Buscar en el BOPA :

Consultar una disposición

Boletín Nº 235 del viernes 09 de diciembre de 2022

AYUNTAMIENTOS

DE AVILÉS

Anuncio. Aprobación definitiva de la Ordenanza Municipal reguladora de paneles fotovoltaicos o solares en Avilés. Expte. AYT/3552/2022.

Anuncio

El Pleno Municipal, en sesión celebrada el día 18 de octubre de 2022, acordó aprobar definitivamente la “Ordenanza municipal reguladora de instalación de paneles fotovoltaicos o solares”, procediéndose a la publicación íntegra del texto de la ordenanza:

“En relación con el expediente de referencia, n.º 3552/2022 relativo a la aprobación de la Ordenanza municipal reguladora de instalación de paneles fotovoltaicos o solares en Avilés, y teniendo en cuenta las siguientes consideraciones:

Antecedentes de hecho

Primero.—Mediante acuerdo de la Junta de Gobierno Local de 9 de mayo de 2022 se aprueba el Plan normativo anual del Ayuntamiento de Avilés. En el referido Plan y por parte de la Concejalía Responsable del Área de movilidad, sostenibilidad, mantenimiento y diseño urbano, se incluyó como propuesta el proyecto de aprobación de nueva Ordenanza municipal reguladora de instalación de paneles fotovoltaicos o solares en Avilés.

Esta ordenanza pretende regular, dentro de la esfera de la competencia municipal, los aspectos urbanísticos de la instalación de paneles fotovoltaicos para aprovechamiento de la energía solar, para autoconsumo.

Segundo.—Desde el área de la Dirección de Disciplina y Planeamiento se elabora Proyecto de ordenanza municipal reguladora de instalación de paneles fotovoltaicos o solares en Avilés.

Tercero.—Mediante Decreto de Alcaldía n.º 3143/2022, de 15 de junio, se dispuso someter a consulta pública previa la elaboración de la Ordenanza Municipal Reguladora de instalación de paneles fotovoltaicos o solares en Avilés, durante 20 días hábiles, de conformidad con el artículo 83 de la Ley 39/2015, durante el cual los destinatarios podrán manifestar su opinión hacia la materia y contenido de la norma objeto de consulta.

Cuarto.—Obra en el expediente certificación del Secretario General en el que se acredita que conformidad con el artículo 133 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre de Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, el referido proyecto de Ordenanza ha sido sometido al trámite de consulta pública previa siendo publicado en la Sede Electrónica del Ayuntamiento de Avilés, por período de veinte días hábiles, en concreto del día 15 de mayo al 2 de junio, dando cumplimiento al trámite antes señalado. Habiéndose presentado las siguientes aportaciones o sugerencias:

a) Asturbath Reformas, S. L.

b) Javier Fernández Font

c) David Díaz Delgado.

Quinto.—Consta en el expediente informe del servicio responsable de fecha 22 de julio de 2022, relativo a las aportaciones realizadas en el período de consulta previa.

Sexto.—Se da cuenta de la aprobación de la Ordenanza Municipal reguladora de instalación de paneles fotovoltaicos o solares en Avilés, a la Comisión de Urbanismo a los efectos de que los grupos municipales puedan presentar, en su caso, enmiendas a la misma en un plazo de cinco días y dar cumplimiento al trámite regulado en el Reglamento Orgánico municipal.

Séptimo.—Dentro de plazo conferido se han presentado enmiendas por el Grupo Municipal Partido Popular, las cuales han sido desestimadas mediante informe de fecha 9 de agosto pronunciándose sobre el contenido de las mismas y ratificando el borrador del texto de la Ordenanza.

Octavo.—Por acuerdo Plenario de fecha 19 de agosto de 2022, se aprueba inicialmente la Ordenanza Municipal Reguladora de instalación de paneles fotovoltaicos o solares en Avilés, abriéndose un período de información pública durante el cual se han presentado alegaciones por don Javier Fernández-Font Pérez, en su nombre, y en representación de UNEF.

