Saltar al contenido principal

Gobierno del Principado de Asturias

Asturias, mucho más cerca

banda de sede
 

Estás en

Asturias.es Sede Electrónica BOPA y Legislación Resultados Buscador BOPA

Consulta de una disposición

Disposición anterior | Disposición siguiente


Boletín Nº 155 del lunes 6 de julio de 2015

OTRAS DISPOSICIONES

CONSEJERÍA DE FOMENTO, ORDENACIÓN DEL TERRITORIO Y MEDIO AMBIENTE

Acuerdo de 29 de mayo de 2015, adoptado por la Comisión Ejecutiva de la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio del Principado de Asturias (CUOTA), relativo a la aprobación del texto refundido del Plan General de Ordenación de Gozón. Expte. CUOTA. 391/2010.

De conformidad con lo dispuesto en los artículos 88 y 99 del texto refundido de las disposiciones legales vigentes en materia de ordenación del territorio y urbanismo se aprueba definitivamente el texto refundido Plan General de Ordenación de Gozón, considerándose debidamente cumplimentadas las prescripciones establecidas en el acuerdo de aprobación definitiva de 21 de mayo de 2012.

Contra este acuerdo los particulares interesados podrán interponer recurso contencioso-administrativo en el plazo de 2 meses, a partir del día siguiente al de su notificación o publicación en el BOPA, ante el Tribunal Superior de Justicia de Asturias, de conformidad con lo previsto en art. 46 de la Ley 29/98, de 13 de julio, reguladora de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa, y el 26 de la Ley 2/95, de 13 de marzo, sobre el Régimen Jurídico de la Administración del Principado de Asturias.

Las Administraciones Públicas legitimadas podrán interponer recurso contencioso-administrativo frente a esta resolución en el plazo de dos meses contados a partir del día siguiente al de su notificación, ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Asturias.

En Oviedo, a 4 de junio de 2015.—El Secretario de la CUOTA.—Cód. 2015-10812.

Anexo

Como anexo al Acuerdo de aprobación definitiva se publica una relación de los demás documentos que integran el instrumento aprobado.

— Normativa.

— Ámbitos de Gestión.

— Memoria de información.

— Memoria de ordenación.

— Estudio de tráfico.

— Resumen no técnico Ambiental.

— Estudio Económico-Financiero.

— Planos de los núcleos rurales.

— Planos de Información.

— Planos de Ordenación.

— Planos de los Núcleos rurales.

Índice

Título I. Disposiciones generales.

Capítulo 1. Naturaleza, vigencia y efectos.

Sección 1. Naturaleza y ámbito de aplicación.

Sección 2. Vigencia, revisión y modificación.

Sección 3. Efectos de la aprobación.

Sección 4. Documentación e interpretación.

Capítulo 2. Elementos de la estructura urbanística del territorio.

Sección 1. Estructura urbanística general.

Sección 2. Sistemas Generales.

Sección 3. Sistemas Locales.

Capítulo 3. Desarrollo del planeamiento.

Sección 1. Órganos actuantes.

Sección 2. Instrumentos de desarrollo y ejecución.

Sección 3. Ámbito, contenido y tramitación de Planes y Proyectos.

Sección 4. Evaluación ambiental.

Capítulo 4. Intervención municipal en la edificación y el uso del suelo.

Sección 1. Disposiciones generales.

Sección 2. Licencias urbanísticas.

Sección 3. Concesión de licencias.

Sección 4. Transmisión, modificación, caducidad y anulación de licencias.

Sección 5. Órdenes de ejecución y suspensión.

Sección 6. Información urbanística.

Capítulo 5. Derechos y deberes de los propietarios.

Sección 1. Deberes de uso y conservación.

Sección 2. Control del deber de conservación.

Sección 3. Estado ruinoso de las edificaciones.

Capítulo 6. Normas para la protección del Patrimonio Cultural.

Sección 1. Disposiciones generales.

Capítulo 7. Accesibilidad y supresión de barreras arquitectónicas.

Sección 1. Disposiciones generales.

Sección 2. Disposiciones sobre barreras urbanísticas.

Sección 3. Disposiciones sobre barreras arquitectónicas.

Título II. Normas comunes en suelo urbano y urbanizable.

Capítulo 1. Condiciones generales de la urbanización.

Sección 1. Sistema viario.

Sección 2. Abastecimiento de aguas.

Sección 3. Saneamiento.

Sección 4. Suministro de energía eléctrica y alumbrado.

Sección 5. Otras instalaciones.

Sección 6. Instalaciones de telefonía móvil.

Sección 7. Tratamiento de solares y parcelas.

Sección 8. Basuras.

Sección 9. Jardinería y mobiliario urbano.

Capítulo 4. Condiciones generales de protección ambiental.

Sección 1. Condiciones higiénicas, de seguridad y de calidad ambiental.

Capítulo 5. Condiciones generales de la edificación.

Sección 1. Definiciones.

Sección 2. Condiciones generales de habitabilidad y seguridad.

Sección 3. Condiciones generales de composición y estéticas.

Sección 4. Edificaciones fuera de ordenación.

Capítulo 6. Condiciones generales de uso.

Sección 1. Usos del suelo.

Sección 2. Uso de vivienda.

Sección 3. Uso comercial.

Sección 4. Uso de oficinas.

Sección 5. Uso de garaje-aparcamiento.

Sección 6. Uso de industria.

Sección 7. Uso de servicios hoteleros.

Sección 8. Uso socio-cultural y de espectáculos.

Sección 9. Uso de reunión y recreo.

Sección 10. Uso educativo.

Sección 11. Uso deportivo.

Sección 12. Uso sanitario-asistencial.

Sección 13. Uso religioso.

Sección 14. Uso estaciones de transporte público.

Sección 15. Usos recreativos en Espacios Libres.

Título III. Suelo urbano.

Capítulo 1. Régimen, gestión y desarrollo del planeamiento en Suelo Urbano.

Sección 1. Definición y régimen jurídico.

Sección 2. Gestión del Suelo Urbano.

Sección 3. Desarrollo del planeamiento.

Sección 4. Ejecución del planeamiento.

Capítulo 2. Condiciones particulares de cada Zona de Ordenanza.

Sección 1. Generalidades.

Sección 2. Conservación de la Ordenación (CO).

Sección 3. Vivienda Unifamiliar (VU).

Sección 4. Edificación Según Alineaciones (CA-SA).

Sección 5. Bloque Aislado (BA).

Sección 6. Edificación Tradicional (ET).

Sección 7. Residencial Protegida (RP).

Sección 8. Industrial (IND).

Sección 9. Terciario (T).

Sección 10. Equipamientos y Servicios (EQ).

Sección 11. Aparcamiento (AP).

Sección 12. Espacios Libres (EL).

Sección 13. Espacios Libres Privados (ELP).

Sección 14. Áreas de Planeamiento Incorporado (API).

Título IV. Suelo urbanizable.

Capítulo 1. Régimen, gestión y desarrollo del planeamiento.

Sección 1. Ámbito de aplicación y régimen jurídico.

Sección 2. Desarrollo del Plan General en el Suelo Urbanizable Sectorizado.

Sección 3. Condiciones particulares para el desarrollo del SUR Prioritario.

Sección 4. Suelo Urbanizable regulado según planeamiento en ejecución.

Título V. Suelo no urbanizable.

Capítulo 1. Régimen, gestión y desarrollo del planeamiento.

Sección 1. Régimen jurídico.

Sección 2. Régimen de usos.

Sección 3. Desarrollo y gestión.

Sección 4. Parcelaciones y segregaciones.

Capítulo 2. Condiciones generales de uso.

Sección 1. Disposiciones de carácter general.

Sección 2. Actividades agropecuarias.

Sección 3. Actividades forestales.

Sección 4. Actividades extractivas.

Sección 5. Actividades industriales.

Sección 6. Equipamientos.

Sección 7. Servicios.

Sección 8. Infraestructuras.

Sección 9. Vivienda.

Sección 10. Usos existentes.

Capítulo 3. Condiciones generales de la edificación y la urbanización.

Sección 1. Infraestructuras.

Sección 2. Tratamiento de las parcelas.

Sección 3. Condiciones generales, de composición y estéticas de las edificaciones.

Capítulo 4. Condiciones particulares de cada Categoría de Suelo.

Sección 1. Suelo no Urbanizable de Costas.

Sección 1. Suelo no Urbanizable de Especial Protección.

Sección 2. Suelo no Urbanizable de Interés.

Sección 3. Suelo no Urbanizable de Infraestructuras.

Sección 4. Suelo no Urbanizable de Núcleo Rural (NR).

Disposiciones.

Capítulo 1. Disposiciones Adicionales.

Primera.—Protección del dominio público marítimo-terrestre.

Segunda.—Cauces y zonas inundables.

Tercera.—Medio ambiente.

Título I. Disposiciones Generales

Capítulo 1. Naturaleza, vigencia y efectos

Sección 1. Naturaleza y ámbito de aplicación

Artículo 1.—Naturaleza jurídica.

1. El presente planeamiento tiene a todos los efectos la naturaleza jurídica de PGO, con los objetivos que para ese instrumento de ordenación del territorio se señalan en el artículo 57 del texto refundido de disposiciones legales vigentes en materia de ordenación del territorio y urbanismo del Principado de Asturias (TROTU).

2. En virtud de ello constituye un instrumento de ordenación integral del Concejo que clasifica el suelo en Urbano, Urbanizable y No Urbanizable, para el establecimiento del régimen jurídico correspondiente, define los elementos fundamentales de la estructura general adoptada para la ordenación urbanística del territorio, estableciendo un modelo de desarrollo y ejecución por un período de tiempo indeterminado.

3. Además, ya sea directamente o por medio de los instrumentos de planeamiento previstos para su desarrollo, este Plan delimita las facultades urbanísticas propias del derecho de propiedad del suelo y especifica los deberes que condicionan la efectividad y ejercicio legítimo de dichas facultades, con arreglo a lo dispuesto en la legislación estatal y autonómica vigente.

4. El presente documento es el resultado de la revisión de las Normas Subsidiarias del concejo de Gozón, a las que sustituye plenamente, quedando derogadas a la entrada en vigor de éste, salvo los efectos de transitoriedad expresamente previstos en estas Normas o que resultaran procedentes al amparo de la legislación urbanística en vigor.

Artículo 2.—Ámbito de aplicación.

1. El presente PGO es de aplicación a todo el territorio del concejo de Gozón, en el Principado de Asturias.

Sección 2. Vigencia, revisión y modificación

Artículo 3.—Vigencia.

1. El Plan General entra en vigor desde la publicación de su aprobación definitiva en el Boletín Oficial del Principado de Asturias, y ello conlleva la sustitución del precedente planeamiento municipal y de sus modificaciones.

2. El Plan General tiene vigencia indefinida, conforme al artículo 98 del TROTU, sin perjuicio de eventuales modificaciones o revisiones parciales.

Artículo 4.—Revisión.

1. De acuerdo a lo previsto en el artículo 99 del TROTU, se entiende por revisión de este PGO la adopción de nuevos criterios respecto de la estructura general y orgánica del territorio o de la clasificación del suelo, motivada por la elección de un modelo territorial distinto o por la aparición de circunstancias sobrevenidas, de carácter demográfico o económico, que incidan sustancialmente sobre la ordenación, o por el agotamiento de su capacidad. Igualmente, y en los términos previstos en el artículo 320, apartado d) del ROTU, será requisito indispensable la Revisión del PGO, para la implantación de Usos Prohibidos en alguna tipología de SNU, en virtud de la cual se establezcan los nuevos criterios de urbanísticos en ese tipo de suelo.

2. La revisión será obligada en los supuestos previstos en el artículo 99 del TROTU o cuando lo disponga el Consejo de Gobierno del Principado de Asturias de acuerdo al procedimiento dispuesto en el artículo 84 del mismo.

3. La aparición de instrumentos de planeamiento jerárquicamente superiores a este Plan no obligará a su revisión ni modificación en aquellos casos en que las disposiciones del plan superior puedan aplicarse directamente, sin necesidad de su traslado a estas Normas, y siempre que no supongan evidente contradicción con lo dispuesto en ellas.

4. De acuerdo a lo dispuesto en el artículo 99 del TROTU, la revisión de este Plan se sujetará al procedimiento aplicable a su tramitación y aprobación.

5. Conforme a lo dispuesto en el artículo 16 del TROTU, la tramitación referida en el presente artículo quedará sujeta a coordinación interadministrativa.

Artículo 5.—Modificación.

1. Se podrán realizar modificaciones aisladas de los elementos y determinaciones del presente Plan teniendo en cuenta los siguientes condicionantes:

a) La modificación no podrá encubrir una revisión del Plan, es decir, no podrá suponer la adopción de nuevos criterios respecto de la estructura general y orgánica del territorio o de la clasificación del suelo. En este sentido, cualquier alteración aislada o puntual de la clasificación se considera modificación.

b) Podrán considerarse específicamente como alteraciones admisibles sin necesidad de tramitar la revisión simultánea del Plan las siguientes:

— La modificación de la calificación de un determinado equipamiento, pasando a otra calificación de equipamiento distinta como consecuencia de la variación en la evolución de necesidades del municipio con respecto a las previsiones iniciales del Plan. Todo ello sin perjuicio del adecuado cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 101.3 del TROTU.

— La modificación en los límites de las Unidades de Actuación o la subdivisión de las mismas en los casos no previstos en sus fichas, realizada con vistas a facilitar su desarrollo, sin modificación de la cuantía y distribución de la volumetría edificable señalada como vinculante en su correspondiente ficha, y siempre y cuando se salvaguarde la equidistribución de beneficios y cargas derivados de la gestión del ámbito.

— El incremento del volumen edificable de una zona, requiriéndose para aprobar la modificación la previsión de las nuevas dotaciones y mayores espacios libres exigidos reglamentariamente por el aumento de la densidad de población.

2. De acuerdo al artículo 101 del TROTU, las modificaciones del Plan se sujetarán al procedimiento aplicable a su tramitación y aprobación.

3. En todo caso la documentación de la propuesta de modificación deberá de tener el grado de definición necesario, al menos el análogo al del Planeamiento que modifica, debiendo justificar la adecuación y conveniencia de la modificación, su alcance, en tanto en cuanto no ha de suponer el de una Revisión, así como un análisis de la incidencia sobre el municipio y el planeamiento objeto de modificación.

4. Conforme a lo dispuesto en el artículo 16 del TROTU, la tramitación referida en el presente artículo quedará sujeta a coordinación interadministrativa.

Artículo 6.—Suspensión del planeamiento.

1. El presente planeamiento general podrá ser suspendido temporalmente por la autoridad competente en las condiciones que se determinan en el artículo 102 del TROTU y se concreten en su posterior desarrollo reglamentario.

Sección 3. Efectos de la aprobación

Artículo 7.—Ejecutividad.

1. De acuerdo a lo dispuesto en el artículo 103 del TROTU, este Plan será inmediatamente ejecutivo tras su publicación en el Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA), en los términos del artículo de la misma Ley.

Artículo 8.—Declaración de utilidad pública.

1. De acuerdo a lo dispuesto en los artículo 29.2 de la Ley del suelo del Estado1 y artículo 104 del TROTU, la aprobación de este PGO implica la declaración de utilidad pública de las obras en él comprendidas y la necesidad de ocupación de los terrenos y edificios correspondientes, a los fines de la expropiación o imposición de servidumbres.

2. La posibilidad de expropiación se extiende a todos aquellos elementos, edificios o terrenos que se determinan en el artículo 104 del TROTU, pudiendo ser beneficiarios de la misma personas naturales o jurídicas de acuerdo a lo previsto en la citada disposición.

Artículo 9.—Obligatoriedad.

1. De acuerdo a lo dispuesto en el artículo 105 del TROTU, los particulares y las Administraciones Públicas quedarán obligados al cumplimiento de las disposiciones sobre ordenación urbana contenidas en la legislación urbanística aplicable, en este PGO y en cualquiera de los instrumentos de desarrollo aprobados con arreglo a la legislación vigente, considerándose nula de pleno derecho cualquier posible reserva de dispensación.

Sección 4. Documentación e interpretación

Artículo 10.—Documentación.

1. De acuerdo a lo dispuesto en el artículo 65 del TROTU, este PGO se compone de los siguientes documentos:

a) Memoria, que establece los objetivos del mismo, contiene las conclusiones de la información urbanística condicionante de la ordenación y justifica el modelo elegido y las determinaciones de carácter general y de carácter específico establecidas.

b) Normas urbanísticas, que establecen el régimen aplicable a los distintos tipos de suelo, conteniendo las determinaciones de ordenación, programación y gestión, así como la regulación de las condiciones y plazos de urbanización y edificación, con el grado de desarrollo propio de los objetivos y finalidades del Plan en cada clase de suelo.

c) Planos de Información y de Ordenación.

d) Estudio económico y financiero, que contiene la evaluación del coste de ejecución de las dotaciones urbanísticas públicas al servicio de la población y de las actuaciones públicas, con indicación del carácter público o privado de la iniciativa de financiación, justificando las previsiones que han de realizarse con recursos propios del Ayuntamiento.

Artículo 11.—Criterios de interpretación.

1. Sin perjuicio de lo establecido en el artículo 3 del Decreto 1836/742 (Código Civil), para la interpretación de estas Normas se seguirán los criterios que se señalan a continuación.

2. Conforme a lo dispuesto en el artículo 207 del ROTU, las disposiciones previstas en el Catálogo Urbanístico de Patrimonio Cultural, serán vinculantes para el planeamiento urbanístico, de modo que no podrá alterar la condición urbanística de los bienes, espacios o elementos en él incluidos. En caso de contradicción entre las determinaciones de ambos instrumentos, prevalecerán en todo caso las Catálogo Urbanístico.

3. En los casos de discrepancia entre los distintos documentos de las Normas, y de acuerdo a lo previsto en el artículo 105 del TROTU, se seguirá, salvo casos evidentes de errata, la siguiente escala de prioridades:

a) Prioridad de los documentos normativos escritos, entre los que se incluye la Memoria de ordenación, con respecto a los planos, en general.

b) Prioridad de las representaciones grafiadas con respecto a las descripciones escritas en el caso de las delimitaciones de zonas de planeamiento y de los edificios catalogados.

c) En planos, prioridad de las acotaciones sobre las líneas.

d) Prioridad de los planos de mayor detalle con respecto a los de menor detalle. (P.ej.: Escala 1:1000, frente a Escala 1:5000).

f) Dentro de la misma escala, tendrán prioridad los planos específicos de un determinado tema, cuando existan.

g) En la delimitación del Suelo Urbano, Urbanizable y no Urbanizable, prioridad de los planos de zonas urbanas sobre los de la zona rural.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

4. En los casos de duda o imprecisión prevalecerá:

a) La solución más favorable a la menor edificabilidad y a la mayor dotación de zonas verdes y equipamientos públicos.

b) La que garantice la materialización del aprovechamiento del sector o polígono en cuestión.

c) La solución que produzca para su realización menor participación en el coste total por parte del Ayuntamiento y menor necesidad del recurso a contribuciones especiales.

5. Los datos relativos a las superficies de los distintos ámbitos de planeamiento y gestión en suelo urbano y urbanizable, constituyen la mejor aproximación que permite la medición realizada sobre la bases cartográficas disponibles a escala 1/2.000 y 1/5.000. En el supuesto de no coincidencia de dicha medición con la real del terreno comprendido dentro de los ámbitos referidos, el instrumento de planeamiento o gestión que se formule en esos ámbitos para el desarrollo pormenorizado de las previsiones del Plan General, podrá corregir el dato de la superficie, aumentándolo o disminuyéndolo, mediante documentación justificativa, a la que se aplicará en su caso el índice de edificabilidad y/o aprovechamiento urbanístico definido en la ficha de características correspondiente.

6. Los actos realizados al amparo del texto de una norma del presente Plan General que persigan un resultado prohibido o contrario a dicho Plan o al ordenamiento urbanístico en general se considerarán ejecutados en fraude de ley y no impedirán la debida aplicación de la norma que se hubiera tratado de eludir:

7. En el caso de que sobre un mismo aspecto existan Normas concurrentes, serán de aplicación todos y cada uno de los límites que éstas impongan, no pudiéndose amparar en la existencia de alguna Norma actuaciones que no respeten cualquiera de las restantes.

Artículo 12.—Terminología abreviada.

1. Los acrónimos que figuren en el articulado de estas Normas tienen el significado que se expresa a continuación:

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

Capítulo 2. Elementos de la estructura urbanística del territorio

Sección 1. Estructura urbanística general

Artículo 13.—Definición y clasificación del suelo.

1. El territorio del concejo de Gozón se estructura mediante la clasificación del suelo, los sistemas de comunicaciones, de espacios libres, de equipamiento comunitario y la asignación a las diferentes zonas de los Usos Globales y la intensidad de los mismos.

2. De acuerdo a lo dispuesto en el artículo 12 de la Ley del Suelo1 (LS) y 112 del texto refundido de disposiciones legales vigentes en materia de ordenación del territorio y urbanismo del Principado de Asturias2 (TROTU), este PGO clasifica el territorio del concejo de Gozón en las siguientes clases de Suelo:

a) Suelo Urbano (SU).

b) Suelo Urbanizable (SUR).

c) Suelo no Urbanizable (SNU).

2. El régimen aplicable a cada una de esas clases de Suelos será el que estas Normas Urbanísticas determinan en sus diferentes epígrafes: Título III para el Suelo Urbano, Título IV para el Suelo Urbanizable y Título V para el Suelo no Urbanizable.

Artículo 14.—Sistemas.

1. El presente PGO fija concretas porciones de suelo para dar lugar a los Sistemas Orgánicos del territorio. Tales suelos presentan un alto grado de interés colectivo y son determinantes para asegurar el desarrollo, funcionamiento y capacidad del cambio urbano.

2. Dichos Sistemas se subdividen en Generales y Locales.

Sección 2. Sistemas generales

Artículo 15.—Definición.

1. Son Sistemas Generales (SS.GG.) aquellos que aseguran el funcionamiento urbanístico en el ámbito del Plan de forma integrada, permitiendo las necesarias interrelaciones entre las áreas y sus funciones; siendo en definitiva de interés general para todo el conjunto ordenado.

2. Los SS.GG. definidos por el PGO se señalan, sin perjuicio de la clasificación del suelo, en el Plano de Estructura Territorial.

3. De acuerdo a lo dispuesto en el artículo 59 del TROTU, los SSGG se clasifican como sigue:

a) Sistema General de Comunicaciones.

b) Sistema General de Equipamientos.

c) Sistema General de Servicios Urbanos.

d) Sistema General de Zonas Verdes.

e) Sistema General Portuario.

Subsección 2A. Sistema general de comunicaciones

Artículo 16.—Definición.

1. El Sistema General de Comunicaciones comprende los terrenos e infraestructuras destinados a la comunicación y transporte de las personas y mercancías que permiten las relaciones en el interior del municipio y de éste con el exterior.

Artículo 17.—Normativa aplicable.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

1. Las obras, instalaciones, edificaciones, cierres y cualquier otra ocupación o actividad en terrenos colindantes o sitos en el área de influencia de las carreteras del Sistema General, fuera del perímetro del Suelo Urbano, se ajustarán a lo dispuesto en la Ley de Carreteras3 y su Reglamento4 y en la Ley 8/2006, de 13 de noviembre, de Carreteras del Principado de Asturias5.

2. Las limitaciones en relación con los terrenos inmediatos al ferrocarril serán impuestas por la Ley del Sector Ferroviario6 y su normativa de desarrollo. Las obras e instalaciones a realizar en estos terrenos se ajustarán a las determinaciones establecidas en dichos cuerpos normativos.

Subsección 2B. Sistema general de equipamientos

Artículo 18.—Definición.

1. El Sistema General de Equipamientos comprende todos aquellos suelos destinados a usos públicos al servicio del interés comunitario o social para fines educativos, sanitarios, culturales, de ocio, religiosos, deportivos, administrativos, especiales, y demás previstos en este cuerpo normativo, ya sean de ámbito municipal o supramunicipal.

Artículo 19.—Normativa aplicable.

1. Las condiciones particulares de uso del suelo y la edificación de estos sistemas se desarrollan en la Ordenanza de Equipamientos y Servicios (EQ) de estas Normas y en la ficha correspondiente, cuando estén incluidos en el ámbito de una Unidad de Actuación.

Subsección 2C. Sistema general de servicios urbanos

Artículo 20.—Definición.

1. El Sistema General de Servicios Urbanos tiene por objeto garantizar la reserva de suelos destinados a acoger instalaciones e infraestructuras relacionadas con los servicios urbanísticos básicos: abastecimiento y saneamiento de aguas, transporte, distribución y suministro de energía eléctrica, telecomunicaciones, etc.

Artículo 21.—Normativa aplicable.

1. Las condiciones particulares de uso del suelo y de la edificación de estos sistemas se remite a la legislación sectorial vigente en función de la naturaleza del servicio o instalación.

Subsección 2D. Sistema general de zonas verdes

Artículo 22.—Definición.

1. El Sistema General de Zonas Verdes tiene por objeto garantizar la reserva de espacios destinados al esparcimiento y ocio de la población, proteger las zonas y establecimientos que lo requieran y conseguir una mejor composición estética de los paisajes urbanos y naturales. Los Sistemas Generales de Zonas Verdes, tendrán la condición de dominio y serán de uso público.

2. Esta formado, tal como señala el artículo 59 del TROTU, por parques y jardines públicos, considerándose excluidos del mismo los de sistemas locales, y los espacios naturales.

Artículo 23.—Normativa aplicable.

1. Las condiciones particulares de uso del suelo y la edificación de estos sistemas se desarrollan en la Ordenanza correspondiente a Espacios libres (EL) de estas Normas.

Subsección 2E. Sistema general portuario

Artículo 24.—Definición.

1. El Sistema General Portuario comprende todos aquellos suelos destinados a instalaciones al servicio de la navegación marítima y la seguridad de ésta.

2. Está conformado por los ámbitos de suelo e instalaciones señaladas como tal en Tal y como se señala en el Plano de Estructura General de este PGO.

Artículo 25.—Normativa aplicable. Condiciones particulares.

1. Las condiciones particulares de uso del suelo y la edificación de estos sistemas se remiten a la legislación urbanística, así como a las disposiciones establecidas en la legislación sectorial en vigor, con especial relevancia de la relativa a Puertos7 y Costas8.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

2. Los Sistemas Generales Portuarios se desarrollarán a través de la figura del Plan Especial, en cuyas determinaciones se establecerán las medidas y previsiones necesarias para garantizar una eficiente explotación del espacio portuario y su conexión con los sistemas generales y locales de transporte terrestre. De igual modo, se dará especial relevancia a su conexión con el entorno inmediato —casco histórico-artístico de Luanco— debiendo evaluarse minuciosamente las conexiones peatonales y rodadas a la vista de las condiciones físicas de la zona y su configuración costera natural.

Sección 3. Sistemas locales

Artículo 26.—Definición.

1. Son Sistemas Locales (SS.LL.) los que, prolongando las prestaciones y dotaciones de los elementos que componen los Sistemas Generales, proporcionan los servicios a cada una de las áreas del suelo municipal, respondiendo a las necesidades concretas de cada una de ellas.

2. A los efectos de este Plan y en su ámbito de aplicación, los SSLL se clasifican como sigue:

a) Sistema Local de Comunicaciones y Aparcamientos.

b) Sistema Local de Zonas Verdes y Espacios Libres.

c) Sistema Local de Equipamientos y Servicios.

Subsección 3A. Sistema local de comunicaciones y aparcamientos

Artículo 27.—Definición.

1. Es aquel que garantiza el funcionamiento y accesibilidad del área en que se encuentra y su adecuada conexión con el Sistema General de Comunicaciones, así como el estacionamiento público de vehículos.

2. Está formado por todas las vías existentes o de nueva construcción que no formen parte del Sistema General de Comunicaciones tal como se define éste en el artículo 16 de estas Normas, además de por las plazas de aparcamiento anejas o incluidas en el viario público, así como por los aparcamientos públicos independientes.

3. Los Sistemas Locales de Comunicaciones y Aparcamientos, tendrán la condición de dominio y serán de uso público, quedando sujetos a las disposiciones previstas al respecto en las diferentes legislaciones sectoriales, y de forma concreta al artículo 35 de la LCPA.

Artículo 28.—Normativa aplicable.

1. Su funcionamiento, régimen y control estará regido por estas Normas Urbanísticas y todas las disposiciones específicas que determine el Ayuntamiento de Gozón.

2. En el Suelo Urbano y Urbanizable, la construcción, reparación o mejora de la red de viario local se ajustará a lo dispuesto en las Condiciones Generales de la Urbanización recogidas en el Capítulo 2 del Título II de estas Normas.

En el Suelo no Urbanizable, en cambio, serán de aplicación las condiciones establecidas en el Título V de estas Normas.

Subsección 3B. Sistema local de zonas verdes y espacios libres

Artículo 29.—Definición.

1. Los elementos del Sistema Local de Zonas Verdes y Espacios Libres cumplen idéntica función que los del Sistema General, diferenciándose por su menor ámbito de influencia. Los Sistemas Locales de Zonas Verdes y Espacios Libres, tendrán la condición de dominio y serán de uso público.

2. Comprenden las zonas verdes y áreas de juegos infantiles situadas en los espacios libres de la edificación.

Artículo 30.—Normativa aplicable.

1. En Suelo Urbano serán de aplicación las condiciones particulares de uso del suelo y la edificación de la Ordenanza correspondiente a Espacios Libres (EL) de estas Normas. En Suelo Urbanizable regirán las condiciones establecidas en los Planes Parciales que lo desarrollen.

Subsección 3C. Sistema local de equipamientos y servicios urbanos

Artículo 31.—Definición.

1. Los elementos del Sistema Local de Equipamiento y Servicios Urbanos cumplen la misma función urbana que los del Sistema General, de los que se diferencian por su menor ámbito de influencia.

2. Se delimitan en los Planos de Clasificación del Suelo con la denominación de Equipamientos.

3. Podrán ser públicos o privados, con preferencia de los primeros.

Artículo 32.—Normativa aplicable.

1. Las condiciones particulares de uso del suelo y la edificación de estos sistemas se desarrollan en la Ordenanza correspondiente a Equipamientos y Servicios (EQ) de estas Normas y en la ficha correspondiente cuando esté incluido en el ámbito de una Unidad de Actuación.

Capítulo 3. Desarrollo del planeamiento

Sección 1. Órganos actuantes

Artículo 33.—Desarrollo y ejecución del plan.

1. El desarrollo y ejecución del Plan General corresponde al Ayuntamiento de Gozón, con arreglo a sus determinaciones y sin perjuicio de las competencias de otras administraciones ni de la iniciativa y colaboración de los particulares, en los términos previstos en la legislación urbanística y en esta normativa.

2. Dentro de sus respectivas atribuciones y obligaciones, a los órganos de la Administración del Estado y del Principado de Asturias, les corresponderá el desarrollo de las infraestructuras, los servicios y los equipamientos de su competencia, así como la cooperación con el Ayuntamiento para el cumplimiento de los fines que en este PGO se señalen.

Sección 2. Instrumentos de desarrollo y ejecución

Artículo 34.—Desarrollo de planes y proyectos.

1. Para el desarrollo de las actuaciones urbanísticas, previstas en este PGO o las que se definan posteriormente por los procedimientos establecidos en la legislación urbanística vigente, se redactarán los planes y proyectos previstos en el texto refundido de disposiciones legales vigentes en materia de ordenación del territorio y urbanismo del Principado de Asturias (TROTU)1, en el Reglamento de Ordenación del Territorio y Urbanismo del Principado de Asturias (ROTU)2, así como en el Real Decreto Legislativo 2/2008, de 20 de junio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de suelo y demás legislación del suelo vigente (LS)3:

a) En Suelo Urbano:

— Se redactarán Planes Especiales y entre ellos los de Reforma Interior y Estudios de Detalle. Asimismo, cuando sea necesario para el justo reparto de beneficios y cargas, y según el sistema de actuación que en cada caso se haya fijado, se redactarán y aprobarán los correspondientes Proyectos de Compensación o Proyectos de Reparcelación.

— En las zonas cuya urbanización no alcance los niveles definidos en estas Normas, será obligatoria la redacción y aprobación de Proyectos de Urbanización, con las determinaciones y contenido previstos en el artículo 381 del ROTU.

— En cada caso los planes y proyectos se ajustarán a lo establecido en estas Normas y en la legislación urbanística vigente.

b) En Suelo Urbanizable:

— Los respectivos sectores en que se divide el Suelo Urbanizable se desarrollarán mediante la redacción y aprobación de su correspondiente Plan Parcial.

— Asimismo, la materialización de las determinaciones de los Planes Parciales requerirá la redacción de los correspondientes Proyectos de Compensación o de Reparcelación, según el sistema de actuación fijado y del Proyecto de Urbanización para su ejecución.

— En cada caso los planes y proyectos se ajustarán a lo establecido en el Título IV de estas Normas.

c) En Suelo No Urbanizable:

— Para el desarrollo del Suelo no Urbanizable podrán redactarse Planes Especiales cuya finalidad sea cualquiera de las señaladas en los Artículos 67 y 68 del TROTU, desarrollados a su vez por lo dispuesto en los Artículos 191 a 197 del ROTU.

— Cuando no sea necesaria nueva ordenación urbanística y para aquellas actividades para las que se especifique en las presentes Normas Urbanísticas, las determinaciones establecidas en este PGO podrán ser completadas mediante Estudios de Implantación acordes a lo dispuesto en los Artículos 71 del TROTU y 200 del ROTU.

Artículo 35.—Desarrollo de los sistemas generales.

1. Para el desarrollo de los Sistemas Generales podrán redactarse Planes Especiales y los correspondientes Proyectos de Urbanización, con el contenido que en cada caso resulte necesario de acuerdo a lo dispuesto en estas Normas y el resto de legislación vigente.

Artículo 36.—Otros instrumentos: ordenanzas especiales.

1. En el ejercicio de sus atribuciones y competencias, el Ayuntamiento de Gozón podrá redactar Ordenanzas Especiales que regulen aspectos relacionados con la aplicación del planeamiento, los usos del suelo, el desarrollo de las actividades, de las obras y edificios. Dichas Ordenanzas se ajustarán a lo dispuesto en la Ley de Régimen Local4 y los artículo 75 del TROTU y 212 del ROTU.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

Sección 3. Ámbito, contenido y tramitación de planes y proyectos

Artículo 37.—Ámbito.

1. El Sector constituye la unidad espacial de ordenación, desarrollo y gestión unitaria en el Suelo Urbanizable, mediante la redacción del Plan Parcial.

2. En el Suelo Urbano la Unidad de Actuación constituye el ámbito para el desarrollo de operaciones de reforma interior, mejora de servicios urbanísticos, y demás objetivos de los Planes Especiales. La Unidad de Actuación constituye, asimismo, el ámbito para el desarrollo de los objetivos previstos en los Estudios de Detalle.

3. Los ámbitos de cada Sector de Suelo Urbanizable y las Unidades de Actuación ya delimitadas en el Suelo Urbano están predefinidos en los Planos de Clasificación del Suelo y Gestión de estas Normas.

Artículo 38.—Reajuste y modificación de ámbitos.

1. Los Planes Parciales, Planes Especiales y Estudios de Detalle podrán modificar los límites de los Sectores y Unidades de Actuación delimitados, con el objeto de ajustarlos en su caso a circunstancias no contempladas en este PGO (líneas de edificación existentes, características topográficas, límites reales de la propiedad, etc), siempre que ello no altere su superficie en más de un 10%, debiendo en caso contrario, proceder a su modificación con arreglo al procedimiento regulado en el artículo 151 del TROTU, y concretado en el artículo 358 del ROTU, salvo que el reajuste se deba a la exclusión de suelo de dominio público, y la Administración titular haya solicitado que ese suelo no se incluya o sea excluido dentro del ámbito en cuestión.

Artículo 39.—Contenido.

1. Los Planes Parciales, Planes Especiales y los Estudios de Detalle contendrán las determinaciones establecidas en el Título III del TROTU y su desarrollo reglamentario. Tanto estas figuras de planeamiento como los Proyectos de Urbanización contendrán en cada caso la documentación establecida en el citado Título.

Artículo 40.—Tramitación.

1. Los planes y proyectos referidos en el artículo anterior, seguirán para su tramitación, las especificaciones del Título III del TROTU y su correlativo en el ROTU. Los Proyectos de Compensación, Reparcelación y Expropiación se ajustarán a las determinaciones del Título V de los mismos.

Artículo 41.—Plazos.

1. En lo relativo a plazos serán de aplicación los Artículos 205 y siguientes del TROTU y su desarrollo reglamentario.

Sección 4. Evaluación ambiental

Artículo 42.—Evaluación de impacto.

1. Para la evaluación de los distintos planes y programas en el medio ambiente se seguirán las disposiciones de la Ley 9/2006 sobre la evaluación de los efectos de determinados planes y programas en el medio ambiente; así como la Directiva 2001/42/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de junio de 2001, relativa a la Evaluación de los Efectos determinados Planes y Programas en el Medio Ambiente.

2. De igual modo, y para el ámbito del Principado de Asturias, serán de obligado cumplimiento las disposiciones previstas en la normativa de desarrollo del TROTU.

Artículo 43.—Evaluación ambiental de planes y programas.

1. Quedarán sometidos a tramitación de Evaluación Ambiental de Planes y Programas, aquellos instrumentos incardinables en el ámbito objetivo establecido en el artículo 3 de la Ley 9/2006, de 28 de abril, sobre evaluación de los efectos de determinados planes y programas en el medio ambiente (LEAE), así como las previsiones dispuestas al efecto en el Reglamento de desarrollo del TROTU.

2. El contenido del Instrumento de Evaluación Ambiental Estratégica, Informe de Sostenibilidad Ambiental (ISA), deberá, inexcusablemente, abordar los contenidos expuestos en el anexo I de Ley 9/2006, de 28 de abril, sobre evaluación de los efectos de determinados planes y programas en el medio ambiente (LEAE), así como los referidos en la normativa de desarrollo del TROTU.

Artículo 44.—Evaluación de impacto ambiental y evaluación preliminar de impacto ambiental.

1. Evaluación de Impacto Ambiental: De acuerdo a lo dispuesto en el artículo 42 del texto refundido de disposiciones legales vigente en materia de ordenación del territorio y urbanismo del Principado de Asturias5 (TROTU), se considera Evaluación de Impacto Ambiental (EIA) al conjunto de estudios y análisis encaminados a predecir, valorar y adecuar la posible incidencia que una actuación o grupo de actuaciones haya de tener sobre un ámbito espacial determinado y referida a la determinación del posible impacto sobre el medio ambiente natural o edificado.

2. Deberán sujetarse al procedimiento de EIA los proyectos, públicos o privados, consistentes en la realización de las obras, instalaciones o de cualquier otra actividad, en los términos previstos en los anexos I y II, en conjunción con el artículo 3 del Real Decreto Legislativo 1/20086.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

Sin perjuicio de lo expuesto, y conforme a lo dispuesto en el artículo 90.2 aparado b) del ROTU, se someterán a Evaluación del Impacto Ambiental los Proyectos de Urbanización que desarrollen Planes Parciales o Especiales que establezcan la ordenación detallada de polígonos industriales y los que se señalen en la legislación propia.

3. Evaluación Preliminar de Impacto Ambiental: De acuerdo a lo dispuesto en el artículo 10 de la Ley 5/1991, de Protección de los Espacios Naturales7, se considera Evaluación Preliminar de Impacto Ambiental (EPIA) el conjunto de estudios y análisis encaminados a la determinación del posible impacto sobre el medio ambiente natural o edificado de actividades que de acuerdo a la legislación vigente no requieran de tramitación de EIA.

4. Deberán sujetarse al procedimiento de EPIA todos los proyectos, públicos o privados, comprendidos en el listado que recoge el epígrafe 7.2 del PORNA y todos aquellos para los que así se disponga en estas Normas. No obstante, se exceptúan aquellas actividades que requieran tramitación de EIA, por haber pasado a formar parte del anexo I de la LIA, por figurar en el anexo II de la misma y requerirlo expresamente el órgano ambiental competente o por requerirlo la normativa sectorial que les sea de aplicación.

Artículo 45.—Evaluacion de impacto estructural.

1. De acuerdo a lo dispuesto en el artículo 43.b) del TROTU, la Evaluación de Impacto Estructural, estará referida al análisis de los costes y beneficios económicos y sociales derivados de la actuación prevista, así como su incidencia en el sistema de núcleos de población, infraestructuras, equipamientos y servicios, al objeto de prevenir, evitar o atenuar sus efectos negativos en el territorio, y permitir al órgano administrativo competente, el conocimiento de sus repercusiones sobre el territorio.

2. Se someterán a Evaluación de Impacto Estructural las actuaciones relativas a elementos de la estructura del territorio definidos en el artículo 3 del ROTU o con incidencia significativa sobre éstos, en especial lo grandes equipamientos o superficies destinadas a actividades productivas o residenciales que generen una elevada movilidad o que requieran redes de servicios urbanos de alta capacidad.

Capítulo 4. Intervención municipal en la edificación y el uso del suelo

Sección 1. Disposiciones generales

Artículo 46.—Competencia municipal.

1. Dentro de límites marcados por la legislación del Suelo y por la de Régimen Local, corresponde al Ayuntamiento de Gozón el otorgamiento de licencias, que se ejercitará en los términos y con las condiciones establecidas en el texto refundido de disposiciones legales vigente en materia de ordenación del territorio y urbanismo del Principado de Asturias1 (TROTU) y su reglamento de desarrollo2 (ROTU).

Artículo 47.—Intervención en el uso del suelo.

1. La competencia municipal en materia de intervención del uso del suelo tiene por objeto comprobar la conformidad de las distintas actuaciones con la legislación y el planeamiento aplicables, así como restablecer, en su caso, la ordenación infringida.

2. La intervención municipal en el uso del suelo se ejercerá mediante los procedimientos siguientes:

a) Licencias urbanísticas.

b) Órdenes de ejecución o suspensión de obras u otros usos.

c) Información urbanística.

Artículo 48.—Actos sujetos a licencia.

1. Conforme al artículo 228 TROTU, la licencia urbanística es el acto administrativo mediante al cual adquieren efectividad las posibilidades de parcelación, edificación, ocupación, aprovechamiento o uso relativos a un suelo determinado, previa concreción de lo establecido al respecto en las Leyes, Planes de Ordenación y demás Normativa Urbanística.

2. Estarán sujetos a licencia, a los efectos de la aplicación de este Plan y según lo previsto por el artículo 564.2 del ROTU, los siguientes actos de edificación y uso del suelo y del subsuelo:

a) Las parcelaciones urbanísticas.

b) Los movimientos de tierras significativos en cualquier clase de suelo, tales como desmontes, explanaciones, excavaciones y terraplenes, y obras de instalación de servicios públicos, las de ejecución de viales y, en general, las obras puntuales de urbanización, excepto cuando estos actos hayan sido detallados y programados como obras a ejecutar en un proyecto de urbanización definitivamente aprobado o de edificación que disponga de licencia otorgada.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

c) Las obras de edificación, así como las de construcción e implantación de instalaciones de toda clase de nueva planta entre las que se incluirán igualmente las obras de construcción de infraestructura civil, tales como presas embalses, balsas, puertos, diques, defensa y corrección de cauces públicos, viario público y privado, etc.

d) Las obras de construcción o instalación de cerramientos, muros y vallados de fincas.

e) Las obras y usos que se hayan de realizar con carácter provisional.

f) Las obras y usos industriales y terciarios que se hayan de realizar anticipadamente.

g) Las instalaciones y construcciones de carácter temporal destinadas a espectáculos y actividades recreativas.

h) La instalación o ubicación de casas prefabricadas e instalaciones similares, provisionales o permanentes.

i) Las obras de ampliación, reforma, modificación o rehabilitación que afecten a la estructura, el aspecto exterior o la disposición interior de edificio, construcciones e instalaciones de toda clase ya existentes, cualquiera que sea su finalidad, alcance y destino.

j) La primera utilización u ocupación, y la modificación o cambio de uso de los edificios o instalaciones en general.

k) La demolición total o parcial de las edificaciones o construcciones.

l) La colocación de carteles de propaganda visibles desde la vía pública.

m) Las actividades extractivas de minerales, líquidos o de cualquier otra índole.

n) Las actividades de vertidos en el subsuelo y de depósito de residuos, escombros y materiales en general que sean ajenos a las características del terreno o de su explotación natural, salvo las previstas en los Proyectos de Urbanización.

ñ) El uso de vuelo sobre las edificaciones, construcciones e instalaciones de toda clase existentes.

o) Las instalaciones subterráneas dedicadas a aparcamiento, actividades industriales, mercantiles o profesionales, servicios públicos o cualquier otro uso al que se destine el subsuelo, dentro de las limitaciones de usos del subsuelo que se señalen en los apartados específicos de estas ordenanzas.

p) Las talas de árboles que constituyan masa arbórea, espacio boscoso, arboleda o parque, así como el abatimiento de ejemplares que posean un especial interés botánico o ambiental, y estén singularmente incluidos en el planeamiento.

q) La instalación de líneas eléctricas, telefónicas u otras similares y la colocación de antenas o dispositivos de telecomunicaciones de cualquier tipo.

r) Las obras de apertura de caminos y accesos a parcelas en suelo no urbanizable.

s) En general, todos los demás actos de uso del suelo o del subsuelo en que lo exijan el planeamiento territorial o urbanístico o las ordenanzas municipales, por suponer una mayor intensidad de uso, un uso privativo, o una utilización diferente del destino agrícola o forestal de los terrenos.

2. No estarán sujetos a licencia municipal los actos y usos previstos en el artículo 565 del ROTU, siempre y cuando concurran las circunstancias previstas en dicho precepto.

3. La sujeción a licencia urbanística rige sin excepción para las personas y entidades privadas y para las Administraciones Públicas o Entidades de derecho público que administren bienes de éstas, distintas del Ayuntamiento de Gozón, aún cuando las actuaciones sujetas afecten a terrenos pertenecientes al dominio o patrimonio público. Todo ello, sin perjuicio de la aplicación de los procedimientos especiales previstos en el artículo 17 del TROTU, cuando se trate de actuaciones administrativas urgentes o de excepcional interés público, o que afecten directamente al interés nacional.

4. Los actos a que se refiere el apartado anterior realizados por la Administración Municipal, entidades institucionales de ella dependientes o sociedades cuyo capital social le pertenezca íntegramente, se entenderán autorizados por la adopción del acuerdo o resolución municipal que los apruebe.

Sección 2. Licencias urbanísticas

Artículo 49.—Documentación.

1. Las licencias en general serán solicitadas en modelo oficial impreso facilitado por el Ayuntamiento, acompañando de los documentos pertinentes, propios a cada caso.

2. El Proyecto técnico referido, irá necesariamente complementado por una Memoria Urbanística, como documento específico e independiente, en el que se indicará la finalidad y uso de la construcción o actuación proyectada, razonándose su adecuación a la ordenación vigente.

Dicha memoria se acompañará del correspondiente plano de situación a escala mínima 1:5.000 y 1:2.000 según se trate de terrenos situados en Suelo No Urbanizable, o en Suelo Urbano y Urbanizable, respectivamente, y de cualquier otra información gráfica que resulte precisa en orden a respaldar su contenido, con expresa indicación de la clasificación y calificación del suelo objeto de la actuación y de la normativa y ordenanzas aplicables al mismo.

3. Para la solicitud de licencia, será suficiente la presentación de un proyecto básico, en cuyo caso, será preceptiva, en un plazo máximo de tres meses desde la concesión de aquella, la presentación ante el Ayuntamiento del Proyecto de Ejecución ajustado a las determinaciones de aquél.

El Ayuntamiento dispondrá de un mes para comprobar la adecuación del proyecto de ejcución con el proyecto básico. Transcurrido este plazo sin que el Ayuntamiento notifique al interesado resolución en contra, se podrán iniciar las obras. Esta fecha será la que se fijará como inicio del plazo de ejecución fijado en la licencia.

Si transcurrido el plazo de un mes, el Ayuntamiento detectara alteraciones entre el proyecto básico y el de ejecución, se ordenará la paralización inmediata de las obras y la iniciación del expediente de modificación del proyecto.

4. Conforme a lo dispuesto en el artículo 572.2 del ROTU, las solicitudes de licencias urbanísticas, que conforme a la legislación de ordenación de la edificación, no precisen proyecto técnico, deberán acompañarse de una memoria descriptiva de las actividades sujetas a licencia, en la que se definan y describan con exactitud los usos en sus características urbanísticas y condiciones de seguridad, salubridad y ornato adecuadas a su emplazamiento.

5. Las autorizaciones previas a la concesión de licencias para actuaciones en bienes integrantes del Patrimonio Cultural, las cuales deberán solicitarse a la Consejería de Cultura, quedarán sujetas según la naturaleza del bien y a su grado de protección, a lo dispuesto en los artículos 50.1, 59.1, 27 y 75.4 de la LPC.

Artículo 50.—Licencias de parcelación.

1. Está sujeto a previa licencia municipal todo acto de parcelación urbanística, considerándose como tal la división simultánea o sucesiva de terrenos en dos o más lotes efectuada con fines edificatorios.

2. Las Licencias de Parcelación Urbanística se concederán sobre la base de un proyecto con el siguiente contenido:

a) Memoria justificativa de las razones de la parcelación y de sus características, en función de las determinaciones de las presentes Normas sobre las que se fundamenta. En ella se describirá cada finca original existente y cada una de las nuevas parcelas, debiéndose de hacer patente que éstas últimas son aptas para el uso que la Norma les asigna y que, en su caso, son aptas para la edificación.

b) Planos topográficos que reflejen el estado actual, con acotación de linderos y señalamiento de superficies, a escala 1:500 como mínimo. Igualmente se señalarán las fincas originarias registrales representadas en el parcelario oficial, las edificaciones y arbolado existentes y los usos de los terrenos.

c) Certificación del Catastro de las fincas afectadas con indicación del número de las manzanas o polígonos, número de la parcela o parcelas y superficie de las mismas.

d) Si la parcela figurara inscrita en el registro de la propiedad, Certificación Registral de la finca matriz.

e) Planos de parcelación, a escala 1:100 como mínimo, en los que aparezcan claramente reflejadas cada una de las parcelas resultantes, convenientemente acotadas y superficiadas.

f) Propuesta de cédula urbanística de cada parcela resultante.

3. La Licencia de Parcelación Urbanística se entenderá concedida con los acuerdos de aprobación de los proyectos de reparcelación, compensación o normalización de fincas, y podrá concederse simultáneamente con los de aprobación definitiva de los Planes Parciales y Especiales que incluyan planos parcelarios con las características requeridas más arriba, así como los Estudios de Detalle que afecten a la configuración de las parcelas.

4. Conforme a lo dispuesto en el artículo 17.2 del texto refundido de la Ley del Suelo Estatal3 (LS), en la autorización de escrituras de segregación o división de fincas, los notarios exigirán, para su testimonio, la acreditación documental de la conformidad, aprobación o autorización administrativa a que esté sujeta, en su caso, la división o segregación conforme a la legislación que le sea aplicable. El cumplimiento de este requisito será exigido por los registradores para practicar la correspondiente inscripción.

5. Las parcelaciones urbanísticas que afecten a una determinada carretera, deberán, a su vez, recabar informe previo del titular de la carretera, relativo a los accesos a la misma.

Artículo 51.—Licencias de obras de urbanización.

1. Las obras de urbanización se entienden autorizadas con los acuerdos de aprobación definitiva de los proyectos de urbanización correspondientes, sin perjuicio de que en los mismos pueda condicionarse la ejecución de los trabajos a la obtención de un ulterior permiso de inicio de obras, previo cumplimiento de los requisitos complementarios que quedaren pendientes.

2. El resto de las obras de urbanización, y las de mera conservación y mantenimiento se tramitarán análogamente a lo previsto para las licencias de edificación, que son tratadas en los Artículos siguientes.

3. Autorizado el comienzo de las obras de urbanización por el Ayuntamiento y notificado por el promotor con antelación mínima de quince días, su intención de iniciarlas, se fijará día para la firma del Acta de Comprobación del Replanteo. El plazo de ejecución de las obras de urbanización comenzará a contar a partir del día siguiente al de la firma de dicho Acta. Durante la ejecución de las obras, el Ayuntamiento ejercerá las funciones de inspección técnica y urbanística, vigilancia y control de las mismas, de acuerdo con la normativa municipal vigente.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

Artículo 52.—Licencias de obra mayor.

1. Tendrán la consideración de edificación las obras señaladas en el artículo 2 de la Ley 38/1999 de Ordenación de la Edificación4 (LOE).

Dentro de las mismas, constituyen obra mayor aquellas que no deban considerarse como menores, incluyendo, como norma general todas aquéllas que por la trascendencia de las actuaciones exigen una tramitación y una documentación rigurosas.

Se incluyen dentro de la categoría de obra mayor, las licencias de obras de cerramiento de terrazas y balcones preexistentes, así como el cambio de carpinterías, que podrán ser autorizados con las siguientes condiciones:

a) Que se redacte y presente una propuesta de tratamiento conjunto de fachada, con audiencia a los propietarios del edificio, entendiéndose aceptado por todos quienes no manifiesten expresamente su oposición al mismo. Si se manifestase oposición no se concederá licencia en tanto no se aporte acuerdo de la Comunidad de Propietarios o del propietario del edificio prestando conformidad a la propuesta.

b) Que, en el supuesto de que no se acometa la actuación de una sola vez, cada una de las obras que se realicen obtengan su licencia correspondiente y se ajuste al proyecto aprobado para todo el edificio. Las falsas fachadas que se puedan proyectar deberán mantener la iluminación natural de las piezas que tengan luces a la fachada efectiva.

2. Las obras referidas en el apartado anterior requerirán un proyecto técnico según lo establecido en el artículo 4 de la citada LOE.

3. Sin perjuicio del contenido obligatorio dispuesto en el artículo 580 del ROTU, el acto de otorgamiento de licencia fijará los plazos de iniciación, interrupción máxima, y finalización de las obras, de conformidad, con la normativa aplicable. El derecho a edificar se extingue por incumplimiento de los plazos fijados, mediante su declaración formal en expediente contradictorio con audiencia del interesado, en los términos previstos en el artículo 582 del ROTU y en el artículo 60 de estas Normas.

4. La solicitud de licencia de obra mayor se realizará mediante presentación, por triplicado, de Instancia, o, en su caso, impreso normalizado, en el que conste:

a) Nombre, apellidos, datos del DNI y domicilio del solicitante, así como datos de identificación y domicilio de la persona interesada, caso de ser distinta. En el supuesto de que se trate de personas jurídicas se harán constar los datos de inscripción registral y número de identificación fiscal de las mismas.

b) Identificación de la finca sobre la que se pretende actuar, indicando su referencia catastral, dirección completa, piso y puerta o, en su caso, parcela, y señalando a quien corresponde la titularidad de la misma.

c) Proyecto básico o Proyecto Técnico y de ejecución suscrito por técnico competente, acompañado de la correspondiente hoja de encargo para la dirección facultativa, esta última irá visada por el Colegio correspondiente.

d) Documentación técnica y descriptiva exigida para cada tipo de obra en estas Normas.

e) Cuando se exija parcela mínima, certificación registral, o, en su defecto, documentación que justifique la superficie de la parcela.

f) Oficios de Dirección de Obra y de la Ejecución Material, con sus visados correspondientes.

g) Estudio de Seguridad y Salud o Estudio Básico, conforme a la legislación sectorial en vigor.

5. De forma adicional, la concesión de las licencias de obras de edificación, además de la constatación de que la obra proyectada cumple las condiciones técnicas, urbanísticas, dimensionales y de uso fijadas por el planeamiento y demás normativa aplicable, exige la constancia o acreditación de los extremos siguientes:

a) En el caso de Unidades de Actuación, estado de la parcela respecto de los compromisos urbanísticos fijados para su desarrollo.

b) Características en cuanto a uso o actividad. Las actividades que requieran licencias por separado suponen el condicionamiento absoluto de las obras respecto de la actividad, desde la propia licencia de obras; y no podrá obtener la primera ocupación hasta tener resuelto este aspecto.

c) Cuantos otros de índole específica fueran exigibles a tenor de las presentes Normas y del planeamiento de desarrollo aplicable, o de la intervención de Organismos Administrativos competentes en aspectos sectoriales de preceptiva aplicación.

6. En los proyectos de edificación se incluirán las obras de urbanización precisas para su adecuación urbanística y funcional. En ellas se incluye desde la terminación de todas las pavimentaciones y servicios que se precisen en su entorno, hasta la reparación de los propios daños o modificaciones, provisionales o definitivas, que deban acompañar a las obras.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

7. Cuando las solicitudes de licencia afecten a edificios sujetos algún régimen de protección por parte de la legislación de Patrimonio Cultural, y en tanto en cuanto no entre en vigor el Catálogo Urbanístico de protección del Patrimonio Cultural, se incluirán preceptivamente, además de los documentos exigidos anteriormente, documentación detallada sobre los siguientes extremos:

a) Descripción documental de todos aquellos elementos que ayuden a ofrecer un mejor marco de referencia para el conocimiento de las circunstancias en que el edificio se construyó, tales como organismos o tipo de propiedad que promovió su construcción, arquitecto o arquitectos autores del proyecto, uso inicial al que fue destinado, edificaciones colindantes, etc.

b) Historia de la evolución del edificio en cuanto a las sucesivas propiedades y usos, caso de haberse dado estos hasta el momento actual, así como la evolución del entorno inmediato en el que se encuentra enclavado como marco de referencia que sirva de base para la justificación de algunas soluciones del proyecto de restauración.

c) Levantamiento a escala no inferior a 1/100 del edificio en su conjunto y de los elementos más característicos, con montaje indicativo del resultado final de la operación.

d) Descripción fotográfica del edificio en su conjunto o en la parte en que se actúa y de sus elementos más característicos, con montaje indicativo del resultado final de la operación.

e) Detalle pormenorizado de los usos actuales.

f) Descripción pormenorizada del estado de la edificación con planos en los que se señalen los elementos, zonas o instalaciones del edificio que requieren reparación.

g) Representación gráfica de la situación final como resultado de la obra proyectada.

h) Justificación de la idoneidad de las técnicas empleadas en la intervención prevista sobre el edificio.

Asimismo, en los casos de las obras permitidas con carácter no preferente, será necesario aportar además la siguiente documentación:

a) Memoria justificativa de la oportunidad y conveniencia de la obra a realizar, incluyendo sus efectos sobre los actuales y futuros usos y usuarios del edificio.

b) Anteproyecto que muestre las obras de todo tipo a realizar.

c) Todas aquellas otras que guarden relación con la obra a efectuar y la puedan justificar.

Una vez se haya producido la entrada en vigor del Catálogo Urbanístico, su contenido primará sobre las disposiciones previstas en el presente artículo.

8. Cuando tratándose de las obras referidas a los edificios del apartado anterior, no afecten a la totalidad de los mismos, el Ayuntamiento, a través de sus Servicios Técnicos, podrá reducir la documentación a aportar en función del tipo de obra.

9. Las solicitudes de licencia de obras en suelo no urbanizable deberán acompañar, además de la documentación exigida en los artículos anteriores, las normas particulares que resulten de aplicación y, en su caso, la legislación sectorial aplicable:

a) Planos de ubicación a escala adecuada para señalar su posición y relación con el entorno.

b) Planos de detalle, escala mínima 1:2.000 del emplazamiento.

c) Planos en los que se indique la vegetación existente.

d) Planos de accesos y relación con las vías de comunicación.

e) Documentación fotográfica del entorno existente, arquitecto o arquitectos autores del proyecto, uso inicial al que fue destinado, edificaciones colindantes, etc.

Artículo 53.—Obras menores.

1. Tendrán la consideración de Obras Menores las que conforme a lo dispuesto en los Artículos 228 del TROTU y 564 del ROTU, aquellas de sencilla técnica y escasa entidad constructiva y económica que no supongan alteración del volumen, del uso objetivo, de las instalaciones y servicios de uso común o del número de viviendas y locales, ni afecten al diseño exterior, a la cimentación, a la estructura o a las condiciones de habitabilidad o seguridad de los edificios e instalaciones de todas clases.

En ningún caso tendrán la condición de obra menor las parcelaciones urbanísticas, los cierres de muro de fábrica de cualquier clase, las intervenciones en bienes declarados como de Interés Cultural o incluidos en el Inventario de Patrimonio Cultural del Principado de Asturias o en el Catálogo Urbanístico de Gozón; así como los grandes movimientos de terrenos y la tala masiva de arbolado.

2. Sin perjuicio de lo dispuesto al efecto por la legislación vigente, a los efectos del presente PGO, se incluyen dentro del concepto de Obra Menor, actuaciones tales como.

a) Revoco y enlucido de tabiques.

b) Sustitución de pavimentos.

c) Retejado.

d) Reparación de cubiertas y azoteas.

e) Cierre y vallado de fincas particulares.

f) Reposiciones de pavimento de la vía pública.

g) Colocación de anuncios, vallas de protección y andamios, la instalación de toldos y marquesinas y otras obras análogas.

3. En ningún caso las obras menores suponen alteración del volumen o de la superficie construido, del uso objetivo, de la estructura portante, la distribución interior, las condiciones de habitabilidad o seguridad de los elementos comunes del inmueble, el número de viviendas o locales que lo integran, su diseño exterior o sus características arquitectónicas.

4. La solicitud de licencia de obra menor se realizará mediante presentación por Registro del Ayuntamiento y por triplicado, de Instancia, o, en su caso, impreso normalizado, en el que conste:

a) Nombre, apellidos, datos del DNI y domicilio del solicitante, así como datos de identificación y domicilio de la persona interesada, caso de ser distinta. En el supuesto de que se trate de personas jurídicas se harán constar los datos de inscripción registral y número de identificación fiscal de las mismas.

b) Identificación de la finca sobre la que se pretende actuar, indicando referencia catastral, dirección completa, piso y puerta o, en su caso, parcela, y señalando a quien corresponde la titularidad de la misma.

c) Documentación técnica y descriptiva exigida para cada tipo de obra en estas Normas.

1. Espectáculos públicos y actividades recreativas.

2. Almacenes de productos inocuos de más de 100 m².

b) Para primeras instalaciones o ampliaciones de Actividades incluidas dentro del ámbito del RAMINP.

— Solicitud de apertura, según modelo municipal, suscrita por el interesado, con descripción detallada de la actividad y nombre comercial. Será imprescindible la inclusión de un teléfono de contacto.

— Fotocopia de DNI del solicitante. En el caso de sociedades se facilitará Fotocopia del CIF, escritura de constitución poderes de representación.

— Justificante de la autoliquidación de tasas.

— Solicitud de autorización de vertidos, para potenciales productores de vertidos.

— Proyecto Técnico, por triplicado, suscrito por técnico competente y visado por el Colegio Oficial correspondiente, donde se describan, con extensión y detalle, las características de la actividad, su posible repercusión sobre la sanidad ambiental y las medidas correctoras y de seguridad propuestas, con los cálculos justificativos del grado de eficacia y garantías para ellos previstos, evidenciando el cumplimiento de la normativa vigente.

Además de los planos de emplazamiento y de instalaciones, deberá constar uno de planta con indicación de superficies, alturas y usos de cada dependencia.

— Certificado expedido por técnico competente y visado por el Colegio Oficial correspondiente que acredite el cumplimiento de la normativa vigente en materia de seguridad, protección de incendios, aislamiento acústico y resto de instalaciones para:

1. Actividades que impliquen atención al público.

2. Espectáculos públicos y actividades recreativas.

3. Almacenes a los que el Código Técnico de la Edificación, en su apartado DB-SI Seguridad en Caso de Incendio (Sección SI.1.2 Tabla 2.1) otorgue un factor de riesgo medio o alto, o se utilice para almacenar productos calificados como peligrosos.

4. Almacenes de más de 100 m².

c) Para todos los Cambios de Titularidad (arrendamiento, cesión o traspaso).

— Solicitud de apertura, según modelo municipal, suscrita por el interesado, con descripción detallada de la actividad y nombre comercial. Será imprescindible la inclusión de un teléfono de contacto.

— Fotocopia de DNI del solicitante. En el caso de sociedades se facilitará Fotocopia del CIF, escritura de constitución poderes de representación.

— Fotocopia de la licencia de apertura anterior.

— Fotocopia de la baja en el IAE del anterior titular.

— Fotocopia del DNI del anterior titular.

— Justificante de la autoliquidación de tasas.

— Planos de situación a escala adecuada (con referencia a calles y portales).

— Planos de planta, delineados según normas a escala 1:50 o 1:100, reflejando distribución con superficies, usos y alturas libres de cada dependencia, así como medios de protección de incendios y señalización de evacuación. Si existen altillos o varias plantas, también plano de sección.

— Certificado expedido por técnico competente y visado por el Colegio Oficial correspondiente que acredite el cumplimiento de la normativa vigente en materia de seguridad, protección de incendios, aislamiento acústico y resto de instalaciones para:

1. Actividades que impliquen Actividades que impliquen atención al público.

2. Espectáculos públicos y actividades recreativas.

3. Almacenes a los que el Código Técnico de la Edificación, en su apartado DB-SI Seguridad en Caso de Incendio (Sección SI.1.2 Tabla 2.1) otorgue un factor de riesgo medio o alto, o se utilice para almacenar productos calificados como peligrosos.

4. Almacenes de más de 100 m².

d) En los supuestos de construcciones industriales de nueva planta deberá presentarse justificante de solicitud de alta catastral.

Artículo 54.—Licencias de actividad no clasificada.

En Aplicación de la legislación sectorial vigente el Ayuntamiento procederá a la elaboración de las ordenanzas Municipales correspondientes.

Artículo 54.—Licencias de ocupación.

1. La licencia de ocupación tiene por objeto autorizar la puesta en uso de los edificios o instalaciones, previa comprobación de que han sido ejecutados de conformidad a las condiciones de las licencias autorizatorias, y que se encuentren debidamente terminados y aptos según las condiciones urbanísticas de su destino específico.

2. Están sujetas a licencia de ocupación:

a) La primera utilización de las edificaciones fruto de obras de nueva edificación, ampliación y reestructuración total, y la de aquellos locales resultantes de obras, en los edificios en que sea necesario, por haberse producido cambios en la configuración de los locales, alteración de los usos a que se destinan, o modificaciones en la intensidad de dichos usos.

b) La nueva utilización de aquellos edificios o locales que hayan sido objeto de sustitución o reforma de los usos preexistentes.

3. En los supuestos contemplados en el primer apartado del párrafo anterior, la concesión de las licencias de ocupación requerirá la acreditación o cumplimentación de los siguientes requisitos, según las características de las obras, instalaciones o actividades de que se trate:

a) Certificación final de obras suscrito por los técnicos que la hayan dirigido.

b) Fotocopia del acuerdo o resolución de concesión de la licencia/s de edificación.

c) Fotocopia de Calificación Definitiva en viviendas de protección oficial.

d) Planos definitivos y acotados de fin de obras visados, así como de plantas y secciones con los trazados de conducciones por las aceras, con todas aquellas instalaciones que se ejecuten por las mismas, tales como redes de fontanería, alcantarillado, electricidad, gas telefonía, etc.

e) Fotocopias de las licencias de acometidas de aguas y de alcantarillado para el edificio.

f) Documento emitido por el Servicio Municipal correspondiente de baja en el agua de la obra y de reposición de alumbrado público existente anteriormente en fachadas.

g) Justificación del solicitud de alta catastral.

h) Justificación de la terminación y recepción provisional de las obras de urbanización que se hubiesen acometido simultáneamente con la edificación.

Artículo 55.—Licencia para otras actuaciones urbanísticas.

1. La realización de los actos comprendidos en lo que se denomina en estas normas otras Actuaciones Urbanísticas, en cuanto no estén amparados por licencia de urbanización o de edificación, requerirán licencia específica que se tramitará con arreglo a las disposiciones de este Capítulo en lo que le sean de aplicación.

2. Estas actuaciones urbanísticas se integran en los siguientes subcategorías:

a) Actuaciones Estables: Cuando su instalación haya de tener carácter permanente o duración indeterminada. Comprende este subgrupo, a título enunciativo, los conceptos siguientes:

1. Las talas de árboles que constituyan masa arbórea, espacio boscoso, arboleda o parque, así como el abatimiento de ejemplares que posean un especial interés botánico o ambiental y están singularmente incluidos en el planeamiento (Artículo 564.2 apdo. p) del ROTU).

2. Movimientos de tierra no vinculados a obras de urbanización o edificación, incluidas la construcción de piscinas y la apertura de pozos.

3. El acondicionamiento de espacios libres de parcela, y la ejecución de vados de acceso de vehículos.

4. Implantación fija de construcciones prefabricadas.

5. Instalaciones ligeras de carácter fijo propias de los servicios públicos o actividades mercantiles en la vía pública, tales como cabinas, quioscos, puntos de parada de transporte, postes, etc.

6. Recintos y otras instalaciones fijas propias de actividades al aire libre recreativas, deportivas, de acampada, etc., sin perjuicio de los proyectos complementarios de edificación o urbanización que, en su caso, requieran.

7. Soportes publicitarios exteriores, incluidos todos los que no estén en locales cerrados.

8. Instalaciones exteriores de las actividades extractivas, industriales o de servicios, no incorporadas a proyectos de edificación.

9. Vertederos de residuos o escombros.

10. Instalaciones de depósito o almacenamiento al aire libre, incluidos los depósitos de agua y de combustibles líquidos y gaseosos, y los parques de combustibles sólidos, de materiales y de maquinaria.

11. Instalaciones o construcciones subterráneas de cualquier clase no comprendidas en proyectos de urbanización o de edificación.

12. Usos o instalaciones que afecten al vuelo de las construcciones, del viario o de los espacios libres, tales como tendidos aéreos de cables y conducciones, antenas u otros montajes sobre los edificios ajenos al servicio normal de éstos y no previstos en sus proyectos originarios.

b) Actuaciones Provisionales: Entendiéndose por tales las que se acometan o establezcan por tiempo limitado, y particularmente las siguientes:

1. Vallados de obras y solares.

2. Sondeos de terrenos.

3. Apertura de zanjas y calas.

4. Instalación de maquinaria, andamiajes y aperos.

5. Ocupación de terrenos por feriales, espectáculos u otros actos comunitarios al aire libre.

Sección 3. Concesión de licencias

Artículo 56.—Limitaciones a la concesión de licencias según la clase de suelo.

1. Como regla general, sólo podrán concederse licencias de edificación en parcelas sitas en Suelo Urbano (SU) cuando los terrenos adquieran la condición de solar o cuando se asegure la ejecución simultánea de la urbanización y la edificación con los requisitos previstos en los Artículos 197 del TROTU y 486 a 488 del ROTU.

2. En el Suelo Urbanizable (SUR), mientras no se aprueben los correspondientes Planes Parciales y se ejecuten o se garanticen las correspondientes obras de urbanización, sólo se concederán licencias relativas a infraestructuras del territorio o Sistemas Generales o aquellas de carácter provisional a que se refieren el artículo 106 del TROTU.

3. En el Suelo No Urbanizable (SNU) la concesión de licencias se sujetará al otorgamiento previo de la autorización de la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Asturias (cuota), en los supuestos establecidos en la subsección 2.ª, de la Sección 2.ª, del Capítulo 2.º del Título IV del TROTU.

Artículo 57.—Obtención de licencias. Contenido de la licencia.

1. Las solicitudes de licencia se resolverán con arreglo al procedimiento definido por el artículo 9 del Reglamento de Obras y Servicios de las Corporaciones Locales5 (RCL) y Artículos 228 a 231 del TROTU y 569 a 585 del ROTU.

3. Las solicitudes de licencia irán acompañadas de la documentación exigible en cada caso. La presentación de solicitudes o proyectos que incluyan deficiencias insubsanables dará lugar a la denegación de la licencia. A los efectos de este artículo se entenderá que constituyen deficiencias insubsanables:

a) Señalar erróneamente la zonificación aplicable.

b) Proyectar obras o instalaciones para usos no permitidos en la zona.

c) Utilizar como base para los cálculos de aprovechamiento coeficientes superiores al autorizado o sobrepasar las alturas, superficies o volúmenes máximos permitidos.

d) No respetar las zonas verdes y espacios libres previstos en el planeamiento.

e) En general todas aquellas que exijan introducir modificaciones esenciales en el proyecto, estudio o plan.

4. Presentada una solicitud de licencia de obras o del permiso de inicio de obra subsiguiente, los posibles reparos técnicos o de otra clase que susciten los proyectos y la restante documentación y que se entiendan subsanables, deberán ser comunicados al interesado.

5. En el Suelo no Urbanizable la tramitación tendrá en cuenta, además, lo dispuesto en el artículo 241 y siguientes del TROTU.

6. En el acto de otorgamiento de la licencia se entiende implícita la voluntad municipal de aplicar al acto autorizado la totalidad de las condiciones que resulten de los planes y normas urbanísticas vigentes. No podrá justificarse la vulneración de las disposiciones legales, Normas Urbanísticas y Ordenanzas, en el silencio o insuficiencia del contenido de la licencia. En su caso, el propietario, constructor o técnico Director de las obras podrá dirigirse al Ayuntamiento en solicitud de aclaración.

7. La licencia contendrá explícitamente la autorización municipal del acto para el que se solicito, así como las condiciones especiales a que debe sujetarse la realización de éste, respetando en todo caso, las determinaciones del Plan General y de la restante normativa que fuesen de aplicación. Se incluirán en la licencia las correspondientes condiciones en cuanto a las limitaciones temporales de ejercicio de las facultades amparadas en la misma. A la licencia se le añadirá, cuando proceda, como expresión de su contenido, un ejemplar del proyecto aprobado, marcado con el sello de la Corporación.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

Sección 4. Transmisión, modificación, caducidad y anulación de licencias

Artículo 58.—Transmisión de licencias y modificación de licencias.

1. Las licencias de obras podrán transmitirse dando cuenta de ello por escrito al Ayuntamiento. Si las obras se hallan en curso de ejecución, deberá acompañarse acta en que se especifique el estado en que se encuentran, suscrita de conformidad por ambas partes. Sin el cumplimiento de estos requisitos, las responsabilidades que se derivan del cumplimiento de licencia serán exigibles indistintamente al antiguo y al nuevo titular de la misma.

2. Requerirán expresa modificación de la licencia de obras las alteraciones que pretendan introducirse durante la ejecución material de las mismas, o los cambios substanciales entre el proyecto básico y el de ejecución.

Artículo 59.—Caducidad de licencias.

1. En aplicación de lo dispuesto en el artículo 581 del ROTU, los usos del suelo o del subsuelo amparados por una licencia urbanística cuando suponga la realización de obras deberán realizarse dentro de los siguientes parámetros temporales:

a) Seis meses para su iniciación, a contar desde la fecha de notificación del otorgamiento de la licencia, o en su caso, desde la autorización por silencio administrativo.

b) Dos años para su terminación, a contar desde la fecha de notificación del otorgamiento de la licencia, o en su caso, desde la autorización por silencio administrativo.

c) Una vez comenzadas las obras, no podrán quedar en ningún caso interrumpidas por un período superior a tres meses.

2. El incumplimiento de los lapsos temporales determinará la declaración de caducidad de la licencia, en los términos formales y procedimentales previstos en el ROTU en su artículo 582.

3. Sin perjuicio de lo expuesto, se podrá solicitar al Ayuntamiento la prórroga o ampliación de los plazos de inicio, interrupción y finalización de las obras por causa justificada y por una sola vez, siempre y cuando los actos de uso del suelo o el subsuelo amparados por la licencia urbanística sean conformes con la normativa territorial y urbanística vigente en el momento de solicitarse la prórroga6.

4. Las ampliaciones de los plazos habrán de respetar en todo caso el siguiente régimen de máximos:

a) Tres meses para su iniciación.

b) Un año para su terminación.

c) Un mes y medio de interrupción, una vez comenzadas las obras.

5. El acuerdo de ampliación de los plazos deberá ser expresamente notificado a los interesados, debiendo tanto la petición de los interesados como la decisión sobre la ampliación, producirse, en todo caso, antes del vencimiento del plazo de que se trate. En ningún caso podrá ser objeto de ampliación un plazo ya vencido. Los acuerdos sobre ampliación de plazos o sobre su denegación no serán susceptibles de recursos7.

Artículo 60.—Anulación y suspensión de licencias.

1. Conforme a lo dispuesto en el artículo 577 del ROTU, serán nulas de pleno derecho, y por lo tanto no surtirán efecto alguno, debiendo aplicarse, respecto a las actuaciones realizadas al amparo de las mismas, las medidas de protección y defensa de la legalidad urbanística previstas en el TROTU:

a) La licencias concedidas con inobservancia total de los trámites de información pública y aprobación de la CUOTA, cuando fueren necesarios conforme a la legislación vigente.

b) Las licencias u órdenes que se otorgaren con infracción de la zonificación o uso urbanístico de las zonas verdes o espacios libres, públicos o privados, y del régimen del Suelo No Urbanizable, de Especial Protección del Concejo de Gozón.

2. Sin perjuicio de lo anterior, así como en el Título VII de la Ley de Régimen Jurídico y del Procedimiento Administrativo Común8 (LRJ.PAC), referido a revisión de los actos en vía administrativa, las licencias de obras podrán ser revocadas cuando se adopten nuevos criterios de apreciación que lo justifique. Asimismo, podrá llegarse a la revocación cuando desaparezcan las causas que determinaron su otorgamiento, o si sobreviniesen otras razones que de haber existido en su momento hubieran justificado la no concesión de la licencia.

3. Las licencias otorgadas erróneamente podrán ser anuladas y restituidas las cosas a su ser y estado primitivo de conformidad con lo previsto en el artículo 16.2 del RCL.

4. Se dispondrá la suspensión de la eficacia de una licencia de obra en curso, cuando se compruebe el incumplimiento de sus condiciones materiales y hasta tanto los servicios municipales no comprueben la efectiva subsanación de los defectos observados. La licencia caducará si la subsanación no se lleva a cabo en los plazos que a los efectos se fijen.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

5. Las obras que se ejecuten hallándose la licencia caducada o suspendida, salvo los trabajos de seguridad y mantenimiento, se consideran como no autorizadas, dando lugar a las responsabilidades pertinentes por obras realizadas sin licencia y las medidas ejecutoras que procedan.

Artículo 61.—Obras realizadas sin licencia u orden de ejecución o sin ajustarse a las condiciones de éstas.

1. Cuando las actuaciones que en estas Normas se señalan sujetas a la obtención de licencia previa, se realicen sin dicha licencia, el órgano municipal competente dispondrá la paralización de las mismas, con arreglo a lo establecido en los Artículos 236 del TROTU y 598 del ROTU.

2. Cuando dichas actuaciones se desarrollen sin ajustarse a las condiciones de la licencia u orden de ejecución, se procederá según establece en los Artículos 238 del TROTU y 600 del ROTU.

Sección 5. Órdenes de ejecución y suspensión

Artículo 62.—Órdenes de ejecución y suspensión de obras y otros usos.

1. Mediante las Órdenes de Ejecución y Suspensión el Ayuntamiento ejerce su competencia en orden a imponer o restablecer la ordenación urbanística infringida, a exigir el cumplimiento de los deberes de conservación en materias de seguridad, salubridad y ornato de los edificios e instalaciones, y a asegurar, en su caso, la eficacia de las decisiones que adopte en atención al interés público urbanístico y al cumplimiento de las disposiciones generales vigentes.

2. El incumplimiento de las Órdenes de Ejecución y Suspensión, además de la responsabilidad disciplinaria que proceda por infracción urbanística, dará lugar a la ejecución administrativa subsidiaria, que será con cargo a los obligados en cuanto no exceda del límite de sus deberes. Además, se denunciarán los hechos a la jurisdicción penal cuando el incumplimiento pudiera ser constitutivo de delito o falta.

