Saltar al contenido principal

Gobierno del Principado de Asturias

Asturias, mucho más cerca

banda de sede
 

Estás en

Asturias.es Sede Electrónica BOPA y Legislación Resultados Buscador BOPA

Consulta de una disposición

Disposición anterior | Disposición siguiente


Boletín Nº 257 del miércoles 6 de noviembre de 2013

OTRAS DISPOSICIONES

CONSEJERÍA DE FOMENTO, ORDENACIÓN DEL TERRITORIO Y MEDIO AMBIENTE

Acuerdo de 10 de octubre de 2013, adoptado por la Comisión Ejecutiva de la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio del Principado de Asturias (CUOTA), relativo a la aprobación definitiva del Catálogo Urbanístico de Gozón. Expte. CUOTA. 392/2010.

De conformidad con lo dispuesto en los artículos 88 y 93 del Texto Refundido de las disposiciones legales vigentes en materia de ordenación del territorio y urbanismo se aprueba definitivamente el Catalogo Urbanístico con el contenido y alcance del acuerdo de Aprobación provisional adoptado por el Pleno.

No obstante lo anterior, se deberán incorporar las prescripciones de los informes sectoriales emitidos durante la tramitación del documento elaborándose un Texto Refundido en el que se incluyan las prescripciones contenidas en el acuerdo de la Permanente del Consejo de Patrimonio de fecha 17 de mayo de 2012 y de la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar, de fecha 12 de junio de 2013.

El Ayuntamiento deberá de comunicar a todos los alegantes el presente acuerdo de la CUOTA con indicación expresa y motivación de la estimación o desestimación de su correspondiente alegación.

Tal y como se ha señalado en el párrafo primero de este acuerdo, salvo en aquellos caso en los que se deniega expresamente, las prescripciones señaladas tienen el carácter de deficiencias que deberán ser subsanadas conforme a lo establecido en el artículo 88 del TRLOTU, presentado un Texto Refundido ante la CUOTA en el plazo de 6 meses.

Contra este acuerdo los particulares interesados podrán interponer recurso contencioso-administrativo en el plazo de 2 meses, a partir del día siguiente al de su notificación o publicación en el BOPA, ante el Tribunal Superior de Justicia de Asturias, de conformidad con lo previsto en art. 46 de la Ley 29/98, de 13 de julio, reguladora de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa, y el 26 de la Ley 2/95, de 13 de marzo, sobre el Régimen Jurídico de la Administración del Principado de Asturias.

Las Administraciones Públicas legitimadas podrán interponer recurso contencioso-administrativo frente a esta resolución en el plazo de dos meses contados a partir del día siguiente al de su notificación, ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Asturias.

En Oviedo, a 11 de octubre de 2013.—El Secretario de la CUOTA.—Cód. 2013-20216.

Ver imagen de la disposición

DOCUMENTO DE APROBACIÓN PROVISIONAL [DAP]

Índice general

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

DOCUMENTO DE APROBACIÓN PROVISIONAL [DAP]

Índice normativa

TÍTULO I. DISPOSICIONES GENERALES.

Artículo 1. Encuadre Jurídico y Finalidad.

Artículo 2. Vigencia.

Artículo 3. Modificación.

Artículo 4. Criterios De Interpretación.

Artículo 5. Efectos De La Catalogación.

TÍTULO II. INTERVENCIÓN ADMINISTRATIVA EN RELACIÓN CON LOS BIENES CATALOGADOS.

Artículo 6. Licencias.

Artículo 7. Documentación complementaria de los proyectos.

Artículo 8. Bienes Catalogados incluidos en ámbitos sujetos a procedimientos de equidistribución.

Artículo 9. Deberes específicos de conservación y adecuación de las edificaciones catalogadas.

Artículo 10. Órdenes de ejecución.

Artículo 11. Derribo de edificios catalogados e incumplimiento del deber de conservación.

Artículo 12. Inspección.

Articulo 13. Situación de fuera de ordenación.

TÍTULO III. DECLARACIÓN DE RUINA.

Artículo 14. Supuestos de Ruina.

Artículo 15. Coeficiente de Ponderación Cultural.

TÍTULO IV. NIVELES DE PROTECCIÓN DEL PATRIMONIO CATALOGADO.

Artículo 16. Grados de Protección.

Artículo 17. Protección integral.

Artículo 18. Protección parcial.

Artículo 19. Protección ambiental.

TÍTULO V. TIPOS DE ACTUACIONES PERMITIDAS.

Artículo 20. Enumeración de los tipos de actuaciones a los efectos de la presente Ordenanza.

Artículo 21. Restauración.

Artículo 22. Rehabilitación.

Artículo 23. Reforma.

Artículo 24. Reestructuración parcial, mayoritaria o total.

Artículo 25. Ampliación.

Artículo 26. Reconstrucción filológica.

Artículo 27. Conservación y Reparación del edificio.

Artículo 28. Adecuación de Fachadas y Elementos exteriores del Edificio.

Artículo 29. Acondicionamiento o rehabilitación parcial de viviendas o locales dedicados a otros usos.

Artículo 30. Acondicionamiento de espacios libres de parcela.

Artículo 31. Actuaciones permitidas en los bienes objeto de protección integral.

Artículo 32. Actuaciones permitidas en los bienes objeto de protección parcial.

Artículo 33. Actuaciones permitidas en los bienes objeto de protección ambiental.

Articulo 34. Cierres de parcela.

Articulo 35. Actuaciones permitidas en zonas de ordenación especial.

TÍTULO VI. CONDICIONES DE EDIFICACIÓN Y USO.

Capítulo primero.—Condiciones dimensionales y volumétricas.

Artículo 36. Conceptos Generales.

Artículo 37. Regulación.

Capítulo segundo.—Condiciones estéticas y compositivas.

Artículo 38. Regulación.

Artículo 39. Fachadas.

Artículo 40. Rejerías y cierres metálicos.

Artículo 41. Acabados exteriores.

Artículo 42. Cubiertas.

Artículo 43. Áticos.

Artículo 44. Forjados.

Artículo 45. Carpinterías.

Artículo 46. Persianas y defensas.

Artículo 47. Medianerías.

Artículo 48. Portadas de locales comerciales. Tratamiento de las plantas bajas.

Artículo 49. Características interiores de la edificación.

Artículo 50. Contaminación visual.

Artículo 51. Rótulos, toldos y banderines.

Capítulo tercero.—Ocupación de la edificación bajo rasante.

Artículo 52. Regulación.

Capítulo cuarto.—Espacios libres privados.

Artículo 53. Regulación.

Capítulo quinto.—Normas de protección de determinados tipos de bienes catalogados.

Artículo 54. Condiciones de entorno.

Artículo 55. Parcelas y yacimientos arqueológicos al descubierto.

Capítulo sexto.—Condiciones de los usos.

Artículo 56. Referencia al Plan General.

Artículo 57. Régimen de usos en los bienes objeto de protección integral y parcial.

Artículo 58. Régimen de usos en los bienes objeto de protección ambiental.

Capítulo séptimo.—Condiciones seguridad, habitabilidad y adecuación en los edificios catalogados.

Artículo 59. Incidencia de normativas sectoriales de seguridad y habitabilidad.

Artículo 60. Nivel de adecuación estructural y funcional.

TÍTULO VII. REGULACIÓN DEL PATRIMONIO NATURAL.

Disposiciones adicionales.

Primera.—Intervenciones en los bienes catalogados. Definiciones.

Segunda.—Vinculación del Catálogo y de los Planes Especiales de Protección.

Tercera.—Intervención en edificios con protección Integral/CA-P.

Disposición transitoria.

Única.—Intervenciones en los bienes inmuebles incluidos en el Inventario del Patrimonio Cultural de Asturias.

TÍTULO I. DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1.—Encuadre jurídico y finalidad.

El presente Catálogo da cumplimiento a lo previsto en la Ley 1/2001, de 6 de marzo, del Patrimonio Cultural del Principado de Asturias (en lo sucesivo Ley 1/2001) y a la disposición transitoria sexta del Decreto Legislativo 1/2004, de 22 de abril, que aprueba el Texto Refundido de las Disposiciones legales vigentes en materia de Ordenación del Territorio y Urbanismo en el Principado de Asturias (en lo sucesivo DL 1/2004), de acuerdo con las determinaciones establecidas para todos y cada uno de los bienes incluidos en el presente documento, así como las disposiciones contempladas para su conservación y protección. Igualmente dará cumplimiento en la tramitación correspondiente al contenido del Decreto 278/2007, de 4 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de Ordenación del Territorio y Urbanismo del Principado de Asturias.

Igualmente, serán de aplicación:

— Ley sobre evaluación de los efectos de determinados planes y programas en el medio ambiente, en la que la gestión del Patrimonio Cultural constituye uno de los pilares del planeamiento territorial y urbano sostenible.

— Normativa sobre Evaluación de Impacto Ambiental de proyectos. El Patrimonio Cultural es identificado como objeto de los impactos directos o indirectos de los proyectos sometidos a EIA.

— Ley del Suelo, que considera la protección del Patrimonio Cultural como uno de los objetos de la política de suelo bajo el principio de Desarrollo Sostenible.

— Ley sobre regulación de las atribuciones profesionales de arquitectos e ingenieros técnicos, y de Ordenación de la Edificación, que regulan la competencia para redactar proyectos técnicos sobre espacios con algún tipo de protección histórica o cultural.

— Normativa europea en materia de paisaje, en el que se reconoce el Paisaje como elemento fundamental del entorno humano, expresión de la diversidad de su patrimonio común cultural y natural, y como fundamento de su identidad.

La aplicación de las regulaciones de las normativas sectoriales sobre elementos y ámbitos con protección cultural, se efectuará en la medida en que sean compatibles con el grado de protección de los bienes afectados. En concreto:

— El Real Decreto 314/2006, de 17 de marzo, por el que se aprueba el Código Técnico de la Edificación (CTE), que en virtud de lo establecido en su artículo 2.3, se aplicará a las obras de ampliación, modificación, reforma o rehabilitación que se realicen en edificios existentes, siempre y cuando dichas obras sean compatibles con la naturaleza de la intervención y, en su caso, con el grado de protección que puedan tener los edificios afectados.

— Las Normas de Diseño en edificios destinados a viviendas, de aplicación a los proyectos de rehabilitación en todo aquello que sea compatible con la conservación del entorno arquitectónico histórico.

— La normativa en materia de promoción de la accesibilidad y supresión de barreras, en los ámbitos urbanístico y arquitectónico, que dispone, sobre la accesibilidad a edificios de uso público, que quedará supeditada, en el caso de edificios o inmuebles incoados o declarados Bien de Interés Cultural, incluidos en el Inventario de Patrimonio Cultural de Asturias o los pertenecientes a los Catálogos Municipales, a no contravenir el cumplimiento de la normativa específica reguladora de estos bienes culturales.

