Buscar en el BOPA :

Consultar una disposición

Boletín Nº 251 del martes 28 de octubre de 2008

AYUNTAMIENTOS

DE LLANES

Anuncio de aprobación definitiva de la ordenana de terrazas de hostelería de Llanes

Acuerdo del Pleno de la Corporación de 3 de septiembre de 2008, por el que se aprueba definitivamente la ordenanza de terrazas de hostelería de Llanes.

La Corporación Municipal, en votación ordinaria, con los votos favorables del PSOE (10), que forman mayoría legal absoluta y en sentido negativo del Partido Popular (6), acuerda:

Primero.—Desestimar la alegación presentada por el grupo Municipal Popular, en base a los informes técnicos y jurídicos transcritos supra.

Segundo.—Aprobar definitivamente la Ordenanza Municipal reguladora de la instalación de terrazas de hostelería en la vía pública de Llanes.

Tercero.—Se proceda al publicación integra en el BOLETÍN OFICIAL del Principado de Asturias y tablón de anuncios del Ayuntamiento, entrando en vigor según lo previsto en el artículo 70.2 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las Bases del Régimen Local.

Cuarto.—Facultar a la Sra. Alcaldesa-Presidenta, o Concejal en quien delegue, para la suscripción de cuantos documentos, públicos o privados, sean precisos para el cumplimiento de este acuerdo.

Contra el citado acuerdo municipal, de carácter definitivo, que pone fin a la vía administrativa, puede formular recurso de reposición ante el Pleno de la Corporación, en el plazo de un mes, o bien interponer directamente recurso contencioso administrativo ante el Juzgado de esta Jurisdicción de Oviedo, en el plazo de dos meses, contados a partir de la fecha de notificación de la presente. Si en el plazo de un mes desde la fecha de interposición del recurso de reposición no recae resolución expresa, se entenderá desestimado, contra cuya denegación podrá interponer recurso contencioso-administrativo ante el Juzgado de esta Jurisdicción de Oviedo, en el plazo de seis meses, contado a partir del día siguiente a aquel en que se deba entender desestimado el recurso de reposición, sin perjuicio de cualquier otro recurso que estime procedente ejercitar.

Llanes a 18 de septiembre de 2008.—La Alcalde- sa.—19.320.

Anexo

ORDENANZA MUNICIPAL REGULADORA DE LA INSTALACIÓN DE TERRAZAS DE HOSTELERÍA EN LA VÍA PÚBLICA DE LLANES

Exposición de motivos

La presente ordenanza viene a regular, dentro de la esfera de la competencia municipal (Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las bases del Régimen Local y Reglamento de Bienes de las Entidades Locales aprobado por Real Decreto 1372/1986, de 13 de junio), la instalación de terrazas y cenadores en la vía pública y en los lugares definidos en la presente ordenanza para su utilización por establecimientos de hostelería en el concejo de Llanes.

El objetivo de la regulación es plantear un procedimiento autónomo para tramitar las licencias administrativas sobre este ámbito y para homogeneizar las condiciones del mobiliario a colocar en lugares públicos o en los espacios privados que en la ordenanza se señalan como susceptibles de instalación de terrazas y cenadores. Con la ordenanza se fijan además las dimensiones de las superficies susceptibles de ocupación, los espacios que se deben dejar para uso peatonal y las características que tienen que tener los viales, vías públicas, aceras, plazas o espacios libre para posibilitar la instalación de elementos vinculados al uso hostelero.

Las autorizaciones que se otorguen corresponden a un uso común especial de la vía pública. Se otorgan salvo el derecho de propiedad y sin perjuicio de tercero. Se entienden otorgadas en precario y son revocables por razones de interés público sin derecho de indemnización. El Ayuntamiento podrá obligar a la retirada de la terraza o cenador por razones excepcionales, siempre por el tiempo indispensable para el desarrollo del evento.

El particular no ostenta derecho alguno a la concesión de la autorización, por lo que su otorgamiento es discrecional sin perjuicio de la necesaria justificación de la resolución que se adopte, prevalecerá en todo momento el interés general sobre los titulares de los establecimientos.

La ordenanza recoge de forma completa el expediente administrativo que debe incoarse anualmente para obtener el derecho de instalación, los trámites que sigue el mismo y el régimen inspector y sancionador por incumplimiento de las condiciones de la ordenanza.

TITULO I. DISPOSICIONES GENERALES, CONTENIDO Y ALCANCE

Artículo 1.—OBJETO:

1. El objeto de esta ordenanza es regular el procedimiento, condiciones y requisitos necesarios para la instalación de elementos vinculados al uso hostelero como cenadores, terrazas, mesas, sillas, toldos, mamparas, cortavientos y cualquier otro de naturaleza análoga vinculados al citado uso hostelero en las vías y terrenos públicos del municipio de Llanes, así como, en relación a las condiciones estéticas y en su caso de tránsito peatonal sobre espacios libre privados con acceso desde zonas públicas.

