Saltar al contenido principal

Gobierno del Principado de Asturias

Asturias, mucho más cerca

banda de sede
 

Estás en

Asturias.es Sede Electrónica BOPA y Legislación Resultados Buscador BOPA

Consulta de una disposición

Disposición anterior | Disposición siguiente


Boletín Nº 84 del viernes 3 de mayo de 2019

OTRAS DISPOSICIONES

CONSEJERÍA DE INFRAESTRUCTURAS, ORDENACIÓN DEL TERRITORIO Y MEDIO AMBIENTE

Resolución de 21 de marzo de 2019, de la Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, por la que se revisa la autorización ambiental integrada de la instalación Central Térmica de Carbón de Soto de Ribera, del titular EDP España, S.A.U., en materia de vertidos a dominio público hidráulico. Expte. AAI-017/M1-18.

A los efectos previstos en el artículo 24 del Real Decreto Legislativo 1/2016, de 16 de diciembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de prevención y control integrados de la contaminación, se hace pública la resolución por la que se revisa la autorización ambiental integrada de la instalación industrial citada que se reproduce a continuación. El contenido íntegro de este acto puede consultarse en la página institucional del Principado de Asturias (www.asturias.es) “Temas-Medio ambiente-Temas ambientales-Evaluación y control ambiental-Prevención ambiental-Autorizaciones ambientales integradas-Instalaciones industriales con autorización ambiental integrada en Asturias”.

Antecedentes de hecho

Primero.—La central térmica de carbón de Soto de Ribera, del titular EDP España, S.A.U. cuenta con la autorización ambiental integrada prevista en la Ley de prevención y control integrados de la contaminación.

Segundo.—En fecha 14 de mayo de 2018, se recibe informe del organismo de cuenca por el que se requiere que se inicie el procedimiento de revisión de la autorización ambiental integrada. Para tramitar la revisión de la autorización ambiental integrada de la instalación se ha incoado en el Servicio de Autorizaciones Ambientales el expediente AAI-017/M1-18.

Tercero.—El expediente se somete a información pública, mediante inserción del anuncio correspondiente en el Boletín Oficial del Principado de Asturias, de fecha 27 de junio de 2018, durante el plazo de veinte días. Esta información pública responde al mandato del artículo 16 del Reglamento de emisiones industriales y de desarrollo de la Ley 16/2002, de 1 de julio, aprobado por el Real Decreto 815/2013, de 18 de octubre.

Se ha recibido una alegación en fecha 6 de julio de 2018, presentada por D. Fructuoso Pontigo Concha, en representación de la Coordinadora Ecoloxista d´Asturies. Dicha alegación fue remitida al titular, que en fecha 20 de septiembre de 2018 presenta escrito de respuesta a dichas alegaciones. Asimismo se trasladó la alegación a la Confederación Hidrográfica del Cantábrico en fecha 29 de agosto de 2018.

Cuarto.—En fecha 20 de septiembre de 2018 se recibe escrito del titular por el que manifiestan observaciones al informe emitido por el Organismo de cuenca. Dicho escrito, junto con el escrito de respuesta a las alegaciones presentadas durante la información pública fueron trasladadas, en fecha 1 de octubre de 2018, al Organismo de cuenca para su valoración de cara a emitir el informe final.

Quinto.—Se recibe informe emitido, en fecha 11 de enero de 2019, por los servicios correspondientes de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, el cual propone estimar parcialmente las alegaciones recibidas y se considera que, en base al diagnóstico técnico-ambiental realizado por la empresa especializada, una vez finalizado el PRC, el vertido de referencia cumplirá las mejores técnicas disponibles (MTD) correspondientes a la actividad y, a priori, será compatible con los objetivos medioambientales y las normas de calidad ambiental del medio receptor de acuerdo a las siguientes fases:

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

Sexto.—Por otra parte, en fecha 18 de diciembre de 2017, el titular comunica que, en fecha 23 de octubre de 2017, se ha inscrito en el Registro Mercantil de Asturias el cambio de denominación de la sociedad Hidroeléctrica del Cantábrico S.A.U. por el de EDP España S.A.U.

Fundamentos de derecho

Primero.—La instalación industrial se encuentra incluida en el ámbito de aplicación del texto refundido de la Ley de prevención y control integrados de la contaminación (LEY IPPC), aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2016, de 16 de diciembre, así como el Reglamento de emisiones industriales y de desarrollo de la Ley 16/2002, de 1 de julio, aprobado por el Real Decreto 815/2013, de 18 de octubre, por realizar actividades incluidas en el anejo 1 de dicha ley.