El contenido de sus alegaciones se refiere a que el art. 228 bis en su punto 1.g) indica que, de conformidad con lo establecido en la legislación de procedimiento administrativo común, están sujetos a declaración responsable en materia de urbanismo los actos de transformación, construcción, edificación o uso del suelo o el subsuelo que no requieran licencia en virtud del artículo anterior y, en particular, “La instalación de placas solares térmicas o fotovoltaicas destinadas a autoconsumo sobre la cubierta de edificios o espacios libres privados y la instalación de puntos de recarga para vehículos eléctricos, salvo que afecten significativamente a la estructura de los edificios o afecten a inmuebles catalogados o protegidos por la normativa de patrimonio cultural, y todo tipo de instalación de energías renovables destinadas a autoconsumo menor de 10 kW de potencia “, mientras que el art. 7 de la ordenanza limita a 10kW todas las instalaciones de autoconsumo que pueden contar con título habilitante mediante declaración responsable.

UNEF indica que esta limitación debería entenderse referida sólo a las otras tecnologías distintas de la fotovoltaica, por cuanto que esta tecnología está citada en la primera parte del precepto, que no establece límite de potencia.

Noveno.—Obra en el expediente informe de los técnicos del área pronunciándose sobre dichas alegaciones y estimando las mismas, modificando el artículo 7 de la ordenanza, quedando como sigue:

Artículo 7.—Título habilitante

El título habilitante ejecución de estas instalaciones será la declaración responsable o la licencia de obras, de conformidad con lo previsto en el artículo 228 bis del DL 1/2004, de 22 de abril, TROTUAS, introducido en dicho texto en virtud de lo dispuesto en la Disposición Final Cuarta de la Ley 4/2021, de 1 de diciembre, de Medidas Administrativas Urgentes o norma que lo sustituya.

Décimo.—Obran al expediente los informes jurídicos preceptivos.

Fundamentos de derecho

Primero.—Respecto al régimen de declaración responsable objeto de la alegación presentada al acuerdo inicial de aprobación de la Ordenanza, ha sido regulada en el TROTUAS en aplicación de las normas de procedimiento administrativo común, en concreto en atención a lo previsto en el artículo 69 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre de procedimiento administrativo común de las administraciones públicas, que regula que a los efectos de esta Ley, se entenderá por declaración responsable el documento suscrito por un interesado en el que éste manifiesta, bajo su responsabilidad, que cumple con los requisitos establecidos en la normativa vigente para obtener el reconocimiento de un derecho o facultad o para su ejercicio, que dispone de la documentación que así lo acredita, que la pondrá a disposición de la Administración cuando le sea requerida, y que se compromete a mantener el cumplimiento de las anteriores obligaciones durante el período de tiempo inherente a dicho reconocimiento o ejercicio. Las declaraciones responsables y las comunicaciones permitirán, el reconocimiento o ejercicio de un derecho o bien el inicio de una actividad, desde el día de su presentación, sin perjuicio de las facultades de comprobación, control e inspección que tengan atribuidas las Administraciones Públicas.

Además debe de recordarse que, la declaración responsable, no requiere de la aportación de ninguna documentación adicional que la sustente, dado que el objeto de la misma es que la persona solicitante declare que cumple los requisitos exigidos por la normativa de aplicación y que la documentación requerida obre en su poder, de modo que se habilita a la administración a su comprobación en la fase posterior de inspección. Se trata de una medida de simplificación y de reducción de cargas administrativas dado que, no cabe la exigencia en las normas locales en ejercicio de la potestad reglamentaria de mayor número de requisitos que los exigidos en la normativa sectorial de aplicación.

Segundo.—La potestad reglamentaria de las Corporaciones Locales, se regula en el artículo 4.1 a) de la Ley de Bases del Régimen Local 7/1985, de 2 de abril la cual puede manifestarse a través de los Estatutos, los Reglamentos, las Ordenanzas y los Bandos, dentro de la esfera de su competencia sin que puedan contener preceptos contrarios a las leyes, en plena concordancia con los principios de legalidad y jerarquía normativa recogidos en el artículo 9.3 de la Constitución y 6.3 del Código Civil. Las Ordenanzas y los Reglamentos constituyen la fuente específica expresiva de la autonomía local en virtud de lo previsto en el artículo 137 de la Constitución Española y en general, se equiparan a disposiciones reglamentarias en cuanto a su publicación en el sistema de fuentes.