2. La licencias y autorizaciones otorgadas en base a la presente ordenanza se considerarán sin perjuicio de las competencias y procedimientos establecidos por otras Administraciones Públicas para el otorgamiento de la preceptiva autorización o concesión para la ocupación cuando afecten a bienes ajenos al dominio público municipal.

3. Se excluye del ámbito de aplicación de la ordenanza las ocupaciones de la vía pública que excepcionalmente se puedan conceder con ocasión de la celebración de ferias, fiestas, actividades culturales o deportivas o para cualquier otro evento que se pueda organizar o autorizar por el Ayuntamiento de Llanes.

Artículo 2.—TITULARES DE LAS LICENCIAS MUNICIPALES:

1. Podrán optar a su instalación todos los industriales del ramo de hostelería, tanto personas físicas como jurídicas que dispongan de licencia municipal para su actividad o estén en tramitación y no tengan deudas reconocidas con la Hacienda Municipal.

2. Tendrán derecho a la instalación de terrazas los industriales que obtengan la licencia correspondiente con sujeción a las condiciones que se recogen en los títulos III y IV, y hayan satisfecho, cuando corresponda, las tasas previstas en las Ordenanzas Fiscales. En el caso de los establecimientos que soliciten la licencia durante el trámite de obtención de la licencia de actividad, la misma no podrá ser concedida hasta el previo otorgamiento de la misma.

3. Para la entrada en funcionamiento de las terrazas que se instalen en terrenos públicos será necesario el otorgamiento de la previa licencia municipal de actividad, tanto si incide en vía o terreno público de titularidad municipal, como en terrenos pertenecientes a otras Administraciones Públicas.

Artículo 3.—CONDICIONES DE LAS LICENCIAS A OTORGAR:

Las autorizaciones que se otorguen corresponden a un uso común especial de la vía pública. Se otorgan salvo el derecho de propiedad y sin perjuicio de tercero. Se entienden otorgadas en precario y son revocables por razones de interés público sin derecho de indemnización. El Ayuntamiento podrá obligar a la retirada de la terraza o cenador por razones excepcionales, siempre por el tiempo indispensable para el desarrollo del evento.

El particular no ostenta derecho alguno a la concesión de la autorización, por lo que su otorgamiento es discrecional sin perjuicio de la necesaria justificación de la resolución que se adopte, prevalecerá en todo momento el interés general sobre los titulares de los establecimientos.

TÍTULO II. CLASIFICACIÓN SEGÚN SU EMPLAZAMIENTO Y NATURALEZA

Artículo 4.—ESPACIOS AFECTADOS POR LA ORDENANZA:

1. De conformidad con lo señalado en la presente ordenanza, las obligaciones que se derivan de la misma en cuanto a instalación características estéticas y condiciones de uso serán aplicables a las instaladas en los siguientes espacios:

a) Terrenos públicos situados en el suelo urbano de Llanes, tales como calles, plazas, carreteras locales, avenidas y demás espacios libres o de dominio y uso público configurados como bienes de dominio público.

b) A los espacios libre privados o espacios privados abiertos al uso público, con independencia de a quien le corresponda la titularidad jurídica de los mismos. Para estos espacios serán de aplicación las condiciones generales de la ordenanza sobre su instalación sin perjuicio de que al no tratarse de terrenos públicos no estarán sujetos al pago de cantidad alguna en base a las ordenanzas fiscales.

2. No será de aplicación la ordenanza a los espacios de titularidad y uso privado exclusivo que no se encuentren abiertos al uso o paso público y que formen parte integrante de la actividad. A tal efecto se diferenciarán los espacios de este apartado por la existencia de elementos permanentes de obra que impidan o restrinjan el uso público del espacio.

Artículo 5.—ÁREAS A EFECTOS DE LA INSTALACIONES DE ELEMENTOS:

El suelo, a efectos de emplazamiento e instalación de conjuntos de cenadores, terrazas, mesas, sillas, toldos, mamparas, cortavientos y elementos análogos vinculados con el uso hostelero, queda clasificado conforme a las áreas delimitadas en la Ordenanza fiscal a efectos de poder establecer especificaciones sobre alguna de las mismas áreas delimitadas en el concejo de Llanes

Artículo 6.—MODELOS APLICABLES A CADA ÁREA DELIMITADA

Los modelos y condiciones aplicables a cada una de las áreas relacionadas en la ordenanza fiscal en cuanto a la categoría de las calles se les aplicarán las condiciones generales que se prevén en la presente ordenanza en base a los elementos que se pretendan instalar, sin perjuicio de las especialidades que puedan señalarse de manera específica para alguna de las áreas.