Segundo.—El artículo 3, apartado 17, del texto refundido de la Ley IPPC, establece que la autorización ambiental integrada debe ser otorgada por el órgano designado por la Comunidad Autónoma en la que se ubique la instalación objeto de la autorización, entendiéndose por tal el órgano de dicha Administración que ostente competencias en materia de Medio Ambiente, que en la Comunidad Autónoma del Principado de Asturias es la Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, según se establece en el Decreto 6/2015, de 28 de julio, del Presidente del Principado de Asturias, de reestructuración de las Consejerías que integran la Administración de la Comunidad Autónoma, modificado por el Decreto 46/2017, de 26 de julio.

Tercero.—El artículo 26 de la Ley IPPC establece que la autorización ambiental integrada será revisada de oficio, entre otros casos, cuando el organismo de cuenca, conforme a lo establecido en la legislación de aguas, estime que existen circunstancias que justifiquen la revisión de la autorización ambiental integrada en lo relativo a vertidos al dominio público hidráulico de cuencas gestionadas por la Administración General del Estado. En este supuesto, el organismo de cuenca requerirá, mediante informe vinculante, al órgano competente para otorgar la autorización ambiental integrada, a fin de que inicie el procedimiento de revisión en un plazo máximo de veinte días.

Dicho requerimiento se efectúa por parte de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico en fecha 14 de mayo de 2018.

El procedimiento para llevar a cabo la citada revisión de las autorizaciones ambientales integradas viene establecido en el artículo 16 del Reglamento de emisiones industriales y de desarrollo de la Ley 16/2002, de 1 de julio, aprobado por el Real Decreto 815/2013, de 18 de octubre.

Cuarto.—La autorización objeto de este expediente comprende una actividad de vertido regulada en el artículo 245 y siguientes del Reglamento del Dominio Público Hidráulico y en el Real Decreto 1/2016 (BOE 19/01/2016), por el que se aprueba el Plan hidrológico de la Demarcación hidrográfica del Cantábrico Occidental (2.º ciclo: años 2015-2021), habiéndose observado los trámites y requisitos de índole procedimental contenidos en los mismos.

La Directiva 2000/60/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 23 de octubre de 2000 por la que se establece un marco comunitario de actuación en el ámbito de la política de aguas establece en su artículo 10 Planteamiento combinado respecto de las fuentes puntuales y difusas, lo siguiente:

« 1. Los Estados miembros velarán por que todos los vertidos en las aguas superficiales mencionados en el apartado 2 se controlen con arreglo al planteamiento combinado expuesto en el presente artículo.

2. Los Estados miembros velarán por el establecimiento y/o la aplicación de:

a) Los controles de emisión basados en las mejores técnicas disponibles, o

b) Los valores límite de emisión que correspondan, o

c) En el caso de impactos difusos, los controles, incluidas, cuando proceda, las mejores prácticas medioambientales, establecidos en:

— La Directiva 96/61/CE del Consejo, de 24 de septiembre de 1996, relativa a la prevención y al control integrados de la contaminación (1).

— La Directiva 91/271/CEE del Consejo, de 21 de mayo de 1991, sobre el tratamiento de las aguas residuales urbanas (2).

— La Directiva 91/676/CEE del Consejo, de 12 de diciembre de 1991, relativa a la protección de las aguas contra la contaminación producida por nitratos utilizados en la agricultura (3).

— Las Directivas adoptadas en virtud del artículo 16 de la presente Directiva.

— Las Directivas enumeradas en el anexo IX.

— Cualquier otra norma comunitaria pertinente, a más tardar, en el plazo de doce años contados a partir de la entrada en vigor de la presente Directiva, salvo que se especifique otra cosa en la normativa correspondiente.

A más tardar, en el plazo de doce años contados a partir de la entrada en vigor de la presente Directiva, salvo que se especifique otra cosa en la normativa correspondiente.

3. Si un objetivo de calidad o una norma de calidad establecidos en virtud de la presente Directiva, de las Directivas enumeradas en el anexo IX o de cualquier otro acto legislativo comunitario exige condiciones más estrictas que las que originaría la aplicación del apartado 2, se establecerán controles de emisión más rigurosos en consecuencia.»

Así, el artículo 100 de la Ley de Aguas y el artículo 245.3 del Reglamento de Dominio Público Hidráulico recogen que la autorización de vertido tendrá como objeto la consecución de los objetivos medioambientales establecidos. Dichas autorizaciones se otorgarán teniendo en cuenta las mejores técnicas disponibles y de acuerdo con las normas de calidad ambiental y los límites de emisión fijados reglamentariamente. Se establecerán condiciones de vertido más rigurosas cuando el cumplimiento de los objetivos medioambientales así lo requiera. Según se establece en el Reglamento del Dominio Público Hidráulico, los valores límite de emisión no podrán alcanzarse mediante técnicas de dilución.