3. El incumplimiento de las Órdenes de Suspensión de obras implicará por parte del Ayuntamiento la adopción de las medidas necesarias que garanticen la total interrupción de la actividad, a cuyos efectos podrá ordenar la retirada de los materiales preparados para ser utilizados en la obra y la maquinaria afecta a la misma; proceder subsidiariamente a su retirada caso de no hacerlo el interesado, o precintarla y prohibir definitivamente los usos a que diera lugar.

Sección 6. Información urbanística

Artículo 63.—Publicidad.

1. De acuerdo a lo dispuesto en el artículo 21 del TROTU, la aprobación de este PGO supone su carácter público. Por ello, cualquier persona, física o jurídica, tiene derecho a consultar por sí misma y gratuitamente la documentación integrante de este Plan y de sus instrumentos de desarrollo, en los lugares y con las condiciones de funcionamiento del servicio fijadas al efecto. El personal encargado prestará auxilio a los consultantes para la localización de la documentación requerida. Asimismo, se facilitará al público la obtención de copia de los documentos del planeamiento vigente, en los plazos y con el coste que se establezca al efecto.

2. A los fines de este Artículo, los locales de consulta dispondrán de copias íntegras y autentificadas de toda la documentación del Plan debidamente actualizadas y con constancia de los actos de aprobación definitiva, así como de la aprobación inicial y provisional de eventuales modificaciones en curso. Estarán asimismo disponibles relaciones detalladas de los Estudios de Detalle aprobados; de las delimitaciones de Unidades de Actuación; de los Proyectos y Licencias de Parcelación, aprobados o concedidos, y de los expedientes de Reparcelación y Compensación aprobados o en trámite.

3. Se facilitará al público la obtención de copias de los documentos de planeamiento, en los plazos y al costo que, en su caso, se establezcan.

4. A los fines de este artículo, los locales de consulta dispondrán de copias integras y auténticas de toda la documentación de los planes y sus documentos anexos y complementarios, debidamente actualizados y con constancia de los respectivos actos de aprobación definitiva, así como los de aprobación inicial o provisional de modificaciones en curso.

5. Cualquier persona podrá obtener reproducción autentificada del planeamiento vigente, previa solicitud por escrito y abono de los costes de reproducción.

Artículo 64.—Certificado urbanístico.

1. En desarrollo de lo dispuesto en el artículo 21 del TROTU, toda persona tendrá derecho a que el Ayuntamiento le informe por escrito del régimen urbanístico aplicable a un terreno o edificio. A estos efectos, los particulares podrán solicitar informes de aprovechamientos urbanísticos referidos a una finca concreta, presentando una solicitud en el Registro General del Ayuntamiento de Gozón. El Ayuntamiento evacuará la solicitud de información mediante la remisión al interesado de la cédula urbanística a que se refiere el artículo 65 de estas Normas. En caso contrario, se expedirá certificado, previo informe de los Servicios Técnicos Municipales.

2. Los certificados han de incluir la información siguiente:

a) La clasificación del Suelo.

b) El uso del suelo, la altura, el volumen y la situación de la edificación, la ocupación máxima de la parcela.

c) Si es solar o no y, si procede, los servicios que faltan para serlo.

d) El planeamiento a cuyas determinaciones está sujeta la finca, con expresión de la Unidad de Actuación o Polígono en el que se encuentre, en su caso, incluida, así como del estado en que se halla su proceso de urbanización.

e) Si está afectada por trámites de suspensión del otorgamiento de licencias.

f) Si es posible obtener licencia ajustada a los parámetros de la letra b) anterior, condicionada, en su caso, a la ejecución simultánea de obras de urbanización.

g) Si se está tramitando alguna revisión o modificación del planeamiento que la pueda afectar.

2. En caso de que se solicite licencia urbanística de acuerdo con la información contenida en el certificado o, en su caso, la cédula remitida, dentro del plazo de los cuatro meses siguientes a su notificación al interesado, la Administración urbanística deberá atenerse a la información que contenga, a no ser que sea constitutiva de una infracción de la ordenación urbanística aplicable, o se hayan producido circunstancias posteriores que alteren dicha ordenación. La denegación de la licencia en las condiciones expuestas en primer lugar dará lugar a responsabilidad patrimonial de la Administración actuante siempre que concurran los requisitos establecidos en las normas que regulan con carácter general dicha responsabilidad.

3. En ningún caso el certificado o la cédula podrán condicionar las autorizaciones administrativas que sean exigibles con carácter previo al otorgamiento de licencias urbanísticas.

Artículo 65.—Cédula urbanística.

1. En desarrollo de lo dispuesto en el artículo 24 del TROTU, el Ayuntamiento de Gozón procurará, mediante Ordenanza, la creación de un documento acreditativo de las circunstancias urbanísticas que concurran en las fincas comprendidas en su término municipal.

2. Dicho documento, cédula urbanística, señalará para cada predio, al menos los siguientes datos:

a) Situación de la finca, con arreglo al plano de situación presentado por el solicitante.

b) Instrumentos de planeamiento y gestión aplicables, indicando si alguno de ellos está en revisión o modificación y en tal caso, si se ha acordado la suspensión de licencias.

c) La clasificación del suelo y demás determinaciones urbanísticas significativas, en especial las referidas a sus condiciones de urbanización y edificación.

d) Si el terreno tiene condición de solar y, en caso negativo, que actuaciones urbanísticas son necesarias para alcanzarla, en particular en cuanto a los deberes urbanísticos exigibles.

e) Los compromisos a que hace referencia el artículo 19 del texto refundido de la Ley del Suelo9.

Capítulo 5. Derechos y deberes de los propietarios

Artículo 66.—Principios generales.

1. De acuerdo a lo dispuesto en el artículo 7 de la Ley del Suelo1 (LS) y 117 del texto refundido de disposiciones legales vigente en materia de ordenación del territorio y urbanismo del Principado de Asturias (TROTU)2, las facultades de la utilización urbanística del suelo se ejercerán dentro de los límites y con el cumplimiento de los deberes establecidos en las presentes Normas Urbanísticas o cualquiera de los instrumentos de desarrollo de este PGO, con arreglo a la clasificación urbanística de los predios.

2. La ordenación de los usos de los terrenos y construcciones que se hace en este PGO no confiere derechos indemnizatorios, salvo en los supuestos que defina expresamente la legislación vigente. Los afectados tendrán, no obstante, derecho a la distribución equitativa de los beneficios y cargas que se deriven del planeamiento en los términos previstos en la normativa urbanística.

Sección 1. Deberes de uso y conservación

Artículo 67.—Deberes de uso.

1. De acuerdo a lo dispuesto en los Artículos 7, 8 y 9 de la LS, 142 del TROTU y 344 del ROTU, los propietarios de terrenos y construcciones deberán destinarlos a usos que resulten compatibles con el planeamiento urbanístico y las exigencias medioambientales y mantenerlos en condiciones de seguridad, salubridad y ornato públicos. La obligación anterior se hace extensiva, en lo que sea de aplicación, a los propietarios de carteles o instalaciones.

Artículo 68.—Contenido del deber de conservación.

1. Se consideran contenidas en el deber de conservación regulado en los artículos antedichos:

a) Las obras que tengan por objeto el mantenimiento de los terrenos, urbanizaciones particulares, edificios, carteles e instalaciones de toda clase, en las condiciones particulares que les sean propias en orden a su seguridad, salubridad, y ornato público. En tales trabajos y obras se incluirán las necesarias para asegurar el correcto uso y funcionamiento de los servicios y elementos propios de las construcciones y la reposición habitual de los componentes de tales elementos e instalaciones.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

b) Las obras que devuelvan las construcciones e instalaciones a sus condiciones preexistentes de seguridad y salubridad, reparando o consolidando los elementos dañados que afecten a su estabilidad o sirvan al mantenimiento de sus condiciones básicas de uso, e igualmente aquéllas que tengan por objeto dotar al inmueble de las condiciones mínimas de seguridad, salubridad y ornato definidas en las presentes Normas.

2. Los deberes de conservación de elementos integrantes del Patrimonio Cultural, quedarán sujetos a las disposiciones previstas en el artículo 589.3 del ROTU, en conjunción con el 28 y 34 de la LPC. De igual modo serán de aplicación las determinaciones incluidas en el artículo 143 del TROTU y en el RDL 8/2011, regulador del marco normativo de la Inspección Técnica de Edificios.

Artículo 69.—Condiciones mínimas de seguridad, salubridad y ornato.

1. A los efectos previstos en el artículo anterior, se entenderán como condiciones mínimas las que se señalan a continuación:

a) En urbanizaciones:

— El propietario de cada parcela es responsable del mantenimiento de las acometidas de las redes de servicio en correcto estado de funcionamiento.

— En urbanizaciones particulares, todos los elementos que configuran la urbanización.

— En urbanizaciones de carácter público, en tanto la urbanización no sea recibida definitivamente por el Ayuntamiento, su conservación, mantenimiento y puesta en perfecto funcionamiento de las instalaciones y servicios urbanísticos será de cuenta y con cargo a la entidad promotora de aquella.

b) En edificaciones:

— Condiciones de seguridad: Las edificaciones deberán mantenerse en sus cerramientos y cubiertas estancas al paso del agua, contar con protección de su estructura frente a la acción del fuego y mantener en buen estado los elementos de protección contra caídas.

Los elementos parciales deberán conservarse de modo que garanticen el cumplimiento de su misión resistente, defendiéndolos de los efectos de la corrosión y agentes agresores y de las filtraciones que puedan lesionar las cimentaciones.

Deberán conservarse los materiales de revestimiento de fachadas, cobertura y cerramientos de modo que no supongan riesgo a las personas ni a los bienes.

Las condiciones de seguridad aquí señaladas son de aplicación a los carteles e instalaciones de acuerdo con su naturaleza.

— Condiciones de salubridad: Deberá de mantenerse el buen estado de las redes de servicio, instalaciones sanitarias, condiciones de ventilación e iluminación, de modo que se garantice su aptitud para el uso a que estén destinados y el régimen de su utilización.

Se mantendrá tanto el edificio como sus espacios libres con un grado de limpieza que impida la presencia de insectos, parásitos, roedores u otros animales que puedan ser causa de infección o supongan peligro para las personas.

Se conservarán en buen funcionamiento los elementos de reducción y control de emisiones de humos y partículas.

— Condiciones de ornato: La fachada de las construcciones deberá mantenerse adecentada mediante la limpieza, pintura, reparación o reposición de sus materiales de revestimiento.

Artículo 70.—Conservación de solares y uso provisional de los mismos.

1. Todo propietario de un solar deberá mantenerlo en las condiciones de seguridad y salubridad que se establecen en los siguientes apartados:

a) Vallado: Todo solar en zona de edificaciones consolidadas deberá contar con un cerramiento adecuado, realizado con materiales adecuados a las condiciones estéticas y de ornato establecidas en este PGO, que además cumplirá las condiciones de seguridad y de resistencia al viento previstas en la legislación sectorial vigente.

Si se trata de terrenos donde predomina la situación rural o abierta de los predios, bastará con mantener los elementos tradicionales de partición o referencia.

b) Limpieza y salubridad: Los solares deberán mantenerse limpios de vegetación excesiva y de vertidos o basuras.

2. En los terrenos que tengan la consideración de solar, hasta el momento que se otorgue licencia de edificación, podrá autorizarse con carácter provisional los usos que se indican a continuación:

a) De descanso y estancia de personas.

b) De recreo para la infancia.

c) De esparcimiento con instalaciones provisionales de carácter desmontable.

El propietario podrá concertar con otras personas el destino del solar, con carácter provisional, para los fines arriba expresados. Al efecto de los usos de recreo y expansión, se podrán situar quioscos de bebida, aparatos de feria y cualquier otra instalación provisional de tipo similar.

3. Igualmente y con carácter excepcional, el Ayuntamiento podrá autorizar al propietario a destinar el solar a aparcamiento de vehículos, previa su preparación para tal uso.

4. Tales usos e instalaciones habrán de demolerse cuando lo acordare el Ayuntamiento sin derecho a indemnización, y la autorización provisional aceptada por el propietario deberá inscribirse en el Registro de la Propiedad.

5. La dedicación del solar a estos usos provisionales no impide la aplicación al mismo del régimen legal de edificación forzosa.

Sección 2. Control del deber de conservación

Artículo 71.—Control del deber de conservación.

1. La vigilancia y el control del deber de conservar corresponden al Ayuntamiento de Gozón, que tramitará y resolverá los expedientes incoados a consecuencia de denuncias o informes sobre deficiencias de las construcciones.

2. La infracción por los propietarios de los deberes generales de conservación o de las obligaciones establecidas en el artículo 241 del TROTU dará lugar a la incoación de expediente sancionador por infracción urbanística, en virtud de lo establecido en los Artículos 247 y siguientes del TROTU.

3. Sin perjuicio de lo anterior, el Ayuntamiento podrá adoptar las medidas de acción sustitutoria previstas en la legislación vigente o la expropiación con carácter sancionador del inmueble afectado.

Artículo 72.—Órdenes de ejecución.

1. De conformidad con el artículo 233 del TROTU, cuando los propietarios de los inmuebles desatiendan sus deberes de conservación, el Ayuntamiento ordenará la ejecución de las obras necesarias al objeto de promover el estado exigido.

2. El procedimiento para exigir el deber de conservar podrá iniciarse de oficio por el Ayuntamiento o a instancia de cualquier persona que tuviera conocimiento del incumplimiento y con el trámite que a continuación se señala.

a) Formulada la denuncia, los servicios técnicos correspondientes practicarán la inspección del edificio y emitirán un informe que constará de las siguientes partes:

— Descripción de los daños denunciados y cuantos pudieran apreciarse en la inspección, indicando las causas de los mismos.

— Relación de las obras necesarias para reparar los daños antes mencionados.

— Determinación del plazo necesario para el comienzo de las obras, que estará en relación con el carácter de las mismas, el de ejecución a ritmo normal y estimación de su carácter urgente en su caso.

b) A la vista de dicho informe técnico, el Ayuntamiento, si así lo considera, ordenará al propietario del inmueble el cumplimiento de lo indicado, previos los trámites oportunos.

c) La resolución anterior se pondrá en conocimiento de los inquilinos o arrendatarios, haciéndoles saber el derecho que les asiste de realizar las obras ordenadas, según lo dispuesto en la Ley 29/1994 de Arrendamientos Urbanos3.

d) Si existiera peligro inminente se procederá conforme a la urgencia que el caso exige, a cuyos efectos la Alcaldía ordenará a la propiedad la adopción de las medidas necesarias para evitar daños y perjuicios a las personas o cosas. Si el propietario no cumpliere lo ordenado en el plazo que se señala, el Ayuntamiento procederá a la acción sustitutoria en las condiciones que se describen en el artículo 73 de estas Normas.

En los casos de urgencia debidamente razonada en el informe técnico, las obras se comenzarán por la propiedad en el plazo señalado, designando, en todo caso, al técnico responsable de su control, sin perjuicio de solicitar posteriormente la correspondiente licencia en el plazo que se indica, ya que la orden de ejecución no excusa de la tramitación de la licencia necesaria. Deberán asimismo especificarse las condiciones en que hayan de ejecutarse las obras, cuyo control se llevará por el técnico designado por la propiedad o por el Ayuntamiento si la ejecución es sustitutoria.

3. Aún cuando no se derive de las presentes Normas ni de ninguno de los instrumentos de desarrollo del PGO, al amparo del artículo 233 y 109 del TROTU, el Ayuntamiento podrá ordenar la ejecución de obras de conservación y reforma en los casos siguientes:

a) Fachadas visibles desde vía pública, ya sea por su mal estado de conservación, por haberse transformado en espacio libre el uso de un predio colindante o por quedar la edificación por encima de la altura máxima y con medianerías al descubierto.

b) Jardines o espacios libres visibles desde vía pública.

c) Cierres de parcela.

d) Cualquier otro supuesto encuadrable en los casos previstos en la legislación vigente.

En el caso del apartado a) podrá imponerse la apertura de huecos, balcones, miradores u otros elementos propios de la fachada o, en su caso, la decoración de la misma. Podrán imponerse asimismo medidas necesarias para el adecentamiento u ornato e higiene.

Las obras se ejecutarán a costa de los propietarios si estuvieran contenidas en el límite del deber de conservación que les corresponde o supusieran un incremento del valor del inmueble, hasta donde éste alcance, y se complementarán o se sustituirán económicamente por el Ayuntamiento cuando lo rebasen y redunden en la obtención de mejoras de interés general.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

Artículo 73.—Acción sustitutoria por el ayuntamiento.

1. El incumplimiento injustificado por los propietarios, las compañías suministradoras de teléfono, electricidad, gas, etc o las empresas anunciadoras de una orden de ejecución, podrá dar lugar a la ejecución de las obras por el Ayuntamiento con carácter sustitutorio, siguiendo los trámites establecidos.

Sección 3. Estado ruinoso de las edificaciones

Artículo 74.—Declaración de ruina. Ordenación y habitabilidad.

1. Procederá la declaración del estado ruinoso de las edificaciones en los supuestos previstos en el artículo 234 del TROTU y desarrollados en los Artículos 589 a 597 del ROTU.

2. La declaración de una edificación en estado de ruina se adoptará tras expediente contradictorio que será instruido de oficio o a instancia de interesado en el que se dará audiencia a la totalidad de los interesados en el mismo y al que pondrá fin una resolución del Alcalde-Presidente, que deberá adoptarse y notificarse en el plazo de 6 meses desde la iniciación del procedimiento, en la que se adoptará alguno de los siguientes pronunciamientos:

a) Declaración del inmueble en estado de ruina, ordenando su demolición. Si existiera peligro en la demora, se acordará lo procedente respecto al desalojo de ocupantes.

b) Declaración en estado de ruina de parte del inmueble, cuando tenga independencia constructiva respecto del resto, ordenando la demolición de esa parte.

c) Declaración de no haberse producido situación de ruina, ordenando la adopción de las medidas pertinentes al mantenimiento de la seguridad, salubridad, y ornato público, y ordenando al propietario la ejecución de las obras que a tal fin procedan y que la resolución determinará.

3. La declaración de ruina producirá la inclusión automática del inmueble en el Registro de Solares y Terrenos sin Urbanizar, si lo hubiere.

4. La necesidad de instrucción de expediente contradictorio para que proceda la declaración de un inmueble en estado de ruina no impedirá que el Ayuntamiento o el Alcalde, bajo su responsabilidad, dispongan lo necesario respecto de la habitabilidad del inmueble y desalojo de sus ocupantes.

5. El desalojo provisional y las medidas a adoptar respecto a la habitabilidad y seguridad del inmueble no llevarán implícita la declaración de ruina.

6. Ordenación y habitabilidad: La simple disconformidad con este PGO o sus instrumentos de desarrollo no constituirá circunstancia urbanística que haga aconsejable la demolición de un inmueble, salvo que la demolición haya sido establecida como determinación por el propio Plan o instrumentos que lo desarrollen.

Las deficiencias referentes a instalaciones o servicios en materia de habitabilidad o funcionalidad de las viviendas, no serán tenidas en cuenta a efectos de la declaración en estado ruinoso de la edificación, por carecer de relación con dicho estado.

Artículo 75.—Ruina de inmuebles protegidos y otros elementos del patrimonio cultural.

1. Cuando se trate de inmuebles a los que le sea de aplicación las Normas de Protección del Patrimonio Cultural establecidas en el PGO o de otros elementos integrantes del Patrimonio Cultural del Principado de Asturias se estará a lo dispuesto en la legislación sectorial vigente, y en concreto en los artículos 589.3 del ROTU y 34 de la LPC, así como en el Catálogo Urbanístico del concejo de Gozón.

Capítulo 6. Normas para la protección del Patrimonio Cultural

Sección 1. Disposiciones generales

Artículo 76.—Normas generales.

1. Se estará a lo dispuesto en la legislación sectorial y urbanística en vigor, así como en el Catálogo Urbanístico del concejo de Gozón.

2. Las calificaciones y clasificaciones de los suelos que contengan bienes arqueológicos tendrán en cuenta su prevalencia y posible mantenimiento en SNU, sobre todo para evitar usos y actividades que puedan alterar este tipo de bienes culturales.

Capítulo 7. Accesibilidad y supresión de barreras arquitectónicas

Sección 1. Disposiciones generales

Artículo 77.—Legislación y ámbito de aplicación.

1. Serán de aplicación tanto a los instrumentos de ordenación urbanística, Planes que desarrollen el presente Plan General de Ordenación, como a la construcción de nueva planta de edificios públicos la Ley del Principado de Asturias 5/1995 de promoción de la accesibilidad y supresión de barreras1 y su Reglamento de desarrollo, aprobado por Decreto 37/20032, así como el resto de la legislación sectorial en vigor reguladora de esta materia.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

2. De igual manera, tal como señala el artículo 2 del citado Reglamento, será de aplicación a los edificios y elementos de urbanización existentes que se reformen de manera sustancial, es decir, cuando las obras de ampliación, modificación o rehabilitación de los mis os tengan carácter de intervención total, o en el supuesto de intervención parcial cuando se produzca una variación de volumetría, o del conjunto del sistema estructural, o tengan por objeto la reorganización interna del edificio.

Sección 2. Disposiciones sobre barreras urbanísticas

Artículo 78.—Accesibilidad en los espacios de uso público.

1. Serán de aplicación los Artículos 4 a 18 del Reglamento de la Ley del Principado de Asturias 5/1995 de promoción de la accesibilidad y supresión de barreras, así como la legislación sectorial en vigor reguladora de esta materia.

Artículo 79.—Diseño y ubicación de elementos urbanos.

1. Serán de aplicación los Artículos 19 a 35 del Reglamento de la Ley del Principado de Asturias 5/1995 de promoción de la accesibilidad y supresión de barreras, así como la legislación sectorial en vigor reguladora de esta materia.

Sección 3. Disposiciones sobre barreras arquitectónicas

Artículo 80.—Edificios de uso público y de uso privado.

1. En edificios de uso público, serán de aplicación los Artículos 36 a 50 del Reglamento de la Ley del Principado de Asturias 5/1995 de promoción de la accesibilidad y supresión de barreras, así como la legislación sectorial en vigor reguladora de esta materia.

2. En edificios de uso privado, serán de aplicación los Artículos 51 y siguientes del Reglamento de la Ley del Principado de Asturias 5/1995 de promoción de la accesibilidad y supresión de barreras, así como la legislación sectorial en vigor reguladora de esta materia.

Título II. Normas comunes en Suelo Urbano y Urbanizable

Capítulo 1. Condiciones generales de la urbanización

Artículo 81.—Cuestiones previas.

1. Las actuaciones contempladas estarán sujetas a las determinaciones previstas en las diferentes legislaciones sectoriales.

Sección 1. Sistema viario

Artículo 82.—Dimensiones de las calzadas.

1. Las dimensiones de las calzadas serán las establecidas por los Servicios Técnicos Municipales o los organismos competentes de la Administración sobre la base de las intensidades de tránsito y del entorno por el que transcurran, cuando no estuvieran específicamente señaladas en los planos del PGO, se utilizará como referencia para el Suelo Urbano y Urbanizable los criterios establecidos en el presente artículo.

2. A los efectos del presente PGO se distinguen la siguiente clasificación de vías:

a) Vías Primarias: que son las que configuran la estructura de la ciudad y/o del ámbito de que se trate.

b) Vías Secundarias, cuya función principal les dar acceso a las diferentes áreas de la ciudad y/o ámbito de que se trate.

c) Vías Secundarias de Baja Densidad; que realizarán las funciones propias de las Vías Secundarias, si bien circunscritas a zonas de baja densidad edificatorias.

3. Sin perjuicio de lo establecido al respecto en la documentación gráfica incluida en este PGO o en las Fichas correspondientes a los distintos ámbitos de gestión, toda vía cuya construcción se proyecte deberá cumplir, salvo justificación razonada en contra, las siguientes condiciones:

a) El perfil transversal, definido por su anchura entre las alineaciones exteriores, tendrá las siguientes dimensiones mínimas:

1. En las Zonas de Uso Característico Residencial. 10 m.

2. En las Zonas de Uso Característico Industrial.

— En General: 14 m.

— En Vías Secundarias de menos de 100 metros de longitud: 10 m.

b) El radio mínimo del bordillo de separación entre acera y calzada, en el encuentro de vías, será de 6 m en zonas de Uso Característico Residencial y de 12 m en Industrial.

c) Radio mínimo del eje de la vía:

— Vías primarias: 50 m al eje de vial.

— Vías Secundarias: 20 m al eje de vial.

— Vías Secundarias de baja densidad: 20 m al eje de vial.

d) Las calles en fondo de saco tendrán una longitud máxima de 125 metros, y dispondrán de una glorieta que permita el giro de los vehículos sin maniobra.

e) Las vías peatonales deberán tener un ancho mínimo de 2,5 m.

f) En las vías de nueva creación, el ancho propuesto tendrá la consideración de mínimo.

g) Pendientes máximas:

— Vías Primarias: 8%.

— El resto: 15%.

4. En el caso de la habilitación de carriles-bici, éstos dispondrán de un ancho mínimo de 2,5 metros.

5. En el caso de existencia de alineaciones consolidadas, circunstancia que se acreditará documentalmente, y no declaradas expresamente fuera de Ordenación, previo informe municipal incorporado a la solicitud de Licencia de Edificación, las distancias propuestas se podrán reducir hasta las mínimas señaladas, siempre de acuerdo con las alineaciones establecidas en los planos de ordenación de este plan.

6. En los casos en que el Planeamiento aprobado prevea nuevas alineaciones o variación de las existentes, con carácter previo a la solicitud de Licencia municipal se levantará acta de alineaciones en documento por duplicado, que deberá ser aprobado por el Ayuntamiento.

7. Se consideran como viales y espacios libres públicos, a los efectos de la existencia de frente mínimo de parcela y acceso a espacio público, exclusivamente los señalados como tales en los planos de ordenación. En ningún caso podrán admitirse aperturas de calles públicas que den lugar a aumento de volumen, alturas, densidad o número de viviendas, distintas a las fijadas en este plan.

8. Las autoridades municipales estarán facultadas para exigir la utilización pública de las calles particulares, regulando el uso de las mismas conforme a las necesidades del núcleo, pudiendo los propietarios proponer la entrega y conservación al Ayuntamiento, previa cesión gratuita a éste, libre de cargas y gravámenes de dichas calles, las cuales estarán dotadas de la totalidad de servicios señalados por la legislación urbanística y en perfectas condiciones se mantenimiento.

9. La pavimentación de calzadas se hará teniendo en cuenta las condiciones del soporte y las del tránsito que discurrirá sobre ellas. Por programación de las obras y previa autorización municipal, las pavimentaciones se podrán realizar en dos fases:

a) Primera Fase. Servirá para el período de construcción de los edificios de la urbanización, debiendo estar constituido el pavimento por una sub-base y la base definitiva.

b) Segunda Fase. Se construirá la capa de rodadura definitiva, que se instalará sobre el pavimento de la fase primera, siempre que no se aprecien deterioros importantes que obliguen a su reconstrucción.

10. Las vías de nueva ejecución en suelos urbanizables que se determinen contarán con un carril adicional para tráfico de bicicletas, con las dimensiones y características que se determinen en el planeamiento de desarrollo.

Artículo 83.—Aceras y otros espacios de uso público.

1. El diseño, pavimentación, elementos del mobiliario urbano, etc, en aceras, pasos e itinerarios peatonales, y cualquier otro espacio libre público, se ajustará a los condicionantes de ordenación urbana y estéticos, y los que resulten de la aplicación del Reglamento1 de la Ley del Principado de Asturias 5/1995 de promoción de la accesibilidad y supresión de barreras2, de tal modo que estos espacios se podrán habilitar rampas y cualesquiera otros usos encaminados a la supresión de barreras arquitectónicas o urbanísticas.

2. La separación entre las áreas dominadas por el peatón y el automóvil se manifestará de forma que queden claramente definidos sus perímetros, sin que sea imprescindible que se produzca mediante diferencia de nivel. A tales efectos se diversificarán los materiales de pavimentación de acuerdo con su diferente función y categoría, circulación de personas o vehículos, lugares de estancia de personas, estacionamiento de vehículos, calles compartidas, cruces de peatones, pasos de carruajes, etc.

3. Las soleras de hormigón en pavimentaciones tendrán un espesor mínimo de 15 cm y una resistencia media mínima de 200 kg/cm². Bajo las pavimentaciones de nueva ejecución se dejarán previstas las canalizaciones y arquetas necesarias para las instalaciones enterradas evitando futuras demoliciones.

4. Se mantendrán las rasantes existentes salvo las señaladas en planos.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

5. Las aceras tendrán una anchura mínima de 1,20 metros.

6. Las pendientes longitudinales de las aceras serán inferiores al 8% y las transversales no superarán el 2%. Los tramos de escalinata no excederán de 9 peldaños, con dimensión máxima de tabica 18,5 cm y mínima de huella de 28,5 cm, debiendo contar con rampa para minusválidos.

7. Cuando las aceras o el espacio no destinado al paso de vehículos tenga un ancho superior a 2,5 m y los servicios existentes o a instalar no se vean afectados, se preverá la colocación de arbolado, incluso en la zona destinada a estacionamiento, a fin de disciplinar la posición de los vehículos.

Artículo 84.—Aparcamientos en espacios públicos.

1. Los estacionamientos que se establezcan en las espacios públicos no interferirán el tránsito de las vías de circulación tanto peatonales como rodadas, cumpliendo las siguientes medidas mínimas:

a) Aparcamiento en línea: 2,25 m de ancho.

b) Aparcamiento en batería: 4,50 m de fondo.

c) Aparcamiento en espina: fondo de longitud equivalente en función del ángulo de inclinación.

2. Los aparcamientos de superficie se acondicionarán con vegetación o arbolado de modo que quede dificultada la visión de los vehículos y se integre de la mejor manera en el ambiente en que se encuentre.

3. Los aparcamientos reservados para personas en situación de movilidad reducida cumplirán las condiciones señaladas en el citado Reglamento de la Ley del Principado de Asturias 5/1995 de promoción de la accesibilidad y supresión de barreras.

Como caso excepcional podrán disponerse aparcamientos bajo los espacios públicos, atendiéndose a las condiciones que fije el Ayuntamiento.

4. Tendrán la consideración de aparcamientos públicos las zonas señaladas en planos como IAP que quedarán sujetos a esta ordenanza.

Artículo 85.—Condiciones específicas de las calles particulares.

1. Se definen como tales las de propiedad privada que figuren con este carácter en los Planes y Estudios de Detalle. Mientras conserven esta calificación, el Ayuntamiento ejercerá la oportuna inspección y vigilancia.

2. Su urbanización se ejecutará por los particulares o entidades promotoras de los respectivos proyectos, y su ejecución se ajustará a las prescripciones y características establecidas por el Ayuntamiento para las vías públicas, debiendo disponer de los servicios urbanos que señale la normativa vigente.

3. Las autoridades municipales estarán facultadas para exigir la utilización pública de la calle o calles particulares, regulando el uso de las mismas conforme a las necesidades de la villa, pudiendo los particulares proponer su entrega y conservación al Ayuntamiento, previa la cesión gratuita, libre de cargas y gravámenes de dichas calles, las cuales deberán estar dotadas de la totalidad de los servicios señalados en la normativa vigente y en perfectas condiciones de urbanización.

4. Si con posterioridad a la apertura de una calle particular se modificase el planeamiento de la zona en la que se encuentre incluida, se mantendrá su calificación urbanística de terreno vial a todos los efectos, incorporándose ésta al patrimonio municipal, de acuerdo con el sistema de actuación previsto en dicha ordenación.

Artículo 86.—Tendidos aéreos.

1. No se autorizan los tendidos aéreos en la red viaria, salvo casos excepcionales justificados por la imposibilidad de ejecutar la instalación de forma adecuada a la presente Normativa, en cuyo caso requerirán la autorización previa municipal. La instalación de los distintos servicios públicos, suministro de energía eléctrica a las edificaciones, alumbrado público, telefonía, etc, se hará mediante canalizaciones subterráneas.

Artículo 87.—Plantaciones.

1. El tratamiento de los espacios libres dependerá de su carácter y función, siendo en todo caso obligatoria la plantación de arbolado, de las especies y el porte adecuado, a lo largo de las vías de tránsito, en los estacionamientos de vehículos y en las calles y plazas peatonales, comprendidos dentro de los terrenos objeto de urbanización.

Sección 2. Abastecimiento de aguas

Artículo 88.—Condiciones generales.

1. Se indicará la procedencia del agua y, en todos los casos deberá existir el caudal y la presión necesaria para un normal abastecimiento, extremos que requerirán la correspondiente justificación.

2. En los proyectos de urbanización o de obras se dimensionará la red de agua teniendo en cuenta la afección de las áreas urbanizadas o urbanizables, que pueden incidir sobre el objeto de estudio, a fin de evitar saturaciones e infra-dimensionamientos.

3. Tanto en el trazado como en el cálculo y construcción se estará a lo dispuesto en la normativa sectorial de aplicación.

Artículo 89.—Dotaciones de agua potable.

1. La dotación disponible de agua potable en zona residencial no será inferior a.

a) Agua potable para usos domésticos, con un mínimo de 250 litros por habitante y día.

b) Agua para consumo industrial, 86,4 m³ diarios por hectárea neta y día.

c) Agua para riegos, 10 m³ por hectárea y día.

2. En cualquier caso la dotación por habitante y día no será inferior a 250 l. El consumo máximo para el cálculo de la red se obtendrá multiplicando:

a) El consumo industrial por un factor de 3.

b) El consumo de riego por un factor de 3.

c) Resto de usos por un factor de 2.4

Artículo 90.—Suministro.

1. El suministro de agua procederá de la red general de abastecimiento de agua municipal.

2. Queda prohibido el abastecimiento particular desde captaciones no incluidas en la red municipal de abastecimiento, salvo informe municipal previo en el que se acredite la imposibilidad de conexión a dicha red.

3. Cuando el suministro no proceda de la red general de abastecimiento deberá justificarse documentalmente tanto la posibilidad del agua como la disponibilidad del caudal suficiente, debiendo calcularse la capacidad mínima de los depósitos para el consumo total de un día junto con una presión mínima de una atmósfera en el punto más desfavorable de la red.

4. La falta de la necesaria presión en la red deberá ser suplida con medios idóneos para que la distribución alcance todas las zonas de la edificación a realizar conforme al planeamiento. Los bombeos necesarios nunca se conectarán directamente sobre la red, sino sobre depósitos reguladores dispuestos al efecto, de modo que no se produzcan ni succión ni inversiones sobre el resto de la distribución.

5. En cualquier caso, deberán cumplirse los requisitos establecidos en el Real Decreto 140/2003, de 7 de febrero, por el que se establecen los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano.

Artículo 91.—Condiciones de diseño.

1. Todas las conducciones serán subterráneas, siguiendo, en lo posible, el trazado de las aceras.

2. La red de distribución de agua deberá ser preferiblemente de tipo mallado, de forma que se garantice un mejor servicio a los usuarios al disponer cada tramo de la misma de suministro por ambos extremos.

3. En el proyecto de urbanización u obra, se contemplarán los elementos de la red que son necesarios para garantizar el suministro, incluso si hubiera de salir del ámbito espacial estricto, siendo propio del mismo la determinación de obras y costes adicionales que en las instalaciones, servidumbres y elementos accesorios suponga, garantizando su conservación en caso de que el Ayuntamiento no los reconozca y reciba como propios de la red municipal.

4. Los proyectos deben incluir, asimismo, informe de los servicios técnicos municipales relativos a los puntos de conexión y presiones de servicio.

5. En el anejo de cálculos justificativos se incluirá el cálculo de la red, determinación de caudales, comprobación de las secciones adoptadas con indicación de la fórmula empleada y comprobación de las presiones resultantes en los distintos nudos de dicha red.

6. En aquellas redes, que abastezcan bocas de riego y/o hidrantes contra incendios, se tendrá en cuenta el empleo de estos elementos a la hora de obtener el caudal de cálculo.

7. Se dispondrá de una acometida por cada edifico y cada vivienda unifamiliar, ya se trate de edificaciones exentas o adosadas.

8. Para la elección de los materiales a emplear en tuberías, piezas especiales, válvulas, bocas de riego, hidrantes, etc. Y en cualquier caso, en toda nueva obra, se tendrá en cuenta:

a) El diámetro interior mínimo de la red general de distribución será de 100 mm y el material será fundición dúctil. La velocidad de circulación del agua en las distintas conducciones estará comprendida entre 0,5 y 1,5 m/s.

b) Deberá estudiarse la posición y necesidad de elementos de venteo y desagüe.

c) Las acometidas domiciliarias se ejecutarán con tubería de PEBD de 10 atm. de presión nominal.

d) Las válvulas serán de tipo compuerta hasta un diámetro interior de 200 mm, a partir del cual deberán ser tipo mariposa con mecanismo desmultiplicador y posibilidad de motorización.

Artículo 92.—Pruebas.

1. Todas las conducciones instaladas serán sometidas a pruebas de presión interior y estanquidad de acuerdo con las determinaciones contenidas en los pliegos de condiciones generales.

2. La presión de prueba de las conducciones de fundición dúctil será como mínimo de 165 mc.a., independientemente de los resultados de cálculo y de lo señalado en el punto anterior.

3. En el momento de las pruebas deberán estar instaladas todas las válvulas, piezas especiales, bocas de riego, hidrantes y demás elementos de la instalación, con sus correspondientes anclajes definitivos, a excepción de las acometidas domiciliarias.

4. Las pruebas se efectuarán necesariamente en presencia de personal de los Servicios Técnicos Municipales, los cuales serán quienes den de paso la instalación y autoricen su enroque a la red municipal de abastecimiento de agua, levantando acta del resultado de dichas pruebas.

Artículo 93.—Bocas de riego e incendios.

1. A lo largo de todas las vías públicas, y dentro de la red general de distribución de agua, se dispondrán bocas de riego, de tipo normalizado para su utilización, además de para este fin, para los servicios de bomberos. Estas tomas de agua para riego y extinción de incendios, se situarán, al menos cada 50 m de distancia en toda la longitud de la red viaria, lo que no sustituye la justificación de sus emplazamientos, diseño de su propia red y caudales. Se utilizará una señalización en color o del tipo que sea, que permita su rápida identificación.

2. En parques y zonas ajardinadas deberán igualmente justificarse emplazamientos y caudales de las tomas de riego, de modo independiente al realizado para las vías públicas y justificado en relación con el tipo de terreno, vegetación etc.

3. Sin perjuicio de lo dispuesto en estas Normas, en zonas de vivienda, se proyectará un hidrante por cada 10 Ha, y su situación será determinada por el Ayuntamiento. Los hidrantes serán del modelo adoptado por el Ayuntamiento, de 100 mm de Ø, y con tres salidas, una de 70 mm y de dos de 40 mm.

Sección 3. Saneamiento

Artículo 94.—Condiciones generales.

1. Los proyectos se elaborarán según lo dispuesto en las Ordenanzas, Pliegos de Condiciones e Instrucciones que a tal fin se aprueben por el Ayuntamiento.

2. Queda prohibido el uso de fosas sépticas en suelo urbano o urbanizable, a no ser que utilicen como previas al vertido a una red general de saneamiento.

3. En todo caso, queda prohibido cualquier tipo de vertido a cielo abierto, incluso en suelo no urbanizable, salvo que se cumpla estrictamente la normativa prescrita por los organismos responsables de la salubridad y el medio ambiente y se obtenga la preceptiva autorización municipal. En ningún caso se admitirá el vertido directo de aguas residuales a los colectores generales y a los colectores interceptores.

4. El vertido de aguas residuales procedente de las redes de alcantarillado municipal al sistema público de saneamiento deberá realizarse siempre a través de una estructura de regulación de caudal existente.

5. En todo caso prevalecerá el principio de reducción al mínimo estrictamente necesario los puntos de incorporación a los interceptores del sistema público de saneamiento.

6. Se deberá reducir al máximo la incorporación de aguas pluviales a las redes de alcantarillado existente, así como la incorporación de arroyos y aguas de escorrentía.

7. En el proyecto de urbanización, se contemplarán los elementos de la red que son necesarios para garantizar la evacuación de caudales, incluso si hubiera de salir del ámbito espacial estricto, siendo propio del mismo la determinación de obras y costes adicionales que en las instalaciones, servidumbres y elementos accesorios suponga, garantizando su conservación en caso de que el Ayuntamiento no los reconozca y reciba como propios de la red municipal.

Artículo 95.—Condiciones generales de cálculo.

1. El diseño de redes de saneamiento se hará, salvo justificación expresa, de forma unitaria.

2. A efectos de cálculo, se adoptarán, en general, las Recomendaciones para diseño de redes de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico. En todo caso, los cálculos de caudal, pendientes, velocidades de circulación y las condiciones de diseño se justificarán en el correspondiente Anejo.

3. Los caudales de cálculo de aguas negras se obtendrán a partir de las estimaciones poblacionales y de las mismas dotaciones consideradas para la red de abastecimiento de agua de estas Normas, con el coeficiente de punta allí establecido.

4. Los caudales de cálculo de aguas pluviales se determinarán mediante la utilización de la fórmula racional, tomando como base un aguacero tipo correspondiente a un período de retorno mínimo de 10 años. Cuando se pretenda evacuar a la red de colectores pluviales procedentes de un arroyo o torrentera, el período de retorno será el estipulado por la Confederación Hidrográfica del Cantábrico.

5. La intensidad media de precipitación se obtendrá efectuando un ajuste Gumbel sobre los datos obtenidos de estimaciones pluviométricas próximas a la zona de estudio.

6. Para la determinación de caudales de aguas pluviales, se adoptarán los siguientes coeficientes de escorrentía:

a) Zona urbanizadas con edificación cerrada: 0,90.

b) Zonas urbanizadas con edificación abierta: 0,80.

c) Zonas con edificación unifamiliar adosada: 0,70.

d) Zonas con edificación unifamiliar aislada: 0,50.

e) Zonas con edificación industrial: 0,65.

f) Zonas de usos ferroviarios: 0,30.

g) Zonas verdes, cultivo, parques, jardines, etc.: 0,10.

h) Viario y aparcamientos: 1,00.

7. Para el cálculo de secciones se adoptará la fórmula Manning, con un coeficiente de rugosidad único, de 0,0133:

V= (1/n)R2/3 I½

Siendo: V= velocidad media (m/s).

n= coeficiente de Manning.

R= radio hidráulico (m).

I= pendiente (m/m).

8. Las velocidades de la red deberán quedar comprendidas entre los límites necesarios para evitar, por una parte, la sedimentación de efluentes y, por otra, la erosión del material de las conducciones. La velocidad mínima del efluente con el caudal circulante mínimo no podrá ser inferior a 0,50 m/s ni se superar, en general, la velocidad de 3,00 m/s con el caudal circulante máximo, salvo expresa y suficiente justificación.

Artículo 96.—Condiciones generales de diseño.

1. El saneamiento se realizará normalmente por el sistema unitario cuando se vierte a colectores de uso público. No obstante, en las zonas de edificación residencial en que existan arroyos o ríos que puedan servir para la evacuación natural de las aguas de lluvia, se podrá utilizar el sistema separativo puro o admitiendo con las aguas residuales una proporción limitada de las de lluvia, mediante la utilización de aliviaderos de tormenta, de manera que el resto de éstas viertan directamente a los arroyos naturales. Los citados aliviaderos de tormenta habrán de diseñarse siguiendo los criterios que al efecto establece la Confederación Hidrográfica del Cantábrico.

2. También podrá utilizarse el sistema separativo cuando las aguas residuales se conduzcan a instalaciones de depuración antes de verterlas a los cauces públicos naturales, a los que, sin embargo desaguarán directamente y por la superficie del terreno las aguas de lluvia.

3. Todas las vías generales de tránsito rodado y/o peatonal, públicas o particulares, serán dotadas, en el momento de su construcción, de las alcantarillas o colectores correspondientes, s aun no existieran o resultaran inadecuados, así como de los elementos de drenaje superficial necesarios.

4. Solamente en el caso de viviendas aisladas unifamiliares, situadas a más de 100 metros de un colector de aguas residuales, podrá admitirse el uso de sistemas de depuración y eliminación de aguas negras diferentes del entronque a la red general (fosas sépticas, pozos de decantación-digestión, filtros biológicos, etc.) que, en todo caso, se ajustarán a la vigente normativa.

5. La urbanización y ocupación de arroyos, vaguadas, cauces y elementos de escorrentía naturales en una banda mínima, por cada margen, de 100 metros3 de anchura medida desde cada uno de los bordes del cauce, así como cualquier uso de esa banda, deberá contar con la autorización de la Administración sectorial competente, además de la prescriptiva licencia municipal.

6. Los materiales a emplear en los distintos elementos que componen la red de saneamiento serán aprobados por el Ayuntamiento y en ningún caso, se podrán emplear tubos que, por su fabricación o por el tipo de unión, no garanticen una estanqueidad absoluta y una resistencia mecánica suficiente en función de la profundidad de instalación y sobrecargas a que puedan estar sometidos. No podrán instalarse tuberías de plástico de diámetro mayor de 400 mm.

7. Los diámetros mínimos interiores a emplear en la red de saneamiento serán de 300 mm en la general y de 200 mm en las acometidas domiciliarias.

8. No se permitirán trazados con pendientes inferiores al 0,5 por 100.

9. Para pendientes inferiores al 1 por 100, los tubos se asentarán arriñonados sobre una capa de hormigón de nivelación HM-15.

10. En todo caso, se preverán pozos de registro de salidas y entradas de los distintos colectores y ramales, en los quiebros y cada 50 m de distancia como máximo.

11. Los pozos de registro tendrán un diámetro mínimo de 100 cm para colectores de diámetro inferior a 400 mm y de 110 cm para colectores de diámetros de 400 mm o mayor. Se prohíbe la ejecución de pozos de registro de fábrica de ladrillo para profundidades superiores a 1,20 m. En todo caso, las tapas serán de fundición dúctil, acerrojadas y antisónicas.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

12. En las cabeceras de las alcantarillas y colectores podrán disponerse, excepcionalmente y previa justificación, elementos que permitan la alimentación de agua de red para facilitar la limpieza de los mismos.

13. La profundidad de las tuberías será como mínimo de 80 cm desde la generatriz superior hasta la superficie de la calzada. Profundidades inferiores deben ser justificadas en base a situaciones excepcionales.

14. En todo caso, los proyectos de urbanización justificarán las características mecánicas de los tubos en relación a su profundidad, así como las adecuadas medidas de protección bajo calzadas.

15. Para profundidades superiores a 4,00 m, deben disponerse tuberías de rigidez circunferencial SN8.

16. Si las tuberías de saneamiento discurren en la proximidad de conducciones de agua potable, se situarán como mínimo a 50 cm de distancia entre generatrices exteriores de ambas y siempre con una rasante inferior a la de la conducción de agua potable.

17. Los efluentes industriales se someterán a control, de forma que las redes de saneamiento y elementos depuradores colectivos obligatorios no se vean afectados por los vertidos industriales, tanto por su volumen como por sus concentraciones químicas y bacteriológicas, contemplando, tanto la depuración previa antes de su vertido a la red urbana, como al sistema de tarifación progresiva a emplear en función del tipo y cuantía de los vertidos. A estos efectos, se tendrá en cuenta la Ley del Principado de Asturias 5/2002, de 3 de junio, sobre vertidos de aguas industriales a los sistemas públicos de saneamiento.

Artículo 97.—Pruebas.

1. Todas las conducciones instaladas serán sometidas a pruebas de estanqueidad de acuerdo con las determinaciones contenidas en los pliegos de condiciones generales.

2. En el momento de las pruebas deberán estar construidos los pozos de registro y demás elementos de la instalación, a excepción de las acometidas domiciliarias.

3. Las pruebas serán presenciadas por el personal de los Servicios Técnicos Municipales, los cuales serán quienes den de paso la instalación y autoricen su entronque a la red municipal de saneamiento, levantando acta del resultado de dichas pruebas.

Sección 4. Suministro de energía eléctrica y alumbrado

Artículo 98.—Suministro de energía eléctrica.

1. El cálculo de las redes de baja tensión se realizará de acuerdo a lo dispuesto en los Reglamentos Electrotécnicos vigentes y el grado de electrificación que se desee para las viviendas, previéndose en los edificios las cargas mínimas fijadas en la Instrucción ITC-BT 104 y en el Reglamento EBT5 (RD 842/2002).

2. La carga total correspondiente a los edificios se preverá de acuerdo a lo establecido en las Normas citadas anteriormente.

3. La carga correspondiente a las viviendas se calculará con los coeficientes de simultaneidad indicados en el REBT. En los edificios con previsión de tarifa nocturna se aplicará un coeficiente de simultaneidad de 1.

4. La carga de locales comerciales y en edificios comerciales, se calculará considerando un mínimo de 100 W por metro cuadrado y planta, con un mínimo por local de 3450 W a 230 V y coeficiente de simultaneidad 1.

5. En edificios destinados a usos industriales la carga mínima se calculará considerando un mínimo de 125 W por metro cuadrado y planta, con un mínimo por local de 10 350 W a 230 V y coeficiente de simultaneidad 1.

6. La distribución y/o suministro en Baja Tensión se efectuará preferentemente a 230/400 V y el tendido de cables se canalizará subterráneamente. Excepcionalmente, podrá autorizarse el tendido aéreo con carácter provisional y en precario hasta que el Ayuntamiento estime que deba pasar a subterráneo, sin que en ningún caso sean a cargo de éste las obras.

7. La instalación de centros de transformación de energía eléctrica deberá efectuarse al interior de las parcelas privadas y no supone utilización de volumen edificable. Pueden ubicarse en plantas o edificaciones exentas auxiliares, y excepcionalmente en plantas bajo rasante previa justificación de la imposibilidad técnica que haberlo en otras plantas. En ninguno de los casos el volumen se contabilizará como edificado, a los cómputos de aprovechamiento.

8. En caso de casetas exentas, éstas se dispondrán de modo que no desentonen con la ordenación general ni supongan molestias en cuanto a visibilidad, circulaciones, etc. Si se pretenden reducir los retranqueos establecidos con carácter general, respecto de otras propiedades, sin perjuicio del cumplimiento de las obligaciones derivadas de la legislación sectorial en vigor, deberán contar con la conformidad de la propiedad de que se trate. En cualquier caso, al extenderse la preceptiva licencia municipal de edificación, o en su caso, aprobarse el proyecto de urbanización correspondiente, se resolverá el tema del emplazamiento propuesto en cada caso concreto.

9. En cualquier caso, los centros de transformación deberán localizarse sobre terrenos de propiedad privada, que no estén calificados como zona verde en el planeamiento de aplicación. Su exterior armonizará con el carácter y edificación de la zona.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

10. La ubicación en zonas públicas de centro de transformación sólo se admitirá en urbanizaciones existentes, que no tengan la calificación de zonas verdes, y sólo en aquellos casos que, por inexistencia de suelo o locales, las necesidades de la prestación del servicio lo exijan. En este caso, la utilización se realizará en precario, siendo por cuenta del propietario del centro de transformación todas las obras, modificaciones, traslados, etc., que aconseje la dinámica urbana.

11. Cuando la carga total de un edificio sea superior a 50 Kva, la propiedad estará obligada a facilitar a la compañía suministradora de energía un local capaz para instalar el centro de transformación, en las condiciones que ambas determinen. Dicho centro de transformación deberá reunir las condiciones necesarias en cuanto a exigencias térmicas, vibraciones, ventilación, insonorización, seguridad, de accesos, etc., según la normativa específica vigente que corresponda.

12. Las subestaciones de transformación, habida cuenta que su ubicación viene obligada por razones técnicas, deberán estar aisladas en todo su perímetro de los edificios colindantes, de tal manera que su separación a los cimientos y muros sea, como mínimo de tres metros. Además adoptarán cuantas medidas correctoras sean necesarias contra ruidos, vibraciones, ventilación, seguridad, etc., a fin de hacer la instalación tolerable para los vecinos.

13. Las redes de transporte y/o distribución en Alta Tensión se adaptarán a las determinaciones establecidas en la legislación sectorial vigente en consonancia con el contenido del pesente plan general.

Artículo 99.—Condiciones generales y de diseño del alumbrado.

1. Condiciones Generales:

a) Los proyectos se elaborarán conforme a lo dispuesto en la legislación sectorial vigente6, las presentes Normas y demás Ordenanzas, Pliegos de Condiciones e Instrucciones que a tal fin se aprueben por el Ayuntamiento.

b) En el proyecto de urbanización, se contemplarán los elementos de la red que son necesarios para garantizar el correcto alumbrado de los viales de que se trate, incluso si hubiera de salir del ámbito espacial estricto, siendo propio del mismo la determinación de obras y costes adicionales que en las instalaciones, servidumbres y elementos accesorios suponga, garantizando su conservación en caso de que el Ayuntamiento no los reconozca y reciba como propios de la red municipal.

c) A efectos de la aplicación de los preceptos de estas Normas, se consideran instalaciones de alumbrado público o exterior las que tienen por finalidad la iluminación de las vías de circulación o comunicación, los parques, los jardines y las de los espacios comprendidos entre edificaciones que, por sus características o seguridad general, deben permanecer iluminados, de forma permanente o circunstancial y, en general, todas las instalaciones que se conecten a la red de alumbrado exterior.

2. Condiciones de diseño:

a) Los tipos de implantación básicos de los puntos de luz se adoptarán en función de la relación entre la anchura de la calzada y la altura de montaje del punto de la luz, de acuerdo a los siguientes criterios:

— Implantación: a/h.

— Unilateral: 1.

— Tresbolillo: de 1 a 1,3.

— Pareada: mayor de 1,3.

b) En las vías de doble calzada, separadas por banda central no superior a 12 metros de anchura, las luminarias podrán colocarse sobre báculos de doble brazo, situados en dicha banda central cuando la anchura de cada calzada no exceda de 12 metros.

c) La altura de las luminarias sobre el plano de la calzada estará comprendida entre 3,2 y 10 m, pudiendo recurrir a alturas superiores cuando se trate de vías muy importantes, plazas o cruces superiores. Para el cálculo de la altura citada, se tendrá en cuenta el ancho de la calzada, la potencia luminosa de las lámparas y la separación entre unidades luminosas.

d) La luminarias, apoyos, soportes, candelabros, y cuantos accesorios se utilicen para este servicio público, responderán a los tipos normalizados o utilizados por el Ayuntamiento y serán análogos a los empleados en calles de caracteres semejantes.

e) Las redes de distribución del alumbrado público serán independientes de la red general y se alimentarán directamente del centro de transformación mediante circuito propio.

f) Las acometidas de las redes de alumbrado público se procurará efectuarlas dentro del centro de transformación de las compañías suministradoras del fluido eléctrico y los centros de mando. Podrán ser: manuales, unifocales, multifocales o automático. Según la clase de instalación de alumbrado público y sus características serán semejantes a las utilizadas por el Ayuntamiento.

g) El tendido de las redes de alumbrado público y privado será preferentemente subterráneo. Excepcionalmente y previa autorización municipal expresa, se podrán realizar tendidos aéreos y en fachada en aquellos casos debidamente justificados por las características de la urbanización y condiciones geométricas de las vías.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

Artículo 100.—Materiales.

1. Se utilizarán aquellas fuentes de luz cuyo rendimiento luminoso, entendiendo por tal la relación entre el flujo luminoso emitido y la potencia eléctrica consumida (Mi/w) sea lo más elevada posible, cuando resulte apropiada la temperatura y el rendimiento cromático, adoptándosele la potencia idónea para cada tipo de instalación.

2. Las luminarias a emplear en el alumbrado público viario, serán conforme a la norma UNE-EN 60.598-2-3 y la UNE-EN 60.598-2-5 y requerirán la aceptación previa del Servicio Municipal correspondiente.

La luminarias a instalar serán tales que el flujo hemisférico superior instalado (proporción en% del flujo de una luminaria que se emite sobre el plano horizontal respecto al flujo total saliente cuando la luminaria está montada en su posición de instalación) no superará los límites establecidos en la tabla siguiente:

Zona

Flujo superior

Residencial

≤ 15%

Urbana

≤ 25%

3. El equipo auxiliar adoptado deberá ser de Alto Factor (AF), adecuado para suministrar a la fuente de luz las características eléctricas que necesite para un correcto funcionamiento, emisión de elevado flujo luminoso y bajo consumo energético.

4. La red de alimentación de los puntos de luz estará constituida por conductores de cobre Tipo RV 0,6/1KV multipolares para las redes subterráneas hasta 25 mm y unipolares para mayores secciones. Para las redes grapadas serán siempre multipolares.

5. Los brazos murales serán metálicos, zincados o galvanizados en caliente e irán soldados directamente sobre plantilla triangular, con tres taladros para su sujeción al paramento.

6. Los báculos y columnas estarán homologados y deberán disponer del correspondiente certificado de conformidad, emitido por Organismo competente, donde conste que la empresa fabricante de los báculos y columnas a emplear cumplen con las especificaciones técnicas que le sean de aplicación. En todos los casos, dispondrán de portezuela, provista de cierre mediante llave especial de mantenimiento, y que permita el alojamiento en su interior de la caja de conexión y protección.

7. Los cuadros de mando y protección se ubicarán en sitio visible y accesible, lo más cercano posible a los CT de la empresa suministradora. Se montarán en armarios sobre peana de hormigón. Estos armarios serán de tamaño adecuado a los elementos a alojar en su interior, dejando un 25% de más en reserva a posibles reformas o ampliaciones y dispondrán de cierre de seguridad.

El racionamiento del encendido será automático, teniendo asimismo la posibilidad de ser manual, actuando sobre el circuito de fuerza mediante un interruptor. El encendido automático se gobernará mediante reloj astronómico.

8. Se dispondrá de un diferencial de media sensibilidad y rearme automático por cada circuito. Asimismo, se protegerán con meagnetotérmicos unipolares cada una de las fases de salida de todos y cada uno de los circuitos que partan del cuadro de mando y protección.

9. En los centros de mando y protección se instalará, cuando sea necesario, el armario homologado por la compañía suministradora para el seccionamiento de acometida y el equipo de medida con arreglo a la demanda de instalación.

Artículo 101.—Iluminación.

1. En las nuevas urbanizaciones y calles que se proyecten, se adoptarán los valores luminosos señalados en el Real Decreto 1890/2008, dentro de su ITC-EA-02.

Artículo 102.—Prevención de la contaminación lumínica.

1. Las pantallas y paneles, en general no deben dirigir flujo luminoso por encima del plano paralelo a la horizontal, entendiendo por tal el flujo que sobre pasa este plano con las siglas FHS (Flujo de Hemisferio Superior). Sus límites de tolerancia serán:

a) Luminarias de uso vial: FHS menor o igual que 0,2%.

b) Luminarias de uso peatonal: FHS menor o igual que 1,5%.

c) Luminarias de zonas residenciales: FHS menor o igual que 2%.

d) Luminarias de tipo ornamental: FHS menor o igual que 5%.

2. En luminarias antiguas en las que su inclinación no permita que el flujo luminoso pueda ser dirigido sobre la calzada, se estudiará si es posible reducir la inclinación sin dejar de iluminar la misma zona.

3. Se modificarán y retirarán, paulatinamente, durante el proceso de revisión y renovación del alumbrado, todas las luminarias esféricas, tipo globo, que no posean una semiesfera superior opaca.

4. En caso de instalarse luminarias tipo globo, se instalarán modelos que no provoquen contaminación lumínica y optimicen el consumo de energía eléctrica, por tener la semiesfera superior opaca y dispositivos reflectores eficientes que permiten recuperar el flujo luminoso de la parte superior para iluminar la superficie que se desea. Se trata en todos los casos de esferas de polocarbonato transparente con superficie de microprismas para desviar la luz al hemisferio superior.

5. Las luminarias serán lo más cerradas posibles para que el polvo y la suciedad que con el tiempo va apareciendo en los elementos ópticos no provoque opacidad y pérdida de reflexión. Las luminarias con vidrios transparentes curvos dispersan siempre luz al hemisferio superior. En la medida en que sea posible no se instalarán, con el fin de optimizar en consumo energético.

6. La distribución de luz en las calles será lo más uniforme posible para evitar iluminaciones puntuales intensas que provocan fuertes contrastes y hacen necesaria la instalación de más puntos de luz. Las mejores luminarias serán las que, cumpliendo con la distribución de flujo uniforme, tengan una mayor eficiencia energética medida en Watios/m², valor que se procurará ajustar lo máximo posible. Para conseguir una iluminación lo más uniforme posible se limita el nivel máximo de iluminación puntual, que no será superior a cuatro veces el valor nivel ya recomendado.

7. En el caso de instalarse luces ornamentales, el flujo luminoso se dirigirá, siempre que sea posible, de arriba hacia abajo, procurando que los rayos s e dirijan solamente a la superficie a iluminar. Si es posible, se instalarán sistemas de aletas externas en los focos de la iluminación ornamental para evitar la dispersión de rayos al cielo.

8. Se instalarán lámparas de vapor de sodio de alta presión (VSAP) o de vapor de sodio de baja presión (VSBP), con preferencia por estas últimas. Solamente en lugares de interés especial se permitirá la instalación de lámparas de mercurio.

Sección 5. Otras instalaciones

Artículo 103.—Tendidos y canalizaciones de las compañías concesionarias de servicios.

1. Al ejecutar la urbanización se dejarán realizadas las canalizaciones de los servicios de compañías concesionarias de suministro de electricidad, gas y comunicaciones, para evitar posteriores roturas al pasar o implantar dichos servicios.

2. Todos los tendidos existentes de energía eléctrica en Baja Tensión y telefónicos en suelo urbano deberán pasar a subterráneos en todas las zonas donde se ejecute nueva urbanización o se levante y rehaga la existente por imperativo del planeamiento. Los proyectos de urbanización podrán señalar excepciones específicas a esta regla, debiendo justificarlo de modo expreso.

3. Para nuevos tendidos eléctricos de Baja Tensión en suelo urbano y urbanizable, sin excepción alguna, así como para los tendidos telefónicos, sólo se admitirá la modalidad de canalización subterránea.

4. En zonas ya urbanizadas, la implantación de nuevos servicios y la reposición de los restantes a su estado anterior, serán por cuenta de la compañía concesionaria sin perjuicio de lo establecido en la legislación sectorial vigente.

5. Todas las instalaciones eléctricas cumplirán lo establecido en los reglamentos electrotécnicos y normas tecnológicas vigentes, así como la normativa de la compañía suministradora de energía que no se oponga a lo aquí preceptuado.

Artículo 104.—Liquidación económica.

1. El abono por las compañías concesionarias de su parte correspondiente en los gastos de urbanización, se producirá al tiempo y en la forma previstos para los restantes contribuyentes a la actuación urbanística, es decir para los propietarios de los terrenos, si se aplica el sistema de Cooperación, por razones de garantía y simplicidad procesal para todos los implicados.

Sección 6. Instalaciones de telefonía móvil

Artículo 105.—Objeto. Temporalidad de las licencias.

1. Quedan incluidas dentro del objeto de la presente Sección todas aquellas instalaciones e instrumentos necesarios para el desarrollo y funcionamiento de la telefonía móvil en el Municipio de Gozón.

2. Las compañías suministradoras quedarán obligadas a adaptar las instalaciones objeto de las respectivas licencias a las nuevas tecnologías que hagan posible la reducción del impacto visual o paisajístico, o cualquier otro tipo de impacto que pudiera aparecer sobrevenido.

Artículo 106.—Límites generales. Especificaciones en sur.

1. Las instalaciones de telefonía móvil deberán ubicarse preferentemente en Suelo No Urbanizable, fuera de los núcleos de población delimitados por el planeamiento municipal, respetando al menos una distancia de 500 metros a edificios destinados a viviendas, y una distancia a linderos no inferior a la altura de la misma. Deberán cumplir, en todo caso, con la normativa y condiciones que el Principado de Asturias pueda imponer en este suelo.

2. No se autorizarán aquellas instalaciones de telefonía móvil que no resulten compatibles con el entorno por provocar un impacto visual no admisible, según la valoración que al efecto realice la CUOTA o la CAMA de Asturias en el caso de Suelo No Urbanizable, o los servicios técnicos municipales en el suelo urbano.

3. A fin de facilitar la ubicación de estas instalaciones en aquellos emplazamientos que menos impacto puedan causar al medio ambiente o al entorno habitable, el Ayuntamiento podrá hacer uso de los terrenos municipales, previa autorización específica en los términos previstos en la legislación vigente reguladora del Régimen Local. Sólo podrán autorizarse instalaciones de telefonía móvil en dominio público municipal mediante la pertinente concesión, conforme a los términos dispuestos en la Ley de Bases de Régimen Local.

4. Con carácter general, no se permitirá la instalación de antenas de telefonía móvil en edificios o conjuntos adscritos a algún régimen de protección, o en situaciones que puedan dificultar o distorsionar la percepción del edificio o elemento protegido.

5. En aquellos supuestos en que, una vez en funcionamiento la red de telefonía móvil, se produjeran zonas de sombra, en las que no pueda prestarse el servicio, se podrán instalar antenas en suelo urbano industrial, o en suelo urbano residencial, en las condiciones que se citan más adelante, y respetando una distancia mínima de 100 metros a los espacios considerados sensibles: guarderías, centros educativos, centros de salud, hospitales, parque públicos y residencias o centros geriátricos.

6. Cuando resultare indispensable para garantizar una adecuada calidad del servicio proceder a la instalación de una antena de telefonía móvil en suelo urbano residencial, se limitará su ubicación, en las azoteas de los edificios, a una instalación por cada operador autorizado y núcleo urbano, prohibiéndose la colocación de antenas sobre soporte apoyado en el pretil de remate de fachada del edificio, y debiendo guardar una distancia de 300 metros unas de otras.

7. Cuando la instalación se produzca en Suelo Urbano Residencial, los mástiles se situarán preferentemente centrados en la edificación, y en todo caso a una distancia mínima de 3 m de cualquier borde del plano del último forjado, salvo que las antenas se sitúen mimetizadas en los elementos constructivos de la misma cubierta.

8. Cuando se solicitare la instalación en suelo urbano industrial, su ubicación será en el centro de la parcela, a fin de garantizar el mayor retranqueo posible del resto de colindantes, con un retranqueo mínimo obligatorio a lindero de 10 metros para una antena de 20 metros de altura, incrementándose la distancia 1 metro por cada metro de altura que exceda del señalado, sin que la altura máxima total del conjunto formado por la antena y su estructura soporte exceda de 35 metros, salvo justificación expresa de su necesidad.

9. Con carácter general se establece la obligación de compartir emplazamiento, por parte de los diferentes operadores, cuando de acuerdo con los programas de desarrollo propuestos, coincidan en una misma zona instalaciones a menos de 300 metros de distancia, o por motivos de protección paisajística, ambiental, o cualquier otro que motivadamente se considere.

10. No obstante, esta obligación de compartir emplazamientos puede obviarse si por parte de los operadores se justifica su imposibilidad técnica, o el Ayuntamiento considera que el impacto ambiental o visual del uso compartido puede ser superior al de instalaciones que se pretendan emplazar separadamente.

11. No se concederá autorización municipal para la instalación de una antena a menos de 300 metros de otra ya existente o a menos de 1 kilómetro de un parque de antenas.

12. Las instalaciones de telefonía móvil deberán utilizar la tecnología disponible en el mercado que genere el menor impacto ambiental y visual.

13. En cualquier caso, en los emplazamientos permitidos deberán incorporarse las medidas de mimetización o las soluciones específicas que minimicen el impacto visual.

14. En todo caso, los emplazamientos permitidos deberán ser compatibles con el planeamiento en vigor y con las normativas sectoriales de aplicación.

15. En ningún caso se permitirán estas instalaciones en terrenos destinados a zonas verdes, espacios libres o viales de uso público, ni en parcelas o edificios destinados a equipamientos con los que no tuvieran una relación expresa.

16. Especificaciones en Suelo Urbanizable:

a) En SUR sin Plan Parcial aprobado definitivamente, no se podrán ubicar este tipo de instalaciones desde el momento en que se haya dado inicio al proceso de desarrollo urbanístico. Si ya se ha aprobado el Plan Parcial de forma definitiva, serán aplicables las condiciones previstas para SU.

b) En SUR carente de Plan Parcial, pero en el que no se hayan iniciado los trámites para su aprobación, sólo se podrán autorizar este tipo de instalaciones con carácter provisional. En consecuencia, en el momento en que así lo requiera la Administración Municipal, deberán ser demolidas sin que por ello se genere derecho alguno a indemnización para los propietarios.

c) Estas condiciones, deberán ser expresamente asumidas por el propietario de la instalación, y garantizadas en la forma que determine el Ayuntamiento.

d) En SUR no desarrollado, serán de aplicación el resto de condiciones establecidas para el SNU, sobre distancias, edificaciones, etc.

Artículo 107.—Licencias.

1. Las instalaciones referidas en la presente Sección habrán de ser objeto del pertinente otorgamiento de licencia urbanística por parte del Ayuntamiento de Gozón, sin perjuicio de las posibles intervenciones que la legislación sectorial vigente en la materia, pudiera prescribir para otras Administraciones.

2. Como paso previo al procedimiento, las empresas de telefonía móvil deberán presentar ante el Ayuntamiento un Programa de Desarrollo. Una vez aprobado éste se precederá a la presentación de los correspondientes proyectos para la licencia de actividad y de obra que fueren necesarios para el desarrollo de este Programa.

3. El Programa de Desarrollo deberá abordar los siguientes contenidos:

a) Esquema general de la red con indicación, en su caso, de la localización de la cabecera, principales enlaces y nodos.

b) Implantación de estaciones base, antenas de telefonía móvil y otros elementos de radiocomunicación.

c) Estaciones base y antenas: número, zona de ubicación, cobertura territorial, potencia, frecuencias de trabajo y número de canales.

d) Justificación de la solución técnica propuesta en el municipio.

e) Previsión de las áreas de nueva implantación de equipos justificando la cobertura territorial prevista, respetando las zonas de protección delimitadas en el vigente Plan General de Gozón y los ámbitos próximos a los elementos incluidos en el catálogo de edificios y bienes protegidos de dicho Plan General.

La presentación del Programa se hará por triplicado y deberá acompañarse de la correspondiente solicitud conforme a los requisitos formales establecidos en la Ley 30/1992.

4. Los operadores deberán presentar, cuando así lo requiera el Ayuntamiento, el programa de desarrollo actualizado. Cualquier modificación al contenido del programa deberá ser comunicada de oficio al Ayuntamiento.

5. El plazo de presentación del Plan de desarrollo será de 3 meses a partir de la fecha de entrada en vigor de esta Ordenanza.

6. Una vez aprobado el Programa de Desarrollo, se podrá proceder a la solicitud de las correspondiente licencia.

7. A los efectos de tramitación y autorización de solicitudes de licencias urbanísticas para las instalaciones de radiocomunicación en edificios de viviendas, será necesario la aceptación de la comunidad de propietarios del edificio para su tramitación; así como para su consideración como uno de los elementos técnicos de las instalaciones permitidos por encima de la altura reguladora, de acuerdo con el que al respecto determina el vigente Plan General de Ordenación de Gozón.

8. La Licencia urbanística solo se podrá otorgar una vez presentado el programa de desarrollo de las instalaciones regulado en la presente Ordenanza y siempre que aquella se ajuste a sus previsiones o a las progresivas actualizaciones.

9. La documentación que se acompañará a la solicitud, de la cual se adjuntarán tres copias, se presentará en el Registro General del Ayuntamiento. Esta documentación irá acompañada de la documentación acreditativa del cumplimiento de las obligaciones tributarias que determinen las Ordenanzas fiscales municipales correspondientes. Sin perjuicio de lo que establece el vigente Plan General de Gozón respecto a la documentación y tipo de licencia de obras, y con la posible necesidad de otros documentos de acuerdo con las características del proyecto o requisitos que establezca la normativa sectorial al respecto, de forma general, el contenido de la documentación será el siguiente:

a) Contenido del proyecto:

— El proyecto de instalación ha de ser realizado por técnico competente y deberá contar con el visado colegial correspondiente, por lo que respecta a la instalación radioeléctrica y de telecomunicaciones propiamente dicha, habrá de ser un instalador de telecomunicaciones inscrito en el Registro de Instaladores de Telecomunicaciones.

— El contenido del proyecto habrá de recoger los datos generales del promotor y de la instalación según lo establecido en el Real Decreto 1066/2001 de 28 de septiembre por el que se aprueba el Reglamento que establece las condiciones de protección del dominio público radioeléctrico, restricciones a las emisiones radioeléctricas y medidas de protección sanitaria frente a emisiones radioeléctricas, incluyendo la señalización y vallado en torno a la estructura de la antena que impida el acceso a cualquier persona ajena a los servicios técnicos o de mantenimiento de la operadora.

— Hoja donde se señalen las características técnicas de las instalaciones.

b) En todo caso deben hacerse constar los siguientes datos:

— Descripción de la actividad, con indicación de las fuentes de las emisiones, así como el tipo y frecuencias de las mismas, así como las potencias de emisión y polarización.

— Incidencia de la actividad en el medio potencialmente afectado.

— Justificación del cumplimiento de la normativa sectorial vigente.

— Técnicas de prevención y control de emisiones.

— Documento ambiental pertinente.

— Altura del emplazamiento.

— Áreas de cobertura.

— Tipo de antenas a instalar.

— Plano del emplazamiento de la antena expresado en coordenadas UTM, sobre cartografía de máximo 1:2000 con cuadrícula incorporada. En el plano deben graficarse las infraestructuras que tengan incidencia sobre su evaluación ambiental.

— Plano a escala 1:500 que exprese la situación relativa a los edificios confrontados.

— Plano de emplazamiento a escala 1:2000 o 1:10000 de acuerdo con el modelo de los planos de ordenación del Plan General, con acotación de la distancia de la instalación respecto de los elementos o edificios catalogados más próximos.

— Plano de instalación.

— Determinación de la clasificación y calificación del suelo que ocupa la instalación según el planeamiento urbanístico vigente, y justificación del cumplimiento de las condiciones exigibles al mismo.

— Justificación técnica de la imposibilidad, en su caso, de compartir de la infraestructura por otros operadores.

— Estudio detallado de las emisiones previstas, firmado por Técnico competente y visado colegialmente que indique los niveles de exposición radioeléctrica en aquellas áreas cercanas a las que puedan permanecer personas.

c) Además de los contenidos referidos en el anterior apartado, en la Memoria del Proyecto se deberán detallar los siguientes aspectos:

— Los cálculos justificativos de la estabilidad de las instalaciones desde un punto de vista estructural y de fijaciones al edificio con los planos constructivos correspondientes.

— Justificación de la utilización de la mejor tecnología en cuanto a la tipología y características de los equipos a implantar para conseguir la máxima minimización del impacto visual y ambiental.

— La descripción y justificación de las medidas correctoras adoptadas para la protección contra descargas eléctricas de origen atmosférico y para evitar interferencias electromagnéticas con otras instalaciones.

— Documentación fotográfica, gráfica y escrita, justificativa del impacto visual, que exprese claramente el emplazamiento y el lugar de colocación de la instalación en relación con la finca y la situación de esta: descripción del entorno dentro del cual se implanta, extensión, forma, materiales y otras características. Deberá aportarse simulación gráfica del impacto visual desde la perspectiva de la visión del viandante.

— Declaración o compromiso de mantener la instalación en perfectas condiciones de seguridad.

— Documento que exprese la conformidad del titular del terreno o finca sobre la que se instalan las infraestructuras.

— Documentación relativa a la aceptación de la instalación por parte de la Comunidad de Propietarios del edificio, mediante certificación en la que conste expresamente el acuerdo de la Junta de Propietarios, en los términos previstos en la Ley sobre Propiedad Horizontal.

— Documentación relativa al mantenimiento de la instalación.

d) También deberán detallarse y aportarse:

— Estudio preliminar de impacto ambiental.

— Estudio de seguridad.

— Certificado de seguridad suscrito por técnico competente que acredite que la instalación en cubierta de edificios urbanos no compromete la seguridad estructural del mismo.

— La justificación de disponer de un seguro de responsabilidad civil que cubra de manera ilimitada los daños materiales a personas o bienes que puedan producirse por la instalación solicitada como consecuencia de accidente, avería, caída, acción del viento o elementos meteorológicos, etc.

10. La falta de cualquiera de los documentos establecidos en el apartado anterior de esta ordenanza deberá ser solucionada en el plazo de 10 días a partir de la notificación que haga el Ayuntamiento al interesado de estos defectos. La falta de presentación de la información requerida en el plazo señalado comportará el desistimiento de la solicitud en los términos previstos en la Ley 30/1992. La resolución que se dicte al efecto agota la vía administrativa.

11. La fecha de inicio del procedimiento administrativo a efectos del cómputo del plazo para resolver será la fecha de entrada en el Registro de la solicitud o de la subsanación, en su caso.

12. Las solicitudes de licencia para la instalación de elementos de radiocomunicación serán sometidas a informe de los técnicos municipales. El Ayuntamiento podrá solicitar el apoyo de otras Administraciones o de los técnicos que estime oportuno.

13. La solicitud presentada, junto con el proyecto técnico y el estudio preliminar de impacto ambiental será sometida a un período de información pública por plazo de 20 días, conforme a lo previsto en el artículo 86 de la Ley 30/1992 de 26 de noviembre, a efectos de presentación de alegaciones por los ciudadanos, que se unirán al expediente y deberán ser informadas nuevamente por los técnicos municipales, con carácter previo a que la Comisión Informativa correspondiente formule la propuesta de resolución.

14. La resolución concediendo o denegando la licencia urbanística debe dictarse en el plazo de dos meses, contados desde el día hábil siguiente al de iniciación del procedimiento según lo establecido en esta Ordenanza. Cuando por razón del emplazamiento fuese necesario obtener el pronunciamiento previo de la CUOTA, el plazo citado se computará a partir de que haya sido emitido el mismo.

15. El cómputo del plazo de resolución quedará en suspenso durante el plazo que se concede al interesado para solucionar las deficiencias según lo establecido en esta Ordenanza.

16. Transcurrido el plazo de resolución, se entenderá concedida la licencia excepto que se adquieran facultades contrarias a la legalidad urbanística o del planeamiento vigentes. En estos casos la licencia se entenderá denegada. La licencia producida por silencio administrativo produce efectos desde el vencimiento del plazo máximo en que se haya de dictar y notificar la resolución expresa sin que la misma se haya producido y su existencia puede acreditarse por cualquier medio de prueba admitido en derecho.

17. La petición y tramitación de las solicitudes de licencias urbanísticas para las instalaciones de radiocomunicación en suelo no urbanizable deberá sujetarse al procedimiento establecido en la legislación vigente. El Ayuntamiento deberá trasladar el expediente al órgano del Departamento de Política Territorial y Urbanismo competente en la materia.

18. Al objeto de facilitar la revisión y el control de las instalaciones existentes en el Municipio, el Ayuntamiento de Gozón remitirá copia de las licencias concedidas, además de a la CUOTA, a la Jefatura Provincial de Inspección de Telecomunicaciones y a la Comisión de Asuntos Medioambientales del Principado de Asturias, o su órgano equivalente.

Artículo 108.—Revisión de las instalaciones.

1. Al objeto de asegurar la adaptación de las instalaciones de radiocomunicación a las mejores tecnologías existentes en cada momento respecto a la minimización del impacto visual y ambiental o a la modificación sustancial de las condiciones del entorno que hagan necesario reducir este impacto, la licencia urbanística otorgada por el ayuntamiento para la instalación de elementos de radiocomunicación determinará la obligación por parte de los operadores de revisar las instalaciones transcurrido el plazo de dos años desde la fecha de la licencia o de su última revisión. Los criterios para esta revisión se fundamentarán en la eventual existencia de nuevas tecnologías que hagan posible la reducción del impacto visual o ambiental.

