Buscar en el BOPA :

Consultar una disposición

Boletín Nº 114 del miércoles 15 de junio de 2022

OTRAS DISPOSICIONES

CONSEJERÍA DE DERECHOS SOCIALES Y BIENESTAR

Resolución de 5 de mayo de 2022, de la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar, por la que se aprueba el Plan de Inspección de Servicios Sociales del ejercicio 2022.

La Ley del Principado de Asturias 18/1999, de 31 de diciembre, que modificó la Ley del Principado de Asturias 5/1987, de 11 de abril, de Servicios Sociales, preveía por primera vez, en nuestra Comunidad Autónoma, una inspección en materia de servicios sociales.

Posteriormente, el Preámbulo de la Ley 1/2003, de 24 de febrero, de Servicios Sociales, reafirmaba el papel de la Inspección configurándola como el órgano al que corresponde velar por el cumplimiento de la normativa en materia de servicios sociales y garantizar una adecuada calidad en la prestación de los servicios. Entre las funciones que esta Ley atribuye a la Inspección, se encuentran las de velar por el respeto de los derechos de los usuarios de los servicios sociales, controlar el cumplimiento de la normativa vigente y el nivel de calidad de los servicios sociales que se presten en el Principado de Asturias, máxime si cabe en una situación de pandemia sanitaria como la que vivimos.

Para el desarrollo de sus funciones la Inspección realizará, entre otras actividades, la de vigilar el cumplimiento de la normativa en materia de servicios sociales.

En el nivel reglamentario y con anterioridad a la citada Ley de Servicios Sociales de 2003, el Decreto 79/2002, de 13 junio, por el que se aprobó el Reglamento de autorización, registro, acreditación e inspección de centros de atención de servicios sociales, disponía que estos centros serán objeto de inspección en los términos previstos en la normativa de aplicación, imponiendo a los titulares de los centros, sus representantes y su personal un deber de colaboración para el normal desarrollo de las funciones de la inspección, permitiendo el acceso del personal inspector a los centros e instalaciones y facilitando la información, documentos y datos que les sean requeridos.

Reiterando el tenor de dicha regulación, el Decreto 43/2011, de 17 de mayo, por el que se aprueba el Reglamento de Autorización, Acreditación, Registro e Inspección de Centros y Servicios Sociales, dedica su capítulo V a la inspección de Servicios Sociales regulando en su artículo 31 el Plan anual de Inspección y señalando su contenido.

Delimitada la función inspectora en servicios sociales, cabe recordar que su ámbito de aplicación viene explicitado por la tipología de centros y servicios sociales recogida en los artículos 3 y 4 del citado Decreto 43/2011, que amplía, de modo notable, el ámbito fijado por el, asimismo citado, Decreto 79/2002 tan solo referido a algunos tipos de centros. A todo lo anterior, ha de unirse el régimen de autorización e inspección en guarderías infantiles cuya regulación obra en el Decreto 47/90, de 3 de mayo y que es competencia de esta Consejería, sin perjuicio de las competencias atribuidas en dicho Decreto, a la Consejería competente en materia sanitaria. El Servicio de Inspección y Calidad tiene asimismo entre sus cometidos la acreditación de entidades, centros y servicios sociales, públicos y privado.

Conforme dispone el art.8 bis en la redacción dada por el Decreto 38/2020 de 2 de julio de modificación del Decreto 84/2019, de 30 de agosto por el que se establece la estructura orgánica básica de la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar, al Servicio de Inspección y Calidad le corresponde: ” ejercer las funciones inspectoras de servicios y prestaciones económicas del Sistema Público de Servicios Sociales del Principado de Asturias con el fin de verificar el exacto cumplimiento de la normativa de aplicación, así como las funciones correspondientes al Registro de entidades, centros y servicios sociales reguladas por la misma. Este servicio, además, será el encargado del diseño y evaluación de las políticas de calidad de las prestaciones ligadas al Sistema para la Autonomía Personal y Atención a la Dependencia, con independencia de su naturaleza y tipología”.

En este plan de inspección sigue la senda de los anteriores planes de profundizar en un mayor nivel de detalle en la determinación de los objetivos y las acciones concretas a desarrollar, en aras a una mayor transparencia en la actuación inspectora en servicios sociales.

El pasado año 2021, como el anterior 2020, ha estado marcado por la gestión de la pandemia provocada por el COVID-19 en un año en que, como ya se indicaba en el preámbulo de los planes de inspección de los años 2020 y 2021: “La crisis sanitaria motivada por la COVID-19 y el impacto que ésta ha tenido, especialmente en los centros residenciales para personas dependientes, así como en el resto de centros y servicios sociales, exigen una labor extra de control y seguimiento de los mismos por parte del Servicio de Inspección y Calidad)...”

