Saltar al contenido principal

Gobierno del Principado de Asturias

Asturias, mucho más cerca

banda de sede
 

Estás en

Asturias.es Sede Electrónica BOPA y Legislación Resultados Buscador BOPA

Consulta de una disposición

Disposición anterior | Disposición siguiente


Boletín Nº 129 del miércoles 4 de junio de 2008

OTRAS DISPOSICIONES

CONSEJERÍA DE INFRAESTRUCTURAS, POLÍTICA TERRITORIAL Y VIVIENDA

Acuerdo de 23 de abril de 2008, adoptado por la Permanente de la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio (CUOTA), relativo a la modificación del Plan General de Ordenación de Cangas de Onís. Expte. CUOTA 912/2007.

Habiéndose presentado, por el Ayuntamiento de Cangas de Onís, la modificación del texto refundido del Plan General de Ordenación, en cumplimiento de las prescripciones establecidas en su día, mediante Acuerdo de la CUOTA, de fecha 20 de diciembre de 2007, por el que se aprobaba definitivamente dicha modificación, se toma razón del Texto de la modificación, que se adjunta como anexo al presente Acuerdo.

Todo ello de conformidad con el Decreto 16/2008, de 27 de febrero, por el que se regula composición, competencias y funcionamiento de la CUOTA (BOPA 12/03/2008).

Contra este acuerdo los particulares interesados podrán interponer recurso contencioso-administrativo en el plazo de 2 meses, a partir del día siguiente al de su notificación, ante el Tribunal Superior de Justicia de Asturias, de conformidad con lo previsto en art. 46 de la Ley 29/98, de 13 de julio, reguladora de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa, y el 26 de la Ley 2/95, de 13 de marzo, sobre el Régimen Jurídico de la Administración del Principado de Asturias. No obstante, en el plazo de un mes podrá interponerse el recurso potestativo de reposición ante este mismo órgano, de conformidad con lo establecido en el art. 107 y siguientes de la Ley 30/92 de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, modificada por la Ley 4/99, de 13 de enero.

Las Administraciones Públicas legitimadas podrán interponer recurso contencioso-administrativo frente a esta resolución en el plazo de dos meses contados a partir del día siguiente al de su notificación, ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Asturias. Dentro de dicho plazo, podrá requerir previamente a esta Consejería para que anule o revoque esta resolución, requerimiento que se entenderá rechazado si, dentro del mes siguiente a su recepción, no es contestado.

Cuando hubiera precedido el requerimiento, el plazo de dos meses para la formulación del recurso contencioso-administrativo se contará desde el día siguiente a aquel en que se reciba la comunicación del acuerdo expreso o se entienda presuntamente rechazado.

Todo ello, de conformidad con lo que disponen los artículos 44 y 46.6 de la Ley 29/1998, de 13 de julio, de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa.

En Oviedo, a 23 de abril de 2008.—El Jefe del Servicio de la Secretaría de la CUOTA.—9.138.

Anexo

Artículo 74.—Usos:

1. La inclusión de un edificio o parte de él en el nivel de protección parcial supone el mantenimiento de los usos actuales, salvo en los siguientes supuestos:

A) Actividades molestas, insalubres, nocivas y peligrosas, en que se estará a lo dispuesto en la legislación vigente.

B) Actividades contrarias a las ordenanzas que sean de aplicación al edificio en cuestión, cuando se trate de obras de reestructuración.

C) Actividades hosteleras u hoteleras cuya implantación en el inmueble no implique la perdida de las características y de los elementos que motivaron la catalogación.

2. Sólo podrá autorizarse el uso de garaje cuando el acondicionamiento del acceso no afecte a ninguno de los elementos de la fachada.

Artículo 109.—Definición, clases y aplicación:

1. Es uso de terciario el que tiene por finalidad la prestación de servicios a terceros, tales como los servicios de alojamiento temporal, comercio al pormenor en sus distintas formas, información, administración, gestión, actividades de intermediación financiera u otras, seguros, etc.

2. A los efectos del establecimiento de condiciones particulares se distinguen las siguientes clases:

A) Comercio: Cuando el servicio terciario se destina a suministrar mercancías al público mediante ventas al pormenor, o a prestar servicios a los particulares. A su vez, se distinguen las siguientes categorías:

— Local comercial: Cuando la actividad comercial tiene lugar en un establecimiento independiente, de dimensión no superior a quinientos metros cuadrados de superficie de venta.

— Agrupación comercial: Cuando en un mismo espacio se integran varias firmas comerciales con accesos e instalaciones comunes, en forma de galerías, centros y complejos comerciales.

— Medianas y grandes superficies comerciales: Cuando la actividad comercial tiene lugar en establecimientos que operan bajo una sola firma comercial y alcanzan dimensiones superiores a los quinientos (500) metros cuadrados de superficie de venta.

— Mercados públicos.

B) Oficinas: Cuando la actividad consiste principalmente en la prestación de servicios administrativos, técnicos, financieros, de consulta, información u otros, realizados básicamente a partir del manejo y transmisión de información.

Se incluyen en esta categoría actividades exclusivas de oficina, así como funciones de esta naturaleza asociadas a otras actividades principales (industria, construcción o servicios) que consumen un espacio propio e independiente.

Asimismo se incluyen oficinas de carácter público, como las de la Administración Central, Regional o Local y sus Organismos Autónomos; servicios de información y comunicaciones; agencias de noticias o de información turística; sedes de participación política o sindical; organizaciones asociativas, profesionales, religiosas o con otros fines no lucrativos; despachos profesionales; y otras que presenten características adecuadas a la definición anterior.

Según el prestatario del servicio, se distinguirán:

— Servicios de la administración: El servicio es prestado por la Administración del Estado en todos sus niveles.

— Oficinas privadas: Es una entidad privada quien presta el servicio.

— Despachos profesionales domésticos: El servicio es prestado por el titular en su propia vivienda utilizando alguna de sus piezas.

C) Hospedaje: Cuando el servicio terciario se destina a proporcionar alojamiento temporal a las personas.

D) Salas de reunión: Cuando el servicio está destinado a actividades ligadas a la vida de relación, acompañadas, en ocasiones, de espectáculos, tales como cafés-concierto, discotecas, salas de fiesta y bailes, clubs nocturnos, casinos, salas de juegos recreativos, bingos y otros locales en que se practiquen juegos de azar.

E) Servicios: Aquellos que prestan servicios a las personas, tales como peluquerías, clínicas odontológicas o estéticas, enseñanza no reglada, gimnasios etc.

3. Las condiciones que se señalan para los servicios terciarios son de aplicación a los locales que resultaren de llevar a cabo obras de reestructuración o de nueva edificación. Serán asimismo de aplicación en el resto de las obras en los edificios cuando no represente desviación importante de los objetivos de la misma.

4. En la clase de terciario salas de reunión (D) y en las actividades de la clase de Servicios ( E ) que lo requieran se establece los siguientes tipos según el aforo permisible:

Tipo I

A< 25 personas

Tipo II

25 <A < 100 personas

Tipo III

100< A<300 personas

Tipo IV

300< A<700 personas

Tipo V

700<A<1.500 personas

Tipo VI

A> 1.500 personas

SUBSECCIÓN 4.ª.e. USO DE SERVICIOS

Artículo 117.A.—Definición y clases:

1. Comprende este uso los locales y espacios que prestan servicios a las personas, tales como peluquerías, clínicas odontológicas o estéticas, enseñanza no reglada, gimnasios etc.

2. Según su superficie y formato de implantación, considerando a los efectos de cómputo de cabida la totalidad de superficie construida del establecimiento (incluyendo los posibles locales de almacenamiento y dependencias auxiliares anexos), el uso de servicios se clasifica en los siguientes tipos:

Tipo I

A< 25 personas

Tipo II

25 <A < 100 personas

Tipo III

100< A<300 personas

Tipo IV

300< A<700 personas

Tipo V

700<A<1.500 personas

Tipo VI

A> 1.500 personas

3. Según su ubicación respecto de otros usos, se establecen cuatro situaciones distintas:

A) 1.ª situación. En planta baja y primera de edificios de viviendas.

B) 2.ª situación. En edificios de otro uso distinto al de vivienda.

C) 3.ª situación. En edificios independientes.

Artículo 117.B.—Condiciones del uso de servicios:

1. Los edificios y locales destinados a este uso deberán cumplir las condiciones especificadas en la legislación vigente aplicable a cada actividad, demás de normativa sectorial aplicable.

2. Las actividades complementarias se sujetarán a las condiciones que se establezcan para cada uso específico.

3. Para los edificios o locales de la 3.ª categoría, se establecerá una plaza de aparcamiento por cada 50 m² construidos o fracción. Dichas plazas podrán estar en el mismo edificio o en espacio libre de edificación dentro de la parcela vinculada al uso principal.

Artículo 161.—Cubiertas:

1. Las cubiertas serán inclinadas con encuentros regulares, no pudiendo aparecer encuentros verticales. El encuentro vertical con el plano de fachada será autorizable siempre que la altura existente desde la cara superior del forjado de la última planta de piso hasta la cara inferior del forjado del plano inclinado de cubierta sea inferior a 0.75 m. El canto del forjado de cubierta no superará los 0.40 m. Se permite el uso residencial del bajo cubierta en el suelo urbano, de forma independiente, aun cuando dicho uso no se produzca como prolongación de la vivienda situada en la última planta.

2. No se autoriza el empleo de cubiertas planas, salvo en las edificaciones industriales situadas en el interior de polígonos o áreas de uso exclusivamente industrial, y en las edificaciones auxiliares, no visibles desde viales o espacios públicos, que autorice este Plan General. Se autoriza asimismo el empleo de cubiertas planas para cubrir aquellos cuerpos de edificación en planta baja no coincidentes con la ocupación de las plantas superiores.

