Saltar al contenido principal

Gobierno del Principado de Asturias

Asturias, mucho más cerca

banda de sede
 

Estás en

Asturias.es Sede Electrónica BOPA y Legislación Resultados Buscador BOPA

Consulta de una disposición

Disposición anterior | Disposición siguiente


Boletín Nº 56 del viernes 7 de marzo de 2008

OTRAS DISPOSICIONES

CONSEJERÍA DE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO RURAL

Resolución de 23 de enero de 2008, de la Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Rural, por la que se aprueban los pliegos de condiciones del queso de cabra y de la miel para el uso de la Marca “Alimentos del Paraíso Natural”.

La Resolución de 20 de abril de 2007, de la Consejería de Medio Rural y Pesca, por la que se establece el Reglamento de uso de la Marca “Alimentos del Paraíso Natural”, regula las condiciones de uso y autorización de esta Marca. La Marca es el símbolo creado al amparo de la Ley 17/2001, de 7 de diciembre, de Marcas, y tiene como finalidades garantizar un nivel de calidad para los productos agroalimentarios producidos, elaborados y distribuidos por usuarios debidamente autorizados, así como facilitar su identificación en el mercado.

El Reglamento de uso de la Marca, en su artículo 2c, determina que la Marca podrá ser utilizada para diferenciar cualquiera de los productos agroalimentarios y pesqueros certificados conforme a los requisitos establecidos en los pliegos de condiciones técnicas del correspondiente producto, aprobados por Resolución de la Consejería competente en materia de agroalimentación.

En su virtud y de conformidad con el artículo 38.i) de la Ley del Principado de Asturias 6/1984, de 5 de julio, del Presidente y del Consejo de Gobierno,

RESUELVO

Artículo único.—Aprobar los pliegos de condiciones técnicas para el uso de la Marca “Alimentos del Paraíso Natural” del queso de cabra y de la miel, que se publican como anexos I y II, respectivamente, de la presente Resolución.

En Oviedo, 23 de enero de 2008.—La Consejera de Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Belén Fernández González.—4.553.

Anexo I

PLIEGO DE CONDICIONES TÉCNICAS DEL QUESO DE CABRA PARA EL USO DE LA MARCA “ALIMENTOS DEL PARAÍSO NATURAL”

Capítulo I. Disposiciones generales

Artículo 1.—Objeto:

El presente pliego de condiciones tiene por objeto establecer las características que debe reunir y los requisitos que debe cumplir el queso de cabra, para ser amparado por la Marca de Garantía “Alimentos del Paraíso Natural”, en adelante Marca, así como definir los métodos de control que garanticen su cumplimiento.

El Titular de la Marca es el Principado de Asturias. Corresponde la gestión de la misma a la Consejería competente en materia de agroalimentación.

Artículo 2.—Condiciones previas a la concesión de la autorización para el uso de la Marca:

Para obtener la autorización del uso de la Marca, es condición imprescindible, la certificación del producto vinculado a una industria solicitante, de acuerdo al cumplimiento del contenido de este pliego de condiciones y del Reglamento de uso de la Marca.

La industria solicitante, estará inscrita en todos los Registros obligatorios y en el Registro de Industrias Agrarias del Principado de Asturias.

La certificación, será realizada por una entidad de certificación, autorizada por la Consejería competente en materia de agroalimentación.

CAPÍTULO II. Descripción del producto y de las materias primas

Artículo 3.—Definición:

El queso de cabra amparado por la Marca es el producto madurado, sólido, obtenido de leche de cabra cruda o pasteurizada, coagulado por la acción del cuajo o coagulante animal antes del desuerado, producido en el Principado de Asturias y que cumple las características y requisitos que se definen y exigen en el presente pliego, y en el Reglamento de Uso de la Marca, sin perjuicio del cumplimiento de lo establecido en toda la legislación vigente que le sea de aplicación.

Artículo 4.—Tipos:

Los tipos de queso de cabra admitidos al amparo de la Marca son:

—Queso semicurado, elaborado con leche pasteurizada:

• Peso entre 200 y 499 gramos: Período de maduración mínimo, 25 días y máximo de 44.