TÍTULO III. CONDICINES PARA LA INSTALACIÓN

CAPÍTULO I. DE LAS OCUPACIoNES DE TERRAZAS E INSTALACIONES DE ESTABLECIMIENTOS DE HOSTELERÍA EN GENERAL

Artículo 7.—LUGAR DE COLOCACIÓN:

Las mesas y sillas se colocarán como norma general adosadas a la fachada del establecimiento sin superarla en longitud, de tal forma que quede un paso libre peatonal suficiente, de al menos un metro y medio de ancho, siempre que con ello no se ponga en peligro la seguridad del peatón en aceras junto a calzadas con alta intensidad de tráfico; no obstante podrá autorizarse la instalación con otra disposición cuando lo solicite el interesado y existan razones especiales que así lo aconsejen previo informe municipal. En estos casos, la concesión de la preceptiva licencia de ocupación estará sujeta a las prescripciones de los informes técnicos municipales.

En el supuesto de disposición longitudinal junto al borde de la acera con estacionamiento de vehículos la terraza se separará no menos de 50 centímetros al objeto de no entorpecer la entrada y salida de pasajeros a los vehículos estacionados.

Con carácter general no podrán colocarse frente a pasos de peatones ni salidas de emergencia de locales de pública concurrencia. La longitud de la terraza será la del establecimiento, ampliable si se contará con autorización de las actividades comerciales colindantes o del titular de la finca contigua si no las hubiera.

A estos efectos se asimilará a mesa el establecimiento por parte de los industriales de la hostelería de toneles, elementos decorativos o de atracción del establecimiento o similares en las terrazas debiendo respetar esta ordenanza.

Artículo 8.—INSTALACIONES EN VÍAS PEATONALES:

En vías peatonales se respetará un paso rodado no inferior a 3 m de ancho y 3’5 m de alto que permita el acceso de residentes u otras actividades autorizadas.

Artículo 9.—COMPATIBILIDAD CON EL USO PEATONAL:

El número de mesas, sillas, mamparas, cortavientos, sombrillas y toldos, se fijará atendiendo a la situación particular de la calle y a sus características, de tal manera que, en todo caso, quede libre el paso peatonal establecido en los artículos 7 y 8.

Dichos parámetros pueden ser modificados por fiestas locales u otras circunstancias que acordara el Ayuntamiento, por razones de interés, seguridad y orden público.

Artículo 10.—INSTALACIONES DE EQUIPOS DE MÚSICA E ILUMINACIÓN

1. No se podrán instalar en las terrazas ningún tipo de equipos de música, amplificadores u otros elementos que produzcan emisiones acústicas de cualquier tipo, salvo autorización específica para ello.

2. La iluminación de la terraza será con la que cuente el local o vía pública en que se instale. La iluminación complementaria que excepcionalmente precisara implantar deberá ajustarse a la normativa específica, y será objeto de la tramitación del oportuno expediente, previa presentación de proyecto técnico y bajo la dirección de obra correspondiente. Cuando cese la actividad, los elementos públicos afectados deberán quedar en sus condiciones originarias.

Artículo 11.—ELEMENTOS DE PUBLICIDAD Y MOBILIARIO:

1. En ningún caso se permitirá publicidad sobre ninguno de los elementos de las terrazas ni del material utilizado para la actividad de hostelería en las mismas, con excepción de los que se refieren al nombre o identidad del propio establecimiento que realiza la actividad. Todos los elementos de las terrazas tendrán que ser previamente aprobados por los Servicios Técnicos Municipales.

2. Todo el mobiliario de un mismo propietario ha de ser de igual calidad y diseño. En caso de que un mismo establecimiento de a varias calles o vías deberá justificar específicamente los cambios que pretende dar a cada una de ellas, los cuales deberán ser aprobados expresamente por el Ayuntamiento.

Artículo 12.—ACTIVIDADES A DESARROLLAR EN LAS TERRAZAS:

En todo caso la actividad a desarrollar en la terraza se corresponderá con el objeto de la actividad que se haya autorizado para el establecimiento a que se vincula sin que pueda ampliarse o modificarse el objeto de la actividad.

Artículo 13.—MANTENIMIENTO DE LAS VÍAS Y ESPACIOS PUBLICOS:

1. El titular de la licencia queda obligado a realizar y mantener permanentemente la limpieza del tramo de vía pública ocupado y a la instalación de papeleras portátiles, chisqueros u otros recipientes análogos de recogida de residuos previamente autorizados si fuera necesario en un mínimo de 1 por cada 2 mesas.

2. Es obligatorio para el titular de la licencia la limpieza y lavado de la superficie afectada con productos desengrasantes pero no degradantes del pavimento, mediante agua a presión. Dicha actividad deberá efectuarse diariamente una vez que finalice la actividad del establecimiento en el horario legal fijado.