En este sentido el Plan Hidrológico de la Demarcación establece en el artículo 51 que el peticionario debe justificar, en la solicitud de autorización de vertido, que las concentraciones de las sustancias contaminantes del vertido son las asociadas a las mejores técnicas disponibles (MTD) correspondientes a la actividad generadora del vertido. Una vez hechas las correcciones oportunas durante la tramitación del expediente, la Confederación Hidrográfica del Cantábrico establecerá en la autorización de vertido los valores límite de emisión (VLE) asociados a las MTD que, además, deben ser adecuados para el cumplimiento de los objetivos medioambientales y las normas de calidad ambiental (NCA) del medio receptor.

En este artículo 51 del citado plan también se establece que la incorporación a redes de saneamiento público de los vertidos de urbanizaciones aisladas o polígonos industriales que, por sus características de biodegradabilidad, puedan ser aceptados por las instalaciones de un sistema de saneamiento gestionado por Administraciones autonómicas o locales o por entidades dependientes de las mismas, será considerada como opción preferente frente a la alternativa de depuración individual con vertido al dominio público hidráulico.

Las normas de calidad ambiental en el ámbito de la política de aguas de las sustancias peligrosas detectadas en el vertido de la factoría se encuentran recogidas en el Real Decreto 817/2015, de 11 de septiembre, por el que se establecen los criterios de seguimiento y evaluación del estado y las normas de calidad ambiental de las aguas superficiales continentales.

De acuerdo al artículo 51 del Plan hidrológico, para hacer la previsión de cumplimiento de las NCA y de los valores de referencia indicados en el apéndice 8 del medio receptor aguas abajo del vertido solicitado, se utilizarán las concentraciones de sustancias asociadas a las MTD y el volumen medio diario del vertido en la semana de mayor carga contaminante del año. Para los vertidos a río se utilizarán los valores establecidos en el Real Decreto 817/2015.

Los artículos 100.4 de la Ley de Aguas y 251.1.j del Reglamento del Dominio Público Hidráulico disponen que podrán establecerse plazos y programas de reducción de la contaminación para la progresiva adecuación de las características de los vertidos a los límites que en ellas se fijen. Por ello, puede aprobarse un Programa de Reducción de la Contaminación para el expediente de referencia, siempre que se fije el plazo para su cumplimiento y, además, se tengan en cuenta las normas de calidad ambiental del medio receptor.

Desde la aprobación de la Directiva 96/61/CE, del Consejo, de 24 de septiembre, para hacer efectiva la prevención y el control integrado de la contaminación, la normativa europea supeditaba la puesta en marcha de las instalaciones incluidas en su ámbito de aplicación a la obtención de un permiso escrito, que debe concederse de forma coordinada cuando en el procedimiento intervengan varias autoridades competentes. En este permiso se fijan las condiciones ambientales que se exigen para la explotación de las instalaciones y, entre otros aspectos, se especifican los valores límite de emisión de substancias contaminantes, que se basarán en las mejores técnicas disponibles y tomando en consideración las características técnicas de la instalación, su implantación geográfica y las condiciones locales del medio ambiente.

El artículo 4 de la Ley 5/2013, establece en su artículo 4 que uno de los principios informadores de la autorización ambiental integrada, tener en cuenta el organismo de cuenca competente para emitir el informe vinculante en materia de aguas es que se adopten las medidas adecuadas para prevenir la contaminación, particularmente mediante la aplicación de las mejores técnicas disponibles.

Según el apartado 5 del artículo 22 del Real Decreto Legislativo 1/2016 en relación al contenido de la autorización ambiental integrada cuando el órgano competente establezca unas condiciones de autorización que se basen en una mejor técnica disponible no descrita en ninguna de las conclusiones relativas a las MTD, se asegurará de que: a) dicha técnica se haya determinado tomando especialmente en consideración los criterios que se enumeran en el anejo 3; b) Se cumplen los requisitos del artículo 7.

Además, según el apartado 6 del mismo artículo cuando una actividad o un tipo de proceso de producción llevados a cabo en una instalación no estén cubiertos por ninguna de las conclusiones relativas a las MTD o cuando estas conclusiones no traten todos los posibles efectos ambientales de la actividad, el órgano competente, previa consulta con el titular, establecerá las condiciones de la autorización basándose en las mejores técnicas disponibles que haya determinado para las actividades o procesos de que se trate, teniendo en especial consideración los criterios indicados en el anejo 3 de la citada Ley.

Como consecuencia de la trasposición de la citada Directiva 2010/75/UE, el artículo 26.2 del Real Decreto Legislativo 1/2016 establece que en un plazo de cuatro años a partir de la publicación de las conclusiones relativas a las MTD en cuanto a la principal actividad de una instalación, el órgano competente garantizará que se hayan revisado y, si fuera necesario, adaptado todas las condiciones de la autorización de la instalación de que se trate, para garantizar el cumplimiento de la Ley, en particular, del artículo 7 y que la instalación cumple las condiciones de la autorización.