Todo este cuerpo normativo sectorial será de aplicación en tanto en cuanto no contradiga las previsiones o determinaciones contenidas en el presente documento, establecidas para la garantía de preservación de sus valores patrimoniales.

Para la ordenación de los bienes catalogados, serán aplicables con carácter supletorio del Catálogo, las Normas del Plan General de Ordenación Urbana de Gozón, y las de los restantes instrumentos de planeamiento en sus respectivos ámbitos de territoriales. En caso de contradicción entre las determinaciones del Catálogo y las del Plan General o los demás instrumentos de planeamiento, prevalecerán las del Catálogo.

La presente normativa afecta a todos los bienes incorporados al Catálogo. Su finalidad es el desarrollo de las determinaciones establecidas por el Plan General vigente, formalizando, diferenciada y separadamente, las políticas públicas de conservación o protección de los bienes inmuebles o de los espacios de interés público relevante, a fin de evitar su destrucción o modificación sustancial, con información suficiente de su situación cultural, física y jurídica, expresión de los tipos de intervención posible y grado de protección a que están sujetos.

La determinación y catalogación de los bienes ocupados por las infraestructuras portuarias, o sometidas a otra legislación específica que así lo disponga, se realizará mediante el Plan Especial de ordenación de los correspondientes ámbitos territoriales. Ello sin perjuicio del ejercicio competencial que le corresponde en materia de patrimonio cultural a la administración autonómica del Principado de Asturias.

Artículo 2.—Vigencia.

El presente Catálogo será inmediatamente ejecutivo una vez publicados en el Boletín Oficial del Principado de Asturias el acuerdo de aprobación definitiva y las presentes Ordenanzas.

El Catálogo tendrá vigencia indefinida, sin perjuicio de la posibilidad de su modificación y revisión. La revisión del Plan General conllevará la simultánea tramitación de la revisión del Catálogo.

Artículo 3.—Modificación.

La modificación del Catálogo se tramitará como una modificación del Plan General de Gozón.

El Ayuntamiento deberá iniciar de oficio los trámites para incorporar al Catálogo aquellos inmuebles que, no estándolo, sean declarados de interés cultural o incluidos en el Inventario del Patrimonio Cultural de Asturias por la Administración competente. No obstante, a los bienes que sean declarados de interés cultural, les será de aplicación inmediata el régimen de protección integral, por el mero hecho de tal declaración.

Una vez aprobado definitivamente el Catálogo Urbanístico, de acuerdo con el artículo 72.3 del TROTUAS, sus determinaciones con carácter general prevalecerán sobre el planeamiento general vigente en todo lo que se opongan y, en particular, la normativa contenida en el mismo de regulación y protección del patrimonio cultural.

Artículo 4.—Criterios de interpretación.

En caso de discrepancia entre los documentos gráficos y los escritos se otorga prioridad a éstos últimos, salvo que del análisis global del documento se desprenda otra cosa.

En caso de contradicción entre el contenido de la presente ordenanza y el de las fichas individuales, predominaran este último sobre aquél.

Fuera de los supuestos anteriores, la interpretación de las determinaciones del presente Catálogo se hará en el contexto fijado conforme a lo dispuesto en la Sección IV del Título I, del Plan General, Protección del Patrimonio Cultural Inmobiliario.

Artículo 5.—Efectos de la catalogación.

Los propietarios, poseedores y demás titulares de derechos reales sobre bienes incluidos en el presente Catálogo, están obligados a conservarlos, cuidarlos y protegerlos debidamente para asegurar su integridad y evitar la pérdida o deterioro de su valor cultural, quedando prohibida su destrucción total o parcial, sin más excepciones que las que permitidas por la Ley 1/2001. Es causa de interés social a efectos de expropiación el incumplimiento de dicho deber de conservación. El Ayuntamiento fomentará la rehabilitación de los bienes catalogados, y podrá colaborar económicamente con los particulares en la realización de las obras de conservación y rehabilitación, en razón del interés social de las mismas.

A tales efectos, la Catalogación establece la obligación de conservar edificaciones o algún elemento de las mismas, en función de sus cualidades o contexto en el que se ubican; establece la obligación de respetar y/o recuperar determinados sistemas constructivos, materiales, esquemas compositivos, tipológicos, etc. característicos de los diferentes estilos que perviven en el Municipio; y pone en valor mediante procesos de rehabilitación y cualificación funcional, edificaciones o conjuntos en desuso, así como los espacios libres, lugares y entornos a ellos asociados.

TÍTULO II. INTERVENCIÓN ADMINISTRATIVA EN RELACIÓN CON LOS BIENES CATALOGADOS

Artículo 6.—Licencias.

La solicitud de licencia para realizar obras de cualquier índole en bienes catalogados, requerirá la presentación de un proyecto, firmado por técnico competente, que contenga, además de las condiciones requeridas por la restante normativa que le sea de aplicación, las que se mencionan en el presente artículo.

6.1. Nivel de protección integral, —PI—

Para los bienes catalogados en el nivel de protección integral, —PI— el proyecto incluirá un “Estudio previo de las características histórico-arquitectónicas del edificio, y de su estado actual”, con el siguiente contenido documental mínimo:

a) Memoria descriptiva del edificio, con la valoración histórico-artística del conjunto y de los elementos sobresalientes.

b) Descripción fotográfica del edificio en su conjunto (traseras, patios, espacios comunes y elementos interiores sobresalientes) y en su integración con el entorno, con señalamiento de sus elementos más relevantes que deban ser protegidos (incluidos cierres en su caso).

c) Resultado de la investigación arqueológica sobre el edificio, si procediese, mediante las catas técnicamente posibles, con el fin de comprobar la no existencia de elementos valiosos ocultos.

d) Esquemas planimétricos de plantas, alzados, secciones, a escala apropiada para su adecuada compresión (1/100 plantas y alzados; 1/50 detalles constructivos) del estado actual del bien, con los resultados de la investigación arqueológica si los hubiera. Los alzados reflejarán siempre la relación volumétrica —y compositiva si procediera— del edificio con su entorno circundante. Se indicará en los planos los elementos, zonas o instalaciones que han de ser objeto de obras.

e) Descripción pormenorizada del estado de conservación del edificio.

f) Descripción pormenorizada de la parcela, incluyendo elementos de interés tipo arbolado de porte, etc.

g) Anexo que incluya el avance de la solución proyectada para la que se solicita licencia, con la definición propia del nivel del documento exigido para los restantes apartados.

Para el resto de los edificios, el proyecto acreditará el cumplimiento actualizado de las “Condiciones previas de Intervención” que el presente Catálogo establece:

6.2. Nivel de protección parcial —PP—

a) Memoria descriptiva del edificio, con la valoración histórico-artística del conjunto y de los elementos sobresalientes.

b) Descripción fotográfica del edificio en su conjunto (traseras, patios, espacios comunes y elementos interiores sobresalientes) y en su integración con el entorno, con señalamiento de sus elementos más relevantes que deban ser protegidos (incluidos cierres, en su caso).

d) Esquemas planimétricos de plantas, alzados, secciones, a escala apropiada para su adecuada compresión (1/100 plantas y alzados; 1/50 detalles constructivos) del estado actual del bien, con los resultados de la investigación arqueológica si los hubiera. Los alzados reflejarán siempre la relación volumétrica —y compositiva si procediera— del edificio con su entorno circundante. Se indicará en los planos los elementos, zonas o instalaciones que han de ser objeto de obras.

e) Descripción pormenorizada del estado de conservación del edificio.

f) Descripción pormenorizada de la parcela, incluyendo elementos de interés tipo arbolado de porte, etc.

g) Anexo que incluya el avance de la solución proyectada para la que se solicita licencia, con la definición propia del nivel del documento exigido para los restantes apartados.

6.3. Nivel de protección ambiental —PA—

a) Memoria descriptiva del edificio, con la valoración histórico-artística del conjunto y de los elementos sobresalientes.

b) Descripción fotográfica del edificio en su conjunto (traseras, patios, espacios comunes y elementos interiores sobresalientes) y en su integración con el entorno, con señalamiento de sus elementos más relevantes que deban ser protegidos (incluidos cierres en su caso).

c) Descripción pormenorizada de la parcela, incluyendo elementos de interés tipo arbolado de porte, etc.

6.4. En todo caso, para las actuaciones que afecten a fachadas y elementos exteriores, tanto si incluyen intervenciones sobre los citados elementos arquitectónicos de modo complementario de otras, como si lo pretenden sólo sobre los mismos, el proyecto contendrá:

a) Memoria de acabados exteriores, con indicación de calidades y muestra de color de los mismos, haciendo referencia a su integración con el entorno al que pertenece.

b) Detalles de las carpinterías, cerrajería y otros elementos constructivos u ornamentales, cuando se prevea la sustitución o reposición de los mismos.

c) Detalle de elementos en cubierta, como buhardillas o chimeneas, cuando se prevea su sustitución.

En actuaciones de esta naturaleza sobre edificios con nivel de protección integral, parcial y ambiental se entenderá la documentación requerida en éste último apartado sustitutoria de la prevista con carácter general para cada nivel de protección.

En caso de simples reparaciones u obras de mantenimiento en los cerramientos y espacios exteriores se requerirá una simple nota descriptiva así como un dossier fotográfico que refleje adecuadamente la situación o estado actual del inmueble.

Para el resto de situaciones no se requerirá documentación (reparaciones y obras de mantenimiento en espacios interiores).

6.5. En el caso de obras y de otras intervenciones en solares o edificaciones que se hallen en áreas o perímetros de protección de yacimientos arqueológicos, el proyecto contendrá un estudio de su incidencia sobre los restos arqueológicos que pueda haber en la zona.

6.6. En el caso de obras y de otras intervenciones en edificaciones que se hallen en áreas integradas en el planeamiento especial se cumplimentaran las previsiones del mismo, siempre que no contradigan el contenido de las fichas individuales del presente documento.

6.7. En ningún caso y para los bienes catalogados, se reputarán como obras menores las que así se definen en la normativa del PGOU.

6.8. En el caso de obras y de otras intervenciones en edificaciones en disposición abierta y en solares en los que existan cierres, estos elementos se deberán documentar adecuadamente en el proyecto técnico, mediante fotografías y planos, para su identificación y de manera que describan sus características arquitectónicas y estado de conservación.

Artículo 7.—Documentación complementaria de los proyectos.