En este sentido, la gestión de la actividad del Servicio de Inspección y Calidad, en plena conexión con planes anteriores aprobados, basculó, de un lado y de modo relevante, en la labor de asesoramiento y apoyo a los centros residenciales de personas mayores y personas con discapacidad, centros de atención diurna o cualesquiera otro propio del ámbito competencial de la Consejería, ceñida a este contexto de pandemia sanitaria, en la interpretación y aplicación de las cuestiones planteadas en relación con los procedimientos de actuación frente al Covid en residencias y en centros sociosanitarios, según se publicaban una vez validados por la autoridad sanitaria, con base en las indicaciones del Ministerio de Sanidad y de la Consejería de Salud del Principado de Asturias.

Así las cosas, en los documentos de recomendaciones que ofrecen un marco general de actuación, se establece de modo explícito que las consultas podrán ser elevadas a través de las direcciones/gerencias del centro/s o servicios al Servicio de Inspección y Calidad de la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar, que contará con el apoyo y asesoramiento de la Comisión Técnica de Coordinación Sociosanitaria.

De otra parte, es de reseñar la participación del Servicio de Inspección y Calidad en el Sistema de Vigilancia y Alerta Temprana COVID19 en Centros Residenciales de Servicios Sociales (SisVAT-COVID19), como una herramienta articulada por la Dirección General de Planificación, Ordenación y Adaptación al Cambio Social de la Consejería de Derechos Sociales que ha permitido establecer un canal de comunicación desde la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar con cada centro residencial que opera en el Comunidad Autónoma y cuyo reporte de datos se remite a la Fiscalía Superior del Principado de Asturias.

En el ámbito de la atención diurna de personas mayores, personas con discapacidad y menores de edad, la comunicación de datos/incidencias Covid ha sido también de extraordinaria importancia en el rastreo de contactos estrechos a través de rastreocovid.

Todo lo anterior, sin perjuicio de la realización de actos de inspección a centros de servicios sociales con motivo de la aplicación del procedimiento de actuación frente al Covid en caso de brote en el centro.

En el ámbito temporal de aplicación de este Plan y atendiendo a la evolución situación epidemiológica de la región, la actuación del Servicio de Inspección y Calidad se acomodará a las necesidades de cada momento de conformidad con las previsiones de los documentos de actuación ante la Covid-19 en el ámbito de los servicios sociales del Principado de Asturias.

En otro orden de cosas a la respuesta al desafío Covid, desde la proactividad de las políticas sociales y con el objeto de impulsar un giro en el modelo actual de Cuidados de Larga duración, tanto en el sector público como en el privado, desde la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar se elaboró la Estrategia para los cuidados de larga duración en el Principado de Asturias.

Destacando y reconociendo los logros alcanzados, pero sin ignorar los elementos esenciales que permiten lograr un cuidado realmente centrado en las personas, ofreciendo protección a las mismas, dispensando atención en entornos seguros pero sin perder de vista que éstos deben facilitar y apoyar vidas que merezcan la pena ser vividas y donde las personas puedan seguir tomando sus propias decisiones contando con los oportunos apoyos que así lo permitan, surge con este propósito la Estrategia para la Transformación del modelo de Cuidados de Larga Duración para personas adultas en el Principado de Asturias (Estrategia T-CLD-Asturias).

El documento que recoge el contenido de esta estrategia se estructura en tres partes:

— En la primera parte se ofrece una descripción y análisis de la situación de la que partimos, incluyendo datos de población, un breve resumen de la red de servicios actuales, una primera aproximación de lo que las personas esperan y desean respeto a sus futuros cuidados y un análisis cualitativo de las fortalezas y debilidades del modelo y sistema actual, haciendo especial referencia a las limitaciones existentes, antes y tras la crisis de la COVID-19. De toda esta información se concluyen, finalmente, doce necesidades generales y un conjunto de recomendaciones dirigidas al ámbito de los Servicios Sociales, de titularidad pública y privada.

— En su segunda parte, se propone la definición de un modelo orientador de la atención en el CLD en el ámbito de los Servicios Sociales, el cual parte de una inequívoca fundamentación ética, así como del principal conocimiento técnico y científico existente en distintos campos y disciplinas relacionadas con el cuidado. Se describe en tres niveles complementarios: los valores éticos que orientan el cuidado, los criterios que definen la calidad de la atención, y los criterios y elementos clave en el diseño y organización de los diferentes centros y servicios. De este modo se propone un marco orientador de calidad que, integrando atención y elementos de gestión, se articula en torno a 5 pilares y se concreta en 25 criterios de calidad. Veinticinco criterios que, a su vez, sugieren distintas líneas y elementos de acción clave para ser desarrollados.

De hecho, con fecha 15 de diciembre de 2021 se aprueba la resolución de la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar por la que se define modelo orientador de la calidad de la atención como marco referente de los centros y servicios, propone un marco de acción global que integra un total de 105 medidas a desarrollar en un horizonte temporal de seis años (2021-2027) y apuesta por una acción coparticipada a través de la Red-TCLD-Asturias.