3. Las cubiertas de los edificios se realizarán mediante el trazado de uno o más faldones inclinados cuyo encuentro entre sí se resolverá mediante caballetes horizontales o limas, pero en ningún caso mediante paramentos verticales, en cumplimiento de lo establecido en el punto 1 de este artículo.

4. La pendiente de cubierta estará comprendida entre el 30% y el 75%, a no ser que se siga la inclinación justa de uno de los colindantes que haya edificado previa la obtención de la pertinente licencia.

5. Ningún faldón de cubierta superará en su cumbrera la altura de 4,5 m, medidos respecto del nivel del forjado de la última planta.

6. En edificaciones tradicionales sometidas a obras de restauración, reforma o ampliación se empleará como material de cubierta la teja cerámica curva. En edificaciones de nueva planta se autorizará, además el empleo de tejas curvas o mixtas cuyo material y color presente texturas y entonaciones similares.

Artículo 171.—Condiciones de uso:

1. En el Área de Ordenanza V.U. el uso característico es el residencial, en la Categoría 1.ª

2. Se consideran usos compatibles los que se enumeran a continuación, tal y como se definen en el capítulo II del presente título.

A) Uso industrial.

—La categoría 1.ª y 2.ª en la situaciones 1.ª y 2.ª

B) Uso comercial.

— La categoría 1.ª en la situación 1.ª (sólo en planta baja vinculado a la vivienda).

— La categoría 2.ª en las situaciones 2.ª y 3.ª

C) Uso de oficinas.

— La categoría 1.ª en la situación 1.ª y 2.ª (sólo planta baja).

— Las categorías 2.ª y 3.ª en las situaciones 3.ª y 4.ª

D) Uso hotelero.

— Hasta la categoría 3.ª en la situación 3.ª

E) Uso de garaje-aparcamiento.

— La categoría 1.ª en la situaciones 1.ª y 2.ª

F) Uso cultural-educativo.

— La categoría 1.ª en las situaciones 1.ª, 2.ª, y 3.ª

G) Uso deportivo.

— La categoría 1.ª en las situaciones 1.ª, 2.ª y 3.ª

H) Uso sanitario-asistencial.

— Las categorías 1.ª y 2.ª en las situaciones 1.ª, 2.ª y 3.ª

I) Parques y jardines.

— La categoría 1.ª en las situaciones 1.ª y 2.ª

— La categoría 3.ª en la situación 3.ª

— La categoría 4.ª en la situación 1.ª

J) Uso de equipamiento comunitario.

— La categoría 2.ª en las situaciones 1.ª y 2.ª

K) Servicios.

— Tipo I en las situaciones 1.ª, 2.ª y 3.ª

3. Quedan prohibidos el resto de los usos pormenorizados en todas sus categorías y situaciones.

4. Los locales destinados a uso terciario en edificios compartidos con otros usos deberán contar con el aislamiento adecuado para satisfacer las condiciones que respecto a transmisión sonora y medidas de protección contra incendios son exigibles por la normativa vigente en dicha materia.

Artículo 175.—Condiciones de uso:

1. En el área de ordenanza U+U el uso característico es el residencial, en la categoría 1.ª

2. Se consideran usos compatibles los que se enumeran a continuación, tal y como se definen en el capítulo II del presente título.

A) Uso residencial.

— La categoría 2.ª

B) Uso industrial.

— La categoría 1.ª y 2.ª en las situaciones 1.ª y 2.ª

C) Uso comercial.

— La categoría 1.ª en la situación 1.ª (sólo en planta baja vinculado a la vivienda).

— La categoría 2.ª en la situación 2.ª

D) Uso de oficinas.

— La categoría 1.ª en la situación 1.ª y 2.ª (sólo planta baja).

— Las categorías 2.ª y 3.ª en las situaciones 3.ª y 4.ª

E) Uso hotelero.

— Las categorías 1.ª y 2.ª en la situación 3.ª

F) Uso de garaje-aparcamiento.

— La categoría 1.ª en las situaciones 1.ª y 2.ª

— La categoría 2.ª en la situación 2.ª

G) Uso cultural-educativo.

— La categoría 1.ª en las situaciones 1.ª, 2.ª y 3.ª

H) Uso deportivo.

— La categoría 1.ª en las situaciones 1.ª, 2.ª y 3.ª

I) Uso sanitario-asistencial.

— Las categorías 1.ª y 2.ª en las situaciones 1.ª, 2.ª y 3.ª

J) Parques y jardines.

— La categoría 1.ª en las situaciones 1.ª y 2.ª

— La categoría 3.ª en la situación 3.ª

— La categoría 4.ª en la situación 1.ª

K) Uso de equipamiento comunitario.

— La categoría 2.ª en las situaciones 1.ª y 2.ª

L) Servicios.

— Tipo I en las situaciones 1.ª, 2.ª y 3.ª

3. Quedan prohibidos el resto de los usos pormenorizados en todas sus categorías y situaciones.

4. Los locales destinados a uso terciario en edificios compartidos con otros usos deberán contar con el aislamiento adecuado para satisfacer las condiciones que respecto a transmisión sonora y medidas de protección contra incendios son exigibles por la normativa vigente en dicha materia.

Artículo 179.—Condiciones de uso:

1. En el área de ordenanza B.D. el uso característico es el residencial, en la categoría 2.ª

2. Se consideran usos compatibles los que se enumeran a continuación, tal y como se definen en el capítulo II del presente título.

A) Uso residencial.

— La categoría 1.ª

B) Uso industrial.

— La categoría 1.ª y 2.ª en la situaciones 1.ª y 2.ª

— La categoría 4.ª en la situación 3.ª

C) Uso comercial.

— La categoría 1.ª en la situación 1.ª

— Las categorías 2.ª y 3.ª en las situaciones 2.ª y 3.ª

— La categoría 4.ª en las situaciones 1.ª y 2.ª

— La categoría 5ª en las situaciones 1.ª, 2.ª y 3.ª

D) Uso de oficinas.

— La categoría 1.ª en las situaciones 1.ª y 2.ª

— Las categorías 2.ª y 3.ª en las situaciones 2.ª, 3.ª y 4.ª

— La categoría 4.ª en la situación 4.ª

E) Uso hotelero.

— La categoría 1.ª en las situaciones 1.ª, 2.ª y 3.ª

— La categoría 2.ª en las situaciones 2.ª, y 3.ª

— La categoría 3.ª en la situación 3.ª

F) Uso de reunión y recreo.

— La categoría 1.ª en la situación 1.ª

— La categoría 2.ª en las situaciones 2.ª y 3.ª

— La categoría 3.ª en las situaciones 3.ª y 4.ª

G) Uso de garaje-aparcamiento.

— La categoría 1.ª en la situaciones 1.ª y 2.ª

— Las categorías 2.ª y 3.ª en las situaciones 3.ª, 4.ª y 5.ª

— La categoría 4.ª en las situaciones 4.ª y 5.ª

H) Uso socio–cultural y de espectáculos.

— La categoría 1.ª en la situación 2.ª

— La categoría 2.ª en las situaciones 2.ª y 3.ª

— La categoría 3.ª en las situaciones 3.ª y 4.ª

— La categoría 4.ª en la situación 4.ª

I) Uso cultural-educativo.

— La categoría 1.ª en las situaciones 1.ª, 2.ª y 3.ª

— La categoría 2.ª en las situaciones 2.ª y 3.ª

— La categoría 3.ª en la situación 3.ª

J) Uso deportivo.

— La categoría 1.ª en las situaciones 1.ª, 2.ª y 3.ª

— Las categorías 2.ª y 3.ª en las situaciones 2.ª y 3.ª

— La categoría 3.ª en la situación 3.ª

K) Uso sanitario-asistencial.

— Las categorías 1.ª y 2.ª en las situaciones 1.ª, 2.ª y 3.ª

— La categoría 3.ª en las situaciones 2.ª y 3.ª

— La categoría 4.ª en la situación 3.ª

L) Uso religioso.

— La categoría 1.ª en las situaciones 1.ª y 2.ª

— La categoría 2.ª en la situación 2.ª

M) Parques y jardines.

— Las categorías 1.ª y 2.ª en las situaciones 1.ª y 2.ª

— La categoría 3.ª en las situaciones 1.ª, 2.ª y 3.ª

— La categoría 4.ª en todas las situaciones.

N) Uso de equipamiento comunitario.

— La categoría 1.ª en las situaciones 1.ª y 3.ª

— La categoría 2.ª en las situaciones 1.ª, 2.ª y 3.ª

Ñ) Servicios.

— Tipo VI en las situaciones 3.ª

— Tipo V en las situaciones 2.ª y 3.ª

— Tipo II, III, IV en las situaciones 1.ª Se admitirá en planta primera de edificios de uso residencial cumpliendo las siguientes condiciones de acceso:

a) Contar con acceso directo desde vía o espacio público o estar vinculado a un local de planta baja con el que tenga una superficie de contacto de al menos 10 m².

b) Permitir una fácil evacuación en caso de incendio.

— Tipo I en las situaciones 1.ª Se admitirá en planta inferior a la baja y primera de edificios de uso residencial accediendo desde elementos comunes. Podrán situarse en plantas de piso con acceso desde elementos comunes.

3. Quedan prohibidos el resto de los usos pormenorizados en todas sus categorías y situaciones.

4. Los locales destinados a uso terciario en edificios compartidos con otros usos deberán contar con el aislamiento adecuado para satisfacer las condiciones que respecto a transmisión sonora y medidas de protección contra incendios son exigibles por la normativa vigente en dicha materia.

Artículo 183.—Condiciones de uso:

1. En el área de ordenanza R.C. el uso característico es el residencial, en la categoría 2.ª

2. Se consideran usos compatibles los que se enumeran a continuación, tal y como se definen en el capítulo II del presente título.

