Saltar al conteníu principal

Gobiernu del Principáu d'Asturies

Asturies, muncho más cerca

banda de sede
 

Tas en

Asturias.es Sede Electrónica BOPA y Llexislación Resultados Buscador BOPA

Consulta d'una disposición

Disposición anterior


Boletín Nº 111 del martes 11 de xunu de 2019

JUZGADOS DE PRIMERA INSTANCIA

DE GIJÓN NÚMERO 3

Edicto. Juicio verbal 767/2018.

Demandante: Aldro Energía y Soluciones SL.

Abogado: Alejandro Zabala Martínez.

Demandada: María Belén Rodríguez González.

Sentencia 293/2016

En Gijón, a 12 de diciembre de 2018.

Vistos por D. Miguel Covián Regales, Magistrado-Juez del Juzgado de Primera instancia núm. 3 de Gijón y su Partido, los presentes autos de juicio verbal núm. 767/2018, seguidos en este Juzgado, entre partes, de una, como demandante, Azoro Energía y Soluciones, S.L., que ha comparecido a través de su administrador y asistida por el Letrado don Alejandro Zaballa Martínez, y, de otra, como demandada, doña María Belén Rodríguez Álvarez, que ha sido declarada en rebeldía, sobre reclamación de cantidad derivada de contrato de suministro de electricidad.

Antecedentes de hecho

Primero.—Por la representación de la parte demandare, en fecha 17 de septiembre de 2018, se interpuso demanda de juicio verbal, en la que, con fundamento en los hechos consideraciones legales que cita, se concluía suplicando se dictara sentencia, por la que se condenase a la demandada a abonar la suma de 979,76 euros, más los intereses legales y el pago de las costas del procedimiento.

Segundo.—Admitida a trámite la demanda (decreto de fecha 2 de octubre pasado), se emplazó a la parte demandada para que se personara en las autos y la contestara, no haciéndola por lo que fue declarada en rebeldía (diligencia de ordenación de fecha 3 de diciembre pasado).

Tercero.—A continuación, no habiéndose solicitado la celebración de vista, han quedado los autos a disposición para dictar sentencia.

Fundamentos de derecho

Primero.—En el presente procedimiento ejercita la parte actora acción de reclamación de cantidad con fundamento en el impago de las facturas de suministro eléctrico que aporta, por importe total de 979,76 euros.

Frente a dicha reclamación la parte demandada, que ha sido emplazada por edictos al resultar infructuosos los intentos de citación personal, permanece en rebeldía.

Segundo.—La Ley de Enjuiciamiento Civil establece en el párrafo segundo del art. 496, que “la declaración de rebeldía no será considerada como allanamiento, ni como admisión de hechos de la demanda, salvo en los casos en que la Ley expresamente disponga lo contrario.

Esta prescripción legal, estaba ya consolidada en la Jurisprudencia anterior, pudiendo citarse a título de ejemplo, entre otras, la Sentencia del Tribunal Supremo de 5 de mayo de 2001, en la que se pone de manifiesto que, si bien, conducta del demandado rebelde le acarrea ciertas consecuencias negativas, como la pérdida de determinadas oportunidades de defensa de sus intereses, no obstante, la rebeldía, no implica allanamiento, ni releva al actor de proceder a la cumplida prueba de sus alegaciones, pudiendo ser considerada como una oposición tácita a las pretensiones deducidas en la demanda (Sentencia de 3 de abril de 1987 entre muchas otras).

Tercero.—Pasando ya al análisis del fondo de la cuestión, ha de indicarse que el art. 217 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, dispone que corresponde al actor, “la carga de probar la certeza de los hechos de los que ordinariamente se desprenda, según las normas Jurídicas a ellos aplicables, el efecto jurídico correspondiente a las pretensiones de le demanda o de la reconvención” (art. 217.2 LEC), mientras que al demandado, de acuerdo con lo establecido en el art. 217.3 LEC, le corresponde la carga de probar los hechos que impidan, extingan o enerven la eficacia jurídica de aquellos, en los que se fundamente la pretensión ejercitada en la demanda.

En el supuesto que se enjuicia han quedado acreditados los hechos en que se sustenta la demanda, en esencia y por lo que aquí interesa; que la demandada contrató con la demandante el suministro de electricidad para el inmueble sito en la calle Altamira, número 17, bajo 2, de Gijón, resultando impagadas facturas relativas a tal suministro por importe total de 979,76 euros.

Así resulta de la documental aportada por la actora con la demanda, consistente en totalidad de las facturas relativas a tales suministros. Dichos documentos, no han sido impugnados de contrario, por lo que, tratándose de documentos privados, hacen prueba plena en el proceso, del hecho que documentan, de conformidad con lo dispuesto en el art. 326.1 LEC, por remisión a lo establecido en el art. 319 LEC.

De otro lado, como se ha indicado, corresponde a la parte demandada, según lo dispuesto en el art. 217.3 LEC, la carga de probar los hechos impeditivos, extintivos o enervadores de la eficacia jurídica de las pretensiones ejercitadas en la demanda, por lo que, en el caso que nos ocupa, le correspondía acreditar, bien el pago, bien cualquier otro hecho obstativo a la pretensión de la actora. A este efecto y como quiera que la parte demandada no ha desarrollado prueba alguna que acredite tales extremos, en el presente case ha de entenderse probado que la demandada adeuda la cantidad que se le reclama.

En consecuencia, procede la íntegra estimación de la demanda con base en la relación contractual que une a las partes.

Cuarto.—La parte demandada ha incurrido en mora, debiendo abonar los intereses legales desde el momento de interposición de la demanda (arts. 1.100, 1.101 y 1.108 Código Civil), al no ser otros los reclamados.

Quinto.—Procede imponer las costas a la parte demandada, en aplicación de lo dispuesto en el art. 394.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Vistos los artículos citados y demás de general y pertinente aplicación

Fallo

Que estimo la demanda interpuesta por Aldro Energía y Soluciones, S.L., contra doña Marta Belén Rodríguez González, a la que condeno a abonar a la actora la cantidad de novecientos setenta y nueve euros con setenta y seis céntimos (979,76 euros), más los intereses legales que establece esta resolución; todo ello, con expresa imposición de las costas a la parte demandada.

Notifíquese esta sentencia a las partes, haciéndoles saber que contra la misma no cabe recurso (artículo 455.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil).

Llévese el original al libro de sentencias.

Así por esta mi sentencia, de la que se expedirá testimonio para incorporarlo a las actuaciones, lo pronuncio, mando y firmo.

Gijón, a 24 de mayo de 2019.—El/la Secretario/a Judicial.—Cód. 2019-05404.

Disposición anterior

Información sobre el documento

© Copyright 2006. Gobiernu del Principau d'Asturies