2. La Administración Municipal podrá encargar la realización de esta revisión a organismos oficiales o empresas debidamente autorizadas para comprobar que se cumplen los valores límite reglamentados.

3. El Ayuntamiento de Gozón, por razones de interés público, podrá exigir en cualquier momento la modificación de la ubicación de las instalaciones o de cualquiera de sus elementos, que será obligatoria para la empresa autorizada, sin que pueda reclamar indemnización alguna por daños, más que el coste del traslado de la instalación a sus nuevo emplazamiento.

4. Asimismo, podrá iniciarse expediente de revocación de la licencia cuando concurran circunstancias que aconsejen actualizar el condicionado a la resolución de autorización ambiental, bien sea por las circunstancias ambientales, o por cambios en la normativa aplicable.

Artículo 109.—Condiciones de conservación y seguridad.

1. Los titulares de las licencias y de las concesiones se encargarán de que estas instalaciones se mantengan en perfecto estado de seguridad y conservación.

2. El titular de la licencia o el propietario de las instalaciones deberá realizar las actuaciones necesarias para desmantelar y retirar los equipos de radiocomunicación o sus elementos al estado anterior a la instalación de los mismos, el terreno, la construcción o edificio que sirva de soporte a dicha instalación en los supuestos de cese definitivo de la actividad o de los elementos de la misma que no se vaya a utilizar.

3. Cuando los servicios municipales detecten un estado de conservación deficiente, se comunicará a los titulares de la licencia para que en un plazo de 15 días máximo a partir de la notificación de la irregularidad adopten las medidas oportunas, plazo que se reducirá cuando existan situaciones de peligro para las personas o bienes, en que habrán de adoptarse de forma inmediata. De no ser atendido el requerimiento municipal, se dictará por la Alcaldía-Presidencia la orden de ejecución pertinente, señalando los trabajos y obras que han de llevarse a cabo, la retirada de la instalación o de alguno de sus elementos, el plazo para el cumplimiento voluntario de la orden y, en el caso de proceder a la ejecución subsidiaria, si se precisa proyecto técnico y dirección facultativa.

Artículo 110.—Ejecución y régimen sancionador.

1. Se considerará infracción y será objeto de sanción, cualquier incumplimiento de lo dispuesto en esta Ordenanza.

2. Cuando no se disponga de la preceptiva licencia municipal, se adoptarán aquellas medidas necesarias, al fin y efecto de restablecer la legalidad infringida, según lo establecido en la normativa urbanística general.

3. Por otro lado, y para las cuestiones que afecten al impacto en el medio ambiente será de aplicación el régimen sancionador de la normativa vigente en nuestra comunidad de protección medioambiental.

4. Las instalaciones de telefonía móvil instaladas sin la preceptiva licencia municipal dispondrán de un plazo máximo e improrrogable de 6 meses para regularizar su situación procediendo en otro caso el Ayuntamiento de Gozón a su retirada a través del procedimiento de ejecución subsidiaria estando obligados los titulares de la instalación al abono de los gastos correspondientes, según lo previsto en la normativa de aplicación.

5. La orden de desmontaje y retirada, en este supuesto, será independiente de la orden de legalización, de modo que será inmediatamente efectiva en tanto no esté legalizada la instalación.

Artículo 111.—Régimen transitorio.

1. Las instalaciones de radiocomunicación con licencia concedida antes de la entrada en vigor de esta Ordenanza, deberán adaptarse a la misma en el plazo máximo de un año a partir de su entrada en vigor.

2. Respecto a la exposición de los campos electromagnéticos, las instalaciones de radiocomunicación deberán cumplir la normativa que en materia de emisiones electromagnéticas puedan ir estableciendo las administraciones competentes.

3. Si en el plazo de 3 meses desde la entrada en vigor de esta Ordenanza no se ha presentado el programa de desarrollo por parte de la empresa operadora de radiocomunicación, se procederá a resolver desfavorablemente cuantos expedientes de la misma se encuentren en trámite y a la retirada de las instalaciones implantadas sin licencia municipal a través del procedimiento de ejecución subsidiaria, sin perjuicio de la adopción de las medidas sancionadoras pertinentes.

4. Sin necesidad de proceder a la modificación de esta Ordenanza, resultará plenamente exigible cualquier requisito, exigencias técnicas, procedimiento administrativo o documentación que impusiera la Administración Estatal o Autonómica.

Sección 7. Tratamiento de solares y parcelas

Artículo 112.—Movimiento de tierras.

1. La adaptación de las edificaciones a la topografía del terreno puede suponer la realización de movimientos de tierras que deberán cumplir los siguientes condicionantes:

a) Ningún movimiento de tierras podrá alcanzar niveles que rebasen de la superficie formada por todas las rectas posibles que se apoyen en puntos del contorno de la manzana de que se trate, que, en general, estará formada por vías o espacios públicos con rasantes fijadas en el planeamiento. Cuando alguno de los lados del contorno de la manzana no sea vía pública, sino suelo rústico (es decir, límite del conjunto urbano), la referencia para ese contorno será el terreno natural en el límite de la parcela que se trate.

b) Solo se admitirán niveles por encima de la superficie formada por las rectas así apoyadas cuando esa sea la disposición natural del terreno, y no la creada por movimientos de tierra artificiales, y siempre que el planeamiento no haya fijado la necesidad de desmontar esos terrenos sobresalientes.

c) Los movimientos de tierras dentro de una parcela, respetarán, en todo caso, los niveles de terreno en linderos con otras parcelas, excepto que se actúe de común acuerdo. Los terraplenes de transición entre el nivel de terreno en otras parcelas y la propia no podrán hacerse con inclinación mayor de 30º, y, en todo caso, se resolverá en terreno propio la circulación de aguas superficiales procedentes de la lluvia, si el movimiento de tierras altera el régimen de circulación de esas aguas existentes con anterioridad. En el caso de parcelas con tipología de vivienda unifamiliar los terraplenes y aquellos desmontes que se tengan por objeto al construcción de plantas planta bajo rasante, la ejecución de los accesos a las mismas, o la construcción de piscinas, entre otros, deberán distar 3 metros del lindero, salvo acuerdo expreso entre colindantes.

d) En ningún caso un terraplén podrá tener una altura igual o superior a 3 m.

e) Si fueran necesarias dimensiones superiores, deberán establecerse soluciones escalonadas de 2 m de altura, con berma mínima de 0.5 m y las pendientes que la morfología del terreno requiera para su natural consolidación, que en ningún caso serán superiores al 100%.

f) Todo edificio deberá separarse de la base o coronación de un desmonte o terraplén una distancia mínima de 3 m. Los movimientos de tierra dentro de una parcela respetarán en todo caso, los niveles del terreno colindante, sin formación de muros de contención, estableciendo taludes de transición no superior al 50% de pendiente.

g) Los movimientos de tierra aquí regulados, deberán resolver, dentro del propio terreno, la circulación de las aguas superficiales procedentes de la lluvia.

h) Los movimientos de tierra para recibir una edificación han de incluirse en el proyecto de la misma.

Artículo 113.—Cerramiento de parcelas.

1. Se permiten los cerramientos de hasta 2 m de altura máxima total no pudiendo sobrepasar el zócalo, con elementos ciegos 1,0 m de altura desde la rasante. En lo posible se utilizarán los tipos de cierre descritos para el Suelo No Urbanizable, las materiales permitidos son los generales que este Plan permite, si bien se prohíben expresamente los siguientes, salvo en edificios tradicionales en que ya existan:

a) Elementos decorativos tales como balaustradas, águilas, leones y elementos similares de hormigón prefabricado.

b) Todos aquellos materiales y remates que puedan producir daños a las personas o animales, como alambres de espino o electrificados, vidrios rotos, lanzas, etc.

2. En general los cierres de parcela armonizarán con el diseño de la edificación a la que sirven.

3. Los cierres se situarán en la alineación exterior definida en los planos de zonificación. Cuando terminado un edificio, no se habiliten de inmediato los locales comerciales, deberá efectuarse un cerramiento provisional que impida el acceso al mismo, arrojar objetos al interior y que sea decoroso.

Artículo 114.—Plantaciones.

1. Será obligatoria la plantación de árboles, arbustos o plantas tapizantes, de especies y porte adecuado, que contribuyan a la ocultación de todo tipo de muros de contención de tierras, realizados simultáneamente con la nueva edificación o existentes previamente en la parcela.

2. Dichas plantaciones se realizarán tanto en la base como en la coronación del muro. Cuando se hayan de realizar por la cara exterior del cerramiento de la parcela, en su frente al viario público, dicho cerramiento se retranqueará adicionalmente 0.5 m para permitir la plantación sin perjuicio del retranqueo mínimo establecido.

Sección 8. Basuras

Artículo 115.—Basuras.

1. Las zonas de nueva urbanización deberán adoptar las reservas de espacio o instalación de cualquier elemento necesario para la recogida de basuras, que sirva de apoyo a la organización del servicio municipal.

Sección 9. Jardinería y mobiliario urbano

Artículo 116.—Condiciones generales.

1. El tratamiento del mobiliario urbano dependerá de su carácter público o privado y de su función, siendo en todo caso obligatoria la plantación de arbolado, de las especies y porte adecuados, y el ajardinamiento a lo largo de las vías de tránsito, en los establecimientos de vehículos, en las calles, isletas y plazas comprendidas dentro de los terrenos objeto de la urbanización, así como en los espacios libres interiores y exteriores de carácter público o privado que se definen para el suelo urbano.

2. El proyecto deberá prever la ubicación, en los espacios libres, del mobiliario urbano estandarizado, buzones de correos, cabinas de teléfono, etc., y de los usos que se puedan permitir en éstos espacios —áreas de juego y recreo para niños, espectáculos al aire libre, bares, pequeños puestos de venta de flores, periódicos, etc.—. Asimismo se deberán definir los elementos del mobiliario urbano que se instalen —cerramientos, papeleras, bancos, etc.—

3. En las áreas de edificación tradicional y en la totalidad del Suelo No Urbanizable, incluidos todos los núcleos rurales se deberá prestar especial cuidado a la integración del mobiliario urbano a instalar, así como otros elementos utilizados de manera genérica, como los buzones de correos, las cabinas de teléfonos u otros similares, para los que el Ayuntamiento deberá aprobar un modelo específico diferenciado para estas áreas tradicionales, evitando los elementos estandarizados. Estos elementos, especialmente las cabinas, deberán permitir la coexistencia sobre cada elemento de la totalidad de operadores que puedan llegar a funcionar sobre el municipio, evitando la acumulación de elementos redundantes.

4. La actuación, sustitución o mejora de estos elementos conllevará la progresiva sustitución de los mismos por elementos de diseño específico, previa aprobación y homologación por el Ayuntamiento.

5. Las zonas de nueva urbanización deberán incluir en sus proyectos todo lo relativo a la instalación del mobiliario urbano estandarizado o singular, acorde con su función, cumpliendo en cualquier caso las especificaciones del Reglamento de la Ley del Principado de Asturias 5/1995 de promoción de la accesibilidad y supresión de barreras.

Capítulo 4. Condiciones generales de protección ambiental

Sección 1. Condiciones higiénicas, de seguridad y de calidad ambiental

Artículo 117.—Condiciones generales.

1. Con objeto de regular la convivencia ciudadana y evitar molestias recíprocas entre el vecindario, y con independencia de lo ya expuesto anteriormente, quedan sometidos al acto de solicitud de licencia todas aquellas actividades sobre las que se presuma una eventual repercusión sobre terceros. Se incluye en esta obligación la instalación de climatizadores de aire, chimeneas de ventilación, actividades que produzcan ruidos, olores y vibraciones. A este respecto será de aplicación el Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas1 (RAMINP) y sus instrucciones complementarias2.

2. El Ayuntamiento mediante la aprobación de Ordenanzas específicas podrá desarrollar o modificar las condiciones señaladas en estas Normas, debiendo, no obstante, cumplir cualquier norma o disposición de rango superior.

Artículo 118.—Contaminación atmosférica.

1. Los titulares de focos emisores de contaminantes a la atmósfera, especialmente de instalaciones industriales, generadores de calor y vehículos de motor están obligados a cumplir con los deberes y obligaciones establecidos en el artículo 7 de la Ley 34/2007 de calidad del aire y protección de la atmósfera3, quedando, en caso de incumplimiento o infracción, sometidos al régimen sancionador establecido por esta ley.

Artículo 119.—Niveles sonoros.

1. En el Ambiente Exterior. Con excepción de los procedentes del tráfico, los ruidos producidos no rebasarán el nivel sonoro máximo de 55 dBA, de 7 a 22 horas, y de 45 dBA, entre las 22 y las 7 horas.

2. En el Ambiente Interior. El nivel sonoro máximo en el interior de las viviendas colindantes al local o actividad donde se genere el ruido no será superior a 30 dBA, de 7 a 22 horas, y de 28 dBA, entre las 22 y las 7 horas. Las actividades musicales privadas a desarrollar por profesionales o estudiantes de música en sus domicilios no podrá realizarse entre las 22 y las 8 horas y su duración no podrá exceder de dos horas diarias en el caso de que el nivel sonoro transmitido a colindantes sea superior a 30 dBA, no pudiendo superar en ningún caso los 45 dBA.

3. En aquellos aspectos no regulados expresamente en estas Normas, serán de aplicación las disposiciones previstas en la legislación sectorial del Estado y Autonómica vigente.

Artículo 120.—Vibraciones.

1. Los proyectos de aislamiento acústico y de vibraciones cumplirán las normas señaladas en el Decreto 99/1985 del Principado de Asturias4, así como en la legislación sectorial del Estado vigente.

2. Sin perjuicio de lo establecido en las Normas señaladas en el apartado anterior, los valores máximos tolerables de vibraciones serán:

a) En la zona de máxima proximidad al elemento generador de vibraciones: 30 Pals.

b) En el límite del recinto en el que se encuentre ubicado el generador de vibraciones: 17 Pals.

c) Fuera de aquellos locales y en la vía pública: 5 Pals.

Artículo 121.—Vertidos.

1. A los efectos del control de vertido de aguas residuales a cauces públicos e instalaciones de evacuación y depuración regirá lo dispuesto en el Capítulo 2 de este Título referido a las Condiciones Generales de la Urbanización.

Artículo 122.—Residuos sólidos.

1. A los efectos de la recogida y tratamiento de los residuos sólidos urbanos, se aplicará lo establecido en la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados y de la Ley 16/2002, de 1 de julio, de prevención y control integrados de la contaminación5.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

Capítulo 5. Condiciones generales de la edificación

Sección 1. Definiciones

Artículo 123.—Interpretación.

1. A los efectos de una correcta interpretación de estas Normas, cuantas veces se empleen los términos o conceptos definidos en los epígrafes siguientes, se estará al significado taxativo en ellos expresados.

Artículo 124.—Zona.

1. En el Suelo Urbano se entiende por zona o zona de ordenanza, una superficie de terreno de carácter homogéneo en cuanto a la asignación de los usos del suelo y de sus intensidades o condiciones de edificación.

Artículo 125.—Manzana.

1. Se entenderá por manzana la porción de suelo conteniendo una agrupación de varias parcelas contiguas las unas a las otras, cuando dicho conjunto quede completamente delimitado por viarios, zonas verdes y espacios libres, todos de carácter público.

Artículo 126.—Solar.

1. Se entenderá por solar toda aquella parcela que, encontrándose en suelo urbano, o bien siendo el resultado de alguna de las figuras de planeamiento que la convierten en tal, sea edificable de acuerdo con la ordenación y legislación vigente, por reunir las condiciones señaladas en el artículo 114 del texto refundido de disposiciones legales vigente en materia de ordenación del territorio y urbanismo del Principado de Asturias (TROTU)1.

Artículo 127.—Parcela.

1. Se considera Parcela a la superficie de terreno unitario desde el punto de vista de la propiedad que resulta del proceso de desarrollo urbanístico en la forma prevista por el planeamiento.

2. Cuando la parcela provenga de una redistribución del suelo como consecuencia del desarrollo anteriormente citado, su delimitación no tendrá que coincidir necesariamente con la unidad o unidades de propiedad.

Artículo 128.—Parcela edificable.

1. Es la parte de parcela comprendida dentro de las alineaciones exteriores o de calle, alineaciones interiores y el resto de los linderos de la parcela no sujetos a alguna alineación o retranqueo, y en cuyo interior se materializan los derechos edificatorios siempre que se cumplan las otras condiciones fijadas en estas Normas.

Artículo 129.—Parcela mínima.

1. Es la establecida por el planeamiento sobre la base de las características de ordenación y tipologías edificatorias previstas por el plan para cada zona, por considerar que las unidades parcelarias que no reúnan determinadas dimensiones o forma conducen a soluciones urbanísticas no adecuadas. En éstas Normas se definen en algunos casos las condiciones mínimas de forma, en función del ancho y largo de la misma, o del tamaño de parcela, quedando sujeta la edificación sobre la misma al cumplimiento de dichas condiciones.

2. A efectos del cómputo de la superficie se tomará la que figure en la documentación catastral vigente o la real legalizada.

3. Las parcelas mínimas serán indivisibles, así como todas aquellas que se vean afectadas por las condiciones del artículo 189 del TROTU, circunstancia que deberá figurar obligatoriamente en la inscripción de la finca en el Registro de la Propiedad.

Artículo 130.—Parcela neta.

1. Se refiere al espacio resultante de la parcela una vez excluidas las cesiones a las que venga obligada a realizar su propietario en ejecución e las determinaciones de este plan.

Artículo 131.—Tipologías edificatorias.

1. Según la relación existente entre edificaciones, se distinguen las siguientes tipologías de la edificación:

a) Edificación exenta, abierta o aislada es la edificación interior a una única parcela en cuerpos aislados, con o sin patios cerrados, que quedarán separados por espacios libres de edificación, no estando en contacto con ninguna de las que pudiera haber en parcelas adyacentes. Puede haber una o varias edificaciones por parcela, sin que pierdan la condición de aisladas.

b) Se denomina edificación agrupada a la situada en parcela independiente, en contigüidad con otra edificación. Se denomina pareada cuando la agrupación está formada únicamente por dos edificios, y en hilera o adosada cuando la agrupación está formada por más de dos edificaciones.

c) Edificación entre medianerías, es la edificación que sólo mantiene fachadas libres a viarios y fondo de parcela.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

Artículo 132.—Edificación tradicional.

1. Se considera edificación tradicional, a efectos de referencia de las nuevas edificaciones, las construcciones de carácter rural o urbano, tanto vivienda como edificaciones complementarias o al servicio de las explotaciones agrarias, realizadas antes de 1940, fecha a partir de la cual se alteran las pautas constructivas y los modelos culturales de referencia, tales como la composición de sus volúmenes, tratamiento de cubiertas, formas y proporción vertical de sus huecos, relación hueco-macizo de sus paramentos, etc.

2. En Suelo No Urbanizable se considerarán las ruinas de suficiente entidad como edificaciones tradicionales existentes, con el fin de permitir su recuperación con las condiciones que se establezcan en cada ordenanza concreta. A estos efectos se consideran como “ruinas con suficiente entidad” aquellas que presenten un grado de consolidación equivalente a los muros completos de la planta baja.

Artículo 133.—Quintana.

1. Se entiende como tal al conjunto formado por una vivienda o más viviendas —tradicionales o no—, las edificaciones complementarias y auxiliares destinadas a un uso agropecuario, así como la antojana —espacio abierto en torno al cual se suelen disponer las edificaciones— y las parcelas colindantes de la misma propiedad destinadas inequívocamente a actividades agrícolas o pecuarias, en los términos previstos en la legislación urbanística del Principado, y, por extensión, en lo dispuesto en las presentes Normas.

Artículo 134.—Edificación en parcela.

1. Edificación en parcela es toda construcción fija o desmontable, provisional o definitiva, sujeta a licencia municipal, que se ejecute en la parcela. Se divide en dos tipos: edificación principal y secundaria o auxiliar.

a) La edificación principal, es la comprendida entre las alineaciones exteriores o de calle, las alineaciones interiores y el resto de los linderos de la parcela no sujetos a alguna alineación o retranqueo.

b) La edificación secundaria o auxiliar, es la que ocupa parcialmente la superficie libre de la parcela, cuando esta ocupación viene autorizada por la Ordenanza de Zona correspondiente. Su altura no superará los 3 m, excepto en las fachadas rematadas en hastial, medidos desde la rasante al punto de intersección de la fachada con la cara inferior del último forjado o cubierta, la cumbrera nunca distará más de 6 m de la rasante.

Artículo 135.—Edificación de uso exclusivo.

1. Edificación de Uso Exclusivo es aquella en la que todos sus locales están destinados a actividades comprendidas en el mismo uso.

Artículo 136.—Densidad residencial.

1. Se refiere a la medida en número de viviendas por cada hectárea de terreno. En aplicación de los criterios señalados en el TROTU, este término será pocas veces empleado en estas Normas, siendo sustituido por el múmero máximo de viviendas edificables en un ámbito concreto, es decir, en términos absolutos en lugar de hacerlo en términos relativos o por unidad de superficie. No obstante al citar una densidad máxima, podemos referirnos a la densidad bruta o neta:

a) Densidad bruta, es la medida sobre la superficie total de una zona, sector o polígono, descontando en su caso la superficie afectada por los sistemas generales, pero no así la correspondiente a los sistemas locales o interiores del área.

b) Densidad neta, es la densidad medida sobre cada parcela, incluyendo el espacio libre de uso privado y, en su caso, los espacios libres o de aparcamiento de uso comunitario de una unidad elemental de viviendas.

Artículo 137.—Superficie edificada.

1. Superficie edificada es el área, en metros, del polígono máximo definido por la cara exterior de los cerramientos. En el cómputo de esta superficie quedan excluidos:

— Los soportales y los pasajes de acceso a espacios libres públicos, excepto las porciones cerradas que hubiera en ellas.

— Los elementos ornamentales de cubierta.

— Las superficies de las plantas situadas bajo rasante.

— Los espacios que cuenten con una altura libre inferior a 1.80 m.

— Los espacios cubiertos y abiertos como terrazas, balcones y porches computarán al 50%.

Artículo 138.—Superficie ocupada.

1. Superficie Ocupada es la definida por el contorno exterior de la proyección vertical, sobre un plano horizontal, de las líneas exteriores de la edificación sin incluir los vuelos autorizables o existentes.

2. Superficie máxima de ocupación u Ocupación Máxima es la superficie resultante de aplicar el índice máximo fijado para la relación entre la superficie ocupada por la edificación y la del ámbito de referencia, generalmente la manzana o la parcela edificable o sector. A efectos de su cómputo no contabilizarán aquellas construcciones bajo-rasante destinadas a garaje-aparcamiento, salvo que se señale expresamente lo contrario.

3. Línea de Edificación es la que delimita la superficie ocupada por la edificación en su proyección vertical.

Artículo 139.—Superficie libre.

1. Se entiende por Superficie Libre la parte de la parcela excluida de la superficie ocupada. Entre ella se encuentran:

a) Patio de Parcela o de Luces es el espacio libre situado dentro de la parcela edificable y rodeado por la edificación principal.

b) Patio de Manzana es el espacio libre interior de las manzanas, definido y limitado por las alineaciones interiores y fondos máximos de la edificación. Los patios de manzana podrán destinarse a plazas y jardines interiores de propiedad y uso público o privado en comunidad de propietarios.

Artículo 140.—Superficie máxima edificable o superficie edificable máxima.

1. Se determinará bien en función del coeficiente de edificabilidad o de aprovechamiento medio, fijado expresamente para cada zona o ámbito, o cuando éste no se fije, por la aplicación directa del resto de las condiciones máximas de la normativa, es decir, fondo edificable, superficie ocupada, altura, etc.

2. En la determinación de su cumplimiento:

a) Se incluirá la superficie de los cuerpos volados, cuando se permiten, computada al 50% en caso de estar abiertos, y al 100% de ser cerrados.

b) No se incluirá el sótano, entendiendo como tal, la planta situada por debajo de la baja y bajo las rasantes en el perímetro de la edificación, o sobresaliendo en ellas en menor cuantía de la que se exige para los semisótanos (Artículo 158).

c) Los semisótanos computarán un tercio de su superficie tanto cuando se encuentren bajo edificaciones destinadas a viviendas incluso si éstas son unifamiliares, como si están debajo de edificaciones destinadas a otros usos o debajo de la planta de uso no residencial que se permite en los interiores de manzana en ciertos casos. Cuando se trate de edificios situados en pendiente, computará exclusivamente como semisótano aquella parte que reúna las características propias de este concepto.

d) En las zonas de vivienda colectiva no se computarán los soportales y los pasajes de acceso a espacios libres públicos, excepto las porciones cerradas que hubiera en ellas.

e) En planta bajo cubierta no se incluirá la superficie destinada a trasteros u otras instalaciones al servicio del edificio con acceso desde los espacios comunes. De la superficie edificada en planta bajo cubierta, destinada a otros usos, computará aquella que disponga de una altura libre igual o superior a 1,80 m.

Artículo 141.—Edificabilidad o coeficiente de edificabilidad.

1. Es el cociente entre la superficie máxima edificable sobre rasante y la superficie de la parcela.

2. El coeficiente de edificabilidad podrá ser neto o bruto según se tome la superficie neta de la parcela, es decir, la definida por linderos laterales y la alineación exterior, o la superficie total de la actuación, incluyendo las áreas de cesión.

Artículo 142.—Envolvente máxima de la edificación.

1. Es el conjunto de la superficie externa que da forma al volumen de la edificación.

2. La envolvente máxima en una parcela será la que contenga en su interior el volumen de la edificación correspondiente a la superficie máxima edificable resultante de la aplicación de las condiciones fijadas para dicha parcela (edificabilidad, alineaciones, fondo máximo, ocupación máxima, etc).

Artículo 143.—Área de máximo movimiento de la edificación.

1. Se define como aquélla en la que debe circunscribirse la edificación, cumpliendo además el resto de las condiciones para ella señalada. Aparece representada con mayor frecuencia en los esquemas de ordenación de las Unidades de Actuación o de los sectores de Suelo Urbanizable, en las zonas donde no se determina una posición concreta de la edificación, donde el emplazamiento es variable.

Artículo 144.—Alineaciones.

1. Se considera como alineación la línea límite entre cualquier tipo de terrenos y las vías públicas que los rodean. Este concepto, por lo tanto, es completamente independiente del de emplazamiento de los edificios. La aprobación o, en su caso, la fijación de alineaciones por parte de los servicios municipales será condición indispensable para la obtención de la licencia de edificación.

2. Las Alineaciones contenidas en la documentación gráfica del PGO o de aquellos documentos que lo desarrollen, tendrán el carácter de alineación oficial, y diferenciarán los límites entre la propiedad pública y la privada, y entre las superficies edificables y las que no lo son. Para el suelo no edificado, o en caso de sustitución de la edificación existente, las alineaciones serán las reflejadas en el plano correspondiente, entendidas como a continuación se detalla:

a) Alineaciones exteriores, también denominadas alineaciones oficiales de fachada, son las que se fijan como límite de las parcelas edificables, separándolas de los espacios libres de dominio y uso público, como vías, calles, plazas, parques y jardines.

Únicamente se permitirá rebasar esta alineación oficial con elementos volados cuando su construcción esté autorizada por las correspondientes Ordenanzas.

Cuando se trate de parcelas edificables con construcciones aisladas en el interior de las mismas, o sujetas a retranqueo, la alineación exterior corresponde al límite de la parcela donde, por lo común, se sitúa el cerramiento o valla. En el resto de los casos las alineaciones exteriores se entienden como obligatorias, no existiendo tolerancia para separarse de ellas, salvo cuando se indique expresamente su carácter de máximas, en cuyo caso el edificio podrá situar su fachada sobre la alineación o retranqueada de la misma, en parte o en toda su longitud.

b) Ancho de calle. Se entiende por ancho de calle la separación entre las alineaciones exteriores que definen la misma. Cuando una de dichas alineaciones no exista por coincidir con zonas verdes o márgenes de río, y la determinación de altura de la edificación estuviera relacionada con el ancho de calle, se entenderá aplicable la altura máxima señalada en estas Normas para cada Zona de Ordenanza.

c) Alineaciones interiores, son las que fijan el límite entre la parcela susceptible de edificación y el espacio no edificable interior a la parcela o manzana. Éstas pueden definirse en plano o ser resultado de la aplicación del fondo máximo edificable.

Artículo 145.—Emplazamiento.

1. Se considera como emplazamiento la posición que deben adoptar los edificios dentro de los terrenos determinada por su representación gráfica en planos o mediante la combinación de reglas escritas.

2. Emplazamiento Fijo: Si el emplazamiento se debe fijar gráficamente con anterioridad a las licencias de edificación, sea directamente por la Norma, o por medio de Estudio de Detalle, se trata de un caso de emplazamiento fijo.

3. Emplazamiento Variable: En todos los casos restantes, el emplazamiento no es obligatorio, pudiéndose tomar uno cualquiera que cumpla con las condiciones higiénicas de los locales y con las normas de retranqueo y luces rectas que aquí se fijan. Se denomina a esta situación como emplazamiento variable. Para estos casos de emplazamiento variable, lo determinante será con más frecuencia la regulación de luces rectas por condiciones higiénicas que las normas de retranqueo que aquí se fijan. No obstante, ambos juegos de reglas deben ser comprobados para garantizar el emplazamiento correcto.

Con gran frecuencia la determinación de emplazamientos se producirá de un modo mixto, es decir, siendo en parte fijo y en parte variable. En todo caso, en los proyectos de construcción o reforma, se aportará obligatoriamente un plano explicativo del modo en que se ha trazado el emplazamiento.

Artículo 146.—Chaflán.

1. Chaflán es el truncado de la intersección de dos alineaciones exteriores. Tendrán el carácter de alineación oficial de fachada y se medirá perpendicularmente a la bisectriz del ángulo de las citadas alineaciones exteriores, debiendo tener una dimensión comprendida entre 3 y 5 m.

2. Sin perjuicio de las alineaciones que se señalen en los planos, será obligatoria la construcción de chaflanes cuando se trate de la sustitución de edificios en los que ya existen. Asimismo, por razones de composición, los Servicios Técnicos Municipales podrán establecer la obligación de su construcción aún cuando no se fijen en los planos.

Artículo 147.—Viario y espacio libre público.

1. Se entienden como tal, aquellos espacios delimitados gráficamente en los planos de ordenación del PGO y aquellos otros no definidos pero cuyo carácter público pueda acreditarse debidamente.

Artículo 148.—Rasantes.

1. Se considera rasante en cada punto del contorno de las edificaciones y a efectos de la medición de alturas, el nivel del terreno (entendiendo como tal incluso las aceras o viarios pavimentados) determinado en Plan General o Planes Parciales, o, en defecto de esa determinación, el que presente el terreno natural original, o el adquirido por movimientos de tierras autorizados. Cuando el nivel que presente el terreno a la hora de solicitar licencia sea consecuencia de movimientos de tierras no autorizados, y la referencia tenga que ser el nivel real y no el planeamiento, se tomará como nivel de terreno original el anterior a los movimientos de tierras, si está reflejado en planos topográficos, y, si no lo estuviera, deberá específicamente fijarlo el Ayuntamiento para ese caso concreto.

2. La aprobación de las rasantes consideradas o en su caso su señalamiento por parte de los Servicios Municipales será condición indispensable para la obtención de la licencia de edificación.

3. Rasantes en manzana cerrada: Al interior de la manzana operarán las rasantes de su contorno exterior, con profundidad hasta la mitad de la distancia a la alineación de la calle opuesta. La superficie de la manzana queda dividida en zonas de influencia delimitadas por las bisectrices en las esquinas (o la bisectriz del ángulo formado por la prolongación de las alienaciones que confluyen en la esquina, si esta es en chaflán) y una línea de equidistancia entre las dos fachadas más largas.

Podrán tomarse libremente niveles intermedios de las rasantes así obtenidas para cumplir las condiciones de luces rectas de las edificaciones de la calle más bajas, siempre que no se supere en ningún caso la más alta de las rasantes de referencia.

Artículo 149.—Fondo.

1. Fondo de solar o parcela es la dimensión medida perpendicularmente en cada punto desde la alineación exterior o de calle hasta el lindero opuesto.

Artículo 150.—Fondo edificable.

1. Fondo Edificable es la distancia medida desde la alineación exterior, generalmente desde el punto medio de cada tramo de fachada, dentro de la cual se puede edificar con arreglo a las Normas u Ordenanzas. El fondo edificado se medirá, al menos, en dos puntos, uno a cada lado del punto medio de la fachada principal y en dirección perpendicular a la misma, hasta donde concluya la edificación.

2. Para la profundidad de la edificación, no sólo se establece su máxima dimensión, sino también puede señalarse la mínima que se considera necesaria para la habitabilidad de los edificios.

3. El Fondo Máximo Edificable es la dimensión máxima antes referida, establecida bien en las normas particulares de cada Zona de Ordenanza, bien en la documentación gráfica, si estuviera fijada una alineación interior. Las cotas indicadas en los planos o las consignadas en la normativa de cada Zona se entenderán iguales para toda la manzana, salvo cuando, excepcionalmente se indicase lo contrario.

Artículo 151.—Frente.

1. Frente de solar o parcela es el lindero que coincidiendo con la alineación exterior de calle de cada parcela, proporciona a la misma el acceso principal. El frente de edificación se medirá sobre la alineación exterior.

2. Frente Mínimo, es la longitud mínima del frente que determina el carácter de edificable o no de cada solar o parcela.

3. En las zonas que se determine podrá fijarse un Frente Máximo de parcela, a efectos de que las edificaciones fraccionen su altura, volumen, apariencia y ritmos edificatorios.

Artículo 152.—Medianería o pared medianera.

1. A efectos de éstas Normas se entenderá como pared medianera la que se define en el derecho Civil como tal, o aquella pared ciega que permite adosar otra de idénticas condiciones a la propiedad colindante. Esta pared medianera puede estar interrumpida por patios interiores que pueden prolongarse o no del otro lado.

2. Si la medianera de un edificio fuera a quedar parcialmente descubierta por diferencia de alturas edificables respecto a una nueva edificación contigua, esta deberá ser tratada con idénticos criterios de color, materiales y composición de la fachada a la calle. Los gastos correrán a cargo del constructor de la nueva edificación.

3. Si la medianera quedase totalmente al descubierto por el incumplimiento de la obligación de edificar por parte del propietario de la parcela colindante en los plazos que se pudieran establecer, los gastos de tratamiento de la misma correrán a cargo de dicho propietario, sin perjuicio de las acciones que contra esta actitud pudieran acometerse.

4. Cuando como consecuencia de la demolición de una edificación existente para su sustitución por otra de obra nueva, vaya a quedar al descubierto permanentemente parte de la pared medianera que inicialmente quedaba oculta, el costo del tratamiento de la misma correrá a cargo del promotor de la nueva edificación.

Artículo 153.—Retranqueos.

1. Son las separaciones mínimas que la edificación debe cumplir respecto a los linderos y alineaciones exteriores que definen la parcela o solar. Se medirán perpendicularmente desde dichos linderos y alineaciones hasta la línea de edificación, antes definida, es decir, la que delimita la superficie ocupada por la edificación en su proyección vertical.

2. Retranqueo a fachada, es el ancho de la faja de terreno comprendida entre la alineación exterior y la línea de edificación, que debe quedar libre de todo tipo de edificación, sobre y bajo rasante, salvo que de forma expresa se establezcan otras condiciones.

3. Retranqueo a linderos, es el ancho de la faja de terreno comprendido entre los linderos de parcela, excepto el referido a la alineación exterior, y el resto de las líneas de edificación bien sean medianerías o fachadas.

Artículo 154.—Luces rectas.

1. Se consideran luces rectas las distancia existentes entre los huecos de iluminación y ventilación de fachada de un edificio y cualquier punto de otro edificio o lindero de la finca.

2. Estas distancias se medirán sobre el eje vertical del hueco desde el plano de fachada, perpendicularmente al mismo y sobre la proyección horizontal, con las siguientes magnitudes:

a) A linderos: Todo hueco mantendrá una luz recta libre a linderos igual al 50% de la altura del edificio en esa fachada, medida desde el suelo del local al que sirve hasta la línea de cornisa situada sobre él. En todo caso será como mínimo de 3 m.

b) A edificaciones: Con otras edificaciones, el 50% de la suma de las alturas de las dos edificaciones opuestas, medidas desde el nivel del suelo del local a las cornisas respectivas. En todo caso será como mínimo de 6 m.

3. En caso de que se demuestre que resulta imposible el cumplimiento de luces rectas, el Ayuntamiento podrá:

a) Tramitar una modificación puntual de Planeamiento de manera que la nueva ordenación dé cumplimiento a la normativa de luces rectas.

b) Excepcionalmente, se admitirá la disposición de la edificación a menor distancia de la exigida en este artículo, pero las nuevas edificaciones deberán disponer sus huecos a fachada de manera que, trazando en planta sendas líneas con un ángulo de 30º desde los extremos del hueco, y prolongándolas hasta la edificación colindante, no existan huecos enfrentados en ambas fachadas.

c) En las áreas de fachada así definidas será admisibles la apertura de huecos laterales en cuerpos volados, cumpliéndose las condiciones de cuerpos volados, retranqueos, etc.

d) Podrán, en cualquier caso, hacerse patios a fachada que den cumplimiento a las condiciones de luces rectas.

Artículo 155.—Altura.

1. Se entiende por altura de la edificación, la distancia vertical entre la rasante de la acera o del terreno en contacto con la edificación y la cara inferior del forjado o cubierta que constituya el techo de la última planta, medida en el punto medio de la fachada.

2. Altura Máxima de la Edificación es la señalada para cada zona, referida en metros o por el número de plantas que puede tener la edificación por encima de la rasante, es decir, todas las plantas construíbles incluida la planta baja.

3. Altura de la planta baja:

• Altura: Medida desde la rasante hasta la cara inferior del techo será de 3,30 m como mínimo y 4,50 m como máximo en edificios de 3 plantas o menos, en el caso que se superen las 3 plantas, la planta baja podrá alcanzar los 5,10 m.Se exceptúan de esta condición los edificios destinados a vivienda unifamiliar, que podrán alcanzar una altura mínima de 2.50 m.

4. Si la rasante tuviese pendiente se fraccionará la construcción en las partes que se establezca en la correspondiente Ordenanza, midiéndose la altura en el punto medio, y en su defecto, se fraccionará en tantas partes como sea necesario, de forma que ningún punto del techo de la planta baja quede a una altura mayor de 4,50 m o inferior de 3.300 m respecto de dicha rasante, siempre que no estemos en edificios unifamiliares.

5. Sin perjuicio de las condiciones específicas establecidas en zonas industriales, y en otras especificaciones concretas expresamente previstas en estas Normas, por norma general, por encima de la altura máxima solo se podrán elevar torreones de ascensor o de escaleras, petos de terraza y elementos técnicos de las instalaciones del edificio, con la condición de que todos sus puntos queden por debajo de un plano virtual inclinado 45 grados, que se apoyaría en la arista superior del forjado de techo de la última planta.

6. En viviendas unifamiliares y construcciones de dimensiones similares o inferiores, es común y tradicional la utilización de cubiertas a dos aguas conformando una única cumbrera. De este modo, presentan unas fachadas paralelas rematadas por aleros y otras perpendiculares y concurrentes con las anteriores rematadas en hastial. En estos casos la medición de la altura de la edificación se ha de realizar de forma diferenciada para cada conjunto de fachadas:

a) En las fachadas rematadas en alero: se medirá la distancia desde la rasante de la acera o el terreno en contacto con la edificación y la cara inferior del alero.

b) En las fachadas rematadas en hastial: se medirá la distancia desde la rasante de la acera o el terreno en contacto con la edificación y la cumbrera.

Artículo 156.—Altura máxima de la edificación.

1. Es la señalada para cada zona, referida en metros o por el número de plantas que puede tener la edificación por encima de la rasante, es decir, todas las plantas construibles, excepto la bajo-cubierta o en su caso el ático, e incluida la planta baja.

Artículo 157.—Planta.

1. Se entiende por planta toda superficie acondicionada para desarrollar en ella una actividad. El Plan General considera los siguientes tipos de plantas en función de su posición en el edificio:

a) Planta baja: Tendrá la consideración de planta baja la primera de las plantas edificadas, que cuenta con su forjado de suelo por encima de la rasante o cota de referencia.

b) Plantas inferiores a la baja: Son aquéllas cuyo nivel de suelo está por debajo del nivel del suelo de la planta baja.

Las plantas inferiores a la baja tienen la consideración de plantas bajo rasante y en ellas se incluyen tanto los sótanos como los semisótanos.

1. Semisótanos:

— Se considera como nivel de semisótano al situado debajo de la planta baja que utiliza la diferencia entre las alturas libres exterior e interior de la planta baja para tomar iluminación y ventilación. El desnivel entre la rasante exterior y el techo del semisótano deberá ser tal que permita físicamente realizar ventanas de altura no inferior a 50 cm y cumplir las condiciones higiénicas propias del uso de que se trate. La cara inferior del techo del semisótano no podrá emerger más de 1 m de la rasante, siempre y cuando no se supere la altura máxima establecida para la planta baja.

— Este nivel de la construcción sólo podrá utilizarse para estacionamiento de vehículos, trasteros o instalaciones generales del edificio, salvo en el caso en que forme parte de un local que se desarrolle, además, en planta baja, y no proceda de la dotación obligatoria de plazas de estacionamiento.

— Cuando el semisótano funciona conjuntamente con la planta baja, puede destinarse a su mismo uso si su altura libre interior es de al menos 3,30 metros, y sólo a usos accesorios del principal si no alcanza esa altura pero no baja de 2,30 metros libres, que es su altura mínima posible.

— En edificios construidos antes de la vigencia de estas Ordenanzas se considerarán como semisótanos a los que cumplan las condiciones del punto 1 de éste apartado, siempre que la planta situada sobre ellos pueda ser considerada como planta baja. Si el supuesto semisótano existentes rebasa de dos metros de altura libre exterior, pasaría él mismo a considerarse como nivel básico de planta baja, con independencia de la posición de su suelo interior respecto de la rasante, y en las condiciones señaladas al respecto en estas normas.

— Las condiciones expresadas para semisótanos sólo son válidas en las zonas bajo locales de planta baja. Fuera de la proyección de éstos, ningún punto de la construcción de sótano puede rebasar del nivel de rasante.

2. Sótanos:

— Se consideran sótanos las plantas situadas por debajo de la baja y bajo las rasantes en el perímetro de la edificación, o sobresaliendo en ellas en menor cuantía de la que se exige para los semisótanos.

— Los usos en sótanos serán los mismos y con las mismas condiciones que se han fijado en el apartado anterior para los semisótanos, pero para poder desarrollar el mismo uso de la planta baja en sus aspectos principales y no accesorios, además de mantener una altura libre interior no inferior a 3,30 metros deberá carecer de techo y, por tanto, conectarse directamente en vertical con la planta baja, en al menos el 50% de su superficie en planta. Dentro de esa zona sin techo podrán contabilizarse las escaleras de unión entre los dos niveles.

— No se limita el posible número de sótanos; sí la posibilidad de utilizaciones relacionadas con la planta baja, que nunca alcanzarán más allá del primer sótano o semisótano (primera planta debajo de la baja).

— Cuando en la primera planta por debajo de la baja existan condiciones de semisótanos tan sólo en algunas partes del perímetro, contando el resto con condiciones de sótano, el límite entre ambas zonas se considerará la línea de igual distancia a las partes del perímetro con diferentes condiciones. (Y por tanto, la perpendicular al perímetro si la transición de condiciones se produce dentro del mismo frente).

— Se permite la ocupación del 100% de la parcela en planta sótano para uso garaje-aparcamiento vinculado al edificio situado sobre rasante.

c) Otras tipologías de Planta:

1. Ático: Planta superior del edificio, cuya superficie edificada es menor a la de la planta inmediatamente inferior y retranqueada de las fachadas.

2. Bajocubierta: Espacio comprendido entre la cara superior del último forjado de planta y la cara inferior de la cubierta.

3. Azotea: Son aquellas cubiertas planas que son transitables, en las que pudieran ubicarse casetones de escaleras y demás instalaciones propias del edificio.

Artículo 158.—Altura libre de plantas.

1. Es la distancia entre la cara superior del pavimento y la inferior del techo, o falso techo en su caso, de la planta correspondiente.

Artículo 159.—Patios de la edificación.

1. Se denominan así todos los huecos verticales, resultantes de la distribución del volumen de la edificación y que no tienen una continuidad con el viario o espacios libres exteriores.

2. Será de aplicación directa, respecto a estas Normas Urbanísticas lo dispuesto en las Normas de diseño en edificios destinados a vivienda en el Principado de Asturias. Los distintos tipos de patios, de manzana, de parcela, etc, quedan definidos en la normativa aplicable a los edificios de vivienda Decreto 39/1998 del Principado de Asturias2.

Artículo 160.—Tipos de patios de la edificación.

1. Se consideran pues como tales, el patio de manzana o los patios interiores de parcela.

a) Patios de manzana:

— Las fachadas interiores de las edificaciones al patio de manzana serán consideradas a efectos de condiciones estéticas como exteriores.

— El Ayuntamiento podrá autorizar, en los espacios interiores a que hacen referencia el párrafo anterior, la construcción de sótanos destinados fundamentalmente a permitir la localización de los aparcamientos obligatorios. El proyecto se diseñará de manera que las salidas y entradas de vehículos, así como el resto de aparcamiento, queden totalmente cubiertas y cerradas con el fin de evitar molestias al vecindario.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

b) Patios de parcela:

— Se entenderá como patio de parcela el espacio no edificado situado dentro del volumen de la edificación, todo él dentro de una sola parcela o junto a la linde medianera de la misma.

— No podrán abrirse en ningún caso a patios de esta clase locales como salas de estar, galerías o terrazas (excepto este último caso con el uso de terraza-tendedero).

— Las dimensiones mínimas deberán ser respetadas en toda la altura del patio, no pudiendo reducirse con cuerpos volados o salientes, del tipo que sean.

— En los patios de parcela se podrá edificar solamente a nivel de la planta baja. Se deberá entonces acristalar su cubierta en, al menos, una superficie no menor de los dos tercios de la planta del patio y realizar en la misma los necesarios huecos de ventilación para la planta baja. El volumen así edificado, si se realiza, será contabilizado para los cálculos de edificabilidad.

— Se podrán cubrir éstos patios a la altura de la cubierta general del edificio, si dicha cubrición se realiza totalmente transparente, y dejando lateralmente huecos abiertos que garanticen sobradamente la ventilación eficaz del patio, extremo éste que habrá de ser justificado puntualmente en la solicitud de licencia.

— En cualquier caso deberá pavimentarse dicho patio mediante materiales impermeables, estableciéndose las soluciones constructivas que garanticen la estanqueidad del mismo si se realizan sótanos por debajo.

— Los paramentos de los patios tendrán tratamiento de fachadas, mediante la composición y los materiales adecuados.

Artículo 161.—Balcones, terrazas, miradores y cuerpos cerrados volados.

1. Constituyen vuelos sobre la línea de edificación, a partir de la planta primera.

a) Los Balcones están formados por los vuelos, no cerrados por ninguno de sus lados, de los forjados a partir de la planta primera.

b) Las Terrazas son los vuelos o retranqueos respecto a la alineación exterior, no cerrados por más de tres de sus lados. No constituyen terrazas, los retranqueos de la carpintería a haces interiores del muro de cerramiento.

c) Las Galerías o Miradores son los vuelos acristalados en toda su altura y perímetro, permitiéndose tan sólo cuerpos ciegos del mismo material que la carpintería, hasta una altura de 60 cm.

d) Los Cuerpos Cerrados Volados son aquellos cuerpos de la edificación proyectados, total o parcialmente, fuera de la implantación del edificio.

2. Tipologías: Podrán ser abiertos o cerrados. Todos los cuerpos volados que se ejecuten serán objeto de un adecuado diseño y tratamiento arquitectónico en su plano inferior mediante la aplicación de materiales cuya calidad sea acorde con los utilizados en los paramentos verticales.

a) Cerrados: Las partes sobresalientes de la línea general de fachada, que pertenecen interiormente al programa de habitaciones o locales normales, y que se presenten todos sus frentes cerrados con fábrica o acristalamiento.

b) Abiertos: Las partes sobresalientes de la línea general de fachada que carecen de cierre en alguno de sus frentes y que, por lo tanto no pertenecen al programa de habitaciones o locales normales. Se diferencian dentro de este tipo de vuelos las terrazas, los balcones y los corredores.

3. Los espacios definidos en estas Ordenanzas como vuelos abiertos no pueden ser objeto de cierre acristalado, sin crear o segundas luces o incremento de aprovechamiento. Si no dieran lugar a segundas luces, por contar con otros huecos los locales habitables que comuniquen con las terrazas, y el incremento de aprovechamiento fuera admisible por no estar agotado el correspondiente a la parcela, el cierre acristalado sería admisible, dando lugar a un vuelo cerrado.

Artículo 162.—Pasajes y soportales.

1. Son pasajes las vías públicas que atraviesan las edificaciones, en general en planta baja, y cuyo vuelo está ocupado por la edificación. Los pasajes son servidumbres públicas sobre suelo privado, que conserva el derecho a ser edificado en programas privados por encima y por debajo del nivel de utilización pública. Sus dimensiones no bajarán de un mínimo de 4,5 metros de ancho.

2. Los soportales tienen igual consideración que los pasajes, servidumbres públicas sobre suelo privado, con la diferencia de contar con uno de sus frentes abierto a la vía pública normal.

Artículo 163.—Toldos, marquesinas, cornisas y salientes.

1. Son los elementos constructivos que, sobresaliendo de la línea de edificación, sirven tanto para proteger de los elementos naturales como para realzar y significar accesos, huecos o impostas de fachadas, atraer la atención o proporcionar seguridad.

2. La decoración, señalización o publicidad de plantas bajas se mantendrá dentro del plano general de la fachada, en las condiciones expresamente determinadas en estas Normas.

Sección 2. Condiciones generales de habitabilidad y seguridad

Artículo 164.—Condiciones higiénico-sanitarias, y de iluminación y ventilación natural.

1. Comoquiera que estas condiciones están relacionadas con el uso específico al que se destina cada edificio o local, quedan reguladas por las condiciones señaladas en el Capítulo 4 de este Título II.

Artículo 165.—Patios.

1. Su configuración como espacios que proporcionan luz y/o ventilación a los edificios, se regula según lo establecido en el artículo 1.4.1 del Decreto 39/1998.

2. Los patios de manzana cuya regulación es competencia del planeamiento municipal cumplirán las siguientes condiciones:

Número de plantas de la edificación

Diámetro mínimo del círculo inscribible o luces rectas (m)

2

7

3

10

4

12

5 y superiores

15

3. Los patios de parcela podrán mancomunarse. Para poder considerar sus dimensiones totales a efectos de clasificación y, por tanto, de apertura de huecos al mismo, será necesario que exista acuerdo de mancomunidad con inscripción del derecho de servidumbre de los respectivos solares, en el Registro de la Propiedad. La mancomunidad de patios sólo podrá cancelarse con la autorización del Ayuntamiento, cuando no existan ya los edificios cuyos patios requieran dicho acuerdo de mancomunidad para cumplir las dimensiones mínimas. Se podrán alzar muros de separación en el interior del patio mancomunado, de una altura máxima de 3 metros, medida respecto a la rasante del patio situado más bajo.

Esta facultad no podrá ser llevada a cabo en aquellas áreas en las que se haya establecido la conservación de la estructura de la trama urbana y de la parcelación, a no ser que el Ayuntamiento lo autorizase excepcionalmente de manera expresa y mediante propuesta muy justificada técnicamente.

Artículo 166.—Protección contra incendios.

1. Será de aplicación el Código Técnico de la Edificación (CTE DB-SI).

Artículo 167.—Aislamientos.

1. Será Serán de aplicación las disposiciones del Código Técnico de la Edificación, en lo referente a las condiciones térmicas y acústicas de los edificios.

Sección 3. Condiciones generales de composición y estéticas

Artículo 168.—Competencia y condiciones generales.

1. El artículo 5 del TROTU, en su apartado 1n, reconoce como una de las facultades de la competencia urbanística concerniente al planeamiento, la de orientar la composición arquitectónica de las edificaciones y regular, en los casos que fuera necesario, sus características estéticas.

2. Por lo tanto, el fomento y defensa del conjunto estético corresponde al Ayuntamiento que, a través de las Ordenanzas del presente Plan General, regula las características estéticas de las edificaciones, y ello en base a que la conservación de un medio ambiente urbano de calidad no ha de ser privilegio de determinadas áreas con valores histórico-artísticos preexistentes, sino que puede constituir una aspiración legítima de cualquier espacio en el que se desarrolle una actividad humana. Consiguientemente, el Ayuntamiento podrá denegar o condicionar las licencias de obras, instalaciones o actividades que resulten inconvenientes o antiestéticas, pudiéndose referir las condiciones que se impongan tanto al uso y dimensión del edificio, como a la composición y materiales a emplear y a los detalles de todos los elementos, en forma, calidad y color.

3. El Ayuntamiento de Gozón podrá denegar la licencia a aquellas solicitudes que pudieren resultar estéticamente inadecuadas para la zona a la que se destine. Las condiciones generales estéticas se definen con la suficiente precisión como para que la concesión de una licencia no quede sometida a la discrecionalidad que es ajena al acto reglado; no obstante, y para evitar una rigidez en la aplicación de estas Normas, que, por otro lado, podría dar lugar a respuestas miméticas, impidiendo aportaciones arquitectónicas de especial calidad, las condiciones estéticas se aplicarán como criterio orientador salvo cuando se refieran a prohibiciones taxativas, que tendrán, entonces, carácter vinculante.

4. En la tramitación de cualquier licencia, se comprobará la posible afección estética por los condicionantes del propio elemento, o porque las obras pretendidas estén situadas en zonas de Protección Especial, o condicionadas por las Normas específicas de edificación que correspondan a la zona en que se encuentran, en cuyo caso, deberá prestarse atención especial en lo que se refiere al uso, dimensiones del edificio, sistema de cubierta, composición, materiales a emplear y los detalles de todos los elementos en forma, textura y color.

5. Sin perjuicio de lo especificado en el Catálogo Urbanístico de Gozón, se establecen las condiciones generales de composición y estéticas que se señalan en los Artículos siguientes.

Artículo 169.—Condiciones generales de composición.

1. Con carácter general las edificaciones de nueva planta y las resultantes de transformaciones de uso, reformas, etc, deberán responder en su diseño y composición a las características dominantes en la zona de su emplazamiento, armonizando con estas sin que ello suponga la repetición mimética ya citada. Estas características se refieren a la tipología, longitud de fachadas, altura de plantas, modulación de huecos, relación entre las dimensiones de los huecos y las de los macizos que los separan, materiales y color de los revestimientos de fachadas, cuerpos salientes etc. Los materiales se utilizarán en su auténtica expresividad sin falseamientos.

2. En las zonas ya edificadas, las nuevas construcciones deberán corresponder en su composición y diseño a las características dominantes del ambiente urbano, definido éste por los edificios tradicionales del área. Con el fin de garantizar la debida adaptación de los nuevos edificios a los ya existentes, podría exigirse la aportación de fotografías del conjunto urbano correspondiente.

3. En las zonas o sectores de nueva Ordenación y a través de los correspondientes Planes Parciales o Estudios de Detalle, se tenderá a la consecución de unidades coherentes en el aspecto formal. Sobre la base de un análisis del sitio en el que se identifiquen sus límites visuales desde los puntos de contemplación más frecuentes, las vistas desde o hacia el sitio, para conservar o crear las siluetas características, así como los elementos importantes en cuanto a rasgos del paraje, puntos focales, arbolado y edificios existentes, se justificará la solución adoptada, que deberá contemplar al menos los siguientes aspectos:

a) Creación de una estructura espacial básica comprensiva tanto del sistema de espacios abiertos (áreas verdes, grandes vías) como del de los espacios cerrados (plazas, calles, itinerarios del peatón).

b) Establecimiento de criterios para la disposición y orientación de los edificios en lo que respecta a su percepción visual desde las vías perimetrales, los accesos y los puntos más frecuentes e importantes de contemplación.

c) Establecimiento de criterios selectivos o alternativos para el empleo armónico de los materiales de edificación, de urbanización y de ajardinamiento, así como de las coloraciones permisibles para los mismos.

Artículo 170.—Fachadas.

1. Todas las edificaciones, de carácter provisional o definitivo, prefabricadas o no, deberán ofrecer adecuadas condiciones de seguridad y ornato en su diseño y materiales de acabado, tanto en su estado final como a consecuencia de actuaciones de modificación o reparación. Se recomiendan los diseños respetuosos con la arquitectura tradicional de la zona, evitando la utilización de repertorios formales anacrónicos y de mera imitación. Las condiciones aquí señaladas serán de aplicación sin perjuicio de lo establecido en las condiciones particulares de cada Zona de Ordenanza.

2. En el tratamiento de las fachadas exteriores, no se prescribe ningún tipo de material siempre que su empleo esté suficientemente justificado por color y textura, dentro del ambiente de la zona, dependiendo en gran medida su adecuación del correcto diseño del edificio.

3. Las medianerías entre distintas edificaciones deberán tratarse de igual forma que las fachadas exteriores, cuando a criterio de los Servicios Técnicos Municipales se prevea que permanecerán al descubierto durante un largo período de tiempo. Las medianerías resultantes de la distinta altura entre edificios colindantes se tratarán de igual forma que el resto de las fachadas, prohibiéndose expresamente en este caso el empleo de materiales de inferior calidad.

4. El tratamiento de las plantas bajas se realizará como el resto de la fachada. En el caso de locales comerciales, su composición guardará relación con el resto de la fachada, modulándose de esta forma la superficie vidriada que sea necesaria.

5. No se permite el empleo del ladrillo hueco cerámico sin revestir, ni el bloque prefabricado de hormigón sin tratamiento de cara vista. No se autoriza el aplacado completo de fachadas con elementos vitrocerámicos.

7. Las construcciones auxiliares recibirán el mismo tratamiento en fachadas y cubierta que la edificación principal.

8. Se prohíbe la instalación de cualquier clase de antenas en fachada.

Artículo 171.—Balcones, terrazas, miradores y cuerpos cerrados volados.

1. Cuando su autorización quede expresamente señalada en las Ordenanzas particulares de cada Zona, su construcción deberá cumplir las siguientes condiciones, que serán aplicables tanto en fachadas exteriores como interiores:

a) Todos ellos tendrán una separación mínima a los linderos laterales de la finca de 0.70 m, y nunca inferior a su vuelo.

b) Vuelo máximo:

Ancho calle>6 m

Ancho calle>8 m

Ancho calle>10 m

De los balcones

0,20 m

0,40 m

0,70 m

De las galerías

0,40 m

0,80 m

1,00 m

c) En ningún caso podrán rebasar la mitad del ancho de la acera sobre la que se proyectan.

d) En los balcones, las protecciones no serán macizas, realizándose según el tipo tradicional de barrotes de madera o metálicos verticales, o antepechos metálicos calados.

e) Queda prohibida su construcción en planta baja. Su altura mínima, sobre la rasante del terreno o de la acera, deberá ser superior a 3,30 m.

f) La longitud total de los cuerpos volados no superará el 50% de la suma de la longitud de cada planta en que el vuelo esté autorizado, es decir, excluida la planta baja. Dichos cuerpos volados podrán distribuirse sobre la superficie de la fachada según mejor convenga a efectos de su composición.

Artículo 172.—Marquesinas y toldos.

1. Deberán en cualquier caso respetar el arbolado y otros elementos del mobiliario urbano.

2. Toldos. En cualquier punto la altura libre mínima sobre la rasante de la acera será de 3,30 m, pudiéndose admitir elementos colgantes no rígidos de los mismos, que dejen libre una altura mínima de 2,50 m. El saliente máximo será inferior en 0,40 m al ancho de la acera.

3. Marquesinas. En cualquier punto la altura libre mínima sobre la rasante de la acera será de 2,75 m y su saliente máximo será inferior en 0,50 m al ancho de la acera y no superior a 2,00 m. Cuando las marquesinas vuelen más de 1,00 m, deberán verter las aguas pluviales hacia el interior del edificio, no admitiéndose el vertido directo sobre la acera. No se autoriza su construcción sobre edificios sujetos a conservación en los grados integral y parcial. En ningún caso se autoriza su construcción mediante el vuelo de un forjado en todo su espesor, debiendo presentar un canto máximo de 15 cm.

4. Otros Salientes. Se autorizan elementos salientes en planta baja tales como zócalos, rejas y otros elementos de seguridad, siempre que no sobresalgan más de 10 cm de la alineación exterior.

Artículo 173.—Cubiertas, cornisas y aleros.

1. Con carácter general, salvo en las tipologías de vivienda unifamiliar, bloque abierto, industrial, equipamiento y terciario, las cubiertas de edificios deberán ser inclinadas, dejando, además, aparente ésta condición. Lo que viene motivado tanto por razones climáticas como estéticas, en coherencia con la arquitectura tradicional de la zona. Solamente se autorizará el empleo de cubiertas planas para la cubrición de aquellos cuerpos de edificación en planta baja no coincidentes con la ocupación de las plantas superiores o cuando así lo establezcan las Ordenanzas particulares de cada Zona.

2. La inclinación máxima de las cubiertas será de 30º o de 57,74% de pendiente. Además se deberá integrar sin excesivas rupturas elementos como casetas de ascensor, escaleras y otros elementos técnicos de las instalaciones del edificio, que en cualquier caso deberán quedar inscritos dentro del plano de 45º de inclinación, trazado a partir de la arista superior del forjado de cubierta de la última planta.

3. Ningún faldón de cubierta superará en su cumbrera la altura de 4,50 m, medidos respecto del nivel superior del forjado de la última planta. Esta será asimismo la altura máxima de los elementos técnicos o casetones que emerjan por encima de las cubiertas planas.

4. No se permite el uso de cubiertas mansardas. Los faldones deberán ser continuos, y dotados de una pendiente igualmente continua.

5. En edificaciones tradicionales sometidas a obras de restauración, reforma o ampliación, y en los edificios sujetos a protección, se empleará, para las cubiertas, de forma exclusiva, la teja. De igual modo, queda prohibida la utilización de pizarra para las cubiertas.

6. En las construcciones industriales las cubiertas se resolverán según las técnicas constructivas propias de este tipo de edificación, sin aplicación estricta de las condiciones anteriormente establecidas. Se recomienda que el color del material de cubrición favorezca su integración paisajística, prohibiéndose el empleo de materiales con acabados reflectantes.

7. Cornisas y Aleros. Se prohíben las cornisas “gigantes” escalonadas. Las cornisas podrán obtenerse mediante la molduración del canto de forjado o mediante la superposición de molduras corridas de piedra, ladrillo o material tratado como la fachada. El saliente máximo de una cornisa respecto de la alineación oficial no podrá superar los 40 cm en calles de menos de 6 m y 70 cm en calles de más de 6 m. En cualquier caso se permitirá sobresalir un máximo de 20 cm sobre los miradores. Las cornisas y aleros se construirán preferentemente en prolongación del último forjado y/o apoyados sobre él. Sin embargo, cuando al objeto de facilitar el mejor uso del espacio interior, y como es tradicional, se produzcan recrecidos verticales de las fachadas exteriores por encima del nivel del citado forjado, éstos tendrán una altura máxima de 1 m respecto de dicho forjado, que se computará a efectos del cumplimiento de la altura máxima de la edificación.

9. El cerramiento a fachada de estos elementos —preferentemente de carpintería y no de fábrica— no podrá retranquearse del plano de fachada para formar un balcón o terraza, por pequeña que esta sea.

10. Áticos. Cuando así lo establezcan las Ordenanzas particulares de cada Zona, la planta bajo- cubierta podrá resolverse a modo de ático. El área habitable de la planta ático vendrá determinada por los retranqueos que sean aplicables al edificio en cuestión. En edificaciones situadas en manzanas cerradas, el cerramiento de la planta ático se retranqueará un mínimo de 3 metros respecto a la alineación exterior. En edificaciones exentas, este retranqueo se aplicará a todas las fachadas de las mismas. La altura libre mínima será la misma que en el resto de las plantas habitables.

Artículo 174.—Bajocubierta.

1. El espacio situado bajo cubierta y sobre la última de las plantas permitidas podrá destinarse a vivienda con independencia de la planta inferior. En otro caso su única utilización posible será de trasteros o tendederos para servicio de los diferentes usos alojados en el edificio. Se permite su construcción sobre un murete perimetral de 75 cm.

2. Independientemente de ello, y por encima de los gálibos autorizados para las cubiertas inclinadas, únicamente se autorizará la colocación de elementos utilitarios no habitables (tales como antenas, chimeneas y casetones de ascensor) debiendo estar su diseño justificado y estudiado en función de la composición general del edificio. Se entiende por gálibo autorizado el volumen encerrado por planos inclinados apoyados en el perímetro de la edificación, coincidiendo con el realce situado sobre la línea de cornisa, y con inclinación comprendida entre las establecidas en el apartado 1.

3. En los casos en que se autoricen, en el espacio bajo cubierta, usos habitables o, en general, diferentes de los utilitarios señalados en el precedente punto 2, su disposición nunca será de ático, utilizándose para su iluminación y ventilación buhardas o lucernarios. Pueden admitirse espacios de terraza horizontal como interrupciones del plano general de la cubierta, siempre que su antepecho se retire al menos un metro de la proyección vertical de la fachada en plantas inferiores, y que su desarrollo frontal no sea superior al 50% del de la fachada. La zona entre antepecho y alero deberá tratarse como el resto de la cubierta.

Artículo 175.—Elementos de iluminación y ventilación en cubiertas.

1. Por encima de la altura máxima no se permitirán otras construcciones que las destinadas a acoger instalaciones propias del edificio o trasteros. Cuando así lo establezcan las Ordenanzas particulares de cada Zona, podrá autorizarse el uso de vivienda en el espacio resultante bajo cubierta.

2. La iluminación y ventilación de los cuartos trasteros deberá realizarse a través de lucernarios practicados sobre el mismo plano inclinado de la cubierta.

3. En el caso de utilización como vivienda, se autoriza además de los lucernarios, la construcción de buhardas, es decir, elementos sobresalientes de los planos inclinados de cubierta, que disponen de huecos verticales de iluminación y ventilación.

4. Se entiende por buhardillas, los castilletes superpuestos sobre los faldones de cubierta destinados a alojar huecos verticales de iluminación y ventilación. En el caso de uso de vivienda podrán ejecutarse buhardillas de las características geométricas señaladas en el siguiente gráfico:

Ver imagen de la disposición

5. El plano frontal de la buhardilla no podrá adelantarse más allá de la proyección vertical de la fachada en plantas inferiores.

6. Se entiende por lucernarios los huecos de iluminación y ventilación que se sitúan dentro del plano del faldón de la cubierta. Este tipo de iluminación cenital puede utilizarse libremente y sin limitación de dimensiones.

7. Las condiciones aquí señaladas serán de aplicación tanto para los elementos que abran a fachadas exteriores como a patio de manzana.

Artículo 176.—Publicidad.

1. Todo elemento publicitario situado fuera del espacio comercial definido por los huecos, escaparates o vitrinas de la planta baja de los edificios, estará sujeto a la concesión previa de licencia municipal.

2. Deberán respetar el carácter del edificio en el que se instalen y el ambiente de la zona, empleando para ello formas y materiales adecuados tanto por su composición, textura o color.

3. Sin perjuicio de lo que al respecto pudiera determinar el Catálogo Urbanístico de Gozón, sobre los edificios catalogados se prohíbe la instalación de rótulos luminosos, admitiéndose el empleo de rótulos opacos o de letras recortadas, iluminados exteriormente.

4. Se entienden por Muestras las rotulaciones de identificación comercial situadas en paralelo a la fachada. Su saliente máximo será de 15 centímetros sobre el plano de fachada, debiendo cumplir además, las siguientes condiciones:

a) No se permitirán rótulos en tela u otros materiales que no reúnan las mínimas condiciones de dignidad o estética.

b) En planta baja podrán únicamente ocupar una franja de altura inferior a 0,60 situada sobre el dintel de los huecos, sin cubrir estos, y dispuestos simétricamente respecto a su eje. Deberían quedar a una distancia superior a 0,50 m del hueco del portal, dejando totalmente libre el dintel del mismo. Se exceptúan las placas, que, con una dimensión máxima de 0,25 por 0,25 y 0,02 m de grosor, podrán situarse en las jambas. Las muestras pueden situarse igualmente dentro de los escaparates, o de los huecos de fachada, sin rebasar en éste caso los límites laterales de los mismos.

c) En los edificios exclusivos, con uso de espectáculos, comercial o industrial, en la parte correspondiente de fachada, podrán instalarse rotulaciones afectando a varias plantas, siempre que no cubran elementos decorativos, o huecos, o descompongan la ordenación de la fachada, no pudiendo situarse en cambio, en coronación del edificio o sobre la cubierta.

d) En los edificios colectivos, y en plantas diferentes a de la baja, tan sólo se admiten rotulaciones comerciales en forma de muestra en los antepechos de los huecos, con altura no mayor de 30 cm y ancho no superior al de cada hueco individualmente. Sobre barandillas las muestras sólo podrán formarse por letras sueltas, y dentro de un espacio análogo al señalado en general.

e) Las muestras luminosas, además de cumplir con las normas técnicas de la instalación y con las condiciones anteriores, requerirán para su instalación previa consulta de los inquilinos, arrendatarios o en general de los usuarios de los locales con huecos situados en el área de influencia del rótulo, a los que pueda producir molestias en su entorno próximo.

f) En las medianerías que queden al descubierto se prohíbe toda clase de muestras o anuncios.

5. Se entienden por Banderines las rotulaciones de identificación comercial situadas perpendicularmente a fachada, admitiéndose tan sólo en planta baja. Sus dimensiones máximas serán de 1x0,50 m, pudiendo disponerse su dimensión dominante en vertical o en horizontal, estando su borde más próximo a fachada separado de ésta a no más de 30 cm y dejando una altura libre respecto a la rasante de la acera de 3,00 m. Los banderines luminosos, cumplirán las mismas condiciones, respecto de su autorización, que las muestras luminosas.

6. Podrán disponerse identificaciones comerciales que no respondan a las tipologías de banderín o muestra siempre que su saliente máximo y altura libre mínima cumplan con lo exigido en el apartado anterior, y sus características estéticas y ubicación se juzguen apropiadas por los Servicios Técnicos Municipales.

7. Sólo se permitirá la instalación de una Vitrina por local comercial a una altura mínima respecto de la acera de 1 m y con dimensiones máximas exteriores de 0,90x0,60x0,12 m, siempre que se considere adecuado para la composición de la fachada. La distancia mínima al portal será de 1 m.

8. La colocación de Anuncios Publicitarios se hará sobre carteleras dispuestas al efecto; cualquiera que sea su dimensión, admitiéndose tan sólo sobre los vallados de solares o de obras en construcción, o bien en zonas de vías públicas señalados expresa e individualmente por el Ayuntamiento. No se admiten, por lo tanto, ni sobre fachadas de los edificios, ni sobre medianerías, sea cual sea su estado de conservación, con la única excepción de las zonas destinadas a locales comerciales, durante la realización de obras de acondicionamiento o reforma y tan sólo mientras éstas se realizan. No se admiten en ningún caso sobre los cerramientos exteriores de terrenos edificados, aunque éstos estén retirados de las alineaciones exteriores.

9. En zonas industriales o de actividades productivas urbanas, pueden ser autorizadas carteleras publicitarias en condiciones distintas de las indicadas en el punto anterior, pero no con indiferencia de sus condiciones estéticas, sino precisamente mediante un estudio intencionado que garantice su correcta colocación o situación.

10. Conforme a lo dispuesto en el artículo 54 de la LCPA, la publicidad es autorizable en los tramos urbanos de carreteras. Los carteles se adecuarán a la tipología interurbana o a la urbana, según la funcionalidad predominante en el tramo viario, que en cada caso determinará la Consejería competente en materia de carreteras.

Artículo 177.—Edificación en los patios de manzana.

1. Sin perjuicio de las limitaciones que la aplicación del Código Técnico de la Edificación (CTE DB-SI), a efectos del establecimiento de vías de evacuación, pudiera suponer en cuanto al fondo máximo de los locales de pública concurrencia, es autorizable la edificación en planta baja en el interior de los patios de manzana, salvo en los que expresamente se señale su prohibición en las condiciones particulares de cada zona de ordenanza de estas Normas.

2. La edificación realizada en el interior de los patios de manzana tendrá igual altura que la del local al que se vincula. Su cubrición se realizará mediante cubierta plana, que en ningún punto superará en más de 80 cm el nivel de las cubiertas colindantes.

Sobre dicha cubierta podrán practicarse elementos de iluminación y/o ventilación, que deberán separarse una distancia mínima de 3 m respecto de las fachadas de las viviendas situadas en las plantas superiores del mismo edificio o de los colindantes. Estos elementos: claraboyas, lucernarios, etc., tendrán una altura no superior a 1 m, respecto al nivel de acabado exterior de la cubierta plana.

Sección 4. Edificaciones fuera de ordenación

Artículo 178.—Condiciones generales.

1. La condición de fuera de ordenación de las construcciones e instalaciones erigidas con anterioridad a la aprobación definitiva de este PGO que resultaren disconformes con el mismo se aplicará según se establece en los Artículos 107 del TROTU y 292 del ROTU.

2. En las construcciones e instalaciones fuera de ordenación no podrán realizarse obras de consolidación, aumento de volumen, modernización o incremento de su valor de expropiación, pero sí las pequeñas reparaciones que exigieren la higiene, ornato y conservación del inmueble.

3. En casos excepcionales, se podrán autorizar, previa solicitud de la correspondiente licencia, obras parciales y circunstanciales de consolidación cuando no estuviere prevista la expropiación o demolición de la finca en el plazo de quince años a contar desde la fecha en que se pretende realizarlas.

4. En edificaciones construidas antes de la vigencia de estas Normas, se considerará como planta baja la que mejor se asimile a las condiciones hasta aquí establecidas; no siendo, de todos modos, consideradas fuera de ordenación las situaciones que no se ajusten exactamente a éstas. Cuando las condiciones de pendiente o desnivel entre distintos frentes de la edificación den lugar a distinta consideración para varias zonas de la misma planta, se aplicará el criterio establecido anteriormente.

Artículo 179.—Condiciones particulares de la edificación fuera de ordenación.

1. En determinados casos, tanto en las Zonas de Ordenanza del SU como en la regulación de las zonas de SNU se establecen condiciones particulares para la aplicación del régimen de fuera de ordenación.

2. La consideración de fuera de ordenación de la edificación no implica en principio ninguna acción sobre ella, salvo las que el Ayuntamiento, en el uso de las facultades reconocidas por la legislación vigente, decidiese acometer.

3. Las edificaciones de tipología exenta o aislada, situadas en áreas residenciales o industriales, en las que el cerramiento de parcela se encuentre fuera de la alineación establecida en el PGO, no tendrán la consideración de fuera de ordenación, pudiendo, sin embargo, el Ayuntamiento exigir el retranqueo de dicho cerramiento y la realización de la consiguiente obra de urbanización del espacio incorporado al viario público, a tenor del alcance o complejidad de las obras solicitadas por los propietarios.

Capítulo 6.Condiciones generales de uso

Sección 1. Usos del suelo

Artículo 180.—Condiciones generales.

1. Las condiciones generales de los usos serán de aplicación en la forma y circunstancias que para cada uno de ellos se establezca. Además de las condiciones que se señalan para cada uso, deberán cumplir las generales de edificación y cuantas se deriven de la ordenanza correspondiente del área en que se encuentren.

Artículo 181.—Usos característicos, posibles o compatibles y prohibidos.

1. En todos los ámbitos en los que no está prohibida la coexistencia de dos o más usos de los que más adelante se definen, estos se calificarán de característicos, posibles o prohibidos según lo que se establece en los apartados siguientes:

a) Usos Característicos son los que predominan sobre los demás cualitativa y cuantitativamente constituyendo la característica del ámbito para el que se definen, o lo que es lo mismo, es aquel que por su importancia en un ámbito territorial le caracteriza, al tiempo que determina el patrón global de distribución de usos.

b) Usos Posibles son los que resultan admisibles en el ámbito considerado en las proporciones señaladas y nunca en proporción superior al Uso Característico, por no plantear problemas cualitativos de incompatibilidad con respecto a aquel. Entre los Usos Posibles se encuentran los Complementarios, entendidos como los que dan servicio al Uso Característico.

c) Usos Prohibidos son los que no son compatibles con los Usos Característicos en el ámbito considerado.

2. Cuando el uso principal esté acompañado de otros, cada uno de ellos cumplirá las especificaciones que le fuesen de aplicación. Para la definición de las condiciones de edificación que correspondieran al edificio que las albergue se tendrá en cuenta el uso que tuviera mayor superficie útil. Cualquier local o edificio podrá cambiar de uso siempre que no esté considerado como incompatible o prohibido en las ordenanzas de zona.

Artículo 182.—Niveles de desagregación de usos.

1. A efectos de establecer la correspondiente normativa de usos del suelo, estos se desagregan en los niveles que se definen en los apartados siguientes:

a) Usos Globales son los que caracterizan los sectores o unidades de planeamiento de orden general, incluyendo por lo tanto mezclas diversas de usos públicos y privados que deben pormenorizarse en el proceso de desarrollo urbano, definidos a nivel de normas urbanísticas generales.

b) Usos Pormenorizados son los que definen el uso de los terrenos o edificios concretos propios del nivel de Ordenanzas.

2. Los Usos Globales contienen varios Usos Pormenorizados. Tanto unos como otros se caracterizan a través de las especificaciones relativas a los distintos tipos de usos que los componen definidos anteriormente.

3. Las presentes Normas establecen los Usos Globales y los Pormenorizados del Suelo Urbano.

4. Cuando se decida el cambio de uso en una zona, y de ello pueda derivarse una actuación que modifique la estructura urbana existente o suponga la implantación de otro uso que incida marcadamente en el entorno existente o previsto, deberá procederse a la modificación de este Plan en ese punto siguiendo el procedimiento ordinario para las modificaciones y de modo que la ordenación resultante sea coherente con el planeamiento urbanístico global del municipio.

Artículo 183.—Usos globales.

1. Los Usos Globales que se consideran en las presentes Normas son los siguientes:

a) Residencial, en el cual la vivienda es el Uso Característico acompañado del equipamiento correspondiente a la unidad urbanística.

b) Industrial, en el cual la industria es el Uso Característico.

c) Terciario, que incluye usos de oficina, comercial, hostelero y hotelero de carácter público o privado.

d) Equipamientos y Servicios en el que el Uso Característico es el correspondiente a las instituciones, equipamientos y servicios urbanos de abastecimiento, comunicaciones, etc.

e) Libre, caracterizado por la escasez o ausencia de edificaciones y que engloba parques, jardines, plazas, calles, etc.

Artículo 184.—Usos pormenorizados.

1. A efectos de la definición más precisa de las características de usos de las diferentes Zonas, los Usos Globales antes relacionados se subdividen en los siguientes Usos Pormenorizados.

a) Uso de vivienda.

b) Uso comercial.

c) Uso de oficinas.

d) Uso de garaje-aparcamiento.

e) Uso de industria.

f) Uso de servicios hoteleros.

g) Uso sociocultural y de espectáculos.

h) Uso de reunión y recreo.

i) Uso educativo.

j) Uso deportivo.

k) Uso sanitario-asistencial.

l) Uso religioso.

ll) Uso estaciones de transporte público.

m) Usos recreativos en zonas verdes y espacios libres.