A) Uso residencial.

— La categoría 1.ª

B) Uso industrial.

— La categoría 1.ª en la situación 1.ª

— La categoría 2.ª en la situación 2.ª

— La categoría 4.ª en la situación 3.ª

C) Uso comercial.

— Las categorías 1.ª y 2.ª en la situación 1.ª

— La categoría 3.ª en la situación 3.ª

— La categoría 4.ª en las situaciones 1.ª, 2.ª, y 3.ª

— La categoría 5.ª en las situaciones 1.ª, 2.ª y 3.ª

— La categoría 6.ª, exclusivamente al aire libre.

D) Uso de oficinas.

— La categoría 1.ª en las situaciones 1.ª y 2.ª

— Las categorías 2.ª y 3.ª en las situaciones 2.ª, 3.ª y 4.ª

— La categoría 4.ª en las situaciones 3.ª y 4.ª

E) Uso hotelero.

— Las categorías 1.ª y 2.ª en las situaciones 1.ª, 2.ª y 3.ª

— La categoría 3.ª en la situación 3.ª

F) Uso de reunión y recreo.

— La categoría 1.ª en la situación 1.ª

— La categoría 2.ª en las situaciones 1.ª, 2.ª y 3.ª

— La categoría 3.ª en las situaciones 3.ª y 4.ª

G) Uso de garaje-aparcamiento.

— Las categorías 1.ª, 2.ª, 3.ª y 4.ª en las situaciones 3.ª, 4.ª y 5.ª

H.—Uso socio–cultural y de espectáculos

— La categoría 1.ª en las situaciones 1.ª, 2.ª y 3.ª

— La categoría 2.ª en las situaciones 2.ª y 3.ª

— La categoría 3.ª en la situación 3.ª

I) Uso cultural-educativo.

— La categoría 1.ª en las situaciones 1.ª, 2.ª y 3.ª

— La categoría 2.ª en las situaciones 2.ª, y 3.ª

— La categoría 3.ª en la situación 3.ª

J) Uso deportivo.

— La categoría 1.ª en las situaciones 1.ª, 2.ª y 3.ª

— La categoría 2.ª en las situaciones 2.ª y 3.ª

K) Uso sanitario-asistencial.

— Las categorías 1.ª y 2.ª en las situaciones 1.ª, 2.ª y 3.ª

— La categoría 3.ª en las situaciones 2.ª y 3.ª

L) Uso religioso.

— La categoría 1.ª en las situaciones 1.ª y 2.ª

— La categoría 2.ª en la situación 2.ª

M) Parques y jardines.

— Las categorías 3.ª y 4.ª en las situaciones 3.ª y 4.ª

N) Uso de Equipamiento Comunitario.

— La categoría 1.ª en las situaciones 1.ª y 3.ª

— La categoría 2.ª en las situaciones 1.ª, 2.ª y 3.ª

Ñ) Uso de servicios.

— Tipo VI en las situaciones 3.ª

— Tipo V en las situaciones 2.ª y 3.ª

— Tipo II, III, IV en las situaciones 1.ª Se admitirá en planta primera de edificios de uso residencial cumpliendo las siguientes condiciones de acceso:

a) Contar con acceso directo desde vía o espacio público o estar vinculado a un local de planta baja con el que tenga una superficie de contacto de al menos 10 m².

b) Permitir una fácil evacuación en caso de incendio.

— Tipo I en las situaciones 1.ª Se admitirá en planta inferior a la baja y primera de edificios de uso residencial accediendo desde elementos comunes. Podrán situarse en plantas de piso con acceso desde elementos comunes.

3. Quedan prohibidos el resto de los usos pormenorizados en todas sus categorías y situaciones.

4. Los locales destinados a uso terciario en edificios compartidos con otros usos deberán contar con el aislamiento adecuado para satisfacer las condiciones que respecto a transmisión sonora y medidas de protección contra incendios son exigibles por la normativa vigente en dicha materia.

Artículo 290.—Almacenes e industrias de transformación de productos agrarios:

1. Se entiende por tales aquellas industrias o almacenes familiares vinculados a la explotación agraria familiar, así como las cooperativas agropecuarias. Dichas instalaciones cumplirán los requisitos y condiciones exigidos por su legislación específica, clasificándose en función de sus fines en alguna de las siguientes modalidades:

— Forestales: Serrerías.

— Ganaderos: Tratamiento y almacenaje de productos ganaderos. Almacenes de piensos.

— Agrícolas: Lagares, almacenes de cosechas y abonos.

— Transformación agraria: Queserías, destilerías, conservas y envasados artesanos y similares.

2. Serán usos de posible implantación allí donde lo disponga el capítulo IV del presente título y según las condiciones que se especifiquen para cada categoría de suelo.

3. Cuando la superficie construida es superior a 100 m² la localización de este tipo de actividades nunca podrá ubicarse a una distancia inferior a 100 metros de cualquier edificación ajena, salvo autorización expresa de los colindantes. La reducción de distancia, sin embargo, no será aceptable respecto de edificaciones propias o ajenas si la actividad está calificada en el Reglamento de actividades (RAMINP) y conforme a él la distancia no deba ser reducida. Por tanto, siendo la superficie construida inferior a 100 m² y no estando la actividad calificada por el RAMINP, podrá situarse a menos de 100 m de cualquier edificación.

4. Podrán integrarse como edificaciones auxiliares de la vivienda rural, en planta baja o edificación exenta, salvo que por ser actividad clasificada en el RAMINP deba atenerse a otras especificaciones.

5. Las edificaciones contempladas en esta Subsección, fuera de los núcleos rurales cumplirán las siguientes condiciones de ocupación:

— Parcela mínima: la unidad mínima de cultivo (6.000 m²). A excepción de las edificaciones de superficie construida inferior a 100 m². En estos casos, la parcela mínima se reducirá a la mitad (3.000 m²).

— Porcentaje de ocupación máxima de todas las edificaciones de la parcela: 10 por ciento.

— Ocupación máxima de la edificación destinada a este uso: la que se especifique para cada categoría de suelo, no pudiendo ser superior a 400 m². En el caso de las serrerías, está ocupación será referida a las naves de aserrado, considerándose las ocupaciones para almacenamiento de la madera en construcciones abiertas con las mismas condiciones de los depósitos al aire libre.

— No podrá autorizarse ninguna clase de edificaciones si no estuviere resuelta la disponibilidad, al menos, de los servicios de acceso rodado, saneamiento, abastecimiento de agua y energía eléctrica.

6. Si por sus características pueden localizarse en núcleos rurales cumplirán las condiciones de la edificación que le son propias.

7. Cumplirán las condiciones generales de edificación establecidas en el capítulo III del presente título con una altura máxima al arranque de cubierta, en todo caso, de 5 m.

Artículo 310.—Servicios de reunión y recreo de nivel 1:

1. Deberán cumplir la normativa que les sea de aplicación según la actividad de que se trate, en razón de las circunstancias de seguridad, salubridad y explotación.

2. Fuera de los núcleos rurales se consideran uso autorizable en SNU de interés agropecuario o paisajístico si el uso se implantara mediante la rehabilitación y reutilización de edificios tradicionales preexistentes (según los define el artículo 354 del presente Plan General) y se exigirá como único requisito que no se produzca una ampliación superior al 33 por ciento de la superficie construida de la edificación preexistente, pudiendo solicitar la CUOTA condiciones accesorias de considerarlo necesario (evaluación preliminar de impacto ambiental, estudio de implantación, plan especial, estudio de impacto estructural, etc.).

3. En núcleos rurales será también considerado como uso permitido, rigiendo en este caso las condiciones urbanísticas particulares y limitaciones de ocupación y superficie edificada establecidas en la Sección 4.ª del capítulo IV del presente título para los mismos.

4. Excepcionalmente, las actividades de turismo activo previstas en el Decreto 92/2002, de 19 de julio, podrán ser consideradas como usos autorizables en suelo no urbanizable de interés de vega, con las condiciones siguientes:

— El uso se implantara mediante la rehabilitación y reutilización de edificios preexistentes que cuenten con la preceptiva licencia municipal, y se exigirá como único requisito que no se produzca una ampliación superior al 33 por ciento de la superficie construida de la edificación preexistente. En todo caso, en esta categoría de suelo la ocupación máxima de las edificaciones no podrá superar superará los 250 m².

— Tendrán carácter obligatorio la redacción de estudio de implantación con evaluación de impacto. Salvo la no utilización de la parcela libre de edificación. La evaluación de impacto ambiental deberá hacer especial referencia a los riesgos frente a avenidas fluviales.

— Deberá contar con informe favorable de la Confederación Hidrográfica del Norte de España.

Artículo 323.—Carreteras, caminos y pistas:

1. Con independencia del organismo al que corresponda su titularidad, explotación o mantenimiento, los terrenos destinados a esta finalidad carecen de contenido edificable; y las actuaciones sobre ellos se reservan de forma exclusiva a la Administración o Administraciones Públicas competentes.

2. A los efectos de este Plan General, y en su ámbito de aplicación, se consideran las siguientes categorías:

• Carreteras estatales. Carreteras de titularidad estatal.

• Regionales y comarcales. Carreteras asfaltadas de titularidad autonómica.

• Carreteras locales. Carreteras asfaltadas de titularidad municipal o autonómica.

• Caminos locales. Caminos no incluidos en ninguna de las categorías anteriores y que no se corresponden con pistas provisionales y pistas forestales.

• Pistas provisionales y pistas forestales de mantenimiento. Caminos sin asfaltar de carácter temporal para instalaciones y sacas forestales o de mantenimiento forestal.