Tercero.—En los Municipios de régimen común la competencia para elaborar y aprobar Ordenanzas se reserva al órgano colegiado superior: el Pleno (artículo 22.2 de la LBRL), que en ningún caso podrá delegarla ni en el Alcalde, ni en la Junta de Gobierno (artículos 22.4 LBRL). El procedimiento reglamentariamente establecido para la aprobación y modificación de las Ordenanzas Locales viene establecido en el artículo 49 de la LBRL, al que se remite el artículo 56 TRRL (básico) y es el siguiente:

a) Aprobación inicial por el Pleno.

b) Audiencia a los interesados por un plazo mínimo de treinta días para la presentación de reclamaciones y sugerencias.

c) Resolución de todas las reclamaciones y sugerencias presentadas dentro del plazo y aprobación definitiva por el Pleno.

d) En el caso de que no se hubieran presentado ninguna reclamación o sugerencia, se entenderá definitivamente adoptado el acuerdo hasta entonces provisional.

A estos trámites es necesario añadir otros establecidos fuera del artículo 49 LBRL, como son: el informe preceptivo de Intervención y de Secretaria en el supuesto de asuntos que requieran mayoría cualificada y en otros supuestos establecidos en la legislación de régimen local (artículo 54 TRRL); además, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 172 del Reglamento de Organización Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales, aprobado por Real Decreto 2568/1986, de 28 de noviembre, “en todos los expedientes informará el Jefe de la Dependencia a la que corresponda tramitarlos, exponiendo los antecedentes y disposiciones legales o reglamentarias en que funde su criterio”.

Se han seguido los trámites del procedimiento de elaboración de disposiciones de carácter general establecidos en los artículos 202 a 204 del Reglamento Orgánico Municipal.

Es necesario, por otra parte, dictamen de la Comisión Informativa que corresponda por razón de la materia, que tendrá carácter preceptivo de conformidad con lo dispuesto en el artículo 20.1.c) LBRL, pero no vinculante de la posterior resolución a adoptar.

Igualmente de conformidad con el artículo 3.2.d) 1.º del Real Decreto 128/2018, de 16 de marzo, por el que se regula el régimen jurídico de los funcionarios de Administración Local con habilitación de carácter nacional se requiere informe previo del Secretario General, el cual, podrá consistir en una nota de conformidad en relación con los informes jurídicos que hayan sido emitidos por los servicios jurídicos del propio Ayuntamiento.

Cuarto.—En la tramitación del presente procedimiento, se ha dado cumplimiento a lo establecido en la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, en concreto, artículo 129 de la referida norma regula los principios de buena regulación y prevé que en el ejercicio de la iniciativa legislativa y la potestad reglamentaria, las Administraciones Públicas actuarán de acuerdo con los principios de necesidad, eficacia, proporcionalidad, seguridad jurídica, transparencia, y eficiencia; artículo 132 de la Ley 39/2015 en cuanto a su inclusión en el plan normativo, que fue objeto de aprobación por Acuerdo de la Junta de Gobierno Local n.º 26/2020 y en el mismo se incluye la planificación para aprobar la Ordenanza objeto del presente informe; finalmente también se ha dado cumplimiento al trámite de consulta previa del artículo 133 de la Ley 39/2015 que regula la participación de los ciudadanos en el procedimiento de elaboración de normas con rango de Ley y reglamentos.

En consecuencia, se propone al Pleno Municipal que,

Procede

Primero.—Estimar las alegaciones presentadas frente a la ordenanza municipal reguladora de instalación de paneles fotovoltaicos o solares en Avilés que se incorpora al expediente con código de documento LAC16I02P0 y que se incorpora como anexo.

Segundo.—Aprobar definitivamente la ordenanza municipal reguladora de instalación de paneles fotovoltaicos o solares en Avilés que se incorpora como anexo.

Tercero.—Publicar el acuerdo íntegro en el Boletín Oficial del Principado de Asturias a los efectos de su entrada en vigor.”

Anexo

ORDENANZA MUNICIPAL REGULADORA DE INSTALACIÓN DE PANELES FOTOVOLTAICOS O SOLARES EN AVILÉS

Índice

Índice

Exposición de motivos

Titulo 1. Disposiciones generales

Artículo 1.—Objeto

Artículo 2.—Normativa de aplicación.