Sección 2. Uso de vivienda

Artículo 185.—Definición.

1. Comprende los edificios destinados, total o mayoritariamente, a vivienda familiar, ya sea unifamiliar o colectiva, así como sus usos complementarios, incluidos aquellos destinados a residencia comunitaria cuando no superen los 750 m² construidos, en cuyo caso se regirán por las condiciones del uso hotelero.

Artículo 186.—Categorías.

a) Categoría 1.ª: Vivienda unifamiliar, cuando está situada en parcela independiente, en edificio aislado, o agrupado a otros, pero con acceso independiente y exclusivo desde la vía pública.

— Vivienda Unifamiliar Aislada: Vivienda situada en parcela independiente, con accesos, elementos constructivos, servicios e instalaciones de uso propio y exclusivo, en edificio aislado, sin contacto con edificios colindantes o linderos.

— Vivienda Unifamiliar Agrupada: Es la situada en parcela independiente, en edificio adosado o pareado, con una o varias paredes medianeras, a otro de vivienda o distinto uso, con acceso exclusivo desde la vía pública.

b) Categoría 2.ª: Vivienda multifamiliar, colectiva o en bloque, es la situada en parcela independiente, en edificio adosado o pareado, con una o varias paredes medianeras, a otro de vivienda o distinto uso, con acceso exclusivo desde la vía pública.

c) Categoría 3.ª: Alojamiento comunitario. Es la edificación para el alojamiento permanente o temporal de colectivos (residencias de estudiantes, internados, conventos, etc.). Quedan excluidos de esta categoría los edificios destinados a usos que si bien incluyan el residencial, trasciendan esta naturaleza, de modo que dicho uso se complemente con otros como el sanitario, asistencial, comercial, como por ejemplo en los casos de las pensiones, las residencias de ancianos o geriátricos.

— Grado 1: De superficie construida inferior a 250 m².

— Grado 2: De superficie construida inferior a 500 m².

— Grado 3: Sin límite de superficie.

Artículo 187.—Condiciones de los edificios de vivienda.

1. A los proyectos y construcciones de edificios de nueva planta destinados a viviendas, tanto libres como de protección oficial, así como a los proyectos de rehabilitación les será de aplicación el Decreto 39/1998 del Principado de Asturias1.

2. Asimismo, será de aplicación cualquier otra normativa estatal o regional vigente en el momento de la aprobación de estas Normas, o promulgada durante la vigencia de las mismas.

Artículo 188.—Dotación de aparcamiento.

1. En Suelo Urbano Consolidado, se establecerán una plaza de aparcamiento por cada vivienda de superficie útil inferior a 100 m² y una plaza más por cada 100 m² o fracción de superficie útil que exceda de esta cantidad, sea en el interior del propio edificio o en su parcela, si se trata de edificación aislada, redondeando la fracción al entero superior. En usos residenciales comunitarios la proporción será de una plaza de aparcamiento por cada 50 m² de superficie útil destinada al uso.

2. Cuando por su situación en áreas del suelo urbano consolidado, no se den las circunstancias que permitan su cumplimiento, el Ayuntamiento podrá eximir al edificio de nueva planta de cumplir con la dotación de aparcamiento o aceptar ratios inferiores al anteriormente establecido.

3. En virtud de lo dispuesto en los artículos 177 y 172 del ROTU, en Suelo Urbano No Consolidado y en Suelo Urbanizable se reservarán dos plazas de aparcamiento por cada 125 m² edificables, de las que al menos la cuarta parte se deberán situar en terrenos de uso y dominio público.

4. Las plazas de aparcamiento deberán estar situadas siempre en las plantas de sótano o semisótano del edificio en cuestión, o en planta baja edificable del patio de manzana.

Dichas plazas deberán estar en el mismo edificio o en otro situado a menos de 300 m de la vivienda, en cuyo cado se hará constar en el Registro de la Propiedad la vinculación en proindiviso que afecta al edificio o a la vivienda respecto de las plazas que tiene asignadas, exigiendo el Ayuntamiento la acreditación de la inscripción en el Registro mencionado, como requisito imprescindible para la concesión de la licencia de primera ocupación de la edificación.

Sección 3. Uso comercial

Artículo 189.—Definición.

1. Se entiende por Uso Comercial aquél que desarrolla la actividad comercial, esto es, la realizada profesionalmente con ánimo de lucro por personas físicas o jurídicas, consistente en poner u ofrecer en el mercado interior, por cuenta propia o ajena, bienes naturales o elaborados, así como aquellos servicios que de ella se deriven, independientemente de la modalidad o soporte empleado en su realización, y ya se realice en régimen de comercio mayorista o minorista.

2. La apertura de establecimientos comerciales se ajustará a lo previsto en la Ley del Principado de Asturias 10/2002, de 19 de noviembre, de Comercio Interior y a las Directrices Sectoriales de Equipamiento Comercial del Principado de Asturias.

Artículo 190.—Categorías.

a) Categoría 1.ª: Locales comerciales de menos de 250 m² de superficie útil de exposición y venta al público.

b) Categoría 2.ª: Locales comerciales de 250 a 499 m² de superficie útil de exposición y venta al público.

c) Categoría 3.ª: Locales comerciales de 500 a 2.000 m² de superficie útil de exposición y venta al público.

d) Categoría 4.ª: Agrupaciones de locales comerciales en pasajes, galerías o mercados con una superficie total inferior a 2.000 m² de superficie útil de exposición y venta al público.

e) Categoría 5.ª: Locales industriales o de almacenamiento con venta mayorista o venta directa de la manufactura producida o almacenada en los mismos locales.

f) Categoría 6.ª: Mercados públicos.

g) Categoría 7.ª: Resto de espacios comerciales no incluidos en las anteriores categorías.

Artículo 191.—Situaciones.

a) Situación 1.ª: Planta baja de edificios de viviendas; planta baja más primera, o planta baja más semisótano.

b) Situación 2.ª: Edificios de usos distintos al de vivienda.

c) Situación 3.ª: Edificios exclusivos.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

Artículo 192.—Condiciones de los edificios y locales comerciales.

1. Los locales de uso comercial, además de la legislación vigente, incluidos los índices actualizados de medidas correctoras de más frecuente uso de la Subcomisión de Colaboración del Estado con las Corporaciones Locales, en cuanto le fuera de aplicación, cumplirán las condiciones recogidas en los siguientes apartados:

a) En locales que únicamente dispongan de acceso a través de calles peatonales o rodadas de menos de 6 m de ancho, solamente se admite el Uso Comercial en Categoría 1.ª

b) Los edificios de la Categoría 6.ª, Mercados públicos, serán objeto de construcción o concesión por parte del Ayuntamiento.

c) La zona destinada al público no podrá: situarse exclusivamente en edificación bajo rasante, tener una superficie menor de 6 m², ni tener comunicación directa con ninguna vivienda, salvo en las excepciones previstas en estas Ordenanzas.

d) En el caso de que en el edificio exista uso de viviendas, éstas deberán disponer de acceso y escaleras independientes de los locales comerciales de la planta baja, o de plantas superiores si se autorizase el uso comercial en ellas.

e) Los locales comerciales y sus almacenes no podrán comunicarse con las viviendas, cajas de escalera ni portal si no es a través de un espacio intermedio con puerta de salida inalterable al fuego.

f) En edificios de nueva construcción, los almacenes y locales de servicio que se establezcan en edificación bajo rasante no podrán ser accesibles al público, ni independientes del local inmediatamente superior. Su altura libre mínima será de 3,30 metros.

g) Los comercios que se establezcan en planta baja, planta baja y bajo rasante, y planta baja y primera tendrán su acceso directo por la vía pública y su altura libre mínima será de 3,30 m en cualesquiera de las plantas en las que se realice actividad comercial. No obstante, el Ayuntamiento podrá considerar situaciones de menos altura derivadas de la conservación de edificios y conjuntos protegidos. Se autorizan entreplantas que no podrán utilizar más del 50% de la superficie de la planta del local coincidente con la ocupación del resto de las plantas de la edificación. La altura libre por encima o debajo de la entreplanta será de 3,30 m.

h) El ancho mínimo de las escaleras interiores de los locales comerciales será el que establezca en el Código Técnico de la Edificación, en lo referente a la protección contra incendios, y nunca menor de 1 m para la Categoría 1.ª, y de 1.30 m para el resto.

i) Los locales comerciales dispondrán de los siguientes cuartos de aseo mínimos:

— Por cada 200 m² o fracción, un inodoro y un lavabo, con ventilación. A partir de 200 m² y/o 10 empleados, se instalarán con independencia para hombres y mujeres, disponiendo de una zona que los separe del espacio propiamente comercial.

— Para el comercio encuadrado en la Rúbrica 648 del CNAE (supermercados, mercados, almacenes, galería de alimentación), se permitirá concentrar los servicios en una única unidad de superficie equivalente a la suma de los servicios individuales de cada uno de ellos.

— Los cuartos de aseo no tendrán comunicación directa con el local de venta ni vía pública.

Para comercios que por demandar una gran superficie de exposición debido a la voluminosidad de sus mercancías, asimilables a mueblerías y concesionarios de vehículos, y siempre que la superficie de exposición exceda los 200 m² se permitirá una reducción a la mitad de su dotación de cuartos de aseo en función de su superficie.

j) La luz y ventilación de los locales comerciales podrá ser natural o artificial.

k) Por cada 75 m² de local, se dispondrá una chimenea de ventilación estática cuya Sección mínima será de 400 cm², lo que habrá de tenerse en cuenta en el diseño del edificio cuyos bajos se destinen a locales comerciales.

l) Los locales comerciales del ramo de la alimentación, por su peculiar naturaleza, podrán ser objeto de una normativa municipal específica que, en cualquier caso, observará como mínimo las prescripciones contenidas en las presentes Normas.

l) Cuando la superficie útil de exposición y venta al público de los locales comerciales alcance los 1.000 m², se dispondrá dentro del local de una dársena de carga y descarga, que aumentará en una unidad por cada 500 m² de superficie útil de exposición y venta al público o fracción superior a 500.

Artículo 193.—Dotación de aparcamiento.

1. Sin perjuicio del cumplimiento de lo estipulado en el artículo 177.2 del ROTU, referente a la dotación mínima de aparcamiento, los locales de la Categoría 3.ª, 4.ª, 5.ª, 6.ª y 7.ª, dispondrán de dos plazas de aparcamiento por cada 100 m² de superficie útil de exposición y venta al público.

Sección 4. Uso de oficinas

Artículo 194.—Definición.

1. Se incluyen en este uso los edificios o locales en los que predominan las actividades burocráticas de carácter público o privado, los de banca y los que se destinan a alojar despachos profesionales de cualquier clase.

Artículo 195.—Categorías.

a) Categoría 1.ª: Oficinas profesionales de menos de 250 m².

b) Categoría 2.ª: Locales de oficina de hasta 500 m².

c) Categoría 3.ª: Locales de oficina de más de 500 m².

Artículo 196.—Situaciones.

a) Situación 1.ª: Dentro de la vivienda.

b) Situación 2.ª: Cualquier planta de edificio con uso de vivienda.

c) Situación 3.ª: Planta baja y primera de edificios de vivienda.

d) Situación 4.ª: Edificios de uso distinto del de vivienda.

e) Situación 5.ª: Edificios exclusivos.

Artículo 197.—Condiciones de los edificios y locales de oficina.

1. Los locales con uso de oficinas, además de la legislación vigente en cuanto le fuera de aplicación cumplirán las condiciones que se señalan a continuación:

a) En ningún caso la superficie de oficinas será menor de 15 m² y no podrá tener, con las excepciones marcadas en las presentes Ordenanzas, comunicación directa con ninguna vivienda.

b) En el caso de que en el edificio exista uso de vivienda y la oficina no esté ubicada dentro de la misma, los locales de oficina de Categoría 3.ª, deberán disponer de acceso directo desde la vía pública o independiente del de dichas viviendas, de modo que no podrá servir de paso ni tener comunicación directa con ninguna vivienda. Quedan exceptuadas de estas prescripciones las edificaciones unifamiliares.

c) La altura libre en edificios de uso exclusivo será de 2,70 m cuando se trate de edificios de nueva planta; en los casos de rehabilitaciones o reforma se podrá reducir hasta 2,50 m. En edificios no exclusivos las alturas libres serán las especificadas para la zona, con un mínimo de 2,50 m en todo caso, incluso en las plantas bajo rasante.

d) El ancho mínimo de las escaleras interiores de los locales de oficinas será de 1 m para las Categorías 1.ª y 2.ª y de 1,20 m para el resto.

e) Los locales de oficinas dispondrán de los siguientes cuartos de aseo mínimos:

— Dispondrán de un retrete y un lavabo, por cada 100 m². Por cada fracción superior a 100 m² de más contará con otro retrete y lavabo, separándose en este caso para cada uno de los sexos.

— Los aseos no comunicarán directamente con el resto de locales, debiendo contar con un vestíbulo de independencia.

— Para las oficinas encuadradas en la Rúbrica 648 del CNAE, se permitirá concentrar los servicios en una única unidad de superficie equivalente a la suma de los servicios individuales de cada uno de ellos.

g) Para el resto de las condiciones no reguladas específicamente, se cumplirá lo establecido en la normativa de aplicación para las viviendas.

Artículo 198.—Dotación de aparcamiento.

1. Sin perjuicio del cumplimiento de lo estipulado en el artículo 177.2 del ROTU, referente a la dotación mínima de aparcamiento, en Suelo Urbano Consolidado, los locales de oficina dispondrán de una plaza de aparcamiento por cada 50 m² construidos. No obstante, se consideran excluidos de esta obligación aquellos locales de superficie igual o inferior a los 250 m². Dichas plazas podrán estar en el mismo edificio o en espacios libres de edificación situados a menos de 100 m de los locales.

Sección 5. Uso de garaje-aparcamiento

Subsección 5A. Definición y clasificación

Artículo 199.—Definición.

1. Se denomina garaje-aparcamiento a todo espacio destinado a la estancia de vehículos a motor, incluyéndose en este uso los locales de paso, espera, así como los depósitos de venta de vehículos.

Artículo 200.—Categorías.

a) Categoría 1.ª: Anexo a vivienda unifamiliar (sótano o planta baja), para uso exclusivo de la misma.

b) Categoría 2.ª: De superficie inferior a 600 m² y hasta 30 plazas.

c) Categoría 3.ª: De 600 a 2000 m² de superficie y hasta 100 plazas.

d) Categoría 4.ª: De más de 2000 m² de superficie y 100 plazas.

Artículo 201.—Situaciones.

a) Situación 1.ª: anexo a la vivienda.

b) Situación 2.ª: Planta semisótano o sótano de agrupaciones de viviendas unifamiliares.

c) Situación 3.ª: Planta baja, semisótano o sótano de edificios de vivienda colectiva o destinados a otros usos.

d) Situación 4.ª: Espacios libre de edificación.

e) Situación 5.ª: Edificios exclusivos.

Subsección 5B. Condiciones de los edificios y locales

Artículo 202.—Acceso de vehículos, vías interiores y plazas de aparcamiento.

1. El área de acceso al aparcamiento, vías interiores de circulación y áreas de aparcamiento, así como sus dotaciones e instalaciones estarán a lo dispuesto en el artículo 3.2 del Decreto 39/1998.

2. En cualquier caso, el número de plazas no podrá exceder del correspondiente a 20 m² por vehículo, a cuyo fin se señalarán en el pavimento los emplazamientos y pasillos de acceso de vehículos, señalización que figurará en los planos de los proyectos que se presenten al solicitar la concesión de la licencia.

3. Salvo en el caso de viviendas unifamiliares, se prohíbe el establecimiento de garajes-aparcamiento individuales con vados para reservar el acceso directo desde la vía pública, inutilizando ésta a efectos de aparcamiento público. Salvo en la excepción antedicha, los accesos con vado sólo serán posibles para el servicio de garajes de al menos 5 plazas.

4. En relación con lo anterior, se autoriza la mancomunidad de garajes-aparcamiento entre distintos propietarios, con el fin de reducir al mínimo el número de accesos. Les serán de aplicación las condiciones que resulten de la capacidad total equivalente.

Artículo 203.—Acceso de peatones.

1. Los garajes-apacamientos hasta la Categoría 2.ª (30 plazas) podrán utilizar el portal del inmueble cuando su uso sea exclusivamente para los vecinos del edificio, en cuyo caso el portal tendrá una anchura mínima de 5 m.

2. Para las Categoría 3.ª y 4.ª, será obligatoria la existencia de accesos para peatones separados del acceso de vehículos y con un ancho mínimo de 1 m. El número y construcción de estos accesos cumplirá las especificaciones del Código Técnico de la Edificación (CTE DB-SI).

Artículo 204.—Iluminación y ventilación.

1. En lo relativo a condiciones de iluminación, se estará a lo dispuesto en la legislación vigente. El modelo de aparatos y mecanismos eléctricos será tal que quede garantizada su idoneidad frente a la humedad y el fuego. Los locales cerrados dispondrán de bloques autónomos para el alumbrado de emergencia en número suficiente como para señalizar perfectamente los recorridos de evacuación de los locales.

2. La ventilación, natural o mecánica, estará proyectada con suficiente amplitud para impedir la acumulación de vapores o gases nocivos, siendo de aplicación las prescripciones del Código Técnico de la Edificación.

Sin perjuicio de lo dispuesto en el Código Técnico de la Edificación, la ventilación se hará por patios o chimeneas, construidas con elementos resistentes al fuego, que sobrepasarán 1 m la altura máxima permitida por las Ordenanzas Municipales. Dichas instalaciones se alejarán 15 m de cualquier hueco o abertura de las construcciones colindantes y, si desembocan en lugares de uso o acceso al público, tendrán una altura mínima desde la superficie de 2.50 m, debiendo estar protegidas horizontalmente en un radio de 2.50 m.

3. Se entiende por ventilación natural aquélla en la que la renovación del aire se produce exclusivamente por la acción del viento o por la existencia de un gradiente de temperaturas entre el punto de entrada y el de salida.

4. Se entiende por ventilación mecánica aquélla en la renovación del aire se produce por el funcionamiento de aparatos electro-mecánicos dispuestos a tal efectos. Ambas modalidades pueden compatibilizarse en la llamada ventilación híbrida.

Artículo 205.—Aseos.

1. Los garajes-aparcamientos públicos de la Categoría 3.ª dispondrán de un inodoro con lavabo. En la Categoría 4.ª dispondrán de un inodoro con lavabo para cada sexo de forma independiente.

Artículo 206.—Evacuación de aguas residuales.

1. En los locales destinados a garaje en los que se compatibilicen actividades de guarda de vehículos con actividades en las que se produzca manejo de aceites y combustibles, será obligatoria la instalación de sumideros sifónicos, así como cámara separadora de grasas. En caso de instalación de bombas, éstas comunicarán con una arqueta de rotura de carga.

Artículo 207.—Protección contra incendios.

1. El proyecto estará a lo dispuesto en el Código Técnico de la Edificación y en las Ordenanzas Municipales.

2. Todos los elementos constructivos serán resistentes al fuego, no pudiendo dejarse elementos metálicos parciales sin la correspondiente protección ignífuga. Cuando el garaje forme parte de una edificación con otros usos, deberá estar aislado del resto de la edificación o fincas colindantes por paredes y forjados altamente resistentes al fuego y con aislamiento acústico de 50 dB, y estará desprovisto de huecos de comunicación con patios o locales destinados a otros usos. Sólo podrá comunicarse con la escalera o ascensor del inmueble cuando disponga de un vestíbulo de aislamiento con puertas metálicas de cierre automático.

Artículo 208.—Aparcamiento de vehículos industriales.

1. En las Categorías 1.ª, 2.ª, 3.ª y 4.ª sólo se permitirá el acceso y estancia de vehículos ligeros hasta 1500 kg.

2. Las condiciones particulares de los aparcamientos de vehículos industriales de mayor capacidad, destinados al transporte de mercancías o de viajeros, estarán reguladas por las Ordenanzas municipales que al respecto se dicten.

Artículo 209.—Actividades complementarias.

1. Como anejos a los garajes-aparcamientos se autorizan talleres de reparación de automóviles, siempre que su potencia instalada no sea superior a 5kW. No obstante, se prohíben las reparaciones ruidosas, especialmente el trabajo de chapista y la prueba de motores, en todas las Situaciones. Para la instalación de dispositivos de carga de baterías se requerirá que el local esté aislado del resto del garaje y disponga de ventilación suficiente.

2. En el interior de los locales de garaje-aparcamiento, se prohíbe la instalación de estaciones de lavado y engrase así como de surtidores de gasolina.

Sección 6. Uso de industria

Subsección 6A. Definición y clasificación

Artículo 210.—Definición.

1. Se incluyen en este uso los establecimientos dedicados al conjunto de operaciones que se ejecutan para la obtención y transformación de primeras materias, así como su preparación para posteriores transformaciones, incluido el envasado, transporte y distribución. Se incluyen también los “almacenes” comprendiendo como tales los espacios destinados a la guarda, conservación y distribución de productos naturales, materias primas o artículos manufacturados, sin servicio de venta directa al público.

2. La instalación de industrias insalubres y nocivas conforme a la clasificación del Decreto 2414/1961, de 30 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de Actividades, Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas, estará subordinada a la instalación de medidas correctoras que aseguren el cumplimiento de los límites establecidos en la legislación sectorial.

Sin perjuicio de lo expuesto, el PGO podrá delimitar ámbitos de actuación expresamente destinados a industria limpia, teniendo, dentro de los mismos, los usos industriales no subsumibles dentro de esta categorización, la condición de prohibidos.

Artículo 211.—Categorías y situaciones.

1. Dentro del Uso Industrial, se prevén las siguientes tipologías.

a) Categoría 1.ª: Artesanías y pequeñas industrias y talleres no molestos para las viviendas, de menos de 150 m² de superficie y 10 kW de potencia máxima instalada.

b) Categoría 2.ª: Pequeñas industrias y talleres de servicio de hasta 300 m² de superficie y 15 kW de potencia máxima.

c) Categoría 3.ª: Almacén Industrial.

d) Categoría 4.ª: Pequeña y Mediana Industria.

e) Categoría 5.ª: Gran Industria.

2. Dichas categorías se podrán compatibilizar con las siguientes situaciones en los términos previstos en cada Zona de Ordenanza:

a) Situación 1.ª: Planta baja de edificios de viviendas o anejos a vivienda unifamiliar.

b) Situación 2.ª: Planta baja de edificios de vivienda colectiva o destinados a otros usos distintos del de vivienda.

c) Situación 3.ª: Zonas o polígonos de uso característico industrial.

Artículo 212.—Definición de las distintas categorías.

1. Industrias Compatibles con Uso Residencial: Son aquellas actividades, definidas dentro de las Categorías 1.ª y 2.ª, que no producen molestias para la vivienda o el resto de usos urbanos, o cuyos efectos nocivos pueden ser corregidos de acuerdo con la legislación específica, y que resultan necesarios para dar servicio a la zona en que se ubican.

Comprende las actividades artesanales, los almacenes de materias inocuas, los talleres, los servicios técnicos de reparación, las industrias de transformación, los mayoristas de comercialización, etc.

Pueden emplazarse en plantas inferiores de edificios con otro uso o en edificios independientes.

Sin perjuicio de la tramitación del correspondiente expediente de actividad, cumplirán con la legislación aplicable en materia de aislamiento acústico respecto de los predios colindantes.

2. Pequeña y Mediana Industria: Son aquellas actividades clasificadas por el Reglamento de Actividades, no susceptibles de inclusión en el apartado anterior por la imposibilidad de corregir sus efectos negativos.

Se considera Mediana Industria la que se desarrolla en parcelas de más de 2.000 m², y Pequeña Industria la que se sitúa sobre parcelas entre 200 y 2.000 m².

Sólo podrán autorizarse en Suelo Urbano de Uso Industrial, cualquiera que sea su superficie o potencia. Incluye las instalaciones de almacenamiento de chatarra y vehículos de desguace.

Las condiciones generales que regulan el uso son:

a) A los efectos de la aplicación de las determinaciones que hagan referencia a la superficie de producción o almacenaje, esta dimensión se entenderá como la suma de la superficie útil de todos los locales destinados a la actividad productiva o de almacén, así como aquellos vinculados de forma directa a dichas actividades; quedarán excluidas expresamente las superficies destinadas a oficinas, exposición de productos, venta y aparcamiento.

b) Los locales de producción o almacenaje en que se dispongan puestos de trabajo tendrán al menos un volumen de 12 m³ por trabajador.

c) En zonas de uso característico distinto al industrial, cualquier nuevo edificio entre medianerías destinado a uso industrial dispondrá los muros de separación con los colindantes no industriales, a partir de los cimientos, dejando un espacio libre medio de 15 cm, con un mínimo de 5 cm, no teniendo contacto con los edificios vecinos excepto en las fachadas, donde se dispondrá el aislamiento conveniente.

d) Los locales contarán con aseos independientes para cada sexo, con un retrete, un lavabo y una ducha para cada 20 trabajadores o fracción superior a 10, y por cada 1.000 m² de superficie de producción o almacenaje o fracción superior a 500 m².

e) Cuando la superficie de producción o almacenaje supere los 500 m² la instalación dispondrá de una zona exclusiva para carga y descarga en el interior de la parcela, dentro o fuera del edificio, de tamaño suficiente para estacionar un camión de tamaño medio.

f) Se permite la vinculación a cada actividad de una vivienda destinada al promotor, para vigilancia o mantenimiento, siempre que su superficie no supere el 10% de la superficie construida total y cumpla las condiciones generales del uso de vivienda.

3. Gran Industria: Se consideran como tales, las industrias que necesitan de gran superficie de implantación y son susceptibles de producir elementos contaminantes.

También se incluyen las instalaciones industriales que no se limitan al interior de una nave, sino que funcionan como un complejo de instalaciones con diversidad de usos y cometidos, con sus propias circulaciones y calles interiores, unificando todo ello por pertenecer a una misma empresa y bajo proceso productivo principal único Cumplirán los requisitos y condiciones exigidas por la legislación específica de la actividad, y demás normativa sectorial o general que les sea de aplicación.

No podrán situarse a menos de 1.000 m de cualquier núcleo habitable o de 250 m de la vivienda más próxima, salvo que la CUOTA permita acortar estas distancias en casos de especial condición justificada.

Deberán crear barreras arboladas de 25 m de anchura en todo el perímetro de los terrenos, como pantallas de protección anticontaminante.

Subsección 6B. Condiciones de los edificios y locales

Artículo 213.—Calificación de la actividad.

1. Para la clasificación de las actividades como molestas, insalubres, nocivas o peligrosas, se estará a lo dispuesto en el RAMINP con respeto, en todo caso, a las presentes Normas.

Artículo 214.—Dotación de aparcamiento.

1. Será de obligado cumplimiento lo estipulado en el artículo 177.2 del ROTU, referente a la dotación mínima de aparcamiento.

Artículo 215.—Accesos.

1. Los usos industriales que compartan edificio con otros usos deberán disponer de accesos independientes del de aquellos, cuya escalera común no podrán utilizar para el acceso a la planta primera si estuviera ocupada por uso industrial.

2. Los usos industriales situados en naves o edificios independientes deberán cumplir las siguientes condiciones:

a) Los aparcamientos y operaciones de carga y descarga de mercancías deberán resolverse en el interior del edificio o parcela, para lo cual deberán disponer de una zona de carga y descarga, a la cual tengan acceso todos los locales destinados a almacén o industria y con capacidad suficiente para una plaza de turismo por cada 100 m² de superficie construida, así como una plaza para vehículo industrial por cada 2000 m² de nave (o fracción) y un acceso que permita la entrada o salida de los vehículos sin maniobras sobre la vía pública.

b) Los accesos deberán ubicarse en calles de anchura entre alineaciones no menor de 10 m.

c) El acceso de vehículos industriales será exclusivo e independiente del de personal hasta la línea de fachada.

3. Sin perjuicio de del cumplimiento de lo estipulado en el artículo 177.2 del ROTU, referente a la dotación mínima de aparcamiento.

Artículo 216.—Tratamiento de la parcela.

1. Las parcelas en que se sitúen naves o edificios independientes de uso industrial deberán cumplir las siguientes condiciones:

a) Los cerramientos a los linderos se realizarán, preferentemente, con elementos vegetales de baja altura. Cuando sea necesario por motivos de seguridad, se permitirán cerramientos de otro tipo, siempre que no superen los 2 m de altura total, con una base maciza de 0,50 m, siendo el resto visualmente permeable.

b) Se urbanizará la parte de la parcela no ocupada por la edificación u otros elementos propios de la actividad.

Artículo 217.—Iluminación y ventilación.

1. Los locales industriales en los que se sitúen puestos de trabajo fijos no podrán ubicarse en plantas sótano o carentes de iluminación natural, debiendo cumplir en cuanto a iluminación y ventilación, las condiciones señaladas para el uso de garaje-aparcamiento en el artículo 204 de estas Normas.

Artículo 218.—Protección contra incendios.

1. La compartimentación en sectores de incendio, así como las medidas de protección a aplicar, serán las establecidas por la normativa sectorial aplicable al efecto2.

Artículo 219.—Residuos.

1. Los residuos que por su naturaleza, una vez tratados, no sean susceptibles de vertido a la red de saneamiento, se almacenarán en contenedores cerrados, controlándose regularmente su estado de forma que se garantice su carácter estanco y diferenciando los de residuos especiales, semisólidos y líquidos.

2. No se admitirá la acumulación ni el vertido de residuos, escombros o desechos industriales en los espacios públicos no señalizados para ese fin, ni en los espacios libres de las parcelas. Deberán disponerse contenedores de recogida de residuos sólidos en todas y cada una de las parcelas, con capacidad suficiente para admitir los desechos producidos por cada empresa. Estos contenedores garantizarán la estanqueidad, estando correctamente etiquetados: tipo de residuo, composición, origen, cantidad y fecha, riesgos específicos, incompatibilidad con otros residuos.

Artículo 220.—Actividades en edificios con otros usos.

1. En instalaciones industriales compatibles con otros usos, residenciales o no, que compartan su mismo edificio, se cumplirán las condiciones siguientes:

a) No se realizarán operaciones que precisen la fusión de metales o procesos electrolíticos que puedan desprender gases, vapores, humos, polvo o vahos, salvo que estos sean recogidos y expulsados al exterior por chimenea de características reglamentarias tras la eliminación de su posible toxicidad.

b) La instalación de maquinaria será tal que no se originen vibraciones ni radiaciones ionizantes que se transmitan al exterior superando los parámetros máximos señalados en los Artículos 119 y 120 de estas Normas.

Sección 7. Uso de servicios hoteleros

Artículo 221.—Definición.

1. Corresponde este uso a edificios, locales o instalaciones abiertos al público, temporalmente o de modo continuado, destinados a proporcionar hospedaje o residencia, mediante precio, a las personas que lo demanden con o sin prestación de otros servicios complementarios.

Artículo 222.—Modalidades.

1. Atendiendo a lo dispuesto en la Ley 7/2001 de Turismo del Principado de Asturias3, se establecen las siguiente modalidades:

a) Modalidad 1: Establecimientos hoteleros: hoteles, hoteles-apartamento y pensiones.

b) Modalidad 2: Apartamentos turísticos.

c) Modalidad 3: Albergues turísticos.

Artículo 223.—Niveles.

1. A efectos de estas Normas, con independencia de cualquier otra que establezca la legislación sectorial vigente, se establece la siguiente clasificación:

a) Nivel 1: De hasta 10 dormitorios.

b) Nivel 2: De 11 a 30 dormitorios.

c) Nivel 3: De más de 30 dormitorios.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

Artículo 224.—Situaciones.

a) Situación 1.ª: Edificios de vivienda.

b) Situación 2.ª: Edificios de otro uso distinto del de vivienda.

c) Situación 3.ª: Edificios independientes.

Artículo 225.—Condiciones de los edificios y locales hoteleros.

1. Los edificios y locales de uso hotelero deberán cumplir las condiciones especificadas para el uso de vivienda y cuantas determine la normativa sectorial vigente.

2. Las actividades complementarias se sujetarán a las condiciones que se establezcan para cada uso específico.

Artículo 226.—Dotación de aparcamiento.

1. Sin perjuicio de del cumplimiento de lo estipulado en el artículo 177.2 del ROTU, referente a la dotación mínima de aparcamiento, en Suelo Urbano Consolidado se establecerá una plaza de aparcamiento por dormitorio o por cada 50 m² construidos o fracción. Dichas plazas podrán situarse en el mismo edificio o en espacio libre de edificación de la parcela vinculada al uso hotelero.

2. Las condiciones señaladas en el apartado anterior no serán exigibles para el Nivel 1.

Sección 8. Uso socio-cultural y de espectáculos

Artículo 227.—Definición.

1. Comprende las instalaciones y construcciones dedicadas al fomento de la cultura, como casas de cultura, bibliotecas, salas de lectura, museos, salas de exposiciones, ateneos, asociaciones de vecinos, centros sociales, así como los locales destinados de modo permanente o principal al desarrollo de actividades socio-culturales de recreo y de prestación de servicios públicos de interés social, tales como representaciones, interpretaciones o exhibición al público de tipo teatral, musical, cinematográfica, etc.

Artículo 228.—Categorías.

a) Categoría 1.ª: Hasta 250 espectadores.

b) Categoría 2.ª: Entre 250 y 1.000 espectadores.

c) Categoría 3.ª: Más de 1.000 espectadores.

d) Categoría 4.ª: Establecimientos para espectáculos al aire libre.

Artículo 229.—Situaciones.

a) Situación 1.ª: Planta baja de edificios de vivienda.

b) Situación 2.ª: Edificios de otro uso distinto del de vivienda.

c) Situación 3.ª: Edificios independientes.

d) Situación 4.ª: Al aire libre.

Artículo 230.—Condiciones de los edificios y locales de espectáculos.

1. Los edificios y locales destinados a este uso deberán cumplir las condiciones especificadas en la Ley 8/2002 del Principado de Asturias de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas4 para los edificios y locales de aforo equivalente y cuantas otras condiciones determine la legislación sectorial vigente.

2. Las actividades complementarias se sujetarán a las condiciones que se establezcan para cada uso específico.

Artículo 231.—Dotación de aparcamiento.

1. Sin perjuicio de del cumplimiento de lo estipulado en el artículo 177.2 del ROTU, referente a la dotación mínima de aparcamiento, en Suelo Urbano Consolidado, se establecerá una plaza de aparcamiento por cada 50 m² construidos o fracción. Dichas plazas podrán situarse en el mismo edificio o en los espacios libres de edificación de la parcela vinculada al uso socio-cultural y de espectáculos principal.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

Sección 9. Uso de reunión y recreo

Artículo 232.—Definición.

1. Comprende este uso los locales y espacios destinados al público para el desarrollo de la vida de relación y el recreo: casinos, bingos, salas de fiestas, discotecas, restaurantes, cafés, bares, tabernas, kioscos, terrazas y similares.

Artículo 233.—Categorías.

a) Categoría 1.ª: Locales cerrados hasta 250 m².

b) Categoría 2.ª: Locales cerrados de 250 a 500 m².

c) Categoría 3.ª: Locales cerrados de 500 a 2000 m².

d) Categoría 4.ª: Al aire libre.

e) Categoría 5.ª: Locales independientes o agrupaciones de más de 2.000 m².

Artículo 234.—Situaciones.

a) Situación 1.ª: Planta baja de edificios de vivienda.

b) Situación 2.ª: Edificios de otro uso distinto del de vivienda.

c) Situación 3.ª: Edificios independientes.

d) Situación 4.ª: Espacios libres de edificación.

Artículo 235.—Condiciones de los edificios y locales.

1. Los edificios y locales destinados a este uso deberán cumplir las condiciones especificadas en el RGPEP para los edificios y locales de aforo equivalente y cuantas otras condiciones determine la legislación sectorial vigente.

2. Las actividades complementarias se sujetarán a las condiciones que se establezcan para cada uso específico.

3. Sólo podrá situarse este uso en plantas bajo rasante (sótano y semisótano) cuando estén unidas al uso en práctica en la planta baja del edificio, y esta suponga al menos el 50% de la superficie de la planta bajo rasante, y se cumpla con lo parámetros establecidos en la correspondiente normativa sectorial que se encuentre en vigor.

Artículo 236.—Dotación de aparcamiento.

1. Sin perjuicio de del cumplimiento de lo estipulado en el artículo 177.2 del ROTU, referente a la dotación mínima de aparcamiento, en Suelo Urbano Consolidado, para los edificios o locales de la Categoría 3.ª, se establecerá una plaza de aparcamiento por cada 50 m² construidos o fracción. Dichas plazas podrán estar en el mismo edificio o en espacio libre de edificación dentro de la parcela vinculada al uso principal.

2. Quedarán exceptuados de lo dispuesto en el apartado anterior, aquellos inmuebles ubicados en SU consolidado, que hayan sido rehabilitados con el fin de reutilizarlos hacia este uso.

Sección 10. Uso educativo

Artículo 237.—Definición.

1. Comprende las edificaciones destinadas a la docencia o investigación, en todos sus grados, niveles y especialidades, públicas o privadas, tales como guarderías, colegios, institutos, escuelas-taller, universidades, centros de enseñanzas especializadas, etc.

Artículo 238.—Categorías.

a) Categoría 1.ª: Centros académicos de menos de 50 alumnos.

b) Categoría 2.ª: Centros académicos de más de 50 alumnos.

c) Categoría 3.ª: Centros de educación infantil, Primaria, Secundaria, Formación Profesional, educación especial, o de investigación, oficiales o privados, museos, bibliotecas, etc.

Artículo 239.—Situaciones.

a) Situación 1.ª: Planta baja y primera de edificios de vivienda.

b) Situación 2.ª: Edificios de otro uso distinto del de vivienda.

c) Situación 3.ª: Edificios independientes.

Artículo 240.—Condiciones de los edificios y locales.

1. Cumplirán las condiciones que fijen las disposiciones vigentes y en su caso, las de oficinas que les fueran de aplicación.

Artículo 241.—Dotación de aparcamiento.

1. Sin perjuicio de del cumplimiento de lo estipulado en el artículo 177.2 del ROTU, referente a la dotación mínima de aparcamiento, en Suelo Urbano Consolidado, en los edificios de nueva construcción se establecerá una plaza de aparcamiento por cada 100 m² edificados, en el mismo edificio o en espacio libre de edificación dentro de la parcela vinculada al uso principal.

Sección 11. Uso deportivo

Artículo 242.—Definición.

1. Se incluyen los lugares o edificios acondicionados para la práctica, enseñanza o exhibición de los ejercicios de cultura física y deportes, tales como polideportivos, gimnasios, canchas deportivas, vestuarios, almacenes, escuelas deportivas, clubes deportivos, piscinas, etc. con edificación importante respecto de la superficie acondicionada.

2. Se incluyen en este artículo la urbanización de espacios libres para la delimitación de campos y pistas deportivas, que pueden acompañarse con pequeñas edificaciones imprescindibles para aseos, vestuarios, quioscos, etc.

3. Uso referido a las actividades acuáticas de baño, remo, vela, pesca, etc. con excepción de las embarcaciones a motor (salvo las necesarias para auxilio o servicio público) en ríos y embalses, incluye también el acondicionamiento de zonas puntuales de la ribera para servicios complementarios (embarcaderos, rampas de varada, etc.) y la construcción de edificaciones auxiliares de escasa entidad al servicio de la actividad.

4. Queda expresamente prohibido el acceso a espacios deportivos cubiertos, que se sitúen en edificios con otro uso, desde el espacio comunitario de los mismos. El acceso se producirá directamente desde la vía pública.

Artículo 243.—Categorías.

a) Categoría 1.ª: Deporte sin espectadores.

b) Categoría 2.ª: Hasta 100 espectadores.

c) Categoría 3.ª: Entre 100 y 500 espectadores.

d) Categoría 4.ª: De más de 500 espectadores.

Artículo 244.—Situaciones.

a) Situación 1.ª: Planta baja de edificios de vivienda.

b) Situación 2.ª: Edificios de otro uso distinto del de vivienda.

c) Situación 3.ª: Edificios independientes.

d) Situación 4.ª: Al aire libre.

Artículo 245.—Condiciones de los edificios y locales.

1. Cumplirán las condiciones fijadas por las disposiciones vigentes en materia de reglamentación deportiva, y para los de la Categoría 2.ª, las condiciones fijadas en el RGPEP y sus criterios interpretativos recogidos en Circular del Ministerio del Interior de 11 de mayo de 1984 para los edificios y locales de aforo equivalente.

Artículo 246.—Condiciones de acceso.

1. Queda expresamente prohibido el acceso a espacios deportivos cubiertos, que se sitúen en edificios con otro uso, desde el espacio comunitario de los mismos. El acceso se producirá directamente desde la vía pública.

Artículo 247.—Dotación de aparcamiento.

1. Sin perjuicio de del cumplimiento de lo estipulado en el artículo 177.2 del ROTU, referente a la dotación mínima de aparcamiento, en Suelo Urbano Consolidado, en Categoría 3.ª, en los edificios de nueva construcción se establecerá una plaza de aparcamiento por cada 50 m² edificados, en planta sótano o en espacio libre de edificación dentro de la parcela vinculada al uso principal.

Sección 12. Uso sanitario-asistencial

Artículo 248.—Definición.

1. Corresponde a las instalaciones como hospitales, dispensarios, clínicas de urgencia, consultorios particulares, etc, destinados al reconocimiento médico y tratamiento accidental o periódico de enfermos y otras modalidades de asistencia asimiladas.

Artículo 249.—Categorías.

a) Categoría 1.ª: Clínicas veterinarias de menos de 250 m² y sin internamiento de animales.

b) Categoría 2.ª: Clínicas veterinarias de más de 250 m² o con internamiento de animales.

c) Categoría 3.ª: Clínicas de medicina humana, de urgencia o de consulta externa, centros asistenciales sin internamiento.

d) Categoría 4.ª: Hospitales, clínicas y otros establecimientos sanitario-asistenciales con internamiento.

e) Categoría 5.ª: Residencias de ancianos y centros gerontológicos incardinados dentro de la categoría de centros polivalentes de recursos5.

Artículo 250.—Situaciones.

a) Situación 1.ª: Planta baja y primera de edificios de vivienda.

b) Situación 2.ª: Edificios de otro uso distinto del de vivienda.

c) Situación 3.ª: Edificios independientes.

Artículo 251.—Condiciones de los edificios y locales.

1. Cumplirán las condiciones que fija la legislación vigente y, en su caso, las aplicables al Uso de Oficinas.

Artículo 252.—Dotación de aparcamiento.

1. Sin perjuicio de del cumplimiento de lo estipulado en el artículo 177.2 del ROTU, referente a la dotación mínima de aparcamiento, en Suelo Urbano Consolidado, en categorías 2.ª, 3.ª, 4.ª y 5.ª, se establecerá una plaza de aparcamiento por cada 50 m² construidos o fracción. Dichas plazas podrán estar en el mismo edificio o en espacio libre de edificación dentro de la parcela vinculada al uso principal.

2. No obstante, y en atención a las circunstancias propias de la zona en la que se encuentre ubicado, el Ayuntamiento, podrá, de forma motivada, eximir de la anterior obligación cuando el establecimiento en cuestión se prevea en un edificio ya consolidado.

Sección 13. Uso religioso

Artículo 253.—Definición.

1. Corresponde a los edificios destinados al culto religioso público o privado.

Artículo 254.—Categorías.

a) Categoría 1.ª: Locales destinados exclusivamente al culto y reunión, con capacidad hasta 100 personas.

b) Categoría 2.ª: Centros destinados al culto y reunión con capacidad superior a 100 personas.

Artículo 255.—Situaciones.

a) Situación 1.ª: Planta baja de edificios de vivienda o de otro uso distinto del de vivienda.

b) Situación 2.ª: Edificios independientes.

Artículo 256.—Condiciones de los edificios y locales.

1. Cumplirán las condiciones que emanen de la legislación vigente, y de forma supletoria, lo dispuesto para edificios de Uso Socio-Cultural y de espectáculos de aforo equivalente.

Artículo 257.—Condiciones de acceso. Dotación de aparcamiento.

1. Quedan expresamente prohibidos aquellos locales de congregación cuyo acceso no se produzca directamente desde la vía pública o, en su defecto, desde espacios de idéntico uso directamente conectados con dicha vía pública.

2. Sin perjuicio de del cumplimiento de lo estipulado en el artículo 177.2 del ROTU, referente a la dotación mínima de aparcamiento, en Suelo Urbano Consolidado, para los edificios o locales de la Categoría 2.ª se establecerá una plaza de aparcamiento por cada 50 m² construidos o fracción. Dichas plazas podrán estar en el mismo edificio o en espacio libre de edificación dentro de la parcela vinculada al uso principal.

Sección 14. Uso estaciones de transporte público

Artículo 258.—Definición.

1. Corresponde a edificaciones e instalaciones, públicas o privadas, destinadas a la recepción y emisión de tráfico destinado al transporte público de pasajeros. Se incluyen en esta categoría las estaciones de ferrocarril, de autobuses y demás de análoga naturaleza.

Artículo 259.—Categorías.

a) Categoría 1.ª: Estaciones de transporte público de tráfico rodado.

b) Categoría 2.ª: Estaciones de transporte público de tráfico ferroviario.

c) Categoría 3.ª: Estaciones conjuntas de transporte público de tráfico rodado y ferroviario.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

Artículo 260.—Situaciones.

a) Situación 1.ª: Planta baja y primera de edificios de otro uso distinto del de vivienda.

c) Situación 2.ª: Edificios independientes.

Artículo 261.—Condiciones de los edificios y locales. Dotación de aparcamiento.

1. Los edificios y locales cumplirán las condiciones que fija la legislación vigente y, en su caso, las aplicables al Uso Terciario.

2. Sin perjuicio de del cumplimiento de lo estipulado en el artículo 177.2 del ROTU, referente a la dotación mínima de aparcamiento, en Suelo Urbano Consolidado, en categorías 2.ª, 3.ª, 4.ª y 5.ª, se establecerá una plaza de aparcamiento por cada 50 m² construidos o fracción. Dichas plazas podrán estar en el mismo edificio o en espacio libre de edificación dentro de la parcela vinculada al uso principal.

No obstante, y en atención a las circunstancias propias de la zona en la que se encuentre ubicado, el Ayuntamiento, podrá, de forma motivada, eximir de la anterior obligación cuando el establecimiento en cuestión se prevea en un edificio ya consolidado.

Sección 15. Usos recreativos en espacios libres

Artículo 262.—Definición.

1. Son aquellos usos propios de los espacios libres públicos o privados, destinados al ocio y entretenimiento ciudadano, de titularidad generalmente pública que tienen por objeto satisfacer las actividades vinculadas al disfrute del espacio libre.

Artículo 263.—Jardines urbanos y áreas de juegos.

1. Comprende los de espacios urbanos con condiciones para la plantación de especies vegetales o pavimento apropiado, las pequeñas construcciones para aseos, quioscos, escenarios al aire libre, juegos para niños que reúnan condiciones de seguridad, etc. Deberán poseer condiciones apropiadas para la plantación de especies vegetales y tener asegurado su adecuado soleamiento en relación con la posible edificación circundante.

2. Se incluirán preferentemente dentro áreas de Espacios Libres, y se podrán instalar quioscos de música, teatros al aire libre, pistas de baile, juegos para niños que reúnan las condiciones necesarias de seguridad, pequeños puestos de artículos para niños, periódicos, bebidas, pájaros, flores, plantas y tabacos, oficinas vinculadas al uso de la zona, salas de reunión, pabellones de exposición, e instalaciones de servicio, tales como almacenes de útiles de jardinería y limpieza, invernaderos y servicios de aseo.

3. En ningún caso, la edificación perjudicará ni limitará el disfrute del parque, ni la calidad de la jardinería, ni las vistas. La ocupación por la edificación no podrá superar el límite del 5% de la superficie de cada zona, salvo lo dispuesto en la ordenanza particular.

4. La altura máxima no rebasará los 4 m al alero y 8 m a la cumbrera o una planta, salvo en aquellos elementos singulares cuyo diseño o normativa específicos lo exijan. La construcción se integrará en el entorno prevaleciente, el empleo de tipologías y materiales tradicionales. Su regulación a efectos de diseño deberá ajustarse a lo establecido en la Ley 5/1995, de 6 de abril, de Promoción de la Accesibilidad y Supresión de Barreras.

Artículo 264.—Áreas peatonales.

1. Deberán de constituir una red de características y extensión suficiente para garantizar las comunicaciones no motorizadas dentro del ámbito de actuación y hasta donde sea posible, con las áreas colindantes, en especial facilitando el acceso al equipamiento comunitario.

2. Deberán tener unas características de diseño que permitan a los usuarios su acceso y utilización en condiciones óptimas de seguridad y comodidad.

3. Las intersecciones con la red viaria destinada al tráfico de vehículos, estarán convenientemente señalizadas y controladas.

4. Las aceras deberán tener, en los puntos de cruce de la calzada, el bordillo rebajado, de modo que se facilite el acceso de minusválidos.

5. Las sendas peatonales tendrán un ancho mínimo de 2 m, que permita el paso de los vehículos de mantenimiento.

6. Su regulación a efectos de diseño deberá ajustarse a lo establecido en la Ley 5/1995, de 6 de abril, de Promoción de la Accesibilidad y Supresión de Barreras.

Título III. Suelo Urbano

Capítulo 1. Régimen, gestión y desarrollo del planeamiento en Suelo Urbano

Sección 1. Definición y régimen jurídico

Artículo 265.—Definición y régimen jurídico.

1. Constituyen Suelo Urbano los terrenos que el Plan General de Ordenación (PGO), de acuerdo con el artículo 12 de la Ley del Suelo1 (LS) y 113 del texto refundido de disposiciones legales vigente en materia de ordenación del territorio y urbanismo del Principado de Asturias (TROTU)2, incluye en esta clase por encontrarse en alguno de los supuestos siguientes:

a) Estar ya transformados por contar con acceso rodado, abastecimiento de agua, evacuación de aguas y suministro de energía eléctrica, cuando dichos servicios reúnan las características adecuadas para servir a la edificación que sobre ellos exista o se haya de construir, y en particular cuando tengan la capacidad necesaria para soportar una utilización intensa del suelo. No tendrán la consideración de suelo urbano los predios situados en Núcleos Rurales, aunque posean o lleguen a reunir los citados servicios urbanísticos, ni los terrenos que no están integrados en la malla urbana.

b) Estar ya transformados por contar con acceso rodado, abastecimiento de agua, evacuación de aguas y suministro de energía eléctrica, cuando dichos servicios reúnan las características adecuadas para servir a la edificación que sobre ellos exista o se haya de construir, y en particular cuando tengan la capacidad necesaria para soportar una utilización intensa del suelo. No tendrán la consideración de suelo urbano los predios situados en Núcleos Rurales, aunque posean o lleguen a reunir los citados servicios urbanísticos, ni los terrenos que no están integrados en la malla urbana.

c) Haberse urbanizado en ejecución del planeamiento.

En cumplimiento a la determinación exigida en el artículo 59 del citado TROTU, se define como Suelo Urbano el delimitado expresamente en la documentación gráfica de este Plan.

2. El régimen jurídico del Suelo Urbano es el regulado en el Capítulo Segundo del Título IV del TROTU y Título II de la LS.

Sección 2. Gestión del suelo urbano

Artículo 266.—División del suelo urbano.

1. Atendiendo a su posterior forma de gestión, en el Suelo Urbano se diferencian tres tipos de ordenación:

a) Suelo Urbano Consolidado o de Aplicación Directa.

b) Suelo Urbano no Consolidado.

2. Esta división queda reflejada en los Planos de Clasificación del Suelo y Gestión de este PGO.

Artículo 267.—Suelo urbano consolidado o de aplicación directa.

1. Lo constituyen aquellas zonas ya consolidadas, a priori no sujetas a ningún tipo de planeamiento previo para su desarrollo, ni incluidas en Polígonos o Unidades de Actuación (UA). En estas zonas se da por consolidada su situación catastral y únicamente se llevarán a cabo operaciones aisladas de nueva construcción sobre solares vacantes, o de renovación o sustitución de la edificación existente.

2. Los terrenos incluidos en este tipo tienen la condición de solares y por lo tanto no es necesario otro requisito para la edificación que la obtención de la licencia correspondiente. Si la urbanización de estas zonas no alcanzara los niveles definidos en estas Normas Urbanísticas, será necesaria la redacción de un Proyecto de Urbanización que, en función de la importancia de las obras en él contenidas, podrá constituir un anexo del Proyecto de Edificación y tramitarse simultáneamente o, por el contrario tramitarse, como documento independiente con arreglo a lo señalado en el artículo 195 del TROTU y el 381 del ROTU.

3. Sin perjuicio de lo anterior, el Ayuntamiento de Gozón podrá requerir motivadamente la redacción y tramitación formal de Proyecto de Urbanización, en aquellos casos en que la magnitud o características de las obras de urbanización así lo hiciesen aconsejable.

4. Conforme a lo dispuesto en el artículo 197.3 del TROTU, en los casos en los que fuese necesario completar la urbanización dentro de suelo urbano consolidado, el Ayuntamiento de Gozón, podrá autorizar que estas obras se ejecuten de forma simultánea a la edificación propiamente dicha, siempre y cuando se preste aval o la garantía equivalente fijada por el propio Ayuntamiento, por el importe de las citadas obras. En estos supuestos, el otorgamiento de las licencias necesarias para la primera utilización de lo construido, quedarán supeditadas a la conclusión y recepción por parte del Ayuntamiento de las obras de urbanización.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

El compromiso de urbanizar alcanzará no sólo a las obras que afecten al frente de fachada o fachadas del terreno sobre el que se pretende construir, sino a todas las infraestructuras necesarias para que puedan prestarse los servicios públicos necesarios, tales como red de abastecimiento de aguas, saneamiento, alumbrado público y pavimentación de calzada y aceras, o, en su caso, del espacio funcionalmente equivalente a la acera, hasta el punto de enlace con las redes generales que estén en funcionamiento (artículo 487.2 del ROTU).

5. La definición normativa que se debe cumplir en cada una de ellas, se establece en las Condiciones Particulares de cada Zona de Ordenanza recogidas en el Capítulo 2 de este Título.

6. En el Suelo Urbano de aplicación directa el aprovechamiento urbanístico será el que resulte de la aplicación de las Normas Urbanísticas correspondientes a la Zona de Ordenanza en que se encuentre enclavado, de conformidad con el artículo 118 del TROTU.

7. Al objeto de facilitar la ejecución de la ordenación propuesta en este PGO, podrán llevarse a cabo actuaciones conjuntas mediante la agrupación de diversas parcelas o solares que, requiriendo o no la delimitación de una UA, se desarrollen a través de un Estudio de Detalle o un Proyecto de Obras unitario. La superficie total edificable en este caso será la resultante de sumar la que correspondería a cada parcela por separado.

Artículo 268.—Suelo urbano no consolidado.

1. La ejecución del PGO en el Suelo Urbano no Consolidado requiere la previa delimitación de Unidades de Actuación, de modo que se garanticen los preceptos legales del justo reparto de beneficios y cargas, de cesión de los aprovechamientos que procedan a favor del Ayuntamiento y de la previa o simultánea realización de las obras de urbanización, etc.

2. En el presente PGO se ha delimitado el Suelo Urbano no Consolidado Unidades de Actuación (UA), que se rigen por las especificaciones de su ficha. Son ámbitos para los que se prevé un desarrollo a corto plazo que estimula el estudio pormenorizado que reflejan las fichas individuales recogidas en el anexo 1 de este Plan.

Artículo 269.—Condiciones particulares para el suelo urbano no consolidado.

1. Condiciones de Aprovechamiento Urbanístico: Tanto las condiciones relativas al aprovechamiento urbanístico, como las específicas de su ordenación quedan establecidas de forma pormenorizada en las fichas individuales correspondientes.

2. Otras Condiciones:

a) Cada ámbito de Suelo Urbano no Consolidado, constituye en su conjunto un área de gestión, a efectos de la obtención de los terrenos de cesión obligatoria y gratuita destinado a espacios libres y equipamientos públicos.

b) Delimitación de las unidades de Actuación: La determinación y delimitación de las unidades de Actuación se ajustará al procedimiento señalado en el artículo 358 del ROTU.

Se podrán delimitar UA de ámbito discontinuo al objeto de facilitar la obtención de los terrenos de cesión obligatoria al Ayuntamiento y la equidistribución del resto de las cargas y de los beneficios de la actuación.

El Ayuntamiento podrá establecer un orden de prioridad de unas UA respecto de otras, siempre que se garantice la ejecución de los sistemas viarios y redes de servicios públicos necesarios aún cuando excedan de los necesarios para el servicio del ámbito de la UA en la que actúa.

c) Gestión de las Unidades de Actuación: Se ajustará a lo señalado en el siguiente artículo de estas Normas Urbanísticas, así como a las especificaciones del ROTU.

Las UA serán objeto de gestión y desarrollo único, para lo que generalmente, será preceptiva la redacción y aprobación previa de un Estudio de Detalle que ordenará el volumen edificable respetando los trazados viarios señalados en los Planos de Calificación de este PGO.

Los trazados viarios que figuran en los Planos de Calificación del Suelo designados como estructurantes son vinculantes a los efectos de las determinaciones de los Estudios de Detalle, que podrán completar, en su caso, con aquellas vías interiores que resulten necesarias para proporcionar acceso a las nuevas edificaciones.

Artículo 270.—Regulación según especificaciones de la unidad de actuación.

1. La delimitación de Unidades de Actuación se basa en la consecución de distintos objetivos, que no obstante pueden resumirse en:

a) Ordenación de Zonas del Suelo Urbano aún no totalmente consolidado y en algunos casos carente de los servicios que definen a un solar, en las que es preciso la ordenación de volúmenes, efectuar reparcelaciones, fijar alineaciones, etc.

b) Recualificación de áreas urbanas que cambian de uso o destino.

c) Obtención de suelos públicos para viales y/o equipamientos.

2. A efectos de la gestión, cada Unidad de Actuación constituye un área de gestión individualizada o independiente, que requerirá la aprobación previa de un Estudio de Detalle. No obstante, cuando las características de la ordenación lo permita, podrá redactarse directamente el correspondiente proyecto de edificación, que en este caso contemplará la totalidad del volumen edificable.

Una vez aprobado el Estudio de Detalle y resuelto el reparto de beneficios y cargas, se podrá ejecutar la UA mediante distintos Proyectos de Urbanización siempre que se cumplan las demás determinaciones de estas Normas Urbanísticas.

3. En este Plan se incluyen las fichas individuales de cada Unidad de Actuación, en las que además de delimitar su ámbito se establecen las condiciones particulares para su desarrollo y gestión previa a la concesión de la licencia de edificación. Para aspectos no definidos en las fichas se aplicarán las condiciones de la Zona de Ordenanza a cuyo ámbito pertenezca el de la UA.

4. Cuando la ejecución de la UA implica deberes de cesión, equidistribución de derechos y cargas, urbanización, etc, se entenderán suspendidas las licencias de parcelación y edificación dentro de su ámbito.

5. Las Unidades de Actuación se desarrollarán por el sistema de actuación señalado en su ficha correspondiente, que podrá ser por compensación, cooperación o expropiación.

Cuando se hubiese fijado un sistema de gestión privada y hubieran transcurrido los plazos legalmente establecidos para el cumplimiento de los deberes de cesión, equidistribución y urbanización, sin que dicho cumplimiento se hubiera producido, el Ayuntamiento podrá ordenar el cambio en el mismo, de forma que se asegure el cumplimiento de las previsiones del PGO, con arreglo a lo dispuesto en la legislación urbanística aplicable.

6. Podrán modificarse las UA delimitadas siempre que se garantice la distribución justa entre los propietarios de los beneficios y cargas derivados de las condiciones específicas de su ficha. La modificación no podrá alterar el aprovechamiento medio establecido.

El procedimiento para la modificación será el establecido en el artículo 151 del TROTU, desarrollado por el 358 del ROTU.

7. El proceso de cálculo y fijación del aprovechamiento medio debe ajustarse a la regulación establecida en el artículo 174 del ROTU, es decir, dividiendo la edificabilidad lucrativa homogeneizada total del pológono o unidad de actuiación entre su superficie, una vez descontados los suelos correspondientes a dotaciones públicas ya obtenidas.

El aprovechamiento medio es, pues, la unidad de medida de los derechos de los propietarios incluidos en un polígono o unidad de actuación y el elemento básico de atribución a cada uno de ellos es la superficie de suelo aportada.

8. Corresponderá a los propietarios el 90% del aprovechamiento medio. El aprovechamiento restante corresponde a la Administración urbanística actuante, que no tendrá que contribuir a los costes de urbanización de los terrenos en que se localice ese aprovechamiento. No obstante, los propietarios y la Administración podrán llegar a un acuerdo para que aquéllos adquieran mediante convenio el aprovechamiento urbanístico restante, sustituyéndolo por su equivalente en metálico, en los supuestos en los que éste no sea susceptible de ejecución individualizada, tal como señala el artículo 316 del ROTU. Asimismo, el propietario tendrá derecho de adquisición preferente si la Administración urbanística decidiera enajenar el aprovechamiento urbanístico que le corresponde.

9. En determinados casos señalados en las fichas, la ordenación propuesta en UA puede tener la consideración de operación o actuación de reforma interior, correspondiendo a los propietarios de los terrenos afectados el 100% del aprovechamiento medio.

10. Los propietarios de los terrenos incluidos en cada UA deberán efectuar las cesiones gratuitas de los terrenos que corresponda en cada caso y costear la urbanización de los mismos, tal como establece el artículo 119 del TROTU.

11. De acuerdo con los artículos 170 y 174 del ROTU, se establecen los siguientes coeficientes de homogeneización:

Ver imagen de la disposición

12. El planeamiento de desarrollo podrá disponer coeficientes distintos a los establecidos con carácter general, debiendo justificar, en todo caso, la adaptación de los índices propuestos a la realidad del mercado inmobiliario en un modo concreto. Esta justificación deberá concretarse mediante la presentación de seis transacciones de cada una de las tipologías de las que se quiera variar el coeficiente de homogeneización, formalizadas en escrituras públicas con una antigüedad inferior a tres años.

13. Para superficies edificadas vinculadas a edificaciones construcciones objeto de protección por la LPC se aplicará un porcentaje de reducción del 30% en Protección Integral, de un 20% en Protección Parcial y de un 10% en Ambiental.

14. La superficie de los Sistemas Generales adscritos, carece de aprovechamiento, siendo su adquisición un coste propio del desarrollo del ámbito, lo cual no obsta las disposiciones legales previstas al respecto de la participación en la equidistribución de cargas y beneficios por parte de los propietarios de estos suelos.

Artículo 271.—Suelo urbano regulado según planeamiento en ejecución (API).

1. Comprende áreas que, en el momento de redactar este PGO, donde el Plan General delimita los suelos sometidos a la regulación de planeamiento ya aprobado y cuyo desarrollo se encuentra ejecutado o en vías de ejecución, la ordenación de los cuales se considera compatible con el modelo territorial y urbano propuesto por el Plan General. En sus respectivos ámbitos regirán las especificaciones de dichos planeamientos.

Sección 3. Desarrollo del planeamiento

Artículo 272.—Planes especiales.

1. Los Planes Especiales delimitados en este PGO tendrán por objeto alguno de los definidos en el artículo 67 TROTU, esto es, desarrollar y completar las determinaciones del planeamiento general, sin perjuicio de que, eventualmente, pueda aprobarse planeamiento especial de desarrollo de áreas afectadas por Actuaciones Urbanísticas Concertadas, que pueda abordar la ordenación integral de un espacio específico, previa justificación de la misma según las circunstancias de cada clasificación, sin exclusión conceptual de ninguna de ellas.

2. Se redactarán Planes Especiales de Reforma Interior (PERI) para aquéllos ámbitos cuya reordenación esté prevista por este PGO; así como cuando la reordenación se juzgue conveniente, aún cuando no esté prevista, mientras no contradiga las determinaciones del PGO. En el primer caso, respetando o reajustando si fuera necesario, los ámbitos señalados en el PGO. En el segundo caso, delimitando el ámbito que su finalidad exija. Los PERI se ajustarán a lo dispuesto en el artículo 69 del TROTU, así como en los Artículos 175 y 195 del ROTU.

En el caso concreto del Concejo de Gozón, los PERI delimitados por el PGO serán de iniciativa municipal, debiendo formularse en el plazo máximo de 3 años desde la entrada en vigor del PGO.

3. Cuando en función del estado de desarrollo del área afectada o de la entidad de la actuación, sea necesaria o conveniente la previsión de zonas verdes, espacios libres y/o equipamientos, será obligatoria la redacción y aprobación de un Plan Especial comprensivo de los extremos aludidos.

4. Asimismo podrán redactarse Planes Especiales con las finalidades, determinaciones y documentos señalados en los Artículos 67 del TROTU y 191 a 196 del ROTU.

5. Conforme a lo dispuesto en artículo 342.1 del ROTU, el presente PGO fijará el plazo en el que deberá procederse a la formulación de los Planes Especiales de iniciativa particular. En caso de no señalarse de forma expresa dicho plazo se estará al plazo general máximo de 3 años desde la entrada en vigor el PGO previsto por el ROTU.

Artículo 273.—Estudios de detalle.

1. Cuando, en función del estado de desarrollo del área afectada, sea necesario, para toda o para parte de la misma, completar la previsión general sobre alineaciones, rasantes y distribución de volúmenes, o completar el sistema viario definido en este PGO con vías interiores para proporcionar acceso a los edificios, será obligatoria la redacción y aprobación de un Estudio de Detalle comprensivo de los extremos aludidos. Esta obligación se entenderá aplicable en todo caso, cuando de la entidad de la intervención o de las características de la Ordenanza de aplicación se pudiera deducir más de una alternativa volumétrica que afectase significativamente a la ordenación del entorno. En este caso el Estudio de Detalle tomará como ámbito la superficie completa del entorno afectado por la intervención.

2. Esta figura de planeamiento es la que más frecuentemente se establece para el desarrollo de las Unidades de Actuación. Sin embargo, podrá obviarse su tramitación siempre que los proyectos de edificación respeten estrictamente la ordenación de volumen propuesta por este PGO, en sus correspondientes fichas.

3. Los estudios de detalle se redactarán con las finalidades y documentos señalados en los Artículos 70 del TROTU y 197 a 199 del ROTU.

4. Conforme a lo dispuesto en artículo 342.1 del ROTU, el presente PGO fijará el plazo en el que deberá procederse a la formulación de los Estudios de Detalle de iniciativa particular. En caso de no señalarse de forma expresa dicho plazo se estará al plazo general máximo de 2 años desde la entrada en vigor el PGO previsto por el ROTU.

Sección 4. Ejecución del planeamiento

Artículo 274.—Proyecto de urbanización.

1. Las figuras de planeamiento anteriormente descritas se ejecutarán a través del correspondiente Proyecto de Urbanización (PU) del ámbito de la actuación. La finalidad del PU será la de materializar las determinaciones del PGO o cualquier otro Plan que ejecutan, mediante la construcción de los elementos en él previstos. (Artículo 38. ROTU).

2. Los PU podrán ser también promovidos para la adecuación o mejora del espacio público sin otro requisito que la decisión municipal, siempre que no se modifiquen las disposiciones del PGO para el Suelo Urbano: alineaciones, rasantes, usos, etc.

3. En ningún caso un Proyecto de Urbanización podrá contener determinaciones que afecten al régimen del suelo o de la edificación. Los PU serán obligatorios en casos que contemplen desarrollos de áreas completas de carácter público que hayan de ser cedidas al Ayuntamiento, normalmente vinculadas a los Planes Especiales de Reforma Interior, sin perjuicio de que puedan ser también exigidos en determinados Estudios de Detalle.

4. Los Proyectos de Urbanización, tanto si son redactados por los particulares, como por el Ayuntamiento u otros Organismos Públicos, deberán atenerse a las especificaciones técnicas que dicten los Servicios Técnicos Municipales. El incumplimiento de estas especificaciones será motivo suficiente para determinar la suspensión de la recepción de las obras por parte del Ayuntamiento.

5. Los Proyectos de Urbanización desarrollarán los ámbitos completos previstos en los Planes.

6. El Proyecto de Urbanización no es un instrumento de planeamiento sino un documento apto para la ejecución de obras; en consecuencia se estará en todo a lo dispuesto para este tipo de proyectos en el RP, teniendo muy en cuenta que el Proyecto de Urbanización deberá detallar y programar las obras con la precisión necesaria para que pueda ser ejecutado por técnico distinto del autor del proyecto.

Artículo 275.—Contenido del proyecto de urbanización.

1. El Proyecto de Urbanización podrá, en cualquier caso, efectuar las adaptaciones de detalle exigidas por las características del suelo y subsuelo si, de los estudios geotécnicos que eventualmente pudieran hacerse, se desprendiera la necesidad de proceder a las mencionadas adaptaciones. En el caso de que las modificaciones afectaran en alguna medida a las previsiones del planeamiento (alineaciones, ordenación, régimen de suelo, imposibilidad de construir las previsiones del planeamiento por medios normales, etc.), se tramitará simultáneamente con el Proyecto de Urbanización la correspondiente modificación de la figura de planeamiento afectada.

2. El Proyecto de Urbanización contendrá las determinaciones precisas para las redes y servicios que se enumeran a continuación, en la medida en que para cada tipo de proyecto se exija la totalidad de las redes y servicios o sólo parte de ellas.

a) Movimiento de tierras.

b) Pavimentación de calzadas, itinerarios peatonales y de bicicletas, y cualesquiera de los espacios que este PGO fije en su documentación gráfica que hayan de ser utilizados por el público.

c) Red de distribución de agua potable, de riego y contra incendios.

d) Red de alcantarillado para evacuación de aguas pluviales y residuales.

e) Red de distribución de energía eléctrica.

f) Red de alumbrado público.

g) Jardinería de los espacios públicos.

h) Elementos de mobiliario urbano que se consideran necesarios (bancos, fuentes, papeleras).

i) Señalización vial.

j) Cualesquiera otros elementos o redes que se juzguen imprescindibles.

3. Dicha información se articulará a través de la documentación requerida en el artículo 381.4 del ROTU.

Capítulo 2.Condiciones particulares de cada Zona de Ordenanza

Sección 1. Generalidades

Artículo 276.—Instrumentos de la ordenación.

1. A la hora de fijar la ordenación de las diferentes zonas de ordenanza habrán de ser de obligado cumplimiento las determinaciones incluidas en las distintas legislaciones sectoriales, así como las diferentes afecciones, servidumbres y limitaciones a la propiedad que de ellas se derivan.

2. Cada una de las zonas edificables, o susceptibles de llegar a serlo mediante la ejecución del planeamiento está ordenada por los siguientes instrumentos:

a) Definición Gráfica: Los planos de escala 1/2.000, contienen la información necesaria para identificar la delimitación de cada una de las Zonas en que se divide el Suelo Urbano, que estarán sujetas a la correspondiente normativa particular. Su identificación se hace a través de los códigos que más adelante se detallan.

b) Definición Normativa: En este Capítulo se detallan las condiciones particulares que debe cumplir cada Zona de Ordenanza. Contiene las magnitudes urbanísticas relativas a la intensidad de aprovechamiento y de los Usos Pormenorizados que regirán por aplicación directa en cada Zona. En las Unidades de Actuación delimitadas en planos, el aprovechamiento urbanístico será el especificado en su ficha, mientras que la regulación de los usos corresponderá a la de la Zona de Ordenanza que se le haya asignado.

2. Estas normas u Ordenanzas particulares se complementan con las contenidas en el Catálogo Urbanístico de Gozón, relativas a la Protección del Patrimonio Cultural.

Artículo 277.—División en zonas.

1. Los distintos núcleos del Suelo Urbano del Concejo de Gozón, se dividen en las siguientes Zonas de Ordenanza:

a) Conservación de la Ordenación (CO).

b) Vivienda Unifamiliar (VU).

d) Edificación Según Alineaciones (CA y SA).

e) Bloque Aislado (BA).

f) Residencial en Edificación Tradicional (ET).

b) Residencial Protegida (RP).

g) Pequeña y Mediana Industria (IND 1).

h) Gran Industria (IND 2).

i) Terciario (T).

j) Equipamientos y Servicios (EQ).

k) Espacios Libres (EL).

l) Espacios Libres Privados (ELP).

m) Aparcamiento (AP).

n) Áreas de Planeamiento Incorporado (API).

2. En la regulación de cada una de las zonas referidas se referirán, además de los respectivos usos principales, que dan nombre a la zona, los usos compatibles. En consecuencia, no se podrán implantar aquellos usos no referidos expresamente en cada zona de ordenanza, teniendo por lo tanto, la condición de prohibidos.

Sección 2. Conservación de la ordenación (CO)

Artículo 278.—Definición.

1. Comprende los ámbitos y zonas consolidados que responden a una concepción unitaria de diseño, o estar muy limitados sus condiciones de uso y edificación por la legislación sectorial.

Artículo 279.—Régimen de uso.

1. Los usos, zonas, alineaciones, edificabilidad y volumen permanecerán tal y como estaban establecidos en el momento de la aprobación del PGO, o si se hubiese desarrollado, en los términos señalados en el Plan Parcial o figura análoga que hubiere desarrollado ese determinado sector.

2. Se considerarán Compatibles los existentes a la entrada en vigor del PGO que no hayan sido objeto de expediente por infracción urbanística.

3. A la edificación residencial, en los locales existentes en planta baja se les aplicará el mismo régimen de Usos Compatibles señalado para la Zona de Ordenanza Según alineaciones (CA-SA). En el caso de viviendas unifamiliares, serán de aplicación las condiciones de uso establecidas en VU.

Artículo 280.—Condiciones específicas de desarrollo.

1. En los ámbitos de CO, al objeto de mejorar las condiciones de la urbanización o paliar posibles déficits de equipamientos y zonas libres, podrán redactarse, en desarrollo de este PGO, Planes Especiales que tomarán como ámbito mínimo el delimitado para cada una de las ordenaciones incluidas en esta Ordenanza.

Sección 3. Vivienda unifamiliar (VU)

Artículo 281.—Definición.

1. Regula los usos y la construcción de viviendas unifamiliares.

2. Se trata de una Zona de Uso Global Residencial.

3. Cuando parcelas de esta Zona figuren en ámbitos de Unidades de Actuación prevalecerán las condiciones expresamente señaladas para éstas últimas en su ficha de gestión correspondiente.

4. En VU.0 los parámetros de aplicación serán los determinados por la edificación actual, en suelo urbano, y por el Planeamiento aprobado en los API.

Artículo 282.—Intensidad máxima de uso.

1. La intensidad máxima de uso vendrá dada por la aplicación de las limitaciones que se señalan a continuación.

a) Parcela Mínima.

— Para VU.0: En SU Consolidado, la parcela catastral existente, mientras que en los API, vendrá determinado por el Planeamiento aprobado.

— Para VU.1: 300 m² a efectos de parcelación. Sin perjuicio de lo expuesto, cuando la parcela se encuentre incluida dentro de un Ámbito de Gestión será de aplicación la superficie indicada de forma específica en la Ficha Técnica.

— Para VU.2: 600 m² a efectos de parcelación. Sin perjuicio de lo expuesto, cuando la parcela se encuentre incluida dentro de un Ámbito de Gestión será de aplicación la superficie indicada de forma específica en la Ficha Técnica.

b) Frente mínimo a viario: 5 m.

Se exceptúan las parcelas con edificación consolidada en el plano catastral vigente en el momento de la entrada en vigor de estas Normas.

c) Altura máxima de la edificación: 2 plantas+ Bajo cubierta.

d) Ocupación máxima:

— Para VU.0: En SU Consolidado la determinada por la edificación existente, y si no existiera 50%. En los API, la determinada por el Planeamiento tramitado.

— Para VU.1: 50% medido sobre parcela neta. Cuando se trate de sustitución de edificios existentes, la ocupación máxima de la nueva edificación podrá ser la del edificio sustituido aún superando el 50% establecido.

— Para VU.2: 50% medido sobre parcela neta. Cuando se trate de sustitución de edificios existentes, la ocupación máxima de la nueva edificación podrá ser la del edificio sustituido aún superando el 50% establecido.

e) Edificabilidad máxima:

— Para VU.0: En SU Consolidado la determinada por la edificación existente. En los API, la determinada por el Planeamiento tramitado.

— API Miramar: 0.12438 m²/m².

— API La Vallina: 0.65 m²/m².

— API La Arena: 0.656194 m²/m² y 0.778002 m²/m².

— Para VU.1: 0,80 m²/m² sobre parcela neta.

— Para VU.2: 0,40 m²/m² sobre parcela neta.

f) Uso del espacio bajo cubierta, y semisótano: Se permite el aprovechamiento de la planta bajo-cubierta.

g) Retranqueos: 4 m a la alineación exterior si estuviera fijada u 8 m al eje del vial público y 3 m al resto de los linderos, salvo en VU.1 en donde se permitirá el adosamiento.

Asimismo, el retranqueo lateral podrá suprimirse para adosar la nueva edificación a otra existente sobre la parcela colindante o para adosar edificaciones entre sí en solución de proyecto unitario o si media acuerdo expreso entre propiedades, que habrá de protocolizarse ante notario, y que se adjuntará con la solicitud de la licencia cuando el proyecto lo haga preciso. No obstante, se prohíbe el mantenimiento de la misma alineación en agrupaciones cuya edificación resultante supere los 40 m de frente.

h) Alineaciones: Cuando no se fijen alineaciones en los planos de este PGO, los cerramientos de parcela se situarán a una distancia mínima de 4 m, medidos respecto al eje del vial, sin perjuicio de lo señalado en el artículo 83 de estas Normas.

La edificación auxiliar destinada al uso de garaje-aparcamiento, podrá situarse en línea con el cerramiento de la parcela y adosarse a otra existente sobre la parcela colindante o para adosar edificaciones auxiliares entre sí, en solución de proyecto unitario acorde con el resto de la edificación.

i) Rasantes: Se respetarán las definidas por las vías públicas existentes, y las determinadas por el planeamiento de desarrollo. En edificaciones que disten más de 5 m de la alineación se tomará como rasante la del terreno en su estado original, sin superar los 2 m de la rasante de la vía a que da frente.

Artículo 283.—Condiciones de uso.

1. Se admiten los Usos Pormenorizados en las Categorías y Situaciones que se definen a continuación:

a) Uso residencial. Constituye el Uso Característico para esta Zona de Ordenanza:

— Vivienda Unifamiliar Aislada.

— Vivienda Unifamiliar Agrupada.

— Categoría 3.ª Grados 1 y 2.

b) Uso Industrial:

— Categoría 1.ªy 2.ª en Situación 1.ª

c) Uso comercial:

— Categoría 1.ª en Situación 1.ª y 3.ª

d) Uso de oficinas:

— Categoría 1.ª en Situación 1.ª

e) Uso de garaje-aparcamiento:

— Categoría 1.ª en Situación 1.ª

— Categoría 2.ª y 3.ª en Situación 2.ª

f) Uso de servicios hoteleros:

Modalidad 1:

— Nivel 1 en Situación 1.ª

— Nivel 2 en Situación 2.ª y 3.ª

Modalidad 2:

— Situación 1.ª, 2.ª y 3.ª

Modalidad 3:

— Situación 3.ª

g) Uso de reunión y recreo:

— Categorías 1.ª y 2.ª en Situación 1.ª y 3.ª

h) Uso educativo:

— Categoría 1.ª en Situación 1.ª, 2.ª y 3.ª

i) Uso deportivo:

— Categoría 1.ª en Situación 1.ª, 3.ª y 4.ª

j) Uso Socio-Cultural y de Espectáculos:

— Categoría 1.ª en Situación 2.ª y 3.ª

k) Uso Sanitario-Asistencial:

— Categoría 1.ª y 3.ª en Situación 1.ª, 2.ª y 3.ª

l) Uso Religioso:

— Categoría 1.ª y 2.ª en Situación 1.ª y 2.ª

n) Jardines Urbanos, Áreas de Juegos y Áreas Peatonales:

2. Quedan prohibidos el resto de los Usos Pormenorizados en todas sus Categorías y Situaciones, en tanto en cuanto no se apruebe una ordenanza municipal específica.