3. Las edificaciones, instalaciones y talas o plantaciones de árboles que se pretendan ejecutar a lo largo de las carreteras y caminos, sobre terrenos lindantes a ellas, o dentro de la zona de dominio público, de servidumbre o afección de las mismas, no podrán situarse a distancias menores de las determinadas por la legislación de carreteras.

4. El trazado de nuevas vías públicas, incluidas pistas, de competencia municipal o autonómica, será considerado como uso autorizable donde así se especifique en el capítulo IV del presente título, y con las condiciones que se especifican para cada categoría de suelo. Todo ello, sin perjuicio de lo dispuesto en los números 3 y 4 del artículo 38 del presente Plan General.

5. Las reparaciones que no impliquen desmontes ni nuevos trazados serán consideradas como uso permitido. En todos los casos deberán ajustarse, en lo posible, a los trazados o cajas existentes en la actualidad.

6. En cualquier obra de mantenimiento se exigirá siempre la restauración de los taludes y se reducirán al mínimo los movimientos de tierras, desviación de cauces, destrucción de la vegetación de las riberas, etc.

Artículo 334.—Concepto:

Se considera vivienda familiar al conjunto de espacios, locales o dependencias destinados al alojamiento o residencia familiar permanente, así como las edificaciones anejas a la misma.

A los efectos de este Plan General de Ordenación se distinguen las siguientes clases de viviendas:

”Vivienda agraria: Aquella ocupada por personas vinculadas a la explotación agraria o ganadera del terreno sobre el que se levante la construcción.

”Vivienda no agraria: Aquella que sin estar vinculada a una explotación agraria o ganadera, se adapta a la tipología propia del modelo constructivo del área donde se ubique, y cumple las condiciones impuestas en este PGO para la vivienda en SNU.

Artículo 335.—Condiciones generales:

1. Sólo se permitirá la construcción de viviendas familiares de nueva planta en la categoría de SNU núcleo rural, entendida tal y como se define y con las condiciones expresadas en el capítulo IV, sección 4.ª del presente título II, así como en suelo no urbanizable de interés agropecuario como vivienda agraria, de conformidad con el artículo 340 del presente Plan General.

2. Las viviendas realizadas con anterioridad a la entrada en vigor de este Plan General que no contasen con licencia se considerarán en situación de fuera de ordenación en tanto no se legalicen. Para la legalización será necesaria, en su caso, la reforma del inmueble para su adecuación a lo dispuesto en el presente Plan General.

3. Todo cambio de uso que implique la transformación de cualquier tipo de construcción destinada a otros usos en vivienda familiar será considerado a todos los efectos como construcción de vivienda familiar de nueva planta, y se regulará según la categoría de suelo en que la edificación se inscriba.

Artículo 340.—Vivienda agraria:

1. A los efectos de permitir el mantenimiento del peculiar sistema de poblamiento disperso del territorio asturiano, tal y como se manifiesta en el concejo de Cangas de Onís, se considera uso autorizable el de vivienda unifamiliar aislada agraria en suelo no urbanizable de interés agropecuario, siempre que se cumplan los requisitos exigidos por la ordenación urbanística contenida en el presente artículo.

2. La vivienda Agraria de nueva planta deberá ubicarse en una finca destinada a explotación ganadera o agraria por el solicitante de la vivienda. La necesidad de la implantación de la vivienda en el medio en el que desarrolla, exige la acreditación por parte del solicitante, de ser su principal actividad económica; y tanto la finca propuesta para la construcción de la vivienda como el resto de fincas vinculadas a la explotación quedarán vinculadas notarial y registralmente.

La Autorización de la vivienda agraria respetará las siguientes condiciones:

”Acreditación de constituir la principal actividad económica del solicitante.

”Existencia de explotación ganadera o agraria en la parcela edificable o superficie vinculada.

”Superficie mínima de parcela edificable: 2.500 m².

”Superficie mínima vinculada: 10.000 m² de terreno (incluida la superficie mínima de parcela) en zonas de Especial Protección o de Interés. Se describe como superficie vinculada aquella extensión de terreno que queda registralmente unida a la autorización de edificar. La superficie vinculada puede pertenecer a la misma finca que la definida como superficie mínima de parcela edificable u obtenerse por adscripción de predios distintos, dentro del mismo concejo y que no disten entre si más de 1.000 m.

”Distancia mínima a bordes de camino de 5 m.

”Distancia mínima a linderos de 3 m.

”Condiciones específicas del uso de vivienda familiar de la sección 7.ª del presente capítulo y las condiciones generales de edificación establecidas en el capítulo III del presente título.

Artículo 342.—Ordenación urbanística de las caserías:

1. Cualquier solicitud de licencia de edificación al amparo del uso de casería aportará documentación suficiente (fotos y planos del estado actual) para poder determinar, tanto la existencia efectiva de la casería como, en su caso, la adecuación arquitectónica de la edificación pretendida a las construcciones y espacios del primitivo asentamiento.

2. A efectos urbanísticos, la construcción pretendida en una casería formará parte indisoluble de la misma, no pudiendo, por tanto, segregarse ni establecerse cierre alguno entre la construcción pretendida y las preexistentes.

3. Si la nueva edificación pretendida fuera una vivienda, podrá acogerse a lo previsto en el punto 2.º del artículo 124 del Decreto Legislativo 1/2004.

Artículo 348.—Retranqueos a viales:

1. Las edificaciones al borde de los viales públicos observarán lo dispuesto en la Ley 8/2.006 de 13 de noviembre de Carreteras del Principado de Asturias y la Ley 25/1988, de 29 de Julio, de Carreteras, así como su Reglamento.

2. El retranqueo mínimo de la línea de edificación a borde de vial se establece a la siguiente distancia:

— 100 m en variantes de carreteras estatales de población.

— 50 m en las carreteras de titularidad del Principado de Asturias que por sus características técnicas tengan la categoría de autopistas o autovías.

— 25 m en corredores y carreteras estatales.

— 18 m en carreteras regionales no pertenecientes a las anteriores categorías.

— 10 m en carreteras comarcales.

— 8 m en carreteras locales.

— 4 m en caminos.

3. No obstante lo anterior, en los núcleos rurales se reducirá el retranqueo de la línea de edificación al borde de las carreteras regionales hasta una distancia mínima de 10 metros de la arista exterior de la calzada.

En las carreteras locales, la reducción del retranqueo de la línea de edificación hasta una distancia mínima de 4 metros medidos desde la arista exterior de la calzada, se solicitará de forma individualizada para cada núcleo rural, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 29 apartados 3 y 4 de la citada Ley 8/2006 de Carreteras.

El retranqueo a caminos será la mayor de las distancias siguientes: 4 metros al eje o 1 metro al borde.

4. A los efectos del retranqueo mínimo de la línea de edificación a borde de carreteras regionales, el uso de asentamiento de turismo rural tendrá idéntica consideración que los núcleos rurales.

Artículo 350.—Movimiento de tierras:

1. Los movimientos de tierras son actos sujetos a licencia municipal. En función de la causa que los motiva, pueden ser de cuatro tipos:

A) motivados por realización de canteras o minería. Se sujetarán a las condiciones fijadas para este tipo de uso.

B) Destinados a modificar la topografía del terreno por razón de su utilización agraria. Podrán autorizarse en zonas donde esa operación no suponga alteración de los valores que en cada una de ellas se trata de proteger. No se permitirán, por lo tanto, en zonas donde supongan un impacto indeseable en el paisaje o una perturbación de las condiciones de la vegetación o de la estabilidad y fertilidad del suelo. Dichas actuaciones pueden producirse en todas las categorías del suelo no urbanizable, salvo en el suelo no urbanizable de especial protección, donde únicamente serán aceptables cuando su finalidad sea precisamente la mejora de los valores que allí se trata de proteger y con evaluación preliminar de impacto ambiental.

C) Motivados por la realización de construcciones o instalaciones. Se respetarán, en todo caso, los niveles de terreno entre linderos con otras parcelas, excepto que se actúe de común acuerdo. Los taludes de transición entre el nivel del terreno en otras parcelas y el de la propia no podrán hacerse con inclinación mayor de 45° (100 por ciento de pendiente). Y en todo caso, se resolverá en terreno propio la circulación de aguas superficiales procedentes de la lluvia si el movimiento de tierras altera el régimen existente de circulación de esas aguas.

D) Motivados por el trazado o reforma de viario.

2. Los movimientos de tierra cuya realización sea necesaria para la edificación de construcciones autorizadas con arreglo al presente Plan General, deberán ser contemplados en el proyecto, con aportación de plano topográfico visado por colegio profesional del técnico competente para la redacción de dicho documento y con el contenido exigido de curvas de nivel, acotaciones, rasantes establecidas a partir de un punto de referencia situado en vía pública y distancias a edificaciones y fincas colindantes, así como plano de parcela con las curvas de nivel modificadas que muestren la implantación de la edificación en el terreno. En base a estos documentos se valorara por los Servicios Técnicos Municipales el cumplimiento de las siguientes condiciones:

A) Ningún desmonte o terraplén tendrá una altura superior a 3 m.

B) Si fueran necesarias dimensiones superiores, deberán establecerse soluciones escalonadas, con desniveles no superiores a 2 m y las pendientes que la morfología del terreno requiera para su natural consolidación, que en ningún caso serán superiores al 100 por ciento. Los taludes deberán revegetarse.

C) Todo edificio deberá separarse de la base o coronación de un desmonte o terraplén una distancia mínima de 3 m.

Artículo 351.—Cerramientos de fincas edificadas:

1. Se permitirá ejecutar cierres opacos en suelo no urbanizable que deberá cumplir las siguientes condiciones:

A) Cuando el cierre delimite un espacio alrededor de las edificaciones análogo al de la corrada tradicional, aunque no coincida con el límite de la parcela completa, dicho cierre se situará a no más de 15 m de distancia del perímetro de la construcción principal y tendrá una altura máxima de 1,5 m sobre el terreno a cualquiera de sus lados.