Con ello no se pretende dictar con exactitud cómo deben ser diseñados y gestionados los distintos servicios, entendiendo que esto compete a sus proveedores, tanto del sector público como privado, quienes deben contar con un margen de flexibilidad que les permita adaptarse a las necesidades y preferencias de las personas, de los grupos y de los territorios, a la par de lograr modelos sostenibles. Se trata de establecer un marco de calidad que proteja cuestiones esenciales referidas a la seguridad y a la calidad del cuidado y, de manera muy especial, a todos aquellos aspectos que atañen a la calidad de vida y a la protección de los derechos en el día a día de las personas que precisan apoyos.

— En su tercera parte, entendiendo que afrontamos un proceso temporal extenso y que, por tanto, deberá tener continuidad, se presenta la Estrategia la Transformación del CLD a personas adultas en el Principado de Asturias en el ámbito de los Servicios Sociales. La cual se estructura en cinco áreas, veinte líneas de acción y un total de ciento cinco medidas. Una propuesta para la acción que se sitúan en clara coherencia con el modelo orientador de la atención propuesto y que procede de la escucha y el diálogo con los diferentes actores del cuidado.

Dentro de las líneas de acción que esta Estrategia despliega se incluyen distintas medidas dirigidas al cuidado no institucional, concretamente el incremento de las prestaciones y servicios de cuidado en casa, el desarrollo de viviendas en la comunidad integrando cuidados personalizados y el cambio del actual modelo residencial institucional, apostando por el desarrollo de pequeñas unidades de convivencia modelo hogareño. La estrategia, además, pretende impulsar proyectos innovadores de cuidado, los cuales se conciben como experiencias piloto que permitan probar y testar iniciativas novedosas que den respuestas flexibles a las necesidades diversas de las personas y de sus territorios. Proyectos piloto que serán evaluados tanto en su capacidad para generar impactos positivos en la calidad de vida de las personas como su sostenibilidad y en la eficiencia de su gestión y que serán autorizados desde el Servicio de Inspección y Calidad.

La financiación de la Unión Europea a través del Fondo de Recuperación y Resiliencia: Next Generation EU, generado para dar respuesta a la crisis originada por la Covid-19 apuesta por con rotundidad por esta línea. El Gobierno de España, a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, establece diez políticas palanca y, concretamente, en la VIII “Nueva economía de los cuidados y políticas de empleo” incluye el componente 22 “Plan de choque para la economía de los cuidados y refuerzo de las políticas de inclusión” que incide en acciones tendentes hacia un modelo residencial más desinstitucionalizado, así como la modernización y refuerzo de los servicios sociales, promoviendo la innovación y el uso de nuevas tecnologías. El Plan presenta una serie de reformas e inversiones que contribuirán a la aplicación del Pilar Europeo de Derechos Sociales y del Plan de Acción, adoptado en la Cumbre de Oporto de 7 de mayo de 2021. Entre estas inversiones se encuentran las relativas a cuidados de larga duración, tal y como se recoge en la consideración 28 de la Decisión de Ejecución del Consejo.

La mencionada Estrategia para la Transformación del modelo de Cuidados de Larga Duración para personas adultas en el Principado de Asturias (Estrategia T-CLD-Asturias), se enmarca dentro del componente 22 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Una propuesta de compromiso con el cambio, un compromiso de liderar un proceso de progresiva transformación del actual paradigma del cuidado de larga duración (CLD) en el ámbito de los actuales Servicios Sociales y concretamente en el actual modelo residencial.

Este alineamiento del Plan Anual de Inspección con las Estrategia TCLD en Asturias, permite implementar la medida 101 de la Estrategia para la transformación del cuidado de larga duración de Asturias recoge la elaboración de planes de inspección alineados con la misma. Para lograr este propósito se incorporan en el presente plan de inspección tres ámbitos de actuación relevantes:

— Autorización de proyectos de carácter experimental al amparo de lo dispuesto en la Disposición Adicional 2.ª apartado 2 en el marco de financiación apuntado anteriormente en línea con la previsión de las medidas: de un lado, la 73 identificando y apoyando proyectos piloto innovadores en el cuidado de larga duración (unidades de convivencia modelo hogareño) dentro de la línea de acción 4.1 Innovación y buenas practicas; y de otro la 48 subvenciones para apoyar procesos de cambio o mejora acordes al nuevo modelo de atención de cuidados de larga duración dentro del área III apoyo a la transformación y a la gestión del cambio en los centros y servicios.

— Implementación de medidas contempladas en la referida Estrategia que pueden abordarse en este ejercicio del Plan dentro del horizonte temporal previsto en la aquella de seis años (2021-2027), tales como el control y eliminación de la sujeciones tendente al cuidado libre de sujeciones conforme se indica en el criterio 8 (prevención y actuación ante la mala praxis y el mal trato) del segundo pilar relativo a la seguridad principalmente dentro del marco de inspecciones monográficas ubicadas en la acción 3.1 de los planes de inspección de años anteriores.