En este sentido, la Central Térmica de Soto de Ribera (CT) se encuentra en el ámbito de la Decisión de Ejecución de la Comisión por la que se establecen las conclusiones sobre las mejores tecnologías disponibles (MTD) en las grandes instalaciones de combustión conforme a la Directiva 2010/75/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, sobre las emisiones industriales (D.O.U.E. 17/08/2017). En este documento de conclusiones se establecen nuevos valores límite de emisión para los vertidos procedentes del tratamiento de los gases de combustión.

En el informe emitido, en fecha 11 de enero de 2019, por los servicios correspondientes de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, se considera que una vez finalizado el PRC, el vertido de referencia cumplirá las mejores técnicas disponibles (MTD) correspondientes a la actividad y, a priori, será compatible con los objetivos medioambientales y las normas de calidad ambiental del medio receptor de acuerdo a las tres fases que considera.

A la vista de los anteriores antecedentes de hecho y fundamentos de derecho y de conformidad con cuanto dispone la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas; el texto refundido de la Ley de prevención y control integrados de la contaminación, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/2016, de 16 de diciembre; el Reglamento de emisiones industriales y de desarrollo de la Ley 16/2002, de 1 de julio, aprobado por el Real Decreto 815/2013, de 18 de octubre y demás legislación sectorial que resulte aplicable; y una vez finalizados los trámites reglamentarios para el expediente de referencia:

RESUELVO

Primero.—Modificar la titularidad de la autorización ambiental integrada otorgada a la empresa Hidroeléctrica del Cantábrico, S.A., con CIF A-33473752 y domicilio social en Plaza del Fresno n.º 2, 33007, Oviedo, para la instalación industrial denominada Central Térmica de Carbón de Soto de Ribera, ubicada en Soto de Ribera, término municipal de Ribera de Arriba, a favor de EDP España S.A.U., con CIF A-33473752 y domicilio social Plaza del Fresno, 2, Oviedo.

Segundo.—Modificar la Autorización Ambiental Integrada de la instalación industrial Central Térmica de Carbón Soto de Ribera, ubicada en Soto de Ribera, término municipal de Ribera de Arriba, otorgada por Resolución de fecha 28 de abril de 2008 y modificada posteriormente por resoluciones de fechas 28 de diciembre de 2009 y 23 de abril de 2014, en los siguientes términos:

1. El anexo relativo a vertidos de aguas residuales queda redactado como sigue:

«Vertidos al dominio público hidráulico

Se autoriza el vertido al dominio público hidráulico de las aguas residuales correspondientes al efluente procedente de la instalación, con los condicionantes siguientes:

Primero.—Para la fase de operación de la instalación, se modifican las condiciones establecidas en la Autorización Ambiental Integrada de la Central térmica de Soto de Ribera de EDP España, S.A.U en lo relativo a las condiciones del vertido de aguas residuales al dominio público, vinculándola a la realización de un Programa de Reducción de la Contaminación.

Hasta el informe de cumplimiento del citado Programa, las condiciones vigentes para los vertidos son las establecidas para 1-Fase Inicial.

1. Datos básicos.

A) Titular.

Nombre: EDP España, S.A.U.

C.I.F: A 33473752.

Dirección: Pl. del Fresno, 2- Oviedo.

Término municipal: Oviedo.

Código postal: 33007.

Provincia: Asturias.

B) Vertido.

Denominación: Central térmica de Soto de Ribera.

Actividad: Producción de energía eléctrica de origen térmico convencional.

Grupo de actividad: Energía y Agua.

Clase-Grupo-CNAE: 1-01-3516.

Lugar: Soto de Ribera.

Término municipal: Ribera de Arriba.

Provincia: Asturias.

2. Condiciones técnicas.

2.1. Origen y localización de los flujos de aguas residuales.

Título actividad CNAE: Producción de energía eléctrica de origen térmico convencional.

Grupo de actividad CNAE: Energía y Agua.

Clase-Grupo-CNAE: 1-01–3516.

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Para ello, el titular deberá presentar la siguiente documentación:

ACTUACIÓN I DEL PROGRAMA DE REDUCCIÓN DE LA CONTAMINACIÓN

Antes del 31/12/2019 el titular debe comunicar la implantación de las medidas correctoras y el cumplimiento de los valores límite de emisión establecidos para 2- Segunda Fase (apartado 2.4 de la presente resolución), adjuntando informe de “Entidad colaboradora de la administración hidráulica” (ECAH; art. 13 de la Orden MAM/985/2006) que certifique el cumplimiento de las condiciones relativas a caudales máximos, valores límite de emisión (apartado 2.4 de la presente resolución) y demás condiciones establecidas para “2- Segunda fase de la autorización”.