Los proyectos de obras, instalaciones o actividades que hayan de someterse a procedimientos de estudio de sus impactos ambientales, deberán contener en la documentación que corresponda un apartado específico sobre la afección que puedan producir en los bienes catalogados, si estos se vieran afectados por el proyecto.

Artículo 8.—Bienes Catalogados incluidos en ámbitos sujetos a procedimientos de equidistribución.

Cuando se delimiten polígonos o unidades de actuación que incluyan bienes catalogados, la gestión de aquellos deberá cumplir las determinaciones y condiciones contenidas en el Catálogo para el bien de que se trate.

Artículo 9.—Deberes específicos de conservación y adecuación de las edificaciones catalogadas.

9.1. Los propietarios de los edificios deberán garantizar la conservación de los mismos, y, en su caso, promover las obras necesarias para la adecuación o recuperación de su conformación arquitectónica y sus elementos de interés histórico y ambiental, de acuerdo con su grado específico de protección y ajustándose a las determinaciones establecidas en el presente Catálogo.

9.2. En particular los propietarios de los edificios que incluyan elementos exteriores señalados como disconformes en las fichas particularizadas deberán suprimirlos, sustituyéndolos en este caso por elementos conformes con las características arquitectónicas específicas del edificio. Dicha operación será de obligado cumplimiento coincidiendo con el primer trámite de solicitud de licencia que se solicite. Esta obligación se extiende a los titulares de locales comerciales en planta baja, cuyas fachadas fuesen total o parcialmente disconformes, para los que se procederá de igual forma: se hará efectiva al solicitar licencia de obras de cualquier tipo que afecten al local.

9.3. Las obligaciones que, en relación con los bienes catalogados, se imponen a sus propietarios, serán igualmente exigibles a sus poseedores, sin perjuicio de las acciones civiles que, en su caso, pudieran corresponderles a éstos contra el propietario para reembolsarse de cuantos gastos se les ocasionen.

Artículo 10.—Órdenes de ejecución.

10.1. El Ayuntamiento, podrá ordenar a los propietarios y poseedores de los bienes catalogados, la ejecución de las obras necesarias para garantizar el cumplimiento de los deberes establecidos en el artículo 9.

10.2. Sin carácter exhaustivo, se consideran como obras de carácter menor, comprendidas dentro de los límites del deber de conservación que corresponden a los propietarios, las siguientes que se realicen en fachadas a espacios públicos, medianeras o fachadas a patios que contuvieran elementos de interés:

a) Revocos, enfoscados y pinturas en paramentos verticales; reparación y reposición de azulejos, en fachadas con este revestimiento.

b) Obras de conservación reparación y otros tratamientos particulares de adecuación de elementos arquitectónicos o decorativos existentes, como aleros y cornisas, cerrajería, molduras, carpintería exterior y puertas de acceso.

c) Obras de conservación, reparación y otros tratamientos particulares de adecuación de frentes comerciales, siempre que ya se encontrasen básicamente adaptados a las características y composición arquitectónica del edificio.

d) Supresión de elementos exteriores disconformes, como rótulos, carteles, cables, marquesinas, etc...

Artículo 11.—Derribo de edificios catalogados e incumplimiento del deber de conservación.

Quienes sin licencia u orden de ejecución o sin ajustarse a las condiciones en ellas señaladas, derribaren o desmontaren un edificio o elemento catalogado o parte de él, así como los que, como propietarios o poseedores, autoricen su derribo o desmontaje, serán obligados solidariamente a su reconstrucción sin perjuicio de las sanciones económicas que procedan. Dicha obligación se extiende, con el citado carácter solidario, a los directores facultativos de la obra y de su ejecución, así como a los contratistas de la obra.

Artículo 12.—Inspección.

12.1. El control de la ejecución de las obras en elementos catalogados, sea cual sea el título en que se amparen, se realizará mediante inspecciones periódicas determinadas en la licencia u orden de ejecución, que se reflejarán en el Libro de Control de Inspección. Las hojas del Libro de Control e Inspección deberán ir suscritas por el Técnico Inspector con el “enterado” del Técnico Director de las obras, constructor o persona en que delegue. Las copias del mencionado libro se adjuntarán al expediente.

12.2. En cada visita de inspección se hará constar si las obras se ajustan o no a las condiciones establecidas en la licencia u orden de ejecución. Para el supuesto de disconformidad entre lo autorizado y lo ejecutado, se señalarán las obras que deban realizarse y, en caso de incumplimiento, se cursará de oficio la oportuna denuncia.

12.3. Si durante el transcurso de las obras se advirtiera la necesidad de realizar otras distintas a las ordenadas, el propietario deberá dar cuenta inmediata de ello al Ayuntamiento, antes de realizarlas, para que por el Órgano Municipal competente, previo informe técnico, se adopte la resolución que proceda. Igual resolución se adoptará previa audiencia del propietario, cuando la necesidad de realización de obras complementarias sea advertida por los Servicios de Inspección Municipal.

Artículo 13.—Situación de fuera de ordenación.

13.1. En relación a la tipificación de la situación de fuera de ordenación que se establece en la normativa del PGOU, no podrá ser aplicable cuando se encuentre afectado el elemento o conjunto catalogado.

13.2. Deberán modificarse y regularse alternativamente dentro del planeamiento general, en su caso y en el momento procesal oportuno, las condiciones que han conducido a la tipificación de la situación de fuera de ordenación de forma que queden preservados los valores patrimoniales catalogados.

TÍTULO III. DECLARACIÓN DE RUINA

Artículo 14.—Supuestos de ruina.

14.1. Respecto a los bienes catalogados, protegidos singularmente o formando conjunto, únicamente procederá la declaración legal de ruina en alguno de los siguientes supuestos:

a) Situación de ruina física irrecuperable.

b) Coste de la reparación de los citados daños superior al cincuenta por ciento del valor actual de reposición del inmueble, excluido el valor del terreno. A tales efectos, se aplicarán los coeficientes de valoración previstos en el artículo 14 de la presente Ordenanza.

14.2. En los casos de ruina irreversible, el organismo municipal deberá ordenar las medidas necesarias para evitar daños a personas y cosas. Se requerirá —en función del nivel de catalogación del bien— la autorización de la administración competente en cada caso, debiéndose prever la reposición de los elementos protegidos que hubieran sido retirados por la inminencia de la ruina.

14.3. Salvo en el caso de ruina irreversible, una edificación catalogada que hubiera sido declarada en ruina, no podrá ser demolida, manteniéndose en cualquier caso los elementos protegidos según su nivel de catalogación y adoptándose las medidas necesarias para su seguridad y la de terceros.

14.4. La declaración de ruina no implicará el cese del deber de conservación del propietario, siendo obligatoria la reposición del inmueble catalogado a un estado de adecuación estructural y funcional, de conformidad con el capítulo Sexto del Título VI de esta Ordenanza.

Artículo 15.—Coeficiente de Ponderación Cultural.

15.1. Para los bienes objeto de protección integral, o Parcial con conservación de su organización interior, su valor actual se determinará aplicando los siguientes coeficientes:

a) Integral (I)=1,42.

b) Parcial (P)= 1,25.

c) Ambiental l (A)=1,11.

15.2. El coeficiente de ponderación que se aplicará al valor de reposición de los demás bienes catalogados será la unidad.

TÍTULO IV. NIVELES DE PROTECCIÓN DEL PATRIMONIO CATALOGADO

Artículo 16.—Grados de protección.

16.1. A los efectos de aplicación de este Catálogo, según las mayores o menores posibilidades de intervención sobre los elementos catalogados, se establecen tres grados de protección de elementos:

a) Protección integral (I).—Se incluyen en este nivel las edificaciones y elementos que posean un interés en grado singular y conserven sus características originarias.

Igualmente se incluyen todos los hórreos y paneras que la legislación vigente establece por antigüedad o características originales o singulares, si bien el proceso de catalogación atenderá a su condición de máximo nivel en sus cualidades arquitectónicas, nivel de conservación y de contextualización de los mismos como los criterios alternativos para su inclusión en este grupo, cuando no sea posible establecer los anteriores datos.

Se ha desarrollado su análisis técnico mediante el formato de ficha individualizada (amén de su inclusión en los listados correspondientes).

Las condiciones particulares se detallan en la ficha y en la normativa general, de acuerdo con su nivel de protección.

b) Protección parcial (P).—Se incluyen en este nivel las edificaciones y elementos que posean una tipología, organización estructural interior y distribución funcional con valores intrínsecos y que, preservados éstos, podrán incorporar obras de mejora.

c) Protección ambiental (A).—Se incluyen en este nivel las edificaciones y elementos que, sin tener un valor intrínseco, posean otros que contribuyen a definir el contexto específico.

16.2. En todos los niveles de protección, queda prohibida, en el entorno de los bienes catalogados, la realización de construcciones o instalaciones que los deterioren, o que modifiquen sustancialmente sus perspectivas visuales y su integración, en su caso, con el resto de la trama urbana.

16.3. Igualmente y en aplicación de las previsiones del ROTU se identificará la unidad entre edificio y parcela propia, que quedarán debidamente identificados en los documentos de este Catálogo.

16.4. Para determinados edificios se establecerán sus correspondientes entornos de protección.

Artículo 17.—Protección integral.

17.1. Las actuaciones que se pretendan en los bienes objeto de Protección Integral, deberán respetar completamente la edificación o instalación y su entorno de protección, preservando su forma y grado de ocupación del espacio.

Se conservará igualmente su organización espacial, su configuración funcional, las características tipológicas, los elementos estructurales y el volumen edificado. Se permitirán solamente las actuaciones encaminadas a la conservación y puesta en valor del elemento, edificio o conjunto edificado. Excepcionalmente podrán establecerse matizaciones a esta norma reflejadas en la ficha individual y debidamente justificadas. Respecto a los usos, se les asignarán aquellos que, siendo compatibles con su naturaleza, contribuyan a garantizar su permanencia.

Artículo 18.—Protección parcial.

18.1. En los bienes objeto de protección parcial, se establece como regulación general la conservación de la fachada, si bien se podrá admitir el derribo y posterior reconstrucción cuando exista ruina irreversible del propio elemento o incapacidad constructiva para su adecuación tecnológica (convenientemente justificada mediante informe técnico documentado). En este supuesto, la solicitud de licencia contendrá un levantamiento fotográfico y documental a una escala mínima de 1:100 y una memoria descriptiva de los materiales y soluciones constructivas del edificio existente, acompañándose con la propuesta de reconstrucción filológica.