• Peso entre 500 y 1.500 gramos: Período de maduración mínimo, 30 días y máximo de 44.

• Peso entre 1.501 y 2.500 gramos: Período de maduración mínimo, 40 días y máximo de 104.

—Queso curado, elaborado con leche pasteurizada:

• Peso entre 400 y 1.500 gramos: Período de maduración mínimo, 45 días y máximo de 99.

• Peso entre 1.501 y 3.500 gramos: Período de maduración mínimo, 105 días y máximo de 179.

—Queso curado, elaborado con leche cruda:

• Peso entre 400 y 1.500 gramos: Período de maduración mínimo, 60 días y máximo de 99

• Peso entre 1.501 y 3.500 gramos: Período de maduración mínimo, 105 días y máximo de 179.

El peso, será el considerado a la salida de la cámara de maduración.

Los formatos admitidos, serán los aceptados en la resolución individual de autorización de uso de la Marca. Cualquier modificación en los mismos, deberá ser autorizada por el titular de la Marca, previa solicitud del usuario.

Artículo 5.—Materias primas:

Las materias primas utilizadas para la elaboración serán, exclusivamente, las siguientes:

—Leche de cabra.

—Cuajo o coagulante de origen animal.

—Cloruro cálcico.

—Fermentos lácticos.

—Cloruro sódico.

No se permitirá la utilización de ningún ingrediente, sustancia o aditivo que no figure en la relación anterior.

Características de la leche:

Será el producto natural íntegro no alterado ni adulterado, exento de calostros, obtenido del ordeño higiénico, regular, completo e ininterrumpido de cabras sanas, producida en ganaderías inscritas en el Registro de explotaciones ganaderas del Principado de Asturias.

Estará exenta además, de inhibidores, conservantes y cualquier otra sustancia que pueda influir negativamente en los procesos de elaboración, conservación y maduración.

La producción, transporte en su caso, y almacenamiento de la leche, cumplirá con los requisitos higiénicos y sanitarios establecidos en la normativa vigente. El presente pliego de condiciones será más exigente en cuanto a bacteriología, aceptando como valores máximos, los contenidos en gérmenes establecidos reglamentariamente, que deberán cumplir todas las muestras analizadas, en vez de la media geométrica del número de muestras establecido en la normativa.

La leche utilizada para la elaboración de quesos con un mínimo de 60 días de maduración, también cumplirá la exigencia definida en el párrafo anterior. En este caso, el contenido en gérmenes permitido en la leche destinada a la elaboración de quesos con leche cruda, será el establecido para la leche que es sometida a tratamiento térmico previamente a la elaboración.

La frecuencia en la toma de muestras, debe garantizar analíticas, al menos en el 15% de las elaboraciones, pudiendo aumentar o disminuir este valor en función de los resultados obtenidos.

Artículo 6.—Características del producto:

1) Características físico-químicas:

—Queso semicurado:

• Extracto seco total: Mínimo 55 por ciento.

• Materia grasa sobre extracto seco: Mínimo 45 por ciento.

• Proteína sobre extracto seco: Mínimo 35 por ciento.

• pH: entre 5 y 5,5.

—Queso curado:

• Extracto seco total: Mínimo 60 por ciento.

• Materia grasa sobre extracto seco: Mínimo 45 por ciento.

• Proteína sobre extracto seco: Mínimo 34 por ciento.

• pH: entre 5 y 5,5.

2) Características organolépticas:

—Corteza delgada y lisa adquirida durante las fases de oreo y maduración, color de amarillento a gris más o menos intenso según el período de maduración, en ocasiones ligeramente enmohecida.

—Pasta prensada de consistencia firme y compacta, pudiendo presentar pequeños ojos de origen mecánico, en escasa cantidad.

—Color al corte, de blanco a marfil, según el período de maduración, uniforme en toda la superficie del corte.

—Sabor que recuerda la leche de la que procede, más intenso en los quesos curados y en los elaborados con leche cruda.

—Aroma láctico con ligeros toques a caprino, más acentuado en los quesos curados y en los elaborados con leche cruda.