Artículo 14.—INSTALACIÓN DE MAQUINAS:

No podrán instalarse en la vía pública máquinas automáticas de venta: botes de bebida, frutos secos, café, recreativas, infantiles, etc., ni ningún elemento ajeno al mobiliario definido en esta Ordenanza.

Artículo 15.—CONDICIONES DE INSTALACIÓN DE LAS TERRAZAS:

No se podrá perforar el pavimento, ni anclar en el ningún elemento que componga la terraza, toldo o mampara, salvo aquellos tipos de anclaje que previo informe municipal cuenten con autorización, a fin de garantizar la seguridad de los viandantes. Cuando el peso de los elementos que forman la terraza pueda ser causa de deterioro del pavimento, este deberá ser adecuadamente protegido.

El deterioro continuado del pavimento como consecuencia del montaje y desmontaje de las terrazas obligará al titular del establecimiento a la reposición del mismo con las condiciones y materiales correspondientes a la vía o zona pública en que se instale.

Artículo 16.—RESPONSABILIDAD POR LA INSTALACIÓN:

El titular de la terraza será responsable de los daños que puedan ser ocasionados por la instalación, debiendo arbitrar todas aquellas medidas que sean de aplicar en materia de seguridad, debiendo acreditar a tales efectos tener cubierto el riesgo de responsabilidad civil con la correspondiente póliza de seguros, como condición previa al otorgamiento de la licencia.

CAPITULO II. DE LAS TERRAZAS EN PARTICULAR

Artículo 17.—CONDICIONES PARTICULARES:

Sobre la base de su ubicación y con referencia a las zonas que se describen a efectos fiscales se prevé la existencia de distintas zonas de instalación de terrazas, para las cuales resultan plenamente aplicables las condiciones que a continuación se señalan:

Sidrerías y Tabernas: Serán preferentemente de madera (barnizadas o pintadas de colores oscuros), pudiendo utilizarse excepcionalmente combinaciones de aluminio y madera. En caso de servir comidas, deberán utilizar manteles de papel o género que en cualquier caso deben estar en perfecto estado al inicio del servicio y las servilletas del mismo material (doble hoja) y tamaño grande (no servilleteros).

En ningún caso estará permitido escanciar sidra fuera de los chisqueros.

Restaurantes: Serán de resina de gama alta en colores oscuros (marrón, granate o verde), de mimbre o de aluminio (pueden ser combinados con madera. Los manteles y servilletas deben de ser de tela en cualquier caso deben estar en perfecto estado al inicio del servicio.

Las terrazas deben tener sobre la mesa una carta de productos al menos en castellano e inglés.

Bares y cafeterías: mobiliario de resina de gama alta en colores oscuros aluminio o aluminio combinado con madera y en todo caso sin cojines. En caso de colocar manteles, deberán utilizar manteles de papel o género que en cualquier caso deben estar en perfecto estado al inicio del servicio y servilletas del mismo material y tamaño grande (no servilleteros).

El personal de sidrerías, tabernas, restaurantes, bares y cafeterías deberá estar perfectamente uniformado en el exterior.

Artículo 18.—TASAS A ABONAR:

La tasa aplicable para las mesas y sillas será por unidades de mesas o bien por metros de ocupación, fijándose su cuantía en la ordenanza fiscal correspondiente. Para los cenadores, mecanos e instalaciones fijas con vocación de permanencia la tasa será por metro cuadrado de ocupación.

CAPÍTULO III. DE LAS MAMPARAS Y JARDINERAS

Artículo 19.—COLOCACIÓN:

1. Las mamparas o deflectores de vientos se dispondrán en el sentido transversal a la circulación peatonal, como barrera “corta-vientos”. Excepcionalmente, por razones de seguridad podrá autorizarse otra ubicación, previo informe técnico municipal positivo.

2. No se admitirán mamparas con publicidad, excepto la del propio establecimiento, si bien cuidando la estética en cuanto a colores y tamaño de la misma. Los cortavientos tendrán una base de 80 cm, mínimo y una altura mínima de 1,00 metros y máxima de 1,40 metros.

Artículo 20.—MATERIALES Y FORMAS AUTORIZADAS:

1. Los materiales permitidos para los cortavientos serán: aluminio lacado en marrón, verde o granate y cristal reforzado, o bien en madera barnizada o pintada con entramado o rejilla con la resistencia suficiente, o bien en forja.