Asimismo, la reconstrucción implicará la reposición de los cerramientos y de los elementos de carpintería y cerrajería si se conservan en buen estado. Si no es posible su recuperación, se ejecutarán de nuevo, respetando el material, despiece y diseño original. Se reconstruirá fidedignamente la fachada original con toda su ornamentación, atendiendo especialmente a la correcta ejecución dimensional de los sistemas constructivos de vuelos de balcones, galerías y aleros.

18.2. Las intervenciones en estos inmuebles requieren la protección de su entorno de protección, preservando su forma y disposición de ocupación en planta. Se conservará la envolvente del edificio quedando descartado por tanto cualquier aumento del volumen existente, salvo cuando se disponga otra cosa en las fichas individualizadas.

En los casos de conservación de las fachadas posteriores, tras el análisis del documento técnico requerido para este nivel de protección, se podrá permitir la apertura o modificación de huecos para la mejora de las condiciones de habitabilidad o adecuación a nuevos usos, cuando se recoja en la ficha individualizada. (Se tratará de la mejora de las condiciones de soleamiento y ventilación).

18.3. En las edificaciones que, conforme al planeamiento anterior, ostentaban un nivel de protección superior al ambiental y han sido objeto de intervención, se exige la conservación de aquellos elementos de la edificación que en la intervención fueron objeto de protección, sin perjuicio de que, en cada caso, la ficha correspondiente especifique otras limitaciones o nuevas regulaciones normativas.

(Así p.e. la integración cromática entre las partes conservadas y las que han sido objeto de intervención).

Artículo 19.—Protección ambiental.

19.1. Las actuaciones en los bienes así catalogados preservarán aquellos aspectos compositivos, figurativos o materiales preexistentes en el inmueble, considerados como invariantes estéticos recurrentes y caracterizadores del contexto inmediato, manteniendo así la referencia necesaria a las características originarias de la edificación catalogada.

TÍTULO V.—TIPOS DE ACTUACIONES PERMITIDAS

Artículo 20.—Enumeración de los tipos de actuaciones a los efectos de la presente Ordenanza.

a) Restauración.

b) Rehabilitación y Reforma.

c) Reestructuración:

c.1. Parcial.

c.2. Mayoritaria o total.

d) Ampliación:

d.1. Habilitación del espacio bajocubierta. Se autoriza, en las fichas que así lo dispongan, la adecuación o construcción de espacios bajocubierta, manteniendo en todo caso la altura del alero existente y la configuración formal de la cubierta Se posibilita la construcción de buhardillas.

d.2. Ampliación en altura del espacio bajocubierta: Se autoriza la construcción de una planta bajocubierta en las fichas que lo detallen, admitiéndose que las cubiertas se sitúen sobre un murete perimetral realzado hasta un máximo de 75 centímetros sobre el forjado de techo de la última planta horizontal, o sobre su teórica posición si tal forjado no existe. Dentro de este tipo de obras se permite la construcción de buhardillas según las condiciones de esta normativa.

d.3. Ampliación en altura de nueva planta: En las fichas que así lo detallen se permite el incremento en altura de una planta, que deberá retranquearse 60 cm de la alineación del inmueble y su solución compositiva se adaptará a la fachada existente.

d.4. Ampliación del fondo edificable. Se autoriza en algunos casos que se aumente el fondo edificable de la construcción hasta un máximo de 14 m para adaptarse al fondo edificable definido por la ordenanza de la manzana en que se ubique.

En este supuesto la nueva fachada a de ser paralela a la fachada principal y estar configurada con unos criterios de composición acordes con la tipología predominante en su entorno próximo.

d.5. Ampliación de planta bajocubierta a planta completa: Se autoriza en este caso el aumento de la superficie edificada del inmueble transformando una planta bajocubierta existente en una planta más dentro del programa de la vivienda. La solución constructiva de la fachada se resolverá mediante galería.

d.6. Anexo: Se trata de una ampliación de la construcción existente a través de una edificación auxiliar dentro del entorno de protección del inmueble catalogado en las fichas que así lo determinen. La superficie total de las edificaciones dentro de la parcela nunca superará la edificabilidad máxima permitida en el Plan General.

e) Reconstrucción filológica.

f) Conservación y Reparación.

g) Adecuación de Fachadas y elementos exteriores del edificio.

h) Acondicionamiento de pisos y locales.

i) Acondicionamiento de espacios libres de parcela.

Artículo 21.—Restauración.

Son las obras que tienen por finalidad la conservación o restitución de las características arquitectónicas originarias del edificio, incluyendo la supresión eventual de añadidos que hubieran desfigurado su carácter original.

Los elementos arquitectónicos y materiales empleados habrán de adecuarse a los que presenta el edificio. Se utilizarán técnicas apropiadas y disciplinalmente reconocidas para este tipo de intervenciones, tendentes a conservar lo original existente sin desvirtuar o alterar su forma y características propias, manteniendo, bajo los criterios de diferenciación y reversibilidad, la evidencia respetuosa de la intervención. Será necesaria la investigación arqueológica sobre rasante tendente a recuperar los elementos originales ocultos.

Se admitirá la adecuación o incorporación de las instalaciones necesarias que garanticen el adecuado funcionamiento del edificio siempre que no alteren su conformación tipológica ni su valor arquitectónico.

Artículo 22.—Rehabilitación.

Son las obras que tienen por finalidad la mejora de la habitabilidad y funcionalidad del inmueble. Con esta finalidad se recuperará su disposición estructural y tipológica originaria (portales, núcleos de escaleras, patios, distancias entre forjados) y no se alterarán los elementos de cerramiento que definen el volumen del edificio. Asimismo, deberán conservarse los acabados y ornamentos interiores relevantes, quedando condicionada la nueva compartimentación del edificio a que sea respetuosa con dichos elementos (artesonados, molduras, solados, etc...).

Las actuaciones de rehabilitación conllevarán también las obras precisas para la conservación, valoración o en su caso, recuperación, de las características compositivas y formales de las fachadas.

Artículo 23.—Reforma.

Son las obras que tienen por finalidad la adecuación de la funcionalidad del inmueble mediante la introducción de cambios en su distribución interior. El ámbito de dichos cambios deberá garantizar en todo caso la conservación de su disposición estructural y de su tipología originaria (portales, núcleos de escaleras, patios, distancias entre forjados) y la no alteración de los elementos de cerramiento que definen el volumen del edificio.

Asimismo, deberá propiciar la conservación de los acabados y ornamentos interiores relevantes, quedando condicionada la nueva compartimentación del edificio a que sea respetuosa con dichos elementos (artesonados, molduras, solados, etc...).

Las actuaciones de reforma conllevarán también las obras precisas para la conservación, valoración o en su caso, recuperación, de las características compositivas y formales de las fachadas.

En sintonía con las previsiones del planeamiento general municipal vigente, se considerarán Obras de Mantenimiento y Conservación las siguientes:

— Consolidación y refuerzo de elementos fijos y estructurales hasta un 20% del total.

— Reparación de remates y acabado de pinturas de exteriores e interiores en su totalidad.

— Reparación o sustitución de solados de forma parcial o en su totalidad.

— Reparación de remates y acabado de revocos, enfoscados y estucados de forma parcial o en su totalidad.

— Reparación de remates y acabado de cornisas y aleros de forma parcial o en su totalidad.

— Reparación de remates y acabado de canalones y bajantes de forma parcial o en su totalidad.

— Reparación de remates y acabado de cubiertas de forma parcial o en su totalidad, sin alterar su disposición.

— Reparación y sustitución de instalaciones generales.

— Modificación del espacio interior mediante afección de cambios de tabiquería en un máximo del 20% de la superficie.

Artículo 24.—Reestructuración parcial, mayoritaria o total.

24.1. Son obras de reestructuración que tienen por finalidad la adecuación interior del edificio mediante la modificación parcial, mayoritaria o total de su disposición estructural y de su tipología originaria (portales, núcleos de escaleras, patios, distancias entre forjados), manteniéndose en cualquier caso los elementos de cerramiento que definen la envolvente exterior del edificio.

Las actuaciones de reestructuración conllevarán las obras precisas para la conservación, valoración o en su caso, recuperación, de las características compositivas y formales de las fachadas.

24.2. La reestructuración parcial supone el mantenimiento de al menos el 75% de los elementos estructurales verticales y horizontales, excluidas las fachadas que deban ser conservadas en todo caso. Incluye las obras necesarias para la adecuación de partes específicas del elemento catalogado.

24.3. La reestructuración mayoritaria supone el mantenimiento de una proporción superior al 25% e inferior al 75% de los elementos estructurales verticales y horizontales, excluidas las fachadas que deban ser conservadas.

24.4. La reestructuración total supone el mantenimiento de una proporción inferior al 25% de los elementos estructurales verticales y horizontales, excluidas las fachadas que deban ser conservadas. Se podrá llegar al vaciado completo del edificio cuando se encuentre autorizado en la ficha individualizada por su grado de protección específico.

24.5. En los niveles de reestructuración, las modificaciones del espacio interior mediante cambios de tabiquería podrán llegar al 100%.

Artículo 25.—Ampliación.

25.1. Son las obras que tienen por finalidad el aumento de la superficie construida de un edificio existente, mediante la ampliación de su fondo edificable o de su altura. Ambas condiciones se determinarán en su ficha individual.

25.2. La ampliación del fondo edificable permite modificar la posición de la alineación interior del edificio catalogado para adaptarse al fondo edificable definido por la ordenanza de la manzana en que se ubique.

Artículo 26.—Reconstrucción filológica.

Se entiende por tal las obras de recuperación de elementos de interés desaparecidos, con respeto a la tipología, composición y materiales originales, pudiendo añadirse elementos indispensables para su estabilidad o mantenimiento, que deberán ser reconocibles.

La actuación podrá extenderse al conjunto del edificio cuando existan medios de conocimiento documentados suficientes para la fidedigna reposición.

Artículo 27.—Conservación y Reparación del edificio.

27.1. Las obras de conservación tienen como finalidad el mantenimiento del edificio en adecuadas condiciones de seguridad, funcionalidad, salubridad y ornato.

27.2. Las obras de reparación tienen como finalidad la recuperación de las condiciones de seguridad, funcionalidad, salubridad y ornato, mediante la consolidación o la sustitución de elementos dañados o deficientes, tanto constructivos como estructurales o de las instalaciones generales del edificio.

27.3. En ningún caso estas obras podrán alterar los elementos estructurales de naturaleza espacial, la composición de las fachadas ni el volumen del edificio. Las actuaciones se realizarán de acuerdo con las condiciones particulares recogidas en la ficha individualizada y en conformidad con las Condiciones Estéticas y Compositivas recogidas en este Catálogo.

Artículo 28.—Adecuación de Fachadas y Elementos exteriores del Edificio.