— Dentro del marco de medidas incorporadas a la Estrategia a la línea de acción 2.4 desinstitucionalización y apuesta por el cuidado en casa y la línea de acción 3.1 modificación normativa y otras medidas administrativas se prestará especial atención en este Plan de Inspección al avance en la normativa, en la autorización, acreditación e inspección, continuando con la línea de inspecciones monográficas iniciadas en los planes de años anteriores, de los servicios de ayuda a domicilio, teleasistencia y asistente personal.

Por su parte, la Ley 11/2018 de 16 de noviembre, de la Inspección General de Servicios establece en su artículo 4.º dedicado a las relaciones con las inspecciones sectoriales que: “A fin de coordinar sus respectivas actuaciones, se remitirán a la Inspección General de Servicios, con carácter previo a su aprobación, las propuestas de planes de actuación de las Inspecciones sectoriales”. En razón de lo anterior, se ha procedido a remitir la propuesta de Plan de Inspección a la Inspección General de Servicios para su conocimiento y efectos.

Por lo expuesto, en el ejercicio de las funciones atribuidas por la Ley 1/2003, de 24 de febrero, de Servicios Sociales, y con el objeto de dar adecuado cumplimiento al mandato establecido por el artículo 31 del Decreto 43/2011, de 17 de mayo

RESUELVO

Primero.—Aprobar el Plan de Inspección de Servicios Sociales para el ejercicio 2022, que se incluye como anexo a esta Resolución.

Segundo.—Autorizar al Jefe del Servicio de Inspección y Calidad de Centros a dictar las instrucciones necesarias para la organización, desarrollo, concreción y aplicación de este Plan de Inspección de Servicios Sociales.

Tercero.—Ordenar la publicación de la presente Resolución en el Boletín Oficial del Principado de Asturias.

En Oviedo, 5 de mayo de 2022.—La Consejera de Derechos Sociales y Bienestar, Melania Álvarez García.—Cód. 2022-04589.

Anexo

Plan de Inspección de servicios sociales en el Principado de Asturias para el año 2022

Primero.—Órgano responsable

El órgano administrativo responsable de la ejecución del Plan será el Servicio de Inspección y Calidad, dependiente de la Dirección General de Planificación, Ordenación y Adaptación al Cambio Social, que lo ejecutará ajustándose al marco normativo vigente.

Segundo.—Objetivos

El presente Plan de Inspección tiene como finalidad la consecución de los siguientes objetivos, conforme a los principios de legalidad, economía, celeridad, eficacia, objetividad, transparencia, imparcialidad y calidad en la atención a las personas:

1.º Garantizar los derechos de las personas usuarias de los centros de atención social objeto de regulación normativa velando por:

a) Que a tal garantía coadyuve el cumplimiento de las condiciones materiales y organizativo-funcionales establecidas en el Decreto 43/2011, de 17 de mayo, por el que se aprueba el Reglamento de Autorización, Acreditación, Registro e Inspección de Centros y Servicios Sociales y las disposiciones concordantes.

b) La detección de situaciones de deficiente atención a las personas usuarias.

2.º En aras a mantener la legalidad vigente, la detección de situaciones de funcionamiento irregular de centros, así como vigilar su situación para que se adapten a las condiciones materiales y organizativo-funcionales en los términos establecidos en el citado Decreto 43/2011, de 17 de mayo y disposiciones concordantes.

3.º Para la formación y consolidación de la red de centros del Sistema para la Autonomía y la Atención a la Dependencia en el territorio del Principado de Asturias y la promoción de unos servicios sociales de calidad, la acreditación, de aquellos centros que habiéndolo solicitado, cumplan los requisitos establecidos de acuerdo con el procedimiento reglamentariamente fijado.

4.º Comprobar y asesorar en el efectivo y correcto cumplimiento de las condiciones establecidas en requerimientos o en las resoluciones de procedimientos de autorización o acreditación de centros.

Tercero.—Normativa de aplicación

En el ejercicio de la función inspectora se aplicará la normativa vigente en materia de servicios sociales, especialmente:

— La Ley 1/2003, de 24 de febrero, de Servicios Sociales.

— La Ley 7/1991, de 5 de abril, de asistencia y protección al anciano.

— El Decreto 43/2011, de 17 de mayo, por el que se aprueba el Reglamento de Autorización, Acreditación, Registro e Inspección de Centros y Servicios Sociales, y en lo que resulte de aplicación según su Disposición Transitoria Tercera el Decreto 79/2002, de 13 de junio, por el que se aprueba el Reglamento de autorización, registro, acreditación e inspección de centros de atención de servicios sociales.

— El Decreto 37/2003, de 22 de mayo, por el que se aprueba el Reglamento de la Ley del Principado de Asturias 5/1995, de 6 de abril, de promoción de la accesibilidad y supresión de barreras, en los ámbitos urbanístico y arquitectónico.