2. Las jardineras podrán ser en forja o madera barnizada en combinación con el resto del mobiliario de la terraza.

CAPÍTULO IV. DE LOS TOLDOS Y SOMBRILLAS

Artículo 21.—COLOCACIÓN:

1. Con carácter general las terrazas instaladas en la vía pública sólo se autorizará la colocación de sombrillas fácilmente desmontables que tengan como máximo un diámetro de 4 metros sin sobresalir del ancho de la acera o superficie equivalente (salvo excepciones previamente indicadas), siempre que en todo caso se garantice el hueco libre de 1,5 metros de ancho por 2,20 metros de alto para peatones y 3, 50 m de ancho por 3,50 metros de alto para vehículos, y sujetas mediante una base de suficiente peso de manera que no suponga peligro para los usuarios y viandantes y de que no se produzca ningún deterioro del pavimento, sin que en ningún caso sobrepase el ancho de la acera.

2. No se admitirán toldos y sombrillas con publicidad, excepto la del establecimiento al que pertenezcan, si bien cuidando la estética en cuanto a colores y tamaño de la misma.

Artículo 22.—COLORES Y FORMAS AUTORIZADOS:

1. Los toldos de fachada serán de color liso (azul , verde oscuro, crudo o granate ) o de rayas anchas combinando esos colores con bandas en blanco o en crudo.

2. Los toldos de pie serán a una o a dos vertientes siguiendo las mismas especificaciones de los anteriores. Puede incluir jardinera de apoyo siempre que este realizada en materiales como: tablilla de madera pintada, barnizada o forja.

3. Las sombrillas de paraguas rectangular serán preferentemente en lona de color crudo con estructura de madera. Excepcionalmente se pueden aceptar colores oscuros para poder combinarlas con toldos ya existentes y otros elementos de la terraza.

CAPITULO V. LOS CENADORES

Articulo 25.—DEFINICIÓN:

Se consideran cenadores las instalaciones cerradas construidas en metal, madera, cristal y otros materiales duraderos anclados en la vía pública e instalados con carácter permanente en un emplazamiento determinado durante la vigencia de la concesión con las mismas condiciones de la zona donde se implante.

Artículo 26.—CONCESIÓN:

El procedimiento para autorizar la instalación de cenadores en la vía pública se sujetará al procedimiento de concesión demanial previsto en el Reglamento de Bienes de las Entidades Locales.

El Ayuntamiento determinará previo informe de la Oficina Técnica, los lugares y dimensiones que se deban establecer para estas instalaciones.

Se obliga al uso de climatizadores en terrazas permanentes debiendo estar debidamente homologados por la Unión Europea (distintivo CE) y siempre que hayan superado con éxito la inspección técnica competente en materia de gas, tanto para el calefactor permanente como para la instalación asociada a éste, si así procede.

TÍTULO IV.—RÉGIMEN JURÍDICO DE OTORGAMIENTO DE LICENCIAS

CAPÍTULO I.—TÍTULO DE INSTALACIÓN

Artículo 27.—OBLIGACIÓN DE SOLICITUD DE AUTORIZACIÓN MUNICIPAL:

Toda instalación de conjuntos de terraza, mesas, sillas, mamparas, sombrillas o toldos requerirá la previa autorización municipal cuando la ocupación sea de suelo de titularidad municipal o el Ayuntamiento tenga atribuida la gestión del mismo.

Artículo 28.—MODELO DE SOLICITUD Y DOCUMENTACIÓN A PRESENTAR:

1.—Concesión de la licencia:

Las solicitudes de autorización deberán formularse en el impreso normalizado establecido al efecto, suscritas por el interesado o persona que le represente, y a las que se acompañarán los siguientes documentos:

a) Copia de la licencia de apertura del establecimiento para el que solicita terraza y documento que acredite no tener deudas con la Hacienda Municipal.

b) Fotografías del entorno.

c) Memoria descriptiva del mobiliario y/o instalaciones que se pretende instalar, de conformidad con la clasificación zonal y naturaleza de la instalación establecidas en cada caso. Deberá expresar el número de mesas a instalar o en su caso la superficie en metros cuadrados a ocupar y foto del modelo.

d) Plano o croquis a escala 1:100 ó 1:50, dependiendo del grado de precisión necesaria, donde se detalle la distribución de los elementos que componen la terraza, con respecto al local de la actividad, aceras, calzada y resto de mobiliario público con el fin de que quede constancia de la ocupación del espacio público y pueda apreciarse el espacio dejado para el normal tránsito peatonal y rodado, exigido en los artículos 9 y 10.

e) Autorización de los titulares de las actividades comerciales o fincas colindantes en el supuesto previsto en el artículo 7.

f) Certificado de la existencia de Póliza de Seguro de Responsabilidad Civil, en cuantía suficiente para cubrir los riesgos que puedan derivarse de la instalación.

2.—Renovación:

Si no existe cambio de titularidad, transmisión, ni condiciones de ocupación respecto al año anterior, sería suficiente presentar para la renovación:

a) Declaración o juramento de conservación de condiciones y titularidad y de no haberse estado inmerso en procedimiento sancionador alguno.

b) Escrito de estar al corriente de pago de la terraza del año anterior, emitido por los servicios municipales.

c) Solicitud.