Titulo 2. Clasificación según su emplazamiento

Artículo 3.—Instalaciones en suelo urbano no protegido.

Artículo 4.—Instalaciones en suelo urbanizable

Artículo 5.—Instalaciones en suelo no urbanizable no protegido.

Artículo 6.—Instalaciones en suelo protegido.

Titulo 3. Régimen jurídico

Artículo 7.—Título habilitante

Artículo 8.—Documentación a presentar

Disposición final única.—Comunicación, publicación y entrada en vigor.

Exposición de motivos

La presente ordenanza viene a regular, dentro de la esfera de la competencia municipal (art. 25.2.a Urbanismo: planeamiento, gestión, ejecución y disciplina urbanística. Protección y gestión del Patrimonio histórico. Promoción y gestión de la vivienda de protección pública con criterios de sostenibilidad financiera), de la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local y Ley 33/2003, de 3 de noviembre, de Patrimonio de las Administraciones Públicas) la instalación de paneles fotovoltaicos para el aprovechamiento de la energía solar, para autoconsumo.

La energía constituye un recurso escaso y de gran valor que se utiliza en todos los ámbitos de nuestra vida. El crecimiento actual de la demanda es muy elevado, realidad que nos obliga a aumentar la disponibilidad de energía, lo que a su vez comporta, en mayor o menor medida, un significativo impacto ambiental tanto a escala planetaria como local, que contribuye a acelerar el cambio climático ligado a la actividad humana y que supone tener una excesiva dependencia de los combustibles de origen fósil.

El autoconsumo

El autoconsumo de energía eléctrica es uno de los pilares fundamentales en el desarrollo de las energías renovables y en gran parte su implantación se vincula a entornos urbanos. Así, el autoconsumo representa una oportunidad de desarrollo para los municipios y les ofrece un mecanismo eficaz para colaborar en la transición energética.

Los ayuntamientos juegan un papel clave en el desarrollo de estas instalaciones al intervenir en los momentos iniciales del proyecto con la solicitud de la licencia de obras, por ello es fundamental desarrollar mecanismos de facilitación de estas instalaciones en el ámbito municipal.

El RDL 15/2018, 5 de octubre, medidas urgentes para la transición energética y protección de consumidores señala que la energía es un bien esencial para la sociedad. La apuesta por una transición energética es indispensable y urgente. Por esto el RDL señala que en definitiva, el desarrollo del autoconsumo permitirá la puesta a disposición inmediata para los consumidores de alternativas más económicas para su suministro eléctrico, operando como un seguro ante los elevados precios de la electricidad que se están registrando en los mercados de futuros. Teniendo en cuenta el espíritu de este RDL la presente ordenanza pasa a regular estas posibilidades dentro de la esfera municipal.

El autoconsumo eléctrico permite a cualquier persona o empresa producir y consumir su propia electricidad instalando en su hogar, local o comunidad de vecinos, paneles solares fotovoltaicos u otros sistemas de generación renovable. Se encuentra regulado a través del Real Decreto 244/2019 por el que se regulan las condiciones administrativas, técnicas y económicas del autoconsumo de energía eléctrica que regula las modalidades de autoconsumo de energía eléctrica definidas en el artículo 9 de la Ley 24/2013, de 26 de diciembre, del Sector Eléctrico. Todos los consumidores de energía eléctrica pueden realizar instalaciones de autoconsumo para alimentar sus consumos y podrán hacerlo de forma individual si solo existe un consumidor asociado a la instalación o instalaciones de producción, o colectivo, si se trata de varios consumidores asociados a la instalación o instalaciones de producción próximas. Por tanto desde que existe esta posibilidad, con esta ordenanza no se hará sino dar cabida urbanística a esta posibilidad económica.

Por otra parte, desde la firma del Protocolo de Kyoto, la acuciante necesidad de reducir la emisión de gases invernadero ha sido puesta de manifiesto en numerosos encuentros y conferencias internacionales sobre cambio climático, entre otras la COP21 con la adopción del Acuerdo de París que establece el marco global de lucha contra el cambio climático a partir del año 2020, y promueve la inversión en proyectos de energía renovable, la cual no es una responsabilidad exclusiva de la Administración del Estado, sino que es también una obligación del resto de las Administraciones Públicas.