ACTUACIÓN II DEL PROGRAMA DE REDUCCIÓN DE LA CONTAMINACIÓN

Antes del 18/08/2021 el titular debe comunicar la implantación de las medidas correctoras y el cumplimiento de los valores límite de emisión establecidos para 3- Tercera Fase (apartado 2.4 de la presente resolución), adjuntando informe de “Entidad colaboradora de la administración hidráulica” (ECAH; art. 13 de la Orden MAM/985/2006) que certifique el cumplimiento de las condiciones relativas a caudales máximos, valores límite de emisión (apartado 2.4 de la presente resolución) y demás condiciones establecidas para la “3- Tercera fase de la autorización”.

Los trabajos realizados por la ECAH deben ajustarse al “Protocolo de Inspección de Vertidos de Aguas Residuales destinado a las Entidades Colaboradoras de la Administración Hidráulica” (PIV) aprobado mediante Instrucción del Secretario de Estado de Medio Ambiente de 23/10/2013.

Para acreditar el cumplimiento del PRC el informe de ECAH deberá incluir analíticas realizadas por ECAH de muestras tomadas en cada punto de control así como en el medio receptor aguas arriba y aguas abajo de la Central Térmica donde se analicen todos los parámetros recogidos en el apartado 2.2 del presente informe.

En caso de que el titular detecte sustancias peligrosas en concentración superior al límite de cuantificación analítico no previstas en los VLE de la fase final deberá solicitar la correspondiente autorización.

2.3.3. Elementos de control y evacuación del vertido.

Para cada vertido autorizado se dispondrá un punto de control, situado tras las instalaciones de depuración, que permita la medición del caudal y la toma de muestras, cuando se inspeccione el vertido por parte de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico o de una Entidad colaboradora de la administración hidráulica (ECAH).

Los elementos necesarios para el aforo y toma de muestras de los vertidos deben estar disponibles en las instalaciones del titular. En este caso será obligatorio disponer, a la salida de las instalaciones de depuración, del equipamiento necesario para el control en continuo de los vertidos y el registro de las mediciones realizadas de, al menos, los siguientes parámetros:

Ver imagen de la disposición

Ver imagen de la disposición

Entre el punto de control y el punto de vertido final al dominio público hidráulico no debe haber ninguna otra incorporación a la infraestructura de evacuación, de modo que las características del efluente se mantengan inalteradas entre ambos puntos.

2.4. Control de funcionamiento de las instalaciones de depuración.

Conforme al artículo 251.1.e) del Reglamento de dominio público hidráulico el titular deberá acreditar ante este Organismo de cuenca las condiciones en que vierte al medio receptor, cumpliendo los apartados siguientes:

2.4.a) Controles externos de los vertidos.

El número de controles anuales, repartidos a intervalos regulares, será el siguiente:

Ver imagen de la disposición

Cada control —que será realizado y certificado por una “Entidad colaboradora de la administración hidráulica” (ECAH: artículo 255 del RDPH y artículo 13 de la Orden MAM/985/2006)— se llevará a cabo sobre cada uno de los parámetros autorizados, considerándose que cumple las condiciones de la autorización cuando todos los parámetros verifican los respectivos valores límite de emisión y caudales que se han establecido.

Los citados informes de la ECAH deben ajustarse al “Protocolo de Inspección de Vertidos de Aguas Residuales destinado a las Entidades Colaboradoras de la Administración Hidráulica” (PIV) aprobado mediante Instrucción del Secretario de Estado de Medio Ambiente de 23/10/2013.

2.4.b) Control en continuo de los vertidos y registro de las mediciones.

El titular está obligado a realizar el control en continuo de los vertidos al dominio público hidráulico y de la temperatura del medio receptor aguas arriba y aguas abajo de los vertidos, así como el registro de las mediciones. Dicho registro deberá incluir, al menos, el incremento de la temperatura del medio receptor y los valores máximos, medios y mínimos diarios proporcionados por los analizadores en continuo durante los últimos dos años, así como su evolución horaria. Además, el sistema de registro deberá garantizar que los datos registrados se corresponden con los proporcionados por los analizadores en continuo, así como la imposibilidad de modificar los datos ya registrados.

El registro en continuo de los vertidos, tanto los datos numéricos como la representación gráfica de los mismos, permanecerá en la Central Térmica y estará en todo momento a disposición de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico.

El titular acreditará ante este Organismo de cuenca el correcto funcionamiento del equipamiento para el control en continuo de los vertidos y del sistema de registro de las mediciones, a través de una “Entidad colaboradora de la administración hidráulica” (art. 255 del RDPH y art. 13. de la Orden MAM/985/2006):

• Anualmente: presentación de un informe que verifique los elementos de control de los vertidos y del medio receptor, así como el correcto funcionamiento tanto de los analizadores en continuo como de los correspondientes equipos registradores.