CAPÍTULO III. Elaboración

Artículo 7.—Condiciones del proceso:

—Recepción de la leche.

La leche en la quesería, se enfriará de forma inmediata, en tanque de refrigeración a una temperatura igual o inferior a 6o C, y se mantendrá a esta temperatura hasta su transformación, sin sobrepasar un período máximo de 48 horas.

Solamente, si el comienzo de la elaboración es inmediatamente después del ordeño o dentro de las cuatro horas siguientes a la recepción de la leche, se permitirá un aumento de la temperatura hasta 8o C.

—Pasteurización.

Ésta es una fase opcional en la que se utilizará, en su caso, la combinación de condiciones de tiempo y temperaturas establecidas reglamentariamente para la pasteurización.

—Adición de fermentos y cloruro cálcico.

En la cuba de cuajado, cuando se utiliza leche pasteurizada, se añadirán, los fermentos lácticos y el cloruro cálcico, removiendo hasta conseguir una correcta homogeneización, dejando un período de maduración, entre 15 y 45 minutos.

Las bacterias lácticas, presentes en la leche cruda, son incorporadas tras el proceso de pasterización, por su función de fermentación de la lactosa transformándola en ácido láctico, que promueve la formación y posterior desuerado de la cuajada, y contribuye al proceso de maduración.

—Coagulación.

La coagulación será fundamentalmente enzimática, producida mediante la adición del cuajo o coagulante animal a la leche, en la cuba de cuajado, a una temperatura entre 30o y 34o C. La duración de esta fase, hasta la formación de la cuajada, no será superior a una hora.

—Desuerado.

En la misma cuba de cuajado, mediante liras, se realizará el corte de la cuajada, hasta obtener el tipo de grano deseado, con un tamaño entre maíz y avellana, favoreciendo así la separación del suero.

Durante esta fase la cuajada se someterá a un calentamiento progresivo y suave, sin que sobrepase los 38o C, para disminuir el grado de hidratación de los granos de cuajada.

—Moldeado y prensado.

La cuajada, una vez separada del suero, se introducirá en los moldes y se prensará de forma mecánica, hasta que la masa alcance un pH entre 5 y 5,5.

—Salado.

Se realizará en seco o mediante inmersión del queso en salmuera de cloruro sódico, de concentración entre 10 y 17o Be y pH en el mismo rango que el queso.

—Maduración.

Finalizado el salado, los quesos, podrán mantenerse en oreo a temperatura ambiente por un período no superior a 24 h. La maduración se completará en cámaras de maduración, a una temperatura entre 10o y 14o C con una humedad relativa entre 75 y 85%. Esta fase tendrá una duración variable, en función del tipo de queso elaborado según el artículo 4, desde la finalización de la fase de salado.

Para que el producto final adquiera las características deseadas de manera homogénea, se deben voltear las piezas diariamente durante la primera semana, alargando los períodos entre volteos hasta el final de la fase de maduración.

—Durante todo el proceso es imprescindible la identificación del producto en las diferentes fases, a fin de mantener la trazabilidad desde el origen de la materia prima hasta la expedición del producto final.

—En el caso de que se elaboren, con leche de cabra, otros productos, no destinados a ser amparados por la Marca, se deberá disponer de locales independientes para ambos procesos, previa comunicación al titular de la Marca y a la entidad de certificación.

Si por las condiciones de los locales, no fuese posible la separación física, se podrán realizar dichos procesos en los mismos locales, siempre que el operador pueda garantizar la trazabilidad de los productos amparados y no amparados por la Marca.

CAPÍTULO IV. Envasado, almacenamiento y etiquetado

Artículo 8.—Envasado y almacenamiento:

Tanto el envasado, en el caso de que se realice, como el almacenamiento, se llevarán a cabo por los usuarios autorizados, en las mismas instalaciones de elaboración, en locales reservados para este fin.

Los envases permitidos, serán únicamente los aceptados en la resolución individual de autorización de uso de la Marca. Cualquier cambio en el envase, deberá ser autorizado por el titular de la Marca, previa solicitud del usuario.