Artículo 29.—SUBSANACIÓN DE DEFICIENCIAS:

Para la verificación de los elementos presentados e instalaciones previstas, los servicios municipales competentes podrán solicitar del peticionario, en un solo requerimiento, documentación, muestras de materiales y planos suficientemente indicativos, realizar visita de comprobación, o disponer cualquier otro elemento de juicio que considere necesario para su más completa definición.

Artículo 30.—RESOLUCIÓN DEL EXPEDIENTE:

La concesión o denegación de las licencias se efectuará en función del cumplimiento de los requisitos previstos en la presente Ordenanza, de las características de la vía o terreno donde se pretende la instalación y de las circunstancias objetivas en cada caso concurrentes y constatadas en los informes que tales efectos se soliciten. En el documento de licencia se fijarán las condiciones de instalación y elementos auxiliares, superficie a ocupar o número de mesas autorizadas, período de vigencia de la autorización y demás particularidades o condicionantes que se estimen necesarias.

Artículo 31.—PUBLICIDAD DE LA AUTORIZACIÓN:

Para el adecuado control municipal, los titulares de terrazas, mamparas y toldos, vendrán obligados a colocar en cualquier lugar del establecimiento, visible desde el exterior, en un marco o funda de plástico original o fotocopia compulsada de la correspondiente autorización. Cuando se carezca del citado documento o este no se corresponda con el existente en los archivos municipales será considerada la instalación sin licencia, sin perjuicio de prueba en contra por parte del interesado y de las responsabilidades que ello suponga y la liquidación que en su caso proceda.

Artículo 32.—VIGENCIA Y OBLIGACIONES DEL TITULAR:

La licencia será anual o por temporada y renovable, a petición del interesado, si las condiciones de la terraza no se modifican o se suspende ésta por incumplimiento de las condiciones de esta Ordenanza o de las particulares de la licencia, con independencia de la obligación que pesa sobre su titular de aportar como documentos: certificación o justificante acreditativo de no tener deudas con la Hacienda Municipal, certificado de la existencia de póliza de seguro de Responsabilidad Civil en cuantía suficiente para cubrir los riesgos que puedan derivarse de la instalación y autorización de los titulares de las actividades comerciales o fincas colindantes a que se refiere el artículo 9 de esta Ordenanza.

Artículo 33.—RESPONSABILIDAD:

De los daños y lesiones que se deriven de la instalación de la terraza será responsable el titular de la misma.

CAPÍTULO II.—PLAZOS DE VIGENCIA Y TEMPORADA DE TERRAZAS

Artículo 34.—SUSPENSIÓN, REVOCACIÓN Y MODIFICACIÓN DE LAS LICENCIAS:

Sin perjuicio del plazo de vigencia de la autorización, cuando necesidades de nueva urbanización, tráfico u otras similares lo hagan preciso, el Ayuntamiento podrá ordenar su traslado a otro emplazamiento o acordar la revocación de la autorización, si aquello no fuera posible, conforme a las prescripciones del Reglamento de Servicios de las Corporaciones Locales.

Artículo 35.—TRANSMISIÓN DE LAS LICENCIAS:

En caso de transmisión de la autorización otorgada, la misma deberá notificarse inmediatamente al Ayuntamiento, quedando ambos sujetos en la forma prevista en el artículo 13 del Reglamento de Servicio de las Corporaciones Locales.

Artículo 36.—PLAZOS DE VIGOR:

En función de la naturaleza y de la zona de instalación, las licencias tendrán diversos tipos de vigencias que se regularán en la ordenanza fiscal que se elaborará al respecto.

Las cantidades exigibles con arreglo a los plazos anteriormente señalados, serán irreducibles por el período natural de tiempo señalado en los mismos.

El plazo de solicitud para dichas terrazas de temporada será el que cada año fije el Ayuntamiento, del cual se dará la máxima publicidad siendo en todo caso superior a dos meses de antelación a la fecha de instalación.

CAPÍTULO III. – OBLIGACIONES DE LOS TITULARES DE LAS AUTORIZACIONES

Artículo 37.—OBLIGACIONES DE LOS TITULARES:

Los titulares de los establecimientos autorizados para instalar terrazas en terreno público estarán obligados a:

1. Respetar el paso libre y recto indicado de al menos un metro y medio y los demás condicionantes referidos en el artículo 9, o el que se señale de manera particular en la autorización.

2. Dejar expedito el acceso a edificios, viviendas, vados de vehículos y locales comerciales.

3. Ceñirse estrictamente a la zona, superficie y disposición autorizada sin rebasarla por ningún concepto, evitando que los clientes lo hagan.

