Buscar en el BOPA :

Consultar una disposición

Boletín Nº 67 del miércoles 21 de marzo de 2007

OTRAS DISPOSICIONES

CONSEJERIA DE MEDIO AMBIENTE, ORDENACION DEL TERRITORIO E INFRAESTRUCTURAS

El R.D. Legislativo 1302/1986, de 28 de junio, de Evaluación de Impacto Ambiental, modificado por la Ley 6/2001, de 8 de mayo, y su Reglamento de Ejecución, aprobado por el R.D. 1131/1988, de 30 de septiembre, establecen la obligación de formular Declaración de Impacto Ambiental, con carácter previo a la resolución administrativa que se adopte para la realización o, en su caso, autorización de la obra, instalación o actividad de las comprendidas en los anexos de las citadas disposiciones.

. Vista la Ley 6/2001, de 8 de mayo, de modificación del Real Decreto legislativo 1302/1986, de 28 de junio, de evaluación de impacto ambiental, esta actividad vendría recogida en su Anexo I, Grupo 9. Otros proyectos, b) Los siguientes proyectos correspondientes a actividades listadas en el anexo I que, no alcanzando los valores de los umbrales establecidos en el mismo, se desarrollen en zonas especialmente sensibles, designados en aplicación de la Directiva 79/409/CEE, del Consejo, de 2 de abril, relativa a la conservación de las aves silvestres, y de la Directiva 92/43/CEE, del Consejo, de 21 de mayo, relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestre, o en humedales incluidos en la lista del Convenio Ramsar, 10. Plantas de tratamiento de aguas residuales.

. Este proyecto, junto al preceptivo Estudio de Impacto Ambiental han sido sometidos por Dirección General de Calidad Ambiental y Obras Hidraúlicas a trámite de información pública mediante anuncio en el BOLETIN OFICIAL del Principado de Asturias de fecha 20/11/2006, de acuerdo con lo previsto en los artículos 15 y 17 del Real Decreto 1131/88, de 30 de septiembre. Dentro del plazo establecido al respecto no fueron presentadas alegaciones.

. La Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio e Infraestructuras, en el ejercicio de las atribuciones conferidas, formula a los solos efectos ambientales, la siguiente Declaración de Impacto Ambiental que fue examinada por la Comisión para Asuntos Medioambientales de Asturias, en su sesión de 31 de enero de 2007, siendo informada la propuesta en los términos de la presente Declaración:

Declaración de Impacto Ambiental

. Examinada la documentación contenida en el expediente referido anteriormente, y los informes emitidos, se considera ambientalmente viable, siempre que se cumpla el siguiente condicionado ambiental, que no exime, también, del cumplimiento de las medidas contempladas en la documentación del Plan, en tanto no sean contradictorias con las aquí dictadas.

. 1.—Superficie y límites de ocupación y características de las infraestructuras proyectadas.

. —La estación depuradora se ubicará frente al cementerio, entre los núcleos de Degaña y Cerrado, en la margen derecha del Río Ibias en la parcela 37, polígono 6, municipio de Degaña.

. —La superficie ocupada por las instalaciones de la EDAR será de 1231,67 m2.

. —El acceso a la estación depuradora se realizará desde la carretera AS-15, a través de un camino de nueva creación de 190 m de longitud y discurre en un tramo, en paralelo al Camino Real de la Collada de Cerredo.

. —En la margen derecha del camino de acceso se ejecutará un muro de contención de 4 m de altura para evitar desmontes que afecten al Camino Real.

. —Se instalará un colector de 1.600 m de longitud que conectará la EDAR con la red de recogida de aguas residuales urbanas del núcleo de Cerredo.

. —El vertido del efluente depurado se realizará directamente al río Cerredo en un punto situado 56 m al sur de la parcela en la que se ubica la EDAR.

. 2.—Alternativas.

. En el estudio se plantean dos alternativas en cuanto al trazado del colector. En ambas alternativas gran parte del trazado discurre por la misma traza diferenciándose únicamente en la manera de salvar el obstáculo que supone una zona de relleno junto al campo de fútbol.. Alternativa I: propone un colector por gravedad en zanja entibada que discurre por la margen derecha del río. Para llevar a cabo esta alternativa será necesario excavar zanjas de hasta 9 m de profundidad.

. Alternativa II: propone salvar la zona del campo de fútbol mediante tubería hincada de unos 230 m de longitud.

. La solución a adoptar será la alternativa II ya que desde el punto de vista ambiental se considera menos perjudicial que la solución planteada en la alternativa I. No obstante debe descartarse en esta alternativa, la interrupción temporal del río que se plantea en el EsIA (pag. 29). En contraposición, el cruce del río Ibias en los dos lugares planteados en dicha alternativa se realizará por la técnica de hincado, garantizando posteriormente la restauración de los terrenos elegidos para los pozos de ataque. En ningún caso se permitirá la afección del cauce del río Ibias.

. 3.—Residuos.