— Decreto 47/1990, de 3 de mayo, por el que se regula las condiciones y requisitos higiénico-sanitarios que deben cumplir los establecimientos destinados a Guardería Infantiles del Principado, así como su régimen de autorización.

— Resolución de 22 de junio de 2009 de la Consejería de Bienestar Social y Vivienda, por la que se desarrollan los criterios y condiciones para la acreditación de centros de atención de servicios sociales en el ámbito territorial del Principado de Asturias y sus modificaciones.

— Resolución de 15 de diciembre de 2021 de la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar por la que se define el Modelo orientador de la Atención de los centros y servicios que ofrecen cuidados/apoyos de larga duración a personas adultas en el Principado de Asturias.

Además de lo anterior como marco de referencia para la ejecución de este Plan:

— Estrategia para la Transformación del modelo de cuidados de larga duración a personas adultas en el Principado de Asturias.

Cuarto.—Líneas de actuación y acciones concretas

1.ª) Línea de actuación: Inspección para la autorización de nuevos centros o de modificaciones sustanciales de centros ya existentes en los términos del artículo 6.1 a) in fine del citado Decreto 43/2011, de 17 de mayo. Esta línea de actuación perseguirá el cumplimiento de la legalidad conforme a los principios de agilidad, proporcionalidad, eficiencia y eficacia.

1.1. Acción: Inspección para autorización de nuevos centros de titularidad privada, o de las modificaciones sustanciales en centros ya existentes: se llevarán a cabo dentro del plazo establecido para la tramitación del procedimiento que es de 4 meses conforme dispone el artículo 12.5 del citado Decreto 43/2011, de 17 de mayo. En el supuesto de centros de nueva creación, se realizará una visita de inspección en todo caso, que se llevará a cabo en un solo acto.

1.2 Acción: Inspección para la autorización de nuevos servicios de titularidad privada: se llevarán a cabo, en su caso, dentro del plazo establecido para la tramitación del procedimiento que es de 1 meses conforme dispone el artículo 12.5 párrafo final del citado Decreto 43/2011, de 17 de mayo una vez valorada la documentación inicialmente aportada y la complementaria que fuere requerida, cuando se estime oportuna dicha visita de inspección.

1.3. Acción: Comprobación del cumplimiento de las condiciones materiales y organizativo-funcionales por parte de nuevos centros de titularidad pública: se realizará una visita de comprobación al centro público en el plazo de un mes a contar desde la comunicación por el centro de su puesta en funcionamiento prevista en el artículo 8.2 del meritado Decreto 43/2011.

1.4. Acción: Inspección para la comprobación de cumplimiento de las condiciones resolutorias establecidas en requerimientos o resoluciones de autorización. Finalizado el plazo otorgado para la subsanación o corrección de las deficiencias observadas, se realizará la oportuna inspección en el plazo máximo de tres meses, de la que se extenderá acta que refleje el grado real de cumplimiento de lo requerido.

1.5 Acción: Autorización de proyectos de carácter experimental al amparo de lo establecido en la Disposición Adicional 2.ª apartado 2.º del Decreto 43/2011 precitado, pudiendo establecerse mecanismos de evaluación intermedia de la actividad autorizada, así como cualesquiera actos de inspección de oficio por los mecanismos previstos en la Ley.

2.ª) Línea de actuación: Inspección para la acreditación de centros de titularidad privada en el ámbito del Principado de Asturias. Esta línea de actuación está orientada por los principios de agilidad, proporcionalidad y calidad en la atención a las personas dependientes.

Acción 2.1. Inspección previa a la acreditación de los centros de titularidad privada. Se efectuará, con carácter general la oportuna visita para comprobar el cumplimiento de los requisitos exigidos y su grado de implantación según lo dispuesto en la normativa vigente, dentro del plazo de 3 meses establecido para la tramitación del procedimiento (artículos 19. 4 y 5 del Decreto 43/2011).

Acción 2.2. Inspección para la comprobación de cumplimiento de las condiciones establecidas en requerimientos o las condiciones resolutorias establecidas en las resoluciones de acreditación. Finalizado el plazo otorgado para la subsanación o corrección de las deficiencias observadas, se realizará la oportuna inspección en el plazo máximo de tres meses, de la que se extenderá acta que refleje el grado real de cumplimiento de lo requerido.

3.ª) Línea de actuación: Inspecciones de oficio completas o monográficas, por denuncia, orden superior o a petición razonada de otros órganos administrativos. La inspección también podrá realizarse a solicitud del propio centro a inspeccionar. Esta línea de actuación se regirá por el principio de transparencia, proporcionalidad, eficacia y calidad en la atención a las personas.

3.1. Acción: Inspecciones completas. Las labores de inspección verificarán el cumplimiento de todos los requisitos de funcionamiento de los centros públicos y privados por orden superior o a petición razonada de otros órganos administrativos, siempre que existan motivos de interés general que así lo aconsejen.