Tendrán por objeto la conservación, valoración y en su caso recuperación de las características compositivas y formales de las fachadas y elementos exteriores del edificio.

Artículo 29.—Acondicionamiento o rehabilitación parcial de viviendas o locales dedicados a otros usos.

Tendrán por objeto la mejora de las condiciones de habitabilidad y uso de viviendas o locales dedicados a otros usos, cuando afecte de manera individual a elementos privativos de los mismos.

Artículo 30.—Acondicionamiento de espacios libres de parcela.

Estas intervenciones tendrán por objeto la mejora o adecuación de los espacios libres o jardines privados, para su correcto uso y disfrute.

Artículo 31.—Actuaciones permitidas en los bienes objeto de protección integral.

Son las siguientes:

a) Conservación y reparación.

b) Restauración.

c) Reconstrucción filológica.

d) Rehabilitación parcial.

e) Reestructuración parcial cuando tuvieran por finalidad la adaptación del edificio a la normativa sectorial de protección contra incendios, accesibilidad y supresión de barreras arquitectónicas.

Artículo 32.—Actuaciones permitidas en los bienes objeto de protección parcial.

Son las siguientes:

a) Conservación y reparación.

b) Restauración.

c) Reconstrucción filológica.

d) Rehabilitación y reforma.

e) Reestructuración parcial.

f) Ampliación cuando así lo autorice la ficha individualizada.

Artículo 33.—Actuaciones permitidas en los bienes objeto de protección ambiental.

33.1. Las actuaciones generales permitidas son:

a) Conservación y reparación.

b) Restauración.

c) Reconstrucción filológica.

d) Rehabilitación y reforma.

e) Reestructuración parcial, mayoritaria o total.

f) Ampliación cuando así lo autorice la ficha individualizada.

33.2. Las referidas actuaciones deberán cumplir las siguientes condiciones de edificación:

a) Condiciones de los entornos de protección.—Se prohíbe la alteración parcelaria de los entornos de protección. En los supuestos de sustitución de edificios y obras de nueva planta se prohíbe asimismo la segregación de parcelas. En obras interiores a edificios cabrá la agregación de fincas cuando las obras admisibles en edificios colindantes así lo permitan, respetando cada uno de ellos el tipo de obra permitido, según su nivel de protección correspondiente y guardando su individualidad en fachadas.

b) Posición de la edificación.—Se respetará la existente, con la excepción para el caso de autorización de ocupación del fondo edificable, en cuyo caso la posición será la resultante de la aplicación de dicho parámetro y del cumplimiento del resto de condicionantes que le sean propios.

c) Ocupación.—Se aplicará la ordenanza correspondiente a la manzana en la que se ubique el edificio o solar.

Artículo 34.—Cierres de parcela.

Cuando se pretenda una intervención en un edificio catalogado, si este es de edificación abierta, sea plurifamiliar, unifamiliar o colectiva, se conservarán los cierres perimetrales de la parcela en cualquier caso en las debidas condiciones de seguridad y ornato.

En cualquier modificación que se pretenda introducir en razón de los aspectos funcionales de consolidación portante, restauración y rehabilitación, modificación de las condiciones de opacidad etc., se deberá acompañar a la solicitud de licencia de la documentación referida en art. 6 de esta normativa.

Artículo 35.—Actuaciones permitidas en zonas de ordenación especial.

Salvo en los edificios expresamente protegidos y en los que se estará a lo previsto en su ficha individual, para los integrados en zonas de ordenación, tales como los conjuntos urbanos, deberán cumplirse las siguientes condiciones.

Se han identificado, dentro de la trama urbana de la villa de Luanco, 9 conjuntos de interés patrimonial, identificados con la letra C y un dígito del 1 al 9 donde se ha querido reconocer ciertos valores de forma genérica:

C1 Conjunto Urbano Plaza del Reloj.

C2 Conjunto Urbano Calle de la Riba.

C3 Conjunto Urbano de la Plaza de la Baragaña.

C4 Conjunto Urbano de Calle Salvador Escandón.

C5 Conjunto Urbano Grupo San José.

C6 Conjunto Urbano Calle Suárez Inclán y Plaza de la Canal.

C7 Conjunto Urbano de la Calle de la Soledad.

C8 Conjunto Urbano de Chalets Samarincha.

(Reflejados en el plano del Catálogo PU1-Luanco urbano).

Para todo el conjunto patrimonial incluido en dichos conjuntos se han establecido dos supuestos:

— Aquellos edificios incluidos en los conjuntos definidos en este documento y que no gocen de protección específica individualizada, deberán respetar unas mínimas normas de armonización estética y compositiva con el resto de los edificios, cuando sean objeto de obras de reforma o sean sustituidos por otros de nueva planta.

— Para el caso en que todos los edificios de un conjunto estén protegidos, además de cumplimentar los términos de la ficha individual, se procurará contribuir, a través de las propuestas de intervención en los mismos, al mantenimiento de las características que identifican dicho conjunto.

— En los conjuntos urbanos C5 y C9 se autoriza la demolición y posterior reconstrucción filológica de la envolvente exterior, caso de darse condiciones de deterioro avanzado de las edificaciones.

Como referencia genérica se aplicará el nivel de protección ambiental.

TÍTULO VI. CONDICIONES DE EDIFICACIÓN Y USO

Capítulo primero.—Condiciones dimensionales y volumétricas

Artículo 36.—Conceptos Generales.

A los efectos del presente Catálogo, se definen los siguientes conceptos:

1. Volumen edificado: espacio total delimitado exteriormente por la envolvente edificatoria definida sobre rasante por fachadas y cubiertas.

2. Envolvente: conjunto de planos continuos formado por todas las fachadas y la cubierta.

3. Ocupación: superficie comprendida dentro del perímetro formado por la proyección de los planos de fachada de la edificación sobre el plano horizontal de la parcela excluyendo los salientes y vuelos autorizados.

4. Fachada: los planos de la edificación coincidentes con las alineaciones exteriores o interiores.

5. Fachada principal: la que se abre al vial de acceso a la parcela, a espacios libres públicos o a espacios libres privados en relación visual o comunicación inmediata con espacios públicos. En edificaciones exentas se entenderán todas las fachadas como principales.

6. Fachada posterior: la que se abre al patio de manzana o espacio libre interior de la parcela, no servido por ningún vial. Cuando se emplee el término genérico “Fachada” se entenderá que afecta a todas las fachadas que componen el edificio.

El resto de conceptos relativos a condiciones dimensionales y volumétricas, no descritos en este apartado, se ajustarán a las definiciones contenidas en el Plan General de Ordenación Urbana de Gozón.

Artículo 37.—Regulación.

37.1. La regulación de las condiciones dimensionales y volumétricas en los edificios catalogados se establece en las fichas individualizadas.

37.2. Entornos de Protección: en todos los grados de protección se prohíbe ocupar los espacios libres existentes, salvo que la ficha individual indique lo contrario, así como las segregaciones en nuevas parcelas. En los bienes sometidos a cualquier grado de protección se aplicará, como criterio prioritario, el mantenimiento de las unidades parcelarias, dentro de los entornos de protección.

37.3. Ocupación: (Grados I P y A).

a) Edificación existente. Salvo prescripción contraria en ficha individual.

b) Perímetro edificación existente. Salvo prescripción contraria en ficha individual.

c) Cuando no se conserve la fachada posterior: Se aplicará el fondo edificable definido por la ordenanza de la manzana en que se ubique, debiendo verificarse su viabilidad mediante la tramitación del consiguiente Estudio de Detalle.

d) Si es necesario preservar la fachada posterior, o bien no se admite la modificación del fondo edificable actual: Perímetro edificación existente. Implica la apertura de patios interiores para iluminación y/o ventilación.

37.4. Altura: en todos los grados de protección será la de la edificación existente, salvo que la ficha individual autorice expresamente un incremento de la misma.

37.5. Posición de la edificación: en todos los grados de protección se conservarán, en general, las alineaciones exteriores e interiores, salvo autorización expresa en ficha individual. Para el resto de condiciones de la edificación que no queden definidos por esta normativa, se regularán de acuerdo con lo establecido en el P.G.O.U.

Capítulo segundo.—Condiciones estéticas y compositivas

Artículo 38.—Regulación.

La regulación detallada de estas condiciones se establece en la ficha individualizada. Los bienes catalogados deberán ajustarse a las condiciones que se señalan en el presente capítulo, que prevalecerán sobre las que pudieran corresponderles en razón de la ordenanza de zona que les afecte.

Artículo 39.—Fachadas.

39.1. Deberán mantenerse las fábricas originales con sus revestimientos, evitando su sustitución. Cuando éstos, por efectos de acciones agresivas hayan llegado a situaciones irreversibles, serán picados y acabados con idéntico tratamiento de textura y color que los originales. Se prohíbe la utilización de pinturas o barnices en el acabado final de los paramentos de fachada, que modifiquen la práctica constructiva propia de la tradición local.

39.2. Se permitirán pequeñas alteraciones en las fachadas, siempre y cuando éstas se dirijan a eliminar elementos añadidos que dañen el valor del inmueble, o resalten los criterios compositivos, estéticos y de escenografía urbana, de las fachadas existentes, no suponiendo en ningún caso menoscabo de los valores y elementos catalogados del inmueble.

39.3. Se prohíbe el cerramiento de las superficies no edificadas de los áticos.

39.4. Los huecos deberán ser mantenidos en su proporción original y reparados cuando proceda. Los nuevos que se creen deberán integrarse con los huecos originales que permanezcan en el edificio.

39.5. La protección de los elementos originales de los huecos debe extenderse a los marcos, hojas de ventanas, puertas, dinteles, umbrales, jambas, molduras, cerrajería, y a todos aquellos elementos que contribuyan al carácter histórico y arquitectónico del edificio.

39.6. Se prohíben las marquesinas salvo en aquellos edificios en los que se integren en el diseño de la fachada.

39.7. Se prohíbe la incorporación de miradores o galerías volados sobre la alineación de las fachadas.

Artículo 40.—Rejerías y cierres metálicos.

40.1. Los complementos originales de la edificación, como hierro forjado en barandillas y rejas, u otros elementos similares catalogados, deberán mantenerse como partes esenciales del carácter de la edificación en tanto que no se demuestre la pertinencia de su sustitución por razones de deterioro irreversible.

40.2. En rejas, balcones, cierres, etc., donde haya que completar, crear o sustituir elementos de hierro de manera inexcusable, se permitirá el empleo de materiales y técnicas actuales acordes, en la medida de lo posible, con las técnicas tradicionales.

40.3. Siempre que sea posible deberá procederse a la limpieza de tales elementos utilizando métodos que no erosionen o alteren el color, la textura y tono del elemento.