Artículo 284.—Otras condiciones específicas.

1. Con carácter general serán de aplicación las condiciones establecidas en el Capítulo 4 del Título II, referido a las Condiciones Generales de la Edificación, a las que completan y/o sustituyen las condiciones que se señalan a continuación.

2. Ordenación y Composición:

a) Quedan expresamente prohibidas las edificaciones para Vivienda Unifamiliar que imiten la tradicional construcción de hórreos o paneras. Las edificaciones se adaptarán a la pendiente del terreno, acomodando su volumen de forma que en cada fachada, ningún punto de la misma superará la altura máxima establecida.

— En VU.0. La tipología vendrá determinada por el Planeamiento aprobado en los casos de los API y en SU Consolidado por la edificación preexistente.

— En VU.1. Se admite el empleo de tipologías aisladas y agrupadas.

Cada agrupación no superará un desarrollo máximo de 40 m en fachadas exteriores.

— En VU.2. Solamente se podrán construir edificaciones aisladas.

Cuando se actúe sobre restos o edificaciones tradicionales del medio rural y con independencia del uso al que se destinen, se recomienda la conservación de los muros de mampostería o sillares de piedra como elementos estructurales o de cerramiento, los elementos de carpintería de armar, cubiertas, etc., integrándolos adecuadamente en el diseño de la nueva edificación sin que ello suponga la renuncia al aprovechamiento urbanístico reconocido en este PGO.

3. Condiciones para las cubiertas: Los elementos de iluminación y ventilación de las plantas bajo cubierta cumplirán las condiciones generales de composición y estéticas señaladas en el Capítulo 2 del Título II.

4. Condiciones para las fachadas: La disposición de los faldones de la cubierta será tal que las fachadas rematadas en hastial nunca sean las más largas del perímetro, excepto en el caso de que esa fachada coincida con la línea de máxima pendiente del terreno y entre sus dos extremos exista un desnivel igual o superior a una planta completa.

5. Construcciones auxiliares: Cuando excepcionalmente, por su topografía o insuficiencia de vías aptas para el acceso rodado, se autorice la construcción de garajes fuera de las parcelas donde se encuentre la edificación residencial, los edificios exclusivos destinados a garaje-aparcamiento, tendrán una capacidad máxima para 6 vehículos y una superficie construida máxima de 120 m².

6. Urbanización: Serán de aplicación con carácter general las condiciones establecidas en el Capítulo 2 del Título II.

Sección 4. Edificación según alineaciones (CA-SA)

Artículo 285.—Definición.

1. Comprende aquellas áreas de Suelo Urbano, generalmente consolidadas cuyo tipo de edificación corresponde básicamente a la ordenación según alineaciones, tanto exteriores como interiores.

2. Se trata de una Zona de uso Global Residencial.

3. Se distinguen 2 subzonas:

a) CA.—Edificación Según Alineaciones-Zona de Casco: Se aplica esta Ordenanza en la zona situada al Sur-Oeste del PERI del Casco Histórico donde se conservan numerosos edificios de gran interés.

b) SA.—Edificación Según Alineaciones-Zona de Ensanche: Se aplica esta Ordenanza en el resto de zonas donde ya existe la tipología Según Alineaciones.

4. Tanto las condiciones de uso como las de intensidad del mismo, que a continuación se establecen, serán comunes a ambas zonas, salvo cuando se diferencien expresamente para cada una de ellas.

5. Cuando parcelas de esta Zona figuren en ámbitos de Unidades de Actuación prevalecerán las condiciones expresamente señaladas para éstas últimas en su ficha correspondiente (documento “Ámbitos de Gestión” de este Plan General de Ordenación).

6. En CA.0 y SA.0 los parámetros de aplicación serán los determinados por la edificación actual, en suelo urbano, y por el Planeamiento aprobado en los API. En lo no determinado serán de aplicación los parámetros establecidos en estos artículos para CA. y SA respectivamente.

Artículo 286.—Intensidad máxima de uso.

1. La intensidad máxima de uso vendrá dada por la aplicación de las limitaciones que se señalan a continuación.

a) Altura máxima de la edificación: En los planos se señala el número máximo de plantas. Podrán realizarse construcciones de altura inferior a la máxima, siempre que cubran medianerías existentes, y en ningún caso inferiores a dos plantas.

b) Vivienda bajo cubierta: Se autoriza el uso de vivienda en la planta bajo cubierta.

c) Altura de la planta baja: La resultante de aplicar el resto de la Normativa.

d) Vuelos: De acuerdo con las definiciones y condiciones recogidas en los artículos: reguladores de los balcones, terrazas, miradores y cuerpos cerrados volados.

— CA: Solo se admite la realización de Balcones y Galerías o Miradores. No se admite por tanto la realización de Terrazas ni de Cuerpos Cerrados Volados.

— SA: Se aplican las condiciones fijadas en el resto de la Normativa.

e) Fondo edificable máximo: El señalado en planos, o 14 m. Cuando el solar de frente a más de una calle, a efectos de determinar la intensidad de uso, el fondo se medirá respecto a cualquiera y/o cada una de las calles. En algunos casos se señala también un fondo edificable máximo en planta baja.

f) Edificación en los patios de manzana: Es autorizable la edificación en el interior de los patios de manzana, cumpliendo las condiciones generales establecidas en estas Normas, y particularmente en el artículo 178, regulador de la edificación en los patios de manzana, y respetando el fondo máximo edificable de planta baja cuando esté fijado.

g) Ocupación máxima: No se fija. Únicamente se exige el cumplimiento de las condiciones higiénicas referidas a ventilación, iluminación, etc, establecidas en el Decreto 39/1998 del Principado de Asturias y las relativas a derechos de luces y vistas del Código Civil. Podrá ocuparse el 100% de la parcela o solar edificable, con construcciones bajo rasante.

h) Edificabilidad máxima: Será, en cada parcela, el resultado de aplicar las condiciones de altura máxima y fondo edificable máximo anteriormente señalados. La edificabilidad resultante podrá redistribuirse en el solar según las necesidades del proyecto, las características de la propia parcela y de las colindantes, procurando ocultar al máximo las medianerías vistas, para lo cual, excepcionalmente, podría superarse en algún punto el fondo edificable máximo.

i) Parcela mínima: En CA y SA.0, la existente, si bien a efectos de parcelación será de 100 m². En SA será de 100 m². Se exceptúan las parcelas edificadas consolidadas en el parcelario catastral vigente en el momento de la entrada en vigor de estas Normas, plenamente conforme con su realidad dominical, para las que se admite como parcela mínima la existente, siempre que permita edificar cumpliendo el resto de las condiciones señaladas en estas Normas. Sin perjuicio de lo expuesto, cuando la parcela se encuentre incluida dentro de un Ámbito de Gestión será de aplicación la superficie indicada de forma específica en la Ficha Técnica.

j) Frente mínimo: 6 m. Se exceptúan las parcelas consolidadas en el catastral vigente en el momento de la entrada en vigor de estas Normas.

k) Alineaciones: Se respetarán las alineaciones señaladas en planos. No se permiten retranqueos respecto a dichas alineaciones. En caso de sustitución de edificaciones existentes sobre solares de esquina se respetará el chaflán existente, si lo hubiera.

l) Rasantes: Se respetarán las definidas por las vías públicas existentes.

Artículo 287.—Condiciones de uso.

1. Se admiten los Usos Pormenorizados en las Categorías y Situaciones que se definen a continuación.

a) Uso residencial. Constituye el Uso Característico de la Zona.

— Categoría 2.ª

— Categoría 3.ª en Grados 1, 2 y 3.

b) Uso Industrial:

— Categoría 1.ª en Situación 1.ª y 2.ª

c) Uso comercial:

— Categoría 1.ª, 2.ª, 3.ª y 4 ª en Situación 1.ª, 2.ª y 3.ª

— Categoría 6.ª en Situación 3.ª

d) Uso de oficinas:

— Categoría 1.ª en Situación 1.ª y, 2.ª

— Categoría 2.ª en Situación 3.ª, 4.ª y 5.ª

— Categoría 3.ª en Situación 3.ª, 4.ª y 5.ª

e) Uso de garaje-aparcamiento:

— Categoría 2.ª en Situación 3.ª y 4.ª

— Categoría 3.ª y 4.ª en Situación 3.ª

f) Uso de servicios hoteleros:

Modalidad 1:

— Nivel 1 en Situación 1.ª

— Niveles 2 y 3 en Situación 2.ª y 3.ª

Modalidad 2:

— Niveles 1, 2 y 3 en Situaciones 1.ª 2.ª y 3.ª

Modalidad 3:

— Niveles 1, 2 y 3 en Situaciones 2.ª y 3.ª

g) Uso de reunión y recreo:

— Categorías 1.ª y 2.ª en Situación 1.ª

— Categoría 3.ª en Situación 2.ª y 3.ª

h) Uso educativo:

— Categoría 1.ª en Situación 1.ª y 2.ª

— Categoría 2.ª en Situación 1.ª, 2.ª y 3.ª

— Categoría 3.ª en Situación 3.ª

i) Uso deportivo:

— Categoría 1.ª en Situación 1.ª y 2.ª

— Categorías 2.ª, 3.ª y 4.ª en Situaciones 3.ª y 4.ª

j) Uso Socio-Cultural y de Espectáculos:

— Categoría 1.ª, 2.ª y 3.ª en Situación 2.ª y 3.ª

k) Uso Sanitario-Asistencial:

— Categorías 1.ª en Situación 1.ª y 2.ª

— Categoría 2.ª en Situación 2.ª y 3.ª

— Categoría 3.ª en Situación 1.ª, 2.ª y 3.ª

— Categoría 5.ª en Situación 1.ª, 2.ª y 3.ª

l) Uso Religioso:

— Categoría 1.ª y 2.ª en Situación 1.ª y 2.ª

ll) Uso Estaciones destinadas al Transporte Público:

— Categoría 1.ª en Situación 1.ª

ñ) Jardines Urbanos, Áreas de Juegos y Áreas Peatonales.

2. Quedan prohibidos el resto de los Usos Pormenorizados en todas sus Categorías y Situaciones, en tanto en cuanto no se apruebe una ordenanza municipal específica.

Artículo 288.—Otras condiciones específicas.

1. Con carácter general serán de aplicación las condiciones establecidas en los Capítulos 2 y 4 del Título II, referido a las Condiciones Generales de la Edificación y de la Urbanización, a las que completan y/o sustituyen las siguientes condiciones específicas.

2. Composición: Cuando se requiera el fraccionamiento del volumen edificable, en actuaciones por aplicación directa de estas Normas, éste vendrá reflejado en el Plano de Alineaciones.

3. Condiciones para las cubiertas: En CA sólo se permite el uso de cubiertas inclinadas. En SA se permite la construcción de cubiertas planas. En este caso es autorizable la construcción de casetones o torreones de escalera o ascensor y elementos técnicos de las instalaciones del edificio.

4. Edificación en los patios de manzana: Es autorizable la edificación en planta baja en el interior de los patios de manzana, cuando así venga recogido en los Planos de Ordenación y se cumplan las condiciones generales establecidas en estas Normas.

Sección 5. Bloque aislado (BA)

Artículo 289.—Definición.

1. Regula los usos y la construcción de edificios destinados a vivienda colectiva, generalmente exentos en el interior de una parcela.

2. Se trata de una Zona de Uso Global Residencial.

3. En BA.0 los parámetros de aplicación serán los determinados por la edificación actual, en suelo urbano, y por el Planeamiento aprobado en los API. En lo no determinado serán de aplicación los parámetros establecidos en estos artículos para BA.

Artículo 290.—Intensidad máxima de uso.

1. La intensidad máxima de uso vendrá dada por la aplicación de las limitaciones que se señalan a continuación, excepto cuando se trate de parcelas integradas en el ámbito de una Unidad de Actuación, en cuyo caso deberá cumplir las condiciones específicas de ésta. Las disposiciones de aplicación a esta tipología son las siguientes:

a) Altura máxima de la edificación: La señalada en los planos de ordenación.

b) Parcela mínima: En BA.0, la determinada por la edificación actual, o en el Planeamiento aprobado en los API; en BA 500 m². Sin perjuicio de lo expuesto, cuando la parcela se encuentre incluida dentro de un Ámbito de Gestión será de aplicación la superficie indicada de forma específica en la Ficha Técnica.

c) Frente mínimo: 20 m.

d) Vivienda bajo cubierta: Se autoriza el uso de vivienda en la planta bajo cubierta.

e) Ocupación máxima: El 50% medido sobre parcela neta. Podrá superarse la ocupación máxima en planta sótano cuando ésta se destine a garaje-aparcamiento, hasta un máximo del 85%, debiendo ajardinarse el 15% restante.

f) Edificabilidad máxima: Se fija en función de la altura máxima de la edificación, medida sobre parcela neta.

Número de plantas

Edificabilidad máxima

2 plantas (II)

1,00 m²/m²

3 plantas (III)

1,20 m²/m²

4 plantas (IV)

1,50 m²/m²

5 plantas (V)

1,80 m²/m²

6 plantas (VI)

2,00 m²/m²

g) Retranqueos: 4 m. El retranqueo se aplicará tanto sobre las alineaciones exteriores como sobre el resto de los linderos.

El retranqueo lateral podrá suprimirse para adosar la nueva edificación a una existente sobre la parcela colindante, tapando medianeras, o para adosar edificaciones entre sí en solución de proyecto unitario o, si media acuerdo expreso entre propiedades, que habrá de protocolizarse ante notario por medio de escritura pública, y que se adjuntará con la solicitud de la licencia cuando el proyecto lo haga preciso. No obstante, se prohíbe el mantenimiento de la misma alineación de fachada sin interrupciones en agrupaciones cuya edificación resultante supere las condiciones de frente establecidas en estas Normas.

h) Alineaciones: Para la edificación, serán libres dentro de los retranqueos o áreas de máximo movimiento de la edificación fijadas por este PGO.

Los cerramientos de parcela, cuando no se fije su alineación en los planos de este PGO, se situarán a una distancia mínima de 6 m, medidos respecto al eje del vial.

i) Separación entre edificios: Cuando sobre una parcela se construyan varias edificaciones, la separación entre ellas por encima de la planta baja será como mínimo 4 m, medida en cualquier dirección.

Artículo 291.—Condiciones de uso.

1. Se admiten los Usos Pormenorizados en las Categorías y Situaciones que se definen.

a) Uso residencial. Constituye el Uso Característico de la Zona:

— Categoría 2.ª

— Categoría 3.ª en Grados 1, 2 y 3.

b) Uso Industrial:

— Categoría 1.ª y 2.ª en Situación 2.ª

c) Uso comercial:

— Categoría 1.ª, 2.ª, 3.ª y 4 ª en Situación 1.ª, 2.ª y 3.ª

— Categoría 6.ª en Situación 3.ª

d) Uso de oficinas:

— Categoría 1.ª en Situación 1.ª, 2.ª y 3.ª

— Categoría 2.ª en Situación 3.ª, 4.ª y 5.ª

— Categoría 3.ª en Situación 3.ª, 4.ª y 5.ª

e) Uso de garaje-aparcamiento:

— Categoría 2.ª en Situación 3.ª, 4.ª y 5.ª

— Categoría 3.ª y 4.ª en Situación 3.ª, 4.ª y 5.ª

f) Uso de servicios hoteleros:

Modalidad 1:

— Nivel 1 en Situación 1.ª

— Niveles 2 y 3 en Situación 2.ª y 3.ª

Modalidad 2:

— Niveles 1, 2 y 3 en Situaciones 1.ª 2.ª y 3.ª

Modalidad 3:

— Niveles 1, 2 y 3 en Situaciones 2.ª y 3.ª

g) Uso de reunión y recreo:

— Categorías 1.ª y 2.ª en Situación 1.ª

— Categoría 3.ª en Situación 2.ª y 3.ª

h) Uso educativo:

— Categoría 1.ª en Situación 1.ª y 2.ª

— Categoría 2.ª en Situación 1.ª, 2.ª y 3.ª

— Categoría 3.ª en Situación 3.ª

i) Uso deportivo:

— Categoría 1.ª en Situación 1.ª

— Categoría 2.ª en Situación 2.ª

— Categorías 3.ª y 4.ª en Situación 3.ª y 4.ª

— Categoría 5.ª En situación 4.ª

j) Uso Socio-Cultural y de Espectáculos:

— Categoría 1.ª, 2.ª y 3.ª en Situación 2.ª y 3.ª

k) Uso Sanitario-Asistencial:

— Categorías 1.ª en Situación 1.ª y 2.ª

— Categoría 2.ª en Situación 2.ª y 3.ª

— Categoría 3.ª en Situación 1.ª, 2.ª y 3.ª

— Categoría 5.ª en Situación 1.ª, 2.ª y 3.ª

l) Uso Religioso:

— Categoría 1.ª y 2.ª en Situación 1.ª y 2.ª

ll) Uso Estaciones destinadas al Transporte Público:

— Categoría 1.ª en Situación 1.ª

— Categoría 2.ª y 3.ª en situación 2.ª

ñ) Jardines Urbanos, Áreas de Juegos y Áreas Peatonales.

2. Quedan prohibidos el resto de los Usos Pormenorizados en todas sus Categorías y Situaciones, en tanto en cuanto no se apruebe una ordenanza municipal específica.

Artículo 292.—Otras condiciones específicas.

1. Con carácter general serán de aplicación las condiciones establecidas en el Título II, referido a las Condiciones Generales de la Edificación y de la Urbanización, a las que completan y/o sustituyen las condiciones que se señalan a continuación.

2. Ordenación y composición:

a) Las edificaciones se adaptarán a la pendiente del terreno, fraccionando su volumen de forma que en cada fachada, ningún punto de la misma superará la altura máxima, medida en su vertical respecto a la rasante del terreno en contacto con la edificación.

b) Se autoriza el empleo exclusivo de cubiertas planas.

c) Cuando se realice vivienda en la planta bajo-cubierta, los elementos de iluminación y ventilación de estas plantas, cumplirán las condiciones generales de composición y estéticas señaladas en el Capítulo 2 del Título II.

Sección 6. Edificación tradicional (ET)

Artículo 293.—Definición.

1. Regula los usos y la construcción sobre parcelas o solares del Suelo Urbano, de acuerdo con la delimitación que para el mismo se refleja en los Planos de Calificación del Suelo Urbano.

2. Se trata de una Zona de Uso Global Residencial. Corresponde a zonas de ordenación tradicional, en las que las edificaciones se disponen en unidades aisladas o agrupadas formando líneas en manzanas de forma y tamaño variables.

3. Algunas de las parcelas incluidas en este ámbito, pueden incluir edificaciones catalogadas para su conservación, a las que se le aplicarían las el régimen establecido en el Catálogo Urbanístico de Patrimonio Cultural del concejo de Grado.

4. Cuando parcelas de esta Zona figuren en ámbitos de Unidades de Actuación prevalecerán las condiciones expresamente señaladas para éstas últimas en su ficha correspondiente (documento “Ámbitos de Gestión” de este Plan General de Ordenación).

Artículo 294.—Intensidad máxima de uso.

1. La intensidad máxima de uso vendrá dada por la aplicación de las limitaciones que se señalan a continuación, excepto cuando se trate de parcelas integradas en el ámbito de una Unidad de Actuación, en cuyo caso deberá cumplir las condiciones específicas de ésta. Las disposiciones de aplicación a esta tipología son las siguienets:

a) Altura máxima de la edificación: 2 plantas + BC.

b) Parcela mínima: La existente, siempre que permita edificar cumpliendo el resto de las condiciones señaladas en estas Normas.

c) Frente mínimo: 6 m. Se exceptúan las parcelas consolidadas en el catastral vigente en el momento de la entrada en vigor de estas Normas.

d) Vivienda bajo cubierta: Se autoriza el uso de vivienda en la planta bajo cubierta.

e) Ocupación máxima: No se establece.

f) Fondo edificable máximo: El señalado en planos, o 14 m.

g) Edificabilidad máxima: Será en cada parcela el resultado de aplicar las condiciones de altura máxima y ocupación máxima, anteriormente señaladas.

La edificabilidad resultante podrá redistribuirse en el solar según las necesidades del proyecto, las características de la propia parcela y de las colindantes, procurando ocultar al máximo las medianerías vistas. La ordenación deberá respetar y ser coherente con la trama urbana existente.

2. Alineaciones: Se respetarán las alineaciones señaladas en planos. Se permiten retranqueos de las edificaciones, situando el cerramiento de la parcela sobre dichas alineaciones.

3. Rasantes: Se respetarán las definidas por las vías públicas existentes.

4. Vuelos: Sólo se admiten los correspondientes a Balcones y Galerías acristaladas o Miradores, de acuerdo con las definiciones y condiciones recogidas en estas normas. Las Galerías y Miradores sólo se permitirán en calles de ancho superior a 8 metros, o cuando las edificaciones se sitúen de forma aislada en el interior de las parcelas, no sobrepasando los vuelos la posición de la alineación exterior. Sus dimensiones así como la del alero de cubierta se ajustarán a las condiciones generales señaladas en estas Normas.

Artículo 295.—Condiciones de uso.

1. Se admiten los Usos Pormenorizados en las Categorías y Situaciones que se definen.

a) Uso residencial. Constituye el Uso Característico de la Zona:

— Categoría 2.ª

— Categoría 3.ª en Grados 1, 2 y 3

b) Uso Industrial:

— Categoría 1.ª y 2.ª en Situación 1.ª y 2.ª

c) Uso comercial:

— Categoría 1.ª y 2.ª en Situación 1.ª

— Categoría 3.ª en Situación 3.ª

d) Uso de oficinas:

— Categoría 1.ª en Situación 1.ª

— Categoría 2.ª en Situación 4.ª y 5.ª

e) Uso de garaje-aparcamiento:

— Categoría 1.ª en Situación 1.ª

— Categoría 2.ª en Situación 3.ª, 4.ª y 5.ª

— Categoría 3.ª en Situación 3.ª, 4.ª y 5.ª

f) Uso de servicios hoteleros:

Modalidad 1:

— Nivel 1 en Situación 1.ª

— Niveles 2 y 3 en Situación 2.ª y 3.ª

Modalidad 2:

— Niveles 1, 2 y 3 en Situaciones 1.ª y 3.ª

Modalidad 3:

— Niveles 1, 2 y 3 en Situaciones 2.ª y 3.ª

g) Uso de reunión y recreo:

— Categoría 1.ª en Situación 1.ª y 2.ª

— Categoría 2.ª en Situaciones 1.ª, 2.ª y 3.ª

— Categoría 3.ª en Situación 3.ª

h) Uso educativo:

— Categoría 1.ª en Situación 1.ª, 2.ª y 3.ª

— Categoría 2.ª en Situación 1.ª, 2.ª y 3.ª

— Categoría 3.ª en Situación 3.ª

i) Uso deportivo:

— Categoría 1.ª en Situación 1.ª

j) Uso Sanitario-Asistencial:

— Categoría 1.ª en Situaciones 1.ª y 2.ª

— Categoría 2.ª en Situaciones 2.ª y 3.ª

— Categoría 3.ª en Situaciones 1.ª,2.ª y 3.ª

— Categoría 4.ª y 5.ª en Situaciones 3.ª

k) Uso Religioso:

— Categoría 1.ª en Situación 1.ª

ll) Jardines Urbanos, Áreas de Juegos y Áreas Peatonales.

2. Quedan prohibidos el resto de los Usos Pormenorizados en todas sus Categorías y Situaciones, en tanto en cuanto no se apruebe una ordenanza municipal específica.

Artículo 296.—Otras condiciones específicas.

1. Con carácter general serán de aplicación las condiciones establecidas en el Título II, referido a las Condiciones Generales de la Edificación y de la Urbanización, a las que completan y/o sustituyen las condiciones que se señalan a continuación.

2. Ordenación y composición:

a) Se admite la realización de vivienda colectiva y, para vivienda unifamiliar, el empleo de cualquiera de las tipologías edificatorias, es decir, aislada, pareada y en hilera, si bien la tipología preferente será la de edificación en hilera ajustando su fachada a la alineación exterior consolidada.

b) Cuando la actuación suponga la agrupación de más de dos parcelas será obligatoria la redacción y aprobación previa de un Estudio de Detalle. En su ordenación del volumen edificable, el Estudio de Detalle evitará las alineaciones excesivamente largas, superiores a 15 m, estudiando cambios o rupturas de la composición y escala del conjunto de forma que sin perder la unidad de actuación, ésta refleje el proceso de edificación tradicional mediante el fraccionamiento compositivo de sus fachadas.

c) Cuando se actúe sobre restos o edificaciones tradicionales existentes y con independencia del uso al que se destinen, se recomienda la conservación de los muros de mampostería o sillares de piedra como elementos estructurales o de cerramiento, los elementos de carpintería de armar, cubiertas, etc.; integrándolos adecuadamente en el diseño de la nueva edificación sin que ello suponga la renuncia al aprovechamiento urbanístico reconocido en estas Normas.

d) Las edificaciones se adaptarán a la pendiente del terreno, acomodando su volumen de forma que en cada fachada, ningún punto de la misma superará la altura máxima, medida en su vertical respecto a la rasante del terreno en contacto con la edificación.

e) No se autoriza el empleo exclusivo de cubiertas planas, excepto para la cubrición de los cuerpos de edificación de planta baja, no coincidentes con la ocupación de las plantas superiores.

f) La disposición de los faldones de la cubierta será tal que las fachadas rematadas en hastial nunca sean las más largas del perímetro, excepto en el caso de que esa fachada coincida con la línea de máxima pendiente del terreno y entre sus dos extremos exista un desnivel igual o superior a una planta completa.

g) Como material en las cubiertas se empleará la teja cerámica.

h) Los cuerpos necesarios para el alojamiento de la maquinaria de ascensor o resultantes del cumplimiento de la normativa técnica aplicable, deberán ubicarse bajo la envolvente de la cubierta, no autorizándose la construcción de casetones resaltados sobre la misma.

i) Se admite el uso de vivienda en la planta bajo-cubierta. Los elementos de iluminación y ventilación de estas plantas, deberán cumplir las condiciones generales recogidas en el Capítulo 4 del Título II.

j) En edificios de uso residencial que supongan actuaciones en longitudes de fachada superiores a los que tradicionalmente se dan en estos ámbitos del Suelo Urbano, deberán estudiarse cambios o rupturas de la composición y escala del edificio de forma que sin perder la unidad de actuación, ésta refleje el proceso de edificación tradicional mediante el fraccionamiento compositivo de sus fachadas en tramos de longitudes siempre menores de 15 m.

k) El tratamiento de las plantas bajas se realizará como el resto de la fachada. En el caso de locales comerciales, su composición guardará relación con el resto de la fachada, modulándose de esta forma la superficie vidriada que sea necesaria.

l) En el tratamiento de las fachadas exteriores, no se prescribe ningún tipo de material siempre que su empleo esté suficientemente justificado por color y textura dentro del ambiente de la zona, dependiendo en gran medida su adecuación del correcto diseño del edificio; sin embargo se recomienda el empleo de revocos o revestimientos de mortero encalado o análogos, en acabado mate y sin texturas excesivamente lisas, combinados con elementos pétreos de calidad y ejecución tradicional. No se permite el empleo de: aplacados imitando mampostería, ladrillo cara vista o plaqueta de ladrillo, bloque de hormigón visto. Si se utilizan plaquetas vidriadas su empleo se ajustará al tradicional en la zona, en cuanto a proporción, relación con recercados, etc.

ll) Las carpinterías, con independencia del material, no podrán disentir con el entorno, siendo preferentemente de madera.

m) La pintura de elementos metálicos tales como barandillas, etc, se realizará en tonos oscuros próximos al color del hierro forjado.

Sección 7. Residencial protegida (RP)

Artículo 297.—Definición.

1. Regula los usos y la construcción sobre parcelas o solares del Suelo Urbano, de acuerdo con la delimitación que para el mismo se refleja en los Planos de Calificación del Suelo Urbano.

2. Se trata de una Zona de Uso Global Residencial. Incluye parcelas en las que se encuentran edificaciones de interés histórico y arquitectónico. Se califican con esta categoría ámbitos que constituyen una unidad inseparable con el elemento o edificio catalogado que albergan, o ámbitos que por contener valores intrínsecos relativos a la calidad de los cerramientos, del arbolado o de la jardinería, etc. pueden considerarse bienes catalogados.

3. Las parcelas y edificaciones incluidas en este ámbito, forman parte del listado de bienes a proteger, a las que se aplicarán además las disposiciones previstas en el Catálogo Urbanístico del concejo de Gozón.

Artículo 298.—Intensidad máxima de uso.

1. Los parámetros de edificabilidad, altura, parcela mínima, retranqueos, alineaciones y rasantes se estará a lo dispuesto en la ficha individualizada del instrumento que lo protege.

Artículo 299.—Condiciones de uso.

1. Con el fin de que reviertan los beneficios urbanísticos en la conservación del patrimonio cultural, para los edificios catalogados afectados por el desarrollo de ámbitos de gestión, se tramitará solicitud de licencia de Proyecto de Rehabilitación o adecuación de dicho edificio o elemento.

Si el elemento de interés no requiriese ningún tipo de Rehabilitación o Adecuación, el proyecto se sustituirá por un informe técnico suficientemente detallado y documentado (planos, fotografías, etc.) razonando la no necesidad del mencionado Proyecto.

2. Se admiten los Usos Pormenorizados en las Categorías y Situaciones que se definen a continuación.

a) Uso residencial. Constituye el Uso Característico de la Zona:

— Categoría 1.ª y 2.ª En categoría 2.ª solamente se admitirán un máximo de 2 viviendas, como consecuencia de la reforma de las edificaciones existentes y siempre que las características de éstas edificaciones permitan compatibilizar su división interna con el cumplimiento de las condiciones que su conservación impone.

— Categoría 3.ª en Grados 1, 2 y 3

b) Uso comercial:

— Categoría 1.ª, solamente cuando esté vinculado al Uso de Servicios Hoteleros como actividad complementaria de éste.

d) Uso de oficinas:

— Categoría 1.ª en Situación 1.ª

— Categoría 2.ª y 3.ª en Situación 4.ª y 5.ª

e) Uso de garaje-aparcamiento:

— Categoría 1.ª en Situación 1.ª

— Categoría 2.ª en Situaciones 2.ª, 3.ª, solamente en planta sótano, no permitiéndose en planta baja o semisótano.

— Categoría 2.ª en Situación 4.ª

— Categoría 3.ª en Situación 3.ª, solamente en planta sótano, no permitiéndose en planta baja o semisótano.

f) Uso de servicios hoteleros:

Modalidad 1:

— Nivel 1 en Situación 1.ª

— Nivel 2 en Situaciones 2.ª y 3.ª

— Nivel 3 en Situación 3.ª

Modalidad 2:

— Nivel 1, 2, y 3 en Situaciones 1.ª y 3.ª

Modalidad 3:

— Niveles 1, 2 y 3 en Situaciones 2.ª y 3.ª

g) Uso de reunión y recreo:

— Categoría 1.ª en Situación 1.ª y 2.ª

— Categoría 2.ª en Situaciones 2.ª y 3.ª

— Categoría 3.ª en Situación 3.ª

h) Uso educativo:

— Categoría 1.ª en Situación 1.ª, 2.ª y 3.ª

— Categoría 2.ª en Situación 1.ª, 2.ª y 3.ª

— Categoría 3.ª en Situación 3.ª

i) Uso deportivo:

— Categoría 1.ª en Situación 1.ª

j) Uso Sanitario-Asistencial:

— Categorías 1.ª y 3.ª en Situaciones 2.ª y 3.ª

— Categoría 4.ª en Situación 3.ª

— Categoría 5.ª en Situación 3.ª, siempre y cuando las instalaciones necesarias no sean incompatibles con la conservación del edificio principal.

k) Uso Religioso:

— Categoría 1.ª en Situación 1.ª

ll) Jardines Urbanos, Áreas de Juegos y Áreas Peatonales.

2. Quedan prohibidos el resto de los Usos Pormenorizados en todas sus Categorías y Situaciones, en tanto en cuanto no se apruebe una ordenanza municipal específica.

Artículo 300.—Otras condiciones específicas.

Con carácter general serán de aplicación las condiciones establecidas en el Título II de estas Normas, referido a las Condiciones Generales de la Edificación y de la Urbanización, y especialmente las establecidas en tanto en la legislación sectorial vigente en materia de patrimonio cultural, como, especialmente, las previstas en el Catálogo Urbanístico de Gozón.

Sección 8. Industrial (IND)

Artículo 301.—Definición.

1. Regula los usos y la construcción de edificaciones industriales.

2. Se trata de una Zona de Uso Global Industrial.

Artículo 302.—Clases de industria.

1. A los efectos de este Plan General se establecen dos grados:

a) Pequeña y Mediana Industria (IND.1).

b) Gran Industria (IND.2).

Subsección 1.ª Pequeña y mediana industria (IND.1)

Artículo 303.—Intensidad máxima de uso.

1. En IND 1, se aplicarán las siguientes condiciones:

a) Altura máxima de la edificación: La altura máxima será de 12 m a cornisas y aleros y 4 plantas. Dicha altura podrá ser superada, previa justificación, en aquellos casos condicionados por la viabilidad de la implantación y puesta en funcionamiento del proceso productivo.

b) Ocupación máxima: 80% en SU Consolidado. En SU No Consolidado y Suelo Urbanizable vendrá determinada por el Planeamiento de Desarrollo, hasta un máximo del 80% de la ocupación total del ámbito, en los términos previstos en el artículo 155.4 del ROTU.

c) Edificabilidad máxima: La establecida expresamente por el PGO, y en su defecto 1 m²/m² en SU Consolidado. En SU No Consolidado y Suelo Urbanizable vendrá determinada por el Planeamiento de Desarrollo. En caso de no ser determinada por el Planeamiento de Desarrollo la edificabilidad máxima será de 1 m²/m².

d) Parcela mínima: En IND 1 600 m² en SU Consolidado a la entrada en vigor de estas Normas. En ámbitos en desarrollo los señalados por los correspondientes instrumentos de desarrollo. En nuevos ámbitos de desarrollo 2.000 m².

e) Retranqueos: No se fijan. Se respetará el área de máximo movimiento de la edificación o alineaciones señaladas en los planos del PGO o en el planeamiento de desarrollo.

f) Alineaciones: Las preexistentes o las señaladas en planos.

g) Rasantes: Se respetarán las definidas por las vías públicas existentes.

h) Espacios Libres: Se ajardinará o urbanizará la parte de la parcela no ocupada por la edificación u otros elementos propios de la actividad. La superficie no edificable se considerará afectada de modo permanente por el uso de Libre Privado afecto a edificación y los predios no podrán ser parcelados ni vendidos con independencia de la totalidad del solar, incluyendo la construcción levantada.

i) Accesos: Ancho mínimo de 3 m. Las parcelas deberán tener acceso directo desde el viario público para ser edificables.

j) Cierres: Hasta 0,60 m de altura máxima si son de fábrica. Hasta 2,5 m de altura si son setos vegetales o protecciones diáfanas.

Artículo 304.—Condiciones de uso.

1. Se admiten los Usos Pormenorizados en las Categorías y Situaciones que se definen a continuación.

a) Uso Industrial:

— Categoría 3.ª y 4.ª en Situación 3

b) Uso comercial: En zonas o sectores industriales, se podrán autorizar únicamente:

— Las implantaciones comerciales que estén directamente relacionadas con el desarrollo de la actividad industrial propia del sector, actividad comercial que, en ningún caso podrán representar más del 30% de la superficie edificada total del edificio o instalación industrial. Esta excepción no será aplicable, en ningún caso, a las Plataformas Logísticas o Centros de Distribución de Mercancías.

— Establecimientos comerciales de carácter individual que estén dedicados de forma exclusiva al comercio mayorista.

— Establecimientos comerciales de carácter individual dedicados exclusivamente a la venta de automóviles, embarcaciones y otros vehículos, de maquinaria, de materiales para la construcción y artículos de saneamiento y centros de jardinería. En este caso, la superficie útil de exposición y venta al público no será superior a 4.000 m² y la superficie edificada total no será superior a 12.500 m².

c) Uso de oficinas:

— Categoría 1.ª, 2.ª y 3.ª en Situación 4.ª y 5.ª

d) Uso de garaje-aparcamiento:

— Categorías 2.ª, 3.ª y 4.ª en Situación 3.ª y 4.ª y 5.ª

e) Uso de servicios hoteleros:

Modalidad 1:

— Niveles 1, 2 y 3 en Situación 2.ª y 3.ª

Modalidad 2:

— Niveles 1, 2 y 3 en Situación 2.ª y 3.ª

Modalidad 3.

— Niveles 1, 2 y 3 en Situación 2.ª y 3.ª

f) Uso de reunión y recreo:

— Categorías 1.ª y 2.ª en Situación 2.ª

— Categoría 3.ª en Situación 3.ª y 4.ª

— Categoría 4.ª en Situación 4.ª

g) Uso Estaciones destinadas al Transporte Público:

— Categoría 1.ª en Situación 1.ª

— Categoría 2.ª y 3.ª en situación 2.ª

h) Jardines Urbanos, Áreas de Juegos y Áreas Peatonales.

i) Espacios Libres Privados.

2. Quedan prohibidos el resto de los Usos Pormenorizados en todas sus Categorías y Situaciones, en tanto en cuanto no se apruebe una ordenanza municipal específica.

Artículo 305.—Otras condiciones específicas.

1. Con carácter general serán de aplicación las condiciones establecidas en el Capítulo 4 del Título II, referido a Condiciones Generales de la Edificación, a las que completan y/o sustituyen las que se señalan a continuación.

2. Sobre edificaciones industriales existentes se podrán llevar a cabo operaciones de fraccionamiento en locales de menor tamaño, siempre que se cumplan las condiciones establecidas para esta modalidad.

3. Tanto las edificaciones de nueva planta como cualquier reforma o ampliación que se pretenda realizar sobre las edificaciones existentes, requerirá el cumplimiento de las condiciones señaladas en estas normas, para las edificaciones de uso industrial.

4. Cuando las naves incorporen una zona comercial, ésta se situará al frente de la edificación, presentando hacia el exterior una imagen urbana adecuada al entorno, aunque sin renunciar a las calidades propias de los edificios destinados a usos terciarios.

Subsección 2.ª Gran industria (IND.2)

Artículo 306.—Definición.

1. Se refiere a las instalaciones industriales que no se limitan al interior de una nave, sino que funcionan como un complejo de instalaciones, con diversidad de usos y cometidos, con sus propias circulaciones y calles interiores, por constituir un proceso productivo único.

Artículo 307.—Condiciones de aprovechamiento.

1. El aprovechamiento se fija en la proporción de 0,5 m² de edificación por cada metro cuadrado de superficie neta de parcela; cifra en la que se incluyen todos los usos edificados cerrados, sin distinción de su posición respecto de la rasante.

2. Los equipos y construcciones que de forma independiente o agrupada presenten un gran volumen, con una ocupación en planta superior a 20 m² asimilables a silos o depósitos de líquidos o gases, computarán con un coeficiente de homogeneización de 0,20 respecto de la edificabilidad principal.

6. No computarán a los efectos de aprovechamiento, las plantas de tratamiento de residuos generados por la actividad principal de la parcela.

7. No se computan a efectos de edificación los volúmenes de superficie inferior a 6 m² habitables aislados. Tampoco computarán los conductos y tuberías, ya sea sobre el terreno o elevados, individuales o agrupados.

Artículo 308.—Condiciones de ordenación, y edificación.

1. Altura máxima de la edificación: La altura máxima será de 12 m a cornisas y aleros. Dicha altura podrá ser superada, previa justificación, en aquellos casos condicionados por la viabilidad de la implantación y puesta en funcionamiento del proceso productivo.

2. Ocupación Máxima por construcciones: 65% de la parcela.

3. Retranqueo Mínimo a Linderos: Un tercio de la altura del remate de fachada con respecto al lindero, con un mínimo de 5 m.

4. La superficie mínima para el desarrollo de instalaciones de este tipo será de 25.000 m² de tal modo que formen conjunto físicamente continuo.

5. Las circulaciones interiores, el estacionamiento, la carga y descarga, y el almacenamiento y manipulación de materias primas y productos, se realizarán íntegramente dentro de los terrenos de la industria, no gravitado, por lo tanto, en absoluto, sobre las vías públicas periféricas o interpuestas.

6. Los cierres periféricos a las parcelas podrán alcanzar la altura de 2 metros sobre rasante, sea en fábrica, alambrada o seto. No se permite utilizar materiales que puedan causar daño en las personas, tales como alambre de espino, puntas de vidrio, etc.

7. Se ubicará el total de la dotación de aparcamiento reglamentaria, al interior de la parcela. Al menos un cuarto de la cuantía de la dotación anteriormente referida, se ubicará en un aparcamiento de propiedad privada en el interior de parcela, y uso público, situado junto a los accesos en proporción a su jerarquía y exteriores al cierre del resto de la parcela.

Artículo 309.—Especificaciones de los usos.

1. Dependiendo del nivel de agresividad, polución, riesgo, etc., se admitirán o eliminarán los usos que puedan suponer una permanencia prolongada innecesaria fuera de las horas de trabajo, como podría ser el caso de vigilantes, guarderías infantiles, etc. La vivienda, en concreto, queda prohibida siempre que las condiciones de salubridad bajen de los niveles concretos para ellos establecidos en la regulación de actividades.

3. Se admiten, en principio, y tanto como uso principal como dentro de los secundarios, los clasificados como actividades molestas, insalubres, nocivas y peligrosas.

Artículo 310.—Condiciones de uso.

1. Se admiten los Usos Pormenorizados en las Categorías y Situaciones que se definen a continuación.

a) Uso Industrial:

— Categoría 3.ª, 4.ª y 5.ª en Situación 3.ª

b) Uso comercial: En zonas o sectores industriales, se podrán autorizar únicamente:

— Las implantaciones comerciales que estén directamente relacionadas con el desarrollo de la actividad industrial propia del sector, actividad comercial que, en ningún caso podrán representar más del 30% de la superficie edificada total del edificio o instalación industrial. Esta excepción no será aplicable, en ningún caso, a las Plataformas Logísticas o Centros de Distribución de Mercancías.

— Establecimientos comerciales de carácter individual que estén dedicados de forma exclusiva al comercio mayorista.

— Establecimientos comerciales de carácter individual dedicados exclusivamente a la venta de automóviles, embarcaciones y otros vehículos, de maquinaria, de materiales para la construcción y artículos de saneamiento y centros de jardinería. En este caso, la superficie útil de exposición y venta al público no será superior a 4.000 m² y la superficie edificada total no será superior a 12.500 m².

c) Uso de oficinas:

— Categoría 1.ª, 2.ª y 3.ª en Situación 4.ª y 5.ª

d) Uso de garaje-aparcamiento:

— Categorías 2.ª, 3.ª y 4.ª en Situación 3.ª y 4.ª y 5.ª

e) Jardines Urbanos, Áreas de Juegos y Áreas Peatonales.

f) Espacios Libres Privados.

2. Quedan prohibidos el resto de los Usos Pormenorizados en todas sus Categorías y Situaciones, en tanto en cuanto no se apruebe una ordenanza municipal específica.

Sección 9. Terciario (T)

Artículo 311.—Definición.

1. Regula los usos y la construcción de edificios destinados a la prestación de servicios al público, las empresas u organismos, tales como el comercio en sus distintas formas, técnicos, financieros, de información, alojamiento temporal, etc, bien sean de carácter público o privado.

2. Se trata de una zona de Uso Global Terciario. Generalmente corresponde edificios con ocupación parcial del solar y retranqueados por todos sus linderos, asimilables a la tipología de edificación abierta.

Artículo 312.—Intensidad máxima de uso.

1. La intensidad máxima de uso vendrá dada por la aplicación de las limitaciones que se señalan a continuación.

a) Altura máxima de la edificación: 2 plantas más bajocubierta. Por encima de dicha altura, sólo se permitirá la construcción de cuerpos singulares de la edificación en una superficie que no excederá el 20% de la de ocupación máxima, computando dicha superficie a efectos de la edificabilidad máxima.

b) Tipologías Edificatorias: No se preestablecen limitaciones.

c) Ocupación máxima: En T.1, vendrá determinada por las alineaciones, en el resto, quedará determinada por el planeamiento de desarrollo.

d) Edificabilidad máxima: La establecida expresamente por el Planeamiento en T.0. En T.1 asimilará las condiciones de CA-SA.

e) Parcela mínima: 500 m².

f) Frente edificable: 10 m.

g) Fondo edificable: No se fija.

h) Retranqueos: Los establecidos expresamente por el Planeamiento.

i) Alineaciones: Las fijadas en los planos del PGO.

j) Rasantes: Se respetarán las definidas por las vías públicas existentes.

k) Espacios Libres: Deberán ajardinarse y arbolarse en un 50% de su superficie. La superficie no edificable se considerará afectada de modo permanente por el uso de Libre Privado afecto a edificación y los predios no podrán ser parcelados ni vendidos con independencia de la totalidad del solar, incluyendo la construcción levantada.

l) Accesos: Ancho mínimo de 6 m. Las parcelas deberán tener acceso directo desde el viario público para ser edificables.

m) Patios: Se permiten tanto los patios de manzana como los de parcela, respetando siempre las dimensiones fijadas en la ordenanza particular de cada uno de ellos.

Artículo 313.—Condiciones de uso.

1. Se admiten los Usos Pormenorizados en las Categorías y Situaciones que se definen a continuación.

a) Residencial: solo cuando sea absolutamente necesario para guardería.

b) Uso de garaje-aparcamiento:

— Categorías 2.ª, 3.ª y 4.ª en Situación 3.ª y 4.ª

c) Uso de servicios hoteleros:

— Niveles 1,2 y 3 en Situación 2.ª y 3.ª

d) Uso de reunión y recreo:

— Categorías 1.ª, 2.ª y 3.ª en Situación 2.ª y 3.ª

e) Uso comercial:

— Categorías 1.ª y 2.ª en Situación 2.ª

— Categorías 3.ª y 4.ª en Situación 2.ª y 3.ª

— Categoría 6.ª en Situación 3.ª

f) Uso Sanitario-Asistencial:

— Categoría 3.ª en Situación 2.ª

g) Uso Deportivo:

— Categoría 1.ª en Situación 2.ª

h) Uso de Oficinas:

— Categoría 1.ª y 2.ª en Situación 4.ª

i) Uso Estaciones destinadas al Transporte Público:

— Categoría 1.ª en Situación 1.ª

— Categoría 2.ª y 3.ª en situación 2.ª

j) Jardines Urbanos, Áreas de Juegos y Áreas Peatonales.

2. Quedan prohibidos el resto de los Usos Pormenorizados en todas sus Categorías y Situaciones, en tanto en cuanto no se apruebe una ordenanza municipal específica.

Artículo 314.—Otras condiciones específicas.

1. Con carácter general serán de aplicación las condiciones establecidas en el Capítulo 4 del Título II, referido a las Condiciones Generales de la Edificación, a las que completan y/o sustituyen las que se señalan a continuación.

2. Se evitarán las ordenaciones de este tipo de edificaciones, en su parcela como unidades aisladas sin referencia con la tipología urbana del entorno, tratando de asociarlas al mismo, en una ordenación de conjunto coherente que también evitará el fraccionamiento de los espacios libres intermedios.

3. Se autoriza el empleo exclusivo de cubiertas planas.

Sección 10. Equipamientos y servicios (EQ)

Artículo 315.—Definición.

1. Esta Zona de Ordenanza regula los usos y la construcción de edificios destinados a servicios públicos e instituciones varias, en instalaciones de uso exclusivo, con ocupación parcial del solar y retranqueados por todos sus linderos. Se incluyen dentro de esta tipología las zonas señaladas como Infraestructuras Urbanas dentro de la documentación gráfica de este PGO.

2. Se trata de una Zona de Uso Global de Equipamiento.

Artículo 316.—Clases.

1. Se establecen tres grados:

a) En EQ.0, se incluyen aquellos Equipamientos ya existentes e integrados bien en una trama urbana existente, o en el marco determinado por un API.

b) En EQ.1 se incluyen aquellos equipamientos públicos, tales como centros escolares, centros de salud, centros asistenciales, cívico-culturales, etc., así como las instalaciones deportivas que requieren espacios cubiertos.

c) En EQ.2 se incluyen las instalaciones deportivas al aire libre, mercados públicos, etc, sobre espacios de gran superficie, con o sin espectadores, que requieren una mínima proporción de locales cerrados.

d) En EQ.3 se incluyen equipamientos similares al grado 1, de carácter privado.

2. Tanto las condiciones de uso como las de intensidad del mismo que a continuación se establecen, serán comunes a todos los grados, salvo cuando se diferencien expresamente para cada uno de ellos.

Artículo 317.—Intensidad máxima de uso.

1. Los equipamientos y servicios preexistentes a la entrada en vigor del PGO deberán cumplir como los parámetros establecidos en el siguiente apartado; en el caso de que los excedieran no tendrán la consideración de fuera de ordenación.

2. La intensidad máxima de uso vendrá dada por la aplicación de las limitaciones que se señalan a continuación.

a) Parcela mínima: No se fija.

b) Altura máxima de la edificación:

— Para EQ.0: en SU Consolidado, la existente, mientras que en los API, vendrá determinada por el Planeamiento aprobado.

— Para EQ.1 y EQ.3: 10 m y 3 plantas. No se autoriza el aprovechamiento bajo cubierta. Por encima de esa altura, sólo se permitirá la construcción de cuerpos singulares de la edificación en una superficie que no exceda el 20% de la ocupación máxima, computando dicha superficie a efectos de la edificabilidad máxima. Se exceptuarán de este régimen aquellas edificaciones preexistentes incardinadas dentro de esta tipología, pudiendo acceder a una cuarta planta, siempre y cuando se haya solicitado licencia antes de la suspensión de concesiones de las mismas o cuando menos se haya manifestado al Ayuntamiento la intención de solicitarla después de ese momento, siempre y cuando se acredite que el inicio del proyecto es anterior al mismo.

— Para EQ 2: No se fija, debiendo justificarse según el carácter de la edificación y/o de la especialidad deportiva o actividades de las que vaya a ser marco.

c) Ocupación máxima:

— Para EQ.0: en SU Consolidado, la existente, mientras que en los API, vendrá determinada por el Planeamiento aprobado.

— Para EQ.1: 50% medido sobre parcela neta.

— Para EQ.2: 5% de la parcela bruta.

— Para EQ.3: 50% medido sobre parcela neta.

d) Edificabilidad máxima:

— Para EQ.0: en SU Consolidado, la existente, mientras que en los API, vendrá determinada por el Planeamiento aprobado.

— Para EQ.1: 1.00 m²/m² medidos sobre parcela neta.

— Para EQ.2: 0.05 m²/m² medidos sobre parcela bruta.

— Para EQ.3: 0.50 m²/m² medidos sobre parcela neta.

e) Retranqueos: 4 m a la alineación exterior y 3 m al resto de los linderos. Para EQ.1, estos retranqueos podrán reducirse o anularse cuando la tipología de los edificios circundantes así lo aconseje.

f) Alineaciones: Serán libres dentro de los retranqueos fijados por estas Normas, salvo que el Plano correspondiente disponga alineaciones obligatorias en alguno de los frentes o linderos del solar o parcela.

Artículo 318.—Condiciones de uso.

1. Se admiten los Usos Pormenorizados en las Categorías y Situaciones que se definen a continuación.

a) Uso de vivienda: Exclusivamente como complementaria al uso principal del edificio, a su servicio y destinada al personal que tenga que residir en él para su correcto funcionamiento (guarda).

b) Uso comercial:

— Categorías 1.ª y 2.ª en Situación 2.ª

— Categorías 3.ª y 4.ª en Situación 2.ª y 3.ª

c) Uso de oficinas:

— Categorías 2.ª y 3.ª en Situaciones 4.ª y 5.ª Exclusivamente para servicios públicos, e instituciones y administración de la actividad.

d) Uso de garaje-aparcamiento:

— Categorías 2.ª, 3.ª y 4.ª en Situación 3.ª, 4.ª y 5.ª

e) Uso Industrial:

— Categorías 1.ª y 2.ª en Situaciones 2.ª y 3.ª, cuando se trate de usos relacionados con la actividad principal.

f) Uso hotelero:

Para EQ.1 y EQ.3.

— Modalidad 1: Niveles 1, 2 y 3 en Situaciones 2.ª y 3.ª (solo cuando se ligue a un uso asistencial, deportivo, sanitario, cívico-cultural, patrimonial histórico-artístico, etc.).

— Modalidad 2: Niveles 1, 2 y 3 en Situaciones 2.ª y 3.ª

g) Uso socio cultural y espectáculos.

Para EQ.1 y EQ.3.

— Categoría 1.ª en Situaciones 2.ª y 3.ª

Para EQ.1.

— Categorías 2.ª y 3.ª en Situaciones 2.ª y 3.ª

Para EQ.2 y EQ.3.

— Categoría 4.ª en Situación 4.ª

h) Uso de reunión y recreo: Solamente como actividad complementaria o secundaria con respecto al equipamiento.

Para EQ.1 y EQ3:

— Categorías 1.ª, 2.ª y 3.ª en Situaciones 2.ª y 3.ª

Para EQ.2 y EQ.3:

— Categoría 4.ª en Situación 4.ª

i) Uso Educativo.

Para EQ.1 y EQ.3:

— Categorías 1.ª, 2.ª y 3.ª en Situaciones 2.ª y 3.ª

j) Uso Sanitario-Asistencial.

Para EQ.1 y EQ.3:

— Categorías 1.ª y 2.ª en Situación 3.ª

— Categoría 3.ª en Situaciones 2.ª y 3.ª

— Categorías 4.ª y 5.ª en Situación 3.ª

k) Uso Deportivo.

Para EQ.1 y EQ.3:

— Categorías 1.ª y 2.ª en Situaciones 2.ª y 3.ª

— Categoría 3.ª y 4.ª en Situación 3.ª

Para EQ.2:

— Todas las Categorías en Situación 4.ª

l) Uso religioso.

Para EQ.1 y EQ.3:

— Categoría 1.ª en Situaciones 1.ª y 2.ª

— Categoría 2.ª en Situación 2.ª

ll) Jardines Urbanos, Áreas de Juegos y Áreas Peatonales.

2. Quedan prohibidos el resto de los Usos Pormenorizados en todas sus Categorías y Situaciones, en tanto en cuanto no se apruebe una ordenanza municipal específica.

Artículo 319.—Otras condiciones específicas.

1. Con carácter general serán de aplicación las condiciones establecidas en el Capítulo 4 del Título II, referido a las Condiciones Generales de la Edificación, a las que completan y/o sustituyen las que se señalan a continuación.

2. Se permitirá la superación de la altura máxima establecida, en el caso de elementos singulares no habitables que por su carácter técnico, funcional o simbólico queden debidamente justificados, o en instalaciones deportivas que pudieran destinarse a especialidades que requieran mayor altura libre en el interior de la edificación.

3. En las instalaciones al aire libre, encuadradas en EQ.2, los graderíos no computarán a efectos de la edificabilidad ni de la ocupación máxima.

4. Se evitarán las ordenaciones de este tipo de edificaciones en su parcela como unidades aisladas sin referencia con la tipología urbana del entorno, tratando de asociarlas al mismo en una ordenación de conjunto coherente que también evitará el fraccionamiento de los espacios libres intermedios.

5. Las edificaciones existentes que superen las condiciones de intensidad de uso aquí establecidas, iglesias, centros parroquiales, etc, que se incluyen en esta Zona de Ordenanza, no tendrán la consideración de edificios fuera de ordenación. No obstante, no podrán ser objeto de ampliaciones que superen el 10% de la superficie construida, ni que superen la altura máxima establecida.

6. Se recomienda la aplicación con carácter orientativo, de las condiciones señaladas para la Zona de Ordenanza de Bloque Aislado (BA).

Sección 11. Aparcamiento (AP)

Artículo 320.—Definición.

1. Comprende áreas destinadas al uso garaje y aparcamiento, en los términos definidos en estas Normas, entendiendo como tal al espacio destinado a la estancia de vehículos a motor, incluyéndose en este uso los locales de paso.

2. Se trata de una Zona de Uso Dotacional, pudiendo tener un carácter tanto público, como privado.

Artículo 321.—Intensidad máxima de uso.

1. La intensidad máxima de uso vendrá dada por la aplicación de las limitaciones que se señalan a continuación.

a) Altura máxima de la edificación: 3 plantas o 10 metros.

b) Tipologías Edificatorias: No se preestablecen limitaciones.

c) Ocupación máxima: 60%, para las edificaciones sobre rasante.

d) Edificabilidad máxima: La establecida en la documentación gráfica del PGO, y en su defecto 1 m²/m².

e) Parcela mínima: No se fija, debiendo justificarse la capacidad para al menos 6 plazas en áreas de viviendas unifamiliares y 10 plazas en el resto.

f) Frente edificable: No se fija.

g) Fondo edificable: No se fija.

h) Retranqueos:

— A linderos: En suelo sin alineaciones 50% de la altura o mínimo de 3 m.

— A viales: En suelo sin alineaciones 50% de la altura o mínimo de 3 m.

— A otros edificios: Las definidas en los planos de ordenación. En otros casos, una distancia igual a su altura.

i) Alineaciones: Las fijadas en los planos del PGO.

j) Rasantes: Se respetarán las definidas por las vías públicas existentes.

k) Espacios Libres: La superficie no edificable se considerará afectada de modo permanente por el uso de Libre Privado afecto a edificación y los predios no podrán ser parcelados ni vendidos con independencia de la totalidad del solar, incluyendo la construcción levantada.

l) Accesos: En los términos establecidos en estas normas y en la legislación sectorial.

m) Patios: Se permiten tanto los patios de manzana como los de parcela, respetando siempre las dimensiones fijadas en la ordenanza particular de cada uno de ellos.

Artículo 322.—Condiciones de uso.

1. Se admiten los Usos Pormenorizados en las Categorías y Situaciones que se definen a continuación.

a) Uso de garaje-aparcamiento:

— Categorías 2.ª, 3.ª y 4.ª en Situación 5.ª

b) Dotacional de Reserva.

c) Jardines Urbanos, Áreas de Juegos y Áreas Peatonales.

2. Quedan prohibidos el resto de los Usos Pormenorizados en todas sus Categorías y Situaciones, en tanto en cuanto no se apruebe una ordenanza municipal específica.

Artículo 323.—Otras condiciones específicas.

1. Con carácter general serán de aplicación las condiciones establecidas en el Capítulo 4 del Título II, referido a las Condiciones Generales de la Edificación, a las que completan y/o sustituyen las que se señalan a continuación.

2. Se permitirá la superación de la altura máxima establecida, en el caso de elementos singulares no habitables que por su carácter técnico, funcional o simbólico queden debidamente justificados, o en instalaciones deportivas que pudieran destinarse a especialidades que requieran mayor altura libre en el interior de la edificación.

3. No se podrán eliminar total o parcialmente, las dotación es de plazas de aparcamiento, cuando éstas vinieran determinadas reglamentariamente.

4. Se evitarán las ordenaciones de este tipo de edificaciones en su parcela como unidades aisladas sin referencia con la tipología urbana del entorno, tratando de asociarlas al mismo en una ordenación de conjunto coherente que también evitará el fraccionamiento de los espacios libres intermedios.

Sección 12. Espacios libres (EL)

Artículo 324.—Definición.

1. Esta Zona de Ordenanza regula los usos y la construcción sobre los espacios públicos libres, tales como parques, jardines, áreas de juego infantiles o autóctonos, etc.

Artículo 325.—Régimen jurídico.

1. Regula los usos y la construcción en superficies libres, de uso público destinadas al ocio y entretenimiento ciudadano, en las que se autoriza la construcción, en pequeña proporción, de instalaciones, de titularidad mayoritariamente pública que tengan por objeto satisfacer las actividades vinculadas al disfrute del espacio libre y otros usos colectivos asimilados compatibles con el principal.

2. Tanto las condiciones de uso como las de intensidad del mismo que a continuación se establecen, serán comunes a ambos grados, salvo cuando se diferencien expresamente para cada uno de ellos.

Artículo 326.—Intensidad máxima de uso.

1. La intensidad máxima de uso vendrá dada por la aplicación de las limitaciones que se señalan a continuación.

2. Parcela mínima: No se fija.

3. Altura máxima de la edificación: 1 planta y 3 m.

4. Ocupación máxima: 10%.

5. Edificabilidad máxima: 0.05 m²/m².

6. Retranqueos: Libres a cualquier lindero. No obstante, las diferentes edificaciones que pudieran tener cabida en el espacio libre, estarán preferentemente separadas entre sí, evitando la creación de una zona de edificaciones que anularía el carácter de “Espacio Libre”.

7. Alineaciones: Serán libres dentro de los retranqueos fijados por estas Normas, salvo que el Plano correspondiente disponga alineaciones obligatorias para ciertas zonas.

Artículo 327.—Condiciones de uso.

1. Se admiten los Usos Pormenorizados en las Categorías y Situaciones que se definen a continuación.

a) Uso comercial:

— Kioscos.

b) Uso reunión y recreo:

— Categoría 1.ª en Situación 3.ª

— Categoría 4.ª en Situación 4.ª

c) Uso deportivo:

— Categoría 1.ª en Situación 4.ª

2. Quedan prohibidos el resto de los Usos Pormenorizados en todas sus Categorías y Situaciones, en tanto en cuanto no se apruebe una ordenanza municipal específica.

Artículo 328.—Condiciones específicas.

1. Las construcciones en parques o zonas libres verdes, deberán responder al concepto de pabellón siendo admisibles las formas constructivas tradicionales, así como soluciones ligeras de vidrio y metal pintado o similares.

2. Estacionamiento bajo espacios libres y viales:

a) Podrán disponerse aparcamientos públicos por iniciativa municipal o previa autorización o concesión del Ayuntamiento.

b) La autorización municipal estará condicionada por la existencia real del déficit a paliar, por el hecho de que la actuación no desnaturalice el uso de la superficie bajo la que se construya, si es bajo rasante, estableciendo el compromiso de reconstruir la zona verde, o reparar las posibles pérdidas si se tratara de una zona consolidada, o de acondicionarla simultáneamente como tal, si así lo establecen estas Normas y no se hubiera aún realizado.

c) Si el aparcamiento o estacionamiento se efectuara en superficie, su superficie no superará el 20% de la superficie neta de la parcela.

d) Si el aparcamiento se construyera bajo rasante, no ocupará más del 75% de la superficie de la parcela, reservando el 25% restante de su superficie para plantaciones de árboles, etc. Su construcción se ajustará a las condiciones señaladas en los Artículos 177 y siguientes de estas Normas.

e) En los casos en que existan zonas, sobre estacionamientos subterráneos, que pudieran ser eventualmente utilizadas por vehículos rodados, el forjado de dichas zonas tendrá las condiciones establecidas en la normativa sectorial vigente y admitirá una sobrecarga de uso de 2000 kg/cm².

Sección 13. Espacios libres privados (ELP)

Artículo 329.—Definición.

1. Son los espacios no edificables que resultan de la aplicación del Plan, como algunos interiores de manzana, partes traseras de zonas edificadas, partes no edificables en las parcelas de viviendas unifamiliares, espacios privados no edificables en las zonas de edificación abierta o según alineaciones, etc.

Artículo 330.—Condiciones específicas.

1. Estos espacios libres tendrán que estar convenientemente acondicionados para su uso en el momento de la terminación de las obras de edificación, y la cédula de habitabilidad o documento equivalente no puede concederse si no se cumple con este requisito. Deberán ser mantenidos y conservados por sus propietarios en las debidas condiciones y con las mismas obligaciones que correspondan al mantenimiento de edificios destinados a viviendas.

2. Para la utilización de este tipo de espacios se requerirá permiso del Ayuntamiento, adjuntando un plano de las obras a llevar a cabo, a escala mínima de 1:200, y otro de situación donde se aprecien las parcelas colindantes y lo que en ellas hubiese construido. El Ayuntamiento denegará la licencia o reducirá la propuesta cuando pudiera afectar a parcelas o edificaciones colindantes, cuando hubiera propuesta o alegaciones de vecinos suficientemente justificadas en contra de las instalaciones que se piense construir, o cuando afectase a la unidad ambiental de un espacio libre o conjunto de espacios libres destinados a otros usos.

3. Las parcelas podrán estar divididas en partes con usos diferentes de entre los mencionados en el siguiente artículo, y éstos podrán cambiar entre sí, pero se deberá notificar al Ayuntamiento el motivo, cuantía y nueva situación del nuevo uso o usos dados a la parcela y éste podrá denegar el derecho a cambio de uso si existiesen razones suficientes para considerarlo así.

4. Todo proyecto de edificación con tipología abierta que determinen la existencia de Espacio Libre Privado deberá disponer cada 50 m² o porción de plantación de un árbol de las especies autóctonas, con una separación entre puntos de plantación no superior a 10 m. En el resto de tipologías se justificará adecuadamente la inconveniencia de esta condición, de cara a su incumplimiento.

5. La Licencia de Ocupación de la edificación estará condicionada al cumplimiento de la presente condición a cuyos efectos el árbol deberá tener el porte y protección suficiente para garantizar su permanencia y longevidad.

Artículo 331.—Condiciones de uso.

1. Estos espacios libres estarán convenientemente acondicionados para su uso en el momento de la terminación de las obras de edificación, y la cédula de habitabilidad no puede concederse si no se cumple con este requisito. Deberán ser mantenidos y conservados por sus propietarios en las debidas condiciones y con las mismas obligaciones que correspondan al mantenimiento de edificios destinados a vivienda.

2. Queda prohibido el uso de especies vegetales de carácter invasor.

3. Los espacios no edificables de propiedad privada podrán tener los siguientes usos:

— Pequeñas instalaciones deportivas de carácter doméstico tales como piscinas, canchas de tenis u otras, sin espectadores.

— Instalaciones deportivas de servicio a comunidades de propietarios a partir de 10 viviendas, sin espectadores.

— Ascensores, rampas y cualesquiera otros usos encaminados a la supresión de barreras arquitectónicas o urbanísticas.

— Construcciones auxiliares del tipo lavaderos, trasteros, almacenes de material, de jardinería, etc. Con una superficie no mayor del 15% de la correspondiente a la parte de la parcela no edificable y en ningún caso mayor de 2 m² por cada vivienda.

— Instalaciones destinadas al ocio y recreo con carácter privado, tales como pistas de baile, boleras, etc., y construcciones auxiliares del tipo lavaderos, trasteros, almacenes de material, de jardinería etc., cuya edificación, en conjunto, no ocupe más del 5% de la parte no edificada y en ningún caso mayor de 50 m².

— Estará permitida la construcción de garajes o aparcamientos en planta sótano o semisótano.

Sección 14. Áreas de planeamiento incorporado (API)

Artículo 332.—Definición.

1. Comprende áreas que, en el momento de redactar este PGO, donde el Plan General delimita los suelos sometidos a la regulación de planeamiento ya aprobado y cuyo desarrollo se encuentra ejecutado o en vías de ejecución, la ordenación de los cuales se considera compatible con el modelo territorial y urbano propuesto por el Plan General. En sus respectivos ámbitos regirán las especificaciones de dichos planeamientos.

2. Se incluyen tres tipos de ámbitos:

a) Ámbitos afectados por una Modificación de Planeamiento vigente.

b) Ámbitos en desarrollo a través de Plan Parcial, Plan Especial o Estudio de Detalle.

c) Ámbitos afectados por otros instrumentos de ordenación o intervención urbanística, tales como Actuaciones Urbanísticas Concertadas, u otros.

Artículo 333.—Intensidad máxima de uso.

1. El volumen edificable será el fijado por la documentación elaborada y aprobada: Modificación Puntual, Plan Especial, Plan Parcial, Estudio de Detalle o Proyecto.

Artículo 334.—Condiciones de uso.

1. Los usos se regularán de acuerdo con la Modificación Puntual o el instrumento de ordenación en su caso; o por el presente PGO.

Título IV. Suelo Urbanizable

Capítulo 1.Régimen, gestión y desarrollo del planeamiento

Sección 1. Ámbito de aplicación y régimen jurídico

Artículo 335.—Clasificación del suelo urbanizable.

1. Este Plan General de Ordenación (PGO) clasifica como Suelo Urbanizable (SUR), aquel cuyas condiciones de tamaño y proximidad a núcleos urbanos consolidados u otras entidades de población y situaciones preexistentes, aconsejan sea objeto de urbanización. A su vez, pretende, a través de la urbanización de estos suelos y la reurbanización de otros suelos urbanos, contribuir a mejorar las condiciones medioambientales y paisajísticas del conjunto y dar satisfacción a las necesidades residenciales, industriales y de esparcimiento o equipamiento de la población.

2. La delimitación del Suelo Urbanizable viene representada en los Planos de Clasificación del Suelo de este PGO.

Artículo 336.—Instrumento urbanístico de desarrollo.

1. Los ámbitos clasificados dentro de esta categoría de suelo, serán susceptibles de desarrollo mediante la tramitación del correspondiente Plan Parcial.

Artículo 337.—Régimen jurídico.

1. Los propietarios de Suelo Urbanizable tendrán los derechos y deberes establecidos en la Sección 3.ª del Capítulo II del Título IV del TROTU.

Artículo 338.—Tipos de sur.

1. Todo el SUR incluido en el presente PGO es del tipo de Suelo Urbanizable Sectorizado (SUR), para el que se prevé su desarrollo y urbanización dentro del período de vigencia de este PGO.

Sección 2. Desarrollo del plan general en el suelo urbanizable sectorizado

Artículo 339.—Suelo urbanizable sectorizado.

1. El SUR, para su desarrollo, se divide en sectores, cuyos ámbitos se definen en los Planos y en las fichas de condiciones particulares recopiladas en la Documentación de este PGO, en donde se establecen las normas que incluyen las condiciones específicas que además de las de carácter general afectan al desarrollo de cada sector.

Artículo 340.—Aprovechamiento en sur sectorizado.

1. El proceso de cálculo y fijación del aprovechamiento medio debe ajustarse a la regulación establecida en el artículo 174 del ROTU, es decir, dividiendo la edificabilidad lucrativa homogeneizada total del polígono o unidad de actuación entre su superficie, una vez descontados los suelos correspondientes a dotaciones públicas ya obtenidas.

El aprovechamiento medio es, pues, la unidad de medida de los derechos de los propietarios incluidos en un polígono o unidad de actuación y el elemento básico de atribución a cada uno de ellos es la superficie de suelo aportada.

2. Corresponderá a los propietarios el 90% del aprovechamiento medio. El aprovechamiento restante corresponde a la Administración urbanística actuante, que no tendrá que contribuir a los costes de urbanización de los terrenos en que se localice ese aprovechamiento. No obstante, los propietarios y la Administración podrán llegar a un acuerdo para que aquéllos adquieran mediante convenio el aprovechamiento urbanístico restante, sustituyéndolo por su equivalente en metálico, en los supuestos en los que éste no sea susceptible de ejecución individualizada, tal como señala el artículo 316 del ROTU. Asimismo, el propietario tendrá derecho de adquisición preferente si la Administración urbanística decidiera enajenar el aprovechamiento urbanístico que le corresponde.

3. Los propietarios de los terrenos incluidos en cada sector deberán efectuar las cesiones gratuitas de los terrenos que corresponda en cada caso y costear la urbanización de los mismos, tal como establece el artículo 119 del TROTU.

Artículo 341.—Coeficientes de homogeneización en suelo urbanizable sectorizado.

1. De acuerdo con los artículos 170 y 174 del ROTU, se establecen los siguientes coeficientes de homogeneización:

Usos

Usos predominantes

VU.1

VU.2

SA-CA

BA

TER

EQP

IND.1

IND.2

Residencial unifamiliar adosada

1,00

0,92

1,15

1,09

0,92

0,92

Residencial unifamiliar aislada

1,09

1,00

1,25

1,19

1,00

1,00

Residencial según alineaciones

0,87

0,80

1,00

0,95

0,80

0,80

Residencial bloque abierto

0,91

0,84

1,05

1,00

0,84

0,84

Terciario-(comercial)

1,09

1,00

1,25

1,19

1,00

1,00

1,67

2,08

Equipamiento privado

1,09

1,00

1,25

1,19

1,00

1,00

1,67

2,08

Industria media y pequeña

0,60

0,60

1,00

1,25

Gran industria

0,48

0,48

0,80

1,00

Vivienda de protección oficial*

Vivivienda prot. Concertada

0,74

0,68

0,85

0,81

0,59

0,61

Vivivienda prot. Régimen general

0,66

0,60

0,76

0,72

0,53

0,55

Vivivienda prot. Régimen especial

0,58

0,53

0,66

0,63

0,46

0,48

2. El planeamiento de desarrollo podrá disponer coeficientes distintos a los establecidos con carácter general, debiendo justificar, en todo caso, la adaptación de los índices propuestos a la realidad del mercado inmobiliario en un modo concreto. Esta justificación deberá concretarse mediante la presentación de seis transacciones de cada una de las tipologías de las que se quiera variar el coeficiente de homogeneización, formalizadas en escrituras públicas con una antigüedad inferior a tres años.

3. Para superficies edificadas vinculadas a edificaciones construcciones objeto de protección por la LPC se aplicará un porcentaje de reducción del 30% en Protección Integral, de un 20% en Protección Parcial y de un 10% en Ambiental.

Artículo 342.—Desarrollo urbanístico de los ámbitos.

1. La parcelación urbanística, urbanización y edificación en el SUR requieren la previa aprobación de un Plan Parcial (PP) que ordenará la totalidad del ámbito de cada sector definido por el PGO o la división de los mismos previamente autorizada por el Ayuntamiento.

Artículo 343.—Planes parciales: Régimen jurídico.

1. El desarrollo del PGO en esta clase de Suelo se realizará mediante Planes Parciales tal como señala el artículo 151 del TROTU. Conforme a lo dispuesto en los Artículos 66 del TROTU y 186 a 190 del ROTU, dichos Planes están subordinados jerárquicamente a este PGO.

2. Los Planes Parciales cumplirán las determinaciones establecidas en el artículo 66 del TROTU. Cuando se trate de Planes Parciales de iniciativa particular se estará a lo dispuesto en los Artículos 79 a 83 del citado TROTU.

3. Los Planes Parciales contendrán la documentación establecida en el artículo 189 del ROTU. Cuando se trate de Planes Parciales de iniciativa particular contendrán asimismo lo señalado en el artículo 83 del TROTU.

4. De acuerdo con lo dispuesto en los Artículos 84 a 89 del citado TROTU, la competencia para la aprobación inicial, provisional y definitiva corresponderá al Ayuntamiento de Gozón, requiriéndose informe no vinculante de la CUOTA.

Artículo 344.—Sistemas de actuación.

1. El Sistema de Actuación será el fijado por este PGO para cada Sector, que no obstante podrá variar por causas justificadas a través del procedimiento regulado en el artículo 151 del TROTU, para la delimitación de polígonos y unidades de actuación. El Plan Parcial podrá modificar el sistema de actuación elegido en este PGO.

Artículo 345.—Subdivisión de sectores.

1. De acuerdo a lo dispuesto en artículo 62 del TROTU podrá contemplarse la subdivisión de los Sectores delimitados, siempre que los espacios resultantes tengan una entidad geográfica y urbanística suficiente para permitir su desarrollo y adecuada inserción en la estructura general del PGO. A esos efectos se establecen las siguientes condiciones.

a) Justificación de la distribución equitativa de beneficios y cargas, tal y como establece la legislación urbanística vigente, ratificando el aprovechamiento medio señalado para el ámbito original o fijando un nuevo aprovechamiento que no podrá variar más de un 15% respecto al aprovechamiento medio.

b) Justificación de la parte proporcional adscrita al Subsector de los Sistemas Locales y reservas para dotaciones y equipamientos públicos previstos para el Sector. En este sentido y al objeto de evitar un excesivo fraccionamiento de dichas reservas que anularía su funcionalidad, se podrán establecer reservas genéricas o de uso indefinido que cumplan en su conjunto las condiciones señaladas en la legislación urbanística vigente.

c) Se respetará el Uso Principal señalado para el Sector de origen.

Artículo 346.—División en polígonos o unidades de actuación.

1. Para su ejecución, los Planes Parciales podrán establecer la división de su ámbito en Polígonos o Unidades de Actuación que delimitarán expresamente, señalando asimismo el sistema de actuación y los plazos para la urbanización y edificación que corresponda a cada una de ellas.

Artículo 347.—Régimen del suelo urbanizable antes de la aprobación del planeamiento de desarrollo. Régimen general.

1. Los propietarios tendrán derecho a usar, disfrutar y disponer de los terrenos de su propiedad conforme a la naturaleza rústica de los mismos.

2. Antes de la aprobación del Plan Parcial, y siempre mediante la formulación y aprobación de un Plan Especial, podrán realizarse en esta clase de suelo obras correspondientes a las infraestructuras territoriales.

Artículo 348.—Régimen del suelo urbanizable antes de la aprobación del planeamiento de desarrollo. Régimen particular.

1. En el Suelo Urbanizable Prioritario, antes de la aprobación del Plan Parcial, sólo podrán autorizarse, de forma excepcional, usos y obras provisionales que no estén expresamente prohibidos por la legislación urbanística o sectorial, que habrán de cesar, y en todo caso, ser demolidos sin indemnización alguna cuando lo acordare la Administración urbanística. Entre dichos usos no se incluye la vivienda en ninguna de sus categorías. La autorización, bajo las indicadas condiciones aceptadas por el propietario, se hará constar en el Registro de la Propiedad de conformidad con lo establecido en la legislación hipotecaria.

2. En el Suelo Urbanizable No Prioritario, antes de la aprobación del Plan Parcial, podrán autorizarse los usos previstos para el Suelo No Urbanizable de Interés Agrícola, a excepción del de vivienda.

Artículo 349.—Obligaciones de los propietarios.

1. Una vez aprobado el Plan Parcial, como consecuencia del desarrollo del SUR, los propietarios de los terrenos están obligados a:

a) Ceder obligatoria y gratuitamente a la Administración el suelo necesario para:

— Viales, espacios libres, zonas verdes y dotaciones públicas de carácter local al servicio del polígono en el que sus terrenos resulten incluidos.

— La ejecución de los sistemas generales adscritos al polígono, o participar en el coste de adquisición de los mismos, en los términos previstos en el Plan Parcial.

— Correspondiente al 10% del aprovechamiento del Sector o ámbito correspondiente.

b) Costear y, en su caso, ejecutar las infraestructuras de conexión con los sistemas generales exteriores a la actuación y, en su caso, las obras necesarias para la ampliación o refuerzo de dichos sistemas requeridos por la dimensión y densidad de la misma y las intensidades de uso que ésta genere, en la forma y cuantía establecida al aprobar cada Plan Parcial.

c) Costear o ejecutar la urbanización del polígono o sector correspondiente en la forma y plazos fijados en el Plan Parcial.

d) Cumplir los plazos previstos en el Plan Parcial, o en su defecto, en la normativa urbanística, para edificar los solares.

e) Proceder a la distribución equitativa de los beneficios y cargas derivados del planeamiento, así como situar el aprovechamiento urbanístico correspondiente a la Administración o adquirirlo, con anterioridad al inicio de la urbanización del polígono o unidad de actuación.