El producto terminado será almacenado a una temperatura comprendida entre 4o C y 7o C y se mantendrá refrigerado durante su distribución y venta.

Artículo 9.—Etiquetado:

El etiquetado se realizará en las mismas instalaciones de elaboración, en locales reservados para ese fin.

Tal como recoge el Reglamento de uso, la Marca no sustituye al etiquetado reglamentario, se colocará de forma fácilmente visible, en cada envase o pieza, de manera que acompañe al producto hasta el consumidor final.

Además de los requisitos exigidos en la legislación aplicable, el etiquetado específico deberá recoger los datos detallados a continuación:

—La denominación del producto amparado, tal como aparece en el presente pliego.

—El logotipo de la Marca “Alimentos del Paraíso Natural” en la forma establecida en el Manual de Identidad Gráfica de su Reglamento de uso.

—El número de autorización asignado como usuario de la Marca.

El etiquetado, deberá contener elementos suficientes para diferenciar de manera sencilla y clara, los productos amparados de los no amparados, observando especial atención en los distintos quesos elaborados con leche de cabra, evitando en todo caso la inducción al error en el comprador o consumidor, especialmente sobre las características del producto y, en particular, sobre su naturaleza, identidad, cualidades, composición, cantidad, duración, origen o procedencia y modo de elaboración o de obtención.

Artículo 10.—Particularidades respecto a la comercialización:

Los usuarios de la Marca deben presentar declaración anual al titular de la Marca y a la entidad de certificación y control, de los volúmenes de producto comercializado con la Marca por categorías, así como el destino (dentro o fuera de la CA.), y tipo de distribución utilizada (minorista, mayorista, gran distribución). Esta información será contrastada en los controles periódicos

CAPÍTULO V. Régimen de control

Artículo 11.—Control interno:

Los usuarios autorizados tendrán implantado y documentado un sistema de control interno que, mediante criterios estadísticos, permita asegurar el cumplimiento de lo establecido para el queso de cabra en el Reglamento de uso y en el presente pliego de condiciones.

Deberán disponer de registros que acrediten los controles realizados, incluyendo resultados analíticos de las muestras evaluadas.

Los usuarios de la Marca, serán los responsables del cumplimiento de todos los requisitos contemplados en el Reglamento de uso y en el presente documento. A tal efecto, en la implantación del sistema de control, deberán considerar a todas las explotaciones productoras de leche utilizada como materia prima, en cuanto a las exigencias a que hace referencia este pliego de condiciones. Especialmente, deberán mantener un registro actualizado de proveedores.

Artículo 12.—Control externo:

La verificación del cumplimiento del Reglamento y del pliego de condiciones, así como la comprobación de la validez y eficacia del sistema de control interno, recaerán, a su vez, en una entidad de certificación, pública o privada, autorizada por la Consejería competente en materia de agroalimentación.

Todas las industrias solicitantes, previamente a la obtención de la autorización para el uso de la Marca, deberán someterse al proceso de verificación anteriormente mencionado o auditoría inicial, mediante solicitud a la entidad de certificación, que emitirá el correspondiente certificado, tras un resultado favorable.

Posteriormente, las entidades de certificación y control realizarán controles periódicos para comprobar que se siguen cumpliendo las condiciones que originaron la concesión de la certificación.

Cuando el control suponga la realización de análisis deberán ser realizados por laboratorios autorizados, y, si los hubiera, de acuerdo a alguno de los métodos oficiales en vigor.

La autoridad competente y las entidades de certificación y control autorizadas, podrán realizar los controles que consideren oportunos y recabar de los usuarios, la información y documentación necesaria, para garantizar el uso correcto de la Marca.

Artículo 13.—Vigencia de la autorización de uso de la Marca:

La autorización para el uso de la Marca concedida por resolución individual, tiene carácter indefinido, pudiendo ser objeto de suspensión o revocación en todos los supuestos recogidos en el Reglamento de uso.

CAPÍTULO VI. Plan de gestión del pliego de Condiciones

Artículo 14.—Modificación del pliego de condiciones:

El presente pliego podrá ser revisado y modificado mediante Resolución de la Consejería competente en materia de agroalimentación, bien por propia iniciativa o a instancia del organismo de control externo o de los usuarios autorizados de la Marca.