• En cada control externo de los vertidos (apartado 2.4.a) se incluirá la verificación de que los datos proporcionados por los analizadores en continuo y almacenados en el sistema de registro se corresponden con las mediciones realizadas por la Entidad colaboradora. Asimismo, deberá comprobarse que los datos registrados desde la última inspección se han ajustado en todo momento a las características establecidas en la autorización ambiental integrada.

2.4.c) Los resultados de cada uno de los controles externos se remitirán a la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (preferentemente a Plaza de España, 2-33071 Oviedo) en el plazo de un mes desde la toma de muestras. Todo ello, sin perjuicio de que la ECAH envíe telemáticamente a este Organismo de cuenca los resultados de cada control realizado.

Inspecciones de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico.

La Confederación Hidrográfica del Cantábrico, cuando lo estime oportuno, inspeccionará las instalaciones de depuración y de evacuación, y podrá efectuar aforos y análisis para comprobar que los caudales y parámetros de los vertidos no superan los límites autorizados y, en su caso, el rendimiento de las instalaciones de depuración. A tales efectos, las instalaciones de toma de muestras se ejecutarán de forma que se facilite el acceso a éstas por parte de la Administración. Asimismo podrá exigir al titular que designe un responsable de la explotación de las instalaciones de depuración, con titulación adecuada.

De conformidad con lo establecido en los artículos 252, 333 y 334 del Reglamento del Dominio Público Hidráulico, se deberá facilitar, sin dilación alguna, el acceso del personal de la Administración a las instalaciones de depuración y al punto de control y evacuación del vertido, incluido el paso a través de propiedades privadas, siempre que no constituyan domicilio de las personas.

2.5. Prevención de vertidos ocasionales.

Prevención de desagües de aguas residuales.

El titular dispondrá de los medios necesarios para efectuar una correcta explotación del sistema colector y de las instalaciones de depuración, y llevará a cabo su mantenimiento sin provocar desagües de aguas residuales al dominio público hidráulico.

Asimismo, el titular deberá mantener operativas las medidas necesarias en prevención de desagües ocasionales, para su puesta en práctica de forma inmediata en casos de emergencia, ya sean debidos a paradas súbitas o programadas de la depuradora o del sistema colector; todo ello con el objeto de evitar que las aguas residuales alcancen el dominio público hidráulico.

Los desagües ocasionales del sistema colector, y en particular los que puedan producirse por el “by pass” situado a la entrada de las instalaciones de depuración, no se encuentran entre los vertidos autorizables según el procedimiento previsto en el art. 245 y siguientes del RDPH.

Prevención de derrames de productos contaminantes.

El artículo 97 de la Ley de Aguas establece, con carácter general, la prohibición de acumular residuos sólidos, escombros o sustancias, cualquiera que sea su naturaleza y el lugar en que se depositen, que constituyan o puedan constituir un peligro de contaminación de las aguas del dominio público hidráulico o de degradación de su entorno.

Por ello, el titular dispondrá de los elementos necesarios (depósitos adecuados, obstáculos físicos, etc.) para que los derrames accidentales de los tanques de almacenamiento de productos, combustibles, reactivos, etc., así como los ocasionados en el trasiego de los mismos, no alcancen el dominio público hidráulico.

En cuanto a los residuos sólidos y los fangos en exceso originados en el proceso de depuración, deberán extraerse con la periodicidad necesaria para garantizar el correcto funcionamiento de la instalación. Se almacenarán, en su caso, en depósitos estancos que no podrán disponer de desagües de fondo.

Si las instalaciones de depuración dispusieran de tratamiento de fangos, el agua escurrida deberá recircularse a la entrada de la instalación, para su tratamiento. En caso contrario, o tras su tratamiento, los fangos deberán ser dispuestos para su retirada y transporte fuera del recinto de la instalación, debiendo cumplir las normativas correspondientes según sea su destino final o su posible uso posterior como producto o subproducto.

3. Condiciones económico-administrativas.

3.1. Vigencia de la autorización. Revisión y revocación: 1-Primera fase.

La vigencia de la autorización de vertido (1- Primera Fase) finaliza el 31/12/2019, salvo que se haya presentado previamente la documentación requerida en el Programa de Reducción de la Contaminación y sea considerada suficiente por esta Confederación Hidrográfica.

En cuanto estén completadas cada una de las actuaciones previstas en el Programa de Reducción de la Contaminación, el peticionario debe comunicar por escrito a esta Confederación Hidrográfica, la finalización de las obras y la puesta en régimen de funcionamiento de las instalaciones de depuración, adjuntando informe que verifique las instalaciones de depuración y demás elementos de control de los vertidos, así como el cumplimiento de los caudales máximos y de los valores límite de emisión.

Dichas comunicaciones deben efectuarse por escrito a esta Confederación Hidrográfica, en todo caso, antes del 31/12/2019 para la actuación 1 y antes del 17/08/2021 para la actuación 2.