3.2. Acción: Inspecciones monográficas.

Continuando con la línea de inspecciones monográficas iniciadas en los planes de años anteriores, se hace en este ejercicio especial énfasis en el control del cumplimiento de lo previsto en el protocolo de actuación frente al COVID-19 en los centros y servicios (SAD) del ámbito del sistema de servicios sociales del Principado de Asturias en el Principado de Asturias (SASS).

En este año se quiere hacer especial incidencia en el ámbito del Servicio de Ayuda a domicilio dentro del marco de medidas incorporadas a la Estrategia ya citadas: línea de acción 2.4 desinstitucionalización y apuesta por el cuidado en casa y la línea de acción 3.1 modificación normativa y otras medidas administrativas mediante la realización de actuaciones inspectoras en los servicios de ayuda a domicilio, que permitan el avance en el impulso, que genere un mejor conocimiento de la situación del sector que pueda plasmarse en la normativa de desarrollo.

Asimismo, como una línea de actuación inspectora monográfica dirigida a la implementación las medidas contempladas en la referida Estrategia que pueden abordarse en este ejercicio del Plan, en concreto, en el criterio 8 (prevención y actuación ante la mala praxis y el mal trato) del segundo pilar relativo a la seguridad, se centrará en el control y eliminación de la sujeciones tendente al cuidado libre de ellas, teniendo en cuenta la previsión y proyección de la Estrategia en este punto, la normativa sectorial de servicios sociales, como también lo previsto en la Instrucción 1/2022, de 19 de enero, de la Fiscalía General del Estado, sobre el uso de medios de contención mecánicos o farmacológicos en unidades psiquiátricas o de salud mental y centros residenciales y/o sociosanitarios de personas mayores y/o con discapacidad, procurando una colaboración activa con la Fiscalía en este punto.

3.3. Acción: Inspecciones por denuncia. Las inspecciones de comprobación de reclamaciones, quejas y denuncias tendrán preferencia en su programación sobre el resto de asuntos o líneas de actuación comprendidas en este plan y se realizarán actuaciones para su atención en el plazo de cinco días hábiles desde su entrada en el Servicios de Inspección y Calidad cuando los hechos denunciados pudieran ser constitutivos de las infracciones previstas en el artículo 28.3 a), de la Ley 7/91 del Anciano, relativo a irregularidades en la observancia, sobre la salud o seguridad de las personas o las previstas en los artículos 56.1 apartados c) y d) y 57.1 apartados a), b), c) e) y f) de la Ley 1/2003 de Servicios Sociales.

Corresponderá al Servicio de Inspección y Calidad la comprobación de reclamaciones, quejas y denuncias presentadas para su valoración y determinación de la urgencia de su atención de acuerdo con lo previsto en el párrafo anterior.

El procedimiento por denuncia se ajustará a los principios y requisitos previstos en el artículo 62 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre del Procedimiento Administrativo Común.

Se informará al denunciante del resultado de la inspección, lo cual no implicará vista ni traslado de los documentos que obren en el expediente, salvo que le sea reconocida la condición de interesado, previa solicitud en los términos de la normativa de procedimiento administrativo común y respetando la normativa de datos de carácter personal. En el caso de que la reclamación, queja o denuncia sea anónima, las actuaciones inspectoras que pudieran derivarse como consecuencia de las mismas se considerarán iniciadas de oficio por el propio órgano y perderán el carácter prioritario.

Las inspecciones por denuncia se realizarán en horario nocturno cuando su objeto sea la comprobación de hechos o requisitos de funcionamiento y se estime oportuno realizarla en dicha franja horaria.

Siguiendo la estela de planes anteriores, en los centros que sean objeto de inspección por denuncia, además de comprobar el cumplimiento de la normativa vigente, podrá realizarse una evaluación complementaria de la atención dispensada con el objeto de proponer, en su caso, recomendaciones para la mejora de la misma y a la vista de la experiencia, teniendo en cuenta la Estrategia TLCD y los criterios del modelo orientador de Cuidados de Larga duración aprobado por resolución de 15 de diciembre de 2021.

Esta evaluación complementaria puede realizarse en otras actuaciones inspectoras como aquellas que se celebren de oficio o a petición de parte interesada cuando el Servicio de Inspección y Calidad así lo considere oportuno.

El informe de evaluación complementaria figurará como anexo al informe de la actuación inspectora, será objeto de remisión íntegra al titular del centro y cuando aquélla proceda de denuncia, al denunciante en la parte relacionada con los hechos objeto de la denuncia así como las recomendaciones realizadas al centro.

4.ª) Línea de actuación: Asesoramiento para la autorización y acreditación de centros y servicios sociales, así como el asesoramiento en el cumplimiento de los requisitos de la normativa de servicios sociales establecidos en el Protocolo de actuación frente al COVID-19 en el ámbito de los servicios sociales en el Principado de Asturias.