Las modificaciones definitivas del pliego, serán notificadas a los usuarios autorizados, para su aplicación, previo trámite de audiencia.

Artículo 15.—Condiciones particulares:

En la resolución individual de autorización del uso de la Marca, se podrán establecer condiciones particulares con respecto a cualquiera de los puntos del presente pliego.

Anexo II

PLIEGO DE CONDICIONES TÉCNICAS DE LA MIEL PARA EL USO DE LA MARCA “ALIMENTOS DEL PARAÍSO NATURAL”.

CAPÍTULO I. DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1.—Objeto

El presente pliego de condiciones tiene por objeto establecer las características que debe reunir y los requisitos que debe cumplir la miel producida en el Principado de Asturias, para ser amparada por la Marca de Garantía “Alimentos del Paraíso Natural”, en adelante Marca, así como definir los métodos de control que garanticen su cumplimiento.

El titular de la Marca es el Principado de Asturias. Corresponde la gestión de la misma a la Consejería competente en materia de agroalimentación.

Artículo 2.—Condiciones previas a la concesión de la autorización para el uso de la Marca:

Para obtener la autorización del uso de la Marca, es condición imprescindible, la certificación del producto, vinculado a una industria solicitante, de acuerdo al cumplimiento del contenido de este pliego de condiciones y del Reglamento de uso de la Marca.

La industria solicitante, estará inscrita en todos los registros obligatorios y en el Registro de Industrias Agrarias del Principado de Asturias.

La certificación, será realizada por una entidad de certificación, autorizada por la Consejería competente en materia de agroalimentación.

CAPÍTULO II. Descripción del producto

Artículo 3.—Definición:

La miel amparada por la Marca, es la sustancia natural dulce producida en explotaciones apícolas inscritas en el Registro de explotaciones ganaderas del Principado de Asturias, por abejas sanas del tipo Apis mellifera a partir del néctar de plantas, que las abejas recolectan, transforman combinándolo con sustancias específicas propias, depositan, deshidratan, almacenan y dejan en colmenas de cuadro móvil y desarrollo vertical para que madure, y cumple las características y requisitos que se definen y exigen en el presente pliego y en el Reglamento de Uso de la Marca sin perjuicio del cumplimiento de lo establecido por toda la legislación vigente que le sea de aplicación.

Artículo 4.—Tipos:

Los tipos de miel admitidos al amparo de la Marca, son:

—Miel Multifloral o mil flores. De las flores de Calluna vulgaris, Castanea sativa, Erica arborea, Erica australis, Erica cinerea, Erica mackaiana, Erica umbellata, Erica vagans, Eryngium bourgatii, Eucalyptus globulus, Quercus robur, Quercus suber, Robinia preudoacacia, Rubus ulmifolius, Taraxacum officinale, Trifolium repens y otra flora espontánea autóctona del Principado de Asturias.

—Miel de eucalipto, de la flor de Eucalyptus globulus.

—Miel de castaño, de la flor de Castanea vulgaris.

—Miel de brezo, de la flor de Ericaceae.

—Miel de biércol o brecina, de la flor de Calluna vulgaris.

Artículo 5.—Características:

1) Características físico-químicas:

—Humedad: ≤18%, con excepción de la miel con más de un 10% de Calluna vulgaris que podrá ser ≤23%.

—Contenido en hidroximetilfurfural; ≤ 20 mg./Kg.

—Contenido en ácidos libres: ≤ 35 miliequivalentes de ácidos por 1.000 gramos.

—Se puede presentar fluida, viscosa o cristalizada, exenta de residuos.

Los valores serán referidos al producto final.

2) Características organolépticas y meliso-palinológicas:

Miel multifloral o milflores:

—Color ámbar o ámbar oscuro.

—Sabor afrutado.

—El espectro polínico estará formado exclusivamente por polen procedente de las flores mencionadas en la definición de miel multifloral.

Miel de eucalipto (Eucalyptus globulus):

—Color ámbar claro.