Una vez recibida la comunicación del titular de la puesta en servicio de las instalaciones, este Organismo de cuenca, previas las comprobaciones que se estimen pertinentes, dictará si procede informe de finalización del Programa de Reducción de la Autorización, modificándose la autorización para “3-Tercera fase” con las condiciones que se establecen en el presente informe.

En el caso de que finalizara el plazo establecido sin que se hubieran realizado las correspondientes actuaciones, este Organismo de cuenca emitirá informe para la extinción de la autorización en lo referente al vertido.

3.2. Canon de control de vertidos.

En aplicación del artículo 113 de la Ley de Aguas y del artículo 291, con el anexo IV, del Reglamento del Dominio Público Hidráulico (RDPH), el importe del canon de control de vertidos (CCV) anual será el resultado de multiplicar el volumen de vertido autorizado por el precio unitario de control de vertido, de acuerdo con la fórmula siguiente:

CCV = V x Pu

Pu = Pb Cm

Cm = C2 C3 C4

Siendo:

V = Volumen de vertido autorizado (m³/año).

Pu = Precio unitario de control de vertido (euros/m³).

Pb = Precio básico por m³ establecido en función de la naturaleza del vertido.

Cm= Coeficiente de mayoración o minoración del vertido.

C2 = Coeficiente en función de las características del vertido.

C3 = Coeficiente en función del grado de contaminación del vertido.

C4 = Coeficiente en función de la calidad ambiental del medio receptor.

Ver anuncio en PDF para consultar la tabla

(*5) Precio básico establecido por Ley 22/2013 (BOE de 26 de diciembre), vigente desde el 1 de enero de 2014.

El artículo 113.4 de la Ley de Aguas establece que el período impositivo del CCV coincide con cada año natural. El importe del CCV anual que se liquida al titular es el establecido en la presente resolución, en tanto no se dicte resolución de modificación de las condiciones de la autorización de vertido que afectan a los factores que intervienen en su cálculo.

El titular podrá acreditar el cumplimiento del Programa de Reducción de la Contaminación de forma individual para cada uno de los vertidos.

Por ello, cada año se enviará al titular la tasa correspondiente al ejercicio anterior, con el importe antes establecido, salvo que deban aplicarse al período liquidado los precios básicos actualizados, publicados en el BOE, en sustitución de los anteriores. En dicha tasa se indicará el importe del CCV liquidado, plazo, lugar y forma de pago.

No obstante, en los supuestos previstos en los artículos 294.2.a) y 294.3 del Reglamento del Dominio Público Hidráulico, el importe del CCV del correspondiente período anual, se calculará proporcionalmente al número de días de vigencia de la autorización en relación con el total del ejercicio.

El CCV será independiente de los cánones o tasas que puedan establecer las Comunidades Autónomas o las Corporaciones locales para financiar obras de saneamiento y depuración (art. 113.7 de la Ley de Aguas).

Tras la finalización de la actuación I del Programa de Reducción de la Contaminación a realizar durante la Primera Fase de la autorización, este Organismo de cuenca emitirá informe de inicio de la Segunda Fase de la autorización en lo relativo al vertido, donde se aplicará el coeficiente correspondiente a “con tratamiento adecuado” (C3= 0,5).

3.3. Titularidad de la autorización de vertido en lo relativo al vertido.

Cese de los vertidos al dominio público hidráulico.

En el caso de que cesen los vertidos al dominio público hidráulico, ya sea por conexión a la red de alcantarillado o por finalización de la actividad generadora del vertido, el titular debe comunicarlo a este Organismo de cuenca a fin de emitir informe para la extinción de la autorización en lo relativo al vertido, donde se hará constar la fecha final de devengo del canon de control de vertidos. Con carácter general, la fecha será la de la comunicación del titular, siempre que los vertidos hayan cesado de manera efectiva.

Transferencia de la autorización de vertido.

Cuando se produzca un cambio en la entidad responsable de la actividad generadora de los vertidos, el antiguo responsable debe comunicarlo a este Organismo de cuenca en el plazo de un (1) mes. De no hacerlo así, podrán adoptarse las actuaciones sancionadoras previstas en el artículo 116.3.c de la Ley de Aguas.

Por su parte, el nuevo responsable de la actividad generadora de los vertidos debe solicitar la transferencia de la autorización ante este Organismo de cuenca en el plazo de un (1) mes, aportando la oportuna documentación acreditativa y subrogándose expresamente en todos los derechos y obligaciones derivados de la situación en que se encuentre el expediente de vertido. Con base en la documentación presentada, el Organismo de cuenca emitirá el informe procedente. Si, por el contrario, el nuevo responsable no presenta la citada solicitud, se podrán adoptar las actuaciones sancionadoras previstas en el artículo 116.3 de la Ley de Aguas.