Por ello, en el necesario proceso de transición energética que es preciso abordar hacia un modelo sostenible, resulta imprescindible, desde todos los ámbitos, colaborar a la incorporación de las energías renovables y las tecnologías disponibles más eficientes, entre las que se encuentra, sin duda, la energía solar fotovoltaica, cuyo desarrollo ha sido facilitado con estos recientes cambios legislativos que han fomentado las instalaciones de autoconsumo.

El autoconsumo fotovoltaico:

Aunque el autoconsumo puede realizarse a partir de cualquier fuente de generación renovable, es indudable que la tecnología solar fotovoltaica es la que mayor grado de desarrollo está alcanzando, ya que sus características intrínsecas (disponibilidad de recurso solar, modularidad, sencillez y aprovechamiento de los espacios) que la hacen ideal para estas aplicaciones, sobre todo en entornos urbanos y en cubiertas de edificios.

Las instalaciones fotovoltaicas incluyen componentes como: los módulos fotovoltaicos, los inversores, diferentes elementos de seguridad y protección, el cableado, el sistema de monitorización, y elementos de almacenamiento. La mayor parte de estos elementos, salvo los módulos fotovoltaicos, habitualmente se instalan en el interior y, por lo tanto, no tienen un impacto visual desde el exterior.

El conjunto de módulos fotovoltaicos es el generador fotovoltaico. Son los elementos más visibles de las instalaciones, porque se instalan sobre las cubiertas de los edificios, en marquesinas de aparcamientos o pérgolas, en barandillas, contraventanas, o en extensiones de terreno sobre suelo mediante estructuras soporte, bien fijas o bien dotadas de seguimiento solar.

Por tanto, es indudable que este tipo de instalaciones suponen, en ocasiones, un importante impacto visual que, junto con el resto de instalaciones, infraestructuras, mobiliario y señalizaciones presentes en inmuebles, calles y plazas, contribuye a saturar el entorno edificado, el espacio público y el paisaje de elementos distorsionadores que afectan negativamente su aspecto.

En la actualidad, las Normas Urbanísticas del Plan General de Ordenación, la Normativa del Plan Especial de Protección y Catálogo y otras Ordenanzas específicas (como la de antenas), contienen diversas regulaciones que introducen limitaciones más o menos genéricas a la posibilidad de efectuar instalaciones que supongan una afección al aspecto exterior de las construcciones y los espacios públicos. Sin embargo, estas Normas no hacen mención alguna a la disposición de paneles fotovoltaicos, por tratarse de elementos cuya aparición generalizada en el mercado ha sido posterior a su fecha de redacción.

Normativa eléctrica aplicable al autoconsumo:

Las instalaciones de autoconsumo de cualquier tecnología de generación están sometidas a la normativa eléctrica que les aplique en función de su potencia y de la conexión que realicen, bien en baja tensión (BT) o en alta tensión (AT). Aunque el cumplimiento de la normativa eléctrica no es competencia municipal, en este apartado se describen los conceptos fundamentales extraídos de la normativa eléctrica y las principales autorizaciones que las instalaciones de autoconsumo deben obtener, puesto que dependen del tamaño de la instalación (en términos de potencia) y pueden servir de guía a los técnicos municipales para valorar su complejidad y la magnitud de las actuaciones que implican.

Las instalaciones de hasta 10 kW únicamente deben presentar una Memoria Técnica de Diseño (MTD) mientras que las instalaciones de potencia superior a 10 kW deben presentar un proyecto firmado por técnico competente.

Aspectos urbanísticos del autoconsumo:

Las instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo que se ubican en cubiertas de edificios ya existentes son instalaciones que por regla general cumplen las características de sencillez técnica y no afectación a elementos estructurales del edificio. En ningún caso suponen aumentos de superficie habitable.

En los edificios de nueva construcción, la instalación de autoconsumo forma parte del conjunto de instalaciones con los que se dotará el nuevo edificio, por lo que su diseño se incluirá en el proyecto global de la obra como cualquier otra instalación eléctrica, y no será objeto de tramitación separada.