Esta línea de actuación se rige por los principios de colaboración y eficacia.

4.1. Acción: Asesoramiento para la autorización. Atención de las peticiones de asesoramiento previo sobre los trámites y cumplimiento de requisitos necesarios para la creación, adaptación o modificación de centros y servicios sociales, que se efectuará, en la medida de lo posible atendiendo a la evolución de la situación epidemiológica, de manera personalizada en las dependencias y por técnicos del servicio.

En las solicitudes de autorización de creación de centros se realizará, con carácter general y a instancia del interesado, asesoramiento por el personal técnico del Servicio competente en la materia de las condiciones materiales exigibles al centro con carácter previo a la presentación del visado de proyecto de obra a que se refiere el artículo 11 del meritado Decreto 43/2011. En este supuesto, se realizará asimismo asesoramiento de las condiciones organizativo-funcionales por personal técnico del Servicio para la preparación de la documentación y organización de recursos humanos exigibles para la autorización de funcionamiento del centro.

En las solicitudes de puesta en funcionamiento de servicios de titularidad privada se realizará, con carácter general y a instancia del interesado, se realizará asimismo asesoramiento de las condiciones organizativo-funcionales por personal técnico del Servicio para la preparación de la documentación y organización de recursos humanos exigibles para la puesta en funcionamiento del servicio.

4.2. Acción: Asesoramiento para la obtención y mantenimiento de la acreditación en los centros. El personal técnico del Servicio prestará asesoramiento para la obtención o mantenimiento de la acreditación a los centros de servicios sociales privados. Esta actuación podrá incluir la visita al centro con el objetivo de conocer in situ cómo se aplican y concretan los criterios exigidos en la normativa que regula la acreditación de centros desde la perspectiva de las cuestiones técnicas y metodológicas y en función de lo anterior, asesorar a los responsables de los centros y/o a los equipos profesionales sobre la correcta aplicación de elementos clave, procesos y pautas para el cumplimiento de los criterios exigidos referidos a cuestiones técnicas y metodológicas.

4.3. Acción: Asesoramiento para la obtención y mantenimiento de la acreditación en los servicios. El personal técnico del Servicio prestará asesoramiento para la obtención o mantenimiento de la acreditación de los servicios sociales de titularidad privada. Esta actuación podrá incluir la visita a la sede del servicio con el objetivo de conocer cómo se aplican y concretan los criterios exigidos en la normativa que regula la acreditación de servicios desde la perspectiva de las cuestiones técnicas y metodológicas y en función de lo anterior, asesorar a los responsables y/o a los equipos profesionales sobre la correcta aplicación de elementos clave, procesos y pautas para el cumplimiento de los criterios exigidos referidos a cuestiones técnicas y metodológicas.

4.3. Acción: Asesoramiento en el cumplimiento de los requisitos de la normativa de servicios sociales establecidos en el Protocolo de actuación frente al COVID-19 en el ámbito de los servicios sociales en el Principado de Asturias.

4.4. Acción: Información a los centros y servicios sobre la Estrategia TCLD y asesoramiento para el avance de los mismos en el desarrollo de los criterios del modelo orientador de CLD.

Quinto.—Criterios para su ejecución y seguimiento

5.1. La actividad inspectora se acomodará a las siguientes pautas de intervención:

I. La Inspección actuará de oficio, bien por orden superior o a petición razonada de otros órganos administrativos, o por denuncia. La inspección también podrá realizarse a solicitud de la propia entidad, centro o servicio a inspeccionar.

II. Con carácter general, las visitas de inspección no se comunicarán previamente y podrán efectuarse en días laborables y festivos, tanto en horario diurno como nocturno.

III. Las inspecciones se desarrollarán con arreglo a los protocolos, en su caso, existentes.

IV. El personal inspector, una vez acreditado como tal, podrá:

a) Acceder a todas las dependencias del centro o sede del servicio inspeccionado sin previa notificación, salvo que la labor inspectora exija la entrada en domicilio particular, supuesto en el que se deberá recabar el consentimiento de la persona de cuyo domicilio se trata o, en su defecto, la correspondiente autorización judicial.

b) Recabar los documentos e informaciones y efectuar las pruebas, tomas de muestras, investigaciones o exámenes necesarios para comprobar los hechos objeto de inspección así como el cumplimiento de las obligaciones establecidas en la normativa sobre centros y servicios sociales, respetando, en todo caso, lo dispuesto por la normativa aplicable en materia de protección de datos de carácter personal.

c) Entrevistarse en privado con los profesionales del centro o servicio y con las personas usuarias del mismo o sus representantes legales.

d) Requerir la subsanación de las deficiencias o irregularidades que detecte.

e) Recabar el auxilio de otras autoridades e instituciones públicas para el efectivo ejercicio de la función inspectora.

