo, y deben estar provistos de almohadillado en el fondo del mismo y debidamente perforados, hasta 500 g de capacidad, quedando expresamente prohibida la venta a granel.

Los envases para la comercialización del producto serán únicamente los comunicados en la Resolución de autorización de uso de la Marca. Cualquier cambio en el envase deberá ser autorizado por el titular de la Marca previa solicitud del usuario de la misma.

Artículo 11.—Etiquetado.

El etiquetado se realizará en los centros de envasado.

Tal como recoge el Reglamento de uso, la Marca no sustituye al etiquetado reglamentario, sino que se colocará de forma fácilmente visible en cada envase, de manera que acompañe al producto y a la marca comercial del operador hasta el consumidor final.

Además de los requisitos exigidos en la legislación aplicable, el etiquetado específico deberá recoger los datos detallados a continuación:

• La denominación de venta del producto amparado “arándano”.

• El logotipo de la Marca “Alimentos del Paraíso Natural” en la forma establecida en el Manual de Identidad Gráfica de su Reglamento de uso.

• El número de autorización asignado como usuario de la Marca.

El etiquetado deberá contener elementos suficientes para diferenciar de manera sencilla y clara los productos amparados de los no amparados, evitando en todo caso la inducción al error en el comprador o consumidor, especialmente sobre las características del producto y, en particular, sobre su naturaleza, identidad, cualidades, composición, cantidad, duración, origen o procedencia y modo de obtención.

Artículo 12.—Particularidades respecto a la comercialización.

Los usuarios de la Marca deben mantener registros de la cantidad de producto comercializado con la Marca, en los que figure además el destino (dentro o fuera de la Comunidad Autónoma) y el de tipo de distribución utilizada (minorista, mayorista, gran distribución). Esta información permanecerá documentada y podrá ser contrastada en los controles periódicos o requerida en cualquier momento por el titular de la Marca o la entidad de control, durante los tres años consecutivos a la fecha de comercialización.

CAPÍTULO V

RÉGIMEN DE CONTROL

Artículo 13.—Control interno.

Los usuarios autorizados tendrán implantado y documentado un sistema de control interno que permita asegurar el cumplimiento de lo establecido para el arándano en el Reglamento de uso y en el presente pliego de Condiciones.

Deberán disponer de registros y documentos que acrediten los controles realizados, incluyendo resultados analíticos de las muestras evaluadas. Los usuarios de la Marca, serán los responsables del cumplimiento de todos los requisitos contemplados en el Reglamento de uso y en el presente documento, así como del mantenimiento y control de la trazabilidad del producto. A tal efecto, en la implantación del sistema de control deberán tener en cuenta a todos sus proveedores, especialmente, deberán mantener un registro actualizado de los mismos, así como de todas las parcelas de origen y sus características para la producción de los arándanos destinados a ser amparados por la Marca.

El sistema de control interno debe permitir relacionar un producto comercializado con la parcela en la que se ha producido.

Será obligatorio un análisis multiresiduo anual por parcela realizado en laboratorios acreditados a tal fin, a ser posible al inicio de la cosecha.

Artículo 14.—Control externo.

La verificación del cumplimiento del Reglamento de uso y del pliego de Condiciones, así como la comprobación de la validez y eficacia del sistema de control interno recaerán, a su vez, en una entidad de certificación pública o privada, autorizada por la Consejería competente en materia de Agroalimentación.

Todos los solicitantes de la autorización para el uso de la Marca, previamente a la obtención de la misma, deberán someterse a los procesos de verificación anteriormente mencionados o auditoría inicial, mediante solicitud a una entidad de certificación autorizada que emitirá el correspondiente certificado, tras un resultado favorable.

Posteriormente, las entidades de certificación y/o control realizarán controles periódicos para comprobar que se siguen cumpliendo las condiciones que originaron la concesión de la certificación.

Cuando el control suponga la realización de análisis deberán ser realizados por laboratorios autorizados, y, si los hubiera, de acuerdo a alguno de los métodos oficiales en vigor.

La autoridad competente y las entidades de certificación y control autorizadas podrán realizar los controles que consideren oportunos y recabar de los usuarios la información y documentación necesaria para garantizar el uso correcto de la Marca.

Artículo 15.—Vigencia de la autorización de uso de la Marca.

La autorización para el uso de la Marca concedida por resolución individual tiene carácter indefinido, pudiendo ser objeto de suspensión o revocación en todos los supuestos recogidos en el Reglamento de uso.

CAPÍTULO VI

PLAN DE GESTIÓN DEL PLIEGO DE CONDICIONES

Artículo 16.— Modificaciones.

El presente pliego podrá ser revisado y modificado mediante Resolución de la Consejería competente en materia de Agroalimentación, bien por propia iniciativa o a instancia del organismo de control externo o de los usuarios autorizados de la Marca.

Las modificaciones definitivas del pliego de condiciones serán notificadas a los usuarios autorizados para su aplicación, previo trámite de audiencia.

Artículo 17.—Condiciones particulares.

En la resolución individual de autorización del uso de la Marca se podrán establecer condiciones particulares con respecto a cualquiera de los puntos del presente pliego.

Disposición anterior | Disposición siguiente

Información sobre el documento

© Copyright 2006. Gobierno del Principado de Asturias