No es necesario solicitar autorización a AESA (artículo 30 R. D. 297/2013) en zonas afectadas por servidumbres aeronáuticas cuando se deseen realizar trabajos que no supongan un incremento de la altura autorizada: reformas interiores, cambio de cubiertas, construcción de barbacoas, vallados, placas fotovoltaicas para autoconsumo (instalaciones coplanares), etc, siendo esta necesaria si se hace en construcciones o instalaciones auxiliares de nueva planta.

Los módulos fotovoltaicos que constituyen el campo generador no son un material de cubrición de cubiertas o tejados, sino una instalación, por lo que, a falta de una regulación expresa para los mismos, no les resulta aplicable las condiciones estéticas para materiales de cubrición de cubiertas.

Los edificios o construcciones que se encuentren protegidos por sus características inherentes requerirán un estudio específico para analizar las condiciones en las que podrían acoger una instalación de autoconsumo.

Con fecha 3 de febrero de 2021 de conformidad con lo que dispone el artículo 4.1.o) del Decreto 258/2011, de 26 de octubre, por el que se regula la Composición, Competencias y Funcionamiento de la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio del Principado de Asturias (CUOTA), y previo el cumplimiento de los trámites y requisitos exigidos por la legislación vigente, la CUOTA, en Permanente adoptó un acuerdo relativo a la aplicabilidad de las condiciones estéticas urbanísticas a los paneles fotovoltaicos en suelo no urbanizable, señalando que para limitar la instalación de paneles los Ayuntamientos en su normativa urbanística deberían indicar que se establecen “condiciones” se ha de justificar que su implantación rompa la armonía del paisaje, desfigure la perspectiva del mismo o limite o impida la contemplación del conjunto, señalando además, que los paneles fotovoltaicos no son un material de cubrición sino una instalación, por lo que a falta de una regulación expresa para los mismos acorde a lo ya expuesto, no les resulta aplicable las condiciones estéticas para materiales de cubrición de cubiertas.

Esta Ordenanza pretende, dentro del ámbito del autoconsumo, encauzar de forma ordenada los aspectos urbanísticos derivados de la disposición de paneles fotovoltaicos con la finalidad de favorecer la implantación de esta nueva forma de energía renovable y sostenible, y de minimizar de forma simultánea su posible impacto negativo, en función de su emplazamiento, en el entorno urbano y rural del Concejo de Avilés

Principios de buena regulación:

Esta ordenanza, por otra parte, se ajusta a los principios de necesidad, eficacia, proporcionalidad, seguridad jurídica, transparencia y eficiencia que, según el artículo 129 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, constituyen los principios de buena regulación a los que se ha de someter el ejercicio de la potestad reglamentaria.

En particular, los principios de necesidad y eficacia están garantizados por el interés general que subyace en esta regulación, que es el de facilitar y aclarar los aspectos urbanísticos que serán exigibles para la instalación de paneles de autoconsumo en el concejo de Avilés.

La regulación contenida en esta ordenanza, a su vez, es la mínima imprescindible para asegurar su eficacia y no existen otros medios diferentes para su implementación, por cuanto este es el contemplado legalmente de manera necesaria para tal fin, con lo que se da estricto cumplimiento al principio de proporcionalidad.

El principio de seguridad jurídica queda asimismo salvaguardado dada la coherencia completa del contenido de esta norma con el conjunto del ordenamiento jurídico y, en particular, con las normativas urbanísticas del PGO y PESP-CAT.

Se evita la exigencia de cargas administrativas que sean innecesarias para las personas destinatarias de la regulación contenida en esta disposición normativa e, incluso, se incorporan medidas específicas para facilitar y aclarar los títulos habilitantes para este tipo de actuaciones.

Esta ordenanza asimismo no supone una mayor carga administrativa ni añade coste económico al Ayuntamiento distinto de los que ya tiene por la aplicación de la normativa señalada.

TITULO 1. DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1.—Objeto

El objeto de la presente ordenanza es regular las condiciones estéticas de las instalaciones de energía solar fotovoltaica para la generación de electricidad en instalaciones de autoconsumo vinculadas a construcciones, y establecer los requisitos urbanísticos que deben cumplir en función de su emplazamiento, en el Concejo de Avilés.

Artículo 2.—Normativa de aplicación.

Las instalaciones reguladas por la presente ordenanza quedarán sujetas, además, a la normativa urbanística, sobre patrimonio, en materia de seguridad y cualquier otra normativa sectorial que resulte de aplicación, por lo que sus determinaciones serán exigibles aun cuando en el presente texto no se haga expresa referencia a las mismas.