2. La transformación de suelo clasificado como urbanizable comportara para los propietarios del mismo el deber de ceder obligatoria y gratuitamente a la Administración actuante el suelo correspondiente al diez por ciento del aprovechamiento de sector. La Administración urbanística actuante no tendrá que contribuir a los costes de urbanización de los terrenos en los que se localice el aprovechamiento, costes que deberán ser asumidos por los propietarios. El propietario podrá adquirir, mediante convenio, el aprovechamiento urbanístico correspondiente a la administración, en los términos previstos en el artículo 119.2 del TROTU.

Artículo 350.—Obras.

1. La ejecución de las obras de urbanización requieren en todo caso que previamente, además del Plan Parcial, se haya aprobado el correspondiente Proyecto de Urbanización.

Artículo 351.—Proyectos de urbanización.

1. Los Proyectos de Urbanización deberán ajustarse a las previsiones del Plan Parcial que desarrollen. Para su contenido y tramitación se seguirán las especificaciones del artículo 159 del TROTU, que a su vez, ha sido objeto de desarrollo por el artículo 381 del ROTU.

Artículo 352.—Derecho a edificar.

1. El derecho a edificar en el SUR no podrá ejercerse mientras no se hayan ejecutado las obras de urbanización de la correspondiente etapa, de las programadas en el Plan de Etapas del PP, y se den los siguientes requisitos:

a) Que haya ganado firmeza, en vía administrativa, el acto de aprobación definitiva del Proyecto de Reparcelación o del Proyecto de Compensación.

b) Que una vez aprobado definitivamente el Proyecto de Reparcelación o el Proyecto de Compensación se haya procedido a realizar la correspondiente inscripción en el Registro de la Propiedad, conforme a lo dispuesto en el Real Decreto 1093/1997 y en el artículo 481 del ROTU.

Artículo 353.—Edificación y urbanización simultáneas.

1. Podrá ejercerse el derecho a edificar antes de que concluya la ejecución de las obras de urbanización de la correspondiente etapa del PP cuando concurran, además de lo establecido en artículo anterior, los siguientes requisitos:

a) Que se haya aprobado definitivamente el Proyecto de Urbanización.

b) Que por el estado de realización de las obras de urbanización la Administración considere previsible que, a la terminación de la edificación, la totalidad de las parcelas de la correspondiente etapa del Plan Parcial contarán con todos los servicios necesarios para tener la condición de solar.

c) Que se preste fianza, en cualquiera de las formas admitidas por la legislación local, en cuantía suficiente para garantizar hasta el ciento por ciento la ejecución de las obras necesarias para completar la totalidad de la urbanización de la correspondiente etapa del Plan Parcial, así como para conectar todos sus servicios con las redes viarias y de servicios locales o generales.

d) Para valorar esta garantía podrá descontarse la parte proporcional de la obra ya ejecutada de esa etapa y de las conexiones, así como la parte proporcional de la fianza depositada con motivo de la aprobación del Proyecto de Urbanización; no se podrá descontar sin embargo la fianza depositada en la tramitación del Plan Parcial.

e) Que el escrito de solicitud de licencia del promotor se comprometa a no utilizar la construcción hasta tanto no esté concluida la obra de urbanización y a establecer tal condición en las cesiones de derecho de propiedad o de uso que se lleven a efecto para todo tipo o parte del edificio.

2. El incumplimiento del deber de urbanización simultánea a la edificación comportará la declaración de caducidad de la licencia, sin derecho a indemnización, impidiéndose el uso de lo edificado, sin perjuicio de derecho de los terceros adquirientes al resarcimiento de los daños y perjuicios que se les hubiesen irrogado. Asimismo comportará la pérdida de la fianza a que se refiere el apartado c) anterior.

Artículo 354.—Dotaciones de sistema local.

1. Con independencia de las edificaciones que pudieran incluirse en los Planes Parciales, citadas en el artículo anterior, podrán ejecutarse antes de que los terrenos adquieran la condición de solar las edificaciones correspondientes a las dotaciones de titularidad pública sobre las reservas de suelo definidas en los Planes Parciales, siempre que se haya producido la cesión al Ayuntamiento de la parcela de terreno en que se ubiquen y se cumplan además los requisitos b) y c) del artículo anterior.

2. En todo caso serán de aplicación en Suelo Urbanizable Sectorizado, las reglas y parámetros de previsión de Sistemas Locales previstos en los artículos 176 y 177 del ROTU.

Artículo 355.—Parcelación.

1. No se podrá proceder a la parcelación urbanística en el Suelo Urbanizable hasta que no se haya obtenido la correspondiente licencia de parcelación, o se haya aprobado definitivamente el Proyecto de Compensación o de Reparcelación.

Sección 3. Condiciones particulares para el desarrollo del sur prioritario

Artículo 356.—Vivienda de protección pública.

1. En el ámbito de todos los sectores residenciales, al menos el 30% del suelo destinado a uso residencial quedará reservado para la construcción de vivienda sujeta a algún régimen de protección pública, incluído el régimen de protección autonómica, o con precio tasado.

Artículo 357.—Sistema de actuación.

1. Se estará a lo dispuesto en la Sección 2.ª del Capítulo 2.º del Título V del TROTU y su correlativo del ROTU.

Sección 4. Suelo urbanizable regulado según planeamiento en ejecución

Artículo 358.—Sectores.

1. Se incluyen en este apartado aquellos sectores para los que ya se han aprobado sus correspondientes Planes Parciales, o que en la actualidad se encuentran en tramitación.

2. En estos ámbitos serán de aplicación las especificaciones establecidas en cada uno de sus correspondientes Planes Parciales, cumpliendo en todo lo demás las determinaciones del PGO.

3. Estos ámbitos quedan reflejados en la documentación gráfica del PGO, bajo la zonificación denominada Áreas de Planeamiento Incorporado (API).

Título V. Suelo No Urbanizable

Capítulo 1. Régimen, gestión y desarrollo del planeamiento

Sección 1. Régimen jurídico

Artículo 359.—Definición.

1. A los efectos de la aplicación del presente PGO, tienen la condición de Suelo no Urbanizable (SNU) los terrenos siguientes:

a) Los terrenos que estén o deban estar sometidos a algún régimen especial de protección, fijado en planes o normas sectoriales, o en el planeamiento territorial, que sea incompatible con su transformación urbanística. Esa protección podrá derivarse, entre otras posibilidades, de los valores paisajísticos, históricos, arqueológicos, científicos, ambientales o culturales de los citados terrenos, de los riesgos naturales que en ellos concurran, de su sujeción a limitaciones o servidumbres para la protección del dominio público. Asimismo, esa protección podrá derivarse de la adopción de una ordenación territorial y urbanística basada en el principio de desarrollo territorial y urbano sostenible, o de la protección de los sistemas tradicionales de asentamiento de la población en el territorio del Principado de Asturias.

b) Los terrenos que el planeamiento urbanístico general considere necesario preservar, por los valores y demás circunstancias a que se ha hecho referencia en la letra a) anterior, así como por su valor agrícola, forestal, ganadero, o por sus riquezas naturales.

c) Los núcleos rurales y asentamientos consolidados de población de carácter rural, en los términos previstos por este PGO.

2. A los efectos de este Plan General de Ordenación (PGO) y en su ámbito de aplicación, por considerarse que en el mismo concurren uno o varios de los valores expresados en el número anterior, se clasifica como Suelo no Urbanizable el territorio para el que se señala esa condición en los Planos de Clasificación del Suelo.

Artículo 360.—División.

1. De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 112 del TROTU, el Suelo no Urbanizable del concejo de Gozón se divide en las siguientes Categorías:

a) Suelo no Urbanizable de Especial Protección.

b) Suelo no Urbanizable de Costas.

c) Suelo no Urbanizable de Interés.

d) Suelo no Urbanizable de Infraestructuras.

e) Núcleo Rural.

Artículo 361.—Destino.

1. El Suelo no Urbanizable deberá utilizarse en la forma que mejor corresponda a su naturaleza, con sujeción a lo dispuesto en la Ley de Ordenación Agraria y Desarrollo Rural del Principado de Asturias1 (LOADR) y en la Ley de Reforma y Desarrollo Agrario2.

2. Los terrenos clasificados como Suelo no Urbanizable no podrán ser destinados a fines distintos del agrícola, forestal, ganadero, cinegético y, en general, de los vinculados a la explotación racional de los recursos naturales, dentro de los límites que establecen este PGO y la legislación del Principado de Asturias.

Sección 2. Régimen de usos

Artículo 362.—Principios generales.

1. Los usos previstos en este PGO son los que corresponden a las necesidades de la población y al desarrollo de su actividad en todos los órdenes, así como a la debida gestión y utilización de los recursos naturales.

2. De acuerdo a lo dispuesto en el artículo 123 del TROTU, atendiendo a su situación jurídica y a la modalidad de gestión que le corresponda, los usos en Suelo no Urbanizable pueden ser de las siguientes clases:

a) Usos Permitidos.

b) Usos Autorizables.

c) Usos Incompatibles.

d) Usos Prohibidos.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

Artículo 363.—Usos permitidos.

1. De acuerdo con el artículo 123 del TROTU, se consideran así los usos sujetos a concesión de licencia municipal sin trámites previos, conforme a lo dispuesto en los Artículos 228 y siguientes del TROTU.

Artículo 364.—Usos autorizables.

1. De acuerdo con el artículo 123 del TROTU, se considerarán así aquellos usos que con anterioridad a la licencia municipal requieren autorización previa, conforme al trámite previsto en el artículo 132 del TROTU.

Artículo 365.—Usos incompatibles.

1. Se considerarán aquellos que no cumplen alguno de los requisitos exigidos para los usos permitidos o autorizables y cuya eventual admisibilidad requiere, con anterioridad a cualquier otra autorización o licencia, la nueva aprobación o modificación de un planeamiento en virtud del cual se habilite el suelo afectado por la finalidad pretendida, conforme a lo establecido en los Artículos 99 y 101 del TROTU y en el Título V de estas Normas Urbanísticas.

Artículo 366.—Usos prohibidos.

1. De acuerdo con el artículo 123 del TROTU, son aquellos usos que no podrán desarrollarse en el Suelo no Urbanizable, salvo que se produzca la aparición de nuevos criterios urbanísticos y éstos se meterialicen a través de la oportuna revisión de planeamiento.

Artículo 367.—Núcleo de población.

1. A los efectos de este PGO, se considera que no existe posibilidad de formación de núcleo de población cuando se de alguna de las siguientes condiciones:

a) Que la vivienda o edificación forme parte de un núcleo rural.

b) Que la vivienda o edificación forme parte de una quintana tradicional existente o sea una vivienda vinculada a una explotación agraria.

c) Cuando la vivienda tenga la consideración de aislada, la capacidad edificatoria que corresponde a la parcela queda agotada debiendo quedar recogido este extremo, mediante inscripción en el registro de la Propiedad en nota marginal.

2. Cualquier vivienda o edificación que no cumpla las condiciones anteriormente indicadas, posibilita la formación de núcleo de población, quedando expresamente prohibida.

Sección 3. Desarrollo y gestión

Artículo 368.—Desarrollo del planeamiento.

1. El desarrollo del Suelo no Urbanizable clasificado en este Plan General de Ordenación podrá realizarse mediante Planes Especiales cuya finalidad sea cualquiera de las explícitamente señaladas en los Artículos 67 y 68 del TROTU, matizados y desarrollados por los Artículos 191 a 196 del ROTU.

2. Asimismo podrán formularse Estudios de Implantación para la localización de actividades, equipamientos y dotaciones, de interés público o social, incluidos en estas Normas como autorizables en Suelo no Urbanizable, conforme a las determinaciones de los Artículos 71 del TROTU y 200 a 204 del ROTU. Se incluyen en este supuesto aquellos equipamientos de ámbito municipal para los que, por razones de centralidad, vinculación a un recurso específico o cualquier otra, no se considere oportuna su localización en las áreas delimitadas como Suelo Urbano o Urbanizable en este PGO.

3. Conforme a lo establecido en el artículo 128 del TROTU, también deberá redactarse un Estudio de Implantación, previa obtención de la correspondiente licencia urbanística municipal, cuando se pretenda la instalación de actividades, equipamientos y dotaciones, de interés público o social, no contempladas expresamente en este PGO.

4. Conforme a lo dispuesto en el artículo 200.4 apartado a) del ROTU, el Estudio de Implantación se acompañará de un Plan Especial cuando:

a) Las circunstancias así lo aconsejen. Se entiende que concurren tales circunstancias cuando por su naturaleza, ubicación, tamaño o ámbito de servicio a prestar, el uso que se pretende implantar supere las necesidades de la población local o cuando las previsiones de movilidad incidan de manera significativa en la red viaria del entorno.

b) Las necesidades de ordenación interior así lo aconsejen, entendiéndose que concurren tales necesidades cuando sea precisa la apertura de viarios interiores o el establecimiento de una normativa particularizada en cuanto a régimen de usos pormenorizados, distancias, alturas, tratamiento exterior y otros aspectos de la ordenación que, siendo imprevisibles para el funcionamiento del uso o actividad a implantar, no coincidan en su totalidad con los establecidos en el PGO.

5. Cuando el Estudio de Implantación deba ir acompañado de un Plan Especial, se podrán refundir ambos instrumentos en un documento único sujetándose su tramitación a la establecida en el artículo 251 del ROTU, relativo a la tramitación de los Planes Especiales Municipales que no desarrollen un PGO (artículo 203.2 del ROTU).

Artículo 369.—Sistemas de actuación.

1. Con arreglo a lo dispuesto en el artículo 200 del TROTU, las dotaciones, servicios y sistemas de espacios libres de ámbito local que se sitúen en los Núcleos Rurales se obtendrán por el sistema de expropiación como actuación aislada en Núcleo Rural.

2. Excepcionalmente, en la regulación de las condiciones de edificación en Núcleo Rural se podrán establecer formas de gestión tales, que por aplicación voluntaria de las mismas se puedan obtener mediante cesión gratuita, los terrenos necesarios para dotaciones, servicios o sistemas de espacios libres.

Artículo 370.—Espacios naturales protegidos.

1. Los Espacios Naturales Protegidos en el concejo de Gozón son los señalados en Informe de Sostenibilidad Ambiental, quedando sometida toda actuación que pudiera afectar al mismo, a la legislación sectorial, que en todo caso prevalecerá sobre estas Normas.

Sección 4. Parcelaciones y segregaciones

Artículo 371.—Parcelaciones urbanísticas.

1. Se considerará parcelación urbanística, la división simultánea o sucesiva de terrenos en dos o más lotes efectuada con fines edificatorios3. En el SNU se entenderá que existe propósito edificatorio cuando la fragmentación de la finca no responda a requerimientos objetivos de la explotación agraria del terreno o de la actividad económica que debidamente autorizada venga realizándose sobre el mismo, circunstancias éstas que deberán ser constatadas por el Ayuntamiento o los órganos competentes de la Administración del Principado de Asturias.

2. En el SNU del concejo de Gozón, las parcelaciones urbanísticas se limitarán al ámbito de los Núcleos Rurales delimitados en estas Normas Urbanísticas4. Dichas parcelaciones se ajustarán a lo dispuesto en las disposiciones expresamente redactadas al efecto de estas Normas dentro de la regulación específica de los Núcleos Rurales.

3. Se considera ilegal toda parcelación que sea contraria a la legislación o al planeamiento urbanístico y en ningún caso se permitirá edificar en las parcelas resultantes.

Artículo 372.—Segregaciones y divisiones.

1. La prohibición de parcelación no comportará por su propia naturaleza la imposibilidad de transferencias de propiedad, divisiones y segregaciones de terrenos rústicos. A tales efectos, no tendrán la consideración de parcelación urbanística, y no requerirán licencia, las segregaciones o divisiones de fincas que carezcan de fines edificatorios y resulten autorizadas por la legislación civil, agraria o de la actividad económica que venga desarrollándose en el terreno.

Se admitirán segregaciones, divisiones, agregaciones o agrupaciones, siempre que respondan a requerimientos objetivos de la actividad desarrollada, que cuente con autorización de la Administración competente. En todo caso habrán de adecuarse a las unidades mínimas de cultivo y demás determinaciones de la legislación agraria. Las fincas resultantes no adquirirán posibilidad edificatoria propia e individualizada; para lo cual se necesitará la concurrencia de los requisitos propios de esas circunstancias. La edificabilidad quedaría asociada a la finca originaria, por lo que, en el supuesto de que ésta tuviera alguna posibilidad edificatoria, deberá señalarse en el título en que se formalice la segregación, la parcela o finca a la que se asigne, la cual deberá reunir por sí misma y aisladamente considerada, la cualidad de ser edificable.

Las segregaciones, divisiones, agregaciones o agrupaciones podrán tener como tener como objetivo, entre otros, los siguientes:

a) Haberse llevado a cabo en virtud de partición de herencias o disolución de comunidades, formadas estas últimas con anterioridad a la Resolución del Consejero de Ordenación del Territorio, Vivienda y Medio Ambiente de 29 de diciembre de 19835 y constituidas por título lucrativo, excepción hecha de que las mismas integrasen una sociedad mercantil, siempre que, en ambos casos, el número de lotes resultantes no podrá ser superior al de interesados concurrentes ni exceder el número máximo de parcelas de resultado establecido en la legislación y en estas Normas, y se cumplimente la normativa específica de cada zonificación y tipología en cuanto al tamaño mínimo de parcela.

b) Realizarse para agrupar o agregar a predios colindantes, aplicando la causa de excepción contemplada en el artículo 99 de la LOADR, siempre que ello no aumente el número total de fincas inferiores a la mínima fijada.

2. A los efectos de lo anterior se considerarán como unidades mínimas de cultivo las establecidas tanto en la Ley del Principado de Asturias 3/2004, de 23 de noviembre, de Montes y Ordenación Forestal, como en el Decreto 84/19926 o posteriores que lo sustituyan. Para el caso del concejo de Gozón, las siguientes:

a) Unidad mínima de cultivo agrícola: 5.000 m² (50 a).

b) Unidad mínima de cultivo forestal: 100.000 m² (10 ha).

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

3. Cualquier división o segregación que no responda a lo establecido en este artículo sólo tendrá efectos privados, considerándose a efectos públicos y en concreto para las actuaciones urbanísticas como propiedad compartida de una sola finca, la original, indivisa.

4. Las divisiones, segregaciones y agregaciones anteriormente señaladas en este artículo no necesitarán licencia municipal, debiendo no obstante notificarse al Ayuntamiento para su constancia, pudiendo el Alcalde o el Consejero competente en materia de Urbanismo adoptar, en caso fundado de discrepancia, las medidas de disciplina que prevea la legislación vigente.

5. Las restantes divisiones de terreno que tengan por finalidad o consecuencia el obtener terreno de extensión igual o superior a lo que en cada zonificación o tipología permita el hecho edificatorio, necesitarán licencia municipal e informe previo de la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Asturias (CUOTA), a fin de determinar que tal división no suponga o incida en la posibilidad de parcelación urbanística.

6. La división de fincas rústicas, tal como queda descrita, carece de efecto alguno respecto a la posibilidad o imposibilidad de edificar sobre ellas.

Capítulo 2. Condiciones generales de uso

Sección 1. Disposiciones de carácter general

Artículo 373.—Objeto.

1. La presente reglamentación regula los diferentes usos de los terrenos y de las edificaciones según las actividades que puedan desarrollarse en ellos.

Artículo 374.—Clasificación.

1. A los efectos del presente PGO, se establecen las clases de usos y actividades que deben ser objeto de tratamiento específico agrupados según la siguiente clasificación:

a) Actividades agropecuarias.

b) Actividades forestales.

c) Actividades extractivas.

d) Actividades industriales.

e) Equipamientos.

f) Servicios.

g) Infraestructuras.

h) Vivienda.

i) Usos existentes.

2. La clasificación de usos que aquí se presenta no prejuzga el carácter de los mismos en relación con la situación jurídica de Permitidos, Autorizables, Incompatibles o Prohibidos que a cada uno le corresponda de acuerdo a las Condiciones Particulares de cada Categoría del Suelo no Urbanizable que se presentan en el Capítulo 4 del Título V de estas Normas.

4. Las actividades aquí definidas deberán ajustarse en su desarrollo a la normativa legal que les fuera aplicable en función de la naturaleza de la actividad. Las clasificaciones, modalidades y niveles establecidos para cada uno de los usos y actividades considerados en estas Normas son complementarios a los procedentes de la normativa sectorial aplicable.

Sección 2. Actividades agropecuarias

Artículo 375.—Concepto.

1. Se consideran actividades agropecuarias las relacionadas directamente con la explotación de los recursos vegetales del suelo y la cría y reproducción de especies animales en el territorio. Por su singularidad no se incluyen en este epígrafe las actividades forestales.

Artículo 376.—Clasificación.

1. A los efectos de este Plan, las actividades agrarias se clasifican en los tres grupos siguientes:

a) Actividades agrícolas.

b) Actividades ganaderas.

c) Actividades de acuicultura.

d) Núcleos zoológicos.

Subsección 2A. Actividades agrícolas

Artículo 377.—Definición y clasificación.

1. Se consideran actividades agrícolas todas aquellas relacionadas con el cultivo y aprovechamiento de especies vegetales no maderables.

Artículo 378.—Clasificación.

1. Por su diferente carácter y necesidades edificatorias, las actividades agrícolas se segregan en los dos grupos siguientes:

a) Cultivos bajo cubierta y viveros. Se consideran así los cultivos intensivos que requieren instalaciones específicas ajenas a la explotación tradicional.

b) Actividades agrícolas tradicionales. Se consideran así todas las demás.

Artículo 379.—Coexistencia de diferentes usos agrícolas en una finca.

1. La coexistencia de usos agrícolas distintos o la creación de nuevos huertos y pomaradas dentro de la misma unidad registral no supone variación del régimen parcelario, que se mantendrá inalterado o admitirá la segregación cumpliendo el tamaño mínimo establecido.

2. La separación de los diferentes usos agrícolas sin división de la finca matriz, tal y como se establece en el número anterior, no podrá ir acompañada de cerramientos de fábrica de ladrillo, mampostería, celosía o cualquier sistema constructivo análogo, debiendo limitarse éstos a seto vivo, empalizada o alambre sin espinos.

Artículo 380.—Transformaciones de uso del suelo.

1. La modificación de la estructura parcelaria tradicional de setos o matorral que suponga tala de arbolado queda sometida a licencia municipal y podrá ser denegada en aquellos casos en que se prevea notable impacto ecológico o paisajístico.

2. Las tramitaciones de carácter sectorial a las que deban ser sometidas las diferentes actuaciones o actividades se regularán conforme a su regulación específica.

Artículo 381.—Concentraciones parcelarias.

1. Las concentraciones parcelarias constituyen actos sujetos a licencia municipal y además de cumplir lo establecido en la legislación sectorial en vigor deberán ajustarse a lo dispuesto en la presente normativa.

2. En la medida de lo posible, las nuevas concentraciones parcelarias deberán conservar en el interior de las parcelas agregadas parte de los elementos naturales del seto vivo o arbolado existente.

3. Las tramitaciones de carácter sectorial a las que deban ser sometidas las diferentes actuaciones o actividades se regularán conforme a su regulación específica.

Artículo 382.—Condiciones de edificación.

1. Las edificaciones al servicio de las actividades agrícolas deberán ajustarse a las condiciones siguientes:

a) Ocupación máxima de la edificación del 30% de la superficie de la parcela, con una superficie máxima edificada de 1.200 m², computándose la totalidad de las edificaciones preexistentes si las hubiera pero no las instalaciones desmontables de producción vegetal: invernaderos y similares. Las actuaciones que prevean edificaciones superiores a esta superficie, tendrán la consideración de uso incompatible, sin perjuicio de lo dispuesto para cada categoría de suelo, siendo precisa la tramitación de un Plan Especial.

La ocupación no será de aplicación en el ámbito de los Núcleos Rurales, donde se atenderá al cumplimiento de lo dispuesto en la regulación específica de esta tipología de Suelo no Urbanizable.

b) Retranqueos según establezca la legislación sectorial vigente en materia de carreteras y al menos retranqueada 3 m de la línea teórica de cierre.

c) Cumplimiento de las condiciones de la edificación establecidas en el Capítulo 3 de este Título.

2. Las casetas de aperos, deberán dedicarse en exclusiva al almacenamiento de aperos, maquinaria, insumos y productos de la explotación.

Estas edificaciones, deberán responder a las siguientes características:

a) Superficie máxima edificada 8 m².

b) Carecerán de cimentación, y los parámetros verticales exteriores, carpintería y cubierta serán de materiales utilitarios normales, que en todo caso se deberán integrar con el entorno. Se prohíbe de forma expresa el ladrillo visto, o en general, los tratamientos que produzcan el aspecto de las edificaciones principales. La altura máxima será de 3 metros, medidos en los términos previstos en estas normas para el Suelo No Urbanizable.

3. El titular deberá justificar adecuadamente la necesidad de la construcción, mediante la acreditación de la obtención del Código de Explotación Agraria.

4. Sólo en el caso de explotaciones intensivas, cultivos bajo cubierta, viveros, invernaderos y similares, se admitirán dentro de la superficie máxima establecida, locales destinados a la administración y guarda de la instalación cuya necesidad deberá de justificarse debidamente. Estos locales tendrán una superficie máxima edificada de 35 m².

Subsección 2B. Actividades ganaderas

Artículo 383.—Definición.

1. Se consideran actividades ganaderas todas aquellas relacionadas con la cría, engorde o aprovechamiento de animales domésticos.

Artículo 384.—Clases.

1. A los efectos de este Plan las actividades ganaderas se clasifican en los grupos siguientes:

a) Ganadería Extensiva.

b) Ganadería Intensiva.

c) Actividades ganaderas tradicionales para consumo particular.

Artículo 385.—Ganadería extensiva.

1. Se considera como ganadería extensiva aquélla que se vincula directamente con la explotación de los recursos de su suelo, de modo que la alimentación del ganado se lleve a cabo mayoritariamente (al menos el 50%), a través de la utilización de los recursos producidos por la propia explotación. Se incluyen dentro de esta categoría las explotaciones ganaderas de ganado bovino o equino sin estabulación o en régimen de estabulación semipermanente; y la cría de las otras clases de ganado sin ningún tipo de estabulación.

Artículo 386.—Ganadería intensiva.

1. Se considera como ganadería intensiva aquélla en la que la alimentación del ganado se lleve a cabo mayoritariamente (al menos el 50%) con recursos ajenos a la producción de la propia explotación.

2. Tendrán esta consideración las siguientes explotaciones.

a) Las explotaciones de ganado bovino o equino en régimen de estabulación permanente de más de 5 cabezas.

b) Las explotaciones de ganado ovino o caprino en régimen de estabulación permanente o semipermanente, de más 15 cabezas.

c) Las explotaciones de ganado porcino, en cualquiera de sus modalidades, con o sin estabulación de más de 10 cerdos.

d) Las explotaciones avícolas, en cualquiera de sus modalidades, con o sin estabulación de más de 50 aves.

e) Las explotaciones conejeras, en cualquiera de sus modalidades, con o sin estabulación de más de 100 conejos.

Artículo 387.—Actividades ganaderas tradicionales para consumo particular.

1. Se atribuye esta categoría a las pequeñas explotaciones ganaderas cuyo destino principal sea el autoconsumo de la unidad familiar y la pequeña venta local. Este tipo de explotaciones ganaderas tradicionales que se dirijan exclusivamente al autoconsumo y la pequeña venta local no requerirán de la tramitación de licencias de actividades.

2. Se incluyen dentro de este tipo de explotación:

a) Las explotaciones de ganado bovino o equino, con un número máximo de cabezas de 5.

b) Las explotaciones de ganado ovino o caprino, con un número máximo de cabezas de 15.

c) Las explotaciones porcinas, en cualquiera de sus modalidades con o sin estabulación, hasta un máximo de 10 cerdos.

d) Las explotaciones avícolas o conejeras, en cualquiera de sus modalidades, con o sin estabulación, hasta un máximo de 30 aves o conejos.

Artículo 388.—Condiciones generales de edificación.

1. La nueva edificación vinculada a explotaciones ganaderas (establos) y la ampliación o reforma de las existentes se realizará de acuerdo con la normativa particular de cada categoría de Suelo No Urbanizable.

2. Las edificaciones destinadas a albergar explotaciones ganaderas deberán ajustarse a los parámetros siguientes:

a) En ganadería intensiva, ocupación máxima de parcela inexcusable del 20% de la superficie de la parcela que en ningún caso podrá exceder el límite de 2.000 m² de superficie construida computadas las edificaciones preexistentes si las hubiera. Las actuaciones que prevean edificaciones superiores a esta superficie, tendrán la consideración de uso incompatible, sin perjuicio de lo dispuesto para cada categoría de suelo, siendo precisa la tramitación de un Plan Especial.

En ganadería extensiva, ocupación máxima del 10%, superficie de la parcela que en ningún caso podrá exceder el límite de 1.000 m² de superficie construida, computadas las preexistencias si las hubiera.

b) Retranqueos según establezca la legislación sectorial vigente en materia de carreteras y al menos retranqueada 3m de la línea teórica de cierre.

c) Cumplimiento de las condiciones de vertido y tratamiento de residuos establecidas en estas Normas.

d) Cumplimiento de las condiciones de la edificación establecidas en el Capítulo 3 de este Título.

3. Se prohíbe el uso residencial superpuesto con instalaciones dedicadas a actividades ganaderas en cualquiera de sus modalidades (estabulaciones permanentes, semipermanentes, etc.). Se incluyen dentro de esta prohibición las explotaciones ganaderas tradicionales que se dirijan exclusivamente al autoconsumo y la pequeña venta local.

4. En cualquier caso, deberán respetarse para cualquier tipo de explotación las distancias mínimas que se deriven de la correcta aplicación del Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas (RAMINP), así como en la legislación sectorial vigente. La localización de instalaciones de cría o engorde de ganado de cerda deberán cumplir las distancias mínimas que se establecen en el Real Decreto 324/001.

5. El titular deberá justificar adecuadamente la necesidad de la construcción, mediante la acreditación de la obtención del Código de Explotación Agraria y acreditar su condición de titular de una cabaña ganadera con suficiente número de cabezas.

6. Las condiciones de edificación señaladas en este artículo no serán de aplicación para el caso de las construcciones precarias destinadas al cobijo temporal de ganado en régimen extensivo, galpones, tal y como se definen éstos en el artículo 389, ni a las actividades susceptibles de calificarse como de autoconsumo.

7. Las instalaciones existentes que no cumplan estas condiciones no se declararán fuera de ordenación. Las obras de ampliación de edificaciones en tales circunstancias habrán de cumplir las condiciones referidas, respetando el conjunto final la ocupación de parcela máxima y superficie edificada máxima establecidas en estas Normas.

Artículo 389.—Cobertizos y galpones.

1. Como construcción vinculada a la ganadería extensiva se podrá autorizar la ejecución de galpones, considerando como tales las construcciones precarias, con cubierta y sin cerramiento o sólo con cerramiento parcial, que no afecte a la totalidad de su perímetro.

2. Dichas construcciones podrán autorizarse exclusivamente cuando su uso se limite a servir de cobijo al ganado en régimen extensivo, no pudiendo disponer de las fosas de purines y resto de instalaciones que actualmente caracterizan a los establos.

3. El titular deberá justificar adecuadamente la necesidad de la construcción, mediante acreditación de alta en la Seguridad Social Agraria y demostración de ser el titular de una cabaña ganadera con suficiente número de cabezas.

4. Cuando instalaciones de éste tipo se pretendan situar en las proximidades de otras edificaciones preexistentes, deberán tratarse como edificaciones ganaderas o auxiliares, siéndoles entonces de aplicación lo que al efecto se determine en estas Normas.

Artículo 390.—Condiciones particulares de la ganadería extensiva.

1. La creación de nuevos establos requiere la justificación de una disponibilidad de 2.000 m² de terreno agrario por cada cabeza de ganado vacuno, bien sea en propiedad, arriendo o alquiler de pasto, admitiéndose una superficie edificada máxima de 10 m² por cabeza de ganado y debiendo cumplir las condiciones generales de la edificación, sin que en ningún caso puedan superar la superficie total edificada de 1.000 m, con una ocupación máxima de parcela del 10%.

2. La implantación de nuevos establos se atendrá a lo dispuesto en la legislación vigente en materia de instalación de actividades molestas, insalubres, nocivas o peligrosas.

3. Se admitirán edificaciones auxiliares sometidas a una limitación superficial de 50 metros cuadrados por explotación, debiendo cumplir las condiciones generales de edificación que le sean de aplicación, siempre y cuando estén destinadas exclusivamente al almacenamiento de piensos o forraje, herramienta o maquinaria agrícola o ganadera inherente a la explotación.

4. Este tipo de explotaciones deberán tener la extensión mínima para que puedan ser absorbidos los estiércoles y purines producidos en la explotación.

Artículo 391.—Condiciones particulares de las explotaciones de ganadería intensiva.

1. La parcela mínima sobre la que se realice la edificación tendrá una superficie igual o superior a 5.000 m², permitiéndose una ocupación máxima del 20%, sin que en ningún caso puedan superar la superficie total edificada de 2.000 m².

2. Retranqueos según establezca la legislación sectorial vigente en materia de carreteras y al menos retranqueada 3 m de la línea teórica de cierre.

3. La autorización de implantación y construcción de una instalación de ganadería intensiva está supeditada a la vinculación de un terreno suficiente que garantice la absorción como fertilizante del estiércol producido sin peligro de contaminación del suelo y de las aguas, al menos 0.5 ha/cabeza.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

4. A los efectos de lo anterior, la vinculación del terreno podrá hacerse efectiva mediante justificación de la propiedad o mediante escrito en que otros propietarios o llevadores se comprometan a la utilización del estiércol como fertilizante de sus terrenos. En cualquier caso los terrenos vinculados deberán localizarse en el término municipal de Gozón o en los concejos limítrofes.

5. La vinculación de terrenos puede sustituirse por instalaciones que técnicamente garanticen los mismos resultados, si bien, para calcular la que de todos modos se precise, se tendrán presentes los efectos posibles de averías o fallos y no sólo la hipótesis de funcionamiento correcto. Dichas instalaciones podrán ser depuradoras o plantas de compostaje.

6. Las tramitaciones de carácter sectorial a las que deban ser sometidas las diferentes actuaciones o actividades se regularán conforme a su regulación específica.

7. Régimen de distancias:

a) Las distancias a otras edificaciones quedarán establecidas por las disposiciones previstas al respecto en el RAMINP.

b) Los gallineros se separarán 200 metros cuando la instalación esté prevista para menos de 7.000 gallinas, y 400 metros para un número superior de aves, de edificios destinados a viviendas, equipamientos o servicios.

c) La localización de instalaciones de cría o engorde de ganado de cerda deberán cumplir las distancias mínimas que se establecen en el Real Decreto 324/00.

Artículo 392.—Condiciones de vertido y tratamiento de residuos.

1. Las determinaciones relativas al almacenamiento de residuos ganaderos que aquí se desarrollan serán de obligado cumplimiento para todas aquellas instalaciones de nueva creación, así como para las que soliciten licencias de ampliación, mejora o reforma que superen los meros trabajos de mantenimiento o conservación de las actuales instalaciones. Dichas determinaciones no se considerarán de aplicación para el caso de las explotaciones ganaderas de equino, ovino, caprino, cerda, aves y conejos que se destinen principalmente al autoconsumo.

2. A los efectos de estas Normas se consideran dos sistemas de gestión de los residuos ganaderos:

a) Con manejo separativo de sólidos y líquidos. Las instalaciones cuentan con un depósito de almacenamiento para el estiércol seco y la cama vegetal del ganado. A éste, se conecta una fosa de almacenamiento de purines a donde drenan los lixiviados del estiércol.

b) Con manejo unitario de sólidos y líquidos. Es el habitual en explotaciones que utilizan sistemas sin cama, slats. Las instalaciones disponen de una canaleta en el interior del establo que recoge las deyecciones, orines y agua de limpieza para conducirlos de forma conjunta a una fosa. Este sistema da lugar a un único tipo de residuo, el estiércol líquido, purín o lisier, que se utiliza como fertilizante en forma líquida.

3. Las explotaciones de ganadería que gestionen sus residuos de forma separativa deberán disponer de un depósito de almacenamiento de estiércol seco de obra, no permitiéndose su construcción mediante simple excavación. Dicho depósito estará dotado de una solera impermeabilizada y muros de altura adecuada a la capacidad de almacenamiento. La impermeabilización de la solera podrá lograrse mediante hormigones hidráulicos o láminas plásticas o asfálticas intercaladas en el hormigón. El depósito deberá dotarse de pendiente hacia unos canales que recogerán los lixiviados, reuniéndolos en un foso estanco.

Las dimensiones de ambos depósitos deberán ser tales que permitan el almacenamiento de los residuos durante 90 días, debiendo tener, al menos, una capacidad de 3 m³ por cabeza de ganado mayor, en el estercolero, y de 0.3 m³ por cabeza de ganado mayor en el foso. Tanto el estercolero como el pozo deberán estar cubiertos.

4. Las explotaciones de ganadería que gestionen sus residuos de forma unitaria deberán disponer de una fosa o depósito de almacenamiento de purines completamente estanca y cubierta de forjado que evite la salida de malos olores. Su capacidad deberá ser tal que garantice el almacenamiento durante 90 días, debiendo tener, al menos, una capacidad de 4.5 m³ por cabeza de ganado mayor.

5. A los efectos del dimensionamiento de los depósitos se considera que una cabeza de vacuno adulto equivale a 0.7 cabezas de vacuno de 12 a 24 meses, 0.4 cabezas de vacuno de menos de 12 meses, 0.6 cabezas de caballar, 0.1 cabezas de ovino o caprino y 0.014 aves o conejos.

6. Las explotaciones ganaderas que dispongan de depósitos de ensilaje deberán dotar a éstos de un punto bajo de recogida de líquidos rezumantes que se dirigirá al foso de almacenamiento de lisieres.

7. En cualquier caso, todos los depósitos de almacenamiento de estiércol seco o fosas de lisieres deberán situarse fuera de las márgenes de los ríos u otros lugares donde el rebosamiento o filtración accidental pudiera verterse directamente a los cursos de agua. Igualmente, se prohíbe la práctica aún frecuente de limpieza y lavado de cisternas y otros aperos en los cursos de agua o lugares próximos a los mismos.

8. Queda prohibida la ubicación de este tipo de instalaciones en lugares susceptibles de generar impactos incompatibles con actividades residenciales, educativas, comerciales, hosteleras u otras de naturaleza análoga que se desarrollasen en las cercanías.

Subsección 2C. Actividades de acuicultura

Artículo 393.—Definición.

1. La instalación y funcionamiento de centros ictiogénicos y de acuicultura se regirá por lo previsto en la legislación reguladora de la pesca fluvial en el Principado de Asturias. La superficie máxima edificada será de 1.000 m.

Artículo 394.—Condiciones generales.

1. Las piscifactorías u otras actividades de acuicultura intensiva deberán desarrollarse de acuerdo a lo que determine la legislación sectorial vigente, debiendo tomarse en especial consideración las disposiciones referidas a las ocupaciones del Dominio Público Hidráulico contenidas en el TRLA, la Orden de 24 de enero de 19742 y la Resolución de 24 de octubre de 19743 que desarrolla la anterior.

2. La instalación de centros piscícolas se considera actividad sujeta a licencia urbanística municipal de obra. Las tramitaciones de carácter sectorial a las que deban ser sometidas las diferentes actuaciones o actividades se regularán conforme a su regulación específica.

3. La autorización de la actividad vendrá aparejada de la correspondiente licencia de apertura de actividad.

4. Su localización vendrá condicionada por las limitaciones que imponga la necesidad de protección del valor natural de las riberas.

5. Sin perjuicio del resto de las disposiciones legislativas o reglamentarias que les fueran de aplicación, los centros de piscicultura que se pretendan construir en el ámbito del concejo de Gozón deberán cumplir las condiciones siguientes:

a) Todas las explotaciones deberán contar con una balsa de decantación para la eliminación de la fracción sedimentable de la materia orgánica en suspensión. Dichas balsas deberán dimensionarse en función del volumen de agua objeto de la concesión y tener una superficie de al menos el 10% de la superficie de las balsas de crianza. Para facilitar el vaciado, las balsas deberán estar construidas en material de fábrica. El diseño deberá procurar el mayor tiempo de retención posible de acuerdo a la superficie de la balsa. Para ello, la entrada y la salida del agua deberán situarse en los extremos opuestos de la balsa, debiendo disponerse tabiques intermedios y filtros que permitan aumentar la retención de la materia orgánica particulada y la sedimentación de la disuelta.

b) Los lodos, residuos sólidos y semisólidos procedentes de la depuración y de la limpieza de las balsas de crianza y decantación, así como los eviscerados, cuando se aplicara esta técnica, deberán ser retirados, debiendo autorizarse el punto de vertido o su utilización como fertilizante por parte del Ayuntamiento.

Subsección 2D. Núcleos zoológicos

Artículo 395.—Definición.

1. Se incluyen dentro de este uso los siguientes:

a) Colecciones zoológicas: en las que se engloban los animalarios, parques, jardines zoológicos, zoosafaris, reservas zoológicas o bancos de animales, colecciones zoológicas privadas y otras agrupaciones zoológicas.

b) Establecimientos de equitación: incluyendo centros que alberguen équidos con fines recreativos, deportivos o turísticos, tales como picaderos, cuadras deportivas, cuadras de alquiler y otros establecimientos para la práctica ecuestre.

c) Centros de animales de compañía: considerando como tales los que tienen por objeto la producción, explotación, tratamiento, alojamiento temporal o permanente o venta de animales domésticos, incluyendo los criaderos, residencias centros para tratamiento higiénico, pajarerías y otros centros para el fomento y cuidado de animales de compañía.

d) Explotaciones pecuarias especiales: Engloba los centros dedicados a la cría de animales pertenecientes a especies no tradicionalmente domésticas, incluyendo lombricultura, helicultura, aves corredoras, animales de peletería, centros cinegéticos o piscícola.

Artículo 396.—Condiciones generales.

1. Se autorizará la construcción de edificaciones estrictamente relacionadas con estos usos, siempre que se certifique la existencia de núcleo zoológico, en los términos previstos en su normativa específica, cumpliendo las condiciones generales de la edificación sin que en ningún caso puedan superar la superficie total edificada de 2.000 m². En aquellas instalaciones cuya superficie total sea superior a 800 m² será preceptiva la tramitación de un Estudio de Implantación.

2. La parcela mínima sobre la que se realice la edificación tendrá una superficie igual o superior a 5.000 m, permitiéndose una ocupación máxima del 20%, sin que en ningún caso puedan superar la superficie total edificada de 2.000 m, citada en el anterior apartado.

3. Retranqueos según establezca la legislación sectorial vigente en materia de carreteras y al menos retranqueada 3m de la línea teórica de cierre.

4. Las condiciones de vertido y tratamiento de residuos se ajustarán a lo establecido estas Normas y en la legislación sectorial.

5. Serán de aplicación los regímenes de distancias establecidos en la legislación sectorial de aplicación y en el RAMINP.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

Sección 3. Actividades forestales

Artículo 397.—Definición.

1. Se consideran actividades forestales todas aquellas relacionadas con el uso, aprovechamiento y gestión de los terrenos forestales tal y como se definen en el artículo 5 de la Ley 3/2004 de Montes y Ordenación Forestal del Principado de Asturias4.

2. Asimismo, a los efectos de este Plan, y en su ámbito de aplicación, se consideran actividades forestales todas aquellas relacionadas con la conservación, mejora y regeneración de los ecosistemas forestales naturales.

Artículo 398.—Condiciones generales.

1. Las actividades forestales deberán ajustarse a lo especificado en la legislación sectorial vigente, en estas Normas Urbanísticas y en la planificación forestal que desarrollen el Ayuntamiento de Gozón o el órgano competente en materia forestal del Principado de Asturias, tanto en lo relativo a las técnicas selvícolas empleadas como en lo referente a las especies objeto de plantación o aprovechamiento forestal.

2. En todo caso, de acuerdo con los establecido en el artículo 34.1 de la Ley 3/2004, los montes deben ser gestionados de forma sostenible, integrando los aspectos ambientales con las actividades económicas, sociales y culturales, con la finalidad de conservar el medio natural al tiempo que generar empleo y colaborar al aumento de la calidad de vida y expectativas de desarrollo de la población rural.

3. Sin perjuicio de lo expuesto en la legislación vigente y en los instrumentos de planeamiento forestal, para la práctica de las actividades forestales contemplada en la presente Sección, se habrán de llevar a cabo las medidas correctoras y demás actuaciones que fueren precisas para la preservación de los montes del concejo.

4. De igual modo será obligatorio proceder a la restitución a su estado inicial, de todos los daños, perjuicios o cualquier clase de menoscabo que en los bienes tanto de titularidad pública, como privada, se hubieren podido causar en el ejercicio de las actividades forestales.

Artículo 399.—Régimen parcelario.

1. De acuerdo con lo establecido en el artículo 57 de la Ley 3/2004 la unidad mínima de cultivo forestal en el concejo de Gozón queda establecida en 100.000 m² (10 ha).

2. Queda prohibida cualquier segregación o división de fincas forestales que de lugar a parcelas de extensión inferior a la unidad mínima de cultivo establecida. No obstante, de acuerdo con el artículo 44.1 del texto refundido de la Ley de Reforma y Desarrollo Agrario, se admite la segregación en beneficio de colindante cuando ello no aumente el número total de fincas de extensión inferior a la unidad mínima de cultivo establecida, así como la división por causa no imputable al propietario, conforme a lo establecido en el artículo 57 de la Ley 3/2004.

Artículo 400.—Distancias mínimas a respetar por las plantaciones forestales.

1. Las nuevas plantaciones de arbolado mantendrán con respecto a los linderos de la propiedad los retranqueos que a continuación se señalan en la siguiente tabla5:

Colindancia con

Especies

Crecimiento lento

Crecimiento rápido

Cultivos

15 m

30 m

Praderas

10 m

20 m

Montes

10 m

20 m

Edificaciones

20 m

70 m

Ribera del mar

6 m

Manantiales

20 m

50 m

Cauces fluviales

10 m

50 m

Carreteras estatales

(Máx 8,00- Mín 3, 00) m R.D 1812/1994

Carreteras autonómicas

3 m

Carreteras municipales

10 m desde el borde

Caminos

5 m

Vías férreas

8 m

Líneas eléctricas baja y media tensión

2 m

Líneas eléctricas alta tensíón

(Máx. 5,5- Mín 2,00) m

Gasoductos

2 m

Conducciones abastec. Agua

2,5 m desde el eje

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

Artículo 401.—Cambio de cultivo.

1. Los cambios de cultivo en general, así como los cambios de uso forestal a agrícola quedarán sujetos a las disposiciones de la Ley del Principado de Asturias 3/2004, de 23 de noviembre, de Montes y Ordenación Forestal y demás legislación sectorial vigente en dicha materia.

2. Sin perjuicio de los dispuesto al efecto por la legislación sectorial de obligado cumplimiento, tendrá la consideración de uso prohibido el cambio de cultivo de especies autóctonas a especies alóctonas invasoras6 dentro del Concejo de Gozón.

Artículo 402.—Cerramientos.

1. Quedan prohibidos los cerramientos de fincas en terrenos forestales. Se excluyen de esta prohibición los cerramientos para la protección de áreas de repoblación, los enclavados y los pastizales debidamente autorizados.

Artículo 403.—Condiciones de edificación.

1. Como edificaciones vinculadas al uso forestal, se consideran únicamente las relacionadas con la vigilancia y extinción de incendios, para las cuales se establecerán las condiciones en la propia autorización.

Sección 4. Actividades extractivas

Artículo 404.—Definición y clasificación.

1. A los efectos de este Plan y en su ámbito de aplicación, se consideran actividades extractivas todas aquellas relacionadas con la explotación de los yacimientos minerales y demás recursos geológicos, cualesquiera que fueren su origen y estado físico.

Explícitamente se incluyen en este grupo todas las actividades reguladas por la Ley 22/73 de Minas y demás legislación complementaria a ésta. Asimismo, se incluyen las actividades relacionadas con la extracción de minerales sin aplicación de técnica minera no reguladas por la Ley de Minas7, tal y como se definen en el párrafo 4, artículo 1, del Reglamento de Minas8.

Artículo 405.—Definición y clasificación.

1. Las actividades extractivas se clasifican como sigue:

a) Industrias Extractivas a cielo abierto de la Sección A) o “Canteras” a efectos del presente Plan.

b) Aprovechamientos de aguas minerales y termales.

c) Industrias Extractivas de las Secciones C) y D) o “Minas” a efectos del presente Plan.

d) Actividades extractivas sin clasificar.

3. Con independencia de que la explotación vaya acompañada de instalaciones para la transformación, se considerarán como Industrias Extractivas a cielo abierto de la Sección A), o “Canteras” a efectos del presente Plan, las explotaciones de los recursos geológicos clasificados por la Ley de Minas en la Sección A).

4. Se consideran Aprovechamientos de recursos de la Sección B) y aguas minerales y termales, aquellos recursos de la Sección B) así definidos en los Artículos 23 de la Ley de Minas y 38 de su Reglamento.

5. Con independencia de que las labores mineras que realicen en galería o a cielo abierto, se consideran Industrias Extractivas de las Secciones C) y D) o “Minas” a efectos del presente Plan, las explotaciones de los recursos geológicos clasificados por la Ley de Minas en la Sección C), es decir, todos los demás, incluidos aquellos de interés energético clasificados por la Ley 54/80, de modificación de la Ley de Minas en la Sección D).

Igualmente, se consideran incluidos aquellos recursos de la Sección B) definidos como estructuras subterráneas y yacimientos resultantes de operaciones mineras, tal y como se definen en los Artículos 23 de la Ley de Minas y 38 de su Reglamento.

Se excluyen expresamente del concepto de minas y, por lo tanto se incluyen en el apartado 3, las Industrias Extractivas a cielo abierto de la Sección C), cuyo único aprovechamiento sea el aprovechamiento de recursos con destino a obras de construcción e infraestructuras en general, así como el aprovechamiento de roca ornamental.

Artículo 406.—Condiciones generales.

1. Las actividades extractivas deberán ajustarse a la regulación que desarrolla la Ley de Minas y el resto de normativa aplicable en el sector.

2. La clasificación que se realice de las industrias extractivas para la correcta aplicación de este Plan se realizará a partir de la clasificación en las Secciones A, B, C y D que previamente haga del recurso el órgano competente en materia de minas.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

3. Todas las actividades extractivas definidas en este Plan, que no tengan la consideración de prohibidas, están sujetas a licencia urbanística municipal. Además de la licencia municipal, se requiere autorización previa de la CUOTA, tramitada conforme a lo establecido en el artículo 132 del TROTU y superación del trámite de EIA.

De dicha tramitación se exceptuarán exclusivamente las actividades extractivas definidas como sin clasificar, que no requerirán más que de la preceptiva licencia municipal.

Aún cuando las actividades extractivas sin clasificar se califiquen como Uso Permitido en alguna de las Categorías de suelo, el Ayuntamiento podrá denegar la licencia municipal cuando se estime que la actividad no es procedente por razones ambientales que se justificarán debidamente.

4. Las actividades en desarrollo y que no dispongan de la preceptiva licencia municipal deberán tramitarla de acuerdo a lo dispuesto en estas Normas.

4. Será condición indispensable para la implantación de este tipo de usos en el Suelo No Urbanizable del concejo de Gozón, la habilitación de los viales de acceso que fueran precisos por parte del titular de la explotación.

5. Como norma general, y sin perjuicio de lo dispuesto en cada zona de ordenanza, la implantación de actividades extractivas se considerará como uso autorizable en el Suelo No Urbanizable de Interés Minero. En el resto de categorías, y por norma general, tendrán la consideración de uso incompatible requiriéndose para su desarrollo la tramitación de una Modificación del PGO para el cambio de calificación de los terrenos a Suelo No Urbanizable de Interés Minero, y el subsiguiente Plan Especial.

Artículo 407.—Documentación a aportar.

1. La solicitud de la licencia urbanística municipal para las actividades extractivas definidas en este Plan, con excepción de las extractivas sin clasificar, deberá acompañarse de los documentos siguientes:

a) Proyecto redactado por facultativo competente y visado de acuerdo con lo que determine la normativa vigente en materia de minas.

b) Plan de Restauración del espacio natural afectado, por las labores conforme a lo establecido en el Real Decreto 975/20099.

c) Autorización del órgano competente en materia de industrias extractivas de la Comunidad Autónoma.

d) Evaluación de Impacto Ambiental. El Estudio de Impacto deberá valorar especialmente la incidencia sobre la vegetación existente, la estabilidad de los terrenos, y el régimen de las aguas, así como y el impacto visual o paisajístico, incluyendo medidas correctoras de los posibles impactos.

e) Cálculo de existencias y estudio de mercado que demuestre la viabilidad de la explotación para un período mínimo de 10 años, pudiendo denegarse la licencia en caso contrario.

f) Estudio de accesibilidad suficientemente detallado, que refleje los viales por los que se realizará el acceso a la explotación y la extracción de los materiales.

En este sentido, el Ayuntamiento podrá denegar la licencia municipal cuando la actividad vaya a suponer un notable incremento del tráfico de vehículos pesados por cualquiera de los Núcleos Rurales delimitados en esta normativa, pudiendo incorporarse a las condiciones de la licencia la obligatoriedad de construir viales de acceso a las carreteras de mayor orden, que eviten el tráfico pesado por el interior de poblaciones que no dispongan de un callejero de suficiente amplitud.

Artículo 408.—Actividades extractivas sin clasificar.

1. A los efectos de este Plan y en su ámbito de aplicación se consideran actividades extractivas sin clasificar las no reguladas por la Ley de Minas, es decir, la extracción ocasional y de escasa importancia realizada por el propietario del terreno para su exclusivo uso y sin necesidad de aplicación de técnica minera. Se entenderá que existe técnica minera en todos aquellos supuestos de aprovechamientos. La realización de sondeos y otras actividades de investigación minera o de hidrocarburos, siempre que cuenten con la oportuna autorización de la Autoridad Minera, y en su caso Medioambiental o Cultural, podrá ser considerada a efectos del presente Plan como actividad minera sin clasificar.

3. Las actividades extractivas sin clasificar se someterán exclusivamente a la obtención de la preceptiva licencia municipal, que podrá ser denegada por el Ayuntamiento cuando se estime que la actividad no es procedente por razones ambientales, aun en aquellos casos en que la actividad venga calificada como Uso Permitido en alguna de las categorías de SNU definidas.

4. La solicitud de licencia se acompañará de documentación acerca de:

a) La localización y propiedad de los terrenos.

b) La cubierta vegetal existente sobre el área de excavación.

c) La cuantía del aprovechamiento y el uso que se va a dar a los materiales.

d) La técnica de extracción a emplear y los viales y medios que se utilizarán para el transporte.

e) Condiciones de uso y aprovechamiento de la explotación.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

Artículo 409.—Condiciones de localización.

1. Serán de aplicación obligatoria el régimen de distancias mínimas a zonas residenciales, o equipamientos previstos en la legislación sectorial vigente.

Artículo 410.—Condiciones de la explotación.

1. Cuando sea técnicamente posible, en las explotaciones de canteras a cielo abierto el laboreo deberá realizarse de forma que no se rebasen los planos trazados a 45º desde una línea paralela a los linderos de la parcela y distante 10 m de los mismos.

2. Cuando sea técnicamente posible, las canteras se explotarán de forma cerrada hacia adentro, con boca de entrada y respetando en su contorno la disposición natural del terreno, a fin de permitir la reconstrucción de la topografía original mediante posterior relleno.

3. Las instalaciones destinadas al tratamiento o transformación de los productos de la actividad extractiva deberán vincularse ésta, prohibiéndose el tratamiento de materias primas procedentes de otras explotaciones o el mantenimiento de la actividad agotadas las existencias del recurso. En este sentido, el Ayuntamiento podrá ordenar la demolición de las edificaciones e instalaciones cuando la actividad extractiva hubiera concluido.

Artículo 411.—Condiciones de edificación.

1. Las competencias del artículo 116 de la Ley de Minas se entienden sin perjuicio de las competencias municipales y autonómicas en la Ordenación del Territorio respecto a las edificaciones precisas para la instalación, que deberán ajustarse a la normativa urbanística vigente.

Por ello, cuando para el desarrollo de la actividad extractiva se requiera la construcción de edificaciones destinadas a administración, transformación, almacenamiento, guarda o cualesquiera otra similar, se requerirá la tramitación de la licencia urbanística de dichas construcciones.

2. En ningún caso se establece superficie máxima edificable pero, para el caso de las canteras, se considera una ocupación máxima del 20% de la parcela sometida a explotación.

Artículo 412.—Impacto ambiental.

1. En los expedientes para la autorización de las actividades extractivas deberá velarse especialmente por el correcto cumplimiento de las determinaciones del Real Decreto 975/200910, de 12 de junio, sobre gestión de los residuos de las industrias extractivas y de protección y rehabilitación del espacio afectado por actividades mineras. En cualquier caso, finalizada la explotación, el propietario de los terrenos queda obligado a permitir el vertido de tierras limpias que se realizará bajo control de la autoridad municipal.

2. Deberán someterse al trámite de EIA, las actividades extractivas incluidas en los anexos de la LIA11.

Sección 5. Actividades industriales

Artículo 413.—Definición.

1. Se consideran industriales las actividades y establecimientos relacionados con la transformación de materias primas, así como su preparación para posteriores transformaciones, incluso el envasado, el almacenamiento mayorista, el transporte y la distribución.

Artículo 414.—Clasificación.

1. En el ámbito de aplicación de este Plan, y a los efectos del mismo, se establecen los siguientes grupos de actividades industriales:

a) Industrias vinculadas al medio rural.

b) Depósitos al aire libre.

c) Industrias transformadoras.

d) Industrias energéticas.

Artículo 415.—Condiciones generales.

1. Las actividades industriales aquí definidas deberán ajustarse en su desarrollo a la normativa legal vigente que les fuera de aplicación en función de la naturaleza de su actividad y especialmente a las determinaciones que se derivaran de la aplicación del RAMINP si la actividad estuviera calificada, tramitándose EIA o EPIA siempre que lo exija la normativa vigente o se determine por el Ayuntamiento mediante acuerdo motivado.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

2. El acondicionamiento de locales y establecimientos existentes para el desarrollo de actividades definidas como industriales se considera acto sujeto a licencia urbanística, igualmente la nueva construcción de edificaciones destinadas a tal uso.

3. Las actividades que estuvieran actualmente en funcionamiento no se considerarán fuera de ordenación, pero las subsiguientes ampliaciones deberán acomodarse a las condiciones que les fueran aplicables de estas Normas.

4. Por norma general, y a salvo de disposición expresa de carácter especial, se establecen unos retranqueos de las edificaciones de al menos 4 m a la arista exterior del camino, o según establezca la legislación sectorial vigente en materia de carreteras.

Subsección 5A. Industrias vinculadas al medio rural

Artículo 416.—Definición y clasificación.

1. Se consideran industrias vinculadas al medio rural todas aquellas que, a pesar de su carácter netamente industrial, deban situarse en el Suelo no Urbanizable por la naturaleza de su actividad, bien por dar servicio directo a la población rural y requerir localizaciones próximas a ésta, bien por utilizar materias primas procedentes del mundo rural y requerir localizaciones próximas a la fuente de dichas materias.

2. En el ámbito de aplicación de este Plan, y a los efectos del mismo, tendrán la consideración de Industrias Vinculadas al Medio Rural las siguientes instalaciones y actividades:

a) Los talleres artesanales: locales destinados a la realización de actividades de artes u oficios que, por entrañar molestias y ser necesarios para el servicio de la población rural, pueden emplazarse en este medio aislados o como actividad complementaria a la vivienda.

b) Los talleres de reparación de vehículos o maquinaria agraria: Se incluyen en esta categoría tanto los talleres de coches, como los de cualquier tipo de vehículo o maquinaria, sea industrial o agropecuaria. Son actividades clasificadas como molestas.

c) Almacenes e industrias de transformación de productos agrarios, las industrias de transformación y almacenaje de los productos agrarios a las que se refiere este artículo son aquellos que tradicionalmente se vincularon a la misma explotación agraria familiar, en la que aún permanece en parte, y que posteriormente han dado lugar a instalaciones de mayor escala, pero ligadas al Medio Rural. Igualmente podrían extenderse incluidas en tal determinación las cooperativas, previo informe favorable de la Administración competente. Las más frecuentes son las siguientes:

— Forestales: Serrerías.

— Ganaderos: Tratamiento y almacenaje de productos lácteos.

— Agrícolas: Bodegas, lagares y almacenes de cosecha y abonos.

Artículo 417.—Condiciones particulares de los talleres artesanales.

1. Tendrán la consideración de talleres artesanales las instalaciones que, además de ajustarse a la definición establecida en el artículo anterior, cumplan los siguientes requisitos:

a) Que la actividad desarrollada en ellas sea de carácter preferentemente manual o cuando menos individualizada, sin perjuicio de la utilización de utillaje o maquinaria auxiliar.

b) Que la superficie edificada vinculada al uso no supere los 300 m². En todos los casos la instalación no podrá tener una potencia instalada superiora 8 kW ni emitir ruidos superiores a 70 dbA.

2. El incumplimiento de cualquiera de estos requisitos llevarán aparejada la consideración de la actividad en el epígrafe que se regula en el artículo siguiente de estas Normas, según el tipo de actividad.

3. Será autorizable la implantación en edificaciones auxiliares vinculadas a la vivienda, en la planta baja de ésta o en edificaciones independientes. Cuando se trate de edificaciones independientes, las condiciones de la edificación serán las determinadas para las industrias transformadoras.

4. El conjunto de superficies ocupadas en la parcela no podrá superar el 30%. En el caso de que por sus características pudiera localizarse dentro de Núcleo Rural, deberán cumplirse las condiciones de edificación en este tipo de suelo.

5. Los talleres existentes y con licencia concedida que no se ajusten a las anteriores condiciones edificatorias no se declararán fuera de ordenación. Cualquier ampliación de los mismos se regirá por las condiciones anteriores, salvo la referida a los tipos de suelo en que podrá implantarse y la existencia de parcela mínima.

6. Se solucionarán los problemas de aparcamiento, acceso, carga y descarga en el interior de la propia parcela. Se hará una reserva de una plaza de aparcamiento por cada 50 m² de construcción, salvo mayores necesidades impuestas por el número de empleados, la clientela, la flota de vehículos de la empresa o la adición de estas condiciones, que se justificará en el proyecto técnico.

7. Será requisito para la implantación de este tipo de uso en Suelo No Urbanizable la acreditación del alta del titular del taller artesanal en el Censo de empresarios, profesionales y retenedores, vinculado al Impuesto de Actividades Económicas.

Artículo 418.—Condiciones particulares del resto de las industrias vinculadas al medio rural.

1. Talleres de reparación de vehículos o maquinaria agraria: Habrán de respetar el régimen de distancias mínimas previsto en el RAMINP. Las instalaciones menores de 100 m² podrán integrarse como edificaciones auxiliares de la vivienda rural o en los bajos de la misma, cuando estén en la misma parcela.

La edificación no podrá ocupar más del 30% de la superficie de la parcela, y su superficie construida no superará los 300 m².

Solucionarán los problemas de aparcamiento, acceso, carga y descarga en el interior de la propia parcela. Se hará una reserva de una plaza de aparcamiento por cada 50 m² de construcción, salvo mayores necesidades impuestas por el número de empleados, la clientela, la flota de vehículos de la empresa o la adición de estas condiciones, que se justificará en el proyecto técnico.

2. Almacenes e industrias de transformación de productos agrarios: Habrán de respetar el régimen de distancias mínimas previsto en el RAMINP.

Las instalaciones menores de 100 m² podrán integrarse como edificaciones auxiliares de la vivienda rural, cuando estén en la misma parcela.

La edificación no podrá ocupar más del 30% de la superficie de la parcela, su superficie construida no superará los 1.200 m².

Solucionarán los problemas de aparcamiento, acceso, carga y descarga en el interior de la propia parcela. Se hará una reserva de una plaza de aparcamiento por cada 50 m² de construcción, salvo mayores necesidades impuestas por el número de empleados, la clientela, la flota de vehículos de la empresa o la adición de estas condiciones, que se justificará en el proyecto técnico.

Los retranqueos serán los que establezca la legislación sectorial vigente en materia de carreteras y al menos 3 m de la línea teórica de cierre, debiendo instalarse pantallas vegetales cuando de acuerdo al criterio del Ayuntamiento y a la naturaleza de la actividad fueran esperables impactos visuales significativos.

Subsección 5B. Depósitos al aire libre

Artículo 419.—Definición.

2. A efectos de este Plan, se consideran depósitos al aire libre las ocupaciones temporales o definitivas de terrenos para el almacenamiento o depósito de materiales de diversos tipos, sin edificación ni actividad comercial o industrial.

3. No se incluyen dentro de esta categoría los desguaces y las actividades de almacenamiento de vehículos o materiales similares, que tendrán la consideración de Uso Prohibido en el Suelo No Urbanizable del concejo de Gozón.

Artículo 420.—Condiciones generales.

1. Los depósitos al aire libre se consideran actividades sujetas a licencia urbanística sea cual fuere la superficie ocupada por el depósito, siendo preceptiva la tramitación de Estudio de Implantación en aquellos casos en los que la superficie del depósito supere los 600 m². No se permitirá la implantación de depósitos al aire libre de más de 1.000 m² de superficie.

2. En cualquier caso deberán respetarse las condiciones siguientes:

a) Los retranqueos serán de la mayor distancia entre 4 m a la arista exterior del camino, y los mínimos necesarios para la instalación de pantallas vegetales que permitan el ocultamiento del depósito.

b) Altura del depósito inferior a 3 m, que podrán ampliarse a 5 m cuando se demuestre el nulo impacto sobre el paisaje o la ausencia de perjuicios a terceros.

c) Espacio para el estacionamiento de los vehículos vinculados a la actividad y para las operaciones de carga y descarga en el interior de la parcela.

d) Distancias mínimas que establezca el RAMINP en razón de la naturaleza de los materiales depositados.

Subsección 5C. Industrias transformadoras

Artículo 421.—Definición y clasificación.

1. Se consideran industrias transformadoras todas las que se señalan a continuación:

a) Las actividades industriales sin relación directa o de servicio con el medio rural.

b) Todas aquellas de cualquier tipo que superen los 1.200 m² de superficie edificada.

c) Las plantas de tratamiento de residuos, que se clasifican como sigue:

I. Instalaciones para el tratamiento de vehículos fuera de uso (VFU).

II. Instalaciones para el tratamiento de residuos no peligrosos.

III. Instalaciones para el tratamiento de residuos peligrosos.

Artículo 422.—Condiciones generales.

1. Su desarrollo no se considera adecuado a las características del Suelo no Urbanizable, por lo que su eventual instalación en esta clase de Suelo sólo será posible cuando, de acuerdo al RAMINP, requieran una distancia mínima a núcleos de población u otras actividades que haga incompatible su instalación en el Suelo Urbano o Urbanizable. Igualmente, cuando por sus dimensiones o necesidades de servicios específicos no sea posible su instalación en esas clases preferentes de suelo.

2. Para su instalación se estará a lo dispuesto en las Condiciones Particulares de cada Categoría de Suelo no Urbanizable, debiendo tramitarse Plan Especial, con las determinaciones que señalen el Ayuntamiento o el órgano competente del Principado de Asturias y, al menos, las siguientes:

a) Justificación de la necesidad de emplazamiento y de la imposibilidad de su localización en Suelo Urbano o Urbanizable.

b) Información pormenorizada de los usos actuales del área de implantación.

c) Estudio de accesos y aparcamientos.

d) Análisis de la incidencia sobre las infraestructuras de servicios básicos: abastecimiento de aguas, electricidad y saneamiento.

e) Vertidos generados y tratamiento de los mismos.

f) Evaluación de Impacto Ambiental o Evaluación Preliminar de Impacto Ambiental si lo requiere la legislación vigente.

g) Estudio financiero, programación y fases.

3. Sin perjuicio de las determinaciones sectoriales que le sean de aplicación, en el ámbito de aplicación de este Plan las instalaciones para el tratamiento de VFU deberán cumplir, además de las condiciones establecidas en el artículo anterior, las siguientes:

a) La instalación deberá solucionar dentro de la misma parcela las tareas de recepción, descontaminación, desmontaje y almacenamiento de los VFU.

b) La zona de recepción de VFU deberá contar con un pavimento impermeabilizado y resistente a la contaminación del suelo.

c) La zona de descontaminación y desmontaje deberá estar convenientemente impermeabilizada y preparada para evitar derrames de sustancias, contando con recipientes adecuados para almacenar los diferentes fluidos y materiales resultantes.

d) En la zona de almacenamiento no se permitirán acumulaciones de vehículos superiores a tres unidades o 3 m de altura.

e) Los retranqueos serán de la mayor distancia entre 4 m a la arista exterior del camino, y los mínimos necesarios para la instalación de pantallas vegetales que permitan el ocultamiento de las áreas de depósito al aire libre.

Artículo 423.—Condiciones particulares de instalaciones para el tratamiento de residuos no peligrosos.

1. Tendrán esta consideración las instalaciones cuya finalidad sea la gestión, tal y como ésta se define en la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados, de residuos no incluidos en el anexo II del Real Decreto 952/1997: residuos de construcción y demolición, biodegradables, envases y embalajes, etc.

2. Para la implantación de este tipo de instalaciones, se estará a lo dispuesto en las condiciones particulares de cada Categoría de Suelo no Urbanizable. No obstante, el Ayuntamiento podrá denegar la licencia por razones ambientales, paisajísticas o sociales debidamente justificadas.

Artículo 424.—Condiciones particulares de instalaciones para tratamiento de residuos peligrosos.

1. Tendrán esta consideración aquellas instalaciones cuya finalidad sea la gestión de residuos incluidos en el Real Decreto 952/1997 así como los recipientes y envases que los hayan contenido.

2. Las instalaciones para tratamiento de residuos peligrosos tendrán la consideración de Uso Incompatible en la totalidad del concejo.

Subsección 5D. Industrias energéticas

Artículo 425.—Definición y clasificación.

1. Se consideran industrias energéticas todas aquellas instalaciones destinadas a la producción de energía eléctrica.

2. En el ámbito de aplicación de este Plan, y a los efectos del mismo, las Industrias Energéticas se clasifican en:

a) Minicentrales hidroeléctricas.

b) Instalaciones eólicas.

c) Centrales de biomasa y energía solar.

d) Otras industrias energéticas.

3. En aquellas zonas del Suelo No Urbanizable del concejo de Gozón, en las que sea posible la implantación de este tipo de usos será preceptiva la previa tramitación de Modificación del PGO (a SNU IF) y Plan Especial, documentos en los que será preceptivo justificar la necesidad del emplazamiento en cuestión en detrimento de otros con menos impacto.

4. El concejo de Gozón se encuentra dentro de la denominada Zona de Exclusión determinada por las Directrices Sectoriales de Ordenación del Territorio para el aprovechamiento de la energía eólica, teniendo la consideración de uso prohibido las actividades destinadas al aprovechamiento de la energía eólica, con la excepción relativa a los denominados Dispositivos Eólicos de Baja Potencia regulados en las Directrices 47.ª a 51.ª del Decreto 42/2008, de 15 de mayo12.

Sección 6. Equipamientos

Artículo 426.—Definición y clasificación.

1. Se consideran equipamientos el conjunto de instalaciones al servicio de las necesidades colectivas de la población, tanto en sus aspectos culturales, como deportivos, religiosos, de ocio, de relación, etc. Pueden ser públicos o privados.

2. A los efectos de este Plan se consideran los siguientes tipos de equipamiento:

a) Equipamientos de ámbito local.

b) Equipamientos municipales y supramunicipales.

c) Equipamientos de ocio al aire libre.

d) Equipamientos especiales.

Artículo 427.—Condiciones generales.

1. El acondicionamiento de locales y establecimientos existentes para el desarrollo de actividades definidas como equipamientos se considera acto sujeto a licencia urbanística, igualmente la nueva construcción de edificaciones destinadas a tal uso.

2. Cada actividad vendrá regulada, además de por las presentes Normas, por la legislación que le corresponda en razón de la materia, debiéndose de tener en especial consideración las determinaciones que se deriven de la correcta aplicación del RAMINP.

3. Los equipamientos que se sitúen en el Suelo no Urbanizable deberán atenerse a las condiciones de la edificación que se definan en el Capítulo 3 de este Título.

4. Conforme al artículo 128 del TROTU, fuera de los ámbitos delimitados como SNU de Especial Protección y mediante la redacción del oportuno Estudio de Implantación, podrá autorizarse la instalación en el suelo no urbanizable de actividades, equipamientos o dotaciones de interés público o social, ya sean de titularidad pública o privada, cuando sus características hagan necesario el emplazamiento en el medio rural.

5. Los equipamientos públicos existentes conservarán su carácter público aún cuando puedan cambiar de uso con arreglo a las condiciones establecidas en el Capítulo 4 de este Título para cada Categoría de Suelo no Urbanizable.

6. Los suelos de propiedad pública existente en el ámbito de los Núcleos Rurales deberán permanecer preferentemente como áreas libres de edificación al servicio de la colectividad, siendo autorizable la edificación exclusivamente cuando se trate del desarrollo de equipamientos públicos.

Subsección 6A. Equipamientos de ámbito local

Artículo 428.—Definición.

1. Se consideran así las instalaciones deportivas, sanitarias, asistenciales, religiosas y otras análogas, al servicio directo de la población asentada en el entorno rural inmediato y por tanto con un ámbito espacial de influencia limitado y concreto.

Artículo 429.—Condiciones generales.

1. Los nuevos equipamientos o dotaciones deberán situarse preferentemente en el ámbito de los Núcleos Rurales delimitados en este Plan, debiendo procurarse la utilización de edificaciones preexistentes de valor arquitectónico cuando las hubiera.

2. La implantación fuera de los ámbitos delimitados como Núcleo Rural se dirigirá preferentemente hacia edificaciones preexistentes cuya singularidad arquitectónica y estado de uso aconsejen la restauración y reutilización, atendiendo a las condiciones particulares que se establecen para cada una de las Categorías de Suelo no Urbanizable en el Capítulo 4 del Título V de estas Normas.

3. De considerarse necesario ubicar equipamientos en edificios de nueva planta fuera del ámbito de los Núcleos Rurales, deberá justificarse adecuadamente la necesidad del emplazamiento específico seleccionado mediante la redacción y tramitación de un Estudio de Implantación acorde con lo dispuesto en el artículo 71 del texto refundido de disposiciones legales vigente en materia de ordenación del territorio y urbanismo del Principado de Asturias (TROTU). Por el contrario, si el uso apareciese como incompatible, o se requiera una ordenación del suelo, será preceptiva la elaboración y tramitación de un Plan Especial.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

4. Los equipamientos dirigidos a agrupaciones de parroquias deberán concentrarse en un núcleo de cabecera o procurando una buena accesibilidad para el conjunto de parroquias.

5. Los equipamientos que se sitúen en el Suelo no Urbanizable deberán atenerse a las condiciones de la edificación que se definan en el Capítulo 3 de este Título.

Subsección 6B. Equipamientos de ámbito superior al local

Artículo 430.—Definición.

1. Se consideran así instalaciones y actividades idénticas a las tratadas en los Artículos anteriores, pero cuyo ámbito de servicio trasciende más allá del ámbito local, abarcando parte sustancial del municipio o superando los límites administrativos del mismo.

Artículo 431.—Condiciones generales.

1. Cuando se tratara de instalaciones de utilidad pública o interés social, que necesariamente debieran emplazarse en el Suelo no Urbanizable por la naturaleza de su actividad, y no fuere contemplado de forma expresa por el PGO, deberá procederse a la tramitación del correspondiente Estudio de Implantación.

2. Por el contrario, y conforme al referido precepto, si el uso apareciese como incompatible, o se requiera una ordenación del suelo, será preceptiva la elaboración y tramitación de un Plan Especial.

3. Esta clase de equipamientos estarán, igualmente sujetos al régimen de condiciones, deberes y obligaciones previstos para los Equipamiento de Ámbito Local establecidos en el artículo 429 de estas Normas.

Subsección 6C. Equipamientos de ocio al aire libre

Artículo 432.—Definición y clasificación.

1. Se consideran así las instalaciones recreativas o deportivas que se desarrollen sobre grandes espacios abiertos.

2. A los efectos de este Plan tendrán tal consideración:

b) Las áreas recreativas: instalaciones al aire libre destinadas al ocio que no requieran la ejecución de obras significativas de ningún tipo, sino únicamente los elementos de mobiliario que les son habituales: mesas, bancos, papeleras y contenedores de basuras, carteles informativos, juegos de niños, etc.

b) Las instalaciones para la práctica deportiva al aire libre: para las que únicamente se requiera de movimientos de tierras, obras de urbanización y las pequeñas edificaciones al servicio de las mismas.

Artículo 433.—Condiciones generales.

1. Aún cuando la instalación de nuevas áreas recreativas sea considerada un Uso Permitido, el Ayuntamiento podrá denegar la licencia por razones ambientales que se justificarán debidamente.

El diseño y soluciones constructivas que se adopten deberán adaptarse a las características de su entorno. Así, en ambientes naturales se deben limitar los movimientos de tierras y las obras de urbanización, debiendo predominar soluciones sencillas y materiales rústicos.

En el ámbito de los Núcleos Rurales, en cambio, serán admisibles soluciones de corte más urbano, con la posibilidad de acometer pequeñas obras de urbanización en las que predomine el empleo de materiales pétreos u otros acordes con la tipología predominante de la edificación.

2. Cuando por su capacidad y características den servicio exclusivo a la población local, las instalaciones para la práctica deportiva al aire libre tendrán la consideración de Uso Autorizable, debiendo tramitar Estudio de Implantación si se sitúan fuera del ámbito de los Núcleos Rurales. Si el equipamiento tuviera vocación de servicio supramunicipal deberá de tramitarse en todos los casos Plan Especial.

Subsección 6D. Equipamientos especiales

Artículo 434.—Definición y clasificación.

1. Se consideran equipamientos especiales aquellos que por razones sanitarias o de seguridad deban situarse fuera de las áreas urbanas aún cuando no sean estrictamente de uso rural.

2. En el ámbito de aplicación de este Plan, y a los efectos del mismo, tendrán la consideración de Equipamientos Especiales las siguientes instalaciones y actividades:

a) Cuarteles militares y cárceles.

b) Mataderos.

b) Cementerios.

c) Instalaciones funerarias.

d) Vertederos.

Artículo 435.—Cuarteles militares y cárceles.

1. Su instalación será posible exclusivamente mediante Estudio de Implantación o Plan Especial, según la naturaleza del uso, debiendo ser su ámbito de servicio, de ámbito supramunicipal.

Artículo 436.—Mataderos.

1. Cumplirán la legislación específica de Sanidad y Agricultura, y se regirán por las condiciones generales establecidas en la normativa de Dotaciones para el ámbito correspondiente.

2. Su instalación será posible exclusivamente mediante Estudio de Implantación o Plan Especial, según la naturaleza del uso, debiendo ser su ámbito de servicio, al menos, municipal.

Artículo 437.—Cementerios.

1. Podrán mantenerse las instalaciones actuales existentes, posibilitando su ampliación acorde con las previsiones de la parroquia o municipio y conforme a lo dispuesto en el presente artículo.

2. No se permitirá que se realicen nuevas edificaciones a una distancia de los cementerios existentes a la entrada de vigor de este plan menor que la de la edificación más próxima. Esta distancia no podrá ser menor en ningún caso de 40 m, salvo informe favorable de la Consejería de Sanidad.