4. Colocar en cualquier lugar del establecimiento visible desde el exterior en un marco o funda de plástico fotocopia compulsada de la correspondiente autorización.

5. Mantener la instalación permanentemente en las debidas condiciones de limpieza, salubridad, seguridad y ornato. Los establecimientos que sirvan sidra en el exterior deberán instalar los chisqueros apropiados para recoger los líquidos que se viertan. No se permitirá en ningún momento escanciar directamente sobre la vía pública, o cualquier otro elemento fuera de los chisqueros.

6. Retirar la totalidad del mobiliario de la terraza al finalizar la jornada, procediendo al depósito del material en el local comercial. Excepcionalmente se permitirá apilar el mobiliario de la terraza en el frente del local comercial cuando no sea posible su guarda en el local.

7. Retirar todos los elementos de la terraza cuando se extinga el plazo de la autorización, así como cuando lo exija el Ayuntamiento por resultar necesario para obras, servicios, orden público u otra causa debidamente justificada.

8. Reparar los desperfectos ocasionados en bienes o servicios municipales a consecuencia de la actividad desarrollada.

9. Cumplir las condiciones impuestas por el Ayuntamiento en la autorización concedida.

10. No podrán afectarse bienes, obras o servicios municipales. Una vez retirada la terraza, si hubiese resultado afectado el pavimento por la instalación, deberá reponerse en un plazo máximo de 5 días.

11. No podrán realizarse anclajes al pavimento salvo los obtenidos mediante licencia municipal

Artículo 38.—HORARIOS:

Los horarios de atención al público en las terrazas, en cualquiera de sus modalidades, serán los correspondientes a los horarios de atención al público del establecimiento que cursó debida solicitud para la instalación de la terraza en terrenos de dominio público municipal.

Estos horarios pueden verse modificados en función de la celebración de fiestas de carácter local y siempre que la autoridad competente lo autorice.

TITULO V. – RÉGIMEN SANCIONADOR

Artículo 39.—INSTALACIONES SIN LICENCIA:

1. La Autoridad Municipal podrá retirar de forma cautelar e inmediata las terrazas instaladas sin licencia en la vía pública, y proceder a su depósito en lugar designado para ello, sin perjuicio de la imposición de las sanciones reglamentarias.

2. La instalación de terrazas sin licencia se considerará infracción urbanística grave, y con independencia del desmontaje y retirada de toda la instalación podrán serle impuestas al responsable las siguientes sanciones:

a) Económica, dentro de los límites de la legislación vigente.

b) Inhabilitación del establecimiento para la obtención de futuras autorizaciones reguladas por esta Ordenanza, durante el plazo máximo de DOS AÑOS, a tenor de la gravedad de los hechos, y que será acumulable a la anterior.

3. Si la instalación fuera legalizada posteriormente, y no se hubiese dado reiteración, o incumplimiento ante los requerimientos municipales la sanción se limitará a la económica.

La permanencia de terrazas tras la finalización del período de vigencia de la licencia o cuando la instalación del elemento no resulte acreditada conforme a lo establecido en el artículo 31, será asimilada a los presentes efectos disciplinarios a la situación de falta de autorización municipal.

Artículo 40.—INCUMPLIMIENTO DE CONDICIONES:

1. El incumplimiento de las condiciones de la autorización otorgada o de los preceptos recogidos en la presente Ordenanza, en particular de las reflejadas en los títulos III y IV, podrá dar lugar a la imposición de alguna de las siguientes sanciones.

a) Económica, dentro de los límites de la legislación vigente

b) Revocación de la licencia y consiguiente retirada inmediata de la instalación, en los casos de desobediencia al requerimiento municipal.

2. La revocación de la licencia prevista en el apartado b), podrá llevar consigo, además, la inhabilitación del establecimiento para la obtención de futuras autorizaciones reguladas por esta Ordenanza, durante el plazo máximo de UN AÑO, si se hubiere dado reiteración en el incumplimiento de condiciones.

Artículo 41.—RETIRADA DE LAS INSTALACIONES:

Cuando el responsable de la instalación hiciera caso omiso de la orden municipal de retirada de elementos instalados en la vía pública, en los supuestos recogidos en la presente Ordenanza, la Administración Municipal procederá al levantamiento de las instalaciones quedando depositados en lugar designado para ello, de donde podrán ser retirados por la propiedad, previa liquidación y abono de las tasas y gastos correspondientes.

Artículo 42.—RETIRADA TEMPORAL:

Debe dejarse completamente libre para su utilización inmediata si fuese preciso, por los servicios públicos correspondientes las instalaciones o parámetros que a continuación se citan:

Las bocas de riego

Los hidrantes

Los registros de alcantarillado

Las salidas de emergencia

Las paradas de transporte público regularmente establecidas

Los aparatos de registro y control de tráfico

Los centros de transformación y las arquetas de registro de los servicios públicos.