B) Con carácter general los cierres opacos se ejecutarán con mampostería de piedra cuajada o con seto vivo, para lo cual deberá retranquearse respecto del límite de la finca para poder plantar el seto dentro de ella, admitiéndose la combinación de ambos tipos con empalizada o cerramiento de malla galvanizada.

C) Por encima de la altura de 1,5 m puede completarse con seto vivo y/o malla galvanizada, en todo caso, hasta una altura máxima de 2 m, no autorizándose en cambio el uso de celosía de hormigón o cerámica.

2. Salvo en el interior de los núcleos rurales, cuando el cierre separa de un camino o vía pública, o cuando por razones paisajísticas no deba limitarse la vista desde ésta, tendrá una altura total no superior a 1,5 m. Esta altura máxima se establece, además, en las carreteras comarcales y locales, cuando el terreno vallado se encuentra del lado más bajo de la citada vía, y en cualquier margen de caminos de recorrido en SNU de especial protección y SNU de interés paisajístico.

3. Cuando la edificación se encuentre en un núcleo rural y forme parte del ámbito denominado núcleo tradicional podrá admitirse que el cierre se ejecute opaco en toda su altura, no precisándose, en este caso, la plantación de seto vivo por encima de la altura de 1,5 metros.

4. Los nuevos cierres a realizar frente a vías públicas deberán guardar las distancias y retranqueos que determina la legislación vigente en materia de carreteras, así como:

A) En caminos, la mayor entre 4 m al eje de la vía o 1 m. al borde; en las intersecciones de caminos, las medidas serán el doble de las anteriores. De modo que cuando el cierre, por encontrarse en zonas compactas del NR no cumpla los retranqueos mínimos establecidos, dispondrá con carácter previo a la licencia de informe municipal favorable de idoneidad del emplazamiento. Deberá hacerse constar en el informe municipal la no necesidad de una mayor dimensión del vial público por poseer una dimensión suficiente como camino accesible a vehículos.

B) Salvo en el interior de los núcleos rurales, y siempre que no se trate de carretera local, comarcal o regional, ningún cierre tendrá curvas, frente a vía pública, menores de 6 m de radio.

5. La utilización de muros de hormigón armado revestidos de piedra, con una altura superior a dos metros, podrá autorizarse en tramos del cierre general de una finca que realicen funciones de contención de tierras o de protección en zonas inundables. En ambos casos, la utilización de muro se limitará a la zona donde concurran las antedichas necesidades de contención o protección; en el caso de la contención de tierras la altura del muro no rebasará el nivel del terreno en su lado más alto. La función de contención de tierras sólo será justificable en los casos en que el desnivel a ambos lados del cierre existe ya, no autorizándose una altura de más de dos metros si lo que se pretende es rellenar variando los niveles actuales.

6. En las vías públicas de su competencia el Ayuntamiento se reserva el derecho de crear o mantener sangraderas, o puntos de salida de las aguas pluviales desde la caja del camino o carretera a las fincas colindantes. Se podrán establecer de tal modo que las distancias entre ellas oscilen entre 25 y 50 m y deberán respetarse al ejecutar cierres o movimientos de tierras.

7. Junto a ríos de caudal permanente deberán retirarse los cierres al menos 5 m del borde del cauce. En vaguadas o arroyos estacionales, aun cuando discurran por el interior de la finca, se evitará cualquier obra de cierre o movimiento de tierras, que interrumpa la normal circulación de las aguas.

Artículo 352.—Cierres de fincas sin edificaciones:

1. En todo el ámbito del suelo no urbanizable, los nuevos cerramientos de fincas no edificadas deberán respetar las divisiones tradicionales de especies vegetales ya existentes. El resto del cierre deberá completarse con alambrada, malla galvanizada, empalizada, especies vegetales, mampostería de piedra natural o amojonamiento.

2. En fincas de extensión inferior a 6.000 m² sólo se podrán realizar nuevos cerramientos mediante empalizada, alambrada, malla galvanizada o amojonamiento, salvo para aquellas fincas incluidas dentro del NR donde podrá autorizarse cerramiento opaco de mampostería de piedra con una altura máxima de 1,50 m.

3. Quedan prohibidos los cerramientos de fincas en terrenos forestales. Se excluye de esta consideración los cerramientos de áreas de repoblación, enclavamientos y pastizales debidamente autorizados.

4. Los nuevos cerramientos no podrán ser en ningún caso de altura superior a 1,5 m, excepto en el caso de utilización de especies vegetales arbóreas o arbustivas-setos vivos-o cuando la finca adquiera la condición de edificada, en cuyo caso los cierres pasarán a regirse por las determinaciones del artículo anterior.

5. En los cierres de fincas junto a carreteras locales y comarcales en suelo no urbanizable de especial protección o de interés paisajístico, el cierre situado en el lado de la vía en el que el terreno está a menor cota no podrá ser opaco, y deberá ajustarse a alguno de los tipos descritos en el apartado 2 del presente artículo.

6. Los nuevos cierres a realizar frente a vías públicas deberán de guardar las distancias y retiros que determinan la Ley de Carreteras de 29 de julio de 1.988 y su Reglamento, y la Ley 8/2006, de 13 de noviembre, de Carreteras del Principado de Asturias, así como:

— En caminos, la mayor entre 4 m al eje de la vía o 1 m al borde. De modo que cuando el cierre, por encontrarse en zonas compactas del NR no cumpla los retranqueos mínimos establecidos, dispondrá con carácter previo a la licencia de informe municipal favorable de idoneidad del emplazamiento. Deberá hacerse constar en el informe municipal la distancia fijada como retranqueo en base a la no necesidad de una mayor dimensión del vial público por poseer una dimensión suficiente como camino accesible a vehículos.

— En las intersecciones de dos o más caminos el doble de las distancias antes consideradas.

— Salvo en el interior de los núcleos rurales, y siempre que no se trate de carretera local, comarcal o regional, ningún cierre tendrá curvas, frente a vía pública, menores de 6 metros de radio.

7. En las travesías de carreteras y caminos por núcleos rurales los retranqueos de los cierres se ajustarán a las condiciones señaladas en la sección 4.ª del capítulo IV del presente título.

8. La utilización de muros de hormigón armado revestidos de piedra, con una altura superior a dos metros, podrá autorizarse en tramos del cierre general de una finca que realicen funciones de contención de tierras o de protección en zonas inundables. En ambos casos, la utilización de muro se limitará a la zona donde concurran las antedichas necesidades de contención o protección; en el caso de la contención de tierras la altura del muro no rebasará el nivel del terreno en su lado más alto. La función de contención de tierras sólo será justificable en los casos en que el desnivel a ambos lados del cierre existe ya, no autorizándose una altura de más de dos metros si lo que se pretende es rellenar variando los niveles actuales.

9. En todas las vías públicas la Administración se reserva el derecho de crear o mantener sangraderas o puntos de salida de las aguas pluviales desde la caja del camino o carretera a las fincas colindantes. Se podrán establecer de tal modo que las distancias entre ellas oscilen entre 25 y 50 m y deberán respetarse al ejecutar cierres o movimientos de tierras.

10. Junto a ríos de caudal permanente deberán retirarse los cierres al menos 5 metros del nivel del borde del cauce. En vaguadas o arroyos estacionales, aun cuando discurran por el interior de la finca, se evitará cualquier obra de cierre o de movimiento de tierras que interrumpa la normal circulación de las aguas.

Artículo 355.—Condiciones de localización:

1. Deberá justificarse la idoneidad del emplazamiento elegido para la construcción de las edificaciones en base a su relación con el paisaje circundante, evitando con ello que se produzcan efectos negativos sobre el mismo. En caso contrario, podrá denegarse la autorización para construir en lugares concretos, tales como divisorias de aguas o puntos topográficamente realzados, aunque se cumplan las restantes condiciones de uso y edificación.

2. Las edificaciones no distarán más de 5 m a contar desde el límite exterior del retranqueo obligatorio a vía pública establecido por este Plan General. Se exceptúan los siguientes supuestos:

a) Los casos de edificaciones que en virtud de su normativa sectorial deban guardar distancias específicas a otras edificaciones, que se podrán separar mayores distancias.

b) Las edificaciones que se pretendan hacer adosadas o entre medianeras, que mantendrán la alineación preexistente.

c) Las parcelas con acceso a través de vial privado, que contarán el retranqueo a partir del límite de la parcela por donde penetre el vial.

d) Las parcelas con acceso exclusivo a través de carretera nacional.

e) Cuando se justifique la idoneidad del emplazamiento elegido cumpliendo lo indicado en el punto 1 de este artículo. De modo que cuando la edificación no cumpla los retranqueos mínimos establecidos, dispondrá con carácter previo a la licencia de informe municipal favorable de idoneidad del emplazamiento, para lo cual, deberá presentarse plano topográfico, visado por colegio profesional del técnico competente para la redacción de dicho documento y con el contenido exigido de curvas de nivel, acotaciones, rasantes establecidas a partir de un punto de referencia situado en vía pública y distancias a edificaciones y fincas colindantes, que recoja la implantación de la edificación, su parcela, las colindantes y el entorno de 25 m de la misma como mínimo.

3. Cuando la parcela que vaya a ser edificada tenga acceso a más de una vía pública, el retranqueo del párrafo anterior se producirá a la vía de menor categoría, salvo que la edificación pretenda llevarse a cabo adosada a otra o entre medianeras.

Artículo 358.—Construcciones prefabricadas:

Quedan prohibidas las construcciones prefabricadas destinadas a cualquier uso, excepto edificaciones destinadas a casetas de aperos vinculadas al uso de la agricultura intensiva con las condiciones fijadas en el art. 264.5 del presente PGO.