Vigencia del canon de control de vertidos.

Mientras no se comunique el cambio que se haya producido, ya sea el cese de los vertidos o el cambio en la entidad responsable de la actividad, se continuará devengando el canon de control de vertidos, por lo que este Organismo de cuenca emitirá en todo caso la correspondiente liquidación, conforme al artículo 294 del Reglamento del Dominio Público Hidráulico.

3.4. Responsabilidades del titular de la autorización de vertido.

Esta autorización no eximirá al titular de su posible responsabilidad civil por los daños que pueda causar el vertido en cultivos, animales, fauna piscícola, personas o bienes. Tampoco le eximirá de la responsabilidad penal derivada de la legislación reguladora del delito ecológico.

Asimismo, esta autorización se otorga sin perjuicio de terceros y dejando a salvo el derecho de propiedad, con la obligación de conservar o restituir las servidumbres legales existentes.

3.5. Vertidos con grave riesgo medioambiental.

En el caso de que se produzca un vertido que implique riesgo para la salud de las personas o pueda perjudicar gravemente el equilibrio de los sistemas naturales, el titular suspenderá inmediatamente dicho vertido, quedando obligado, asimismo, a notificarlo a la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, a Protección Civil de la Provincia y a los Organismos con responsabilidades en materia medioambiental, a fin de que se tomen las medidas adecuadas.

Segundo.—Para la fase posterior al cierre y clausura de las instalaciones de residuos, adecuarse a las disposiciones del Real Decreto 1481/2001, de 12 de junio.

El titular deberá proponer una correcta solución para la gestión y tratamiento de todas las aguas contaminadas, especialmente los lixiviados del depósito de residuos, durante la fase posterior al cierre y clausura, de forma tal que en todo momento se cumpla la normativa aplicable en materia de aguas, conforme al Real Decreto 1481/2001, de 27 de diciembre, por el que se regula la eliminación de residuos mediante depósito en vertedero.

Las medidas correctoras a adoptar, una vez se clausure la actividad deberán garantizar, por tanto, el buen estado ecológico de las aguas.

El titular deberá presentar ante el Órgano ambiental de la Comunidad Autónoma, antes del 31/12/2019, la documentación técnica que incluya las medidas necesarias para respetar la normativa vigente en materia de aguas durante la fase posterior al cierre y clausura de las instalaciones. En particular:

— Evaluación del potencial de generación de lixiviados, durante la fase posterior al cierre de la instalación de residuos, incluido el contenido de contaminantes de los lixiviados de los residuos depositados, y el balance hidrológico de la instalación de residuos.

— Medidas preventivas para reducir la generación de lixiviados y la contaminación de las aguas superficiales o subterráneas debida a los residuos.

— Medidas correctoras para la recogida y tratamiento de las aguas contaminadas y de los lixiviados de la instalación de residuos, de forma que cumplan la normativa aplicable en materia de aguas y vertidos.

A la vista de la documentación presentada, el Organismo de cuenca emitirá informe al Órgano ambiental de la Comunidad Autónoma acerca del efectivo cumplimiento de la normativa de aguas.

Tercero.—Unificar todos los vertidos de la instalación en el expediente AAI/33/01190A-2 y archivar los expedientes AAI/33/01190B-2 y AAI/33/01190C-2.

Expedientes AAI

Expedientes CHC

Vertidos al dominio público hidráulico

AAI-017/05

AAI-017/05-M2/12

AAI/33/01190A-2

NO3300371- Refrigeración Central Térmica-Soto II

NO3300372- Purgas Torre de Refrigeración Soto III

AAI/33/01190B-2

NO3300373- Proceso-Efluentes-Térmica-Soto Ribera

AAI/33/01190C-2

NO3300374- Escorrentía-Depósito de cenizas

La presente resolución agota la vía administrativa y contra la misma cabe interponer, con carácter potestativo, recurso de reposición ante el Ilmo. Sr. Consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, en el plazo de un mes, contado a partir del día siguiente a la publicación o notificación de la misma, o bien ser impugnada directamente ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Asturias en el plazo de dos meses; sin perjuicio de cualquier otro recurso que a juicio del interesado resulte más conveniente para la defensa de sus derechos.

No se podrá interponer recurso contencioso-administrativo hasta que sea resuelto expresamente o se haya producido la desestimación presunta del recurso de reposición en el caso de que se interponga éste con carácter potestativo.

En Oviedo, a 21 de marzo de 2019.—El Consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente.—P.D., Resolución de 31 de agosto de 2017 (BOPA de 5/IX/2017), la Directora General de Prevención y Control Ambiental.—Cód. 2019-03820.

Disposición anterior | Disposición siguiente

Información sobre el documento

© Copyright 2006. Gobierno del Principado de Asturias