TITULO 2. CLASIFICACIÓN SEGÚN SU EMPLAZAMIENTO

Artículo 3.—Instalaciones en Suelo Urbano No Protegido.

3.1.—A efectos de la presente ordenanza, el Suelo Urbano No Protegido es el clasificado como tal por el PGO, que no está sujeto a especiales condiciones estéticas de preservación derivadas del planeamiento especial de protección cultural (PESP-CAT y PEMRICH), tanto de forma individualizada para los inmuebles como para los conjuntos.

3.2.—En este emplazamiento los inmuebles están sujetos en cuanto a su aspecto exterior a unas condiciones básicas de composición y presentan especiales circunstancias de libertad en el empleo de formas, colores y materiales, de manera que la instalación de paneles fotovoltaicos resulta admisible.

3.3.—Podrán situarse paneles fotovoltaicos en faldones de cubiertas inclinadas con la misma inclinación de éstos y sin salirse de su plano, armonizando con la composición de las fachadas y del resto del edificio. Para ello se buscará situar los paneles siguiendo criterios de orden basados en las preexistencias y en reglas compositivas esenciales (alineaciones, simetría…).

3.4.—En cubiertas planas, los paneles fotovoltaicos deberán situarse dentro del gálibo autorizado en cubiertas regulado en las NNUU del PGO, limitado en su altura por un plano horizontal situado a 3m desde la cara superior del forjado de la cubierta.

3.5.—En fachadas también podrán situarse paneles fotovoltaicos que armonicen con su composición y la del resto del edificio, incluso formando parte de elementos funcionales de las mismas, de acuerdo con las reglas de ordenación señaladas en el punto 3.3 anterior.

Artículo 4.—Instalaciones en Suelo Urbanizable

4.1.—A efectos de la presente ordenanza, el Suelo Urbanizable es el clasificado como tal por el PGO.

4.2.—En Suelo Urbanizable, la posibilidad de efectuar estas instalaciones está limitada por la situación de transitoriedad del régimen urbanístico aplicable para dicha clase de suelo en función del grado de desarrollo que presente en el momento de tramitar una solicitud. De acuerdo con la legislación urbanística, las condiciones pueden variar, desde ser asimilables a las aplicables a un Suelo No Urbanizable, a imposibilitar la obtención de título habilitante salvo con carácter de precario, debiendo estudiarse de forma individualizada las circunstancias de cada supuesto concreto.

Artículo 5.—Instalaciones en Suelo No Urbanizable No Protegido.

5.1.—A efectos de la presente ordenanza, el Suelo No Urbanizable No Protegido, es el clasificado como tal por el PGO, que no está sujeto a especiales condiciones estéticas de preservación derivadas del planeamiento especial de protección cultural (PESP-CAT y PEMRICH), tanto de forma individualizada para los inmuebles como de conjunto (las zonas afectadas por el paso del Camino de Santiago).

5.2.—El planeamiento establece para la generalidad del SNU condiciones y limitaciones estéticas a los inmuebles emplazados en este ámbito con las que se pretende preservar su carácter rural, ajeno al de la ciudad y sus suburbios, por medio del mantenimiento de un conjunto de reglas compositivas y del empleo de determinados materiales y colores en fachadas y cubiertas, vinculados todos ellos a la arquitectura tradicional asturiana de la zona.

5.3.—Teniendo en cuenta que los paneles tienen consideración de instalaciones y no de elementos que formen parte de la propia arquitectura, éstos podrán emplazarse de acuerdo con lo indicado en el apartado 3.3 para cubiertas inclinadas en Suelo Urbano.

5.4.—Asimismo los paneles podrán ubicarse en los espacios libres de parcelas, guardando los retiros exigidos por las NNUU en función de su tamaño.

Artículo 6.—Instalaciones en Suelo Protegido.

6.1.—A efectos de la presente ordenanza, el Suelo Protegido -en cualquier clase de suelo (Urbano, Urbanizable o No Urbanizable)- es el que se encuentra dentro de alguno de los ámbitos de establecidos por el PESP-CAT o el PEMRICH para protección de conjunto con Nivel de Protección Integral o bien el correspondiente a los inmuebles catalogados de forma individualizada.