—Sabor suave y aromas céreos.

—El polen de Eucalyptus globulus superará el 70% del espectro polínico y el resto estará formado exclusivamente por polen procedente de las flores mencionadas en la definición de miel multifloral.

Miel de castaño (Castanea sativa):

—Color ámbar ligeramente rojizo, sabor intenso, ligeramente amargo y fuertes aromas a flor de castaño.

—El polen de Castanea sativa superará el 70% del espectro polínico y el resto estará formado exclusivamente por polen procedente de las flores mencionadas en la definición miel multifloral

Miel de brezo (Erica spp):

—Color ámbar oscuro.

—Sabor dulce con un componente amargo, persistente y aromas florales persistentes.

—El polen de Erica spp. superará el 42% del espectro polínico y el resto estará formado exclusivamente por polen procedente de las flores mencionadas en la definición miel multifloral.

Miel de Calluna (Calluna vulgaris):

—Color ámbar oscuro, muy brillante.

—Sabor dulce, persistente y aromas florales persistentes.

—El polen de Calluna vulgaris superará el 10% del espectro polínico y el resto estará formado exclusivamente por polen procedente de las flores mencionadas en la definición de miel multifloral.

CAPÍTULO III. De la producción y los procesos previos al envasado

Artículo 6.—Condiciones de las explotaciones:

Los asentamientos de colmenas se ubicarán en zonas con inclinación y orientación adecuadas, de forma que se favorezcan la protección de los vientos dominantes y de la humedad.

Las colmenas serán de tipo vertical de cuadro móvil, de modo que exista clara diferenciación entre cámara de cría y alzas, y estarán separadas del suelo un mínimo de 15 centímetros.

Los panales de los cuadros de la cámara de cría tendrán una antigüedad máxima de tres años, anualmente se procederá a la renovación de un tercio de los cuadros de cría, así como de las ceras envejecidas del resto de la colmena.

No se aplicarán en ningún caso antibióticos y/o sulfamidas como tratamiento preventivo. La prevención se basará en prácticas adecuadas de manejo, ubicación, vigilancia y mantenimiento de las colmenas.

La miel extraída, será siempre de colmenas sanas, que no presenten ningún signo de enfermedad.

Durante el período productivo o de afluencia del néctar, no se podrán aplicar tratamientos sanitarios en las colmenas, ni se suministrará alimentación artificial.

Si la aplicación de tratamientos fuera necesaria, se deberá realizar sobre la cámara de cría, habiendo retirado las alzas que se podrán volver a colocar una vez finalizado el período de supresión indicado para el producto. Nunca se recogerá la miel de las cámaras de cría ni de las alzas o cuadros, que hayan sido sometidas a algún tratamiento sanitario.

Al final de la estación productiva, se deberán dejar reservas de miel y de polen, suficientes y adecuadas para la subsistencia de las colonias durante el período invernal. Solamente en condiciones de climatología adversa, que pongan en peligro la supervivencia de las colonias, se permitirá la alimentación artificial hasta los 30 días anteriores al período de actividad o de afluencia de néctar.

Artículo 7.—Fases previas al proceso de extracción:

—Desabejado. Se realizará por el sistema de cepillado de las abejas o por aire a presión. Para disminuir el comportamiento defensivo de las abejas se podrá realizar un ahumado moderado con combustible de origen vegetal y exento de residuos que puedan producir contaminación de la miel.

—Recogida y transporte. Se verificará la madurez de la miel para la recogida. El operculado de los panales será superior al 75%. Los panales estarán exentos de cría en el momento de la recogida.

Los vehículos utilizados para el transporte garantizarán unas condiciones adecuadas de higiene. Los panales irán sobre las alzas, evitando el contacto con el suelo y paredes del vehículo, y cubiertas en la parte superior

—Recepción de las alzas. Se dispondrá de locales independientes donde se recibirán las alzas para el desoperculado y extracción de la miel. Dichos locales garantizarán unas correctas condiciones higiénicas. Estarán construidos con materiales en suelos, techos y paredes que permitan su correcta limpieza y desinfección.