. 3.1. La gestión de los residuos con características de peligrosidad (aceites y fluidos hidráulicos, restos de poli-electrolito, etc.), se realizará a través de un gestor debidamente autorizado. La empresa, de conformidad con lo dispuesto en la Ley 10/98, de 21 de abril, de Residuos deberá inscribirse en los Registros correspondientes. Todos los residuos que puedan ser valorizados o reciclados serán destinados a este fin, prohibiéndose su eliminación por vertido.

. 3.2. Los residuos y los fangos y lodos originados en el proceso de depuración deberán tener en consideración lo establecido en la Ley 10/1998 de residuos y la Ley 16/2002 de 1 de julio, de prevención y control integrados de la contaminación.

. 4.—Protección del sistema hidrogeológico.

. 4.1. Sin perjuicio de las actuaciones que se realicen por el órgano competente en materia de aguas, se establecerá un programa de control y seguimiento del sistema hidrológico de la zona.

. 4.2. Los parámetros de calidad del vertido serán los establecidos por la Confederación Hidrográfica del Norte. Atendiendo a lo anteriormente expresado, caso de ser necesario su redimensionamiento, el proyecto de estas instalaciones se presentará ante el órgano ambiental con anterioridad al inicio de la actividad, requiriendo su puesta en funcionamiento informe previo favorable.

. 4.3. Con la periodicidad necesaria y en todo caso una vez al año, se procederá a la limpieza de las instalaciones, la cámara de pre-desbaste, las balsas de decantación y las franjas drenantes. Los lodos procedentes de estas extracciones-limpiezas serán gestionados, previo acopio y secado, mediante gestor autorizado.

. 4.4. Se evitará la incorporación de cementos y afines a las aguas del río dada la alta nocividad para la fauna piscícola, aún en bajas concentraciones.

. 4.5. En ningún caso, estará permitida la afección del cauce y del lecho del río Ibias. Los cruces a realizar por el colector, se realizarán mediante la técnica de Hincado y posteriormente se restaurará la superficie de los pozos de ataque con especies de la serie fitogeográfica de la zona.

. 5.—Protección de la atmósfera, prevención de ruidos y vibraciones.

. 5.1. Todos los puntos susceptibles de producir emisiones de contaminantes a la atmósfera dispondrán de los correspondientes sistemas de protección, captación y depuración, que garantizarán el cumplimiento de los niveles de emisión previstos en el Decreto 833/75 de 6 de febrero, por el que se desarrolla la Ley de Protección del Ambiente Atmosférico y demás normativa vigente en materia de contaminación atmosférica. En todo caso, en el entorno de la explotación, se garantizará el cumplimiento de los niveles de inmisión a que hace referencia el citado Decreto.

. 5.2. El nivel de ruido en inmisión, en el límite de las instalaciones, se ajustará a lo previsto en el Decreto 99/85, de 28 de octubre, normas sobre condiciones técnicas de los proyectos de aislamiento acústico y de vibraciones.

. 5.3. En el caso de que sean necesarias instalaciones de apantallamiento acústico (barreras), éstas deberán integrarse paisajísticamente con el entorno.

. 5.4. Las zonas de tránsito de vehículos, así como las de almacenamiento de áridos, se acondicionarán a fin de evitar las emisiones difusas de polvo, dotándose de firmes adecuados y de sistemas de riego. Durante el transporte los vehículos irán provistos de sistemas que eviten pérdidas de carga, para lo cual también adoptarán las prácticas que se estimen necesarias.

. 5.5. En lo que atañe a la transmisión de la presión sonora producida, se estará a lo dispuesto en el Decreto 99/1985 de 17 de Octubre, del Principado de Asturias, así como en la normativa municipal correspondiente.

. 5.5.1. Vibraciones: se adoptará como nivel de vibración limite el establecido por la norma UNE 22.381-93, para el tipo de estructuras presentes contaminación atmosférica: para el almacenamiento de material, se procurará siempre el apilamiento en zonas lo más protegidas posible de la acción del viento.

. 5.6. Periódicamente se realizarán las medidas de autocontrol previstas en el art. 72.3 del Decreto 833/75, de 6 de febrero por el que se desarrolla la Ley 38/72, de 22 de diciembre, de protección del ambiente atmosférico.

. 5.7. Los almacenamientos de aditivos y productos químicos se ajustarán a lo dispuesto en el R.D. 668/1980, de 8 de febrero, sobre almacenamiento de productos químicos y sus Instrucciones Técnicas Complementarias. En especial se tendrá en consideración lo prescrito en MIE APQ-006.

. 6.—Protección de la fauna y la flora.

. 6.1. En ningún caso se podrán alterar los corredores de uso de la fauna, ni se afectarán los hábitats específicos de urogallo y oso pardo.

. 6.2. Una vez concluidas las obras se procederá a la recuperación de aliseda mediante una plantación compensatoria que deberá ser recogida en el preceptivo plan de Restauración.. 7.—Protección paisajística.