Artículo 41.—Acabados exteriores.

La textura y color de los acabados originales de las fábricas deberán ser reproducidos para recuperar el carácter propio del edificio, siempre que aquellos fuesen conocidos.

Artículo 42.—Cubiertas.

42.1. Con carácter general se establece la siguiente regulación:

a) Se deberán proteger y preservar aquellos elementos de cubierta que contribuyan al carácter original de su configuración, tales como cornisas, aleros, chimeneas, soluciones arquitectónicas de cumbreras, limas y otros elementos.

b) Cuando se repongan materiales de cubierta deteriorados con otros nuevos se garantizará su adecuada integración en el conjunto de la cubierta en lo relativo a composición, tamaño, forma, color y textura.

c) La incorporación de ascensor al inmueble no supondrá la aparición en ningún caso de nuevos volúmenes por encima de la cubierta.

d) Si por exigencias funcionales o higiénicas de la intervención se debieran inexcusablemente introducir elementos tales como chimeneas o conductos de ventilación, dispositivos para la captación de energía solar, etc., deberá justificarse la necesidad de su inclusión, fundamentando las medidas adoptadas para garantizar su integración en el conjunto de la cubierta protegida.

e) Cuando sea preciso ejecutar nuevos aleros se realizarán con criterios de esbeltez y coherencia con respecto a la edificación protegida (15 cm de espesor máximo).

f) En aquellos casos que se permita la construcción de un casetón, habrá de adaptarse a las determinaciones que se detallen. El plano rectangular frontal en el que se abre la ventana podrá alcanzar una dimensión máxima de 1,5 m de ancho y 1,5 m de alto, tomándose la altura desde la intersección con el faldón corrido normal de la cubierta, retranqueándose 0,60 m, y no pudiendo disponer de más de una por cada 6 m de desarrollo de fachada. Las cubiertas de la buhardilla se resolverán preferiblemente a tres aguas y adoptarán la misma pendiente que los faldones de la cubierta. El plano frontal de la fachada no podrá adelantarse más allá de la proyección vertical de la fachada en la planta inferior, y su eje vertical deberá coincidir con uno de los de las ventanas en las plantas inferiores.

g) Para la iluminación y ventilación, se admiten ventanas o tragaluces siguiendo la pendiente del faldón de cubierta. En ese caso, su superficie máxima no deberá superar el 50% de la del faldón, con el fin de integrar su impacto visual en los conjuntos tradicionales.

42.2. Se establecen las siguientes regulaciones específicas según los diferentes niveles de protección:

a) La pendiente de la cubierta deberá mantener la original en las categorías de protección integral y parcial.

b) Fuera del supuesto anterior, cuando se permita la ampliación en altura, y siempre que no se disponga otra cosa en la ficha individualizada, la cubierta se establecerá con un máximo del 40%.

Artículo 43.—Áticos.

43.1. Se respetará la configuración de los áticos en aquellos edificios que los contuvieran en su diseño original, no pudiendo cerrarse las terrazas ni introducir variaciones en su composición, salvo contenido de la ficha individual.

43.2. La ampliación en altura de los edificios en los que se permita se realizará mediante plantas en ático cuando así lo establezca la ficha individualizada. En la ficha se recogen las condiciones de edificación específicas para su realización.

Artículo 44.—Forjados.

No se autorizarán modificaciones en la posición de los forjados existentes, salvo para obtener las condiciones de habitabilidad exigidas (p.e. las alturas mínimas).

Artículo 45.—Carpinterías.

45.1. En cuanto a su disposición constructiva se establecen las siguientes reglas:

a) Se respetará la disposición original de las carpinterías exteriores en relación a los paramentos de las fachadas, autorizándose la doble ventana siempre que se garantice con su incorporación la condición antecedente.

Quedará expresamente prohibido por tanto cualquier montaje por el exterior del plano de cerramiento de las carpinterías exteriores originales.

b) Se reemplazarán aquellas carpinterías que no sean reparables o hayan desaparecido, mediante la introducción de otras nuevas diseñadas y realizadas con ajuste a las originales en lo relativo a material, tamaño, escuadrías y proporción.

c) Se fomentará el aislamiento térmico de los huecos existentes mediante la introducción de elementos técnicos compatibles con el carácter de la edificación sin que con ello se dañen o desfiguren los marcos, maineles, etc., de puertas y ventanas.

45.2. En cuanto a sus materiales y acabados, se respetará, siempre que sea posible, el material original de las carpinterías cuando se proceda a su renovación o sustitución. Salvo que expresamente se indique en la ficha individualizada el empleo de un material concreto, las carpinterías de huecos podrán realizarse en madera pintada y/o barnizada, se prohíbe el empleo del aluminio en su color estándar o dorado.

45.3. Se conservarán las carpinterías de galerías y miradores de fachadas exteriores (principales y posteriores); en caso de ser necesaria su renovación se reproducirán fielmente —en material y diseño— los originales. En caso de imposibilidad de cumplimiento de dicha condición, se respetará la tipología de galería y el diseño original de la misma indicado en la ficha individualizada.

Artículo 46.—Persianas y defensas.

46.1. Deberá evitarse la instalación de persianas y otros cierres de seguridad y oscurecimiento que no correspondan con el carácter, la composición, el estilo, las proporciones o las características constructivas del edificio, favoreciendo los sistemas de oscurecimiento propios del tipo de edificio en el que se actúa.

46.2. Se prohíben las persianas con tambor exterior, así como los cierres metálicos enrollables de cajón exterior en bajos comerciales.

Artículo 47.—Medianerías.

Será obligatorio el tratamiento adecuado de las medianerías cuando hubiesen de quedar vistas. Se prohíbe su utilización como soporte de mensajes publicitarios o comerciales.

Artículo 48.—Portadas de locales comerciales. Tratamiento de las plantas bajas.

48.1. Las actuaciones sobre locales de planta baja habrán de tener en cuenta el conjunto de la fachada del edificio, recuperando el diseño compositivo original del local si hubiera sido alterado.

48.2. Las intervenciones en los bajos comerciales deberán respetar la continuidad y homogeneidad de tratamiento con las plantas superiores. No se podrá enmascarar ni ocultar con ningún revestimiento los acabados de los muros o machones del edificio, ni los zócalos.

48.3. No se admitirán modificaciones de los huecos de planta baja, salvo que resulten compatibles con la solución constructiva característica del edificio y no rompan la composición general de las fachadas.

48.4. Los escaparates se situarán en los huecos correspondientes, no pudiendo sobresalir sobre el plano de fachada.

Artículo 49.—Características interiores de la edificación.

Para los elementos incluidos en la categoría de protección integral se establecen las siguientes condiciones:

a) En las intervenciones deberá ponderarse el significado de los materiales y elementos arquitectónicos interiores en el diseño y composición general del edificio, manteniendo allí donde sea posible, los materiales y pigmentaciones originales, los componentes arquitectónicos y decorativos propios de la edificación, tales como muros y fachadas interiores, forjados, escaleras y elementos de comunicación vertical y sus accesorios, barandillas y antepechos, cornisas, molduras, puertas y ventanas, solados, revestimientos de yesos y estucos originales, así como patios y sus pavimentos.

b) Deberá evitarse la sustitución, el levantado, picado o destrucción de materiales, componentes arquitectónicos y accesorios de la edificación originales de interés, salvo que razones muy fundamentadas de eficacia funcional o seguridad así lo aconsejen, y no sea posible la adaptación a las exigencias esenciales del uso de la edificación. Los elementos expresamente protegidos no podrán ser objeto de sustitución o alteración sustancial.

Artículo 50.—Contaminación visual.

50.1. Queda prohibida la instalación de conducciones eléctricas y telefónicas aéreas, adosadas a las fachadas de los edificios catalogados y en los entornos de protección de los Bienes de Interés Cultural. Serán responsables las compañías suministradoras de las redes y los propietarios, cada uno en lo concerniente a las instalaciones de su propiedad.

50.2. Queda prohibida la colocación de antenas en bienes con protección integral. En caso de imposibilidad alternativa de soluciones de instalación de recepción, se autorizará si es posible garantizar que no sean visibles desde el exterior del edificio. Para los demás niveles de protección se permitirá, siempre que se garantice su disposición en fachadas posteriores o zonas de la cubierta que no rebasen la línea de cumbrera y no sean visibles desde la vía pública.

50.3. Queda prohibida la disposición de todo tipo de instalaciones de refrigeración, acondicionamiento de aire, evacuación de humos o extractores en cualquier fachada exterior de un edificio catalogado. En la cubierta se exigirá su tratamiento integrado, cuando pudieran ser visibles desde la vía pública.

50.4. Los elementos instalados en fachadas y cubiertas de edificios catalogados, así como los situados de manera visible en entornos de BIC y espacios protegidos, deberán ser retirados coincidiendo con la tramitación de la primera licencia de obra que se solicite.

50.5. Se podrán establecer planes de actuación y convenios de colaboración de las Administraciones Públicas con las empresas suministradoras, encaminados a la eliminación de los elementos discordantes existentes.

50.6. En casos justificados, con el fin de no alterar el carácter del paisaje, tanto rural como urbano, el Ayuntamiento podrá exigir la presentación de estudios previos a la ubicación de tendidos de líneas eléctricas, telegráficas, telefónicas, o cualquier otra instalación, que pueda desvirtuar el carácter del bien o espacio protegido.

Artículo 51.—Rótulos, toldos y banderines.