Artículo 8.—Proceso de extracción y almacenamiento:

—Desoperculado. Previamente a la extracción, se realizarán las labores de desoperculado de los cuadros. Dicha operación se realizará utilizando cuchillos u otros utensilios adecuados, manuales o eléctricos. En caso de recurrir al calentamiento de estos utensilios para facilitar el desoperculado, se hará sin superar los 40o C.

—Extracción propiamente dicha. Solo podrá realizarse mediante centrifugado y/o decantación.

—Filtrado. Después de la extracción, se pasará la miel por los filtros adecuados para eliminar fragmentos de cera, polen y otras posibles partículas.

—Decantación. Se realizará, en la cuba de decantación o madurador. Durante esta fase, en la que no se podrán superar los 30o C de temperatura, se acaban de eliminar impurezas y burbujas de aire.

—Almacenamiento. La miel extraída podrá almacenarse, antes de su envasado definitivo, en recipientes y/o bidones de uso alimentario, opacos y de cierre hermético. Si fueran reutilizables, deberán ser de tal manera, que permitan una correcta limpieza y desinfección.

Cada bidón será identificado de forma individual y mantendrá la trazabilidad del proceso general. El número de lote de cada bidón deberá facilitar información al menos de:

• Código de la explotación.

• N.º de autorización del usuario de la marca.

• Fecha de extracción.

• Tipo de miel, de acuerdo a la clasificación recogida en la definición.

• Kg de producto.

Una vez abierto un bidón se envasará inmediatamente la totalidad del contenido, manteniendo su trazabilidad.

Si la miel cristaliza en el período de almacenamiento se podrá calentar, sin superar los 40o C.

En el caso de que se realice la extracción y/o el almacenamiento de otra miel, no destinada a ser amparada por la Marca, se deberá disponer de locales independientes para la realización de estas operaciones, previa comunicación al titular de la Marca y a la entidad de certificación.

Si por las condiciones de los locales, no fuese posible la separación física, se podrán realizar dichos procesos en los mismos locales, siempre que el operador pueda garantizar la trazabilidad de los productos amparados y no amparados por la Marca.

CAPÍTULO IV. Envasado, etiquetado y comercialización

Artículo 9.—Envasado:

El envasado del producto elaborado, se realizará, por los usuarios de la Marca, en los centros declarados en la solicitud, en locales reservados para ese fin, que deberán ubicarse en las mismas instalaciones donde se realicen las demás operaciones previas al envasado, manteniendo la trazabilidad de todo el proceso productivo.

Además del envasado de la miel producida en las explotaciones de los propios usuarios, se les permitirá a éstos, el envasado de miel procedente de otras explotaciones, siempre que el proceso de obtención y las características del producto, sean acordes con los requisitos exigidos en este pliego de condiciones y en el Reglamento de uso de la Marca.

En el caso de que se realice el envasado de otra miel, no destinada a ser amparada por la Marca, se actuará conforme a lo referido para la extracción y/o almacenamiento en el artículo 8 de este documento en las mismas circunstancias.

Los envases para la comercialización del producto serán de cristal, transparente e incoloro, con cierre hermético, y en todo caso, los aprobados en la resolución individual de autorización de uso de la Marca. Cualquier cambio en el envase y/o sistema de envasado deberá ser autorizado por el titular de la Marca previa solicitud del usuario de la misma.

Artículo 10.—Etiquetado:

El etiquetado se realizará, por los usuarios de la Marca, en los mismos instalaciones que el envasado.

Tal como recoge el Reglamento de uso, la Marca no sustituye al etiquetado reglamentario, se colocará de forma claramente visible en el etiquetado de cada envase, de manera que acompañe al producto hasta el consumidor final.

Además de los requisitos exigidos en la legislación aplicable, el etiquetado específico deberá recoger los datos detallados a continuación:

—La denominación del producto amparado, tal como aparece en el presente pliego de condiciones, seguido del tipo de miel, de acuerdo con lo establecido en el artículo 4.

—El número de autorización asignado como usuario de la Marca.

—El logotipo de la Marca “Alimentos del Paraíso Natural” en la forma establecida en el Manual de Identidad Gráfica de su Reglamento de uso.