Artículo 373.—Régimen particular de usos autorizables:

1. Actividades agropecuarias:

• Ganadería Extensiva: Estabulaciones de más de 250 m² y hasta un máximo de 400 m², previa evaluación preliminar de impacto ambiental e informe favorable de la CUOTA y de la dirección regional competente en materia de recursos naturales, y exclusivamente en zonas que hayan sido objeto de concentración parcelaria.

• Forestales:

Repoblaciones forestales de conservación, requiriendo evaluación de impacto ambiental.

No se podrá proceder a la corta de arbolado autóctono, salvo que se analicen las garantías de mantenimiento y reposición y requerirá, en todo caso, evaluación preliminar de impacto ambiental.

2. Equipamientos y servicios:

• Dotaciones: Dotaciones de ocio, que requerirán, además del informe favorable de la CUOTA el de la dirección regional competente en materia de recursos naturales.

3. Infraestructuras:

• Transporte y vías públicas: Nuevas vías públicas o modificaciones de las existentes cuando impliquen nuevo trazado o desmontes.

• Tendidos aéreos y repetidores: Tendidos eléctricos y telefónicos y repetidores con evaluación preliminar de impacto ambiental.

• Aguas y saneamiento: Nuevas captaciones y traídas de aguas con Evaluación preliminar de impacto ambiental.

4. Actividades al servicio de las obras publicas, con evaluación preliminar de impacto ambiental e informe favorable de la CUOTA y de la dirección regional competente en materia de recursos naturales.

5. Vivienda: Ampliaciones de viviendas en uso y vinculadas a explotaciones agrarias existentes con anterioridad, hasta alcanzar un máximo de 90 m² construidos por inmueble (incluida la ampliación).

Artículo 386.—Régimen particular de usos permitidos:

1. Actividades agropecuarias:

A) En zonas de concentración parcelaria:

• Agricultura extensiva: Edificaciones asociadas.

• Agricultura intensiva: Edificaciones hasta 400 m².

• Ganadería extensiva: Edificaciones hasta 400 m². Edificaciones mayores a 400 m² con estudio preliminar de impacto ambiental.

• Ganadería intensiva: Edificaciones hasta 400 m². Edificaciones mayores a 400 m² con estudio preliminar de impacto ambiental.

B) En zonas que no hayan sido objeto de concentración parcelaria:

• Agricultura extensiva: Edificaciones asociadas.

• Agricultura intensiva: Edificaciones hasta 250 m², pudiendo llegar a 400 m² con evaluación preliminar de impacto ambiental.

• Ganadería extensiva: Edificaciones hasta 250 m², pudiendo llegar a 400 m² con evaluación preliminar de impacto ambiental.

• Ganadería intensiva: Edificaciones hasta 250 m² pudiendo llegar a 400 m² con evaluación preliminar de impacto ambiental favorable.

• Piscícolas.

• Forestales: Regeneración arbórea, aprovechamientos madereros de masas forestales no autóctonas, repoblaciones de conservación, previa evaluación preliminar de impacto ambiental.

2. Actividades industriales:

• Industrias vinculadas al medio rural:

— Parques de madera de carácter temporal y exclusivamente sobre terrenos forestales.

3. Equipamientos y servicios:

• Dotaciones: Dotaciones de ocio cuando no tengan carácter de explotación comercial y no superen una ocupación de terrenos superior a 6.000 m², ni las edificaciones de la parcela ocupen más del 5 por ciento de la misma o 100 m².

• Servicios de acampada: Acampada al aire libre

4. Infraestructuras:

• Tendidos aéreos y repetidores: Tendidos eléctricos de baja tensión y tendidos telefónicos.

• Infraestructuras de autoabastecimiento energético.

5. Caserías:

• Edificaciones asociadas a otros usos permitidos, en su caso.

6. Otros usos sin necesidades de edificación:

• Recreo extensivo y ocio pasivo, investigación, educación ambiental, actividades cinegéticas y pesca.

Artículo 387.—Régimen particular de usos autorizables:

1. Actividades industriales:

• Industrias extractivas: Secciones A y B, debiendo contar con evaluación preliminar de impacto ambiental.

• Industrias vinculadas al medio rural:

— Almacenes e industrias de transformación.

— Talleres artesanales.

2. Equipamientos y servicios:

• Dotaciones:

— Dotaciones a nivel local y municipal.

— Dotaciones de ocio cuando se superen los parámetros establecidos para este uso en su consideración de permitido.

• Equipamientos especiales: Cementerios.

• Servicios comerciales: Comercio nivel 1. Establecimientos comerciales exclusivamente en edificaciones tradicionales preexistentes.

• Servicios de reunión y recreo: Reunión y recreo de nivel 1 exclusivamente en edificaciones tradicionales preexistentes.

• Servicios hoteleros: Servicios hoteleros de nivel 1 exclusivamente en edificaciones tradicionales preexistentes.

• Servicios de acampada: Campamentos de turismo.

• Asentamientos de turismo rural: Ampliaciones conforme lo establecido en el art. 320.

4. Infraestructuras:

• Nuevas vías de comunicación, o modificaciones de trazado o desmontes de las existentes.

• Tendidos aéreos y repetidores: Tendidos eléctricos de media y baja tensión y tendidos telefónicos y repetidores, con evaluación preliminar de impacto ambiental.

• Aguas y saneamiento: Nuevas captaciones y traídas de aguas, con evaluación preliminar de impacto ambiental.

5. Actividades al servicio de las obras publicas, con evaluación preliminar de impacto ambiental e informe favorable de la cuota.

6. Vivienda exclusivamente ampliaciones de viviendas existentes.

7. Caserías: Edificaciones asociadas a otros usos autorizables, en su caso.

Artículo 388.—Usos prohibidos:

1. Actividades industriales:

• Gran industria e industrias peligrosas, excepto parques eólicos, que serán incompatibles.

• Industrias extractivas: Secciones C y D cuando son a cielo abierto.

2. Infraestructuras:

• Nuevas vías de comunicación: Ferrocarriles.

3. Vivienda:

• Viviendas de nueva planta.

Artículo 392.—Régimen particular de usos autorizables:

1. Actividades industriales:

• Industrias extractivas: Secciones A y B, debiendo contar con evaluación preliminar de impacto ambiental; secciones C y D si no son a cielo abierto, y debiendo contar con evaluación de impacto ambiental.

• Industrias vinculadas al medio rural:

— Almacenes e industrias de transformación.

— Talleres artesanales.

• Depósitos al aire libre:

— Exclusivamente en antiguas canteras o vertederos abandonados; edificaciones auxiliares.

— Depósitos al aire libre de materiales de aserrado.

2. Equipamientos y servicios:

• Dotaciones:

— Dotaciones a nivel local y municipal.

— Dotaciones de ocio cuando se superen los parámetros establecidos para este uso en su consideración de permitido.

• Equipamientos especiales: Cementerios.

• Servicios comerciales: Comercio nivel 1. Establecimientos comerciales exclusivamente en edificaciones tradicionales preexistentes.

• Servicios de reunión y recreo: Reunión y recreo de nivel 1 exclusivamente en edificaciones tradicionales preexistentes.

• Servicios hoteleros: Servicios hoteleros de nivel 1 exclusivamente en edificaciones tradicionales preexistentes.

• Asentamientos de turismo rural: Ampliaciones.

3. Infraestructuras:

• Nuevas vías de comunicación, o modificaciones de trazado o reparaciones con nuevos desmontes.

• Tendidos aéreos y repetidores:

• Tendidos eléctricos de alta y media tensión y repetidores, con evaluación preliminar de impacto ambiental e informe favorable de la CUOTA.

• Aguas y saneamiento: Nuevas captaciones y traídas de aguas.

4. Actividades al servicio de las obras públicas.

5. Vivienda: Ampliaciones de viviendas existentes y vivienda agraria.

6. Caserías: Edificaciones asociadas a otros usos autorizables, en su caso.

Artículo 393.—Usos prohibidos:

1. Actividades industriales:

• Gran industria e industrias peligrosas, excepto parques eólicos, que serán usos incompatibles.

• Industrias extractivas: Secciones C y D cuando son a cielo abierto.

2. Infraestructuras:

• Nuevas vías de comunicación: Ferrocarriles.

3. Vivienda: Viviendas de nueva planta, salvo vivienda agraria.

Artículo 407.—Conceptos para la ordenación de los núcleos rurales:

Los núcleos rurales basan su ordenación en la determinación de los elementos conformadores que a continuación se definen:

a) Densidad tipo.

El concepto de densidad tipo se obtiene de la relación entre el número de edificaciones comprendidas dentro del perímetro del núcleo tradicional consolidado con carácter previo a su delimitación y la superficie del mismo (considerando para su cálculo todas las edificaciones, adosadas o no, de superficie mayor a 50 m²), y expresando el resultado en edificaciones por hectárea.

La homogeneización de los resultados obtenidos permite la clasificación de los núcleos rurales, en función de su densidad edificatoria, en las categorías siguientes, al objeto de mantener la morfología tradicional durante su crecimiento:

— Núcleo rural denso: 16 viv/ha.

— Núcleo rural medio: 8 viv/ha.

— Núcleo rural disperso: 4 viv/ha.

La clasificación de los núcleos en alguna de estas categorías vendrá definida en sus planos de delimitación.

b) Parcela tipo.

El concepto de parcela tipo se obtiene de la relación entre la superficie del núcleo tradicional y el número de edificaciones del mismo (consideradas de forma análoga a la del cálculo de la densidad tipo), expresada en metros cuadrados.