51.1. Con carácter general se establece la siguiente regulación:

a) Rótulos.—Sólo podrán colocarse en la planta baja o en el interior de los huecos existentes y sobre los acristalamientos de las ventanas del resto de las plantas. Deberán diseñarse de forma integrada con respecto a la composición y diseño de la fachada del bajo comercial, dentro de los límites marcados por su perímetro (el superior no podrá rebasar la línea media del forjado del techo de la planta baja). Se respetará el diseño del edificio. No incorporarán fuente luminosa propia, permitiéndose su iluminación indirecta mediante luminarias con un vuelo máximo de 40 cm. Excepcionalmente podrán admitirse rótulos de neón siempre que alcancen un adecuado nivel de integración con respecto al soporte murario, mediante el manejo de tamaño, tipografía y diseño constructivo apropiados para el logro de dicho objetivo. Se autorizan los siguientes tipos de rótulos:

a.1. Franja situada dentro de los huecos de la fachada y remetida respecto a la cara exterior del muro. La franja tendrá una anchura máxima de 40 cm. Podrá ejecutarse en chapa metálica esmaltada o lacada, vidrio u otro material acorde con el edificio y el entorno inmediato, prohibiéndose explícitamente los plásticos, el aluminio visto y acabados metalizados brillantes. El rótulo publicitario se inscribirá dentro de esta franja, pudiendo ejecutarse mediante letras en relieve de bronce o latón, grabadas o pintadas sobre vidrio, en bajo relieve, formadas en pletina, u otras soluciones acordes con el entorno.

a.2. Placas adosadas sobre los muros o machones de la fachada. Tendrán una forma acorde con la composición de fachada, no pudiendo tener una anchura superior a 2/3 de la anchura de machón, ni una altura superior a 1/3 de la altura del mismo. Estarán separadas de la cara exterior del machón al menos 2,5cm con una separación máxima de 5 cm y se sujetarán mediante grapas o patillas. Las placas podrán ser de metacrilato o vidrio transparente, traslúcido u opaco, tanto liso como grabado; de chapa metálica esmaltada o lacada; de piedra; de bronce, latón u otros materiales acordes. Se prohíben expresamente los materiales plásticos, el aluminio en acabado estándar y otros acabados metalizados brillantes. El rótulo publicitario se realizará con los criterios señalados en el apartado anterior.

b) Toldos.—Se admitirán solamente colocados sobre cada vano, sin sobresalir de su anchura. El vuelo quedará limitado por la anchura de la acera, en su caso, no pudiendo sobrepasar en ningún caso los dos tercios de dicha dimensión.

c) Banderines.—Solamente se admiten dispuestos perpendicularmente al plano de fachada en planta baja, con una altura mínima sobre la rasante o acera de 2,75 m, un saliente máximo de 0,45 m y una altura máxima de 0,5 m. Se construirán en metal, con prohibición expresa de plásticos y no serán luminosos.

51.2. No obstante la regulación general contenida en el párrafo anterior, se establecen las siguientes regulaciones específicas según los diferentes niveles de protección:

a) En los bienes objeto de protección integral se admiten únicamente los rótulos publicitarios dentro de los huecos, debiendo adecuarse a las características del edificio y a las condiciones recogidas en esta normativa. Los elementos de señalización de las actividades que albergue se diseñarán expresamente dentro del espíritu de respeto al bien cultural y a su entorno.

b) En los bienes objeto de protección parcial, se podrán incorporar los rótulos publicitarios dentro de los huecos o bien adosados a los muros de fachada, debiendo adecuarse a las características del edificio y a las condiciones recogidas en esta normativa.

51.3. Para la solicitud de licencia deberá presentarse el diseño del elemento: rótulo, banderín o toldo. Se deberá especificar la forma y tamaño, tipo de letras, materiales y colores, así como un alzado o fotografía de la fachada/as indicando su colocación.

Capítulo tercero.—Ocupación de la edificación bajo rasante

Artículo 52.—Regulación.

Solo podrá llevarse a cabo en el grado de protección Ambiental cuando así se establezca por el servicio de urbanismo municipal. Excepcionalmente podrá autorizarse en edificios con grado de protección más elevado y en razón de la obtención de una mejora de la habitabilidad del conjunto.

Deberán en todo caso darse las condiciones siguientes:

a) Se permite la ocupación en sótano de la totalidad de la parcela y para los siguientes usos:

a.1. Instalaciones generales del edificio.

a.2. Usos complementarios de los autorizados en planta baja cuando integren un mismo local.

a.3. Trasteros anejos a las viviendas.

a.4. Garaje-aparcamiento cuando el diseño de su acceso suponga una intervención respetuosa con la composición de la fachada principal.

c) En todo caso serán de aplicación las condiciones específicas reguladas en el PGOU.

Capítulo cuarto.—Espacios libres privados

Artículo 53.—Regulación.

53.1. Se entienden por tales los jardines privados y las áreas carentes de edificación vinculadas a edificaciones de carácter dotacional, y pertenecientes en ambos casos a edificaciones catalogadas. Su regulación se establece en la ficha individualizada.

53.2. En los jardines o huertos privados no se permiten construcciones, salvo elementos singulares de ornato (pérgolas, fuentes, cenadores). Se mantendrá el trazado y las características originales del jardín (especies vegetales, mobiliario, elementos de ornato). En casos singulares se podrá admitir una variación de su superficie según lo especificado en la ficha individual normativa. Los cerramientos de las áreas libres privadas originales o con valores constructivos y de integración compositiva, no podrán ser alterados en su diseño y características.

53.3. Las áreas libres vinculadas a edificaciones de carácter dotacional y equipamiento se configurarán preferiblemente como ajardinados, vinculándolos a las edificaciones a las que sirven. Las áreas de aparcamiento se integrarán adecuadamente.

Capítulo quinto.—Normas de protección de determinados tipos de bienes catalogados

Artículo 54.—Condiciones de entorno.

Con el fin de dar cumplimiento a la norma contemplada en el ROTU, según la cual debe explicitarse la extensión de la protección a toda la parcela vinculada a un determinado elemento protegido, se han elaborado unas normas reguladoras que cumplen, de una manera sustancial, el establecimiento de unos entornos de protección que cubren determinadas situaciones. Estos entorno no son necesariamente individuales, sino que abarcan e integran varios elementos en razón de una respuesta lógica a la forma de asentamiento y de organización territorial de Gozón.

Dicho mecanismo, que puede ser complementado con otros formatos, cubre sin embargo a la mayor parte de los elementos de este documento, al existir una mayoría de ellos de tipo etnográfico y a los que, como es sabido, la legislación sectorial les asigna predominantemente la protección integral y por tanto, un entorno de protección.

Cuando en la ficha individual no se especifique nada en contra de los entornos de protección, éstos no podrán segregarse.

En razón de la clasificación de tipos o situaciones en las que se puede encontrar un determinado bien patrimonial incluido en el presente documento urbanístico y sobre el que se hace necesario establecer unos mecanismos de protección en torno a él, en evitación de actuaciones en sus proximidades que puedan dañar grave o irreversiblemente sus valores patrimoniales como pieza individual y como elemento integrado en un contexto cultural determinado.

Se establece las siguientes condiciones de entorno para los siguientes casos:

a) Elemento protegido aislado/Situación T1.

Al no tener el elemento protegido referencias edificadas en su proximidad, o bien existir edificaciones próximas sin valor patrimonial de interés, el entorno de protección se establece mediante un perímetro de la forma siguiente:

a.1. En relación a la edificación colindante más próxima, el perímetro coincidirá con el lienzo más próximo de la misma.

a.2. Para el supuesto de que no existan edificaciones próximas, el resto del perímetro se delimitará mediante la medición de luces rectas de 4 m medidas desde las fachadas del elemento y hacia el exterior del mismo.

b) Elemento protegido incluido en quintana tradicional/Situación T2.

El elemento protegido se encuentra incluido en un conjunto de interés patrimonial tipo quintana tradicional.

Según el ROTU, ésta se trata de una Agrupación de una o varias viviendas familiares de carácter tradicional, sus construcciones auxiliares, las antojanas y las pequeñas parcelas vinculadas a éstas dedicadas a la actividad agropecuaria.

Excepcionalmente y con el fin de mejorar la habitabilidad de estos edificios, se podrán introducir modificaciones en la composición y configuración formal de los huecos exteriores de las fachadas traseras.

Por lo que se refiere al entorno de protección se establece, extendiendo el perímetro del mismo a una envolvente exterior que incluya la quintana en su totalidad. La definición de esa envolvente se materializará mediante luces rectas y perpendiculares a los edificios que la integren y en una longitud de 4 metros.

c) Elemento protegido incluido en agrupación rural menor/Situación T3.

El elemento protegido se encuentra incluido en una agrupación rural de menor escala y complejidad, contribuyendo no obstante a su configuración y caracterización.

El entorno de protección se establece, mediante la delimitación perimetral de un espacio envolvente que incluirá además del elemento, aquellos otros de interés patrimonial que pudieran existir dentro de la agrupación rural menor (Luces rectas de 4 metros).

d) Elemento protegido con espacio patrimonial propio/Situación T4.

Se trata de una situación en la que edificio o conjunto de edificios forman una unidad con un espacio circundante normalmente delimitado o constituyendo una parcela propia.

El entorno de protección del edificio o conjunto protegidos, coincidirá con el perímetro del espacio considerado como perteneciente o integrante del conjunto patrimonial. Su identificación deberá ser clara en relación a sus límites existentes o a las características constructivas de su perímetro.

En la ficha individualizada podrán regularse las posibilidades de ampliación de los edificios o conjuntos protegidos existentes o de restricción del ámbito de protección en su caso. Para todos esos supuestos será necesario previa a la autorización la tramitación de un Estudio de Detalle.

e) Elemento protegido incluido en Conjunto urbano Situación T5.

El elemento protegido puede estar incluido en zonas establecidas como conjuntos urbanos y formando parte, en su caso, del casco histórico de la villa de Luanco.

Se estará a lo previsto en la normativa del PGO y de los planeamientos especiales en su caso, para el supuesto de los conjuntos urbanos.

f) Elemento protegido aislado: equipamiento público vinculado al agua (fuentes, lavaderos, abrevaderos, molinos Situación T6.

En esta normativa específica se regulan las condiciones de entorno de protección que se entienden básicas para la preservación de los elementos a proteger.

El entorno de protección se establecerá mediante un perímetro alrededor del elemento. Se buscará, en todo caso, la mejora del ornato público favoreciendo las condiciones de conservación y mantenimiento del equipamiento.

Artículo 55—Parcelas y yacimientos arqueológicos al descubierto.

55.1. En los entornos de protección que contengan valores intrínsecos relativos a la calidad de los cerramientos, del arbolado, de la jardinería, o por constituir unidad inseparable con el elemento o edificio que albergan, se autorizan exclusivamente las labores de mantenimiento, consolidación y recuperación.

55.2. En las áreas en que existan yacimientos arqueológicos al descubierto, no se autorizarán edificaciones ni obras de urbanización. En los terrenos en que existan razones que permitan suponer la existencia de restos arqueológicos enterrados u ocultos, no se autorizarán edificaciones, ni obras de urbanización, sin que previamente se hayan realizado investigaciones arqueológicas dirigidas por personal facultativo que hayan dado resultado negativo.

La existencia de indicios o el descubrimiento de yacimientos arqueológicos o paleontológicos en una intervención, determinará la prohibición de realizar cualquier tipo de obra sin la autorización previa de la Consejería competente del Principado de Asturias.

Capítulo sexto.—Condiciones de los usos

Artículo 56.—Referencia al Plan General.

56.1. A los efectos del presente Catálogo, la clasificación y definición de los diferentes tipos de usos, es la establecida en el PGOU de Gozón sin perjuicio de las restricciones que se establecen respecto a los usos no prohibidos en los bienes catalogados.