6.2.—En este emplazamiento los inmuebles están sujetos en cuanto a su aspecto exterior a especiales condiciones de preservación, de manera que la instalación de paneles fotovoltaicos no resulta admisible con carácter general, salvo cuando se acredite que ésta no supone un impacto visual desfavorable ni menoscaba los valores culturales y arquitectónicos a proteger y, por lo tanto, la instalación de paneles fotovoltaicos en este caso, sea en cubiertas o sobre el terreno privado, tendrá carácter excepcional.

6.3.—La documentación técnica en que se base la solicitud de instalación deberá contener como documento específico, un estudio exhaustivo, en que se justifique por medio de fotografías, fotomontajes, o medios similares la ausencia total de afección para el inmueble y su entorno, en especial en la envolvente visible desde cualquier espacio o viario público.

6.4.—Por tratarse estas instalaciones de elementos no previstos específicamente en el PESP-CAT, las solicitudes que afecten a inmuebles declarados BIC, incluidos en el IPCA o catalogados con Nivel de Protección Integral, y también a los situados en Conjunto Histórico, Camino de Santiago, o entornos de BICs aún cuando no cuenten con catalogación individualizada, precisarán de previa autorización por parte de la Consejería de Cultura.

TITULO 3. RÉGIMEN JURÍDICO

Artículo 7.—Título habilitante

El título habilitante ejecución de estas instalaciones será la declaración responsable o la licencia de obras, de conformidad con lo previsto en el artículo 228 bis del DL 1/2004, de 22 de abril, TROTUAS, introducido en dicho texto en virtud de lo dispuesto en la Disposición Final Cuarta de la Ley 4/2021, de 1 de diciembre, de Medidas Administrativas Urgentes o norma que lo sustituya.

Artículo 8.—Documentación a presentar

8.1.—Las solicitudes o declaraciones responsables deberán presentarse en formulario normalizado, de conformidad con las formas de presentación de documentos establecidas en las normas reguladoras de procedimiento administrativo común y a través de cualquiera de los canales establecidos por el Ayuntamiento de Avilés, salvo aquellos supuestos en los que sea obligatorio relacionarse a través de medios electrónicos que deberán presentarlo a través de la sede electrónica del Ayuntamiento de Avilés.

8.2.—Se deberá aportar:

• Modelo normalizado (solicitud de licencia o declaración responsable)

• Documento descriptivo de instalación fotovoltaica de autoconsumo, suscrito por técnico competente, que deberá contener:

a. Datos del titular de la instalación a realizar.

b. Ubicación del inmueble donde se realizará la instalación, con indicación de la Referencia catastral

c. Fotografías del inmueble

d. Plano o croquis de la instalación de los módulos. Al menos plano de alzado y plano de planta con el detalle del punto de instalación del generador fotovoltaico sobre el tejado/cubierta, espacio ocupado por éstos y en caso de estructuras superpuestas (no coplanares) altura añadida al edificio.

e. Características de la instalación fotovoltaica.

Disposición final única.—Comunicación, publicación y entrada en vigor

De conformidad con lo dispuesto en los artículos 56.1, 65.2 y 70.2 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local, y 131 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, de Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, la publicación y entrada en vigor de esta ordenanza se producirá de la siguiente forma:

a) El acuerdo de aprobación definitiva de la presente ordenanza se comunicará a la Administración del Estado y a la Administración de la Comunidad Autónoma Principado de Asturias.

b) El citado acuerdo de aprobación definitiva y ordenanza se publicará, asimismo, en el Boletín Oficial del Principado de Asturias.

c) La Ordenanza entrará en vigor una vez que haya transcurrido el plazo establecido en el artículo 65.2 LRBRL —15 días hábiles a contar desde la recepción de la comunicación del acuerdo plenario definitivo por la Administración del Estado y de la Comunidad Autónoma correspondiente— conforme dispone el artículo 70.2 LRBRL.”

En Avilés, a 24 de noviembre de 2022.—El Concejal Responsable del Área de Movilidad, Sostenibilidad, Mantenimiento y Diseño Urbano (P. D. Alcaldía de 22 de junio y 6 de septiembre de 2019).—Cód. 2022-09014.