De acuerdo a la homogeneización de los resultados anteriormente practicada, y respetando la clasificación antedicha, toda vez que el concepto de parcela tipo es inversamente proporcional al de densidad tipo, se obtienen los siguientes resultados:

— Núcleo rural denso: 600 m².

— Núcleo rural medio: 1.250 m².

— Núcleo rural disperso: 2.500 m².

La parcela tipo representa el mínimo lote posible a efectos de parcelación urbanística para cada una de las clases de los núcleos rurales, sea en el núcleo tradicional o en el área de expansión.

c) Edificación principal.

A los efectos de este Plan General, se define como edificación principal a aquella edificación, residencial o no, cuya superficie ocupada sea mayor de 50 m².

d) Edificación auxiliar.

Se define como edificación auxiliar a aquella edificación no residencial, cuyo destino está vinculado a alguna edificación principal, y de superficie de ocupación menor de 50 m².

e) Núcleo tradicional.

Es el ámbito superficial formado por la trama del compacto edificado, aquellas de sus ramificaciones que incluyen edificaciones conexas, y la porción de suelo sobre la que se asientan.

f) Área de expansión.

Es la porción territorial anexa al núcleo tradicional, capaz de absorber actuaciones de mayor escala que las de aquél, para cualquiera de los usos permitidos y autorizables en el ámbito del núcleo rural, incluidos el residencial, el terciario o el agroindustrial.

Su finalidad consiste en hacer compatibles tanto los usos tradicionales como los nuevos usos demandados en el medio rural —conforme a los dimensionamientos que hacen que éstos resulten viables en las condiciones actuales—, con las necesidades de mantenimiento de la morfología, tipología y escala de los núcleos rurales en particular, y del medio rural en general. Por ello, las áreas de expansión se concentrarán en los núcleos más dinámicos o los que constituyan pequeñas cabeceras de nivel local, al objeto de concentrar en ellos actividades agroindustriales, agrarias, o de servicios, que por sus necesidades de dimensión o infraestructuras resultan desaconsejables en el disperso rural, pero necesarios para mantener la vitalidad económica y social del medio rural en las actuales condiciones de mercado.

No obstante, al objeto de que esta intención no desdibuje el carácter de ruralidad de los núcleos, se establecerán severas restricciones respecto a las dimensiones máximas construidas, de ocupación de espacios, de altura y progresividad de colonización del territorio, evitando morfologías o tipologías disonantes con los núcleos rurales.

Se localizarán, por ello, en zonas adyacentes a los núcleos rurales o en amplios vacantes intercalares, evitando la desnaturalización del núcleo tradicional en cuanto a dimensiones y morfologías.

La presencia de un área de expansión no es indispensable en la delimitación de un núcleo rural y sólo aparecerá cuando así se estime necesario para la correcta ordenación del crecimiento del núcleo.

g) Perímetro de delimitación.

Línea de contorno envolvente del ámbito territorial del núcleo rural, tanto del tradicional, como allí donde exista, del área de expansión.

h) Línea de edificación.

La línea de edificación, allí donde aparezca, es la alineación obligatoria, normalmente a viario, a la que deben aproximarse las edificaciones que se pretendan ejecutar en una o varias parcelas de un núcleo rural, constituyendo, por tanto, el frente virtual de las mismas.

Cuando no exista línea de edificación, el retranqueo mínimo de la edificación se ajustará a lo dispuesto en el artículo 348 del presente Plan General, salvo lo previsto en el artículo 9 del presente Plan para los núcleos rurales.

Cuando exista línea de edificación será suficiente con que algún punto de la edificación a construir se sitúe sobre la línea de edificación, admitiéndose otras orientaciones de fachada y retranqueos de cierres y edificaciones, de acuerdo con lo siguiente:

— Aunque la línea de edificación se sitúe en los planos a borde de viario, será necesario respetar los retranqueos mínimos fijados para cada categoría de vial.

— Cumplida esta condición podrá situarse en una franja igual a la del retranqueo mínimo.

— Caso de que la línea de edificación no se ajustara a viario, se admitirá un retranqueo máximo respecto a la misma de tres metros.

La línea de edificación, cuando exista, vendrá cartografiada en los planos de ordenación a escala 1:2.000 correspondientes a cada núcleo.

En los casos en los que aparezcan dudas respecto a la zona de comienzo y final de la línea de edificación, el Ayuntamiento queda obligado a señalar estos puntos en plazo no superior a un mes contado desde la fecha del registro de entrada de la petición cuya resolución necesite referencia a este viario.

La determinación anterior no podrá referirse a un solo peticionario, siendo preciso delimitar perdurablemente todas las líneas de edificación señaladas para el núcleo concreto a que se refiera la petición en el documento de ordenación correspondiente.

i) Cesiones de terrenos al municipio.

Se integrarán en el patrimonio municipal de suelo los terrenos adquiridos por el Municipio como consecuencia de las cesiones voluntarias previstas en este plan general en suelo no urbanizable núcleo rural, dentro de su área de expansión, o en suelo no urbanizable de interés. El suelo obtenido mediante este procedimiento tendrá sólo el carácter de edificable a efectos de dotaciones comunitarias.

Artículo 408.—Posibilidades edificatorias en los núcleos rurales:

1. Núcleo tradicional:

a) El número y tamaño de las edificaciones posibles en una parcela de un núcleo tradicional es función directa de la superficie construida de la actuación pretendida y de la superficie de parcela existente:

— Obra de nueva planta: Se permite una única edificación principal con una superficie máxima de 300 m² construidos, y una auxiliar. No se requerirá, por tanto, ninguna dimensión de parcela mínima.

— Obras de reforma: Se permite la ampliación de la superficie construida hasta un máximo de 400 m², o cualquier obra de reforma contenida dentro del volumen máximo permitido por la altura reguladora sobre las que superen esta cifra. Se permite también una edificación auxiliar de nueva planta por cada edificación principal existente, fruto de reforma o no.

b) Las actuaciones edificatorias mayores de 300 m² construidos en tipología de nueva planta, o aquellas ampliaciones que den como resultado superficies construidas superiores a 400 m², necesitarán una superficie de parcela múltiplo de la parcela tipo tantas veces como múltiplo de 300 m² y 400 m², respectivamente, pretenda ser su superficie construida, redondeándose dicho múltiplo al dígito entero superior.

En cualquier caso, cualquiera que fuese la dimensión de la máxima superficie edificable correspondiente a una parcela, ésta habrá de materializarse, obligatoriamente, en una o dos edificaciones cuya superficie máxima de ocupación conjunta serán menores de 300 para obra nueva y 400 m² para reforma.

En todo caso, el n.º máximo de viviendas será de una por parcela.

Se permite también una edificación auxiliar de nueva planta por cada edificación principal existente, sea cual sea la superficie de la misma.

c) Parcelación: N.º máximo de lotes. La parcelación en lotes de superficie no inferior a la de la parcela tipo, y hasta un máximo de 6 lotes en núcleos densos, 4 para los medios y 2 para los dispersos. Cada uno de los lotes resultantes de una parcelación en núcleo rural se considerará indivisible a todos los efectos, debiendo constar dicha circunstancia en su inscripción registral, que deberá acompañar a la solicitud de licencia de edificación.

d) Sin perjuicio de lo expuesto en el párrafo anterior, en aquellas parcelas reguladas mediante una línea de edificación con frente a un vial, el número de edificaciones posibles (incluso edificación auxiliar) sobre un mismo predio será función de la longitud de su frente a viario, de acuerdo con la siguiente equivalencia:

N.º máx. viviendas

Frente predio a viario

(F)

1 vivienda

0 < F < 15 m

2 viviendas

15 < F < 35 m

e) La única tipología autorizada es la de vivienda, tanto para edificaciones auxiliares como principales. La altura máxima sobre rasante de las edificaciones será de 7,00 m, medidos en el punto medio de la línea de contacto de la edificación con el terreno en su fachada más desfavorable, y se autoriza el uso bajo-cubierta, no computable a efectos de superficie construida, y por encima de una altura libre de 1,50 m.

2. Área de expansión:

a) Las posibilidades edificatorias en el área de expansión de un núcleo rural están condicionadas a la superficie de la parcela de implantación de la actividad concreta de que se trate. El uso del suelo se regulará conforme a los siguientes parámetros urbanísticos:

Superficie máxima construida:

La resultante del producto entre el valor obtenido de aplicación de la densidad tipo a la parcela considerada (expresado en unidades absolutas) y la superficie construida establecida por parcela tipo para obras de nueva planta en núcleo tradicional (300 m²).

viv/ha (a)

m²/ha (b)

viv/m² (c)=axb

m² de parcela (ejemplo) d)

Producto (e)=cxd

Sup. Máxi obra nueva planta (f)

m² construidos (g)=exf

Denso

16

10.000

0,0016

2.500

4

300

1.200

Medio

8

10.000

0,0008

2.500

2

300

600

Disperso

4

10.000

0,0004

2.500

1

300

300

Ocupación máxima:

Uso de vivienda familiar: La mitad de la superficie máxima edificable.

Usos restantes: La superficie máxima edificable, tanto en tipología de vivienda como de nave.

Para todos los usos, se limita la ocupación máxima de cada edificación individualizada a 500 m².

b) Se contempla la posibilidad de tipología tanto de vivienda como de nave, para edificaciones principales, y de vivienda para edificaciones auxiliares. La altura máxima sobre rasante de las edificaciones será de 7,00 m en tipología de vivienda y de 5,00 m en tipología de nave, medidos en el punto medio de la línea de contacto de la edificación con el terreno en su fachada más desfavorable. Se autoriza el uso bajo-cubierta independientemente de la tipología edificatoria, con los mismos condicionantes que los establecidos para el caso del núcleo tradicional.

c) La ordenación del área de expansión garantizará un crecimiento paulatino, en abanico, de la edificación, por lo que cualquier actuación deberá cumplir las siguientes prescripciones:

• La parcela que se pretenda edificar deberá contar con acceso viario directo, y no a través de servidumbres.