V. De todo lo actuado se levantará la correspondiente acta comprensiva de los hechos constatados y, en su caso, de las infracciones a que pudieran dar lugar, que será firmada por el titular del centro, por su representante o en su defecto por la persona presente en la inspección y por el propio inspector actuante, facilitándose una copia al inspeccionado.

VI. La comprobación de supuestos tipificados como infracciones en la normativa sobre servicios sociales y/o la inobservancia de los requerimientos de subsanación que la inspección formule determinará la incoación de expediente sancionador.

VII. En el ejercicio de sus funciones, la Inspección de Servicios Sociales comunicará los hechos de que tuviera constancia y que pudieran ser constitutivos de delito o falta penal o de infracción administrativa al Ministerio Fiscal, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado o autoridad administrativa competente, respectivamente.

VIII. Los restantes órganos y organismos del Principado de Asturias están obligados, por ministerio de la Ley (art.49.2 Ley 1/2003) a colaborar con la mayor eficacia y celeridad con la Inspección siempre que sean requeridos para ello.

IX. Las personas responsables de las entidades, servicios y centros, así como sus representantes y el personal a su servicio, están obligados a facilitar las funciones de inspección en los términos del artículo 34 del Decreto 43/2011, de 17 de mayo.

5.2. La actividad comprobante del mantenimiento de los requisitos de acreditación se acomodará a las siguientes pautas de intervención:

I. La actividad comprobante del mantenimiento de los requisitos de acreditación actuará de oficio, bien por iniciativa propia, orden superior, a petición razonada de otros órganos administrativos o también solicitud de la propia entidad, centro o servicio.

II. Las visitas o inspecciones de acreditación podrán comunicarse previamente y se efectuarán, con carácter general, en días laborables y en horario diurno.

III. Las visitas o inspecciones se desarrollarán con arreglo a los protocolos que se hayan aprobado al efecto.

IV. El personal técnico actuante, una vez acreditado como tal, podrá acceder y recabar los documentos e informaciones y efectuar las pruebas para comprobar el cumplimiento de las obligaciones establecidas en la normativa sobre centros y servicios sociales, respetando, en todo caso, lo dispuesto por la normativa aplicable en materia de protección de datos de carácter personal.

V. Requerir la subsanación de las deficiencias o irregularidades relacionadas con la acreditación que detecte.

De todo lo actuado se levantará el correspondiente informe comprensivo de las actuaciones practicadas.

Las personas responsables de las entidades, servicios y centros, así como sus representantes y el personal a su servicio, están obligados a facilitar, en relación con la acreditación, las funciones a que se refiere el apartado b) del art. 20 del Decreto 43/2011, de 17 de mayo.

En el ejercicio de sus funciones el Servicio de Inspección y Calidad atenderá los asuntos con arreglo al siguiente orden de prelación:

1) Detección, constatación y suspensión de funcionamiento de centros y servicios o cierre de centros carentes de autorización.

2) Comprobación de los hechos denunciados por usuarios, familiares, entidades, asociaciones y servicios sociales de titularidad pública relativos a un funcionamiento irregular de centros o servicios autorizados o acreditados, deficiente atención o maltrato a los usuarios.

3) Verificación de los requisitos y condiciones establecidas en los procedimientos de autorización de centros y servicios sociales.

4) Comprobación de cumplimiento de las condiciones establecidas en requerimientos o resoluciones de autorización.

5) Inspecciones de oficio, comprobando el mantenimiento de las condiciones y requisitos necesarios para el otorgamiento de autorizaciones, así como todas aquellas que se lleven a cabo en función de necesidades.

6) Asesoramiento para la autorización y acreditación de centros y servicios sociales.

Sexto.—Medios personales y materiales

Para el desarrollo de la función inspectora y la actividad de autorización y/o acreditación, la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar dotará a la Inspección del personal y medios que resulten adecuados y garantizará la colaboración de los restantes órganos y organismos de ella dependientes.

Igualmente la Inspección contará con el apoyo de los servicios de inspección adscritos a otros departamentos de la Administración del Principado de Asturias y con la colaboración de otras Administraciones Públicas con facultades inspectoras o competencias en materia de servicios sociales.

Para el abordaje de la ejecución de este Plan se cuenta en la última RPT con la dotación de nuevos inspectores lo que es acorde y permite la implementación de la medida 98 de la Estrategia TLCD sobre la dotación del cuerpo de inspectores.

En el ámbito de los medios técnicos en el curso de este año se contará con medios tecnológicos para la elaboración de las actas de inspección, su firma y remisión por medios electrónicos, en relación con lo expuesto anteriormente en el punto 5.1 V, lo que supondrá un importante avance en el sentido propuesto en la medida 100 de la Estrategia precitada sobre modernización de medios técnicos.

Séptimo.—Publicidad de criterios interpretativos

El Servicio de Inspección y Calidad procederá a la publicación los criterios interpretativos de la normativa aplicable en materia de inspección en la web institucional del Principado de Asturias del área destinada a Servicios Sociales, el portal socialasturias.es