3. Los cementerios de nueva construcción o la ampliación de los existentes deberán ajustarse a lo dispuesto en este Artículo, en el Decreto 72/199813 y a las determinaciones del RAMINP.

4. Además de lo dispuesto en las condiciones particulares de cada Categoría de Suelo no Urbanizable, para la autorización de un cementerio de nueva construcción deberá tramitarse Plan Especial.

5. Entre los estudios necesarios para solicitar la autorización, deberán incluirse:

a) Estudio de contaminación, a fin de no alterar el equilibrio natural, evitándose la contaminación de acuíferos subterráneos o la impermeabilidad de las áreas de ubicación.

b) Justificación y diseño de los accesos y aparcamientos de forma que no produzcan efectos negativos en la red viaria general.

Artículo 438.—Instalaciones funerarias.

1. A los efectos de las presentes Normas y sin perjuicio de otras disposiciones reguladoras de la actividad, se denominan instalaciones funerarias los locales y edificios destinados a acoger el cadáver hasta el momento de ser conducido a su destino final y que la legislación sectorial en vigor define como domicilio mortuorio, así como las dependencias e instalaciones necesarias para otros servicios funerarios.

2. Con independencia de lo dispuesto en las condiciones particulares de cada categoría de Suelo no Urbanizable y de los requisitos establecidos en el Decreto 72/1998 tan sólo se podrán autorizar la nueva construcción y ampliación de instalaciones destinadas al servicio de domicilio mortuorio cuando se desarrollen en edificios exentos de uso exclusivo, debiendo preverse una dotación mínima de 6 plazas de aparcamiento por cada sala de vela.

3. Cuando dichas instalaciones se pretendan situar fuera del ámbito de los Núcleos Rurales se tramitará Estudio de Implantación o Plan Especial, según la naturaleza del uso.

Artículo 439.—Vertederos.

1. Se consideran así los depósitos de residuos urbanos o municipales de acuerdo con la definición que de éstos realiza la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados. Explícitamente se excluyen las instalaciones para almacenamiento o tratamiento de residuos peligrosos, considerando así los relacionados en el Real Decreto 952/1997 o posteriores que lo sustituyan. Se declaran fuera de ordenación los vertederos que no cumplan los requisitos establecidos en el presente artículo.

2. Podrán autorizarse exclusivamente vertederos de residuos inertes a los que se refiere el artículo 2, párrafo b, del Real Decreto 1481/200114, actividad que se considera sujeta a licencia urbanística y que podrá denegarse por razones ambientales o paisajísticas. El resto de las clases de vertederos tendrán la consideración de uso prohibido.

3. En cumplimiento del Real Decreto 1481/2001 quedan excluidos del concepto de vertedero las siguientes actividades siguientes: el esparcimiento en el suelo con fines de fertilización o mejora de su calidad, de lodos, incluidos los de depuradora y los procedentes de operaciones de dragado, así como el esparcimiento de materias fecales y de otras sustancias naturales análogas y no peligrosas con los mismos fines; la utilización de residuos inertes adecuados en obras de restauración, acondicionamiento y relleno, o con fines de construcción; el depósito de lodos de dragado no peligrosos a lo largo de pequeñas vías de navegación, de las que se hayan extraído, y de lodos no peligrosos en aguas superficiales, incluido el lecho y el subsuelo; el depósito de suelo sin contaminar o de residuos no peligrosos inertes procedentes de la prospección, extracción, tratamiento y almacenamiento de recursos minerales así como del funcionamiento de canteras. No tendrán la consideración de vertedero a los efectos del presente plan los rellenos o depósitos de tierras procedentes de excavaciones o movimientos de tierra. Esta actividad tendrá un carácter provisional y estará ceñida exclusivamente a la obra en la que se enmarca el movimiento de tierras quedando sujeto a licencia.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

4. Además de cumplir los requisitos establecidos por el citado Real Decreto, la implantación de los vertederos de inertes deberá ajustarse a las condiciones que se detallen en la licencia, que procurarán:

a) Dirigir los vertidos hacia canteras y áreas de actividad minera en desuso o áreas degradadas en las que el relleno suponga beneficio paisajístico.

b) Determinar las condiciones para la restauración del vertedero tras el cese de la actividad, mediante perfilado de los taludes, construcción de bermas, si se considerara necesario, restitución de tierras fértiles y posterior revegetación.

c) Determinar el plazo máximo para la actividad de vertido, transcurrido el cual, será obligada la restauración en las condiciones que se hubieran determinado y la clausura.

Sección 7. Servicios

Artículo 440.—Definición y clasificación.

1. Se consideran servicios los establecimientos e instalaciones comerciales de uso público destinados a ofrecer prestaciones a la población local o visitante.

2. A los efectos de este Plan se consideran los siguientes tipos:

a) Servicios comerciales.

b) Servicios de reunión y recreo.

c) Servicios hoteleros.

d) Campamentos de turismo.

Artículo 441.—Condiciones generales.

1. El acondicionamiento de locales y establecimientos existentes para el desarrollo de actividades definidas como servicios se considera acto sujeto a licencia urbanística, igualmente la nueva construcción de edificaciones destinadas a tal uso.

2. Cada actividad vendrá regulada, además de por las presentes Normas, por la legislación que le corresponda en razón de la materia, debiéndose de tener en especial consideración las determinaciones que se deriven de la correcta aplicación del RAMINP.

3. El desarrollo de actuaciones que superen los parámetros máximos establecidos en estas Normas, por superficie o por ámbito a que se destina el servicio, se considera un uso incompatible.

Subsección 7A. Servicios comerciales

Artículo 442.—Definición y clasificación.

1. Se consideran establecimientos comerciales los destinados a la práctica de actividades comerciales en los términos establecidos en las Directrices y la Ley de Comercio Interior del Principado de Asturias (Ley 9/2010 de 17 de diciembre).

2. Conforme al artículo 20 de las Directrices Sectoriales de Equipamiento Comercial (Decreto 119/2010, de 15 de septiembre) no se autorizarán las implantaciones de equipamientos comerciales en suelo no urbanizable. Excepcionalmete, atendiendo a la satisfacción de los criterios de proximidad y servicio a la población local, se podrán autorizar los usos comerciales, en equipamientos con una superficie útil de exposición y venta al público ≤ 200 m² circunscritos al ámbito de los Núcleos Rurales.

Artículo 443.—Condiciones generales.

1. Además de las condiciones que determine la normativa sectorial de aplicación, serán de aplicación las condiciones que se señalan a continuación.

a) Podrán desarrollarse en planta baja de edificios de vivienda, anejos a ésta o en edificios independientes.

b) Se dotarán de una plaza de aparcamiento por cada 50 m² construidos o fracción. Dichas plazas podrán estar en el mismo edificio o en espacio libre de edificación de la parcela vinculada al uso principal.

c) Con carácter general las instalaciones deberán atenerse a las condiciones que para el uso de vivienda se definen en el Capítulo 3 de este Título.

2. En ningún caso los usos actuales se declaran fuera de ordenación, permitiéndose la ampliación de los ubicados en los Núcleos Rurales hasta alcanzar los umbrales máximos fijados en estas Normas.

3. En lo no previsto en este artículo serán de aplicación las disposiciones aplicables al Uso Comercial contenidas en el Título II de estas Normas. No obstante, el Ayuntamiento podrá flexibilizar las condiciones si como consecuencia de la reutilización o rehabilitación de edificaciones existentes resultara de difícil cumplimiento alguna de ellas.

Subsección 7B. Servicios de reunión y recreo

Artículo 444.—Definición y clasificación.

1. A los efectos de estas Normas, se agrupan bajo la denominación de servicios de reunión y recreo aquellas actividades desarrolladas de forma habitual y profesional, mediante precio, y destinadas al público para el desarrollo de la vida social. Se incluyen aquí:

a) Los locales y establecimientos dedicados de forma habitual y profesional, mediante precio, a servir al público comidas o bebidas para consumir (restaurantes, cafeterías, bares, cafés, sidrerías o similares), tal y como se recogen en el Capítulo Tercero (Empresas de restauración) de la Ley 7/2001 de Turismo del Principado de Asturias15.

b) Otros locales y establecimientos, no incluidos en el párrafo anterior, en los que se desarrollen de forma preferente otras actividades también encaminadas al desarrollo de la vida social: salas de baile, de fiesta, de conciertos, discotecas, etc.

2. En el ámbito de aplicación de este Plan los servicios de reunión y recreo se clasifican en los siguientes niveles:

a) Nivel 1. Los de menos de 300 m² de superficie edificada.

b) Nivel 2. Los de 300 m² de superficie edificada hasta una superficie máxima edificada de 1.200 m² de superficie edificada, o la superficie existente, en el caso de que lo ya edificado excediese dicha superficie. Por encima de esta superficie, podrán según la categoría de suelo, contemplarse la posibilidad de exceder esta superficie hasta un máximo de 2.000 m² de superficie edificada, como un uso incompatible, por lo que será exigible la tramitación de los instrumentos de desarrollo pertinentes en estos casos conforme a la legislación vigente.

Artículo 445.—Condiciones generales.

1. Además de las condiciones que determine la normativa sectorial de aplicación, serán de aplicación las condiciones que se señalan a continuación. El Ayuntamiento podrá flexibilizar esas condiciones si como consecuencia de la reutilización o rehabilitación de edificaciones existentes resultara de difícil cumplimiento alguna de ellas.

a) Los servicios de nivel 1 podrán desarrollarse en planta baja de edificios de vivienda, anejos a ésta o en edificios independientes.

b) Las instalaciones de nivel 2 deberán desarrollarse preferentemente en varias edificaciones anejas. Será autorizable su ubicación en una única edificación cuando ésta adopte un diseño que fraccione suficientemente el volumen edificado.

c) En los nuevos establecimientos, o en las ampliaciones de los preexistentes siempre que se alcance Nivel 2, se establecerá una plaza de aparcamiento por cada 50 m² edificados o fracción. Dichas plazas podrán estar en el mismo edificio, en espacio libre de edificación de la parcela vinculada al uso principal.

d) Con carácter general las instalaciones deberán atenerse a las condiciones que para el uso de vivienda se definan en el Capítulo 3 de este Título.

2. Los usos actuales no se declaran fuera de ordenación, permitiéndose en su ampliación sin rebasar los umbrales que se establecen en estas Normas para cada Categoría de suelo.

3. Con carácter general, los nuevos servicios de reunión y recreo deberán situarse en el ámbito de los Núcleos Rurales. Dentro de estos ámbitos se deberá guardar la proporción de 300 m² de superficie edificada por cada unidad mínima de parcela hasta un máximo de 1.200 m² de superficie edificada.

Lo dispuesto en el párrafo anterior será objeto de excepción, en los casos de implantaciones en edificaciones preexistentes, cuya singularidad arquitectónica, y valores históricos, culturales, o de naturaleza análoga aconsejen su conservación o restauración de cara a su reutilización, entendiendo que la edificación debe permitir la nueva actividad, sin que sean posibles ampliaciones más allá del 30% de la superficie inicial o que excedan la superficie máxima de 1200 m².

4. Fuera de los Núcleos Rurales, la nueva implantación de este tipo de usos se restringirá a instalaciones que se emplacen en edificaciones preexistentes, cuya singularidad arquitectónica o valores históricos, culturales o de naturaleza análoga aconsejen su conservación o restauración para su reutilización, entendiéndose que la edificación preexistente debe permitir la nueva actividad sin que sean posibles ampliaciones más allá del 30% de su superficie primitiva o que excedan la superficie máxima de 1.200 m².

5. En lo no previsto en este artículo serán de aplicación las disposiciones aplicables al uso de reunión y recreo contenidas en el Título II de estas Normas.

Subsección 7C. Servicios hoteleros

Artículo 446.—Definición y clasificación.

1. A los efectos de este Plan, se agrupan bajo la denominación de servicios hoteleros aquellas actividades desarrolladas de forma habitual y profesional, mediante precio, y destinadas a proporcionar hospedaje o residencia, mediante precio, a las personas que lo demanden, con o sin prestación de otros servicios complementarios.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

2. Serán de obligatoria aplicación las disposiciones previstas en la Ley 7/2001, de 22 de junio, de Turismo del Principado de Asturias y su legislación de desarrollo, y en concreto, del Decreto 78/2004, de 8 de octubre, por el que se aprueba el Reglamento de establecimientos hoteleros, en el que se define, entre otros, el concepto habitación.

3. Los servicios hoteleros se clasifican como sigue:

a) Nivel 1: Los de hasta 30 habitaciones, con una superficie máxima edificada de 1.200 m².

b) Nivel 2: Los de más de 30 dormitorios, con una superficie máxima edificada de 1.200 m².

Artículo 447.—Condiciones generales.

1. La nueva implantación fuera del ámbito delimitado para los Núcleos Rurales se restringirá a instalaciones hoteleras que se emplacen en edificaciones preexistentes, cuya singularidad arquitectónica y estado aconsejen la restauración y reutilización. Entendiéndose que la edificación preexistente debe de permitir la nueva actividad sin que sean necesarias ampliaciones más allá del 30% de su superficie primitiva. En todo caso, será necesaria la tramitación de Estudio de Implantación.

2. Los edificios y locales destinados a este uso deberán cumplir las condiciones especificadas para el uso de vivienda y cuantas determinen la reglamentación sectorial vigente. Además, serán de aplicación las siguientes condiciones específicas, sin perjuicio de que el Ayuntamiento, excepcionalmente, podrá flexibilizar éstas si como consecuencia de la reutilización o rehabilitación de edificaciones existentes resultara de imposible cumplimiento alguna de ellas:

a) En los nuevos establecimientos hoteleros y en las ampliaciones de los preexistentes, se establecerá una plaza de aparcamiento por dormitorio o por cada 50 m² edificados o fracción. Dichas plazas podrán estar en el mismo edificio o en espacio libre de edificación de la parcela vinculada al uso hotelero. En su diseño deberá procurarse la integración en el entorno inmediato, pudiendo determinarse la obligatoriedad de firmes asfálticos o firmes blandos, de tipo adoquín jardinería, en función de las características más o menos rurales del área en que se desarrolle la actuación.

b) Salvo en la modalidad de contratación individualizada de habitaciones dentro de la propia vivienda familiar para alojamiento turístico en Casas de Aldea, establecida en el artículo 22 del Decreto 143/2002 de Alojamientos de Turismo Rural16, la actividad se alojará en edificios de uso exclusivo.

3. Los usos actuales no se declaran fuera de ordenación, permitiéndose su continuidad en las condiciones actuales, quedando sujetos, a los preceptos previstos en estas Normas.

4. Las actividades complementarias se sujetarán a las condiciones que se establezcan para cada uso específico.

Artículo 448.—Condiciones particulares de los apartamentos turísticos.

1. Tendrán la consideración de apartamentos turísticos, tal y como se establece en el artículo 35 de la Ley 7/200117 de Turismo del Principado de Asturias, aquellos edificios de pisos, casas, villas, chalés o similares, o conjunto de ellos, que ofrezcan, mediante precio, alojamiento turístico, cuando se ceda el uso y disfrute de los locales referidos con mobiliario, instalaciones, servicios y equipo en condiciones que permitan su inmediata ocupación.

2. En el Suelo no Urbanizable, tan sólo se podrá autorizar la modalidad de apartamentos en Bloque, definida en el artículo 36.218 de la Ley 7/2001, cuando se desarrolle en edificaciones existentes que no precisen un aumento de su volumen de más del 30%. Dentro de este ámbito se deberá guardar la proporción de 300 m² de superficie edificada por cada unidad mínima de parcela hasta un máximo de 1.200 m².

3. Cuando se trate de la modalidad de Conjuntos, tal y como se define en el citado artículo 36 de la Ley 7/2001, deberá procurarse cierto fraccionamiento de la ordenación del volumen edificable, no basándose en la repetición de un módulo constructivo, debiendo aplicarse a las edificaciones que acojan o pretendan acoger dicho uso el régimen establecido para la vivienda familiar.

Artículo 449.—Condiciones particulares de las casas de aldea.

1. Sin perjuicio de la normativa sectorial que les sea de aplicación, a los efectos de este Plan la modalidad de alojamiento de Casas de Aldea se asimila al uso residencial, debiendo aplicarse a las edificaciones que acojan o pretendan acoger dicho uso el régimen establecido para la vivienda.

Subsección 7D. Campamentos de turismo

Artículo 450.—Campamentos de turismo.

1. Se consideran campamentos de turismo las instalaciones que se definen en el artículo 43 de la Ley 7/2001 del Principado de Asturias como el espacio de terreno debidamente delimitado, acondicionado y dotado de las instalaciones y servicios precisos, ofertado al público de forma habitual y profesional, mediante precio, para su ocupación temporal utilizando a tal fin tiendas de campaña, caravanas u otros elementos fácilmente transportables.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

Artículo 451.—Condiciones generales.

1. Además de las determinaciones aquí establecidas, para la instalación de los campamentos de turismo se deberá atender a lo establecido en la Ley 7/2001, en su desarrollo reglamentario y en el Decreto 39/1991 por el que se aprueba la Ordenanza de Campamentos de Turismo19.

2. Los terrenos destinados a campamento de turismo deberán tener una superficie mínima de 2000 m² y máxima de 20.000 m², en finca única o en varias colindantes.

3. Las fincas que obtengan la autorización para destinarse a este uso adquirirán la condición de indivisibles, condición que deberá de inscribirse como anotación marginal en el Registro de la Propiedad.

4. El cambio de uso de los terrenos dedicados a campamento de turismo deberá suponer su reversión a la condición agraria original, sin que la presencia de viario, infraestructuras de abastecimiento de aguas y electricidad y saneamiento puedan generar derechos para la reclasificación, salvo en aquellos casos que lo prevean estas Normas. La reversión posibilitará el cese de la indivisibilidad de la propiedad.

5. La autorización de un campamento de turismo llevará implícita la de las edificaciones y servicios que estuvieran incluidos en el Proyecto.

6. No se permitirán más instalaciones fijas que las exigidas con carácter de requisito mínimo por el Decreto 39/1991 en función de la categoría del campamento. Los servicios de restaurante, cafetería y comercio minorista a que se refieren los Artículos 28 y 29 del Decreto 39/1991 deberán dimensionarse para el servicio exclusivo de los campistas, considerándose prohibido el desarrollo de instalaciones que den servicio a la población local o a visitantes ajenos al campamento.

7. Los campamentos ya existentes, incluidos dentro del SNU de Costas, quedan sujetos a las disposiciones del Plan Especial de Campamentos de Turismo Costeros, previsto en el POLA.

8. Entre la documentación exigible para la autorización se incluirá un Plan Especial que, además de las que se deriven de la normativa sectorial vigente, deberá recoger los contenidos siguientes:

a) Evaluación Preliminar de Impacto Ambiental, tal y como establece el artículo 14 de la Ley 7/2001. En dicha EPIA deberá incluirse información detallada referida la vegetación y cultivos existentes en el área de implantación, sobre plano de la misma escala que la del proyecto. De acuerdo a lo dispuesto en la LIA, el órgano ambiental competente deberá analizar cada concreta solicitud para determinar en su caso la sustitución del trámite de EPIA por el de EIA.

b) Análisis de riesgos naturales.

c) Análisis de la visibilidad de la explotación y medidas correctoras para la reducción del posible impacto visual.

d) Análisis de accesibilidad que demuestre la inexistencia de impacto sobre la red de caminos vecinales existentes o sobre los núcleos que hayan de atravesarse para el acceso al campamento.

Artículo 452.—Condiciones de localización.

1. La nueva implantación de campamentos de turismo se ajustará a lo dispuesto en las Condiciones Particulares de cada Categoría de Suelo no Urbanizable en el Capítulo 4 de este Título. No obstante, de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 7 del Decreto 39/1991, no podrán establecerse campamentos de turismo:

a) En terrenos situados sobre lechos o cauces secos, vegas de ríos susceptibles de ser inundados, así como aquellos que por cualquier causa resulten insalubres o peligrosos.

b) En un radio inferior a 150 m de los lugares de captación de agua para las poblaciones.

c) En terrenos situados a menos de 500 m de monumentos a conjuntos histórico artísticos declaradas legalmente o que se les haya incoado el expediente de declaración en la fecha de solicitud, y de los yacimientos arqueológicos.

d) En las proximidades de industrias molestas, insalubres, nocivas o peligrosas, de acuerdo con lo preceptuado en el RAMINP.

e) En general en aquellos lugares que, por exigencias del interés público, estén afectados por prohibiciones o limitaciones o por servidumbres públicas establecidas mediante disposiciones legales o reglamentarias.

f) En los terrenos sobre los que discurren líneas eléctricas de alta tensión.

Artículo 453.—Condiciones de viales y aparcamientos.

1. Se prohíbe la privatización de accesos a lugares de interés turístico y natural y la interrupción de los caminos de servicio de cauces de agua permanentes.

2. Las instalaciones deberán contar con viales de acceso que permitan el doble sentido de la circulación y de al menos 5 m de anchura.

3. Dentro del ámbito de la parcela, se establecerá una plaza de aparcamiento por cada cuatro plazas de campista, considerando la capacidad máxima de la instalación. Dichos aparcamientos deberán resolverse mediante sistemas que reduzcan el impacto visual, tanto en el período de máxima afluencia de público como en los períodos de cese de la actividad. Para ello, el proyecto deberá contemplar la creación de pantallas vegetales, la modulación del estacionamiento mediante arbolado y setos vegetales y la creación de firmes ajardinados, de tipo adoquín-jardinería y similares.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

Artículo 454.—Condiciones de zonificación y diseño.

1. Además de las determinaciones establecidas en la legislación sectorial aplicable y de la necesaria preservación de los valores naturales o urbanos, artísticos, paisajísticos, agrícolas y forestales del territorio en el que se implanten, se establecen las siguientes condiciones de zonificación y diseño:

a) En la ejecución de los campamentos de turismo no se permitirá la tala de arbolado salvo con carácter excepcional y cuando afecte a escasas unidades.

b) Todas las instalaciones que se desarrollen deberán dotarse de una zona de protección de 5 m de anchura a lo largo de todo su perímetro que deberá servir para la instalación de arbolado o setos vegetales que reduzcan el impacto visual de la instalación, sin que pueda utilizarse la misma para la acampada, el desarrollo de instalaciones o la construcción de edificaciones vinculadas a la explotación.

c) En el área de acampada se exigirá la creación de un dosel arbóreo en una parte sustancial de la instalación que no computará como área verde, por ser utilizable para la acampada sin que ello suponga reducción de la capacidad. Igualmente se exigirá la modulación del área de acampada mediante plantación de setos vegetales.

Artículo 455.—Caravanas y otras modalidades de acampada.

1. No se autorizarán campamentos de turismo en los que la superficie destinada a la instalación de caravanas supere el 50% de la del área de acampada. En las plazas destinadas a dicho uso deberán reforzarse las medidas tendentes al ocultamiento de la instalación mediante arbolado.

2. Se considera prohibido el estacionamiento continuo de caravanas que se considerará actividad sujeta a las condiciones señaladas en estas Normas para los depósitos al aire libre o las relativas a las industrias, si se hace en local cerrado.

3. Cualquier otra modalidad de acampada como la libre, no legalizada o en casas de aldea, se considera Uso Prohibido.

Sección 8. Infraestructuras

Artículo 456.—Definición y clasificación.

1. Se consideran infraestructuras las instalaciones necesarias para el servicio colectivo de los asentamientos de población en sus aspectos físicos, y no sociales como es para el caso de las dotaciones.

2. A los efectos de este Plan y en su ámbito de aplicación, las infraestructuras se clasifican como sigue:

a) Autopistas, autovías, carreteras y ferrocarriles.

b) Caminos vecinales y pistas.

c) Tendidos aéreos e infraestructuras eléctricas.

d) Infraestructuras de comunicaciones radioeléctricas.

e) Infraestructuras de abastecimiento de aguas y saneamiento.

f) Infraestructuras hidráulicas.

g) Actividades al servicio de las obras públicas.

h) Gasoductos y otras conducciones de carácter industrial.

Artículo 457.—Autopistas, autovías, carreteras, caminos vecinales y pistas.

1. La apertura de nuevas vías de comunicación, de tráfico rodado o ferroviario, o el cambio de trazado de las existentes se someterá a EIA en los supuestos que se señala en el anexo I, grupo 6a, de la LIA. La creación de enlaces o la modificación de los trazados en longitudes inferiores a la señalada en dicho anexo se someterá en cambio a EPIA, acorde a lo dispuesto en el epígrafe 7.2 del PORNA.

2. El trazado o mejora de las vías de comunicación deberá procurar reducir en lo posible el movimiento de tierras, la posible afección a la escorrentía natural de los terrenos y las afecciones a masas arboladas, especialmente las autóctonas.

Cuando la naturaleza de los sustratos lo permita, los taludes deberán organizarse en bermas de altura inferior a los 2 m y con pendientes inferiores a 45º En cualquier caso, los taludes deberán ser revegetados preferentemente con especies de matorral en detrimento de las de césped.

3. Los proyectos que incluyan cambios de trazado o ampliación de los radios de las curvas deberán incluir igualmente las actuaciones para la mejor integración paisajística de los tramos que vayan a quedar en desuso, debiendo procederse a la demolición de los firmes, a la retirada de los elementos de seguridad vial asociados a la vía y a la restauración topográfica y revegetación del área.

4. Caminos vecinales y pistas: Todas las obras de apertura de nuevos caminos vecinales o pistas deberán superar el trámite de Evaluación Preliminar de Impacto Ambiental acorde con lo dispuesto en el epígrafe 7.2 del PORNA. Se exceptúan de este supuesto los casos de apertura de caminos vecinales en el interior de Núcleos Rurales.

Todos los proyectos que se ejecuten en el ámbito de aplicación de este Plan, ya se trate de apertura de nuevas vías o de mejora de las existentes, deberán incorporar las medidas de restauración y reducción de impactos que se consideren más adecuadas, debiendo incluirse cuando menos: revegetación de taludes mediante hidrosiembra de especies herbáceas o de matorral y plantación de arbustos o árboles autóctonos al pie de los desmontes de mayor importancia. En la medida de lo posible, cuando sea necesaria la sujeción del talud, se evitará el uso de escolleras de piedra, promoviéndose la aplicación de técnicas de bioingeniería.

5. Igualmente, cuando se tratara de modificaciones del trazado de caminos vecinales y pistas, deberán incluirse trabajos de restauración y revegetación de las cajas de aquellos tramos que vayan a perder su función.

Todas las obras deberán ejecutarse a través de proyectos elaborados por técnicos competentes y de acuerdo al Pliego de Condiciones Técnicas para la apertura de pistas forestales habitualmente utilizado por el Principado de Asturias.

6. Las obras de mejora de pistas existentes se tramitarán como nueva apertura cuando existan cambios de trazado en longitudes superiores a 500 m o incluyan ampliaciones sustanciales del radio de las curvas, nuevos desmontes o cualesquiera otra actuación susceptible de producir impacto ambiental.

7. Sin perjuicio de lo expuesto, la regulación de la planificación, proyección, construcción, financiación, explotación y uso de las carreteras cuyo itinerario se desarrolle íntegramente en el territorio del Principado de Asturias y no sean de titularidad estatal, estará a lo dispuesto en la LCPA. De igual modo, en aquellas actuaciones relativas a carreteras de titularidad estatal, les serán de aplicación las disposiciones expresamente previstas al prespecto en la correspondiente legislación sectorial.

Artículo 458.—Líneas ferroviarias.

1. Sin perjuicio de lo preceptuado en la legislación reguladora del Sector Ferroviario, se entenderá por infraestructura ferroviaria la totalidad de los elementos que formen parte de las vías principales y de las de servicio y los ramales de desviación para particulares, con excepción de las vías situadas dentro de los talleres de reparación de material rodante y de los depósitos o garajes de máquinas de tracción. Entre dichos elementos se encuentran los terrenos, las estaciones, las terminales de carga, las obras civiles, los pasos a nivel, las instalaciones vinculadas a la seguridad, a las telecomunicaciones, a la electrificación, a la señalización de las líneas, al alumbrado y a la transformación y el transporte de la energía eléctrica, sus edificios anexos y cualesquiera otros que reglamentariamente se determinen.

2. La Red Ferroviaria de Interés General está integrada por las infraestructuras ferroviarias que resulten esenciales para garantizar un sistema común de transporte ferroviario en todo el territorio del Estado o cuya administración conjunta resulte necesaria para el correcto funcionamiento de tal sistema común de transporte, como las vinculadas a los itinerarios de tráfico internacional, las que enlacen las distintas comunidades autónomas y sus conexiones y accesos a los principales núcleos de población y de transporte o a instalaciones esenciales para la economía o la defensa nacional.

3. Corresponde al Ministerio de Fomento, oídas las comunidades autónomas afectadas, la planificación de las infraestructuras ferroviarias integrantes de la Red Ferroviaria de Interés General y el establecimiento o la modificación de las líneas ferroviarias o de tramos de las mismas.

4. Para el establecimiento o la modificación de una línea o tramo integrante de la Red Ferroviaria de Interés General, será precisa la aprobación, por el Ministerio de Fomento, de un estudio informativo, con arreglo a lo previsto en esta Ley y a la normativa reglamentaria que la desarrolle.

El estudio informativo comprende el análisis y la definición, en aspectos tanto geográficos como funcionales, de las opciones de trazado de una actuación determinada y, en su caso, de la selección de la alternativa más recomendable como solución propuesta. El estudio informativo incluirá el estudio de impacto ambiental de las opciones planteadas y constituirá el documento básico a efectos de la correspondiente evaluación ambiental prevista en la legislación ambiental.

Artículo 459.—Infraestructuras de abastecimiento de gas.

1. Los proyectos de nuevas infraestructuras de transporte, distribución y suministro de gas natural en el Concejo deberán atender, además de lo dispuesto en la presente Normativa, a lo preceptuado en la Ley de Hidrocarburos, así como en el Real Decreto 1434/2002, por el que se regulan las actividades de transporte, distribución, comercialización, suministro y procedimientos de autorización de instalaciones de gas natural.

2. Se define el suministro de gas natural o gases manufacturados para su consumo final, como la entrega, mediante contraprestación económica, en las condiciones de regularidad y calidad que resulten exigibles.

El suministro sólo podrá ser realizado por empresas distribuidoras o empresas comercializadoras debidamente autorizadas.

3. A los efectos previstos en estar Normas, tendrán la consideración de actividad de transporte de gas natural las siguientes actividades:

El transporte de gas natural por la red interconectada constituida por las instalaciones que se determinarán en los párrafos a, d, e, f, g, y h del artículo 4 del R.D. 1434/2002, con el fin de suministrar a los distribuidores o, en su caso, a los consumidores finales así como para atender los intercambios internacionales.

La regasificación de gas natural licuado destinada a abastecer a la red de transporte, y la licuefacción de gas natural. El almacenamiento de gas natural que pueda abastecer al sistema gasista. La compraventa de gas natural para el mercado a tarifas.

4. La actividad de transporte será llevada a cabo por los transportistas, que son aquellas personas jurídicas titulares de instalaciones de regasificación de gas natural licuado, de licuefacción, de transporte o de almacenamiento de gas natural.

5. Tendrán la consideración de instalaciones de gas natural los gasoductos con presión máxima de diseño igual o inferior a 16 bares y aquellos otros que, con independencia de su presión máxima de diseño, tengan por objeto conducir el gas a un único consumidos, partiendo de un gasoducto de la red básica o de transporte secundario.

Asimismo se considerarán elementos constitutivos de la red de distribución todos aquellos activos de la red de comunicaciones, suministro de energía eléctrica, protecciones, control, servicios auxiliares, terrenos, edificaciones y demás elementos auxiliares, en la parte destinada exclusivamente para el adecuado funcionamiento de las instalaciones específicas de las redes de distribución antes definidas, incluidos los centros de control en todas las partes y elementos que afecten a las instalaciones de distribución.

Tendrán también la condición de instalaciones de distribución las plantas satélite de gas natural licuado que alimenten una red de distribución.

6. Acometida es la canalización e instalaciones complementarias para un nuevo suministro o ampliación de uno existente comprendidas entre la red de distribución o de transporte existente y la llave de acometida, incluida ésta, que corta el paso del gas natural a las instalaciones receptoras de los usuarios.

Con carácter general, tendrán la consideración de acometidas todas aquellas instalaciones destinadas a suministrar gas por canalización a uno o más usuarios, no incluidas en las autorizaciones de instalaciones de distribución o en los planes anuales de ampliación de redes de distribución, de acuerdo con lo establecido en el artículo 89.3 de la Ley 34/1998, de 7 de octubre, del Sector de Hidrocarburos. En el caso de conexión a la red de transporte, se considerarán, con carácter general, acometidas aquellas instalaciones no incluidas en el régimen económico definido, para la actividad de transporte, en el Real Decreto 949/2001, de 3 de agosto, por el que se regula el acceso de terceros a instalaciones gasistas y se establece un sistema económico integrado en el sector del gas natural.

7. Los titulares de concesiones, permisos o autorizaciones para el desarrollo de las citadas actividades, o para la construcción, modificación o ampliación de instalaciones necesarias para las mismas, gozarán de las servidumbres de paso y limitaciones de dominio, en los casos que sea preciso para vías de acceso, líneas de conducción y distribución de los hidrocarburos, incluyendo las necesarias para atender a la vigilancia, conservación y reparación de las instalaciones.

Las servidumbres y autorizaciones de paso comprenderán, cuando proceda, la ocupación del subsuelo por instalaciones y canalizaciones a la profundidad especificadas en las Condiciones Técnicas de la entidad disribuidora. Además comprenderán igualmente el derecho de paso y acceso, y la ocupación temporal del terreno u otros bienes necesarios para atender la vigilancia, conservación y reparación de las instalaciones y conducciones.

Las condiciones que deberán imponerse en cada caso por razones de seguridad se aplicarán con arreglo a los Reglamentos y normas técnicas que a los efectos dicten.

8. Habrán de tenerse en cuenta las determinaciones previstas en los artículos 43 y 44 de la LCPA.

Artículo 460.—Tendidos aéreos e infraestructuras eléctricas.

1. De acuerdo a lo dispuesto en la LIA20, el órgano competente en materia de Impacto Ambiental del Principado de Asturias deberá de analizar todos los proyectos de líneas eléctricas de longitud superior a 3 km, determinando en cada caso la posible obligatoriedad de tramitar EIA. En cualquier caso, de acuerdo a lo dispuesto en el PORNA y en la LIA:

a) Se someterá a EPIA la nueva construcción de líneas de tensión nominal superior a 1 kV o el cambio sustancial en el trazado de las existentes.

b) Se someterá a EIA la construcción o cambio de trazado de líneas de tensión nominal igual o superior a 220 kV y longitud superior a 15 km.

2. Se establecen los siguientes criterios generales para la integración compatible de los tendidos aéreos y las infraestructuras eléctricas:

a) Deberán de evitar en lo posible las Categorías de suelo de mayor protección ambiental o los lugares donde sean esperables impactos sobre el paisaje.

b) Se deberán aprovechar y optimizar las redes y los corredores actualmente en servicio. La planificación de toda nueva instalación se realizará de forma que se optimicen las existentes y topología de la red de transporte ya construida, minimizando el impacto ambiental y paisajístico.

c) Siempre que se asegure el necesario grado de fiabilidad del sistema de transporte eléctrico, se abordarán soluciones de compactación tanto de las líneas como de las instalaciones asociadas.

d) Tanto la modificación de tendidos aéreos e instalaciones asociadas como la creación de nuevas deberán acompañarse de un análisis del impacto visual y de un proyecto de adecuación paisajística.

3. En los Núcleos Rurales, las líneas y tendidos preferentemente serán soterrados. El Ayuntamiento podrá determinar la obligatoriedad del soterramiento de la instalación.

4. Cuando para la instalación sea necesaria la apertura de nuevos viales, éstos deberán ser adecuadamente restaurados y revegetados tras la finalización de las obras. De ser necesario el vial para el mantenimiento de la instalación, deberá tramitarse la apertura de éste de acuerdo a lo dispuesto en el artículo anterior de estas Normas.

5. Habrán de tenerse en cuenta las determinaciones previstas en los artículos 43 y 44 de la LCPA.

Artículo 461.—Infraestructuras de comunicaciones radioeléctricas.

1. Se consideran infraestructuras de comunicaciones radioeléctricas los dispositivos reemisores de señales de TV, las instalaciones de telefonía móvil (EBTM, antenas, etc.), y demás infraestructuras de análoga naturaleza, conceptuadas como servicios de interés general y servicios públicos por Ley 32/2003 General de Telecomunicaciones21).

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

2. Todas las instalaciones citadas deberán superar el trámite de EPIA que se regula en el epígrafe 7.2 del PORNA. Cuando para la instalación sea necesaria la apertura de nuevos viales, éstos deberán ser adecuadamente restaurados y revegetados a la finalización de las obras. De ser necesario el vial para el mantenimiento de la instalación, deberá tramitarse la apertura de éste de acuerdo a lo dispuesto en estas Normas.

3. Las instalaciones de telefonía móvil deberán ubicarse preferentemente en Suelo No Urbanizable, fuera de los núcleos de población delimitados por el planeamiento municipal, respetando al menos una distancia de 500 metros a edificios destinados a viviendas, y una distancia a linderos no inferior a la altura de la misma. Deberán cumplir, en todo caso, con la normativa y condiciones que el Principado de Asturias pueda imponer en este suelo.

4. No se autorizarán aquellas instalaciones de telefonía móvil que no resulten compatibles con el entorno por provocar un impacto visual no admisible, según la valoración que al efecto realice la CUOTA o la CAMA de Asturias en el caso de Suelo No Urbanizable.

5. En tanto en cuanto no se apruebe una normativa sectorial específica, las solicitudes de autorización para la implantación de instalaciones de telefonía móvil se tramitarán conforme a las siguientes condiciones:

a) Podrá autorizarse su instalación en precario, exigiendo la demolición de las instalaciones cuando lo acordare el Ayuntamiento, sin derecho a indemnización, aceptándolo el operador autorizado e inscribiéndose dicha autorización aceptada en el Registro de la Propiedad (Art. 76 del Real Decreto 1093/1997).

b) La distancia mínima de la instalación a cualquier otra edificación de uso residencial o de equipamiento será de 500 m.

c) La distancia mínima de la instalación a los linderos de la parcela sobre la que se ubique la antena, será igual a la altura de la instalación. Esta separación se podrá reducir hasta un mínimo de 10 m a linderos siempre que se justifique la autorización de los colindantes afectados por esta reducción.

d) Aceptación de “mover” la ubicación de la instalación proyectada cuando en un radio de hasta 300 metros existan terrenos con calificación urbanística más adecuada o menos precisados de protección.

e) La Administración podrá exigir que se compartan emplazamientos e infraestructuras no sólo por razones de viabilidad técnica sino también de interés público o medioambientales en aplicación del art. 30 de la citada Ley 32/2003.

g) La estructura del mástil deberá realizarse a base de chapa plegada galvanizada de Sección troncocónica o similar, evitándose el empleo de torres de celosía, excepto cuando pueda justificarse por su específico lugar de implantación la idoneidad de la solución en celosía en base a la implantación de este tipo de elementos con carácter dominante en el entorno.

No podrá utilizarse cierre perimetral de malla o similar. Se obtendrá la seguridad de la instalación mediante solución que evite dicho cierre, pudiendo plantearse soluciones en celosía o similar que resulten coherentes con la solución adoptada para la caseta.

La caseta responderá en diseño al objeto al que sirve, debiendo guardar coherencia con la totalidad de la instalación. Cuando el suelo sea calificado de especial protección o integrado en un espacio protegido, deberán adoptarse soluciones constructivas tradicionales, tales como muros de piedra o estructuras propias de la zona.

El tendido eléctrico necesario para la instalación deberá de ser necesariamente enterrado desde una distancia, mínima de 50 m de la instalación de telefonía para la que sirve. Tanto en Suelo no Urbanizable de especial protección como en núcleo rural deberá enterrarse desde el centro de transformación existente más próximo. También se puede acudir a otras alternativas autónomas tales como placas fotovoltaicas, grupo electrógeno móvil, etc.

h) Todas aquellos extremos no regulados expresamente en el presente artículo quedarán sujetos a lo ya anteriormente expuesto para SU y SUR.

4. El tendido eléctrico necesario para la instalación deberá de ser necesariamente enterrado desde una distancia, mínima de 50 m. De la instalación de telefonía para la que sirve. Tanto en suelo no urbanizable de especial protección como en núcleo rural deberá enterrarse desde el centro de transformación existente más próximo. También se puede acudir a otras alternativas autónomas tales como placas fotovoltaicas, grupo electrógeno móvil, etc.

5. Cuando varios operadores alcancen un acuerdo para instalar en Suelo No Urbanizable un parque de antenas, en el que compartir las instalaciones comunes, o cuando en función de las justificaciones aportadas resultare imposible compartir la misma instalación, o se ubiquen en la misma parcela, deberán solicitar, además de la preceptiva licencia de obras, una licencia específica de actividad que se otorgará de forma conjunta para todos los operadores que compartan el emplazamiento.

Artículo 462.—Infraestructuras de abastecimiento de aguas y saneamiento.

1. Los proyectos de abastecimiento de aguas y saneamiento deberán atender además de a lo expresado en estas Normas, a lo que se derive de la correcta aplicación de la Ley 1/1994 sobre abastecimiento y saneamiento de aguas en el Principado de Asturias22 y su Reglamento23 de desarrollo.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

2. Las conducciones de agua y saneamiento, existentes o de nueva creación, se consideran dotaciones conformes a estas Normas, con servidumbre permanente aunque no figure expresada documentalmente mientras se encuentren en servicio.

3. Las redes de abastecimiento y de saneamiento se dotan de una zona de servidumbre de 5 m de anchura, repartida simétricamente a ambos lados del eje de la tubería. En esta zona no se permite la edificación, las plantaciones de arbolado, ni cualquier otra actividad que suponga movimiento de tierras, en los términos previstos en el presente esquema:

Ver imagen de la disposición

Zona A: No se permite efectuar trabajos de arada, cava u otros similares a una profundidad superior a 50 cm. Tampoco se permite plantar árboles o arbustos de tallo alto. De generarse los mismos la entidad gestora podrá sin previo aviso, proceder a su limpieza sin que ese motivo signifique ningún derecho e indemnización.

No se podrán levantar edificaciones o construcciones de cualquier tipo, aunque tengan un carácter provisional o sean desmontables.

No se podrán colocar varas de hierba, pilas de estiércol o similares. En caso contrario la entidad gestora podrá, sin previo aviso ni indemnización, proceder a su retirada.

No se podrá modificar la rasante ni el tipo de material del terreno sin permiso de la entidad gestora.

No se permite el paso de vehículos con peso superior a 5 Tn por eje sin el permiso de la entidad gestora.

Otros condicionantes:

Los árboles o arbustos de tallo alto se pueden plantar a partir de 2,50 m del eje de la franja de servidumbre.

Se podrán instalar edificaciones temporales o permanentes a partir de 5,50 m del eje de la franja de servidumbre.

4. Las servidumbres propias de las aguas subterráneas se regirán según lo dispuesto en el TRLA, en Reglamento del Dominio Público Hidráulico24 y en el Real Decreto 995/200025. La ejecución de nuevos alumbramientos, así como la ampliación de los ya existentes requerirán para su autorización el informe previo del Órgano de Cuenca competente.

5. Deberán someterse a EIA todos los proyectos susceptibles de encuadrarse en el grupo 7 del anexo I de la LIA. Cuando los proyectos sean susceptibles de encuadrarse en los supuestos contemplados en el anexo II de la misma deberá solicitarse pronunciamiento del órgano ambiental acerca de la necesidad de la tramitación del EIA. Por último, deberán someterse a EPIA aquellos otros que se encuadren en los supuestos recogidos en el epígrafe 7.2 del PORNA.

6. Habrán de tenerse en cuenta las determinaciones previstas en los artículos 43 y 44 de la LCPA.

Artículo 463.—Infraestructuras hidráulicas.

1. Se consideran Uso Prohibido las grandes presas, tal y como se definen en el anexo 2 del Decreto 1131/1988, es decir, las que superen la altura de 15 m, entre la cota de la coronación y la de la superficie general de cimientos, o aquellas otras que superando los 10 m tengan capacidad de embalsamiento superior a 100 m³ o características excepcionales de los cimientos o cualquier otra circunstancia que permita calificar la obra como importante para la seguridad o economía pública. El resto de pequeñas presas o azudes deberán superar trámite de EPIA acorde a lo dispuesto en el epígrafe 7.2 del PORNA.

2. Las obras de defensa de márgenes se consideran prohibidas cuando tengan como único objeto la defensa de predios rústicos de uso agrario. En cualquier caso, deberá seguirse trámite de EPIA acorde a lo dispuesto en el epígrafe 7.2 del PORNA e incluirse en el proyecto trabajos de revegetación de las escolleras o su sustitución por técnicas de bioingeniería.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

Artículo 464.—Actividades al servicio de las obras públicas.

1. Se considera así al conjunto de construcciones e instalaciones vinculadas a la ejecución, entretenimiento y servicio de las obras públicas.

2. Solamente podrán ser objeto de licencia cuando no exista posibilidad de encontrar Suelo Urbano o Urbanizable capaz de acoger ese uso. En consecuencia, no podrán incluirse dentro de estos usos los de vivienda, con excepción de una vivienda para guarda de la actividad.

3. No se autorizarán aquellas instalaciones cuya regulación no esté admitida y autorizada por la normativa específica aplicable a estos casos, ni por el organismo administrativo responsable de su autorización.

4. En todo caso, las actividades que aquí se regulan, deberán cumplir, además de la legislación específica, las normas generales de edificación.

Sección 9. Vivienda

Artículo 465.—Definición y clasificación.

1. Se considerará vivienda al conjunto de espacios, locales o dependencias destinados al alojamiento o residencia familiar, así como las edificaciones anejas que se vinculen a la misma.

2. A los efectos de estas Normas Urbanísticas, en Suelo no Urbanizable se distinguen las siguientes clases de viviendas:

a) Vivienda unifamiliar. La situada en parcela independiente, en edificio aislado o agrupado a otros, cuando tenga acceso independiente y exclusivo desde el viario.

b) Vivienda multifamiliar o colectiva. Se considera así a la que forma parte de un grupo con accesos comunes.

Artículo 466.—Condiciones generales.

1. A la implantación de viviendas de nueva planta o cambios de uso, en suelo de interés, serán de aplicación las condiciones previstas en los artículos 148 y 149 del ROTU. Además, será condición necesaria la previa justificación exhaustiva de la existencia de la explotación a la que se vincula la nueva vivienda. El tamaño de la explotación deberá justificar la necesidad de construir una vivienda vinculada a la misma al requerir una atención constante que además justifique su vinculación al medio rural. La regulación autonómica del poblamiento tradicional asturiano sólo permite la edificación de vivienda aislada en SNU de interés si se trata de una vivienda agraria, es decir, si el promotor de la vivienda necesita atender su explotación ubicada en el medio rural y por lo tanto construir su vivienda. Una pequeña explotación ganadera o agrícola en ningún caso justificaría esa excepcionalidad.

2. Condiciones particulares de las Quintanas:

a) Parcela edificable: La superficie mínima de parcela rústica edificable será de 200 m², salvo los casos excepcionales debidamente justificados de parcelas rústicas inferiores ubicadas entre otras ya edificadas que imposibiliten alcanzar la parcela mínima. La distancia máxima entre edificaciones no será, en ningún caso, superior a 15 m, debiendo adaptarse la edificación a la tipología tradicional de vivienda, en los términos definidos para los Núcleos Rurales.

b) Las posibilidades edificatorias de las Quintanas quedarán supeditadas a la vinculación a la actividad agraria o ganadera de su promotor, conforme a lo dispuesto en el artículo 149.3 del ROTU.

c) Las nuevas construcciones susceptibles de autorización, sólo podrán consistir en una edificación agraria o ganadera y una vivienda unifamiliar, agotándose con ésta la capacidad edificatoria ligada a la quintana tradicional.

d) En ningún caso la superficie máxima de las edificaciones permitidas podrá superar el cuádruple de la asignada para la vivienda, estableciéndose para ésta un máximo de 300 m².

e) En Suelo No Urbanizable de Especial Protección se podrán autorizar rehabilitaciones con cambio de uso. En Suelo No Urbanizable de Interés se podrá autorizar, en las mismas condiciones, la ampliación.

f) Condiciones de composición, estéticas, de urbanización, tipologías, etc: Serán de aplicación las señaladas en el Capítulo 3 del presente Título V.

4. Sólo se autorizará la vivienda colectiva cuando sea el resultado de la división de edificaciones existentes a la entrada en vigor de este PGO, que cumplan el resto de las condiciones aquí especificadas y en un número máximo de 2 viviendas por edificación. Además serán condiciones inexcusables que la edificación original ya esté destinada a vivienda, y que la parcela en la que se ubique tenga al menos una superficie igual al doble de la establecida como parcela mínima para el uso de vivienda en cada categoría de suelo.

5. Además de las especificaciones concretas recogidas en las presentes Normas Urbanísticas, toda vivienda deberá cumplir las condiciones de dimensiones, aislamientos, higiénico sanitarias, etc. exigidas por el Decreto 39/199826.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

6. No será posible la autorización para la construcción o uso de vivienda en el Suelo No Urbanizable si previamente no se garantiza, las siguientes condiciones:

a) Disponibilidad del caudal suficiente de abastecimiento de agua potable, bien sea, con carácter preferente, de una red regional o municipal o, en su defecto, particular existente o de manantial propio.

b) Posibilidad de verter a los colectores municipales o, en su defecto, a fosas sépticas en las condiciones determinadas en estas Normas.

c) Disponibilidad de suministro de energía eléctrica de baja tensión para el uso residencial.

d) Disponibilidad, al menos, de acceso a través de camino público o ramales de los mismos de carácter tradicional y que no sean derivados de parcelación urbanística, excepción hecha de los propios de los núcleos y asentamientos rurales en donde sea posible la parcelación.

Artículo 467.—Reforma de viviendas existentes.

1. Se entenderá por reforma de vivienda el conjunto de obras dirigidas a mejorar las condiciones de habitabilidad de las viviendas ocupadas o a la reocupación de las deshabitadas, siempre y cuando ello no suponga ampliación volumétrica ni de superficie edificada así como la transformación de las características tipológicas de la edificación contraria a lo dispuesto en estas Normas, en relación a las rehabilitaciones, reformas y ampliaciones de edificios existentes.

2. La reforma de la vivienda preexistente a la entrada en vigor de este PGO tiene carácter de Uso Permitido en cualquiera de las categorías de Suelo no Urbanizable.

Artículo 468.—Ampliación de viviendas existentes.

1. Sin perjuicio de lo que se determine para cada categoría de suelo, las viviendas existentes que no se encuentren fuera de ordenación, podrán ser ampliadas, limitándose la superficie máxima edificable a 300 m² y teniendo en cuenta el resto de condiciones de ocupación, altura, retranqueos y luces rectas. No tendrán dicha limitación de superficie aquellas ampliaciones de viviendas que se realicen por la modificación del destino de la construcción a la que estén adosadas cuando ello no implique un aumento de volumen de las construcciones existentes.

2. La ampliación de viviendas deberá cumplir las siguientes condiciones:

a) Los nuevos cierres a realizar frente a vías públicas, o nuevos cuerpos de la edificación, deberán de guardar las distancias y retranqueos señalados en la LCPA. Siendo la distancia mínima 3 metros a la línea teórica de cierre, salvo que se tratara de un continuo edificatorio.

b) Resolverán el acceso rodado con arreglo a las condiciones señaladas en estas Normas.

Artículo 469.—Cambio de uso a vivienda de edificaciones con otro uso.

1. Sin perjuicio de los que se determine para categoría de suelo, el cambio de uso de las edificaciones tradicionales que actualmente no están destinadas al de vivienda podrá ser autorizado cuando el volumen de la edificación sea tal que permita alcanzar el programa mínimo de vivienda sin necesidad de ampliaciones de volumen, independientemente de la superficie edificada del mismo.

2. Para la autorización deberá aplicarse lo que para cada categoría de Suelo no Urbanizable se disponga.

Artículo 470.—Edificaciones auxiliares de la vivienda.

1. Se consideran auxiliares de la vivienda las construcciones complementarias destinadas al almacenaje de enseres domésticos y aparcamiento de vehículos.

2. Para que una edificación se considere auxiliar de la vivienda, no podrá superar los 50 m² de superficie edificada. Su altura no superará los 3 m, excepto en las fachadas rematadas en hastial, medidos desde la rasante al punto de intersección de la fachada con la cara inferior del último forjado o cubierta, la cumbrera nunca distará más de 6 m de la rasante. Asimismo no deberá separase más de 25 m de la edificación principal.

Sección 10. Usos existentes

Artículo 471.—Transitoriedad de los usos existentes.

1. Las edificaciones, instalaciones y actividades preexistentes a la entrada en vigor de este Plan y que no contasen con licencia quedarán en situación de fuera de ordenación en tanto no se legalicen. Si fuera necesario, para la legalización se exigirá la reforma de las mismas, de modo que llegue a encajar en las condiciones de la edificación que se deriven de estas Normas.

2. El resto de edificaciones, instalaciones, y actividades preexistentes que no se encuentren sometidas a expediente disciplinario o no puedan serlo por haber transcurrido los plazos de prescripción, no se consideran fuera de ordenación a los efectos previstos en el artículo 107 del TROTU, pudiendo autorizarse, previa legalización, obras de consolidación, ampliación o modernización dentro de los límites fijados en estas Normas.

3. Para los usos ya existentes, no se establece la consideración de fuera de ordenación por el mero hecho de no ajustarse a las especificaciones fijadas para las nuevas instalaciones. No por ello, se establece ningún tipo de legalización para los que no cumplan las condiciones fijadas referentes a las secuelas negativas de las actividades y sus posibles medidas correctoras. Todas las determinaciones para nuevos usos que conducen a reducir los impactos negativos de unas actividades sobre otras son aplicables a los usos existentes, con la excepción de las exigencias de distancias, que no pueden modificarse sin trasladar la actividad y que sólo serían aplicables para el caso de carencia de licencia y no prescripción de su situación.

4. Se establece un plazo de cuatro años para que se apliquen las medidas correctoras descritas para las actividades existentes que no las cumplan, pasado el cual entrarían en la condición de fuera de ordenación. El Ayuntamiento, no obstante, podrá señalar plazos más cortos o más largos para casos individualmente justificados en ambos aspectos.

5. Las condiciones de intensidad de uso, es decir, parcela edificable mínima, ocupación máxima, vinculación de superficie si la hubiera, etc, sólo serán exigibles a los usos ahora existentes en el caso de que se pretendan realizar ampliaciones, debiendo cumplir el conjunto de la instalación las condiciones exigibles a las edificaciones de nueva planta.

Capítulo 3. Condiciones generales de la edificación y la urbanización

Artículo 472.—Definiciones.

1. En cuanto a las definiciones y conceptos referidos en este Capítulo, se aplicarán los significados expresados en el Título II de estas Normas.

2. Las presentes condiciones tienen un carácter general, quedando en consecuencia, supeditadas a las condiciones particulares previstas en cada tipología de Suelo No Urbanizable.

Sección 1. Infraestructuras

Artículo 473.—Aguas.

1. La autorización de viviendas o actividades de cualquier tipo requerirá con carácter previo la demostración, por medio de la documentación legal que en cada caso se requiera, de la disponibilidad de un caudal de aguas suficiente, sea procedente de red pública o privada existente o de manantial propio.

2. Sin perjuicio de lo dispuesto en el Real Decreto 140/20031, se considera que el agua es sanitariamente potable y por lo tanto apta para el consumo humano cuando, en todo momento y a lo largo de toda la red de suministro, reúna las condiciones mínimas o cuente con los sistemas de corrección, depuración o tratamiento que determinen las autoridades sanitarias.

3. La ejecución de nuevos alumbramientos, así como la ampliación de los ya existentes requerirán para su autorización el informe previo del Organismo de Cuenca competente, debiendo acompañarse análisis químico y bacteriológico de las aguas, así como certificado del aforo realizado por un organismo oficial en el caso de captación no municipal.

4. Las instalaciones con gran demanda de caudal de agua que pueda ser reciclada, como es el caso de las piscinas, deberán contar con sistemas de depuración y reciclado siempre que se abastezcan a través de redes o manantiales de utilización colectiva. Tales sistemas no serán exigibles si la instalación se abastece por traída propia de uso exclusivo.

Artículo 474.—Saneamiento.

1. Todas las edificaciones que cuenten con suministro de agua, sea privado o público, deberán contar asimismo con sistema de evacuación de aguas residuales, que deberá ejecutarse cumpliendo las condiciones que sean de aplicación de las señaladas en los Artículos 94 a 97 de estas Normas.

2. Cuando el vertido sea de volumen inferior a 10 m³/día y no sea posible la conexión a redes públicas o privadas de saneamiento, podrá realizarse a través de fosa séptica que cumpla las condiciones señaladas en el artículo 97 de estas Normas.

3. Todo vertido industrial, ganadero o similar que contenga elementos de contaminación química no biodegradable deberá contar con sistemas propios de depuración.

4. En cumplimiento de estas Normas, los vertidos de aguas residuales preexistentes deberán adaptarse a lo establecido en los párrafos anteriores por medio de programas municipales o control sobre los particulares, según se trate de instalaciones públicas y colectivas o privadas y aisladas. En ambos casos, los programas y órdenes de ejecución se acomodarán a previsiones razonables de los medios económicos necesarios para cumplirlos.

Artículo 475.—Energía eléctrica.

1. Todas las edificaciones deberán disponer de suministro de energía eléctrica, excluyéndose únicamente las construcciones agrarias sin cerramiento en la totalidad de su perímetro: cobertizos, casetas de aperos y similares.

Artículo 476.—Vías de acceso.

1. Las edificaciones de nueva planta, así como las que sean objeto de reforma o ampliación deberán contar con acceso desde vía pública.

2. El contacto de las fincas con vías públicas clasificadas como carreteras no presupone el derecho de acceso rodado, que está sujeto a las condiciones y tramitación de autorizaciones previas establecidas en la Ley de Carreteras del Principado (LCPA2).

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

Sección 2. Tratamiento de las parcelas

Artículo 477.—Movimiento de tierras.

1. Los movimientos de tierras son actos sujetos a licencia municipal. En función de la causa que los motiva pueden ser de tres tipos:

a) Motivados por la explotación de canteras o minería. Se sujetarán a las condiciones fijadas para este tipo de uso en los Artículos 404 a 412 de estas Normas.

b) Destinados a modificar la topografía del terreno por razón de su utilización agraria. Podrán autorizarse en zonas donde esa operación no suponga alteración de los valores que en cada una de ellas se trata de proteger. No se permitirán, por lo tanto, en zonas donde supongan un impacto indeseable en el paisaje o una perturbación de las condiciones de la vegetación o de la estabilidad y fertilidad del suelo. Si bien esas situaciones pueden producirse en todas las Categorías del Suelo no Urbanizable, pues responden a condiciones variables en corta distancia, la norma general en el Suelo no Urbanizable de Especial Protección es la prohibición, siendo tan sólo aceptables cuando su finalidad sea precisamente la mejora de los valores que allí se trata de proteger con el estudio previo y la excepcionalidad que ello supone.

c) Motivados por la realización de construcciones o instalaciones. Se respetarán, en todo caso, los niveles de terreno entre linderos con otras parcelas, excepto que se actúe de común acuerdo. Los taludes de transición entre el nivel del terreno en otras parcelas y el de la propia no podrán hacerse con inclinación, sea desmonte o terraplén, mayor de 30º (57.74% de pendiente). Y en todo caso, se resolverá en terreno propio la circulación de aguas superficiales procedentes de la lluvia si el movimiento de tierras altera el régimen existente de circulación de esas aguas. Los movimientos de tierras que sean precisos realizar para la ejecución de una edificación podrán variar la rasante del terreno una altura no superior a 2 m y con una inclinación máxima de 30º

2. Cuando en una parcela se autorizan construcciones, puede ser necesaria la realización simultánea de movimientos de tierra que el proyecto deberá contemplar y que además deberán respetar las siguientes condiciones:

a) Ningún terraplén tendrá una altura superior a 3 m.

b) En el caso de que fuesen necesarias dimensiones superiores, deberán establecerse soluciones escalonadas, con desniveles no superiores a 2 m y pendientes inferiores al 100%. Se prohíbe la ejecución de muros de contención o similares para la ejecución de dichos terraplenes.

c) Los desmontes que tengan por objeto la ejecución de acceso a plantas bajo rasante distarán al menos 3 metros del colindante.

d) Todo edificio deberá separarse de la base o coronación de un desmonte o terraplén una distancia mínima de 3 m.

e) Los movimientos de tierra motivados por la realización de construcciones, deben determinarse en el proyecto de éstas.

3. Queda expresamente prohibido obstruir, tapar o soterrar los cauces de circulación de aguas superficiales, sean permanentes o intermitentes, así como cualquier movimiento de tierras a menos de 6 m de distancia de sus márgenes, salvo los encauzamientos formales que se soliciten expresamente y sean compatibles con el mantenimiento de las condiciones de defensa de los recursos hídricos naturales y ecológicos del entorno.

Artículo 478.—Cerramientos de fincas.

1. Se autorizan cerramientos ligeros y de escaso impacto visual similares a los tradicionalmente existentes, que no impidan e incluso favorezcan, el cobijo y paso de animales característicos de la fauna local.

a) En Suelo No Urbanizable la distancia de los cierres, en todos sus tipos, ya sean ligeros o de fábrica, será la establecida por la legislación sectorial reguladora de las carreteras estatales, autonómicas y municipales. En los caminos será de 1 m al borde y 4 m al eje de los mismos. Los terrenos exteriores a los cierres serán objeto de cesión gratuita al Ayuntamiento.

b) En Suelo No Urbanizable con edificación, se permitirán cierres con muros de fábrica, delimitando un espacio alrededor de las edificaciones análogo al de la corrada tradicional, que no tiene por qué coincidir con el límite de la parcela completa. Si se recubre exteriormente, del lado contrario a la edificación, con seto vivo, deberá retranquearse respecto del límite de la finca para poder plantar el seto dentro de ella.

2. Cuando, fuera de Núcleo Rural o Urbano, el cierre limite el campo visual, por encontrarse en los márgenes de una carretera nacional, comarcal o local que discurra a media ladera en el lado de ésta situado a menor cota, la altura máxima, cualquiera que sea el material, será de 0,80 m, sin perjuicio del cumplimiento de los requisitos exigidos para este tipo de construcciones en la legislación sectorial de carreteras.

3. Cuando el cierre de la finca sirva al mismo tiempo de muro de contención de tierras a causa de la ejecución de un vial a menor cota que la existente podrá realizarse, con una altura máxima de 1,50 m, con escollera o mampostería de piedra del lugar, con tratamiento vegetal posterior. En caso de edificaciones tradicionales que cuenten con otro tipo de cierres se podrán mantener y ampliar en la nueva actuación.

Artículo 479.—Cierres de fincas en núcleos rurales.

1. En Núcleo Rural los cierres de las fincas resultantes de una parcelación formarán un apartadero o entrada a la finca, exterior al cierre, que permita la parada de un vehículo sin entorpecer el camino o vía pública; las dimensiones de este apartadero deberán permitir inscribir un rectángulo de 5x2 m.

2. Cuando la edificación se encuentre en un Núcleo Rural puede admitirse que el cierre de la casa se ejecute con los mismos materiales que componen la fachada de la edificación principal, siempre y cuando no atente contra el entorno rural en el que se ubica, no precisándose en este caso la plantación de seto vivo exterior que los recubra.

3. En los Núcleos Rurales, será de aplicación el régimen de distancias establecido en el artículo anterior (la distancia de los cierres al borde de caminos y al eje de éstos, será de 1 m y 4 m respectivamente). Los terrenos exteriores a los cierres serán objeto de cesión gratuita al Ayuntamiento3.

Artículo 480.—Materiales autorizados en cierres.

1. Fábrica revestida (hasta 1 m de altura), como norma general, y sin perjuicio de las especificaciones concretas en cada tipo de suelo previstas en estas normas.

2. Cerramiento vegetal de especies autóctonas (altura libre), y sin perjuicio de las especificaciones concretas en cada tipo de suelo previstas en estas normas.

3. Alambrada ligera flexible, en colores no disonantes, con poste vertical de madera o acero pintado (H<2,0 m).

4. Madera, pintada o barnizada (barniz no brillante) hasta 1,5 m de altura siempre que no suponga la creación de un paramento continuo y ciego.

5. “Muria” tradicional de mampostería de piedra del lugar.

— Los muros de piedra en caso de que la cara interior se construya con muro de hormigón se tratarán al interior con revocos de mortero, especies vegetales u otros acabados que mejoren su aspecto.

— Las “murias” existentes podrán rehabilitarse y ampliarse hasta alcanzar los 2,0 m de altura cuando se construyan íntegramente con piedra o lleven mampostería de piedra vista en ambas caras.

6. Los cerramientos de parcelas destinadas a huertas podrán realizarse de alambrada o seto vivo.

7. Queda prohibido el uso en cierres de todos aquellos materiales y remates que puedan producir daños a las personas o animales, como alambres de espino o electrificados, vidrios rotos, lanzas, etc.

Sección 3. Condiciones generales, de composición y estéticas de las edificaciones

Subsección 3A. Condiciones generales

Artículo 481.—Ámbito de aplicación.

1. Las condiciones que a continuación se establecen serán aplicables sobre cualquier edificación que se sitúe en el medio rural, quedando las pertenecientes a los Núcleos Rurales, sujetas, además, a las condiciones específicas que para ellas se establezcan en el Capítulo 4 de este Título. En cuanto a las facultades otorgadas al planeamiento para la regulación de condiciones estéticas o de composición de las edificaciones y los criterios para su aplicación, se estará a lo dispuesto en el Título II de estas Normas.

Artículo 482.—Edificación tradicional.

1. Se considera edificación tradicional, a efectos de referencia de las nuevas edificaciones, las construcciones de carácter rural, tanto vivienda como edificaciones complementarias o al servicio de las explotaciones agrarias, realizadas antes de 1940, fecha a partir de la cual se alteran las pautas constructivas y los modelos culturales de referencia, tales como la composición de sus volúmenes, tratamiento de cubiertas, formas y proporción vertical de sus huecos, relación hueco-macizo de sus paramentos, etc.

Artículo 483.—Tipologías de la edificación.

1. Por su situación relativa, las edificaciones se clasifican en los dos grupos siguientes:

a) Exentas. Se consideran así las que se encuentran aisladas en el interior de su parcela sin contacto alguno con las de las propiedades colindantes.

b) Agrupadas. Que pueden ser pareadas, cuando tienen uno de sus muros en contacto con otra edificación situada en distinta parcela, siendo exentas en el resto de su perímetro; y en hilera cuando se sitúan de forma que sólo mantienen fachadas libres a viario y fondo de terreno, quedando los dos laterales adosados a las edificaciones contiguas.

2. Siempre que los usos a los que se destinen no resulten incompatibles entre sí, o estén sujetas al mantenimiento de distancias mutuas obligatorias podrán agruparse las edificaciones que se construyan sobre parcelas colindantes previo pacto entre los propietarios afectados.

3. Cuando existan edificaciones alineadas según los linderos entre fincas, las nuevas edificaciones podrán adosarse a éstas, respetando las prescripciones reguladas por el Derecho Civil.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

4. Atendiendo al uso a que se destinan se diferencian dos tipologías básicas para las posibles edificaciones en el medio rural:

a) Las de uso residencial y otros usos compatibles con él. No se limita al uso de vivienda familiar, definida en el Capítulo 2 de este Título, ya que de hecho, deberá utilizarse esta tipología obligatoriamente cuando se trate de edificaciones destinadas a usos tales como dotaciones, comercio, reunión y recreo y hotelero. En talleres artesanales esta será también la tipología preferentemente aplicada.

b) Las destinadas a la instalación de usos incompatibles con el residencial, es decir, las utilizadas para las actividades agrarias e industriales en general.

5. En el interior de los Núcleos Rurales, las edificaciones permitidas por esta Normas, de uso residencial y otros usos compatibles con él se ajustarán a las siguientes tipologías:

a) Entre medianeras, si existen edificaciones tradicionales anteriores con medianerías vistas que dejan el espacio necesario para la nueva edificación.

b) Pareada. Si existe alguna medianería vista, podrá construirse en la parcela contigua una edificación adosada a dicha medianería, manteniendo el carácter de fachada los restantes planos que delimitan la edificación. Podrán construirse simultáneamente viviendas pareadas en fincas colindantes si existe acuerdo previo entre los propietarios.

c) Exenta o aislada, según ha quedado definida anteriormente.

Artículo 484.—Condiciones de localización y emplazamiento.

1. Además de cumplir el resto de las condiciones generales expresadas en estas Normas, en cualquier caso deberá justificarse la idoneidad del emplazamiento elegido para la construcción de las edificaciones en base a su relación con el paisaje circundante, evitando con ello que se produzcan efectos negativos sobre el mismo. En caso contrario, podrá denegarse la autorización para construir en lugares concretos, tales como divisorias de aguas o puntos topográficamente realzados, aunque se cumplan las restantes condiciones de uso y edificación.

2. Siempre que los usos a los que se destinen no resulten incompatibles entre sí, o estén sujetas al mantenimiento de distancias mutuas obligatorias podrán agruparse las edificaciones que se construyan sobre una misma parcela.

Artículo 485.—Retranqueos.

1. Las nuevas edificaciones que se realicen frente a vías públicas deberán guardar necesariamente las distancias y retranqueos que sean de aplicación de acuerdo a lo dispuesto en la Ley4 y el Reglamento de Carreteras5 y la LCPA, y en caminos 3 m de la línea teórica de cierre.

2. Cuando existan edificaciones alineadas según los linderos entre fincas, las nuevas edificaciones podrán adosarse a éstas, respetando las prescripciones reguladas por el Derecho Civil, en lo que a servidumbres de luces y vistas se refiere.

3. En las travesías de carreteras y caminos por Núcleos Rurales, los retranqueos de las edificaciones se ajustarán a las condiciones señaladas en estas Normas.

5. Tanto en el interior de los Núcleos Rurales como en los Asentamientos Rurales las edificaciones permitidas por esta Normas, de uso residencial y otros usos compatibles con él se ajustarán a las siguientes tipologías:

a) Si existen edificaciones tradicionales anteriores con medianerías vistas que dejan el espacio necesario para la nueva edificación, ésta deberá obligatoriamente adosarse a dicha medianería manteniendo el carácter de fachada los restantes planos que delimitan la edificación.

b) Podrán construirse simultáneamente viviendas pareadas en fincas colindantes si existe acuerdo previo entre los propietarios.

Artículo 486.—Altura máxima de la edificación.

1. En todas las Categorías de Suelo no Urbanizable se establecen las siguientes alturas máximas de la edificación:

a) Edificación de uso residencial: la altura máxima de la edificación residencial será de 2 plantas y 7 m, excepto en las fachadas que constituyan hastial, medidos desde la rasante del terreno al punto de intersección de la fachada con la cara inferior del forjado o cubierta que constituya el techo de la última planta y 10 m medidos a cumbrera desde la rasante. Para la medición de alturas en SNU, serán de aplicación los criterios previstos para el SU/SUR. Se permite la construcción y uso del espacio bajo cubierta siempre que se cumplan las condiciones anteriormente descritas, el cerramiento de la fachada no se eleve más de 75 cm sobre lo que constituiría el forjado la 2.º planta y la superficie construida del mismo no supere el 60% de la ocupación en planta de la edificación.

b) Edificación agraria, ganadera, destinada a actividades extractivas o industriales y equipamientos: 7 m medidos desde la rasante del terreno a la intersección del paramento vertical de la fachada, en aquellas que no constituyan hastial, con la arista inferior del alero, sin que en ningún caso superen los 10 m medidos a cumbrera desde la rasante.

Esta altura máxima podrá ser superada en el caso de aquellas actividades agrarias, extractivas o industriales energéticas, o equipamientos que requieran por razón de sus propias características, o por las necesidades propias del proceso productivo o uso, alturas superiores, siempre y cuando esta circunstancia se justifique adecuadamente atendiendo a las indispensables demandas de la producción.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

También podrán superar la altura máxima chimeneas y equipos (silos, depósitos elevados, antenas) que por sus condicionantes de función y diseño precisen de un importante desarrollo vertical, debiendo guardar los correspondientes retranqueos y luces rectas a linderos.

c) Resto de las edificaciones independientes o anexas destinadas a otros usos: 1 planta y 3 m, medidos desde la rasante del terreno a la intersección del paramento vertical de la fachada con la arista inferior de la cubierta, sin que en ningún caso superen los 10 m medidos a cumbrera desde la rasante.

d) Suelo No Urbanizable de Infraestructuras: Serán de aplicación las determinaciones previstas en la legislación sectorial.

2. Dicha altura se considera, en todos los casos, medida tal y como se determina en el Título II de estas Normas.

Artículo 487.—Superficie edificable máxima.

1. El concepto y cómputo de la superficie edificada será el contemplado en el artículo 138 de estas Normas para el Suelo Urbano y Urbanizable.

2. En ningún caso la superficie máxima de las edificaciones permitidas podrá superar el cuádruple de la asignada para la vivienda, estableciéndose para ésta un máximo de 300 m².

3. La superficie edificable máxima en construcciones destinadas a la instalación de las actividades agrarias e industriales en general, corresponderá a las del uso o actividad que sobre las mismas se pretenda realizar.

Artículo 488.—Construcciones prefabricadas.

1. Las construcciones prefabricadas destinadas a vivienda, edificios auxiliares, casetas de aperos u otras actividades deberán cumplir las condiciones estéticas y constructivas planteadas con carácter general para el resto de los edificios, en las distintas situaciones consideradas, debiendo cumplir además lo dispuesto en el Acuerdo de la CUOTA de 13 de abril de 19946.

2. Sus condiciones de autorización corresponderán a las de uso o actividad que sobre las mismas se pretenda realizar.

3. Se prohíben las casetas o cabañas de madera prefabricadas en todo tipo de suelos y para todos los usos, salvo en los campamentos de turismo como “bungalows”.

Artículo 489.—Hórreos y paneras.

1. Se permite la instalación de hórreos y paneras de hasta 150 m² de superficie, vinculados siempre a una vivienda existente y al uso agropecuario, con el uso tradicional de almacenaje, exclusivamente en Suelo No Urbanizable. Se prohíbe expresamente el uso residencial en este tipo de edificaciones.

2. Se respetará escrupulosamente la tipología tradicional de la zona; se prohíbe, en este sentido, cualquier tipo de desviación tal como escaleras de acceso no exentas, casetones o ventanas en cubierta, materiales distintos de la madera y la piedra, etc. La cubierta será exclusivamente de teja árabe, cerámica curva. Se prohíbe el cierre del espacio entre “pegoyos”.

3. Se prohíbe la construcción de edificios que imiten la forma tradicional de hórreos y paneras.

4. Las presentes determinaciones se realizan sin perjuicio de lo que al respecto de los hórreos disponga el Catálogo Urbanístico del Concejo de Gozón, que, en todo caso, prevalecerá sobre lo dispuesto en la presente Normativa.

5. En todo caso, y a salvo de lo dispuesto en el Catálogo, tanto en los hórreos como en las paneras:

a. No podrán cerrarse los espacios entre pegoyos.

b. No podrán modificarse los materiales utilizados en la cubierta, debiendo emplearse en la reposición la teja cerámica tradicional en la zona y mantenerse la irregularidad y rusticidad del material.

c. Cuando sea imprescindible el traslado será preceptiva la autorización del órgano competente en materia de Cultura del Principado de Asturias que podrá decidir la nueva localización o denegar la autorización.

d. Se prohíbe la construcción de hórreos, paneras y cabazos desvinculados de la vivienda.

Subsección 3B. Condiciones de composición y estéticas

Artículo 490.—Criterios generales.

1. Las construcciones habrán de adaptarse, en lo básico, al ambiente en que estuvieran situadas y a tal efecto:

a) Las construcciones en lugares inmediatos o que formen parte de un grupo de edificios de carácter artístico, histórico, arqueológico, típico o tradicional, habrán de armonizar con el mismo. De igual modo, cuando sin existir conjunto de edificios, hubiera alguno de gran importancia o calidad de los caracteres indicados.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

b) Tal como señala el artículo 109 del texto refundido de disposiciones legales vigente en materia de ordenación del territorio y urbanismo del Principado de Asturias7 (TROTU), en los lugares de paisaje abierto y natural de especial interés, sea rural o marítimo, o en las perspectivas que ofrezcan los conjuntos urbanos o núcleos rurales de las características antes citadas y en las inmediaciones de las carreteras y caminos de trayecto pintoresco, no se permitirá que la situación, volumen, altura de los edificios, muros y cierres, y la instalación de otros elementos rompan la armonía del paisaje, desfiguren la perspectiva del mismo o limiten o impidan la contemplación del conjunto.

Artículo 491.—Composición.

1. En aplicación de los principios estéticos recogidos en el artículo anterior, las edificaciones en el Suelo no Urbanizable deberán adaptarse al diseño tradicional de la arquitectura popular, armonizando con ésta, sin que ello suponga una estricta repetición mimética de sus elementos morfológicos. Quedan expresamente prohibidas las edificaciones para vivienda unifamiliar que imiten la tradicional construcción de hórreos, paneras o cabazos.

2. Las edificaciones agrarias, ganaderas o industriales que hayan de ubicarse en el medio rural se adecuarán al ambiente de dicho medio y al paisaje circundante, respetando los siguientes criterios:

a) Se situarán preferentemente en puntos no destacados del paisaje, evitándose expresamente las divisorias de las pendientes del terreno.

b) Se evitarán las alineaciones rectas que produzcan longitudes de sus fachadas superiores a 30 m, debiendo quebrar las mismas, mediante el fraccionamiento compositivo de sus fachadas, de forma que sin perder la unidad de actuación ni impedir la normal utilización o desarrollo de la actividad a la que se destine el edificio, éste refleje una escala de conjunto asimilable a la de la edificación tradicional.

3. Quedan expresamente prohibidas las edificaciones para vivienda unifamiliar que imiten la tradicional construcción de hórreos o paneras.

Artículo 492.—Paramentos exteriores.

1. En cualquiera de las tipologías edificatorias anteriormente definidas, los paramentos exteriores deberán tratarse con suficiente nivel de calidad. En cualquier caso, queda prohibido el ladrillo y plaqueta cara vista así como el hormigón armado.

2. No se prescribe ningún tipo de material siempre que su empleo esté suficientemente justificado por color y textura dentro del ambiente de la zona. No obstante, no se autoriza el empleo de fábricas de ladrillo sin revestir ni el aplacado completo de fachadas con elementos vitrocerámicos.

3. Se recomienda el empleo de revocos o tratamientos superficiales análogos en tonos naturales térreos, preferentemente claros, en acabado mate y sin texturas excesivamente lisas, combinados con elementos pétreos de calidad y ejecución tradicional.

4. Las medianerías entre distintas edificaciones que permanezcan al descubierto deberán tratarse de igual forma o con materiales que armonicen con las fachadas, prohibiéndose expresamente, en este caso, el empleo de materiales bituminosos, de fibrocemento o de acabado metálico.

5. Fachadas y cubierta visibles desde el viario o zonas libres públicas recibirán el mismo tratamiento en que la edificación principal.

6. En rehabilitaciones de viviendas, no se permitirá la supresión de revocos existentes a la entrada en vigor de estas Normas.

Artículo 493.—Cubiertas.