56.2. La instalación de cualquier uso no debe suponer la alteración de las cualidades del bien que motivaron su inclusión en la categoría de protección, ni la desaparición de ningún elemento protegido.

56.3. La regulación de las condiciones de uso en los edificios catalogados se establece en cada ficha individualizada, aplicándose en defecto de previsión expresa en la ficha, las reglas generales contenidas en los artículos 55 y 56 de la presente Ordenanza.

56.4. Salvo que el nuevo uso esté previsto en la ficha individualizada, las solicitudes de autorización para la implantación de nuevos usos en los bienes catalogados, deberán ir acompañadas de un estudio técnico del conjunto de las instalaciones y actividades que se pretende desarrollar, y de las densidades de ocupación previstas, a fin de justificar debidamente la coherencia y adaptación del uso previsto respecto a la conformación arquitectónica originaria del edificio.

Artículo 57.—Régimen de usos en los bienes objeto de protección integral y parcial.

57.1. Sin perjuicio de lo que resulte de la aplicación de la Ley 1/2001, la inclusión de un edificio o parte de él en la categoría de protección integral supone el mantenimiento de los usos actuales, excepto en los siguientes supuestos:

a) Actividades molestas, cuando resulten claramente inconvenientes para el mantenimiento de las características que motivaron la catalogación del edificio, o cuando demostrasen ser claramente inconvenientes para las actividades en su entorno inmediato o cuando no sea posible la eliminación de las molestias.

b) Actividades nocivas o insalubres de acuerdo a lo regulado en la legislación vigente.

c) Cuando se especifique en la ficha correspondiente.

d) Se autorizará la incorporación de nuevos usos que sean compatibles con la preservación del edificio.

e) En el SNU (Suelo No Urbanizable) se estará a lo previsto en el PGOU y a la aplicación de la normativa medioambiental correspondiente.

57.2. Salvo cuando se trate de hórreos, paneras y elementos etnográficos de interés de más de cien años de antigüedad, también será posible el cambio de uso en los siguientes casos:

a) Actividades privadas no residenciales cuando se trate de transformarlas a usos residenciales o públicos.

b) Actividades privadas residenciales cuando se trate de transformarlas a usos dotacionales.

c) Actividades públicas cuando se trate de transformarlas a otra actividad pública, o cuando se trate de transformar usos no dotacionales en dotacionales.

57.3. Cuando los usos a que se refiere el apartado 1 del presente artículo se desarrollen con la correspondiente licencia, para lograr su cesación el Ayuntamiento deberá proceder a la revocación de la licencia, de conformidad con lo previsto en el artículo 16 del Reglamento de Servicios de las Corporaciones Locales.

Artículo 58.—Régimen de usos en los bienes objeto de protección ambiental.

No se establece limitación a la posibilidad de cambio de uso. Tampoco se establecen requisitos especiales para el mantenimiento de los usos actuales que dispongan de la correspondiente licencia.

Capítulo séptimo.—Condiciones seguridad, habitabilidad y adecuación en los edificios catalogados

Artículo 59.—Incidencia de normativas sectoriales de seguridad y habitabilidad.

59.1. Deberá darse cumplimiento a las normativas y ordenanzas de seguridad y prevención de incendios vigentes, garantizando que los caracteres protegidos de la edificación se mantienen intactos. A tal efecto se exige que en la redacción de los proyectos de intervención se establezcan las medidas necesarias que justifiquen el cumplimiento de tales condicionantes en la edificación.

59.2. En el caso de que las intervenciones proyectadas requieran inexcusablemente la incorporación de nuevas escaleras o elementos de comunicación vertical por motivos de seguridad o por aplicación de normativas vigentes de obligado cumplimiento, estas operaciones deberán efectuarse sin alterar las características arquitectónicas del edificio que, de acuerdo con el nivel de protección asignado, se consideren esenciales.

59.3. Las obras que afecten a edificios catalogados para su conservación y que por sus características no sean susceptibles de adaptación a la Ley 5/95 de Accesibilidad y Supresión de Barreras Arquitectónicas, quedan excluidas de la obligatoriedad de cumplimiento de la misma (Disposición Adicional Cuarta Ley 5/95 del Principado de Asturias).

Artículo 60.—Nivel de adecuación estructural y funcional.

60.1. Cualquier actuación general o parcial en un inmueble catalogado deberá garantizar la consecución del nivel de adecuación estructural y funcional.

60.2. Se entenderá que un edificio posee un nivel de adecuación estructural y funcional cuando se cumplan las siguientes condiciones generales:

a) Seguridad estructural y constructiva de manera que esté garantizada su estabilidad, resistencia, firmeza y solidez.

b) Supresión de barreras arquitectónicas y adecuación de las condiciones de accesibilidad a todos los compartimentos del edificio.

c) Estanqueidad y aislamiento frente a la lluvia y humedad.

d) Funcionalidad de las instalaciones y conductos de gas, electricidad, ventilación, agua y saneamiento.

e) Medidas de seguridad frente a accidentes y siniestros.

60.3. Cuando la intervención suponga la reestructuración mayoritaria o total del inmueble, se aplicarán las condiciones higiénicas y de seguridad recogidas en el P.G.O.U. En inmuebles residenciales se cumplirán además los mismos condicionantes exigidos a los edificios de nueva planta en las “Normas de diseño en edificios destinados a vivienda” del Principado de Asturias.

60.4. Cuando la intervención suponga actuaciones de rehabilitación o de reestructuración parcial del inmueble se aplicarán las condiciones higiénicas y de seguridad de los artículos 127 y siguientes del P.G.O.U., siempre que su consecución no implique la pérdida o reducción de los valores arquitectónicos o compositivos objeto de protección. Los edificios residenciales deberán cumplir además los requisitos mínimos exigidos por las “Normas de diseño en edificios destinados a vivienda” del Principado de Asturias, admitiéndose las soluciones existentes, solamente cuando no fueran mejorables o adaptables a los mínimos exigidos y su consecución implicara la pérdida de los valores antes citados.

60.5. Las viviendas en edificios catalogados que sean objeto de actuaciones de rehabilitación o de reestructuración parcial, o aquellas en que se ejecuten obras parciales de acondicionamiento deberán alcanzar el nivel de adecuación de habitabilidad de acuerdo definido por las siguientes condiciones generales:

a) Disponga de las condiciones mínimas respecto a su superficie útil, distribución interior, instalaciones de agua, electricidad y en su caso, gas, ventilación, iluminación natural, aireación, aislamiento térmico y acústico, servicios higiénicos e instalaciones de cocina u otros servicios de carácter general.

b) La adaptación a la normativa vigente en materia de agua, gas, electricidad, protección contra incendios o saneamiento y supresión de barreras arquitectónicas.

TÍTULO VII. REGULACIÓN DEL PATRIMONIO NATURAL

El contenido del patrimonio natural de este documento así como aquellos otros patrimonios de interés cultural recogidos dentro de los distintos espacios protegidos e incluidos en el mismo, quedan regulados por el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de Asturias, que señala los regímenes de protección pertinentes y determina las limitaciones generales y específicas que hayan de establecerse respecto a los usos y actividades.

En la zona costera cumple funciones similares e igual rango jerárquico el POLA.

Para la redacción del presente Catálogo se tan tenido en cuenta las limitaciones que pudieran derivarse de las dos normativas.

Disposiciones adicionales

Primera.—Intervenciones en los bienes catalogados. Definiciones.

Con el fin de precisar el grado de intervención sobre un bien catalogado concreto o sobre su entorno de protección, se incorporan los siguientes conceptos, que se utilizan en las fichas individualizadas. Con ellos se pretende hacer hincapié en aquellos valores del elemento que deben se mantenidos, mediante su conservación a ultranza o bien mediante su posible renovación. Igualmente sirven para enunciar intervenciones disconformes, añadidos o sustituciones que deberían ser corregidas:

— Conservar.—Concepto aplicable a las actuaciones consistentes en la consolidación material y el mantenimiento de un elemento físico de un edificio: mejorando su durabilidad, garantizando su estabilidad y evitando su degradación, sin alterar sus características originales. (Excepcionalmente podrá permitirse la sustitución de elementos concretos cuando lo exija su nivel de deterioro, restituyéndose por otros del mismo material y forma que los originales). Este término se empleará solamente cuando la intervención a la que alude, no se encuentre regulada ya de manera implícita por las Normas Generales que le corresponden por su nivel de protección.

— Respetar/Reponer.—Concepto aplicable a las actuaciones consistentes en la reposición de un elemento o parte integrante de un edificio: parte de una fachada, revestimientos, fábricas, desde el respeto a su diseño original para mejorar sus condiciones funcionales sin alterar sus valores característicos.

— Eliminar y Restituir.—Concepto aplicable a las actuaciones consistentes en corregir las alteraciones que pudo sufrir un elemento o parte integrante de un edificio, tratando de devolver la fisonomía material y compositiva que poseía originalmente o bien darle otra más acorde con su valor intrínseco.

— Reducir.—Concepto aplicable a la actuación que tiene por objeto disminuir el volumen edificado mediante la supresión de alguna de sus plantas o de algún cuerpo añadido que haya desvirtuado los valores intrínsecos del edificio.

Segunda.—Vinculación del Catálogo y de los Planes Especiales de Protección.

Los ámbitos ordenados por el Plan Especial de Reforma Interior del Casco Histórico de Luanco así como el Plan Especial del Frente Marítimo, se regirán por los citados documentos. Únicamente prevalecerá lo dispuesto en el Catálogo en caso de contradicción entre los Planes Especiales y las fichas individualizadas del Catálogo.

Tercera.—Intervención en edificios con protección Integral/CA-P.

En los edificios con nivel de protección Integral que se señalan en la documentación del PGO como CA-P (Casco Antiguo Patrimonial) se autorizarán edificaciones auxiliares que no superen el 15% del volumen construido del edificio principal.

Su justificación y consiguiente autorización, mediante Estudio de Detalle, estarán basadas en la resolución de servidumbres o impedimentos para una eficaz protección patrimonial (alojamiento de instalaciones, guardería de vehículos, etc.).

Disposición transitoria

Única.—Intervenciones en los bienes inmuebles incluidos en el Inventario del Patrimonio Cultural de Asturias.

Los bienes inmuebles incluidos en el Inventario del Patrimonio Cultural de Asturias, salvo que expresamente limite su protección a alguna o algunas de sus partes, lleva consigo la aplicación automática y adicional del régimen urbanístico de protección integral, de acuerdo con lo que al respecto establezcan las normas de planeamiento correspondiente.

Disposición anterior | Disposición siguiente

Información sobre el documento

© Copyright 2006. Gobierno del Principado de Asturias