El etiquetado, deberá contener elementos suficientes para diferenciar de manera sencilla y clara, la miel amparada de la no amparada, evitando en todo caso la inducción al error en el comprador o consumidor, especialmente sobre las características del producto y, en particular, sobre su naturaleza, identidad, cualidades, composición, cantidad, duración, origen o procedencia y modo de elaboración o de obtención.

En el caso de que se realice el etiquetado de otra miel, no destinada a ser amparada por la Marca, se actuará conforme a lo referido para la extracción y/o almacenamiento en el artículo 8 de este documento, en las mismas circunstancias.

Artículo 11.—Particularidades con respecto a la comercialización:

No se podrá comercializar miel, con una antigüedad superior a dos años, desde la fecha de extracción.

Los usuarios de la Marca deben presentar declaración anual al titular de la misma y a la entidad de certificación y control, de los volúmenes de producto comercializado con la Marca por categorías, así como el destino (dentro o fuera de la CA.), y tipo de distribución utilizada (minorista, mayorista, gran distribución). Esta información será contrastada en los controles periódicos

CAPÍTULO V. Régimen de control

Artículo 12.—Control interno:

Los usuarios autorizados tendrán implantado y documentado un sistema de control interno que, mediante criterios estadísticos, permita asegurar el cumplimiento de lo establecido para la miel en el Reglamento de uso y en el presente pliego de condiciones.

Deberán disponer de registros que acrediten los controles realizados, incluyendo resultados analíticos de las muestras evaluadas.

Los usuarios de la Marca, serán los responsables del cumplimiento de todos los requisitos contemplados en el Reglamento de uso y en el presente documento. A tal efecto, en la implantación del sistema de control, deberán considerar a todas las explotaciones productoras de miel, en cuanto a las exigencias a que hace referencia este pliego de condiciones. Especialmente, deberán mantener un registro actualizado de proveedores.

Artículo 13.—Control externo:

La verificación del cumplimiento del Reglamento y del pliego de condiciones, así como la comprobación de la validez y eficacia del sistema de control interno, recaerán, a su vez, en una entidad de certificación, pública o privada, autorizada por la Consejería competente en materia de agroalimentación.

Todas las industrias solicitantes, previamente a la obtención de la autorización para el uso de la Marca, deberán someterse al proceso de verificación anteriormente mencionado o auditoría inicial, mediante solicitud a la entidad de certificación, que emitirá el correspondiente certificado, tras un resultado favorable.

Posteriormente, las entidades de certificación y control realizarán controles periódicos para comprobar que se siguen cumpliendo las condiciones que originaron la concesión de la certificación.

Cuando el control suponga la realización de análisis deberán ser realizados por laboratorios autorizados, y, si los hubiera, de acuerdo a alguno de los métodos oficiales en vigor.

La autoridad competente y las entidades de certificación y control autorizadas, podrán realizar los controles que consideren oportunos y recabar de los usuarios, la información y documentación necesaria, para garantizar el uso correcto de la Marca.

Artículo 14.—Vigencia de la autorización de uso de la Marca:

La autorización para el uso de la Marca concedida por resolución individual, tiene carácter indefinido, pudiendo ser objeto de suspensión o revocación en todos los supuestos recogidos en el Reglamento de uso.

CAPÍTULO VI. Plan de gestión del pliego de Condiciones

Artículo 15.—Modificaciones:

El presente pliego podrá ser revisado y modificado mediante Resolución de la Consejería competente en materia de agroalimentación, bien por propia iniciativa o a instancia del organismo de control externo o de los usuarios autorizados de la Marca.

Las modificaciones definitivas del pliego, serán notificadas a los usuarios autorizados, para su aplicación, previo trámite de audiencia.

Artículo 16.—Condiciones particulares:

En la resolución individual de autorización del uso de la Marca, se podrán establecer condiciones específicas con respecto a cualquiera de los puntos del presente pliego.

Disposición anterior | Disposición siguiente

Información sobre el documento

© Copyright 2006. Gobierno del Principado de Asturias