1. No se autoriza el empleo de cubiertas planas. La cubrición de las edificaciones se realizará con faldones inclinados, cuyo encuentro entre sí se resolverá mediante caballetes horizontales o limas, pero en ningún caso mediante paramentos verticales. Se establece una pendiente máxima de cubierta de 30º

2. Como material de cubrición, en las edificaciones de vivienda o auxiliares de ésta, se utilizará la teja de color rojo.

3. La disposición de los faldones de la cubierta será tal que las fachadas rematadas en hastial nunca sean las más largas del perímetro, excepto en el caso de que esa fachada coincida con la línea de máxima pendiente del terreno y entre sus extremos exista desnivel igual o superior a una planta completa.

4. Se permiten la construcción de buhardillas en las plantas bajo cubierta de dimensiones 1,50 m x 1,50 m, las cubiertas serán a tres aguas y se intentará en la medida de lo posible que su inclinación sea coincidente con la de la cubierta. Las buhardillas estarán separadas entre sí al menos 3 m. En caso de disponer de una única buhardilla en la fachada principal y otra en la posterior éstas podrán tener una longitud de 2,5 m y una altura de 1,70 m. En todo caso las buhardillas habrán de colocarse retranqueadas 1 m del plano de fachada. Estas condiciones no son aplicables a las buhardillas que se instalen en plantas inferiores siempre que no se supere la máxima envolvente.

5. En las edificaciones destinadas a las actividades agrarias o industriales se permite el empleo de materiales metálicos o tipo fibrocemento, de colores acordes con el dominante en la zona, prohibiéndose los materiales plásticos traslúcidos, excepto en los invernaderos, o como elementos de iluminación natural, que podrán realizarse con materiales traslúcidos o trasparentes no coloreados y en proporción adecuada a la superficie total de la cubierta.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

Artículo 494.—Publicidad.

1. La publicidad y decoración de establecimientos comerciales o industriales, deberá respetar criterios de armonía general con el conjunto del edificio o referirse tan sólo a las zonas de la construcción sobre las que se realicen, y no al edificio completo, si en él se desarrollan otros usos.

2. No se permitirá en todo el Suelo No Urbanizable, la colocación de carteles, soportes, ni en general vallas publicitarias de las denominadas de publicidad exterior. La publicidad se regirá por la normativa aplicable en materia de uso y defensa de las carreteras y, en su caso, la destinada a la protección del patrimonio histórico y el paisaje.

Asimismo, queda prohibida la publicidad pintada o tallada sobre elementos naturales, bien sean bordes de carreteras, o partes visibles del territorio.

3. Se declaran fuera de ordenación los elementos de publicidad existentes, por lo que no podrán renovarse las concesiones actualmente vigentes.

Artículo 495.—Rehabilitaciones, reformas y ampliaciones de edificios existentes.

1. Cuando se actúe sobre restos de edificaciones existentes de tipología tradicional, y con independencia del uso al que se destinen, se valorará la conservación de los muros de mampostería o sillares de piedra como elementos parciales o de cerramiento, los elementos de carpintería de armar, cubiertas etc, integrándolos adecuadamente en el diseño de la nueva edificación sin que ello suponga la renuncia al aprovechamiento urbanístico reconocido en estas Normas.

Artículo 496.—Edificaciones agrícolas, ganaderas o industriales.

1. Las edificaciones agrarias, ganaderas o industriales que hayan de ubicarse en el medio rural se adecuarán al ambiente de dicho medio y al paisaje circundante, respetando los siguientes criterios:

a) Se situarán preferentemente en puntos no destacados del paisaje, evitándose expresamente las divisorias de las pendientes del terreno.

b) Se evitarán las alineaciones rectas que produzcan longitudes de sus fachadas superiores a 30 m, debiendo quebrar las mismas, mediante el fraccionamiento compositivo de sus fachadas, de forma que sin perder la unidad de actuación ni impedir la normal utilización o desarrollo de la actividad a la que se destine el edificio, éste refleje una escala de conjunto asimilable a la de la edificación tradicional.

c) La cubrición de los edificios se realizará mediante el trazado de dos o más faldones inclinados, pudiendo emplear además de los materiales anteriormente señalados, fibrocementos coloreados cuya entonación mantenga el color tradicional de la teja cerámica tradicional.

d) Los cierres de parcela se ajustarán a las condiciones anteriormente señaladas con carácter general.

Artículo 497.—Edificaciones industriales.

1. Las edificaciones industriales que hayan de ubicarse en el medio rural se adecuarán al ambiente de dicho medio y al paisaje circundante, respetando los criterios establecidos en el artículo anterior.

Capítulo 4. Condiciones particulares de cada Categoría de Suelo

Sección 1. Suelo no urbanizable de costas

Artículo 498.—Definición.

1. Se incluyen en esta categoría de Suelo no Urbanizable de Costas (SNU-C), los terrenos respecto a los cuales deben establecerse las medidas de protección que demanden las peculiaridades de las franjas costeras.

2. Se incluyen dentro de esta calificación los terrenos incluidos dentro de la línea de delimitación establecida en el POLA.

3. El SNU de Costas (SNU.C) está formado por las áreas cartografiadas con la trama C en los Planos de Zonificación del Suelo no Urbanizable que forman parte de la documentación gráfica integrante de este PGO.

Artículo 499.—Condiciones generales.

1. Todo el suelo incluido dentro de esta categoría quedará supeditado a las disposiciones previstas en la Ley de Costas y su Reglamento de desarrollo, así como en las Directrices Subregionales de Ordenación del Territorio para la franja de Asturias, y en el POLA.

Artículo 500.—Usos permitidos.

1. En el C se consideran Usos Permitidos los que se enumeran a continuación, entendidos todos ellos tal y como se describen en el Capítulo 2 del Título V de estas Normas:

Actividades agropecuarias:

a) Las actividades agrícolas y ganaderas que no requieran edificación de ningún tipo.

b) Las actividades definidas como cultivos bajo cubierta y viveros, sin edificación que se vincule a la actividad.

Infraestructuras:

c) Los trabajos de mejora de pistas y caminos vecinales existentes .

Artículo 501.—Usos autorizables.

1. En el C se consideran Usos Autorizables los que se enumeran a continuación, entendidos tal y como se describen en el Capítulo 2 del Título III de estas Normas:

Actividades agropecuarias:

a) La ampliación de las instalaciones agrarias existentes ubicadas fuera de la franja de 500 metros impuesta por la legislación sectorial de Costas, de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 130 del texto refundido de disposiciones legales vigentes en materia de ordenación del territorio y urbanismo del Principado de Asturias (TROTU). Se excluye la posible ampliación de instalaciones de ganadería industrializada, que tendrán la consideración de Uso Prohibido.

Actividades forestales:

b) Las instalaciones al servicio de la vigilancia y extinción de incendios en las condiciones que se señalan en estas Normas.

Equipamientos:

c) Los equipamientos de ámbito local que se definen en estas Normas, cuando tengan vinculación directa con las actividades de uso de las playas.

d) Las áreas recreativas definidas en estas Normas.

e) Las instalaciones deportivas al aire libre, cuando carezcan de edificación de cualquier tipo o desplacen la edificación vinculada a otras categorías de suelo de menor valor ambiental.

Infraestructuras:

f) La apertura de nuevas pistas y caminos vecinales, exclusivamente cuando sean necesarias para el servicio o de la población local o, en caso contrario, cuando su anchura o características constructivas impidan el tránsito rodado.

g) La apertura de nuevas carreteras, cuando ello permita la eliminación de tramos con mayor impacto ambiental o favorezcan el servicio de la población local.

h) El trazado subterráneo de infraestructuras de abastecimiento de aguas y saneamiento cuando no sea posible dar el servicio sin que la canalización discurra por otra categoría de suelo de menor valor ambiental.

Artículo 502.—Usos incompatibles y prohibidos.

1. Tendrá la consideración de Uso Incompatibles la nueva instalación de tendidos eléctricos de alta y media tensión que tengan por objeto la distribución de la energía y que den servicio a los Núcleos Rurales o Urbanos o a los equipamientos e infraestructuras de interés público y social ubicados en la franja costera. En ambos casos será preceptiva la tramitación de Plan Especial.

2. En el SNU.C se consideran Usos Prohibidos todos los restantes definidos en estas Normas.

Sección 1. Suelo no urbanizable de especial protección

Artículo 503.—Definición.

1. El Suelo no Urbanizable de Especial Protección delimitado en este Plan General está formado por aquellas áreas cuyos valores naturales, paisajísticos, históricos o culturales las hacen merecedoras de un alto grado de protección.

2. También se incluyen dentro de esta categoría los cauces fluviales, en cuyas franjas se consideran elementos de especial protección -además de los propios cauces- la vegetación existente autóctona, y la característica del hábitat fluvial.

3. Con carácter general no se permitirá en esos suelos la implantación de ningún uso o actividad que vaya en detrimento de los valores y cualidades que han justificado su zonificación en esta categoría.

4. La destrucción accidental de los elementos naturales de la flora, fauna o aguas que han justificado su delimitación no modificará su consideración de Especial Protección.

5. A los efectos de este PGO y en su ámbito de aplicación se diferencian las siguientes modalidades de Suelo no Urbanizable de Especial Protección:

a) SNU de Especial Protección (P1).

b) SNU de Especial Protección de Vegas (P2).

c) SNU de Especial Ríos, Cauces Fluviales y Embalses.

Subsección 1A. Suelo no urbanizable de especial protección

Artículo 504.—Definición.

1. El Suelo no Urbanizable de Especial Protección (P1) está formado por las áreas cartografiadas con la trama P1 en los Planos de Zonificación del Suelo no Urbanizable que forman parte de la documentación gráfica integrante de este PGO.

2. Se incluyen en esta categoría, la de máxima protección en el ámbito del Plan, aquellas áreas merecedoras de protección ambiental por sus valores naturales o paisajísticos.

3. El régimen de usos en materia forestal en este tipo de suelo, quedará sujeto al Planeamiento sectorial vigente, aprobado por la Administración competente en materia de Montes.

Artículo 505.—Usos permitidos.

1. En el SNU P1 se consideran Usos Permitidos los que se enumeran a continuación, entendidos todos ellos tal y como se describen en el Capítulo 2 del Título V de estas Normas:

Actividades agropecuarias:

a) Las actividades agrícolas y ganaderas que no requieran edificación de ningún tipo. Se considera prohibida cualquier modalidad que, por su carácter intensivo, requiera infraestructuras o edificaciones de cualquier tipo, galpones, cobertizos o invernaderos, por ejemplo.

Actividades extractivas:

b) Las actividades extractivas definidas como sin clasificar en estas Normas, salvo los sondeos y actividades de investigación minera.

Infraestructuras:

c) Los trabajos de mejora caminos vecinales y pistas existentes en las condiciones que se señalan en estas Normas.

Vivienda:

d) La conservación y reforma de la vivienda existente en las condiciones que se señalan en estas Normas. Se considerará como prohibido todo tipo de obra realizada con objeto de adaptar al uso de vivienda construcciones existentes vinculadas a usos agrícolas o ganaderos.

Artículo 506.—Usos autorizables.

1. En SNU P1 se consideran Usos Autorizables los que se enumeran a continuación, entendidos tal y como se describen en el Capítulo 2 del Título V de estas Normas:

Equipamientos:

a) Las áreas recreativas definidas en estas Normas.

b) Las instalaciones para la práctica deportiva al aire libre definidas en estas Normas, siempre y cuando las obras de urbanización y las construcciones que sean precisas para su funcionamiento se sitúen fuera de suelo de Especial Protección en cualquiera de sus variantes. El cumplimiento de este requisito se regirá por el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Principado de Asturias (PORNA), así como por la legislación estatal vigente al efecto.

Actividades extractivas:

c) Los sondeos y actividades de investigación minera.

Infraestructuras:

d) La apertura de nuevos caminos vecinales y pistas en las condiciones que se señalan en estas Normas.

e) Las infraestructuras de comunicación radioeléctrica en las condiciones que se señalan en estas Normas.

Industriales:

f) Dispositivos eólicos de baja potencia.

Artículo 507.—Usos incompatibles.

1. En el SNU P1 se consideran Usos Incompatibles los que se enumeran a continuación, entendidos tal y como se describen en el Capítulo 2 del Título III de estas Normas:

Actividades extractivas:

a) Las actividades extractivas definidas como canteras y aprovechamientos de aguas minerales y termales, previa tramitación de la correspondiente modificación de planeamiento para su calificación como Suelo No Urbanizable de Interés Minero, cuya aprobación quedará condicionada a la obtención de las autorizaciones administrativas sectoriales correspondientes y de la preceptiva Declaración Ambiental favorable.

Infraestructuras:

b) La nueva instalación de tendidos eléctricos de alta y media tensión que tengan por objeto la distribución de la energía y que den servicio a los Núcleos Rurales o urbanos o a los equipamientos e infraestructuras que en él se ubiquen.

c) La nueva instalación de tendidos eléctricos que tengan por objeto el transporte de la energía previa tramitación de Plan Especial.

Artículo 508.—Usos prohibidos.

1. En SNU P1, se consideran Usos Prohibidos todos los restantes definidos en estas Normas.

Subsección 1B. Suelo no urbanizable de especial protección de vegas

Artículo 509.—Definición.

1. El Suelo No Urbanizable de Especial Protección de Vegas (SNU.P2) está formado por las áreas cartografiadas con la trama P2 en los Planos de Zonificación del Suelo No Urbanizable que forman parte de la documentación gráfica integrante de este PGO.

Artículo 510.—Régimen de usos.

1. En el SNU.P2 se establece el mismo régimen de usos dispuesto para el SNU.P1 con las particularidades siguientes:

Actividades agropecuarias:

a) Se consideran Uso Permitido las actividades definidas como cultivos bajo cubierta y viveros.

b) Se consideran Uso Autorizable las edificaciones vinculadas a los cultivos bajo cubierta y viveros.

c) Se consideran Uso Incompatible las actividades de acuicultura, previa tramitación de Plan Especial.

Actividades extractivas:

d) Se consideran Uso Autorizable, las actividades extractivas definidas como sin clasificar en estas Normas.

Actividades Industriales:

e) Se consideran Uso Incompatible las denominadas Industrias Energéticas, en la modalidad de minicentrales hidoeléctricas, previa justificación de necesariedad del emplazamiento y aprobación de Modificación del PGO y Plan Especial.

Subsección 1C. Suelo no urbanizable de especial protección de ríos, cauces fluviales y embalses

Artículo 511.—Definición.

1. Está formado por las áreas pertenecientes al dominio público hidráulico existente en el concejo. Su régimen de usos vendrá determinado por la legislación sectorial vigente en materia de Aguas.

Sección 2. Suelo no urbanizable de interés

Artículo 512.—Definición.

1. Se incluyen en esta categoría de Suelo No Urbanizable aquellos terrenos que deben preservarse del desarrollo urbanístico, en consideración a sus valores paisajísticos, históricos, arqueológicos, científicos, ambientales o culturales, singularidades agrícolas, forestales o ganaderas, o para la preservación del peculiar sistema de poblamiento del territorio asturiano.

2. Se clasifican también como Suelo no Urbanizable de Interés los terrenos situados alrededor de los Núcleos Rurales cuya preservación del proceso urbanizador se ha considerado conveniente para el mantenimiento del propio núcleo y de sus valores paisajísticos y tradicionales.

3. Los usos definidos como forestales, se regirán por el régimen general establecido en los mismos, así como en la normativa sectorial vigente en esta materia.

4. A los efectos del presente PGO, y en su ámbito de aplicación se diferencian las siguientes Categorías de Suelo no Urbanizable de Interés.

a) Suelo no Urbanizable de Interés Agrario. Tipo 1 (I 1).

b) Suelo no Urbanizable de Interés Agrario. Tipo 2 (I 2).

c) Suelo no Urbanizable de Interés Forestal (I 3).

d) Suelo no Urbanizable de Interés Minero (I 4).

Subsección 2A. Suelo no urbanizable de interés agrario tipo 1 (I1)

Artículo 513.—Definición.

1. El Suelo No Urbanizable de Interés Agrario Tipo 1 (SNU.I1) está formado por las áreas cartografiadas con la trama I1 en los Planos de Zonificación del Suelo No Urbanizable que forman parte de la documentación gráfica integrante de este PGO.

3. El régimen de usos en materia forestal en este tipo de suelo, quedará sujeto al Planeamiento sectorial vigente, aprobado por la Administración competente en materia de Montes.

Artículo 514.—Usos permitidos.

1. En el I1 se consideran Usos Permitidos los que se enumeran a continuación, entendidos tal y como se describen en el Capítulo 2 del Título V de estas Normas:

Actividades agropecuarias:

a) Todas las modalidades de actividades agrícolas y ganaderas que se definen en estas Normas y la edificación vinculada a las mismas. En los casos de nuevas explotaciones o ampliaciones de las existentes cuya superficie total edificada sea superior a 1.200 m² en caso de explotaciones agrícolas; a 1.000 m² en explotaciones ganaderas extensivas o 2.000 m² en el caso de las ganaderas intensivas, tendrá la consideración de Uso Incompatible, siendo preceptiva la tramitación de Plan Especial.

b) Los galpones y cobertizos, tal y como se definen en estas Normas.

Equipamientos:

d) Las áreas recreativas definidas en estas Normas.

Actividades extractivas:

e) Las actividades extractivas definidas como sin clasificar en estas Normas, salvo los sondeos y actividades de investigación minera.

Infraestructuras:

f) Los trabajos de mejora de caminos vecinales y pistas existentes, en las condiciones que se señalan en estas Normas.

Vivienda:

g) La reforma de la vivienda existente en las condiciones que se señalan en estas Normas.

Artículo 515.—Usos autorizables.

1. En el I1 se consideran Usos Autorizables los que se enumeran a continuación, entendidos tal y como se describen en el Capítulo 2 del Título III de estas Normas:

Actividades agropecuarias:

a) Los núcleos zoológicos, en los términos previstos en de estas Normas.

Actividades industriales:

b) Las industrias definidas como vinculadas al medio rural definidas en estas Normas cuando se desarrollen en edificaciones preexistentes a la entrada en vigor de las mismas.

En todo caso se habrán de respetar los regímenes de superficie, distancia y ocupación de parcela establecidos para cada una de las modalidades.

c) Las industrias definidas como vinculadas al medio rural cuando se sitúen en edificaciones de nueva planta de superficie edificada inferior a 300 m², con una ocupación máxima del 30%.

Las industrias definidas como vinculadas al medio rural cuando se sitúen en edificaciones de nueva planta de superficie edificada máxima de 600 m², con una ocupación máxima del 30%, previa tramitación de Estudio de Implantación.

Los talleres de reparación de vehículos y maquinaria agrícola que en ningún caso podrán superar los 300 m² de superficie cuando se sitúen en el Suelo no Urbanizable.

d) Los depósitos al aire libre en las condiciones que se señalan en estas Normas.

e) Las industrias transformadoras definidas en estas Normas, cuando por razón de su naturaleza no puedan situarse en Suelo Urbano o Urbanizable. En este caso se requerirá la tramitación de Plan Especial.

f) Dispositivos eólicos de baja potencia para autoconsumo.

Equipamientos:

g) Los equipamientos de ámbito local y superior al local que se definen en estas Normas, exclusivamente cuando se sitúen en edificaciones de interés arquitectónico preexistentes a la entrada en vigor de estas Normas.

Dichos equipamientos podrán ubicarse en edificios de nueva planta cuando se demuestre el interés estratégico de su localización fuera del Suelo no Urbanizable de Núcleo Rural o de los Suelos Urbano y Urbanizable.

También serán admisibles, equipamientos que por su propio carácter puedan resultar molestos, resultando incompatible su localización en los Núcleos Rurales, tal es el caso de recintos feriales y mercados de ganado, por ejemplo.

h) Las instalaciones deportivas al aire libre, sólo cuando por sus dimensiones y características se orienten a dar servicio a la población local.

Servicios:

i) Los servicios hoteleros cuando se localicen en edificaciones preexistentes a la entrada en vigor de estas normas, con un interés arquitectónico acreditado, hasta una superficie máxima edificada de 1.200 m²

j) Los servicios de reunión y recreo de niveles 1 y 2, cuando se localicen en edificaciones preexistentes a la entrada en vigor de este Plan, con un interés arquitectónico acreditado, hasta una superficie máxima edificada de 1.200 m².

k) Los campamentos de turismo. Se requerirá la tramitación de Plan Especial.

Infraestructuras:

l) La apertura o cambio de trazado de autopistas, autovías, carreteras y ferrocarriles.

ll) La apertura de pistas y caminos vecinales, en las condiciones que se determinan en estas Normas.

m) La nueva instalación de tendidos eléctricos de alta y media tensión que tengan por objeto la distribución de la energía y que den servicio a los Núcleos Rurales o urbanos o a los equipamientos e infraestructuras que en él se ubiquen.

n) Las nuevas infraestructuras de abastecimiento de aguas y saneamiento, así como las transporte, distribución y suministro de gas natural.

ñ) Las infraestructuras de comunicación radioeléctrica.

o) Las infraestructuras hidráulicas.

p) Las actividades al servicio de las obras públicas.

Vivienda:

q) La vivienda de nueva planta vinculada a una explotación agrícola o ganadera industrializada preexistente o de ejecución simultánea.

El tamaño de la explotación deberá justificar la necesidad de construir una vivienda vinculada a la misma al requerir una atención constante que además justifique su vinculación con el medio rural. De tal modo, una pequeña explotación agrícola o ganadera en ningún caso justificaría esa excepcionalidad.

r) La vivienda de nueva planta vinculada a una explotación agrícola o ganadera industrializada preexistente que constituya una quintana tradicional.

Dicha vivienda no deberá distar más de 15 m de la quintana tradicional.

s) El cambio de uso a vivienda de edificaciones preexistentes a la entrada en vigor de estas Normas, de acuerdo a lo dispuesto en estas Normas y en las mismas condiciones que la vivienda de nueva planta, por lo que será condición necesaria la previa justificación exhaustiva de la existencia de la explotación a la que se vincula la nueva vivienda. El tamaño de la explotación deberá justificar la necesidad de construir una vivienda vinculada a la misma al requerir una atención constante que además justifique su vinculación con el medio rural. De tal modo, una pequeña explotación agrícola o ganadera en ningún caso justificaría esa excepcionalidad.

t) La ampliación de la vivienda existente.

u) La edificación auxiliar de la vivienda, cuando se trate de vivienda preexistente.

Actividades extractivas.

v) Los sondeos y actividades de investigación minera.

Artículo 516.—Usos incompatibles.

1. En el I1 se consideran Usos Incompatibles los que se enumeran a continuación, entendidos tal y como se describen en el Capítulo 2 del Título III de estas Normas:

Actividades agropecuarias:

a) Las actividades de acuicultura, previa tramitación de Plan Especial.

b) Las actividades agrícolas y ganaderas referidas como Usos Incompatibles en el artículo 515.

Equipamientos:

c) Los equipamientos de ámbito superior al local, previa tramitación de Plan Especial.

d) Las instalaciones deportivas al aire libre previa tramitación de Plan Especial, cuando por sus dimensiones y características tengan una vocación de servicio supramunicipal.

e) Equipamientos especiales, definidos en estas Normas, previa tramitación de un Plan Especial.

Actividades industriales:

f) Las denominadas Industrias Energéticas, previa justificación de necesariedad del emplazamiento y aprobación de Modificación del PGO y Plan Especial.

Servicios:

g) Los servicios de reunión y recreo, cuando se localicen en edificaciones preexistentes a la entrada en vigor de estas normas, con un interés arquitectónico acreditado, hasta una superficie máxima de 2.000 m² de superficie edificada. Se requerirá la tramitación de Plan Especial.

Infraestructuras:

h) La nueva instalación de tendidos eléctricos que tengan por objeto el transporte de la energía. Se requerirá la tramitación de Plan Especial.

Actividades extractivas:

i) Las actividades extractivas definidas como canteras y aprovechamientos de aguas minerales y termales, previa tramitación de la correspondiente modificación de planeamiento para su calificación como Suelo No Urbanizable de Interés Minero, cuya aprobación quedará condicionada a la obtención de las autorizaciones administrativas sectoriales correspondientes y de la preceptiva Declaración Ambiental favorable, y Plan Especial.

Artículo 517.—Usos prohibidos.

1. En el SNU.I1 se consideran Usos Prohibidos todos los restantes definidos en estas Normas.

Subsección 2A. Suelo no urbanizable de interés agrario tipo 2 (I2)

Artículo 518.—Definición.

1. El Suelo No Urbanizable de Interés Agrario Tipo 2 (SNU.I2) está formado por las áreas cartografiadas con la trama I2 en los Planos de Zonificación del Suelo No Urbanizable que forman parte de la documentación gráfica integrante de este PGO.

3. El régimen de usos en materia forestal en este tipo de suelo, quedará sujeto al Planeamiento sectorial vigente, aprobado por la Administración competente en materia de Montes.

Artículo 519.—Usos permitidos.

1. En el I2 se consideran Usos Permitidos los que se enumeran a continuación, entendidos tal y como se describen en el Capítulo 2 del Título V de estas Normas:

Actividades agropecuarias:

a) Todas las modalidades de actividades agrícolas que se definen estas Normas y la edificación vinculada a las mismas. Dicha edificación deberá vincularse a actividades agrarias o vivienda existente y no distar de ésta más de 25 m. Los casos de nuevas explotaciones o ampliaciones de las existentes cuya superficie total edificada sea superior a 1.200 m², tendrán la consideración de Uso Incompatible, siendo preceptiva la tramitación de Plan Especial.

b) Todas las modalidades de actividades ganaderas que se definen estas Normas y la edificación vinculada a las mismas. Dicha edificación deberá vincularse a actividad ganadera o vivienda existente y no distar de ésta más de 25 m. En los casos de nuevas explotaciones o ampliaciones de las existentes cuya superficie total edificada sea superior a 1.000 m² en los casos de ganaderías extensivas y de 2.000 m² en las ganaderías intensivas, será preceptiva la tramitación de Plan Especial.

c) Los galpones y cobertizos, tal y como se definen en estas Normas.

Actividades extractivas:

d) Las actividades extractivas definidas como sin clasificar en estas Normas, salvo los sondeos y actividades de investigación minera.

Infraestructuras:

e) Los trabajos de mejora de caminos vecinales y pistas existentes, en las condiciones que se señalan en estas Normas.

Vivienda:

f) La reforma de la vivienda existente en las condiciones que se señalan en estas Normas.

Artículo 520.—Usos autorizables.

1. En el I2 se consideran Usos Autorizables los que se enumeran a continuación, entendidos tal y como se describen en el Capítulo 2 del Título III de estas Normas:

Actividades agropecuarias:

a) Los núcleos zoológicos, en los términos previstos en de estas Normas.

Actividades industriales:

b) Las industrias definidas como vinculadas al medio rural cuando se desarrollen en edificaciones preexistentes a la entrada en vigor de las mismas.

En todo caso se habrán de respetar los regímenes de superficie, distancia y ocupación de parcela establecidos para cada una de las modalidades.

c) Las industrias transformadoras definidas en estas Normas, cuando por razón de su naturaleza no puedan situarse en Suelo Urbano o Urbanizable. En este caso se requerirá la tramitación de Plan Especial.

d) Los depósitos al aire libre en las condiciones que se señalan en estas Normas.

e) Dispositivos eólicos de baja potencia para autoconsumo.

Equipamientos:

f) Los equipamientos de ámbito local que se definen en estas Normas, exclusivamente cuando se sitúen en edificaciones de interés arquitectónico preexistentes a la entrada en vigor de estas Normas.

Dichos equipamientos podrán ubicarse en edificios de nueva planta cuando se demuestre el interés estratégico de su localización fuera del Suelo no Urbanizable de Núcleo Rural o de los Suelos Urbano y Urbanizable.

También serán admisibles, equipamientos que por su propio carácter puedan resultar molestos, resultando incompatible su localización en los Núcleos Rurales, tal es el caso de recintos feriales y mercados de ganado, por ejemplo.

g) Las áreas recreativas definidas en estas Normas.

h) Las instalaciones deportivas al aire libre previa tramitación de Plan Especial, cuando por sus dimensiones y características tengan una vocación de servicio supramunicipal.

i) Los equipamientos especiales definidos en estas Normas como cuarteles militares, cárceles, mataderos, cementerios e instalaciones funerarias. Será obligatoria la tramitación de un Plan Especial.

Servicios:

j) Los servicios hoteleros cuando se localicen en edificaciones preexistentes a la entrada en vigor de estas normas, con un interés arquitectónico acreditado, hasta una superficie máxima edificada de 1.200 m².

k) Los servicios de reunión y recreo de niveles 1 y 2, cuando se localicen en edificaciones preexistentes a la entrada en vigor de este Plan, con un interés arquitectónico acreditado, hasta una superficie máxima edificada de 1.200 m².

Infraestructuras:

l) La apertura o cambio de trazado de autopistas, autovías, carreteras y ferrocarriles.

ll) La apertura de pistas y caminos vecinales, en las condiciones que se determinan en estas Normas.

m) La nueva instalación de tendidos eléctricos de alta y media tensión que tengan por objeto la distribución de la energía y que den servicio a los Núcleos Rurales o urbanos o a los equipamientos e infraestructuras que en él se ubiquen.

n) Las nuevas infraestructuras de abastecimiento de aguas y saneamiento, así como las transporte, distribución y suministro de gas natural.

ñ) Las infraestructuras de comunicación radioeléctrica.

o) Las infraestructuras hidráulicas.

p) Las actividades al servicio de las obras públicas.

Actividades Extractivas.

q) Los sondeos y actividades de investigación minera.

Vivienda:

r) El cambio de uso a vivienda de edificaciones preexistentes a la entrada en vigor de estas Normas, de acuerdo a lo dispuesto en estas Normas y en las mismas condiciones que la vivienda de nueva planta, y vinculada a una explotación agrícola o ganadera industrializada preexistente o de ejecución simultánea.

El tamaño de la explotación deberá justificar la necesidad de construir una vivienda vinculada a la misma al requerir una atención constante que además justifique su vinculación con el medio rural. De tal modo, una pequeña explotación agrícola o ganadera en ningún caso justificaría esa excepcionalidad.

s) La ampliación de la vivienda existente.

t) La edificación auxiliar de la vivienda, cuando se trate de vivienda preexistente.

Artículo 521.—Usos incompatibles.

1. En el I2 se consideran Usos Incompatibles los que se enumeran a continuación, entendidos tal y como se describen en el Capítulo 2 del Título III de estas Normas:

Actividades agropecuarias:

a) Las actividades agrícolas y ganaderas referidas como Usos Incompatibles en el artículo 515.

b) Las actividades de acuicultura, previa tramitación de Plan Especial.

Equipamientos:

c) Los equipamientos especiales definidos vertederos, cuando ello sirva para la restauración topográfica de terrenos degradados, previa tramitación Modificación del PGO y de Plan Especial.

Infraestructuras:

d) La nueva instalación de tendidos eléctricos que tengan por objeto el transporte de la energía, previa tramitación en todos los casos de Plan Especial.

Actividades extractivas:

e) Las actividades extractivas definidas como canteras y aprovechamientos de aguas minerales y termales, previa tramitación de la correspondiente modificación de planeamiento para su calificación como Suelo No Urbanizable de Interés Minero, cuya aprobación quedará condicionada a la obtención de las autorizaciones administrativas sectoriales correspondientes y de la preceptiva Declaración Ambiental favorable, y Plan Especial.

Servicios:

f) Los campamentos de turismo. Se requerirá la tramitación de Plan Especial.

Industriales.

g) Industrias Energéticas, previa justificación de necesariedad del emplazamiento y aprobación de Modificación del PGO y Plan Especial.

Artículo 522.—Usos prohibidos.

1. En el I2 se consideran Usos Prohibidos todos los restantes definidos en estas Normas.

Subsección 2C. Suelo no urbanizable de interés forestal (I3)

Artículo 523.—Definición.

1. El Suelo no Urbanizable de Interés Forestal está formado por las áreas cartografiadas con la trama I3 en los Planos de Zonificación del Suelo no Urbanizable que forman parte de la documentación gráfica integrante de este PGO.

2. El régimen de usos en materia forestal en este tipo de suelo, quedará sujeto al Planeamiento sectorial vigente, aprobado por la Administración competente en materia de Montes.

Artículo 524.—Usos permitidos.

1. En el I3 se consideran Usos Permitidos los que se enumeran a continuación, entendidos tal y como se describen en el Capítulo 2 del Título III de estas Normas:

Actividades agropecuarias:

a) Las actividades agrícolas y ganaderas que no requieran edificación,. Se consideran prohibidas las modalidades industrializadas.

b) Los galpones y cobertizos, tal y como se definen en estas normas.

Actividades extractivas:

c) Las actividades extractivas definidas como sin clasificar en estas Normas, salvo los sondeos y actividades de investigación minera.

Infraestructuras:

d) Los trabajos de mejora de pistas y caminos vecinales existentes.

Vivienda:

e) La reforma de la vivienda existente en las condiciones que se señalan en estas Normas, sin que medie ampliación. Se considerará como prohibido todo tipo de obra realizada con objeto de adaptar al uso de vivienda construcciones existentes vinculadas a usos agrícolas o ganaderos.

Artículo 525.—Usos autorizables.

1. En el I3 se consideran Usos Autorizables los que se enumeran a continuación, entendidos tal y como se describen en el Capítulo 2 del Título III de estas Normas:

Infraestructuras:

a) La apertura o cambio de trazado de autopistas, autovías, carreteras y ferrocarriles en las condiciones que se determinan en estas Normas.

b) La apertura de pistas y caminos vecinales, en las condiciones que se determinan en estas Normas.

c) La nueva instalación de tendidos eléctricos de alta y media tensión que tengan por objeto la distribución de la energía y que den servicio a los Núcleos Rurales o urbanos o a los equipamientos e infraestructuras que en él se ubiquen.

d) La instalación de infraestructuras de comunicaciones radioeléctricas,.

e) Las nuevas infraestructuras de abastecimiento de aguas y saneamiento, así como las transporte, distribución y suministro de gas natural.

f) Las infraestructuras hidráulicas.

g) Las actividades al servicio de las obras públicas.

Actividades extractivas.

h) Los sondeos y actividades de investigación minera.

Equipamientos:

i) Las áreas recreativas.

j) Las instalaciones deportivas al aire libre previa tramitación de Plan Especial, cuando por sus dimensiones y características tengan una vocación de servicio supramunicipal.

Industriales:

k) Dispositivos eólicos de baja potencia.

l) Los depósitos al aire libre en las condiciones que se señalan en estas Normas, vinculados a actividades forestales.

Artículo 526.—Usos incompatibles.

1. En el I3 se consideran Usos Incompatibles los que se enumeran a continuación, entendidos tal y como se describen en el Capítulo 2 del Título III de estas Normas:

Actividades agropecuarias:

a) Las actividades de acuicultura, en las condiciones que se señalan en estas Normas, previa tramitación de Plan Especial.

Actividades extractivas:

b) Las actividades extractivas definidas como canteras y aprovechamientos de aguas minerales y termales, previa tramitación de la correspondiente modificación de planeamiento para su calificación como Suelo No Urbanizable de Interés Minero, cuya aprobación quedará condicionada a la obtención de las autorizaciones administrativas sectoriales correspondientes y de la preceptiva Declaración Ambiental favorable, y Plan Especial.

Infraestructuras:

c) La nueva instalación de tendidos eléctricos que tengan por objeto el transporte de la energía, previa tramitación en todos los casos de Plan Especial.

Equipamientos:

d) Los equipamientos especiales definidos como vertederos, cuando ello sirva para la restauración topográfica de terrenos degradados, previa tramitación Modificación del PGO y de Plan Especial.

Industriales.

e) Industrias Energética, previa justificación de necesariedad del emplazamiento y aprobación de Modificación del PGO y Plan Especial.

Artículo 527.—Usos prohibidos.

1. En el SNU.I3 se consideran Usos Prohibidos todos los restantes definidos en estas Normas.

Subsección 2D. Suelo no urbanizable de interés minero (I4)

Artículo 528.—Definición.

1. El Suelo No Urbanizable de Interés Minero (SNU.I4) está formado por las áreas cartografiadas con la trama IM en los Planos de Zonificación del Suelo No Urbanizable que forman parte de la documentación gráfica integrante de este PGO. Se incluyen en dicha categoría las explotaciones existentes en el ámbito del concejo.

2. El régimen de usos en materia de actividades extractivas en este tipo de suelo, quedará sujeto al a las disposiciones previstas en estas Normas, así como en la legislación sectorial vigente en la materia.

3. Los usos definidos como forestales, se regirán por el régimen general establecido en los mismos, así como en la normativa sectorial vigente en esta materia.

Artículo 529.—Usos permitidos.

1. En el I4 se consideran Usos Permitidos los que se enumeran a continuación, entendidos tal y como se describen en el Capítulo 2 del Título III de estas Normas:

a) Todas las actividades extractivas definidas en estas Normas como sin clasificar.

b) Mantenimiento del suelo en sus condiciones naturales.

Artículo 530.—Usos autorizables.

1. En el I4 se consideran Usos Autorizables los que se enumeran a continuación, entendidos tal y como se describen en el Capítulo 2 del Título III de estas Normas:

Actividades Extractivas:

a) Todas las actividades extractivas definidas en estas Normas.

Igualmente, cualquier nueva edificación vinculada a las explotaciones existentes.

Industriales:

b) Dispositivos eólicos de baja potencia.

Artículo 531.—Usos prohibidos.

1. En el SNU. I4 se consideran Usos Prohibidos todos los restantes definidos en estas Normas.

Sección 3. Suelo no urbanizable de infraestructuras

Artículo 532.—Definición.

1. El Suelo no Urbanizable de Infraestructuras (IF) está formado por las áreas cartografiadas con la trama IF en los Planos de Zonificación del Suelo no Urbanizable que forman parte de estas PGO. Se consideran incluidos, independientemente de la trama con que estén cartografiados:

a) La zona de dominio público de las carreteras, tal y como se define ésta en el artículo 73 y siguientes del Reglamento General de Carreteras1 y en el artículo 25 de la Ley de Carreteras del Principado de Asturias2. Tendrán la consideración de elemento funcional de la carretera, y por lo tanto quedarán incluidos dentro de la zona de dominio público, los centros de operativos para la conservación y explotación de la carretera, las áreas de servicio y las vías de servicio. De igual modo, a los efectos del presente PGO, quedarán asimiladas a la categoría de zona de dominio público, las gasolineras y estaciones de servicio ubicadas fuera de un área de servicio.

b) La zona de dominio público del ferrocarril, tal y como se define ésta en el artículo 25 del Reglamento del Sector Ferroviario3.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

c) La faja de ubicada a cada la do del conductores externos de las líneas eléctricas en los términos reflejados en el artículo 162.3 del real Decreto 1955/2000; en el real Decreto 223/2008, en el apartado 5.12 de la ITC LAT-07 y en el apartado 5.1. de la ITC LAT-06.

d) La zona de servidumbre de las canalizaciones subterráneas de gas, medida como una faja de 10 m de anchura a cada lado de la mediana de la canalización.

e) Instalaciones principales de los Colectores Interceptores, como pueden ser aliviaderos y bombeos.

f) Una faja de 2 m a cada lado de las conducciones de aguas para el abastecimiento o de saneamiento.

2. No obstante lo expuesto en relación a la zona de dominio público, en el caso de existir edificaciones, que conforme a dicho criterio, estuviesen dentro de la zona de dominio público y no hayan sido expropiadas por la Administración competente, la zonificación del suelo SNU IF, quedará determinada con respecto a ellas, por la línea de expropiación marcada por dicha Administración a la hora de delimitar en el plano correspondiente las propiedades que quedarían afectadas por la carretera.

3. La implantación de usos denominados Industrias Energéticas, que necesariamente hayan de realizarse en SNU, habrán de conducirse a SNU IF, a través de la correspondiente modificación de planeamiento previa al preceptivo Plan Especial.

Artículo 533.—Vías públicas y ferrocarriles.

1. Con independencia del organismo o colectividad al que corresponda su titularidad, explotación o mantenimiento los terrenos destinados a esta finalidad carecen de contenido edificable y las actuaciones sobre ella se reservan de forma exclusiva a la Administración, articulándose sus distintos órganos, cuando intervengan varios de ellos, en la forma fijada en la LCPA.

2. Las edificaciones, instalaciones y talas o plantaciones de árboles que se pretendan ejecutar a lo largo de las carreteras y caminos, sobre terrenos lindantes a ellas o dentro de la zona de dominio público, de servidumbre o afección de las mismas, no podrán situarse a distancias menores de las determinadas por la LCPA y las presentes Normas.

3. La línea de edificación se establece a ambos lados de la carretera y será medida desde la arista exterior de la calzada, a una distancia de 18 m en carreteras regionales, de 10 m en carreteras comarcales y de 8 m en locales.

4. El contacto de las fincas con vías públicas clasificadas como carreteras no presupone el derecho de acceso rodado, que está sujeto a las condiciones y tramitación de autorizaciones previas establecidas en la LCPA.

5. Los cierres en la zona de dominio público se podrán autorizar en los casos siguientes:

a) Cuando exista un talud de desmonte de más de 1 m de altura y a partir de su borde exterior.

b) No dándose tal circunstancia, cuando el cierre sea totalmente diáfano y se sitúe a una distancia mínima de 1 m respecto de la arista exterior de la explanación.

6. La implantación de nuevas gasolineras y estaciones de servicio de carretera en Suelo No Urbanizable dentro o fuera de un área de servicio tendrá la consideración de Uso Autorizable en SNU de Infraestructuras, quedando prohibido en el resto de tipologías de Suelo No Urbanizable. Para su instalación, sin perjuicio de los trámites establecidos en la normativa sectorial, será preceptiva la tramitación de Estudio de Implantación previa la correspondiente Modificación de Planeamiento.

7. La implantación de los usos citados en el apartado anterior, requerirá una parcela mínima de 1.000 m². Las construcciones deberán estar separadas 4 m de los linderos de la parcela. La distancia a otras gasolineras o estaciones de servicio y las edificaciones existentes será la que resulte de la aplicación de la legislación sectorial, con un mínimo de 25 m. La ocupación no podrá superar el 7% de la parcela, con un límite máximo de 1.500 m² edificados.

8. Infraestructuras ferroviarias: Las construcciones de toda clase, obras de urbanización, movimientos de tierras, plantaciones, etc, que se proyecte realizar en las márgenes de las vías férreas, estarán sujetas a las determinaciones del Reglamento del Sector Ferroviario.

Artículo 534.—Líneas eléctricas de alta tensión.

1. Las construcciones, instalaciones y plantaciones de arbolado, etc, que se sitúen en las proximidades de las líneas eléctricas de alta tensión estarán sujetas a las servidumbres y disposiciones a las que se refiere el Reglamento de Líneas de Alta Tensión4.

2. Las servidumbres de paso de energía eléctrica no impiden la utilización de los predios afectados, pudiéndose cercar, cultivar o en su caso edificar con las limitaciones correspondientes.

3. Quedan prohibidas las plantaciones de árboles y la construcción de edificios e instalaciones en la proyección y proximidades de las líneas eléctricas a las distancias establecidas en el Reglamento en las siguientes circunstancias:

a) Bosque, árboles y masas de arbolado: Dadd+Del=1,5+Del m, con un mínimo de 2 m.5

b) Edificios o construcciones, cuando se trate de puntos accesibles a personas: 5,5+Del m, con un mínimo 6 m.

c) Edificios o construcciones, cuando se trate de puntos no accesibles a personas: 3.3+Del m, con un mínimo 4 m.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

4. En las líneas aéreas se tendrán en cuenta, para el cómputo de estas distancias, la situación respectiva más desfavorable que puedan alcanzar las partes en tensión de la línea y los árboles, edificios o instalaciones industriales.

5. Se procurará que las líneas eléctricas transcurran subterráneas en los Núcleos Rurales, especialmente en aquellos que se inscriben como adyacentes a áreas de interés o de especial protección.

6. Se evitará la instalación de postes de líneas eléctricas en las proximidades de lugares donde se presuma la existencia de restos arqueológicos, y de aquellos de interés paisajístico.

Artículo 535.—Abastecimiento de aguas y saneamiento.

1. Las conducciones de agua y saneamiento se consideran dotaciones conformes a este PGO, con servidumbre permanente aunque no figure expresada documentalmente, mientras se encuentren en servicio.

2. Las redes de abastecimiento de agua y las redes de saneamiento integral se dotan de una zona de servidumbre de 5 m de ancho total, en los términos previstos en los artículos específicos incluidos en estas normas.

Sección 4. Suelo no urbanizable de núcleo rural (NR)

Artículo 536.—Definición.

1. A los efectos de este PGO, y conforme a lo dispuesto en el artículo 136 TROTU, se considera Suelo No Urbanizable de Núcleo Rural (SNU.NR) aquél área de Suelo No Urbanizable en la que se asienta una entidad de población habitada que, por sus características de tamaño, funcionalidad, morfología y forma de implantación sobre el territorio, no es susceptible de ser considerada como urbana.

Comprende tanto la zona consolidada, es decir, la compuesta por el conjunto de las parcelas edificadas y aquellas que, sin estarlo, constituyen intersticios de suelo libre rodeado por las referidas parcelas, como el suelo destinado a atender la posible demanda y favorecer la concentración de la misma dentro o lo más próxima posible a los núcleos consolidados existentes, acogiendo las nuevas construcciones.

2. El Suelo no Urbanizable de Núcleo Rural está formado por las áreas cartografiadas con las siglas NR en los Planos de Zonificación del Suelo no Urbanizable (escalas 1:5000 y 1:2000) que forman parte de la documentación gráfica integrante de este PGO.

3. A los efectos de este PGO, se considerará que la densidad de población en los núcleos rurales no superará las 15 viviendas por Ha.

4. La delimitación de los Núcleos Rurales del Concejo de Gozón, deberá, en todo caso realizarse conforme a las determinaciones establecidas en el artículo 146 del ROTU, que conforme a lo dispuesto en su apartado 3, se concretan en los siguientes:

a) Habrán de contar con un mínimo de 5 viviendas, cuya relación de distancias garantice la unidad funcional del asentamiento. No se considera Núcleo Rural a la agrupación de viviendas de utilización no permanente y reciente construcción, o cuya proximidad responda a estar realizadas sobre lotes de una finca original única, o a cualquier otro mecanismo de parcelación o multipropiedad y que sea evidentemente distinto de la existencia de un asentamiento tradicional previo.

b) Se habrán de analizar las condiciones topográficas, la red de caminos existentes y los demás condicionantes geográficos para garantizar la adecuada integración en el entorno.

c) El número teórico de nuevas parcelas edificables calculado dividiendo la superficie de ampliación del núcleo, deducidos los viarios existentes, entre la parcela mínima edificable, no podrá superar el número de parcelas existentes en el núcleo original.

d) Se potenciará el aprovechamiento interior del núcleo, y se evitará su crecimiento excesivo, de modo que no se podrá autorizar en ningún Núcleo Rural un incremento de aprovechamiento urbanístico ni del número de viviendas que suponga elevar el conjunto del núcleo a más del doble del ya existente.

e) La rehabilitación de construcciones ya existentes no supondrá, en ningún caso, el incremento del aprovechamiento urbanístico ni del número de viviendas, aunque en el momento de su rehabilitación no sean habitables o se encuentren en ruinas.

Artículo 537.—Áreas de poblamiento tradicional asturiano. Quintanas.

1. Aquellas entidades de población que en estas Normas se definen como Áreas de Poblamiento Tradicional Asturiano y no han sido expresamente delimitadas como Núcleo Rural, por no alcanzar los requisitos mínimos, se regirán conforme a lo dispuesto en el artículo 148 del ROTU, y en lo no dispuesto en él, conforme a las condiciones señaladas para los Núcleos Rurales en este PGO, prohibiéndose, no obstante la parcelación.

2. Las Áreas de Poblamiento Tradicional Asturiano quedan sujetas a la aplicación de las condiciones señaladas en estas Normas y en la legislación sectorial vigente en materia de urbanismo.

3. Si se produjera un aumento considerable de la actividad inmobiliaria en alguna de las entidades a las que se hace referencia en el punto anterior, se podrá proceder a la delimitación de la entidad y su calificación como Núcleo Rural, para lo que se deberá aplicar el trámite dispuesto para la modificación del Plan General conforme a lo establecido en el artículo 101 del TROTU y en el 5 de estas normas.

4. Conforme a lo dispuesto en el artículo 149 del ROTU, se entenderá por Quintana, la agrupación de una o más viviendas familiares de carácter tradicional, sus construcciones auxiliares, las antojanas, y las pequeñas parcelas vinculadas a éstas, dedicadas a la actividad agropecuaria en uso.

5. A las Quintanas les serán objeto de aplicación de las condiciones señaladas en los Artículos 556 y 557 de estas Normas.

Subsección 4A. Condiciones particulares de edificación

Artículo 538.—Parcela mínima edificable.

1. En el interior de los Núcleos Rurales Densos (NRD), no se fija una superficie mínima de parcela para ser edificable; en consecuencia se podrá autorizar la construcción sobre cualquier finca existente, no segregada, cuyas dimensiones permitan que el edificio respete las condiciones generales o particulares de edificación.

2. En los Núcleos Rurales Medios (NRM) y en los Núcleos Rurales Dispersos tipo A (NRDis A), se fija una superficie mínima de parcela edificable de 600 m². En los Núcleos Rurales Dispersos tipo B (NRDis B) la parcela mínima edificable será de 3.000 m².

3. La rehabilitación de edificios preexistentes que respeten la tipología tradicional en su aspecto externo y cuyo previo destino fuera el de residencia o habitación, no llevará la exigencia de superficie mínima edificable cuando su finalidad sea la de mantener ese único destino.

Artículo 539.—División horizontal en SNU NR.

1. Se prohíbe la división horizontal de las edificaciones en Núcleo Rural, esto es, más de una vivienda por edificación individual.

Artículo 540.—Parcelaciones.

1. Todas aquellas parcelaciones, segregaciones, o cualesquiera otros actos de división de fincas y vinculación en suelo rural que pretendan mantener, trasladar o conservar cualquier posibilidad edificatoria, inmediata o diferida, y que fueran autorizables, requerirán la previa licencia municipal, sin perjuicio de las autorizaciones que fuesen necesarias de otros organismos.

2. Con fines edificatorios, en el interior de los Núcleos Rurales Densos (NRD), de los Núcleos Rurales Medios (NRM) y de los Núcleos Rurales Dispersos (NRDis), las parcelas existentes podrán dividirse o segregarse en parcelas de superficie igual o superior a:

Superficie parcelas de resultado.

NRD

600 m²

NRM

1.250 m²

NRDis Tipo A

2.500 m²

NRDis Tipo B

5.000 m²

3. Las parcelaciones no podrán superar los siguientes máximos, salvo en el supuesto de aplicación de las Ordenaciones de Conjunto.

Número máximo de parcelaciones

NRD

5

NRM

4

NRDis Tipo A

3

NRDis Tipo B

2

4. Las parcelas resultantes de una segregación que no haya agotado el número máximo de parcelas y tengan una superficie superior a la mínima edificable podrán ser divisibles hasta alcanzar el número máximo de parcelas resultantes por parcela original y la mínima superficie resultante de una segregación.

5. Las parcelas resultantes deberán disponer de un frente mínimo al viario público existente de 5 m. Asimismo entre los bordes o lados que configuran su ámbito debe poder inscribirse un círculo de 15 m de diámetro mínimo.

6. Las fincas incluidas parcialmente en un Núcleo Rural podrán dividirse según la delimitación de éste. La porción o sector de las mismas incluido en el ámbito del Núcleo Rural será edificable, siempre y cuando cumpla con la superficie mínima según el tipo de Núcleo del que se trate, debiendo cumplir el resto de las condiciones específicas señaladas en estas Normas. La posibilidad descrita en este apartado, estará en todo caso condicionada a que la parte de finca situada fuera de la delimitación sea igual o superior a la unidad mínima de cultivo.

7. La parcelación requerirá la tramitación de un Proyecto de Parcelación con arreglo a lo establecido en estas Normas y se basará en la red viaria existente, no autorizándose parcelaciones que requieran la apertura de nuevos viarios públicos.

8. La edificación de vivienda en las parcelas resultantes deberá ser siempre de tipología unifamiliar. La agrupación de viviendas sólo podrá realizarse en las condiciones previstas en estas Normas y en la legislación urbanística en vigor, y siempre que no lo impida el respeto a la armonía del entorno, en el número y superficies mínimas de parcela establecidas.

9. El establecimiento de los servicios necesarios (agua, electricidad, saneamiento, etc.) y su concexión con los sistemas generales municipales, cumplirán los requisitos establecidos en el Ayuntamiento y serán ejecutados, en todo caso, por el promotor, quedando eximido el Ayuntamiento de dicha obligación. No se concederán licencias de edificación en tanto no se encuentren resueltos o ejecutados dichos servicios.

10. Las parcelaciones urbanísticas que afecten a una determinada carretera, deberán, a su vez, recabar informe previo del titular de la carretera, relativo a los accesos a la misma.

Artículo 541.—Agrupaciones número máximo de viviendas.

1. En los Núcleos Rurales. Se autoriza la agrupación de fincas, tenga o no por objeto la obtención de la superficie señalada como mínima para su edificación.

2. Sobre una única parcela, o sobre la resultante de la agregación de varias colindantes, ninguna división podrá dar lugar a la construcción de un número de dificaciones que exceda el dispuesto para cada tipo de Núcleo en el artículo 540.3, cumpliendo las superficies mínimas de parcela señaladas en el artículo anterior.

3. En ningún caso se permitirá la adopción de similares condiciones estéticas, compositivas y volumétricas para un conjunto de viviendas de tal forma que sea perceptible la repetición de un modelo constructivo a imitación de las soluciones propias de suelo urbano en la configuración de urbanizaciones.

4. El establecimiento de los servicios necesarios (agua, electricidad, saneamiento, etc.) y su concexión con los sistemas generales municipales, cumplirán los requisitos establecidos en el Ayuntamiento y serán ejecutados, en todo caso, por el promotor, quedando eximido el Ayuntamiento de dicha obligación. No se concederán licencias de edificación en tanto no se encuentren resueltos o ejecutados dichos servicios.

Artículo 542.—Frente a viario público como condición de edificabilidad.

1. La parcela edificable en Núcleos Rurales que no sea resultado de una parcelación, deberá ofrecer frente a camino público, en un mínimo de 3 m de longitud. En los casos de parcelas que se pretendan edificables y que no cumplan la condición anterior, deberá posibilitarse el acceso a camino público, en la dimensión referida, mediante los oportunos mecanismos de adecuación de parcela, por obtención a través de cesión, compra, etc.

2. En ningún caso se permitirá la creación de nuevos viales con fines urbanísticos -para acceso a los distintos lotes o conseguir mayor frente a viario- que desvirtúen el carácter del Núcleo Rural, si no que las nuevas viviendas deberán apoyarse de manera estricta y exclusiva en los viales existentes a la aprobación de este plan, salvo lo expresamente definido en estas Normas para apertura de nuevos caminos.

Artículo 543.—Ubicación de la edificación.

1. Conforme a lo dispuesto en el artículo 29.3 de la LCPA6, en los Núcleos Rurales, el PGO podrá delimitar en los planos correspondientes, una línea límite de edificación a una distancia inferior a la establecida con carácter general en el apartado 1 de dicho artículo, a fin de definir y consolidar alineaciones existentes que formen o no un continuo edificatorio, siempre que quede garantizada la seguridad vial mediante la ordenación de los márgenes de las carreteras y el adecuado control de los accesos.

Dicha delimitación deberá contar con informe favorable de la Consejería competente en materia de carreteras, en lo que se refiere a sus atribuciones.

2. Conforme al artículo 29.4 de la LCPA, cuando se trate de carreteras de titularidad municipal y se produzca el supuesto de hecho señalado en el apartado 2, el órgano municipal respectivo, garantizando las condiciones señaladas en el mismo y, en el caso de las carreteras de primer nivel, con el informe favorable de la Consejería competente en materia de carreteras, en lo que se refiere a sus atribuciones, podrá autorizar la edificación a distancias inferiores a las señaladas como norma general en el artículo 29.1 LCPA.

3. Conforme al artículo 29.3 de la LCPA, en los tramos de carretera que atraviesen poblados clasificados en los correspondientes instrumentos de planeamiento como núcleos rurales en suelo no urbanizable, la línea límite de edificación se podrá autorizar a una distancia inferior a la establecida con carácter general a fin de definir y consolidar alineaciones existentes que formen o no un continuo edificatorio, siempre que quede garantizada la seguridad vial mediante la ordenación de los márgenes de las carreteras y el adecuado control de los accesos. A tal fin los Planes Generales de Ordenación podrán delimitar las líneas de edificación en los núcleos rurales. Dicha delimitación deberá contar con informe favorable de la Consejería competente en materia de carreteras, en lo que se refiere a sus atribuciones.

En los caminos municipales que discurren por Núcleos Rurales, cuando no se haya delimitado una línea de edificación distinta dentro de los Núcleos Rurales, la línea de edificación deberá situarse a una distancia de 4 m, medidos respecto de la arista exterior de la calzada.

Artículo 544.—Superficie edificable máxima.

1. Conforme a lo dispuesto en el artículo 147 del ROTU, la superficie máxima de las edificaciones permitidas no podrá sustituir el cuádruple de la asignada para la vivienda, estableciéndose para ésta un máximo de 300 m². En todo caso se deberá plantear estas actuaciones en los términos planteados en las condiciones generales de composición y estéticas de las edificaciones (Sección 3 del Capítulo 3 del SNU) y referidos a la unidad mínima de parcela.

Puesto que en estas Normas se establecen usos en los que se determinan superficies mayores a la determinada en este apartado, sin perjuicio del régimen específico de usos que se determine, por norma general tendrá la consideración de incompatible, por lo que será exigible la tramitación de los instrumentos de desarrollo que determinados por la legislación urbanística y este PGO.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

2. Cuando usos distintos del de vivienda se ubiquen en la misma edificación que ésta, por resultar compatibles con ella, no se establece otra limitación que la del tamaño máximo establecido para otros usos, también ligada a la unidad mínima de parcela.

3. Cuando se trate de edificios independientes de uso exclusivo distinto del de vivienda, la ocupación máxima autorizable para el conjunto de todos los usos presentes en la parcela, será del 50% sobre la superficie de parcela neta, sin perjuicio de las superficies máximas establecidas para cada tipo de uso ².

Artículo 545.—Ordenaciones de conjunto.

1. Al objeto de favorecer la concentración de la edificación en los Núcleos Rurales y obtener de forma gratuita los terrenos necesarios para la creación de espacios libres públicos o dotaciones de carácter local, en los supuestos en que una o varias parcelas ubicadas en el interior de un Núcleo Rural así delimitado no sean edificables por no cumplir alguna de las condiciones establecidas en estas Normas, así como en el caso en que se quiera superar el número de parcelaciones previsto para cada tipo de Núcleo Rural, se dispondrá la ordenación conjunta de varias parcelas en los términos que se regulan a continuación, para lo cual será preceptiva la tramitación de un Plan Especial. No se permitirán Ordenaciones de Conjunto en los Núcleos Rurales Dispersos Tipo B (NRDis Tipo B).

2. Previa a la edificación será necesaria la redacción y aprobación, de un Plan Especial en los términos previstos en la legislación vigente. De igual modo, y conforme a lo dispuesto en el artículo 147 del ROTU, será necesaria la formalización de un convenio entre el Ayuntamiento y los promotores de la actuación en el que se detallen los compromisos que adquieren las partes y las garantías que se presten en ordena a su cumplimiento.

3. La aplicación de las condiciones señaladas para las Ordenaciones de Conjunto es de carácter voluntario, por lo que en caso contrario se aplicarán las condiciones de edificación señaladas en estas Normas.

4. La Ordenación de Conjunto no podrá, en ningún caso, suponer la reparcelación, por lo que no se producirá la agrupación de previa de las fincas objeto de ordenación y su posterior parcelación, así como la alteración de sus linderos (Artículo 174.3 apdo. b) del ROTU).

Artículo 546.—Condiciones particulares de las ordenaciones de conjunto.

1. Los Planes Especiales deberán cumplir las siguientes condiciones:

a) Número máximo de viviendas: El número máximo de viviendas será el permitido por la superficie de las parcelas, limitado por las determinaciones que al respecto dispusiera la legislación urbanística en vigor. Conforme a lo dispuesto en el artículo 147. 2 apartado f) del ROTU, dicho límite queda establecido en 6 viviendas, en los siguientes términos.

Tipo de núcleo rural

Superficie mínima de parcela resultante después de cesiones por vivienda

N.º máximo de viviendas

Denso

600

6

Medio

1250

5

Disperso tipo A

2500

4

b) Superficie edificable máxima: la que corresponda según el número de viviendas.

c) Cesión gratuita y urbanización gratuita y urbanización de los terrenos necesarios para la apertura de nuevo viario o ampliación del existente.

d) Cesión de suelo destinado a espacios libres de edificación o dotaciones: En el caso de que fuese necesaria la cesión de suelo destinado a la creación de espacios libres de edificación o para la construcción de dotaciones de carácter local, la superficie y condiciones de cesión se podrán determinar bien por medio de un Convenio Urbanístico suscrito entre los promotores de la ordenación de conjunto, bien directamente a través del Plan Especial inherente a la misma.

Esta superficie de cesión habrá de estar toda ella agrupada, debiendo disponer de frente a viario público.

Este tipo de cesión, en caso de establecerse, será independiente, a efectos de cómputo, de la preceptuada en el apartado c), relativa a los viarios.

e) El establecimiento de los servicios necesarios (agua, electricidad, saneamiento, etc.) y su conexión con los sistemas generales municipales, cumplirán los requisitos establecidos por el Ayuntamiento y serán ejecutados, en todo caso, por el promotor, quedando eximido el Ayuntamiento de dicha obligación. No se concederán licencias de edificación en tanto no se encuentren ejecutados dichos servicios y las cesiones previstas en el Plan Especial de Ordenación de Conjunto, si hubieran sido así establecidas.

f) Urbanización, cumplimentando las características mínimas señaladas para el resto del Núcleo Rural, siendo obligatorio un frente mínimo a viario, de 5 m en cada parcela de resultado.

g) Se prohíbe la vivienda colectiva y la tipología de la edificación será en todos los casos pareada y/o aislada.

h) La ordenación conjunta de varias fincas no podrá implicar en ningún caso la reparcelación de las mismas, es decir, no se producirá la agrupación previa de las fincas con objeto de su ordenación y posterior parcelación, ni la alteración de sus linderos.

2. El trazado de los nuevos viales dentro del Núcleo Rural, derivados de las Ordenaciones de Conjunto, se sujetará a las siguientes condiciones:

a) Se adaptarán en lo posible a las servidumbres de paso existentes.

b) Seguirán los linderos de las parcelas, dando servicio al mayor número de parcelas posible.

c) La anchura será igual o mayor a la del más ancho de los caminos que une en el punto de cruce, con un mínimo de 5 m.

d) En ningún caso se tratará de fondos de saco, cualquiera que sea su longitud, ni de bucles sobre la misma parcela.

e) Los nuevos caminos habrán de conectar dos viales públicos existentes (Artículo 147.3 del ROTU).

Artículo 547.—Condiciones de composición, estéticas, de urbanización, etc.

1. La edificación se ajustará, en lo no dispuesto expresamente en este artículo, a las tipologías señaladas en estas Normas, siendo además de aplicación las condiciones señaladas en el Capítulo 3 del presente Título V.

Subsección 4B. Condiciones particulares de uso

Artículo 548.—Usos permitidos.

1. En el SNU.NR se consideran Usos Permitidos los que se enumeran a continuación, entendidos tal y como se describen en el Capítulo 2 del Título III de estas Normas:

Actividades agropecuarias:

a) Todas las modalidades de actividades agrícolas y ganaderas que se definen en estas Normas y la edificación vinculada a las mismas. En los casos de nuevas explotaciones o ampliaciones de las existentes cuya superficie total edificada sea superior a 1.200 m² en caso de explotaciones agrícolas; a 1.000 m² en explotaciones ganaderas extensivas o 1.200 m² en el caso de las ganaderas intensivas, tendrá la consideración de Uso Incompatible, siendo preceptiva la tramitación de Plan Especial.

b) Los galpones y cobertizos, tal y como se definen en estas Normas.

Actividades industriales:

c) Las industrias definidas como vinculadas al medio rural en estas Normas cuando se desarrollen en edificaciones preexistentes a la entrada en vigor de las mismas. Igualmente cuando se sitúen en edificaciones de nueva planta y tengan una superficie inferior a 150 m².

Se exceptúan los talleres de reparación de vehículos y maquinaria agrícola que, por las molestias generadas, en ningún caso podrán instalarse en el ámbito de los Núcleos Rurales.

d) Dispositivos eólicos de baja potencia para autoconsumo.

Equipamientos:

e) Las áreas recreativas.

f) Los equipamientos de ámbito local.

g) Las instalaciones deportivas al aire libre, sólo cuando por sus dimensiones y características se orienten a dar servicio a la población local.

h) La ampliación y modernización de los equipamientos especiales definidos en estas normas como instalaciones funerarias, sin que el incremento de superficie edificada sea superior a 300 m².

Servicios:

i) Los servicios comerciales de nivel 1.

j) Los servicios de reunión y recreo de nivel 1y 2, hasta una superficie máxima de 1.200 m².

k) Los servicios hoteleros de nivel 1 y 2.

Infraestructuras:

l) Los trabajos de apertura y mejora de viario y caminos vecinales, en las condiciones que se señalan en estas Normas.

m) Las nuevas infraestructuras de abastecimiento de aguas y saneamiento, así como las transporte, distribución y suministro de gas natural.

ñ) Nuevas infraestructuras de electricidad y alumbrado público, que preferentemente se realizarán soterradas de forma obligada cuando así lo determine el Ayuntamiento.

Vivienda:

o) La ampliación y reforma de la vivienda existente en las condiciones que se señalan en los Artículos 468 y 467 de estas Normas.

p) La vivienda de nueva planta en las condiciones que se determinan en estas Normas y la edificación auxiliar.

q) El cambio de uso a vivienda de cualquier edificación preexistente, en las condiciones que se determinan en estas Normas.

2. El régimen de usos en materia forestal en este tipo de suelo, quedará sujeto al Planeamiento sectorial vigente, aprobado por la Administración competente en materia de Montes.

Artículo 549.—Usos incompatibles.

1. En el SNU.NR se consideran Usos Incompatibles los que se enumeran a continuación, entendidos tal y como se describen en el Capítulo 2 del Título III de estas Normas:

Actividades agropecuarias:

a) Actividades agrícolas y ganaderas expresamente contempladas como Usos Incompatibles en el artículo 548.

Equipamientos:

b) Los equipamientos de ámbito superior al local, previa tramitación de Plan Especial.

c) Las instalaciones deportivas al aire libre, previa tramitación de Plan Especial, cuando por sus dimensiones y características tengan una vocación de servicio supramunicipal.

d) Los equipamientos especiales definidos como instalaciones funerarias cuando supongan una nueva construcción, previa tramitación de un Plan Especial.

Servicios:

e) Los servicios de reunión y recreo de nivel 2, hasta un umbral máximo de 2.000 m². Se considera prohibida la nueva instalación de servicios que puedan resultar incompatibles con el uso residencial, salas de fiesta, salas de banquete de alta capacidad, etc, previa tramitación de Plan Especial.

2. El régimen de usos en materia forestal en este tipo de suelo, quedará sujeto al Planeamiento sectorial vigente, aprobado por la Administración competente en materia de Montes.

Artículo 550.—Usos prohibidos.

1. En los Núcleos Rurales se consideran Usos Prohibidos todos los restantes definidos en estas Normas.

Disposiciones

Capítulo 1. Disposiciones adicionales

Primera.—Protección del dominio público marítimo-terrestre.

1. En estas áreas se respetarán las prescripciones de la Ley 22/1988 de costas y su reglamento de desarrollo con especial observancia de las zonas de servidumbre de protección del dominio público marítimo-terrestre.

2. La utilización del dominio público marítimo-terrestre se regulará por lo dispuesto en el Título III de la Ley de Costas.

3. Los usos en la zona de servidumbre de protección se ajustarán a lo dispuesto en los artículos 24 y 25 de la Ley de Costas, debiendo contar los usos permitidos en esta zona con la autorización del órgano competente de la Comunidad Autónoma, de conformidad con lo determinado en los artículos 48.1 y 49 del Real Decreto 1112/92 por el que se modifica parcialmente el Reglamento de la Ley de Costas.

4. Se deberá garantizar el respeto de las servidumbres de tránsito y acceso al mar establecidas en los artículos 27 y 28 de la Ley de Costas, respectivamente.

5. Las obras e instalaciones existentes situadas en zona de dominio público o de servidumbre, se regularán por lo especificado en la Disposición Transitoria Cuarta de la Ley de Costas.

6. Las instalaciones de la red de saneamiento deberán cumplir las condiciones señaladas en el artículo 44.6 de la Ley de Costas, y concordantes con su Reglamento.

6. En los Núcleos Rurales, así como en los núcleos de Suelo Urbano, que se encuentran afectados por la zona de servidumbre de protección, se deberá tener en cuenta que las actuaciones que se pretendan llevar a cabo en dicha zona de servidumbre, estarán sujetas a lo dispuesto en los artículos 24 y 25 de la Ley de Costas.

7. Las líneas de dominio público marítimo-terrestre, de tránsito y de protección de costas que figuran en los planos del PGO, tanto en suelo urbano, urbanizable, como en suelo no urbanizable son las establecidas en los deslindes de costas. No obstante y en caso de discrepancia, las únicas que tienen validez son las aprobadas por las órdenes ministeriales correspondientes. Las órdenes ministeriales de deslinde del dominio público marítimo-terrestre dentro del concejo de Gozón son las siguientes:

1. DL-38-AS (OM 22-09-1997), playa de San Pedro de Antromero.

2. DL-55-AS (OM 28-02-2003), final de la playa de San Pedro-playa de Bañugues.

3. DL-77-AS (OM 20-03-2001), desde Ferrero-Cabo Peñas a la ría de Avilés (excepto Xagó).

4. DL-37-AS (OM 07-04-1992), playa de Xagó.

5. DL-55/1-AS (OM 11-02-1999), desde Bañugues hasta Ferrero.

Segunda.—Cauces y zonas inundables.

1. La articulación de alternativas o soluciones de saneamiento y depuración que contemplen vertidos a un cauce, mediante ejecución de un aliviadero o la instalación de una estación depuradora para un ámbito, aun cuando fueran de carácter temporal o transitorio, precisarán la autorización administrativa previa del organismo de cuenca, al objeto de dar cumplimiento a las condiciones impuestas por los artículos 245 y siguientes del Reglamento de Dominio Público Hidráulico.

Tercera.—Medio ambiente.

1. Las áreas urbanizables que incluyan en sus límites hábitats de interés comunitario, deberán zonificar estas zonas como Espacios Libres, evitando la alteración y degradación de los mismos. En todo caso, se deberán atender las propuestas de ordenación y delimitación de los suelos urbanizables realizadas por el Servicio de y Especies Protegidas, en informe de fecha 14 de marzo de 2012, donde se establecen las condiciones de protección de los hábitats comunitarios prioritarios vinculados a los ecosistemas fluviales.

2. Los Proyectos de urbanización que desarrollen las áreas residenciales e industriales propuestas en el PGO tendrán en cuenta la legislación de evaluación ambiental correspondiente: Real Decreto Legislativo 1/2008, de 11 de enero, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental de Proyectos.

3. Los futuros Planes Parciales que desarrollen los Suelos Urbanizables propuestos por el PGO deberán tener en cuenta la integración del desarrollo en el paisaje existente. Las edificaciones deberán respetar la tipología constructiva existente en el entorno; además, deberán analizar el posible efecto paisajístico que producirán en el entorno, especialmente desde los arenales y el borde costero.

4. Las nuevas edificaciones en los Núcleos Rurales se adaptarán a la topografía original y a la configuración de las parcelas, evitando modificaciones topográficas que desconfiguren las características morfológicas y ambientales del núcleo.

5. Los ámbitos de desarrollo en colindancia con ríos y arroyos, deberá incluir una banda de protección de, al menos, 10 m a cada lado del límite del cauce que permita su funcionalidad como corredor faunístico, evitando los procesos de urbanización en esta franja y promoviendo su conservación.

6. El Plan Especial que desarrolle el Área Deportivo-Residencial de Verdicio deberá someterse al trámite de consultas que establece la Ley 9/2006, de 28 de abril, sobre evaluación de los efectos de determinados planes y programas en el medio ambiente, en sus artículos 3 y 4, con el fin de comprobar la integración de los aspectos ambientales en el desarrollo del Plan.

7. Los documentos de planeamiento y desarrollo urbanístico incorporarán fichas ambientales de las unidades urbanas y rurales, su diagnóstico ambiental y su compatibilidad con los usos e intensidades asignados en el PGO, señalando medidas protectoras, correctoras o compensadoras que garanticen la preservación de la calidad ambiental de las distintas zonas.

Asimismo, incorporarán medidas para la integración de los usos en su entorno ambiental inmediato, señalando entre otras las condiciones de borde con los suelos que siguen manteniendo la calificación de Suelo No Urbanizable en cualquiera de sus categorías, de manera que se garantice la menor incidencia en el medio de la infraestructura viaria, las actividades y los volúmenes edificatorios. También incorporarán medidas correctoras que minimicen y atenúen los efectos ambientales producidos durante las fases de ejecución de obras y edificación, con especial referencia a movimientos de tierra, desmontes, destino de los escombros generados y reutilización de suelo vegetal.

8. Las nuevas áreas industriales y residenciales propuestas deberán incorporar zonas de Espacios Libres en la zona de borde, de manera que actúen como zona de transición entre las mismas y los espacios agrícolas y rurales circundantes.

9. Los elementos de interés medioambiental existentes en los distintos ámbitos (masas forestales autóctonas, árboles maduros, charcas, setos vivos, etc.) serán integradas en el planeamiento dentro del sistema de espacios libres.

10. Se considerará como Uso No Autorizable la realización de rellenos en terrenos clasificados como Suelo No Urbanizable de Especial Protección de Vegas.

11. El desarrollo de los nuevos sectores residenciales e industriales estará condicionado a la disponibilidad de suministro de agua potable en condiciones adecuadas, redes de energía, así como saneamiento conectado a un sistema general de depuración. En su defecto, serán los sectores a desarrollar quienes, mediante la disposición de sistemas propios, garanticen los servicios básicos.

Las Ordenanzas regularán dichos servicios y en especial las condiciones y composición de las aguas residuales admisibles en los sistemas públicos, de conformidad con las previsiones de la Ley 5/2002, de 3 de junio, sobre vertidos de aguas residuales industriales a los sistemas públicos de saneamiento, o determinarán las condiciones de tratamiento o depuración que, en todo caso, resultarán acordes con las previsiones del R.D. 11/1995, de 28 de diciembre, por el que se establecen las normas aplicables al tratamiento de las aguas residuales urbanas, así como con lo dispuesto en la Ley de Aguas y demás normativa que la desarrolla y complementa. En el caso de que se pretendan realizar vertidos de aguas residuales al dominio público hidráulico, éstos deberán conectarse a instalaciones de depuración que garanticen el cumplimiento de las normas de calidad de las aguas establecidas en los planes hidrológicos.

12. La gestión de los residuos se ajustará a las determinaciones de la planificación general en el Principado de Asturias.

En el desarrollo de los distintos sectores se preverá la disposición de espacios para la ubicación de zonas de recogida selectiva de RSU. Asimismo, en las zonas industriales, se preverán espacios dotacionales para la implantación de puntos limpios que permitan la recogida selectiva y la gestión de todo tipo de residuos. Sin perjuicio de las previsiones existentes para la gestión y tratamiento de los residuos de construcción y demolición a nivel de la Comunidad Autónoma, deberán definirse las zonas y espacios del concejo con características intrínsecas adecuadas para la eliminación de tierras limpias procedentes de excavación.

13. Las Ordenanzas Municipales regularán las condiciones de eliminación y utilización de los residuos ganaderos, reduciendo, en lo posible, los efectos negativos de éstos sobre el medio ambiente; se establecerá una distancia mínima respecto a los Núcleos Rurales y a los cauces fluviales para las cuadras de nueva construcción. Además, en las proximidades de los suelos con predominio de usos residenciales o de elementos representativos del sistema hidrológico se favorecerá el uso preferente de sistemas de estiércol frente a purines.

14. Las Ordenanzas Municipales determinarán las condiciones de ahorro energético y uso de energías alternativas en los desarrollos residenciales e industriales. En todo caso, se ajustarán a lo dispuesto en R.D. 1890/2008, de 14 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de eficiencia energética en instalaciones de alumbrado exterior y sus instrucciones técnicas complementarias EA-01 a EA-07 y R.D. 314/2006, por el que se aprueba el Código Técnico de la Edificación.

15. Para un adecuado seguimiento y control de los efectos medioambientales del PGO, éste debe completarse incorporando, al menos, información sobre los aspectos expuestos a continuación, valorando la implantación de un sistema de control y seguimiento con periodicidad anual, como mínimo:

a) Inventarios cuantitativos de especies de la fauna y la flora existentes en el concejo, con especial referencia a especies protegidas, taxones y hábitats.

b) Superficies delimitadas para cada tipo de suelo y variación respecto a las NN.SS.

c) Indicadores de sostenibilidad, además de los propuestos en el Informe de Sostenibilidad Ambiental, deberán tenerse en cuenta los siguientes:

i. Protección del suelo: número de viviendas en edificios rehabilitados con licencia de obra mayor/licencias totales de obra. Uso del suelo urbano (porcentaje de los diversos usos: residencial, industrial, zonas verdes y dotacional). Suelo urbanizable: Total de suelo urbanizable/Superficie total. (Diferenciado para los distintos usos). Suelo no urbanizable: Total de suelo no urbanizable/Superficie total. Diferenciado para los distintos usos). Superficie construida en suelos degradados y recuperados/Superficie total construida% en el período.

ii. Calidad del agua: porcentaje de superficie o longitud de cauces o masas de agua que no cumplen los objetivos de calidad. Población que no dispone de sistemas de saneamiento conectados a EDAR (n.º habitantes). Capacidad de los sistemas de saneamiento existentes.

iii. Consumo de recursos: Consumo de aguas potables y otras (litros/habitante y día, m³/año). Distribución sectorial del consumo de agua potable en los distintos usos: (Consumo del uso/Demanda total de agua) x 100. Vertidos (n.º de habitantes equivalentes por cada uso). Consumo de agua/% media Asturias.

iv. Ruido: Superficies afectadas por niveles de ruido por encima de las isófonas 65 y 70 dB(A). N.º de campañas o mediciones a lo largo del período.

v. Residuos: Generación y gestión de residuos (kg/hab. y día,% t/año). Residuos urbanos recogidos (habitantes x 365).% reciclado/% media de Asturias.% Instalaciones ganaderas basadas en estercoleros/% instalaciones basadas en fosas de purín.

vi. Biodiversidad y paisaje: Superficie de espacios protegidos de la RRENP y Red Natura 2000. Superficie de hábitats comunitarios (ha). Evolución de la superficie forestal de especies autóctonas.

vii. Factores socioeconómicos: Índice de envejecimiento de la población (>64/<15). Tasa de migración. Población residente en relación con el n.º de viviendas. Tipología del transporte. Población que dispone de sistemas públicos de transporte y uso del mismo en relación con el transporte privado. Evolución de los consumos de energía y agua potable. Evolución de la cabaña ganadera en el concejo. Evolución de superficie con prácticas agroganaderas ecológicas. Evolución de los cultivos forestales.

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Disposición anterior | Disposición siguiente

Información sobre el documento

© Copyright 2006. Gobierno del Principado de Asturias