. 7.1. Se procederá a la retirada y conservación del material de cobertera y de la tierra vegetal de las superficies afectadas por la explotación para su empleo en las labores de restauración en la explotación.

. 7.2. Deberán emplearse especies arbóreas de la serie fitogeográfica de la zona, de dos savias, de procedencia certificada y en condiciones fitosanitarias idóneas para rodear la valla de cerramiento.

. 7.3. La superficie afectada por las obras, con excepción de la parcela en la que se ubicará la EDAR, será restaurada una vez finalizadas las actuaciones.

. 8.—Patrimonio histórico-artístico y cultural.

. 8.1. Los cierres pétreos que resulten afectados serán repuestos con materiales y técnicas similares a las que presentan en realidad con el objeto de reestablecer el paisaje tradicional.

. 9.—Programa de vigilancia ambiental.

. 9.1. Cualquier modificación que se pretenda introducir en el proyecto de explotación, respecto a la ocupación de suelo, será comunicada al órgano ambiental el cual informará al respecto. Podrá exigirse una nueva Evaluación de Impacto Ambiental, si se considera que los efectos de la modificación sobre las variables ambientales afectadas lo justifica.

. 9.2. El promotor podrá solicitar al Organo Ambiental la revisión de las medidas correctoras incluidas en la presente Declaración de Impacto Ambiental, aportando la documentación técnica que justifique las nuevas medidas propuestas. En el plazo de un mes desde la fecha de recepción de la solicitud, se notificará al Organo Sustantivo el acuerdo adoptado por el Organo Ambiental. Si estas propuestas implicaran una modificación sustancial de las afecciones ambientales derivadas del proyecto, respecto a las contempladas por esta declaración, determinarían la necesidad de una nueva tramitación de Evaluación de Impacto Ambiental.

. 9.3. Esta Consejería, a iniciativa propia o a propuesta del órgano sustantivo, podrá dictar condiciones adicionales a la presente DIA en función tanto de los resultados del seguimiento de los trabajos, como de lo que aconteciera durante su explotación, o ante la manifestación de cualquier tipo de impacto no contemplado inicialmente.

. 9.4. Si una vez emitida esta Declaración, se manifestase algún otro impacto severo o crítico sobre el medio ambiente, el Organo Sustantivo por iniciativa propia, o a solicitud del Organo Ambiental, podrá suspender cautelarmente la actividad, hasta determinar cuáles son las causas de dicho impacto y se definan las medidas correctoras precisas para corregirlo o minimizar sus efectos.

. 9.5. El presente acuerdo no prejuzga ni exime al promotor de cualesquiera otros informes o autorizaciones que fueran necesarios con arreglo a la normativa sectorial correspondiente y cuya obtención, cuando resulte pertinente, deberá ser gestionada por el interesado. Además el promotor está obligado a cumplir todas las disposiciones que se dicten con posterioridad con relación a este tipo de actividades.

. 9.6. Se deberá redactar un Programa de Vigilancia Ambiental que, complementando al incluido en el Estudio de Impacto Ambiental, incluya el Sistema de Gestión Medioambiental, El plan de explotación y Mantenimiento, así como el Plan de Control de la Calidad de Agua del Efluente y el Plan de Gestión de Fangos. El Programa de Vigilancia Ambiental se deberá redactar teniendo en consideración, para cada uno de los factores ambientales objeto de vigilancia y los indicadores utilizados para su evaluación tales como la composición del afluente y el efluente de la EDAR, la calidad del agua del Arroyo y los olores generados. Asimismo, el Programa de Vigilancia ambiental deberá definir:

. 9.7. La metodología, medios y análisis propuestos para valorar los indicadores incluyendo la frecuencia de los controles, inspecciones y ensayos que deben verificarse y su localización cuando proceda.

. 9.8. Los objetivos ambientales, criterios de aceptación o umbrales admisibles que deben satisfacerse para cada uno de los indicadores, en términos absolutos o relativos y su justificación.

. 9.9. Las funciones y responsabilidades que corresponden a cada una de las partes implicadas en cada una de las diferentes partes de materialización, posterior funcionamiento, mantenimiento y, en su caso, clausura, cese o desmantelamiento de la actividad definida en el Proyecto y en particular en lo que se refiere a suministro de información relativa a los indicadores, la elaboración de informes y otros documentos, así como la realización de muestreos, inventarios, ensayos o análisis de laboratorio.

. 9.10. Las actuaciones a realizar cuando los indicadores no satisfagan los criterios de aceptación o umbrales admisibles.

. 9.11. El programa de vigilancia ambiental deberá contemplar la evolución y la eficacia de las medidas adoptadas en el Estudio de Impacto Ambiental y en la presente Declaración de Impacto así como la valoración de los posibles impactos residuales. Además deberá contemplar el proceso de revisión y actualización periódica del mismo en función de la aparición de impactos no previstos, la evolución de la tecnología y la evolución legislativa y reglamentaria.

. En Oviedo, a 7 de febrero de 2007.—El Consejero de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio e Infraestructuras, Francisco González Buendía.—3.503.