Los circuitos de emergencias para el paso de bomberos, policía o cualquier otro servicio publico.

Artículo 43.—EXPEDIENTE SANCIONADOR:

Las sanciones económicas que procedan sólo podrán imponerse previa la instrucción del correspondiente expediente, en el que antes de la resolución se habrá de conceder al presunto responsable un plazo de quince días para que pueda alegar lo que estime oportuno en su defensa, dándole traslado de la infracción que se le imputa y de la sanción que podría recaer sobre el mismo, así como de cuantas circunstancias tengan relevancia para la calificación del hecho y resolución de dicho expediente.

Las sanciones que se impongan, en cualquiera de las modalidades señaladas en los artículos anteriores, se ajustarán a la gravedad de las faltas y reiteración de las mismas.

Artículo 44.—CLASIFICACIÓN DE LAS INFRACCIONES:

1. Las infracciones se clasificarán en muy graves, graves y leves.

2. Serán muy graves las infracciones que supongan:

a) Una perturbación relevante de la convivencia que afecte de manera grave, inmediata y directa a la tranquilidad o al ejercicio de derechos legítimos de otras personas, al normal desarrollo de actividades de toda clase conformes con la normativa aplicable o a la salubridad u ornato públicos, siempre que se trate de conductas no subsumibles en los tipos previstos en el capítulo IV de la Ley 1/1992, de 21 de febrero, de Protección de la Seguridad Ciudadana.

b) El impedimento del uso de un servicio público por otra u otras personas con derecho a su utilización.

c) El impedimento o la grave y relevante obstrucción al normal funcionamiento de un servicio público.

d) Los actos de deterioro grave y relevante de equipamientos, infraestructuras, instalaciones o elementos de un servicio público.

e) El impedimento del uso de un espacio público por otra u otras personas con derecho a su utilización.

f) Los actos de deterioro grave y relevante de espacios públicos o de cualquiera de sus instalaciones y elementos, sean muebles o inmuebles, no derivados de alteraciones de la seguridad ciudadana.

3. Las demás infracciones se clasificarán en graves y leves, de acuerdo con los siguientes criterios:

a) La intensidad de la perturbación ocasionada en la tranquilidad o en el pacífico ejercicio de los derechos de otras personas o actividades.

b) La intensidad de la perturbación causada a la salubridad u ornato públicos.

c) La intensidad de la perturbación ocasionada en el uso de un servicio o de un espacio público por parte de las personas con derecho a utilizarlos.

d) La intensidad de la perturbación ocasionada en el normal funcionamiento de un servicio público.

e) La intensidad de los daños ocasionados a los equipamientos, infraestructuras, instalaciones o elementos de un servicio o de un espacio público.

De conformidad con ello tienen la consideración de infracciones graves:

La instalación de terrazas, cenadores y demás elementos auxiliares sin licencia cuando se incumplan lo requerimientos para legalizar la instalación de los mismos.

La no retirada de terrazas, cenadores y demás elementos auxiliares cuando se dicte orden municipal para ello.

El resto de las infracciones serán consideradas leves, así como las que teniendo inicialmente la consideración de graves o muy graves presenten hechos de escasa trascendencia que hagan considerar a la misma como leve.

Artículo 45.—CUANTÍA DE LAS SANCIONES:

La cuantía máxima de las sanciones a imponer se corresponderá con el siguiente baremo:

Infracciones muy graves: hasta 3.000 euros.

Infracciones graves: hasta 1.500 euros.

Infracciones leves: hasta 750 euros

Disposición adicional

La concesión de las oportunas autorizaciones previstas en estas ordenanzas se realizará por los órganos y autoridades municipales competentes para ello, de conformidad con las normas de procedimiento aplicables en cada caso.

Los días de mercado en el casco urbano, tendrán preferencia para la instalación en el horario que dure el mismo, los puestos del mercado sobre las terrazas.

Disposición derogatoria

Quedan derogadas cuantas disposiciones del mismo o inferior rango regulen las materias contenidas en la presente ordenanza, en cuanto se opongan o contradigan al contenido de la misma.

Disposición transitoria

La adecuación a las calidades del mobiliario de terraza prevista en esta ordenanza tendrá un plazo máximo de dos años a contar desde la entrada en vigor de la ordenanza.

Disposiciones finales

Primera.—Completa esta ordenanza todas las ordenanzas municipales y demás disposiciones de rango superior, de aplicación en la materia y que se encuentren en vigor.

Segunda.—De conformidad con lo establecido en los artículos 65.2 y 70.2 de la Ley 7/85, de 2 de abril, reguladora de las bases del Régimen local, la presente ordenanza entrará en vigor a los 15 días de su completa publicación en el BOLETÍN OFICIAL del Principado de Asturias.