• La actuación deberá resolver los servicios de infraestructuras de servicios básicos en dirección al núcleo tradicional, hasta las redes generales que discurran más próximas al perímetro de la delimitación, y a su costa.

• Las edificaciones de nueva implantación deberán ubicarse en un radio máximo de cualquier otra edificación preexistente conforme al siguiente valor establecido según la densidad del núcleo de que se trate:

— Núcleo rural denso: 50 m.

— Núcleo rural medio: 75 m.

— Núcleo rural disperso: 100 m.

• Se exceptúan de la prescripción anterior aquellas actuaciones sujetas a separaciones obligatorias derivadas de la aplicación del Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas; asimismo, en caso de una ordenación de conjunto, que se regulará con ordenanzas propias tal y como veremos en el párrafo siguiente.

d) El número máximo de edificaciones principales en una parcela única, (cuya superficie sea múltiplo, al menos una vez de la parcela tipo) es de dos; para ocupaciones mayores se aplicará el concepto de ordenación de conjunto.

e) Parcelación: Hasta un máximo de 6 lotes.

3. Ordenación de conjunto:

a) Se define como la planificación, urbanización y ejecución de la totalidad o una fracción del área de expansión de un núcleo, formando un conjunto edificatorio completo dotado de todos los servicios.

b) El uso del suelo en una ordenación de conjunto se regulará mediante la redacción de un Plan Especial que cumplirá, además de los parámetros fijados en los párrafos a) y b) del apartado 2 del artículo anterior, las siguientes condiciones:

Densidad: Densidad tipo del núcleo de que se trate.

Cesiones: Las del artículo 5.5 de la Ley 6/90, de edificación y usos en el medio rural.

c) La ordenación de conjunto deberá respetar una separación máxima entre las edificaciones que la conforman, al efecto de lograr una imagen morfológica análoga a la del núcleo tradicional. Las edificaciones de nueva implantación deberán emplazarse con un radio máximo de separación de las existentes conforme a lo que corresponda en el área de expansión en el que se localice.

d) El propietario deberá costear la urbanización necesaria para la ordenación que se pretenda, incluidas las infraestructuras de conexión con los sistemas generales o locales exteriores a la actuación, y el refuerzo de dichos sistemas requerido por la dimensión y densidad de la actuación que se pretenda y las intensidades de uso que genere.

Artículo 409.—Condiciones particulares de edificación en los núcleos rurales:

1. Las medidas dispuestas en este artículo se refieren a la superficie interior al perímetro de delimitación del núcleo rural, incluyendo el área de expansión.

2. Las edificaciones preferentemente serán aisladas. No obstante, si existiesen viviendas adosadas a linderos, las nuevas edificaciones podrán adosarse a éstas bien como edificaciones entre medianerías, edificaciones adosadas propiamente dichas (es decir, con un solo lindero adosado), o como edificación exenta con consideración de adosada.

3. Aquellas actuaciones entre medianerías de un continuo de edificaciones tradicionales, deberán respetar la alineación preexistente, al menos, en plantas de piso de ambas fachadas, permitiéndose el retranqueo de la planta baja.

La nueva edificación, podrá alcanzar la línea de cornisa de los edificios a los que se adosa, incluso aunque las dos terceras partes de los edificios del asentamiento no alcancen esa altura.

En ningún caso podrán realizarse edificaciones que dejen medianerías vistas.

En este caso, el proyecto técnico deberá reflejar conjuntamente en los alzados los correspondientes a los edificios colindantes.

4. La dimensión máxima de la línea continua de fachada se establece en veinticinco (25) metros, por lo que será obligada la previsión de retranqueos y quiebros que rompan visualmente la continuidad del conjunto.

5. Para que un predio sea edificable necesariamente habrá de tener frente a viario.

6. El retranqueo mínimo a linderos, salvo adosamiento por preexistencia o pacto entre las partes, será de tres (3) metros.

7. Los cierres que se construyan con frente a camino o carretera guardarán un retranqueo mínimo análogo al de las edificaciones para las diferentes categorías de viario. Los cierres de parcelas que se construyan paralelamente a carreteras autonómicas o municipales, deberán sujetarse a lo establecido en el artículo 45 de la Ley 8/2006, de 13 de noviembre de Carreteras.

8. Cuando sobre un mismo predio, en virtud de la disposición de una línea de edificación, se construyan dos o más viviendas aisladas, únicamente una de ellas estará sujeta a los retranqueos fijados a frente de viario, debiendo las demás no distar entre sí más de veinte (20) m ni menos de seis (6) m y guardar los retranqueos mínimos a linderos de tres (3) metros.

9. Serán admisibles las edificaciones con un máximo tres (3) plantas, si esta altura se presenta, al menos, en las dos terceras partes de los edificios del núcleo, pero en ningún caso se podrán superar las dos viviendas por edificio, salvo lo dispuesto en el párrafo 12 de este artículo para el caso de rehabilitaciones.

10. Dentro de un asentamiento rural deberán establecerse servicios de suministro de agua, energía eléctrica y acceso, así como los de saneamiento y depuración colectivos.

11. En cualquier caso, todo proyecto de construcción de cualquier edificio que plantee vertidos, deberá asegurar su depuración previa y expresar las garantías de funcionamiento suficientemente justificadas.

12. Se prohíbe la edificación de vivienda colectiva y la tipología de bloque. Sólo se permitirá un máximo de una vivienda por edificación principal. Cuando se trate de la rehabilitación de edificios tradicionales o edificios públicos desafectados de superficie construida mayor de 500 m² se permitirá un máximo de dos viviendas por edificio, o un número superior, a razón de una vivienda por cada 200 m² o fracción superior.

13. Semisótanos. Atendiendo a la orografía mayoritariamente desfavorable del concejo, se autoriza la construcción de semisótanos con las condiciones siguientes:

a) Este nivel de la construcción sólo podrá utilizarse para estacionamiento de vehículos, trasteros o instalaciones generales del edificio, salvo en el caso en que forme parte de un local que se desarrolle, además, en planta baja. Para poder desarrollar el mismo uso de la planta baja en sus aspectos principales y no accesorios, no cabrá la ventilación de un local exclusivamente por procedimientos tecnológicos. La previsión de iluminación artificial y ventilación forzada no se traducirá en inexistencia de ventanas, o incumplimiento de las condiciones de iluminación y ventilación natural establecidas para cada uso, sino que los sistemas naturales y mecánicos serán complementarios.

b) Conforme a la definición de pieza habitable como toda aquélla en la que se desarrollen actividades de estancia, reposo o trabajo que requiera la permanencia prolongada de personas, se distinguen los siguientes supuestos:

— Uso de vivienda: Todas las piezas habitables del semisótano dispondrán de ventanas practicables con una superficie acristalada de acuerdo a lo establecido en el Decreto 39/98, o en su defecto, la que establezcan las normas de diseño en vigor. Toda ventana estará situada de tal forma que se cumplan las condiciones mínimas reguladas para luces rectas.

— Usos distintos del de vivienda: No podrán instalarse en semisótano piezas habitables, salvo que satisfagan las condiciones que se señalan para los locales exteriores. Se exceptúan las pertenecientes a aquellos locales que deban o puedan carecer de huecos en razón de la actividad que en ellos se desarrolle, y siempre que cuenten con instalación mecánica de ventilación y acondicionamiento de aire, así como los cuartos de baño y aseo, trasteros, despensas o locales de almacenaje de utensilios, pasillos y vestíbulos, en cuyo caso se admite la ventilación exclusiva por tipo forzado, siempre que las chimeneas rebasen la altura de cubiertas y obstáculos en las proporciones necesarias para su correcto funcionamiento.

c) La disposición de un semisótano no significará, en ningún caso, aumento de la altura máxima sobre la rasante más desfavorable, que será de 7,00 metros a borde de alero, conforme a la norma general. La fachada que da a la vía pública mantendrá la misma línea de edificación que el resto del edificio.

d) Será de aplicación la Norma Básica de Protección contra Incendios en los Edificios (NBE.CPI-96). En usos industriales será de aplicación el Reglamento de Seguridad contra Incendios en los Establecimientos Industriales, R.D. 786/2001, de 6 de julio. O, en su caso, las normas que los sustituyan.

e) Será asimismo preceptivo para la obtención de licencia de usos distintos del de vivienda, el cumplimiento de la Ley 5/95, de Accesibilidad y Supresión de Barreras Arquitectónicas.

14. Dentro de los núcleos rurales, se podrán segregar las fincas existentes, siempre y cuando las parcelas resultantes tengan una superficie no inferior a la definida como parcela tipo para cada núcleo concreto y presenten un frente a viario público preexistente no inferior a 6 m. La segregación o partición de una finca matriz en varias parcelas susceptibles de edificación debe resolver satisfactoriamente el acceso del conjunto de ellas a la vía pública (autonómica o municipal), de manera que el número de accesos sea el mínimo posible dada su repercusión sobre la seguridad vial.

En todo caso, las parcelas resultantes deberán de contar con acceso rodado y peatonal, bien existente o de nueva creación, de 3 m como mínimo de ancho de calzada.

15. Con carácter general, toda vivienda deberá cumplir, además de las condiciones generales de edificación que se recogen en el capítulo III del presente título, las condiciones de habitabilidad, dimensiones de locales, aislamientos, higiénico-sanitarias que, como mínimo, se fijan para las viviendas de protección oficial y las normas de diseño en edificios destinados a vivienda del Principado de Asturias.

Disposición anterior | Disposición siguiente

Información sobre el documento

© Copyright 2006. Gobierno del Principado de Asturias